Page 1

#93 · CARNAVAL


12

ATRODEN QUIÉNES SOMOS DIRECTOR DE CONTENIDOS Marco Simeone marco@intelectualyfrivola.com

DIRECTOR EDITORIAL Esteban Feune de Colombi esteban@intelectualyfrivola.com

EDICIÓN Y REDES Máximo Pereyra Iraola maximo@intelectualyfrivola.com

DISEÑO Florencia Martínez diseno@intelectualyfrivola.com

ENCONTRANOS EN Mercedes Haus, Hotel Pulitzer, Dadá, Tienda Malba, Olsen, Ocampo Wellness, La Olla de Felix, Cerini, Dandy, Bruni, Hotel Faena, Florería Atlántico, Dashi, Hotel Madero, Tegui, Camarín de las Musas, Fervor, Osaka, Roho, Cucina Paradiso, Felix, Pony Line, Sucre, Proa, Voulez Bar, Aldo’s, Le Blé y Farinelli.

COLABORAN Wally Diamante, Facundo Garayalde, Sonia Basch (ilustración Visionario), Hugo Horita (ilustración La columna), Antolín Olgiatti (ilustraciones Top 5 visitante) y Javier Velasco (ilustración Curiosidades).

COORDINACIÓN COMERCIAL Lucrecia Gratas lucrecia@intelectualyfrivola.com

COORDINACIÓN GENERAL Nicole Hervás nicole@intelectualyfrivola.com

PRENSA Y RELACIONES PÚBLICAS Grupo Mass PR info@grupomass.net

IMPRESIÓN Galt Printing Ayolas 494 (CABA)

DISTRIBUCIÓN Y LOGÍSTICA

GALERA #93 CARNAVAL • 2017 TIRADA: 10.000 ejemplares OBRA DE TAPA: El carnaval de Oruro retratado por Guido Piotrkowski.

intelectualyfrivola.com

Promail Condarco 4846 / 4572-0505

GALERA INTELECTUAL Y FRÍVOLA es una publicación de Identidad y Contenido S.R.L. Las opiniones de los entrevistados y los artículos no reflejan necesariamente la opinión de quienes hacen Galera Intelectual y Frívola. Se prohíbe la reproducción parcial o total del contenido publicado en esta edición. Hecho el depósito que marca la ley 11.723

MUCHAS GRACIAS Gustavo Rivas, Maxi Cardaci, Moria Casán, Maximiliano Guerra, Agustina Díaz, Anama Ferreira, Guido Piotrkowski, Urko Suaya, Verónica Momenti, Lucas Barbolla, Gustavo Castagnino, Soledad Carranza, Marcela Rémoli, Marcela Peduto, María Montalembert, Sofía Menditeguy, Mercedes Ginevra, Solana Costa, Lucila Ceccarelli, Marcelo Sosa, Mercedes Silva, Diego Romero, Pablo Bernard, Iván Finkelstein, Diego Finkelstein, Josefina Hassan, Juancho Cane, Macarena González Moreno, Murilo Tartaglia, Juan Izuibejeres, Romina Lapugnani y Teresa Garbesi.


14 LA NUBE #APRETAELPOMO

Or son Welles Sam Mendes SUSANA GIMÉNEZ

GUSTAVO RIVAS

WALLY DIAMANTE

HERMANOS LE MOYNE PARIS HILTON Sam Mendes

EMILIA PARDO BAZÁN

MORIA CASÁN & MAXIMILIANO GUERRA ANAMA FERREIRA

Debbie & Carrie Henri Bergson

CARNAVAL Guido Piotrkowski GaleraMóvil Celia Cruz Agustina Díaz


16 EDITORIAL CARNAVALERO #LAHABANA

La vida es un carnaval* Todo aquel que piense que la vida es desigual, tiene que saber que no es así, que la vida es una hermosura, hay que vivirla. Todo aquel que piense que está solo y que está mal, tiene que saber que no es así, que en la vida no hay nadie solo, siempre hay alguien. Ay, no hay que llorar, que la vida es un carnaval, es más bello vivir cantando. Oh, oh, oh, ay, no hay que llorar, que la vida es un carnaval y las penas se van cantando. Todo aquel que piense que la vida siempre es cruel, tiene que saber que no es así, que tan solo hay momentos malos, y todo pasa. Todo aquel que piense que esto nunca va a cambiar, tiene que saber que no es así, que al mal tiempo buena cara, y todo pasa. *Nacida en La Habana en 1925, Celia Caridad Cruz Alfonso descubrió su potencial con tan sólo 12 años, cuando un curioso turista le regaló un par de zapatos nuevos al escucharla cantar azucaradamente en las calles habaneras.

¡ESCANEÁ LA PÁGINA Y BAILÁ AL SON DE CELIA!


VOLVER 17

1942. Quien sonríe en primer plano, con aires de mucho alcohol y atavíos desprolijos, es nada menos que Orson Welles. Orson estaba en Brasil por pedido del gobierno yanqui, que en su afán por “fortalecer las relaciones comerciales y culturales entre las repúblicas americanas para una mejor defensa del hemisferio” había solicitado la realización de una película que capturase el compañerismo continental. El artista decidió no hacer caso y filmar el verdadero y profundo país amazónico, lo que le costó que su creación nunca viera la luz.


Esmeralda Mitre, canchera en el PESF.

Patricia y Rosella della Giovampaola deslumbraron en el evento de Amex.

Lara Bernasconi y Federico Álvarez Castillo disfrutaron de la fiesta de Fiat y Jeep.

Wally Diamante brindó en la inauguración del Álamos Punta Wine Bar.

Maxi Patané anduvo dando vueltas en un DS por Punta del Este.

Franco Masini la pasó bárbaro en el Movistar PESF. Susana Giménez y Cristiano Rattazzi, divertidos en la fiesta de Fiat y Jeep en Tequila, La Barra.

Calu Rivero se vio unas pelis en el José Ignacio International Film Festival (JIIFF).

Jorge Drexler peló guitarra en el Highlights Festival.

Anita Álvarez de Toledo y Cata Spinetta cuchicheraon en el Álamos Punta Wine Bar. Pampita se bailó unos temas en el Movistar Punta del Este Summer Festival.

María Vázquez y su hija Myla pasaron por Freddo.


CIENCIAS SOCIALES 19

Andrea Frigerio degustó aceites de oliva en la cena especial de Zuccardi.

Coni Dietrich y Cochito López comieron asado y tomaron vinos en la Copa Nicasia.

Diego Leuco estuvo almorzando en Bagatelle Beach. Sabrina Garciarena y Germán Paoloski, acaramelados en Bagatelle Beach.

Celeste Cid y Violeta Urtizberea vivieron la experiencia #ShopLiveVirtual by Prüne en Unicenter.

Nacho Viale tomó unos tragos en el evento de American Express en Bagatelle Beach.

Julieta Cardinali, relajada en el Punta del Este Resort & Spa.

Concepción Blaquier, divina en la Unlock Night en Finca Narbona.

Pocho Lavezzi descansó del calor con un helado.

Lucía Celasco, presente en la apertura del local de Lovely Denim en Manantiales.

Justina Bustos pispeó la colección Invierno 2017 de Chebar.


20 STILL LIFE #ESPECTRAL

¡ESCANEÁ LA PÁGINA Y EXPLORÁ EL DÍA DE LOS MUERTOS!

Escena inicial de Spectre 007, de Sam Mendes (2015).


*

*

**

**

***

***

Cuotas Cuotas %% SELECT PREVENTASANTANDER CLIENTES SANTANDER RIO 15 TARJETA RÍO 15 dede ahorro ahorro

C.F.T: 1,50% - 0%

COSTO FINANCIERO TOTAL

(para cartera comercial)

(para cartera de consumo)

yy

interés sinsin interés

DESDE 29.000 PUNTOS


22 ÁRBOL GENEALÓGICO Festival de Colonia (Alemania)

Las mujeres no se privan de nada durante estos tres días donde todo vale. Les cortan las corbatas a los hombres o los manosean si se niegan a un beso.

Cooper’s Hill Cheese Rolling and Wake (Inglaterra) Desde el siglo V, los locales de Gloucestershire ruedan por una colina tratando de atrapar un doble queso Gloucester. Rara forma de simbolizar el ciclo de vida, ¿verdad?

NUEVE

CARNAVALES BIZARROS

Festival de Elvis (Estados Unidos)

En Tupelo, su ciudad natal, se rinde homenaje al Rey con un carnaval a puro rock n’roll. Extraña tradición: las mascotas son disfrazadas a tono.

Festa dei Cornuti (Italia)

Se celebra todos los años en Roca Canterano, donde todos los hombres que han sido engañados salen a las calles a romper todos y cada uno de sus amorosos recuerdos.

Buffet para Monos (Tailandia)

En Lopburi los macacos son casi una plaga, pero aun así sus habitantes los adoran. Una vez por año se celebra en su honor un banquete de 2.000 kilos de deliciosas frutas para que coman.

Carnaval Busójárás (Hungría)

Vestidos con trajes de pieles y monstruosas máscaras, los habitantes de Mohács visten como lo hicieron siglos atrás para espantar a los invasores turcos.

Hadaka Matsuru (Japón)

En Okayama, miles de hombres semidesnudos se juntan para intentar capturar los palos sagrados que tira un sacerdote. El que logre pescar alguno tendrá un año de pura felicidad.

Las Fallas (España)

Este carnaval valenciano para pirómanos festeja la llegada de la primavera quemando monstruosos muñecos de papel en un ritual que simboliza la destrucción de la negatividad del año.

Samson Parades (Austria)

Para honrar al héroe bíblico Sansón, 12 ciudades austríacas recrean su figura con un muñeco de más de 80 kilos que por tradición siempre es cargado por una sola persona.


MANSUCRITOS 23

EstelibrodedicadoalSchembartlauf,carnavalrealizadoenNüremberg en los siglos XV y XVI, fue encontrado en Alemania y se cree que fue producido en algún momento entre 1525 y 1550, coincidiendoconlasúltimasedicionesdelacelebración.Setrata de64ilustracionesenacuarelaytintadefigurasdisfrazadas,una porcadaañodehistoriadelcarnaval.Elautor,claramenteexperimentado e influenciado por artistas como Durero, permanece anónimo.


24 EL RELATO #ENMASCARADOS

Los misteriosos juegos de ocultamiento, indiscutibles protagonistas de la temporada de carnaval, son parte de este atrapante relato del año 1827 titulado “Las máscaras”, de la multifacética escritora y ferviente feminista española, Emilia Pardo Bazán. Mi “conversión” —dijo Jenaro al dejarse caer en el banco de piedra dorado por el liquen y sombreado por el corpulento nogal, cuyas hojas volaban desprendidas a impulsos del viento de otoño— mi conversión se originó de… una especie de visión que tuve en un baile. Apostemos a que usted con su amable escepticismo, va a salir diciendo que, en efecto, tengo trazas de hombre que ve visiones… —Acierta usted —respondí sonriendo y fijándome involuntariamente en el rostro del solitario, cuyos ojos cercados de oscuro livor y cuyas demacradas mejillas delataban, no la paz de un espíritu que ha sabido encontrar su centro, sino la preocupación de una mente visitada por ideas perturbadoras y fatales—. Respetando todo lo que respetarse debe, propendo a creer que ciertas cosas son obra de nuestra imaginación, proyecciones

de nuestro espíritu, fenómenos sin correlación con nada externo, y que un régimen fortificante, una higiene sabia y severa, de ésas que desarrollan el sistema muscular y aplacan el nervioso, le quitarían a usted hasta la sombra de sus concepciones visionarias. —¿Niega usted los presentimientos, las revelaciones a distancia? ¿No ha leído usted casos de espíritus que acuden al llamamiento de los vivos? —¡He leído tanta historia! —contesté procurando emplear tono conciliador—. No negaré en crudo todo eso, ni lo trataré de superchería y farsa; negar es tan comprometido como afirmar, y lo mejor es suspender el juicio. Sin embargo, la fe católica me prohíbe ser supersticiosa; la razón me manda desconfiar de apariencias; y ya que un Santo Tomás quiso ver para creer…

bien podemos tener la misma exigencia los que no somos santos. Cuando vea algo maravilloso… —No lo verá usted nunca —murmuró con tenacidad de iluso el pobrecillo de Jenaro—. El que está prevenido de antemano contra las revelaciones del “más allá”, que renuncie a ellas. Ese sentido positivo no es sólo una coraza y un blindaje, es un velo tupido que ciega los ojos del sentimiento y del alma. No, usted jamás verá cosa alguna. “Gracias a Dios”, pensé para mi sayo; pero el convencimiento de que no lograría persuadir a aquel enfermo de la mente, me obligó a reservar mis impresiones. Y dije a Jenaro en alta voz, condescendiendo: —Al menos, hágame usted “ver” ahora, con su narración… Cuénteme usted ese cuento bonito de


cómo llegó a convertirse, a desengañarse y a meterse en estos andurriales, dedicado por completo a huir del mundo y a socorrer a los infelices. Crea usted que, mediante eso que llaman “autosugestión”, seré capaz de “ver” momentáneamente lo mismo que usted haya visto, y de saborear la poesía terrorífica de su relato. —Pues oiga usted —respondió satisfecho de desahogar, de hablar de una impresión terrible, con la cual sin duda luchaba algunas veces a solas, como Jacob con el ángel—. El hecho ocurrió precisamente cuando estaba yo más ajeno a pensar en nada serio y vivía envuelto en distracciones y amoríos. Había terminado mis estudios; había viajado un par de años a fin de completar mi instrucción, familiarizándome con algunas lenguas vivas; acababa de hacerme cargo de mi hacienda, perfectamente administrada durante mi menor edad, caso raro, por mi tío y tutor; y sin cuidados ni penas, halagado del mundo que me abría los brazos, sólo pensé en lo que se llama “pasarlo bien”, seducido por ese Madrid donde reina el espíritu de disipación y donde se diría que la vida no tiene más objeto que deslizarse arrastrada por la corriente del goce. La mía volaba

así, sin otro anhelo que estrujar el momento presente para que suelte todo su jugo de emociones gratas. No necesito detallarlas ni trazar el cuadro de mi existencia, igual a la de tantos desocupados ricos e inútiles. Sólo diré, porque interesa a mi cuento, que todo aquél que busca el goce por sistema, muchas veces halla el aburrimiento más insufrible. Uno de los sitios que ostentan el rótulo de diversión y, por lo general, engendran el hastío, son los bailes de máscaras. El atractivo del antifaz y del disfraz, el triunfante señuelo del misterio nos hace fantasear mil sorpresas deliciosas; pero ya la sátira y la comedia se han apoderado de este tema del baile de máscaras para ridiculizar semejantes ilusiones y demostrar que, de cien veces, noventa y nueve y media nos espera un chasco ridículo. No obstante, esa probabilidad aislada y remota basta para excitar la imaginación y llevarnos allí, de donde salimos renegando. La noche del lunes de Carnaval caí, pues, en uno de esos bailes que suelen dar las sociedades artísticas, y en cuya atmósfera parece que circula un poco de aire bohemio, jovial y animador.

Yo había comido con amigos de mi edad, mozos alegres, y para prepararnos a la trasnochada y al probable fastidio apuramos algunas botellas de vino espumante y tomamos café fuerte; así es que me encontraba en un estado de excitación humorística, dispuesto a cualquier diablura y con ánimos para conquistar el mundo. Entré en el salón central precisamente cuando se iban a rifar las panderetas, y la gente, dejando desiertos los otros salones, se arremolinaba en torno de la rifa. Como no tenía el menor empeño en que me tocase cualquier botecillo, no intenté romper el muro de la carne humana, y me dirigí a otro saloncito retirado, muy adornado de espejos y flores, y casi desierto en aquel instante. Iba distraído, examinando maquinalmente la decoración, cuando una serpentina amarilla se enroscó a mi cuerpo y escuché agria carcajada. Me volví y vi que las roscas del ligero papel las disparaba la mano de una Locura vestida de negro, con pasamanos color de oro. “Ya pareció el argumento de esta noche”, pensé, acercándome a la que así me provocaba, y notando con agradable extrañeza que aquella máscara no podría ser una cocinera disfrazada, sino, sin duda al-


26 EL RELATO guna, una persona de mi clase, de mi esfera, de mi misma categoría social. Saltaba a la vista en el menor detalle de su esbeltísima figura y en el conjunto de su disfraz, no alquilado ni prestado, sino hecho a medida y cortado a la perfección. Mis gustos artísticos me graduaban de inteligente en indumentaria femenina, y yo veía que aquella falda de negro raso riquísimo, orlada de frescas gasas amarillas, delataba la tijera de modista experta y hábil; y aquellas medias negras bordadas, que cubrían un tobillo de tan aristocrática delgadez y un empeine tan curvo, eran de la seda más elástica y fina; y aquellos larguísimos guantes, también de seda y bordados igualmente de oro, acababan de estrenarse; y el sonoro cascabel, que de la orilla del picudo gorro colgaba sobre la frente, era de oro cincelado, enriquecido con verdaderos diamantes. Al mismo tiempo, yo, que conocía a todas las mujeres algo visibles de todos los círculos de Madrid, no acertaba con ninguna que tuviese aquella

figura acentuada, aquella estatura alta, aquella exagerada gracilidad de formas, aquellas líneas inverosímiles, tan prolongadas y enjutas. Al acercarme a la máscara y estrecharla con bromas y requiebros, en vano intenté columbrar, bajo el negrísimo antifaz,

algo del rostro; con tal exactitud se adaptaban a él la engomada seda y las densas blondas del barbuquejo. “Será —pensé— alguna aventurera extranjera que ha venido a correr un bromazo aquí”. Pero mudé de opinión cuando la Locura respondió a mis galanteos en excelente castellano, con voz irónica y mofadora, con acento sordo, sin eco, de inflexiones burlonas, casi insultantes. Poco después bailábamos. No acostumbraba yo entregarme a tal ejercicio; mas me sentía tan empeñado por la elegante máscara, que le propuse valsar sólo por acercarme a ella, por sentir el contacto de su cuerpo, que sospeché flexible como el de una serpiente. Y al estrecharlo, me pareció duro, rígido, de una materia resistente y seca, a pesar de lo cual me producía embriaguez rara, ni más ni menos que si aquella mujer, encontrada en un baile por casualidad, completamente desconocida para mí, fuese algo mío, algo que me pertenecía y de que no podía separarme. Mientras valsábamos, ella callaba, y cuando la convidé a beber una copa de champaña helado, colgóse de mi brazo, y bajo el antifaz me figuré que sonreía. Loco de entusiasmo, realmente impresionado por mi conquista, pedí un reservadísimo gabinete, y encargué

que nos trajesen lo mejor, lo más selecto. Aquella aventura vulgar en el fondo, pero realzada por la distinción y el porte de una mujer a todas luces aristocrática, desdeñosa, mordaz, ingeniosa en sus respuestas, me parecía verdadero hallazgo de noche de Carnaval, de esos regalos que hace a la juventud la Fortuna. Tal era entonces mi ceguedad moral, que la ocasión de cometer un pecado se me antojaba un mimo de la suerte. Mis ojos no se apartaban de la máscara, y a la luz de las bujías que iluminaban la mesa la encontraba más original, más atractiva, más fascinadora que antes. Sus pies estrechos calzados de raso amarillo, se cruzaban con gracioso abandono; sus brazos apoyados en el respaldo de la silla, libres ya de guantes, eran de una palidez marmórea y de una delicadeza escultural. Su garganta desnuda, su escote pulido, sin gota de sudor, tenían el tono suave del marfil. Su pelo, de un rubio fuerte, casi rojo, flameaba en torno del antifaz. Anhelando ver la cara que permanecía tan oculta, me arrodillé para implorar de la Locura que se descubriese, jurando que la quería, que la adoraba hacía mucho tiempo, y aunque ella no lo supiese, la seguía, la buscaba, iba en pos de su huella por todas partes, ebrio de amor, trastornado, loco… Y, ¡oh sorpresa!, sin dulcificar su irónica voz, me respondió:


—Ya lo sé, ya lo sé que me quieres y me buscas sin cesar… Ya sé que tras de mí corres a todas horas; ya sé que soy el fanal que te guía. Hace años que también espero el momento de reunirme contigo para siempre, hasta la eternidad… Bebamos ahora, que luego te enseñaré mi rostro. Obedecí y escancié el vino, cuya frialdad salpicaba de aljófar por fuera la copa de transparente muselina, y besé la mano de la máscara, tan helado como el champaña. La glacial sensación me exaltó más: con movimiento súbito arranqué el antifaz, rompiendo sus cintas, y retrocedí de horror, porque tenía delante… —¿Una calavera? —pregunté interrumpiendo, pues creía conocer el desenlace clásico. —¡No! —exclamó Jenaro con hondo escalofrío provocado por el recuerdo—. ¡No! ¡Otra cosa peor, otra cosa! ¡Una cara difunta, color de cera, con los ojos cerrados, la nariz sumida, la boca lívida, las sienes y las mejillas envueltas en esa sombra gris, terrosa que invade la faz del cadáver! Un cadáver. Y para colmo de espanto, el pelo rojizo, movible y encrespado, que rodeaba la cara y parecía la fulgurante melena de un arcángel, se inflamó de pronto como una aureola de llamas sulfúreas, de fuego del infierno, que iluminase siniestramente la muerta cara. ¡Un difunto, y “difunto conde-

nado”! Eso era la elegante, la esbelta, la burlona Locura, vestida como los ataúdes, de negro con cabos de oro. Jenaro calló un momento, y después añadió tembloroso: —Apagadas las bujías por no sé qué invisible mano, sólo el nimbo de terribles llamas alumbraba el gabinete, y yo, que estaba medio desmayado sobre un sillón oí el acento mofador que me decía: —No soy la muerte; soy “tu muerte”, tu propia muerte, y por eso te confesé que me buscabas con afán… ¡Por ahora no podemos reunirnos, pero hasta luego, Jenaro! —No me avergüenzo de reconocerlo —prosiguió Jenaro humildemente— al fin perdí el sentido… como una niña, como una dama… Al volver del desvanecimiento, me encontré solo en el gabinete. Las bujías ardían, y en las dos copas aljofaradas por fuera lucía el áureo vino… Huí del gabinete y del baile; caí enfermo, sane, me retiré del mundo… Y aquí tiene usted la historia de mi conversión. ¿Qué opina usted de ella? —Opino —respondí con involuntaria sinceridad— que esa noche estaba usted ya malucho y un poco caliente de cascos; que la Locura vestida de raso negro era una cocotte pálida y con el pelo teñido, pagada tal vez por

algún compañero de francachela para embromar a usted… y que, por lo demás… convertirse es bueno siempre, y la caridad una excelente ocupación. Jenaro me miró con lástima profunda se levantó y echó a andar hacia su casa.


Fig. 1

Su apariencia dorada profunda y su espuma blanca persistente la hacen irresistible. La 24.7 es la cerveza ideal para acompañar atardeceres en la playa, la montaña, una terraza o en la pileta durante el fin de semana, con las patas en el agua.

Apariencia

¿Qué es una Session Beer? El término se originó en la Inglaterra de la Segunda Guerra, donde los trabajadores tenían permitidos dos períodos o “sesiones” para beber durante la jornada laboral. La cerveza tenía que ser considerablemente más liviana y menos alcohólica para no afectar los niveles de productividad de los trabajadores. Curiosamente, los descansos cerveceros siguieron siendo legales en el país hasta 1988.

Session Beers

Patagonia agranda su ya numerosa familia de cervezas con su más flamante creación, la 24.7. Se trata de una Session Beers muy original en la que cada detalle contribuye a una personalidad perfecta. Acá, un recorrido por sus variadas características.

28 PATAGONIA


La 24.7 es una cerveza de amargor suave que se fusiona perfectamente con el agregado de sauco, que le brinda un grado de acidez con el que gana un sabor frutal, muy tenue y muy interesante. Un toque de miel aparece finalmente y juega un papel fundamental al contrarrestar la acidez propia del sauco.

Sabor

No es una invitación a beberla las 24 horas del día, los siete días de la semana. El nombre se debe al kilómetro 24,700 de Circuito Chico, Bariloche, lugar donde Patagonia tiene su microcervecería, en la que exploran, experimentan y crean todas sus variedades.

24.7

Ideal para combinar con platos como ensaladas agridulces o comida thai. Platos sin mucha intensidad de sabor o grasa, pero sí aromáticos y especiados, como los risottos perfumados.

Maridaje

India Pale Ale. Uno de los estilos de cerveza más populares del mundo, que ganó muchísima presencia en los últimos años. Nació en 1780, cuando una cervecería de Inglaterra decidió agregar una gran cantidad de lúpulo (inmejorable antibacteriano) a sus barriles para que soportaran el viaje de seis meses hasta India, donde las tropas británicas se encontraban estacionadas.

IPA


Una luz en el corsódromo

¡ESCANEÁ LA PÁGINA Y DESCUBRÍ LA RECETA!


#AGUSTINADIAZ OFICIOS: REINA 31

Para darle aun más color a este número festivo, la reina de Gualeguaychú 2016 nos cuenta cómo pasó de ser una gurisita aficionada a ocupar el lugar más importante del Carnaval del País. Sin perder su esencia, Agustina Díaz revela las implicancias, responsabilidades y satisfacciones que conlleva tener puesta la corona real por todo un año. Texto: Nicole Hervas. Fotos: Damián Cáceres.


32 OFICIOS: REINA

¿Cómo fue tu primer contacto con el mundo carnavalesco? No tengo registro de qué edad tenía exactamente, pero creo que los recuerdos sobre el carnaval son de los primeros que existen en mi memoria. Todo ese mundo de música, percusión, brillo, alegría y danza queda fácilmente en la memoria de una gurisita. Desde entonces, siempre lo amé y soñé con bailar ahí. De pequeña mis papás me llevaban a participar del Corso Infantil, donde iba disfrazada. Luego en 2006, a los 17 años y tras haber terminado el colegio secundario, pisé por primera vez el Corsódromo junto con la comparsa Marí Marí. Aquella vez, si bien participé como suplente de un traje muy pesado, fue uno de los momentos más felices de mi vida.

¿Cómo fue el camino que recorriste hasta llegar a ser reina?

Pasé por todos los trajes y lugares posibles, no siempre en lugares cómodos ni destacados, pero siempre disfrutándolo con plenitud. A veces era un esfuerzo porque estudiaba en Buenos Aires y, como le pasa a muchos estudiantes del interior profundo del país, siempre se anda con el mango contado. Aun así, me las ingeniaba para estar cada sábado en mi amada Gualeguaychú. A mediados de 2015 me convocaron para postularme en la elección de la reina de la comparsa Marí Marí del Club Central Entrerriano junto con otras dos maravillosas chicas.

Me animé y en octubre salí electa representante de los colores rojo y negro. En 2016 tuve el honor de pisar el circuito como reina de Marí Marí y en febrero, compitiendo con las representantes de las otras dos comparsas que salieron en esa edición, me eligieron soberana del Carnaval del País.

¿Qué sentiste cuando te eligieron?

En el momento en que escuché mi nombre recordé a esa gurisita que fui, que creció en el seno de esa ciudad tan maravillosa, cuna de cultura y de tradición carnavalera. Vi la tribuna de mi comparsa y a mis compañeros festejar conmigo. A mi mamá y a mi abuela emocionadas por este logro, ya que ser reina del carnaval no implica el cumplimiento de un parámetro estético sino representar una identidad colectiva que trasciende a las personas.

¿Cuáles son tus obligaciones como reina?

Representar al Carnaval del País y contribuir a la difusión del espectáculo en todas sus dimensiones. Las noches de carnaval son el resultado del esfuerzo de clubes de la ciudad que apuestan cada año a su desarrollo; del talento de decenas de artistas locales capaces de desarrollar complejas obras de arte en movimiento; de la pasión de cientos de integrantes y bailarines que ponen mucha voluntad para participar cada noche; y de una ciudad que acompaña y alienta la actividad. Asimismo, como reina del carnaval he podido tomar postura sobre temas de importancia en los que sería difícil encontrar medios de expresión si no es en el marco de este rol. Tuve la posibilidad de debatir cuestiones relacionadas con el género, la diversidad y los derechos de las mujeres y eso me generó una enorme satisfacción.

¿Qué sentís al tener el título por un año?

El reconocimiento y cariño de la gente ha sido muy lindo, me he sentido muy acompañada. De todas maneras, una sigue con su vida de siempre, con su trabajo, ocupaciones

y responsabilidades. La vida continúa su curso normal, aunque es cierto que para los carnavaleros de corazón los meses pasan rápido mientras esperan que se vuelva a encender la luz del corsódromo.

“Hay que cuidar el alma del carnaval, que es su espíritu de celebración popular. Sin eso, el carnaval sería un mero espectáculo y no esta fiesta que nos ha hecho sentir tan orgullosos en el mundo”.

¿Quién es Agustina Díaz? Una joven entrerriana oriunda de la localidad de Gualeguaychú. Tiene 28 años. Es licenciada en Ciencia Política, egresada de la Facultad de Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Se desempeña en la gestión pública y como docente universitaria. Es militante política y, actualmente, la reina del Carnaval del País.


¿Cómo influye en tu vida cotidiana?

Los días en mi vida transcurren con normalidad desde entonces, nada ha cambiado demasiado y en general tengo excelentes devoluciones. Sin embargo, creo que para las mujeres suele ser complejo ocupar lugares de visibilidad. Siempre cae sobre nosotras algún tipo de prejuicio o consideración, siempre estamos evaluadas. Ser reina del carnaval, profesional y estar inserta en política no es tan sencillo. Los prejuicios están para demolerlos y si algo aprendí de esto es la sororidad, el hecho de acompañarse entre mujeres y fortalecerse mutuamente.

¿Qué referente femenino admirás?

En el camino del crecimiento personal y la autoafirmación una busca mujeres que la inspiren y acompañen. Admiro a muchas mujeres anónimas: artistas, trabajadoras, militantes y estudiantes. Admiro a mi madre y abuela, a mis amigas, a mi hermana, a compañeras de laburo y a colegas. Uno admira a las personas que quiere. En cuanto a mujeres “célebres”, destaco a la poeta peruana Victoria Santa Cruz y a la argentina Alfonsina Storni, que han sido parte de mis últimas lecturas, y en términos históricos, a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. En términos políticos, elijo a Eva Duarte de Perón y a Cristina Fernández de Kirchner.

¿Qué es lo que más disfrutás del carnaval?

La alegría colectiva. Las tardes en el club con mis compañeros de comparsa. La ansiedad de pisar el circuito. La veloz carrera de inmensa felicidad a la que una se larga al entrar en el corsódromo. La mirada de admiración de los niños. También disfruto ver el laburo en los talleres y el trabajo de los carroceros, que son las piezas imprescindibles de este engranaje.

¿Cambiarías algo de la famosa celebración de Gualeguaychú?

Creo que el Carnaval del País ha perdurado por tanto tiempo producto de su capacidad de autosuperación y, en ese sentido, siempre existen nuevos desafíos. Hay que cuidar mucho a los artistas locales ya que son nuestro “plus”, hacen la diferencia. Debemos valorar la entrega apasionada de los integrantes que hacen todo tipo de esfuerzo personal, físico y hasta económico para participar (muchos viajan cada semana para salir, por ejemplo). Además, es importante que garanticemos servicios de calidad para un turismo exigente. Y, esencialmente, hay que cuidar el alma del carnaval, que es su espíritu de celebración popular. Sin eso, el carnaval sería un mero espectáculo y no esta fiesta que nos ha hecho sentir tan orgullosos en el mundo.

¿Recordás alguna anécdota en particular?

Por supuesto. La primera noche en la que salí en el carnaval, hace 11 años, sentí una pasión indescriptible e intransferible y pensé: “no hay vuelta atrás”. Así fue.

¿Hay algún otro carnaval en el que hayas participado o te gustaría participar?

He participado de los Corsos Populares Matecito de la ciudad, una instancia maravillosa en la que actúan las murgas de los barrios de Gualeguaychú y donde puede rastrearse el origen del gran carnaval. También tuve la posibilidad de conocer el carnaval en Tilcara. Estudié candombe con bailarinas de los carnavales uruguayos y tuve la dicha de ir a ensayos de algunas escolas y blocos de Río de Janeiro. Cuando no baile más en Gualeguaychú, deseo conocer las experiencias carnestolendas –período que comprende los tres días anteriores al miércoles de ceniza, día en que empieza la cuaresma– del país y de nuestra riquísima América Latina.

¿Qué consejos le darías a la próxima reina?

Que esté orgullosa de quién es y de representarnos. Que disfrute inmensamente de esta hermosa oportunidad.

¿Cuáles son tus objetivos para este año?

Ser siempre un poco más feliz. Seguir aportando mi grano de arena allí donde me toque estar.

No hay carnaval...

Si no hay alegría popular.


TARJETA SANTANDER RIO Venta de tickets en:

C.F.T: 1,50% - 0%

COSTO FINANCIERO TOTAL: C.F.T

(para cartera de comercial)

(para cartera de consumo)

cuotas

sin interés

DESDE

35.500 PUNTOS

Radio oficial:

LEER MAS SOBRE ESTA PROMOCION. DISPONIBLE PARA CARTERA DE CONSUMO Y COMERCIAL (para cartera comercial por “seguro de vida e invalidez total o permanente”). TASA FIJA NOMINAL ANUAL: 0%. Promoción válida del 05/12/16 al 04/5/17. Promoción no acumulable. Sólo aplica al costo de entradas. Ejemplo: Ud. podrá financiar por ejemplo una compra de $600 en 3 cuotas de $200 c/u. A LOS CLIENTES DE LA CARTERA COMERCIAL, SE LES DEBITARÁ COMO RUBRO “SEGURO DE VIDA E INVALIDEZ TOTAL Y PERMANENTE” LA SUMA DE $1,50, QUE SERÁ DISTRIBUIDA EN LOS PRIMEROS 2 RESÚMENES CONFORME AL SALDO DE DEUDA QUE REGISTRE. Los accionistas de Banco Santander Río S.A. limitan su responsabilidad a la integración de las acciones suscriptas.


Moria Casán

¿Cuál es vuestro estado mental más frecuente? Moria: La conexión total que tengo con lo mejor del universo todo el tiempo. Maximiliano: Reflexivo y observador. ¿Con qué personaje histórico compartirían una noche alocada? Moria: Con Napoleón Bonaparte, con quien comparto cumpleaños. Era un batallador y supongo que tendríamos una noche muuy guerrera. Me encantan los petisos. Maximiliano: ¡Con John Lennon! ¿Qué pregunta odian que les hagan? Moria: “¿Cómo estás viendo el país?”. Maximiliano: Odio que me pregunten cuándo voy a dejar de fumar. ¿Cuál es su puteada predilecta? Moria: “Sorete mal cagado”. Maximiliano: Sin duda, “¡la puta madre!”. ¿Cuál fue el mejor halago que hayan recibido? Moria: “Sos de otro sistema solar”. Maximiliano: “Papá, sos el rey del mundo”. Me lo dijo mi hija. ¿Qué canción detestan? Moria: Todas las baladas románticas en español. Maximiliano: Todas las de Arjona. Si les quedase un día sobre la tierra, ¿cómo lo pasarían? Moria: Con mi hija, mis nietos, mis amigos y toda la gente con onda y humor que conozco aunque no tenga agendada. Maximiliano: Abrazado a mi esposa Patricia, en casa, con mis tres hijas.


¿Qué fue lo más difícil que hayan tenido que hacer sobre un escenario? Moria: Nada. Todo es fácil. Debuté literalmente desnuda; después de eso nada es incómodo, diste la vuelta. Maximiliano: Lo más difícil fue representar a un dictador. ¿Qué superpoder les gustaría tener? Moria: Poder sacarle la estupidez a la gente. Hacer que todos se fijen en sí mismos y no en los demás. Maximiliano: Me encantaría poder volar. ¿Bailando qué canción querrían despedirse de este mundo? Moria: Querría despedirme de este mundo cogiendo, no bailando. Maximiliano: Elegiría “Don’t Stop Me Now” de Queen. ¿Cuál es su antojo más incontrolable? Moria: Soy muy controladora, no tengo antojos. No los tuve ni cuando estaba embarazada. Maximiliano: Los labios de mi mujer… Si fueran magos, qué sacarían de la galera? Moria: Odio los magos, detesto. Si pudiese sacar algo de la galera, sacaría una revista Galera. Maximiliano: ¡Sonrisas!

MORIA Y MAXIMILIANO PROTAGONIZAN LUZ CENICIENTA, DE MIÉRCOLES A DOMINGO EN EL TEATRO EL NACIONAL.

Maximiliano Guerra

DE LA GALERA 37


38 MERCI BEAUCOUP: DEBBIE & CARRIE

ยกGracias Debbie & Carrie!


TOP CINCO RESIDENTE 39

1

ARTE AZUL

El PROA inaugura en marzo una exposición tremenda con las más emblemáticas obras de Yves Klein, uno de los grandes exponentes del arte del siglo pasado cuyas influencias se ven en más de un artista contemporáneo. Es la primera retrospectiva de Klein en Argentina, así que agéndensela sin dudarlo.

4

BRASILEÑOS

El 15 de marzo Caetano Veloso vuelve a Buenos Aires, acompañado por otra gran artista brasileña: Teresa Cristina. Después del mítico recital que dio junto a Gilberto Gil en 2015, el legendario músico baiano vuelve en este nuevo dúo para hacer tiritar el Gran Rex.

2

3

COLORIDOS CUEROS

Un collage de texturas y estampas con un arco iris de cueros metalizados son la base de la espectacular colección Jazmín Chebar Invierno 2017. Lo artesanal, el diseño personal y la onda handmade están presentes tanto en los apliques de cuero como en los engarces de piedras.

5

BALLET EN CABALLITO

En marzo, el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín va a invadir el anfiteatro del Parque Centenario con funciones gratuitas los viernes, sábados y domingos a las 20:30 hasta el 19 de marzo. Coreografías locas, música de Piazzolla, en la piazza, haciendo la ola. Se suspende por lluvia.

COCKTAIL FATAL

Hace unos días Campari presentó su campaña Red Diaries, que sigue el poderoso principio de que “cada cocktail cuenta una historia”. De la mano del aclamado director Paolo Sorrentino (La grande bellezza), presentaron Killer in Red, un corto imperdible y la primera de 12 historias de bartenders por venir.


40 LA COLUMNA


TRES FACTORES PARA UN GRAN CARNAVAL Para esta edición carnavalera Gustavo Rivas, abogado, viajero e historiador experto en los ires y venires de Gualeguaychú, su ciudad, nos contó sobre el nacimiento y el desarrollo del carnaval más célebre del país.

ILUSTRACIÓN: HUGO HORITA

El carnaval de Gualeguaychú, a principios de los años setenta, no sobresalía por sobre sus vecinas: Gualeguay y Concepción del Uruguay nos daban cátedra en comparsa. Solo teníamos las murgas de barrio con sus cornetas. En 1976 un carnavalero quijotesco armó la primera comparsa, que llevaba el nombre de su empresa, Acorad. Todo tenía un fin más bien comercial, y fue la inversión en decenas de miles de dólares, habitual en publicidad, la que hizo la diferencia. Aparecieron innovaciones: ahora había chicas en un espectáculo hegemonizado por varones. Bailaban bien, al ritmo de una orquesta, con letra y música propias; el vestuario incluía telas costosas y finas plumas africanas. El éxito de Acorad se repitió en 1977 y en 1978. Ese año, una gran creciente inundó la fábrica y el dueño quedó en la calle. No se entregó a la desgracia, sin embargo, y en septiembre presentó una propuesta para que Gualeguaychú pudiera generar mejores espectáculos: sugirió que el carnaval, en lugar de ser organizado por la Municipalidad en forma gratuita, se diera en concesión a los propios realizadores, con derecho a cobrar entrada. Las concesionarias, por otra parte, solo podrían ser entidades de bien público. La idea fue rápidamente aceptada, y así 16 entidades fundaron una nueva organización cuyos frutos se vieron en 1981, año en que se completó el elenco de “las cinco grandes” comparsas actuales: Papelitos, O. Bahía, Marí Mari, Kamarr y Ara Yeví. La calidad constructiva y el vestuario no tenía nada que envidarle al nivel de producción actual, aunque la escala era bastante más pequeña. Tal vez sorprenda escuchar que apenas tres años bastaron para barrer con la competencia vecina y emerger al nivel nacional; la realidad es que la nueva estructura organizativa proveyó a las concesionarias de cuantiosos recursos. Al ser los dueños del espectáculo, reinvertían la ganancia en sus comparsas, para mantener el nivel de calidad. Y la clientela.

Más allá de las cuestiones administrativas, escalas de despliegue como la de Gualeguaychú no se logran solo con plata. Acá es donde aparece el segundo factor, cuyos orígenes podemos encontrar unos 20 años antes. El primer desfile de carrozas estudiantiles de la ciudad se hizo en 1959. Es decir que a lo largo de 20 años quienes pasamos por el secundario aprendimos algo sobre la construcción de carrozas. Cuando dos décadas más tarde los clubes concesionarios salieron a convocar mano de obra para sus producciones, encontraron ayuda no solo voluntaria, sino además bien calificada. Esa maestría colectiva, contenida durante 20 años, se lució completamente en las calles en febrero de 1981. Desde los inicios, siempre hubo además lugar para el proverbial humor gualeguaychuense: con una agrupación, Los Gordos, parodiábamos cada año a una comparsa distinta, luciendo los mismos caireles de las chicas pero por sobre nuestras abultadas panzas, dando un espectáculo algo grotesco que hacía estallar de risa al público. Nuestro carnaval siguió creciendo, y en 1997 apareció el tercer factor: la habilitación del corsódromo en la vieja estación de ferrocarril. La influencia de esta novedad fue determinante. El nuevo escenario ya no tenía las limitaciones de las calles del centro, arboladas, angostas, que todo lo comprimían. Con la llegada del corsódromo aparecieron las carrozas de tamaño monumental y se ampliaron las escuadras, el desplazamiento, los trajes y el número de integrantes. Los tres factores que mencioné potenciaron el crecimiento de lo que hoy denominamos “el carnaval del país”. Si hay dudas sobre la influencia de la tradición carrocera que la ciudad ya tenía, basta con observar cuál es la nota distintiva y más impactante del carnaval de Gualeguaychú.


42 CAPTURAS

Trajinamos, incansables en nuestra búsqueda, por los laberínticos corredores de la doble v, doble v, doble v, y hete aquí lo que encontramos para ustedes, en modo de cuatro bocadillos que podrán zampar de un mordisco. Ñam.

El video está alojado en YouTube desde hace seis años y es francamente una delicia. Se trata de un “menino” brasileño de no más de un año que baila samba sobre la mesa de la cocina de su casa ante los ojos orgullosos de la madre, que lo registra con su teléfono. En su momento se hizo bastante viral. Lo curioso es que, buscándolo para compartirlo aquí, nos topamos con infinidad de otros videos también protagonizados por niños del país de Romario y Bebeto danzando frenéticamente. Esto explica que los brasileños llevan el baile en el ADN. Mirar:“Bebe Brasileño Baila Samba”

Es una cuenta de Instagram como cualquier otra, claro está, salvo que se presenta sin circunloquios así: “somos la organización que lidera la fiesta más importante de Colombia”. Opa. ¿De qué fiesta se trata? Del Carnaval de Barranquilla, una celebración folclórica y cultural que pone patas para arriba a la ciudad caribeña y que fue declarada Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad. En su feed, los casi 72 mil seguidores encontrarán, entre otras joyas, impactantes desfiles y notables danzas. Seguir: @carnavalbaq


En materia de carnavales, los hay de todos los colores y de las formas más variadas. En este caso, por ejemplo, elegimos reseñar uno bastante peculiar y nerd: se trata de una cuenta de Twitter abocada al Carnaval Matemáticas de Habla Hispana. En un tweet, a la sazón, leemos lo siguiente: “No confundir fractal con autosimilaridad”. Hilando fino, uno percibe que todo lo que suben es un retweet de otra cuenta, la del Instituto de Matemáticas de la Universidad de Sevilla, y con apenas ¡392! seguidores. Algo huele raro. Seguir: @CarnaMat

Cuando uno tipea “carnaval” y “tumblr” en Google, instantáneamente se arma una situación alcoyana-alcoyana muy satisfactoria, con lo cual es difícil separar la paja del trigo. Les recomendamos que se metan en esta bizarra página y naveguen sin prejuicios por sus ofertas de disfraces carnavalescos. Hay, por ejemplo, un disfraz de conejo con pila (?) que se llama Guerrecell en vez de Duracell. Otro imperdible es el disfraz “montaña rusa”, que según ellos está de moda. El último: ¡el que imita una botella de Jägermeister! Buscar: disfracesparacarnaval.tumblr.com


44 GALERAMÓVIL

GALERAGALERA

LAS #HISTORIASFILMADAS COPARON PUNTA DEL ESTE Y ALREDEDORES EN UN FANTÁSTICO PERIPLO AUDIOVISUAL POR LA COSTA CHARRÚA A BORDO DEL MÁGICO #GALERAMOVIL, QUE NOS LLEVÓ POR RESTAURANTES, HOTELES Y PLAYAS Y NOS HIZO CONOCER VARIOPINTOS PERSONAJES Y VERANEANTES DE LA MANO DE MERCEDES-BENZ, HSBC Y URUGUAY NATURAL.


#LOMO de Gala Miguel


60 historias filmadas

7 atardeceres de concurso

10.022 kilรณmetros trajinados

733.411 me gusta


GALERAGALERA GALERAMÓVIL 47

#ACRÓSTICO de Jorge Drexler


1.992

Galera Intelectual & Frívola

Galera Intelectual & Frívola

Publicado el 21 de enero.

Publicado el 22 de enero.

40

3

Hay quienes coleccionan estampillas y hay quienes coleccionan autos clásicos. Es así de simple. Esta historia que están viendo es la historia de Henry Smyolovich, un empresario textil originario de Dolores, Uruguay, que a los 17 años se enamoró de una Mercedez-Benz #Pagoda y desde entonces hizo todo lo posible para seguir ligado a la marca alemana coleccionando, sobre todo, divinos especímenes de la serie SL (del alemán #SportLeicht: o sea, deportivo ligero). Lo seguimos a sol y sombra durante una jornada, lo acompañamos al Museo del Automóvil de Punta del Este, lo escuchamos hablar de las máquinas que le alegran la vida y lo vimos manejar dos de las cuatro naves que integran su preciada colección: la 190SL y la 500SL, ambas coupé y descapotables. Sigan la espumosa estela de nuestras #HistoriasFilmadas y formen parte de este fantástico periplo audiovisual por la #CostaCharrúa cosechando anécdotas, programas, curiosidades y personajes a bordo de nuestros #GaleraMovil // #ElColeccionista #PrendeLaMecha #Colecciones #Tuerca #AutosClasicos #PDE @mercedesbenzarg @uruguaynaturaltv

3.932

147

20

Muy cerca de #JoséIgnacio, el veterinario argentino Alberto Pomés lleva adelante, junto a su hija Paz, la finca familiar La Corona, que produce principalmente rúcula y kale, además de llevar adelante un pequeño tambo de vacas jersey. #LaHuella, #SantaTeresita, #Namm, #Garzuana, #Marismo y #LaBourgogne, restaurantes que forman parte del programa #MundoEpicureo, de #HSBCpremier, son algunos de sus principales clientes, que reciben los productos todos los días, recién cosechados y listos para ser incluidos en platos fresquísmos. Dóciles como perros, las vacas son cinco y se llaman Niña, María, Pamela, Juana y Romina. Producen unos 100 litros diarios de leche en primavera, con la que se hacen #quesos, #manteca, #ricotta y #yogurt. En cuanto a los “verdes”, como lo llaman los Pomés, el campo de 33 hectáreas produce mensualmente, en temporada alta, alrededor de 1.000 kilos de #rúcula, 500 kilos de tres variedades de #kale, 180 kilos de #lechuga mizuna y 1.500 atados de #menta. Sigan la espumosa estela de nuestras #HistoriasFilmadas y formen parte de este fantástico periplo audiovisual por la #CostaCharrúa cosechando anécdotas, programas, curiosidades y personajes a bordo de nuestros #GaleraMovil // #ElProductor #ComerRicoHaceBien #Temporada #ProductosDeEstacion #Organico #Verano #Fresco #Sustentable @ uruguaynaturaltv @namm.joseignacio @fedemarismo @ santa.teresita @lahuellaoficial @juanpabloclerici @ftrocca @ jpbondoux @aurelienbondoux


1.900 elogios (je)

1 luna llena

285 entrevistas

1.519.890 reproducciones

115 descorches

¡ESCANEÁ LA PÁGINA Y SEGUÍ AL #GALERAMOVIL!


Nunca vi tanta gente en una fiesta. Acá la gente sí que sabe gozar de la vida.

50 LA FRASE INTELECTTUAL: PARIS HILTON


” “ ” Y aquellos que fueron vistos bailando fueron tomados por locos por quienes no escuchaban la música.

LA FRASE FRÍVOLA: HENRI BERGSON 51

¡ESCANEÁ LA PÁGINA Y ABRILE LA CABEZA A HENRI!


52 VISIONARIOS: HERMANOS LE MOYNE

En 1682, mientras España y Gran Bretaña competían por la conquista de nuevas tierras en América del Norte, el explorador francés René-Robert Cavelier, “Sieur de La Salle”, se topó un día con la boca de un río al que declaró, junto con las tierras linderas, propiedad del rey Luis XIV, el Rey Sol. Nacía así Luisiana o “Tierra de Luis”. Diecisiete años después, Pierre Le Moyne, “Sieur d’Iberville”, salió a navegar por el Golfo de México y llegó al mismo lugar, al que llamó Bayou du Mardi Gras por haber llegado el Martes Gordo, día en que se come opíparamente en preparación para la larga frugalidad de la cuaresma. La fecha se celebró por primera vez en suelo americano. Varios años más tarde el hermano de Pierre, Jean-Baptiste Le Moyne, “Sieur de Bienville”, fundó a unos 170 km. río arriba Nouvelle Orléans, en honor al regente Duc d’Orléans. Las celebraciones del Mardi Gras en el lugar comenzaron casi de inmediato, estableciendo firmemente el carnaval norteamericano en Nueva Orleans. Iberville y Bienville son hoy en día dos de las calles principales de la ciudad, en honor a los dos hermanos que llevaron el carnaval a sus entrañas.


¡ESCANEÁ LA PÁGINA Y LOOKEATE PARA EL CARNAVALI!


54 PATADAS DE CHANCHO

E

ntre las costumbres paganas que llegaron a América de la mano de los conquistadores, se encuentra la veneración al dios Momo, un clásico de los principales carnavales sudamericanos. Este dios de la mitología griega que personificaba el sarcasmo, las burlas y la ironía fue expulsado del Olimpo por sus repetidas joditas pesadas. Ya exiliado “en la tierra”, se lo empezó a representar con una máscara que sólo levantaba en ciertas ocasiones para revelar su cara, y también con el infaltable muñeco que personifica a la locura.

H

ay muchas versiones distintas acerca de cómo y cuándo se inventaron los fuegos artificiales. La leyenda más popular cuenta que hace dos milenios, por uno de esos mágicos accidentes, un cocinero chino mezcló carbón, ácido sulfúrico y nitro, ingredientes comunes de la época, y, al comprimirlos en un tubo de bambú, la mezcla se quemó y explotó en mil chispazos de colores. Otros atribuyen el origen a un monje chino llamado Li Tian, de la provincia de Hunan, hace poco más de 1.000 años. Sea cual sea su real surgimiento, los milenarios fuegos artificiales se encargan de ahuyentar a los espíritus malignos y fantasmas con sus altisonantes estallidos y son parte de muchas celebraciones alrededor del globo.

P

reguntamos a nuestros seguidores de Facebook: “Si tuviesen éxito garantizado, ¿qué carrera elegirían o hubiesen elegido?” Acá, sus originales respuestas: 1) Vedette; 2) Licenciado en Artes Sexuales; 3) Odontóloga; 4) Marta Minujín 2.0; 5) Escritor de policiales; 6) Futbolista; 7) Actor porno; 8) Artista absurda; 9) Narcopolítico; 10) Investigación de materiales nuevos; 11) Presidente de Rusia; 12) Sommelier de cannabis; 13) Taxi Boy; 14) Cazafantasmas; 15) Modelo de pies; 16) Fisgón.

U

na vieja leyenda dieguita-calchaquí da origen a uno de los carnavales más sagrados de nuestro país. Los festejos tienen lugar en febrero, en La Rioja, y representan la vuelta de Chaya, diosa de la lluvia, convertida en rocío para ayudar a las cosechas. Se dice que era una joven perdidamente enamorada del semidiós Pujllay, y que, al no ser correspondida, escapó a la montaña y se convirtió en nube. El joven en cuestión es otro personaje central en el carnaval; representado por un muñeco de tela, los festejos comienzan con su desentierro y cierran con su entierro o quema en el último día de la fiesta, tremendo.

¡¡META BOMBO!!


DICEN LOS QUE SABEN QUE CON MÁSCARA TODO VALE. DICEN LOS QUE SABEN QUE EL VISTO ES UNA RESPUESTA. DICEN LOS QUE SABEN QUE EL VERANO FUE DE LOS MOSQUITOS. DICEN LOS QUE SABEN QUE NO HAY COMO EL DURAZNO; ES, DE LEJOS, LA MEJOR FRUTA. DICEN LOS QUE SABEN QUE EN LA EDICIÓN PASADA DEL CARNAVAL DE RÍO 2.000 PERSONAS FUERON MULTADAS POR HACER SUS NECESIDADES... EN PÚBLICO. DICEN LOS QUE SABEN QUE LAS VERDADES ELEMENTALES CABEN EN EL ALA DE UN COLIBRÍ. DICEN LOS QUE SABEN QUE SI ES CARNAVAL, ¡APRETÁ EL POMOOOOOO! DICEN LOS QUE SABEN QUE LA DISTRACCIÓN ES UNA FORMA DE ESTAR ATENTOS. DICEN LOS QUE SABEN QUE HAY MÁS BEBÉS “FABRICADOS” DURANTE EL CARNAVAL, QUE EN CUALQUIER OTRO MOMENTO DEL AÑO. SÍ, UNA LOCURA REPRODUCTIVA. DICEN LOS QUE SABEN QUE LA VINCHINCHA ES LA QUE VA. DICEN LOS QUE SABEN QUE LOS AÑOS IMPARES SON MEJORES. DICEN LOS QUE SABEN QUE SI NO ESTÁ EN INTERNET, NO PASÓ. DICEN LOS QUE SABEN QUE UNO PUEDE SABER LO QUE UNO DIJO, PERO NUNCA LO QUE EL OTRO ESCUCHÓ.

MANTÉNGANSE ATENTOS A LO QUE DICEN LOS QUE SABEN.


Mundo de carnavales

New Orleans (EEUU) El Mardi Gras llena de color, carrozas y alcohol las calles de la ciudad, mientras las chicas muestran sus atributos a cambio de collares de caramelos.

Trinidad y Tobago El carnaval más tropical de todos incluye peleas con palos (!) y desfiles a todo trapo, además de bandas de metales y mucho calipso.

Río de Janeiro (Brasil) Se sabe que es una de esas cosas que hay que presenciar al menos una vez en la vida. Samba, colores, quilombo, calor. Mucha pluma, mucho brillo y carrozas monumentales.

Oruro (Bolivia) Un desfile teatral que dura más de 20 horas y cuenta la historia del triunfo del bien sobre el mal. Cuando todo termina, se elimina el calor del fuego con una inmensa lucha de agua.


MAPAMUNDI 57 Notting Hill (Inglaterra)

Se celebra fuera de la temporada mundial de carnavales, pero vale mencionarlo porque es un evento mayúsculo. La comunidad caribeña se hace escuchar, con dos millones de personas bailando y comiendo un montón de pollo.

Binche (Bélgica)

Hombres enmascarados, conocidos como “gilles”, revolucionan la ciudad agitando palos para ahuyentar a los malos espíritus y tirándole manzanas al público.

Festival Holi (India) El mundo oriental no tiene carnavales, pero vale la pena incluir al Holi, que sucede en esta época. Polvos de colores, agua y fogatas rituales hacen de este festival una maravilla imperdible.

Venecia (Italia) Máscaras por todos lados. La extravagancia es total, aunque se mantiene una cierta formalidad propia de la ciudad de los canales. El evento principal es el Gran Ballo delle Maschere.

Santa Cruz de Tenerife (España) Dura más de un mes. Hay desfiles, baile, recitales, fuegos artificiales y disfraces locos. Al final, se prende fuego a una sardina gigante de papel maché.


@GALERAGALERA

WALLY DIAMANTE PRODE GALERA #93 L

E

!

58 DOBLE PRODE

V

POSTRE

ENTRADA

GATO

PERRO

HAVAIANAS

ALPARGATAS

ANALÓGICO

DIGITAL

ZUNGA

TRAJE DE BAÑO

ALLÁ

ACÁ

NAVIDAD

AÑO NUEVO


SUSANA GIMÉNEZ PRODE GALERA #93 L

E

V

TELE

TEATRO

PUNTA

MIAMI

DE NIRO

PACINO

MADRUGAR

TRASNOCHAR

DESPERTADOR

GALLO

DARÍN

DEL POTRO

MOROCHO

RUBIO

AFUERA

ADENTRO

CLÁSICA

MODERNA

FRÍVOLA

INTELECTUAL

MOTOR

VELA

CUCHARA

TENEDOR

ARRIBA

ABAJO

PANTUFLA

STILETTO

PIJAMA

CHANEL

ASTRÓLOGA

PSICOLÓGA

¡ESCANEÁ AMBAS PÁGINAS PARA VER LOS PRODES DE WALLY Y SUSANA!

!


ALGARABÍA, DESENFADO Y ALGÚN QUE OTRO EXCESO EN ESTOS HISTÓRICOS AFICHES DEL FAMOSO MARDI GRAS DE NUEVA ORLEANS, DONDE

60 AFICHES


EL ALCOHOL ABUNDA, LAS CARROZAS SON ALTÍSIMAS Y LAS CHICAS SUBEN JOCOSAMENTE SUS REMERAS A CAMBIO DE COLLARES.


62 TOP CINCO VISITANTE

@ANAMAFERREIRA

UN PERSONAJE HISTÓRICO Admiro a Carmen Miranda, una mujer de otro planeta, una avanzada y visionaria. Supo conquistar Estados Unidos con su voz, sus películas y su estilo. Creo que hasta el día de hoy no hubo nadie igual.

Anamá Ferreira Vístanse de colores y sonrían con las cinco predilecciones de esta multifacética modelo, animadora, diseñadora y empresaria que es tan brasileña como argentina.

UNA FRUTA Elijo el mango porque cuando era chica solía juntarme con amigos a comerlo. Subíamos a los enormes árboles y una vez que lográbamos sacarles sus frutos, nos sentábamos a comerlos hasta quedar empachados. Entre amigos, risas y esta riquísima fruta el tiempo parecía no avanzar.


UN CARNAVAL Los carnavales se distinguen y se diferencian entre sí, todos tienen su encanto y son especiales. El que me marcó muchísimo y que recuerdo con gran alegría es el Carnaval de Río al que fui con Susana Romero. Recorrimos todas las escuelas de samba. Son cuatro días en los que te olvidás de todo, bailás hasta el hartazgo y la alegría invade tu cuerpo.

UN ACCESORIO IMPRESCINDIBLE

UN PAISAJE

Los aros y el labial. Apenas me levanto me pongo los aros; siento que me falta algo si no los tengo puestos.

El de mi ciudad, Campo Bello; las montañas me encantan. De pequeña solía sentarme a observarlas y, a diferencia de otras niñas que soñaban con llegar a ser alguien importante, yo sólo las admiraba y soñaba con cruzarlas porque sabía que al final de ese camino encontraría algo hermoso para mí.


64 DECร WHISKY

@GUIDO.PIETRO

Guido Piotrkowski Recorremos el archivo de este fotรณgrafo trotamundos haciendo foco en los carnavales latinoamericanos. De yapa, un comentario del autor sobre estas coloridas

ORURO (BOLIVIA)

instantรกneas.


SALVADOR (BRASIL)


OLINDA (BRASIL)

MONTEVIDEO (URUGUAY)

ORURO (BOLIVIA)


MONTEVIDEO (URUGUAY)


70 DECÍ WHISKY Carnavaleando es un recorrido fotográfico a través de una celebración que forma parte del acervo cultural latinoamericano. Un mosaico mestizo que hace de los carnavales un evento único en el que, más allá de las diferencias, hay un común denominador. Durante varios días, en las calles, todos son iguales: las clases sociales se equiparan y los grandes son como niños. La fiesta nació y evolucionó en Europa, y con aquella impronta de los bailes parisinos llegó hasta estas costas, a quedarse para siempre. De a poco, y con el aporte fundamental de las cultu-

ras africanas e indígenas, fue tomando identidad y ribetes propios en los lugares donde se afincó. Así, las murgas y el candombe retumban noche a noche en Montevideo durante el carnaval más largo del mundo. Río de Janeiro, Olinda y Salvador son los tres puntos de Brasil que expresan en clave de samba, maracatú y afoxé la diversidad cultural del país. Más cerca del trópico, la temperatura se eleva al son de la cumbia, el mapalé o el garabato en Barranquilla, Colombia, mientras que las trompetas de la murga, las carrozas acuáticas de Penono-

mé y los culecos refrescan al pueblo de Panamá. En los Andes transitan el tinku, la morenada o la diablada, que se suman a un sinfín de comparsas que bailan sin respiro a 4.300 metros de altura en Oruro, Bolivia. Al otro lado de la frontera, entre coplas y carnavalitos, los diablitos se apoderan de Tilcara y de los cerros de mil colores en nuestra Quebrada de Humahuaca. Lo diverso, inusual, diferente y, sobre todo, auténtico, encuentran en Carnavaleando un lugar de expresión y de reconocimiento. ORURO (BOLIVIA)


BARRANQUILLA (COLOMBIA)

RIO DE JANEIRO (BRASIL)

TILCARA (ARGENTINA)


72 EL MANIFIESTO #PREGON

EN ESTA CLÁSICA SECCIÓN HABLAMOS DE “MANIFIESTO”, DE “DECÁLOGO” Y, AHORA, DE “PREGÓN”. LINDA PALABRA QUE SIGNIFICA “ACTO DE PROMULGACIÓN EN VOZ ALTA”. LOS CARNAVALES SE CIMENTAN SOBRE FIRMES TRADICIONES Y EN ESTE TEXTO RELATIVO AL BIZARRÍSIMO FESTEJO DE OVERA —EN ALMERÍA, ESPAÑA— SE MUESTRAN CABALMENTE EXPRESADAS. EN CIERTO PUNTO, SON COMUNES A MILES DE CELEBRACIONES SIMILARES.


El carnaval siempre es trasgresión, ruptura de la rutina, alegría y diversión compartida. Nosotros, en Overa, lo conseguimos a nuestra manera, de una forma especialmente hermosa.

Los límites en nuestros carnavales están en el respeto a la dignidad de la persona y en el cuidado de los bienes privados y públicos.

Mantener las formas externas (vestimentas, máscaras, pinturas, etc.) y de comportamiento (compartir la alegría, integrar a todos en la fiesta, respetar los deseos de los demás, etc.) nos distinguen.

Mejorar las ceremonias de los distintos momentos para darles la vistosidad e importancia que tienen: comida de hermandad, ceremonia de vestirse, carreras por las calles del pueblo, en-

cuentro de los distintos grupos de peloteros, competencia de cencerros, etc.

Potenciar el sentido crítico y lúdico tradicional de las mascaricas de curucurú en comparsas y agrupaciones premiándolo en concursos y distinciones.

Educar a nuestros pequeños en los valores esenciales de nuestro carnaval, facilitando talleres, cursillos y conferencias para que practiquen y aprendan a fabricar máscaras, disfraces, “teatricos”… Ellos son el futuro del carnaval.

Coordinar todos los esfuerzos para trabajar en el mismo sentido de recuperación, mejora y conservación. Administraciones públicas, asociaciones, grupos de vecinos y personas particulares: todos, codo a codo, por nuestro carnaval.

Impulsar desde todos los estamentos su conocimiento y difusión a todos los niveles: medios de comunicación, publicaciones culturales, libros e internet.

Conseguir los reconocimientos oficiales que se merece: Bien de Interés Cultural y Manifestación de Interés Turístico. Eso facilitará su conocimiento y explotación para la mejora económica de Overa.

Luchar todos desde sus posibilidades y responsabilidad por conocer, querer, recuperar, conservar y disfrutar nuestros maravillosos carnavales, llevándolos con orgullo a todos los foros y lugares y participando con alegría en todas sus manifestaciones. ¡¡¡VIVA EL CARNAVAL DE OVERA!!!


74 CURIOSIDADES


Galera #93  

Edición Carnaval

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you