Page 1


GARBO

#001

Establecer pautas claras de comunicación es una tarea que requiere exactitud en el vocabulario y nitidez en la intención.Cuando se piensa en una franja de la sociedad, existe el riesgo de excluir, de prejuzgar y de generalizar. Revista Garbo surgió a partir de la necesidad de alcanzar a un sector de la sociedad que es apelado solamente desde el lugar común del estereotipo y la presuposición. Suponer que una elección determina las demás, es tan pedestre que restringe la posibilidad de plantear contenidos inteligentes, desde una mirada trendy con ribetes estéticos y espíritu refinado. Con serenidad y claridad sin estridencias, proyectamos una mirada comunicativa que celebra el pensamiento reflexivo, el placer estético y el disfrute con ánimo hedonista. El diferencial de Garbo radica en rendir tributo a la diversidad sin encasillar, en seducir sin vulgarizar, y en proponer sin obligar. Garbo propone a sus lectores ser lo que quieren ser. Los ejes centrales de la publicación atraviesan la moda y el diseño, usos y costumbres del hombre y la mujer cosmopolita, prácticas urbanas y los perfiles de las personalidades más descollantes del quehacer artístico nacional y del mundo. Revista Garbo exalta la sinestesia entre pensamiento, disfrute y elegancia. Garbo es más que una revista. Garbo merece ser leída.


¿Qué ves cuando te ves?

08

Antonio Banderas: La Marca de una Leyenda

18

Venus & Afrodita

12

¿Mente sana en cuerpo sano?

20

El Hombre Trendy

22

Beauty Man

14

Cuando Palermo dejó de ser viejo

16

La Histeria: Laberinto de Deseo

24

Sabores o cool tos

Proust Celina Rucci

staff

26

Dirección: Mónica Lavalle

-

Editor: Alejandro Lavalle -

Diseño Gráfico: estudioenie Escriben: Mónica Lavalle

www.revistagarbo.com

-

Productora de TV

Dirección Comercial: MANIFESTO

Dolores Bassi

Comunicaciones Creativas,

Alejandro Lavalle -

Marketing & Públicas

-

Licenciada en Psicología

PROHIBIDA LA REPRODUCCION TOTAL Y/O PARCIAL DE LOS CONTENIDOS PERIODISTICOS E IMÁGENES DE REVISTA “GARBO” REVISTA “GARBO” ES PROPIEDAD DE MONICA LAVALLE - ALEJANDRO LAVALLE Y DOLORES BASSI REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL EN TRAMITE.

sumario

06


06

La Homosexualidad y los Medios. Durante mucho tiempo el tratamiento del mundo gay fue considerado por los medios de comunicación como algo bochornoso donde nadie otorgaba un espacio, salvo que éste generara un efecto de tono escandaloso. Con el correr de los años, los medios se encargaron de generar una ideología ampliamente discriminadora sobre la homosexualidad, Afortunadamente aquella frívola frase de algún ignoto filósofo contemporaneo que decía “todo tiempo pasado fue mejor”, en este caso quedo en el olvido. Prensa , cine, teatro , publicidad y sobre todo en la pantalla de TV, la participación gay tiene mas presencia que nunca... Acaso alguien se ha preguntado Por Què?

¿MODA, REALIDAD O RATING? Los tiempos cambian, y por suerte la comunicación en los medios - cuya funciòn es informar - ha modificado notoriamente su conducta. Pero sin ninguna duda, este fenómeno social, no se habría producido si los homosexuales se hubieran recluído en sus casas, en lugar de movilizarse y dar batalla para contrarestar aquello de “habría que encerrarlos en una isla”. Los gays ya no son esas locas frívolas en la ideología de la sociedad, sino hombres con todas las letras que denuncian la desigualdad con la que se los trata. Y por su parte,las lesbianas no son ese duro estereotipo de camioneras, sino que, se han convertido en mujeres decididas a dar la cara y NO ser meras protagonistas de una discriminación desmedida. Con la llegada del siglo XXI aparece casi milagrosamente una nueva imagen de la homosexualidad en los medios. Quizas la televisión sea su mayor referente. Es así como los programas inundan la pantalla, con más de una propuesta para gente que es lo que quiere ser

homosexual...ficción, periodismo de autor , y algún que otro resavio de periosimo sutilmente amarillo. Con esta tendencia, las historias entre gays y lesbianas, no son dejadas de lado, aunque las exageraciones y vivencias lejanas a la verdad siguen siendo una constante.

¿Por qué no dejar que la realidad supere a la ficción? Hoy en día tener un espacio donde la jerga televisiva llama Prime Time, es casi un privilegio. La disputa por el rating no tiene limites, y las historias costumbristas van quedando de lado. Es así como a fines de los 90 la productora Pol-ka, a modo de desafìo, muestra la realidad de una pareja gay en el unitario Verdad Consecuencia. Al que tal vez hubiera sido adecuado llamar, “La consecuencia de la Verdad”. En la trama, los conflictos fluyen, y el espectador entiende que por más que los protagonistas sean hombres, el amor es lo importante. Años más tarde, la misma productora pone al aire, “099 Central”,una tira diaria donde un grupo de policìas mostraban el otro lado de sus propias historias. En èsta ficciòn, tambièn se mostraba como dos personas del mismo sexo - en este caso mujeres - podian enamorarse y compartir la pasion por el trabajo y por su propia experiencia de vida. La pareja entre Carolina Peleritti y Eugenia Toibal vendìa. Y la propuesta llegò tan lejos, que se animaron a mostrar la relaciòn carnal entre ambas con una puesta en escena, y una estètica de realizaciòn por demàs envidiable. Asì se mostraba como las relaciones sexuales entre dos mujeres, dejaba de ser burda, para convertirse en absolutamente creìble. Lo cierto es, que el salto abismal entre un siglo y otro se produjo. A fines de los 80 y principios de los 90, los gays que


por MONICA LAVALLE

aparecian en la pantalla chica eran exhacerbados en forma desmedida, tomandoselos como personajes comicos. Hugo Arana en la piel de Huguito Araña, y Fabian Gianola en su personaje de Los Benvenutto. Desde un enfoque casi caricaturesco, provocaban la risa en el espectador, la que se trasladaba a la vida cotidiana, cada vez que un gay anònimo aparecìa es escena. No era èsta, una forma de distorsiòn agresiva de la realidad? En cambio si nos deteníamos en los culebrones de la tarde, las historias homosexuales eran puro drama. Tal fue el caso de “Celeste” con Andrea del Boca. Los guiones relataban como un hombre casado Arturo Maly, tenia una vida paralela con un amor gay, Osvaldo Guidi, que ademas tenia Sida. Hacìa falta irse a los extremos? Por què mostrar la realidad homosexual siempre desde el lado dramàtico? Màs tarde llegaron los polèmicos Talk Show, que seducìan a cuanto espectador encendiera su televisor a partir de las cuatro de la tarde. En este espacio las historias se cruzaban tan retorcidamente, que el televidente no llegaba a comprender cual era el verdadero conflicto... Otra manera de distorsionar las vivencias de una comunidad perseguida, con el condimento que alguien a modo de chascarrillo, osò bautizar ese espacio como, “El escenario de la vida”... Pero què tipo de vida era la que se querìa mostrar? Hagamos una pausa, y volvamos al futuro. En el año 2001 la propuesta de los Reality Show hace estallar todo lo convencional en cuanto a formatos televisivos si los hay. El ìcono absoluto lo marca Gran Hermano. La casa late, y el espectador tambien. No creo en la mera casualidad que en sus cuatro ediciones, siempre hubo un integrante gay, o en su ambición transgresora, se incluía a una humilde morocha con pasado de prostituta,que paradójicamente se convirtiò en ganadora..

Sin duda el público comenzaba a elegir de manera diferente, y los prejuicios quedaban atràs. Gaston Trezeguet. Matias Bagnatto, Viviana Colmenero, y ahora Sebastian ..... pudieron a pesar del encierro mostrarse y mostrarnos tal cual son. Los espectadores a modo de espías sin limite horario comenzaron a sensibilizarse con una realidad semejante a la propia, mas allá de la elección de sexos. La casa era la de Gran Hermano, pero por que no pensar que esa podría ser cada una de nuestras casas, y que la realidad atravesara la pantalla y tocar a la puerta. Quizàs en contraposiciòn de aquello ... ¡¡¡ A mì no ve va a pasar !!! Por suerte los tiempos evolucionan y no paran. Ejemplo de ello se produjo el año pasado con la apuesta de Canal 9 en “El tiempo no para”.Quizàs el mejor exponente para mostrar una realidad tan habitual como cotidiana de los tiempos que vivimos, y lo màs importante ... que todo puede mostrarse sin caer en el ridìculo, apelando al respeto que cualquier relaciòn humana merece. Los medios de comunicación, son justamente eso ... un canal de informacion, comunicación y educacion, donde màs allà de la ficciòn, se deberìa mostrar la realidad tal cual es, en lugar de transformarla en argumento de burla. Quizás queridos amigos, haya llegado el momento de preguntarse ... moda, realidad o rating ? El interrogante continúa. Acaso no seria mejor que todos, ùnicos e irreemplazables integrantes de la raza humana, caminemos de una vez por todas hacia el mismo lugar, sin fijarnos de que lado estamos? www.revistagarbo.com


por MONICA LAVALLE

08

“Me tomo el rol de seductor con mucho humor”.

¿Te considerás un seductor? La verdad, no me lo creo. Cuando en nuestra profesión te encasillan en el rol de seductor o de sex symbol, me causa gracia, y me lo tomo con mucho humor. ¿Qué te inspira la mujer? Podría definirla como un mundo repleto de misterios y recovecos. La mujer me provoca una rara mezcla de atracción y fascinación. Si tuviera que hacer una comparación entre ambos sexos, diría que el hombre es cuadrado y la mujer redonda, como la Tierra… perfecta. ¿Te sentís identificado con el rol de entrepeneur? Me considero un empresario, pero siempre con la condición de emprender proyecto adhiriendo a una causa social. En cada uno de mis emprendimientos hay un porcentaje destinado a un fin benéfico. Sería muy importante que todas las empresas fueran solidarias. El mundo tiene cada vez más necesidades. ¿Cuál es tu relación con el dinero? En mi trabajo se gana muy bien, pero también es muy duro. A mi entender, lo mejor del dinero es que cuando estás cómodo económicamente, dejás de pensar en él. Hay muchas cosas importantes que el dinero no puede comprar.

ANTONIO BANDERAS

Icono indiscutido de seducción y magnetismo, llegó desde España para conquistar al mundo. Triunfador nato, y dirigido por el genio de Almodóvar, surgió desde la pantalla ibérica y recaló en Hollywood para dar un salto cualitativo que lo posicionó en el cetro de los más deseados de la cinematografía de los últimos tiempos. GARBO entrevistó, en exclusiva, a Antonio Banderas.

www.garbo.com

Teniendo en cuenta tu sensibilidad social, ¿Recibiste propuestas para trabajar en política? Si en algún momento me hubiera dedicado a la política, habría tenido un gran punto a favor, me hubieran votado infinidad de mujeres (risas). En realidad, sí me lo han propuesto, pero considero que para ser político también hay que tener una gran vocación, y la mía fundamentalmente es la de actor. Me declaro políticamente socialista, y creo más en las personas que en los grupos políticos. ¿Cómo nació tu vocación actoral? ¿Había artistas en tu familia? Mi padre era policía y mi madre maestra, pero ambos eran adictos al teatro. Solíamos ir a ver muchas obras durante mi infancia, y así se fue despertando la vocación, además de la de jugar al futbol, que debí abandonar por haberme fracturado el pie izquierdo. ¿Si tuvieras que elegir entre el cine y el teatro, con cuál te quedás? El cine, sin dudas. Te permite traspasar fronteras más rápidamente, pero una vez que se rueda una película, más allá del éxito, no podés ver la reacción del público en forma instantánea. En cambio, en el teatro el público está allí, y además no existe el riesgo de eliminar una parte de la obra, como


La Marca de una Leyenda

sucede en la edición cinematográfica. Aunque suene extraño, uno de los personajes que más me gustó interpretar en cine fue la voz de El Gato con Botas, en la película Shrek.

¿Es cierto que tenés una debilidad especial por las comedias musicales? ¡Me encantan, y nunca dejan de sorprenderme! Me llaman la atención títulos como por ejemplo Jesucristo Superstar. Pero, sobre todo, adoro la ópera. Mi sueño es dirigir alguna. ¿Cómo es trabajar con un director tan prestigioso como Pedro Almodóvar? En primera instancia es difícil, no es un director fácil, para nada. Es duro y exigente, se ata a los guiones, tiene alma de líder. Es un infierno creativo y uno de los pocos directores de cine que conoce a los actores que elige como nadie. Sabe qué tecla tocar para sacar lo mejor de cada artista. Mi primer trabajo con él fue en Átame, con Victoria Abril, a quien terminé dirigiendo, muchos años después. Esta profesión es así, te lleva al reencontrarte con tus pares todo el tiempo. En La Ley del Deseo, Entrevista con un Vampiro

En Philadelphia, interpretaste a un gay, ¿Te resultó difícil desempeñar ese rol? En su momento fue algo muy controvertido. Cuando se presentó La ley del Deseo, se generó una gran polémica, porque todos me preguntaban qué había sentido al interpretar un hombre que besaba a otro hombre. En realidad, para mí fue algo sumamente natural, a lo cual respondí que en esa misma película yo mataba a un hombre y nadie me cuestionó el papel de asesino. Quiere decir que para algunos la muerte es válida, pero el amor no. ¿Qué es lo que más atesorás de tus visitas a la Argentina? Que debo ser uno de los pocos actores extranjeros que conoció a tres presidentes: a Raúl Alfonsín, cuando vine con la Compañía de Teatro de España; a Carlos Menem, cuando filmamos Evita, con Madonna, y a Cristina Kirchner, por una causa benéfica para la Fundación Garraham. Durante el rodaje de Evita, se rumoreó que Carlos Menem nos les permitió filmar en el balcón de la Casa Rosada.


por MONICA LAVALLE

10

Es verdad, al principio no nos otorgaron el permiso para rodar allí. Solicitamos una entrevista con Carlos Menem, quien amablemente nos atendió en la residencia de Olivos. A esa reunión concurrimos Alan Parker, Madonna y yo. Paradójicamente, detrás del sillón presidencial había un gran retrato de Eva Perón que me impresionó mucho. Recuerdo que en esa entrevista el único que hablaba español era yo, por lo que tuve que oficiar de intérprete. Finalmente, pudimos filmar en el mítico balcón.

Después de tu mudanza a Los Ángeles, con Melanie y sus hijos, ¿Te pudiste adaptar a vivir lejos de España? Yo vivo junto a mi familia en una casa de 5000 m2. Pero vivir en Hollywood es como habitar una cárcel de oro, cada uno vive en su mundo. En cambio, Broadway es diferente, hay más conciencia de grupo. Recuerdo hace unos años Melanie interpretaba Chicago, y en otro teatro, a pocos metros de allí, yo protagonizaba Nine. Durante varias noches previas a mi cumpleaños, las bailarinas se retiraban apenas terminaba la función, lo cual me llamaba mucho la atención. Días después, la noche de mi cumpleaños, al finalizar la función, mi hija vino a buscarme al camarín, y me dije: papá, tenés que venir conmigo a un lugar, pero debo vendarte los ojos. Así lo hice, y me llevó hasta el escenario. Allí estaba Melanie, con las bailarinas de los dos elencos, y me dedicaron un número de danzas sevillanas. Es algo que nunca olvidaré, y que en Hollywood no hubiera sucedido jamás. ¿Cómo conociste a Melanie? Fue durante el rodaje de la película Too Much, pero ya la había visto en la entrega de los Premios Oscar, donde estaba para gente que es lo que quiere ser

nominado como actor en Mujeres al borde de un ataque de Nervios. Yo estaba un poco alegre luego de una fiesta posterior a la ceremonia, y dije: ¿quien es esa chica tan guapa? (risas). Melanie llevaba una peluca negra. Seis meses más tarde nos casamos. Hace trece años que estamos juntos.

¿Cómo se integró tu familia con la de Melanie? Fue para unas navidades en Málaga. Melanie es hija de la protagonista del film Los Pájaros, de Alfred Hitchcock, de quien casualmente mi padre era un gran admirador. Cuando llegaron a mi casa, él salió corriendo a comprar un ramo de rosas enorme, el más grande que vi en mi vida, entró a mi casa con las flores para Tippy, mi madres me miró y dijo: ¡A mí, nunca! (risas). Mi suegra es un personaje especial. Tippy tiene, nada más y nada menos que 72 leones. Además, tuvo dos elefantes que murieron. Los leones le dieron un gran dolor de cabeza a Melanie. La cirugía plástica en su rostro fue a causa del ataque de unos de los leoncitos. ¿Quién es Antonio Banderas? Es un niño que hace muchos años dejó Málaga con la ilusión de triunfar, y todavía sigue soñando. Se convirtió en un hombre que añora los aires de su Andalucía natal, la que define como una forma de pensar. La vida es una aventura, en la que hay que cazar cada momento y vivirlo como algo único. Melanie observa con devoción al hombre que la acompaña desde hace trece años. Lo toma de la mano. Se abrazan. En lo que resta del día irán de shopping a comprar regalos para sus hijos, que los esperan en la enorme mansión de Los Angeles. En esa cárcel de oro donde sólo las estrellas de Hollywood pueden entrar.


12

VIGOREXIA: EL REVERSO DE LA ANOREXIA El término estética, proviene de los griegos, verdaderos sabios en equilibrar la belleza del cuerpo y la del alma. Este concepto viajó a lo largo de los siglos, redefiniéndose, hasta instalarse en nuestros días en formato de imperativo. En la actualidad, asistimos al culto del cuerpo perfecto. El hombre debe ser estrictamente musculoso y atractivo; la mujer, delgada. Alcanzar la belleza estética representa, ni más ni menos, el éxito y la felicidad. Existe una exaltación de lo icónico, donde la imagen es ama y señora, en detrimento de la palabra, del deseo y del ser. Motivadas por el anhelo de alcanzar ese ideal, muchos transforman el hábito saludable de cuidar el cuerpo, en una obsesión. La locura encuentra su templo en el gimnasio, tal es el caso de quienes sufren de vigorexia, una patología descubierta en los últimos años que se da con mayor frecuencia entre los hombres; y el de la anorexia, que reina entre las mujeres (y que en los últimos tiempos comenzó a verse en algunos hombres). Por lo general, ambos desórdenes tienen su origen y se desencadenan durante la adolescencia, y se caracterizan por una preocupara gente que es lo que quiere ser

pación obsesiva por la figura y una distorsión en la percepción de la imagen corporal. Anorexia y vigorexia responden a un mismo patrón dialéctico donde una es el reverso de la otra. La percepción que el vigoréxico tiene de sí, es la de verse pequeño, delgado, desagradable y subdesarrollado, a pesar de no serlo. Se obsesiona con alcanzar un cuerpo hípermusculoso, invierte la mayor parte de su tiempo libre en el gimnasio, revisa constantemente su peso, consume sólo alimentos ricos en proteínas e hidratos y se abastece de hormonas y anabólicos. Quienes sufren de anorexia, todo el tiempo creen que están excedidos de peso, aunque éste sea el adecuado, tienen pánico a engordar y eluden el hambre negándose a comer. Además, se obsesionan con adelgazar hasta límites de riesgo y no tienen reparos en recurrir a laxantes para potenciar su delirio. Otro denominador común entre ambas enfermedades, es la recurrencia al espejo. Allí se abre una brecha de fuerte distorsión entre imagen real e imagen representada. La devolución que obtienen al observarse incide en la autoestima, en el estado anímico y en su valoración personal. El plusvalor de la figura rige toda su existencia y la distancia entre ese cuerpo que creen ver y el que quieren alcanzar como ideal, los angustia y obsesiona. El cuerpo se excita, se transforma y se resiente, es depositario de una falsa capacidad de control, fortaleza y resistencia, que actúa como un escudo detrás del cual anida la fragilidad y la inseguridad más radical, y el dolor más silencioso. En el caso del vigoréxico, la ejercitación muscular en exceso intenta llenar un vacío interior que se oculta tras un falso carisma que es la mueca de la desolación. Por su parte, el anoréxico intenta saciar un hambre que no encuentra satisfacción jamás. El estímulo real de estos desórdenes es la soledad y la falta


¿Mente sana en cuerpo sano?

de puntos de anclaje afectivos que se traducen en una obsesión por alcanzar un ideal -que oscila entre el hiperdesarrollo y la nimiedad física- que en realidad no es corporal, aunque lo parezca, y que en ninguno de los casos se logra. Más allá del paraíso apolíneo, el cuerpo muta y deviene en un caos desnaturalizado y asexuado. ¿Un cuerpo? La percepción que tienen de sí se manifiesta en una sensación perversa en la que con idéntica tristeza se es amo y esclavo de un cuerpo que es pura superficialidad y la manifestación de una voluntad de nutrir la subjetividad, el ser interior, el deseo, la interioridad. Es una anatomía que se hace ver pero que no se pone en juego para el placer, para el amor y para el vínculo. El contacto con un otro queda desdibujado. Pero estas consecuencias son apenas un ápice de una patología más profunda, que no se reduce a una simple obsesión.

Existen síntomas físicos y psíquicos que revisten diferentes niveles de gravedad y que requieren tratamiento profesional. Frente a estos cuadros, lo adecuado es una tarea combinada de especialistas en salud. La prioridad es la vida, lo orgánico, y por eso la primera atención debe ser médico-nutricional (sobre todo en el caso de la anorexia, que por sus características implica riesgo de muerte). En segundo lugar, pero no

menos importante, debe acompañarse el tratamiento médico con una psicoterapia individual, y a veces familiar. En este sentido, los enfoques varían de acuerdo a la orientación del terapeuta. El método de algunos profesionales consiste en reeducar la conducta, con aislamiento, pero esto suele generar una nueva dependencia al adherir más el síntoma e inhibir la capacidad de vincularse. Es aconsejable una terapia que revele el mensaje que el transmite el síntoma, su verdad; que lea las marcas subjetivas que llevaron a la persona a sufrir de este modo y que la ayude a reencontrarse con su deseo, a verse y a aceptarse como es, a reconocer sus sentimientos y pulsiones. Alguien afirmó que la estatua griega es perfecta, pero está petrificada. Cuando el deseo y el ser fluyen, en cambio hay movimiento, hay vida. El ideal de belleza perfecta de nuestro tiempo modela esculturas, convoca a alterar la naturaleza de los cuerpos y, paradójicamente, incentiva su deformación a través de la vigorexia y la anorexia, dos formas de padecerlo. Las peculiaridades de estos desórdenes nos conducen a la reflexión necesaria y nos sacan del letargo massmediatizado de la vanalidad de un cuerpo hermoso. El ideal propuesto no es tal. Más que prometer un camino al paraíso, representa un costo que se debe pagar por alcanzar una mera caricatura de la felicidad. La posesión de un cuerpo sano no es tan importante como gozar de buena salud mental. Es hora de poner lo valioso en la “balanza”, es tiempo de tomar otras “medidas” y de otorgarle más “peso” a lo real. De este lado, el ser, el deseo, el amor, la vida; del otro, la belleza, la perfección estética, la imagen que no es. Aquí, un cuerpo sano y cuidado; allí, una obsesión. ¿Dónde se encuentra el equilibrio?

www.revistagarbo.com


por ALEJANDRO LAVALLE

14

DE MENDIGO, A MILLONARIO. Elegido por quienes buscan diversión, arte, diseño y buena gastronomía, el tradicional barrio porteño representa uno de los sectores de mayor expansión de los últimos años. Diversidad y eclecticismo cool son dos conceptos que definen a uno de los must elegidos por el turismo internacional que visita la urbe porteña. Durante el día y por la noche, el barrio de Palermo se afirma como centro indiscutido de la movida porteña y reúne lo más trendy de Buenos Aires. Una tarde de sol, una noche templada o una madrugada apasionada son el marco ideal para recorrer unos de los barrios con mayor empuje de los últimos años. La zona es pura oferta y conjuga nuevas tendencias, bohemia chic, diseños audaces, artesanías de todo tipo, ferias de moda, innovación, comida étnica y muy buena onda. Sin duda, el epicentro de una movida intensa que se mantiene viva hasta altas horas de la madrugada en bares, restaurantes, tiendas multimarca, reductos de decoración y diseño. En Palermo siempre pasa algo.

El origen de su nombre todavía está en discusión. Algunos lo vinculan a Juan Domínguez Palermo -quien era propietario de las tierras a principios del siglo XVII-, mientras que otros afirman que el nombre deriva de un oratorio ubicado en la zona, en el que se veneraba una imagen de San para gente que es lo que quiere ser

Benito de Palermo. Lo cierto es que en sus 17,4 kilómetros cuadrados, el barrio más grande de la ciudad comprende a un sinfín de lugares emblemáticos de la ciudad: el Parque Tres de Febrero con sus 300 hectáreas y sus lagos, el Rosedal, el Zoológico, el Jardín Botánico, el Planetario Galileo Galilei, la Sociedad Rural Argentina, el Monumento a los Españoles, el Hipódromo y el Aeroparque, entre otros. Además de varios museos, iglesias, bibliotecas y espacios verdes. Dentro de sus límites se superponen denominaciones como Palermo Hollywood, Soho, Green, Queens, Sensible, Freud, Chico, Viejo, Nuevo, Alto, Las Cañitas y La Imprenta. Hacia fines de la década del noventa, la región experimentó un desarrollo inusitado cuando Palermo Viejo se dividió en diferentes espacios con identidad propia y claras reminiscencias a los condados neoyorkinos. Palermo Hollywood surgió a partir de la llegada de productoras televisivas y de un canal de televisión que transformaron a esta parte de la ciudad en un punto obligado de reunión de actores y personajes vinculados al espectáculo y los medios. Es una zona exclusiva, donde conviven las grandes firmas, gente de la farándula, el diseño y las nuevas tendencias. Palermo Soho nos remite a su homónimo neoyorquino, donde pueden encontrarse tiendas de afamados diseñadores, vanguardia, gastronomía y una amplia oferta cultural, al igual que su par de Estados Unidos.


Cuando Palermo dejo de ser viejo

Disfrutar de una mesa en algún antro de comida vietnamita, japonesa, marroquí, hindú o brasileña es otro de los deleites excéntricos que plantean los palermitanos. Las opciones gastronómicas se multiplican en una diversidad que posibilita realizar un viaje alrededor del mundo tan sólo con animarse a alguna de estas propuestas. Aromas que cautivan, ambientes repletos de tradición, sabores únicos y una impronta inigualable facilitan vivir una noche inolvidable. Otro de los imperdibles es beber una cerveza en alguna de las mesas ubicadas en la calle, de manera informal, el lugar indicado para una charla amena con amigos y colegas, mientras el barullo citadino, la música y la gente generan un ambiente muy particular y crean el clima propicio para flirtear. Palermo Queens es la nueva estrella. Protagonista de un boom inmobiliario en ascenso, representa la expansión, esta vez conquistando Villa Crespo. Palermo Greens, se extiende hacia la zona de Almagro, y Palermo Dead, en las cercanías del Cementerio de la Chacarita. Dado el sostenido crecimiento de este fenómeno urbano, en el que las propiedades se cotizan como nunca antes, algunos se atreven a sentenciar una palermización de Buenos Aires.

La zona encarna la meca del diseño. La Plaza Julio Cortázar, inmersa en el Soho, es uno de los lugares de encuentro obligados y un epicentro para aquellos ignotos que dan sus primeros pasos en el arte y buscan abrirse camino en este mercado. Una recorrida por los puestos permite acceder a una variedad de opciones en artesanías, cuadros, esculturas, trabajos en madera, creaciones textiles y mucho ingenio. Los fines de semana se tiñen de

creatividad, a partir del mediodía, cuando alrededor de cuarenta artistas plásticos exhiben sus creaciones en dicho espacio que aglutina distintas expresiones del arte contemporáneo argentino. Como satélites atentos se esparcen bares, restaurantes, librerías, talleres de artistas, comercios de mobiliario, de accesorios y de ropa. El ojo del huracán y la vanguardia se encuentran en esta zona comprendida entre las calles Costa Rica, Godoy Cruz, Malabia y Gorriti. Reservada para bolsillos abultados, salir de compras es una opción tentadora. En las calles de Palermo recalaron las megafirmas y los diseñadores que marcan tendencia. Allí, es posible conseguir desde un jean hasta un exclusivísimo vestido de fiesta, pasando por diseños vintage y accesorios top. La vanguardia y lo carísimo, se codean amistosamente con los vendedores que se ubican en las calles aledañas a placita Serrano ofreciendo creaciones artesanales en cuero y lana, objetos autóctonos, gafas de sol, marroquinería y calzado. Las tiendas de artículos de decoración plantean propuestas vanguardistas con gemas de diseño exquisito, de líneas italianas o inspiración europea, lámparas modernísimas, impecables terminaciones y objetos para lograr una casa soñada. Los hoteles boutique rankean entre los más buscados, con una mixtura de excelente servicio, ambientación cuidada, un nuevo concepto en hotelería y una estética refinada, para turistas o ejecutivos de paso. Para los adictos online, la profusión del wi fi obliga a instalarse con la laptop en un café. Y para divertirse en clave hot, la zona roja reúne lo más sórdido de la región y una amplia gama de oferta sexual. Palermo es joven, vibrante, dinámica y multicultural. Por sus calles transitan parroquianos border, gente linda y chic, artesanos, artistas, personalidades mediáticas y jóvenes entrepeneurs en busca de diversión. Palermo reúne moda y diseño, arte y gastronomía, tradición y turismo en un mosaico multicolor del que nadie quiere quedar afuera. www.revistagarbo.com


16

LA HISTERIA LABERINTO DE DESEO Alguna vez te preguntaste ¿por qué algunas personas eligen a un amor sólo cuando es imposible y esperan por él eternamente? O ¿por qué sólo eligen a quien no se compromete o a quien tiene, a su vez, una relación amorosa paralela? ¿Alguna vez te pasó a vos? ¿Conociste a una persona que te hacía desear seduciéndote, pero nunca se entregaba?

¿Quedaste preso de su magnetismo a tal punto de amarla y no poder escapar? Hubiese sido interesante sin sus “idas y vueltas”? No tenerla, alimentaba tu pasión más que desgastarla, aún a costa de las heridas? La esencia de este tipo de vivencias, elecciones o (des)encuentros es histérica. Qué es lo que lleva a una persona a (pade )serlo? Qué es lo que se esconde detrás de lo que muestra? Para ella el amor es un juego? Por qué “hace caer en la trampa” a quien la elige? Cuáles son sus máscaras? Cuáles las verdades de su ser?... La histeria se da desde siempre con más frecuencia en mujeres… aunque hoy en día lleva, también, pantalones. La histérica tiene una máscara. Transforma cualquier lugar en un escenario novelesco, dramatiza. Actúa un personaje: el de una mujer seductora, impactante, ansiada e inalcanzable. Busca ser la protagonista, ser reconocida. Es la ficción en la vida misma, real. Aparenta ser para el otro lo que en verdad no es. Hace todo para ser mirada, admirada… deseada. Exalta su sensualidad... Se “decora” para exhibirse. Busca llamar la atención del otro, provocar su deseo, alimentarlo, y una vez que lo conquista, huye... Lo deja en suspenso. El mensaje histérico sería “mirame pero no me toques” o “tocame pero no me tengas” e incluso “teneme pero sin que yo que me comprometa”. La histérica busca ser el deseo del otro… ser todo para el otro. Le muestra que sólo ella puede completar lo que a éste le para gente que es lo que quiere ser

falta (imaginariamente “todo lo que completa” es el falo*; y “la falta” es la castración*), pero siempre termina haciendo fracasar esta ilusión. Se lo muestra para no dárselo… al final no se entrega. A la inversa, para que ella se “enamore” debe existir un impedimento. Alguien que no esté del todo, un amor imposible. Sólo así ella puede gozar: anhelando, esperando, desviviéndose por él, sintiéndose insatisfecha, sufriendo. Incluso a veces se coloca en el lugar de “la excluida”, de la “no elegida” en el vértice desdibujado de un triángulo (amoroso?). Se siente una “víctima desdichada”, reclama, se queja… Si “supuestamente” a ella no le falta nada, se pregunta cómo es posible no ganar el amor de quien ama, qué es lo que tiene La Otra, las otras, la mujer en sí… Se pregunta, ¿qué es ser una verdadera mujer? desde el lado de hombre. La intensidad de su sentir existiría si no fuera ante lo irrealizable? NO. Cuando alguien virtuoso aparece para estar del todo ofreciéndole un amor pleno, un compromiso del ser, ella se fuga.

Son dos caras de una misma moneda, de un mismo muro: O es ella la inalcanzable, la que seduce y no se entrega a quien la desea o, al revés, el otro es un imposible a quien ella ama porque no lo tiene. Desea desear. Hace desear .Goza de no gozar, de un deseo insatisfecho. La moneda o el muro es “lo que nunca se hace posible”. De ambos lados, la esperanza eterna. Una falsa promesa. Metafóricamente ella es como la sirena del mito: una mujer que cautiva pero que en el minuto exacto se sumerge debajo de las aguas, cierra sus piernas. En ocasiones tal vez las abre, pero siempre dejando cerrada su intimidad, el ser que no entrega. Si se desviste, lo hará sin desnudarse. La histérica va por la vida así, sin saber verdaderamente quién es, qué sexo tiene, qué quiere y si quiere lo que desea. Ella no es ella, sino lo que imagina que el otro espera. (De )pendiente de la mirada de éste, no puede mirarse a sí


por Lic. DOLORES BASSI

misma. Busca un “amo sobre el cual reinar”, lo busca para derrocarlo (el amo con mayúscula, en su inconsciente, es el padre). Goza (fálicamente) mostrándose y creyendo ser “todo lo que completa al otro”, “la que tiene poder” al seducir, “la que conquista” (algo que es más bien masculino) pero no goza como mujer. Este malestar de su sexo se hace eco en su cuerpo, un cuerpo muy erotizado pero que no goza a pleno (a nivel genital). Es un cuerpo que habla mientras su ser se cierra, y la verdad en su interior permanece callada. Suele hablar enfermándose (otra manera de llamar la atención). El dolor interno, silenciado, se convierte en síntoma físico, incluso sexual (como la frigidez, el placer anestesiado). El origen no es orgánico. La causa, el conflicto, está en su inconsciente. No hay en la histeria una estrategia pensada, un “querer jugar tiránicamente”. No es por “capricho” que no se entrega. Su máscara disfraza un dolor, esconde detrás un temor : perder lo que cree ser, lo que la hace “completa” (imaginariamente) para el otro, lo que le dá “poder” ya que, si lo perdiese, dejaría de ser “codiciada”…dejaría de ser. Por eso tan sólo lo muestra, se muestra. Y al revés: También por temor es que elige amores irrealizables o carentes. Al buscar siempre la insatisfacción de su deseo impide, precisamente, aquello a lo que el deseo conduciría si fuera satisfecho: el goce absoluto, pleno. Eso es lo que teme alcanzar, y lo que al mismo tiempo preserva. Se preserva ella. “Femme fatale” que en-cubre la “fa(l)ta-lidad” atribuída a lo femenino.

La femineidad es un misterio, la mujer es un enigma. Hay en ella una ausencia (del pene), un agujero, un vacío, un “notoda”. No tiene un símbolo. Es irrepresentable. Es lo que fascina y abisma a la vez.

Las mujeres lo enmascaran, lo maquillan, lo visten…“Qué me pongo”? (Que velo busco?) es una pregunta histérica. Pero una mujer histérica va más allá: Ella misma, toda, cree ser “eso” que le falta (Con su máscara es el falo por no tener pene), y es “eso” lo que hace lucir al lucirse. Teme entregarlo, entregarse…desintegrarse. Ya que gozar como mujer implicaría dejar caer el velo y que el vacío sea atravesado. Cuerpos etéreos. Hendiduras disimuladas del ser. Bellezas endiosadas, impenetrables. Reinas adoradas. Don Juanes codiciados. Ángeles caídos. Amantes que aman lo que no tienen. Devotos, cómplices por elección. Histerias-sin-historias. Deseos en un laberinto…sin salida. “Senti-mientos”.

Parecer- sin- ser. Apariencias. Virtudes modernas. El amor y su esencia de engaño.“Dar lo que no se tiene a quien no es”. La sexualidad y los conflictos…las neurosis*. No sólo histéricas. También fóbicas y obsesivas. La infancia como origen. El complejo de Edipo, y el de castración: marcas latentes que determinan identidades, modos de elegir, de posicionarse, de defenderse de las verdades internas, de la angustia de lo que es preferible ignorar , evitar, desplazar…velar. Marcas que trazan modos de ser hombre o ser mujer más allá de la anatomía. Significantes* que copulan a través de la piel. Obstáculos internos, “fantasmas”*, que impiden poder “desear a quien se ama y amar a quien se desea”, entregarse sin fugarse, aceptar la “falta”… lo que se pierde a cambio de ganar una pareja en el justo equilibrio de ser- dos.

www.revistagarbo.com


por ALEJANDRO LAVALLE

Los anuncios abandonan su rigidez y exhiben un modelo de mujer que se anima a vivir con absoluta libertad sus sentimientos, que no sólo implican su rol establecido de manera imperativa. Con audacia divertida, la publicidad mundial propone nuevos binomios: chicas que se animan a ser felices entre sí, con glamour acérrimo y súper femeninas. ¡Benditas representaciones!

para gente que es lo que quiere ser

AFRODITA

La feminidad encuentra en los medios un nuevo espacio en el cual expresarse en todas sus dimensiones.

VENUS

Representar significa colocar en lugar de. Aparte de su función comercial, la publicidad instala símbolos, corporiza imaginarios y exhibe articulaciones sociales. A la luz de las transformaciones que tienen lugar en la estructura social respecto de las elecciones personales, esta disciplina se hace eco y amplía sus horizontes, quebrando los parámetros tradicionales.

&

18


por MONICA LAVALLE & ALEJANDRO LAVALLE

20

Es el nuevo arquetipo de la masculinidad. Preocupado por la estética, en un juego de ambigüedad y placer, no teme exhibirse y demostrar cuánto se quiere.

La fiesta era importante y requería el mayor esmero posible. Había que estar simplemente impecable. Después de pasar todo el día en el spa, llegó a su casa y preparó la ropa de primerísima marca que se había comprado el día anterior.

Se paró frente al espejo para lucir como nunca y se sintió conforme de los resultados obtenidos. Volvió a chequear sus uñas inmaculadas y confirmó la perfección de su peinado. “Apurate, Iván, ¡vamos a llegar tarde!”, le dijo su pareja con fastidio, mientras el acicalado decidía qué fragancia usaría esa noche. Hasta no hace mucho tiempo, el macho se ocupaba del trabajo, del sustento económico y de mantener a su familia. Poco tiempo le quedaba al ajetreado trabajador -que llegaba exhausto al final de la jornada- como para preocuparse por su imagen. Pero los tiempos van cambiando y los cánones relacionados a lo masculino y a lo femenino se han redefinido en relación a épocas pasadas. Mark Simpson acuñó el término metrosexual, en 1994: un hombre urbano con un gran sentido de la estética, que invierte mucho tiempo y dinero en su apariencia y estilo de vida. El periodista inglés, figura mediática y controvertida, propuso esta definición, que comenzó a circular entre los medios durante la década del noventa, hasta que un artículo escrito en la revista virtual Salon.com, en Julio del para gente que es lo que quiere ser

2002, logró que el término ganara repercusión mundial. Allí, afirmaba que el metrosexual es un joven con poder adquisitivo que vive en la ciudad, donde están los centros de consumo y diversión. Puede ser gay, bisexual o héterosexual, pero en todos los casos se toma a sí mismo como objeto de placer y deseo. Por lo general es un profesional de los medios, de la música, del deporte o de la moda, que ama los productos para el cuidado personal. En una fusión entre estética y narcisimo, el término se compone del prefijo “metro” - que indica un estilo de vida principalmente urbano -, y el sufijo “sexual”, que alude a la ambigüedad entre la heterosexualidad y un marcado sentido estético asociado a lo gay. Un icono indiscutido de este fenómeno es el futbolista inglés David Beckham. Pero, ¿quién es este personaje que se asoma como el nuevo macho? Es el arquetipo de la nueva virilidad. Un hombre que va al sauna y reserva turno para una sesión de masajes o para la manicura, que pasa tanto o más tiempo que su pareja en la peluquería, invierte sumas considerables en tratamientos faciales y capilares, y cada tanto se aplica bótox o pasa por el quirófano para corregir alguna imperfección. Repara en las calorías que ingiere, asiste al gimnasio con religiosa constancia, se anima a eclécticos tonos capilares y ensaya nuevos peinados con frecuencia. Por la noche se aplica crema antiarrugas y no duda en maquillarse si la ocasión lo requiere. Definitivamente, no teme mostrar su lado femenino. La vestimenta merece un capítulo aparte. El neo macho consume marcas de altísimo nivel - nacionales y extranjeras-, testea el corte de su traje para lucir impecable, se preocupa por el calce de su jean, repara en los nuevos colores y tendencias con una minuciosi-


EL HOMBRE TRENDY dad inusitada, colecciona perfumes y es fan absoluto del calzado y los accesorios. Lejos quedaron aquellos años en que el azul y el gris regían las opciones cromáticas del varón, de la loción para después de afeitar como única fragancia y de la peluquería como trámite ineludible.

tiene mayores compromisos más que con sí mismo y destina sus ingresos a ser un bon vivant aggiornado a estos tiempos. Egocéntrico, narcicista y orgulloso de sí, el metrosexual se anima a vivir como quiere. Y lo bien que hace.

El hombre del nuevo milenio no se ruboriza y desprejuiciado entra a las tiendas de diseño para ocuparse personalmente de la decoración de su casa.

TIPS PARA SABER SI SOS UN METROSEXUAL

Elige alfombras y cortinas, consulta revistas italianas, adora las lámparas, chequea las novedades deco en la web y no se avergüenza de comprar flores para su hogar. En un juego de ambigüedad y seducción, no tiene temor de ser rotulado y se exhibe, despreocupado, como trofeo a la dedicación puesta en su imagen personal. El nuevo macho agrada, seduce, conquista y adora ser admirado por hombres y mujeres. Con cierta histeria intermitente, busca la aprobación de los demás como corolario a tanta producción e inversión en su persona. Es la mirada del otro la que confirma que su esfuerzo valió la pena. El metrosexual es masculino y cool, sin que esto le reste virilidad. El hombre de estos tiempos rinde culto al hedonismo, sin culpa. Definitivamente, disfruta la vida, no

cas. Zara, Etiqueta Negra, Bensimon, Kosiuko, Ona Sáez, El Cid, Hermanos Estebecorena, Old Bridge, están entre tus must. • Escuchás bandas noruegas, alemanas, electrónica, música indie, neo folk y adherís a las tendencias musicales que circulan por la web. • Cocinás y consumís comida étnica. • Asistís al shopping con imperativa asiduidad. • Leés revistas de tendencias y diseño. • Te matás en el gimnasio. • Expresás tus emociones con libertad.

• Gastás más de un tercio de tus ingresos en ropa.

• Combinás los colores con minuciosidad. • Invertís en cosmética masculina de la línea Biotherm, La Roche Possai, Vichy y Nivea.

• Coleccionás fragancias y nunca tenés menos de tres para elegir.

• Elegís indumentaria sólo de primerísimas mar-

www.revistagarbo.com


22

BEAUTY MAN La conducta estética del hombre joven y actual por verse y sentirse bien,es hoy una necesidad, que lo lleva a encontrar un lugar que defina todo un estilo de masculinidad sin tener en cuenta la preferencia sexual.

La sociedad sujeta a tendencias en permanente cambio no es otra cosa que la adaptación que existen entre el hombre, el estress y la comunicación. Hasta hace uños años, no se le permitia al hombre consumir belleza. A aquel que cuidaba mucho su apariencia se le restaba masculinidad ; lo masculino era sinónimo de fealdad, dejadez y rusticidad . Biológicamente la testosterona,hormona dominante de los rasgos de masculinidad la compartimos también con la mujer;y los estrógenos que tenemos en inferiores cantidades, para gente que es lo que quiere ser

representan también un punto en comun. Qué importante es para el hombre,liberar su parte femenina cuando el cuidado y la delicadeza agregan bienestar a su personalidad. Qué interesante es saber que la testosterona es en primer lugar la hormona del amor,que provoca a través de las ferohormonas (que son parte de ésta) , la atracción entre dos personas,más allá de su propio sexo. Con este concepto quisiera derribar el mito que lo masculino es equivalente a la testosterona.Esta hormona nos aporta por supuesto los caracteres sexuales;pero los estrógenos,que existen en todos los hombres en ínfimas proporciones,son los responsables de permitirle al hombre moderno una calidad diferente de cuidado. El stress, la contaminación ambiental y hábitos no saludables,generan día a día el desequilibrio de todas las hormonas responsables de nuestra belleza. Es por ello que engordamos , la columna, -sostén de nuestro cuerpo - comienza a deformarse;la piel comienza a arrugarse y deshidratarse y entre otros síntomas,el pelo se encanece y debilita. Si a todos éstos cambios corporales sumamos enfermedades tempranas como, la diabetes,la hipertensión,la impotencia sexual y la pérdida de belleza,se convertirse indefectiblemente entonces, en una cuestión de salud .


por Dr. RUBEN MUHLBERGER

UN ESTILO DIFERENTE

Desde el punto de vista médico, el Beauty Man, podría definirse de la siguiente manera:

FIGURA DE MAN • Pelo: buen corte, a la moda , cuidado, consulta y se somete a tratamiento anticaída. • Piel: hidratada, saludable.Consume productos dermo-estéticos, tambien depilación definitiva con láser y aplicacion de bótox y ac. Hialurónico, para borrar arrugas. Estadísticamente,realiza primer lifting no quirúrgico Thermage (r) a partir de los 35 años. • Cuerpo: magro, musculoso ,ágil ,consume gym, personal trainner. Se preocupa por una nutrición reducida en calorías,consulta al médico estético para quitar adiposidades localizadas,tonificar la piel y el reafirmamiento de glúteos. • Uñas: Tratadas con manicura.

• Dientes: Cuidados,blancos y saludables • Medio Ambiente: Contraresta el stress con yoga, gym, budismo o meditación.Visita un medical spa,una o dos veces por mes y recibe masajes descontracturantes y reflexologia . Se alimenta cada vez mejor,orgánicos,poco alcohol,tabaco o gaseosas.Intenta dormir 7 horas, consulta por planes anti-aging y consume antioxidantes. Si observo la conducta del hombre actual,defino en él,un estilo y aspecto saludables donde la belleza y la prevención son parte de un estilo de vida donde el cuidado personal es la prioridad.

Dr. RUBEN MUHLBERGER M.N: 71566 especialista en estetica y anti-aging delegado cientifico internancional de la WOSSAM

www.clinicamuhlberger.com info@clinicamuhlberger.com www.revistagarbo.com


24

COCINA MULTICULTURAL:

La comida multicultural es una de las favoritas a la hora de salir a comer afuera. Los restaurantes étnicos se multiplican en un crisol de opciones que ofrecen más sabores que tradición. Desde hace algunos años, el boom de los restaurantes étnicos ancló en nuestro país con un auge inusitado. No conformes

para gente que es lo que quiere ser

con la profusa culinaria de nuestras tierras, las milanesas a caballo, las maravillosas carnes argentinas y los deliciosos postres en base a dulce de leche quedaron relegados a una gastronomía que está fuera de concurso en el schedule de moda. Sin preámbulos, y de modo impredecible, comenzaron a proliferar nombres que parecen extraídos de un diccionario escrito en la Torre de Babel. Como punta de lanza, durante los ostentosos noventa, el sushi apareció en escena aportando nuevas formas, colores y sabores. En el curso de los primeros años del nuevo milenio, salir a comer afuera no es tarea sencilla. Como polo de esta tendencia, Palermo se cae de maduro, seguido por Puerto Madero en el ranking de embajadas gourmet. Asia, Europa, Medio Oriente, el calor de Brasil, las tierras nórdicas o la península itálica. Restaurantes multiculturales, sobreabundan. Son locales que ofrecen una gastronomía inspirada en los sabores más recónditos del planeta. Cartas diseñadas en base a costumbres culinarias ancestrales y, la mayoría de las veces, desconocidas para el


por ALEJANDRO LAVALLE

SABORES O COOL TOS.

comensal. Deliciosamente ambientados, estos reductos prometen lo más típico del país que representan. Pero nadie se queja de que al plato que nos sirven le falta lo más sabroso: la historia de su elaboración, las tradiciones que encierra, los modos de consumo de sus creadores.

Dentro de los ritos urbanos contemporáneos, asistir a restaurantes multiculturales es una práctica trendy. Pero, de manera secreta, imperan las preferencias por una buena pizza o un bife bien jugoso. Y no es inusual ver caras insípidas que degustan manjares del mundo con el único incentivo de sentirse parte. El imperativo del parecer, impone

como código ineludible la presencia en estos locales. Magrebí, nórdica, japonesa, francesa, peruana, mediterránea, italiana, griega y fusiones infinitas. Como si se tratara de un concurso de preguntas y respuestas que requiere enumerar, sin repetir y sin soplar, un listado de países del mundo, las opciones se multiplican y se funden en un eclecticismo que tiene más de marketing que de la impronta regional de los lugares a los cuales remite. La comida no es sólo sabor y combustible para el cuerpo. La arquitectura del plato, la manera de servirlo y degustarlo, el modo de tomar los cubiertos, la costumbre de los palillos, el significado sagrado de los condimentos, lo místico y lo pagano, lo lejano y lo cosmopolita se funden en un mosaico inintegilibe en el que el resultado final se resume en la gloria de ser cool. En ese viaje que atraviesa latitudes, compila sabores y escinde culturas, queda mucho en el camino. Más aun, cuando el rictus de sentirse parte, impone ser, estar y parecer.

www.revistagarbo.com


por MONICA LAVALLE

26

¿Cuál es tu estilo? clásico ¿Te jugás por lo que querés? siempre ¿Un lugar en el mundo? donde haya mar arena y palmeras ¿Una fragancia? Trésor de Lancôme ¿Tu cable a tierra? cocinar y y cuidar de mi huerta de plantas aromáticas ¿Un referente? mi instinto ¿Postre predilecto? banana con dulce de leche

¿Qué artista suena en tu ipod? no uso ipod ¿El mejor momento del día? cuando llego a casa después del trabajo ¿Lo imperdonable? nada ¿Salida perfecta? donde sea con amigos ¿Sueño recurrente? volar ¿El día o la noche? la noche ¿Una pasión? pescar y el teatro ¿Sos lo que querés ser? obvio

CELINA RUCCI para gente que es lo que quiere ser


GARBO 01  

REVISTA GARBO. NUMERO LANZAMIENTO.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you