Page 39

39

Opinión Gestión

zaciones fueron aceptados de a dos (2) estudiantes. En el año 2016 contábamos con 49.021.139 habitantes4 y solo 23.305 especialistas médicos5, distribuidos así: Medicina interna: 3.280; Pediatría 3.141; Anestesiología 3.000; Ginecología y traumatología 2.094; Cirugía general 1.843; Ortopedia y traumatología 1.269; Oftalmología 1.117; Radiología e imágenes diagnósticas 1.069; Psiquiatría 938 y Otras 5.554. Ahora bien, estos datos son estimativos, cada ministerio tiene y maneja sus bases de datos que no están 100% actualizados por ellos, quedando demostrado que no existe en el país un censo real. Adicionalmente, las solicitudes de registro calificados para programas de especializaciones médico-quirúrgicas desde el año 2014 al 2017 va decreciendo6; sin embargo, de las presentadas del 2014 al 2017, se aprobaron en el 2014 un 30% de las solicitudes, en el 2015 el 45,9%, en el 2015 un 72,8% y en el 2017 se encuentran en trámite el 95%.

Revisado el trámite para solicitar la apertura de una especialidad médica, ante los Ministerios de Salud y de Educación Nacional, éste, no es difícil de cumplir y obtener por parte de las universidades; no siendo impedimento para que los médicos que se inscriben y ganan los exámenes de admisión, puedan ser aceptados, pues, no dependen de nuevas resoluciones el MEN, sino de decisiones de terceros, que, al parecer, tienen más poder que los mismos rectores, decanos, y hasta ministros. Tenemos conocimiento de que muchas facultades de medicina quieren abrir cupos para nuevos y diferentes especialistas, para lo cual, abren su pensum, citan a los profesores para enseñar en las diferentes especialidades, pero, una vez el profesor acepta dar sus clases, recibe presiones de “alguien”, siendo éstas las verdaderas talanqueras para que en Colombia no hayan más especialistas, pues, unos pocos médicos quieren hacerse con los excelentes honorarios que genera su especialidad, primando su ambición y corrupción

antes que las necesidades y anhelos de los médicos por especializarse y del sistema de salud por tener más expertos. Consecuencias lógicas de esta realidad: alta emigración de profesionales para especializarse en otros países, a muy altos costos, algunos cayendo en tentación de hacer cursos cortos en el exterior que posteriormente no van a ser homologados o van a caer en redes de corrupción para lograr permisos que les permitan ejercer, o en el peor de los casos, desempeñarse como tales, sin permisos ni garantías para los pacientes, poniendo en riesgo los mismos, mención especial exige en la especialidad de cirugía estética o reconstructiva. Por todo lo anterior, se requieren acciones oportunas y eficientes de todas las instituciones que hacen parte del entramado de las especializaciones médicas, para derrotar los fantasmas que no dejan ejercer el derecho a desarrollar su profesión a los jóvenes médicos colombianos.

Restrepo Miranda, Diego Antonio y Ortiz Monsalve, Luis Carlos; Aproximación a la estimación de la oferta y la demanda de médicos especialista en Colombia 2015-2030, en: Observatorio de Talento Humano en Salud, documento de trabajo en discusión 2017. 2 Datos suministrados en consulta realizada el Ministerio de Educación Nacional, radicado 2018-EE030687. 3 - 6 Ibidem. 4Dato poblacional encontrado en: http://www.dane.gov.co/reloj/ Fecha de accedo: 16 de marzo de 2018. 5 Información proporcionada por el MEN. 1

Profile for Revista El Congreso

Edición 213 Especial departamento del Cesar y Valledupar  

Edición 213 Especial departamento del Cesar y Valledupar

Edición 213 Especial departamento del Cesar y Valledupar  

Edición 213 Especial departamento del Cesar y Valledupar

Advertisement