Page 158

crítica149_crítica133 sin ilustraciones.qxd 30/05/2012 02:00 p.m. Página 157

EL CLUB DE LOS HACHISIANOS

Haciendo un llamado desesperado a los poderes de mi alma, logré, mediante una enorme proyección de mi voluntad, levantar mis pies que se agarraban al piso y que me era preciso arrancar como troncos de árboles. El monstruo de piernas de mandrágora me escoltaba parodiando mis esfuerzos y cantando con un tono de monótona salmodia: “El mármol gana, el mármol gana!” En efecto, yo sentía mis extremidades petrificarse y el mármol envolverme casi hasta las caderas como la Dafne de las Tullerías; yo era una estatua, como los príncipes encantados de Las mil y una noches. Mis talones endurecidos resonaban formidablemente sobre el piso: hubiera podido interpretar el Comendador en Don Juan. Sin embargo llegué al rellano de la escalera que intenté descender; estaba poco iluminado y adquiría a través de mi sueño proporciones ciclópeas y gigantescas. Sus dos extremos parecían extenderse al cielo y al infierno, dos precipicios; al levantar la cabeza, percibí, indistintamente, en una perspectiva prodigiosa, superposiciones de escalones innumerables, rampas a escala como para llegar a la cima de la torre de Lylac; al bajarla presencié abismos de peldaños, remolinos de espirales, vahídos de circunvoluciones. Esta escalera parecía taladrar la tierra de extremo a extremo, me dije, al continuar mi marcha maquinal. Llegaría abajo la víspera del juicio final. Las figuras de las pinturas me miraban con un aire de lástima, algunas se agitaban con contorsiones penosas, como si fueran mudos que quisieran trasmitir un aviso importante en una ocasión suprema. Podría uno decir que querían advertirme que evitara una trampa, pero una fuerza inerte y tétrica me arrastraba; los escalones eran suaves y se hundían con mi peso, como las escalas misteriosas en las pruebas francmasonas. Las piedras viscosas y fofas se hundían como vientres de sapos; nuevos descansillos, nuevos escalones, se presen157

/critica_149  

http://revistacritica.com/revistas/critica_149.pdf

/critica_149  

http://revistacritica.com/revistas/critica_149.pdf

Advertisement