Page 10

boletín actualidad El viernes 18 de Noviembre se rindió un merecidísimo homenaje al entrenador que más años ha estado al frente del equipo de waterpolo del Club Deportivo Bilbao en toda su larga historia. Andrey Jelev Demirev, búlgaro de nacimiento pero bilbaino de pro, recaló en el Depor después de una infancia dura, pasando por países fríos, y con no pocas dificultades, hasta que el destino le trajo hasta nosotros.

Homenaje a Andrey Demirev Hace ya una veintena de años que Andrey empezó a dirigir un equipo de waterpolo, un poco desorganizado, con constantes entradas y salidas de jugadores, que él supo motivar y llevar a niveles casi inimaginables para una formación que nunca ha recibido subvenciones, y que ha contado con la limitación de tener que hacerlo sólo con socios del Club. Ésta no ha sido

10

www.club-deportivo.com

una labor sencilla, ni tampoco grata en muchas fases, pero en palabras del homenajeado, han merecido la pena. La fiesta del viernes, empezó con un partido entre los dos equipos que Andrey ha dirigido desde que aterrizó en Bizkaia. Por el Depor acudieron jugadores que incluso colgaron el gorro hace ya algunas temporadas, y toda la plantilla actual. Por el equipo contrario,

el equipo casi al completo de los Masters de Askartza, que tantas aventuras han compartido con el homenajeado. El partido empezó sobre las 9 y después del primer tiempo, se paró para entregar a Andrey la primera de las sorpresas: Un traje de baño del Club, para que pueda colgarlo en su vitrina de trofeos. El partido prosiguió con la tensión de los partidos oficiales, tanta, que Andrey, que ejercía de árbitro, y Ángel Cabello, su compañero al que agradecemos profundamente su ayuda, tuvieron que esforzarse en sus labores. Todo cambió cuando al principio del cuarto tiempo, Andrey cedió el silbato a Carlos Vegas ‘El Amplio’ y se tiró al agua, como tantas veces, para demostrar que también le corre el waterpolo por las venas. Con su colaboración en un par de ataques y tras un gran pase del búlgaro, se consiguió un penalti claro. Andrey se preparó para chutar y erró; no porque lanzara mal sino debido a que el portero hizo una parada digna de división de honor. Tras el pitido final se inmortalizó el momento con los integrantes del encuentro. Después de pasar por el bar

Club Deportivo Magazine, nº 44  
Club Deportivo Magazine, nº 44  

Nueva revista del Club Deportivo Bilbao. Nº 44 - invierno 2011-12

Advertisement