Page 25

Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela:

uNA oRquESTA CoN lINAJE El Sistema en Venezuela:

uNA CANTERA DE MÚSICoS y CoRAlISTAS Por Dubraska Falcón

Lo primero que escuchó Vilmary Martínez al nacer fueron las notas de Venezuela. un violín y dos arpas la esperaban en la sala de partos. Cuando fue recibida por los doctores del Hospital José María Vargas, de Macuto, en el estado Vargas, la obra escrita por Pablo Herrero y José Luis Armenteros comenzó a arrullarla. Con minutos de nacida, esta bebé inscribió su nombre dentro del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. Así ha evolucionado la educación musical en Venezuela desde que el maestro José Antonio Abreu fundó el programa de formación, a la más temprana edad, de individuos integrales para la sociedad. Lo que comenzó con once estudiantes de música, el 12 de febrero de 1975, cuenta hoy con más de 700 mil niños y jóvenes de todas las clases sociales del país: 75% proviene de hogares de escasos recursos económicos, o que vive en condiciones adversas y en zonas vulnerables; mientras que el otro 25% atendido pertenece a zonas urbanas con mejores posibilidades de acceso. El Sistema en Venezuela ha logrado ser un ejemplo de inclusión, sin distinciones de ningún tipo. En cuatro décadas se han creado 423 núcleos y 1340 módulos, que albergan 1305 orquestas y 1121 coros juveniles, infantiles y preinfantiles, lo que ha permitido que El Sistema llegue a los pueblos más recónditos, a las comunidades indígenas, a las zonas fronterizas, a los caseríos, a las comunidades y urbanizaciones de todo el país. Siete mil profesores, maestros e instructores han sido los encargados de formar una rica cantera de músicos, compositores, directores de orquestas, solistas y hasta de capacitar a jóvenes en la fabricación de instrumentos musicales. Músicos y educadores que han servido de base para implementar nueve programas innovadores dentro de El Sistema: Programa Alma Llanera, Atención Hospitalaria, Nuevos Integrantes, Lutería, Educación Especial, Académico Penitenciario, Orquesta de Papel y Nuevas Orquestas y Géneros Musicales. El crecimiento de El Sistema en Venezuela en estas cuatro décadas es evidente. Por lo que la historia musical de Vilmary Martínez se repetirá en todo el país con el objetivo de incluir en este programa social a un millón de niños para el año 2019. 46

Escala

Por Miguel Ángel Hurtado

De las más de 1200 orquestas y coros que ha establecido en todo el país El Sistema, hay una agrupación que se distingue por una palabra: generación. Este término tiene varias acepciones, sin embargo, una de ellas ayuda a comprender el valor de la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela (SNIV): casta, género o especie. La SNIV llegó en 2014 a su cuarta generación. Esta última selección cuenta con 202 músicos, entre 7 y 12 años de edad que, siendo los mejores de cada núcleo, pasaron por un riguroso proceso de escogencia, igual que las generaciones precedentes. Es decir, esta orquesta está integrada por los más destacados jóvenes músicos de El Sistema, como una especie de equipo soñado. Estamos no sólo en presencia de una orquesta de excelentes intérpretes, sino de un grupo con linaje, heredero de una trayectoria de 40 años. De su primera generación, la que se conformó en 1994, brotó un número importante de talentos: directores, docentes, gerentes culturales, compositores y músicos que continúan activos en las orquestas más importantes del país, como Gustavo Dudamel, Diego Matheuz, Andrés González, Giancarlos Castro, Eduardo Salazar, Alejandro Carreño y Acuarius Zambrano, que siguen brindando aportes valiosos a la música y a El Sistema Y como ellos, tantos otros que le han dado al país un sinfín de satisfacciones, que han demostrado de qué madera están hechos y cómo han sido formados por El Sistema

para la música y para la vida. Sir Simon Rattle, director de la Filarmónica de Berlín, quien ha dirigido a dos generaciones de la SNIV, dijo en agosto de 2013, luego de que se presentara la SNIV en el festival de música más importante del mundo, el de Salzburgo: “Estos niños son la demostración de cómo El Sistema crece y crece. No sólo en número, sino en el nivel, que es indiscutible. Muchas orquestas desearían tocar así”. Y es cierto. De esta última generación veremos sus frutos en algún tiempo. Y seguramente serán generosos.

“INSTRuMENToS DE DIoS” Por Andreína Gómez

Es cierto que esa noche no llegaron todos los convocados. Sin embargo, en el lugar convenido se presentaron quienes, sin saberlo, tendrían en sus manos la misión de cambiar la vida de muchos. Con tan sólo sus instrumentos y una fe inquebrantable, esos once apóstoles abrieron el camino a otros, que luego se multiplicaron por cientos, y que, a la vuelta de 40 años, son miles con la meta de continuar inspirando a más niños y jóvenes, para alcanzar la meta de un millón de músicos en todo el país. consecuencias, fue lo que hicieron los fundadores de la primera Sinfónica Juvenil, dirigida por José Antonio Abreu. Ellos sembraron la semilla del programa social más exitoso en la historia de nuestra cultura moderna. Con unos pocos atriles se estrenaron en su primer concierto, un 12 de febrero de 1975, en la sede que apenas estaba en construcción. La Sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Ca-

rreño fue el refugio para dar a luz esa sus esperanzas. Así se abrió la puerta del proyecto que inició en la escuela Juan José Landaeta con Edgar Aponte, Jesús Alfonso, Carlos Villamizar, Luis Miguel González, Gerardo Ramírez, Eleazar Vera, Sofía Mühlbauer, Domingo Sánchez Bor, Claudio González, Ricardo urea y Alison Montoya, como primeros protagonistas. Sin pensar en las exigencias, todos los que vinieron después aprendieron a ser músicos, maestros, gerentes y, sobre todo, guías de una sólida empresa humana que mantiene sus principios. Para los pioneros mirar atrás sigde cero, pero también darse cuenta de que impulsaron una gran obra educativa, que ahora es modelo para Abreu, pianista, sin proponérselo ellos fueron “instrumentos de Dios” para sacar adelante a El Sistema. Escala 47

Revista Escala #0  

Escala es como una revista musical que será un medio de expresión y comunicación para El Sistema mismo, pero también para los creadores, los...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you