__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

ISSN 0034-6942 0 0 20034-6942 9 ISSN 5

9 7 7 0 0 3 49 679740000314 6 9 40000 2 19 5 0 0 2 9 5

9 770034 694001 00295 7 709628 829514 9 7700 34 694001

ISSN 0034-6942 ISSN 0034-6942

301

EL CORAZÓN

de la Fuerza


Editorial Descarga y usa la aplicación AudioLector para escuchar este artículo

EL CORAZÓN de la Fuerza

El corazón de la Fuerza somos todos; creer en ello nos inspira, nos llena de orgullo y optimismo, nos da la fe y el coraje necesarios para no desfallecer ante las adversidades.

C

todos, daremos solución a nuestros requerimientos materiales, pero también habremos satisfecho necesidades emocionales. En ese sentido, podemos afirmar que la Fuerza Aérea es lo que somos. Dicho lo anterior, no es correcto asegurar que ella prevalecerá después de nuestro servicio, a menos que nuestra vida institucional se haya caracterizado por entrega, compromiso, vocación, trabajo profesional y de calidad, armonía laboral, buen relacionamiento social, empeño por alcanzar la excelencia, preparación personal y comportamiento ajustado a un código de principios y valores, entre muchos otros factores. No obstante, todas esas deseables cualidades, es necesario que cada funcionario tenga claridad de su papel en la organización; del valor que le agrega; de qué tanto comprende, vive y se apropia de su misión; si entiende y comparte la visión institucional como el sueño, el futuro de la Fuerza y su papel en la sociedad. Es aquí donde debe decirse, sin lugar a duda: somos el corazón de la Fuerza. Cada uno de nosotros aporta la energía suficiente para que la vida institucional en la Fuerza Aérea Colombiana trascienda nuestros propios intereses, dando a la Institución la vitalidad

uando de instituciones se habla, se dice que se comportan como seres vivos que nacen, crecen, se desarrollan, evolucionan y también, algún día, se transforman, se integran a otras o mueren; absolutamente cierto. De otro lado, se afirma que en las organizaciones somos pasajeros mientras que ellas prevalecen; parcialmente cierto. Nuestro paso por la Fuerza Aérea es mucho más que una solución laboral que satisface las necesidades personales. Para que la Institución cumpla exitosamente su misión, evolucione, se entrene para afrontar escenarios complejos, materialice su visión, tenga un impacto positivo en la sociedad y contribuya a la construcción del futuro deseable; es decir, prevalezca, se requiere que todos los funcionarios aporten valor, convencidos de que si a la Fuerza le va bien a todos nos va bien. En otras palabras, la Institución estará primero, estará por encima de todo interés particular; si todos, juntos, logramos llevarla al éxito estaremos cumpliendo el juramento en el que reside nuestra vocación y, en consecuencia, absolutamente

4


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

www.revistaaeronautica.mil.co

esencial para mantener y fortalecer sus capacidades; innovar y desarrollar otras; anticiparse al futuro y satisfacer las necesidades de los colombianos, aún en escenarios inciertos; cumplir la misión constitucional de garantizar la soberanía, la integridad del territorio, la independencia, el orden constitucional y también contribuir a los fines del Estado. Solo si este corazón late fuerte podremos llevar la Fuerza Aérea a ese futuro institucional que hemos fijado: ejercer el dominio en el aire, el espacio y el ciberespacio, siendo una Fuerza innovadora, polivalente, interoperable, líder y preferente regional, con alcance global y con capacidades disuasivas reales, permanentes y sostenibles. Esa fuerza arrolladora e imparable, producto del deseo de progreso de hombres y mujeres visionarios, es lo que nos ha permitido ir más allá de los límites tradicionales, para fijar otros más altos y lejanos, que implican más y mayores retos. Es así como, la profesionalización del personal; la construcción de capacidades distintivas; el multilingüismo; la estrategia para el desarrollo aéreo y espacial; la introducción de nuevos campos de conocimiento; la transformación organizacional y la actualización de la doctrina; las misiones aéreas expedicionarias en el marco de ejercicios operacionales internacionales; los vuelos a la Antártida; nuestra presencia en el espacio; la contundencia y efectividad con la que defendemos la soberanía, combatimos amenazas como el terrorismo y el narcotráfico, así como, la forma en que atendemos las emergencias derivadas de la pandemia y el desolador paso de lota por nuestro Archipiélago,

son algunas consecuentes evidencias de la gran fuerza moral que mueve la Institución. Este corazón se renueva permanentemente con el espíritu joven de aquellos que deciden seguir la vocación más hermosa de todas: servir a los demás, poniendo a disposición de Colombia y la Fuerza Aérea su propia vida y, con ella, dones y talentos, que forjan su camino como combatientes y líderes, mientras resguardan e inspiran a millones de personas con su férrea voluntad de lucha y consagración al trabajo. Las generaciones de Oficiales, Suboficiales, Soldados y funcionarios no uniformados han hecho de esta gran Institución más que una fuerza militar; la han convertido en un polo de desarrollo para la industria aeroespacial en Colombia, un faro para la academia y una fuente de riqueza para el Estado; una organización que adquiere más vida con el paso de los años, que se reinventa y que, consciente de las amenazas presentes y futuras, está determinada a fortalecerse. El corazón de la Fuerza somos todos; creer en ello nos inspira, nos llena de orgullo y optimismo, nos da la fe y el coraje necesarios para no desfallecer ante las adversidades. Somos el poder interior que da vida a la Fuerza Aérea Colombiana, que la lleva a volar, entrenar y combatir con toda determinación para defender y proteger, convencidos de que solo tenemos una opción: vencer. General Ramsés Rueda Rueda Comandante Fuerza Aérea Colombiana

5


Sumario El Corazón de la Fuerza

Inspiración que Contagia Brigadier Juan Daniel Meneses Suta

pág.

8

El Corazón de la Fuerza

Aspirante 1.314 Sueño Realizado y Talento Potencializado

pág.

12

El Corazón de la Fuerza

Mecánica Aeronáutica Motivación para la Vida

pág.

18

El Corazón de la Fuerza

He Cumplido mis Sueños y Seguiré Luchando por Más…

pág.

El Corazón de la Fuerza

Tripulante de Kfir en Tierra

pág.

22 36

El Corazón de la Fuerza

El Grupo Aéreo del Oriente Me Cambió la Vida

pág.

40

Turismo Ecológico

Puerto Carrreño, Puerta a la Aventura

Sucesos FAC pág.

46

Honor al Camuflado Pixelado y la Boina

pág.

58

Ilustración Aeronáutica

pág.

78

Mundo Aeronáutico

Diana Trujillo con sus Sueños en un Transbordador Espacial

pág.

Aviación Militar

Escuadrón Táctico de Combate 213 Sinergia Operacional

pág.

62

Memoria Histórica

La Historia Detrás de un Héroe de la Nación

pág.

64 EL CORAZÓN de la Fuerza

Momentos que Hicieron Historia

Los Aviadores de TUSKEGEE

pág.

72

Diseño: Javier Aurelio Rodríguez Pérez

6

81


FUERZA AÉREA

COLOMBIANA

DESDE EL CIELO PROTEGEMOS NUESTRA TIERRA

Consejo Editorial Teniente Coronel Edisson Alexander Piraquive Riveros Ilustración Aeronáutica

Mayor General Pablo Enrique García Valencia Presidente

Teniente Melly Zaret Carreño Martínez Especialista de Mercadeo

Mayor Mauricio Cañón Bedoya Director

Aerotécnico María Camila Calderón Alvao AA11. Zulma lngrid Méndez Buitrago AS14. Nancy Jeannette Tovar Piraquive Circulación y Atención al Cliente

Mayor Heiny Fernel Pérez Rueda Subdirector ASD2. Rosa Eliana Caipa Rozo Jefe de Redacción Correctora de Estilo

Javier Aurelio Rodríguez Pérez Diseño y diagramación

Anny Rocío Palencia Salcedo Asistente de Redacción

Técnico Segundo Ediee Orlay Ceballos Solórzano Diseño gráfico digital

Mayor Jorge Armando Landínez Mayorga, Capitán Ana Beatriz Castillo Cárdenas, Capitán Jahiver Flórez Correa, Teniente Juan Carlos Garzón Pico, Subteniente Luis Daniel Calderón Gómez, Subteniente Luis Miguel Chuquizán Camargo, Técnico Jefe (RA) Julio César Moreno Jiménez, Técnico Segundo Jhoan Alexander Trujillo López, Técnico Segundo Adriana Carolina Zedán López, Andrés Hurtado García, Hernán Alejandro Olano García, Revista ASURFAC, Oficina de Asuntos Internacionales. Articulistas

Oficina Comunicaciones Estratégicas Fuerza Aérea Colombiana Printer Colombiana SAS, quien sólo actúa como impresor. Preprensa - Impresión Revista Aeronáutica Una publicación de la Fuerza Aérea Colombiana al servicio de la Aviación Nacional.

Capitán Ana Beatriz Castillo Cárdenas, Subteniente Carlos Eduardo Trujillo Guar, Subteniente Daissy Carolina Rodríguez Cueto, Subteniente Jeimy Elibeth Erira Fierro, Subteniente Luis Miguel Chuquizán Camargo, Técnico Segundo César Fabián Prada Aponte, Técnico Segundo Adriana Carolina Zedán López, Técnico Tercero Banessa Ruiz Morales, Técnico Administrativo 17 Rafael Franco Jiménez, Andrés Hurtado García, Juan Felipe Villegas, Andrés Mauricio López, David Corchuelo, Cees-Jan van der Ende, Oficina de Comunicaciones CEDYP de la Armada de Colombia, Dirección Relaciones Públicas y Operaciones Cívico militares FARD, Archivo fotográfico Sección Estratégica Patrimonio Histórico, Archivo personal familia Molina Latorre, Archivo Personal Juan Daniel Meneses Suta, Archivo personal Coronel Carlos Giovanni Corredor Gutiérrez. Fotografía

Fundada en 1933 • Circula desde 1947 • Decreto No. 602, marzo 08 de 1949. ISNN 0034-6942 • NIT 860016710-1. E-mail : revistafuerzaaerea@yahoo.es www.revistaaeronautica.mil.co Se prohibe la reproducción total o parcial sin autorización expresa de los editores. La Revista Aeronáutica se reserva el derecho de editar los artículos con base en los parámetros que ha establecido. El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores y no refleja el pensamiento de la Fuerza Aérea Colombiana. Edición 301 Marzo Incluye Afiche Cucarda Fuerza Aérea Colombiana Envíe sus artículos y/o sugerencias Calle 42 No. 22-24 • Barrio La Soledad • Bogotá • Cel: 310 868 79 69 • Tel: (1) 2 87 76 32 • 315 98 00 Ext: 1292

Técnico Cuarto Angie Milena Sánchez Tovar Reportería Gráfica

1919

1924

1927

1953

Los primeros aviones por ser franceses usaron las cucardas correspondientes a ese país, de forma redonda, con el tricolor de la bandera francesa, ubicada encima y debajo de las alas de la aeronave.

Al llegar la Misión Suiza, se conservó el mismo diseño circular, tricolor y de círculos concéntricos, pero en esta ocasión con los colores de la bandera colombiana. También era utilizada en las alas.

El tercer modelo fue utilizado por primera vez en el avión Falcon O-1 ¨Ricaurte¨ empleado por el Teniente Benjamín Méndez Rey en el histórico y largo vuelo Nueva YorkBogotá, en noviembre de 1928. En esta versión, el círculo exterior conjugaba los colores de la bandera colombiana, en el centro tenía los mismos colores de manera invertida y sobre este, una estrella blanca de nueve puntas.

El diseño actual, adoptado en 1953, es muy similar al precedente, únicamente difiere en su estrella que es de cinco puntas. Las aeronaves camufladas lucen apenas su silueta, de baja visibilidad, en color negro.

Afiche: Cucarda Fuerza Aérea Colombiana Diseño: Javier Aurelio Rodríguez Pérez

7

Ingrese a Nuestra Página Web


Fotografía: David Corchuelo.

El Corazón de la Fuerza

Inspiración que Contagia

Brigadier Juan Daniel Meneses Suta Por: ASD2. Eliana Caipa Rozo.

J

uan Daniel Meneses es un bogotano de 20 años, que desde niño entendió el estudio como el desarrollo de actitudes y habilidades para su propio crecimiento, no para hacer felices a sus padres, por ello, siempre fue muy aplicado, sin dejar de lado el gusto por los video juegos, la lectura y la música. No le preocupaba qué iba a ser cuando grande, esa pregunta surgió en grado once y, por sus competencias, pensó en ser artista plástico, contador como sus padres, abogado como su hermano, arquitecto, ingeniero o militar. Actualmente, al integrar el Curso 94 de Oficiales en la Escuela Militar de Aviación, puede hacer realidad las dos últimas opciones.

El Brigadier Meneses no vio en la Fuerza Aérea una puerta que se abrió ante su futuro de oportunidades, vio una puerta gigante que lo lanzó al alma mater donde además de lograr la excelencia académica ha potencializado sus talentos, desafiando su mente inquieta y creativa. Desde ya, tiene claro que realizará posgrado en Ingeniería Aeroespacial; seguirá en el campo de la investigación y desarrollo de la tecnología espacial, teniendo como base la transferencia de conocimiento para hacer algo significativo, visible, tal vez un sistema de defensa antiaéreo, participar en el desarrollo de algún componente de un satélite o un cohete, ya sea de defensa o de investigación. Se proyecta a largo plazo como máster o doctor en el ámbito aeroespacial, alcanzando los soles de General, basado en un arduo

8


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

www.revistaaeronautica.mil.co

https://blogs.infobae.com/modelismo-espacial

trabajo y constante formación en tecnología e investigación para así llegar a la Jefatura de Educación Aeronáutica y direccionar las esferas académicas, desde los Grupos de Educación Aeronáutica, hasta los Colegios de la Fuerza Aérea Colombiana, pasando por los Centros de Investigación. Todo este proceso con una fe irrestricta en el valor del estudio dedicado, como pieza clave en el desarrollo innovador de la Institución y el país. Un ambicioso joven que inspira a otros tantos y por eso aquí su historia, que hasta ahora inicia en la Fuerza Aérea Colombiana, pero que va impulsada como los cohetes, con potencia desde el despegue, mostrando rudeza, determinación y contundencia para conquistar el espacio.

La Familia y el Colegio, Bases de la Formación Daniel sabe, por el ejemplo de sus padres, qué significa el esfuerzo “mi Papá es Contador Público, pero él trabajó mucho como taxista con horarios duros, en especial en fechas como Navidad. Nunca nos faltó nada, sin embargo, gran parte del tiempo la compartía con mi hermano mayor y creo que muchos rasgos de mi personalidad están marcados por él, uno de ellos es hacer las cosas a conciencia y con seguridad. Aunque de niños recuerdo que él era muy inquieto e hiperactivo y se metía en muchos líos, yo era lo contrario. La prioridad en mi casa siempre fue la educación, podíamos dejar de ir a vacaciones o al cine o comprar un televisor porque no era una prioridad, prioridad para mis padres éramos mi hermano y yo; capacitarnos siempre, pagarnos una buena educación y creo que lo hicieron muy bien porque hubo una formación en valores. Desde el colegio, que era de doctrina católica, empecé a pensar en dedicarme a ayudar, antes que estudiar una ingeniería aunque era una de las carreras mejor pagas, ese fue uno de los factores que me impulsaron a ingresar a la Fuerza Aérea, la vocación de servicio”.

Daniel con su profesora Nora y sus compañeros de jardín, en las olimpiadas del Colegio Agustiniano de San Nicolás.


Fotografía: Subteniente Jeimy Elibeth Erira Fierro.

Aspirante 1.314

Sueño Realizado y Talento Potencializado Por: Anny Rocío Palencia Salcedo

E

l sueño de ser piloto militar llevó al Alférez César Augusto Fonseca Pacheco a superar todas las adversidades para ingresar a la Fuerza Aérea Colombiana. Desde niño a este joven oriundo de Chíquiza, Boyacá, los aviones le causaban curiosidad y verlos le producía muchas emociones; estos sentimientos, además de deleitarse con videos aeronáuticos en Internet, entre ellos, los programas del magazín A Volar y las ganas fervientes de incorporarse a una maravillosa Institución, sirvieron para tomar una de las decisiones más importantes de su vida, comprar la carpeta de Oficial el día de cierre de la convocatoria, aún hoy recuerda con absoluta precisión “mi ficha de inscripción fue la 1.314 y ahí comenzó todo…”, número de inscripción que marcó el inicio de la consolidación de su más anhelado deseo.

Luego de terminar el bachillerato en su pueblo natal quería ingresar a la Fuerza, pero no contaba con las posibilidades económicas para hacerlo, por eso viajó a Bogotá y de 2015 a 2017, en el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, adelantó estudios como Tecnólogo en Mantenimiento Mecatrónico de Vehículos, al mismo tiempo que trabajaba. A pesar de lo logrado, seguía pensando en su propósito, pero el dinero que tenía no era suficiente para pagar su carrera de piloto, entonces compró la carpeta de Suboficial, sin embargo, al momento de homologar la tecnología no fue posible continuar con el proceso. No perdió el ánimo y el último día de las inscripciones compró la carpeta de Oficial, sin pensar en los costos. El Alférez Fonseca cuenta que su intento de ingresar como Suboficial y no lograrlo le causó mucha impotencia, por ello no pensaba en el dinero y se impuso como reto personal hacer parte de la Institución; pasó la prueba de admisión, física y los exámenes

12


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

www.revistaaeronautica.mil.co

médicos, llegó el estudio de seguridad, un eslabón más cerca de la meta y le informaron que ya estaba en junta, debía esperar. El 10 de diciembre de 2017, la tan anhelada llamada se dio, le comunicaron que había pasado y le preguntaron si aceptaba el cupo, orgulloso y feliz dijo sí. Debía pensar nuevamente en su primer tropiezo, el dinero. Su padre no lo pudo ayudar, pero un tío le hizo un préstamo, luego obtuvo un crédito con el Icetex, que hasta el momento le ha pagado el cien por ciento de su carrera militar. Pertenece al Curso Regular de Oficiales No. 94 en la Especialidad de Ciencias Militares Aeronáuticas.

En la actualidad, adelanta el Curso Básico de Vuelo en el equipo T-27 en el Comando Aéreo de Combate No. 2, CACOM 2, Apiay, Meta...

Un Talento Escondido Germinó en EMAVI

Competencia carrera sprint en la ciudad amurallada en Cartagena, 2019. Fotografía: Arley Millán.

En el curso de vuelo se destinan momentos para que el alumno recree en su mente las maniobras que más adelante se van a realizar en vuelo de instrucción. Fotografía: Subteniente Jeimy Elibeth Erira Fierro.

https://www.sportlife.es/entrenar/correr/

Después de la rutina académica, los Cadetes en la Escuela deben practicar algún deporte de las 16 a las 18 horas, pero el Cadete Fonseca hacía parte de un pequeño grupo que no tenía inclinación por ninguna actividad física, por tanto, lo asignaron al grupo de Orientación Militar, deporte que data de finales del Siglo XIX en los países nórdicos dentro del ambiente castrense, cuyo propósito es que el atleta de forma individual o colectiva con la ayuda de una brújula y un mapa complete un recorrido en un terreno conformado por una serie de puntos o controles, siendo vencedor quien lo realice en el menor tiempo posible, permitiéndole conjugar la destreza mental con su capacidad física, al desarrollar procesos cognitivos como planificar, pensar, recordar, reconocer y distinguir. Cuando inició la instrucción le interesó mucho porque era algo raro, pues no conocía la existencia del deporte, a la vez le parecía muy divertido y era uno de los primeros que llegaba a la meta. En las tardes corría por toda la Escuela, le gustaba que podía pasar no necesariamente por los pasillos sino atravesarse por cualquier parte. Así, fue aprendiendo de la experiencia de sus superiores, descubriendo cosas nuevas cada día.


Mecánica Aeronáutica Motivación para la Vida U

Por: Mayor Heiny F. Pérez Rueda. Fotografías: Subteniente Daissy Carolina Rodríguez Cueto.

¿Qué marcó su vida y vocación para decidir ingresar a la Fuerza Aérea?

n joven entusiasta nacido en el pequeño municipio de San Roque, Antioquia, está a punto de cumplir el sueño de volar al servicio de Colombia. El Distinguido Diego Ferney Gallego Franco se encuentra en su último año de estudios en la Escuela de Suboficiales “Capitán Andrés M. Díaz”, ubicada en Madrid, Cundinamarca, llegar a este punto no ha sido fácil, pero su pasión, la mecánica y reparación de sus componentes, lo ha impulsado y sus metas cada vez “vuelan más alto”.

Cuando estaba en grado once, uno de los trabajos finales era entrevistar a una persona que ejerciera la profesión que usted quisiera estudiar. A mí me gustaba la Fuerza Aérea y decidí llamar a un familiar que estaba en el Comando Aéreo de Combate No. 4, en Melgar. Pensé en hacer una video llamada, pero me dijo que mejor fuera un fin de semana. En esa Base conocí los helicópteros, también cómo era la vida militar, qué hacían, la disciplina que debían tener y eso fue muy inspirador para mí. En ese momento no podíamos cubrir los costos de la carrera, entonces me puse a trabajar en almacenes y en un supermercado, a la vez me inscribí en la Tecnología de Mecánica Automotriz en la Institución Universitaria Pascual Bravo, en Medellín. A mí me gustaba mucho la mecánica aeronáutica, pero las instituciones que la ofrecían eran muy costosas entonces decidí por mecánica automotriz porque me apasiona aprender cómo funcionan las cosas y repararlas.

Cuando estaba en el colegio de Bello, donde le iba bien, aunque no era el mejor, no imaginó llegar a contribuir en proyectos de investigación académica de gran valor para la Fuerza Aérea, entre ellos la creación de baterías de hidrógeno que almacenen energías amigables con el medio ambiente y puedan ser usadas en iluminación de espacios aeronáuticos. Un logro que lo llena de satisfacción y le hace recordar que le debe mucho a su mamá, quien le enseñó el significado de la responsabilidad, el esfuerzo y la colaboración.

18


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

www.revistaaeronautica.mil.co

http://magazinereciclado.com/2021/03/17/nueva-turbina-eolica-productora-de-agua-y-electricidad/

Estudiaba en las mañanas y trabajaba en las tardes. Duré dos años y medio y luego pasé a trabajar en un concesionario de autos para realizar mis prácticas de la Tecnología. Fue una temporada exigente, todo lo que hice fue con el propósito de entrar a la Escuela de Suboficiales. Por eso hoy me encuentro acá, no me arrepiento de nada y me encanta estar en la Fuerza Aérea.

¿Cómo inició el proceso de incorporación? Con el dinero ahorrado compré la carpeta de inscripción. Trotaba todos los días preparándome para la prueba física. Fui pasando las diferentes etapas y en la visita domiciliaria me preguntaron si me veía volando día y noche en función de la Patria, nunca lo dudé y aún sigo en pro de conseguir esa meta. El 28 de noviembre de 2019, me llegó un correo electrónico, indicándome que me comunicara a un número telefónico para darme más información. Me respondió mi Jefe Aguirre, me pidió mis datos personales y me dijo: “Hijo felicitaciones, bienvenido a la Fuerza Aérea Colombiana”. ¡Ese ha sido el momento más feliz de mi vida!

¿Considera que en la ESUFA sus talentos y habilidades han crecido? En el colegio me inculcaron el tema de innovar e investigar, cuando estudié la tecnología hice parte de un grupo de investigación, en la Escuela todo se reforzó; tengo el hábito de leer e indagar y eso me ha ayudado. La forma de educación que tuve me incentivaba a pensar en que, si algo funcionaba, no quería decir que no podía mejorarse. Son cosas que lo marcan a uno y me motivan a innovar. Otro talento que he desarrollado es el deporte, sabía que era bueno para los deportes en general, pero aquí descubrí que el atletismo me gusta mucho y con un buen acondicionamiento y tiempo de entrenamiento en las pruebas de fondo de 800 metros me va muy bien, aunque no me considero un deportista de élite, es bueno saber que puedo imponerme y asumir retos.

Turbina Eólica.

¿Cómo es su participación en los proyectos de investigación? En la ESUFA vieron mi interés y ahora hago parte del Escuadrón de Investigación, adelanto con cuatro compañeros más el proyecto de crear una turbina eólica para generar energía eléctrica y amigable con el medio ambiente, a partir de las corrientes de viento que se presentan en ESUFA y el sector de Madrid. Es una propuesta muy relevante ya que sería aprovechar un recurso natural como el viento para ser auto generadores de energía eléctrica sin impactar el ambiente. Estoy desarrollando unos prototipos de baterías de hidrógeno que logren almacenar la energía que recoja la turbina eólica. Es un reto, ya que el hidrógeno es un gas muy volátil y se debe tener cuidado en la selección de materiales y otros aspectos. La idea es tener los prototipos este año y emplear los amperios de esas baterías en iluminación u otros usos que requiera la Escuela. La investigación es un proceso que lleva tiempo, dedicación, paciencia, mucho estudio y uno debe enamorarse del tema que va a investigar de lo contrario no va tener resultados, yo he puesto de mi parte, todo mi interés y en la Escuela he tenido apoyo del Oficial y Suboficial encargados del Escuadrón; me siento muy bien orientado y vamos en camino para lograr cosas grandes en la Escuela y en la Fuerza, con acompañamiento y trabajo en equipo.

Uno de los proyectos de investigación en el que participa el distinguido Gallego es la creación de baterías de hidrógeno para almacenar energía.

19


El Corazón de la Fuerza

He Cumplido mis Sueños

y Seguiré Luchando por Más… Por: Anny Rocío Palencia Salcedo. Fotografías: Subteniente Daissy Carolina Rodríguez Cueto.

E

destacarse militar y académicamente en el primer año de formación, cumpliendo entonces con todo su proceso de aprendizaje, además, realiza acompañamiento a los alumnos nuevos en la Instrucción Básica Militar, enseñándoles entre otras cosas, cómo marchar, atalajar una cómoda, saludar y presentarse a sus superiores. Sin embargo, la razón de que su nombre sea publicado en la Revista Aeronáutica radica en su impulso por la innovación y el desarrollo tecnológico en el sector aeronáutico, una rama que apasiona a pocos, un selecto grupo que dedica gran parte de su tiempo y esfuerzo a la investigación, en sus propias palabras: “me gusta estudiar la problemática que se vive día a día en el mantenimiento aeronáutico, ir más allá, saber cómo funcionan las cosas, el motor de las aeronaves o la parte eléctrica de los helicópteros”. Hace parte de la Especialidad Electrónica Aeronáutica y pocos días después de su ingreso, le manifestó al Director de la tecnología que había cursado unos semestres de Electromecánica; todas sus

ncontrar en una organización personas con competencias excepcionales, aptitudes sobresalientes, capacidad cognitiva y sed de conocimiento, no es fácil, son dones intrínsecos que al desarrollarse y aplicarse, permiten aportar valor agregado y desempeñar un rol de forma exitosa. En la búsqueda de un talento dotado con esta amalgama de cualidades en la Escuela de Suboficiales Capitán Andrés M. Díaz, ESUFA, recibí como referencia al Distinguido César Andrés Ramírez Atehortúa, Alumno de segundo año integrante del Curso Regular No. 94. Asombro me causó la asignación de este Alumno debido al corto tiempo que lleva en la Fuerza Aérea Colombiana, siendo el reto aun mayor, escudriñar en sus experiencias de vida que lo hacen brillar entre su grupo. En primera instancia, ostenta el título de Distinguido por

22


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

www.revistaaeronautica.mil.co

https://fuckyeahfluiddynamics.tumblr.com/post/119029861933/one-of-the-challenges-of-experimental-fluid

inquietudes quería ponerlas al servicio de la nación, por ello escogió esta especialidad, pues considera que desde allí puede cumplir muchas de sus metas. “A partir de ese momento, Ramírez demostró mucho interés por el conocimiento, las capacidades tecnológicas, el desarrollo y la innovación, por eso se ha destacado entre sus compañeros”, afirmó el Técnico Primero (RA) Ignacio Antonio Cendales Mesa, ex director de la Tecnología Electrónica Aeronáutica en la ESUFA. Su proyecto de grado es uno de sus mayores aciertos en la Escuela, se trata de analizar las propiedades aerodinámicas de los diferentes perfiles alares dentro de un túnel de viento por medio de la simulación fluidodinámica, CFD, Computational Fluid Dynamics o Dinámica de Fluidos Computacional, ensayar cómo se comporta el aire sobre un perfil alar, hacer el estudio de velocidad, temperatura y presión como en un laboratorio. “Hay muchos déficits en los perfiles alares, lo que quiero es incentivar la investigación y poder crear un perfil alar que garantice resistencia, alargue los planes de mantenimiento y brinde más confiabilidad, por lo general los perfiles alares se agrietan porque están en constante resistividad con el aire generando un esfuerzo en las estructuras, largueros, larguerillos, desgastándose el material”. Su argumento va alineado al rápido crecimiento de la industria aeronáutica militar y civil, siendo consciente de la mejora continua del desarrollo y manufactura de las aeronaves y sus partes. Además, en la Escuela los alumnos no pueden estudiar la aerodinámica y visualizarla como se podría hacer en un laboratorio, ellos efectúan estudio por Internet unido a la explicación de los profesores, por lo cual el Distinguido Ramírez plantea que su proyecto permite efectuar el estudio sobre el programa de simulación de aerodinámica CFD. Según el Técnico Primero (RA) Cendales “el proyecto del Distinguido Ramírez tiene un gran alcance, desde el principio traté de hacerle dimensionar su idea, esto se puede aplicar tanto en la Fuerza Aérea Colombiana como en la aviación en general, porque para construir este tipo de bancos y hacer análisis de las propiedades o el comportamiento de superficies alares se necesita crear un banco más grande y costoso. Él quiere a través de sistemas mucho más económicos y asequibles hacer una simulación muy cercana a lo que podría ser la utilización o el diseño de un perfil alar en particular, esto en

Serie de imágenes de fluorescencia inducida por láser, LIF, que muestran cómo el flujo sobre la superficie superior de la lámina de aire cambia y se separa a medida que aumenta el ángulo de ataque.

cuanto al desarrollo de la aviación sería muy importante. En resumen, esta iniciativa es de gran impacto porque busca ser útil no solo para la Fuerza; incentiva a los demás alumnos demostrándoles que el conocimiento está por encima de cualquier edad y grado y contribuye al crecimiento de la especialidad en la Escuela de Suboficiales”. Sus ganas de aprender e investigar no solo se han quedado en una iniciativa, el Distinguido César Ramírez fue seleccionado para llevar a cabo su pasantía técnica en el proyecto Aircraft Multi Generator Test Stand o Banco de Pruebas de Generadores Aeronáuticos de Varias Aeronaves, en el Comando Aéreo de Mantenimiento, CAMAN, cuyo objetivo es crear un banco de pruebas similar, a un costo muchísimo menor al del mercado. Su función es tomar los generadores aeronáuticos, componentes electromecánicos que suministran la energía eléctrica en vuelo, después de su mantenimiento u overhaul y efectuar todo tipo de pruebas para garantizar que van a funcionar perfectamente una vez hayan sido instalados en la aeronave.

Investigación de un perfil aerodinámico de diferentes características para la simulación CFD, Computational Fluid Dynamics o Dinámica de Fluidos Computacional.

23


El Corazón de la Fuerza

https://www.wallpapertip.com/wpic/bwhoxh_sweet-but-psycho-clarinet/

Consagración Musical

con Vocación Castrense

Por: Técnico Segundo Jhoan Alexander Trujillo López

E

jecutar de forma impecable y magistral un instrumento musical requiere de profesionalismo, pericia, virtuosismo y disciplina, características que adquieren mayor valor en el contexto militar donde se combinan las capacidades excepcionales de la música con los campos y disciplinas que contribuyen al cumplimiento de las misiones castrenses; esa consagración y formación integral se evidencia en quienes conforman la Banda Sinfónica de la Escuela de Suboficiales Capitán Andrés M. Díaz, ESUFA, que durante 33 años de labor militar y artística ha logrado enaltecer el nombre de su Fuerza Aérea Colombiana en numerosos escenarios, vinculando su trabajo con otras áreas de impacto inherentes a la esencia del Suboficial. Veinticinco Suboficiales y siete Civiles hacen parte de esta agrupación, patrimonio de la Fuerza, donde se han desarrollado grandes talentos, capacidades y aptitudes, constituyéndose en inspiración y ejemplo, en especial para los Alumnos de ESUFA.

En los certámenes nacionales y eventos especiales, las Bandas de EMAVI y ESUFA se unen para representar a la Institución como Banda Sinfónica de la Fuerza Aérea Colombiana. Fotografía: Técnico Segundo César Fabián Prada Aponte.

26


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

www.revistaaeronautica.mil.co

Abnegada Vocación El Técnico Tercero Edwin Andrés Cardona Espinosa interpreta el corno francés, importante instrumento en la Banda Sinfónica Militar dada su ambigüedad, porque aun cuando pertenece a la familia de los metales, su timbre y color hacen mixtura perfectamente con las maderas. Por lo tanto, es un excelente mediador entre las dos familias orquestales, destacándose también por su pujanza sonora, especialmente cuando el Director Musical le indica tocar a un grado determinado de intensidad de volumen. Sus 22 años de experiencia con este maravilloso instrumento lo llevaron a participar como docente en el Cuarto Campamento Internacional de Música en Lima, Perú, en 2020, rodeado de grandes músicos, entre ellos Miguel Sánchez, trombonista de Venezuela; Flavio Gabriel, trompetista de Brasil; Adam Frey, solista de eufonio de Estados Unidos; Andrés Nicolasa, tubista de Argentina y Franco Carranza, trompetista de Perú.

Fotografías: Subteniente Daissy Carolina Rodríguez Cueto.

Reflejo de Consagración La vocación del flautista Técnico Tercero Víctor Eduardo Vinicio Frausín Bustamante lo ha llevado a compartir las actividades musicales con la trascendental misión formativa de los Suboficiales, por ello, en el segundo trimestre de 2015, realizó el curso Military Training Instructor en la Base Aérea de Lackland, en San Antonio, Texas, Estados Unidos. La capacitación recibida le permitió ser creador del Curso Instructor Militar FAC y pionero del programa Instrucción Básica Militar, IBM, de la Escuela de Suboficiales, entrenamiento de ocho semanas en el cual los Alumnos recién ingresados a la ESUFA hacen la transición de civiles a militares, mediante una fase de adoctrinamiento y adiestramiento, que culmina una vez realizan el Juramento de Bandera. Sin duda, un área que ha sido permeada por el potencial de un músico consagrado.

Destrezas Artísticas e Instrucción Militar Los Técnicos Segundos Jaime Eduardo Díaz Franco, tubista; Jaime Andrés Linares, clarinetista, y Cristian Giraldo Marín, cornista; paralelamente a las horas y jornadas que disciplinadamente dedican a la interpretación de sus instrumentos, se desempeñan como instructores militares en los procesos de formación de los Alumnos de la Escuela de Suboficiales, además brindan instrucción de Orden Cerrado en los diferentes escuadrones y cursos, cuya finalidad es fortalecer la disciplina y el cumplimiento de órdenes a través de la ejecución de movimientos sincrónicos a pie firme y sobre la marcha, apoyando de esta manera la misión y la visión institucional, cimentando con ejemplo y templanza, bases sólidas a los futuros Suboficiales.

27


El Corazón de la Fuerza Descarga y usa la aplicación AudioLector para escuchar este artículo

La Curiosidad, un Impulso

sin Límites Por: ASD2. Eliana Caipa Rozo.

C

Cuando mira hacia atrás y ve el gran camino recorrido, recuerda a don Carlos, su padre, quien más que consejos o charlas le daba lecciones de vida. De él aprendió que el estudio era una prioridad, así que leer enciclopedias se convertiría en una de sus distracciones. Con el tiempo entendió que esa era su forma natural de aprender. La primaria la cursó con las comodidades dadas por el trabajo de su padre en una reconocida compañía del país, pero se graduó como bachiller técnico en electricidad de un colegio público, otra lección de vida que le permitiría conocer más la realidad de la sociedad en que vivía. La universidad no fue una opción, incluso ante la idea de entrar a la Fuerza Aérea la respuesta de don Carlos fue: “va a la universidad primero, después ve que quiere hacer”. Una tarde de enero de 1999, días antes de la ceremonia de graduación, mientras veía la película “Águila de Acero”, aquel joven reavivó su deseo de portar el uniforme azul y su padre no dudó en apoyarlo; así que viajaron a Bogotá y logró ingresar al Curso 18 del Cuerpo Administrativo. Su niñez y adolescencia transcurrieron en épocas en que aún se hablaba mucho de la guerra de Vietnam, los transbordadores en misiones espaciales y el renacer del rock con derivados como, el trash metal y el hard rock, fenómenos que despertaron su amor

arlos Giovanni Corredor Gutiérrez es un bumangués soñador como la mayoría de los colombianos, sin embargo, marcó la diferencia a los 22 años cuando decidió hacerse Oficial de la Fuerza Aérea Colombiana y desde entonces “su trabajo ha sido soñar”. Cada uno de sus logros nació de un sueño, de esos que parecen lejanos e inalcanzables, tan lejanos como el espacio sideral por donde orbita el satélite FACSAT-1 desde 2018, proyecto en que participó poniendo conocimiento y corazón. Es el Asesor de Asuntos Espaciales de la Vicepresidencia de la República de Colombia desde agosto de 2019. Responsable de la coordinación interinstitucional con los miembros de la Comisión Colombiana del Espacio; desde allí asesora a la Vicepresidente en los mecanismos relacionados con la implementación, ejecución y seguimiento de la Política Nacional del Espacio. Llegar a este punto le ha demandado, más que cualquier otra cosa, no perder la fe en lo que desea y en cómo obtenerlo, siendo la curiosidad una característica que lo conduce a la investigación.

32


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

www.revistaaeronautica.mil.co

Integrantes del Curso No. 18 del Cuerpo Administrativo llegan a la Escuela Militar de Aviación en agosto de 1999. Fotografía: Archivo personal Coronel Carlos Giovanni Corredor Gutiérrez.

por la milicia, las naves espaciales y la música. Esta última, lo llevó a hacer uno de sus primeros “inventos”; un equipo de sonido para su cuarto con algunos amplificadores y radios viejos; en la universidad conformaría una banda de death metal y tendría una significativa colección musical, afición muy contraria a los gustos y preceptos de su padre, quien se las arregló para negociar su corte de pelo por un automóvil, pero no fueron cambios permanentes. Quienes han cruzado palabras o ideas con el Coronel o tal vez han hecho parte de uno de sus proyectos, saben de su seriedad y sincera carcajada; su tono de voz bajo, pero seguro y firme; su calma y dedicación en lo que hace; su interés por buscar celeridad en el trabajo; lo conocedor de los temas que lo apasionan y su espíritu persistente y visionario. Este Ingeniero Electrónico de la Universidad Pontificia Bolivariana, Especialista en Gerencia de Proyectos de Telecomunicaciones del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, Magíster en Gerencia de Ingeniería de la Universidad de la Sabana y Magíster en Seguridad y Defensa Nacional de la Escuela Superior de Guerra, comenzó su carrera en 1999 como Comandante del Escuadrón de Electrónica en el Comando Aéreo de Mantenimiento y dos años después, con la misma asignación en el Comando Aéreo de Combate No. 6; siendo responsable del soporte de aviónica, comunicaciones aire-tierra, tierratierra, gestión del tráfico aéreo e infraestructura de comunicaciones tácticas. En 2004, fue asignado a la Dirección de Comunicaciones y Radioayudas, donde ocupó diversos cargos hasta convertirse en Subdirector de Comunicaciones. Su historia está enmarcada en una época de cambios y modernización tecnológica de la Fuerza, cuando los ingenieros electrónicos eran esenciales para realizar avances muy visibles, entre ellos, los relacionados con el desarrollo de sistemas de navegación, alerta temprana, comando y control y comunicaciones por satélite. Los proyectos que estructuraban siempre requerían de un ingeniero electrónico, todo equipo nuevo requería cursos, por lo tanto, la capacitación no se hacía esperar y así fortaleció su desempeño.

No obstante, su curiosidad e interés personal por aprender, sin esperar que la Institución le brindara todo; la humildad para preguntar a sus superiores y subalternos; ver en sus jefes y compañeros un gran recurso, independiente de la edad, antigüedad o nivel de experiencia; reconocer que no entendía ni sabía muchas cosas, como le sucede a la mayoría de universitarios recién egresados; el gusto por querer estar en los talleres con los suboficiales antes que detrás de un escritorio, empezaron a distinguir su carrera.

El Cadete Corredor con su señor padre poco después del juramento de bandera en EMAVI. Fotografía: Archivo personal Coronel Carlos Giovanni Corredor Gutiérrez.


El Corazón de la Fuerza Descarga y usa la aplicación AudioLector para escuchar este artículo

Tripulante de Kfir

en Tierra

Texto y Fotos: Técnico Segundo Adriana Carolina Zedán López.

S

er tripulante en tierra de las aeronaves de combate es una de las funciones más importantes ejercida por los Suboficiales Técnicos de Línea de la Fuerza Aérea Colombiana, al ser responsables de que las aeronaves despeguen y aterricen en excelentes condiciones, además de verificar que cada parte de su funcionamiento se encuentre en perfecto estado, con el objetivo de lograr el cumplimiento de la misión de manera segura.

36


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

www.revistaaeronautica.mil.co

Kfir C-10 Fotografía: Cees-Jan van der Ende.

La Institución cuenta con una Suboficial de la Especialidad de Electrónica Aeronáutica y Subespecialidad en Aviónica, Técnico Operaria en Línea de Mantenimiento de Aviones Kfir, tripulante que en tierra se encarga del despacho y alistamiento de este equipo de superioridad aérea, ejecutando labores como, cargue de combustible hidráulico, cambio de llantas del tren principal y tren de nariz, relleno de aceite del motor, pruebas de los sistemas básicos de la aeronave, organización de cabinas, entre otras tareas. “Cata”, reconocida así por su call sing o código de llamada, es una mujer tranquila y paciente, que compartió con la Revista Aeronáutica sus logros y algo de su vida. Antes de ingresar a la Fuerza Aérea Colombiana, estudió Criminalística con especialidad en Dactiloscopia, en Ibagué, su ciudad natal, es la menor de tres hermanos y su deseo de incorporarse a la Institución comenzó desde muy pequeña, cuando veía pasar los aviones y helicópteros de la Quinta División del Ejército Nacional cerca de su casa; uno de sus hermanos, la motivó a completar ese impulso de presentarse a la Escuela de Suboficiales Capitán Andrés M. Díaz, ESUFA.

La Técnico sabe que la misión de los tripulantes es de gran relevancia, ellos son el último filtro para que las aeronaves salgan a vuelo...

37


El Corazón de la Fuerza

Fotografía: Subteniente Carlos Eduardo Trujillo Guar.

Descarga y usa la aplicación AudioLector para escuchar este artículo

El Grupo Aéreo del Oriente

Me Cambió la Vida

Por: Subteniente Carlos Eduardo Trujillo Guar.

E

n 1983, cuando la idea de construir una Unidad Aérea en el departamento del Vichada parecía un desafío, Zacarías Rivas empezó a trabajar con empeño y pasión en el Grupo Aéreo del Oriente, GAORI, convirtiéndose en la persona con mayor tiempo de servicio en la Base más grande de la Fuerza Aérea Colombiana gracias a su extensión territorial, encargada de ejercer el control del espacio aéreo en el Oriente colombiano, apoyar y conducir operaciones aéreas, fortalecer la seguridad en la frontera y defender la soberanía nacional. Zacarías, natal de Villavicencio, se desempeña como Auxiliar de Jardinería. A sus 57 años es reconocido, querido y respetado por los integrantes de la Unidad no solo por las tareas que diariamente cumple sino por su carisma. Su vida ha sido GAORI, sus anécdotas y vivencias representan parte de la memoria histórica de la Fuerza; sus manos han contribuido a edificar lo que actualmente es el Grupo Aéreo del Oriente, experiencias gratificantes, ya que la transformación de la Unidad ha sido exponencial. En palabras de Zacarías: “antes de construir la Base acá no había absolutamente nada, ahora esto es un paraíso, para mí es como una ciudad”. “Don Zacara, como le decimos cariñosamente, es muy servicial, atento, sobresale por su disposición e inigualable compromiso con la Institución. Es un excelente trabajador que ama a su Fuerza Aérea. Incansable, que trasmite alegría y vitalidad. Sin duda, es un ejemplo a seguir para las nuevas generaciones, civiles o militares, que ingresan a la Fuerza”, expresan los funcionarios que por años han sentido el trabajo y la dedicación de Zacarías.

Fotografía: Andrés Mauricio López-Villegas Editores.

Recuerda que su historia en la Fuerza Aérea Colombiana comenzó cuando un helicóptero aterrizó a escasos metros de su finca a orillas del río Tomo. Sorpresa, miedo, emoción y ansiedad fueron algunos de los sentimientos que invadieron a los pobladores de las fincas cercanas que presenciaban con asombro la particular escena; algo fuera de lo común. Cuando la aeronave tocó tierra vieron descender a personas que parecían salidas de una película de ciencia ficción, con overol y cascos extraños, mientras el viento y el polvo golpeaban con fuerza sus rostros, producto del enérgico movimiento de las palas del helicóptero. ¡Nunca, jamás en mi vida había visto un helicóptero!, expresa aún asombrado al revivir ese momento.

40


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

https://es.wikipedia.org/wiki/Orto#/media/Archivo:AmanecerDesdeElGarb%C3%AD.JPG

www.revistaaeronautica.mil.co

La tranquilidad llegó cuando reconocieron entre la tripulación de la máquina al director del Parque Nacional Natural El Tuparro quien los saludó con júbilo para presentarles a los integrantes de la Fuerza Aérea y les comunicó que estaban estudiando el terreno para construir una base militar allí, información que los llenó de mucha alegría porque en ese tiempo en la zona no había mucha infraestructura, se transportaban a pie o en bicicleta. Marandúa, que en lengua de los indígenas de la Orinoquía y la Amazonía colombiana significa “buenas noticias”, es el nombre de la zona donde se encuentra GAORI. Aquella designación no podría ser más acertada, porque efectivamente la Fuerza Aérea Colombiana llegaba cargada de buenas noticias para los habitantes de este apartado territorio del país, la principal era el fortalecimiento de la seguridad, acompañada de la posibilidad de empleo y desarrollo económico para la región. De esta manera, Zacarías recibe la invitación para trabajar en el proyecto de construcción y adecuación de lo que sería el Grupo Aéreo del Oriente Coronel Luis Arturo Rodríguez Meneses. “Lo primero que se hizo fue la pista de un kilómetro. Nos trajeron un carro y una moto para movilizarnos con el topógrafo y hacer las mediciones. Las hicimos entre tres personas a punta de machete, rastrillos y carretillas. Esto permitió que pudiesen aterrizar los avioncitos con víveres. Después se empezaron a hacer casitas prefabricadas de madera, la casa comando, la enfermería y las barracas para los soldados. En ese tiempo, había una planta pequeña de ACPM que se prendía por dos horas y por la noche se alumbraba con mecheros; se cocinaba con leña y nos dieron un caballo para transportar el mercado”. Así narra Zacarías los inicios de GAORI y de su nueva vida. Antes trabajaba con ganado, cuidando los animales y en el Parque Nacional Natural El Tuparro como conductor de una lancha con motor fuera de borda. Al principio ejercía su labor por medio de contratos y después fue nombrado como funcionario civil de la Fuerza Aérea Colombiana, hoy con orgullo ostenta el grado de Asesor de Servicios 11, AS11, y lleva 23 años laborando en la Institución. Han sido felices 38 años de trabajo comprometido y consagrado, por eso siente que la Base de Marandúa es como su casa, todo ese tiempo ha vivido allí. Le ha dado el sustento para sacar adelante a su familia, “le doy gracias a Dios y a la Fuerza Aérea porque ha sido el soporte para criar a mis hijos. Gracias a mi trabajo compré mi casa y tengo una pequeña granja, es una bendición”.

Fotografía: Andrés Mauricio López-Villegas Editores.

Está acostumbrado a madrugar mucho, se levanta todos los días a las 5:00 a.m., toma su tinto, riega las matas, las poda, trabaja en el tractor, apoya en las funciones como granjero con el cuidado del ganado, le gusta mantenerse ocupado en la jornada. “Entre las diversas actividades que realiza el señor Zacarías está la recolección de residuos del rancho de tropa de los diferentes casinos, con el fin de garantizar la correcta separación de los mismos, posteriormente se encarga del proceso de compostaje convirtiéndolo en abono para las plantas, labor que es vital para mantener actualizadas y cumplir con las licencias ambientales que otorga Corporinoquia al Grupo Aéreo del Oriente. Además, por su amplio conocimiento sobre la fauna y la flora de la región, responde a las preguntas del personal orgánico de medio ambiente que efectúa las actualizaciones de diagnóstico de la Unidad, así mismo, atiende a los profesionales biólogos que visitan el GAORI para estudiar la biodiversidad de la Orinoquía”. Destaca el Coronel Miguel Andrés Gil Santacruz, Comandante de la Unidad. En reconocimiento a su trabajo ha sido merecedor de las medallas Cruz de la Fuerza Aérea, Marco Fidel Suárez, Servicios Distinguidos al Cuerpo Logístico, Sol Naciente de la Gobernación del Vichada y los botones de diez y veinte años de servicio. Así mismo, ha tenido la oportunidad de conocer a los Presidentes Belisario Betancur, César Gaviria, Andrés Pastrana, Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos. Con nostalgia expresa que el día que se vaya de su GAORI, extrañará a todos sus integrantes, se llevará muy buenos recuerdos de su juventud, madurez y tiempo activo de trabajo y se sentirá orgulloso porque sus nietos van a decir, “todos esos arbolitos que usted ve allá en esa Base los sembró mi abuelo. ¡Lo único que puedo decir es gracias mi Fuerza Aérea!”.

41


El Corazón de la Fuerza

Autosuficiencia en Mantenimiento

de Infraestructura Aeronáutica Por: Subteniente Luis Daniel Calderón Gómez. Fotgrafías: Técnico Segundo Adriana Carolina Zedán López.

H

ablar de maquinaria pesada o maquinaria amarilla en la Fuerza Aérea Colombiana inicialmente puede resultar poco usual, pero al conocer el gran aporte que brinda, se evidencia la capacidad de la Institución de mantener la infraestructura aeronáutica en todo tiempo. La historia de este tipo de maquinaria se registra en 1880 cuando la tecnología buscaba soluciones para la agricultura y la construcción. En aquella época y guardando las proporciones de la evolución tecnológica, se vieron las primeras motoniveladoras y en 1900 tractores de vapor, entre otros. Actualmente, además se conocen los buldócer, cargadores y retroexcavadoras, grandes artefactos que ayudan a tener un mundo moderno, pero que en sus inicios eran pocas las compañías que las importaban y manipulaban. La Dirección de Infraestructura de la Fuerza, DIFRA, anteriormente conocida como Dirección de Instalaciones Aéreas, desde su creación se ha destacado por llevar a cabo proyectos de ingeniería de alta calidad sobre la infraestructura mediante contratación pública. Sin embargo, ante un escenario hipotético de daño parcial o total de su infraestructura aeronáutica, ocasionados por accidentes o atentados, la operatividad de las aeronaves militares podría ser vulnerable y el factor preponderante sería la inmediatez de reacción. Por tanto, se vio la necesidad de contar con maquinaria y mano de obra propias; un equipo humano y logístico altamente calificado para realizar la reconstrucción y/o el mantenimiento oportuno y dar continuidad a las operaciones militares aéreas en el menor tiempo

42

Pavimentadora de asfalto.


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

www.revistaaeronautica.mil.co

posible, que además garantizará un alto porcentaje de ahorro en el presupuesto institucional. Como lo narra el primer Comandante de la Subdirección el señor TC (RA) Fabián Andrés Fajardo Gaviria. En 2012, nace la Subdirección de Soporte y Operaciones de Ingeniería, SUSOP, como parte de DIFRA y desde entonces se ha destacado por la ejecución, en tiempo récord y bajo estrictos estándares técnicos, de proyectos de construcción y mantenimiento aeronáutico, entre ellas la red de vías, estacionamientos, calles de rodaje, rampas, helipuertos y pistas de las Unidades Militares Aéreas,

la Escuela Militar de Aviación y el Museo Aeroespacial Colombiano. Durante la ejecución de obras en las bases militares, es común ver a este equipo de trabajo asumiendo su rol operativo; desde que raya el alba en el horizonte se ve a Oficiales y Suboficiales operar la potente y estruendosa maquinaria hasta alcanzar la satisfacción del deber cumplido de inicio a fin de obra, por ello muchos los llaman “el Equipo de la Maquinaria Amarilla”. “Con la puesta en funcionamiento de maquinaria amarilla y el personal militar de operarios, se ha evidenciado que en todas las obras de intervención realizadas, se ha tenido como común denominador el alcance a importantes hitos trazados por los intereses estratégicos del alto mando, teniendo como resultado grandes logros con relativamente poco, lo que al final representa una importante optimización del recurso humano, presupuestal y logístico de la Fuerza que se alinea con las necesidades del sector militar e intereses de austeridad del país. Como militar y funcionario público, es altamente satisfactorio, por lo significativo que resulta nuestro trabajo”, destaca el señor Técnico Primero Nelson Enrique Contreras Fernández, especialista soporte operacional ingeniería. Las diferentes misiones cumplidas por el Equipo se destacan por representar un valioso apoyo logístico de infraestructura aeronáutica necesaria en la operatividad de la Fuerza y una optimización en tiempo y recursos. En 2017, en el marco de la preparación del Museo Aeroespacial Colombiano para su inauguración, bajo los cielos del municipio de Tocancipá, personal de ingenieros y tecnólogos integrantes de la Subdirección llevaron a cabo la construcción de un helipuerto, que permite el acceso al Museo, ya que sirve como plataforma de arribo de personalidades como el señor Presidente de la República y Altos Mandos. Esta obra de ingeniería se llevó a cabo en condiciones adversas, frente a una temporada de invierno característica de la zona en el tercer trimestre de 2017, lo que representó un reto de ingeniería al lograr estabilizar un suelo compuesto de arcillas y limos con alta concentración de humedad, que debía resistir el peso de un helicóptero AH-60 Arpía totalmente equipado. Sin embargo, con la tenacidad e ingenio que caracteriza a este equipo de trabajo a través de una excavación profunda y compactación de material grueso, se sentaron los cimientos para esta obra. En 2020, se realizaron importantes intervenciones de ingeniería entre ellos, los mantenimientos estructurales y de capa de rodadura en pavimento flexible de la Rampa Sur y de las Calles de Rodaje, del Comando Aéreo de Combate No. 4, con el objetivo de poner en funcionamiento tres instalaciones aéreas en óptimas condiciones técnicas que permitan la operación de la Escuela de Helicópteros para las Fuerzas Armadas, fortalecimiento de capacidades e infraestructura orientada a la instrucción y la operatividad aérea militar a cargo de la FAC. Así mismo, en el Comando Aéreo de Combate No. 1, los mantenimientos de estructura y adecuaciones de la capa asfáltica de las Calles de Rodaje. De igual forma, se efectuó la oportuna intervención por parte del Equipo de la Maquinaria Amarilla sobre más de 14.000 metros cuadrados de infraestructura operativa; se redujo en extrema proporción la presencia de material FOD, por sus siglas en inglés, daños por objetos extraños, sobre las superficies de rodaje de las aeronaves alcanzando un ahorro de más del 45 por ciento del presupuesto que sería destinado para estas obras, anteriormente bajo la modalidad de contratación pública.

Operador en proceso de extendido de asfalto en pista

Viceministro de Defensa y Alto Mando FAC inaugurando la calle de rodaje del CACOM-1 recientemente reparada por personal SUSOP.

43


Turismo Ecológico

Puerto Carrreño,

Puerta a la Aventura E

Texto y fotos: Andrés Hurtado García.

l New York Times escogió 52 “places to love” para 2021 en todo el mundo. De Suramérica solamente escogió tres: Huanchaco en Perú, Asunción, la capital de Paraguay, y los Llanos Orientales de Colombia. Tremendo honor para nuestro país sabiendo la gran cantidad de destinos turísticos de primera línea que alberga nuestro surcontinente en selvas, playas, islas, ciudades y desiertos. Y estamos felices porque sabemos que no es un simple cumplido de cortesía, no. Nuestros Llanos Orientales son un soberbio coqueteo con el infinito, con sus límites sabanas, sus cimbreantes morichales, sus ríos, caños y bosques de galería, su flora, su fauna, su música, sus valientes llaneros que remontando el páramo de Pisba nos dieron la libertad y sus indefinibles amaneceres y atardeceres cantados por los copleros en las inolvidables noches de parrandos llaneros. Y algo más, mucho más, los cantos y gritos de vaquería consagrados por la UNESCO como patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad. Allá en el extremo de los Llanos como eslabón que nos une con los Llanos de Venezuela que son la misma realidad telúricogeográfica, se encuentra Puerto Carreño, capital del Vichada, puerta abierta para la aventura y las inmensas riquezas naturales de la Orinoquía colombiana. Varios de los viajeros e investigadores extranjeros visitaron la región y dejaron sus notas admirativas sobre la belleza de la región. El más ilustre de todos fue Alexander von Humboldt que en 1799, quien durante tres meses remontó el Orinoco en compañía de Amadeo Bonpland. La grandeza del sabio estriba en que además de su inmenso trasegar por todas las ciencias naturales a ellas unió su certera mirada de poeta, cumpliendo así los postilados de Descartes que exigía para el verdadero sabio dos espíritus, el de fineza y el de geometría. Fineza para admirar y cantar la belleza del mundo y geometría como llamaba al carácter riguroso de investigador. Humboldt se extasiaba mirando las bandadas de garzas y corocoras que tapaban la luz del sol, los centenares de caimanes que se calentaban al sol, los tigres (jaguares) apostados en las orillas del río contemplando el paso de los científicos en sus canoas. Puerto Carreño se encuentra en la desembocadura del río Meta en el Orinoco, punto exacto para observar decenas y decenas de delfines que saltan al borde de las embarcaciones. Cada año en la temporada de verano llegan a Carreño centenares de pescadores provenientes del interior del país. El río es paraíso para la pesca deportiva: yamúes, grandes payaras, sardinatas, pez vampiro, variedades de bagres de gran tamaño. La ciudad se encuentra al pie del Cerro Bandera al que suben todas las tardes turistas y nativos a recibir la fresca brisa y a gozar del espectáculo del Orinoco en todo su esplendor. El río marca límite con Venezuela.

Cerca de Puerto Carreño desemboca en el Orinoco el río Bita, el primer río “protegido y con derechos” de Colombia, declarado como tal por la Corte Suprema. Es un río de aguas negras, muy bellas, totalmente “salvaje” o sea, incontaminado, rico en flora y fauna y virgen.

46


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

www.revistaaeronautica.mil.co

Babillas del Orinoco cerca de Puerto Carreño.

Raudal de Maipures en el Parque Tuparro.


Responsabilidad Social

Fotografía: Oficina de Comunicaciones CEDYP de la Armada de Colombia.

Renace el Archipiélago de San Andrés,

Providencia y Santa Catalina

Trabajo mancomunado con la Fundación World Center Kitchen en beneficio de los damnificados de Iota. Fotografía: Subteniente Luis Miguel Chuquizán Camargo.

Por: Subteniente Luis Miguel Chuquizán Camargo.

“S

alí a las cuatro de la mañana de mi casa para subirme al techo y colocar bolsas de arena sobre las tejas que se estaban levantando por los fuertes vientos, luego los árboles empezaron a caer sobre las calles y cerca de mi hogar, tomé la decisión de irme con mi familia a resguardarnos en una posada para evitar ser aplastados (…) le doy gracias a Dios por estar vivos y a los militares que envió el señor Presidente para que llegaran a ayudarnos, sin ellos hubieran fallecido muchas personas en Providencia”. Con la voz llena de angustia al recordar, Gustavo Barington, narra el inicio de los días y sucesos que marcaron la vida de los isleños y turistas.

La acometida impetuosa del huracán Iota, de categoría cinco en la escala de Saffir-Simpson, en las Islas de Providencia y Santa Catalina hizo que la madrugada del 16 de noviembre de 2020, no se olvide jamás. Vientos de 250 kilómetros por hora arrasaron sin compasión con todo lo que encontraron a su paso, dejando a centenares de familias en situación de vulnerabilidad y con lesiones físicas y emocionales. Con la luz del día se pudo ver la devastación total de las islas, casas destruidas, destechadas, postes arrancados, árboles caídos, barcos arrastrados, inundaciones, afectaciones en la infraestructura del Aeropuerto El Embrujo y el hospital, no había energía eléctrica ni comunicaciones, solo toneladas de escombros en las calles. “El 98% de la infraestructura de la Isla de Providencia está afectada (…)

52


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

www.revistaaeronautica.mil.co

Soldados e Infantes de Marina en el inicio de la reconstrucción de las islas Providencia y Santa Catalina. Fotografía: Oficina de Comunicaciones CEDYP de la Armada de Colombia.

Es la primera vez que un huracán de categoría cinco llega al país desde que existen registros oficiales”, así confirmó el Presidente de la República Iván Duque, la magnitud de la tragedia en el primer balance parcial de los daños. Entre lágrimas y dolor físico a causa de los golpes y contusiones, los habitantes narraban lo ocurrido, “hemos atravesado un huracán muy fuerte, no estábamos preparados para esto (…) tuvo dos ciclos impresionantes, el primero fue a las dos de la mañana y pensamos que ya lo habíamos sobrepasado, luego de cuatro a seis de la mañana todos pensábamos que no íbamos a sobrevivir, absolutamente toda la isla fue destruida”, expresó Adrián Villamizar, pastor de la iglesia Adventista de Providencia, quien fue trasladado de Providencia a San Andrés en un avión C-295 de la Fuerza Aérea Colombiana. Cien días después del desolador panorama, siendo la reconstrucción de la isla el objetivo principal del Gobierno Nacional, sus Ministerios, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, entre otras entidades del sector público y privado, todos los escombros que dejó el paso del Huracán Iota fueron removidos; así lo informó el Presidente Iván Duque “más de 21.000 toneladas de material fue removido. Tenemos el ciento por ciento en la red de alta y mediana tensión y más de un 90 por ciento en la de baja tensión. Tenemos conectividad en toda la isla, en voz y datos, a pesar de que se debe seguir mejorando la prestación del servicio con los operadores”.

Apoyo en remoción de escombros en las principales vías de San Andrés por parte del personal militar del Grupo Aéreo del Caribe. Fotografía: Subteniente Luis Miguel Chuquizán Camargo.

53


Mundo Aeronáutico

Diana Trujillo

con sus Sueños en un Transbordador Espacial Por: Mayor Heiny F. Pérez Rueda.

Esta palpitante narración no solo es histórica por la llegada del robot Perseverance a Marte sino porque correspondió a la voz oficial de la NASA, que por primera vez en español transmitió una misión en sus redes sociales. La encargada de hacerlo fue Diana Trujillo, colombiana que lidera el equipo de ingenieros creador del brazo robótico que explora el planeta rojo, recolecta muestras y las almacena en el robot. Al igual que aquel 20 de julio de 1969, cuando el hombre llegó a la Luna, el 18 de febrero de 2021, millones de personas emocionadas siguieron la transmisión. La gran diferencia fue que en esta oportunidad el viaje se explicó en español, una iniciativa que Diana logró luego de proponerla al equipo de comunicaciones de la agencia y que cumplió el objetivo de acercar la exploración espacial a la comunidad hispana mundial e inspirar a los jóvenes a ser, como ella también se ha propuesto, los próximos astronautas. La Revista Aeronáutica entrevistó a Diana Trujillo, una caleña de 41 años quien llegó sola a Estados Unidos sin saber inglés y trabajó en servicios generales para pagar su carrera como ingeniera aeroespacial. Se destacó como pocos en su campo, logró ingresar a la NASA y es protagonista de la histórica misión Perseverance que está explorando Marte. Luego que finalice esta titánica tarea irá por más: convertirse en la primera astronauta colombiana.

“¡E

stamos aproximadamente a 14 minutos de entrar a la superficie de Marte..! En tres minutos apagaremos el sistema de control de crucero, una vez que llegue al punto de entrada el vehículo tendrá una velocidad de 5.4 kilómetros por segundo… Estamos ahora a 300 metros de la superficie… 20 metros... Perseverance está en la superficie. ¡Esto no lo puedo creer! Me imagino que todos ustedes han visto la emoción que todos tenemos !”

58


https://mars.nasa.gov/multimedia/images

Entrev ista Ex clusiva

Marte es el lugar más cercano a La Tierra que pudo haber albergado vida. Perseverance aterrizó en el cráter Jezero debido a que todavía tiene restos visibles de la existencia de un lago y de los canales por donde hace millones de años entraba y salía agua.

https://www.abc.es

¿Qué significa trabajar en las investigaciones espaciales? ¡Es una locura! La expectativa es total porque es tratar de responder a la pregunta de si hubo vida en la superficie de otro planeta. Si nos damos cuenta que de pronto no somos el centro del Universo, va a ser una cosa muy berrionda. Todo el mundo tendrá que ver con esto.

¿Qué conclusiones dejó Curiosity, la primera misión a Marte, en la cual usted participó? Curiosity taladró en cuatro áreas y se descubrió que los componentes que permiten la vida están presentes en ese planeta y la posición de las rocas daba a entender que hubo un lago o corriente de agua.

¿Cómo contribuyen estos hallazgos? Sabemos que hubo agua en Marte, pero debemos saber qué fue lo que pasó en ese planeta y en ese ambiente para prevenir lo que podría ocurrir en La Tierra.

59


Fotografía: Técnico Segundo Adriana Carolina Zedán López.

Historia Aeronáutica

Germán Olano Moreno Mezcla Rara y Feliz de Pasión y Conocimiento N

Por: Hernán Alejandro Olano García.

ació en Medellín el 25 de octubre de 1902, en una calle del barrio Perú de esa ciudad, hijo de don Ricardo Olano y doña Matilde Moreno. Cursó sus primeras letras en el Liceo Antioqueño y posteriormente en el colegio de los Hermanos Cristianos, pasando luego por la Academia Militar The Mitchell Military Boys de Billerica, cerca de Boston, U.S.A., donde ingresó en 1915 y permaneció hasta 1918, cuando pasó a estudiar Economía y Finanzas en la Boston University. De regreso a Medellín, trabajó en el negocio de importaciones de su hermano Ricardo. A los 18 años construyó el primer edificio moderno de esa ciudad e instaló el primer ascensor que hubo en Colombia. A los 20 años creó la primera asociación de intercambio de datos y crédito; a los 22 fundó el Club Campestre de Medellín; a los 24 la Cámara de Comercio Colombo – Americana de Nueva York; a los 27 la casa de comercio Germán Olano y Compañía en Nueva York, para luego asumir en agosto de 1930, por designación del Presidente Enrique Olaya Herrera, el Consulado General de Colombia en Nueva York.

Retrato pintado al óleo que reposa en el Comando Aéreo de Combate No. 1.

68


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

www.revistaaeronautica.mil.co

Fotografía: Técnico Segundo Adriana Carolina Zedán López.

De la ciudad que nunca duerme, salió a estudiar pilotaje en el Roosevelt Field, cerca de Nucela, Long Island, y con más de cuatrocientas horas de vuelo, por medio del decreto 1836 del primero de noviembre de 1933, fue trasladado del consulado, al nivel de estudiante de pilotaje en la Academia Aeronaval de Pensacola, donde por concesión especial de la Dirección, voló más del doble de las horas requeridas para ser piloto de combate, junto con sus compañeros Nicolás Sáenz Dávila; Fabricio Cabrera Orozco, mecánico con patente de piloto del Greer College de Chicago, y Hernando Santos Barrios, funcionario de la sección de pasajes de la Grace Line. Luego de seis meses de entrenamiento a doble jornada, don Germán Olano recibió el Diploma de Aviador Militar, que complementó con estudios especiales de Organización Aérea Militar. De regreso a Colombia, por medio del decreto 126 del 3 de julio de 1934, se le homologó el título de piloto a aviador y fue designado por decreto 1735 del primero de septiembre del mismo año como inspector de Bases Aéreas, cargo en el cual demostró ser una persona excepcional, por esta razón, en abril de 1935 fue nombrado Director General de la Aviación, transformando en tan solo cuatro meses la aviación colombiana, junto con su subalterno Andrés M. Díaz, a quien nombró Jefe de la Aviación Militar. Olano catalogó los vientos, estableció bases de defensa y realizó el primer vuelo nocturno de Palanquero a Cali. Don Germán “poseía el don de la conversación agradable, narraba cuentos con gracia, bailaba con atractiva elegancia, jugaba perfecto bridge, buen golf, excelente tenis, arriesgado polo y nadaba bien; era excelente pianista y su porte era distinguido, su figura apuesta, su vestido impecable y sus maneras gentiles”. Se dice que trabajaba en extensas jornadas todos los días de la semana y que nunca tuvieron acceso a su estilo la parsimonia, ni la promesa incumplida.

Fue quien dio inicio al programa nacional de construcción de aeródromos, como el de Picaleña de Ibagué y San Antonio, en la Guajira; así como, los de Cravo, Arauca, Puerto Carreño, Orocué, Apiay y Cabuyaro, dejando planeados los de Sogamoso, Pereira, Ocaña, Manizales, Pasto, Turbo, Bucaramanga y Popayán...

Aeródromo de Techo. Fotografía: Archivo fotográfico Jaime Escobar.

69


Los Aviadores de

TUSKEGEE Por: Mayor Mauricio Cañón Bedoya

En medio de un periodo marcado por la segregación racial tanto en las esferas civiles como en la militar, Estados Unidos inició un cambio en su pensamiento que daría un giro radical frente a la discriminación y el protagonismo que esta potencia militar tendría en el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Cuando el mundo basaba su rutina en la separación de las razas y la definición de trabajos específicos para negros y blancos, la necesidad militar y la anticipación ante una posible guerra, llevaron al gobierno estadounidense a abrir las puertas para que los afroamericanos ocuparan espacios de mayor importancia en el ámbito castrense. Mientras el país del norte se alistaba para librar una de sus mayores batallas, la historia de la discriminación hacia los afroamericanos adelantaba la propia, una lucha por sus derechos civiles y el principio del fin de la segregación racial en las fuerzas armadas. No obstante, había un espacio que no se había podido ganar. La Fuerza Aérea de los EE.UU. no contemplaba darles la oportunidad de hacer parte de sus escuadrones de vuelo como pilotos, pero fue tanta la presión civil y política, de ese entonces, que se optó por desarrollar una especie de mal llamado experimento, que más allá de abrir las puertas a las capacidades de los afroamericanos para el vuelo, buscaba demostrar que la raza negra no servía para esta tarea, situación que, a todas luces, sería desvirtuada por su excelente desempeño como aviadores. El experimento Tuskegee, nombre que se mantuvo en el anonimato inició en 1940, dando la oportunidad de convertirse en pilotos a cientos de jóvenes afroamericanos que se sentían profundamente estadounidenses y con un compromiso determinado por la defensa de su nación. Aunque fueron formados como aviadores civiles en el Instituto Tuskegee, este luego se convertiría en el centro de la aviación afroamericana, en momentos en los que el mundo entero presagiaba un conflicto mundial. Con una profunda preparación, desafiando todos los pensamientos segregacionistas, 996 pilotos y cerca de 15 mil personas de apoyo, verían el nacimiento de una nueva raza hecha para volar y luchar contra los prejuicios.

https://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?t=1049

Volando contra los Prejuicios

Listos para Volar El 7 de diciembre de 1941, el ataque de la aviación japonesa a la isla de Pearl Harbor marcó lo que sería la decisión de probar las habilidades de los nuevos ángeles negros. Allí, en el campo Tuskegee en 1942 nació el Escuadrón de Caza 99, con la misión de darle vuelta a la historia y, a través de su capacidad para el vuelo, demostrar su aporte a la nación. El primer despliegue del escuadrón se dio a inicios de 1943, cuando al mando del Coronel Benjamín Davis, hijo del primer General de raza negra del Ejército de los EE.UU, los aviadores afroamericanos en aviones P-40 Warhawk se desplazaron al norte de África realizando 1.400 misiones en 255 salidas, logrando únicamente el derribo de un avión italiano sobre el Mar Mediterráneo, fracaso operativo que llevó a los altos mandos a dudar de las destrezas de los pilotos de Tuskegee, pero la revancha no se hizo esperar, el 27 de enero de 1944, en la Batalla de Anzio en la península italiana, 16 afroamericanos del Escuadrón 99 interceptaron a 15 aeronaves

72

https://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?t=1049

Momentos que Hicieron Historia


https://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?t=1049

Misión Berlín

Benjamín O. Davies Jr., el primer General Cuatro Estrellas negro de los Estados Unidos, fue un graduado de Tuskegee.

alemanas que regresaban de una misión, derribando a 5 cazas del Reich, luego al retornar a la base otros 4 cazas alemanes y al día siguiente 4 aviones germanos. Este fue el inicio del éxito de los Schwartze Vogelmenshen, hombres pájaros negros, por su traducción en alemán. Mientras tanto, desde Italia partían los bombarderos hacia Alemania, sin contar con el poder ofensivo que la Luftwaffe tenía en el cielo europeo, las pérdidas aliadas fueron numerosas. Esta fue la razón por la que el Escuadrón 99 se unió a otros escuadrones formando el Grupo de Combate 332, uno de los más numerosos de la Fuerza Aérea y destinado a la importante misión de proteger a los bombarderos B-17 de los ataques de la Fuerza Aérea Germana. La unión de escuadrones también trajo el cambio de aeronaves, los afroamericanos pasaron de volar el Curtiss P-40 a probar suerte con una aeronave diseñada para realizar la escolta de los bombarderos aliados y atacar las defensas alemanas, los P-51D Mustang, que sumado a la valentía y decisión de los pilotos de Tuskegee formaron la dupla hombre máquina más temida por los germanos y diferenciada por la pintura roja en la cola de sus aeronaves recibiendo el calificativo de los Red Tails. Con nuevas máquinas los pilotos de Tuskegee asumieron el papel de escoltas de los bombarderos de la 15a Fuerza Aérea, unidad que atacaba objetivos dentro de todo el Reich y se desplazaba grandes distancias en cada una de sus misiones. Los cazas alemanes defendían muy bien su espacio aéreo y los bombarderos aliados, aunque iban bien armados, requerían protección adicional.

Finalizando la guerra, la reputación de los Red Tails era incuestionable, miles de horas de vuelo en misiones de ataque a tierra y escolta aérea cobraron el respeto de quienes los solicitaban, sin saber que eran afroamericanos, pues se sentían seguros con su presencia. Los Cola Roja tuvieron un desempeño formidable en la Campaña de Normandía, la Batalla de las Ardenas, la invasión del Ruhr, la ruptura de la Línea Gótica en Italia y la ofensiva del Rio Po, en estas gestas causaron innumerables bajas a las tropas germano-italianas. Sin embargo, su prestigio y respeto por el bando contrario fue alcanzado dada su tarea en la escolta a cientos de bombarderos B-17 que volaron desde Italia y arrasaron con Berlín, el 24 de marzo de 1945, en lo que sería la misión aérea más larga de este conflicto. Roscoe C. Brown, piloto de Tuskegee recuerda en el libro “Fighting for the Right to Fight: African American Experiences in World War II”, las hazañas más valerosas de estos aviadores, pero en su corazón siempre está presente el día que desde Ramitelli, la base aérea italiana donde se encontraban los Mustang P-51 destacados, partieron 43 de estos equipos con la misión de volar más de 2.600 kilómetros hasta Alemania, escoltando a los bombarderos norteamericanos que volaban directo a destruir una fábrica de tanques del Reich. “Las misiones de escolta de bombarderos requerían mucha disciplina. En general, eran misiones más largas y sabías que lo estabas haciendo bien… Las misiones de escolta nos dieron nuestra reputación. Conseguimos la reputación de ser los llamados 'Ángeles de cola roja', debido al hecho de que nos mantuvimos cerca de los bombarderos”, cuenta Brown en su historia. Ya en las proximidades de Berlín los Cola Roja se posan cerca a los bombarderos para defenderlos de la presencia de los aviones alemanes, “vi algunos aviones Messerschmitt Me 262 eran equipos a reacción más rápidos que los nuestros, inmediatamente les di la orden a todos los Mustang de soltar los tanques extra de combustible para conseguir maniobrabilidad” expresó Brown, comandante del escuadrón. Los Aviadores de Tuskegee se ubicaron debajo de los bombarderos, al ver la estela de las aeronaves germanas se lanzaron sobre ellas, descargando todas sus armas con el fin de proteger a los bombarderos, la Misión Berlín fue un éxito como la mayoría de misiones que estos ángeles cumplieron durante la Segunda Guerra Mundial. Al final de la guerra, estos aviadores tuvieron unas estadísticas envidiables: 15.553 salidas en 1.578 misiones, destruyeron 409 aeronaves enemigas y se enfrentaron a aviones de reacción con mejor rendimiento derribando tres de ellos. Los Red Tails recibieron más de 850 medallas, de las cuales 150 fueron Cruces de Vuelo Distinguido, tal vez la mayor condecoración por una actuación heroica en una campaña aérea. Sin lugar a dudas, el máximo reconocimiento fue derribar todos los prejuicios raciales existentes, mostrando una vez más la capacidad del ser humano por alcanzar el cielo y lograr a través de la aviación, la reivindicación de sus derechos y la igualdad.

Bibliografía https://www.tuskegeeairmen.org/galleries/tuskegee-airmen-archives/ https://www.nationalww2museum.org/about-us/notes-museum/rememberingtuskegee-airman-roscoe-c-brown-jr https://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?t=1049

73


COLOMBIANA

DESDE EL CIELO PROTEGEMOS NUESTRA TIERRA

Fotografía: juan Felipe Villegas.

Sucesos FAC

FUERZA AÉREA

Honor al Camuflado Pixelado

y la Boina Por: Teniente Juan Carlos Garzón Pico

Defensa de Bases en su aniversario No. 94. Desde su creación en 1927, ha evolucionado a una moderna especialidad con medios tecnológicos y múltiples capacidades que le permiten a la Fuerza ejercer el poder en muchos dominios asegurando el cumplimiento de la misión constitucional. Es de resaltar que sus integrantes, Tiradores Escogidos de Plataformas Aéreas, Tiradores Expertos de Superficie, Comandos Especiales Aéreos, personal de operaciones especiales, paracaidistas, equipos de recuperación de personal, guías caninos, Soldados, entre muchos otros, prestan un servicio fundamental en el país. La Especialidad cuenta con hombres que integran el Grupo de Operaciones Especiales Aéreas, siendo la única unidad de Fuerzas Especiales de la Fuerza Aérea Colombiana que ejecuta operaciones de infiltración a gran altura, reconocimiento especial, evaluación de efectos post-aplicación del poder aéreo, búsqueda y rescate en combate y abastecimientos aéreos en zonas de difícil acceso.

Fotografía: Subteniente María Camila Cruz Bogotá.

“C

on admiración y respeto les expreso en nombre de toda su Fuerza nuestro más caluroso saludo de felicitación y profunda gratitud por su trabajo, compromiso y dedicación al servicio de la Fuerza Aérea Colombiana. Gracias a su profesionalismo, preparación, experiencia y entrenamiento, es que contamos con personal idóneo para garantizar nuestra seguridad en tierra, la integridad de nuestro personal y las familias y la protección de nuestros equipos, infraestructura y aeronaves…” Con este emotivo mensaje el General Ramsés Rueda Rueda, Comandante de la Institución, agradeció el invaluable trabajo que realizan los integrantes de la Especialidad de Seguridad y

78


Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana

Fotografías: Técnico Cuarto Angie Milena Sánchez Tovar.

www.revistaaeronautica.mil.co

Además, posee la Escuela de Instrucción Militar Aérea, ubicada en el Comando Aéreo de Combate No. 1, cuya misión principal es la formación de los jóvenes que inician su servicio militar y harán parte del personal de Soldados que vigilan y garantizan la seguridad de las Unidades Aéreas. Por otro lado, desarrolla cursos de combate propios de la Institución y sus capacidades en tierra para los hombres y mujeres que sueñan con convertirse en Comandos Especiales Aéreos. Sin duda, el trabajo de todos sus integrantes que honran el camuflado pixelado y su particular boina, es sinónimo de integridad primero, vocación de servicio, pasión por su especialidad y, por supuesto, amor a la Patria.

79


Alas Rotas

Ahora que Partiste

CR. (RA) Álvaro Buitrago Avella

TC. Jorge Luis Perdomo Álvarez

2 de octubre de 2020

19 de septiembre de 2020

MY. (RA) Alfredo Albornoz Birbano 27 de septiembre de 2020

MY. (RA) Jaime Rueda Vélez 5 de octubre de 2020

Ahora que partiste acaricio tu recuerdo a diario, sé que me esperas y tengo la certeza de que volveré a verte, pongo en las manos del Todopoderoso mi afán, mi ansiedad, mi tristeza, que por momentos no quiere irse. Le clamo a Dios que no me suelte de su mano jamás, que guíe mi caminar para que a su lado mis pasos me lleven al final de mi carrera en victoria y seas tú quien me reciba en aquel lugar donde la paz, tranquilidad y luz eterna nos permitan abrazarnos y compartir de nuevo todo lo que dejamos pendiente cuando tu partiste. Avanzo cada día de la mano de mi Creador, sus ángeles me acompañan, dejan ver nuevos caminos que tendré que cruzar con la firme esperanza de que voy a puerto seguro. En adelante, me levantaré y me esforzaré porque tu recuerdo hará en mí alguien fuerte y capaz de esperar con fe nuestro reencuentro. Atenderé fielmente la palabra de mi Creador, la cual me dará la fuerza y esperanza necesarias. “No se preocupen; confíen en Dios y confíen también en mí. Hay muchos lugares en la casa de mi Padre. Si no fuera así, se lo diría. Voy a prepararles un lugar, y si voy y preparo un lugar para ustedes, regresaré. Los llevaré conmigo para que estén donde estoy yo. Ustedes saben el camino para ir a donde yo voy”. Juan 14:1-4 (PDT)

SM. (RA) Baltazar Rojas Arias 23 de noviembre de 2020

TJ. (RA) Luis Fernando Alzate Romero 13 de octubre de 2020

TJ. (RA) Edgar Ochoa Ramírez

AS11. Zulma Ingrid Méndez Buitrago

28 de septiembre de 2020

TJ. (RA) Carlos Alberto Ruiz Romero

SP. (RA) Luis Alfredo Velásquez Cardozo

13 de noviembre de 2020

28 de septiembre de 2020

SP. (RA) Jorge Eduardo Varón Pulecio

SP. (RA) Óscar de Jesús Gutiérrez Muñoz

T1. (RA) Armando Pérez Niño

17 de octubre de 2020

14 de noviembre de 2020

14 de noviembre de 2020

82


Construir el futuro y no esperar adaptarnos a él, es la inspiración para comenzar a recorrer el próximo siglo conquistando nuevos dominios en la defensa y protección de los colombianos.


F-16 Bloque 70: Poderoso Desempeño

El F-16 es la aeronave de cuarta generación más poderosa y probada del mundo. Sigue teniendo la mejor relación costo-calidad entre los aviones de cuarta generación por sus capacidades de alta tecnología, conexiones con OTAN y costos operativos y de ciclo de vida asequibles. Con más de 3.000 F-16 operando hoy en 25 países, los clientes pueden confiar en el F-16 para construir una coalición para misiones de mantenimiento de la paz en el mundo. Obtenga más información en lockheedmartin.com/f16

©2021 Lockheed Martin Corporation

Profile for revistafuerzaaerea

Edición 301 - El Corazón de la Fuerza  

La Revista Aeronáutica, medio de comunicación oficial de su Fuerza Aérea Colombiana publica la edición 301, dedicada al CORAZÓN de la Fuerza...

Edición 301 - El Corazón de la Fuerza  

La Revista Aeronáutica, medio de comunicación oficial de su Fuerza Aérea Colombiana publica la edición 301, dedicada al CORAZÓN de la Fuerza...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded