Page 71

Gestión

71

el país a la tecnología y la modernización. “Considero que el programa de ‘Cero a Siempre’, el cual está enfocado en el desarrollo integral de la primera infancia, debe tener prioridad para el nuevo gobierno. Así mismo, debe seguir, por ejemplo, aumentando la inversión en el sector, aunque hay que trabajar mucho en la formación de los docentes”, admite. Y es que para Tamayo la preparación integral de los maestros es fundamental en la consolidación de una educación de calidad que contribuya de manera contundente al desarrollo social. “Yo defino al educador como el arquitecto de la sociedad, el artesano del pueblo”, asegura el representante, quien ha diseñado un modelo que abarca la formación de los profesores desde el sentido humanista, los principios y valores. “El Estado colombiano es quien tiene la responsabilidad de formar a los maestros, tomarlos desde pequeños, mirar sus aptitudes y su disposición para la enseñanza, y después enviarlos a realizar sus estudios en licenciatura e irlos evaluando”, señala. En este proceso que concibe al docente como un servidor que cumplirá una misión en los lugares más apartados del país, se plantea la necesidad de que la Nación se comprometa con su adecuada remuneración. “Los educadores tienen que ser los mejores remunerados, reivindicados y reconocidos socialmente”, subraya el legislador.

Por una educación que cierre brechas

Convencido de que a través de la educación se cierran brechas sociales y se promueve el desarrollo de un país, el representante a la Cámara le apuesta a una mayor inversión en infraestructura para mejorar las condiciones de enseñanza en las zonas urbana y rural. “Yo podría resumir que venimos de un momento en el cual el maestro ha cumplido su labor con las uñas, en unas condiciones muy limitadas”, asegura Tamayo, quien considera indispensable dotar a los centros Jorge Tamayo durante debate en la Universidad San Buenaventura, en el marco de su anterior campaña como candidato a representante a la Cámara.

académicos de los elementos necesarios para ponerlos al nivel de los colegios privados de los estratos altos. “Hace falta en Colombia infraestructuras e inclusión de tecnologías y conectividad adecuadas para el apoyo del trabajo de los docentes”, destaca. Reconoce que la falla radica en las diferencias abismales que existen en las condiciones de preparación de los estudiantes de estratos altos y bajos. “Esta brecha educativa genera una inequidad social mayor, al otorgarle a los alumnos, que cuentan con una formación de alta calidad, mayores posibilidades de ingreso a las instituciones de Educación Superior Pública, desplazando de esta oportunidad a los de sectores populares. De igual manera los sientan en el mismo lugar cuando poseen una formación distinta que determina el concepto y la visión de vida que tienen”, afirma Tamayo. Para el representante a la Cámara, quien insistirá durante su nuevo periodo legislativo en una reforma a la Ley 30 y la unificación del Estatuto Docente, es de vital importancia la creación de una Superintendencia de Educación encargada de controlar y vigilar las políticas y recursos asignados al sector. De esta manera, Tamayo le apunta a “una educación que tenga una visión clara sobre el desarrollo del país, articulada con el sector empresarial a nivel nacional, regional y local”.

La brecha dentro de la educación es tan grande y de tantos años que lo que se ha hecho hasta el momento todavía no impacta lo suficiente

El representante Jorge Eliécer Tamayo en debate realizado en la Universidad Libre, durante las anteriores campañas a la Cámara.

Profile for Revista El Congreso

Edición 214 Especial de Educación  

Edición 214 Especial de Educación

Edición 214 Especial de Educación  

Edición 214 Especial de Educación

Advertisement