Page 53

Los Expertos Opinan 2.2 MATERNIDAD Y EMPLEO Usando regresión simple de MCO y estadística descriptiva se ha establecido una correlación negativa entre la presencia de niños y la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo. La OCDE observa que, en comparación con las mujeres sin hijos, las tasas de empleo materno son más bajas en todos los países excepto Dinamarca y supera los 10 puntos porcentuales en Australia, la República Checa, el Japón, Hungría, Nueva Zelandia y la República Eslovaca. Además, la brecha de participación de las mujeres con niños pequeños (menores de tres años) en comparación con los niños con edad escolar (seis años o más) es de 25 puntos porcentuales (Base de Datos de la Familia de la OCDE, 2012). La maternidad, por lo menos en los países de la OCDE, también hace que sea más probable que el individuo trabaje a tiempo parcial. En la Unión Europea, un tercio de las mujeres con niños pequeños trabajaban a tiempo parcial, comparadas con apenas 5% de hombres (Eurostat, 2013). Con respecto a la brecha salarial discutida en la sección anterior, se puede observar el mismo patrón y la brecha se exacerba al agregar a los niños a la combinación de factores. Para los Estados Unidos, Waldfogel resume esto cuando dice: “Está bien establecido que las mujeres con hijos ganan menos que otras mujeres en los Estados Unidos. Incluso después de controlar las diferencias en características tales como la educación y la experiencia laboral, los investigadores suelen encontrar una disminución familiar del 10 al 15 por ciento para las mujeres con hijos en comparación con las mujeres sin hijos “(1998, p.144). Goldin (2004), por ejemplo, ha llevado a cabo varios estudios en profundidad siguiendo las trayectorias de vida de individuos altamente calificados para ver cómo los niños afectan sus perspectivas de carrera. Para una cohorte de mujeres que se gradúan de la universidad en 1980, las que han podido combinar una carrera con una familia eran sólo el 13 por ciento.

En otro de sus estudios siguió a varias clases de graduados del MBA de la escuela de negocios de Chicago (Bertrand, Goldin, & Katz, 2010). Allí ella identificó que la presencia de niños afectó la brecha de salario pero solamente con discontinuidad de carrera, horas de trabajo más cortas y menos experiencia de trabajo. Así que no son realmente los niños por sí mismos sino el tiempo que implican que diferencia las trayectorias de las mujeres con las de los hombres. O podría ser algo más? Todos los estudios empíricos que tratan de identificar la causalidad entre los niños y el empleo de la maternidad deben abordar también el problema de la endogeneidad. Estas dos variables son claramente endógenas al observar que el número de hijos de una mujer es una variable de elección. En primer lugar está el problema de la causalidad inversa. No se puede establecer si los niños afectan los resultados del mercado de trabajo de las mujeres o si la posición de una mujer en el mercado de trabajo afecta su decisión de fertilidad o una mezcla de ambos. Además, podría haber otras variables omitidas no observables que podrían estar afectando tanto las decisiones de la mujer sobre la fertilidad como las del mercado de trabajo. Varios estudios han utilizado una variable instrumental para abordar el problema de la endogeneidad. Rosenzweig y Wolpin (1980) utilizaron gemelos como un cambio exógeno en el tamaño de la familia para estimar el efecto de un segundo hijo en la participación en la fuerza de trabajo, mientras que Aguero y Marks (2008) utilizaron la infertilidad como choque exógeno. Ambas variables instrumentales llevaron a una reducción del efecto significativo de los niños sobre la participación femenina en la fuerza de trabajo, pero particularmente la última prácticamente eliminó el efecto. Sin embargo, un estudio realizado por Cristia (2008) aborda el problema de la endogeneidad mediante la creación de un entorno experimental con mujeres que buscan ayuda para la fertilidad. Sus resultados indican que tener un hijo menor de un año reduce el empleo femenino en 26 puntos porcentuales.

UMM Junio 2017

53

Revista Posgrado UMM Julio 2017  

Equidad de Género

Revista Posgrado UMM Julio 2017  

Equidad de Género