Page 6

PUNTO DE VISTA Edición Nº 17 Marzo - Abril 2010 ISSN 1909 – 8723 Edición Santacruz Editores E.U. NIT: 900 130 461 - 4 Avda. Cra. 72 Nº 152B-90 Int. 2 Apto. 902 Teléfono 3562713 - 310 8692372 geneticabovina.fer@gmail.com Bogotá – Colombia Director Fernando Santacruz Hoyos Colaboración Técnica Ricardo Botero Maya Director Técnico Asodoble Ricardo J. Mesa C. Director Científico Agroinsuvet S.A. Jairo Serrano Prosegan Facundo Becaluba Especialista en Reproducción Tom Lawlor Director de Investigación Asoholstein, USA Julio César Olaya Lino Andrés Oyuela Embriogen S.A. Fotografía Portada Vaca 118/2 (MR V8 777/4 por vaca JM2 La Vittoriana 737/954 T.E.) Hacienda La Vittoriana Fotografías Internas Jaime Ramírez Fernando Santacruz Hoyos Ricardo Delgadillo/Zoophoto/ Vitrollano Hacienda La Vittoriana Diseño y Diagramación Alonso Romero Torres Tel. 757 7149 Preprensa e Impresión Legis S.A. Comercialización Santacruz Editores E.U. 3562713 - 310 8692372 geneticabovina.fer@gmail.com Bogotá – Colombia

Y quién tuvo la culpa

T

odos, absolutamente todos los que de una u otra forma hacen parte del gremio ganadero y, en especial del lechero, tienen la culpa de haber entregado el mercado colombiano en bandeja de plata a los europeos para que lleguen con sus productos lácteos a conquistar y desplazar a los nuestros. La ganadería colombiana está huérfana de líderes gremiales que en verdad sepan representar a quienes no tienen acceso a las instancias de poder de decisión. Lo que pasó sencillamente se hubiera podido evitar si existiera un gremio unido. Pero como no lo hay, por múltiples factores, en especial porque no existe una política gubernamental interna que aglutine los eslabones y sus necesidades entorno de una Ley lechera, qué se puede esperar. ¡No hay acuerdos internos en ningún sentido y nos damos el lujo de negociar con gigantes!. Los diversos decretos que existen son letra muerta, nadie los cumple. Los ministros de agricultura se han dedicado más a defenderse ellos mismos, que a defender a quienes deberían. El presidente de Fedegan anda de jefe político de un exministro. Unaga, Analac, Fedecoleche, Asoleche, cada una por su lado; en fin, hay más gremios que cualquier otra cosa y cero resultados. Con lo que se pactó en dicho Tratado por ignorancia o por falta de gestión gremial, los pequeños y medianos productores son los que más riesgo llevan de desaparecer. Los grandes, cada vez más grandes serán. Como siempre. Que bueno sería que el gobierno se preocupara por entender que la verdadera seguridad democrática no se logra echando bala sino garantizando oportunidades de empleo digno; más aún en el campo, donde las oportunidades del rebusque están en actividades ilícitas, sencillamente porque no tienen otra alternativa ó desplazándose a las ciudades a aumentar los cordones de miseria y pobreza. La única salida que tiene los lecheros es que el congreso no apruebe este capítulo del Tratado. Pero temo que eso no sucederá porque llegado el momento los “honorables congresistas” legislarán única y exclusivamente para sus bolsillos. La ganadería le aportó muchos recursos económicos y políticos al gobierno y éste, lo que hizo con la mano al rescatar el campo de la delincuencia, lo borró con el codo al permitir semejante entrega a la comunidad europea.

Fernando Santacruz Hoyos Director Revista Genética Bovina Colombiana

17 Revista Genetica Bovina  

17 Revista Genetica Bovina

Advertisement