Page 1

Abril 2019

“Semana Santa”

www.obispadodesanbernardo.cl


Sumario

2

Sí a la Vida

16 Semana Santa

18

29

Actualidad

31

Vida Diocesana

Vida Diocesana

Director: Mons. Juan Ignacio González Consejo de Redacción: Mons. Juan Ignacio González y Pbro. Eric González Editora General: Carolina Echeverría Editora de Crónica: Tatiana Osorno Publicidad: Luis Orellana E-mail:lorellana@obispadodesanbernardo.cl Nº de Ejemplares: 15.000 ejemplares Dirección: Freire 508, San Bernardo Casilla: 320 Teléfonos: 2 2858 6971 / 2 2859 1137 Página Web: obispadodesanbernardo.cl Aporte: Cuenta 188-01964-02, Banco de Chile Diseño: Obispado de San Bernardo Impresión: A Impresores S.A. Año: 14 Publica: S.C.D. Eyzaguirre A. Ltda.


1

Todos los pecadores fueron los autores de la Pasión de Cristo

L

a Iglesia, siempre ha enseñado que los pecadores mismos fueron los autores y como los instrumentos de todas las penas que soportó nuestro Redentor (cf. Hb 12, 3). Teniendo en cuenta que nuestros pecados alcanzan a Cristo mismo (cf. Mt 25, 45; Hch 9, 4 5), la Iglesia no duda en imputar a los cristianos la responsabilidad más grave en el suplicio de Jesús. No sólo a los hombres y mujeres de antes o del tiempo de Jesús, sino que: “debemos considerar como culpables de esta horrible falta a los que continúan recayendo en sus pecados. Ya que son nuestras malas acciones las que han hecho sufrir a Nuestro Señor Jesucristo el suplicio de la cruz, sin ninguna duda los que se sumergen en los desórdenes y en el mal “crucifican por su parte de nuevo al Hijo de Dios y le exponen a pública infamia” (Hb 6, 6). Es necesario reconocer que nuestro crimen en este caso es mayor que el de los judíos de aquel tiempo. Porque, según el testimonio del Apóstol, “de haberlo conocido ellos no habrían crucificado jamás al Señor de la Gloria” (1Co 2, 8). Nosotros, en cambio, hacemos profesión de conocerle. Y cuando renegamos de Él con nuestras acciones, ponemos de algún modo, sobre Jesús nuestras manos criminales. Enseña San Francisco de Asis: que“los demonios no son los que le han crucificado; eres tú quien con ellos lo has crucificado y lo sigues crucificando todavía, deleitándote en los vicios y en los pecados” (S. Francisco de Asís, admon. 5, 3). En estos días de la Pasión del Señor es bueno tener presente esta verdad de la fe católica, para no vivir estos acontecimientos centrales de nuestra fe “balconeando”, mirando de lejos, como ajenos a lo que se recuerda y como ausentes al paso de Jesús camino del Calvario. Él murió por mis pecados, es la víctima de mis ofensas a su Persona y a su ley, es decir, es víctima de mis actos libres desviados, que proceden de mi voluntad desordenada y que realizamos contra la ley de Dios y el amor al prójimo, por la pérdida de la rectitud moral debida, enseña San Agustín. Ese acto libre se puede describir como un rechazo de Dios y una simultánea conversión o inclinación desordenada a los bienes temporales: todas las personas están ordenados a Dios desde lo más profundo de sí mismos, y se unen a Él tanto directamente como a través de las cosas facebook.com/obispado.sanbernardo

creadas; cuando movidos por un desordenado amor de sí mismos, buscan la satisfacción que les proporcionan las criaturas, violentando la voluntad de Dios, contrarían el designio divino y se separan de Dios (San Agustin), provocando, además, verdaderos desórdenes y tragedias tanto en la comunidad eclesial como en la civil. Todas las injusticias, abusos, corrupciones de todo orden que sufrimos en nuestro mundo y en nuestra Patria, no son sólo consecuencia de algunos pecadores, sino que todos somos responsables, como lo somos de la muerte de Jesús. Comprender esto es un don de Dios que sólo es concedido a algunos y por eso lloran al ver pasar a Jesús con la Cruz. “Cuando la realidad social se ve viciada por las consecuencias del pecado, el hombre, inclinado ya al mal desde su nacimiento, encuentra nuevos estímulos para el pecado, los cuales sólo pueden vencerse con denodado esfuerzo ayudado por la gracia“ (GS, 25). Frente a esas expresiones de la conducta de los hombres cabe siempre la posibilidad de recibir el perdón, por errada que pueda ser o haber sido nuestra vida personal, gracias a la infinitamente misericordiosa redención obrada por Cristo, siendo necesaria para ello la conversión del pecador. Pero también podemos despreciar esa posibilidad y muchos lo hacen, llevando una vida alejada de Dios sin intentar encontrarlo, ofendiendo al próximo de palabra o de obra, corrompiendo a los inocentes y despreciando los mandamientos. Estas enseñanzas son la que nos dejó el Concilio Vaticano II. Cuando la persona humana se deja arrastrar por él, el pecado esclaviza al hombre y la única liberación posible de esa esclavitud se encuentra en Jesús (cf. GS 13). Hasta que esa liberación pueda ser totalmente definitiva, el hombre habrá de esforzarse en este mundo, con la gracia de Dios, en luchar contra el pecado, contra el mal (cf. GS 13 y 37). Pidamos al Señor Jesús que al vivir esta Semana Santa nos convierta de corazón a su Amor infinito por todos nosotros. Si queremos que esto ocurra, recorramos la Pasión de manos de la Virgen Dolorosa. + Juan Ignacio

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


2

Especial

La Semana Santa día a día

L

a Semana Santa es la verdad actualizada por medio de las celebraciones litúrgicas, por parte de la Iglesia Católica de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, y como es la semana más importante de la cristiandad, se le llama Semana Mayor. Esta celebración tuvo su inicio hace más de 2 mil años con la muerte y resurrección de Jesús y se realiza, de acuerdo al ciclo lunar, el primer plenilunio de primavera, es decir, en la fase de luna llena. La mayoría de las personas conoce poco el significado de los símbolos y aspectos propios de estos días santos como son las velas, los ramos, el agua, el pan bendito, el sentido de cada día de Semana Santa, etc., y las pocas gentes que lo saben es porque se los han dicho sus papás, en el colegio, la parroquia. Son pocos los que conocen realmente el significado de los días que componen la Semana Mayor, por eso a continuación te presentamos una orientación muy sencilla de lo que debes saber de estos días santos:

Lunes Santo Es llamado “Lunes de Autoridad”, porque Jesús manifiesta ante el pueblo y la naturaleza su poderío. Primero, realiza la purificación del templo expulsando a los mercaderes y dejando muy claro: “Mi casa, casa de oración será llamada”. También muestra su poder sobre la naturaleza al maldecir la higuera que no da fruto. Martes Santo Es llamado “Martes de controversia,” porque Jesús se enfrenta con los líderes religiosos de su tiempo. Primero con los sacerdotes y ancianos que cuestionan su autoridad para predicar y hacer milagros. Y luego con los fariseos, quienes le preguntan sobre el tributo y Él responde mostrando una moneda: “Dad, pues al César lo que es del César; y a Dios lo que es de Dios. Miércoles Santo La Iglesia Católica se reserva para este día un momento de penitencia, en las vísperas de Pasión de Jesús, es día que nos preparamos con mayor interés para vivir mejor los días del Triduo Pascual.


Especial

Jueves Santo Es el tiempo de demostrar la humildad y sencillez al prójimo como Jesús lo hizo al lavar los pies a sus discípulos, a tener una actitud de servicio, una conciencia clara de vivir el mandato del amor, y una acción de gracias por la Eucaristía y el Sacerdocio Ministerial; en este día los sacerdotes renuevan sus votos de vida para con la Iglesia. También se realiza la bendición de los óleos que se utilizarán en las ceremonias de bautizos, unción de los enfermos y ordenaciones sacerdotales. También recordamos la traición de Judas, cuando lo entregó con un beso, y la oración en el Huerto de Getsemaní, en donde se dio su prendimiento. Este día es de vigilia.

3

Sábado Santo Es el segundo día del Triduo Pascual y la Iglesia está en espera, junto al sepulcro; no es sábado de gloria, sino sábado santo de luto. También durante la mañana no hay misa, el altar sigue desnudo, hasta después de la solemne vigilia pascual, en la que se inaugure la pascua con el misterio del triunfo de Jesús sobre la muerte; es el símbolo de la luz, en esta Vigila Pascual por si decir celebramos la misa mayor, la misa de misas.

Domingo de Resurrección La fiesta para los cristianos de todo el mundo ha llegado, porque se cumplieron las profecías de que Jesús al tercer día resucitaría, se renuevan en este día los sacramentos del bautismo y la confirmación. Es por eso también que cada Viernes Santo Los cristianos estamos de luto; es uno de domingo, día del Señor, nos congregamos todos los días culminantes de la Semana Mayor, al los cristianos para dar gracias a Dios por su recordarse la pasión, muerte de Jesucristo. Los Resurrección. fieles se acercan al templo a rezar el Viacrucis, Por: Javier Guillén Casillas a rezar las Siete Palabras, el Rosario del Pésame Fuente: Catholic.net y sobre todo a reflexionar sobre el significado de la Muerte de Cristo; este día no hay misa, es el único en que no se celebra el Sacrificio Eucarístico.

facebook.com/obispado.sanbernardo

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


4

Especial

Lugares Santos de la Pasión del Señor que me va a entregar está cerca”». (Mt 26,3646). Luego de la Última Cena, Jesús junto a sus discípulos partieron en dirección al valle del Cedrón en donde había un huerto llamado Getsemaní. Entraron y caminaron hacia el noroeste. Getsemaní es un pequeño bosque cerca de una prensa de aceitunas cruzando el Valle del Cedrón. Significa “el lugar de la prensa”. Está localizado en el Monte de los Olivos, muy cerca de la “Iglesia de todas las Naciones”.

Getsemaní Cercana ya la hora del supremo sacrificio que Él libremente, como Hijo de Dios, había aceptado, el Señor Jesús experimenta, en su sensibilidad, el terror y la tristeza; pero desde el fondo de su ser, se pone en manos del Padre. En el huerto, el Señor experimentó el abandono de los discípulos que se duermen y el beso traidor de Judas. «Entonces va Jesús con ellos a una propiedad llamada Getsemaní, y dice a los discípulos: “Sentaos aquí, mientras voy allá a orar”. Y tomando consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a sentir tristeza y angustia. Entonces les dice: “Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad conmigo”. Y adelantándose un poco, cayó rostro en tierra, y suplicaba así: “Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como quieras tú”. Viene entonces donde los discípulos y los encuentra dormidos; y dice a Pedro: “¿Conque no habéis podido velar una hora conmigo? Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil”. Y alejándose de nuevo, por segunda vez oró así: “Padre mío, si esta copa no puede pasar sin que yo la beba, hágase tu voluntad”. Volvió otra vez y los encontró dormidos, pues sus ojos estaban cargados. Los dejó y se fue a orar por tercera vez, repitiendo las mismas palabras. Viene entonces donde los discípulos y les dice: “Ahora ya podéis dormir y descansar. Mirad, ha llegado la hora en que el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de pecadores. ¡Levantaos!, ¡vámonos! Mirad que el

El Monte de los Olivos La tradición señala que el Señor Jesús vio por primera vez la ciudad de Jerusalén desde esta montaña. El Monte de los Olivos fue escenario de muchas de las enseñanzas de Jesús a sus discípulos y seguidores, y desde aquí Él inició el camino de su entrada triunfal a Jerusalén que se conmemora cada Domingo de Ramos. También, y según los Hechos de los Apóstoles, Jesús ascendió al cielo desde esta montaña (Hechos 1, 6-12), mientras impartía su bendición a sus apóstoles. Hacia el final del siglo XI, por lo menos 24 iglesias fueron construidas en esta montaña que se ha convertido en casa de miles de monjes y religiosas. La Iglesia de Getsemaní, llamada la Iglesia de todas las Naciones, fue construida en 1924 en el lugar donde, desde siglo IV, tres templos marcan el lugar donde Jesús oró. Debido a que está localizado en la ruta entre Jerusalén y Betania, el Monte de los Olivos es reconocido por los cristianos, desde la época del emperador romano Constantino, como un lugar idóneo para los hechos que se han descrito en los evangelios. El Calvario La crucifixión, llamada por los antiguos escritores como la peor y más dolorosa muerte, era comúnmente empleada por los romanos en el tiempo de Cristo para castigar y dar muerte a los esclavos y rebeldes. Luego de ser sentenciada, la víctima usualmente cargaba hasta el lugar de la ejecución el madero para la cruz. La flagelación y otras formas de


Especial

tortura protagonizadas por los ejecutores eran parte de este cruel proceso. Los romanos usaban varios métodos de crucifixión. Siguiendo un método común, del cual Jesús probablemente fue víctima, el condenado era primero despojado de sus vestiduras y luego clavado a la cruz; estos clavos atravesaban los huesos de sus brazos y de sus pies. Como el peso del cuerpo de la víctima cerraba el conducto de la respiración, la víctima fallecía por asfixia, muchas veces, luego de días de intenso dolor. Reconstrucción hipotética del Calvario El Gólgota -o monte de la Calavera- estaba localizado en el noreste de la ciudad, adyacente a una cantera de caliza donde Jesús fue sepultado en una tumba luego de su crucifixión. Algunos años después, la extensión de las murallas de la ciudad, y por consiguiente, el crecimiento mismo de la ciudad, impidió que en dicho lugar se continuase enterrando a las víctimas. Debido a su posición en la parte alta de la ciudad, las torres del palacio de Herodes dominaban toda la ciudad, y los centinelas montaban una férrea guardia desde ahí para impedir cualquier ataque al Sumo Sacerdote. Cerca de la entrada del palacio Jesús fue juzgado por Pilato, quien residía en el palacio durante las más importantes fiestas judías. Desde ahí, Jesús se encaminó hasta el Calvario, una distancia bastante corta.

5

colocados en una caja de piedra llamada “osario”. La entrada a la tumba era frecuentemente sellada con una gran piedra redonda para evitar que los animales la invadieran y destruyeran el cuerpo. Según los evangelios, el cuerpo de Jesús fue enterrado rápidamente antes del Sabbath por José de Arimatea en una tumba cerca del lugar de la crucifixión. Algunas mujeres seguidoras del Señor, conociendo donde éste había sido enterrado, fueron al sepulcro luego del Sabbath para completar el proceso de enterramiento. Pero al llegar a ella encontraron que la tumba estaba vacía. Muchos años después, la tradición cristiana señaló unos escombros de caliza, cubiertos con un anaquel de mármol, como restos del lugar donde el cuerpo de Jesús fue enterrado. Por más de 1600 años, los cristianos lo han considerado como un lugar sagrado de peregrinación.

La tumba de Jesús Gracias a que un buen número de tumbas de la época de Cristo han sido descubiertas alrededor de Jerusalén por los expertos, las prácticas de enterramiento de ese entonces han podido ser descritas con bastante precisión. La costumbre judía señalaba que el cuerpo de la víctima era bañado y perfumado con aceites y especies para luego ser envuelto en un manto y enterrarlo en el cementerio de la familia, el cual consistía en una gran hendidura esculpida en la roca. Luego que el cuerpo se desintegraba, los huesos eran recolectados por los familiares y facebook.com/obispado.sanbernardo

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


6

Especial

L

Jueves Santo

a liturgia del Jueves Santo es una invitación a profundizar concretamente en el misterio de la Pasión de Cristo, ya que quien desee seguirle tiene que sentarse a su mesa y, con máximo recogimiento, ser espectador de todo lo que aconteció ‘en la noche en que iban a entregarlo’. Y por otro lado, el mismo Señor Jesús nos da un testimonio idóneo de la vocación al servicio del mundo y de la Iglesia que tenemos todos los fieles cuando decide lavarle los pies a sus discípulos. En este sentido, el Evangelio de San Juan presenta a Jesús ‘sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía’ pero que, ante cada hombre, siente tal amor que, igual que hizo con sus discípulos, se arrodilla y le lava los pies, como gesto inquietante de una acogida incansable. San Pablo completa el retablo recordando a todas las comunidades cristianas lo que él mismo recibió: que aquella memorable noche la

entrega de Cristo llegó a hacerse sacramento permanente en un pan y en un vino que convierten en alimento su Cuerpo y Sangre para todos los que quieran recordarle y esperar su venida al final de los tiempos, quedando instituida la Eucaristía. La Santa Misa es entonces la celebración de la Cena del Señor en la cual Jesús, un día como hoy, la víspera de su pasión, “mientras cenaba con sus discípulos tomó pan...” (Mt 28, 26). Él quiso que, como en su última Cena, sus discípulos nos reuniéramos y nos acordáramos de Él bendiciendo el pan y el vino: «Hagan esto en memoria mía» (Lc 22,19). Antes de ser entregado, Cristo se entrega como alimento. Sin embargo, en esa Cena, el Señor Jesús celebra su muerte: lo que hizo, lo hizo como anuncio profético y ofrecimiento anticipado y real de su muerte antes de su Pasión. Por eso “cuando comemos de ese pan y bebemos de esa copa, proclamamos la muerte del Señor hasta que vuelva” (1 Cor 11, 26). De aquí que podamos decir que la Eucaristía es memorial no tanto de la Última Cena, sino de la Muerte de Cristo que es Señor, y “Señor de la Muerte”, es decir, el Resucitado cuyo regreso esperamos


Especial

7

según lo prometió Él mismo en su despedida: “un poco y ya no me veréis y otro poco y me volveréis a ver” (Jn 16,16). Como dice el prefacio de este día: “Cristo verdadero y único sacerdote, se ofreció como víctima de salvación y nos mandó perpetuar esta ofrenda en conmemoración suya”. Pero esta Eucaristía debe celebrarse con características propias: como Misa “en la Cena del Señor”. En esta Misa, de manera distinta a todas las demás Eucaristías, no celebramos “directamente” ni la muerte ni la Resurrección de Cristo. No nos adelantamos al Viernes Santo ni a la Noche de Pascua. Hoy celebramos la alegría de saber que esa muerte del Señor, que no terminó en el fracaso sino en el éxito, tuvo un por qué y para qué: fue una “entrega”, un “darse”, fue “por algo” o, mejor dicho, “por alguien” y nada menos que por “nosotros y por nuestra salvación” (Credo). “Nadie me quita la vida, había dicho Jesús, sino que Yo la entrego libremente. Yo tengo poder para entregarla” (Jn 10,16), y hoy nos dice que fue para “remisión de los pecados” (Mt 26,28). Por eso esta Eucaristía debe celebrarse lo más solemnemente posible, pero en los cantos, en el mensaje, en los signos, no debe ser ni tan festiva ni tan jubilosamente explosiva como la Noche de Pascua, noche en que celebramos el desenlace glorioso de esta entrega, sin el cual hubiera sido inútil; hubiera sido la entrega de uno más que muere por los pobres y no los libera. Pero tampoco esta Misa está llena de la solemne y contrita tristeza del Viernes Santo, porque lo que nos interesa “subrayar”; en este facebook.com/obispado.sanbernardo

momento es que “el Padre nos entregó a su Hijo para que tengamos vida eterna” (Jn 3, 16) y que el Hijo se entregó voluntariamente a nosotros independientemente de que haya tenido que ser o no, muriendo en una cruz ignominiosa. Hoy hay alegría y la Iglesia rompe la austeridad cuaresmal cantando el “gloria”: es la alegría del que se sabe amado por Dios, pero al mismo tiempo es sobria y dolorida, porque conocemos el precio que le costamos a Cristo. Podríamos decir que la alegría es por nosotros y el dolor por Él. Sin embargo predomina el gozo porque en el amor nunca podemos hablar estrictamente de tristeza, porque el que da y se da con amor y por amor lo hace con alegría y para dar alegría. Podemos decir que hoy celebramos con la liturgia (1a Lectura). La Pascua, pero la de la Noche del Éxodo (Ex 12) y no la de la llegada a la Tierra Prometida (Jos. 5, 10-ss). Hoy inicia la fiesta de la “crisis pascual”, es decir, de la lucha entre la muerte y la vida, ya que la vida nunca fue absorbida por la muerte pero si combatida por ella. La noche del Sábado de Gloria es el canto a la victoria, pero teñida de sangre y hoy es el himno a la lucha, pero de quien lleva la victoria porque su arma es el amor.

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


8

Especial

L

Viernes Santo

a tarde del Viernes Santo presenta el drama inmenso de la muerte de Cristo en el Calvario. La cruz erguida sobre el mundo sigue en pie como signo de salvación y de esperanza. Con la Pasión de Jesús según el Evangelio de Juan contemplamos el misterio del Crucificado, con el corazón del discípulo amado, de la Madre, del soldado que le traspasó el costado. San Juan, teólogo y cronista de la pasión, nos lleva a contemplar el misterio de la cruz de Cristo como una solemne liturgia. Todo es digno, solemne, simbólico en su narración: cada palabra, cada gesto. La densidad de su Evangelio se hace ahora más elocuente. Y los títulos de Jesús componen una hermosa Cristología. Jesús es Rey. Lo dice el título de la cruz, y el patíbulo es trono desde dónde el reina. Es sacerdote y templo a la vez, con la túnica inconsútil que los soldados echan a suertes. Es el nuevo Adán junto a la Madre, nueva Eva, Hijo de María y Esposo de la Iglesia. Es el sediento de Dios, el ejecutor del testamento de la Escritura. El Dador del Espíritu. Es el Cordero inmaculado e inmolado al que no le rompen los huesos. Es el Exaltado en la cruz que todo lo atrae a sí, por amor, cuando los hombres vuelven hacia Él la mirada. La Madre estaba allí, junto a la Cruz. No llegó de repente al Gólgota, desde que el discípulo amado la recordó en Caná, sin haber seguido paso a paso, con su corazón de Madre el camino de Jesús. Y ahora está allí como madre y discípula que ha seguido en todo la suerte de su Hijo, signo de contradicción como El, totalmente de su parte. Pero solemne y majestuosa como una Madre, la madre de todos, la nueva Eva, la madre de los hijos dispersos que ella reúne junto a la cruz de su Hijo. Maternidad del corazón, que se ensancha con la espada de dolor que la fecunda. La palabra de su Hijo que alarga su maternidad hasta los confines infinitos de todos los hombres.

Madre de los discípulos, de los hermanos de su Hijo. La maternidad de María tiene el mismo alcance de la redención de Jesús. María contempla y vive el misterio con la majestad de una Esposa, aunque con el inmenso dolor de una Madre. Juan la glorifica con el recuerdo de esa maternidad. Ultimo testamento de Jesús. Ultima dádiva. Seguridad de una presencia materna en nuestra vida, en la de todos. Porque María es fiel a la palabra: He ahí a tu hijo. El soldado que traspasó el costado de Cristo de la parte del corazón, no se dio cuenta que cumplía una profecía y realizaba un último, estupendo gesto litúrgico. Del corazón de Cristo brota sangre y agua. La sangre de la redención, el agua de la salvación. La sangre es signo de aquel amor más grande, la vida entregada por nosotros, el agua es signo del Espíritu, la vida misma de Jesús que ahora, como en una nueva creación, derrama sobre nosotros. La celebración Hoy no se celebra la Eucaristía en todo el mundo. El altar luce sin mantel, sin cruz, sin velas ni adornos. Recordamos la muerte de Jesús. Los ministros se postran en el suelo ante el altar al comienzo de la ceremonia. Son la imagen de la humanidad hundida y oprimida, y al tiempo penitente que implora perdón por sus pecados. Van vestidos de rojo, el color de los mártires: de Jesús, el primer testigo del amor del Padre y de todos aquellos que, como él, dieron y siguen dando su vida por proclamar la liberación que Dios nos ofrece.


Especial

Sábado Santo

Durante el Sábado Santo la Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, meditando su pasión y su muerte, su descenso a los infiernos y esperando en oración y ayuno su resurrección (Circ 73). Es el día del silencio: la comunidad cristiana vela junto al sepulcro. Callan las campanas y los instrumentos. Se ensaya el aleluya, pero en voz baja. Es día para profundizar. Para contemplar. El altar está despojado. El sagrario, abierto y vacío. La Cruz sigue entronizada desde ayer. Central, iluminada, con un paño rojo, con un laurel de victoria. Dios ha muerto. Ha querido vencer con su propio dolor el mal de la humanidad. Es el día de la ausencia. El Esposo nos ha sido arrebatado. Día de dolor, de reposo, de esperanza, de soledad. El mismo Cristo está callado. Él, que es el Verbo, la Palabra, está callado. Después de su último grito de la cruz “¿por qué me has abandonado”?- ahora él calla en el sepulcro. Descansa: “consummatum est”, “todo se ha cumplido”. Pero este silencio se puede llamar plenitud de la palabra. El anonadamiento es elocuente. “Fulget crucis mysterium”: “resplandece el misterio de la Cruz.” El sábado es el día en que experimentamos el vacío. Si la fe, ungida de esperanza, no viera el horizonte último de esta realidad, caeríamos en el desaliento: “nosotros esperábamos...”, decían los discípulos de Emaús. Es un día de meditación y silencio. Algo parecido a la escena que nos describe el libro de Job, cuando los amigos que fueron a visitarlo, al ver su estado, se quedaron mudos, atónitos ante su inmenso dolor: “se sentaron en el suelo junto a él durante siete días y siete noches. Y ninguno le dijo una facebook.com/obispado.sanbernardo

11

palabra, porque veían que el dolor era muy grande” (Job. 2, 13). Eso sí, no es un día vacío en el que “no pasa nada”. Ni un duplicado del Viernes. La gran lección es ésta: Cristo está en el sepulcro, ha bajado al lugar de los muertos, a lo más profundo a donde puede bajar una persona. Y junto a Él, como su Madre María, está la Iglesia, la esposa. Callada, como él. El sábado está en el corazón mismo del Triduo Pascual. Entre la muerte del Viernes y la resurrección del Domingo nos detenemos en el sepulcro. Un día puente, pero con personalidad. Son tres aspectos - no tanto momentos cronológicos - de un mismo y único misterio, el misterio de la Pascua de Jesús: muerto, sepultado, resucitado: “...se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo... se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, es decir conociese el estado de muerte, el estado de separación entre su alma y su cuerpo, durante el tiempo comprendido entre el momento en que Él expiró en la cruz y el momento en que resucitó. Este estado de Cristo muerto es el misterio del sepulcro y del descenso a los infiernos. Es el misterio del Sábado Santo en el que Cristo depositado en la tumba manifiesta el gran reposo sabático de Dios después de realizar la salvación de los hombres, que establece en la paz al universo entero”.

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


12 Especial

“Jesucristo descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos” año 56, puede escribir a los Corintios: “Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: “(1 Co 15, 3-4). El Apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).

6

38 “Os anunciamos la Buena Nueva de que la Promesa hecha a los padres Dios la ha cumplido en nosotros, los hijos, al resucitar a Jesús (Hch 13, 32-33). La Resurrección de Jesús es la verdad culminante de nuestra fe en Cristo, creída y vivida por la primera comunidad cristiana como verdad central, transmitida como fundamental por la Tradición, establecida en los documentos del Nuevo Testamento, predicada como parte esencial del Misterio Pascual al mismo tiempo que la Cruz: Cristo resucitó de entre los muertos. Con su muerte venció a la muerte. A los muertos ha dado la vida. (Liturgia bizantina, Tropario de Pascua) I El acontecimiento histórico y transcendente 639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya San Pablo, hacia el

El sepulcro vacío 640 «¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado» (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). “El discípulo que Jesús amaba” (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir “las vendas en el suelo”(Jn 20, 6) “vio y creyó” (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf.Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).


Especial

Las apariciones del Resucitado 641 María Magdalena y las santas mujeres, que venían de embalsamar el cuerpo de Jesús (cf. Mc 16,1; Lc 24, 1) enterrado a prisa en la tarde del Viernes Santo por la llegada del Sábado (cf. Jn 19, 31. 42) fueron las primeras en encontrar al Resucitado (cf. Mt 28, 9-10;Jn 20, 11-18). Así las mujeres fueron las primeras mensajeras de la Resurrección de Cristo para los propios Apóstoles (cf. Lc 24, 9-10). Jesús se apareció en seguida a ellos, primero a Pedro, después a los Doce (cf. 1 Co 15, 5). Pedro, llamado a confirmar en la fe a sus hermanos (cf. Lc 22, 31-32), ve por tanto al Resucitado antes que los demás y sobre su testimonio es que la comunidad exclama: “¡Es verdad! ¡El Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón!” (Lc 24, 34). 642 Todo lo que sucedió en estas jornadas pascuales compromete a cada uno de los Apóstoles - y a Pedro en particular - en la construcción de la era nueva que comenzó en la mañana de Pascua. Como testigos del Resucitado, los apóstoles son las piedras de fundación de su Iglesia. La fe de la primera comunidad de creyentes se funda en el testimonio de hombres concretos, conocidos de los cristianos y, para la mayoría, viviendo entre ellos todavía. Estos “testigos de la Resurrección de Cristo” (cf. Hch 1, 22) son ante todo Pedro y los Doce, pero no solamente ellos: Pablo habla claramente de más de quinientas personas a las que se apareció Jesús en una sola vez, además de Santiago y de todos los apóstoles (cf. 1 Co 15, 4-8).

13

discípulos abatidos (“la cara sombría”: Lc 24, 17) y asustados (cf. Jn 20, 19). Por eso no creyeron a las santas mujeres que regresaban del sepulcro y “sus palabras les parecían como desatinos” (Lc 24, 11; cf. Mc 16, 11. 13). Cuando Jesús se manifiesta a los once en la tarde de Pascua “les echó en cara su incredulidad y su dureza de cabeza por no haber creído a quienes le habían visto resucitado” (Mc 16, 14). 644 Tan imposible les parece la cosa que, incluso puestos ante la realidad de Jesús resucitado, los discípulos dudan todavía (cf. Lc 24, 38): creen ver un espíritu (cf. Lc 24, 39). “No acaban de creerlo a causa de la alegría y estaban asombrados” (Lc 24, 41). Tomás conocerá la misma prueba de la duda (cf. Jn 20, 24-27) y, en su última aparición en Galilea referida por Mateo, “algunos sin embargo dudaron” (Mt 28, 17). Por esto la hipótesis según la cual la resurrección habría sido un “producto” de la fe (o de la credulidad) de los apóstoles no tiene consistencia. Muy al contrario, su fe en la Resurrección nació - bajo la acción de la gracia divina- de la experiencia directa de la realidad de Jesús resucitado.

643 Ante estos testimonios es imposible interpretar la Resurrección de Cristo fuera del orden físico, y no reconocerlo como un hecho histórico. Sabemos por los hechos que la fe de los discípulos fue sometida a la prueba radical de la pasión y de la muerte en cruz de su Maestro, anunciada por él de antemano (cf. Lc 22, 31-32). La sacudida provocada por la pasión fue tan grande que los discípulos (por lo menos, algunos de ellos) no creyeron tan pronto en la noticia de la resurrección. Los evangelios, lejos de mostrarnos una comunidad arrobada por una exaltación mística, nos presentan a los facebook.com/obispado.sanbernardo

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


14 Desde Roma

Papa Francisco:

E

Carta Cristo Vive a jóvenes: corran más rápido que los lentos y temerosos

n la Exhortación Apostólica Christus Vivit, Cristo vive, el Papa Francisco se dirige a toda la Iglesia, pero en especial a los jóvenes del mundo. Se trata de una reflexión que busca estimular a todos y ofrece planteamientos generales para el discernimiento eclesial en esta materia. Fue firmada el pasado 25 de marzo en Loreto, Italia. Francisco comienza la Exhortación con esta frase: “Cristo vive. Él es nuestra esperanza y la juventud más hermosa de este mundo. Todo lo que toca se hace joven, se hace nuevo, se llena de vida… ¡Él vive y te quiere vivo!”. Capítulo 1: ¿Qué dice la Palabra de Dios sobre los jóvenes? El Papa explica además que “Jesús, el eternamente joven, quiere darnos un corazón siempre joven” y añade: “Notamos que a Jesús no le gustaba que los adultos miraran con desprecio a los más jóvenes o los mantuvieran a su servicio de manera despótica. Al contrario, preguntaba: “El que es mayor entre vosotros, se hace como el más joven” (Lc 22,26). Para él, la edad no establecía privilegios, y que alguien fuera más joven no significaba que valiera menos. En este contexto, Francisco afirma: “No hay que arrepentirse de gastar la propia juventud en ser buenos, en abrir el corazón al Señor, en vivir de otra manera”. Capítulo 2: Jesucristo siempre joven Asimismo, el Sucesor de Pedro aborda el tema de los años de juventud de Jesús y recuerda la historia evangélica que describe al Nazareno “en su adolescencia, cuando regresó con sus padres a Nazaret, después de que lo perdieron y lo encontraron en el Templo”. No debemos pensar, escribe Francisco, que “Jesús era un adolescente solitario o un joven que pensaba en sí mismo. Su relación con la gente era la de un joven que

compartía la vida de una familia bien integrada en el pueblo”, “nadie lo consideraba extraño o separado de los demás”. Capítulo 3: Ustedes son el ahora de Dios No podemos limitarnos a decir, -continúa explicando Francisco-, que los jóvenes son el futuro del mundo: “son el presente, lo enriquecen con su aportación”. Por eso es necesario escucharlos, aunque “a veces prevalece la tendencia a dar respuestas preenvasadas y recetas preparadas, sin dejar que las preguntas de los jóvenes surjan en su novedad y capten su provocación”. Capítulo 4: El gran anuncio para todos los jóvenes En este punto, el Papa anuncia a todos los jóvenes tres grandes verdades. La primera: “Dios que es amor” y por tanto “Dios te ama, no lo dudes nunca”. Capítulo 5: Los caminos de la juventud “El amor de Dios y nuestra relación con el Cristo vivo no nos impiden soñar, no nos piden que estrechemos nuestros horizontes. Al contrario, este amor nos estimula, nos estimula, nos proyecta hacia una vida mejor y más bella”, subraya el Papa en este capítulo. Capítulo 6: Jóvenes con raíces Igualmente, Francisco reconoce que le duele “ver que algunos proponen a los jóvenes construir un futuro sin raíces, como si el mundo empezara ahora”. Si alguien “te hace una propuesta y te dice que ignores la historia, que no atesores la experiencia de los ancianos, que desprecies todo lo que ha pasado y que mires sólo hacia el futuro que te ofrece, ¿no es ésta una forma fácil de atraerte con su propuesta de hacerte hacer solo lo que él te dice? Esa persona necesita que


Desde Roma 15

estés vacío, desarraigado, desconfiado de todo, que somos. No se trata de inventarse, de crearse para que puedas confiar sólo en sus promesas de la nada, sino de descubrirse a la luz de Dios y y someterte a sus planes. Así funcionan las de hacer florecer el propio ser”. ideologías de colores diferentes, que destruyen (o de-construyen) todo lo que es diferente y de Capítulo 9: El discernimiento esta manera pueden dominar sin oposición”. El Papa recuerda que “El regalo de la vocación será sin duda un regalo exigente” Por eso, Capítulo 7: La pastoral juvenil “Cuando el Señor suscita una vocación no sólo El Papa explica que la pastoral juvenil piensa en lo que eres, sino en todo lo que junto ha sido asaltada por los cambios sociales y a Él y a los demás podrás llegar a ser”. En este culturales y que “los jóvenes, en sus estructuras camino, el Papa presenta una metodología habituales, a menudo no encuentran respuestas para el discernimiento de la vocación: atención a sus preocupaciones, a sus necesidades, a sus a la persona. Esta acción es ayuda para el problemas y a sus heridas”. discernimiento personal y, sensibilidad a Por ello, la pastoral juvenil sólo puede ser escuchar los impulsos que el otro experimenta y sinodal, es decir, capaz de configurar un “camino ayudar a que el otro escuche estos impulsos. Así, común”, e implica dos grandes líneas de acción: el discernimiento es un instrumento para seguir la primera es la investigación y la segunda el al Señor. crecimiento. El Papa termina con un deseo: “Queridos jóvenes, seré feliz viéndolos correr más rápido Capítulo 8: Vocación que los lentos y temerosos. Corran, «atraídos “Lo fundamental es discernir y descubrir que por ese Rostro tan amado, que adoramos en la lo que Jesús quiere de cada joven es sobre todo su Sagrada Eucaristía y reconocemos en la carne del amistad”. La vocación es una llamada al servicio hermano sufriente. El Espíritu Santo los empuje misionero de los demás, “porque nuestra vida en en esta carrera hacia adelante. La Iglesia necesita la tierra alcanza su plenitud cuando se convierte su entusiasmo, sus intuiciones, su fe. ¡Nos en ofrenda”, resalta la exhortación. hacen falta! Y cuando lleguen donde nosotros “Para realizar nuestra vocación es necesario todavía no hemos llegado, tengan paciencia para desarrollarnos, hacer crecer y cultivar todo lo esperarnos”.

facebook.com/obispado.sanbernardo

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


16 Sí a la Vida

Miles de personas marchan en defensa de la vida en varias ciudades de Chile

E

l pasado 23 de marzo miles de personas participaron de la “Marcha por las 2 Vidas” en diferentes ciudades de Chile para pedir al gobierno el apoyo integral a las madres en situación de vulnerabilidad y la defensa de sus bebés. El colectivo Por las Dos Vidas fue el encargado de hacer la convocatoria en las ciudades de Antofagasta, La Serena, Chillán, Concepción, Osorno y Punta Arenas. Al finalizar la actividad se dio a conocer una serie de pedidos a las autoridades como: Mejorar los procesos de adopción tanto para la mujer que cede como para los niños, recuperar programas de apoyo a la mujer madre que fueron cerrados y fortalecer programas de acompañamiento integral a las mujeres madres y sus hijos desde la gestación. “Las mujeres madres han sido históricamente relegadas al espacio privado sin que se les ofrezcan reales opciones de desarrollo con su maternidad. Hoy, la sociedad, muchas veces nos dicta que las mujeres tenemos que escoger entre nuestros hijos o nuestro trabajo y estudio. Vemos con preocupación el surgimiento de una creciente tendencia a la deshumanización de nuestros hijos en gestación, en la que la única alternativa que se nos presenta a esta injusticia es el aborto, dejando a las mujeres madres totalmente olvidadas y relegadas por las políticas de

Estado”, explicó Rosario Vidal, Presidenta del Movimiento de Mujeres Reivindica y vocera del Colectivo por las Dos Vidas. Por su parte, Constanza Saavedra, fundadora de Testimonios por la vida y también vocera del Colectivo, señala que se “ha tratado de mostrar al aborto como una solución para las mujeres, sin embargo, la verdadera solución es que como sociedad nos comprometamos a apoyar a las mujeres que pasan por una situación compleja al enfrentar un embarazo”. “El Estado debe promover una cultura que respete los derechos humanos, tanto de las mujeres como de sus hijos desde la gestación. Chile ha suscrito tratados internacionales que expresa e inequívocamente indican que los niños por nacer son sujeto de protección. El aborto libre es una directa violación de sus derechos, dejándolos en absoluta desprotección”, concluyó.


Sí a la Vida 17

Marcha por la Vida en Argentina 2019 convoca más de 2 millones de personas

L

a Marcha por la Vida en Argentina reunió a más de 2 millones de personas en todo el país para defender la vida del niño por nacer y de la madre, luego del debate ocurrido en 2018 en el Congreso de la Nación donde fue rechazada la legalización del aborto. Según el comité organizador, la cifra en Buenos Aires ascendió a unas 300 mil personas y hubo más de 2 millones 500 mil personas repartidas en 210 ciudades del país como Tucumán, Córdoba, Paraná (Entre Ríos), San Luis,  Catamarca,  Rosario, Reconquista (Santa Fe), La Rioja, Santa Rosa (La Pampa) y Salta, entre otras. Esta es la primera Marcha por la Vida del 2019 realizada en Argentina, y se enmarca en la celebración del Día del Niño por Nacer del próximo 25 de marzo. En el 2018, atendieron cerca de 3 millones argentinos a la marcha del mes de mayo. En Buenos Aires la movilización del pasado 23 de marzo se inició a las 2:00 p.m. desde Plaza Italia hasta llegar a la Facultad de Derecho, en cuyas inmediaciones se instaló el escenario principal, donde varios oradores provida, médicos y educadores se presentaron para hacer una serie de reclamos a las autoridades. Alejandro Geyer, organizador de Marcha por la Vida Argentina, se presentó en el escenario y explicó que este año la marcha se realizó por tres grandes motivos: “El derecho de todos a nacer, el derecho de las familias de educar a sus hijos sin ideología de género y la necesidad de tomar conciencia de que en nuestro país, especialmente en este año de elecciones, nosotros definimos el futuro de la patria, de la familia y de millones de niños por nacer”. “Por eso decimos ¡No Al aborto!”, exclamó. En otro momento, un grupo de Veteranos de Malvinas emocionó a todos al decir: “Todos facebook.com/obispado.sanbernardo

somos personas ordinarias pero en algún momento de la vida estamos llamados a hacer cosas extraordinarias por la patria (...) Nosotros defendimos las dos islas. Hoy estamos acá como soldados para implorar que defendamos las dos vidas, que es salvar a las patria”. Previo a la marcha, la organización Unidad Provida, indicó que todo el movimiento provida exige “la elaboración de políticas públicas integrales para acompañar a la mujer en situación de vulnerabilidad y la promoción y desarrollo de la infancia en riesgo, sin perder de vista que este año se renovará la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado”. Asimismo, se reclama “por las más recientes víctimas de la falsa Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y las muertes inducidas a Paz, Esperanza y Faustina en Concordia, Jujuy y Tucumán” y “por el esclarecimiento del asesinato de Keila Jones, a quien en diciembre de 2015 se le suministró misoprostol en el hospital de Esquel para provocarle un aborto y murió días después desangrada”. Otros pedidos fueron respetar el derecho a la vida  en el próximo debate  por la  reforma del Código Penal, generar políticas públicas que prevengan el aborto clandestino y legal, promover una Educación Sexual Integral (ESI)  libre de ideología de género,  un  mejor sistema de adopción  y de  cuidado de la maternidad vulnerable, y una lucha contra el abuso sexual.

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


18 Actualidad

Papa Francisco:

“Se ofrezca a las víctimas y a sus familias una sanación pastoral”

E

l Vaticano difundió, el viernes 29 de marzo, el contenido de la Carta Apostólica en forma Motu Proprio sobre la protección de menores y de personas vulnerables, junto con una ley para el Estado Vaticano y unas líneas guías para su aplicación. Por medio de esos documentos, el Papa establece la obligación de denunciar ante la justicia vaticana los casos de abusos a menores y a personas vulnerables cuando se tenga conocimiento de un caso. Este Motu Proprio llega más de un mes después de clausurarse en el Vaticano el Encuentro sobre Protección de Menores en el que se anunciaron una serie de normativas y códigos legales destinados a proteger a los menores en la Iglesia y a prevenir los abusos. En concreto, entre esas iniciativas, se había anunciado este nuevo Motu Proprio del Papa Francisco. Según indica el Pontífice en el inicio de su Carta Apostólica, “la tutela de menores y de personas vulnerables forma parte integrante del mensaje evangélico que la Iglesia y todos sus miembros están llamados a difundir en el mundo”. Por lo tanto, “deseo reforzar aún más el marco institucional y normativo para prevenir y combatir los abusos contra los menores y las personas vulnerables” en la Iglesia. El objetivo es que en la Curia Romana y en el Vaticano haya “una comunidad respetuosa y consciente de los derechos y necesidades de los menores y de las personas vulnerables”. También, que “se madure en la conciencia del deber de señalar los abusos ante las autoridades competentes”.

Además, se pretende que “se persiga eficazmente, de acuerdo con la ley, todo abuso o maltrato a menores o personas vulnerables”. Que “se reconozca a aquellos que afirman haber sido víctimas de explotación, de abusos sexuales o de maltrato, así como a sus familias, el derecho a ser acogidos, escuchados y acompañados”. Se busca, asimismo, que “se ofrezca a las víctimas y a sus familias una sanación pastoral además de un adecuado apoyo espiritual, médico, psicológico y legal”. Se quiere también que “se garantice a los imputados el derecho a un proceso justo e imparcial, en el respeto a la presunción de inocencia”. Que “se expulse de sus encargos al condenado por haber abusado de un menor o de una persona vulnerable y, al mismo tiempo, que se le ofrezcan las medidas adecuadas para su rehabilitación psicológica y espiritual, con el objetivo de su reinserción social”. También se persigue que “se haga todo lo posible para rehabilitar la buena fama de aquellos que han sido acusados injustamente”. Por último, el Motu proprio busca que “se ofrezca una formación adecuada para la tutela de menores y de las personas vulnerables”. Para lograr esos objetivos, el Papa Francisco, por medio de este Motu Proprio, establece que


Actualidad 19

todos los miembros, oficiales y empleados de la Curia, del personal diplomático de la Santa Sede, personal del Estado Vaticano y cualquier persona con mandato administrativo o judicial de la Santa Sede “están obligados a presentar, sin demora, una denuncia al promotor de justicia del tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano siempre que, en el ejercicio de sus funciones, tengan noticia o fundados motivos para pensar que un menor o una persona vulnerable haya sido víctima” de los delitos de abusos en sus diferentes formas. El Papa establece también que a las víctimas se les ofrecerá “asistencia espiritual, médica y social, incluida asistencia terapéutica y psicológica de urgencia”. Ordena, además, que “la Oficina de Trabajo de la Sede Apostólica organizará, de acuerdo con el Servicio de acompañamiento de la Dirección de Sanidad e Higiene, programas de formación para el personal de la Curia Romana y de las Instituciones vinculadas con la Santa Sede acerca de los riesgos en materia de explotación, de abuso sexual y de maltrato a menores y a personas vulnerables, así como los medios para identificar y prevenir tales ofensas y de la obligación de denuncia”. En el punto 5 del Motu Proprio se determina que “en la selección y en la contratación del personal de la Curia Romana y de las Instituciones vinculadas a la Santa Sede, incluidas aquellas que prestan colaboración de forma voluntaria, debe comprobarse la idoneidad del candidato a la hora de interactuar con menores y con personas vulnerables”. Por último, el Motu Proprio incide en que “los Dicasterios de la Curia Romana y las Instituciones vinculadas a la Santa Sede que tengan acceso a menores o a personas vulnerables deben adoptar, con la asistencia del Servicio de acompañamiento de la Dirección de Sanidad e Higiene, buenas praxis y líneas guía para la tutela”.

Ley del Vaticano y Líneas guía Junto con el Motu Proprio se ha publicado una Ley para el Estado de la Ciudad del Vaticano y unas Líneas guía. La Ley consta de 12 artículos en los que se detalla el ámbito de aplicación, el procedimiento, la obligación de denuncia, las medidas de protección y detalles que afectan a la investigación de los casos, el juicio y el proceso de reparación a las víctimas. Como elementos destacables de esta ley, podemos citar que se establece que los delitos de abusos no podrán prescribir en 20 años. La Ley establece penas que van desde los mil a los 5 mil euros de multa, o incluso hasta 6 meses de prisión, si afecta a un agente u oficial de policía judicial, a los responsables de omisión de denuncia, o de retraso injustificado al presentar la denuncia. Por su parte, como elementos destacables de las líneas guía, encontramos una definición concreta de los casos de abusos y de acciones prohibidas a los trabajadores pastorales: “infligir castigos corporales de cualquier tipo; instaurar una relación preferencial con un menor; dejar a un menor en una situación potencialmente peligrosa para su seguridad psíquica o física”. “Dirigirse a un menor de forma ofensiva o asumir comportamientos inapropiados o sexualmente alusivos; discriminar a un menor o a un grupo de menores; pedir a un menor que mantenga un secreto; hacer regalos a un menor discriminando al resto del grupo; fotografiar o filmar a un menor sin el consentimiento escrito de sus padres o tutores; publicar o difundir por internet o redes sociales imágenes que retraten de forma reconocible a un menor sin el consentimiento de sus padres o tutores”. Para ello, se recomienda a los trabajadores pastorales que “empleen la prudencia y el respeto en las relaciones con los menores; formar modelos de referencia positivos; permanecer siempre visibles a los demás cuando están en presencia de menores; señalar al responsable de cualquier comportamiento potencialmente peligroso”. “Respetar la esfera de privacidad del menor; informar a los padres o tutores de la actividad que se propone o de las modalidades organizativas; usar la debida prudencia en la comunicación con los menores, también por vía telefónica o por medio de las redes sociales”. Fuente: Aciprensa

facebook.com/obispado.sanbernardo

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


20 Monaguillos

¿Quién es el monaguillo?

M

uchos hemos visto en Misa a niños, jóvenes y adolescentes con albas y sotanillas ayudando al sacerdote en Misa…son los monaguillos. Hoy queremos profundizar en su identidad. En los Santos Evangelios hay dos textos fundamentales que nos ayudarán a comprender la identidad y misión del monaguillo: • “… quien entre ustedes quiera llegar a ser grande que se haga servidor de los demás; y quien quiera ser el primero, que se haga sirviente de los demás. Lo mismo que el Hijo del Hombre no vino a ser servido, sino a servir…” (Mateo 20, 26-28) • En la multiplicación de los panes, en que, con cinco panes y dos peces, Jesús dio de comer a más de cinco mil hombres; quién donó esos pocos panes y peces fue un “niño” o muchacho” (Juan 6,1-15). Los niños y jóvenes cristianos también están llamados a servir y algunos varones (los monaguillos) ayudan o colaboran en la “nueva multiplicación de los panes” que se realiza en cada Misa, en que con un poco de pan y vino se consagra el Cuerpo y la Sangre de Jesús.

Por último, el servicio de amistad a Jesús no debe reducirse a la Misa, pues está llamado a invitar a sus amigos a conocer a Jesús, y a cuidar de cómo comportarse en casa, colegio y con los amigos, pues con su testimonio cristiano es la mejor forma de hablar ante el prójimo de Jesús y de las maravillas que hace la Misa en la vida.

Por ello es que el monaguillo, en primer lugar, sirve a Dios, y en lo más importante del mundo, lo más valioso que tiene la Iglesia: la Santa Misa. En ella Cristo se hace presente entregándose para el perdón de nuestros pecados y atraernos a Él, comunicándonos la salvación. Esto es fundamental. El monaguillo durante la Misa no debe olvidar que está sirviendo y ayudando a Jesús a realizar su “milagro de amor”, y por ello debe estar muy atento y concentrado espiritualmente hablando. También podemos decir que sirve al prójimo y a la Iglesia, pues con su pequeña colaboración (“sus cinco panes y dos peces”) en la Misa hace posible, por una parte, que el sacerdote celebre la Misa, y por otra parte, que muchas almas, tanto las que están en la Misa como todo el resto de la Iglesia e incluso del mundo, se beneficien de los tesoros de la salvación que vienen del Santo Sacrificio de la Misa. En atención a lo anterior, el monaguillo debe preocuparse de que con sus gestos y actitudes no desconcentre al sacerdote y fieles durante la celebración eucarística. Que ellos puedan vivir piadosa y profundamente pasa también por las actitudes del monaguillo.

PRÓXIMA REUNIÓN DIOCESANA DE LA ESCUELA DE MONAGUILLOS Sábado 11 de mayo de 10:30 hrs a17:00 hrs.

Lugar: Seminario Mayor San Pedro Apóstol, (Mateo de Toro y Zambrano 112, San Bernardo) Traer alba-sotanilla, ropa deportiva y almuerzo colación. Facebook: Monaguillos Diócesis de San Bernardo


Vocaciones 21

El Sacerdocio es un don para la Iglesia y el mundo

A

nte los pecados y delitos graves de algunos sacerdotes en el último tiempo. se corre el riesgo de que se oscurezca la imagen del sacerdote. Para evitarlo queremos comenzar en esta sección a mirar al sacerdocio desde la fe y redescubrir su dignidad y necesidad para la Iglesia y el mundo.

El santo Cura de Ars (Juan María Vianney -1786 a 1859-) patrono de los párrocos del mundo decía del sacerdote: “El Sacerdocio es el amor del corazón de Jesús”;“Un buen pastor, un pastor según el Corazón de Dios, es el tesoro más grande que el buen Dios puede conceder a una parroquia, y uno de los dones más preciosos de la misericordia divina”; “¡Oh qué grande es el sacerdote! Si se diese cuenta, moriría… Dios le obedece: pronuncia dos palabras y Nuestro Señor baja del cielo al oír su voz y se encierra en una pequeña hostia…” Lo anterior grafica muy bien la perspectiva correcta desde la que hay que mirar y valorar el sacerdocio católico: un inmenso don de Dios para la Iglesia y humanidad misma. ¿Por qué? Pues, porque en definitiva nos entregan a Cristo; los sacerdotes con su vida y ministerio nos dan a Cristo, su Palabra, su gracia a través de sus sacramentos, el amor de su Sagrado Corazón. Por ello es que el abuso sexual y en general la forma indigna de vivir su condición y ministerio de algunos sacerdotes, dentro de muchas consecuencias terribles, con su escándalo corre el riesgo de que, engañados por el Maligno, despreciemos o nos alejemos del sacerdocio y con ello de Cristo mismo que se sigue comunicando y dando por medio de ellos. Por eso meditemos bien estas palabras del santo Cura de Ars: “Si desapareciese el sacramento del Orden, no tendríamos al Señor. ¿Quién lo ha puesto en el sagrario? El sacerdote. ¿Quién ha recibido vuestra alma apenas nacidos? El sacerdote. ¿Quién la nutre para que pueda terminar su peregrinación? El sacerdote. ¿Quién la preparará para comparecer ante Dios, lavándola por última vez en la sangre de Jesucristo? El sacerdote, siempre el sacerdote. Y si esta alma llegase a morir, ¿quién la resucitará y le dará el descanso y la paz? También el sacerdote… ¡Después de Dios, el sacerdote lo es todo!... Él mismo sólo lo entenderá en el cielo”. facebook.com/obispado.sanbernardo

El mismo santo nos invita a valorar y defender la dignidad del sacerdote: “Si comprendiéramos bien lo que representa un sacerdote sobre la tierra, moriríamos: no de pavor, sino de amor… Sin el sacerdote, la muerte y la pasión de Nuestro Señor no servirían de nada. El sacerdote continúa la obra de la redención sobre la tierra… ¿De qué nos serviría una casa llena de oro si no hubiera nadie que nos abriera la puerta? El sacerdote tiene la llave de los tesoros del cielo: él es quien abre la puerta; es el administrador del buen Dios; el administrador de sus bienes… Dejad una parroquia veinte años sin sacerdote y adorarán a las bestias… El sacerdote no es sacerdote para sí mismo, sino para vosotros”. ¿Y SI CRISTO TE LLAMARA A SEGUIRLE? Jornadas en el Seminario a) Adolescentes:13 de abril y 18 de mayo b) Jóvenes mayores de 17 años: 26-27 de abril y 24-25 de mayo Contáctanos: pvocacionalseminario@gmail.com +569 54168726 Facebook Seminario San Pedro Apóstol Mateo de Toro y Zambrano 112, San Bernardo.

¡RECEMOS POR LAS VOCACIONES SACERDOTALES! “Virgen María, madre amorosísima de los hombres, danos sacerdotes, danos sacerdotes santos. Amén” Jornada diocesana de oración por las vocaciones: Domingo 19 de mayo, 17.00 hrs en el Seminario Mayor San Pedro Apóstol.

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


22 Liturgia

Cantos Pascuales Reina del Cielo

Acuérdate de Jesucristo

Acuérdate de Jesucristo, Reina del Cielo, alégrate, Aleluya, Porque el Señor a quien merecisteis llevar, resucitado de entre los muertos. Él es nuestra salvación, Aleluya. nuestra gloria para siempre. ¡Resucitó según su palabra, Aleluya! ¡Ruega al Señor por nosotros Aleluya! Si con Él morimos, viviremos con Él; V. Gózate y alégrate Virgen María. Aleluya R. Porque verdaderamente ha resucitado el si con Él sufrimos, reinaremos con Él. Señor. Aleluya Nuestra Pascua Nuestra pascua inmolada, aleluya, es Cristo, el Señor, aleluya, aleluya, aleluya. Pascua Sagrada, oh fiesta de la luz, despierta tú que duermes y el Señor te alumbrará.   Pascua Sagrada, oh fiesta universal, el mundo renovado cante un himno a su Señor. Pascua Sagrada, victoria de la cruz, la muerte, derrotada, ha perdido su aguijón.   Pascua Sagrada, oh noche bautismal, del seno de las aguas renacemos al Señor.

En Él nuestras penas, en Él nuestro gozo; en Él la esperanza, en Él nuestro amor. En Él toda gracia, en Él nuestra paz; en Él nuestra gloria, en Él la salvación Cuando la Aurora nacía Cuando la Aurora nacía el Señor resucitó. Hoy es el día gozoso de la nueva creación. Aleluya, Aleluya, Aleluya. Es la victoria admirable es el Día de salud. Brilla la gloria de Cristo, Dios eterno Luz de Luz. Dios ha sellado la Alianza en el Hijo de su amor. Hoy se cumplió la promesa del misterio de salvación. Si renació de la muerte Jesucristo Rey triunfal. Renaceremos nosotros a la Pascua Celestial


Pastoral Social 23

Red de alimentos

L

a Pastoral Social a través de su red de alimentos; inició la distribución de enseres que beneficia a 12 instituciones de la Diócesis; ayuda que va dirigida a personas vulnerables. Los Destinatarios directos de la red de alimentos son: hogares, colegios y comedores parroquiales de la Diócesis. I m p o r t a n t e colaboración de la Pastoral Social para concretar la ayuda todos los miércoles durante el mes en las dependencias de la sede de Caritas # ubicada en J.J Pérez 965.

Preuniversitario gratuito Caritas 2019

E

l equipo de la Pastoral Social dio el vamos al Preuniversitario Gratuito que se imparte cada año en la Diócesis. Se contó con la presencia de numerosos jóvenes de los diversos establecimientos educacionales que buscan alcanzar sus expectativas y metas en la enseñanza superior en sus carreras profesionales. Este beneficio es para alumnos de escasos recursos, que no pueden costearse un preuniversitario; instancia que les brinda la oportunidad de estudiar y acceder a la educación superior sin barreras y obstáculos alguno.

facebook.com/obispado.sanbernardo

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


24 Jรณvenes


Vicaría de la Familia 25

Un 4 de abril murió San Francisco Marto, pastorcito vidente de Fátima

P

ara conmemorar los 100 años de la muerte de los pastorcitos videntes de la Virgen de Fátima, los santos Francisco y Jacinta Marto, se realizó el Rosario mundial por la paz. La Virgen dijo a Lucía, Jacinta y Francisco el día de la 1ª aparición, 13 de mayo de 1917: “Rezad el Rosario todos los días para alcanzar la paz del mundo y el fin de la guerra”. En la 3ª: “Cuando recéis el Rosario, decid después de cada misterio: ‘Jesús mío, perdónanos, líbranos del fuego del infierno, lleva todas las almas al cielo, especialmente las más necesitadas’”. En la 5ª les recomienda seguir rezándolo para obtener el fin de la guerra. Y en la última, antes del baile del sol, la Virgen se presentó como la “Señora del Rosario.” De los tres niños videntes, San Francisco Marto era el contemplativo y fue tal vez el que más se distinguió en su amor reparador a Jesús en la Eucaristía. Después de la comunión recibida de manos del Ángel, decía: “Yo sentía que Dios estaba en mí pero no sabía cómo era”. En su vida se resalta la verdadera y apropiada devoción católica a los

facebook.com/obispado.sanbernardo

ángeles, a los santos y a María Santísima. Francisco quería ante todo consolar a Dios, tan ofendido por los pecados de la humanidad. Durante las apariciones, era esto lo que impresionó al joven. Una vez Lucía le preguntó, “Francisco, ¿qué prefieres más, consolar al Señor o convertir a los pecadores?” Y él respondió: “Yo prefiero consolar al Señor. ¿No viste qué triste estaba Nuestra Señora cuando nos dijo que los hombres no deben ofender más al Señor, que está ya tan ofendido? A mí me gustaría consolar al Señor y después, convertir a los pecadores para que ellos no ofendan más al Señor”. Luego dijo: “Pronto estaré en el cielo. Y cuando llegue, voy a consolar mucho a Nuestro Señor y a Nuestra Señora”. En la víspera de su muerte se confesó y comulgó con los más santos sentimientos. Después de 5 meses de continuo sufrimiento, el 4 de abril de 1919, primer viernes, a las 10:00 hrs., murió santamente el consolador de Jesús.

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


26

Vicaría de Educación

C

Vicaría de Educación inicia sus actividades

on encuentros y reuniones, la Vicaría de Educación del Obispado de San Bernardo inició sus actividades y programación de este año 2019. El pasado 9 de marzo se realizó en el Seminario Mayor San Pedro Apóstol el encuentro de catequistas de la zona de San Bernardo y que convocó a numerosos agentes pastorales de las parroquias que componen la zona. Los temas fueron impartidos por el Padre Rodrigo Bulboa, Vicario de Educación, y la Sra. Alejandra Barahona, Directora de Educación. Además, el día 16 de marzo se llevó a cabo la reunión del Directorio Unapac San Bernardo y de los Coordinadores de Profesores de Religión, con la finalidad de planificar la programación de este año. La cita se realizó en dicha casa de formación y contó con la presencia del el Padre Rodrigo Bulboa, Vicario de Educación y la Sra. Alejandra Barahona, Directora de Educación.


Vida Diocesana

29

Aniversario Encuentro Matrimonial

E

n este mes de abril, el movimiento celebra 30 años de apostolado en la Diócesis. Un 7, 8 y 9 de abril de 1989 se realizó el retiro de Encuentro Matrimonial en la comuna de San Bernardo. Monseñor Orozimbo Fuenzalida firmó el decreto de creación del movimiento en esta sede eclesiástica y se procedió a confeccionar el estandarte. Desde sus inicios su misión evangelizadora, ha sido a través de sus integrantes, misionando casa a casa en diversos sectores parroquiales. Para conmemorar estos 30 años de vida del movimiento, Monseñor Juan Ignacio González presidió la Misa de Acción de Gracias, el pasado

domingo 7 de abril, al término del primer Fds (retiro) de este año y que coincide con el primer Fds entregado hace 30 años. Encuentro Matrimonial está al servicio de los matrimonios, sacerdotes y familias. Contacto: Padre René Hormazabal mail: padrereneorlandoh@gmail.com

Un servicio para los más necesitados

U

na hermosa y noble jornada se desarrolló el sábado 23 de marzo en el frontis de la Catedral de San Bernardo y que convocó a las personas en situación de calle de la comuna, bajo el nombre de Misión Anawin. A tempranas hora de la mañana comenzaron los preparativos de la misión a cargo de los frailes de la Fraternidad del Camino y que contó con la colaboración del Obispado de San Bernardo, la Iglesia Catedral, la Ilustre Municipalidad, Gobernación del Maipo. La jornada comenzó con un desayuno, luego se inició el corte de barba y cabello. Los más de 50 asistentes que llegaron desde diversos puntos de la comuna se mostraron muy animados y felices con esta noble iniciativa. Además se pudieron bañar y se les entregó ropa limpia, que fueron parte de la actividad. El Padre Mario Bernal, párroco de la Catedral y gestor de la actividad, conversó y escuchó a las personas que llegaron y que se encuentran en condición de calle. Además se contó con el apoyo de los voluntarios de la Pastoral del DuocUC sede San Bernardo y con la valiosa atención y ayuda del Doctor Héctor Cabezas, que atendió a varios de los presentes. Para finalizar se sirvió almuerzo a las personas vulnerables, que fueron los protagonistas de esta cruzada solidaria, que es la segunda que se realiza en la comuna de San Bernardo. facebook.com/obispado.sanbernardo

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


30 Vida Diocesana

Bendición imagen de la Santísima Virgen

G

racias a una donación de los Misioneros Chile País, la imagen de la Santísima Madre de Dios, se encuentra apostada en uno de los jardines de la Parroquia Ntra. Sra. de los Dolores. El Padre Jorge Ramírez, párroco del lugar, bendijo la imagen junto a decenas de fieles que acompañaron la ceremonia.

E

Seminario Mayor San Pedro Apóstol inaugura su año académico

l pasado 19 de marzo, día en que se celebra la solemnidad de San José, dicha casa de formación inició sus actividades para este año 2019 con una clase magistral y conmemoró 30 años de su fundación en la Diócesis de San Bernardo. Con las palabras de bienvenida del rector del seminario, Padre Robin Sáez, se inició la ceremonia; acto seguido solicitó a Monseñor Juan Ignacio González la apertura del año académico 2019. Luego, los profesores que imparten las clases en el seminario realizaron la renovación de su profesión de fe frente al Sr. Obispo. Acto seguido, el Pbro. Javier Ibáñez Vial dictó la clase magistral “La cristología en Joseph Ratzinger”. Una vez concluida la ponencia, en la capilla se celebró la eucaristía presidida por el Padre Mario Bernal, Vicario General de la Diócesis.


Vida Diocesana 31

Estudiantes de la Zona del Maipo dan inicio a su año escolar 2019

C

on una Eucaristía celebrada el martes 2 de abril por Monseñor Juan Ignacio González en la Parroquia Santos Ángeles Custodios en Buin. La solemne Misa fue concelebrada por el Padre Rodrigo Bulboa, Vicario de Educación de San Bernardo y contó con la asistencia de las delegaciones de 12 establecimientos educacionales correspondientes a la Zona del Maipo. Con esta tradicional ceremonia se da inicio oficialmente al año escolar 2019 en la Diócesis de San Bernardo.

Con una Eucaristía se da inicio al año escolar en San Bernardo

D

urante la mañana del martes 26 de marzo, los representantes de los colegios de la Red Eclesial y de la Corporación de Educación de San Bernardo, participaron de la Misa en la Iglesia Catedral presidida por Monseñor Juan Ignacio González y el Padre Rodrigo Bulboa, Vicario de Educación. Fueron 35 colegios los que asistieron a esta tradicional Eucaristía, representados por una delegación de alumnos junto a sus profesores que repletaron el templo. En su homilía Mons. Juan Ignacio González señaló a los presentes la importancia de la educación entregada tanto en los hogares como en las escuelas, además resaltó la figura de San Alberto Hurtado, Patrono de la educación en la Diócesis de San Bernardo. facebook.com/obispado.sanbernardo

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


32 Vida Diocesana

Bendición de conductores de furgones escolares

E

n la Plaza de Armas de San Bernardo se llevó a cabo, el pasado 23 de marzo, la campaña Transporte Seguro, organizada por Carabineros de Chile, el Ministerio de Transportes y la Gobernación del Maipo. En el lugar el Padre Mario Bernal, Vicario general de la Diócesis, bendijo a los conductores y las llaves de los vehículos que transportan diariamente a numerosos niños de sus hogares al colegio.

Rezo mundial por la paz

A

cogiendo la iniciativa que lleva por nombre “Mater Fátima – para o mundo” (Madre Fátima para el mundo), la Diócesis de San Bernardo se unió a la oración del Santo Rosario, el pasado 4 de abril, para conmemorar 100 años de la muerte de San Francisco Marto, el pastorcito vidente de la Virgen de Fátima en 1917. Numerosas personas llegaron hasta la capilla del convento de las hermanas Salesas en San Bernardo, para rezar junto a Monseñor Juan Ignacio González el Santo Rosario por la paz, que se inició con la exposición del Santísimo. Al finalizar, los presentes se consagraron al Inmaculado Corazón de María, y el Sr. Obispo impartió su bendición con la Sagrada Eucaristía.


Vida Diocesana 33

Encuentro catequistas

C

on gran convocatoria de agentes pastorales de la zona sur Buin – Maipo se llevó a cabo la jornada, el pasado 23 de marzo, en el Santuario Valle de María de Schoenstatt. Las charlas fueron impartidas por el Padre Mauricio Romero y la Sra. Alejandra Barahona, Directora de Educación, además se contó con la presencia de Monseñor Juan Ignacio González, que compartió con los catequistas y les impartió su bendición.

H

Promesa de fe de la Legión de María

asta la Catedral de San Bernardo llegaron las legionarias para realizar la renovación de sus Promesas ante la Santísima Madre de Dios. La Eucaristía fue presidida por Monseñor Juan Ignacio González, que destacó la labor en la fe que realizan las legionarias, acompañando con la oración y la devoción a la Virgen María. Además se presentó oficialmente al Padre José Basadre, nuevo capellán de la Legión de María en reemplazo del Padre Patricio Barría. La Legión de María se encuentra presente en casi la totalidad de las parroquias que componen la Diócesis de San Bernardo. Es una organización apostólica de laicos en la Iglesia Católica con más de 10 millones de miembros activos y millones de auxiliares en el mundo, nació en Dublín, Irlanda el 7 de setiembre de 1921. Las oraciones legionarias se rezan ya en 125 lenguas distintas. Ha sido aprobado por los 6 últimos Papas y fue endorsada por el Concilio Vaticano II. facebook.com/obispado.sanbernardo

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


34 Vida de Santos

29 de Abril

Santa Catalina de Siena

V

irgen y doctora de la Iglesia Nacida en 1347, Catalina (nombre que significa “Pura”) era la menor del prolífico hogar de Diego Benincasa. Allí crecía la niña en entendimiento, virtud y santidad. A la edad de cinco o seis años tuvo la primera visión, que la inclinó definitivamente a la vida virtuosa. Cruzaba una calle con su hermano Esteban, cuando vio al Señor rodeado de ángeles, que le sonreía, impartiéndole la bendición. Su padre, tintorero de pieles, pensó casarla con un hombre rico. La joven manifestó que se había prometido a Dios. Entonces, para hacerla desistir de su propósito, se la sometió a los servicios más humildes de la casa. Pero ella caía frecuentemente en éxtasis y todo le era fácil de sobrellevar. Finalmente, derrotados por su paciencia, cedieron sus padres y se la admitió en la tercera orden de Santo Domingo y siguió, por tanto, siendo laica. Tenía dieciséis años. Sabía ayudar, curar, dar su tiempo y su bondad a los huérfanos, a los menesterosos y a los enfermos a quienes cuidó en las epidemias de la peste. En la terrible peste negra, conocida en la historia con el nombre de “la gran mortandad”, pereció más de la tercera parte de la población de Siena. A su alrededor muchas personas se agrupaban para escucharla. Ya a los veinticinco años de edad comienza su vida pública, como conciliadora de la paz entre los soberanos y aconsejando a los

príncipes. Por su influjo, el Papa Gregorio XI dejó la sede de Aviñon para retornar a Roma. Este pontífice y Urbano VI se sirvieron de ella como embajadora en cuestiones gravísimas; Catalina supo hacer las cosas con prudencia, inteligencia y eficacia. Aunque analfabeta, como gran parte de las mujeres y muchos hombres de su tiempo, dictó un maravilloso libro titulado Diálogo de la divina providencia, donde recoge las experiencias místicas por ella vividas y donde se enseñan los caminos para hallar la salvación. Sus trescientas setenta y cinco cartas son consideradas una obra clásica, de gran profundidad teológica. Expresa los pensamientos con vigorosas y originales imágenes. Se la considera una de las mujeres más ilustres de la edad media, maestra también en el uso de la lengua italiana. Santa Catalina de Siena, quien murió a consecuencia de un ataque de apoplejía, a la temprana edad de treinta y tres años, el 29 de abril de 1380, fue la gran mística del siglo XIV. El Papa Pío II la canonizó en 1461. Sus restos reposan en la Iglesia de Santa María sopra Minerva en Roma, donde se la venera como patrona de la ciudad; es además patrona de Italia y protectora del pontificado. El Papa Pablo VI, en 1970, la proclamó doctora de la Iglesia. Ella, Santa Teresa de Ávila y Santa Teresita de Lisieux son las tres únicas mujeres que ostentan este título.


Infantil 35

Semana Santa Es una semana importante, donde

celebramos el gran amor de JesĂşs por n o s o t r o s

Encuentra las siguientes palabras

JESUS TUMBA MARIA JUAN CRUZ RESURRECCION RAMOS DOMINGO BURRITO facebook.com/obispado.sanbernardo

@diocesissb

youtube.com/diocesissanbernardo


36 Calendario


Profile for Obispado San Bernardo

Revista Iglesia en San Bernardo - Abril  

Revista Iglesia en San Bernardo - Abril  

Advertisement