__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1


1


“Cuando crees que conoces todas las respuestas, llega el Universo y te cambia todas las preguntas…” - Francisco Pinto

Por: Ing. Francisco Strada Martínez Rector Universidad Cien rector@universidadcien.education

Este es un nuevo paradigma al que nos enfrentamos, es una nueva realidad disruptiva que llegó para quedarse, ante esto tenemos que tener la suficiente capacidad para adaptarnos y no morir en el intento. La realidad económica mundial, las precauciones sanitarias, el desempleo, el uso de tecnología para enlazar las actividades laborales, son algunas de las nuevas realidades con las que nos despertamos un día de hace unos meses; de ese tiempo para acá surgen preguntas como: ¿qué es lo que viene?, ¿qué es lo que aún nos falta por ver?, ¿hacia dónde vamos?, ¿qué cambios necesitamos hacer?, ¿qué podemos rescatar de la realidad anterior y qué todavía pueda ser vigente?, ¿dónde terminará esto?, ¿qué debo de hacer en mi empresa?, ¿qué cambios tengo que operar desde mi realidad?, ¿podremos resistir ante una ya de por sí mermada y precaria economía?... Estas y muchas otras interrogantes son las que rondan la mente de los empresarios. Si a esto le aumentamos el poco o nulo apoyo gubernamental, la falta de políticas públicas y la intransigencia de la cúpula gobernante, hacen que el futuro se vea incierto. Pero, como siempre sucede en este país, la legión empresarial tiene que empezar a sacar la cabeza y ponerle cara a este futuro. Y en la industria de la construcción no se está ajeno a estas realidades, la contracción del mercado prevé un levantamiento lento, inseguro e inestable.

14

¿Con qué contamos?, ¿de dónde podemos apoyarnos? La respuesta está dentro de la misma empresa, hoy más que nunca, el talento humano que se tiene dentro de las industrias es el principal activo. Generar una nueva planeación estratégica desde diferentes enfoques y con estas realidades, se hace preponderante ante la realidad que tenemos, por lo tanto, el equipo de trabajo debe de ser el pilar en donde se sustente la adaptabilidad al cambio que se tiene encima. Capacitar a tu equipo nunca será un desperdicio, siempre es la mejor inversión, sobre todo si esta capacitación tiene que ver con el desarrollo de sus competencias blandas (soft skills). Una muy buena herramienta es crear dentro de tu entorno laboral lo que hemos denominado en Universidad CIEN como la tribu digital, que es el desarrollo de equipos efectivos de trabajo dentro de un entorno digital, y estos nuevos tiempos lo requieren. Pero la tecnología no lo resuelve todo. Al igual que ocurre con los equipos de trabajo convencionales: comunicación fluida, responsabilidad individual y compromiso con el grupo, son elementos imprescindibles para el éxito del proyecto, en consecuencia, la figura del líder emerge en este punto como esencial. Un líder debe ser al mismo tiempo coordinador y motivador de su equipo. Dirigir a personas que no se conocen o ubican físicamente requiere habilidades especiales, el líder debe asegurarse de que, tanto los objetivos como el trabajo a realizar, han sido entendidos de forma muy clara por todos los miembros del equipo,


poniendo especial atención en las posibles diferencias culturales; pero, además, la celebración de los éxitos debe ser otro de los cometidos del líder y ese aspecto, suele olvidarse. Hacer una llamada múltiple o utilizar los medios sociales para felicitarse por un éxito colectivo o reconocer un trabajo bien hecho, es una buena manera de cohesionar aún más al grupo. Cada día nos presentará nuevos retos, no sabemos si este será el único y último confinamiento, debemos estar preparados y ya no podemos perder el tiempo sin ser conscientes de que puede volver a suceder. En esta nueva forma de vida se necesita que todas las organizaciones puedan desarrollar sus propias tribus digitales en medida de sus posibilidades. Se deben de crear procesos y protocolos precisos para poder desarrollar esta actual forma de trabajo colaborativo.

lo que eran antes, esto lo apoyo en innumerables estudios; el mundo empresarial de la construcción debe de empezar a plantearse nuevas formas y herramientas para desempeñar su trabajo. La industria de la construcción tiene infinitas posibilidades de poder establecer los medios necesarios para adecuarse a esta nueva realidad. Busca alternativas, acércate a personas que vienen instrumentando estos medios para el desarrollo efectivo y eficaz de su trabajo.

Ahora bien, más que una preocupación, quisiera dejarte un mensaje de positivismo realista, los equipos de trabajo virtuales están siendo mucho más eficientes y menos onerosos que

15


El papel de la Arquitectura en la lucha contra el Covid-19 El diseño de nuestros espacios tiene el poder de exponernos o mantenernos a salvo. Desde el diseño de pisos, la elección de materiales, hasta la circulación del aire, cada decisión que tomamos es importante. Nadie esta exento del mal diseño. En medio de la búsqueda de equipo sanitario de protección personal y la implementación de un cambio de comportamiento humano a gran escala, las comunidades de todo el mundo se están uniendo para luchar contra la pandemia de Covid-19. A nivel personal, ¿cómo pueden hacerse más seguros los espacios que ocupamos? Y a nivel profesional, ¿cuál es el papel de la arquitectura en la lucha contra una pandemia? A continuación, se presentan algunas reglas generales para adaptar nuestros espacios domésticos, comerciales, residenciales y públicos a espacios que nos mantendrán seguros. Diseño efectivo para distanciamiento social, no aislamiento social Los espacios comunes como los pasillos, las salas de espera, los vestíbulos y los ascensores son los más peligrosos porque allí es donde ocurre el hacinamiento. En lo posible conectar estas áreas al aire libre. En el interior, las personas (y las camas) deben estar separadas por 2 metros para minimizar la transmisión de gotas de saliva. Reducir la congestión de las salas de espera y otros espacios comunes donde se mezclan personas infectadas y saludables. Así como los pacientes deben ser evaluados para priorizar a aquellos que más necesitan aten-

20

ción, los espacios se deben clasificar para proteger a las personas sanas de enfermarse, incluidos los trabajadores de la salud y las personas con casos no confirmados. Secuenciar los flujos de personas para limitar superposiciones innecesarias. Asegurar de separar las entradas limpias y sucias, asegurar las áreas apropiadas para ponerse y quitarse el equipo sanitario de protección personal, y considerar cómo las personas y los materiales se moverán por el espacio. Repensar la selección de materiales y el tratamiento de superficies Las superficies contaminadas con gotitas infectadas pueden transmitir enfermedades. Los hospitales y las cocinas utilizan superficies no porosas (por ejemplo, acero inoxidable, plástico, materiales compuestos) para el control de infecciones y la facilidad de limpieza. Estos están demostrando ser materiales donde se ha demostrado que Covid-19 vive más tiempo.


Sin embargo, sorprendentemente, los materiales porosos como madera, cartón, fibras, algodón y cuero parecen ser un material menos estable para el virus Covid-19, que dura solo 24 horas en estas superficies. Necesitamos repensar las pautas determinadas por enfermedades previas, ante las nuevas realidades. Hacer que los espacios respiren mejor Covid-19 se transmite principalmente por gotitas, producidas al toser, estornudar o incluso hablar, que pueden viajar hasta 2 metro. Hay evidencia temprana de que las partículas más pequeñas pueden flotar incluso distancias más largas. En la última situación, llamada transmisión aérea, la ventilación adecuada y las estrategias simples de flujo de aire pueden ayudar. Para diluir y eliminar el aire interior contaminado, abrir las ventanas para ventilación cruzada (si corresponde, y si el espacio lo permite), o usar extractores o sistemas mecánicos para extraer el aire del exterior. Una opción efectiva, son las unidades de desinfección de aire ultravioleta germicida. Los refugios temporales nunca son temporales Los refugios que se entienden como » temporales» generalmente se usan por mucho más tiempo de lo previsto, algunos más de 10 años. Ya sea erigiendo una carpa sanitaria o modernizando un lobby, las decisiones que tomemos ahora tendrán efectos a largo plazo en las instituciones y las comunidades. Invertir los recursos en algo que dure un año, no un mes.

Diseñar para las personas, no solo contra los patógenos Los espacios bien intencionados, pero mal diseñados, fallarán con la forma en que las personas los usarán realmente. Los diseños deben respetar las preferencias culturales, de los usuarios y anticipar los comportamientos humanos naturales. Todos necesitamos unirnos, sabiendo que todos estamos juntos en esto. Así como los espacios sanitarios institucionales pueden provocar miedo, los espacios dignos y centrados en el ser humano pueden infundir confianza y esperanza. El diseño puede ayudar a reconstruir la confianza en el ámbito público. Brindando dignidad, tanto para personas infectadas como para los trabajadores de la salud y mejorar el ánimo en tiempos tan difíciles.

21


ESCENARIOS LABORALES 2020 La vigencia de la declaración de emergencia por caso fortuito del 30 de marzo y sus medidas de mitigación hasta 31 del mes de abril y después ampliadas hasta 30 de mayo El principal efecto laboral fue primero, la suspensión colectiva por caso fortuito y la obligación de pagar una indemnización equivalente a un mes de salario integral de los trabajadores, que feneció el 30 de abril, no pudo excder de ese mes. Así las cosas, es evidente que la pandemia y sus efectos continuarán hasta el dia ultimo del mes de Junio –López Gatell; entonces surge un problema práctico social, ¿Qué sucederá a partir del mes de mayo, si la ley dice que no debe exceder de un mes la indemnización? ¿Acaso los trabajadores dejarán de percibir ingresos para subsistir?, la ley es clara y dice que no -430 de la Ley Federal del Trabajo-; sin embargo, sabemos que el gobierno es de filosofía proteccionista y tratará de aplicar medidas para que las empresas continúen pagando indemnizaciones a los trabajadores, vemos los escenarios. 1.- QUE CONTINUE LA EMERGENCIA SANITARIA. En esta hipótesis, continúa la aplicación del artículo 427 fracción I de la LFT, y seguirá la suspensión colectiva de la relación laboral. Con la observación de que la indemnización ya está topada a un mes de salario “normal”, la cual ya estará cubierta sin que exista obligación de pagar más por estar topado por los artículos 429 y 430 de la ley en comento. Hay que recordar que en este caso se requiere de una autorización del tribunal competente, quien es el que aprueba o desaprueba la suspensión y el monto –juicio especial colectivo-; también hay que considerar que hoy por hoy, no hay tribunal en funciones por la suspensión generalizada de labores, así que no hay quien la autorice. Sin embargo, una solución puede ser, avisar a la junta de la causa de suspensión y firmar un convenio de suspensión por mutuo acuerdo estableciendo las variantes que se desean convenir, para evitarse el juicio “especial colectivo” –que ya se está haciendo. Lo anterior obedece a que el “Consejo de Salubridad General en sesión plenaria del 20 de abril del 2020, determinó que es necesario mantener y extender la Jornada Nacional de Sana Distancia hasta el 30 de mayo de 2020”; y como consecuencia de ello el Secretario de Salud “ordena la suspensión inmediata, del 30 de marzo al 30 de mayo de 2020, de las actividades no esenciales”. Parte importante del decreto es la adición que dispone “el “presente Acuerdo, dejarán de implementarse a partir del 18 de mayo de 2020, en aquellos municipios del territorio nacional que a esta

26

fecha presenten baja o nula transmisión del virus SARS-CoV2”. Como podemos apreciar es interesante que en algunas zonas pudiere reducirse el periodo de la declaración –estados menos contaminados-, de lo que resulta que los efectos de la pandemia se deben de ver además desde un punto de vista territorial. 2.- QUE CONTINUE LA EMERGENCIA SANITARIA CON NUEVAS REGLAS. La nueva regla pudiera ser que se continúe pagando el mes de salario real u otra norma parecida, la ley y la lógica dice que no debe ser, pero no sería remota la posibilidad de prolongarla y exigirlo; habría que ver como sería y si se da. 4.- QUE LA CONTINGENCIA SANITARIA CONTINUE MÁS ALLA DEL MES DE JUNIO. En este caso por lo que se refiere al pago de indemnización la ley establece que no debe ser más de un mes, así que legalmente no es viable, a menos que la autoridad al declararla fije reglas más allá de la ley, que si lo puede hacer, habría que ver el supuesto si se da. Pero este acuerdo por sí solo, ¿Cómo impacta en el pago de salarios a los trabajadores a partir del dia 1 de mayo de 2020? Debemos recordar que lo relacionado con el salario no es, ni debe ser, regulado en la declaración de emergencia, sino que sólo detona la aplicación del artículo 427, 428, 429 de la LFT, que de su contenido vigente señala que si por caso fortuito, se suspenden las relaciones laborales, -427 fracción I - por concepto indemnizatorio se debe cubrir lo equiparable hasta un mes de salario -429- y no más de un mes. Asi que debemos entender que los efectos de la extensión o prórroga de la declaración de emergencia, no debería por sí sola generar la obligación de continuar pagando salario a los trabajadores hasta el día 30 de mayo, así lo dice la ley; situación de consecuencia desastrosas para los trabajadores, no imaginamos millones de mexicanos sin recursos para sus alimentos. 5.-QUE SE REFORME LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO. Es probable que se emita un decreto modificando la LFT-artículos 427, 429, 430-, para hacer más favorable la norma al trabajador -monto de indemnización, sin límite de un mes- o fórmula similar. –Ya hay una iniciativa presentada -PTEn seguida del decreto emitir una declaración de contingencia sanitaria, pero ya no estar limitada al mes de salario y al mínimo actual.


Es probable, que en este caso se privilegie los acuerdos entre estado-patrón-trabajador, así lo dice la iniciativa, -que puede ser esta u otra-, hay tiempo para que lo hagan; el 1º de junio es una buena fecha para darle un regalo a los trabajadores, con ello tratarían de darle la vuelta a la retroactividad de la ley.

chos; o bien si ya no existe suspensión el convenio puede pactar, por ejemplo: jornadas reducidas, reducción de salario o modificación de las condiciones de trabajo, etc.

Lo anterior es mera especulación ya que habría que esperar si esto sucede y en qué términos, pero es probable, ya lo anuncio AMLO y Monreal, y está presentada iniciativa –PT-.

Es una formula viable para justificar modificación condiciones de trabajo una vez levantada la suspensión, promover juicio y dentro de juicio llegar a un convenio, es complejo, pero puede ser efectivo.

hay todas las intenciones de modificar la ley en beneficio de los trabajadores; así las cosas, resulta, que el 21 de abril, el Senador Morenista Ricardo Monreal, presentó una incitativa ante el senado para reformar el artículo 427 y 429 de la LFT y en su exposición de motivos explica que, resulta que la emergencia sanitaria decretada el 31 de marzo de 2020, no encuadra ni en el caso fortuito –I-, ni en la contingencia sanitaria –VII-, ¿Qué tal?, Y que por eso es necesario adicionar una fracción VIII, qué diría, son causas de suspensión colectiva de las relaciones de trabajo : “VIII. La suspensión de labores o trabajos, que declare la autoridad sanitaria competente, en los casos de emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor.” Ahora bien, por lo que se refiere al aspecto económico, ya no maneja la palabra indemnización, ya se habla de un salario, y dispone la iniciativa que: “V. Si se trata de la fracción VIII, el patrón deberá pagar el salario íntegro al trabajador hasta por 30 días. En todo caso, el pago del salario podrá ser convenido por las partes, sin que pueda ser inferior al mínimo.”

7.-CONFLICTOS DE NATURALEZA ECONOMICA.

8.- EMPLAZAMIENTO A HUELGA A PARTIR DE QUE SE LEVANTE LA SUSPENSION. Consideramos que en el momento que se reanuden labores, se debería considerar un emplazamiento a huelga en la empresa, en estos momentos sería una medida de protección frente a acreedores e incluso de la misma autoridad y sobre todo que por las buenas relaciones con los sindicatos, pudieran lograrse convenios, controlados por los propios sindicatos y la empresa, es un buen escenario, ya que deja abierta la posibilidad de llegar a cualquier acuerdo con los trabajadores sin límites, es importante aprovechar ésta oportunidad para revisar puntos gravosos de los contratos colectivos, es el momento. 8.-TRABAJADORES DE CONFIANZA.

En el caso de trabajadores de confianza, el método sería de manera individual por medio de acuerdos simples y sencillos, incluso cartas unilaterales de ellos, ya que ellos no cabrían en los convenios colectivos.

Lo cuestión es que si el 1 de mayo se aprueba la reforma con el contenido anterior, ¿qué pasará con los salarios de los trabajadores a partir de esa fecha?, ¿serán otros 30 días más de salario integral? .-o uno convenido- o ¿se aplicará para lo próxima pandemia? –Dios nos libre-.

9.- SEGURIDAD SOCIAL Y RETENCION DE IMPUESTO.

Lo cierto es que la fracción I y la VII hablan de un mes de indemnización y la propuesta VIII dispone “pagar el salario íntegro al trabajador hasta por 30 días” conceptos totalmente diferentes; quiere decir que si las causas o supuestos -caso fortuito y contingencia- son diferentes, y las cantidades que reciba el operario son conceptos diversos -indemnización o salario-, significa que si se publica la reforma a la ley y que continuara vigente la Declaración de Emergencia, se actualizaría el supuesto marcado con la fracción VIII de la nueva ley, es decir pagar un salario íntegro por 30 días –no indemnización-

Salvo que esto lo corroboren con sus fiscalistas, entendemos que por lo que se refiere al pago de las cuotas:

Yo pienso que es el escenario que está previendo el gobierno, y que se sintetiza así: si a partir del 1 de mayo entra en vigor la fracción VIII de la LFT y la declaración de emergencia continua hasta el 30 de mayo surge entonces la obligación de pagar un salario íntegro a los trabajadores por 30 días o bien uno convenido que no sea menor al mínimo. 6.-FIRMA DE CONVENIOS COLECTIVOS APROBADOS POR LA JUNTA. Hay que recordar que si es de mutuo acuerdo se pueden convenir cualquier modalidad a partir del 30 de abril –prepararlo antes- en aplicación de la suspensión, sin que contenga renuncia de dere-

¿Que sucederá si la empresa en acuerdo con los trabajadores ya sea durante la suspensión o levantada la misma pacta un salario mínimo general, para los efectos de cuotas del IMSS?.

a) Que el salario mínimo está exento para el pago de cuotas para el trabajador y que la empresa pagaría algo mínimo. b) Que el salario mínimo está exento para el pago de impuestos del trabajo. Hay que partir de la base de que lo que se le pagaría al trabajador no es salario, es indemnización, por lo que en el cfdi respectivo deberá decir algo así como “subsidio” “apoyo covid19” “indemnización covid19” “previsión social” y no debe considerarse para el IMSS para efecto de pago de cuotas y estaría exenta esta cantidad hasta 30 días de salario. 10.-ALTERNATIVAS DE ENTREGA DE INDEMNIZACIONES, QUE NO SALARIOS. a) Por medio de una fundación. b) Por medio de un convenio con el sindicato para hacerles llegar vía previsión social su indemnización y que ellos lo dispersen.

CPC VICTOR AYALA CAMARGO Asesor Corporativo

27


La Comercialización de Inmuebles en tiempos de la pandemia COVID-19 Por Ing. H. Eduardo Castro Mora Presidente 2020 del Consejo Estatal de Profesionales Inmobiliarios de Baja California AC (CEPIBC), organismo que integra a las diez principales asociaciones de agentes profesionales inmobiliarios de nuestro estado.

Iniciaba la segunda semana de marzo, a 20 días de haberse efectuado nuestro evento de toma de protesta en donde se conglomeraron más de 100 asistentes entre ellos diputados, magistrados, titulares del ejecutivo estatal, líderes empresariales e inmobiliarios; veía con gran esperanza primero la marcha del día 8 y luego el paro nacional #elnuevenadiesemueve en pro de la equidad de género, mi vocación a temas sociales ya desde hace unos años se expandía más allá del ámbito inmobiliario; el punto es que aun en estas fechas las congregaciones multitudinarias en nuestro país no eran tema, a pesar de que el mismo 8 de marzo el primer ministro de Italia extendía la cuarentena a gran parte de sus provincias, China se encontraba a 10 días de no registrar ningún nuevo contagio por COVID-19, información que debo admitir confundía, escapaba nuestra atención y no nos hacía dimensionar el tamaño de lo que se venía. Ricardo Bolio Cámara, expresidente estatal de nuestro gremio, con su sabiduría nos recomienda suspender nuestras reuniones, otros miembros de nuestro Consejo minimizan el hecho mencionando que se trata de histeria colectiva, en puerta nuestra asamblea mensual para el 19 de marzo donde estaríamos aproximadamente 50 personas en una sala. Aunque con reservas, nuestra directiva decide por la serenidad y confirmamos la convocatoria con medidas sanitarias, ¡que rápido cambian las cosas!, las noticias de que Europa sucumbía y nuestro vecino Estados

38

Unidos se dirigía hacia allá, nos hacen proactivos y en menos de 48 horas suspendemos definitivamente todo lo presencial: asambleas, programas, capacitaciones, etc. Nuestra operación como organismo gremial, y más importante, la comercialización de inmuebles se torna a mayormente utilizar medios electrónicos, ya no por cuestiones de eficiencia, sino por nuestra supervivencia. A finales de marzo nuestro congreso local modifica el código civil e incluye la postergación del pago de rentas de inmuebles durante abril y mayo, esto, sin mayor análisis, como sector entendemos la medida, pero levantamos la mano ante lo que vemos se hizo al vapor y lo que faltó: solicitamos incentivos fiscales y financiamientos gubernamentales para la población. Nuestras asambleas y reuniones para toma de decisiones ya de manera 100% virtual. En abril se ejecuta el acuerdo federal que suspende todas actividades no esenciales y exhorta al resguardo domiciliario, nuestra respuesta no se hace esperar, exclamamos: “SOMOS ESCENCIALES” por ser proveedores de espacios físicos a aquellos que realizan actividades esenciales descritas y porque valientemente seguimos trabajando en aquellos que buscan su espacio para “quedarse en casa”, emitimos oficio al Gobernador del Estado al respecto, a la par analizamos y abonamos a que la “cadena de suministro” se mantenga funcionando para las operaciones inmobiliarias, esto es que las dependencias como recaudación y catastro municipal, las financieras, notarías y el registro


público, sigan igualmente operando, haciendo todo lo necesario para migrar al ciberespacio y recuperar su capacidad mermada. Al Consejo y sus asociaciones nos toca acordar políticas y medidas de operación anteponiendo la seguridad de nuestros agremiados y de la población en general, migrando a las formas no presenciales, evaluando la utilización de firmas electrónicas, además de enfatizar que la consulta, asesoría y toda la información del inmueble y las transacciones se encuentre en línea, así como los posibles acuerdos entre las partes. En este punto estamos, el virus tiene su manera de estropearnos lo apenas posible, con brotes en Registro Público, la no preparación de algunas dependencias municipales y notarías, han hecho la operación complicada sino un poco menos que imposible. Seguiremos exigiendo como gremio a las dependencias, con conciencia de que esto dista de acabarse, y que las cosas nunca volverán a ser iguales, más los miembros del CEPIBC con toda la disposición de ayudar en lo posible, haciendo lo propio en nuestra ejecución.

lejos de concentraciones urbanas. Hoy, de la mano de la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo estatal preparamos la reactivación económica bajo una “nueva normalidad”, aún nadie se atreve a calcular la devastación en nuestro sector, aunque las rentas habitacionales en el corto plazo experimentan un repunte, el turismo es casi inexistente, la pérdida de empleo y en la capacidad de compra ocasionará el downsizing en la vivienda. Nosotros en el CEPIBC no tenemos opción, evolucionar y hacer nuestro lema mas valido que nunca: “UNIDOS SOMOS MAS FUERTES”, por parte de un servidor, lucharé por rescatar de esta adversidad el que el mundo resultante cuente con profesionistas inmobiliarios tal vez no mayor en cantidad, pero si en calidad.

El mercado ciertamente habrá cambiado, se habla de que los espacios comerciales como tal van en declive, la oficina será mucho menos requerida, en contraste los espacios de logística y almacenamiento irán al alza. Como consecuencia la tendencia a vivir en el centro urbano en espacios reducidos se revertirá, analistas hablan de que las personas se quedarán en la sana distancia ya como estilo de vida, viviendas amplias

39


COVID-19: medidas preventivas en obras de construcción Las medidas preventivas en la fase de inicio o reinicio de actividades a ser implementadas por los actores del proceso de construcción son las siguientes:

básicas de prevención del contagio frente al COVID-19 y el contenido del plan, a través de la capacitación obligatoria sobre seguridad y salud en el trabajo.

1. Incluir los cambios organizativos y de cualquier otra índole que sea necesario implementar para dar cumplimiento a las medidas que las autoridades establezcan o aquellas otras que se considere necesario incorporar en las diferentes etapas de la obra.

6. Publicar en la entrada del sitio de la obra de construcción un aviso visible que señale el cumplimiento de la adopción de las medidas contempladas, y así como todas las medidas complementarias orientadas a preservar la salud y seguridad en el trabajo durante la emergencia por COVID-19.

2. Realizar una evaluación de descarte y el registro de datos de todas las personas, al ingreso a la obra. La evaluación de descarte consiste en el control de temperatura corporal y pulsioximetria, debiendo identificar resultados compatibles con los signos clínicos de contar con la sintomatología COVID-19, en cuyo caso la persona que presente estos síntomas debe ser separada y seguir los procedimientos establecidos por la autoridad sanitaria. 3. Solicitar a cada persona que ingrese o se reincorpore a laborar a la obra, suscribir la Ficha de sintomatología COVID-19, de carácter declarativo. 4. Instalar paneles informativos en varios puntos de la obra con las recomendaciones básicas de prevención del contagio frente al COVID-19 e informar a los trabajadores sobre el contenido del plan, debiendo estar anexo al Plan de Seguridad y Salud en el Trabajo. 5. Hacer de conocimiento del personal (de manera verbal y escrita) las recomendaciones

46

7. Planificar las actividades a fin que durante la jornada laboral el personal pueda mantener la distancia de seguridad de 1.50 metros, en la entrada, salida y durante su permanencia en la obra, y reorganizar, en la medida de lo posible, el acceso escalonado del personal a la obra. Si el área de las instalaciones no garantiza estas medidas se deben programar turnos de uso de manera que las áreas mantengan un uso máximo del 50% de su aforo. 8. Proveer al personal de los productos de higiene necesarios para cumplir las recomendaciones de salubridad individuales, adaptándose a cada actividad concreta. 9. Evaluar e identificar las actividades que involucran aglomeración de personal, favoreciendo el trabajo individualizado a través de turnos escalonados de trabajo o implementación de otras medidas que eviten estas aglomeraciones del personal en las instalaciones, estando permitido el uso del 50% del aforo de cada área.


10. Identificar los grupos etarios y el nivel de riesgo del personal a través de una evaluación médica ocupacional obligatoria, previo al inicio de cualquier actividad en la obra. El profesional de la salud de la obra realiza evaluaciones médicas diarias al personal con factores de riesgo. 11. Incluir medidas para la protección del personal de la obra, así como controles de medición de la temperatura a la entrada y salida de la misma, y las acciones a seguir en caso que una persona manifieste síntomas en su puesto de trabajo.

VID-19 y seguir con el plan y las recomendaciones del Ministerio de Salud. 15. Implementar un servicio de traslado del personal hasta la obra y de esta a puntos cercanos a sus domicilios para evitar la exposición del personal en los servicios de transporte públicos. Los vehículos empleados en el traslado deben utilizar solo el 50% de su capacidad, con la finalidad de garantizar el distanciamiento de seguridad entre el personal transportado. Debe preverse la desinfección periódica de los vehículos.

12. Implementar la periodicidad de desinfección de cada uno de los ambientes de la obra, teniendo especial cuidado en baños, vestuarios y comedores. 13. Restringir las reuniones de seguridad y otras que puedan generar la aglomeración de personas. 14. Mantener actualizada la información del personal, a fin de ubicar a cada persona, en caso de que en su sector se presente un caso de CO-

47


EDICIÓN ESPECIAL COVID-19


Coronavirus en México: más de 500 mil empleos del sector de la construcción están en riesgo Por: CMIC Aunque las obras del sector público continúan, sólo representan el 38% del total de las construcciones del país. El 62% corresponde a proyectos del sector privado que estarán detenidos al menos durante abril

Eduardo Ramírez Leal, presidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) advirtió que la mínima operación de empresas de la construcción, principalmente micro, medianas y pequeñas, provocará que cerca de medio millón de trabajadores del sector, entre obreros, ingenieros, arquitectos y albañiles dejen de percibir ingresos al finalizar abril. “En los próximos 15 días es cuando muchos trabajadores ya no van a estar percibiendo sueldo porque sus patrones no tendrán con qué pagarles”, aseguró el presidente de la CMIC. La cámara representa a 12 mil empresas constructoras en todo el país. Ramírez Leal advirtió que al menos la mitad de las compañías carecen de efectivo para apoyar a sus empleados.

“Sería imposible, si nos dejan de suministrar insumos del cemento, entonces también la industria de la construcción tendría que detenerse si no se atiende el llamado de reconocer a toda la industria como actividad esencial”, agregó. El año previo, la industria de la construcción generó cerca de 6.1 millones de empleos formales e informales, de los cuales entre 70% y 80% provinieron de pequeñas y medianas empresas. El pasado lunes 6 de abril, la Secretaría de Salud decretó que las productoras de acero, cemento y vidrio que surten de material a las obras prioritarias del gobierno, podrían seguir operando en niveles mínimos. En este sentido, sólo el 38% de las obras pertenecen al sector público, correspondientes al Tren Maya, el aeropuerto de Santa Lucía, la Refinería de Dos Bocas y el Corredor Transístmico. Por otro lado, el 62% corresponde a proyectos del sector privado que estarán detenidos al menos durante abril. Recientemente, FORECASTIM –empresa de servicios de información, que provee datos y herramientas de análisis– advirtió que la industria de la construcción podría registrar una caída de 9.5% en el primer trimestre del año si el paro de actividades implica una reducción de 50% en obras.

52


“Las condiciones pueden ser más críticas y por eso el llamado que hicimos desde nuestra Cámara, junto a CCE y Concamin, necesitamos soporte para que las Mipymes de la construcción puedan sobrellevar este momento”, agregó Ramírez Leal. De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC), la industria acumuló 19 meses negativos. Además, el personal ocupado total descendió 9.9% anual. En edificación, la mayor parte se hace con contratistas privados y en infraestructura, se hace más con el gobierno.

53


Profile for Ivan Espinoza

Revista Construcción 4.0 3ra Edición  

Revista Construcción 4.0 3ra Edición  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded