Page 60

C EC 60

Opinión

El Timochenko de la “Paz” Por María Fernanda Cabal Molina Representante a la Cámara por Bogotá, Centro Democrático.

E

n la surrealista Colombia del momento nadie se ha detenido a pensar por qué quien funge como cabecilla principal de la organización comunista-terrorista Farc escogió el mote de “Timochenko” como su alias en dicha estructura criminal. Seguramente inspirado durante su “formación” como cuadro comunista en la Unión Soviética, Rodrigo Londoño Echeverri escogió como avatar el nombre de quien fuera el Ministro de Defensa de Stalin durante la Segunda Guerra Mundial. Semión Konstantinovich Timochenko fue uno de los oficiales más condecorados del ejército soviético y considerado un héroe de la victoria sobre Alemania. Aunque un militar competente, no fue el más brillante de los altos oficiales del ejército rojo. Su mayor mérito fue su cercana amistad con Stalin, forjada desde 1918 durante la guerra civil desatada en Rusia por la toma bolchevique del poder. Su lealtad y servilismo con Stalin, el segundo mayor asesino en la historia de la humanidad (después de Mao y muy por encima de Hitler), le garantizaron un rápido ascenso a la cúspide en su carrera militar y en los rangos del Partido Comunista soviético.

El lenguaje los delata, delata sus verdaderas intenciones. La palabra “Tribunal” siempre la han usado los marxistas en sus atropellos revolucionarios. El “Tribunal de la historia”, los “tribunales del pueblo”. Si pudieran condenarían a muerte, como lo hicieron siempre en el siglo XX. El delito: Ser contrarrevolucionario, estar en contra de la revolución. En Colombia le dicen “paramilitar”.

desatada por el paranoico Stalin, donde fueron asesinados, enviados a campos de concentración o exiliados más de un millón y medio de personas, en su mayoría miembros del mismo Partido Comunista de la Unión Soviética, incluyendo varios camaradas cercanos a Timochenko -algunos denunciados por él mismo-. Su hija se casó en 1940, en plena guerra y en el punto más alto de la carrera militar y polítiEsto, más una dosis de suerte, le ca de su padre, con Vasili Stalin, hijo permitieron sobrevivir la Gran Purga del tirano comunista.

Además de señalar el origen internacional de la agresión comunista que siempre han representado las Farc para Colombia hasta hoy, el gesto representado en el alias escogido por Londoño Echeverri no es un simple dato anecdótico, sino que expresa una intención y señala un significado que para su acción política criminal inspiran el Timochenko original, buena parte de las cuales se va visibilizando en las llamadas negociaciones de La Habana. Dentro de las múltiples

Profile for Revista El Congreso

Edición 193 mujeres de éxito II  

Edición 193 mujeres de éxito II

Edición 193 mujeres de éxito II  

Edición 193 mujeres de éxito II

Advertisement