Page 1

Gesta Heroica Historia - Cultura - Actualidad

195 aniversario

de la Batalla del

Lago de Maracaibo


Edición N° 102 - Año 2018 - Telefax: 0212 2431118 - www.ISSUU.com/Gesta Heroica

Gesta Heroica

gestaheroica @gestaheroica

Rif: J-31646965-4

E S TA S S O N L A S E M P R E S A S EDITOR: FRANCISCO SANZ GARCÍA DIRECTOR: JOSÉ SANZ PATRIZI

QUE LUCHAN DÍA A DÍA

COORDINADOR GENERAL: ZULAIMA SÁNCHEZ GERENTE ADMINISTRATIVO: kARINA PITTOL ASESOR JURÍDICO: DR. ELIAS LOPEZ LATORRE INPREABOGADO Nº 9993 DIAGRAMACIÓN Y MONTAJE: JOSÉ SANZ PATRIZI FRANCISCO SANZ GARCÍA gestaheroica@gmail.com

NUESTRA PORTADA

Almirante José Prudencio Padilla 1788 - 1829

P O R U N PA Í S M E J O R PA R A T O D O S Senaduana Transcarveca Filtros Ramírez Tornillería Global C.A. Maquinarias Tecnifar S.A. Dist. Bolplastic C.A. Laboratorios Brolab King David Delicatesses Rodis de Venezuela Aire Acondicionado Disaire Corporación Medicorp C.A. Herrería Lucero C.A. Centro de Rehabilitación Recepciones Del Rey Terapia Atlética Corporal Grúas Américo C.A. Centro Ferretero El Pico Fredive C.A. Inversiones Total Frío CeramiHierro La Tejera Comericla Hierro Mats Tecnofuego C.A. Inoxplas C.A. Distribuidora MGE de Venezuela Droguería Degar C.A. Comercial Wiler C.A. Hidratec 2021 C.A. Hidropectos 2000 C.A. Hierro Beco C.A. Materiales Carabobo C.A. Publicidad Edison Colchones Confort Grapas Avin C.A. Noreste C.A. Elecon C.A. Dimatel C.A. La Casa del Ductero C.A. Ferremateriales Requeixo Plásticos La Urbina Sumincar C.A. Tornillería Alemana C.A. Insumeca C.A. Hotel Coliseo Catalano Home Center Instituto Universitario Tecnológico Américo Vespucio


Pensamientos del Libertador

“El mando me disgusta tanto como amo la gloria, y gloria no es mandar sino ejercitar grandes virtudes SimĂłn BolĂ­var (Carta al Gral. Santander, 7 de abril de 1826)

Gesta Heroica 5


6 Gesta Heroica


Nuestro Editorial

Gesta Heroica 7


8 Gesta Heroica


Hechos de Nuestra Historia

119 95 5 a aĂą Ăąo os s d de e lla a B Ba atta alllla a d de ell L La ag go o d de e M Ma ar ra ac ca aiib bo o

Gesta Heroica 9


10 Gesta Heroica


Hechos de Nuestra Historia

Gesta Heroica 11


12 Gesta Heroica


Hechos de Nuestra Historia

Gesta Heroica 13


14 Gesta Heroica


Batallas de Nuestra Historia Julio Sánchez Flores

Del puente de Boyacá a las sabanas de Carabobo:

Primera parte

Se cumple en junio un nuevo aniversario de la Campaña de Carabobo, gesta en la que las fuerzas del hombre de las dificultades se enfrentan a las del mariscal la Torre, quien había sustituido a Pablo Morillo en el mando del ejército español después de haberse firmado el armisticio en Trujillo por el mismo Morillo y Bolívar, protocolo que pone fin a la guerra a muerte decretada por este último, casualmente en la referida ciudad, el 13 de junio de 1813. Pero, ¿cómo es que Bolívar combate primero en el Puente de Boyacá el 7 de agosto de 1819, librando así a la antigua Nueva Granada antes que a Venezuela con la de Carabobo en 1821? Además de dos años de diferencia, esta coyuntura histórica tiene sus intríngulis y bemoles. Comprometido Morillo en su campaña en los Llanos contra Páez en mayo de 1819, Bolívar ve abrirse ante él una brillante oportunidad de tomar Caracas, ciudad que se encontraba para esa fecha en manos de los realistas mediante un ataque con el ejército de Oriente sobre la referida ciudad, y de las fuerzas estacionadas en Angostura, junto con las de Páez, sobre el sector central del país dominado por el enemigo. Para tal efecto envía a Oriente al general Urdaneta, uno de sus más aguerridos y leales oficiales, con la misión de coordinar allí las operaciones que sobre la capital deben ejecutar las fuerzas estacionadas en Cumaná al mando del general Santiago Mariño, las de Margarita, comandadas por Arismendi, y la escuadra de Brión, corsario que se unió a la causa revolucionaria convencido por el propio Bolívar. Sin embargo, esta comisión no tuvo éxito, pues Mariño se resistía Gesta Heroica 15


16 Gesta Heroica


Batallas de Nuestra Historia a toda operación que no tuviera como objeto la toma de Cumaná, Arismendi se negaba a permitir la salida de las tropas de Margarita y, finalmente, Brión y sus piratas, más interesados en su lucrativa tarea de asaltar barcos en el Caribe, no mostraban interés alguno por colaborar en el plan que tenía en mente Bolívar para derrotar a Morillo. Ante tal falta de interés por parte de los mencionados caudillos, Bolívar, entonces, se decide a modificar su estrategia, en el sentido de buscar fuera de Venezuela, específicamente en la Nueva Granada, las fuerzas que necesitaba para dar un golpe decisivo al ejército del Pacificador, título que le fue otorgado a Morillo por el rey Fernando VII en su afán de recuperar las colonias de ultramar. El 21 de mayo, Bolívar convoca a su Estado M a y o r para analizar la nueva misión ante la imposibilidad de continuar en Venezuela. Soublette, Anzoátegui, Briceño Méndez, Ambrosio Plaza, un tal Rooke, y el indio Reyes Vargas, escucharon en silencio lo que sería el concepto de la operación que tenía como propósito cambiar el centro de gravedad e invadir a la Nueva Granada atravesando la inmensa cordillera de los Andes para caerle de sorpresa a Barreiro y al virrey Sámano. Y fue, entonces, cuando el 27 de mayo de 1819, Bolívar con 2.500 hombres, más los contingentes que se encontraban en los llanos de Casanare, emprende tan magna empresa solo igualada por Aníbal 219 años antes de Cristo, cuando este general cartaginés cruza los Alpes con sus elefantes y tropas para caerle por sorpresa a las legiones romanas situadas al otro lado de la

cordillera alpina. Esta odisea no le fue fácil al Libertador. A medida que ascendían por el escarpado paramó de Pisba, uno de los pasos más difíciles de cruzar, la temperatura se tornaba más fría y los soldados, en su mayoría llaneros mal abrigados, enfermaban gravemente o morían. El terrible soroche, como le llaman los andinos al inclemente frio, causaba estragos entre aquellos espartanos, motivo por el cual obligaba a los oficiales a tomar la difícil situación de flagelarlos para que entraran en calor, y así evitar que murieran sobre la marcha.

Después de tan incontables sufrimientos, penalidades y grandes pérdidas, el 5 de julio de 1819 el grueso del ejército libertador llegó a Quebradas, un caserío ubicado en las laderas que descienden sobre la región de Socha, sitio en donde acampó para que sus hombres se alimentaran y tuvieran su merecido descanso. Con este alto, el Paso de los Andes, una de las empresas más audaces de la historia venezolana, estaba terminado y los patriotas, según lo narran varios historiadores, recibieron comida, caballos, armas, y muchos de los habitantes de los poblados adyacentes, incluyendo mujeres, se unieron con armas y

bagaje a reforzar las fuerzas de Bolívar en apoyo a la campaña. Ahora bien, no habían pasado unas cuantas horas cuando Bolívar, quien tenía como características en sus campañas las de explotar al máximo los principios de Movilidad y Sorpresa, ese mismo 5 de julio ordena a su vanguardia movilizase rápidamente en dirección a Gámeza, movimiento que obligó al general español Barreiro a destacar un considerable destacamento de caballería para bloquearle el camino, teniendo éxito en esta operación. Sin embargo, el Libertador, cuyo propósito era obtener sobre Barreiro una brutal derrota, planeó un audaz movimiento para colocarse a retaguardia de su adversario y obligarlo a combatir en campo abierto, no obstante, Barreiro enterado de esa táctica, con rapid e z abandona el sitio en donde se encontraba y corre veloz hacia un sitio llamado Pantano de Vargas. La batalla en este sitio no le fue favorable a las fuerzas patriotas que habían obtenido algunas ventajas en las primeras de cambio. Sin otra alternativa, y a pesar de que las fuerzas de Barreiro se encontraban en terreno favorable y en mejor posición, Bolívar ordena el asalto a las posiciones enemigas, siendo recibidas sus fuerzas con un intenso y fuerte fuego de fusilería, mientras que un regimiento al mando del realista Tolrá, en una hábil maniobra de flanqueo, las encierra en el valle de Vargas recibiendo, como se dice en criollo: plomo parejo a diestra y siniestra, y sin posibilidades de tregua. Ante esta embarazosa coyuntura táctica y cuando todo parecía perdido para los patriotas, Bolívar le ordena al coronel Juan

Gesta Heroica 17


18 Gesta Heroica


Batallas de Nuestra Historia José Rondón, comandante de la caballería y reserva de la operación ofensiva, que intervenga de inmediato en auxilio de los infantes. Rondón, según cuenta Indalecio Liévano Aguirre (1988) en su obra Bolívar, se volvió hacia sus escuadrones de llaneros y con metálica voz de mando, les gritó: Compatriotas, Rondón aún no ha peleado, los que sean valientes síganme. Los llaneros, cada uno con dos lanzas en ristre en ambas manos, y con las riendas del caballo sujetas a los dientes, se lanzaron como alma que lleva el diablo chocando sobre las filas enemigas, decisiva maniobra que cambió favorablemente para Bolívar el curso de la batalla. Los pobladores del pueblo de Vargas, testigos de la audaz acometida por la caballería de Bolívar al mando de Rondón, vieron como las filas españolas se quebraron ante el formidable impulso de aquella infernal legión, cuyas lanzas silenciaron el nutrido fuego de los infantes enemigos. Sólo la noche facilitó el repliegue hacia el pueblito de Paipa de las fuerzas españolas de Barreiro y las salvó del total exterminio; y a costa de perder su logística, se fueron en retirada con la intención de dirigirse a Santa Fe a reunirse con el virrey Sámano. Sin embargo, aquí no termina la campaña. Bolívar no le iba a permitir a Barreiro que se fuera hacia Santa Fe a reforzar las fuerzas de

Sámano, por lo que optó por seguirlo presionando a través de los diferentes pueblos y sitios hasta llevarlo al puente de Boyacá, lugar en donde se libró la batalla decisiva. Los emisarios que Barreiro había enviado a Sámano para alertarlo antes de la batalla, al oír los tiros en las proximidades del puente, se regresaron y pudieron contemplar el total y patético desastre del ejército español. Con la infausta visión se dirigieron inmediatamente a Santa Fe llevando la terrible noticia de la derrota que hizo cundir el pánico a todos los españoles y realistas, por aquello de que Bolívar se hallaba vinculado al decreto de guerra a muerte: el miedo es libre, me imagino que gritaría el virrey Sámano. Bolívar, entre tanto, hace un descubrimiento en el pleno campo de su victoria en Boyacá. Entre los prisioneros se encontró al italiano Francisco Fernández Vinoni, a quien responsabilizó de la liberación de los prisioneros y posterior entrega de la fortaleza de Puerto cabello en 1812 a los españoles, y a quien juró ahorcar cuando se lo encontrara. Este traidor había sido el causante de que, además de haberse perdido la Plaza de Puerto Cabello a causa de su felonía, ésta estaba asociada a su enemistad con Miranda. Su juramento fue cumplido, y según lo comenta Liévano Aguirre (ibídem), el entonces coronel Joaquín Paris, quien conducía al infeliz Barrientos hacia Santa Fe, al llegar al pueblo de Ventaquemada,

encontraron una horca a mitad del camino por donde necesariamente tenían que pasar, y en ella, el cadáver de un hombre que se mecía al impulso del viento. El 10 de agosto de 1819, en horas de la tarde, casi desnudo, pues en la campaña había perdido las pocas ropas que cargaba, Bolívar entró en la capital del virreinato granadino, y a su paso por las calles de Santa Fe, hoy Bogotá, la gente lo aplaudía, lo tocaban, las mujeres se le ofrecían. Cuenta la conseja que el entusiasmo era de tal magnitud, que una mujer al encontrarse con el Libertador en una esquina, lo agarró por la pierna derecha y le dijo: ¡Dios te bendiga, fantasma! El Libertador se sonrió y le extendió la mano vencedora diciendo, amén. Desde el primer momento que llegó a Santa Fe, su preocupación fue crear en el ánimo de los santafereños y de todos los neogranadinos la conciencia de que el triunfo de Boyacá no significaba el fin de la guerra, sino una regulación de la campaña para alcanzar la victoria final que debía obtenerse en Venezuela, ocupada todavía por las tropas de Morillo. En consecuencia, Boyacá fue, entonces, el preludio hacia Carabobo iniciado en los combates por un puente que le dio el nombre a la singular batalla. Hasta la próxima entrega.

Gesta Heroica 19


Nuestros Parques y Monumentos

Gesta Heroica 21


20 Gesta Heroica


BolĂ­var, vida y obra

Gesta Heroica 23


24 Gesta Heroica


BolĂ­var, vida y obra

Gesta Heroica 25


26 Gesta Heroica


BolĂ­var, vida y obra

Gesta Heroica 27


26 Gesta Heroica


Gerencia al dĂ­a

Gesta Heroica 29


30 Gesta Heroica


Gerencia al dĂ­a

Gesta Heroica 31


32 Gesta Heroica


Nota de Prensa

1er Encuentro Suramericano

en el Américo Vespucio 2018

Todo un éxito resultó el 1er Encuentro Suramericano en el IUTAV 2018, Novedades y Oportunidades, el pasado 11 de mayo en la sede del Instituto Universitario Tecnológico Américo Vespucio en la Urbanización Los Chorros. A las tres de la tarde dio inicio el evento en el auditorio del IUTAV donde el público pudo escuchar las ponencias de los distinguidos invitados que hicieron acto de presencia para tan magno evento. La apertura estuvo a cargo del Director del IUTAV, MSc. Juvenal Peña quien dio la bienvenida a los presentes y agradeció la participación de los invitados especiales. Acto seguido tomó la palabra el embajador Julio César Pineda quien con su vasta experiencia en el campo de la diplomacia exhortó a los jóvenes a convertir a Venezuela en una potencia turística. Seguidamente el Agregado Cultural de la República de Portugal Sr. Rainer Sousa, compartió algunos apuntes históricos sobre su nación e invitó igualmente a los jóve-

nes a trabajar por el turismo nacional. A continuación la Lic. Ingrid Casañas, presidenta de Sanatsa Viajes, abordó el tema del turismo de bienestar y salud, actividad poco difundida en el país, y que es necesario desarrollar. Por último, se dirigieron al público los representantes de la Embajada de Colombia, primero en la persona del Dr. Eduard Arias, Ministro de Cultura encargado, quien en unas breves pero efusivas palabras, invitó a los presentes a luchar por Venezuela, el mejor país del mundo. Para finalizar, el Sr. H u m b e r t o Rodríguez, asesor de turismo e n ProColombia, hizo un repaso de las últimas campañas

publicitarias desarrolladas para promocionar el turismo en el hermano país, cerrando con la actual campaña: “Colombia, tierra de la sabrosura”. Una vez concluidas las ponencias en el auditorio los asistentes al evento pudieron disfrutar de los diferentes stands promocionales de cada país desarrollados por los estudiantes de las carreras de Turismo y Hotelería, Publicidad y Mercadeo e Idiomas Modernos, donde se mostraron los aspectos culturales más resaltantes de cada una de las naciones que componen el cono sur. En el transcurso de la tarde, se pudo degustar los platos típicos de cada país, como también del espectáculo de música y danza amenizado por los estudiantes de las diferentes carreras del IUTAV. Este evento fue una oportunidad excepcional en el que los asistentes ampliaron sus conocimientos sobre nuestros vecinos continentales a la vez que disfrutaron de experiencias enriquecedoras en el ámbito académico y cultural.

Gesta Heroica 33


32 Gesta Heroica


Gesta Heroica 35


Revista Gesta Heroica Edición N° 102  

Revista Gesta Heroica, Edición N° 102, junio 2018

Revista Gesta Heroica Edición N° 102  

Revista Gesta Heroica, Edición N° 102, junio 2018

Advertisement