Issuu on Google+


Galería Misionera Compartiendo la Misión

P. Enmanuel Chacha, asume como parroco en la parroquia Nuestra Señora de la Misericordia - Mendoza (Argentina), abril 2012.

P. Valentin Eduardo Camale, 48 años de edad, misionero de la Consolata, mozambiqueño victima de la violelcia. Muerto el 03 de marzo 2012 en la parroquia de Liqueleva (Maputo) - Mozambique. P. Salvador Medina, consejero continental, recibe el rosario en su visita a Morillo (Salta) de la mano del P. José, con la bendición del P. Manco.

P. Juan Carlos Greco, misionero de la Consolata argentino destinado a Venezuela. En el nombre del equipo de la revista “Misiones Consolata”, queremos agradecer su servicio, colaboración , su entrega y generosidad en el mundo juvenil. La Consolata el Beato Allamano les colmen de muchas bendiciones en su nuevo apostolado misionero en Venezuela. P. Sisto


El Contenido 4 Buzón Misionero Intenciones Misioneras 5 Editorial Agosto: mes del niño Por: P. Sisto Karrau, imc 6 Actualidad Por la Justicia alimentaria Por: Elsa Chanduví Jaña 9 Actualidad Qué es luchemos por la vida Por: Luchemos por la vida 10 Actualidad El desafío de la inmigración Por: Luís Jiménez 12 Noticias Por: Misiones Consolata 14 Testigo Esclava, religiosa, santa de origen sudanés Por: Misiones Consolata 16 Testimoniales Noviciado Latinoamericano IMC 17 Ficha 31 Documento sobre la Sagrada Liturgia Por: P. Rubén López, imc 21 Fieles y creativos Nos ponemos en camino…pues somos misioneros! Por: Juan Carlos Greco, imc 24 Ven y sígueme Una historia que puede ser la tuya Por: Joel Cruz 26 Nuestra Presencia “En las huellas de la Buena Noticia” Por: P. José Auletta, imc 28 Biblia y Misión El verdadero discípulo imita la forma de enseñar de Jesús en la misión Por: P. Emmanuel Pius Chacha, imc 30 Rincón Joven ¿Joven culto o culto joven o...? Por: Misiones Consolata 32 Rostro femenino Ir donde otros no van Por: Hna. M. A. de Babo Ferreira Soares, Misionera de la Consolata

Julio | Agosto 2012

A los suscriptores y colaboradores de la Revista

MISIONES CONSOLATA

Nuestro saludo y recuerdo para cada uno de Uds. Para el año 2012 Precio del ejemplar: …………… $ 7 Suscripción anual: …………….. $ 70 Colaboración: …………………. $ 100

Staff

Muchas gracias por vuestra colaboración! Propietario: Instituto Misiones Consolata www.consolata.org.ar Registro Prop. Intelectual N° 4991556 Edición: N° 451 Julio-Agosto Año LXII Director: Sisto P. Elías, imc Redacción: Misiones Consolata

Colaboradores: Chacha Emmanuel, Alfredo Duran, López Rubén, Elsa Chanduví Jaña, Luís Jiménez, Auletta José, Noviciado latinoamericano, Greco Juan Carlos, Hna. Hna. M. A. de Babo Ferreira Soares, Luchemos por la vida, y Joel Cruz. Dirección y Administración: José Bonifacio 1774 – Capital Federal admregional@consolata.org.ar

Tel: (011) 4632-3940 – Fax: 4633-1032 Correspondencia: Revista Misiones Consolata C.C. 2-Suc. 11(B) 1411CABA. remico@consolata.org.ar Diseño: Matías Blanco. www.MBediciones.com.ar Impresión: Brapack S.A. Saraza 1310, CABA Miembro de PREMLA: Federación de Prensa Misionera Latinoamericana

3


Buzón Misionero Intenciones Misioneras J ulio

Para que los voluntarios cristianos presentes en territorios de misión sepan dar testimonio de la caridad de Cristo. Por un voluntario cristiano entendemos la persona que dedica parte de su tiempo, de sus energías o bienes a colaborar en una causa de forma libre y gratuita. En nuestros días ha habido un auge de esta forma de servicio en una sociedad que pide acción, cansada de tantas palabras vacías.Podemos decir que el voluntariado siempre ha existido en la tradición de la Iglesia, aunque con nombres diferentes. Podemos también afirmar que todo cristiano está llamado a ser siempre “voluntario”, por amor a Cristo, atento al servicio de sus hermanos y hermanas. Esto se comprueba en nuestras parroquias e instituciones: en tareas intra-eclesiales, en tareas de ayuda a los más necesitados, en la educación de niños, en los catequistas, visitadores de enfermos, grupos solidarios, coros litúrgicos, etc. Lo específico del voluntario cristiano es el seguimiento de Cristo, que inspira y motiva su servicio. Un voluntario no-cristiano puede realizar tareas muy semejantes a las nuestras, incluso puede que técnicamente mejor hechas, pero no actuará movido por la motivación que nos anima de imitación de Cristo y su Corazón caritativo y acogedor hacia todos.

Agosto

Para que los jóvenes, llamados al seguimiento de Cristo, proclamen y den testimonio del evangelio hasta los confines de la tierra. El mundo contemporáneo tiene necesidad de jóvenes firmes, fuertes y entusiastas, para dar testimonio de los valores cristianos, en un mundo que se hace más y más autosuficiente, individualista y materialista. La Iglesia se empeña cada día más en la formación de una nueva generación de jóvenes en quienes la visión de la vida esté fundada sobre la santidad y el servicio de los demás, capaces de

4

dar testimonio en su medio ambiente, capaces de una nueva manera de percibir y de utilizar los bienes materiales y el poder temporal. La mayoría de los jóvenes sueñan en poder adquirir un día esas ventajas, no para servir al prójimo, sino por la autosuficiencia y con el deseo de llegar a ser « ricos, grandes y famosos». Como joven laico, africano, siempre me sentí animado por un ardiente deseo de ser útil para el mundo y para la Iglesia, de procurar cambiar el mundo actual que continúa renegando de Cristo y se aleja de su Evangelio. Aun sintiéndome tan pequeño, tan impotente, tan indigno, siempre he dicho desde lo profundo de mi ser: « Yo puedo vivir de otra manera, yo también puedo ser testigo de Cristo, yo puedo encender una pequeña llama a mi alrededor, comunicarla a los demás, y así una gran luz podrá iluminar el mundo sumergido en las tinieblas de los contravalores y/o de los males que carcomen la humanidad ». Para alcanzarlo me ofrecí para colaborar en la misión de Cristo y de la Iglesia en la rama juvenil del Apostolado de la Oración (el Movimiento Eucarístico Juvenil) en mi país. Gracias a Dios, cuando la ocasión se ha presentado, he podido recorrer algunos países del continente para proclamar la Buena Nueva, para decir a los jóvenes que Jesús los ama y tiene necesidad de su colaboración y de su testimonio para cambiar el mundo. Lo esencial para los jóvenes no es mirar como espectadores, contemplando a los demás con indiferencia, sino de participar y entrar en el proyecto de Cristo, dando testimonio en todas partes comenzando por su « Jerusalén », su pequeño círculo de vida (en la familia, en la escuela, en la universidad, en el club de los amigos, en el trabajo, en la parroquia...). Somos « ciudadanos » del mundo, tenemos un papel que jugar para lograr el cambio por medio de nuestro testimonio de vida y de nuestra perseverancia en la vocación a la santidad a la cual Dios nos llama: « Sed santos como yo soy Santo ». Jean-Claude Ipungu, responsable del MEJ en la RDC


Edit o

Por: P. Sisto Karrau, imc

rial

Agosto: mes del niño

C

ada año la celebración del Día del Niño, nos lleva a una reflexión que nos ayuda a seguir pensando qué estamos haciendo por ellos, como sociedad, como Iglesia, como adultos. ¿Estamos convencidos que ellos deben ser nuestra preocupación principal como adultos, que deben ser verdaderamente los “privilegiados”, y que por lo tanto todo lo que realicemos debe tener como mirada lejana el mundo que le vamos a trasmitir a ellos? Esto debe hacernos pensar en qué mundo le estamos presentando a los niños y jóvenes, qué les estamos trasmitiendo. Muchas veces la propia insatisfacción, el escepticismo, el desencanto de los adultos, los trasmitimos pensando que ellos no tienen capacidad, ni intención, ni fuerzas, para intentar “cosas grandes”. El niño, el adolescente y el joven, tienen la energía propia de su edad, llena de sueños, de ideales, y necesitan sin dudas ser estimulados, sin engaños, con lo que es la realidad, pero también animándolos a las “grandes empresas”. Cuando se habla de educar a los niños, sólo se piensa en cómo proponerles las mejores formas de “prevenirse” de determinados males, y no les presentamos los ideales altos y profundos que hacen verdaderamente a su pleno desarrollo como personas. A la hora de orientarlos en el descubrimiento de su Vocación, del verdadero sentido de su vida, muchas veces les mostramos los caminos “más fáciles y rentables”, y no aquellos que en verdad los van a llevar a su plena realización como personas. Y esto quizás muchas veces es producto de nuestros propios “fracasos”, pensando que no serán capaces de intentar alcanzar sus más altos ideales. No subestimemos a nuestros niños y jóvenes,

no “aplaquemos” sus ideales llenándolos con nuestros pesimismos y desánimos, sino inculquémosles el firme deseo de una búsqueda plena de la felicidad verdadera y estemos dispuestos a acompañarlos en este camino. El documento de Aparecida nos dice que los verdaderos destinatarios del anuncio de la Buena Nueva, “son sobre todo los corazones” (DA 375). ¿Cómo hacer enton-

ces, para animar los corazones? ¿Cómo hace la IAM para despertar ese fuego misionero y mantener viva esa llama en el corazón de los niños y adolescentes? La Infancia Adolescencia Misionera, está al servicio de la Iglesia, para que el Espíritu Santo, protagonista de la misión, pueda despertar en el corazón de cada niño y adolescente la llamada de Jesús: “Ven y sígueme”. Este es el regalo más grande que podemos hacerle a cualquier niño, adolescente o joven, ayudarlo a que se encuentre con Jesús para que sea su discípulo misionero

5


d alida u t c A

La actual crisis alimentaria constituye una grave amenaza para los sectores más pobres de América Latina, la región de mayor desigualdad del mundo y donde más de 52.5 millones de sus habitantes sufren hambre. Para una sociedad civil organizada, se trata de cambiar los sistemas alimentario y agrícola actuales

“L

a canasta alimentaria, el maíz, el trigo, están en manos de los países poderosos. Hay un ordenamiento equivocado de la tierra, la producción y la comercialización de los alimentos, hay una injusticia alimentaria”.

6

Así define la actual crisis alimentaria Rosario Romero, investigadora de la organización no gubernamental Forum Solidaridad Perú, para quien “en el sistema globalizado el mercado es el que define todo, si la gente como o no come”.

La actual crisis alimentaria constituye una grave amenaza para los sectores más pobres de América Latina, la región de mayor desigualdad del mundo y donde más de 52.5 millones de sus habitantes sufren hambre. Los primeros meses de este año los precios internacionales de los alimentos, como el trigo y el maíz, excedieron el pico de la crisis de los alimentos del 2008, cuando el alza llegó a casi 50% respecto al año anterior. El alza internacional del precio de los alimentos agrava el hambre y la desnutrición de casi el 10% de la población de la región. Para hacer frente a la crisis alimentaria, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) plantea que debe alcanzarse la seguridad alimentaria, es decir, que la población tenga acceso seguro en todo momento a alimentos suficientes para una vida saludable. Esta meta parece casi imposible para casi el 30% de la población rural de


Por: Elsa Chanduví Jaña

América Latina, que vive en pobreza extrema: no tiene dinero para comprar alimentos suficientes y el precio de los alimentos está en aumento. “Las más afectadas son las mujeres, porque son ellas las que tienen que enfrentar el día a día en el mercado”, señala Romero. Frente a esto, añade Romero, los gobiernos recurren a programas contra la pobreza o de seguridad alimentaria, cuya responsabilidad recae sobre los hombros de las mujeres. En la década del 80 surgieron en el Perú los llamados comedores populares, en los que mujeres organizadas preparaban un menú alimenticio accesible a sus socias, como un trabajo solidario entre ellas. En los años 90 el Estado pasó a subsidiar los comedores, los cuales subsisten pero han venido siendo motivo de clientelismo político por parte de los gobiernos de turno. Pero la principal crítica a programas como los comedores populares o de seguridad alimentaria es que “crean dependencia por parte de los beneficiarios, lo que en el largo plazo aten-

ta contra la capacidad de salir de esa situación”, señala Eduardo Zegarra, investigador principal de la organización no gubernamental peruana Grupo de Análisis para el Desarrollo (GRADE).

Otro sistema es posible Para el movimiento internacional Vía Campesina no basta con que el alimento esté disponible, sea accesible, suficiente e inocuo, de lo que se trata es de alcanzar la soberanía

alimentaria, es decir, “dar prioridad a la producción y consumo local de alimentos”. Para ello plantea “el desarrollo de un modelo de producción campesina sostenible que favorece a las comunidades y su medio ambiente”. En ese sentido, Vía Campesina alza su voz contra la producción de agrocombustibles -destinar tierras donde podrían cultivarse alimentos a la producción de productos vegetales para la generación de combustibles-, que salvo en casos concretos

7


d alida u t c A

producen menos gases de efecto invernadero que los combustibles fósiles. “La actual expansión de la producción de agro-carburantes contribuye a la masiva concentración de capital por parte de terratenientes, grandes empresas y transnacionales, que está provocando una verdadera contra-reforma agraria por todo el mundo. Más aún: contribuye a una mayor especulación sobre los productos de alimentación y los precios de la tierra”, señala Vía Campesina. El documento de convocatoria al Foro Europeo para la Soberanía Alimentaria, realizado en agosto de este año en Austria, señala: “El sistema alimentario mundial y agrícola está ahora dominado por la lógica de competitividad y creciente mercantilización que permite a la agroindustria y a los grandes minoristas mantener sus codiciados beneficios. La presión en aumento sobre los precios (bajos precios para los agricultores, altos precios para los consumidores, publicidad de la comida basura transformada) y las condiciones la-

8

borales (contratos precarios, flexibilidad, gran carga de trabajo) son una parte inherente de este sistema”. “Sucede que los Estados renunciaron a su función de buscar bienestar para los ciudadanos, le dejaron al mercado que resuelva todo. Ese tema de desigualdad, marginación, injusticia alimentaria, el mercado no lo va a resolver porque el mercado lo ha causado”, dice Romero. Los Estados deben recuperar parte de su dignidad y preocuparse por lo que les sucede a los ciudadanos aplicando políticas agrarias que busquen el logro de la soberanía y la justicia alimentaria, al tiempo que apunten a la construcción de un mundo rural sostenible. “La sociedad civil, en particular los gremios, están exigidos a manejar propuestas, porque de otra manera los Estados no van a cambiar sus políticas”, concluyó Romero. Como señala la organización Amigos de la Tierra, “es necesaria una reconversión positiva de la tierra, pasando de la agricultura intensiva, a gran escala, a sistemas ecológicamente adecuados y diversos”


Actu alid ad

Por: Luchemos por la vida

Qué es luchemos por la vida Luchemos por la Vida es una organización no gubernamental sin fines de lucro, de bien público, cuyo propósito es prevenir los accidentes de tránsito en nuestro país. Estos accidentes son la causa de 22 muertos por día (cerca de 8.000 al año), más de 120.000 heridos por año y grandes pérdidas materiales (estimadas en U$S 10.000 millones por año). 

Objetivos Nuestro principal interés es ayudar a modificar las actitudes, comportamientos y hábitos de los que hacen el tránsito en las calles y rutas todos los días (conductores, peatones, ciclistas, etc.), para reducir el número de personas muertas y heridas significativamente. Entendemos que hay tres cursos principales de acción a desarrollar:

Crear conciencia en la población

sobre el riesgo de los accidentes de tránsito. Educar a toda la población para que aprendan algunos comportamientos y hábitos para proteger sus vidas, reduciendo los riesgos de su-

E

stas cifras resultan muy altas comparándolas con las de los países desarrollados, que son ocho veces más bajas (considerando la cantidad de vehículos en circulación). En 2008, 1.066 personas murieron en accidentes de tránsito en Argentina por cada 1.000.000 de vehículos. Sabemos que en los países desarrollados existe un esfuerzo constante y sistemático para reducir el número de accidentes de tránsito, a través de campañas diseñadas para educar a la población y concienciarlas de este peligro, como también a través de leyes apropiadas. Siguiendo este modelo, en 1990, hemos creado Luchemos por la Vida, como una forma de desarrollar una nueva realidad en lo que concierne a la seguridad en el tránsito en nuestro país.

frir un accidente. Promover la entrada en vigor de leyes apropiadas, y su efectiva vigencia.

Áreas de trabajo Medios

de comunicación (Una continua campaña pública de concientización y educación por TV, radio, diarios, etc.; por más de 19 años consecutivos) Instituciones (Actividades educativas en colegios, en todos los niveles; pre escolar, primario, secundario, etc. Instituciones intermedias, dirección de tránsito, etc.) Gobierno (Desarrollo de propuestas de leyes y regulaciones para ser presentadas en poder legislativo y ejecutivo Investigación (Análisis de las situaciones locales y extranjeras, encuestas, estadísticas, proyectos, etc.).

9


ad d i l a Actu

El desafío

de la inmigración

V

ivimos una nueva realidad del mundo. En esta realidad la misión ad gentes también es necesaria en los nuevos ámbitos culturales. Son las nuevas realidades de la civilización actual, son los “nuevos areópagos culturales” y “fronteras de la historia”. En este amplísimo campo de acción misionera hoy se puede destacar los movimientos migratorios. “Los inmigrantes llegan en gran número a los países de antigua cristiandad, creando nuevas ocasiones de comunicación e intercambios culturales, lo cual exige a la Iglesia la acogida, el diálogo, la ayuda y, en una palabra, la fraternidad”.

La misión lejana se ha hecho próxima Los sectores a los cuales antes había que “salir” se han acercado a nosotros, se encuentran entre nosotros. Por ello, hemos de reconocer que la “misión lejana” se ha hecho próxima e inmediata. Es deber de la Iglesia local recordar a las comunidades eclesiales que esta nueva situación debe ser vivida con actitud y disponibilidad misionera.

La inmigración La llegada de los inmigrantes se va imponiendo progre-

10

sivamente por su magnitud y por su carácter inédito. Son muchos los inmigrantes que están accediendo y lo harán de manera más numerosa en los próximos años. Respecto a ellos hay que adoptar desde ahora nuevas actitudes pastorales fundamentalmente de carácter misionero. En nuestro entorno se forman grupos, bolsas de inmigrantes, que no es fácil individuar y numerar, para los que se requiere, además de una obra de acogida y pro-


Por: Luís Jiménez

Juan Pablo II recordaba en Tertio Millennio Aveniente una de las peculiaridades de la fe cristiana: “Dios en Jesús ha buscado a cada hombre, a todo el hombre y a todos los hombres”. Esta búsqueda del hombre por parte de Dios se concreta y se proclama solemnemente en aquel Jubileo que Jesús proclamó en la sinagoga de Nazaret, y del cual son prolongación y actualización todos los Jubileos posteriores: el amor misericordioso de Dios a favor de todos, la evangelización de los pobres, la curación de los enfermos, la liberación de los prisioneros, los extranjeros, como la mujer cananea... Por eso, la misión ad gentes tiene también como destinatarios a los pueblos o grupos humanos que se nos acercan.

moción humana, una atención especial. En verdad podemos afirmar que se ha abierto para nosotros un campo nuevo y hermoso de testimonio y acción misionera.

Un nuevo ámbito misionero Son la nueva frontera que ya no es geográfica. Es un nuevo ámbito misionero de la Iglesia particular y universal. Hay que “salir” a ese ámbito y formar también a nuestros cristianos para que sean capaces de acoger, de dar “testimonio de fe y caridad evangélica, así como una actitud respetuosa para un intercambio cultural” Cada Iglesia local debe sentir su responsabilidad acerca de la suerte humana y cristiana de toda la humanidad. De esta manera, la expresión “la misión está aquí” será un estímulo a la responsabilidad misionera y nunca un replegar todas las fuerzas evangelizadoras de una Iglesia particular sobre sí misma, perdiendo de esta manera su carácter de universalidad. En este ámbito, la Iglesia local está llamada a una acción

misionera generando en el pueblo cristiano actitudes que favorezcan: • Cercanía: se trata de hacerlos sentir como en casa, igual que cuando los misioneros vamos a otros países de misión y nos sentimos cercanos y en familia. Al estilo de Jesús que se acercó siempre a los más pobres y desvalidos. • Integración: no basta estar cercanos, es necesario trabajar por su integración con programas a corto y mediano plazo, ayudarles al aprendizaje de la lengua, la comprensión de nuestra propia cultura evitando que se formen guetos humanos de marginación, ayudándoles en el respeto y aprecio por nuestra propia cultura; integrándolos también en las actividades de tipo social, caritativo, comunidades de vecinos ... • La acogida: de estas personas en nuestras parroquias y comunidades cristianas ofreciéndoles también, donde sea necesario, un servicio social y litúrgico en su propia lengua, como ya se está realizando en tantos lugares de nuestras diócesis. • El diálogo respetuoso: con aquellos inmigrantes que provienen de otras religiones. Sin afanes de proselitismo, antes bien, haciéndoles interpelar a través de nuestro testimonio cristiano. Esto es delicado sobre todo con los inmigrantes islámicos. Pero no perdemos de vista que hay que salir al encuentro de los inmigrantes para hacerlos destinatarios del Evangelio. • El respeto y la tolerancia: hacia estos grupos humanos que en gran parte no vienen preparados para una convivencia con otra cultura y solo cuando vean que les respetamos, nos respetarán. Se trata de un enriquecimiento mutuo que nos hace crecer a todos. Así, nuestra Iglesia local se sentirá misionera dentro de su propia frontera y tendrá ocasión privilegiada de ofrecer testimonio cristiano y apertura universal

11


Noticias Internacional Situación del empleo a nivel mundial es alarmante La crisis puede agravarse a causa de gobiernos, especialmente en las economías desarrolladas, combinen austeridad con reformas del mercado de trabajo. La situación del empleo mundial es alarmante, informa la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en un nuevo informe divulgado recientemente, en la víspera del Día del Trabajador, que se celebró por todo el mundo a 1 de mayo. La OIT también advierte para el hecho de la recuperación económica no ser esperada para breve. El “Informe Mundial del Trabajo 2012: mejores empleos para una mejor economía”– publicado por la OIT – dice que desaparecieron cerca de 50 millones de empleos con la situación que existía antes de la crisis económica mundial. El documento advierte para la crisis mundial de empleo poder agravarse debido a varios factores, incluyendo el hecho de que muchos gobiernos, especialmente en las economías desarrolladas, hayan alterado su prioridad para una combinación de austeridad fiscal y difíciles reformas del mercado de trabajo. Estas medidas están teniendo consecuencias “devastadoras” en los mercados de trabajo en general y en la creación de empleo, en particular, afirma la OIT en un comunicado a la prensa.

España Exportó armas a Egipto durante la primavera Árabe España realizó transferencias preocupantes de armas a Egipto en plena primavera árabe, además de Bahréin, Arabia Saudí, México y Pakistán, sumidos en procesos violentos de intensidad creciente, revela un nuevo informe.

12

India Congreso Misionero “Haz brillar tu luz” La urgencia misionera fue destacada este año durante el evento que catalizó la atención de todos: el primer Congreso Misionero nacional de la Iglesia en India. El objetivo de todos es estimular el empeño misionero en India, ampliando los esfuerzos, abriendo nuevas vías, para así proteger y valorar el patrimonio cultural de la Iglesia en India. Para las tareas de la asamblea, que involucran a más de 1500 delegados de todo el territorio índico, ha sido escogido el lema “Haz brillar tu luz”, “Nuestro objetivo es el hacer de la Jornada Misionera una ocasión para que cada fiel católico pueda redescubrir su identidad de evangelizador”, destacó el Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias.

Mozambique Joven Misionero asesinado en la Misión de Liqueleva (Maputo)

El P. Valentim Eduardo Camale, Misioneros de la Consolata (IMC), ha sido brutalmente asesinado el 3 de mayo de 2012 durante un robo a la misión de Liqueleva (Mozambique). Según la información enviada a la Agencia Fides, el P. Valentim al ser agredido por cuatro ladrones reaccionó inmovilizando a uno de los bandidos, pero los otros tres se abalanzaron sobre él golpeándolo hasta matarlo. Queridos Misioneros, les escribo desde Costa de Marfil, donde me encuentro de visita; invito a que nos unamos todos para hacer memoria de nuestro P. Camale Valentim, que ha sido matado, esta noche, por ladrones en nuestra misión de Liqueleva en Mozambique. Una muerte tan violenta nos deja sin palabras, por la atrocidad y por la impotencia que nos queda adentro. No es fácil entender cuánto vale la vida delante de la dinámica de este acontecimiento; no es fácil leer a la luz de la fe esta muerte; no es fácil entender el porqué de la muerte de este joven misionero; no es fácil justificar y perdonar a quien ha cometido esta acción violenta. Por eso queridos, invito a todas las comunidades a recordar P. Valentim con una celebración comunitaria, encendiendo una vela y celebrarlo en el silencio de la oración para que el Señor lo reciba en el cielo, conceda consolación a su familia y a nosotros nos done la paz y la fuerza para continuar nuestro servicio en la misión a pesar de todo. La ley del Evangelio es la de la semilla que cae en tierra, y “muere’ para producir fruto. El Espíritu Santo nos sostenga y conceda fuerza a quien se encuentra en situación de sufrimiento, de amenaza, de peligro. Fraternalmente a todos y a cada uno. P. Stefano Camerlengo, Superior General de los Misioneros de la Consolata.


Argentina ¡No a la megaminería! Dos comunicados episcopales provenientes del norte y del sur de Argentina, han hecho presente la voz de la Iglesia sobre el tema de las empresas extractivas mineras, petroleras y agroindustriales. A mitad de febrero salió un severo documento de los obispos de Patagonia encabezados por el “prestigioso” (según el periodista Sergio Rubin) obispo de Neuquén Virginia Bressanelli, vicepresidente primero de la Conferencia E piscopal, en el que se deplora la fuerte represión contra las marchas antimineras y toda protesta pacífica. A ese documento siguió el del NOA (noreste argentino). Los obispos de ambas regiones critican la impunidad de la actividad minera y reclaman un diálogo abierto y federal que incluya un efectivo control del Estado y de la sociedad. Piden que estos temas se encaren como políticas de estado. Lo de los obispos fue un llamado de atención al gobierno que viene defendiendo la mega minería y desatiende las protestas. El debate por las mega minería a cielo abierto se viene dando desde hace tiempo, pero cobró gran actualidad cuando empezaron a producirse cortes de ruta y manifestaciones en el noreste contra la explotación de yacimientos mineros en el cerro Famatina (La Rioja), en varios lugares de Catamarca y también en el sur. Los obispos expresan “cercanía y comunión con los hermanos y hermanas que manifiestan su preocupación de distintas maneras a través de presentaciones judiciales, participación en marchas, adhesión a manifestaciones, súplicas y oraciones”. Proponen “un ámbito jurídico que ponga límites en temas tan controvertidos, con el compromiso de garantizar que los pueblos y zonas cercanas a los emprendimientos mineros puedan mantener su forma de vida, su trabajo, sus capitales productivos, su agua, sus cerros, sus bosques... “. Afirman además: “Por el daño ambiental, cultural y social que se hubiera causado con estos emprendimientos, se exige la reparación proporcionada a los efectos producidos”

Chile Apoyo a los Mapuches El obispo emérito de Sao Feliz do Araguaia (Mato Grosso), Pedro Casaldáliga, encabeza una campaña de solidaridad con los mapuches chilenos: “¡Basta de genocidio amparado por calumnias rastreras e intereses neoliberales! La lucha del pueblo mapuche es parte de la gran lucha de todos los pueblos originarios de nuestra América. Son 500 años de resistencia, hoy más consciente, más organizada, más invencible”. El manifiesto es apoyado por una larga lista de personalidades civiles y religiosas, Desde el territorio mapuche llegan cada día informaciones de atropellos, represión policial, allanamientos y castigos humillantes. Araucanía se está militarizando y el gobierno ha acusado sin prueba alguna a los indígenas de los incendios forestales de este verano (cuatro mil hectáreas quemadas), abusando de una ley antiterrorista del general Pinochet contra personas indefensas que luchan por su tierra y por su dignidad. El manifiesto exige al gobierno retirar las tropas de carabineros que ocupan la región y denuncia “la política racista y genocida del Estado, cuyo comportamiento es dictado por su compromiso con las empresas forestales que ya han usurpado grandes extensiones de tierras ancestrales”. La ley antiterrorista avala la represión indiscriminada, las cárceles sin proceso etc. “Somos luchadores sociales contra las empresas depredadoras de nuestras tierras, no terroristas”, reclaman los mapuches. En la región de Araucanía piden la autonomía jurisdiccional, la legalización de las tierras ocupadas (que ellos llaman “recuperación”), el respeto a la identidad cultural e indemnizaciones económicas. El Premio Nóbel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, también envió una carta pública al presidente Sebastián Piñera protestando por los allanamientos a las comunidades indígenas con bombas lacrimógenas y balas de goma. En Chile hay alrededor de un millón de mapuches, el 60% concentrado en las periferias de Santiago y de las grandes ciudades.

13


ig Test

o

Santa Josefina (Giuseppina) Bakhita

Esclava, religiosa, santa de origen sudanés La verdadera fortuna es conocer, amar y servir a Dios. El nombre “Bakhita” significa “afortunada” y nuestra santa ciertamente lo es. Sin embargo, esa fortuna no le vino nada fácil. Bakhita es el nombre que recibió cuando fue secuestrada, a pesar de que fue bautizada con el nombre de Josefina.

Su Vida De su vida no se conocen datos exactos. Se cree que es de Olgossa en Darfur (Sudán occidental, África), y que nació en 1869. Vivió su infancia con sus padres, tres hermanos y dos hermanas, una de ellas su gemela. Su vida fue profundamente marcada cuando unos buscadores de esclavos llegaron a Olgossa y capturaron a su hermana. En su biografía escribió: “Recuerdo cuánto lloró mamá y cuánto lloramos todos”. También cuenta su propia experiencia: “Cuando tenía nueve años, paseaba con una amiga por el campo y vimos de pronto aparecer a dos extranjeros, de los cuales uno le dijo a mi amiga: “Deja a la niña pequeña ir al bosque a buscarme alguna fruta. Mientras, tú puedes continuar tu camino, te alcanzaremos dentro de poco”. El objetivo de ellos era capturarme, por lo que

14

tenían que alejar a mi amiga para que no pudiera dar la alarma. Sin sospechar nada obedecí, como siempre hacía. Cuando estaba en el bosque, me percaté que las dos personas estaban detrás de mí, y fue cuando uno de ellos me agarró fuertemente y el otro sacó un cuchillo con el cual me amenazó diciéndome: ¨ ¡si gritas, morirás! ¡Síguenos! ¨ Fueron esos hombres quienes le pusieron el nombre Bakhita sin comprender a donde ella llegaría. La llevaron a El Obeid, donde fue vendida a cinco distintos amos en el mercado de esclavos. Intentó escapar, pero sin éxito. Su cuarto amo fue el peor en sus humillaciones y torturas. Cuando tenía unos 13 años fue tatuada, le realizaron 114 incisiones y para evitar infecciones le colocaron sal durante un mes. Cuenta en su biografía: “Sentía que iba a morir en cualquier momento, en especial cuando me colocaban la sal”.


Por: Misiones Consolata

El comerciante italiano Calixto Leganini la compró en 1882. Era el quinto amo. Escribe: “Esta vez fui realmente afortunada, porque el nuevo patrón era un hombre bueno y me gustaba. No fui maltratada ni humillada, algo que me parecía completamente irreal, pudiendo llegar incluso a sentirme en paz y tranquilidad”. En 1884 Leganini se vio en la obligación de dejar Jartum, tras la llegada de tropas Mahdis. Bakhita quiso seguir con su amo cuando este se fue a Italia con su amigo Augusto Michieli. La esposa de Michieli los esperaba en Italia y quiso quedarse con uno de los esclavos que traían, por lo que se le dió a Bakhita. Con su nueva familia, trabajó de niñera y amiga de Minnina, hija de los Michieli. En 1888 la familia Michieli compró un hotel y se trasladó a Suakin (puerto de Sudán), pero Bakhita decidió quedarse en Italia. Ella y Minnina ingresaron al noviciado del Instituto de las Hermanas de la Caridad en Venecia. Esta congregación, fundada en 1808, es más conocida como Hermanas de Canossa. Fue en el Instituto donde conoció de verdad a Cristo y que “Dios había permanecido en su corazón”, por lo que le había dado fuerzas para poder soportar la esclavitud, “pero recién en ese momento sabía quién era”. Recibió al mismo tiempo el Bautismo, la Primera Comunión y la Confirmación, el 9 de enero de 1890, por manos del Cardenal de Venecia. Tomó el nombre cristiano de Josefina Margarita Afortunada. Al ser bautizada expresó: “¡Aquí llegué a convertirme en una de las hijas de Dios!” Se dice que no sabía cómo expresar su gozo y en su biografía cuenta que en el Instituto conoció cada día más a Dios, “que me ha traído hasta aquí de esta extraña forma”. La Señora de Michieli volvió del Sudán a llevarse a su hija y a Bakhita, pero con gran valentía ella se negó a ir y prefirió quedarse con las Hermanas de Canossa. Bakhita pudo prevalecer porque la esclavitud era ilegal en Italia.

Bakhita fue canonizada por

S.S. Juan Pablo II el 1° de octubre de

2000. La historia de Bakhita es la de un continente.

El 7 de diciembre de 1893, a los 38 años de edad profesó en la vida religiosa. En 1902 fue trasladada a Venecia, donde trabajó limpiando, cocinando y cuidando a los más pobres. Nunca realizó milagros ni fenómenos sobrenaturales, pero tenía fama de santidad. Siempre fue modesta y humilde, mantuvo una fe firme en su interior y cumplió con sus obligaciones diarias. Mucho le costó escribir su autobiografía en 1910, la cual fue publicada en 1930. En 1929 se le ordena ir a Venecia a contar la historia de su vida. Luego de la publicación de sus memorias, se hizo muy conocida y viajaba por toda Italia dando conferencias y recogiendo fondos para su congregación. Aunque su salud se fue debilitando en los últimos años y quedó con mucho dolor en silla de ruedas, no dejó de viajar. Falleció el 8 de febrero de 1947 en Schio, siendo sus últimas palabras: “¡Madonna! ¡Madonna!” Miles de personas fueron a darle el último adiós, expresando así el respeto y admiración que sentían hacia ella. Fue velada por tres días, durante los cuales, según cuenta la gente, sus articulaciones aún permanecían calientes y las madres cogían sus manos para colocarlas sobre la cabeza de sus hijos. Josefina se recuerda con veneración en Schio como “Nostra Madre Moretta”. Sus restos incorruptos fueron sepultados bajo el altar de la Iglesia del convento de Schio, Italia.

A los altares En 1959 la diócesis local comenzó las investigaciones sobre su santidad. El 1° de diciembre de 1978 fue declarada Venerable. El 17 de mayo de 1992 fue beatificada por Juan Pablo II, declarándose su fiesta el 8 de febrero. En esa ocasión, el Papa reconoció que ella transmitió el mensaje de reconciliación y misericordia. Bakhita fue canonizada por S.S. Juan Pablo II el 1 de octubre de 2000. La historia de Bakhita es la de un continente. Ella sufrió graves males en manos de algunos cristianos, pero su corazón no se cerró. Supo perdonar a los que la ultrajaron y descubrir que aquellos agravios, aunque cometidos por cristianos, son contrarios al camino de Jesús. Gracias a las religiosas encontró el verdadero rostro de Cristo y entró en su Iglesia. Nada, ni los malos ejemplos, nos pueden apartar del amor de Dios cuando le permitimos reinar en nuestro corazón. Bakhita nos deja este maravilloso testimonio de perdón por amor a Cristo: “Si volviese a encontrar a aquellos buscadores de esclavos que me raptaron y torturaron, me arrodillaría para besar sus manos, porque si no hubiese sucedido esto, ahora no sería cristiana y religiosa”. El Papa la llamó “Nuestra Hermana Universal”

15


Tes

n t i mo

n acio c o V io

al

Mas de 4.000 millones de personas todavía no conocen a Jesucristo

Izaias Melo Nascimento Hola hermanos... Mi nombre es Izaias M. Nacimento, soy de Brasil, del estado de Pará, en el año 2005 me incorporé en la Consolata. Soy novicio, y mi vocación está enraizada en el evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Tengo a Nuestra Señora y a Jesús como ejemplos de los misioneros. Entiendo que la misión es la continuación del designio salvífico de Dios. Así que entré en la vida religiosa, elegí la orden de la Consolata, para poder ser parte de este gran proyecto de salvación. Me preparo a la luz del Evangelio y del carisma del IMC para poder ser un santo misionero.

Hola a todos! Yo soy José Oswaldo Molano Vargas, vengo de una ciudad llamada Florencia, al sur oriente de Colombia. Tengo 22 años e ingresé al Instituto de los Misioneros de la Consolata apenas terminé el colegio, es decir, cuando tenía 17 años; he vivido un sinnúmero de aventuras sorprendentes en este camino, he reído sin parar, construido amistades sólidas, compartido mi experiencia de Dios y la personalización de su proyecto siguiendo la propuesta de su hijo Jesús. En este momento el camino misionero me ha traído a la Argentina y más específicamente al Noviciado en Martín Coronado, junto a otros ocho seres espectaculares con quienes comparto la vida, las alegrías y tristezas. Anímate a este reto fabuloso de comunicar la presencia de Jesús en tu vida a lo largo y extenso de este hermoso planeta azul.

Misioneros de la Consolata en Argentina

Usted puede ayudar a un misionero a anunciar la gozosa noticia de la salvación.

Seminario Filosófico

Julián Martel 1550. (B1663GHL) – San Miguel (Buenos Aires) Tel.: (011) 4455-0863

Noviciado Latinoamericano

Juan XXIII 2460. (B1683DEP) – Martín Coronado (Buenos Aires) Tel.: (011) 4842-1820

Parroquia de la Medalla Milagrosa

Av. Fuerza Aérea 1527. (Y4600XAA) – Alto Comedero (Jujuy) Tel.: (0388) 427-5858

Parroquia San Ramón Nonato

P. Pedro y Aráoz (A4560) - Tartagal (Salta) Tel.: (03873) 424370

Parroquia Ntra Sra. de la Misericordia

Sucre 2675 – El Plumerillo. (M5539CZB) – Las Heras (Mendoza) Tel.: (0261) 448-9773

Parroquia Ntra. Sra. de Pompeya

16

Bilbao y Fraga 581 – Villa Pompeya. (B1722OSI) – Merlo (Buenos Aires) Tel.: (0220) 489-3602. amv@consolata.org.ar

Colegio Ntra. Sra. de la Consolata

Gomensoro y 3 de Febrero. (5519) – Guaymallén (Mendoza) Tel.: (0261) 4452-282

Instituto Pablo VI

Libertad 2869. (2400) – San Francisco (Córdoba) Tel.: (03564) 431-416

Hnas. Misioneras de la Consolata

Nemesio Álvarez 957. (1744) – Moreno (Buenos Aires) Tel.: (0237) 4620560

Casa Regional

José Bonifacio 1774, (1406) – Ciudad de Buenos Aires. Tel.: (011) 46323940 Laicos Misioneros de la Consolata, comparten el esfuerzo misionero como fuerza viva de la Iglesia. laicosimc@consolata.org.ar Jóvenes Misioneros de la Consolata, viven el espíritu y el carisma de la Consolata como jóvenes. jovenesimc@consolata.org.ar | seminario@consolata.org.ar


Por: P. Rubén López, imc

Preparándonos al Año de la Fe:

Volvemos a leer el Vaticano II: “ Sacrosanctum Concilium” (Documento sobre la Sagrada Liturgia) Ficha 31

La Rana Una noche, mientras se hallaba en oración, el hermano Bruno se vio interrumpido por el croar de una rana. Pero al ver que todos sus esfuerzos por ignorar aquel sonido resultaban inútiles, se asomó a la entrada y gritó: ¡Silencio! ¡Estoy rezando! Y como el hermano Bruno era un santo, su orden fue obedecida de inmediato: todo ser viviente acalló su voz para crear un silencio que pudiera favorecer su oración. Pero otro sonido vino entonces a perturbar a Bruno: una voz interior que decía: Quizás a Dios le agrade tanto el croar de la rana como el recitado de tus salmos. ¿Qué puede haber en el croar de la rana que resulte agradable a los oídos de Dios? – fue la displicente respuesta de Bruno. Pero la voz siguió hablando: ¿Por qué crees tú que Dios inventó el sonido? Bruno decidió averiguar el porqué. Se asomó de nuevo a la ventana y ordenó: Canta

Y el rítmico croar de la rana volvió a llenar el aire, con el acompañamiento de todas las ranas del lugar. Y cuando Bruno prestó atención al sonido, éste dejó de crisparlo, porque descubrió que si dejaba de resistirse a él, el croar de las ranas servía, de hecho, para enriquecer el silencio de la noche. Y una vez descubierto esto, el corazón de Bruno se sintió en armonía con el universo, y por primera vez en su vida comprendió lo que significaba orar. (Tomado de A. de Mello La oración de la Rana )

17


El Vaticano II y la Liturgia de la Iglesia: En la Constitución sobre la Sagrada liturgia, primer documento aprobado por el Concilio Vaticano II (4 de Diciembre de 1963), la Iglesia deseaba realizar una reforma general de la liturgia (Sacrosanctum Concilium 21), adaptando mejor a las necesidades de nuestro tiempo las instituciones que están sujetas a cambio (SC 1) Una de las cosas que cambió fue el idioma en que se celebraban los sacramentos, el latín, ya que ya eran muy pocos los que lo entendían y por lo tanto la mayoría no entendían lo que se decía. Por eso eran común ver gente que mientras se rezaba la Misa en latín, rezaban el rosario o leían para sí mismos libros de devoción. Se aceptó que las celebraciones fueran en el idioma de cada lugar, al principio de manera tímida, pero al ver los resultados positivos se generalizó (SC 36, 54 y 63). Otra fue el darle más importancia a la Biblia en las celebraciones, ya que antes era muy reducida y repetitiva en los pasajes bíblicos que se leían. Así, a consecuencia de esta reforma surgió el ciclo trienal de lecturas para los Domingos (A, B y C) y bienal para los días de semanas (Año par e impar) (SC 24, 33, 35).

También es notable el pasaje que viven los fieles de simple espectadores (sintetizado por ejemplo, en la frase: “oír Misa”) en activos participantes (sintetizado en la frase. “la comunidad celebra su fe”) (SC 5, 7, 41). A partir de este cambio se entiende el cambio del lugar del sacerdote durante la celebración de la Misa, que ya no es dando la espalda al pueblo sino de cara al pueblo. Señalando así que la celebración no es propiedad de nadie, sino que se construye con la aportación y el compromiso de cada uno de los participantes (SC 48). A partir de este último cambio entendemos porqué a partir del Vaticano II se pone más énfasis en lo comunitario que en lo individual (SC 26, 27), las concelebraciones de varios sacerdotes (antes se podía ver a varios sacerdotes celebrando al mismo tiempo misa en la misma iglesia pero en altares distintos), las misas comunitarias de difuntos, etc. No menor fue la importancia que se empezó a dar a las preparaciones catequéticas para recibir los sacramentos y para vivir mejor la Eucaristía (SC 19). Para finalizar mencionamos la apertura en la liturgia a otro tipo de música que no fuera el gregoriano y a otros instrumentos que no fueran el órgano (SC 116 y 118).

18


Ejercicio Contemplación: Adopta la postura conveniente para inducir en tu cuerpo una actitud relajada y en tu espíritu una de paz y silencio. Regulariza tu respiración. Hazla lenta y profunda. Mantenla así durante todo el ejercicio. Haz un acto de fe y adoración ante Dios presente. Pídele que te ayude siempre a realizar Su voluntad. Imagina a Jesús en uno de esos momentos en los que según los evangelios, se retiraba solo al monte para orar. Pídele al mismo Jesús que te permita identificarte con sus sentimientos y actitud respecto al Padre y a los hombres en su oración. Comienza a decir mentalmente el Padre nuestro de la siguiente forma: Te detienes en cada palabra el período de tiempo correspondiente a una respiración completa (inspiración – espiración). Considera en ese tiempo lo que significa esa palabra, o lo que con ella expresa Jesús, o cómo la dice, o con qué actitud, o qué sentimientos suyos revela, etc. Haz tuyo lo que has considerado. Según el tiempo que hayas determinado dedicar a este ejercicio, puedes hacer varios recorridos del Padre nuestro, cambiando cada vez lo que consideras y te fijas en cada palabra. Puedes acabar reflexionando sobre lo experimentado en el ejercicio y dialogando sobre ello con el Señor. Para después recitar lentamente el Padre nuestro completo y de seguido.

19


Aparecida y la Liturgia: Encontramos a Jesucristo, de modo admirable, en la Sagrada Liturgia. Al vivirla, celebrando el misterio pascual, los discípulos de Cristo penetran más en los misterios del Reino y expresan de modo sacramental su vocación de discípulos y misioneros. La Constitución sobre la Sagrada Liturgia del Vaticano II nos muestra el lugar y la función de la liturgia en el seguimiento de Cristo, en la acción misionera de los cristianos, en la vida nueva en Cristo, y en la vida de nuestros pueblos en Él (Aparecida 250).

Para Profundizar la ficha: •En el cuento, ¿Cuál es la idea que el Hermano Bruno tiene de lo que es rezar al comienzo del relato?

• ¿Con cuál de las dos me identifico?

• Analizar las celebraciones de mi comunidad. Si alguien que no tiene fe entrara por casualidad en una de nuestras celebraciones ¿Descubriría en ellas el espíritu del Vaticano II? ¿En qué aspectos sí? ¿En qué aspectos no?

• ¿Cuál de las dos corresponde más con el espíritu del documento sobre la liturgia del Vaticano II?

• ¿Aparecida afirma o contradice el documento del Vaticano II sobre la Liturgia?

• Preguntar a personas mayores cómo era la Misa antes

• Realizar el ejercicio de contemplación.

• ¿Cuál es la idea que descubre, a través de lo que le sucede con el croar de la rana?

20

del Vaticano II: ¿qué hacían mientras se celebraba?, ¿cómo se sintieron frente a los cambios?, ¿qué les pareció positivo y qué vieron de negativo?


Agosto mes de la Infancia Misionera

Fiele s

y cre

ativ o

s

Nos ponemos en camino… pues somos misioneros! Canto de entrada (sugerimos “Somos ciudadanos de un mundo”) Presentación del encuentro, y de los grupos por medio de esta oración Cada uno de los grupos irá diciendo uno de estos puntos del decálogo y encendiendo una vela y poniéndola al lado de una imagen de Cristo resucitado. Todos contestaremos con una pequeña oración entre punto y punto del decálogo. Y la canción: Agua lávame, purifícame. Dame agua, tu Espíritu agua lávame. Al terminar cantando la canción de agua lávame, se asperja a todos como símbolo de nuestro compromiso bautismal que nos hace misioneros.

Un niño misionero mira a todas las personas con ojos de hermano

Yasmin es una niña que ha nacido en Mozambique, África, ella ha tenido que venir a España porque en su país pasaban hambre y sus padres no tenían trabajo. Una vez en España se ha inscripto en el colegio. Al principio no sabía hablar español y le costó mucho hacer amigos. Sus compañeros la quieren mucho, se ha hecho amiga de todos y siempre juega junto a los demás. Decimos todos: Ayúdanos a tratar a los demás como queremos que nos traten a nosotros.

Un niño misionero conoce a Jesús, ama

como

Jesús, no se avergüenza de hablar de

Jesús

Pablo es un niño alegre y muy cristiano. Le gusta ir a catequesis, a misa y saber mucho de Jesús. Cuando sea mayor sueña ser como Jesús: perdonar, querer y ser tan alegre como Él. Algunos de sus compañeros no van a catequesis ni a misa, dicen que es aburrido y que no tienen tiempo. Él, sin embargo, siempre les invita y les dice que no saben lo que se pierden. Su papá tampoco iba mucho a misa y desde que él le invita a ir, son muchos los domingos que van juntos. Decimos todos: Jesús, quiero conocerte cada día más y seguirte siempre.

21


Fiele

ivos t a e s y cr

Un niño misionero reza todos los días a su Padre Dios por sus hermanos, los niños de todo el mundo , y quiere que conozcan a su Madre la Virgen. Simón es africano, de Burkina Fasso. Todos los días antes de dormir reza a Dios. Nunca se olvida de rezar por sus padres, sus hermanos, sus abuelos, sus tíos y sus primos. También se acuerda de sus amigos. Al final de la oración reza a la Virgen un Ave María por todos los niños del mundo, por aquellos que lo pasan mal, por los que no tienen escuela, ni comida, por los que no tienen papás. Al final le pide a la Virgen que le cuide y que cuide de todos los niños del mundo. Decimos todos: Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.

Un niño misionero es feliz al compartir

Un niño misionero siempre dice: ¡gracias! Leo es de Honduras. Vive junto a sus padres y hermanos. Desde muy pequeño le han enseñado a decir siempre: ¡gracias! Es muy agradecido y todos en el pueblo le quieren mucho. Cuando alguien le presta algo, cuando le hacen un favor, cuando le dejan pasar primero, cuando su mamá le pone la comida en la mesa, cuando un amigo le levanta del suelo... Cuando reza también agradece a Dios su familia, su casa, su colegio, sus profesores, su cura, su catequista,... Y lo mejor de todo es que siempre dice gracias con una sonrisa en la boca. Es genial. Decimos todos: Gracias, Señor, por nuestra familia y por todo lo bueno que pones en nosotros. Gracias, Señor.

22

Miriam es una niña muy generosa. Siempre que le piden algo lo presta. Da sus lápices de colores, el sacapuntas, incluso el otro día le dejó un paraguas a una amiga que lo necesitaba. A Miriam no le cuesta compartir, es muy feliz cuando lo hace. También comparte sus juegos con los vecinos y siempre colabora en las campañas de compartir dinero y alimentos con los que menos tienen. Ella a veces también necesita algo del cole y cuando lo pide también se lo prestan y se pone muy contenta devolviéndolo una vez que ha terminado con un gran: ¡gracias! Decimos todos: Ayúdanos, Señor, a ser generosos, a compartir. Que nos demos cuenta que cuanto más damos más somos y tenemos.


Por: Juan Carlos Greco, imc

Un niño misionero está alegre en el

Un niño misionero es generoso aunque le

servicio

cueste

Manise es estupendo. Vive en un pueblo muy pobre de Madagascar. Allí ayuda en casa todo lo que puede. Va a buscar agua junto a su madre a tres kilómetros del poblado y ayuda a su padre haciendo funcionar el fuelle del taller. Para él es importante ayudar. Incluso ha ayudado a un vecino suyo a colocar la rueda en una bicicleta. Cuando sea mayor quiere ser misionero, para poder seguir ayudando a otros a conocer a Jesús y que aprendan a leer y escribir. Decimos todos: Señor, enséñanos a trabajar con alegría por el bien de todas las personas.

Saúl es un joven de mi pueblo. Todos los años nos dicen en el encuentro del MIM que no llevemos chucherías, ni tampoco cocacolas ni jugos. Saúl siempre lo cumple. Dice que puede pasar un día sin comer golosinas y así ahorra dinero para compartirlo en la colecta de la Infancia Misionera. Ningún año le cuesta cumplir con este gesto, lo hace no porque le obliguen sino porque sabe que otros niños no tienen la suerte que él y que por un día no le va a pasar nada. Yo le he visto compartir todos los años con mucha alegría su dinero. Decimos todos: Señor, quiero esforzarme en ser cada día más generoso. Ayúdame.

Un niño misionero busca soluciones hasta que las encuentra

Un niño misionero sabe que su persona es más importante que su dinero

Yuniel es cubano. Tiene una vecina muy anciana que está muy mal de las piernas, casi no puede andar. Siempre que sale de casa para buscar la comida vuelve muy cansada, con el peso de los alimentos y un dolor de rodillas muy grande. Él siempre piensa en cómo ayudar a su vecina. Algunas veces se ha ofrecido voluntario para acompañarla pero otras veces ella tiene que salir cuando Yuniel está en el cole. Yuniel ha tenido una gran idea, le ha construido un bastón y un carrito muy cómodo para que pueda apoyarse y llevar el peso en el carro. Su vecina está contentísima con este invento. Ella vuelve mejor a casa. Decimos todos: Señor: Queremos ser creadores de un mundo más justo, mejor, más bueno.

Rut es una niña muy inteligente. Le gusta hablar mucho y jugar con sus amigas. Su familia la quiere mucho. El otro día en Un niño misionero siempre piensa en nosotros la campaña de la Infancia Misionera de mi Han hecho un sorteo en clase. El premio era una cesta llena de caramelos. colegio llevó un sobre cargado de moneTodos queríamos que nos tocase. Una gran cesta de golosinas donde sedas y billetes. Madre mía, si no le cabía guro que tendríamos para un mes. Le ha tocado a María. Ella va a catequetodo. Dice que ha sacado todo el dinero sis también conmigo y a misa todos los domingos. La verdad que es muy de su alcancía. Allí estaba en el sobre el buena. A todos nos sorprendió que cuando le tocó, las repartió con todos. dinero de los cumpleaños, de los santos, No se guardó ninguna. Me alegro que le haya tocado de su comunión,... Dio todo su dinero a María pues ha sido muy buena con todos. porque dice que ella tiene de todo y hay Decimos todos: Señor, muchas veces solo pienso otros niños que no tienen nada. Desde en mi. Ayúdame a pensar en los demás, a tener un entonces yo la veo más feliz. corazón muy grande donde todos quepan de verdad. Decimos todos: Perdóname Señor por las veces que soy egoísta y no comparDespués se presenta a los misioneros que nos van a to mi dinero con los demás. Enséñame acompañar en el día y les dicen breves palabras de a ver que el dinero no hace la felicialiento. Se termina con el Padre Nuestro, bendición dad. y una Cadena Quisiera formar

23


s íg Ven y

ue m

e

Una historia que puede ser la tuya Frecuentemente converso con jóvenes y muchos de ellos parece que viven fuera del mundo y metidos en una realidad virtual que los hace desinteresarse por lo que pasa a su alrededor. El modo de pensar y de comportarse de algunos me trae a la memoria a Moisés, un joven que nació y creció alejado de sus padres y su pueblo. Codeándose con la crema y nata del imperio egipcio, con una educación, costumbres y actitudes de gomelo o aniñado. Un joven que se sentía príncipe, aunque fuera de la plebe, por eso no se juntaba con la chusma (Ex 2, 1-10.19). Pero Dios lo cambió y lo hizo liberador y constructor de un pueblo.

Quería

hacer algo para cambiar las cosas (Ex 2,

11-25)

Un día Moisés se atrevió a salir de los muros que no le permitían ver que pasaba más allá de su pequeño mundo conocido y se encontró con rostros de personas víctimas delma1trato y la explotación impulsada por quienes él consideraba su familia: el faraón y sus allegados. Moisés no toleraba la injusticia, quería acabar con el maltrato a los esclavos. Pero en ese querer cambiar las cosas creyó que matando a un egipcio podía acabar con el mal! ... Tal vez, creyó que él como príncipe del imperio, daba un escarmiento o un aviso a todos los egipcios que maltrataban a los esclavos. Tal vez pensó que los hebreos le iban a agradecer ese he-

24

cho valiente y generoso de alguien que era visto como un señor poderoso. Ta1 vez se imaginó que los pobres y los esclavos, sólo eran víctimas del imperio... Quizá idealizó a los

pobres y los miró como unos incapaces, indefensos e inocentes... Pero se desanimó cuando vio a un hebreo (esclavo) golpear a otro hebreo. ¡Qué decepción! Los esclavos no sólo eran víctimas, sino también victimarios de quienes se encontraban en la misma condición de pobreza y esclavitud. El corazón bueno de Moisés, quedó frustrado y decepcionado tanto de los egipcios como de los hebreos... ¡Nadie era bueno! ¡,Para qué luchar contra la injusticia si todos eran injustos? ¿Para qué defender a los esclavos, si no te lo agradecen, y aún más, ellos mismos te traicionan? ¡No vale la pena! Es mejor escapar de esa realidad e intentar vivir tranquilo, lejos de esta gente. Y Moisés huyó 1cjos de Egipto. Quería tener una vida normal como la de tantos sin más preocupación que la de su propia persona y la de sus parientes. De hecho, se encon-


Por: Joel Cruz

M. Chagall, Moisés recibiendo las Tablas de la Ley. Museo Chagall, Niza

tró una buena familia. Ciertamente, no tenía las comodidades del palacio donde había crecido, pero tenía el amor y el cariño de su familia, tenía un rebaño que le permitía tener el alimento necesario y un techo donde vivir. Pero ¿sería realmente feliz? ¿Se habría olvidado por completo de la experiencia de Egipto, de los gritos y rostros sufrientes de los esclavos? ¿Su conciencia lo dejaría tranquilo o le seguía pidiendo hacer algo por esa gente? La cuestión es que Moisés ya había hecho su vida, y lo que menos quería era volver a Egipto y meterse en problemas que no eran suyos.

Dios esperó (Ex3, 1-11)

el momento

Dios esperó a que las circunstancias, la experiencia, el tiempo... le quitaran a Moisés esas costumbres de príncipe, ese sentimiento de sentirse superior a cualquiera, esa idea de que los demás eran sus súbditos y servidores … Espero a que Moisés pasara de la mentalidad de príncipe a la mentalidad de pastor. Moisés ya no era la persona a la que cuidaban de él; él mismo se volvió responsa-

ble de la vida de otros (su familia, el rebaño). Ya no era el hijo de esclavos que se sentía el rey del mundo, ya era simplemente un ser humano como todos, que experimenta el cansancio, la escasez, la persecución, la rutina familiar, la búsqueda del pan de cada día.” Ya había crecido en humanidad, por eso Dios lo llevó al monte donde le habló al corazón. Le recordó lo que había visto en Egipto en un diálogo profundo, íntimo, hecho de súplicas, discusiones, gritos y silencios... Dios y Moisés hablando seriamente sobre la situación de las víctimas del imperio Egipcio. Dios quería hacer de Moisés su colaborador de confianza, su presencia en medio de los esclavos que ya se habían resignado a vivir en esas condiciones, porque no veían salida. Y Moisés tuvo miedo, se tapó la cara para no seguir mirando y escuchando a Dios, estaba en juego su comodidad, su tranquilidad, toda su vida construida en torno a su familia y su bienestar personal.

Escapar del compromiso La respuesta de Moisés fue: No quiero ir. Para esto recurrió a la excusa

de ser una persona incapaz (Ex 3. 11) frente a la grandeza del problema que se debía afrontar: el Faraón. Intentó disuadir a Dios de su propósito argumentando la incredulidad de los esclavos hacia él (Ex 3. 13-4, 1-9). Quería convencer a Dios que no era el más indicado para liberar a los esclavos porque no tenía la capacidad de hablar como otros (Ex 4, 10-19). Pero la razón principal era no sólo el miedo, sino sobre todo, el no querer dejar lo que ya había construido con tanto esfuerzo. No estaba dispuesto a dejarlo todo por un futuro que le ofrecía sólo complicaciones y riesgos. Ninguna excusa le sirvió, Moisés perdió la batalla e inició su camino de retorno a Egipto para cumplir la voluntad de Dios: liberar a los esclavos, pero ya no como alguien externo que va hacer una obra de caridad, sino como uno más del pueblo que siente suya la causa de la gente que sufre los golpes de la esclavitud. Tal vez Dios quiere que tú también seas un liberador de esclavos en este mundo. ¿Cuál sería tu respuesta? ¿Quién está ganando la batalla en tu corazón: Dios o tú? No temas perder, yo te aseguro que ganarás mucho más de lo que crees perder Para más información: P. Felix Shitakha Julián Martel 1550. (B1663GHL) San Miguel (Buenos Aires) Tel.: (011) 4455-0863 Email: seminario@consolata.org.ar

25


Nu

ia senc e r P estra

Salta-Morillo o Coronel Juan Solá

“En las huellas de la Buena Noticia” Los Misioneros de la Consolata están presentes en Salta en la diócesis de San Ramón de la Nueva Orán, desde el año 2002, en la parroquia San José hasta marzo 2012. Hoy hay los misioneros de la Consolata están presente en Tartagal y en Morillo o Coronel Juan Solá.

E

ste ha sido el lema del Año Jubilar de la Diócesis de Orán, celebrado el año pasado, y en él pensé cuando la Providencia quiso que el destino misionero me condujera por estas tierras del Chaco salteño, en el extremo este de la provincia. Desde hace un mes aproximadamente, al momento en que estoy escribiendo, me encuentro en Morillo o Coronel Juan Solá, un municipio muy extenso denominado Rivadavia Banda Norte, que comprende varios pueblitos sobre la Ruta Nacional 81 y sinnúmero de parajes ubicados al norte con respecto al río Bermejo. La población es mayoritariamente criolla, aunque un porcentaje importante - que ronda el 35% - está constituido por aborígenes Wichi.

a tierra muy fuerte y desafiante en relación con el servicio – otro tanto de desafiante - que el obispo, monseñor Marcelo Colombo, solicitara a nuestra Congregación en calidad de delegado episcopal de la Pastoral Indígena de la diócesis. Si bien la vida misionera en la Argentina me brindó la posibilidad de dedicar la mayoría de los años compartiendo los anhelos, reclamos y luchas de los pueblos indígenas del norte del país (tobas, kollas, guaraní), la actual representa una etapa en la que, con renovado espíritu de aprendiz, va a ser necesario meterme “en las huellas de la Buena Noticia” que dejaron todos los

Estar aquí es algo así como tener un cable La provincia de Salta está ubicada en el Noroeste de la República Argentina, y tiene una superficie de 154.775 kilómetros cuadrados, que representa el 4% del territorio nacional. La capital de la provincia lleva su mismo nombre, y está dividida en 23 departamentos con poderes políticos y

26

administrativos propios. Limita con tres países: Chile, Bolivia y Paraguay. Limita con seis provincias argentinas: Jujuy, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero, Chaco y Formosa. Su geografía es muy variada, desde el Oeste el relieve va cambiando desde una zona

de gran altura y altas cumbres de casi 7000 msnm, hacia el Este, donde existen valles, quebradas y sierras de menor tamaño. Dentro de uno de los tantos valles, ubicado a 1180 msnm, se encuentra ubicada la Ciudad de Salta. Este gran valle recibe el nombre de Valle de Lerma, en honor al fundador de la Ciudad.


Por: P. José Auletta, imc

que - religiosos y laicos - entregaron su vida, tanto en el acompañamiento de la Pastoral Indígena de la diócesis como del pueblo aborigen Wichi, etnia mayoritaria por esta zona. Morillo ha sido el centro para dicho acompañamiento, teniendo incluso una estructura diocesana que ha cumplido con este doble objetivo: el Centro Tepeyac. Fue aprobado por el recordado obispo monseñor Gerardo Sueldo e impulsado por un grupo de laicos, llegados aquí de distintos puntos del país hace ya más de veinte años, que hicieron opción de vida la inserción en este medio aborigen,

fachada, interior iglesia parroquial

Distintas realidades de Morillo

Medina, acompañado por el P. Sisto Karrau y el P. Luís Manco, nos permite hacer un poco de memoria junto con Nelly y Angélica, que son parte del grupo inicial de laicos que sirven en este centro. La misma visita - fraternalmente alentadora - coincide providencialmente con el comienzo de la Semana de los Pueblos Indígenas de Argentina, declarada por la Constitución nacional reformada en 1994 como pluriétnica y pluricultural; el lema de la Semana es muy significativo: “Desde mi cultura sumando cultura”. Desde la multiculturalidad de nuestra congregación y desde nuestra pobreza, estamos poniendo nuestro granito de arena para afianzar esas huellas de la Buena Noticia en los distintos lugares donde nos toque obrar, aún sintiéndonos pequeños frente a tanto desafío, tal como me siento yo - pequeño - en este momento especial de mi vida frente a tamaño desafío. Completo este breve relato con un comentario acerca del acto por el Día del Aborigen Americano, del que participo, hoy 19 de Abril, en el centro comunitario de la comunidad de La Cortada, consignando aunque sea alguna foto. En el acto se escuchan una vez más, haciéndolos clamor y súplica, los reclamos - demasiado largamente postergados - por la tierra, salud y educación. Al regresar a casa, pasamos a invitar para una celebración ecuménica a los pastores de algunas comunidades, a realizarse en la parroquia el domingo que es parte de la Semana de los Pueblos Indígenas; la respuesta y la dispo-

para luego propiciar un espacio de acogida, capacitación y promoción de los Wichi. La capacitación ha abarcado distintos ámbitos: jurídico, artesanal, educación bilingüe e intercultural, proyectos productivos, salud. La misma construcción fue realizada por los aborígenes, oportunamente acompañados en su capacitación edilicia a cargo de profesionales y hermanos indígenas tobas venidos de la Provincia del Chaco. La visita compartida con ocasión del paso breve pero intenso del consejero general, P. Salvador

nibilidad positivas parecen ser un buen auspicio para un trabajo a encarar con el mayor espíritu de diálogo interreligioso e intercultural. Dejo para otro momento el contar cosas más concretas, vividas, de este nuevo andar

27


ayM Bibli

i s ió n

El verdadero discípulo imita la forma de enseñar de Jesús en la misión La forma de enseñar de Jesús es toda una novedad El que lee seriamente los evangelios se da cuenta de que la manera de enseñar y de actuar de Jesús es toda una novedad. Sus palabras y actos tienen una fuerza que impresiona a todos. Su palabra tiene poder divino, es palabra creadora. Para reflexionar sobre la forma de enseñar de Jesús, nos ilumina el siguiente pasaje del Evangelio según san Marcos: “Entraron en Cafarnaún, y cuando llegó el sábado, Jesús fue a la sinagoga y comenzó a enseñar. Todos estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas. Y había en la sinagoga un hombre poseído de un espíritu impuro, que comenzó a gritar: ‘¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? Ya sé quien eres: el Santo de Dios’. Pero Jesús lo increpó, diciendo: ‘Cállate y sal de este hombre’. El espíritu impuro lo sacudió violentamente y, dando un gran alarido, salió de ese hombre. Todos quedaron asombrados y se preguntaban unos a otros: ‘¿Qué es esto? ¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad; da órdenes a los espíritus impuros, y estos le obedecen!’…” (Mc 1,21-28 y paralelos). Los mejores maestros de la ley (escribas) del tiempo de Jesús, enseñaban apoyándose en las palabras y opiniones de los profetas anteriores o de los maestros célebres. Mientras ellos no hacían más que repetir, interpretar y dar su opinión a base de lo que habían dicho los otros, Jesús hablaba y enseñaba con su propia autoridad: “Usted han oído que se dijo…Yo les digo” (Mt 5,21.33.38). “En verdad, en verdad les digo…” (Jn 8,34). La forma de enseñar de Jesús es completamente una novedad para todos. Él no se apoya en palabras y opiniones de hombres.

28

No hay ninguna duda de que muchos sabios han dejado, a lo largo de la historia, enseñanzas maravillosas y sorprendentes por su profundidad. Muchas veces estas enseñanzas quedan como proyectos o ideales para un mundo mejor, pero sin fuerzas de cambiar la realidad. En cambio, la Palabra de Dios realiza lo que dice. Y Jesús, siendo Hijo de Dios, posee la fuerza creadora de la Palabra de Dios. Él no trata de repetir siempre lo mismo, como lo hacían los escribas, sino de crear un mundo mejor. Jesús no tiene

la necesidad de sacar su autoridad de las Escrituras o de la tradición de los antiguos. La enseñanza de Jesús lleva consigo su propia fuerza. Una fuerza que, con claridad y trasparencia, le pone al hombre frente a sus contradicciones, le renueva y le purifica. Es toda una novedad divina: la que regenera, rejuvenece, libera y cura. Las palabras de Jesús producen efectos asombrosos en los que las escuchan. La gente se admira por lo que dice Jesús, y más aún por lo que hace. Hasta los demonios lo reconocen como el ‘Santo de Dios’ (Cf. Mc 1,24).

La forma de hablar de Jesús tiene poder para destruir las fuerzas del mal Al reflexionar el pasaje evangélico arriba citado, nos damos cuenta de que San Marcos quiere presentarnos la misión de Jesús en su doble aspecto: de palabra y de acción, o sea de ‘enseñanzas’ y de ‘obras salvadoras’. El poder divino que posee Jesús, no sólo lleva el anuncio del reino de Dios, sino realiza obras liberadoras a favor del hombre. Jesús predica el Evangelio en acción. Él vino a destruir todo poder, físico o espiritual, que agobia, domina y esclaviza a los hombres: espíritus impuros, pecados, enfermedades físicas o síquicas, poderes civiles o religiosos que van contra el designio de Dios, etc. Frente a los poderes del mal, la gente se aterroriza y se espanta. Los poderes del mal pueden esclavizar a la gente. Según la opinión de muchos, estos poderes pueden manifestarse de diversas maneras: en las tendencias diabólicas,


Por: P. Emmanuel Pius Chacha, imc

en las actitudes destructivas propias de la gente (destrucción de la vida de los demás, violencias, ira, odio, vicios, etc.), y en algunas enfermedades. En el tiempo de Jesús existía la mentalidad de que los demonios eran la causa de cualquier enfermedad, especialmente de las diversas enfermedades mentales, cuyas manifestaciones demostraban que el enfermo estaba fuera de sí mismo. Y para enfrentar tal situación, se necesitaban unos exorcismos largos, complicados, y llenos de ritos y gestos mágicos. De verdad, el mal es una realidad que da miedo. Pero existe alguien que está por encima de todos los poderes del mal: Jesús En el pasaje del Evangelio que acabamos de leer arriba, vemos que Jesús hace callar y expulsa el ‘espíritu impuro’: “Cállate y sale de ese hombre” (Mc 1,24). Jesús, lleno del poder divino, se impone al espíritu impuro (demonio) simplemente con una orden, y no recurre a palabras mágicas ni a ritos extraños y misteriosos de exorcismo. El demonio, que se siente dueño de este mundo, comprende que el poder de Jesús pone en peligro su reino demoníaco. Por eso, el hombre endemoniado, que se mantenía quieto antes, empieza a perturbar el servicio litúrgico, al ver la presencia de Jesús. El demonio, al darse

cuenta de que ha llegado el que lo va a derrotar, se dirige a Jesús con una actitud defensiva: ¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? (v.24). Jesús, demostrando su poder sobre las fuerzas del mal, no se fija en las quejas del demonio, solamente le ordena a callarse y a salir del hombre. Ante el poder de Dios, el demonio sale y deja en paz al hombre, aunque con una manifestación de rabia y violencia: “lo sacudió violentamente y, dando un gran alarido, salió del hombre” (v.26). Una vez más, Jesús da una prueba de su autoridad y de su palabra. La autoridad divina lo acompaña, por eso es capaz de derrotar al demonio, liberar al hombre y reconstruir el reino de Dios.

¿Qué enseñanza nos deja este relato para la misión y para la vida cristiana? La Palabra de Dios es capaz de liberarnos de los que nos oprimen, de perdonarnos y de darnos salud y salvación. Jesús hablaba con autoridad y poder porque era el ‘Santo de Dios’ (hasta los demonios lo reconocían). Obedeció siempre la voluntad de su Padre y por eso su vida era toda una santidad. Él sigue hablando con autoridad y poder también hoy, pero a través de aquellos que escuchan la Palabra de Dios seriamente y la viven con sinceridad. Así que el logro en la vida cristiana y en la misión, viene de la santidad, la vivencia de los sacramentos, el servicio a los hermanos y, de modo especial, de la escucha y la práctica de la Palabra de Dios.

Jesús, lleno del poder divino, no sólo anunciaba acerca d e l reino de Dios, sino realizaba, desde el inicio de su misión, obras liberadoras a favor del hombre: “Él pasó (por este mundo) haciendo el bien y curando a todos los que habían caído en poder de demonio, : r a n io x e fl porque Dios estaba con él” (Hch 10,38). Así que, para re Preguntas para ser buenos misioneros y cristianos, debela efecto en e n e ti r a mos imitar la manera de enseñar y de obrar de z li e e sufren? Jesús. Hay que confiar en la fuerza de la Palabra u a de evang r q e s n lo a e m d a ¿Nuestr ialmente más, espec nge- de Dios: una Palabra que libera y cura. No hay e d s lo e d bre del Eva vida m o n n e r, - que contentarse con el solo anuncio del reino gobia y do es de lucha a c , a e p a im c r s p o o que de Dios, sin realizar obras liberadoras a favor ¿Som do aquello to a tr n o c , de tantos hermanos y hermanas sufrientes: lio y e? r a b r e m n o h io l is a pobres, enfermos, marginados, pecadores, etc. mina ción m nuestra ac u fuerza en la Hay que luchar, en nombre del Evangelio, a d to e d tra s ¿El sentido na, encuen a contra aquello que oprime, agobia y domina ti is r c a id umanos? h s e r e nuestra v d o p al hombre: soberanías o autoridades opresoe dice? divina o en u q lo a z li a autoridad ras, enfermedades físicas o síquicas, pobreza, Dios re Palabra de s a la z r e e u discriminación, injusticia, violencia, etc. Y q fu s s o ¿Creem dos por la ta s la p a eso es lo que hizo que el mensaje y la obra y s ? os atado afarnaún C e d o d ia n de Jesús fueran toda una novedad ¿Nos sentim l endemo

mo e

del mal, co

29


n Jove n ó c Ri n

¿Joven culto o culto joven o...? TAMBIÉN ESCUCHAMOS UN TESTIMONIO DE FE: LAURA, ELLA ES UN SACERDOTE es y jóveLaura es una muchacha de un movimiento de adolescent mar, con sus nes, tiene 14 años. Se había divertido tanto junto al ngo, estando domi Un . ente” amigas, a pesar de un pequeño “incid cuando, mios en la playa, Laura estaba charlando con sus amig Y deprisa se rando el reloj, tuvo un sobresalto: “¡Vicente, es tarde!” así tan vistió. Los amigos le preguntaron: “Pero ¿adónde vas Hum... ! tarde rápido?”. “Voy a la Misa... no quiero llegar berto, un poco irónico, le preguntó. “Pero ¿tu crees todavía en estas cosas?”. “Sí”, respondió decidida. Laura salió corriendo saludando a todos: ¡Nos veremos pronto!...”.

Escuchamos la Palabra: Un Pueblo de sacerdotes

“Yo os exhorto, hermanos, a ofreceros vosotros mismos a Dios, como sacrificio viviente. ES ESTO EL VERDADERO CULTO QUE DEBEIS A DIOS” (Rom 12,1).

30

Cuando Dios con el pacto del Sinaí escogió a Israel como “su” pueblo, afirmó: “VOSOTROS SERÉIS para mí un reino de sacerdotes, un pueblo santo” (Éxodo: 19,6).Es decir un pueblo completamente dedicado al culto de Dios. Con la Nueva Alianza Dios os ha escogido a vosotros como a su pueblo. Y también vosotros sois “pueblo de sacerdotes”. Enseñaban los Apóstoles a los primeros cristianos: “VOSOTROS SOIS UN PUEBLO DE SACERDOTES CONSAGRADOS A DIOS, EL PUEBLO QUE DIOS SE HA ELEGIDO PARA ANUNCIAR A TODOS SUS OBRAS MARAVILLOSAS... JESUCRISTO QUE NOS AMA Y NOS HA LIBERADO DE NUESTROS PECADOS CON SU MUERTE, NOS HA HECHO

REINAR CON ÉL COMO SACERDOTES AL SERVICIO DE DIOS, SU PADRE” (Pedro 1a. carta 2,9 y Apocalipsis 1,6).

... Y

reflexionamos juntos:¡También tú eres un sacerdote! LAURA sabía que tenía un compromiso muy serio: COMPARTIR LA EUCARISTÍA, LA MISA, con tantos hermanos. Sí, porque Laura sabe que ella es también un sacerdote: También ella hace la Misa como el Sacerdote que está en el altar. Se comprende la Misa sólo si se comprende que cada cristiano ES UN SACERDOTE DE DIOS, desde el momento del BAUTISMO. SACERDOTE es una persona que está llamada, elegida para rendir culto a Dios con sacrificios y oraciones. YO “VUESTRO SUMO SACERDOTE” (Hebreos 4,15) en el BAUTISMO, CON MI SANGRE os he consagrado sacerdotes, capaces de “HACER LA MISA” conmigo, todos los días.

¿Qué un(a)

debe hacer hacer joven nuevo para vivir su sacerdocio como cristiano(a)? OFRECER A CRISTO en la MISA al Padre. A la Misa tú vas para ofrecer a Jesús, para ofrecerme a mí que me sacrifico por el mundo: eres un sacerdote que ofrece al Cristo en sacrificio por el mundo. OFRECERSE A SI MISMO. El muchacho nuevo tiene un modo muy lindo de “Ser Sacerdote” por todo el día, es decir de “HACER LA MISA CON JESÚS” las 24 horas del día: es


Por: Misiones Consolata

LA OFRENDA COTIDIANA DEL DÍA. Ofrecer los estudios (antes de abrir tus libros di una oración, ofrécela por, con y en Cristo). Ofrece tus trabajos, el deporte, todo lo que puedas hacer sobre todo sirviendo a los demás. Es verdad que en la Iglesia solo los “presbíteros”, los Sacerdotes, pueden consagrar el pan y el vino en la Misa, porque sólo ellos han recibido este poder del Obispo, que es el responsable de la Comunidad Cristiana. El Sacerdote, mientras hace la Misa, sabe que hay un pueblo entero de Sacerdotes que en torno al altar “parte el Pan” con él. Por esto invita a los cristianos: “Orad para que mi sacrificio y el vuestro sea agradable a Dios Padre Todopoderoso”.

Confesamos la Fe. La misa es la escuela de la Fraternidad En la Misa YO enseño el valor de la palabra “hermano”. YO que siendo Dios “no me he avergonzado de llamaros hermanos y de volverme vuestro hermano mayor” (Hebr. 2,16 y Rom 8,29), en la Eucaristía soy verdaderamente el HERMANO UNIVERSAL `

Renovamos la Fe, pensando en nuestra vocación

-Ver oración del recuadroOremos, habla con Jesús Señor, tú me pides cada día “hacer memoria” de ti, de tu muerte, de lo bien que me quieres. Soy tan distraído, y quizás soy también un poco egoísta: me agrada recibir, y después me olvido de quien me ha hecho el bien... Yo quiero permanecer cercano a ti, ser un amigo que no olvida lo bien que me quieres, sobre todo cuando “te partes” (en la Eucaristía) por mí... (Continúa tú...)

Compromiso Misionero LA MÍSA ES SIEMPRE UNA MISA SOBRE EL MUNDO, UNA MISA PARA EL MUNDO. PARA UN(A) JOVEN NUEVO

LA MISA ES SIEMPRE UNA MISA SOBRE EL MUNDO Y POR EL MUNDO, por los problemas del mundo, por todos los pecados del mundo. En efecto, “la casa de un Muchacho Nuevo es el mundo”. Haciendo la Misa tú aprendes a construir con Jesús y con todos los muchachos del mundo “un Mundo Nuevo”, para ser como Jesús Eucaristía. La invitación a participar de la Misa se torna en el compromiso de vivirla durante las 24 horas, los 7 días de la semana.

Jesús te pregunta... Hace tanto tiempo que tú partes el “Pan” conmigo y en la Misa tú “vienes a mi escuela” ¿Qué has aprendido en este tiempo? Si quieres volverte como YO, un “Hombre Eucarístico”, si quieres hacer aquello que yo hago en la Misa, ¿Por dónde debes comenzar para cambiar tu vida? Viene de renovemos la fe…La liturgia del Samaritano Tal vez ya pensó en ser Sacerdote, quién sabe... No espere por la Ordenación! La Orden ya fue dada! Alguien le está esperando... Hágase, cuanto antes, un don de Dios, don sagrado para sus prójimos, para su pueblo, un don del pueblo para su Dios! Deje que Dios habite en su corazón, sea usted mismo, Usted misma, la Tienda de Reunión establecida en medio del pueblo, un punto de encuentro para los que están dispersos o en la soledad, y deje que la Buena Nueva fluya de dentro de su pecho como agua viva que brota de la fuente perenne para los que tienen hambre y sed de justicia.. Entregue ya su vida al servicio de la Vida, al servicio de los últimos, de los “sin”, de los excluidos, de la Madre Naturaleza en extinción! No espere por elección, consagración, o cosa que lo valide... Usted ya fue electo y consagrado! Comience luego a ser un puente entre el cielo y la tierra, entre Dios y la

Humanidad, entre hermanos y hermanas! Sea usted mismo, usted misma, ese trazo-de-unión, esa presencia solidaria que tanta falta hace, especialmente a los que están caídos, semimuertos, a la orilla de las calles del mundo! Por lo menos así lo entendió y lo hizo el Divino Samaritano, Jesús! Esa fue su manera de ser, al mismo tiempo, Templo, Sacerdote y Sacrificio! Y nos lo mandó repetir en su memoria: “¡Ve y haz tú lo mismo!” (Lucas 19, 37)

ORGANIZAR UN CINEFORUM Film: “Romero” Director:  John Duigan- USA- 1989Duración:  95 min.-Género: DramaIntérprete: Raúl Julia. ¿Cuál crees es el centro afectivo de Monseñor Romero a lo largo de su vida? ¿En qué escenas del film te parece más visible la figura de Pastor? ¿Qué piensas que ofrece el film para reflexionar acerca de la misión de la Iglesia en situaciones de pobreza y de conflicto? Oración: Dios Padre de todos los hombres, que nos diste a tu siervo Oscar Romero, a un Pastor fiel y celoso fervoroso amante de tu Iglesia y en ella de modo especial, de los pobres y de los más necesitados, concédenos que nosotros sepamos vivir conforme al Evangelio de tu hijo Jesús. (Dígnate glorificar a tu Siervo Oscar y concédeme por su intercesión el favor que te pido…) Así sea. Si deseas más material para el cineforum u otros podés solicitarlo a juancarlos.mongolito@gmail.com

31


n feme o r t Ros

i no

Ir

J

osé Allamano, hace más de un siglo, nos enseñaba que antes de hacer buenos cristianos es necesaria una formación integral. Aquí, en este rincón de Guinea Bissau, la gente se dedica fundamentalmente a la pesca y a la agricultura de subsistencia sin conseguir, muchas veces, lo suficiente para una buena alimentación.

32

donde otros no van

El periodo antes de la cosecha es casi siempre un tiempo de hambre. Un hecho que condiciona el ser y actuar de este pueblo.

El peso de la cultura y del clima Los guineanos son un pueblo resignado y, en cierto sentido, fatalista. Expresan esta actitud

en una frase que repiten con frecuencia: “Djito ka tem”, que significa “las cosas son así, no hay una solución”. Buscan sacarle el máximo rendimiento al momento presente, porque nadie sabe lo que pasará mañana. La gente está profundamente ligada a su cultura ancestral y se abre con dificultad a lo nuevo y distinto. La envidia y la vengan-


Por: Hna. M. A. de Babo Ferreira Soares, Misionera de la Consolata

En Empada (Guinea Bissau), las misioneras de la Consolata buscamos ayudar y acompañar a la gente del lugar para que pueda vivir con dignidad. Es un trabajo lento. No siempre gratificante. Con frecuencia los resultados no responden a lo esperado o programado. Pero si queremos conseguir algo duradero tenemos que adaptar nuestro caminar al ritmo de caminar del pueblo guineano. Con ello intentamos ser fieles a la enseñanza de nuestro fundador: el Beato José Allamano. trasmiten la malaria. Esta es la causa principal del alto índice de mortalidad de niños y mujeres embarazadas.

La educación En el sector de la educación estamos colaborando con la población en la construcción de escuelas primarias en dos poblados. En Empada nos hemos comprometido en la construcción de una escuela materna y en la ampliación de una escuela secundaria que es demasiado pequeña.

za ejercen una enorme influencia en las relaciones sociales, dificultando el desarrollo del país. El clima de Guinea Bissau es insalubre, a causa de las altas temperaturas y alto índice de humedad que favorecen la proliferación de los mosquitos que

Los niños estudian pr ácticamente sin libros

El nivel de aprendizaje es muy bajo. Los niños estudian prácticamente sin libros y, además, se une el problema de la diversidad de lenguas locales. En casa hablan la lengua materna; cuando comienzan a coincidir con niños de otras etnias, aprenden el “creolo”; más tarde, cuando acuden a la escuela, deben estudiar el portugués, que es la lengua oficial del país. Otra causa que contribuye al pésimo nivel de enseñanza es la falta de preparación profesional de los docentes, además de los bajos salarios, en algunas ocasiones inexistentes. Es una consecuencia del sistema que funcionaba hasta

33


n feme o r t Ros

i no

hace unos años y que era eficaz en tiempos de la lucha armada: “Quien sabe algo, que se lo enseñe a quien no sabe nada”.

La sanidad En el campo de la sanidad somos responsables del Centro de Recuperación Nutricional, donde nos hacemos cargo cada mes de cerca de trescientos niños desnutridos. Nuestra atención está también dirigida a las madres, a las que enseñamos cómo preparar correctamente las comidas para la familia, utilizando los productos locales. Para las mujeres promovemos cursos de alfabetización, corte y confección, higiene y cuidado de la casa y les damos cauces

34

La atención pastoral y la preocupación por los últimos

para entrar en iniciativas de microcréditos, a fin de mantener a sus familias. Periódicamente visitamos los poblados, a fin de controlar el estado de nutrición de los niños menores de cinco años. Los pesamos, y a aquellos que no tienen un peso que corresponda con su estatura y edad, los derivamos al Centro de Recuperación Nutricional.

Naturalmente, entre nuestras actividades principales está la formación de agentes de pastoral. En ello invertimos buena parte de nuestras energías, preparando catequistas y animadores de comunidad, facilitando la participación de jóvenes y adolescentes. Somos conscientes de que nuestra misión es ir donde nadie va, hacer lo que nadie hace, preocupamos por aquellos a los que nadie atiende. Tenderles una mano amiga y ofrecerles cauces concretos para que puedan vivir con una mayor dignidad humana


Formar y enviar misioneros es tarea y deber de todos nosotros en virtud de nuestra fe y de nuestra responsabilidad de colaborar en la evangelización del mundo.

1 2 3

Con DEPÓSITO o TRANFERENCIA BANCARIA desde cualquier Sucursal de Banco Galicia a: Instituto Misiones Consolata Cta. Cte. N° 00032917-027/8 N° de Cuit: 30-68767730-3 O desde otros Bancos: CBU: 0070027620000003291786

Haciendo un GIRO POSTAL desde cualquier oficina de Correo Argentino a: Instituto Misiones Consolata C.C. 2 – Suc.11 (B) C.P. 1411- CABA-Buenos Aires

En Nuestras Parroquias y Centro de Animación Misionera: podes entregar a un misionero el sobre con tu colaboración y él nos lo hará llegar. Si vives en San Francisco (Córdoba), Mendoza podrás acercarte para hacer la suscripción o renovación de la revista misionera.

Ayúdanos a

sostener

La Obra Misionera

Por Favor, SIEMPRE después de realizar el depósito, AVÍSANOS enviando una copia del comprobante JUNTO A TUS DATOS, para que podamos registrarlo. Llamando al (011) 4632-3940, enviando fax: (011) 4633-1032 o por mail: admregional@consolata.org.ar

INSTITUTO PABLO VI Libertad 2859 - San Francisco - Cba Tel.: (03564) 431416 COLEGIO CONSOLATA Gomensoro y 3 de Febrero San José - Guaymallén -Mendoza Tel.: (0261) 4452282


“En un momento como el actual, de crisis económica y social, seamos solidarios con quienes viven en la indigencia, para ofrecer a todos la esperanza de un mañana mejor y digno del hombre” Benedicto XVI


MB-consolata_julio_WEB-2_0