Page 10

REPORTAJE

Los cinco vértices de

UN MONUMENTO Milan San Remo / Tour de Flandes Paris Roubaix / Lieja Bastoña Lieja / Giro de Lombardía por José María Palacio

En ciclismo profesional los llamados “monumentos”, las carreras de un día más prestigiosas del calendario, han ejercido siempre una atracción especial sobre participantes y aficionados. Son las clásicas más antiguas, más largas y más duras. Son cinco, y ganar una de ellas vale por toda una trayectoria. No en vano, multitud de ciclistas han manifestado en un gran número de ocasiones que cambiarían muchas de sus victorias por vencer uno solo de estos símbolos del deporte de las dos ruedas. De entre todos ellos, aquel que logra vencer varias de estas carreras, es habitualmente considerado como un “clasicómano” dominador. Atletas completos e intrépidos, y personalidades inolvidables que tradicionalmente han amenazado el asalto al Olimpo ciclista gracias a actuaciones primorosas en un medio en el que se desenvuelven como pez en el agua, entrando a formar parte del imaginario colectivo de los aficionados, que recuerdan y relatan sus hazañas de tanto en cuanto. Pero, ¿y si hubiera alguien que fuera capaz de ganar las cinco grandes clásicas a lo largo de su trayectoria? La respuesta la encontramos en la hemeroteca ciclista, ya que esta hercúlea empresa ha sido lograda en cuatro ocasiones. Entre 1958 y 1977, tres belgas alcanzaron a vencer todas y cada una de ellas. Estos tres atletas son considerados por casi todos los entendidos en la materia, como tres de los diez mejores ciclistas de todos los tiempos. Ellos son Rik Van Looy, Eddy Merckx (en dos

48

ocasiones), y Roger de Vlaeminck. Ni antes, ni después de ellos nadie ha logrado ese codiciado botín. El repoker de clásicas. Los tres únicos. Los tres leyendas, los tres belgas. Temporada tras temporada este deporte continúa evolucionando. El entrenamiento cada vez más enfocado a la consecución de objetivos muy concretos y de los conocidos como picos de forma, nos ha sumergido irremediablemente en una progresiva especialización, que ha dado como resultado ciclistas muy adaptados a determinadas carreras, lo que complica enormemente a un corredor completo, coquetear con la posibilidad de disputar con garantías estas cinco carreras, que son preparadas con precisión de cirujano por un gran número de competidores. En las próximas líneas vamos a tratar de adentrarnos en, llamémoslo así, la teoría que cualquier corredor que busque triunfar en cada una de estas clásicas debe tener presente para planificar convenientemente una empresa que con casi total seguridad puede suponer empeñar toda una trayectoria deportiva. Y lo más normal es que aún cuidando hasta el más mínimo detalle, resulte imposible tener éxito. Esta verdadera hazaña del ciclismo moderno, entraña tal dificultad que corredores absolutamente únicos como Sean Kelly, Moreno Argentin, Jan Raas, el holandés Hennie Kuiper, el caimán Bernanrd Hinault, Francesco Moser, o el recién retirado “Espartaco” Fabian Cancellara, no lograron.

DLC

Desde la Cuneta nº 14  
Advertisement