Page 12

MARTÍN KREMEN

Más allá

de la visión NOTA: Federico Cortés

Es la mañana más fría, nublada y lluviosa de la semana. Él no aprecia lo mismo. Tal vez antes sí. Ya dejó a su hijo en el colegio y a las diez comienza su entrenamiento de dos horas en bicicleta fija. En realidad iba a pedalear en la calle. Pero el Ninja, su guía en triatlones, lo llamó y le postergó la pedaleada para el domingo, debido a las lluvias. Para él no existe un día sin deporte. Martín Kremenchuzky mira para todos lados y al mismo tiempo a ninguno. Se desliza como un nene por las escaleras en la casa de sus padres en Villa Devoto. Baja en soquetes, short de running y campera deportiva. Esta casa es la que lo vio crecer y que ahora, los días que tiene que cuidar a su hijo, lo ve crecer a Toto. Como el colegio queda cerca ambos duermen ahí. Y además, porque tiene la bici indicada para entrenar al aire libre. Una bici doble. “Usted tiene un mensaje nuevo”, suena desde su celular. Martín presiona un botón y una maquina deletrea el número y el texto de lo que llegó. Después respondo –dice, y apoya el teléfono en la mesa.

(12) - DESAFIOS

Profile for Revista Desafios

Desafios Nº 48  

REVISTA DESAFIOS

Desafios Nº 48  

REVISTA DESAFIOS

Advertisement