Page 134

134

Arte y Cultura Gestión

Sobre

AUGUSTO RENDÓN

Medellín 1933

Por: Jota Mario Arbeláez

E

scribir sobre la pintura de Augusto Rendón, ahora que se ha decidido a mostrar su trabajo de los últimos 12 años, es tarea que honra y que regocija. He pasado revista en su estudio a toda esta obra, unificada en su diversidad por ese hilo conductor que va del amor a la muerte. Afirma Kazantzakis --que tiene por qué decirlo--, en su obra España viva la muerte, que el toro es Dios. Y que a veces, en las plazas de toros, el Dios se niega a ser sacrificado. Es entonces cuando empitona al torero y lo manda a terminar su faena en la monumental del cielo. Cuando Augusto Rendón se decidió a pintar sus corridas, en las cuales por lo general el torero lleva la peor parte, comenzó a notar que al otro día de haber realizado su cuadro, aparecía en la prensa la noticia de que nuestro matador estrella, César Rincón, había sufrido una cogida. Sucedió tres veces, ante lo cual el pintor decidió cortarse la coleta con el tema de la reivindicación del toro. Evas tentadoras Como en el tema de la fiesta brava, toda esta gran pintura contestaria tiene un trasfondo religioso y ritual. Mítico y continuador de la gran tradición pictórica donde la mujer se presenta en sus fases angélica y demoníaca. Sus Evas tentadas, más que ingenuas, son dueñas y señoras de una majestad pecadora en sus ámbitos paradisiales. Como si antes de la tentación serpentina hubieran recibido cartilla de Lilith, esa primera mujer de Adán creada por el demonio de inmundicia y sedimento , émula de las liberacionistas, quien solo acce-

Profile for Revista El Congreso

Edición 210 Especial de Coljuegos y Hacienda  

Edición 210 Especial de Coljuegos y Hacienda  

Advertisement