Page 1


Héctor Chávez Fierro Bailarín, coreógrafo y promotor cultural Sin pensarlo dos veces decidió ser bailarín, muy joven hizo maletas y se fue a la Escuela de Danza Mexicana del INBA, en el Distrito Federal. Después, en 1976, tras una invitación, decide irse a radicar a Sinaloa. Más tarde, en 1982, estrenó su primera obra coreográfica en el Palacio de Bellas Artes.

Actualmente, como promotor cultural, Héctor combina su amor por la danza y su pasión por la literatura, y mientras lee mucho, escribe otro tanto y crea coreografías, también se encuentra al frente de uno de los festivales de danza más importantes a nivel internacional que É se lleva a cabo en Sinaloa. E N T É R AT E

ENTREVISTADO POR ÉDGAR RUIZ DEL RÍO RELACIONES PÚBLICAS ADRIÁN LÓPEZ CARLINI FOTOGRAFÍADO POR FABIAN GARCÍA URBINA CORRECCIÓN DE ESTILO VALENTE GASPAR DISEÑO GRÁFICO ENTÉRATE

Al enterarnos de que Héctor se encontraba en la ciudad, visitando a sus familiares, nos dimos a la tarea de contactarlo para solicitarle esta entrevista. Él muy amablemente accedió para reunirnos, charlar y contestar nuestras inquietudes. La cita fue al día siguiente, en casa de su madre, en pleno centro de Zihuatanejo. Fue muy grato verlo hablar con tanta efusión y que a mitad de la entrevista se pusiera de pie para ejemplificarnos algunos movimientos de danza.


¿Qué es la danza contemporánea? La danza contemporánea es un estilo de danza escénica donde los coreógrafos hablan de las temáticas más actuales, asimilan todas las técnicas que se han hecho en la danza: el ballet, la danza butoh (japonesa), técnicas de danza moderna como la Graham y la Limón, todas las técnicas de danza circense; las cuales son asimiladas por las técnicas de danza contemporánea en aras de expresar lo último en lenguaje, va abriendo camino en el arte del movimiento. Pero ¡cuidado, no hay que irse tampoco por lo novedoso por novedoso! Tiene que haber un sustento, una aportación, tiene que haber contenido… no es movimiento por movimiento. Claro, que también hay danza pura, pero dentro de eso también hay un concepto. ¿Por qué decide dedicarse a la danza? Bueno, quiero comentar que no puedo hacer a un lado mis raíces, soy del estado de Guerrero, nací en Atoyac, un lugar donde hay danzas tradicionales, y aparte vengo de un padre que tocaban violín y guitarra, y a mi madre siempre le ha gustado la danza. En pocas palabras, tengo la “vena artística”, pero cuando estaba por terminar el bachillerato

tuve un maestro de nombre Juan de la Cabada, el escritor campechano, quien me dijo: “Pues si te gusta la danza, dedícate profesionalmente a ella…”

¿No le afectó la cultura machista al decidirse por esta profesión? El macho siempre ha bailado… En las cultura ancestrales es el hombre el que baila y la mujer no. Entre los Mayos de Sinaloa, por ejemplo, es el hombre el que baila en las festividades religiosas, como la Danza del Venado, la Danza de la Pascola, –estoy hablando de las festividades tradicionales. En México hay muchas danzas tradicionales donde son los hombres los que finalmente llevan las riendas de todas las tradiciones artísticas. Lo que sucede es que hay una gran ignorancia del trabajo profesional del bailarín, quien necesita estar entrenado en ballet, danza contemporánea y en diferentes técnicas de danza y a través del tiempo se profesionaliza. Y para pisar un escenario es (mucho) muy importante tener un gran entrenamiento, y el oficio te va haciendo […] ¿Qué otros puntos son importantes a considerar por un bailarín o coreógrafo? DIC 2011

É


Todo, ¿Cómo te alimentas? ¿Qué realizas durante todo el día? ¿Qué es lo que lees para ser coreógrafo? Porque, uno tiene que leer muchísimo para tener un criterio y poder plasmar en escena las ideas y los conceptos que tú quieres que el público vea.

Hace un momento comentaba que existe una gran ignorancia acerca de esta profesión, ¿Por qué el comentario? ¡Por supuesto que la hay, pero en muchas cosas! Así como hay prejuicios para gente que se dedica a la danza, también hay prejuicios para quienes son religiosos. Y los prejuicios siempre van a existir, pero es por ignorancia, y creo que es una gran falla del gobierno, de todos los niveles, de no enfatizar la educación en la gente, en todos nosotros, en cosas tan específicas como el arte.

É

¿Cuántos años tiene de radicar en Sinaloa? Tengo más de 35 años de vivir y trabajar allá… y he fundado varias compañías de danza contemporánea y de danza folclórica, porque tengo las dos especialidades. Y aunque mis inicios los hice en Bellas Artes, mi trabajo artístico como coreógrafo e investigador de danza lo he E N T É R AT E

desarrollado en Sinaloa.

Platíquenos del festival que fundó en Sinaloa… El festival que fundé tiene 25 años de hacerse y tiene todo el apoyo del gobierno del estado de Sinaloa. Es un homenaje a José Limón, un gran artista nacido en Culiacán, un ícono de la danza moderna y contemporánea en el mundo, por esa razón le dediqué el festival. Me da mucho orgullo comentar que han asistido compañías profesionales de toda América y de Europa, Asia y África. Es uno de los festivales más importantes del país, donde no solamente se ven espectáculos sino también se entregan premios, como el Premio Nacional de Danza José Limón, que es el premio más importante en éste rubro en el País. ¿Qué es lo que más le gusta de su profesión? Sencillo, el contacto con la gente. Desde que era estudiante de danza, tuve la suerte de llegar a la vida de la maestra Bodil Genkel, una maestra danesa que ya falleció, pero que fue guía de muchos bailarines mexicanos. Fui con ella, me becó, me dio su conocimiento… y sobre todo me acercó mucho a la gente, me enseño a cómo moverme y


a improvisar en el movimiento, o sea crear en el momento y tener contacto con la gente, y eso es (mucho) muy importante. ¿Qué es lo más importante de la danza como arte? Lo más importante en el arte es expresar el interior y la danza eso es…

¿Qué comunica o expresa un coreógrafo? ¿Cómo lo hace? Su interior, su pensamiento. El coreógrafo es el responsable de la idea, pero los bailarines también son responsables de un porcentaje del movimiento en escena. Porque el coreógrafo es el autor como el compositor lo es a la música. Es quien compone con los movimientos en los bailarines, él enseña los movimientos, pero también los pone a improvisar en base a una idea y se crea un lenguaje del movimiento. Es nuestra obligación como coreógrafos, “tejer” el sonido con los movimientos de los bailarines, creando un tema. Como público, ¿es necesario tener algún tipo de entrenamiento para entender de coreografías?

No necesariamente, está de por medio el oficio del coreógrafo. El público siempre está aprendiendo algo, incluso uno como público cuando va a ver una exposición de pintura o escultura, captas el lenguaje del artista: colores, formas, texturas, etc. Pero no está digerido, uno tiene que hacerlo, porque el arte es eso, y aunque no siempre lo vas a entender, te va a llegar o te va a gustar, porque el arte va dirigido a la emoción no al intelecto. Antes de analizarlo, primero tiene que atraerte, gustarte, emocionarte […] ¿Nunca se interesó por ser promotor cultural o productor en Zihuatanejo? Siempre les he propuesto en administraciones pasadas, traer compañías para que hagan danza en la cancha principal, en las playas, las calles, entre otros espacios. La danza contemporánea no sólo se hace en los teatros, también se hace en espacios alternativos, ya que es un lenguaje muy amplio y se trata de revalorar el cuerpo y el lenguaje del movimiento, no se trata solamente del entretenimiento sino de ver la danza como una manera de reconocer la realidad. DIC 2011

É


¿En qué gobierno fue eso? Durante el pasado, pero ha sido una historia que se repite, que no les interesa… Yo entiendo, que bueno… son importantes los tejabanes y las calles, pero qué caso tiene tener muy bonitos tejabanes si para la juventud sólo tenemos maquinitas.

É

Entonces, ¿qué sugiere? Exigirle a los políticos. Que hagan algo en ese sentido, que contraten gente con ideas, que asesoren de manera correcta qué se puede hacer. ¡No que me contraten a mí…! No lo estoy diciendo por eso, sino con gente que viva aquí o que tenga tiempo completo. Y cuando digo tiempo completo, es estar las veinticuatro horas pensando qué es lo que se va hacer. Otra cosa importante, que sean capaces de “bajar” recursos, porque dinero sí hay, pero no saben cómo gestionarlo para proyectos culturales, por ejemplo: se pueden gestionar éste tipo de proyectos ante el INBA o CONACULTA, para impartir los talleres adecuados de sensibilización al arte y después que esta gente ya con formación pueda formar a otros. ¿Qué piensa de los eventos que se llevan a cabo E N T É R AT E

en la cancha Municipal? La cancha sirve para eventos deportivos principalmente, así como también los conocidos “domingos culturales”, que tienen la particularidad de ser entretenimiento variado. Pero hay otras maneras de hacer que la gente vea y sienta desde otro ángulo a ese conocido espacio de encuentro. Hace mucho años yo propuse un proyecto para hacer un evento donde hubiera danza folclórica y contemporánea, pero ¿cuál era el tema? Las Cihuatetéotl, mujeres que según los aztecas morían de parto y se convertían en estrellas… En base a esa leyenda propuse un espectáculo cuya trama mezclaba el deporte con la danza.

Se escucha muy original… De eso se trata, de que el coreógrafo tiene que ser un autor y tener originalidad de ideas. Hacer ver a la gente de su ciudad, otra cara de la misma. Hay espectáculos que se pueden montar en el mercado y calles. Yo ya lo hice en Culiacán, en el mercado de Garmendia. Creé un espectáculo donde de hecho intervenía la gente danzando con los bailarines. Eso mostraba otra cara de las situaciones cotidianas y se sensibilizaban a la danza. De hacerse estas


actividades, atraerían más turismo a la zona, pero a veces los políticos no tienen la visión.

¿Qué hay por hacer en la cuestión cultural en Zihuatanejo? Primero, un diagnóstico para saber a cuánta gente le interesa danzar, actuar, cantar, componer, y así promovemos los valores locales. Después, hay que traer especialistas para hacerlo atractivo para el público, que no sea “pose” ni “bluff” (fanfarronada) y que no sea la lentejuela y la chaquira tampoco. Es importante formar el “gusto por”, como cualquier otro producto. Hacer espectáculos para enseñarle a la gente de qué se trata, “tallerear” no solamente en danza sino en teatro, música y artes visuales, y formar gente cuya tarea será difundir. Ser incluyentes e invitar a niños, jóvenes, señoras y ancianos. Involucrar a toda la sociedad, en todos los niveles y estratos sociales, eso es muy importante. Creando la necesidad, el pueblo mismo exigirá ser culturizado. He visto la buena intención de algunas personas, pero muchas veces pueden tener las cosas enfrente y no saber manejarlas porque les faltan las herramientas y las técnicas para hacer las cosas.

Finalmente, ¿qué les aconsejaría a quienes les atrae la danza? Pues que se decidan por que el tiempo se pasa… principalmente con la danza, que hay que entrarle muy joven.

Biografía breve (con información de CONACULTA) Héctor Chávez Fierro, de 63 años de edad, guerrerense, nacido en Atoyac de Álvarez. Estudió en la Escuela de Danza Mexicana del INBA. Ha presentado sus coreografías en Cuba, México, EUA, Ecuador y Francia. En 1977 funda y dirige los talleres de danza contemporánea Tayilerum y Nanaali Te. En 1984 integra el grupo Sinalodanza de la UAS. En 1986 funda y coordina el Festival Internacional de Danza José Limón, donde desde 1999 se establece el Premio Culiacán de Coreografía, mismo al que a partir del 2006, en su novena edición, el Consejo del Festival decide adecuar el nombre a Premio Culiacán de Coreografía “Héctor Chávez”. Chávez Fierro es miembro de la Sociedad Mexicana de Coreógrafos. Es coautor del libro Del silencio a la piel, acercamiento a la Danza Contemporánea 1977-1998. É DIC 2011

É


É E N T É R AT E

Entérate No.3: Héctor Chávez Fierro - Fundador del Festival Internacional de Danza "José Limón"  

Entrevista exclusiva con el bailarín, coreógrafo y promotor cultural originario de Guerrero, quien ha hecho carrera artística en Sinaloa...