Issuu on Google+

REVISTAESPÁ Nº 1 Especial anécdotas. Nivel Avanzado

Blues


Número1: ESPECIAL ANÉCDOTAS Curso: 2012-2013 Collage: “Blues” de J. Martín (España) Edición: Mercedes Román Textos: Nivel Avanzado 2


DE LA NAVIDAD


Sirvard Smbatya El dia 25 de diciembre naci贸 mi hija y por eso la llamo Meri. Esta es mi Meri.


LAS GALLETAS DE JENGIBRE Por Berit Barck

En Finlandia, durante la Navidad, las casas se llenan de un aroma dulce,, de las recién hechas galletas de jengibre. Es la temporada en la que las madres enseñan a sus hijos a cortar las galletas de la masa de jengibre que ellas habrán hecho el día anterior – algo muy tradicional-. No hay niños que no quieran participar en cortar y decorar las galletas y construir las casas de galletas que cada uno ha diseñado. Para mi, la foto me trae buenos recuerdos de un día cuando yo cociné, corté y decoré los dos faros de jengibre junto con mis dos sobrinos. Ellos ya tenían 14 y 15 años, pero les encantó hacer este trabajo. Tanto, que luego enviaron fotos vía Facebook a sus amigos. Para mí era uno de los mejores regalos de esa Navidad, estar con la familia haciendo algo que yo empecé a hacer cuando tenía unos 9 – 10 años. Para mí no hay Navidad si no hay galletas y casas de jengibre. Mi deseo es que mis sobrinos continúen con esta tradición tan dulce que tenemos en la mayoría de las familias en Finlandia. Es mucho trabajo, pero el resultado es único e inolvidable, además no hay sabor mas bueno que el de las galletas recién hechas con un vaso de leche.

Os deseo Feliz Navidad


LAS DOCE UVAS DEL AÑO NUEVO Por

Manuk Hayrapetyan

¿Quién no tiene una superstición o un talismán para ahuyentar la mala suerte y atraer la buena? Especialmente en la noche de despedida del año, o Noche Vieja, y con la llegada del Año Nuevo, las expresiones de deseo y las esperanzas por un año mejor se renuevan. Los ritos y tradiciones son importantes para darnos fuerza y optimismo al mirar el futuro hacia un tiempo en el que las circunstancias cambiarán y tendremos nuevas oportunidades. Una de las más conocidas, que conocí al llegar a España es la de las doce uvas. Se dice que la creencia popular sitúa el origen de esta tradición en España en el año 1909, a raíz de un sobrante de la extraordinaria cosecha de uvas de esa temporada que llevó a los viticultores españoles a repartir el sobrante y alentar el consumo para atraer la buena suerte, pero no hay datos que confirmen ni el lugar, ni la fecha y año del inicio del ritual. Igualmente, muchas familias españolas acostumbran a colocar 12 uvas frente a cada comensal en la mesa de fin de año. La tradición dice que habrá que comer una uva por cada campanada de reloj al cumplirse las doce de la noche. Algunos afirman que las uvas deben ser verdes y rojas. En España, la costumbre de las doce uvas está tan arraigada que la Televisión Española comenzó a transmitir las 12 campanadas en 1962, tal como en Nueva York se transmite la caída da la esfera del Año Nuevo.


DE LA PRIMERA IMPRESIÓN


NOS CUENTA Lisa Kobayashi

En Valencia, hay muchos habladores. En una fiesta o un evento, se tarda treinta minutos como mínimo en despedirse. El camino más corto no significa físicamente menos distancia sino el que tiene menos posibilidad de encontrarse con conocidos. Porque si tropiezas con un conocido charlatán, llegarás al destino con mucho retraso o nunca llegarás.

まちあかり (machi akari) こころがおどる (kokoro ga odoru) かろやかに (karoyakani) -La traducción del 'haiku'Bajo la iluminación de las calles el corazón danza airosamente


NOS CUENTA... Erica Christine Alba-Huebner

Una cosa sobre los Españoles que me soprendió mucho la primera vez que llegué a España fue que en cuando veía a alguien que conocía por la calle y pasabamos el uno junto al otro mientras nos mirábamos. .. Pues, yo le quería saludar y decirle, 'hola! buenos dias....o buenas tardes...!', como la gente de mi pais suele hacer. Pero aquí, en España, en vez de decirte, “hola!', la gente te dice, “¡hasta luego! ...adios!” Eso me hacía mucho ilusión!!


NOS CUENTA... Alessandro Zanon

I "La primera vez que vine a España me pareció raro que los bares estuvieran repletos a las once de la mañana durante un día cualquiera de la semana.... lo primero que pensé fué que nadie trabajaba pero muy pronto me explicaron la palabra "almuerzo".

II "La primera vez que vine a España (en mi caso Valencia) me pareció raro que alguien pudiera tirar petardos en un día cualquiera del año, ya que en mi país eso pasa solo en Noche Vieja y unas pocas semanas antes del fin del año".


NOS CUENTA... A mí, una búlgara con expresión oral lentita, siempre me ha resultado incomprensible cómo los españoles conseguís articular tantísimas palabras por minuto. Hace 5 años no captaba ni un vocablo de los que emitía el hombre del tiempo. ¡Menos mal que su discurso con la velocidad de la luz se acompañaba de unas viñetas, gracias a las cuales decidía llevar conmigo o dejar en casa el paraguas!. No dejo de estar muy agradecida a los nativos que amablemente repiten las explicaciones en respuesta a mis preguntas al ver mi cara reflejando la desesperada intención de captar y comprender lo dicho. Seguiré intentando conseguir un buen nivel de comprensión oral, pero no esperéis de mí hablar con la velocidad de un español.


NOS CUENTA... Natalia Cvetkova El ascensor. Buenas maneras y reglas de uso entre los españoles. En un espacio tan pequeño como el de un ascensor hay que tratar de ser educado y agradable con las personas que comparten con usted ese espacio. Cuando nos encontramos en un ascensor, aunque no conozcamos de nada a las demás personas que se encuentran dentro, lo correcto es saludar al entrar y despedirse al salir. El saludo denota cortesía y buenos modales. Su ausencia, enemistad u hostilidad hacia las personas.

El ascensor. Buenas maneras y reglas de uso entre los rusos. En el espacio tan pequeño como el de un ascensor hay que tratar de mantener las distancias con las personas que comparten con usted ese espacio. Cuando nos encontramos en un ascensor, si no conocemos de nada a las demás personas que se encuentran dentro, lo correcto es no saludar al entrar ni despedirse al salir porque se pueden extrañar y asustar. El saludo denota exceso de confianza con desconocidos y por tanto falta de respeto.


NOS CUENTA... Olga Lebedeva

Cuando por primera vez llegué a España me llamó la atención que la gente hablaba más alto de lo que estaba acostumbrada en mi país, especialmente en el transporte público y en los bares. Hasta ahora me acuerdo de una vez que fui a un pequeño bar de pescadores en la costa de Valencia, que servía un único plato al día, pero especialmente fresco y bueno. Aquella vez probé por primera vez en mi vida el pez espada. Todos los camareros se comunicaban con el cocinero y los clientes a gritos y no se podía escuchar nada. Lo sorprendente de este caos fue que todos se entendían y lograban organizarse, además la atmósfera del bar era muy cálida. Jamás he vuelto a ver otro bar en Valencia parecido.



Revista. Especial anécdotas.