Issuu on Google+

CINCO POSTALES DEL PASO DE DuDAMEl y lA BolívAR PoR EuRoPA Por Sara Maneiro

En su más reciente gira, los músicos llegaron a Europa para conquistar nuevas audiencias y sorprender a las ya cautivas, con una programación que levantó de sus asientos a cerca de 25 mil personas, en las más importantes salas sinfónicas del Viejo Continente Los viajes de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela están marcados por el reencuentro con públicos cautivos; hay incluso quienes los siguen por el mundo, “hasta donde les alcance el presupuesto”, como indicó un fan español. También por el debut ante nuevas audiencias. La constante es que, en la misma medida que los músicos entregan su arte musical, recíprocamente reciben del público. Y el éxito se mide entonces por la intensidad de los aplausos, por su duración, programación de las grandes salas del mundo, así como por los discursos de los críticos y expertos musicales.

La gira musical europea coincidió además con dos hitos: el 20 aniversario de la orquesta y los 40 años de fundación de El Sistema. Y qué mejor manera de celebrarlo que con una estela de éxitos cosechados en el periplo, en el que llegaron con su música a cerca de 25 mil personas en cinco países, con un programa que incluyó la Sinfonía N° 5, de Ludwig van Beethoven; extractos sinfónicos de El anillo del nibelungo, de Richard Wagner; Tres versiones sinfónicas, de Julián Orbón y la Sinfonía N° 5, de Gustav Mahler.

londres: el primer concierto de 2015 Es la sexta vez que se presentan en Londres y la segunda en el Southbank Centre. Aquí se sienten como en casa. La programación de enero dedicó su portada al maestro Dudamel. Durante el primer ensayo, previo a los conciertos del 8 y 9 de enero, Gastón Fournier y Krzysztof Penderecky presenciaron en sala la interpretación de los fragmentos de El anillo del Nibelungo, de Wagner. “Es maravilloso que los músicos se confronten con esta epopeya musical en una sola noche, con esta intensidad dramática y en toda su esencia musical”, comentó Fournier, director de la ópera de Torino y experto en Wagner; mientras que el compositor y director polaco, desde su asiento en el Royal Festival Hall dijo que el regreso de Dudamel a Europa es siempre muy impactante y de gran magnitud. Bruselas: un cálido debut El 11 de enero, antes de que sonara la Quinta sinfonía de Beethoven, el maestro Dudamel ofreció unas palabras a la audiencia de la Sala Henry Le Bouef: “Beethoven es símbolo de música, de arte y de humanidad. quiero tocar este concierto por la paz, la tolerancia y la unión de la gente”. Europa estaba convulsionada por el ataque terrorista contra el magazine francés Charlie Hebdo. Sin embargo, los venezolanos lograron conquistar el corazón de las 4400 personas que llenaron la sala para presenciar, por vez primera, una interpretación de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, enmarcada dentro de la nueva temporada musical de la sala. ulrich Hauschild, director de programación, se mostró orgulloso por la respuesta de su audiencia, que aplaudió durante más de 20 minutos, “La atmósfera que había en la orquesta y la energía de los músicos se transportó de manera absoluta hacia el público”. Frankfurt: el futuro esperanzador Los alemanes han atestiguado el crecimiento y la consolidación de la orquesta, que se erige como emblema de esperanza en el futuro. Además, los músicos venezolanos comparten protagonismo –incluso lo superan– con artistas de la talla de Anne Sophie

54

Escala

Jansons, entre otros. En la Alte Oper de Frankfurt, Dudamel fue portada del programa del mes y su nombre está incluido en los momentos claves de la temporada. “Este no es un encuentro solamente musical; tiene que ver con con que la música es una herramienta que puede cambiar el mundo… Por eso esta visita es tan importante para Europa en estos momentos”, con estas palabras Andreas Hiebl, director musical del teatro, le dio la bienvenida a los músicos venezolanos. España: Wagner para todos y en Cuatro conciertos en Barcelona, Valencia y Madrid, entre el 16 y 20 de enero, bastaron para que un poco más de 8400 españoles disfrutaran de su calidad interpretativa. Habría que agregar las más de 20 mil descargas gratuitas que para el momento tuvo el disco digital en HD grabado por El Sistema y distribuido en los conciertos de esta gira, con una selección de obras de Wagner, interpretadas por la OSSBV, bajo la batuta de Dudamel. Taquillas agotadas en tres prestigiosos escenarios. unos más de 50 minutos de aplausos de pie en cuatro conciertos. Así fue el regreso a España, luego de 2013. Debutaron en el esplendoroso Palau de la Música Catalana, de Barcelona; hicieron lo propio en la sala José Iturbi,

del Palau de la Música de Valencia; para cerrar en el Auditorio Nacional de Madrid. La dupla Dudamel-Sinfónica Simón Bolívar supo lucirse, agradeciendo con bises que incluyeron el preludio de Tristán e Isolda, y las venezolanas Pajarillo y Alma llanera. Armando Julián Orbón, músico y sobrino de Julián Orbón, lo presenció y dijo: “Me pareció un momento mágico del arte venezolano”. Cierre en el nuevo templo musical parisino No pudo haber mejor escenario para el cierre que la recién inaugurada Phisinfónica, diseñada por Jean Nouvel, el público parisino pudo constatar que los venezolanos son mucho más que Mambo. “La jeunesse”, la “jollie”, “c’est mención a la juventud, la alegría y la los artistas se enfrentaron a distintas épocas musicales. Bayle Laurent, presidente de la Philarmonie, lo tiene claro: “Gustavo Dudamel viene de la generación que entiende lo importante que es incluir a la gente, y lo está haciendo en sus repertorios, escogiendo música de varios estilos y géneros. Es lo que queremos hacer nosotros aquí”. Sólo habría que agregar que la fórmula del éxito está impregnada también del amor y el orgullo de haber crecido y madurado juntos haciendo arte. Escala 55


Revista Escala #0