Page 45

Tom Lawlor, Director de Investigación Asociación Holstein USA.*

L

as pruebas genómicas están en todas las últimas noticias de la industria lechera, y con razón. Sin embargo, casi siempre el enfoque de los diversos artículos se concentra en la visión global del tema, es decir tratando de explicar cómo este avance tecnológico afectará la selección de toros, si se disminuirán las pruebas de toros tradicionales, cuanta ganancia en mejoramiento genético habrá, etc. Pero raramente se reconoce que detrás de cada prueba está una persona quien toma la decisión de testar este animal o aquel otro. ¿Qué piensan estas personas y que vacas están eligiendo para ser testadas? El número de vaquillas y vacas siendo testadas genómicamente continúa creciendo vigorosamente. Esto es impresionante considerando la difícil situación económica actual. Naturalmente, hay algunas grandes compañías y lecherías testando un número considerable de animales, pero también existen muchas explotaciones testando entre uno y cinco animales. ¿Por qué hay tantas personas pagando para testar sus animales genómicamente? Sería muy fácil decir que es simplemente el “grupo de alto índice” persiguiendo números. Por supuesto, el mejoramiento genético es un gran motivador detrás de las pruebas genómicas. Sin embargo, el mejoramiento genético viene de muchas maneras. No es solamente un juego de números, sino también un amor por el juego, el juego de cruzar buenas vacas. El éxito no llega fácilmente y no se obtienen vacas sobresalientes muy a menudo.

Aceptando el desafío Cuando un criador obtiene una vaca especial, seguramente quiere hacer algo con ella. A menudo querrá poner un anuncio en revistas especializadas, alardear un poco y hasta

GBC  Edición 17

ponerla en alguna competencia para ver qué tan buena es. Puede que la lleven a alguna exposición y le gane a todas las asistentes, o que le haga una calificación, o simplemente la pongan en el corral para ver cómo se compara con sus contemporáneas de establo. Efectuar una prueba genómica a una vaca sobresaliente es una expresión de fe. Es como cuando un jugador de baseball se para con el bate e intenta pegarle a la bola para obtener un cuadrangular. Los dueños de animales a menudo ven al siguiente desafío solamente como una oportunidad más de probar los méritos de su animal. Los entusiastas de caballos de pura sangre están enardecidos este año por una yegua especial, Rachel Alexandra. Su dueño, Jess Jackson, puso su potra de tres años de edad contra los mejores potros de tres años y después contra los mejores caballos en las carreras de Preakness, Haskell y Woodward. Ella ganó todas estas carreras y es actualmente considerada como una de las mejores yeguas de todos los tiempos. Bueno, ahora tenemos una nueva avenida para probar nuestras vacas: la prueba genómica. Muchos criadores ven las pruebas genómicas como otra manera de medir el mérito de sus animales. Más de 350 vacas Excelentes han sido testadas a la fecha. Cuando todo sale bien, rendimiento actual e índices genéticos, es emocionante. Entre estas vacas Excelentes, Wargo-Acres Durham Dazzle tiene el PTA (Predicted Transmitting Ability – Habilidad de Transmisión Predicha) Genómico para Tipo (GPTA Type) más alto de +4.17. Ella es una hija de Durham de 94 puntos de una Luke de 88 puntos. La segunda vaca Excelente más alta es Schilldale Durham Buttercup con un GPTAT de +3.94, también de 94 puntos. Otra vaca interesante es Ruann Rudolph Andrea-952-ET, con un puntaje EX-90. Ella no es una de las vacas de Doug Maddox con las más altas producciónes, pero es bonita, fácil de preñar y fácil de manejar. Parió a 2-01, 3-00, 4-01, 5-01, 6-04 y 7-05. Su GPTA para Tasa de Preñez en Hijas (Daughter SANTACRUZ Editores

43

17 Revista Genetica Bovina  

17 Revista Genetica Bovina

Advertisement