Page 1

Revista literaria · N° 11 · Mayo 28 · 2016

~1~


Revista literaria Demencia Año 1, N° 11, Mayo de 2016, es una publicación mensual editada por el equipo editorial de Demencia. Santander de Quilichao, Cauca, Colombia. www.revistademencia.wordpress.com Directora y editora responsable: Daniela Cadavid Libreros. Todos los textos e imágenes usados en esta revista se han usado bajo licencia de los creadores, bajo licencia Creative Commons zero o Creative Commons with attribution. Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura de la editora de la publicación. Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización de Revista Demencia o de los respectivos autores.


SUMARIO

Demencia N° 11 · Mayo 2016

Contenido textual Ana Larraz Gale Antonio Rivas Bea Gurutzarri Carlos Fernando Imbachi Daniela Cadavid Libreros Dionisio Lopez Ramos Fernando Chelle Hedda Lisbeth Ibarra Isaac Oré Jose Luis Acosta Julian Esteban Álvarez Maggui Villa Marian Cañibano Pilar González Navarro Ricardo de las Casas Rita Gardellini Samir Karimo Temoltzin Santillan Padilla

Fotografías Pág 08 - Daniela Cadavid Libreros Pág 12 - Original de Ismael Nieto Pág 13 - Original de Aman Ravi Pág 14 - Nasa Pág 16 - Roksolana Zasiadko Pág 17 - Dayne Topkin Pág 18 - Maarten van den Heuvel Pág 19 - Jose Murillo Pág 21 - Daniela Cadavid Libreros Pág 22 - Original de Matt Benson Pág 23 - Original de Aaron Burden Pág 24 - Daniela Cadavid Libreros Pág 26 - Rita Gardellini Pág 27 - Rita Gardellini Pág 29 - Samir Karimo Pág 34 - Daniela Cadavid Libreros Pág 36 - Christal Yuel Pág 38 - Jacob Nizierski Pág 39 - Original de Luuk Timmermans Pág 40 - Daniela Cadavid Libreros Pág 41 - Daniela Cadavid Libreros Pág 48 - Jordy Meow Pág 50 - Screenshot Video Pilar Pág 51 - Sebastian Pichler Pág 56 - Daniela Cadavid Libreros Pág 58 - Dikaseva

Dirección y edición

Daniela Cadavid Libreros

Corrección de estilo Amelia Nyan.

Diseño y diagramación Daniela Cadavid Libreros

08 Art Brut Un rincón donde el sabio titiritero hace danzar una por una las palabras. En esta edición: Bea Gurutzarri, Maggui Villa y Fernando Chelle.

14 La Inmaculada Letras que suenan como la música de las esferas. Por: Carlos Fernando Imbachi y Ricardo de las Casas.

20 Postales Mensajeros Dementes que viajan entre olas fluorescentes. En esta edición: Isaac Oré y Hedda Lisbeth Ibarra.

24 El Telón de la luna Reseña del libro “Después de comer perdices o porque las mujeres son boludas” y del libro “Sobrenatural”. Por: Daniela Cadavid Libreros.

30 La caja oblonga Un mundo donde los cuentos pueden cambiar la realidad (Fragmentos). En esta edición: Rita Gardellini y Samir Karimo.

34 El juego lúgubre Para los curiosos que andan en busca de nuevo material, o para los despiados critcos de la ciudad. En esta edición: Julián Esteban Álvarez y Dionisio López Ramos. ~3~

Portada y Contraportada: Hedda Lisbeth Ibarra. http://heddart.wix.com/photographer

40 Kaleidoscopic Cats Si la ciencia ficción nos fluyera por nuestro cuerpo al igual que la vida de estos gatos. En esta edición: Jose Luis Acosta.

46 En el ínterin

Un lugar donde todo tipo de magia puede suceder. En esta edición: Ana Larraz Gale y Pilar Gonzalez Navarro.

56 El jardín del poeta Nuevos poetas que abren de a poco su lienzo hacia el mundo. En esta edición: Temoltzin Santillan y Marian Cañibano


Colaboradores Ana Larraz Gale. Zaragoza (España) Orgullosa de sus orígenes en su novela “La Fotografía. Historia de un soldado 1936-1937” narra las aventuras y desventuras de un joven agricultor aragonés desde que es movilizado por el ejército nacional; tal y como las cuenta en sus cartas. El lanzamiento del libro será en Febrero de 2016. Antonio Rivas Carreño, Batres, Madrid (España) 71 años, Derecho UNED, publica en Facebook, en torno al “Realismo Mágico”. Experto en Literatura, como hobby ayuda a escritores noveles en poesía y narrativa y es un experto en Análisis y Crítica Literaria. Bea Gurutzarri Vicente. Pamplona (España) 24.4.1969 Nació a los nueve meses. Párvulos, colegio, balonmano, conservatorio, instituto, arte dramático, madre, payasa, madre, cuentista, madre, malabarista de la palabra y en total y por no extenderme, madre a cuatro bandas. Multidisciplinar: lo mismo vale p’a un roto, que p’a un descosío... Carlos Fernando Imbachi Gamba. Santander de Quilichao (Colombia) Escritor de versos y cuentos químicamente alterados. En su tiempo libre dibuja sonrisas, crea sueños, toca el cello y la guitarra y usa bata blanca de científico loco. Tiene un blog propio llamado Tobogán de ideas y escribe para cartas en un sombrero. Daniela Cadavid Libreros. Santander de Quilichao (Colombia) Diseñadora gráfica, editora en jefe de revista Demencia, Telonera de la Luna, poeta y soñadora de tiempo completo. En los ratos libres imagina monstruos en las aceras e inventa imposibilidades. Número de la suerte: 21. ~4~


Dionisio López Ramos (España) Escritor aficionado, se identifica con los relatos cortos y los micros. Le gustan los piropos, dichos, refranes y reflexiones. Escribe en varias páginas relacionadas con la literatura en facebook; siendo una de ellas París Poesía Artes y Letras la más activa, la cual le concedió la participación en la Semana Internacional de Poesía. Hedda Lisbeth Ibarra, Santafé de Bogotá. Periodista y fotógrafa, inmigrante colombiana radicada en Estados Unidos, ha dedicado su tiempo en tierra extraña, a transmitir sus sentimientos y emociones a través de la poesía. Actualmente escribe en la revista colombiana YoSoyCultura, en el blog literario Poesía a Mano Alzada y en el canal de Youtube de la declamadora argentina Ana Ulehla. www.heddalisblogspot.com Isaac Oré, Lima (Perú) Nació un año nuevo del 89, escribe poesía  y cuentos. No ha publicado ningún libro. Viajó por toda Europa durante medio año. Sus cuentos han sido publicados en El Comercio de Lima y diversas revistas extranjeras. Fernando Chelle (Uruguay, 1976). Poeta, ensayista y crítico literario uruguayo, radicado en Colombia desde el año 2011. Autor de Poesía de los pájaros pintados (2013), Las otras realidades de la ficción (2016), entre otros. Parte de su poesía ha sido traducida al italiano y al portugués. Es miembro coordinador del Parlamento Nacional de Escritores de Colombia y cónsul, en Uruguay, del Parlamento Internacional De Escritores de Cartagena. José Luis Acosta Fernández (España) 42 años Electrónico e informático. Trabajó cinco años como periodista gastronómico para la revista La Sidra y ha publicado multitud de microrrelatos y poesías en diversas editoriales españolas. Actualmente está inmerso en un proyecto de novela que aúna el realismo sucio, el terror, y la ciencia ficción.

~5~


Julian Esteban Álvarez Agudelo, Santander de Quilichao (Colombia) 1993 Amante de las distopías, el terror, la filosofía y la naturaleza. Deportista innato y estoico en proceso. Estudiante de último año de fisioterapia. Numero favorito 14. Maggui Villa. Arboletes, Antioquia (Colombia) Orgullosamente Colombiana, aunque tenga la nacionalidad Española. Su corazón es de las dos patrias, aunque sus raíces sean de esas montañas que tanto extraña. Gracias a ellas, su vida y lo que es tiene una visión más amplia del significado de la existencia. Ama la poesía y la literatura como un puente que permite atravesar fronteras sin miedos. Marian Cañibano. Natural de Portugalete, Bizkaia (España) Apasionada de la lectura desde que tiene uso de razón, compagina su trabajo por cuenta propia con el placer de escribir. Pilar González Navarro. Granada (España) 46 años. Diplomada en magisterio y funcionaria en Granada. Escribo prosa lírica, realismo mágico y verso libre. Declamar es otra de mis actividades y lo acompaño de vídeos. En YouTube pueden verlos. Ricardo de las Casas Pérez. Provincia de Sevilla (España) Licenciado en Filología Inglesa, adicto a la intriga, al thriller y enemigo acérrimo de los tópicos en literatura. Escritor en ciernes. Lo más importante en literatura son los personajes: un gran personaje hace buena la historia más mediocre y viceversa. Rita Gardellini. (Argentina) Escritora Argentina, docente investigadora y directora de escuela primaria estatal. Autora de las novelas “Después de comer perdices o por qué las mujeres son boludas e insisten en enamorarse” (2011), y “No dejes que muera (2009).” ~6~


Samir Karimo. Lisboa (Portugal) Además de traductor, es aficionado al fantástico. Como autor destaca los textos santa claus sideral y la gota de oro navideña y delirios fantasmales, ambos salidos en la fénix fanzine. En 2015 publicó su primer libro de originales escrito en castellano y en portugués llamado SOBRENTURAL. Temoltzin Santillan Padilla. (México) 35 años Estudio Letras Modernas ( Italianas) en la facultad de filosofía y letras de la UNAM, influencias principales Fernando Pessoa, Leopoldo María Panero, Xavier Villaurrutia, Luis Cernuda entre otros; la literatura y poesía son algo fundamental en su vida, cree en la libre creación, importa más el contenido que la forma.

~7~


Art Brut “El arte se dirige a la mente, y no a los ojos. Siempre ha sido considerada de esta manera por pueblos primitivos, y ellos tienen razón. El arte es un idioma, el instrumento del conocimiento, el instrumento de la comunicación”

Jean Dubuffet

pintor y escultor francés

~8~


El espíritu del olvido Maggui Villa

H

asta dónde es necesario que el alma sienta un dolor profundo? Una voz silenciosa en los recónditos confines del mundo agita las palabras y es ella la que en su nostalgia de niña grande, le responde: ¡Será para sentir como se clavan hondo las espinas, que unieron los pétalos de las rosas y así no permitir que ese contacto se esfume! Nunca fue necesario que intentaran desaparecer hasta su sombra en esa armonía que llamamos perdón; una unidad total para reencarnar los sueños, la esperanza y esa fe que tiene más poder de convicción, donde gritan las voces de todos los muertos como la unión de dos puentes que naufragan a sus barcas. La mente es fuente de luz. Pero, ¿cómo perdonar a quién nos ha ofendido? Las lágrimas se volvieron ríos y cavar en esos hoyos, buscando sus restos, fue como llegar al purgatorio que en vida

les habían impuesto. Los asesinaron a mansalva en un mar de impunidad y no les dieron ni siquiera el beneficio de la duda, cuando a gritos lo imploraron. Exhibición de cuerpos mutilados como premio, fue la respuesta de risas salidas del averno. Los ojos de esa Madre se confundían con el color de la hojarasca. Siguió escarbando hasta que descubrió no muy profundo, lo que podían ser unos pies. Poco a poco aparecía su niño, así le decía cuando por las tardes en esa salida del sol de los venados, él le leía poemas de amor, cuentos y otras historias, ya que ella nunca fue a la escuela y por lo tanto no sabía leer; empezaba a garabatear su nombre la tarde de tormenta en que desapareció. Con su recuerdo vivo entre los cafetales y su canasta recolectora de los frutos maduros deseaba encontrarlo, lo llamó toda la noche y al ver que no aparecía su corazón agitado algo le decía. Rezó como de costumbre en la soledad de ~9~


su cuarto y lo imaginó como una verde mariposa que busca amparo en la casa de algún vecino; se quedó dormida con el crucifijo en la mano, mientras los perros no dejaron de ladrar toda la noche. Los delincuentes de marca mayor, amparados bajo el manto de la impunidad, desangraron una nación junto a quienes debían velar por el orden y la restitución de la justicia. Actuaron en su nombre y violentaron todos los derechos de los hijos de la tierra que nunca se casaron ni con izquierdas ni con derechas, si no con la verdad: ¡Trabajar el campo, para que otros tuvieran su pan servido en la mesa! Los que dieron la orden de matar a quien no cooperara y fueran puestos como falsos positivos, enarbolan las banderas de una paz vestida con los trapos sucios de la guerra y esas madres que lloran y llorarán a sus hijos desaparecidos, solo el Dios de los cielos que nada oculta depositará en sus corazones un toque mágico de luz, pero no olvido. Con las manos vueltas trizas, desenterraron los cadáveres y reconoció a su hijo entre los esqueletos por la medalla del Sagrado Corazón de Jesús que colgaba aún en lo que fuera su pecho. Todas se abrazaron y lloraron tanto que se sentían secas. Arroparon por fin a sus hijos y emprendieron la marcha de regreso por esos caminos de herradura, donde hasta las bestias

se negaban a seguir y darles cristiana sepultura. Con el tiempo se enteraron del por qué a sus hijos se los llevaron tan lejos para morir. Un tiro de gracia para aumentar la cuota de poder y proclamar con valentía, que habían dado de baja a los enemigos de la paz y el orden público. Calvario a flor de piel. Qué puede ser una llamita de vela en medio de una tormenta, qué pueden ser unos ojos tristes y un alma que pide esclarecer sucesos cometidos con tanta ignominia y barbaridad. Qué puede ser un corazón unido a otro, más que un amor encadenado a la verdad por los siglos de los siglos. No debían dejarse debilitar a pesar de los achaques de la edad de cada una. Solo a ellas les importaba como se podían sentir y se obligaron a recordar cada instante de sus vidas, se colgaron al cuello sus fotografías para no caer vencidas ya que teniendo esa melancolía y ese coraje, la enfermedad física la masticarían como un bocado bien amargo, porque: Soledad, soledad ¿la vida de sus hijos a quién más importaría? ¡Mi niño, mi amado, pienso en ti, aquí en mi cuarto! Estas lágrimas que por ti, he derramado son como ese río, que se llevó la sangre de las manos de quienes te sacrificaron y en él se lavaron. Tengo el valor de susurrarte todos mis instantes al oído y por el resto de mi vida, te hablaré de tu infancia, de los años de escuela e ~10~


instituto y de ese deseo enorme tuyo de estudiar Literatura, de nuestras caminatas por el campo, y de cómo me alentabas para que aprendiera a leer y escribir ya que la tradición oral se me daba muy bien. Por ella aprendiste la historia de tus ancestros y le tomaste amor a la tierra, veías el camino de la paz como la mejor alternativa para una nación libre y resplandeciente para vivir tranquilos. Necesito pensar que me escuchas… tu poesía me responde en esos cuadernos amarillos ahora, te llamo en ellos, porque desde hace una semana ya leo y por eso te doy las gracias porque me dejaste tu estímulo perenne; observa mi lucha por mantenerme firme. ¡Aún, no nos hemos despedido! ¡Estoy con un infinito dolor y no puedo contener las lágrimas! En ese lugar he dejado un pequeño lugar para que en ti respire. Te despediré de la tierra cuando tú me anuncies una señal. Hoy los perros están más callados que de costumbre, desde que cortaron tus alas, ellos notan también mi soledad, son mi compañía las 24 horas y los cafetales traen tu olor de aroma a fruta fresca, tus canastos los he colgado de las chambranas del corredor, he sembrado flores donde tallé una cruz de mayo, para no olvidarte jamás y tu medalla del Sagrado Corazón de Jesús, la llevo en mi pecho como un estandarte que no se quiebra. Los vecinos me han dicho que deje de vestirme de negro, que ya es hora de que vaya cambiando

de color, les he dicho que no, porque mientras tu muerte no sea esclarecida, yo no tendré la paz, ese sentimiento que yo si conocía y que ésta nación me ha usurpado. Me detengo y te miro hijo mío como adivinando el lugar donde te encuentras y vuelve a mi corazón el recuerdo de una mariposa verde que ahora tiene tintes de azul, me iluminas de pronto, pronuncias mi nombre y me abrazas tan fuerte con ese angelical calor que nunca he olvidado, cierro los ojos y me abrazo a tu ser, a tu vida, a tus escasos 19 años, así siempre, siempre serás y no envejecerás conmigo. Ese es el misterio, de los que mueren jóvenes jamás podremos observar sus canas. ¡No te he perdido por siempre, como una estrella apagada! ¿Qué haré si me robaron tus ojos, a la luz del día? Tengo una semilla de nostalgia sembrada en mi pecho y tu voz me dice que perdone a los victimarios. La alegría de amarte, se volvió en una valiente melancolía. ¿Perdonaré por ti, amor de mis amores, por tu vida y la mía?¿En vano esperaré mi muerte, como un duelo de azucenas y alegrías? ¡Hoy me has dado una respuesta, amor de mis amores, vida de mi vida! ~11~


Fotografía original por Ismael Nieto

Alambradas Bea Gurutzarri

C

uando mis adentros deciden ver la luz,

en mis afueras

en lágrimas de sal.

Qué poca alegría. Alambradas de metal y de cristal.

se levantan muros.

Puentes plagados de espinas.

Mis retinas cristalizadas

Clamores que rebotan

sólo alcanzan a distinguir

en oídos ensombrecidos...

Infinitas y poliédricas formas.

Por la avaricia,

Colores, calores, espantos. Melodías bañadas

Qué poca justicia.

por la desazón, por la desidia.

~12~

Qué poca música. ¿Y dónde queda el corazón?

Seguramente al fondo a la izquierda. Metiéndose los dedos hasta vomitar versos tejidos en sangre.


Fotografía original por Aman Ravi

El loco Fernando Chelle

Q

ue no sé qué fue Nunca lo volví a ver, de su vida, ni dirigiendo el tránsito paseaba un pato con ruedas ni acariciando perros

dicen que se fue dicen que está acá dicen que se ha muerto

en medio de la muchedumbre

o simplemente solo

dicen que volverá.

perdido en su tristeza.

y reía.

Algunos dicen que fue abogado

Que no sé qué fue de su vida

Entablaba serias discusiones,

otros que boxeador

vaya uno a saber con quién,

y que fueron los golpes los culpables de todo.

y en ocasiones se enojaba.

Lo cierto es que en la esquina falta algo, ~13~

que nunca lo volví a ver.


La inmaculada

~14~


“…nada me retiene ya, y me complazco en permitirme el furor sagrado, y asaltar insolente a los mortales con la franca confesión de haber hurtado los cálices áureos de los egipcios, para construir con ellos el tabernáculo de mi Dios lejos de los confines de Egipto. “

Johannes. Las armonías del mundo, libro V, Proemio.

~15~


La chica de la sínfonia No. 12 Carlos Fernando Imbachi

el conflicto es con uno mismo, no hay palabras de terceros que puedan aconsejar a alguno en pleno duelo.

Fotografía por Roksolana Zasiadko

U

na noche llena de fantasmas y pesares, por no decir que melancólica, acompañada de suaves y desgarradores riffs de una guitarra desafinada para casi cualquier oído. La única luz que me acompaña es la de la lámpara que intenta guiar y acompañar mis penas. Tan solo ella ronda por mi mente, la chica de la sinfonía No. 12, la sinfonía

que mi alma inventó y es interpretada en otra dimensión mientras ella se acerca a saludar, que compartía con la misma pasión que yo los sonidos únicos y diferentes que contados mortales son capaces de producir. Una cuya mirada pretendía llevarte al cielo, pero sus manos no dejaban que te escaparas del suelo. Qué dilema el que este masoquista está viviendo. Donde ~16~

Esa mujer no tenía que aparecerse por aquí, no es justo que llegue y se vaya de repente, como si fuera el tiempo que se pasa mientras pensamos o la brisa que golpea una tarde en las montañas. Ahora suena un piano, se puede sentir la pasión que tiene cada melodía con la sutil música que emanan las teclas y cuerdas que lo componen. Recordar que así como ella es capaz de acelerarte el corazón con sus gestos, también logra frenarlo con sus silencios, con los momentos en que se aleja sin sentido o motivo alguno. Su figura en mi mente solo logra distorsionar todo alrededor, logra crear un


Fotografía por Dayne Topkin

ambiente tan tenso que ni siquiera los pequeños insectos que buscan un poco de luz se atreven a acercarse. Cómo es posible que aquel fantasma siga atormentándome, cómo es posible que su energía siga impregnada en mí cuando el contacto fue mínimo. Todo fue obra de mi subconsciente que poco a poco la invitó a formar parte de las demás sinfonías olvidadas con las que pretendía acabar este estado de desasosiego, incertidumbre, locura y miedo. Muchos creen que la sensación de soledad solo se asimila sentado

en el rincón de un cuarto oscuro; pero fácilmente puede presentarse mientras se toma un café sin conversar, o cuando el mundo se va apagando y no hay nadie que se percate de ello. La luz del día acompañada de la brisa llena del aire de los que ya no están, te recuerda lo que antes tuviste y ahora es como el viento que se escapa tan pronto entra en contacto contigo. Es injusto no poder hacer nada, que en estos momentos lo único que tengo para aportarle sean efímeros momentos donde le sacas una sonrisa, que sabes que lo mejor es quedarte a ~17~

un lado y admirar lo que es capaz de hacer sin nada que la ate. Qué curioso que la única forma con que pueda empezar a olvidar una musa sea en el momento que la vuelvo eterna con un par de letras en hojas desgastadas. Lo único bueno que queda de un trago amargo, además de la experiencia obtenida, es el pretexto perfecto para escribir algo nuevo.


Año 1950 Ricardo de las Casas

Fotografía por Maarten van den Heuvel

E

l anciano, sentado en la buhardilla polvorienta, sacó de la caja de hierro herrumbrosa aquel recorte amarillento y apergaminado en la que un joven de amplia sonrisa y desafiante mirada, rodeado de una multitud que parecía vitorearle, levantaba una copa. Sobre la imagen, el titular de un periódico cuyas letras ya apenas se distinguían, rezaba: “El joven talento del

ajedrez español gana el campeonato de España de 1950”. El anciano, que en los últimos años había ido perdiendo su memoria y sus recuerdos como pompas de jabón que estallan en el aire, aún se reconocía en aquella fotografía. Aunque ya apenas recordaba su propio nombre, apenas reconocía a los pocos familiares que le quedaban y a cada ~18~ ~18~

momento olvidaba dónde estaba. Sin embargo, no había olvidado ni el más mínimo detalle de aquel momento. Aferrándose al último recuerdo nítido que su maltrecha memoria enferma retenía seguía cada mañana aquella rutina: colocaba la cajita oxidada sobre la manta raída que le cubría las piernas, sacaba el recorte de periódico y recordaba,


recordaba y recordaba todas y cada uno de los rostros, palabras, sonidos, sensaciones que aquella fotografía le evocaba. Pasaba su dedo arrugado por cada una de las caras sonrientes que aparecían, pronunciaba sus nombres en voz alta y luego susurraba: “ahora ya no queda ninguno de ellos”.

que derramar. Solamente cerraba los ojos y en su soledad, recordaba una y otra vez abrazos, besos, risas, felicitaciones. Recordaba a aquel joven que se creía inmortal y que por aquel entonces empezaba a vivir y a comerse el mundo.

Al caer la noche, el anciano soñaba con el año 1950. Soñaba con Cuando al rato guardaba aquel año en el que aún la fotografía no lloraba, tenía toda una vida por como había hecho hasta hacía pocas semanas. Sus delante, con un amor ojos ya se habían secado y que comenzaba a latir, con su rostro joven y no le quedaban lágrimas

Fotografía por Jose Murillo ~19~

despreocupado en el espejo cada mañana, y con aquellos momentos en los que se le había considerado una de las mentes más brillantes de la época. Y al despertar, cuando todo su mundo se desvanecía como una acuarela bajo la lluvia, volvía a buscar la cajita metálica oxidada y a recrearse en la última pompa de jabón que quedaba entre sus recuerdos.


Postales


La melancolía y la noche Isaac Oré

esperanza de ser uno solo Toda la saliva en las bocas viscerales y llenas de lujuria Todos los poemas escritos al ras neón de la noche Fotografía original por Matt Benson

L

a melancolía son miles de gatos en Praga

Esa melancolía de dios sin hijo De marihuana por las calles y yo más ciego que nunca

Mi melancolía es también tuya

La sirena a medianoche y el miedo a las tres de la mañana

Mil veces tuya

Hora muerta

Como el sueño irreal de aquel Capricornio de Borges

Sobre mis ojos fuego de quererte

La melancolía también somos los dos con la

De quererte de mirarte Por sobre todas las cosas ~22~

Y el pecho animal y gitano y retumba en el mundo Como dos astros Como dos astros somos y tan gigante es también mi melancolía Oh siniestras estrellas sobre las palmas de Dios Quiéreme por todas las cosas del planeta Aturde mi mente si así lo deseas Creo en el destino También en la pasión incesante de ese aire soplando en la oreja de cristal Al final del mundo


La melancolía Hedda Lisbeth Ibarra

L

lego a ti por la melancolía... por el aroma de la navidad en el frío, el trenecillo errante sin destino,

y el vino de las uvas extraviadas. Por la última hoja del árbol desnudo, un caracol acunado en la arena, el libro abandonado de versos, y una guitarra huérfana. Por el llanto irreverente de la lluvia y el eclipse mudo y timador de las estrellas.

Llegó a ti por la melancolía... mi patria querida. ~23~


S

abes hacia d贸nde voy? 驴Me conoces? Vivo tras el alfeizar de la luna radiante y cada noche rescato un fragmento de su luz para dibujar atardeceres.


el telon de la luna


“Después de comer perdices o porque las mujeres son boludas e insisten en enamorarse” de Rita M. Gardellini Daniela Cadavid Libreros

I

pueda haber producido la RAE, enfrentarse a un estereotipo tan fuerte como el que han perpetuado los cuentos de hadas no es cosa fácil. La rosarina Rita Gardellini, a mi parecer, ha dado en el clavo con la estructura en la que ha creado este libro: un lenguaje simple, directo, con un humor inteligente que a pesar de usar palabras y escenas costumbristas logra que cualquier lector pueda identificarse con la obra. La forma en que la realidad del hombre y la mujer interactúan nos muestra la imagen que tiene cada personaje sobre el otro, sus deseos y sus miedos, pero En una sociedad sobretodo el espejo nos cimentada bajo una muestra la línea entre variedad de prejuicios que lo que creen, lo que sobrepasan la cantidad imaginan que es y lo de diccionarios que ncluir “Después de comer perdices…” dentro del género romántico no me parece una opción totalmente lógica, a menos de que lo que quieras generar en el lector es el hallazgo de una completa ironía, una tan fuerte como la que sugiere su propio título. Y es que no es para más, ¿Qué mujer – o que hombre- no ha soñado con el “vivieron felices y comieron perdices”? que si te pones a buscar puedes descubrir entre el lomo del libro que lo que paso después de eso no era tan maravilloso como al principio.

~26~

que realmente son las relaciones, el amor y el sexo. En mi opinión, el inicio con los tres prólogos es un poco denso, y por eso a mi gusto los dejé para el final, para no hacerme una imagen errónea o estigmatizada del texto. Pero una vez cruzas las páginas y te enfrentas a Cenisiente


todo cambia. Desde los primeros renglones hasta los últimos sabes que el libro no se detendrá en consideraciones irrelevantes o en chorradas cursis y que el amor que existe entre los personajes es más cercano al que ves mientras esperas el transporte público que al de las películas de Hollywood. Podrán identificarse con uno o varios personajes (desde la posición masculina o femenina) y estarán en desacuerdo con las acciones de la otra mitad. Le aseguro que si sueña con que una princesa dejara caer su cabello o que su príncipe está esperándola en un corcel para rescatarla es mejor que le regale el libro a alguien más real. Si no es así le recomiendo que una vez dejada a Triana atrás, tome una pausa y regrese para sumergirse en “Febe, relatos con labial”, allí la dinámica cambia, ya no hay dualidades sino pequeñas historias que si bien manejan la misma temática tratan de

mezclar la realidad con un relaciones personales han “poco” de imaginación. trascendido abiertamente las “consideraciones de Si tuviera que escoger género” y de espaciodiría que vale leerlo por tiempo. La era digital las historias de “Paula”, y la libertad de género “Lidia” y “Fiona” y de ensalzarían más los relatos cortos como está recopilación de “Siesta”, “De soles y personajes tan diversos. lunas” – Uno de los más eróticos de todo el libroTodo un placer literario y “Proyecto Matriavelo”. leer en dosis precisas Aunque definitivamente y “Después de comer como lo asegura el último perdices o porque las texto llamado “Mi abuela mujeres son boludas e <<la Gallega>>” en la insisten en enamorarse” siguiente línea se vuelve de Rita M. Gardellini uno de mis preferidos: “Es acompañado de un té en bueno que otros lo sepan un cómodo sillón para o recuerden lo que les menguar lo rutinario enseñó su abuela”. del día. ¿Qué puede faltarle? Quizás un poco más de siglo XXI, donde las ~27~

Sigan leyendo la revista y encontrarán un pequeño adelanto de esta novela.


Reseña sobre el libro “Sobrenatural” de Samir Karimo Daniela Cadavid Libreros

“Será que D.Juan vai para o paraíso ou para o inferno? Quem é Valquíria? A morte sente-se só ou se dá bem com a Vida? O que são pre textos? O que são as incongruências? Qual é a verdadeira história do Capuchinho Vermelho? Quem é Ranhokitus? Para saber leiam os contos deste livro, que conta com uma capa feita pelo mestre Juan Miguel Aguilera, onde a realidade e a ficção se misturam”

L

a palabra sobrenatural proviene del latín tardío supernaturālis, el cual en palabras de la RAE, quiere decir “Que excede los términos de la naturaleza”. ¿Pero qué es lo natural en la literatura? Si regreso y busco entre las páginas del diccionario puedo elegir dos definiciones precisas: “En sentido moral, luz que nace con el hombre y lo hace capaz de discernir el bien del mal” y “Principio generador del desarrollo armónico y la plenitud de cada ser, en cuanto tal

ser, siguiendo su propia e independiente evolución”. ¿Cuándo la naturaleza se vuelve sobrenatural? En el caso del libro “Sobrenatural” de Samir Karimo la respuesta salta a la vista desde las primeras páginas. En la primera página el libro y el autor se presentan así mismos por medio de un personaje llamado “introducción” el cual nos advierte – entre palabras reales e inventadas- la complejidad moral, formal y multidimensional de la lectura. Una vez nos ponemos en marcha, a vuelo de pájaro podemos ~28~

ver que la narración se nos presentará en pequeños y no tan pequeños relatos los cuales mezclarán en su interior una variedad inconmensurable de personajes míticos en situaciones poco habituales. En este punto es necesario advertir que si se encuentra casado con los cánones formales y estrictos de la literatura desista inmediatamente de leer el libro, pues su estructura no corresponde a la lógica usual de hilar una historia. Los cuentos


suelen aparecer en forma de rompecabezas, los personajes suelen saltar entre dimensiones y en ocasiones narrar de forma inconexa lo que les sucede entre una situación y otra, los finales suelen sorprender o confundir al lector en medio de una ambigüedad literaria que cesa y crece a lo largo de los párrafos. Por lo que debo confesar que la mejor opción para leer el libro es con un lápiz en mano y la más completa concentración. Uno de los textos que me costó entender fue “Diario de un seductor”

ya que juega con muchas referencias, tiene multitud de personajes y de universos que se encuentran inmersos o se relacionan con el tiempo “actual” de la narración, sin embargo el final me tomó completamente por sorpresa: los hilos narrativos se enlazan y nos damos cuenta de que en más de una ocasión atravesamos la cuarta pared.

Enlaces para la adquisición en español

Recomendada la historia de “Liebe” en donde interviene Dostoievsky, “Extinción” donde el autor narra su posible teoría sobre cómo desaparecieron los dinosaurios y “Santa Claus sideral y la gota de oro navideña” en donde Samir le da un giro completo al origen de la navidad.

Enlaces para la adquisición en portugués

http://www.amazon. es/Sobrenatural-SamirKarimo/dp/150254511X/ ref=sr_1_1?ie=UTF8&q id=1431078075&sr=81&keywords=samir+karimo http://www.amazon.com. mx/Sobrenatural-SamirKarimo/dp/150254511X/ ref=sr_1_1?ie=UTF8&q id=1448642740&sr=81&keywords=sobrenatural

http://www.amazon. es/sobrenatural-samirkarimo/dp/1517492963/ ref=sr_1_2?ie=UTF8&q id=1449148711&sr=82&keywords=samir+karimo

http://www.amazon. com.br/sobrenaturalsamir-karimo-ebook/ dp/B01637UHAQ/ref =sr_1_1?ie=UTF8&qi ¡Ah! Y si sabe hablar portugués, le recomiendo d=1449486748&sr=81&keywords=samir+karimo completamente que compre el libro en su idioma original, ya que su correspondiente edición en español aún presenta unos fallos en la utilización del lenguaje.

~29~


Fragmento de “La Caja Oblonga” de Edgar Allan Poe

“He dicho que la caja en cuestión era oblonga. Tendría unos seis pies de largo por dos y medio de ancho. La observé atentamente, y además me gusta ser preciso. Ahora bien, su forma era peculiar y, tan pronto la hube contemplado en detalle, me felicité por lo acertado de mis conjeturas... A juzgar por su forma, sólo podía servir para guardar una copia de La última cena de Leonardo; no ignoraba, además, que una copia de esa pintura, ejecutada en Florencia por Rubini el joven, había estado cierto tiempo en posesión de Nicolino. “

La caja Oblonga Donde los cuentos cambian la realidad que nos rodea

~30~


—«El fin justifica los medios»—

Proyecto matriavelo Fragmento del libro “Después de comer perdices o porque las mujeres son boludas e insisten en enamorarse” Rita Gardellini La madre se arrojaba sobre el cuerpecito inerte, lastimando los oídos de todos con su desgarrador duelo. Una y otra vez habían intentado separarla. Dos enfermeros de la nueva sección, mejor entrenados, lo consiguieron después de un forcejeo en que lograron desactivar sus ataques. El bebé fue trasladado finalmente a la morgue.

N

O SÉ, RODRÍGUEZ, TE JURO QUE NO SÉ —tamborileaba sus dedos y su voz.

—Tenés que limitarte a la gráfica de crecimiento de los infantes y desestimar los posibles efectos en una gradación coyuntural —apuraba la vista en su reloj monitor. —Ya van cuatro y si le sumás el expediente de las crisis de desapego, llegan a once en lo que va del trimestre. La proporción sigue aumentando.

hace más de cien años que las madres han desobligado a sus úteros de la molesta carga, eliminando todo error. La última revolución liberadora surgió hace apenas dos años con las sustitutas reemplazando a los hogares de crianza, y usted se pone moralista porque haya que descartar unas cuantas madres / androides que se trastornan porque no soportan la pérdida.

—Estimadísimo doctor —trato formal y determinante, necesitaba ser breve— ~32~


Santa Claus sideral y la gota de oro navideña Fragmento del libro “Sobrenatural” Samir Karimo

S

anta Claus estaba pilotando su nave Laponius cuando le avisan de que estaban acercándose al arbolado Planeta NAVIDATE.

Poco tiempo después, él y sus compañeros bajan del buque flotante y ven una torre igual a la que los indios veneraban. Ésta tenía una sustancia amarillenta – era ácido aguafiestero sulfúrico. Tras un momento de estupefacción donde la admiraban, se espabilaron y vieron dicha pócima descomponiendo los espíritus navideños humanos. Pero uno de ellos estaba bien vivo y le dijo a Santa: ¡Buscad la gota de oro navideña! Entonces Claus se acordó de esta leyenda que su padre, Jasón, le había contado y así fue a por ella. Por el camino se enfrentó a un monstruo con cabeza de murciélago y torso de serpiente, a unas aladas sirenas vampiras cuyos besos eran mortales y

sus miradas letales. Sin embargo en el planeta Nochebuena encontró a Simbad Nadal, el astromarino contador de historias, que le indicó el camino hacia el Archipiélago orbital de las Reinas Mágicas, primas de los Reyes Magos. En cuanto llegó, habló con Nadia, Hubb y Amnd. Estas tres magas conocían el secreto necesario para hacer la Gota de Oro Navideña. Nadia tenía un bote de Esperanza, Hubb un tarro de Amor y Amn una caja de Seguridad. Las tres echaron estos ingredientes en una marmita, los mezclaron bien e hicieron un embrujo. De pronto tenían en sus manos la gota de oro navideña. Se la dieron a Santa Claus. Éste y sus amigos gnomos se marcharon de este planeta. Llegaron al NAVIDATE donde vertieron ese líquido exquisito y así el espíritu navideño volvió a ser lo que era, acabando con la maldición del Brujo Antinoeleskko. ~33~


El juego lugubre

~35~


Oscura maqueta de recuerdos Apocalípticos Julián Esteban Álvarez

A

l escuchar esas palabras tras la bocina del teléfono, angustia, desespero y melancolía fueron los sentimientos que lo acompañaron. Rechinó los dientes al darse cuenta de tan craso error, dos días, solo bastaron dos días para venderle su alma al diablo. Nunca se destacó por su puntualidad, pero incumplir a un pacto con un ser tan audaz, despiadado y abyecto como ella, era el más vil de los pecados, si es que existieron alguna vez. Entonces contestó: – Sí, si me das hasta la medianoche. De ser así espero que mi inspiración no me falle. – Okay – contestó ella – te doy hasta la medianoche a ver qué logras – esbozó una sutil sonrisa de satisfacción y sorprendido por la extraña “amabilidad” de su cobrador, respondió: – Hasta la medianoche, como la cenicienta. Colgó el teléfono, entrecerró los ojos, se tumbó de rodillas y tras deslizar con sus manos el cabello hacia atrás cayó en cuenta de la gravedad del asunto. Pero se armó de tripas y corazón, sabía que no podía revertir lo hecho y estaba decidido a lograrlo. Sacó 18 velas rojas, como su pasión, 5 velas negras, como su alma y dibujó en el suelo los

Fotografía por Christal Yuel

caracteres que ya conocía. Tomó una daga de plata que tenía una extraña inscripción celta de la parte superior de su zapato derecho. Debía regresar a aquel lugar, a una compartición secreta que nadie podría encontrar jamás. Al plano espiritual, pero no al simple plano de los muertos que está plagado de inseguridades mundanas de los no trascendidos, sino al de los demonios, ese plano donde alguna vez tuvo su lugar. De aquel lugar solo le quedaba ese baúl de recuerdos rotos, de recuerdos que se almacenaban en su cabeza en blanco y negro para llenarle de melancolía y obligarle a superarlos de la forma más despiadada. Estaba ~36~


condenado a regresar solo por ese peligroso artefacto que requería de un escondite perfecto. Nostálgico, pero armado de valor, realizó una descomunal incisión desde el monte de venus de su mano derecha hasta la cruz de San Bartolomé de la misma mano, cuando la sangre que brotó a borbotones por sus heridas le cubrió la totalidad de su mano la colocó en el centro de la triqueta que estaba dibujada en el piso. “Ya está hecho” pensó , pidió permiso y se comunicó con el elemental de la luna, quien era su más sabia consejera y esta inmediatamente acudió a su llamado con una respuesta sin siquiera escuchar a su pregunta: “– Regresa al pasado Alzith, regresa y haz lo que tienes que hacer, permite que la melancolía invada tu ser, pues esta te lleva a ese reflexivo proceso de catarsis, más no dejes nunca que esta te desconecte lo suficiente de esta realidad, pues deberás aprender a volar con los pies en la tierra. Habrás de conocer claramente cuál es el pasado y cuál es el futuro pues en manos de ustedes, en manos de unos pocos está detener ese fin que ya inició. Ya comenzó el principio del fin”. Dichas estas palabras el elemental se desvaneció como la pelusa al viento. El hombre no perdió más tiempo, se ubicó en una posición semi-sentado en aquel sillón destinado para ello, internó su conciencia tan adentro de su respiración, tan profundo y tan

rápidamente como pudo. Luego se desconectó de este plano, se introdujo a ese tal inconsciente colectivo de Carl Gustav Jung a través de su auto-hipnosis. Se unió a un recuerdo que le decía: “sé que vimos lo mismo... Maldad, sangre, destrucción, fuego, sangre, torturas, sangre, brujas, sangre y más fuego... colmillos, polvo, destrucción”. Abrió los ojos y se encontró lleno de heridas en el rostro, vio como los lobos le arrancaban la carne de sus pómulos y sus pezones de ahora mujer. No entendió qué pasaba pero solo fue cuestión de verse ahí y quizás gracias al dolor o desespero de verse inmerso en esta situación. Estos lobos fueron agredidos por el fondo de su mente, salieron corriendo y llorando como la rata al campo, huyendo cobardemente por sus vidas; entonces se vio nuevamente a sí mismo, pero se vio como hombre, se vio llegar frente a ella, que inconscientemente acudía a él mismo pero su versión en forma de mujer o mejor aún, en las sobras del lobo. Lo que siguió a continuación lo desconcertó aún más -pero no más que a ti- observó cómo en otro instante de su alma inmortal una mujer robaba sus cigarros del pantalón, de su cuerpo inerte tirado en el suelo. Luego vio una luz frente a él y fue absorbido por esta. Pensó, “ahora solo recuerdo en mi mente las palabras de ése Dios diciéndome que con la muerte no se juega, recuerdo también dos ~37~


Fotografía por Jacob Nizierski

pastillas una azul y una roja, “¿qué me pasa? ¿En qué me he convertido? o ¿es que siempre lo he sido? ¿Y tú qué papel juegas en ella?...” otro fragmento de su mente multidimensional rezaba: – “... Pero sigo esperando a que llegue, solo estas paredes me protegen y al tener las manos amarradas no puedo conjurarlos… el principio del fin, se viene el principio del fin y aunque creas que es un juego, las cartas ya están tiradas, el tren sigue contigo o sin ti”. Despertó frente a su computador. Eran la 1:07 Am. – ¡Mierda! – exclamó – me he pasado 67 minutos, pero ya lo tengo – decidió comunicarle a su cobradora lo que pudo encontrar. Esta vez prendió su computadora, digitó los 32 caracteres de su contraseña dispuestos en un orden muy meticuloso con componentes alfanuméricos y símbolos, y se dispuso a enviar lo que logró documentar de esa información vista. Al prenderse la pantalla encontró un mensaje recibido a las 11:25 AM de su cobradora que le

decía:” ¿Lo lograste?”. No comprendía qué pasaba hasta que se dirigió al calendario, eran la 1:07 AM pero del día siguiente al pactado, había fallado, pero sabía que sería indultado pues con las siguientes letras adjuntó el documento que relataba lo mencionado con anterioridad: “Lo logré, el tiempo no me favoreció pero lo que lees te involucra y puede ser real, al menos en parte. Si no comprendes las palabras de la melancolía, es porque no has pasado concienzudamente por la traición ni el mal ¿no lo recuerdas? Pero ahora ya comienzas a despertar, ¿no lo recuerdas? ahora sí despiertas con Demencia, puedes releer estas líneas y te remitirán al pasado, como lo dijo la Luna, al pasado, al pasado malvado y al pasado traicionero, ese pasado que quizá sea un futuro, quizá sea el futuro de un pasado pero también quizá seas el pasado de un futuro ya vivido, ahora soy yo quien espera no se rompa tu zapato ni te rompas el coco armando rompecabezas, ahora recuerda Demente”. ~38~


La tripa del buey Dionisio López Ramos

C

uenta la leyenda que hubo una época en que la cordura se instaló en el mundo literario ejerciendo un dominio aplastante; fue tal su poder, que hizo del juicio su fiel servidor. Ambos fundaron una ciudad de los libros acorde con sus pensamientos, pero carente de emociones. Por eso, el día que la locura capitaneó un ejército de vanidades envueltas en todo tipo de improperios; el cielo se cubrió de sonidos de sables y espadas batiéndose por obtener el poder absoluto. Los más viejos del lugar dicen que los desgarros y lamentos llegaron a escucharse hasta en el limbo, pero que no hubo vencedores ni vencidos; porque desde entonces, los ogros formaron parte de la lectura y los cuentos para que garbancito pudiese esconderse en la tripa del buey. ~39~


Kaleidoscopic Cats Donde la realidad y la imaginaci贸n se vuelven arte

~40~


~41~


Diez películas que no debes de ver si estás melancólico José Luis Acosta

O

tro artículo lleno de spoilers. Esta vez tiene razón de ser: son películas que no os recomiendo ver, por eso en algunas os hablaré de finales terribles y desesperanzadores. De la melancolía a la depresión puede haber un paso, y estas películas son desaconsejables si nuestro estado de ánimo está bajo. Seguro que se me pasa alguna. Podéis citarlas en el hilo del próximo número de Demencia. Comencemos este viaje al páramo de la tristeza. EL TIEMPO DEL LOBO (AUSTRIA, 2003). Michael Haneke. Que autor más incómodo. En esta película un grupo de supervivientes trata de salir adelante en un estado de desconocimiento general: no hay instituciones, ni policía, ni servicios. Es el apocalipsis. Se lucha por conseguir comida. Hay grupos organizados, unos más perversos que otros. Empieza la película con un mensaje terrible: “el hombre es un lobo para el hombre” de Hobbes. Según este filósofo inglés, sin un orden establecido la depredación sería el estado natural del hombre. Refuta al “noble salvaje” de

Rousseau, que afirma que los humanos seriamos buenos en la naturaleza, conviviendo en paz. Películas como esta demuestran que Hobbes tenía razón y Rousseau no, desgraciadamente. El final de este largometraje tiene un regusto agridulce. Un vigilante del campo de refugiados salva a un niño del suicidio. El vigilante le dice que todo saldrá bien: que aparecerán los soldados, que volveremos a tener leyes, hospitales, colegios…una sociedad que regule el caos. Qué teoría tan tonta la de Rousseau, esa del “noble salvaje”. https://www.youtube.com/ watch?v=pnJ9AE-TYOc ÚLTIMO TREN A AUSWICHTZ (ALEMANIA, 2006). Durísima película sobre el holocausto. En ella, podemos ver las penalidades de un grupo de judíos en un vagón de tren. En el trayecto se mueren de sed y hambre, rodeados de sus propias heces. Les dan dos cubos de agua a mitad del viaje y el ansia los hace tirarlos. Al final les espera Auswichtz. Tristísimo. ~42~


https://www.youtube.com/watch?v=wKGuhNs6VQ IRREVERSIBLE (FRANCIA, 2002). Cuando se estrenó esta película en el festival de Cannes, más de la mitad de los espectadores se fueron a mitad de proyección. No es para menos: hiperrealismo, ultraviolencia y una violación con paliza de nueve minutos que se hace interminable. Irreversible; cuando tu vida no puede volver a ser igual después de un horrible suceso. Le puede pasar a cualquiera. Sólo podemos cruzar los dedos o rezar.

película. No os aportará nada. https://www.youtube.com/ watch?v=EBaqQ0ENXtg ANTICRISTO (DINAMARCA, ALEMANIA, FRANCIA, SUECIA, 2009). Película que gira en torno al suceso más triste posible: la muerte de un hijo. Para hacer terapia, el padre decide llevar a la madre a una ominosa cabaña de la Selva Negra. No es una buena idea. Caos, locura y muerte rodean esta cinta de una violencia y un grafismo extremos.

https://www.youtube.com/ watch?v=OU-ZOHeWLkU

https://www.youtube.com/ watch?v=RUEdCg2Uk0A

EL CANÍBAL DE ROTEMBURGO (ALEMANIA, 2006). Basada en un caso real, aunque es una película muy bien documentada. Un alemán del pueblo de Rotemburgo puso un anuncio en un foro de canibalismo, algo así como ¿Alguien quiere ser devorado por mí? No solamente no se denunció el post, sino que tuvo decenas de peticiones. Un ingeniero alemán aceptó. Acordaron devorar ambos el pene del ingeniero. Todo salió mal: el pene estaba demasiado duro y no fueron capaces de comerlo, después de varios cocinados y refritos. La droga que le suministró el caníbal fue insuficiente. Mientras se moría, el ingeniero le dijo al caníbal “me dijiste que iba a ser maravilloso”. Éste le devolvió una caricia falsa. Por favor, no veáis esta

BAILAR EN LA OSCURIDAD (DINAMARCA, 2000). Película de Lars Von Trier, al igual que Anticristo. Este director lleva más de veinte años con depresión. La forma que tiene de combatir esta enfermedad es con películas sumamente deprimentes. ¿Le funciona? No lo parece, a la vista de sus estallidos en diversos festivales de Cannes. La sinopsis es la siguiente: la película se desarrolla en Estados Unidos en el año 1964. Selma (Björk) es una inmigrante checa que se muda a aquel país con su hijo Gene. Además padece una enfermedad hereditaria degenerativa que le está ocasionando una rápida ceguera progresiva. Por este motivo Selma ahorra centavo a centavo en una lata que guarda en su cocina para pagar una operación que ~43~


evite que su hijo sufra el mismo destino. Selma participa en la obra teatral The Sound of Music donde comienza a quedarse ciega. Cuando su vida es aburrida y miserable, comienza a tener alucinaciones donde ve a la gente en números musicales. La vida de Selma comienza a ser una auténtica ruina; uno de sus supuestos amigos la traiciona, le ocurren cosas malas en parte por culpa de sus alucinaciones y otra por su enfermedad irreparable. Si nos damos cuenta, Selma está rodeada de mucho amor. Es una película de corte trágico, alineado con la corriente estética llamada “dogma 95”. https://www.youtube.com/ watch?v=RhSjevRpWLo EL REY DE LA MUERTE (ALEMANIA, 1989). Película gore de Jörg Buttgereit que trata sobre siete suicidios o muertes violentas, uno para cada día de la semana.

castran a un prisionero en un campo de concentración. Cuando la novia del hombre vuelve a casa, arma un escándalo, y él la mata con un fusil. Se revela que este episodio se muestra en la pantalla TV en la habitación de un desconocido que se ha ahorcado. Miércoles: Un hombre y una chica se encuentran en un parque bajo la lluvia. El hombre cuenta a la chica su vida sexual catastrófica que le ha hecho matar a su mujer. La chica saca un revolver para matarle, pero el hombre lo coge y se tira una bala en la boca. Jueves: Un puente de autopista. Se muestran los nombres de los suicidas que han saltado al vacío. Viernes: Una mujer, sola en su piso, comiendo bombones, observa a una joven pareja que vive en un piso vecino. Ella se duerme y en su sueño ve a sus padres a los que sorprende durante el coito. La cámara muestra a la joven pareja, muerta sobre su cama.

Lunes: Un hombre vuelve a casa, llama a su jefe para presentar su dimisión, escribe unas cartas misteriosas, limpia su piso y se suicida en su bañera. Su muerte es simultánea a la de su pez, el único ser que ha compartido su vida.

Sábado: Una mujer se arma de una cámara y de un fusil. Ella prepara lo que considera como la apoteosis de su vida frustrada, la matanza filmada de varios espectadores de un concierto de rock en la que ella misma perderá su vida.

Martes: Un hombre presta un vídeo en una videoteca. Se trata de una película en la que unos soldados torturan y

Domingo: Un hombre, solo en una cama, se golpea numerosas veces violentamente la cabeza contra el ~44~


muro, con la intención manifiesta de matarse. Agradable. ¿Verdad? https://www.youtube.com/ watch?v=u51l9_2TPpw HAPPINESS (ESTADOS UNIDOS, 1998). Esta es una película incómoda, demencial y transgresora. Esta cinta desarrolla un cúmulo de perversiones: pedofilia, violaciones, sueños masoquistas, suicidios, acoso telefónico, abuso de pastillas y alcohol, problemas sexuales, etc. La familia protagonista –que guarda cierta compostura de normalidad- practica todo tipo de perversiones, manías, crímenes y fobias, que serían rechazadas por el resto de la sociedad. Tristísimo el final, cuando el padre le confiesa a su hijo que aunque es pederasta, no le haría daño. https://www.youtube.com/ watch?v=JzYllBpl-9I CARNE (FRANCIA, 1991). Mediometraje durísimo sobre la amargura y la desesperanza. Cinta de Gaspar Noé (Irreversible, 2002) director conocido por sus incómodas e impactantes películas. Un carnicero que sale de la cárcel se encuentra con el rechazo de la sociedad. Tiene una hija autista y durante todo el metraje se juega con la posibilidad de la violación del padre. Al final sucede, no sin antes previo aviso –con cuenta atrás- para que los

espectadores abandonen el visionado de la película si creen que no van a soportarlo. Además del horror de la película, cabe destacar el hundimiento total del protagonista. Primero gradual, después definitivo e Irreversible – ¿os suena la palabra? -. Lo más deprimente de todo es la sensación de que el carnicero no puede salir del pozo, haga lo que haga. No es dueño de su negro destino. https://www.youtube.com/ watch?v=5bSLA4KCEPA LA TUMBA DE LAS LUCIÉRNAGAS (JAPÓN, 1988). Película de animación japonesa sobre la sociedad nipona en la segunda guerra mundial. Un hermano y hermana pierden a su madre en un bombardeo norteamericano, quedándose huérfanos. Sus tíos los acogen con indiferencia y desprecio, por lo que deciden irse de casa. Deambulan por las calles de Tokio. Las autoridades japonesas parecen más interesadas en la guerra que en las necesidades de los ciudadanos, aunque sean niños. En lo que queda de película, los niños se mueren lentamente de hambre. https://www.youtube.com/ watch?v=3YeP-UMHVaE Muy deprimentes, tal y como dije al principio.

~45~


En el interin


El espectador Ana Larraz Gale

Fotografía por Jordy Meow

L

as dos niñas, aunque no parecían tener más de nueve años, siempre iban caminando al colegio solas.

Yo las veía cada día. Siempre parecían estar contentas. La que tenía el pelo castaño claro, no paraba de hablar mientras la otra, la rubia, le escuchaba con mucho interés. La más callada, vivía muy cerca de donde yo estaba y la otra, la que llevaba dos coletas, venía todas las mañanas a buscarla para ir al colegio y la acompañaba al regresar. Lo mismo a la ida que a la vuelta, al llegar a mi lado, se detenían un momento a descansar, aunque por la vitalidad de que hacían gala, no parecían

necesitarlo. Hablaban muy rápido, tanto, que yo no acababa de entender lo que decían, pero debía ser muy interesante porque no paraban de reír y de gesticular. Aun sin entenderlas, me sentía feliz solo de oírlas. La misma escena, las dos chicas juntas, divirtiéndose y charlando, se repetía todos los días y yo, casi sin querer, iba viendo como las chiquillas iban creciendo. Su aspecto físico se modificaba, pero no su forma de ser. Juntas seguían yendo al colegio y lo mismo que desde que eran niñas, al unísono se reían. Seguramente sus temas de conversación habían ido cambiando con el paso de los años porque ahora, sus gestos eran más comedidos y a veces bajaban la voz ~48~


para que nadie las oyera. En alguna ocasión, estando a mi lado, se les acercó más de un mozalbete, pero entonces ellas, muy dignas, se ponían los libros pegados al pecho y se quedaban calladas. A mi lado se confesaban sus secretos, sus sueños, sus ansiedades y sus deseos, hasta que un día, la de las coletas dejó de venir. Al principio, pensé que era algo momentáneo, que se habría ido de vacaciones igual que otras veces, pero algo me hizo cambiar de opinión: La niña rubia, seguía yendo todas las mañanas al colegio, aunque sola. Ya no sonreía como antes. Nadie la venía a buscar y en sus ojos marrones, no brillaba la luz que antes tenían. Cuando pasaba por mi lado, me miraba y sin poder evitarlo, empezaba a llorar y seguía su camino sin detenerse. Y así, un día tras otro. Yo, empecé a echar de menos la compañía de las dos chiquillas y sin darme cuenta, mi aspecto empezó a deteriorarse. Los días iban pasando y nada mejoraba. Seguía viendo pasar a la chiquilla que igual que yo, no parecía recuperarse de su soledad, cada vez estaba más delgada y ojerosa. Ninguno de los dos conseguía levantar cabeza.

su casa y cuando bajó, vi otra vez en su cara la alegría que había perdido. Pasaron a mi lado, pero al ver mi mal aspecto, continuaron su camino alejándose de mí. Yo me alegré mucho de verla feliz, aunque no pude dejar de pensar en qué habría dicho la de las coletas de la elección de su amiga. No estaba muy seguro de que le hubiera gustado, pero ¡qué le vamos a hacer! ¡así son las cosas! Bueno, no puedo divagar más. Tengo que darme prisa si quiero terminar de contar ésta historia. Hace un momento, han llegado los jardineros del ayuntamiento, que como siempre en primavera, hacen la poda anual. Me están mirando y sé que están hablando de mí, no les importa que les oiga: - Este es el árbol que nos han dicho que quitemos ¿verdad Manuel? - Sí, tiene muy mala pinta. Ya no sirve ni para hacer sombra al banco que está debajo. - Han dicho que lo arranquemos. En seguida voy. - Me temo, que nunca más volveré a ver a mis dos amigas, mi tiempo, al igual que el da la niña del pelo castaño, se ha acabado. - Y en ese momento, el hacha del jardinero, cayó sobre el árbol.

Sin embargo, ayer, ante mi sorpresa, vi a mi amiga acompañada por un muchacho. Le había ido a buscar a ~49~


Has vuelto Pilar González Navarro

Da click en la imagen o en el texto para ver el vídeo

M

iraba a las parejas en la calle y no sentía envidia, pues desconocía su significado. Miraba el mar y el mar ya no me llamaba como antes, con sus perlas multicolores y la dureza del yodo sobre mi cara, ni la arena que el viento traía a mis ojos, todo eso que antes no importaba, ahora me dolía. Miraba el sendero

que antes recorría a diario y mis maltrechas piernas no me dejaban andarlo. Miraba a mis amigas, a las que quiero tanto, y me apetecía vivir sus vidas, todas ellas, menos la mía. Miraba al cielo, del que solía contar las aves que pasaban y hacer figuras con las nubes y rostros que imaginaba y un día, me cansé de mirarlo. Miraba los días en el ~50~

calendario y apuntaba las fechas que me ilusionaban, rodeando de rotulador rojo las fiestas y cumpleaños, pero cierto día me perdí entre ellos, sin importarme saber qué día era, ni si era lunes o era sábado. Miraba mi cama y no me llamaba al descanso sino a la tristeza de las noches largas y oscuras. Miraba a mis hijos y los


amaba como ahora los amo, pero con miedo a que su vivir se pareciera al mío, como si estuviesen predestinados a vivir una vida frustrada o un desengaño. Buscaba muy dentro de mí, donde se escondió mi amor y no podía encontrarlo. Y de repente, del lugar más inesperado, sin buscarlo, ni soñarlo, ni pensarlo, ni imaginarlo, llegaste tú. Y por momentos pensé en una pareja de enamorados: “nosotros”, en un mar que me invitaba a mojarme: en “tu alma”, en un sendero que andar: “el camino hasta tu casa”, en

unas amigas que viven como yo: “contigo”, en un calendario lleno de círculos rojos: “tus labios”, en un cielo lleno de aves y nubes con formas preciosas: “tus ojos”, en una cama que invitaba al placer, a la paz, al reposo: “tu cuerpo soñado”, en mis hijos volando, altos y libres: “alzados por tus manos” y en un amor muy grande, que no tuve que buscarlo sino que me encontró ya él, casi sin sangre. Todo eso eres tú, mi amor, lo noté esta mañana al despertarme, aunque sólo fue por un instante. ¡Has vuelto, esperanza! ~51~

Fotografía original por Sebastian Pichler


Melancolía Antonio Rivas

H

acia 1999, quizás por Navidad, el paciente, Don Rodolfo Avendaño, fue diagnosticado de infarto agudo masivo de miocardio presentando al mismo tiempo un cuadro distímico estable de etiología psicógena. Al presente refiere que en tres ocasiones ha intentado suicidarse con motivo de un desencuentro emocional con su pareja de largos años de evolución, por causas subjetivas de posible infidelidad. A este respecto cabe destacar que la melancolía es una distimia que se caracteriza por desplazamiento del estado de ánimo hacia el lado depresivo, con inhibición de la voluntad y de la actividad. La vida pierde sus encantos, cobrando, en cambio, gran importancia lo que en ésta es desagradable. Este tedio en la existencia del paciente puede llevar al suicidio, en efecto, como refiere el Sr. Avendaño, por carecer su vida de todo aliciente, caracterizándose especialmente por su tendencia a la pasividad y al pesimismo, a su falta de sociabilidad y, físicamente, por la delgadez de su cuerpo. Cabe destacar que la Distimia o Melancolía es el mal del siglo y

significan “humor perturbado”, es uno de los trastornos más abundantes en nuestros tiempos. El Sr. Avendaño presenta altibajos del estado de ánimo, tendencia al estado anímico irritable o deprimido, es enojadizo, y con tendencia a una impenitente tristeza, teniendo dificultad para disfrutar de las cosas positivas de la vida y con verdaderos atolladeros para llegar a considerarse plenamente feliz, agravado por trastornos del sueño, el cual nunca llega a ser reparador, por lo que hemos decidido que duerma con un máquina de aire a presión, en este caso un BIPAP de presión discontinua a 14/6, porque no toleraba el CEPAP de presión continua. Observa asimismo problemas de concentración, de memoria y de falta de atención o interés, aún para actividades lúdicas y tendencia a las somatizaciones, como las cefaleas y los vértigos, junto a un estado de fatiga crónica. Nuestro paciente presenta por tanto un cuadro de Distimia o Melancolía extrema activado por una situación de estrés continuado ya que se siente sometido a tensiones constantes, y parece una persona extremadamente autoexigente, resultando que para él ~52~


cualquier situación se convierte en estresante. Esta Melancolía creo que puede durarle al paciente semanas, meses o años. Observa con frecuencia un malestar personal y familiar, está irritado, agresivo, entra con facilidad en las discusiones y tiene muy baja tolerancia a las frustraciones, sinceramente yo creo que es un amargado, como lo creen la mayoría de los que le rodean. La Melancolía es un término que deriva del latín y que, a su vez, tiene origen en un vocablo griego que significa “bilis negra”. Se trata de la tristeza vaga, permanente y profunda. O sea, que Don Rodolfo Avendaño tiene la conciencia más negra que el alquitrán, oye. La melancolía suele ser tratada en la actualidad como una enfermedad que puede aliviarse mediante la combinación de psicoterapia de apoyo, terapias conductistas y de ciertos fármacos. La base de los tratamientos está en el análisis psicológico, para llegar a las causas internas de la melancolía, mientras que los fármacos apuntan a controlar los síntomas físicos que puede generar dicho trastorno (como malestar estomacal, dolor de cabeza, vértigos y otros). Los especialistas consideramos que la melancolía, al igual que la tristeza y otras emociones, pasa a ser patológica cuando altera el normal pensamiento del individuo y dificulta su desempeño social. Por ejemplo: se considera normal que una persona se sienta melancólica una tarde y se

quede en su casa mirando fotos viejas de familiares o amigos, mientras se da un atracón de gominolas o palomitas de maíz; en cambio, si dicha conducta se repite a lo largo de varios días y el sujeto abandona su vida social y sus obligaciones, la melancolía pasa a ser un tipo de depresión, y requiere de tratamiento. Por eso al Sr. Avendaño le estamos tratando con benzodiacepinas. Muchos géneros musicales se apoyan en la melancolía, tal como sucede con una importante parte de la Ópera y la Música Pop, por diversos que parezcan a simple vista. También en la Literatura en general y en la Poesía en particular, con cierta tendencia hacia el anarquismo modernista de vanguardia. No resulta difícil comprender las razones, dado que el arte está en contacto directo con nuestras emociones y mucha gente se apoya en la música y en la lírica para superar momentos difíciles de la vida, tales como la pérdida de un ser querido o de un amor no correspondido o deseado. En este sentido, sin embargo, una canción de tono melancólico reiterativa no puede resultar muy beneficiosa para nadie, ya que el incesante lamento ante un hecho irreparable es el potencial comienzo de una depresión. Por eso el Sr. Avendaño siempre está escuchando la música romántica y melódica de los años 50 y 60. A mi modo de ver, creo que tengo argumentos sólidos para afirmar que la teoría de la personalidad del ~53~


individuo y el estrés a que puede estar sometido son factores que contribuyen al desarrollo de enfermedades neoplásicas o coronarias, como le sucede al Sr. Avendaño, y que esta teoría va fortaleciéndose, a pesar de la gran cantidad de críticas que recibían estos estudios, pues hoy muy pocos se atreven a negar su fundamento, incluso se ha llegado a afirmar, provocando la sonrisa de los todavía incrédulos, que el tabaco es mucho menos determinante que una depresión profunda: la represión de las emociones conduce a la ansiedad, la irritabilidad y la incapacidad de demostrar estas emociones que se traduce, en parte, en una personalidad introvertida, triste y en una actitud negativa ante la vida. Este tipo de Depresión o Melancolía podría definirse clínicamente como “depresión desesperada”. La esencia de la personalidad desesperadamente deprimida o melancólica, incluso neurótica, radica en la ausencia de autonomía y, por consiguiente, en una dependencia emocional de amigos o familiares que impide a algunas personas tomar decisiones de suma importancia para ellos por sí mismos y, faltando esta autonomía, las necesidades del paciente se bloquean y permanecen insatisfechas con resultados como desesperación, ansiedad, excitación y auto agresión. Este estado va en detrimento de su salud, influyendo en sus defensas y hace que su sistema inmune baje la guardia, volviéndose más vulnerable.

Por tanto, quienes se irritan con suma facilidad ante el más mínimo contratiempo y se angustian a la hora de tomar decisiones por sí mismos tienen riesgo de padecer algún tipo de enfermedad coronaria. No es extraño que a nuestro paciente, Sr. Avendaño, en un año o dos, haya que trasplantarle el corazón. Diez de mayo del 2001: efectivamente, al paciente se le trasplantó el corazón, y a mediados del año 2007 Don Rodolfo Avendaño descubre que todos sus males devienen de otro tipo de enfermedad autónoma que es el Síndrome de Peter Pan. Al poner tierra de por medio entre su “Wendy” y él desaparecieron como por arte de magia, tanto el Síndrome Melancólico como el de Peter Pan. Hoy es un hombre nuevo que escribe literatura en torno al Realismo Mágico y al Arte Lírico en sus formatos de Verso Libre, Verso Clásico y Prosa Poética, está perdidamente enamorado, por primera vez en su cochina existencia, y quiere pensar que, a sensu contrario de sus previsiones anteriores de supervivencia de cuatro a cinco años, por el promedio de vida del trasplantado cardíaco de catorce años en todo el Territorio Nacional, cree, a sus 71 años que puede, con algún que otro problemilla, llegar a los 86, y si no, que le quiten lo “bailao”.

~54~


Âż ? leerĂĄs

e-mail: eltelolondelaluna@gmail.com https://www.facebook.com/revistademencia https://twitter.com/revistademencia revistademencia.wordpress.com

~55~


El jardin del poeta PoesĂ­a que se esparce sobre el lienzo


â&#x20AC;&#x153;Los pescadores saben que el mar es peligroso y la tormenta, terrible. Pero eso no les impide hacerse a la marâ&#x20AC;? Vincent Van Gogh 1853- 1890


¿Y ahora qué hago? Marian Calibano

A

hora que no te siento,

te veo

que no te escucho, que no

Que solo necesito, como alimento, el sonido que nace de mis silencios Qué hago ahora que ya no te espero. A qué puerta toco para encontrar la respuesta

Dónde he de dirigir esa próxima distancia, la que por ley se acerca y sin temor se enfrenta a esa, la sombra de la locura, la que olvidó tu fantasma entre blancas y vacías presencias ¿Y qué hago ahora? Cuando no te necesito, ni te busco, ni te quiero ~58~

Cuando justo agoté el deseo Qué hago, ahora que no soy capaz de hacerlo. Dime tú. Tú que siempre estuviste como fiel compañero de los sueños Dónde encuentro. Cómo hago. Cómo llego.


Marionetas de melancolía Temoltzin Santillan Padilla

M

ira el horizonte escarlata y no suspires,

con el sol se esfuman nuestros planes, la noche pronto nos abrazará, nos apartará, la vida nos dará otra oportunidad

una satisfacción pasajera, busca bien en los escombros del mundo, encontrarás algo puro.

Escucha el sonido ruidoso de la ciudad, no grites.

a pesar de la amenaza nuclear.

En este estado caótico parece que no hay solución;

Mi deliciosa reina de melancolía,

la vida moderna nos consumirá, nos atrapará,

contempla mariposas,

el universo nos recompensará,

mi fruto prohibido; Mi caída está próxima, estás invitada,

a pesar de intoxicarme cada día.

estoy listo, ya no siento temor,

Mi deliciosa dama con melodía, mi deseo excluido,

solo somos un confuso y efímero recuerdo,

Mi caída está próxima, estás invitada, ~59~

estoy listo, ya no siento dolor; hemos tratado de escapar de las envidias, de los falsos profetas que insisten en separarnos, seguimos uno frente al otro, no importa si es noche, no importa si hay ruido; estoy listo para el colapso, no tengo nervios ya no siento temor, ya no siento dolor, solo amor por ti, dulce reina de melancolía, exquisita dama con melodía, irrepetible mujer.


Revista Número 11: Melancolía  

Si fuese el fin del mundo, si tus ojos ya no vieran, si el silencio fuera tu único consuelo... ¿Serías humano? Revista de literatura indep...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you