Horizonte Revista de Caballito Agosto 2022

Page 1

EDICIÓN ESPECIAL

LA REVISTA DE CABALLITO RNPI: 85950881

DISTRIBUCIÓN GRATUITA — 5.000 EJEMPLARES

ISSN: 1852-7671

AGOSTO 2022 AÑO 28 N° 318

15 de agosto de 1969 Se inauguraba la ermita de la Virgen de Luján en el Parque Rivadavia

29 de agosto de 1857 Llegaba el tren a Caballito, La Porteña hacía su viaje inaugural Seguimos juntando tapitas para hacer el Mural del Bicentenario Entregá las tuyas en: El Viejo Buzón (Neuquén y Espinosa) Imprenta Marca Gráfica (Rivadavia y Espinosa)


2

Agosto 2022 - Año 28 - Nro 318

HORIZONTE

www.caballitotequiero.com.ar horizontedecaballito@gmail.com

HORIZONTE

LA REVISTA DE CABALLITO Dirección: Marina Inés Bussio Colabora: Rolando Javier Curten Agosto 2022 Año XXVIII - Número 318

Propietaria Marina Inés Bussio Publicación creada en Marzo de 1994

Nro.de Reg.de Prop. Intelectual: 85950881 / ISSN: 1852-7671

Horizonte puede consultarse en la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional, en la Hemeroteca de la Legislatura, y en la Biblioteca de la Asociación General Alvear.

Se permite la reproducción total o parcial del material publicado mencionando la fuente. Impreso en Editora del Plata SRL. Concordia 1993 Gualeguaychú - Entre Ríos

Auspiciada por la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad Declarada de Interés Cultural por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Distinguida por el Rotary Club al Mérito Periodístico con el "Caballito de Plata" Declarada “Institución Participativa”, Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Distinguida en Certámen de Publicaciones Barriales Declarada de Interés por la Secretaría de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires Distinguida por la Dirección de Patrimonio del Gobierno de Buenos Aires “Vecina Ilustre del Barrio de Caballito” a Marina Bussio, directora de Horizonte Miembro del Registro de Medios Graficos Barriales G.C.B.A. Reconocida por el aporte a la Cultura Nacional y Popular por la Dirección de Cultura de la Legislatura porteña Marina Inés Bussio distinguida como “Vecina Participativa 2001- 2007” por el G.C.B.A. “Orden del Buzón” por la defensa y difusión de la cultura porteña Distinguida por la Legislatura porteña por las tareas desarrolladas en el período 2004-2007

w ww. c a ballit ot equie ro. com .ar hor izont edecaba llito @ gm ail.co m

Distinguida por la Asociación de Periodistas Jubilados Distinguida por la Asociación Amigos del Tranvía Distinguida por la A.P.J. por la Labor Periodística en el Barrio

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Premio “Estímulo a la Calidad en la Producción Editorial” organizado por el Registro de Medios Vecinales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

4988-9908

Distinguida por el Rotary Club de Caballito - Años 2015 / 2016

Yerbal 855 (1405)

Recorriendo Parques de Caballito


L A R E V I S TA

DE

C ABALLITO

3

Agosto 2022 - Año 28 - Nro 318

/revistadecaballito

Continuará la obra del Parque Lineal en Honorio Pueyrredón El Poder Judicial porteño falló a favor del gobierno porteño y ordenó levantar la medida cautelar que en el mes de febrero último motivó que se frenaran las obras para construir el Parque Lineal Honorio Pueyrredón. A partir de esta nueva decisión del juez Víctor Trionfetti, quedó autorizada la continuidad de las obras. La noticia fue recibida con beneplácito por vecinos y comerciantes de la zona que se manifestaron a favor de un nuevo espacio verde en el barrio de Caballito. En el escrito que precisa la medida, los jueces establecieron que el gobierno de la Ciudad deberá informar trimestralmente “el avance de la obra y las medidas de seguridad adoptadas”. Por su parte, los vecinos que rechazan la obra adelantaron que realizarán un corte total en el Cid Campeador. El gobierno porteño llamó a licitación pública para construir el Parque Lineal en septiembre del año pasado con un presupuesto oficial de $497.155.461. Una vez concluida la obra, en esos 800 metros, Honorio Pueyrredón se convertiría en mano única, sentido hacia el norte; los colectivos se desviarán y habrá nuevas paradas en las calles Rojas e Hidalgo y avenida Acoyte. Según fuentes oficiales la Ciudad tenía la intención de inaugurar la obra en diciembre de 2022

Proyecto – Cuadra tipo

y afirman que sería un total de 16.623 metros cuadrados de espacio público renovado con 9.556 metros cuadrados de zonas verdes y 7.067 metros cuadrados de espacio peatonal nuevo. El “Parque Honorio” conectará las plazas 24 de Septiembre y Giordano Bruno mediante un corredor verde de nueve cuadras de largo y entre 10 y 13 metros de ancho. Habrá mobiliario público como bancos, canchas de fútbol-tenis y postas aeróbicas. A los plátanos y robles de la avenida se sumarán 204 árboles de otras 18 especies, detallaron fuentes oficiales. Cabe señalar que la Junta Comunal 6 convocó a una Audiencia Pública no vinculante para escuchar las diferentes voces vecinales. La misma se realizó a lo largo de tres jornadas donde una gran cantidad de vecinos se expresaron a favor del espacio verde. El tema también se trató en la Legislatura, donde, por amplia mayoría, se aprobó una Ley que declara Calle de Convivencia al tramo donde se ejecutará el parque, este era un requerimiento hecho por la Justicia. La Calle de Convivencia es una figura incluida en el Código de Tránsito y Transporte que prioriza la circulación peatonal y los vehículos de los frentistas, correo, proveedores y también permite el paso de ambulancias, peatones y ciclistas.

Vista del proyecto del parque lineal.

Proyecto cuadra tipo SE CONSERVAN LOS ÁRBOLES EXISTENTES DEL BOULEVARD

CALLE NIVELADA PARQUE LINEAL CON DIFERENTES USOS

AVENIDA SENTIDO NORTE MANO ÚNICA

Movilidad

El Parque Lineal Honorio Pueyrredón incorporará mayor superficie verde y drenante, como parte de una estrategia de Ciudad carbono neutral, resiliente e inclusiva. El objetivo es transformar calles de los diferentes barrios de la Ciudad en lugares de encuentro y disfrute.


4

Agosto 2022 - Año 28 - Nro 318

HORIZONTE

www.caballitotequiero.com.ar horizontedecaballito@gmail.com

Agosto de 2011

Se oficializaba el escudo de Caballito Hace once años se oficializaban los escudos de los 48 barrios porteños, recordamos aquel evento con la nota que publicaba Horizonte: En un acto realizado a las 12.30 del 30 de agosto, en el hall de entrada de la Jefatura de Gobierno, en Bolívar 1, se oficializaron los escudos de los 48 barrios porteños. Con la presencia del Jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; el Secretario de Inclusión y Derechos Humanos, Daniel Lipovetzky; la Directora del Programa Pasión por Buenos Aires, Isolina Peña y, varios Directores de CGPs, se presentaron los 48 emblemas barriales. Más de cien vecinos de los distintos barrios asistieron al evento. Entre ellos concurrieron representantes de todas las Juntas de Estudios Históricos, las que tuvieron

especial participación en los diseños y la selección de cada escudo. También se encontraban entre los asistentes varios de los diseñadores de los emblemas. Por Caballito asistieron: Marcelo Iambrich, director del CGPC 6; Liliana Fuente, vicepresidente de la Asociación Civil Caballito Puede; vecinos, alumnos del Curso de Historia Barrial dictado por Horizonte; Marina Bussio y, Héctor Núñez Castro, directores de Horizonte, La Revista de Caballito y miembros de la Junta de Estudios Históricos del Caballito. El Jefe de Gabinete expresó que: “…Este es el resultado de un intenso trabajo, llevado a cabo por el GCABA, a través de Pasión por Buenos Aires y, que contó con la participación de los vecinos, a través de sus instituciones. Esto demuestra el sentido de pertenencia y la importancia que, cada uno,

le da a su barrio. Ahora, queda la tarea de cada barrio, de difundir y colocar los correspondientes escudos en la mayor cantidad de sitios posibles. Así, cada barrio de la ciudad tendrá su particular identificación.” La Directora del Programa Pasión por Buenos Aires, agradeció a todos los que habían participado, en especial a las distintas Juntas de Historia y a los artistas que llevaron al papel la idea, transformándola en escudo. A continuación, le fue entregado a cada director de CGPC o, a sus representantes, el escudo correspondiente a cada barrio. Luego, los autores de cada emblema, recibieron un escudo impreso y enmarcado. En el caso del Arq. Aquilino González Podestá, autor del escudo de Caballito, ausente por motivos de salud, el presente fue recibido, en su repre-

sentación, por Héctor Núñez Castro, director de Horizonte. Luego de la apertura del acto, los presentes pasaron al hall de entrada del palacio Municipal, por Av. De Mayo 525. Allí se inauguró una sala donde se colocaron los 48 escudos barriales. Los mismos fueron descubiertos por el Subsecretario de Atención Ciudadana, Eduardo Machiavelli; el Secretario de Inclusión y Derechos Humanos, Daniel Lipovetzky y la Directora del Programa Pasión por Buenos Aires, Isolina Peña. Cumplida la inauguración de la Sala de los Escudos Barriales, los presentes fueron homenajeados con un vino de honor en el microcine del GCABA. Esta oficialización de los emblemas, ha otorgado a cada barrio, un importante elemento de pertenencia. Para Caballito representa un

motivo de orgullo y, una muestra de participación de las instituciones legalmente reconocidas a nivel nacional o de ciudad. También ha sido reconocido el arduo trabajo de la Junta de Estudios Históricos del Caballito, quienes dieron forma al escudo bajo estrictas premisas de tradiciones, heráldica, emblemáticas e históricas. Todo ello plasmado artísticamente por su presidente Aquilino González Podestá. Así, también, es dable reconocer el apoyo brindado en todo momento por el CGPC 6, para lograr que nuestro emblema esté hoy en la Sala de los Escudos Barriales. Desde Horizonte, La Revista de Caballito, agradecemos a todas las instituciones y ONGs del barrio que respondieron, en su momento, a nuestra convocatoria para participar en la elección del emblema.

Descripción del Escudo de Caballito El escudo, oficializado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires el 30 de agosto de 2011, fue producto de un exhaustivo estudio por parte de los miembros de la Junta de Estudios Históricos del Caballito. Se tomaron en cuenta distintos elementos representativos del barrio. En primer término la imagen de la Veleta Histórica, que diera nombre al barrio, desde 1821. Una vez determinado, por consenso, se necesitó la mano y el conocimiento de un artista para plasmar el escudo. Allí intervino el Arq. Aquilino González Podestá. Luego, diferentes instituciones, asociaciones, vecinos y comercios tradicionales del barrio, dieron su aprobación al emblema.

Descripción y significado: Forma del Escudo: Se adoptó, por la tradición española de nuestra ciudad, el escudo Español, de borde inferior redondeado. Campos del Escudo: Está dividido en dos campos. Esmaltes del Escudo: Se utilizó un metal: Plata (Blanco), para el campo superior. Este esmalte heráldico es un signo de pureza, integridad, firmeza, vigilancia y elocuencia. El mismo representa a los vecinos del barrio de Caballito. Se utilizó el esmalte Sinople (Verde), para el campo inferior. Este esmalte representa el color del Caballito histórico, debido a sus gran-

des espacios verdes constituidos por las quintas que abarcaban toda la superficie del actual barrio. Blasones y figuras del Escudo: Sobre el campo superior (Plata), se utilizó una figura natural, el Caballito. Tiene la misma forma de la veleta que diera nombre al barrio, aun supérstite. Está pintada con esmalte Sable (negro). Sobre el campo inferior (Sinople), se utilizó una figura artificial en color Sable (Negro), los rieles del ferrocarril. Los mismos representan la oficialización del nombre del barrio ya que, en 1857, con el paso del primer ferrocarril argentino, se construyó la estación que, llevó el nombre de: Caballito. Sostenes del escudo: Se representaron, a la izquierda del escudo una orla de hojas de plátano, en color Sinople y, a la derecha una orla de hojas de tipa, también en color Sinople. Ambas hojas representan a los árboles que, mayoritariamente, pueblan las aceras del barrio de Caballito. Divisa: Sobre la parte superior, con los colores de la bandera Argentina, se muestra el nombre del Barrio. Lema: Enmarcando la parte inferior, con los colores de la bandera Argentina, se muestra el lema del Barrio: «Corazón de la Ciudad», ya que Caballito es el centro geométrico y geográfico de la ciudad de Buenos Aires.

Conclusión: Este escudo de Caballito muestra en todas sus partes, según las reglas de la heráldica, la representación histórica, material y espiritual del barrio.


L A R E V I S TA

DE

C ABALLITO

5

Agosto 2022 - Año 28 - Nro 318

/revistadecaballito

Ángel Kely Contela

De técnico químico a cronista del barrio “¿Qué queres ser cuando seas grande?”, era la pregunta que solía escuchar con frecuencia de niño. “Aviador o poeta”, respondía sin dudarlo. No logré el primer objetivo, pero la vida me dio la oportunidad de alcanzar el segundo. ¿Acaso cada recuerdo no está repleto de poesía? “Viejo barrio, perdoná si al evocarte / se me pianta un lagrimón…” dice el famoso tango Melodía de arrabal, frase a la que suelo agregar otra de mi cosecha personal: “Los grandes amores perduran en el tiempo… fuesen cuales fuesen sus contingencias”. Es que el amor al barrio, a esos rincones donde transité mis primeros treinta años de vida, retorna una y otra vez de manera incondicional; ese amor hizo posible que alcanzara el sueño de ser escritor, actividad que hoy me convoca y me sostiene. Me llamo Ángel Contela y nací en octubre de 1933 en Caballito. Distintas circunstancias de la vida me alejaron de allí, pero siempre estoy volviendo, como se retorna a esos amores que uno nunca abandona. Hice la primaria en la Escuela N° 3 “Primera Junta”, por entonces ubicada en Av. Rivadavia 5245. De allí pasé al ENET N°4 de Lacarra entre Juan B. Alberdi y Directorio, donde egresé como técnico químico en 1952. Ese mismo año empecé a trabajar en un laboratorio de análisis de cueros, textiles y bromatología en el que permanecí hasta jubilarme en 1998, con cuarenta y seis años de antigüedad. Otros tiempos sin duda. En la década de 1960 empecé a incursionar en el mundo del arte trabajando como marchand. Al salir del laboratorio por la tarde solía quedarme observando a la acuarelista Lola Frexas, quien comenzaba su carrera artística. Le propuse vender sus cuadros y ella aceptó, manteniendo una relación comercial que perduró hasta su fallecimiento. También vendí obras de Iván Vasilef y de pintores de La Boca como los hermanos Imperiale, Menghi, Sevilla y varios más. Esta actividad me dejó muchas satisfacciones, pero todavía quedaba pendiente mi deseo de escribir, esa vocación que empecinadamente pulsaba adentro mío de manera constante. Poco antes del momento de jubilarme, pasados los 60 años, empecé a estudiar tres carreras terciarias: Coordinación Grupal, Psicología Social y Consultoría Psicológica. En ocasión de realizar un trabajo práctico de Psicología Social me acerqué a un taller que formaba parte del Programa de Salud Mental Barrial del Hospital Pirovano. Me impactó el trabajo comunitario que allí realizaban e hice mi propia propuesta: coordinar un espacio de reflexión al que llamaría “Puerto de Ilusiones”. No fue fácil lograr que aceptaran

este nombre por su carácter ficticio, pero finalmente alcancé mi objetivo y durante diez años estuve al frente del taller, reuniéndonos en la pizzería El Cuartito. Allí abordamos temáticas tan diversas como la amistad, la solidaridad, la violencia, la rutina, los miedos, la soledad, etc. Mi mayor alegría es que este espacio aún se mantiene vigente con la misma denominación coordinado por Zulma Fuentes, siendo uno de los más antiguos del Programa. Por entonces ya me sentía más confiado para dar los primeros pasos en la escritura y lo hice de la mano de dos publicaciones autobiográficas: Puerto de Ilusiones y Un argentino en Calabria, libros editados por Corregidor. En el primero de ellos recopilé anécdotas, poemas y escritos que tenía guardados de manera dispersa, registro de recuerdos y vivencias acumuladas a lo largo de los años. En el segundo pude plasmar la experiencia de mi viaje a mis orígenes en el sur de Italia, la tierra de mi padre. De esta manera iban cumpliéndose muchas de las asignaturas pendientes, pero siempre mantenía el deseo de volver al barrio para devolverle esos recuerdos que persistían intensamente adentro mío. Una fecha clave para comenzar a cumplir este sueño fue el 28 de julio de 2004, día en que el club de mis amores, Ferrocarril Oeste, celebró sus cien años de existencia. Además del reencuentro con amigos entrañables, en esa oportunidad se abrió una nueva faceta en mi vida de jubilado activo y observador: me transformé en cronista barrial, uno de los regalos más inesperados que me dio la vida. Unos meses antes, la revista Gente de Ferro había invitado a lectores y vecinos a enviar notas con anécdotas e historias del barrio y del club para publicar en el número especial que editaría con motivo del centenario. Mi alegría fue inmensa al ver publicados los tres artículos que mandé: Viejo barrio… perdoná si al evocarte se “me pianta” un lagrimón, Recuerdos nostágicos de la vieja cancha y un par de reflexiones con anhelo de poesía que la revista sumó a una sección llamada “Inspiración es lo que sobra”. Lo verdaderamente mágico de estas notas fueron sus consecuencias debido a que, gracias a ellas, fui convocado para escribir en publicaciones barriales como Horizonte: la revista de Caballito, Periódico ABC y Ágora XXI, además de la ya mencionada Gente de Ferro, donde di el puntapié inicial. Poco tiempo después que apareciera en Horizonte la nota titulada “La otra calle de mi esquina… Rojas”, el entonces presidente de la Junta de Estudios Históricos del Caballito, Arq. Aquilino González

Podestá, me invitó a integrar dicha entidad, a la cual pertenezco desde entonces. Fue en este espacio donde escribí para la revista institucional Voces de Caballito y la página web buenosaireshistoria.org. También fue en la Junta, allá por 2009, donde propuse homenajear a mi barra de la esquina de Rojas y San Eduardo (hoy Aranguren), la cual cumplía 70 años de sus comienzos. Mi idea fue colocar una placa recordatoria en esa ochava del barrio. La iniciativa, que en un primer momento me pareció algo descabellada, fue bien recibida. Al año siguiente, en febrero de 2010, y con motivo de la celebración de un nuevo aniversario de Caballito, se descubrió la placa en un emotivo acto. Aún puede vérsela en Aranguren 801. Puedo decir con honda satisfacción que esta iniciativa tuvo eco en otras barras de esquinas del barrio, replicándose los homenajes en Valentín Virasoro y Arengreen, Paysandú y Planes, Neuquén y Espinosa y Arengreen y Fragata Sarmiento. En todos los casos los homenajes fueron promovidos por los mismos integrantes de las barras, adhesiones que confirmaron que la idea no era tan “descabellada” y que estos espacios de encuentro, verdadero aprendizaje grupal de la vida cotidiana, perduran en el tiempo y merecen ser recordados con afecto. Asimismo, en el marco de los festejos por los 100 años de Ferro, logré que la estimada Cora Cané mencionara este acontecimiento en su espacio Clarín Porteño (sección que escribía diariamente en la contratapa del matutino) el mismo 28 de julio de 2004. Digo “logré” porque mis pedidos fueron tan perseverantes que no tuvo más remedio que

aceptarlo ya que no acostumbraba hacer referencia a este tipo de hechos. Al día siguiente le agradecí “la excepción a la regla” por mencionar al barrio y al club de mis amores y de tantos otros verdolagas de alma. Mi tarea como escritor no se detuvo y en 2007 publiqué un entrañable cuadernillo titulado El legendario Roque Marrapodi, el “arquero que volaba”, tema que amplié en 2012 con la publicación de Roque Marrapodi. Una historia de alto vuelo, ya en forma de libro. Todo empezó con el deseo de un grupo de amigos de recuperar la historia de este increíble jugador de Ferro, dando a conocer a las nuevas generaciones sus hazañas en el arco verdolaga. Nunca imaginamos la repercusión que alcanzaría aquel modesto cuadernillo, plasmada en la llegada al club de notas periodísticas, poemas y composiciones musicales hasta la recuperación de la pequeña valija de cuero marrón que el Flaco utilizaba cuando atajaba en Ferro, con sus botines de fútbol y rodilleras en el interior. También se sumó el contacto personal con su hermana menor y la visita a su ciudad natal, Guaminí. Una vorágine de recuerdos y anécdotas que llevaron a varias reediciones del libro. Entendí entonces que uno de los secretos del oficio de escribir era el de obrar de mediador, poniéndole palabras a sentimientos compartidos. En 2016 vio la luz mi último libro Un agradecido muchacho de esquina, donde pude reunir en un solo espacio todas estas experiencias relatadas y vividas. Finalmente, y ya en 2022, se publicó el artículo “Aquella tarde inolvidable en Caballito” que escribí para una antología realizada por Cultura de AFA llamada Historias de hinchas y sus clubes.

En él hago referencia a los 40 años del logro del primer campeonato de Primera División de Ferrocarril Oeste, ocurrido el 27 de junio de 1982. Tal como lo expresa el título de mi último libro, no tengo más que palabras de agradecimiento a la vida “que me ha dado tanto” y por ello, a modo de cierre, quisiera compartir estas reflexiones que escribí en tres momentos diferentes y que, una vez reunidas, tomaron forma similar a un poema, aunque no tengo la certeza de que realmente lo sea:

CABALLITO UN ROMANCE SIN FIN Gracias… Caballito por tantos y tan bellos recuerdos vividos bajo tu cielo. Y por haberme dado aquella barra inolvidable: la de tu vieja esquina de Rojas y San Eduardo. Además, cómo no querer a Caballito si por sus calles caminé la vida y en sus entrañas consumí mi infancia. Amamos a Ferro y a Caballito desde entonces y allá lejos, cuando no habíamos tenido aún la primera cita ni ese sabor a rouge del primer beso. Ángel “Kelly” Contela


6

Agosto 2022 - Año 28 - Nro 318

HORIZONTE

www.caballitotequiero.com.ar horizontedecaballito@gmail.com

En el Viejo Buzón

Mitos y Leyendas de Caballito Durante todo el mes de julio los cafés y bares notables de la ciudad presentaron una programación en la que se ofrecieron espectáculos musicales, muestras de artes visuales, teatro, ciclos y charlas sobre patrimonio cultural, entre otras actividades. Fue en ese marco donde el viernes 29 de julio en el Café Notable «El Viejo Buzón» ubicado en la esquina de Neuquén y Espinosa tuvo lugar la charla «Mitos y Leyendas de Caballito» a cargo de Leonel Contreras y Marina Bussio, convocada por Patrimonio de Gobierno de la Ciudad. Leonel Contreras tuvo a su cargo dar el marco general a la charla, se refirió a la memoria colectiva y a las historias y misterios

que alberga la ciudad. Por su parte Marina Bussio hizo referencia a diferentes leyendas del barrio de Caballito, tales como “La Planchadora de la Quinta Lezica”, “La Desaparición de los patos del Parque Rivadavia”, “El Lago del Parque Centenario”, “La Muerte de un perro y tres personas”, entre otros. Como todas las grandes ciudades del mundo, Buenos Aires tiene un espacio mágico que alberga un sinfín de mitos y leyendas. Dentro de ese gran imaginario, cada barrio guarda sus propios secretos y misterios. En esta charla ilustrada con imágenes que colmó la capacidad del lugar, los vecinos escucharon los relatos con sumo interés y entusiasmo.


L A R E V I S TA /revistadecaballito

DE

C ABALLITO

Agosto 2022 - Año 28 - Nro 318

7