Issuu on Google+

Vas, envías o ayudás a enviar


Galería Misionera Compartiendo la Misión Tejedoras de la Vida-Mendoza

P. Auletta bendiciendo el centro de informatica-Morillo-Salta

Alumnos colegio Consolata-Mendoza

Septiembre Intención Misionera. Que los cristianos perseguidos puedan testimoniar el amor de Cristo

Octubre Intención Misionera. Que la Jornada Misionera Mundial nos anime a ser destinatarios y también anunciadores de la Palabra de Dios.


Sumario 3 Editorial Vas, envías o ayudas a enviar Por: P. Sisto Karrau, imc

5 Actualidad Jornada Mundial de las Misiones Por: Papa Francisco 8 Actualidad Derecho universal al uso del agua y sanamiento Por: Justicia y Paz, CONFER 10 Testigo El cura Brochero, evangelizador y modelo espiritual Por: La Redacción 11 Ficha 37 Sobre el Apostolado de los Laicos Por: P. Rubén Lopez, imc 13 Rincón Joven Cuarto Congreso Americano Misionero y Noveno Congreso Misionero Latinoamericano Por: La Redacción 15 Nuestra Presencia “Con el corazón abierto a todos los pueblos” Por: Mons. José Luis Ponce de León IMC 17 Noticias Por: La Redacción 18 Biblia y Misión La alegría de creer en Jesucristo Por: Fernando Gatkuoth 20 Rostro Femenino Los dichos de Jesús “Mujer, tú tienes razón” Por: Antena Misionera 22 Ven y sígueme Jesús atraía y su estilo de vida era provocador e irresistible Por: La Redacción

Costo por ejemplar: $8.Costo de la suscripción anual: $70.Colaboración: $100.-

Vas, envías o ayudás a enviar

E

s considerado octubre el mes misionero por excelencia; ciertamente que la misión es de siempre, pero ahora se nos ofrece este momento privilegiado para fortalecer nuestra adhesión al mandato de Jesucristo de ir por todo el mundo para anunciar el Reino de Dios, con signos concretos de compromiso personal, oración y solidaridad con los que más esperan gestos de esperanza en la misión hoy. El primer día del mes festejamos a santa Teresa de Lisieux, patrona de las misiones que, con su oración desde su convento, acompañó la labor de los misioneros. Además, el 7 de este mes celebramos el aniversario de la beatificación de José Allamano, fundador de los Misioneros/as de la Consolata, que nos ha dejado como herencia el testimonio de un empeño apostólico misionero mas allá de las fronteras, en la misión “Ad Gentes”. Asimismo el 13 del presente tenemos la gran fiesta misionera Domingo Mundial de las Misiones, bajo el lema “Vas, envías o ayudás a enviar”. Jornada en la que nos unimos más plenamente al esfuerzo de toda la comunidad cristiana para cumplir con gozo y esperanza de sentirnos, convocados y enviados a la misión. El Papa Francisco nos recuerda que “la fuerza de nuestra fe, a nivel personal y comunitario, también se mide por la capacidad de comunicarla a los demás, de difundirla, de vivirla en la caridad, de dar testimonio a las personas que encontramos y que comparten con nosotros el camino de la vida”. Estas tres fiestas eclesiales nos animan a continuar, con renovado ardor, nuestras tareas evangelizadoras. Que nuestra fe continúe el proceso de comunicación franco y cordial con esta sociedad siempre nueva y cambiante, situación que nos exige peregrinar por nuevos caminos de diálogo y de encuentro con el otro. Hay momentos en la vida que hay que aprender a cerrar capítulos. Creo que el mío ha llegado por ahora, como director de esta revista. Por indicaciones de mis superiores dejo Argentina para seguir misionando en otras fronteras, Mozambique (África). Quiero agradecer a todos los lectores, colaboradores, bienhechores y amigos que durante estos años hemos “hecho evangelio” con nuestras contribuciones en esta revista. Hemos puesto el corazón y la cabeza en lo que hemos hecho, nuestros proyectos y sueños han sido los de Jesús y la Consolata, ahora me toca seguir caminando por la vida y navegando en otros mares. La Consolata y el beato José Allamano les colmen de muchas bendiciones en esta misión

¡Un abrazo a todos y gracias por su confianza!

3

Editorial

4 Buzón Misionero ¿Por qué Septiembre es el mes de la Biblia? Por: La Redacción

P. Sisto Karrau, imc


Buzón Misionero Por: La Redacción

¿Por qué Septiembre es el mes de la Biblia?

Tanto evangélicos como católicos han establecido el mes de Septiembre como mes de la Biblia, cada uno con sus razones:

Para los católicos es el mes de la Biblia porque el 30 de septiembre es el día de San Jerónimo, el hombre que dedicó su vida al estudio y a la traducción de la Biblia al latín. Nació en Dalmacia, cerca del año 340 y murió en Belén el 30 de septiembre de 420. San Jerónimo tradujo la Biblia del griego y el hebreo al latín. La traducción al latín de la Biblia hecha por San Jerónimo, llamada la Vulgata (de vulgata editio, ‘edición para el pueblo’), ha sido hasta la promulgación de la Neovulgata en 1979, el texto bíblico oficial de la Iglesia católica romana.

* En Argentina (cuarto domingo de septiembre), no está institucionalizado por ley dicho día, sino que sólo se celebra por entidades religiosas en un ambiente ecuménico. * En Chile aún no se aprueba por el gobierno la oficialización de un “Día de la Biblia”, aunque ya existen propuestas que se están tramitando en el congreso para hacer que este día se lleve a cabo el último domingo de septiembre de cada año.

Los evangélicos celebran el mes de la Biblia porque el 26 de septiembre de 1569 se terminó de imprimir la primera Biblia traducida al español por Casiodoro de Reina llamada “Biblia del Oso”. Se llamaba así porque la tapa de esta Biblia tenía un oso comiendo miel desde un panal. Esta traducción, que posteriormente fue revisada por Cipriano de Valera, dio origen a la famosa versión “Reina Valera”.

Staff

Del “Mes de la Biblia” se desprende “el Día de la Biblia” el cual es conmemorado en varios países, aunque en distintas fechas, entre ellos:

Propietario: Instituto Misiones Consolata www.consolata.org.ar Registro Prop. Intelectual N° N° 5077185 Edición: N° 458 Septiembre-Octubre Año LXIII Director: Sisto P. Elías, imc Redacción: Misiones Consolata

* En Perú igualmente lo celebran el día 30 de setiembre, con una eucaristía en la sede de la Conferencia Episcopal Peruana, que comparten un momento de oración con los representantes de otras confesiones religiosas presentes en el país como la iglesia Ortodoxa, Anglicana y Evangélica, entre otras. Otros países del continente Venezuela, Nicaragua (último domingo de septiembre), República Dominicana (27 de septiembre), etc. En estos dos últimos países, dicho día se encuentra institucionalizado por ley.

Colaboradores: Chacha Emmanuel, Alfredo Durán, López Rubén, Antena Misionera, Fernando Gatkuoth, Justicia y Paz, CONFER, Mons. José Luis Ponce de León. Fotos: Archivos IMC, Agencias, Internet, Revista Misiones Consolata Dirección y Administración: José Bonifacio 1774 – Capital Federal admregional@consolata.org.ar

Tel.: (011) 4632-3940 – Fax (011) 4633-1032 Correspondencia: Revista Misiones Consolata C.C. 2-Suc. 11(B) 1411-CABA. info@consolata.org.ar Diseño: Matías Blanco www.MBediciones.com.ar Impresión: Brapack S.A. Saraza 1310, CABA Miembro de PREMLA


Por: Papa Francisco

Queridos hermanos y hermanas: Este año celebramos la Jornada Mundial de las Misiones mientras se clausura el Año de la fe, ocasión importante para fortalecer nuestra amistad con el Señor y nuestro camino como Iglesia que anuncia el Evangelio con valentía. En esta prospectiva, querría plantear algunas reflexiones. 1. La fe es un don precioso de Dios, el cual abre nuestra mente para que lo podamos conocer y amar, Él quiere relacionarse con nosotros para hacernos partícipes de su misma vida y hacer que la nuestra esté más llena de significado, que sea más buena, más bella. ¡Dios nos ama! Pero la fe, necesita ser acogida, es decir, necesita nuestra respuesta personal, el coraje de poner nuestra confianza en Dios, de vivir su amor, agradecidos por su infinita misericordia. Es un don que no se reserva sólo a unos pocos, sino que se ofrece a todos generosamente. ¡Todo el mundo debería poder experimentar la alegría de ser amados por Dios, el gozo de la salvación! Y es un don que no se puede conservar para uno mismo, sino que debe ser compartido. Si queremos guardarlo sólo para nosotros mismos, nos convertiremos en cristianos aislados, estériles y enfermos. El anuncio del Evangelio es parte del ser discípulos de Cristo y es un compromiso constante que anima toda la vida de la Iglesia.

Vas, envías o ayudás a enviar Mensaje del Santo Padre para la Jornada Mundial de las Misiones 2013 (En la Argentina se celebrará el 12 y 13 de octubre bajo el lema “Vas, envías o ayudás a enviar”, en el resto del mundo se conmemorará el 20 de octubre) «El impulso misionero es una señal clara de la madurez de una comunidad eclesial» (Benedicto XVI, Exhort. ap. Verbum Domini, 95). Toda comunidad es “adulta” cuando profesa la fe, la celebra con alegría en la liturgia, vive la caridad y proclama la Palabra de Dios sin descanso, saliendo del propio ambiente para llevarla también a los “suburbios”, especialmente a aquellos que aún no han tenido la oportunidad de conocer a Cristo. 2. El Año de la fe, a cincuenta años de distancia del inicio del Concilio Vaticano II, es un estímulo para que toda la Iglesia reciba una conciencia renovada de su presencia en el mundo contemporáneo,

5

de su misión entre los pueblos y las naciones. La misionariedad no es sólo una cuestión de territorios geográficos, sino de pueblos, de culturas e individuos independientes, precisamente porque los “límites” de la fe no sólo atraviesan lugares y tradiciones humanas, sino el corazón de cada hombre y cada mujer. El Concilio Vaticano II destacó de manera especial como la tarea misionera, la tarea de ampliar los límites de la fe es un compromiso de todo bautizado y de todas las comunidades cristianas: «Viviendo el Pueblo de Dios en comunidades, sobre todo diocesanas y parroquiales, en las que de algún modo se hace visible, a ellas pertenece también dar testimonio de Cristo delante de las gentes» (Decr. Ad gentes, 37). Por tanto, se pide y se invita a toda comunidad a hacer propio el mandato confiado por Jesús a los Apóstoles de ser sus «testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaría, y hasta los confines de la tierra» (Hch 1,8), no como un aspecto secundario de la vida cristiana, sino como un aspecto esencial: todos somos enviados por los senderos del mundo para caminar con nuestros hermanos, profesando y dando testimonio de nuestra fe en Cristo y convirtiéndonos en anunciadores de su Evangelio. Invito a los Obispos, a los Sacerdotes, a los Consejos presbiterales y pastorales, a cada persona y grupo responsable en la Iglesia a dar relieve a la dimensión misionera en los programas pastorales y formativos, sintiendo que el propio compromiso apostólico no está

Actualidad

Jornada Mundial de las Misiones


Actualidad

completo si no contiene el propósito de “dar testimonio de Cristo ante las naciones”, ante todos los pueblos. La misionariedad no es sólo una dimensión programática en la vida cristiana, sino también una dimensión paradigmática que afecta a todos los aspectos de la vida cristiana. 3. A menudo, la obra de evangelización encuentra obstáculos no sólo fuera, sino dentro de la comunidad eclesial. A veces el fervor, la alegría, el coraje, la esperanza en anunciar a todos el mensaje de Cristo y ayudar a la gente de nuestro tiempo a encontrarlo son débiles; en ocasiones todavía se piensa que llevar la verdad del Evangelio es violentar la libertad. Pablo VI usa palabras iluminadoras al respecto: «Sería... un error imponer cualquier cosa a la conciencia de nuestros hermanos. Pero proponer a esa conciencia la verdad evangélica y la salvación ofrecida por Jesucristo, con plena claridad y con absoluto respeto hacia las opciones libres que luego pueda hacer... es un homenaje a esta libertad» (Exhort, Ap. Evangelii nuntiandi, 80). Siempre debemos tener el valor y la alegría de proponer, con respeto, el encuentro con Cristo, de hacernos heraldos de su Evangelio, Jesús ha venido entre nosotros para mostrarnos el camino de la salvación, y nos ha confiado la misión de darlo a conocer a todos, hasta los confines de la tierra. Con frecuencia vemos que son la violencia, la mentira, el error las cosas que

destacan y se proponen. Es urgente hacer que resplandezca en nuestro tiempo la vida buena del Evangelio con el anuncio y el testimonio, y esto desde el interior mismo de la Iglesia. Porque, en esta perspectiva, es importante no olvidar un principio fundamental de todo evangelizador: no se puede anunciar a Cristo sin la Iglesia. Evangelizar nunca es un acto aislado, individual, privado, sino que es siempre eclesial. Pablo VI escribía que «Cuando el más humilde predicador, catequista o Pastor, en el lugar más apartado, predica el Evangelio, reúne su pequeña comunidad o administra un sacramento, aun cuando se encuentra solo, ejerce un acto de Iglesia». Este no actúa «por una misión que él se atribuye o por inspiración personal, sino en unión con la misión de la Iglesia y en su nombre» (Exhort, ap. Evangelii nuntiandi, 60).Y esto da fuerza a la misión y hace sentir a cada misionero y evangelizador que nunca está solo, que forma parte de un solo Cuerpo animado por el Espíritu Santo. 4. En nuestra época, la movilidad general y la facilidad de comunicación a través de los nuevos medios de comunicación han mezclado entre sí los pue-

6

blos, el conocimiento, las experiencias. Por motivos de trabajo familias enteras se trasladan de un continente a otro; los intercambios profesionales y culturales, así como el turismo y otros fenómenos análogos empujan a un gran movimiento de personas. A veces es difícil, incluso para las comunidades parroquiales, conocer de forma segura y profunda a quienes están de paso o a quienes viven de forma permanente en el territorio. Además, en áreas cada vez más grandes de las regiones tradicionalmente cristianas crece el número de los que son ajenos a la fe, indiferentes a la dimensión religiosa, o animados por otras creencias. Por tanto, no es raro que algunos bautizados escojan estilos de vida que les alejan de la fe, convirtiéndolos en necesitados de una “nueva evangelización”.A esto se suma el hecho de que a una gran parte de la humanidad todavía no le ha llegado la buena noticia de Jesucristo. Y que vivimos en una época de crisis que afecta a muchas áreas de la vida, no sólo la economía, las finanzas, la seguridad alimentaria, el medio ambiente, sino también la del sentido profundo de la vida y los valores fundamentales que la animan. La convivencia humana está marcada por tensiones y conflictos que causan inseguridad y fatiga para encontrar el camino hacia una paz estable. En esta situación tan compleja, donde el horizonte del presente y del futuro parece estar cubierto


por nubes amenazantes, se hace aún más urgente el llevar con valentía a todas las realidades, el Evangelio de Cristo, que es anuncio de esperanza, reconciliación, comunión, anuncio de la cercanía de Dios, de su misericordia, de su salvación, anuncio de que el poder del amor de Dios es capaz de vencer las tinieblas del mal y conducir hacia el camino del bien. El hombre de nuestro tiempo necesita una luz fuerte que ilumine su camino y que sólo el encuentro con Cristo puede darle. ¡Traigamos a este mundo, a través de nuestro testimonio, con amor, la esperanza donada por la fe! La naturaleza misionera de la Iglesia no es proselitista, sino testimonio de vida que ilumina el camino, que trae esperanza y amor. La Iglesia -lo repito una vez más- no es una organización asistencial, una empresa, una ONG, sino que es una comunidad de personas, animadas por la acción del Espíritu Santo, que han vivido y viven la maravilla del encuentro con Jesucristo y desean compartir esta experiencia de profunda alegría, compartir el mensaje de salvación que el Señor nos ha dado. Es el Espíritu Santo quién guía a la Iglesia en este camino. 5. Quisiera animar a todos a ser portadores de la buena noticia de Cristo y estoy agradecido especialmente a los misioneros y misioneras, a los presbíteros fidei donum, a los religiosos y religiosas y a los fieles laicos -cada vez más numerosos- que, acogiendo la llamada del Señor, dejan su patria para servir al Evangelio en tierras y culturas diferentes de las suyas. Pero también me gustaría subrayar que las mismas iglesias jóvenes están trabajando generosamente en el envío de misioneros a las iglesias que se encuentran en dificultad -no es raro que se trate de Iglesias de antigua cristiandad- llevando la frescura y el entusiasmo con que estas viven la fe que renueva la vida y dona esperanza. Vivir en este aliento universal, respondiendo al mandato de Jesús «Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones» (Mt. 28, 19) es una riqueza para cada una de las iglesias particulares, para cada comu-

nidad, y donar misioneros y misioneras nunca es una pérdida sino una ganancia. Hago un llamamiento a todos aquellos que sienten la llamada a responder con generosidad a la voz del Espíritu Santo, según su estado de vida, y a no tener miedo de ser generosos con el Señor. Invito también a los obispos, las familias religiosas, las comunidades y todas las agregaciones cristianas a sostener, con visión de futuro y discernimiento atento, la llamada misionera ad gentes y a ayudar a las iglesias que necesitan sacerdotes, religiosos y religiosas y laicos para fortalecer la comunidad cristiana. Y esta atención debe estar también presente entre las iglesias que forman parte de una misma Conferencia Episcopal o de una Región: es importante que las iglesias más ricas en vocaciones ayuden con generosidad a las que sufren de escasez. Al mismo tiempo exhorto a los misioneros y a las misioneras, especialmente los sacerdotes fidei donum y a los laicos, a vivir con alegría su precioso servicio en las iglesias a las que son destinados, y a llevar su alegría y su experiencia a las iglesias de las que proceden, recordando cómo Pablo y Bernabé, al final de su primer viaje misionero, «contaron todo lo que Dios había hecho a través de ellos y cómo había abierto la puerta de la fe a los gentiles» (Hechos 14:27). Ellos pueden llegar a ser un camino hacia una especie de “restitución” de la fe, llevando la frescura de las Iglesias jóvenes, de modo que las Iglesias de antigua cristiandad redescubran el entusiasmo y la alegría de compartir la fe en un intercambio que enriquece mutuamente en el camino de seguimiento del Señor. La solicitud por todas las Iglesias, que el Obispo de Roma comparte con sus hermanos en el episcopado, encuen-

7

tra una actuación importante en el compromiso de las Obras Misionales Pontificias, que tienen como propósito animar y profundizar la conciencia misionera de cada bautizado y de cada comunidad, ya sea llamando a la necesidad de una formación misionera más profunda de todo el Pueblo de Dios, ya sea alimentando la sensibilidad de las comunidades cristianas a ofrecer su ayuda para favorecer la difusión del Evangelio en el mundo. Por último, dirijo un pensamiento a los cristianos que, en diversas partes del mundo, se encuentran en dificultades para profesar abiertamente su fe y ver reconocido el derecho a vivirla con dignidad. Ellos son nuestros hermanos y hermanas, testigos valientes - aún más numerosos que los mártires de los primeros siglos - que soportan con perseverancia apostólica las diversas formas de persecución actuales. Muchos también arriesgan su vida para permanecer fieles al Evangelio de Cristo. Deseo asegurarles que me siento cercano en la oración a las personas, a las familias y a las comunidades que sufren violencia e intolerancia y les repito las palabras consoladoras de Jesús: «Confiad, yo he vencido al mundo» (Jn 16,33). Benedicto XVI exhortaba: «Que la Palabra del Señor siga avanzando y sea glorificada» (2 Ts 3, 1): que este Año de la fe haga cada vez más fuerte la relación con Cristo, el Señor, pues sólo en él tenemos la certeza para mirar al futuro y la garantía de un amor auténtico y duradero» (Carta Ap. Porta fidei, 15). Este es mi deseo para la Jornada Mundial de las Misiones de este año. Bendigo de corazón a los misioneros y misioneras y a todos los que acompañan y apoyan este compromiso fundamental de la Iglesia para que el anuncio del Evangelio pueda resonar en todos los rincones de la tierra, y nosotros, ministros del Evangelio y misioneros, experimentaremos “la dulce y confortadora alegría de evangelizar” (Pablo VI, Exhort. Ap. Evangelii nuntiandi, 80). Vaticano, 19 de mayo de 2013, Solemnidad de Pentecostés Papa Francisco


Actualidad

Por: Justicia y Paz, CONFER

Derecho universal al uso del agua y sanamiento “… La Tierra brinda las condiciones esenciales para la evolución de la vida. La capacidad de recuperación de la comunidad de vida y el bienestar de la humanidad dependen de la preservación de una biosfera saludable, con todos sus sistemas ecológicos, una rica variedad de plantas y animales, tierras fértiles, aguas puras y aire limpio. El medio ambiente global, con sus recursos finitos, es una preocupación común para todos los pueblos. La protección de la vitalidad, la diversidad y la belleza de la Tierra es un deber sagrado”. (Carta de la Tierra, CTI: La Tierra, nuestro hogar.)

En defensa del ser humano La ONU ha declarado el año 2013, como Año Internacional de La Cooperación en la Esfera del Agua. El agua es uno de los tesoros más valiosos que poseemos, porque es imposible reemplazarla. Alrededor de tres cuartas partes de la superficie de la tierra están cubiertas de agua. El 97% en mares y océanos; el 3% restante es agua dulce. Dos tercios no son accesibles porque están en zonas poco pobladas o glaciares, y solamente el 1% del agua dulce existente está al servicio de la vida de los seres humanos. Es un recurso natural fundamental para el desarrollo de la sociedad, sin embargo el desarrollo económico y el incremento en los estándares de vida han aumentado la presión sobre este recurso hasta convertirlo en un recurso escaso.

Acaparamiento del Agua El término ‘acaparamiento de aguas’ –o ‘apropiación de aguas’– alude a situaciones en que entidades poderosas asumen el control de valiosos recursos y cuencas de agua

para su propio beneficio, privando de ellos a las comunidades locales cuyo sustento depende de este recurso. La capacidad de hacerse con el control de los recursos está vinculada con procesos de privatización, mercantilización y apropiación de bienes comunes. Estos procesos convierten el agua, de un recurso abierto y al alcance de todos, a un bien privado cuyo acceso debe negociarse y suele basarse en la capacidad de pago. El acaparamiento de agua está en relación con el acaparamiento de tierras. Adquirir tierras para poder acceder a recursos de agua y controlarlos es algo de especial importancia para los países que se enfrentan a la escasez de estos recursos. Se prevé que las fuentes renovables de agua en los Estados del Golfo se agoten en las próxi8

mas tres décadas. Las implicaciones de esta escasez de agua son muy profundas. Arabia Saudí, exportador de trigo, prevé poner fin a la producción nacional de este grano en 2016 debido al agotamiento progresivo de las reservas de agua dulce en el país.

Factores que impulsan el acaparamiento de aguas El estallido de la crisis financiera mundial en 2008, acompañado de una extraordinaria subida de los precios de las materias primas y una creciente especulación financiera con los alimentos, ha provocado una nueva oleada


Impactos sociales

¿Qué podemos hacer? Tomar mayor conciencia de que: - La Tierra es nuestra casa y tenemos el deber de cuidar de ella y de sus elementos, entre ellos el agua, que es esencial para la vida; constituye un derecho de cada persona. - El agua tiene una función de interés para toda la ciudadanía, garantiza la salud, la cohesión social (servicios urbanos y saneamientos). De ahí la gran exigencia de utilizarla con criterios comunitarios y no individualistas. - Está sujeta a funciones económicas y actividades productivas, lo que pide de nosotros adoptar una postura de denuncia ante los abusos de contaminación y mal uso de esta “nuestra hermana”.

de acaparamientos de tierras, aguas y recursos, mediante los que gobiernos e inversores buscan garantías que no pueden proporcionar unos mercados cada vez más inestables. Se ha detectado que la interrelación entre seguridad hídrica, energética y alimentaria es muy relevante. La creciente preocupación porque se está alcanzado “el pico del petróleo” lleva a los grandes inversores a optar por los agrocombustibles como alternativa a las fuentes de energía no renovables, que se producen como fuente de combustible líquido para el sector de transporte, y por los “Cultivos comodín”, que tienen distintos usos. Estas prácticas requieren masivas cantidades de agua y es lo que estimula, cada vez a más países y grandes corporaciones agroindustriales, a involucrarse directamente en el acaparamiento de tierra y agua para la producción agrícola, sin depender de mercados internacionales.

9

Estas “operaciones” entrañan consecuencias calamitosas para otros usuarios del agua. • La comisión mundial de presas afirmaba en su Informe del estudio realizado en el 2000, que a lo largo del siglo XX se han construido casi 50.000 grandes presas, provocando el desplazamiento y la inundación de pueblos, viéndose afectados entre cuarenta y ochenta millones de personas. A esta estimación hay que añadir un número muy superior de desplazados por afección indirecta en el entorno de los valles inundados. • Los impactos socioeconómicos más graves han recaído sobre las comunidades más pobres y sobre los sectores más desprotegidos (particularmente mujeres y niños). Tengamos en cuenta la recogida del agua: la dura tarea de ir a buscar agua a pozos distantes para uso familiar a menudo recae en las mujeres y niñas, que se ven privadas del derecho a la escolarización. • Las alteraciones de los caudales de muchos de los grandes ríos del mundo han hecho entrar en crisis formas tradicionales de producción agraria ligadas a los ciclos fluviales de crecida. Por ejemplo en Nigeria, la construcción de la presa de Bakalori supuso perder el 53% de los cultivos tradicionales, ligados a esos ciclos de inundación en las llanuras de la cuenca baja y media; por otro lado, supuso la destrucción de los pastos que servían de base a la ganadería y afectó seriamente a los acuíferos, colapsando reservas de agua vitales en los períodos secos (Adams, 1992). • El Informe de los Objetivos de Desarrollo Mundial de la ONU (año 2012) indica que la tasa de pobreza ha disminuido en todas las regiones del mundo. Aun considerando los adelantos alcanzados, se estiman en más de 1.200 millones las personas que todavía no tienen acceso garantizado al agua potable, lo que conlleva más de 10.000 muertes al día, en su mayoría niños


Testigo

Por: La Redacción

El cura Brochero, evangelizador y modelo espiritual La Iglesia nos presenta un santo para proponernos un modelo. Brochero es un faro que puede iluminar nuestras vidas y hacernos apóstoles para anunciar con fidelidad el evangelio de Jesús. Brochero entendió que en el corazón del hombre y la mujer había mucha sed de Dios, por eso, se esforzó para que sus fieles se encontraran con Jesús. Como dijo el cardenal Antonio Caggiano, en una carta pastoral, en 1964, al cumplirse cincuenta años de su muerte: “El cura Brochero fue un precursor. Se adelantó a las ideas de su tiempo y a los métodos pastorales y misioneros. Por eso, decimos: “Brochero, modelo de espiritualidad, Brochero modelo de evangelizador”.

A la luz de la Misión Continental, decimos que la Misión es un tema de vínculos. Brochero era un hombre de vínculos profundos, con capacidad de hacer amigos. Tenía la sonrisa amable, el abrazo cálido y la acogida fraterna al hermano que llegaba. Esos gestos expresaban la encarnación de la Palabra en su corazón. Para nosotros, un modelo de misionero hoy. Esa debe ser nuestra “primera predicación”. La evangelización no es una actividad provisoria, circunstancial o parcial de nuestra vida. Todo en nosotros -nuestra oración, servicio, ocupación cotidiana, trabajo apostólico, alegría y sufrimiento-

La evangelización

Desde su propia experiencia de haber pasado por los ejercicios espirituales, Brochero asumió que la evangelización es facilitar el encuentro para que en esa búsqueda el Señor le hable a la persona concreta y produzca su transformación. Él supo captar que en ese “encuentro”, con el Señor, se despertaría en cada uno la gracia bautismal. Comprendió que los ejercicios espirituales debían llegar a la mayor cantidad de fieles. Él estaba convencido de que así se lograría la renovación de la fe de su pueblo, “Conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona; haberlo encontrado es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida, y darlo a conocer, con nuestra palabra y obras, es nuestro gozo” (Aparecida, 29). Eligió los Ejercicios Espirituales de san Ignacio de Loyola como “método pastoral” para llevar a sus feligreses a Dios, confiando en que la gracia divina realizaría el resto. Buscó, a través de los Ejercicios, que su pueblo se encontrara con Jesús, supo que así se podía cambiar y transformar las vidas, los pueblos, las culturas para “inculturar” el Evangelio.

Brochero, modelo de evangelizador

“Se preocupaba Su estilo pobre y muchísimo por la catequesis de los adultos. Tarea que realizaba siempre personalmente, incluso durante los Santos Ejercicios. Todavía hoy, después de tantos años, sacerdotes y religiosas se admiran de la preparación que tuvieron sus parroquianos, en las cuestiones fundamentales de la fe, cosa verdaderamente admirable, dada la gran extensión de la zona y la ausencia de sacerdotes en la mayoría de los pueblos [...]. Tenía gran aplicación por la enseñanza del catecismo e incluso no le importaba no comer con tal de seguir enseñando a la gente sencilla de su parroquia [...]. Hago constar expresamente que el Siervo de Dios era el primer catequista, de tal suerte que lo llamaban “el doctrinero”.

Su opción por los pobres y los que sufren

es esencialmente evangelizador. Somos o no somos evangelizadores; como somos o no somos cristianos; y así lo evidenciaba su fidelidad a la palabra empeñada. Frente al pedido de ver a la “viejita Francisca”, con el río crecido, no deja de ir. Ante la pregunta ¿por qué iba?: “no podía dejarla, he dado la palabra”. ¡Qué ejemplo para nosotros hoy, sin duda!

Brochero, formador de evangelizadores

Tenía una pasión por la catequesis. Tuvo siempre un deseo fuerte de formar a los niños, los jóvenes y los laicos, como también de que esta iniciativa se difundiera por todo su extenso curato. Dice la Positio:

10

Es la nota distintiva de nuestra evangelización. El Señor nos envía a llevar a los pobres la Buena Noticia de Jesús. San Pablo escribe a los Gálatas: “Solamente nos recomendaron que nos acordáramos de los pobres, lo que siempre he tratado de hacer” (Gá12, 10). Hay numerosos relatos del padre Brochero que manifestaron una preocupación por los más pobres. En una ocasión le dijeron a Brochero que no se juntara con algunas personas de muy mala vida: “La culpa la tiene Jesús porque para ellos ha venido”, y, sin duda, con su gesto, logró la cercanía y la conversión de aquel que no era muy bien mirado.

Su devoción mariana

Brochero amó a la Virgen María, a quien llamaba “Mi Purísima”, El amor a María lo llevó hacia una fuerte devoción que impregnó su vida espiritual y su amor desinteresado. Así como María, en las Bodas de Caná, intercedió ante su hijo porque “faltaba vino”, al ver que en su pueblo faltaban caminos, escuelas, medios de comunicación, intercedió y actuó. Brochero ayudó a todos a poner manos en la obra para que el trabajo y el esfuerzo crearan los milagros del progreso en su curato


37

P. Rubén Lopez, imc

Sobre el Apostolado de los Laicos

(Decreto Apostolicam Actuositatem del Vaticano II)

La Promesa de Dios: El Domingo fui a Misa y, en la lectura de la palabra de Dios, escuché que los ciegos verían, las viudas tendrían como vivir, los sordos oirían y los paralíticos caminarían. Esa noche miré el noticiero. Las noticias que más abundaban eran las de la guerra, robos, piquetes, desocupados, jubilados que reclamaban por un aumento, chicos que vivían en la calle… Recordé lo que había escuchado por la mañana. ¿Qué había pasado? ¿Se había olvidado Dios de los hombres, o se había cansado de ayudarnos? ¿No se cumpliría esa promesa de que las cosas iban a andar bien? Sin encontrar respuestas a mis preguntas, me fui a dormir con esa preocupación. Y, como suele ocurrir cuando uno se va a dormir pensando en algo, esa noche tuve un sueño que pude recordar. Soñé que caminaba por un pueblo desconocido. Recorría las calles vacías, que estaban desiertas porque era mediodía y hacía mucho calor. Al cruzar un callejón, me pareció escuchar ruidos que provenían de allí y, como soy muy curioso, fui a averiguar de qué se trataba. Al fondo de esa calle sin salida, tirado en el suelo, había un hombre y, junto a él, otro agachado. Me acerqué despacio y. ocultándome detrás de unas cajas, observé lo que ocurría. El hombre caído era un anciano que estaba lastimado, y el otro le lavaba y curaba sus heridas con mucho cuidado.

Ficha 34

Ficha

Aunque no lo veía bien, porque se hallaba de espaldas a mí, me quedé admirado del amor que manifestaba a través de sus gestos. Cuando terminó de vendarlo, le dio un poco de agua y lo ayudó a levantarse. Vamos abuelo, levántese. Venga a mi casa, y después le buscaremos un lugar donde pueda vivir –escuché que le decía. Cuando pasó delante de mí, pude mirar su rostro por primera vez. Mi sorpresa fue enorme. ¡Ese hombre era yo¡ ¡Eran mi rostro, mis manos. Mi manera de andar ¡ Hice un movimiento y, sin querer, con el codo empujé una lata que cayó estrepitosamente. El ruido de la lata se confundió con la chicharra del reloj despertador que anunciaba que ya era de mañana. Sin darme cuenta, había encontrado la respuesta a mis preguntas de la noche anterior. Tomado de Cuentos rápidos para trabajar con valores III. (Casalá –Pisano)

Sobre los Laicos en el Vaticano II

Se reconoce la importancia que tiene el apostolado de los laicos que surge de su propia vocación cristiana y que nunca puede faltar en la Iglesia (Apostolicam Actuositatem 1) No necesitan un permiso sino que es su derecho y su deber como cristianos. El Concilio reconoce que el derecho y la obligación del apostolado para los laicos proviene de su bautismo y confirmación, o sea que están destinados al apostolado por el mismo Señor. Por consiguiente se impone a todos los cristianos la grata obligación de trabajar para que el mensaje de la salvación sea conocido y aceptado por todos


Ejercicio de Contemplación: los hombres de cualquier lugar de la tierra (esto sería el apostolado) (AA 3) Al reconocer que la misión de la Iglesia no es solamente anunciar el mensaje de Cristo sino también impregnar la sociedad con el espíritu evangélico (con la honradez, lealtad, solidaridad, justicia, etc.), como consecuencia los laicos están llamados a vivir su misión tanto en la Iglesia como en la sociedad (AA 5), aunque reconociendo que por su estado de vida están llamado de una manera especial a ser fermento de los valores del Evangelio en la sociedad (política, economía, cultural, arte, etc.) (AA 2) El Concilio señala que son muchísimos los campos donde se puede realizar este apostolado , por ejemplo las parroquias, la pastoral de juventudes, la pastoral familiar, el mundo del trabajo y profesional, etc. (AA 9 a 14) Se señala la necesidad de formarse para realizar de la mejor manera posible esta misión del apostolado, colocando un énfasis en la formación que dan los padres a sus hijos (AA 28 A 32)

Aparecida y los laicos:

Jesús habla

La lectura del Nuevo Testamento dará nuevas dimensiones para tu vida. Aprovecha la oportunidad que nos da Jesús con su Buena Nueva. Tu vida es un conjunto de situaciones que abarcan la alegría y la tristeza, la derrota y el triunfo. Para cualquiera de esas situaciones Jesús tiene una palabra para darte, busca esas palabras y cuando las encuentres verás que tu corazón arderá como ardía el corazón de los discípulos de Emaus. Tu mismo las irás encontrando a medidas que leas los Evangelios. Es Jesús que se dirige a Ti. No respondas de inmediato. Detente. Escucha como se repite en tu corazón. Permite que te interpelen, deja que brote una respuesta. A modo de ejemplo escucha algunas preguntas y mandatos de Jesús. “Vengan y Vean”; “Lancen las redes”; “Los haré pescadores de hombres”; “¿Qué quieres que haga por ti?”; “¿Quieres ser curado?; “Busquen y encontrarán”. Tu puedes encontrar mucho más. Se termina haciendo una oración de agradecimiento por las palabras recibidas.

Hoy toda la Iglesia en América Latina y El Caribe quiere ponerse en estado de misión. La evangelización del Continente, nos decía el papa Juan Pablo II, no puede realizarse hoy sin la colaboración de los fieles laicos. Ellos han de ser parte activa y creativa en la elaboración y ejecución de proyectos pastorales a favor de la comunidad. Esto exige de parte de los pastores una mayor apertura de mentalidad para que entiendan y acojan el “ser” y el “hacer” del laico en la Iglesia, quien, por su bautismo y su confirmación, es discípulo y misionero de Jesucristo. En otras palabras, es necesario que el laico sea tenido muy en cuenta con un espíritu de comunión y participación. tema del dolo con el án on ci la re r? (Documento de Aparecida 213) cuento odemos saca 1. Analizar el conclusión p é u ¿Q . os ic la e los fruto del apostolado d ver ¿Cuál es y es as fr s te s siguien 2. Analizar la al Vaticano II e lo anterior d ál cu y o n ” Vatica del sacerdote laboradores co s lo n so s “Los laico isma misión mparten la m co te o rd ce el sa “Los laicos y a” e de la Iglesi lesia no pued etido en la Ig m ro p m co o “Un cristian política” , en mi participar en y a la Iglesia vo o d n a cu es para “La religión tra la fe” trabajo no en n los padres” res en la fe so o d ca u ed s o “Los primer Papa Frandiscursos del s lo n co a id nes. Aparec undial de Jóve M 3. Relacionar a ad rn Jo l durante la cisco en Brasi lación. o de contemp ci ci er ej el r 4. Realiza n como laico. n de formació la p i m ar or b 5. Ela

ha:

c fi a l r a z i d n u f o r Para p


Por: La Redacción Cam4 - Comla9 | Del 26 de NOVIEMBRE AL 01 DE DICIEMBRE 2013

Maracaibo, Venezuela, 2013

U

n Congreso Misionero es la reunión de un conjunto de personas en marcha misionera, con compromisos concretos en sus respectivas Iglesias locales. Son personas que se encuentran y viven la gracia de estar juntos para compartir lo central de su fe en Jesucristo. Son personas que se congregan para compartir experiencias misioneras muy diversas y cargadas de vida. Son personas que celebran su fe con expresiones festivas. Poseen también una dimensión de estudios y formación que permite la divulgación de líneas importantes acerca de la Misión de la Iglesia. No es una planificación pastoral o misionera. Las siglas CAM 4 y Comla 9 designan al Cuarto Congreso Americano Misionero y Noveno Congreso Misionero Latinoamericano que se celebrará en la ciudad de Maracaibo, Venezuela, a finales del año 2013. Los Congresos Misioneros se celebran actualmente cada cuatro años en el Continente Americano, y para la fecha se han realizado ocho Congresos Misioneros Latinoamericanos.

Historia de los congresos

COMLA 1 - Comla-1 Lugar: Torreón, México - Año: 1977 Lema: “Salvación universal, compromiso de México” Tema: Fue el 7mo. Congreso Misionero Nacional de México y se invitó a participar a dos representantes de cada país de América Latina COMLA 2 Lugar: Tlaxcala, México - Año: 1983 Lema: “Con María, Misioneros de Cristo” Tema: La Iglesia Misionera, respuesta del hombre de hoy: responsabilidad misionera en y desde América Latina.

Oración Preparatoria al CAM 4 - Comla 9  Señor Jesucristo, vivo y presente en el camino de nuestros pueblos y en nuestras Iglesias loc ales, Tú que nos has llamado por medio del Evangelio , a vivir un encuentro decis ivo contigo como hijos de l Padre y hermanos de tod os, te pedimos nos asistas con   tu gracia en este CAM 4 - Comla 9. Haz  que, unidos en la ora ción y en la misión, seamos los discípulos qu e envías para llevar tu palabra a otros pueblos, y seamos los profetas qu e colaboren en descubrir nuevos signos de tu pre sencia Te lo pedimos a ti que viv es, reinas y das vida a nuestras iglesias en la unidad del Padre y el Espíritu Santo, implorando la intercesión de María, Madre de América. Amén.

COMLA 3 Lugar: Bogotá, Colombia - Año: 1987 Lema: “América, llegó tu hora de ser evangelizadora” Tema: América quiere compartir su fe. 13

Rincón Joven

Cuarto Congreso Americano Misionero y Noveno Congreso Misionero Latinoamericano


Catequesis del logo

Mapa de América: formado por el colorido de las esferas de colores misioneros que representan la misión universal de nuestro continente y además de los colores misioneros están el morado y el negro: el morado apunta a la espiritualidad que de aquí brindamos al mundo desde América y el negro como realce de lo que conservamos de la fe que nos fue dada en la primera evangelización. Círculos: Algunos unidos y otros no de forma transversal representando los Ejes Temáticos propuestos en esta celebración: Discipulado, Conversión, Secularización, Pluriculturalidad y Misión Ad Gentes vistos como don y tarea para la Iglesia Americana. Así mismo los colores simbolizan la diversidad pluricultural e histórica de la acción de América discípula misionera de Jesucristo. Cruz: Es el signo visible en la manifestación de la fe en la experiencia cristiana. Es signo también de la misma Iglesia en Misión Continental. Se trata de tener fija la mirada en el Maestro Jesús para ser discípulo y misionero viviendo la experiencia salvífica de la Cruz desde América para el mundo. Las siglas: CAM, soninterrumpidas intencionalmente por el 4 que es la edición del evento misionero continental. COMLA 9 así es la pequeñez del discípulo misionero que irradia su testimonio desde América para el mundo en la ciudad y el año de celebración: Maracaibo 2013. Lugar: Quito, Ecuador - Año: 2008 Lema: “América, con Cristo: escucha, aprende y anuncia” Tema: “Anunciar el Evangelio de la vida”

COMLA 4 Lugar: Lima, Perú - Año: 1991 Lema: “América Latina, desde tu fe, envía misioneros” Tema: La Iglesia de América Latina ante los desafíos pastorales de la Nueva Evangelización en el tercer milenio.

CAM 4 - COMLA 9 Lugar: Maracaibo, Venezuela Año: 2013 Lema: “América misionera, comparte tu fe” Tema: Discípulos misioneros de Jesucristo desde América, en un mundo secularizado y pluricultural.

COMLA 5 Lugar: Belo Horizonte, Brasil - Año: 1995 Lema: “Vengan, vean y anuncien” Tema: El Evangelio en las culturas, camino de vida y esperanza.

Temática

OBJETIVO GENERAL DEL CONGRESO Acrecentar en las Iglesias particulares de América el compromiso misionero para responder a los desafíos de la misión “Ad Gentes”, en un mundo pluricultural y secularizado.

CAM 1- COMLA 6 Lugar: Paraná, Argentina - Año: 1999 Lema: “América con Cristo... sal de tu tierra” Tema: En este Congreso se contó por primera vez con la participación de delegados de Canadá y Estados Unidos, por lo que se constituyó en el CAM1 (Congreso Americano Misionero).

LEMA “América misionera, comparte tu fe”. TEMA Discípulos misioneros de Jesucristo desde América, en un mundo secularizado y pluricultural.

CAM 2- COMLA 7 Lugar: Guatemala - Año: 2002 Lema: “Iglesia en América: Tu vida es misión” Tema: “Anunciar el Evangelio de la vida”

EJES TEMÁTICOS Discipulado, Secularización, Pluriculturalidad, Misión Ad Gentes.

CAM 3 - COMLA 8 14


Por: Mons. José Luis Ponce de León IMC

¿Polígamo...?

Pasaron ya 20 años desde que recibí el mandato misionero a Sudáfrica y más de cuatro desde que fui nombrado obispo y Vicario Apostólico de Ingwavuma. A fines de agosto del año pasado se agregó otro servicio, ser administrador apostólico de la diócesis de Manzini en el vecino país de Swazilandia luego de la repentina muerte del obispo de esa diócesis: Louis Ndlovu OSM. Ahora divido mi tiempo y energías entre los dos países. Después de algunas semanas en Swazilandia, que visito mensualmente por varios días, alguien sugirió: “¿no será que podrían nombrarte obispo de esta diócesis?”. Yo expliqué que, si un obispo “se casa” con la diócesis, mi esposa es el Vicariato de Ingwavuma. Inmediatamente me respondieron: “podés tener ambas porque aquí nosotros aceptamos la poligamia”.

Swazi sino que además fue usado por muchos tiempo en Swazilandia sea en la educación como en la liturgia. Así es que nuestra Eucaristía son una expresión concreta de la fiesta de Pentecostés: yo presido la misa en Zulu y ellos responden en Swazi. Las lecturas y las peticiones son en Swazi y la homilía en Zulu. Todos con una gran sonrisa... convencidos que nos entendemos mutuamente.

Idiomas...

Como administrador apostólico acompaño el camino de esa diócesis hasta tanto Papa Francisco nombre un nuevo obispo. Si cada diócesis es distinta, con una historia y un camino particular, mucho más cuando se trata de una diócesis en otro país... y que cubre todo el país. La diócesis de Manzini es la única diócesis de Swazilandia que tiene como fronteras dos grandes países: Sudáfrica y Mozambique. Una vez más pude experimentar cómo la fe hace que este pueblo aceptase este desconocido, nacido en otro continente y que no habla el idioma local: Swazi. A Dios gracias, el idioma Zulu que usamos en el Vicariato de Ingwavuma no solo es cercano al

Abriendo el corazón a otras realidades

Mis primeros cinco años en Sudáfrica viví en la frontera con Swazilandia.

15

Ocasionalmente crucé la frontera para ayudar en algunas celebraciones penitenciales durante la cuaresma o para guiar algún retiro para una comunidad de Hermanas. Sin embargo,

Nuestra Presencia

“Con el corazón abierto a todos los pueblos”


Nuestra Presencia

reconozco que nunca conocí mucho de la realidad del país. Estos meses me permitieron abrir el corazón a otras realidades: La diócesis de Manzini y el Vicariato de Ingwavuma tienen en común el hecho de tener un tercio de la población con Sida. El obispo de Manzini inició diversos proyectos de lucha contra el Sida y de atención a los enfermos. El más original que encontré es: “Hope House” (la casa de la esperanza) para enfermos terminales. Son unas 20 pequeñas casas donde el enfermo puede quedarse junto a alguno de sus familiares. De este modo al enfermo no le falta el apoyo emocional de su familia y la familia no deja de cuidar al enfermo. En estos días se agregó otra novedad. “Hope House” puede ahora recibir no solo adultos sino también chicos enfermos. Girasoles han sido pintados en las paredes externas donde van a escribirse los nombres de los chicos que pasen por ese centro. Otro proyecto “nuevo” para mí es un centro de refugiados, confiado al gobierno Swazi y a la Iglesia Católica y financiado por las Naciones Unidas. El proyecto nació hace muchos años y acogía sudafricanos que escapaban del país durante el tiempo de la segregación racial. Hoy, en general, son familias que vienen de la zona de los “grandes lagos” del continente (Congo, Somalia, Rwanda...). En mi primera visita me impactó ver familias enteras (papá, mamá e hijos) que habían atravesado todo el continente soñando con un futuro mejor, un futuro de paz.

La “preocupación por todas las iglesias”... (2 Cor. 11:28)

En la segunda carta a los Corintios

Pablo cuenta sus “aventuras” en el servicio al evangelio (peligros en ríos, en la ciudad, vigilias, hambre, sed...) y concluye: Y además de otras cosas, mi responsabilidad diaria: el desvelo por todas las iglesias. ¿Quién desfallece sin que yo desfallezca? ¿Quién tiene un tropiezo sin que yo me abrase de dolor? Pablo vive en comunión con todas las comunidades cristianas, con sus alegrías y luchas cotidianas. Los obispos del sur del continente africano tenemos una estructura regional llamada IMBISA que reúne nueve países (Angola, Botswana, Lesotho, Mozambique, Namibia, Sudáfrica, Swazilandia y Zimbabwe y Sao Tomé). Para llevar adelante algunos proyectos, cada país nombra un delegado. Swazilandia no tiene mucha opción... soy el único obispo del país! Por ese motivo represento el país y la diócesis de Manzini en un proyecto particular: un grupo de obispos fuimos preparados para ser parte de

16

los “observadores internacionales” en las elecciones presidenciales en Zimbabwe. Eso nos llevó a visitar el país un par de veces, encontrar al presidente de la nación, escuchar a los obispos del país y algunas de sus comunidades cristianas. Al mismo tiempo hemos visitado otros países (Zambia, Mozambique, Angola) en modo de ayudarlos a conocer el momento particular que vive ese país y pedirles que hagan todo lo que esté a su alcance para que hubiera elecciones libres y justas. Éste ha sido un año de viajes, de encuentros, de escucha y me ha ayudado a vivir algo que debería ser típico de todos los obispos (y de todo cristiano!): la atención por todas las iglesias, y no solo por la propia. Un obispo nunca debería encerrarse en el “pequeño” mundo de su diócesis. Por más grande que sea es siempre pequeña delante de la realidad del resto del mundo. En la JMJ el Papa Francisco pedía a los obispos (pero también a los sacerdotes, religiosas y seminaristas) “ser servidores de la comunión y de la cultura del encuentro”. Comunión y encuentro sin fronteras donde el corazón late al ritmo de todos los pueblos


Por: La Redacción

Paquistán CIUDAD DE VATICANO

La Iglesia impulsa el rezo del Rosario

En el Año de la Fe, la Conferencia Episcopal Paquistaní quiere impulsar en todas las diócesis la oración del Rosario, y por eso, los obispos pidieron a Ayuda a la Iglesia Necesitada que subvencione la impresión de 30.000 ejemplares en urdu del librito ilustrado de El Rosario. El papa Francisco aprobó nuevas medidas para la El urdu es la lengua nacional paquistaní, y con estos ejemplares los prevención y lucha contra el blanqueo de capitales, creyentes tendrán una guía para rezar el Rosario en casa o en sus financiación del terrorismo y la proliferación de arparroquias. Ayuda a la Iglesia Necesitada apoya este proyecto con mas de destrucción masiva, según informó la Santa 8.600 euros. Sede en un comunicado. Estas nuevas iniciativas, La devoción a la Virgen María desempeña un importante papel en aprobadas a través de un Motu Proprio, suponen una la vida de fe de estos cristianos. Casi cada iglesia tiene una gruta continuación de las ya aprobadas en materia de premariana en la que se reúnen numerosos creyentes para orar desvención y lucha contra actividades ilegales en terrepués de la Santa Misa. A la Virgen la veneran incluso algunos muno financiero y monetario por el papa Benedicto XVI, sulmanes. el 30 de diciembre de 2010. En Pakistán, la mujer está, sin duda, oprimida, pero en el ámbito del En particular, con el presente Motu Proprio: hogar desempeña un papel relevante: según un dicho paquistaní, - Se extiende la aplicación de las leyes vaticanas en “el paraíso está a los pies de la madre”. materia a los Dicasterios de la Curia Romana y a los El padre Emmanuel Parvez de Pansara, en la diócesis de Faisalaotros organismos y entes dependientes de la Santa bad, explica a AIN que “María como Madre se ocupa amorosaSede, así como a las organizaciones sin ánimo de lumente de sus protegidos. Todos acuden a la Madre de Dios, sobre cro con personalidad jurídica canónica y sede en el todo, los que están tristes o enfermos y los que tienen problemas. Estado de la Ciudad del Vaticano; A ella acuden muchas mujeres sin hijos que desean ser madres. - se refuerza la función de vigilancia y de regulación Otros creyentes le llevan a sus hijos pequeños, los colocan a sus de las Autoridades de Información Financiera; pies y le piden a la Virgen: ‘Ocúpate de mi hijo como te ocupaste del - se instituye la función de vigilancia prudencial de los Niño Jesús’”. entes que desarrollan En Pakistán viven más de 1.2oo.ooo católicos. Frente a la población profesionalmente mayoritariamente musulmana de 180 millones de habitantes, esto una actividad de narepresenta una pequeña minoría turaleza financiera; que, además, es marginada y - se instituye el Cooprimida, y que, a menudo, es mité de Seguridad víctima de violentos ataques. Financiera, con el fin de coordinar las Autoridades competentes de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano.

ESPAÑA Contra la pena muerte

Internacional

Del 12 al 15 de junio se celebró el Quinto Congreso Mundial Contra la pena de muerte en Catorce sacerdotes asesinados este año Madrid, España, organizado por la asociación «Juntos Desde principios de 2013 fueron asesinados 14 sacerdocontra la pena de muerte» tes de todo el mundo, y el último fue asesinado el 7 de y los gobiernos español, agosto de Murano (Italia). En el marco del ‘Il Sismógrafo noruego, suizo y francés. “, un blog de ​​información religiosa única en el continente Durante el Congreso se dio americano fueron asesinados diez sacerdotes, cuatro en a conocer que la Unión EuColombia, dos en México, uno en Venezuela, dos en Haití ropea y Latinoamérica son y una en Canadá. las únicas áreas del pla  Asia es el continente con el segundo mayor número neta en donde la pena de de sacerdotes asesinados, uno en India y otro en Siria. muerte está abolida. En El continente africano tenía un sacerdote asesinado en Estados Unidos y Japón Tanzania. De acuerdo con el portal de noticias de sacersigue vigente, además de dotes del Vaticano son “cada vez más un objetivo de inotras regiones del orbe. terés y los poderes que en algunos países.”

17

Noticias

Motu Proprio con nuevas medidas sobre blanqueo y financiación del terrorismo


Por: Fernando Gatkuoth

Biblia y Misión

La alegría de creer en Jesucristo

U

na de las metas de este año es: «Redescubrir la alegría de creer en Jesucristo». Reflexionemos al respecto: ¿Mi fe en Jesucristo es fuente de alegría y felicidad? ¿Vivo mi fe sólo como una tradición o costumbre, como una serie de compromisos y obligaciones? ¿Soy católico solamente porque es la religión de mis abuelos y mis papás? ¿Es posible que la fe en Jesús me llene de alegría, felicidad y paz interior? ¿Qué nos dice la Palabra de Dios al respecto?

Jesucristo fuente de vida plena

Los evangelios narran experiencias positivas de personas que cambiaron radicalmente sus vidas cuando se encontraron con Jesús, pero también dan ejemplos de aquellos que no tuvieron el valor de seguir a Jesús, como consecuencia su vida no cambió para bien, por el contrario, los abatió la tristeza y el dolor. Los evangelios sinópticos narran la historia del joven rico que preguntó a Jesús qué debía hacer para ganar la vida eterna (Mt 19,16-22; Me 10,17-22; Le 18,18-23). Jesús le respondió: «Vende todo lo que tienes, dalo a los pobres y sígueme». Mateo comenta: «Cuando el joven oyó esta respuesta, se marchó triste, porque era un gran terrateniente». Marcos es enfático y termina esta narración diciendo: «Al oír esto se desanimó totalmente, pues era un hombre muy rico, y se fue triste». Lucas, a su vez, dice: «Ante tal respuesta, el hombre se puso muy triste, pues era muy rico». La propuesta que le hace

Nos acercamos al final del Año de la fe que concluirá con la celebración de Cristo Rey, el domingo 24 de noviembre de este año. ¿De qué manera hemos vivido este evento eclesial? ¿Qué efecto ha tenido en nosotros?

Jesús para alcanzar la vida eterna hace al hombre infeliz. Por el contrario, Zaqueo también era un hombre rico y tenía muchas ganas de conocer a Jesús (cf. Lc 19,1-10). Un día, cuando Jesús pasaba por su pueblo, él se subió a un árbol para verlo, al menos, de lejos. Sin embargo, Jesús conociendo sus deseos lo miró y le dijo: «Zaqueo, baja en seguida, pues hoy tengo que quedarme en tu casa». Zaqueo se bajó lleno de alegría para encontrarse con Jesús. La vida de este hombre se transformó ante el encuentro con Jesús, y no solamente lo hizo feliz sino también lo convirtió. Él dejó el modo de vida

18


Jesús consiste en que nosotros vivamos plenamente, lo dice con sus propias palabras: «Yo he venido para que tengan vida y la tengan en plenitud» (Jn 10,10).

que tenía y empezó a practicar la justicia y la caridad. El ciego de Jericó al encontrarse con Jesús recuperó su vista, y lleno de alegría lo siguió glorificando y contagiando a la gente que también alababa a Dios con alegría por el milagro que Jesús había realizado (cf. Lc. 18,35-43). Jesús, antes de morir, le indica a sus discípulos que dentro de poco ya no estará con ellos y su corazón se llenará de tristeza, pero los consuela diciendo: «Así también ustedes ahora sienten tristeza, pero yo los volveré a ver y su corazón se llenará de alegría, y nadie les podrá arrebatar ese gozo» (Jn 16,22). La ausencia de Jesús en nuestras vidas produce tristeza, dolor, angustia y hasta depresión. Mientras que la presencia de Jesús nos llena de gozo, entusiasmo, valor y muchas ganas de vivir en plenitud. La misión de

Aún hay tiempo

El Año de la fe no quiere ser una meta, sino un punto de nueva partida que nos motive para que el resto de nuestra vida nos empeñemos en conocer, amar y seguir a Jesús para que nos realicemos, vivamos en abundancia como Él nos lo propone, seamos felices y nos preparemos para vivir eternamente con Él, en su Reino. Que el cierre del Año de la fe nos anime a todos para redescubrir la alegría de creer en Jesucristo y fortalecer nuestra fe para vivir mejor, con sentido y valor, con gozo y confianza que brotan de nuestra fe y encuentro con Jesucristo resucitado

Misioneros de la Consolata en Argentina Seminario Filosófico

Misericordia

Noviciado Latinoamericano

Parroquia Ntra. Sra. de Pompeya

Julián Martel 1550. (B1663GHL) • San Miguel (Buenos Aires) Tel.: (011) 4455-0863 Juan XXIII 2460. (B1683DEP) • Martín Coronado (Buenos Aires) Tel.: (011) 4842-1820

Parroquia de la Medalla Milagrosa

Av. Fuerza Aérea 1527. (Y4600XAA) • Alto Comedero (Jujuy) Tel.: (0388) 427-5858

Parroquia Ntra Sra. de la

Sucre 2675 • El Plumerillo. (M5539CZB) • Las Heras (Mendoza) Tel.: (0261) 448-9773

Jóvenes Misioneros de la Consolata, viven el espíritu y

Nemesio Álvarez 957. (1744) • Moreno (Buenos Aires) Tel.: (0237) 462-0560

Parroquia San Ramón Nonato

Hnas. Misioneras de la Consolata

Bilbao y Fraga 581 • Villa Pompeya. (B1722OSI) • Merlo (Buenos Aires) Tel.: (0220) 4893602

lmc-argentina.blogspot.com

Libertad 2869. (2400) • San Francisco (Córdoba) Tel.: (03564) 431-416

el carisma de la Consolata como jóvenes. jovenesimc@consolata.org.ar

Colegio Ntra. Sra. de la Consolata

José Bonifacio 1774, (1406) • Ciudad de Buenos Aires. Tel.: (011) 46323940

P. Pedro y Aráoz (A4560) • Tartagal (Salta) Tel.: (03873) 424370 – Casa: (03873) 422540

Instituto Pablo VI

erzo misionero como fuerza viva de la Iglesia.

Hipólito Irigoyen s/n 4564 Coronel Juan Solá Morillo-Salta

Casa Regional

Laicos Misioneros de la Consolata, comparten el esfu-

Gomensoro y 3 de Febrero. (5519) • Guaymallén (Mendoza) Tel.: (0261) 4452-282

19

Parroquia San Lorenzo


Rostro Femenino

Por: Antena Misionera

Los dichos de Jesús “Mujer, tú tienes razón” Aprender de las mujeres

¡Qué difícil es que un cura cambie de opinión sobre un tema de religión, moral o aquello en lo que se cree especialista! En el fondo es una actitud común en casi todos los que se consideran “profesionales” en el ramo de su actividad. Yo he estudiado, llevo años trabajando en esto… ¿qué me puede enseñar alguien recién llegado? Una actitud peligrosa y preocupante, especialmente cuando trabajamos con personas. Curiosamente el Evangelio nos muestra a Jesús capaz de aprender de quien menos espera y a partir de ahí cambiar su actitud.

En la sociedad donde Jesús vivió la mujer solo servía para trabajar y tener hijos. Su palabra no tenía valor en un juicio. No alcanzaba el nivel de persona. Por eso una de las actitudes de Jesús no es solamente el lugar que da a las mujeres dentro de su grupo, el respeto y el valor que les da, sorprende especialmente que escuchara a las mujeres y que la opinión de éstas le hiciera cambiar su criterio, su forma de pensar. Si duda aquello fue motivo de escándalo para sus paisanos y buena parte de sus seguidores más cercanos. ¿Acaso un varón judío tenía algo que aprender de una mujer? Impensable. Sin embargo Jesús, el Mesías, el Hijo de Dios, sí aprende de las mujeres y de ellas aprende aspectos esenciales del actuar de Dios. Para más colmo, de una mujer considerada “pagana” por el pueblo de Israel.

La Palabra de Dios

Leemos en el evangelio de Mateo: Una mujer cananea, que había salido de aquel territorio, gritaba diciendo: «¡Ten piedad de mí, Señor, hijo de David! Mi hija está malamente endemoniada.» Pero él no le respondió palabra. Sus discípulos, acercándose, le rogaban: «Concédeselo, que viene gritando detrás de nosotros.» Respondió

él: «No he sido enviado más que a las ovejas perdidas de la casa de Israel.» Ella, no obstante, vino a postrarse ante él y le dijo: «¡Señor, socórreme!» Él respondió: «No está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos.» «Sí, Señor - repuso ella -, pero también los perritos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.» Entonces Jesús le respondió: «Mujer, grande es tu fe; que te suceda como deseas.» Y desde aquel momento quedó curada su hija (15, 22-28). La mujer le ganó la partida a Jesús.

20


Abrirse a lo diferente

Para Trabajar Personalmente y en Grupo Los invitamos a leer detenidamente el texto anterior, reflexionar y discutir la veracidad de las siguientes expresiones:

que llegue tu turno y te prometo que te escucharé” (CIPE).

Terminó la época en la que el misionero era considerado poNo cabe duda de que el enseedor de las “verdades” que iba cuentro con Jesús era, para a comunicarles a aquellos puequien sinceramente lo deseaba, blos y personas que las ignoraun encuentro de conversión. Son ban y vivían en la oscuridad. El 1. La actitud del misionero debe ser la muchos quienes cambiaron su misionero es una persona que de un testimonio silencioso. vida después de conocerlo. Jesús crece en su fe en la medida que les hacía volver a ser dueños de 2. Encontramos a Cristo allí donde es capaz de escuchar y entrar su existencia y asumieron esa creíamos que deberíamos llevarlo. en un diálogo abierto con otras responsabilidad. mentalidades. Si en la vida solo 3. El primer objetivo de la misión no es escuchamos a aquellos que piendemostrar sino mostrar, no es convenLa Palabra de la Iglesia san como nosotros, que creen lo cer sino hacer ver. En el número 56 de la encíque nosotros creemos, que haclica “La Misión del Redentor”, cen las cosas como nosotros las escribía Juan Pablo II: hacemos… nada aprenderemos, en El diálogo no nace de una táctica o de un interés, sino nada creceremos y nada podremos aportar. El misionero, como cualquier persona, debe escuchar a quienes piensan que es una actividad con motivaciones, exigencias y digde forma diferente, creen en cosas distintas, actúan de for- nidad propias: es exigido por el profundo respeto hacia ma diversa a como nosotros lo hacemos. Solo desde ahí se todo lo que en el hombre ha obrado el Espíritu, que « puede establecer un diálogo evangelizador. Así lo hizo Je- sopla donde quiere » (Jn 3, 8). Con ello la Iglesia trata de descubrir las « semillas de la Palabra » « destello de sús de Nazaret. aquella Verdad que ilumina a todos los hombres », semillas y destellos que se encuentran en las personas y Dios no da consejos Hace tiempo el Centro de Animación de Proyectos educa- en las tradiciones religiosas de la humanidad. El diálogo se funda en la esperanza y la caridad, y dará frutos en el tivos y pastorales publicaba este texto: “Cuando te pido que me escuches y tú comienzas a darme Espíritu. Las otras religiones constituyen un desafío positivo para la Iglesia de hoy; en efecto, la estimulan tanto a consejos, no haces lo que te pedí. Cuando te pido que me escuches y tú comienzas a de- descubrir y a conocer los signos de la presencia de Cristo cirme por qué no debo sentirme así, estás pisoteando mis y de la acción del Espíritu, como a profundizar la propia identidad y a testimoniar la integridad de la Revelación, sentimientos. Cuando te pido que me escuches y tú sientes que debes de la que es depositaria para el bien de todos. De aquí hacer algo para solucionar mis problemas, me has fallado, deriva el espíritu que debe animar este diálogo en el ámbito de la misión. El interlocutor debe ser coherente con por extraño que te parezca. las propias tradicioQuizás sea por eso que algunas personas nes y convicciones buscan la oración. religiosas y abiertas Porque Dios no da consejos ni trata de sopara comprender lucionar las cosas, solo escucha y confía en las del otro, sin dique tú te arreglarás por ti mismo. simular o cerrarse, Entonces, por favor, solo escucha y óyeme; sino con una actitud y si tú quieres hablar, espera unos minutos de verdad, humildad y lealtad, sabiendo que el diálogo puede enriquecer a cada uno. No debe darse ningún tipo de abdicación, sino el testimonio recíproco para un progreso común en el camino de búsqueda y experiencia religiosa y, al mismo tiempo, para superar prejuicios, intolerancias y malentendidos. El diálogo tiende a la purificación y conversión interior que, si se alcanza con docilidad al Espíritu, será espiritualmente fructífero

21


Por: Por la Redacción

Ven y sígueme

Testimonio vocacional

Jesús atraía y su estilo de vida era provocador e irresistible Hoy como ayer, la vocación es cuestión de contagio. Para muchos, el despertar vocacional podría situarse en la atracción o impacto producido por el testimonio de un sacerdote o persona consagrada. Por tanto, conviene reflexionar sobre las características que deberían tener los sacerdotes, religiosas y religiosos para llegar a ser una propuesta vocacional. ¿Qué es lo que los jóvenes buscan y esperan de quienes los preceden en el seguimiento a Jesús?

«Efecto contagio» En un encuentro reciente de promotores vocacionales se reflexionaba sobre el «efecto contagio». De entrada se dijo que «no puede animar vocacionalmente quien no está identificado con su vocación». Se insistió en que el grado de consistencia, de convencimiento de la vocación y pertenencia a Jesús, aunado a un estilo de vida, situado en el tiempo y espacios reales, representan el imán o repelente para que los jóvenes consideren o no seguir a Jesús como sacerdotes y/o religiosos. Jesús atraía y su estilo de vida era provocador e irresistible. Era una persona ordinaria, pero no era un cualquiera. Este joven nazareno hablaba y se comportaba de manera original, libre y espontánea. Proponía además un proyecto de vida por el cual valía la pena dejar otros planes. Uno tras otro, el evangelio nos presenta un sinfín de escenarios en los que Jesús llama a personas ocupadas, con propósitos de vida ya definidos, y aún así «al instante» dejan todo y se van tras Él. Hoy en día, a pesar de que los carismas de la mayoría de las congregaciones religiosas conservan su atractivo, parece que es más difícil renunciar a un proyecto de vida para responder al llamado de Jesús. La telaraña del neoliberalismo capitalista en que nos vemos atrapados promueve un modelo de realización personal que lo divorcia del compromiso con Jesucristo. Con todo, los jóvenes de hoy, en sus múltiples manifestaciones y expresiones, requieren experiencias fuertes en términos de pertenen-

cia, interioridad y compromiso social. ¿Conserva la vida religiosa «el olor de Cristo»? ¿Hasta qué punto los pastores, religiosos y sacerdotes, «huelen a oveja»? ¿Está o no la vida religiosa metida en proyectos que hacen correr la adrenalina? Los testimonios misioneros presentados en esta revista a lo largo de los años han servido como «imán» para un gran número de los que ahora somos religiosos y misioneros en diversos Institutos de vida consagrada. Los «imanes» pueden ser los equivocados o los justos, pero en el proceso vocacional se disciernen y purifican las motivaciones. Para esto es fundamental aprender el estilo «pescador» propio de Jesús. En la escena de los discípulos de Emaús (cf. Lc 24,1335), se destaca una metodología: cercanía, deseo de aprender de ellos, enorme simpatía, palabras de confianza… para que arda el corazón. En conclusión, los desafíos para sacerdotes, religiosos y animadores vocacionales son muchos. Se nos exige «una densidad teológica», gestos de humanización, buen nivel de satisfacción, integración y lectura situacional del tiempo y lugar. Se nos pide ser fieles discípulos misioneros, viviendo y proponiendo un proyecto de vida a quienes vienen detrás de nosotros. Es decir, aún si el mensaje de Jesús es siempre atrayente, la fuerza del testimonio seguirá actuando en los jóvenes de hoy como efecto imán o repelente

¿Te gustaría ser misionero de la Consolata? ¡CONTÁCTANOS! 22


ación e su voc ionero c li a e r n n mis n jove a que u a la misión es u con el r y a p to n is r do n Cr . El mejo mprometido co yudar a ir”. a r e n io a co mis de “ir o cristiano aquello ir M ás. U n iv v e b o de Evangeli

e Colabor

yo el su apnosolata trabajan enumana. a s a i h Grac ioneros de la Co la promoción

n • Los Mis l Evangelio y e de anuncio lvide! ad ¡No lo o neros. erosid n ás misio e de la g e u d De s e la formación dme la proclamacións. d blo en • dep en ros dep h os p u e misione sucristo a muc • De los Je u ev a d e B u e na N

Usted colabora concretamente a la formación de los jóvenes, misioneros de la Consolata que en estos momentos se preparan para ir a las misiones, con una BECA anual de $ 600,00, o una colaboración voluntaria.

Renovación de suscripción 2013 Promoción Revista

Cada 5 suscripciones nuevas 1 gratis para todo el año. Hacelas entre tu amigos y parientes

Formas de suscripción:

Giro postal a nombre de: Instituto Misiones Consolata (Revista) C. C. 2 - Suc. 11 (B) 1411 - Buenos Aires

a su Manteng ción suscr ip al día

Cheque o depósito en efectivo en Banco Galicia nombre de: Instituto Misiones Consolata Cta. Cte. N° 00032917-027/8 N° de Cuit: 30-68767730-3

Transferencia bancaria: CBU: 0070027620000003291786 Por favor enviar comprobante por fax, avisar por mail.

Tel.: (011) 4632-3940 Fax: (011)4633-1032 mail: admregional@consolata.org.ar

Quisiera ayudar a la formación de un misionero

ue udar a q a y a e d e u la gozos Usted p e v e l l o r ne un misio e la salvación a noticia d onocen a Jesús. no c quienes

Misioneros de la Consolata. José Bonifacio 1774 - Capital Federal.

Exprese ud su gratit ropia fe por su p r o al Señ amor y p o r el cristiana que usted ia y la grac a día. d a c recibe

Para la formación de un Misionero Recorte y envíe a:

de personas no conocen a Cristo

Nombre: ___________________________________________________________________________________ Dirección: __________________________________________________________________________________ Ciudad: _____________________________ CP: ___________________ Prov.: ________________________ Tel.: ___________________________________ e-mail: _____________________________________________

4.000 millones

Colaborando con una beca

Más de


“No podemos quedarnos enclaustrados en la parroquia, en nuestra comunidad, cuando tantas personas están esperando El Evangelio” Papa Francisco


Revista Misionera