Page 81

La Voz de los Docentes Innovación y educación han caminado de la mano en los últimos 60 años. Hargreaves y Shirley (2009) distinguen tres grandes etapas por las que han pasado los sistemas educativos de los países desarrollados de lengua inglesa desde finales de la Segunda Guerra Mundial dentro de las cuales se puede ubicar la suerte corrida por las innovaciones educativas. Aún hay poca investigación sobre las innovaciones educativas en países en desarrollo como México pero mucho de lo sucedido en países más desarrollados tarde o temprano logra impactar lo que se hace en el resto de los sistemas educativos por lo que es útil adentrarse en su estudio El paso de una etapa a la siguiente pueden producir innovaciones que producen innumerables cambios en la educación. Estos autores califican cada etapa como una vía. La primera abarcaría hasta los años setentas y estaría caracterizada por una enorme confianza en que el Estado tendría la habilidad de resolver los problemas sociales. La innovación invadió todos los sectores incluyendo la educación aunque de una manera bastante desigual y sin cohesión: los cambios respondían a los contextos locales, eran apoyados por los gobiernos de los Estados Benefactores y se hacían a discreción de la iniciativa de los profesionales de la educación. Sigue un período de transición que abarca de mediados de los años setentas hasta finales de los ochenta en que se cuestionan las inconsistencias del anterior y se caracteriza por la complejidad y las contradicciones en las innovaciones: se reducen los apoyos gubernamentales y se inyectan principios de libre mercado en los sistemas del Estado benefactor. Esto aumentó en un principio la energía innovadora y dio origen a innovaciones de mayor envergadura como las Charter Schools y las Magnet Schools en Estados Unidos, la reforma de la educación secundaria y los programas de educación vocacional en el Reino Unido. Este período se caracterizó por la búsqueda de cohesión con planes de estudio y estándares educativos definidos de manera muy amplia por los gobiernos, lo que redujo la independencia de los maestros, hizo la innovación educativa más difícil y por lo tanto menos abundante.

El resurgimiento del partido demócrata en los Estados Unidos y del renovado partido laboral en Gran Bretaña inicia la segunda vía que abarca de los finales de los ochenta hasta la mediados de los noventa. Está marcada por una “creciente centralización y estandarización de los objetivos educativos”, menos recursos y apoyos de parte de los gobiernos y la imposición de reformas prescriptivas y a veces punitivas con sanciones que llegaban hasta la transferencia involuntaria de los maestros, el cambio de los directores y el cierre de escuelas que no alcanzaban a cumplir con las metas trazadas por la burocracia educativa, la cual crecía rápidamente y acaparaba la iniciativa de las innovaciones en detrimento de la innovación generada en el salón de clase. Muchos aspectos positivos resultaron de esta segunda vía: enfoques más claros en la educación, atención a todos los estudiantes con un sentido de urgencia y mayor consistencia en el manejo de los sistemas educativos. Sin embargo los costos en cuanto a la calidad y profundidad del aprendizaje de los estudiantes fueron considerables, sobretodo en aquellas materias cuyos resultados no eran controlados por les exámenes como las ciencias sociales y la educación de la salud y la artística. Por el otro lado. los maestros resintieron la pérdida de su autonomía: sentían que pasaban demasiado tiempo tratando de cumplir con los estándares impuestos desde el exterior y que les faltaba tiempo para pensar y disfrutar lo que debían hacer en clase. Un sentimiento de miedo y frustración se generalizó entre los docentes, junto con la idea de que la creatividad había desaparecido. En consecuencia, la innovación educativa disminuyó en comparación con la primera vía. Si la primera vía ofreció innovación sin consistencia o cohesión y la segunda mayor competitividad entre escuelas y expectativas crecientes, la tercera vía tiene la intención de combinar lo mejor del apoyo estatal con la competitividad exigida por el libre mercado. Se pretende incrementar las responsabilidades de los usuarios de los servicios educativos al mismo tiempo que se aumenta la

UMM Junio 2017

81

Revista Posgrado UMM Julio 2017  

Equidad de Género

Revista Posgrado UMM Julio 2017  

Equidad de Género