Issuu on Google+

Encuentro

ESCOLAPIOS MÉXICO

Nuestros hermanos novicios después de su toma de hábito. De izq. a der. Roberto, Guillermo, Luis, Ángel, Ricardo, Silvio y Orlando.

¡Feliz cumpleaños, Escuela Pía Mexicana! 100 Años Dice el salmo 91: “el árbol plantado en la casa del Señor en la vejez seguirá dando fruto, conservará su fuerza”. En este mes de noviembre, los escolapios de esta provincia mexicana celebramos cien años de la llegada de nuestros primeros hermanos a estas tierras. Y estamos muy contentos por eso. No sé si ya lo sepas, pero los escolapios llegaron a México en 1913, pero luego, en el punto más alto de la persecución religiosa, tuvieron que marcharse. Sin embargo, cuando “las aguas se calmaron”, hombres y mujeres que habían estudiado en el colegio de Puebla buscaron el regreso de las Escuelas Pías. Y como las obras que planta Dios siempre vuelven a dar fruto, ¡aquí estamos!

Educar y servir con Cristo en el corazón

En este año, recordamos a todos los padres y hermanos que comenzaron esta obra. Ellos venían de España, de una región que se llama Cataluña. Decidieron que era el momento para lanzarse al mar y anunciar el Reino en tierras lejanas. Porque, cuando se tiene el amor del Señor clavado en el corazón, no hay más remedio que compartirlo con todos, con quienes conoces y quienes no conoces, pero que llegas a conocer cuando dejas que Dios se meta en tu vida hasta lo más profundo. Así se ha sostenido esta obra de Dios a través de los años, por el Amor de Dios que ha tomado a hombres valientes y generosos. Ellos respondieron a una llamada que hacía Jesús para que ayudaran a los corazones de tantos niños y jóvenes mexicanos a llegar a Él.

Por su entrega, dedicación, constancia y tanto amor, estamos alegres. Gracias a quienes hacen posible la Escuela Pía cada lunes en la mañana, cada fin de cursos, cada fiesta parroquial... en fin. Gracias por sus frutos en estos 100 años de vida y amor.

Contenidos COLUMNA INFORMATIVA DESDE LO QUE VIVO EN CRISTO SOY FELIZ PEDRO POBRE

2 3 5 8

Los padres escolapios tenemos una misión: evangelizar educando desde la primera infancia a los niños y jóvenes, mediante la integración de Fe y Cultura (Piedad y Letras) para renovar la Iglesia y transformar la sociedad según los valores del Evangelio, creando fraternidad. Somos herederos bendecidos por Dios con este carisma especial, una llamada al amor y la felicidad mediante la entrega de la vida entera a nuestros más pequeños. Échale un ojo: www.escolapios.net www.vocacional.org.mx


Columna informativa Septiembre y Octubre fueron dos meses muy intensos

¡

1. Aniversarios de ordenación El P. Chuy y el P. Bonnin tuvieron sus aniversarios de haber sido ordenados sacerdotes escolapios en septiembre 2. Jornadas vocacionales Aquí y allá los hermanos juniores fueron a contar un poquito de lo que Dios ha hecho con sus vidas. Agradecemos al Instituto Carlos Gracida, el Colegio Cristobal Colón, la Escuela Calasanz en Veracruz y el Instituto José Ma. Morelos por su cooperación y hospitalidad. 3. Toma de hábito Nuestros hermanos novicios tuvieron su toma de hábito el 20 de octubre en Tlalcoligia. Es un pequeño paso más en su año de noviciado. Que Dios los guarde y conserve en su camino 4. DOMUND Nuestros hermanos juniores colaboraron en la colecta en la Tlalcoligia, Progreso Nacional y la 4a. Vicaría 5. Movimiento Calasanz Nuestros hermanos Benjamín y Pablo fueron al encuentro de ex-alumnos el pasado 11 de octubre. Fue una muy grata experiencia para ellos. 6. Festejamos a Pedro Casani La comunidad de la casa noviciado-juniorato estuvo muy contenta el 16 de octubre porque festejamos al Beato Pedro Casani, a cuyo nombre está nuestra comunidad.

¡Este niño sí sabe!

Desde lo que vivo Benjamín Quiroz Sixto Sch P.

Desde lo que vivo es una reflexión que nuestro hermano comparte con nosotros después de un año de haber hecho sus votos simples, una promesa que se renueva en su vida todos los días.

En Cristo yo soy feliz P. Jesús Álvarez Ferat Sch P.

Con motivo de sus once años como sacerdote escolapio, le pedimos al P. Chuy (como le llamamos cariñosamente en casa) que nos dijera cómo le ha ido en este tiempo al servicio del Señor. Lo que nos cuenta, sólo nos muestra como es que en Cristo él es feliz.

Pedro Pobre Una muy breve reseña sobre el Beato Pedro Casani. Él fue la mano derecha de Calasanz y vivió su entrega al Señor con gran entusiasmo. Para él, la pobreza era un regalo maravilloso. Te compartimos un poquito de la vida y obra de este gran hombre. Un ejemplo para todos los escolapios.


Benjamín nos comparte una reflexión sobre los valores que se siente llamado a vivir

Amor Universal Hablar de amor es hablar de entrega y servicio puro, sin reservas. En ocasiones este amor se mal entiende, se convierte en un amor impuro y obsoleto, se prostituye. Suele ser una mera pantalla, se disfraza de ternura y caricias; a eso se le llama amor y se deja de lado lo esencial que se refiere a ver cada detalle de la vida misma, de sentir nuestro propio ser. Eso es valorar esta palabra. Vivir el Amor es convertir los pequeños detalles precisamente en actos de amor.  

Desde lo que vivo Benjamín Quiroz Sixto, Sch. P.

Alegría y Plenitud

Paz y Justicia Social

La vida es una exhortación a Si tenemos en cuenta un formar hombres y mujeres que sean amor universal, podremos mostrar capaces de compartir sus vidas y nuestro nombre real, éste nos da talentos. Es un compartir La vida es una identidad y nos muestra el formando una comunidad camino correcto, un invitación a de seres que quieren encontrar una camino que nos ofrece sobresalir, es encontrar el senda que nos felicidad y alegría, y, valor de las cosas que les llenará de alegría sobre todo, vida en rodean, sabiendo con ello, plenitud, viviendo una que el camino principal para realizar comunidad que se acepta tal cual es. lo antes nombrado, nos conducirá Si realmente reunimos estas por una senda que nos infundirá características, habremos encontrado alegría y nos hará plenos en todo en una enseñanza  real, la cual se cuanto se realice. plasma en el individuo generando Un amor universal es aquél Alegría en las posibilidades paz hacia su propia persona y sobre que no tiene límites, es un de ser alguien, en ser parte de una todo a los que le rodean. Si hay paz, sentimiento tan fuerte que destella sociedad de personas que se existe un motivo para valorar cada verdad. Porque la verdad está en lo sensibilizan por el dolor y la alegría momento, sabremos llevar a cabo que creemos, pudiera de los demás, pero una tolerancia hacia el otro. ser meramente un acto de fe Vivir el Amor es principalmente en la convertir los Eso es justicia, y si ponemos o de amor propio. Seria alegría de conocerse y pequeños detalles rostros, colores, vestimentas, modos egoísta reducirlo en saber de lo que se es precisamente en de pensar, estatutos, religiones y religiones; sin embargo, me capaz. La plenitud de actos de amor todas esas cosas que nos hacen ser refiero a ese Ser Supremo sentir cada latido del ser diferentes, sabremos vivir y aceptar que nos da la capacidad de mismo, saber que somos y estamos la sociedad en sí. Tener paz y justicia amarnos, Ése es un amor universal por un fin tal que nos dará la pauta social es un continuo trabajo de todo que todos compartimos. Llámese de para seguir adelante o detenernos lo que anteriormente se ha dicho. cualquier forma es amor y ese amor en un abismo del cual no se podrá nos da la capacidad de amarnos y salir. Así es el hombre, a veces cierto amar a los demás, nos da la Si hay paz, existe un pero en ocasiones incierto, mas capacidad de sensibilizarnos y motivo para valorar siempre constructor de su propia observar desde nosotros mismos, al cada momento, realidad, sea ésta positiva o que sufre, al que ríe, al que llora, al sabremos llevar a negativa. La plenitud se da a través que festeja y, principalmente, nos cabo una tolerancia de cada individuo, de acuerdo a la hace actuar al respecto. hacia el otro. realidad que éste le toque vivir.


Con este sueño romperemos las cadenas de la ignorancia Sueño y Liberación Los años pasan rápidamente y cada vez que uno de éstos pasa nos da referencia de algo que hay que realizar. Cada aniversario es una meta y un sueño a alcanzar. Saberse frágil y vulnerable a todas esas cosas que no nos dejan avanzar es lo que nos hace más fuertes para seguir luchando y buscar esa liberación de una opresión que nos retiene y no nos deja ser plenamente libres. Lo antes mencionado podrá ser cuestionado, pero es un modo de decir “¡ya basta!” a tantos intentos en los que no aceptamos salir de nuestra mediocridad, por la sola razón de estar apegados o en un estado de confort.

Es tiempo de valorarnos y valorar a quienes nos rodean. Plasmemos en nuestra frente nuestro nombre que se refiere a un amor universal, somos parte activa de una comunidad que vive en alegría y plenitud y sobre todo busca ser feliz al lado de muchos. Con una enseñanza que no sólo se aprenderá, sino que se trasmitirá a cuantos la escuchen, vean o sientan. Esto es quizás un sueño, pero soñando han nacido los grandes pensadores y todas aquellas figuras sobresalientes que ahora nos dan un ejemplo. Un sueño, pero de liberación. Con este sueño, romperemos las cadenas de la ignorancia que nos reprimen y quizás cambiaremos al yo y forjaremos un ejército que nos dará la liberación; ésta nos mostrara el camino correcto.

Calasanz y Galileo Al buen José le interesaba mucho que sus muchachos los escolapios estudiaran y estuvieran lo más preparados posible. Por eso, mirando los grandes cambios que había en el mundo de la ciencia, quiso que algunos escolapios fueran con Galileo Galilei para aprender de él. Luego, cuando el tribunal de la inquisición comenzó una causa en su contra, los escolapios le asistieron como secretarios y compañeros en su pesar.

El Hno. Benjamín está en su segundo año en el juniorato y estudia 3er. semestre de filosofía

Y tú, ¿qué tal? Si alguna vez te has preguntado por qué estás aquí y para dónde quieres ir o cómo quieres vivir tu vida; si eres de los que no se conforman con una vida egoísta y sin sentido... Tal vez lo que oyes es la voz del Espíritu que te quiere decir algo. ¿TE ANIMAS?

Francisco Michelini, Clemente Settimi y Angel Morelli estuvieron entre los escolapios que aprendieron con Galileo. El tristemente célebre Mario Sozzi, cuando fue superior de esos escolapios, los mandó lejos, de modo que al morir Galileo no quedaban escolapios a su lado. Sin embargo, la admiración y la simpatía de Calasanz hacia Galileo muestra su apertura de espíritu, e incluso cierta temeridad, considerando que el Santo Oficio lo había condenado.


En Cristo soy feliz Una entrevista con el P. Jesús Álvarez Ferat, Sch. P. quien nos dice cuál ha sido su experiencia en estos 11 años como sacerdote

Para ti ¿Qué es un sacerdote?

¿Cuál ha sido tu reto más grande?

El sacerdote es testigo del amor. Es una vida de sacrificio pero cuando hay amor, no cuesta. Es estar en la verdad con amor. Él pone los propios deseos y voluntades de lado y dice al Señor, qué quieres que haga. Da su vida por Jesucristo para ser un Pescador de Hombres y ofrecerse a la Santísima Madre. Consuela y es guía espiritual; administra los misterios de Dios, lleva los sacramentos al Pueblo de Dios; implora la misericordia del Padre sobre el mundo.Es una vida entregada por los demás escuchando confesiones, celebrando la misa, llevando retiros y haciéndolo todo con completo gozo.

Yo creo que el reto más grande que me ha tocado enfrentar siendo sacerdote, fue casi al año de mi ordenación, mientras trabajaba en la etapa Prenoviciado con ocho jóvenes. Ese año, 2003, hubo Capítulo Provincial y llegaron los cambios a las comunidades. En ellos, el Maestro de Novicios, P. Luis Ignacio Brito, se fue a la Comunidad Juniorato “Bto. Pedro Casani” como Maestro de Juniores. El que era ayudante del Maestro de Juniores me comentó que sería trasladado a la Comunidad Prenoviciado como Maestro de Prenovicios. Yo me pregunté ¿Qué pasará conmigo si ya están nombrados los Maestros de Prenovicios y Juniores? Una cosa tenía en claro: Maestro de Novicios no podía ser, pues para serlo se requería tener un mínimo de tres años de profesión solemne, y yo en ese momento contaba sólo con dos. Me dio cierta tristeza el pensar que me quitaban de la formación. Desde que entré con los escolapios, siempre quise trabajar como Maestro de Novicios; pero viendo mi inexperiencia y mi juventud, tenía veintinueve años; me dije a mí mismo que dejara este deseo para otro momento. Un día que andaba por acá, en el D.F., el Padre Provincial me mandó llamar para hablar conmigo, sobre mi nuevo destino. Yo estaba dispuesto a aceptar lo que me pidiera. Me habló de muchas de mis cualidades, de mi desempeño en el trabajo con los jóvenes en la formación y me pidió que me hiciera cargo de la formación de los Novicios; le dije que se equivocaba, pero él me respondió que no pondría a nadie que no fuera yo. Entonces acepté. Ese día regresé a casa con lágrimas en los ojos. Ésta ha sido una de las pruebas más difíciles que me ha tocado enfrentar tanto como sacerdote y como religioso.

¿Cuál es el papel del sacerdote en el mundo? La mayor crisis en el mundo actualmente es la ausencia de Dios en nuestras vidas. Nuestra cultura actual es una cultura ruidosa, saturada de televisión, música, computadoras, nunca nos da descanso. Las batallas que los jóvenes tienen que enfrentar en una sociedad y una cultura no centrada en Dios ni valores cristianos los van alejando más y más de la presencia del Señor como centro de sus vidas, cada vez es más difícil escucharlo. Creo que la gente está buscando a Dios pero lo hace en los lugares equivocados. Muchos jóvenes hoy día están luchando batallas que generaciones anteriores y yo no tuvimos que luchar… El sacerdocio es un instrumento para el cambio que el mundo está necesitando. Es alguien que va contracorriente. Es una vida de sacrificio, servicio, porque es la vida de nuestro Señor; no se trata de estar arrodillado todo el día y rezar, se trata de arremangarse la camisa y hacer cosas por los demás. El sacerdote es un hombre dispuesto a dar de sí mismo, responder a un llamado sobrenatural, ser atraído a servir a los demás.


¿Hay cosas desagradables? ¿Cuáles? Después de revisar detenidamente estos once años de sacerdocio, no he encontrado nada desagradable como tal. ¿Cómo supiste que Dios te había llamado?

Sentía que al lado del Señor, desbordaba de gozo. Llegó un grado en que sentía un amor que no podía controlar, que ya no podía amar a mi novia de la misma manera, que si me quedaba a su lado sería un egoísta… sentía que ese amor necesitaba ser entregado no sólo a una persona, sino a muchas. Vi a un padre escolapio que era feliz, no sé de dónde le venía ese gozo, ese amor. Yo quería ser feliz como él. Él fue para mí un padre y un amigo. Hablé con él… Me mostró el rostro del amor, me mostró a Cristo, y decidí seguirle.

Cuando estaba en la preparatoria me asaltaron muchas preguntas existenciales. ¿Por qué estoy aquí? ¿Cuál es el sentido de mi vida? ¿Qué es lo que Dios quiere de mí? Y una respuesta brotaba desde lo más profundo de mi corazón: Quiero ser FELIZ. Pasé por muchas experiencias difíciles, sobre todo a nivel económico, otras muy bonitas, ¿Tuviste algún ejemplo que te inspirara? como tener una novia que me dijo: “No im por t a q ue no t engas posibilidades A lo largo de mi vida he conocido varios económicas, me importas tú, yo te quiero a sacerdotes. Me gustaría hablar concretamente ti…” Eso me hizo feliz. Yo pensaba, en aquél de uno de ellos. Lo conocí en la preparatoria entonces, que para ser feliz necesitaba cuando era alumno del Instituto Morelos, que dinero… Yo pensaba que para ser feliz tenemos los escolapios en Santa Ana Sentía que ese necesitaba cosas… Yo pensaba que Chiautempan, Tlax., cuando todavía amor necesitaba para ser feliz necesitaba ser alguien éste estaba allá, él era mi maestro. Me importante. Ella me amó simplemente ser entregado no refiero al Padre Marco Antonio Véliz sólo a una por ser quien era. Me amó. Ese amor Cortés, Sch. P. me transformó… me llevó a darme persona, sino a En aquel año la comunidad estaba cuenta simplemente que el amor es. muchos constituida por varios padres: Antonio Cuando me di cuenta, sentí que ese Torrente (+), Domingo Colet (+), amor que yo sentía por ella iba creciendo y la Guillermo Corona (+), Pablo Mejorada y amaba más, y crecía más. Me preguntaba Marco Antonio Véliz. Éste último, en aquellos ¿De dónde viene ese amor? ¿Cuál es su años era el Maestro de Novicios y también origen? tenía a su cargo la Pastoral Vocacional. Él No fue sino hasta el último año de la Prepa, llevó todo mi proceso de discernimiento. durante una Jornada Vocacional, que muchas Creo que los padres que trabajaban en el cosas se movieron en mi interior. Descubrí que colegio buscaban vivir alegres; pero de todos Dios nunca me dijo NO, sino que fueron los ellos, el P. Marco tenía algo… se veía FELIZ… hombres; pues cuando tenía doce años quise no simplemente se veía, lo transmitía, y fue ingresar al Seminario Diocesano de León y no también para mí un padre y un amigo; me fui admitido. Muchos años viví enojado con mostró un rostro de Dios misericordioso, un Dios, me alejé de su presencia y vivía una rostro de amor. El padre fue su instrumento. vida en tristeza y soledad, de pecado, de Yo también quiero ser feliz como él siguiendo sinsentido. Cuando descubrí que Dios siempre a Cristo estuvo a mi lado, hallé otra felicidad diferente de la que experimentaba con mi novia, llegué Actualmente, el P. Jesús se desempeña como a experimentar una Felicidad más plena. Maestro de Novicios en el D.F.


Algunos datos Nombre Jesús Álvarez Ferat de Cristo y San Rafael Guízar, Sch. P. Nacimiento 20 de enero de 1971 Cozamaloapam, Ver. Fecha de ordenación sacerdotal 7 de septiembre de 2002

¿Qué dirías a quien no sabe si está llamado? Por mi experiencia, Dios a todos nos llama y quiere que descubramos el camino por el cual quiere que lo sigamos, un camino en el que descubramos el sentido de nuestra vida y a través del cual seamos felices. Esta felicidad no es aquella simplemente de estar bien, sino de sentirnos plenos haciendo lo que nos corresponde aunque conlleve un poco de sacrificio, de cruz. Se trata de lo que Él quiere, no de mis propios intereses, ser fiel aún en los momentos de crisis. ¿Eres feliz como sacerdote? ¿Por qué? Sí. Es lo mejor que me ha pasado en mi vida, sobre todo, porque me he sabido amado por Dios, que sin importarle mi historia, me estrecha contra su pecho con un amor cálido y tierno como

Comunidad actual

Noviciado-Juniorato “Bto.

Pedro Casani” en Tlalpan, D.F. Cargo

Maestro de novicios

¡Gracias, Señor, por tanto amor; por fijarte en mí, porque en ti soy feliz!

el que le da el Padre de la parábola del Hijo Pródigo a éste, cuando regresa a casa. Una constante que he visto a lo largo de mi proceso formativo y sacerdotal es la presencia del amor de Dios y su misericordia. Es un amor, que como describía líneas arriba, va más allá del simple entendimiento. Todos tenemos necesidad de sentirnos queridos, amados por la persona por quien nos sentimos amada. Es esa sensación de sentir que estás en el lugar que tienes que estar. Es el lugar en donde te sien t es libre, en don de puedes ser tú sin que nadie te juzgue ni condene. Te hace sentir feliz porque no hay secretos. Jesús tiene un amor predilecto por los pecadores; y no porque se porten mal, sino porque desean ser mejores con su gracia; hablamos de p ro c e s o s d e c o nve r s i ó n continua. Dios no nos juzga según nuestras faltas sino

según su inmensa misericordia. Me siento hondamente amado por Dios, cómo no sentirme feliz, como no querer seguir a su lado si en Él tengo todo lo que necesito. Experimento un amor que desborda y que no desea otra cosa que amar con el mismo amor con que me siento amado. Esto no quiere decir que no tenga mis noches oscuras, de sufrimiento, de dificultad… pero eso no cambia nada. Hay más momentos felices que difíciles; y como dijera Job: “Si de Dios recibimos los bienes, no vamos a recibir los males” (Jb 2,10). He aprendido poco a poco en este caminar a recibir las cosas como vienen de parte de Dios, tanto las cosas buenas como las malas que me llevan a descubrir el sentido de la vida en una fe oscura (San Juan de la Cruz).


Pedro Pobre

Un hombre entregado a su respuesta al llamado amoroso del Padre para vivir desde la sencillez, un el alma libre y el corazón de Dios Beato Pedro Casani, Sch P.

Pedro Casani nació en la ciudad italiana de Luca el 8 de septiembre de 1572. Sus primeros años transcurrieron con cierta tranquilidad. Nuestro Casani crecía siendo un buen chico, con una especial sensibilidad hacia los más necesitados. Su mamá murió cuando él tenía 20 años. En 1594, dos años después, tomó la decisión de ser sacerdote y se unió a los padres que lo educaron en su parroquia: los padres de la Congregación Luquesa. El entusiasmo y entrega que puso Casani en la congregación motivó a muchos otros a unirse a esa familia religiosa. Incluso su papá vivió como religioso desde 1610. Dios quiso que él estuviera unido al servicio de los jóvenes desde el principio. Primero, fundando grupos juveniles y luego, como maestro de novicios y profesor de los que estudiaban para ser sacerdotes. Tenía nuestro Pedro un talento natural para atraer a los chavos a Cristo. Entonces, quiso Dios algo más, conoció a Calasanz y a los escolapios. De ese encuentro, la vida le daría otro giro inesperado. Desde 1614 la congregación luquesa se unió a las Escuelas Pías. El experimento duró tres años, pero ese tiempo fue suficiente para que Casani se quedase.

Pedro Casani describió a su papá en una carta: “de esta obra saldrá la reforma de la Iglesia”. O sea que le gustó estar en las Escuelas Pías. Tanto le gustó que se convirtió en el principal colaborador de Calasanz. Él fue, por así decirlo, su mano derecha. Sirvió a la orden en diversos cargos: maestro de novicios, asistente general, rector de comunidad, etcétera. Casani sostenía que la dedicación a los pobres exigía un testimonio de coherencia de los escolapios. La pobreza evangélica fue un aspecto principal en su vida y su respuesta a Jesús. Él llamó a la pobreza una “preciosa joya” y cambió la forma en que firmaba sus cartas por “Pedro Pobre”. Esa convicción y ese amor por la sencillez y la pobreza lo transmitió a muc hos escolapios porque fue maestro de novicios. El más famoso, tal vez, es nuestro amigo Glicerio Landriani. Pero ésa... es otra historia. El 17 de octubre de 1647, en Roma, asistido por Calasanz, el padre Pedro Casani fue al encuentro del Padre, cargado de la riqueza que su vivencia de la pobreza le dejó. Los escolapios celebramos al Beato Pedro Casani cada 17 de octubre. A ti, ¿qué te cuesta dejarle más a Dios?


ENCUENTRO www.facebook.com/ encuentroschp

encuentro.e@gmail.com

Te invitamos a visitar a nuestros amigos /carlos.gracidad

/escolapios

/escueladetareasc

/SanJosedeCalasanz

/escuelacalasanzac

/jose.calasanz.1848

/monaguillos.escolapios

/cultura.calasanzmanagua

/MonaguillosEscolapiosVeracruz

/comunidad.campeche

/sagradocorazon.escolapios

En el próximo

Próximos eventos en la Pastoral Vocacional

número: 10 preguntas con...

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA

VOCACIONAL

VOCACIONAL

VOCACIONAL

1º y 2º PREPA

3º PREPA y Universitarios

14-16 FEB

15-17 NOV

29 NOV - 1 DIC

Centro Cultural

Tlaxco, Tlax.

Tlaxco, Tlax.

Calasanz, Campeche

¿Qué significa crecer con los escolapios? ¿Cómo va llamando Dios a través de la historia personal? Pablo nos responde desde su vida

Te cuento que... Uno de nuestros hermanos nos comparte lo que significa las fiestas de Diciembre-Enero.

Estilo Calasanz ¿Qué pensaba Calasanz de la oración? ¿Tú qué crees? ¡Descúbrelo en el próximo número y dinos qué te parece!

REVISTA ENCUENTRO

Juniorato Escolapio Sn. Fernando 79 Tlalpan. D.F.

El que reciba un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe.

encuentro.e@gmail.com Mt. 18,5


Revista Encuentro 006