Page 1


01cargando... nº5 noviembre2013 hemos cambiado el servidor Colaboradores/as de este número: Gaspar M.B. Nerea Villoria Nacho Pillonetto Francisca Aleñar Victor Gutiérrez Irene Muñoz Irene Villegas Álvaro de la Fuente Miguel Díez Sara de la Pinta Eduardo R. Salgado

de nuestra web. Para seguir las novedades de la revista y difundir sus contenidos por internet a partir de ahora nos encontrareís en: revistaexarchia.org

Fotografía: Irene Muñoz Jesús Díez Diseño y maquetación: Esther Martín Irene Muñoz Gaspar M.B. Edición digital: http://revistaexarchia.org Exarchia es una revista de pensamiento crítico, culturas y ciencias sociales. Nace con la pretensión de establecer un diálogo entre el mundo estudiantil-académico, la realidad social y las luchas populares. Contacto: facebook.com/RevistaExarchia twitter: @revistaexarchia email: revistaexarchia@ gmail.com Este número ha sido maquetado bajo el ritmo del ‘Directo en Cuellar‘de Crimetime.

Dep. Legal: DL VA 630-2013

Imagen portada: Jesús Díez

01 cargando... 02 La colmena de hormigón 03 SISTEMA-MUNDO 03 rostros de bosnia 06 huelga educativa 24-o: la educación del pueblo no se vende 07 la ordenanza antivandálica y su circunstancia

Ilustración: Sara de la Pinta

09 breve repaso al culebron de la “ordenanza antisocial”

21TIEMPOS (POSt) MODERNOS

11 fishman: el movimiento okupa

21 la ciudad dormida

15 CULTURA(S) 15 portadas de cartón y compromiso social 17 contracronica: amazon al otro lado del espejo 19 la difícil tarea de legislar el ruido en los bares

23 ¿por qué obedecemos? algo más que cobardía

25 La conspiración, la paranoia y los fraudes peligrosos


02cargando... Fotografía: Jesús Díez

la colmena de hormigón Ha pasado más de medio siglo desde que la magnífica novela de Camilo José Cela, La Colmena, vio la luz. En ella se reflejaba la vida de la gente común en el Madrid de la posguerra. Tomamos por ello el título y la metáfora que encierra como punto de partida de este nuevo número de Revista Exarchia. Porque la colmena no es solo una sucesión de edificios, aceras, maquinaria y mano de obra, sino que se trata asimismo del escenario en el que se dan las relaciones sociales de quienes viven en la ciudad. Es en la colmena donde “se hace” la sociedad. No es que esta haga sus ciudades, también la ciudad hace las sociedades. Con estas premisas nos adentramos en distintos y aparentemente inconexos aspectos de la colmena. La cara más visible de las relaciones que se dan allí es la que se manifiesta en los conflictos con la autoridad municipal instituida. Las polémicas ordenanzas “antivandálicas”, que en la primera década de este siglo se han extendido por todo el país, están sufriendo una serie de reveses que en este número revisamos con el ejemplo de una de las ordenanzas más avanzadas y, por lo tanto, más agresivas: la Ordenanza Antivandálica de Valladolid. Otro conflicto en el que profundizamos afecta directamente a la expresión cultural y es el bloqueo institucional que sufre la música desde el pasado marzo en los bares de la misma localidad.

Pero más allá de estos conflictos visibles y mediáticos hay situaciones soterradas en la sociedad que influyen y sostienen esas realidades más visibles. Si la ciudad no es tan solo una sucesión de edificios, sino que es un sujeto social, el urbanismo no es tan solo un estudio del suelo y sus usos, sino todo un campo de disputa política sobre el modelo de sociedad. Por otro lado, en esos conflictos urbanos no es fácil comprender qué lleva a la población a dejar pasar los mismos sin involucrase, manteniéndose obediente y mansa. Claro, que no siempre ha sido así, como nos recordará Fishman que nos habla del movimiento Okupa, tan lejos de las portadas y los medios de hoy. Con este nuevo número de Exarchia, iniciamos el segundo año de vida de la revista, para intentar traer reflexiones y realidades globales que también sirvan para lo local desde un punto de vista crítico y autónomo. Revista Exarchia Noviembre 2013


03sistema-mundo

LOS ROSTROS DE BOSNIA TEXTO Y FOTOS: IRENE MUÑOZ

Bosnia es un país dividido. Las tres etnias que forman (y dividen) el país: serbios (ortodoxos), croatas (católicos) y bosnios (musulmanes) se organizan a través de dos entidades, la Federación de Bosnia Herzegovina, que integra la zona musulmana y croata, y la República Srpska, de mayoría serbia. La presidencia del Estado es rotativa y tiene dos miembros y un presidente: uno bosnio, otro serbio y un tercero croata. La república exyugoslava tira de las remesas de los emigrantes, de una economía de subsistencia a base de tabaco, fruta y alguna que otra cabra y de una ayuda internacional que ya llega a cuentagotas. Con un 30% de paro, la situación laboral de los jóvenes en Bosnia Herzegovina es problemática. La pequeña Melika vive entre dos países; Alemania donde trabajaba su padre en una empresa de papeles y Bosnia donde residen sus tíos y abuelos. Aunque ella ha nacido en Alemania, todos los veranos y fiestas de navidad se traslada a Bosnia junto a su familia para reencontrarse con sus raíces. “Nos gusta volver, estar con nuestra familia pero aquí no hay trabajo”.

El país aún está marcado por las tensiones residuales de la guerra y la economía de transición se encuentra aún por debajo del potencial. Aunque desde hace un tiempo las perspectivas de empleo se están volviendo más favorables, la gran cantidad de juventud desempleada constituye tanto un desafío como un recurso sin utilizar para el desarrollo del país. A tan solo unos kilómetros de distancia el caso se repite pero esta vez con una amable familia musulmana. Misma razón, mismo destino, diferente etnia. Habían venido a Bosnia para ver a su abuela, una mujer que había sufrido las consecuencias de una guerra cruenta que se saldó con la vida de su hermano, enterrado en el cementerio de Srebrenica. Junto a él, más de 8.000 personas, en su mayoría musulmanes, perdieron la vida en aquel lugar hace 18 años.


04sistema-mundo

En los pueblos y zonas rurales lo más normal es encontrarse con personas mayores que dedican la mayor parte de su tiempo al cultivo de huertos y plantaciones de tabaco que venden al por mayor para subsistir. Salen adelante gracias a una pequeña pensión que reciben del Estado y el dinero que les envían sus nietos e hijos. La mayoría de estos, vive en grandes ciudades del país o en el extranjero.


05sistema-mundo

La matanza de Srebrenica Srebrenica, fue uno de los tres enclaves de Bosnia oriental declarados “zona segura” por la ONU en abril de 1993. Dos años después, en julio de 1995 más de 8000 personas, en su mayoría hombres de etnia bosnia, fueron ejecutadas a manos del ejército de la República serbia, bajo el mando del militar Radko Mládic y un grupo paramilitar llamado “Los escorpiones”. En el momento de la matanza, ese lugar se encontraba bajo la supuesta protección de 400 cascos azules holandeses. En julio de este año se cumplió el 18 aniversario de la masacre. Monumento del Genocidio de Srebrenica creado para honrar a las víctimas del genocidio de 1995

Libros:

Territorio comanche de Arturo Pérez Reverte Los Bosnios de Velivor Colic Audiovisual:

En Tierra de nadie de Danis Tanovic Underground de Emir Kusturica


06sistema-mundo

huelga educativa 24-0: la educación del pueblo no se vende El pasado jueves 24 de octubre las aulas de centros educativos de todo el Estado volvían a quedarse vacías. Tras tres días de huelga; profesores, estudiantes y trabajadores abarrotaban las calles para protestar contra la LOMCE.

Hartos de las continuas reformas impuestas por PP y PSOE, de la destrucción progresiva de la educación pública y de tener que acatar un modelo educativo más que nunca destinado al fracaso, quienes defienden la escuela pública tachan la conocida Ley Wert de reaccionaria, privatizadora, clasista, antipedagógica, antidemocrática y confesional.

Una vez más, las calles de todo el Estado volvieron a colmarse de miles de ciudadanos a los que el Gobierno se empeña sistemáticamente en ignorar. En defensa de la Educación Pública, los manifestantes de todas las ciudades expresaban su rechazo a la LOMCE y pedían la dimisión del actual ministro de Educación: “No a la contrarreforma franquista. Becas sí. Tasas no. Wert dimisión”.


07sistema-mundo

LA ORDENANZA ANTIVANDALISMO Y SU CIRCUNSTANCIA POR ÁLVARO DE LA FUENTE

Llevamos largo tiempo oyendo hablar de la ‘ordenanza antivandalismo’. Múltiples inconcreciones nos ahogan respecto a ello. La labor de este artículo es hacer una breve exposición de la cuestión. Veamos: ¿Qué es?

Las ordenanzas de convivencia ciudadana se llevan aprobando desde hace casi una década en los ayuntamientos, siendo pionero el de Valladolid. Se trata de una materia de competencia municipal –recogida en el Artículo 25 de la Ley 7/1985, reguladora de las Bases del Régimen Local– cuya finalidad es establecer un marco en el que se regulen de forma detallada los derechos y las obligaciones de los ciudadanos para con el espacio público, el establecimiento

de medidas de fomento de la convivencia ciudadana, el mantenimiento debido del entorno urbano, las potestades de la Administración Local para velar por su cumplimiento, así como el régimen sancionador en caso de incumplimiento. Ha adquirido gran relevancia, de hecho la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) ha elaborado un modelo tipo que sirva de referencia. El caso de Valladolid

En nuestra ciudad, la denominación precisa de esta regulación es Ordenanza municipal de protección de la convivencia ciudadana y prevención de actuaciones antisociales. Fue aprobada en Pleno (15 votos a favor del PP, 14 en contra de PSOE e IU) y entró en vigor el 15 de mayo de 2004. Desde en-

No hay rastro de una carta de derechos del ciudadano, siendo el enfoque puramente obligativo. tonces, ha sufrido cuatro alteraciones: dos en 2006 debido a sendas sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León –en adelante TSJ-CyL– (sentencias 2169/2006 de 5 de diciembre y 2247/2006 de 15 de diciembre) anulando una serie de preceptos del texto original; la reforma llevada a cabo en 2012 (17 votos a favor del PP, 12 en contra de PSOE e IU); y la ulterior Sentencia del TSJ-CyL 1692/2013 de 8 de octubre de 2013, de gran relevancia, anulando disposiciones de la redac-

ción original y de la reforma. Si bien la opinión que debiera merecer a priori este tipo de normativa es positiva –clarificadora de derechos, obligaciones y libertades en el espacio público municipal– en Valladolid se desvanece al adquirir un tono especialmente prohibitivo, propio de un paternalismo severo. No hay rastro de una carta de derechos del ciudadano, siendo el enfoque puramente obligativo.

en cuanto a contenido se refiere, la normativa ha sido objeto de profundas críticas y recurrida ante la jurisdicción contencioso-administrativa en tres ocasiones.


08sistema-mundo Merece destacar que en la redacción jurídica del texto reina la pobreza y la vaguedad, tal y como ha reseñado el TSJ-CyL en su reciente sentencia, lo cual puede generar inseguridad jurídica. Contenido

Salvando aspectos formales y técnicos, en cuanto a contenido se refiere, la normativa ha sido objeto de profundas críticas y recurrida ante la jurisdicción contencioso-administrativa en tres ocasiones. A pesar de que las normas de comportamiento ciudadano respecto de daños y alteraciones producidos sobre cualquier tipo de mobiliario urbano, edificios públicos o privados, parques y jardines, animales, etc., no merecen crítica negativa pues se entiende que forman parte de la convivencia debida mínima –o el caso de las disposiciones relativas a condiciones de salubridad e higiene en instalaciones o quioscos en la vía pública–, sí merece objeción –corroborada por la Sentencia 1692/2013 del TSJ-CyL– la regulación efectuada en preceptos tales como: a) Art. 15.1: prohibición de cualquier forma de mendicidad (infracción leve con multa de hasta 750€) – precepto debidamente anulado en el orden jurisdiccional alegando que atenta contra el principio de libertad de la persona, valor protegido constitucionalmente–. b) Art. 7.3: prohibición de colocar pancartas en la vía pública o en los edificios privados sin autorización municipal (infracción leve, multa de hasta 750€) –declarado nulo al atentar contra la libertad de expresión–. c) Art. 16.6: prohibición de permanecer desnudo o semidesnudo en la vía

pública salvo que cuente con autorización expresa del Ayuntamiento (infracción grave, multa desde 750,01 a 1.500€) –nula ya que no se puede someter a autorización municipal el ejercicio del derecho de manifestación o reunión amparado en el ejercicio de los derechos fundamentales–. d) Art. 16.6: prohibición de permanecer en bañador o cualquier otra pieza de ropa similar fuera de los espacios propios para llevar este tipo de vestimenta (infracción leve, multa hasta 750€).Este artículo fue declarado nulo en base al principio de seguridad jurídica: amplitud del concepto bañador e inconcreción de la expresión “cualquier otra pieza de ropa similar”–. Régimen sancionador

Del incumplimiento de la normativa se deriva la aplicación de una sanción. El texto divide las infracciones en leves, graves y muy graves, siendo la cuantía de las

sanciones de hasta 750€ en las leves, de entre 750,01€ y 1.500€ en las graves, y de 1.500,01€ hasta 3.000€ en las muy graves. Es discutible la asignación de las distintas prohibiciones a cada grado de infracción, y lo son también las cantidades, siendo tachadas de puramente recaudatorias. Así, destaca la inclusión del Art. 23.h en la reforma de 2012, relativo a la prohibición de realizar acampadas en los espacios públicos sin la autorización pertinente – toda una conducta vandálica como la ocurrida durante el mes de mayo de 2011– merecedora de ser calificada como muy grave y susceptible de imponer multas de hasta 3.000€ a los autores materiales, poniéndose en duda el principio de proporcionalidad de las sanciones administrativas. Conclusión

No cabe duda de que la ordenanza de convivencia ciudadana es un instrumento

útil para regular los derechos y obligaciones de los ciudadanos en el espacio público de un municipio con el objetivo de crear un clima de respeto óptimo mutuo. Sin embargo, la forma e intencionalidad del Ayuntamiento de Valladolid deja mucho que desear: la técnica jurídica es deficiente y hace temblar el principio de seguridad jurídica; es tendente a interferir de forma grave en el ejercicio de los derechos fundamentales y a extralimitarse en sus competencias; es exclusivamente prohibicionista; y muestra tics de arbitrariedad. Es necesaria una nueva regulación con un nuevo enfoque, garantista y consensuada entre los partidos representados en el Consistorio y los actores sociales de la ciudad. Lamentablemente, no es posible con el actual Equipo de Gobierno. Habrá que esperar.

Recurso contra la reforma de 2012 interpuesto por: Asociación Estarivel: Desarrollo Social y Actividades Educativas Ateneo Republicano de Valladolid CCOO Valladolid CNT Valladolid Ecologistas en Acción Valladolid, Federación de Asociaciones Vecinales y de Consumidores de Valladolid Antonio Machado Ingeniería sin Fronteras Izquierda Unida Valladolid JOCE Valladolid Partido SAIN SODEPaz Balamil Estos colectivos se han constituido como Plataforma Ciudadana en Defensa de las Libertades a la que con posterioridad se han unido otras asociaciones


09sistema-mundo

BREVE REPASO AL CULEBRÓN DE LA “ORDENANZA ANTISOCIAL” POR VÍCTOR GUTIÉRREZ

En Valladolid existen dos culebrones político-judiciales que cada cierto tiempo acaparan las portadas: el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y la Ordenanza Municipal de Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actuaciones Antisociales del Ayuntamiento de Valladolid (más conocida como Ordenanza Antisocial o Antivandalismo). La reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que anula parcialmente algunos de los artículos de la última reforma hace que sea interesante echar la vista atrás para entender la repercusión de esta resolución judicial. Foto de una pancarta descolgada durante las fiestas de Valladolid, septiembre 2013. “Art. 7.3: prohibición de colocar pancartas en la vía pública o en los edificios privados sin autorización municipal (infracción leve, multa de hasta 750e)” –declarado nulo al atentar contra la libertad de expresión–

6 de marzo de Trasaprobarse aprobarseenen el 2012: Tras

el pleno Ayuntamiento, pleno del del Ayuntamiento, cocomienza nueva polémienza unauna nueva polémica mica con motivo de la Orcon motivo de la Ordenanza denanza Antivandalismo de Antivandalismo de VallaValladolid. El Partido Popudolid. El Partido Popular ha lar ha propuesto una nueva propuesto una nueva momodificación sonada dificación muymuy sonada en en medios de comunicamedios de comunicación nación nacionales, cionales, regionalesregionales y locales y locales porque sigue de el porque sigue el ejemplo ejemplo de Barcelona de Barcelona de prohibir ir “en prohibir ir “en bañador por bañador por la calle”. Multila calle”. Multitud de tud de periodistas tambiénpese riodistas se hacen hacen ecotambién de las multas que eco de poner las multas que quiere quiere el Ayuntamienponer el Ayuntamiento vato vallisoletano a los mendillisoletano a los mendigos. gos. Los colectivos de la ciuLos llevan colectivos dad tiempovallisoletaluchando llevan tiempo para luchando ynosorganizándose deynunciar organizándose para deestos mediáticos nunciar estos mediáticos artículos, así como aquellos artículos, así como más ignorados comoaquellos los que más ignorados como de los carque prohíben la pegada prohíben la pegada de carteles, colocación de pancarteles, de pancartas o colocación pegatinas (artículo 7). tas o pegatinas (artículo 7).

31 de marzo de 2012: el Boletín Oficial

de la Provincia recoge la polémica modificación de la Ordenanza Municipal de Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actuaciones Antisociales del Ayuntamiento de Valladolid. Ya está en vigor. Poco después será recurrida por varios colectivos.

2 de abril de 2012:

Europa Press recoge declaraciones del alcalde de Valladolid, quien justifica el artículo de la mendicidad en la Ordenanza con algunos ejemplos. Enumera algunos casos, a su juicio, “especialmente sangrantes” en la práctica de la mendicidad de Valladolid y focaliza sus críticas varias veces en la minoría rumana al hablar de bandas organizadas.

13 de agosto de 2012: El Norte de Casti-

lla informa de que la Policía Local impone la primera multa por ir sin camiseta a un vecino de la Rondilla.

29 de septiembre de 2012: El Tribunal Su-

perior de Justicia de Castilla y León rechaza la petición de la Federación Española de Naturismo de suspender provisionalmente la Ordenanza.

11 de diciembre de 2012: El concejal Jesús

Enríquez anuncia durante el pleno que la Ordenanza Antivandalismo se modificará de nuevo para introducir medidas contra la prostitución callejera. Puede que sea el inicia de un nuevo culebrón.


10sistema-mundo

Arriba: Logo de la Plataforma contra la ordenanza antisocial de Valladolid. Abajo: Foto de la rueda de prensa dada por la Plataforma contra la ordenanza antisocial del pasado día 28 de octubre. Fuente: CGT

17 de octubre de 2013: Un año y medio

12 de febrero de 2013: La Policía Local

quita todos los carteles críticos de los vecinos del Barrio Belén amparándose en el cumplimiento de la Ordenanza, este es uno de los casos más sonados en cumplimento del artículo 7.

después, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León anula parcialmente algunos de los artículos de la Ordenanza Antivandalismo de Valladolid. Declara la “nulidad radical” de los artículos 7.1 y 7.3 (referidos a la colocación de carteles), el 15.1 (que prohibía cualquier forma de mendicidad) y el 16.6 (esta es la famosa prohibición de los “bañadores”; ahora bien, el Tribunal Superior de Justicia no loa anula por completo, sino que enmienda la expresión “... o en cualquier otra pieza de ropa similar”).

18 de octubre de 2013: Tras conocerse el

fallo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, León de la Riva asegura (después de algunas polémicas declaraciones el día anterior sobre la “jocosidad” de la sentencia) que el fallo judicial mejora en parte el articulado de la Ordenanza Antivandalismo. En la rueda de prensa que dio aseguró que el Tribunal daba la razón al Ayuntamiento frente al recurso presentado por varias organizaciones locales. Recalcó el edil que las modificaciones son solo parciales y que el Ayuntamiento acatará la norma y no la recurrirá.

28 de octubre de 2013: Tras la sentencia,

la Plataforma en Defensa de las Libertades solicita al Ayuntamiento que se devuelva a los afectados el importe de las multas que se habían impuesto. Por otro lado, valoran la resolución como una victoria y afirman: “Los ciudadanos y ciudadanas de Valladolid saben marcar las líneas rojas que el Alcalde, en permanente actitud de crispación y enfrentamiento, no tiene legitimidadalgunaparatraspasar”.


15cultura(s)

Proceso de encuadernación artesanal en Eloísa Cartonera (Argentina). Fuente: Flickr de Eloísa Cartonera

PORTADAS DE CARTÓN Y COMPROMISO SOCIAL POR NEREA VILLORIA

Las editoriales cartoneras reivindican el trabajo artesanal, el apoyo a colectivos minoritarios y el acceso a la cultura como filosofía de publicación alternativa. “Fabricar un libro cartonero es de las cosas más fáciles del mundo”. Lo reconoce Eloísa Cartonera, la primera editorial de este tipo, que nació hace más diez años en el legendario barrio de La Boca de Buenos Aires. La idea surge en 2002, tiempo marcado por el “corralito” argentino, de la mano del escritor Washington Cucurto y del artista plástico Javier Barilaro, que ya por aquel entonces elaboraban una serie de libros bajo su humilde “Ediciones Eloísa”. Pero tras el aumento del precio del papel, surgió la necesidad de cambiar todo el sistema de publicación. La conocida como “La Carto” nacía en la primavera de 2003, en “aquellos días furiosos en que el pueblo copaba las calles, protestando,

luchando, armando asambleas populares”. Hombres y mujeres perdieron sus trabajos y se volcaron masivamente a las calles, escenario que los cartoneros recorrían con sus carros repletos de material. La editora buscó la manera de ayudar a personas en riesgo de exclusión social: a unas les compraba cartones a un precio mayor que el pagado por las empresas de reciclaje y a otras les pagaba por hora las tareas de pintar y confeccionar los ejemplares. Su compromiso era combatir la marginación y colabo-

“La Carto” nacía en 2003, en “aquellos días furiosos en que el pueblo copaba las calles de Argentina”

rar con la reinserción social en la ciudad bonaerense. En esta labor continúan a día de hoy, con el mismo sencillo guión de trabajo. Compran el cartón a quienes lo recolectan en la calle para preparar las tapas de los libros y cuando los textos ya están maquetados, los imprimen, fotocopian y añaden mediante cosido o grapado. Gracias al trabajo artesanal cada ejemplar resultante es único y auténtico. En cuanto al contenido, escritores reconocidos y noveles ceden sus derechos de autor para la causa y, de esta manera, Eloísa Cartonera dispone ya de un catálogo que reúne cerca de doscientos títulos de la literatura latinoamericana, clasificados en diferentes géneros (poesía, cuento, novela breve, ensayo, tea-

Cooperativismo y autogestión son las claves de un trabajo que no trata de hacer bella la miseria tro, cómic y libro infantil). La sede de la editorial se encuentra abierta al público y acoge también cursos, talleres y muestras artísticas. Resulta innegable que su acción cultural impacta positivamente en la sociedad. Aunque por el contexto sea lógico pensarlo, Eloísa Cartonera no se define a sí misma como “un producto de la crisis”, sino como el encuentro de un colectivo de personas con interés en el cooperativismo, la autogestión y el trabajo en grupo, que en ningún caso trata de hacer bella la miseria. Es


16cultura(s) Eloísa Cartonera reúne cerca de doscientos títulos de la literatura latinoamericana.

El boca a boca permitió la expansión de las cartoneras. Sin distribuidoras ni altavoces, sólo con apoyo popular

una iniciativa que pretende ser una herramienta para quien la necesite, un espacio abierto a nuevos compañeros e ideas. Tras una década de camino, valoran haber aprendido a esforzarse “por un objetivo común, por algo más que el propio ombligo”. Expansión de las cartoneras

Latinoamérica es el espacio natural de las editoriales cartoneras. Tras la experiencia argentina, este modelo social de publicación independiente y artesanal cruzó fronteras y llegó hasta diferentes puntos de México, Chile, Colombia, Paraguay, Ecuador o Brasil. Lo hizo sin distribuidoras ni altavoces, simplemente con apoyo popular. El boca a boca permitió descubrir estos libros a muchas personas que desconocían su existencia, hasta el punto de extenderse más allá, por países como Alemania, Francia, Suecia o España, donde también crearon sus propias cartoneras. Aunque es difícil calcular el número exacto, ya son más de cincuenta a nivel mundial. La distancia con los grandes grupos editoriales, su pasión por la creación literaria y la búsqueda de justicia social une a las diferentes cartoneras, que mantienen redes de contacto para generar sinergias. El pasado mes de octubre se celebró en Barcelona el I Encuentro de Editoriales Cartoneras de Europa: tres días de presentaciones de colectivos, talleres, venta de libros, lecturas poéticas, música y actos de calle. Entre las participantes: La Verónica Cartonera, Ediciones

Aida Cartonera nace de las manos de los internos de la cárcel de Segovia

Ejemplares de la serie “Palabras para Aida”. Fuente: Aida Cartonera

Karakarton, Aida Cartonera, Island Cartonera, Cephisa Cartonera, Cartonera Helecho, Cordelería Ilustrada, Pelo Malo Cartonera, La Marge y Pensaré Cartoneras. Aida Cartonera y la cárcel de Segovia

El 28 de diciembre de 2012, día de los inocentes, la librería de segunda mano AIDA Books&More de la ciudad de Segovia preparó una original lectura en vivo. Cada persona participante eligió un texto para leer en voz alta subida en el escaparate, ante la sorpresa de quienes contemplaban la escena al otro lado del cristal. La actividad resultó tan satisfactoria que decidieron que las letras compartidas no debían perderse. Un mes antes, un grupo de voluntarios de la ONG de cooperación AIDA había realizado un taller de creación de libretas con los internos del Programa Loyola del Centro Penitenciario de

Segovia para venderlas en su sede con fines solidarios. En ellos pensaron para un nuevo proyecto editorial: la segunda cartonera española nacida dentro de una prisión (la pionera fue Zapaticos Rotos Macrocartonera, de Zaragoza) Aida Cartonera nació así a principios de 2013 con la serie “Palabras para AIDA”, compuesta por 6 volúmenes+1 y con el mismo espíritu y vocación con que se crearon las primeras ediciones cartoneras en América Latina: “con un decidido compromiso social y el deseo de colaborar con otros colectivos menos visibles. Cualquiera podrá acceder a un libro cartonero, por su precio económico, y el valor añadido de contribuir así a que otras voces puedan ver publicadas en este formato sus obras”. La implicación de los presos es la esencia de un trabajo que ilusiona por igual a todas las partes. Los voluntarios comparten su

Más información: -Web de Eloísa Cartonera (Argentina) -Presentación de Aida Cartonera (Vimeo) -Borrón y cuento nuevo: las editoriales cartoneras latinoamericanas

tiempo con ellos cada semana y creen en esta nueva herramienta de transformación social. “Desde que entré en la cárcel ya no quiero salir”, afirma con gesto cómplice Beatriz Martínez Arranz, una de las personas del equipo que organizan los talleres. “Pasas una puerta y otra y otra hasta llegar al módulo, pero merece la pena el esfuerzo por hacer realidad Aida Cartonera y todo lo que conlleva. Hemos superado muchas barreras hasta poder introducir materiales impensables en la cárcel pero necesarios para elaborar artesanalmente los libros, como la guillotina para cortar el cartón. Nos decían que estábamos locos, que no podía ser”. El toque personal que plasman algunos de los internos en las portadas y contraportadas de los libros es reconocible cuando se comparan ejemplares. Todos ellos trabajan por un proyecto común, en beneficio de la sociedad, de ahí su empeño. Cada uno con su propia historia. Elaborado con un residuo urbano, es posible que fabricar un libro cartonero sea de las cosas más fáciles del mundo, ventaja para la expansión de un modelo editorial con carácter social y constructivo.


17cultura(s) Jean-Baptiste Malet, un periodista y escritor francés, se ha infiltrado en un almacén logístico de la multinacional para después narrar su experiencia en el libro ‘En los dominios de Amazon’ Lewis Carroll en Al otro lado del espejo (la continuación del célebre libro Alicia en el País de las Maravillas) recoge el que quizás sea el diálogo más brillante que se ha escrito para definir el concepto de arbitrariedad. La joven Alicia, después de muchos percances, llega andando hasta una tapia donde descansa sentado Tentetieso, el cabeza huevo. Este personaje, caricatura de Carroll de los sabiondos y pedantes, interpela a Alicia y le dice: “¡Te has cubierto de gloria!”. Alicia confusa le dice que no entiende qué es eso de cubrirse de gloria. El cabeza huevo ríe: “Claro que no lo entiendes... hasta que yo no te lo diga. ¡Quería decir vaya razonamiento más demoledor en tu contra!”. La niña se enfada, porque, claro, desde su punto de vista, gloria no significa “razonamiento más demoledor”. Ante esta opinión Tentetieso le contesta de manera despectiva: “Cuando yo uso una palabra significa exactamente lo que yo quiero que signifique … ni más ni menos”. Alicia, no se queda a la zaga, y le vuelve a contestar: “La cuestión es si puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes”. El cabeza huevo mira a la niña y finiquita la discusión con un parlamento revelador: “La cuestión es quién manda, y punto”. Si ahora se cambiara en

La contracrónica POR VÍCTOR GUTIÉRREZ

AMAZON AL OTRO LADO DEL ESPEJO la escena anterior a Tentetieso por la multinacional estadounidense Amazon, a Alicia por los gobiernos de turno de los diferentes estados europeos y el concepto “palabra” por el de “ley”, se podría perfilar una fantástica parodia de lo que ha ocurrido en los últimos años en torno a todas estas gigantescas empresas que venden ‘cultura’ por Internet. Ellos utilizan todas las triquiñuelas que les permite la deslocalización del comercio en Red para interpretar según mejor les convenga las leyes de diferentes países. Ahora, la cuestión es saber quién manda, para así poder conocer los límites. Recientemente, se ha conocido que Francia ha decidido tirar a Tentetieso del muro y ha dado un enorme golpe sobre la mesa. Su Asamblea Nacional ha aprobado por unanimidad una

propuesta de ley con la que se impide que Amazon añada el envío gratuito a mayores del descuento del 5 permitido, porque, al igual que en España, están sometidos por ley a tener un coste fijo. Esta medida no parece muy relevante, pero sí supone una voz altisonante entre la permisividad absoluta de todos los países. El dumping de los libros

¿Por qué Francia ha tomado una decisión de este tipo? El presidente de Amazon en Francia, Romain Voog, aseguró a varios medios de comunicación que esa medida iba en contra de los consumidores (quienes tendrían que pagar más en sus compras). Muchos de los clientes habituales de la empresa ratificaron esta postura y mostraron su inconformidad con la decisión política. En el fondo, a esta argumentación no le falta razón, ya que

sí que es cierto que el consumidor tendrá que pagar más. Ahora bien, la pregunta es por qué pagaba antes menos. El dumping o manipulación a la baja de precios es una práctica económica que define perfectamente el capitalismo salvaje. Para entender en qué consiste se puede poner un ejemplo muy sencillo. Imaginen un pueblo con dos bares. Uno de ellos decide bajar todos sus precios en un euro. El café lo pone a 20 céntimos, la tortilla de patata a 50 céntimos y así sucesivamente. El otro bar intentará hacer también alguna oferta, pero le será imposible seguir a su competidor porque terminaría perdiendo dinero. El establecimiento que ha hecho esa bajada radical de precios también tiene pérdidas económicas, unas pérdidas enormes porque vende por debajo de su precio de coste. Ahora bien, la gran mayoría de los habitantes del pueblo irán a ese bar porque es mucho más barato y, sin quererlo, dejarán al otro comercio en la quiebra. Sin clientes se verá obligado a cerrar. El dueño del otro bar, el que ha tirado los precios por el suelo, se frota las manos. Ya no tiene competencia y puede subir los precios según le apetezca. ¿Realizan grandes compa-


18cultura(s)

a este descuento le suma la gratuidad de los portes de transporte sin ningún precio mínimo. Una estrategia comercial que los pequeños comercios no pueden soportar y que se sustenta en la evasión fiscal mediante su deriva por paraísos fiscales como Luxemburgo. Evasión

Ilustración del encuentro entre Alicia y Tentetieso narrado en el libro Al otro lado del espejo

ñías como Amazon o la Fnac una estrategia de dumping? Según la ministra de cultura francesa, Aurélie Filipetti, promotora de la ley, sí. Una tesis que también defiende el periodista Jean-Baptiste Malet en el libro de investigación En los dominios de Amazon (Trama Editorial, 2013). El reportero francés ha seguido para redactar este libro el ejemplo de Günter Wallraff y se ha infiltrado por primera vez en un almacén logístico de la multinacional. De esta manera ha conseguido relatar cómo funciona la compañía del multimillonario Jeff Bezos. Entre las cosas más interesantes que se presentan en el libro está la descripción de

la estrategia comercial que, desde el punto de vista de Malet, está siguiendo Amazon (luego el autor también relata las miserables condiciones laborales que tienen los empleados que trabajan en el almacén logístico). El periodista llega a decir que la multinacional pierde dinero voluntariamente en Europa para así conseguir destruir el tejido de las librerías físicas con el objetivo de ser el único vendedor de libros. El Sindicato de Libreros Franceses y la Ministra de Cultura se han mostrado tajantes en sus declaraciones. Amazon vende libros con un descuento del 5% (lo que legalmente recoge la ley del precio fijo de los libros) y

de

impuestos

Según publicó El País en 11 de agosto de 2013, la compañía del magnate Bezos cambió su forma de actuar en España tras la compra de Buyvip (su tienda de moda). Amazon la transformó en una empresa de servicios (Amazon Spain Services) con lo que la ha adelgazado completamente permitiendo que todas las transacciones se hagan en Luxemburgo. Otra empresa derivada que sigue el mismo modelo es Amazon Spain Fulfillment que incluso se acoge al régimen de las pequeñas y medianas empresas. Mediante esta triquiñuela, la multinacional declaró pérdidas de 54.329,8 euros

en 2012 en España, según las cuentas que depositaron en el Registro Mercantil. El mecanismo que utilizan para conseguir esto es complejo pero al final todo se resuelve con que su aportación a las arcas pública es ínfima en comparación con los beneficios que obtienen. Parafraseando lo que decía Tentetieso a la pequeña Alicia, lo que importan no son las leyes, sino quién manda para saber cómo las interpretan. Y aquí es donde reside la paradoja. Mientras que en Francia, el Parlamento ha aprobado una ley para apoyar a los pequeños libreros y no permitir a Amazon seguir con su competencia desleal; en España, Wert cita al padre del magnate Jeff Bezos en Valladolid, rodea con la policía todas las calles para que nadie moleste y le impone la orden de Alfonso X el Sabio por “su aportación a la calidad educativa”. Amazon tiene muchas cosas buenas. Un ejemplo anecdótico es que vende el libro de Jean Baptiste-Malet en su página. También ha permitido que muchos escritores nóveles dieran a conocer obras vetadas en los circuitos tradicionales de comercialización literaria. Y tampoco se debe olvidar el amplio fondo de clásicos de acceso gratuito. La cuestión es compleja y como ocurre muchas veces colisionan los intereses personales con los de un colectivo. Ahora le toca al consumidor poner cada cosa en el plato de la balanza que corresponda y tomar su decisión. Alternativas hay.

Más lecturas: En los dominios de Amazon, Jean-Baptiste Malet, Trama Editorial, 2013.


19cultura(s)

LA DIFÍCIL TAREA DE LEGISLAR EL RUIDO EN LOS BARES POR EDUARDO R. SALGADO

Concierto de Algo Parecido en el Café Teatro unos días antes de ser amonestado. Foto: Chusmi10

En marzo de este año la Policía Municipal de Valladolid denunciaba a cuatro bares por dar música en directo sin tener la licencia requerida, que es la de Café cantante. Las denuncias a los locales se basan en dos leyes que regulan estas actividades. Por una parte la Ley 5/2009 (Ley del Ruido), y por otra, la referente a espectáculos y actividades recreativas (Ley 7/2006). La primera marca los límites y condiciones de aislamiento que deben cumplir los establecimientos, mientras en la segunda se regulan las licencias que dan derecho a los hosteleros a dar determinados servicios. Sobre la convergencia entre ayuntamientos y gobierno regional, María Ángeles Martín Bravo, profesora del Master de

Acústica en la Universidad de Valladolid, considera que: “Las normativas municipales no pueden ser más tolerantes que la Ley de Castilla y León. Pueden ser igual o más exigentes. La Junta dio un plazo de 3 años para que los ayuntamientos adaptaran sus ordenanzas y en eso están varias capitales”. Respecto a la política del Cabildo pucelano que dirige Francisco León de la Riva, su opinión es que “el Ayuntamiento ha detallado determinadas cuestiones que quedaban abiertas en la Ley; como qué clase de grupos eran de Tipo 1 o de Tipo 2. En todo caso, el Ayuntamiento no ha sido más estricto”; zanja la profesora universitaria. Los grupos a los que alude María Ángeles definen las actividades de locales sin

Contradicciones entre las leyes que regulan la música en los bares. La Ley de Espectáculos fija en 50 dB el máximo de emisión dentro de los bares, mientras en la Ley del Ruido el umbral llega hasta los 95 dB, asegura Jesús Asensio. sistemas de amplificación o reproducción sonora (Tipo 1) y los que sí tienen este servicio (Tipo 2). Esta catalogación se incorpora en el Anexo III de la Ley del Ruido; quizá el más polémico, ya que aquí se determinan las condiciones de aislamiento que tienen que cumplir los locales musicales. Sobre este

tema, Jesús Salvador Herrero, presidente de la Asociación General de Hosteleros de Palencia manifiesta la desconfianza del gremio: “Una reforma para cumplir con el aislamiento, los camerinos, etc., supone un coste altísimo. Y claro, tenemos la mala experiencia con la Ley del Tabaco donde muchos hosteleros se gastaron mucho dinero en las reformas, y luego no sirvió de nada”. Límites al ruido

Para legislar los niveles de ruido permitidos los dos grupos en conflicto suelen ser los hosteleros y los vecinos. La Ley establece que el aislamiento de los locales colindantes a viviendas y con sistemas de reproducción o amplificación, es decir, de Tipo 2, deben soportar una carga auditiva de un míni-


20cultura(s) La permisividad tácita del Ayuntamiento de Palencia sobre los conciertos en bares contrasta con las prohibiciones en Valladolid

Ensayo previo al concierto de Jorge Pardo. Fotografía: Chusmi10

mo de 60 dB por el día, y de 70 durante la noche. No obstante, para Jesús Asensio, Coordinador de la Sección de Disciplina Urbanística en el Ayuntamiento de Palencia, “el límite en 50 dB es un absurdo. No sé si desde la Junta ven la música en los bares como algo accesorio y pretenden que se dediquen al vino y las tapas”. Este nivel acústico que menciona Jesús es el que otorga la Ley de Espectáculos a los bares con acompañamiento musical. “Una contradicción entre los 50 dB de la Ley de Espectáculos y los 70 de la Ley del Ruido que hemos consultado a la Junta”, asevera el técnico municipal. Sobre esta misma cuestión se expresa más tajante Jesús Salvador, “el que haya redactado lo de los 50 dB no tiene ni idea de lo que son los decibelios. Al menos desde la Junta podían consultar a expertos”. Y añade: “esto se lo comunicamos a la Junta y nos dijo que lo mirarían, porque ya que nos hemos gasta-

do el dinero en insonorizar hasta 90 [dB], que nos dejen por lo menos hasta 80”. Para la experta María Ángeles, “95 dB es un disparate. A esos niveles hay daño a la salud asegurado”. Esta cifra de nivel de ruido es el máximo que permite la Ley del Ruido dentro de cualquier tipo de establecimiento. Según la OMS, una exposición al oído en torno a 90 dB durante largo tiempo puede provocar daños irreparables. Sobre la falta de conciencia de los efectos insalubres del ruido en el cuerpo, María tiene claro que se avanzará con el tiempo, “porque cada vez salen más estudios que relacionan la exposición al ruido con problemas cardiacos, vasculares etc., relacionados con el estrés”. A 45 km de Valladolid hay músicos en los bares

Las dos capitales de provincia son las más próximas entre sí del país. Apenas 45 Km separan ambas ciudades, sin embargo, las políticas de sendos consistorios respecto

a que los bares den música en directo se sitúan a gran distancia. La Instrucción que en agosto de este año sacó el Ayuntamiento de Valladolid, en manos del PP, prohibía literalmente la consecución de estos espectáculos en los bares. Por el contrario, el cabildo palentino liderado por Alfonso Polanco (PP), después de un año aproximadamente de arrebatar la alcaldía al PSOE, cambió la política municipal al permitir a los bares de copas, (con licencia de Bar especial), ofrecer música en vivo. Esta ilegalidad tolerada en Palencia se va a cerrar en torno a principios del mes de diciembre cuando el Ayuntamiento haga pública la Modificación de la Ordenanza del Ruido donde facilitará el cambio de los bares con licencia de Bar especial a bares de Café cantante. “A quien solicitaba el cambio se le decía que no”, espeta Jesús Asensio y, continúa: “Este problema es a nivel comunitario, porque he visto

que en Valladolid están igual. Al haber cada vez más solicitudes de este tipo, hemos hecho las modificaciones adecuadas para posibilitar el cambio que nos pedían”. No obstante, los cambios de licencia no eximirán de los requisitos a cumplir. Es decir, el bar que obtenga la licencia para dar música en vivo, Café cantante, deberá cumplir con el aislamiento de la Ley, los camerinos y el escenario. Estas modificaciones tienen en vilo, además de a hosteleros, a centenares de músicos de Valladolid que han visto cómo en cuestión de meses Valladolid se ha convertido en una ciudad donde los bares no dan conciertos. José Ignacio, representante de la Plataforma Por el Arte en Vivo integrada por más de cien bandas musicales residentes en Valladolid, se reunió el lunes 28 de octubre con la concejala de cultura del Ayuntamiento de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra. “Hay intención de acercar las ordenanzas mediante cambios puntuales. Sería un poco como en Palencia; no poner trabas a los bares especiales para pasarse a Café cantante. Aunque el camerino suele ser un problema”. Estas posibles modificaciones normativas, cuenta José Ignacio, han pasado ahora al Gabinete Jurídico del Ayuntamiento para ser evaluadas, “a raíz de una reunión que mantuvieron responsables municipales con la Junta para instar un cambio de la Ley”. Sin embargo, la concejala le transmitió que la Administración regional no tiene intención de cambiar nada.


21tiempos (post)modernos

La Ciudad Dormida

POR IRENE VILLEGAS Es inevitable cuestionarse el origen de las acciones llevadas a cabo por los seres humanos a lo largo de la Historia. ¿Son el resultado de un conjunto de hechos casuales o, por el contrario, responden a artimañas claramente premeditadas? Si tomamos como ejemplo algo tan presente en nuestra sociedad como la creación, distribución y funcionamiento de las ciudades, nos daremos cuenta de que ninguna acción humana se lleva a cabo por azar y de que aquello, que a simple vista parecía una casualidad, no es otra cosa que un interés oculto que aún no hemos logrado -o no nos han permitido- comprender. El surgimiento de los primeros estados arcaicos vino acompañado por la creación de pequeñas urbes, donde la población fue asentándose, adoptando las pautas que marcaban las nuevas sociedades. La ordenación de aquellos nuevos espacios, no era -ni es, ni será- un hecho casual.

Pero remontémonos a la Historia: Tras la creación del Imperio Romano, se desarrolló una extensa red de calzadas que comunicaba todo el territorio dominado permitiendo a las legiones acudir rápidamente a las zonas en las que se desataban conflictos. El circo, elemento también fundamental en la antigua civilización romana, servía para entretener a la población y mantenerla ocupada de una manera banal mientras que la construcción de infinidad de obras y monumentos a la gloria de algo o alguien, no tenía otro objetivo que ensalzar ante el pueblo la grandeza del Imperio al que debían servir. Tras la invasión de América, el régimen de conquista y colonización dominante en la política española, era la fundación de ciudades que sirvieran como centros de poder. Las nuevas urbes coloniales tenían una estructura muy definida: una plaza central que acogía las principales instituciones del poder laico y eclesiástico

encarnadas en vastos edificios monumentales (catedral, ayuntamiento, sede gubernamental…), junto a los palacios de la nobleza o a las casas burguesas. De este modo, un número reducido de déspotas europeos, debía gobernar, evangelizar y reordenar desde estas nuevas urbes los territorios conquistados. Para controlar y someter mejor a los indígenas, éstos eran concentrados en poblaciones situadas en la zona de influencia de las emergentes ciudades. Sin embargo, es a partir de la revolución industrial cuando el urbanismo pasa a cumplir una función más específica, tal y como la conocemos hoy en día: la conversión y uso de las ciudades como centro de desarrollo del capitalismo. El gran éxodo rural, trajo consigo la separación de las distintas clases sociales dentro del entorno urbano. Con la llegada multitudinaria de gente del campo, la vivienda en la ciudad comenzó a convertirse en un valioso bien

al servicio del capitalismo; una propiedad privada que vender, alquilar o con la que especular. Tras la incipiente masificación urbana, llegó el aumento del precio de los alquileres (capitalismo puro y duro: misma oferta de bienes, aumento de la demanda de estos = subida de los precios). Este hecho acabó expulsando a la comunidad obrera y a los recién llegados campesinos a las afueras de la urbe, donde conformaron sus propios barrios. Así podemos encontrar la respuesta a la pregunta que planteábamos al comenzar el artículo. ¿Son la distribución, forma y funcionamiento del espacio urbano hechos casuales? Evidentemente, no. La consolidación de los estados tal y como los conocemos hoy en día responde a unos intereses muy concretos. El espacio se organiza, no tanto para vivir en él sino para perpetuar un orden de cosas existente. La actual disposición urbanística configura espacios determina-


22tiempos (post)modernos dos que nos condicionan a vivir de una manera también determinada. Si hablamos de urbanismo, hablaremos de reordenamiento territorial para mantener el buen desarrollo de la producción y perpetuar el control estatal. El circo que el Imperio utilizó para entretener al pueblo romano tiene su versión moderna en las telenovelas, los mundiales de fútbol, los programas de prensa rosa o las, al parecer obligadas, visitas al centro comercial. Las obras y monumentos que se levantaron para grabar a fuego en las retinas del pueblo la grandeza de sus emperadores y al mismo tiempo su propia insignificancia como individuos, han sido erigidas por todos los regímenes políticos a lo largo de la Historia, desde dictaduras hasta democracias. Además, la colocación de los individuos dentro de la urbe o en torno a ella, no difiere mucho de la política colonial española que desterraba a los indígenas a las afueras, asegurándose siempre de asignarles un sitio donde no molestaran y desde el cual se les pudiera controlar. La reagrupación jerarquizada de la población es el pilar básico del urbanismo y lo que conocemos como orden territorial, no es más que la asignación a cada uno de su lugar en la ciudad o en la sociedad. “Estos listísimos atunes, también se dejan enlatar” corea una

canción de la Polla Records. No deben caer en saco roto todas las formas de opresión urbana existentes; desde barrios que se encuentran incomunicados -porque por supuesto, su visibilidad no interesa a los de arriba- , hasta espacios naturales que se destruyen para levantar nuevos centros comerciales, construcciones en masa que logran que una sala de fiestas, un hospital o una escuela luzcan igual, destruyendo nuestra capacidad de expresión y nuestra creatividad. Estamos hablando de espacios que no responden a las necesidades ciudadanas sino a los intereses económicos del momento. A pesar de que la base sigue siendo la misma, el capitalismo también se ha trasformado desde la revolución industrial. Antes vivíamos en un sistema basado en la producción y ahora, vivimos en uno cuyo elemento motor es el consumo; el lugar de referencia ya no es la fábrica sino el centro comercial. ¿A qué nos conduce todo esto? ¿A dónde nos lleva vivir en un lugar en el que los grises edificios son más altos que los árboles? ¿Puede realmente denominarse “vida” a una ecuación que a lo largo de nuestra existencia siempre se resuelve acorde a tres premisas: trabajar, consumir y morir? Nuestras diversiones, pasiones y obligaciones, tienen un lugar

asignado para transcurrir: ir a un bar el viernes por la noche es tan normal como ir a trabajar el lunes por la mañana. Absolutamente todo se trata de una manera distante, mecánica y acorde a la lógica mercantil: costearse una semana de vacaciones es tan común como pagar por un nicho en el cementerio. Se intentan enderezar los árboles de la misma manera que se enderezan los pensamientos de los niños desde la escuela. La vida frenética y las nuevas tecnologías fomentan la individualidad y el aislamiento. Con la excusa de la seguridad se nos apunta con cámaras de vigilancia, para hacernos sentir a gusto, tal y como uno se siente a gusto en el encierro. En este sistema en el que vivimos, la deshumanización es un proceso innegable que, olvidando nuestra naturaleza, nos reduce a mera audiencia, consumidores o electorado ante los ojos del Estado. Esta fábrica, que nos produce en masa igual que los edificios o la ropa, pretende despojarnos de nuestra fuerza individual, de la importancia de nuestro yo. Tal y como apuntó Guy Debord: “Este es su programa de vida, una vida dividida en manzanas cerradas, sociedades vigiladas, el final de las posibilidades de insurrección y encuentros y la resignación automática”.

Si hablamos de urbanismo, hablaremos de reordenamiento territorial para mantener el buen desarrollo de la producción y perpetuar el control estatal. El espacio se organiza, no tanto para vivir en él sino para perpetuar un orden de cosas existente.


23tiempos (post)modernos

¿POR QUÉ OBEDECEMOS? ALGO MÁS QUE COBARDÍA POR MIGUEL DÍEZ Las minorías mandan a las mayorías. Es un hecho. Desde un aula donde un único profesor tiene la misión de controlar y liderar a sus alumnos, pasando por el trabajo donde ¿quién no ha tenido nunca un jefe?, hasta los gobernantes de los países que -siendo realmente pocos comparados con el número de ciudadanos- gestionan, lideran o dictan la vida de las personas, las mayorías obedecen a las minorías. Las personas nos solemos organizar así, de un modo vertical, y cuanto más grande es un grupo de personas más tendemos a recurrir a la jerarquía. Sí, lo sé, existen asociaciones sociales, políticas, culturales e incluso cooperativas de trabajadores donde las relaciones de poder son horizontales -o al menos se intenta que así sean-, pero son francamente una minoría. Y es más, aun en esos casos de relaciones de poder horizontales siempre surgen personas que destacan sobre el resto, que tienden a dirigir a la perdida masa de gente. Sucede inevitablemente y parece natural, no todos somos iguales, no todos tenemos los mismos intereses y motivaciones. Pero ellos suelen hacer hincapié en que lo que hacen es dirigir y gestionar, y no tanto liderar o imponer. “Dirigir y gestionar”, palabras que legitiman las órdenes. Y es que resulta realmente difícil encontrar casos donde la dominación no exista. Con mucha naturalidad solemos aceptar que la je-

rarquía es legítima y le concedemos utilidad, pero hay casos en los que la jerarquía es algo con lo que simple-

mente te encuentras y con lo que no te sientes cómodo. Y no por una cuestión de querer disfrutar de una libertad extrema y sin límites, sino porque sientes que peligra tu propia integridad como persona. Porque sientes que de seguir obedeciendo esas órdenes tú y los tuyos podéis acabar realmente mal. Estos son los casos de los que vamos a hablar. De los casos en los que uno mismo siente que está sometido a la tiranía de otros. Casos que vivimos en nuestras relaciones personales y casos no tan cotidianos como los de un sistema político injusto. Es frecuente escuchar que la razón de someterse ante una situación injusta se debe a una falta de coraje y valentía. Todos nos escandalizamos ante las injusticias, pero son pocos los que se comprometen a luchar contra ellas. Esos son los valientes.

Sin embargo, puede que esa indefensión aprendida exista por algo más que por falta de valor. Si dos personas, si tres

En el contexto de las dictaduras, Sharp identifica siete motivaciones diferentes que llevan a las personas a la decisión de someterse a los mandatos de un dictador, y por ende a la decisión de no cambiar su situación política

personas, si cuatro personas no se defienden de una sola persona, aunque extraño, es posible. A esto se le puede llamar cobardía. Pero, como se preguntó Etienne de La Boëtie, si cientos de personas, miles de personas, millones de personas sufren a una sola persona, ¿es también cobardía? Dos pueden temer a uno, diez quizás también, pero ¿cientos?, ¿miles?, ¿millones? ¿No hemos pasado ya el límite de la cobardía? ¿Cuáles son entonces las verdaderas razones del sometimiento? Esta es la típica pregunta que alguien que sufre las consecuencias de un sistema dictatorial se hace. Pero no sólo los ciudadanos de los regímenes más represivos y tiránicos se lo pueden preguntar, sino también aquellos -nosotros, los occidentales- que sufrimos el secuestro de nuestra propia

democracia. Al final, los actos políticos en Occidente no van más allá de elegir a personas que luego van a obedecer no a los que les han elegido, sino a otros. Muchas veces esos “otros” no se sabe quiénes son. Para intentar comprender un poco mejor las motivaciones de este enorme sometimiento ciudadano podemos recurrir a las reflexiones del pensador que, se dice, está detrás de las revoluciones que en estos años atrás se han dado en los países árabes. Su nombre es Gene Sharp. En el contexto de las dictaduras, Sharp identifica siete motivaciones diferentes que llevan a las personas a la decisión de someterse a los mandatos de un dictador, y por ende a la decisión de no cambiar su situación política . La primera motivación es el hábito, y es que la humanidad tiene una larga tradición de obediencia. A la obediencia se le suele conceder utilidad y goza del beneplácito de la costumbre. Sin embargo, esta motivación es muy débil y en tiempos de crisis puede no bastar por sí sola para mantener la relación de dominación. Esto es algo que actualmente estamos viviendo en el contexto de la crisis de deuda económica occidental: los ciudadanos se plantean constantemente la utilidad de la obediencia. La segunda motivación, más fuerte, es el miedo a las sanciones. Éstas pueden tomar formas sociales, económicas y físicas. En nues-


24tiempos (post)modernos tro caso particular de España hemos visto cómo se ha endurecido fuertemente el código penal sobre todo en cuestiones relativas a las alteraciones del orden público, directamente relacionadas con los actos reivindicativos en el espacio público. La tercera motivación es la obligación moral. Ya sea aprendida culturalmente por medio de la deliberación o por medio de la imposición, ligada a principios sociales o religiosos, aparece como un complemento necesario ante la efectividad limitada del miedo. Ésta puede ser una de las motivaciones más importantes, ya que apela a la conciencia de las personas, encadenándolas

al lugar más profundo de su ser. Cuando el dominante conquista la mente del dominado tiene ya la batalla ganada. Hay cuatro formas fundamentales utilizadas para obligar moralmente: el llamado “bien común”, los factores sobrehumanos (identificar al gobernante con cualidades sobrehumanas), la legitimidad del mando y la conformidad del mandato a las normas aceptadas. Los grandes partidos políticos y los grandes poderes económicos actuales saben bien de la fuerza de esta motivación y se preocupan por tener bien controlados los poderosísimos medios de comunicación, auténticos creadores de realidades.

Analizaremos como cuarta motivación el interés personal. Éste se consigue dando incentivos a la obediencia. No todo son castigos, también nos dan premios si nos portamos bien. La quinta motivación es la identificación psicológica con el gobernante. Para ello, los dirigentes suelen mostrarse como uno más: fotos en la cola del paro (Rajoy), comprando víveres de primera necesidad en un supermercado (Merkel) o pescando con el torso desnudo en los fríos ríos de Siberia (Putin). Las zonas de indiferencia constituirían la sexta motivación. Hablamos de esas circunstancias en las que se obedece sin cuestionamien-

to porque la situación se considera poco importante, no merece la pena rebelarse y lo mejor en términos de tiempo-beneficio es acatar automáticamente. Muy común en nuestros días. La séptima y última motivación identificada por Sharp es la falta de confianza en uno mismo. Esta inseguridad tan arraigada conlleva una incapacidad psicológica para rebelarse y resistir: al no tener fuerza de voluntad, se delega la capacidad de pensar y decidir en terceros. Esta situación se consigue creando una inercia de desilusión, agotamiento y apatía que, unidos a la falta de un sistema de pensamiento crítico y reflexivo, provoca que las personas sean incapaces de llevar las riendas de sus vidas. Esta actitud se fomenta, además, por la creencia de que los gobernantes están más preparados para la toma de decisiones y su ejecución que los ciudadanos. Y al evitar la responsabilidad se está dando más autoridad a los superiores, perpetuando así la relación de dominación. Se actúa, por tanto, a dos niveles: destruir la autoestima del dominado y ensalzar la estima hacia el dominante. Ante la falta de confianza, sólo queda obedecer. Parece evidente que continuamente somos engañados, lo sabemos y, sin embargo, lo toleramos. El logro quizás esté en analizar por qué lo permitimos, por qué nos sometemos. Sólo así, conociendo las causas, podremos cambiar la situación. Y si no, al menos sabremos que no nos están engañando. Me haré el tonto, si lo prefieres. 1 Sharp, G. (1988): La lucha política no-violenta.

Santiago, Ediciones ChileAmérica CESOC.


25tiempos (post)modernos

La conspiración, la paranoia y los fraudes peligrosos POR GASPAR M.B. Chemtrails, el 11S, Illuminatis, sionismo, NWO, zeitgeist… Rebatir una por una todas las afirmaciones que se hacen en los miles de años de video editados para difundir estas teorías es imposible. Pero además de imposible es innecesario. No es innecesario porque estas teorías no deban ser rebatidas, sino porque todas las afirmaciones se basan en análisis irracionales que caen por su propio peso. Las teorías conspirativas ofrecen explicaciones a fenómenos políticos, económicos y sociales simples de enunciar pero inoperantes para explicar toda la realidad. Son peligrosas porque la inoperancia para explicar la realidad a lo que conduce es o bien al desencanto y la impotencia o bien al fanatismo y la negación de la realidad. Es sabido que la mente humana comprende mejor las situaciones estáticas que las dinámicas, especialmente las abstracciones. Por ejemplo, nos es más sencillo entender la historia como una sucesión de edades diferentes -edad antigua, edad media, edad moderna, edad contemporánea- que como un proceso continuo y permanentemente cambiante. Sin embargo, la realidad es en casi todas sus facetas un todo cambiante y por eso tenemos que esforzarnos si queremos comprender el mundo que nos rodea y dar un primer paso para poder trasformarlo. Las conspiraciones ofrecen explicaciones

estáticas para fenómenos dinámicos y esa es la principal refutación que hay que hacerles: explican todos los fenómenos como consecuencia de un plan preestablecido y suponiendo una realidad bajo absoluto control. La ciencia ha ido generando y descartando modelos para explicar la realidad que dan descripciones cada vez mejores sobre los procesos de nuestro entorno. El método científico contiene un elemento que hace que todas las teorías conspirativas queden excluidas de él y es el siguiente: las explica-

todos los procesos existentes. El origen de estas teorías se sitúa poco después de la revolución Francesa, a finales del siglo XVIII, cuando varios autores vinculados al segundo estado -el clerotrataron de explicar las transformaciones revolucionarias de occidente como el fruto de un plan elaborado y ejecutado por la “Orden de los Illuminatis” y por la masonería. En realidad, la orden Illuminati era una sociedad secreta de la burguesía centroeuropea que funcionó entre 1776 y 1787, que llegó a alcanzar los 2500 miembros

ciones científicas deben ser demostrables. Las conspiraciones nunca se demuestran, dado que “son secretas”.

y que se dedicó a la difusión de las ideas de la Ilustración. Para lograrlo, se acercaron a las logias masónicas, que en aquella época ya eran simples clubs de recreo. El grupo desapareció por la represión, pero no las ideas que difundían. Frente a lo defendido por las ciencias sociales, que sostienen que la Revolución Francesa fue el fruto de muchas tensiones; estos autores sostenían que es imposible que un proceso así pueda ser espontáneo y que por ello debía de haber una entidad dirigiéndolo todo. En suma, ponían en duda que amplios grupos humanos pudieran alzarse si no era bajo la direc-

explican todos los fenómenos como consecuencia de un plan preestablecido y suponiendo una realidad bajo absoluto control.

La conspiración frente a la ciencia social

Entrando más en detalle podemos analizar la explicación conspirativa a la realidad político social, que es la más extendida. La explicación conspirativa está compuesta por varias historias interconectadas: Illuminatis, masonería, sionismo…Pero todas apuntan a la existencia de una élite que tiene un control incondicional sobre todo lo que ocurre en el planeta. Esto explica absolutamente

ción y control de unas élites. Una segunda línea conspirativa aparece al llegar el siglo XX. El antisemitismo que durante centurias habían alimentado las iglesias cristianas había llevado a las comunidades judías a especializarse en las finanzas. Con la aparición del capitalismo industrial esa especialización otorga a las tradicionalmente herméticas comunidades judías un poder muy elevado frente al resto de la población. La explicación conspirativa rápidamente señala a los judíos como culpables de las transformaciones y la miseria del proletariado, como responsables de la industrialización y sus males. Esta teoría queda reflejada en Los protocolos de los sabios de Sion, un libelo que explica el supuesto plan del sionismo para controlar el mundo atribuido a la policía secreta del Zar ruso. El tercer componente de las conspiraciones es de un carácter más religioso y se basa en el histórico milenarismo, la creencia de que “el fin de los días” profetizado en la Biblia cristiana se acerca. La extensión de esta creencia lleva constantemente a identificar señales y anticristos en los fenómenos sociales, lo que da un toque apocalíptico a todo el discurso conspirativo, anunciando siempre grandes desgracias. De la combinación de estas 3 líneas -Illuminatis, judíos y milenarismo- resultan la gran mayoría de las explicaciones conspirativas que nos rodean. Así,


26tiempos (post)modernos

la conspiración nos explica que las masas obreras asturianas en el 34 se levantaron por orden de la masonería internacional, que el 11S es una maniobra del gobierno mundial oculto o que la homosexualidad en Europa se está sembrando por la élite mundial mediante productos químicos dispersados por el aire. Lejos de ser simples ideas peregrinas, diversos sistemas de dominación han utilizado, y aun hoy utilizan, elementos de estas teorías para manipular a la población. El ejemplo más claro sería el antisemitismo que los fascismos utilizaron para expropiar a grandes propietarios judíos y para generar un clima de tensión social

beneficioso para la dominación estatal que llevaron al extremo. Tras 1990 la nueva situación geopolítica mundial ha dado alas a una reformulación de las teorías conspirativas en una superconspiración que explica la existencia de un “Nuevo Orden Mundial” gestado por una élite en secreto. Las ciencias sociales, por el contrario, describen el curso político-social como un proceso complejo, dinámico y sobre todo dialéctico. Esto quiere decir, que no encontramos ante transformaciones en las que intervienen varios factores enfrentados y de cuyo enfrentamiento van surgiendo nuevas situaciones, lo que explica mu-

cho más racionalmente los procesos revolucionarios, la acumulación de riqueza o las tendencias culturales. La conspiración frente a la Termodinámica

Así como en la ciencia social la teoría conspirativa ofrece una simplificación de la historia y la política, en el campo de las ciencias físicas se ofrece un desafío a unos de los principios más básicos de la termodinámica: se afirma que la máquina de movimiento perpetuo es posible. La máquina de movimiento perpetuo sería la máquina que produjese energía de la nada, sin consumir materia u otra energía. Según la termodinámica esto es imposible

por la propia definición de energía, pero para quienes sostienen la existencia de la “energía gratis” lo que ocurre es que la élite mundial controla las patentes y la investigación de todo el planeta para mantener el monopolio de la energía. De esta manera la conspiración se enfrenta a la ciencia empírica más inmediata. Esta postura se apoya en una mezcla de espiritismo, las ideas de Nicola Tesla y una fe cuasi-religiosa en la ciencia y la tecnología. Citando a Margarita Mediavilla “Creer en la ciencia es muy poco científico. La ciencia no es una creencia, ni un Dios, sino un método para entender la realidad.”[1]

[1] Energía libre, la última patraña. Entrevista a Margarita Mediavilla en http://blogs.lainformacion.com/ Material -Contra la Conspiranoia: Como derrocar a los Illuminati en www.alasbarricadas.org -¿Energía “gratis”? Aportaciones del Grupo de energía y dinámica de sistemas de la Uva en www.eis.uva.es/ energiasostenible -Energía libre, motor de agua, el legado de Tesla y otros desvaríos de Antonio Turiel en crashoil.blogspot. com.es


Wroclaw, Polonia|Daphne B.S.

EXARCHIA nยบ5 nov2013

facebook.com/RevistaExarchia twitter: @revistaexarchia revistaexarchia@gmail.com

Estรก obra estรก sujeta a la licencia Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported de Creative Commons. Para ver una copia de esta licencia, visite: http://creativecommons.org/licenses/ by-nc-nd/3.0/.

Revista Exarchia Nº5  

En este número nos adentramos en el mundo del urbanismo y desentrañamos las ordenanzas municipales, el movimiento ocupa o el ruido. También...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you