Issuu on Google+


SI DESEAS TRABAJAR PARA EL SEテ前R UNETE A NUESTRO MINISTERIO, COMO LECTOR, COLABORADOR, PATROCINADOR Y APOYANOS CON TUS ORACIONES Y OFRENDAS.


EDITORIAL

4 Senda Joven:

LA LUZ DEL MUNDO 5 Vida Matrimonial:

TRATOS QUE AFECTAN 6 Hombres Que Cambiaron El Mundo

JACOB, PROMESAS OLVIDADAS 9 Recomendaciones:

AYUNA 10 Mi Cocina:

ENSALADA DE NOPALES ASADO DE VEGETALES 11 Página De Eva:

EL MEJOR NUTRIOLOGO 14 Relatos SEGUIRE ESPERANDO 15 Música Para Dios

SACRIFICIO DE ALABANZA 16 Los Más Grandes Salmos SALMO 5 1ª. parte 17 Consejo De Salud

REJUVENECIMIENTO FACIAL Y BIOESTIMULACIÓN CUTÁNEA 20 En Un Principio

LOS VESTIGIOS 22 Una Perspectiva A.T.

CONSTRUYENDO CASA PARA DIOS 23 Para Chicos Y Grandes

JUEGO DERRAMADO 24 Pasatiempos:

PLAGAS / EL REY DAVID

Revista Bimestral Gratuita publicada por la Iglesia Metodista de México, A.R. TEMPLO ¨SAN PABLO¨ Matamoros 111 Ote. Centro Piedras Negras, Coahuila Teléfono: (878)782-4410 Director General: Pbro. Jonás Álvarez Armenta Editora: Angélica García Schneider Diseño Gráfico: Paola Reyes García Correctora de Es lo: Profa. Judith E. Pa ño Secretaria: Pbro. L. Marisa V. de Valle Publicidad: Erika Dávalos de Jiménez Cobranza: Sergio O. Villarreal Mazuka Colaboradores: Profa.Ana María Ruiz Cárdenas Dr. Ernesto Contreras, Pbro. Eugenio Ríos, Dra. Eva Glz. de Pope, Jehú Uriel Valle Vásquez, Midori Rojas de Ocampo, Ing. Moisés Noguerón Contreras, Lic. Pablo Raphael Covarrubias

LA IMPRESIÓN Y EL DISEÑO se hacen gracias al apoyo de nuestra iglesia, a nuestros patrocinadores y a las ofrendas voluntarias de hermanos que son edificados con este ministerio. Impreso en LOGO IMPRESOS (Alicia Ramón Chávez) Club Oso #249 Colonia Municipio Libre Cd. Acuña, Coah. Tels: (877) 773-1504 y (878) 782-5001


2

En el An guo Testamento leemos una de las profecías mesiánicas acerca de nuestro Señor Jesucristo, la de su entrada triunfal a la ciudad de Jerusalén en un pollino hijo de asna (Zacarías 9: 9). Y en el Nuevo Te s t a m e n t o l e e m o s e l cumplimiento en el pasaje de Lucas 19. Para que la profecía se cumpliese tal como decía, Jesús le dio una orden a sus discípulos: Vayan al pueblo que está allá. Tan pronto entren, van a encontrar u n b u r ro a t a d o . N a d i e h a m o nta d o a nte s e s e b u r ro . Desátenlo y tráiganlo. Si alguien les pregunta por qué lo desatan, respondan: “El Señor lo necesita.”

El hombre es quien siempre necesita de Dios, para todo requiere de Su ayuda. Dios no ene necesidad de ninguna cosa, Él es Dios, es Creador, Hacedor y Sustentador de todo, pero a través de este pasaje descubrimos que Jesús nos requiere para hacer algo. Obviamente que Él podría hacerlo todo mejor que nosotros o mandar a sus ángeles a hacerlo, pero nos ha considerado y ha preferido u lizarnos para hacer Su obra en la erra a pesar de nuestras debilidades y fallas, porque nos ama y con a en que nosotros también le amamos. En esta historia encontramos 2 grupos de personas, y un animalito que prestaron un servicio a Jesucristo: * LOS DISCÍPULOS. Jesús les pidió que hicieran algo porque requería del burrito para entrar a la ciudad. Les dijo vayan, los discípulos no solo eran seguidores de Jesús, eran obedientes, no discu an lo que el Maestro decía o pedía, que es algo común entre nosotros, sobre todo cuando se nos pide hacer algo que nunca hemos hecho. Queremos saber el por qué y para qué, antes de hacer algo, a eso se le llama cues onar a Dios. Nuestra ac tud debería ser de una obediencia a ciegas porque el Señor es bueno y sabio.


3

“Desátenlo”; el burro era el que estaba atado, pero hoy en día encontramos a muchas personas atadas por el pecado que necesitan que alguien vaya y las desate. Pero también debemos reconocer que algunos de nosotros tenemos que ser desatados para que el Señor nos pueda usar ¿Qué aspectos, ac tudes, pensamientos, conocimientos, destrezas, ideas, estrategias, métodos, etc. tendremos que desatar para obedecer a Dios como El nos lo pide? y lo más importante, digan que es el Señor quien lo pide. Cuantas veces las cosas salen mal porque hablamos por nuestra cuenta y no en nombre de Jesucristo. Nuestros buenos actos, nuestras buenas palabras y todo lo que hagamos debemos hacerlo por y para el Señor, para que la gente lo conozca y glorifique Su nombre. * LOS DUEÑOS. A pesar de que todo es del Señor, porque Él es el creador y sustentador del mundo, es muy fácil apropiarnos de las cosas, pensando que son producto de nuestro trabajo y esfuerzo. Este razonamiento es lógico, pero no justo, porque a fin de cuentas la salud, el trabajo y toda bendición provienen del Padre de las luces. Las posesiones siempre han sido atesoradas en el corazón de los hombres, aun los buenos lo hacen, así que entregarlas o prestarlas como era este caso, cuesta. Trabajamos para nosotros mismos, para beneficio y provecho de los nuestros, pero debemos aprender a compar r y a bendecir a otros. El Señor necesita tocar nuestro corazón y llegar a nuestro bolsillo para hacer Su obra. Porque para hacer la obra de Dios no solo se necesita gente esforzada y valiente que la haga, también se necesitan recursos que saldrán de hombres dispuestos y entregados que a lo mejor no enen la fuerza o el empo para hacer la tarea pero que pueden contribuir para que se lleve a cabo. No se nos dice qué dijo literalmente el dueño del burro, pero queda claro que se lo prestó a Jesús porque Él hizo su entrada triunfal de acuerdo a lo profe zado. * Y EL BURRO. Un instrumento en las manos de Cristo. No era nada especial, era un simple animal de carga, no tenía la gracia de un caballo y como todos los de su especie era un lerdo, pero fue elegido por Jesús para mostrar su humildad. A veces creemos que lo que tenemos o somos no es lo suficiente bueno para Jesús, sobre todo si nunca hemos hecho nada para Dios. Sin ofender con la comparación, algunas personas se consideran torpes y lentas como el burrito, y se sienten inú les para ser usadas por Dios. Otros no se sienten tan mal en cuanto a habilidades, pero se equivocan y caen seguido en el pecado, por eso ya no quieren darle la oportunidad a Jesús de usarlos por temor a volver a fallarle. Hay una fábula del burro de cómo sin ó que la gloria era suya y se burlaron de él diciéndole que la honra era para el que iba montado sobre él, cosa que así era, pero para los que no tenemos de qué gloriarnos, Jesús es nuestra gloria y es quien levanta nuestra cabeza (Salmo 3:3), así que servirlo o serle ú l es mo vo de gran gozo para nuestra alma y puede ser verdaderamente glorioso si se cumple el propósito de Dios a través de nuestras vidas, porque Jesús aun montado en un burro es el Rey.

Dios quiere usarnos, nos necesita, pero espera conseguir hombres fieles e idóneos para la tarea (2 Tim. 2:2), hombres que estén dispuestos a poner en sus manos lo que enen (Lucas 18: 28-29) y siervos inú les que hagan lo que enen que hacer (Lucas 17:10). Así que no te preocupes por lo que harás, por cómo lo harás, por lo que enes o cómo estás, Dios se encargará de todo. El restaurará tu vida, borrará tu pasado, te enseñará, te dará el fuerza y empo, quitará tus incapacidades y te dará el honor del hijo del gran rey. Porque el Señor en estos días sigue usando nuestras vidas, sigue pidiendo cosas de nosotros y sigue desatando burros para que le sirvan. Prepárate para ser un utensilio en las manos de Dios. No sé de qué manera el Señor requiera tu servicio, pero la forma en que te use no importa, lo verdaderamente hermoso es que te necesita y que espera tu respuesta Marisa de Valle

.


4

SENDA JOVEN

Mateo 5:14-16 DHH »Ustedes son la luz de este mundo. Una ciudad en lo alto de un cerro no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para ponerla bajo un cajón; antes bien, se la pone en alto para que alumbre a todos los que están en la casa. Del mismo modo, procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en el cielo. El Señor Jesucristo nos ratificó como “La luz del mundo” (Mat. 5:14) y eso me hace recordar a un niño que se encontraba parado dentro de la cocina de la casa viendo por uno de los vidrios que tenía la puerta que daba hacia el patio, ya estaba obscuro y la instrucción que había recibido era que debería de llevar la escoba a su madre. Pasado el tiempo, la madre del niño se percató que éste no llegaba con la escoba, por lo tanto, bajando la escalera vio al niño parado y le preguntó: ¿qué te pasa, por qué no me has traído la escoba? El niño con cierto temor le respondió: “lo que pasa es que está obscuro allá afuera”, ella le dijo: “no tengas miedo, Jesús también habita en medio de la obscuridad de la noche”, alegrándose inmediatamente el niño abrió la puerta y dijo: “Jesús, ¿me puedes pasar por favor la escoba?”

Qué responsabilidad tan grande tenemos delante de nuestro Padre Celestial, pues Él realmente nos ve como “la luz del mundo” y como tal, Él espera que lo seamos y llevemos luz a quienes viven en obscuridad. Y así como la luz nos quita el temor y nos hace sentir seguros, podamos ser instrumentos en manos de Dios para compartir en este mundo el aliento, la paz y la confianza que encontramos en la luz verdadera, que es Cristo. Daniel Jiménez 3


5

Que la familia fue instituída por Dios y es la base de la sociedad, son dos verdades muy promocionadas y conocidas por todos, lo que a veces omitimos es que ésta requiere de un buen cimiento: el amor. La familia debe ser una comunidad de amor, resultado del amor de una pareja. Los hijos son el fruto y deben ser criados e impregnados del amor. Ellos aprenden a amar al ver el amor de sus padres y eso permite que el amor se vaya extendiendo hacia el resto de los parientes y de la sociedad, porque donde el amor impera hay buenas relaciones con todos y se comparte fácilmente. La armonía familiar depende primero que nada de la relación de la pareja, del respeto, dedicación y cuidado entre ellos; del tiempo que se den y de una buena comunicación, que con los años se convierte en una llave a su favor, porque llegan a conocer tanto a su pareja que ya saben lo que quiere, lo que siente y hasta como reaccionará, así que lo tratan y le dan lo que necesita. Una pareja que se ama y se lleva bien, es el escenario perfecto para que los hijos crezcan sanamente. Pero así como el amor es algo que no se puede ocultar, el desamor también es muy obvio. Cuando una pareja tienen problemas de cualquier índole: económico, sexual o emocional y no los enfrentan correctamente, sino que buscando alcanzar lo que ellos creen que está bien, se olvidan del amor que se profesan, y convierten su hogar en una batalla campal lastimándose entre sí. Esto es muy difícil ocultárselo a los hijos, porque aunque intenten hacerlo, su situación afecta su conducta y sus tratos cambian. Por eso antes de ser buenos padres, se debe ser buenos esposos. La pareja debe procurar cuidar y fomentar el amor que sienten entre sí. Dedicarse tiempo, buscar agradarse el uno al otro y hablar entre sí, produce cariño y confianza, hace que se mantengan unidos, revela el interés que se tienen y mantiene sana su relación. Ser atento, cariñoso y detallista con tu cónyuge resguarda tu matrimonio y evita conictos con tus hijos. No dejen que el cansancio, la ojera, el egoísmo, las situaciones que enfrentan y los problemas, les roben los buenos tratos, que predomine el fruto del Espíritu: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza (Gal. 5:22-23). El maltrato emocional es tan malo como el físico, tu familia necesita ver que los amas sobre todas las cosas y que quieres estar bien con ellos.

Quizás tu familia no sea perfecta, quizás tengan más defectos que cualidades o un mal carácter, pero es tu familia, así que debes ser amable con ellos; lo que se pueda corregir, hazlo; lo que no se pueda cambiar, supéralo. Recuerda que lo que tú no hagas por ellos, quizás nadie lo hará, porque es tu responsabilidad y no la debes delegar. Y nunca promuevas ni toleres: los gritos, los insultos ni las peleas, porque se salen de control y destruyen el hogar. Como trates a tu familia afectará su vida para bien o para mal. La tarea familiar es más sencilla con Dios, así que búscalo para que te fortaleza cuando estés cansado, para que te dé paciencia cuando la necesites, para no ser egoísta y buscar el bien común antes que el tuyo, para que cambie en ti lo que está mal y tú no has podido hacer, para perdonar las equivocaciones, aceptar tus errores y superar las pruebas. También para que seas una buena pareja y buen ejemplo para tus hijos, pero sobre todo para que te ayude a guiar a tu familia con mucho amor y autoridad de Dios. Con el tiempo verás que valió la pena sacrificarte e invertir en tu pareja y en tus hijos, porque cosecharás amor.


Después del reencuentro con su hermano, Esaú, Jacob se estableció en la céntrica ciudad de Siquem en vez de dirigirse a Beerseba, la ciudad de sus padres. ¿Por qué hizo esto? No lo sabemos a ciencia cierta; es muy probable que los pastos abundantes en la fértil tierra de Siquem hayan sido la causa de esta decisión. No olvidemos que Jacob traía mucho ganado que necesitaba alimento y Siquem parecía ser el lugar más propicio para ello. Los años pasaron en Siquem, los hijos de Jacob crecieron y le ocasionaron más de un problema con los habitantes de esa tierra. A pesar de eso, encontramos a un hombre maduro, ya establecido, un respetado patriarca. Lejos ha quedado la figura de aquel aventurero audaz, del que luchaba por lo que quería, del que estaba dispuesto a todo con tal de alcanzar sus metas. También parece lejano aquel pacto que hizo en Bet-el, aquella noche de su visión maravillosa. Jacob le había pedido a Dios que fuera con él, que le guardara en su viaje y que le supliera de alimento y de vestido y que le hiciera regresar en paz a la tierra de su padre; él a su vez, le había prometido que El sería su Dios y que de todo lo que recibiera, el diezmo apartaría para El.

Dios había cumplido una a una sus peticiones, pero, ¿Había cumplido Jacob sus promesas? La familia de Jacob tenía ídolos, ¿Lo sabía Jacob? ¿Se hacía de la vista gorda? En aquel ambiente pagano quizá se había olvidado del pacto que hizo con Dios; después de todo, ¿No es eso lo que hacemos todos cuando nos vemos en un momento de angustia? Pedimos la ayuda de Dios y le ofrecemos a cambio grandes promesas, que una vez que pasa la crisis, no solo no cumplimos, sino que muchas veces hasta las olvidamos. -¡Jacob!- el hombre se estremeció al escuchar esa voz inconfundible, esa voz que él había oído en los momentos cruciales de su vida- Cuando estabas huyendo de tu hermano Esaú, yo me aparecí a ti en Betel. Así que regresa a Betel, quédate a vivir allá, y constrúyeme un altar-. ¡Dios no se había olvidado del pacto! Si el hombre se olvida de sus promesas, a Dios nunca se le olvidan. Ninguna; ni las promesas que El hace, ni las que nosotros le hacemos. Jacob no dudó un momento en obedecer. Sin demora reunió a su familia y les avisó del inesperado cambio de residencia: Desháganse de todos los dioses extraños que tengan con ustedes, purifíquense y cámbiense de ropa. Vayámonos a Betel.

3


7 17

Allí construiré un altar al Dios que me socorrió cuando estaba yo en peligro, y que me ha acompañado en mi camino-. Nadie de su familia protestó, nadie pidió más explicaciones; silenciosamente se dirigieron a sus habitaciones; no tardaron mucho en regresar con las cabezas bajas, trayendo en sus manos las figuras de sus dioses paganos; las mujeres se habían quitado también los aretes que llevaban como amuletos en sus orejas. Jacob los tomó en sus manos y los enterró debajo de una encina que estaba cerca de Siquem. ¿Por qué los enterró en vez de destruirlos? ¿Es que esperaba regresar por ellos? Dios les había dicho que quitaran los ídolos que tenían, ¿Jacob y su familia pensaban que los podían quitar por un tiempo nada más, mientras se presentaban delante de Dios? ¿Hacemos lo mismo muchos cristianos hoy en día? ¿Quitamos las cosas que desagradan a Dios cuando vamos el domingo a la iglesia a alabarle y las volvemos a tomar al regresar a casa? Finalmente, Jacob y toda la gente que iba con él llegaron a Luz, ciudad que también se llama Betel y que está en Canaán. Ahí construyó un altar, y llamó al lugar El-betel, que significa El Dios de Bet-el. ¡Cuántos recuerdos se agolpaban en su mente! Le parecía ver de nuevo aquella escalera al cielo y al Ser asombroso que le habló desde lo alto de ella. Bet-el es el lugar del reencuentro. Jacob estuvo tan preocupado por su reencuentro con su hermano, Esaú, que se olvidó del más importante: su reencuentro con Dios. En Bet-el, Jacob renovó su pacto con Dios. Le edificó de nuevo un altar y Dios de nuevo le bendijo. Le ratificó las promesas que le había dado: Dios le había cambiado la vida; ya no era Jacob, el engañador, ahora era Israel, el que lucha con Dios. Le recordó la promesa que le había hecho en ese mismo lugar: Que lo haría crecer y multiplicarse, que de su generación nacerían naciones y que esa tierra Dios se la había dado a él y a su descendencia. Ahí en Betel, Jacob levantó una estela de piedra como señal y recordatorio de su pacto con Dios y derramó sobre ella vino y aceite. Con voz temblorosa pronunció otra vez ese nombre: ¡Bet-el! esto es, Casa de Dios y puerta del cielo.

¿Qué había hecho Jacob viviendo en Siquem tanto tiempo, cuando pudo haber vivido en la casa de Dios y en las puertas del cielo? Aquí termina nuestra serie de artículos sobre la vida de Jacob, una vida que tiene mucho que enseñarnos: En el lado positivo, su vida nos muestra a buscar las bendiciones y no detenernos hasta conseguirlas, a valorar las oportunidades y no dejarlas escapar; también nos muestra que no importa cuál sea nuestra naturaleza, Dios tiene poder para cambiarla, para hacer de un engañador un instrumento suyo. En el lado negativo, su vida nos muestra que el engaño trae consecuencias lamentables y que el engañador un día terminará siendo engañado, que es fácil hacer promesas a Dios y después no cumplirlas, que aún las familias de los hijos de Dios pueden tene r í d o l o s escondidos o enterrados; pero, por sobre todas las cosas, nos muestra que al amor y la misericordia de Dios son incomparables, que Dios es fiel y no deja una palabra suya sin cumplir. Él le había dicho a Jacob “No te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho” ¡y Dios lo cumplió! Esa es mi oración para ti, amigo y hermano mío: Que la gracia de Dios esté sobre tu vida y no te deje, hasta que haya hecho en tu vida todo lo que Él te ha dicho. Pbro. Jonás Álvarez Armenta


8

Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá. Romanos 1:17 La fe es el instrumento para llegar a Dios; y sólo por medio de ella se llega a la vida eterna. Este es un tema que poco se escucha en nuestros días; se habla de prosperidad, de anhelar una gran unción, lejos de saber su verdadera interpretación, de cosas superficiales que solo mueven emociones, ni confrontan al alma para una verdadera transformación de vida. Pero… El mensaje que nosotros necesitamos, es aquel que proclama una sencilla y sola fe en lo que Jesucristo hizo por nosotros en la cruz para lograr el perdón de nuestros pecados. Ese fue el mensaje de Pablo, de Pedro y el de la iglesia primitiva. Por ese mensaje fueron de país en país sufriendo cárceles, desastres, asaltos, palizas, fatigas y dolores con el fin de que el mundo conociera a Cristo; jamás para crear riquezas y prestigios personales ni poder político. Necesitamos volver al antiguo Evangelio, que nos muestra como salvarnos de nuestros pecados, cómo vivir aquí y ahora, de manera que agrade a Dios, cómo

prepararnos para ir al cielo eterno. Al parecer, tal mensaje no satisface. Queremos añadirle algo más, preferimos algo más sofisticado. Parece que el hecho de ver a los cristianos del pasado viviendo en cuevas, muriendo a filo de espada, perseguidos, destituidos y maltratados por su fe, tiene poco atractivo. Preferimos una religión hecha a nuestra manera, cómoda, fácil, en la que pagamos a otros para que crean y actúen por nosotros. Pero el verdadero Evangelio no se compra con dinero, ni se alcanza por medio de esfuerzos personales, ni se obtiene por medio de rituales místicos. ¡Es un regalo de Dios! ¡Se percibe por la fe! Ese es el verdadero Evangelio. Debemos despertar a una fe viva y real.

“LA FE ES GARANTÍA DE LO QUE SE ESPERA, PRUEBA DE REALIDADES QUE NO SE VEN”. Confiar en Dios es estar totalmente seguro de que uno va a recibir lo que espera. Es estar convencido de que algo existe, aun cuando no se pueda ver. Hebreos 11:1 TLA.


9

Ahora bien, la palabra fe tiene múltiples usos y debido a que en calidad de cristianos decimos que “somos salvos por fe” tenemos que analizar los diferentes tipos de fe, para llegar a entender “cuál es la verdadera fe que salva al individuo”. LA FE EN LA CIENCIA Y LA TECTOLOGÍA. Hoy en día la gente pone su fe en la ciencia, pues los avances tecnológicos son asombrosos: La electricidad, el automóvil, el avión, la computadora, los celulares etc. han cambiado los hogares, el modo de transporte y la forma de comunicarnos. En la medicina específicamente; consideremos por ejemplo los trasplantes de corazón, de riñones y hasta de pulmones. Antes la gente cuando no tenía remedio, buscaba y clamaba a Dios buscando alivio y esperanza. Hoy en día pone su fe en la ciencia. ¿Será esta quizá la explicación de que haya más seres humanos que se declaran ateos? Si la medicina lo cura cuando se enferma, si la ciencia y la técnica le suministran comodidades muy agradables cuando usted está sano ¿para qué necesita a Dios? OTRO TIPO DE FE. LA FE SUPERSTICIOSA. Es increíble el número de personas que tiene una fe absoluta en las supersticiones, tanto así que la han trasmitido de generación en generación. Por ejemplo: El gato negro que se cruza en el camino, de manera especial, en una noche oscura. ¡Fatal! ¿Y qué diremos del espejo que se rompe? ¡Trágico! De seguro alguien morirá. Mensajes, remedios y costumbres –tradiciónse convierte en parte de la realidad de las personas. Creen en prácticas, fórmulas o sucesos sin base alguna, como si fueran palabras escritas en piedras por el dedo de Dios. LA FE EN LOS SUCESOS SOBRENATURALES. En la brujería – magia negra y magia blanca. Cada día aumenta la cantidad de películas de terror que en la pantalla grande tratan temas de gente poseída, exorcismos, curanderos, ritos diabólicos y ocultismo. LA FE EN LA ASTROLOGÍA Y LOS HORÓSCOPOS. Hoy millones de personas ponen su fe en estas enseñanzas. El hombre es un ser religioso que necesita tener fe en algo. Por ello y en todos los tiempos se ha expresado en forma religiosa. Por este motivo cuando decimos fe, más que cualquiera otra realidad, hablamos de religión. Pero entre tantas religiones que abundan por el mundo sigue la incesante pregunta: ¿Cuál será la auténtica fe que salva? … (Continuará) Pbro. Eugenio Ríos

AYUNA En la sociedad en la que vivimos, hombres tan enfocados al placer, el ayuno no es muy promovido o se practica más con fines de salud y estética. El verdadero ayuno, que nos menciona la Biblia es más que abstenerse de alimentos, es buscar a Dios y su favor. Es un sacrificio voluntario, un ejercicio espiritual personal y privado (Mateo 6:16-18), pero también se pueden practicar en grupo (Joel 1:14). Los ayunos pueden ser totales (nada de alimentos) o parciales, como en el caso del Ayuno de Daniel (frutas y verduras). La Biblia nos relata ayunos que duraron 40, 21 y 3 días y dice que el ayuno era algo constante en el ministerio de Ana la profetisa, Pablo y Juan el Bautista (Mateo 4: 1-2, Ex. 34:18, Lc. 4, Dan. 10:3, Hch. 9:9, 14:23, Lc. 2:36-38, 2 Cor. 6:5, Mat. 9:14,) y además de otros que no mencionan duración, así que podemos decir que no hay nada estipulado en cuanto al tiempo. La Biblia también nos menciona diferentes razones por las cuales se ayunó: por la victoria en la guerra (Jue. 20:26), para no ser castigado o destruido (1 Reyes 21:27 Est. 4:16), por un problema (2 Cr. 20:3), por la protección de Dios, por su perdón (Esdras 8:2123,10:6), para ponerse a cuentas con Dios y escuchar su Palabra (Neh. 9:1), por la vida de otra persona (Dn. 6:18), por la guianza de Dios (Dn. 10), por motivos de luto y tristeza, etc., lo más hermoso es que movieron la mano de Dios y obtuvieron lo que pidieron y hubo resultados maravillosos como en el caso de las ciento veinte mil personas que se salvaron de la destrucción de Nínive por creer y ayunar (Jonás 3:5). Quisiera recomendarles a todos que ayunaran, porque Jesús espera que la iglesia ayune, en Mateo cuando les da las instrucciones, les dice cuando ayunen, no si alguna vez lo quieren hacer.Así que hermano, no tengas miedo prohibirle a la carne que coma carne, el Señor te ha dado dominio propio (2 Tim. 1:7). Si nunca lo has hecho empieza con medios ayunos o parciales pero anímate, será una experiencia que querrás repetir. Marisa Valle


10

Ingredientes: 4 nopales limpios y lavados 1 jícama pelada y cortada en cubos pequeños 1 chile verde sin semillas y finamente picado 1 naranja pelada y en cubos 1 cucharada de perejil picado Preparación: Precalienta el horno a 180 grados. Coloca los nopales en una charola de hornear y asa por 10 minutos. Saca del horno y deja enfriar. Rebana y mezcla con la jícama, integra el resto de los ingredientes. Puedes bañar con tu aderezo favorito. Información nutrimental por porción: Kilocalorías: 56, grasas 0 gr. Carbohidratos 12 grs. Proteínas 1 gr.

Ingredientes: 1 manojo de berros 1 Lt. De agua Gotas de limón al gusto Preparación: Lave y desinfecte perfectamente los berros. Mezcle en la licuadora con el agua y si desea puede agregar unas gotas de limón. Observaciones: El berro contiene muchos minerales, como calcio, magnesio, potasio y vitaminas como: B1, B2, B3, B6, por lo que es muy saludable. Toma este jugo en el desayuno.

Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen 3 dientes de ajo finamente picados 500 grs. de hongos picaditos 1 calabaza picadita 1 cebolla mediana picadita Sal y pimienta al gusto 450 grs. de chícharos de lata 1 _ cucharadita de comino molido 800 grs. de tomates picaditos 2 cucharadas de romero fresco picadito

Preparación: de dos a tres minutos. Agrega la calabaza, la cebolla y salpimienta al gusto. Saltea por otros cinco minutos, incorpora los chícharos, el comino, los tomates y el romero. Lleva a hervor y baja la flama, cocina a fuego lento por diez minutos. Salpimienta nuevamente y sirve. Información nutrimental por porción: Calorías 271, Grasas 9, Grasas saturada 1 gr., Colesterol 0 gr., Sodio 586 mg.Carbohidratos 42 grs. Fibra


22

En estos días no sabemos lo que comemos, consumimos alimentos procesados, fáciles y rápidos de preparar, algunos solo se calientan y quedan listos para la mesa, pero debemos tener mucho cuidado, lo rápido y barato, puede resultar caro. Dios promulgó leyes sobre la alimentación a su pueblo, clasificó a los animales en puros e impuros, les dio instrucciones para que supieran lo que debían y debían comer (Levítico 11:1 al 23). El día de hoy, al confirmarse los efectos en la salud que provocan ciertos alimentos, gracias a los últimos descubrimientos científicos, se ha llegado a conclusiones las cuales ya venían escritas hace miles de años en el Antiguo Testamento. ¡Dios es el mejor nutriólogo de toda la historia!, Poco conocemos sobre la comida "kosher", que en hebreo significa limpio, conveniente, adecuado y se basa en estas leyes dictadas por Dios a su pueblo hace miles de años. Los alimentos son clasificados en permitidos y no permitidos y también se toma en cuenta la manera de prepararlos. Los alimentos kosher se dividen en tres categorías: los lácteos, las carnes y los "parve". Los lácteos no se pueden mezclar con la carne y ésta tiene que proceder de animales rumiantes que tengan pezuñas partidas. Parve son todos aquellos alimentos que no contienen carne ni lácteos. Son parve las frutas y verduras, los granos y cereales en su estado natural, así como huevos y pescados que tengan aletas y escamas. Esto es lo básico, pero existe una lista larga de indicaciones acerca de cómo preparar y no preparar los alimentos, al igual que prohibiciones que corresponden a lo que Dios prohíbe en la Biblia por no ser convenientes para la salud. Pero muy pocas personas, fuera de los judíos, conocen este sistema alimentario. La sabiduría de Dios se manifiesta en todo lo que nos rodea. El tiene cuidado de sus hijos y lo manifiesta en toda la Biblia. Dictó leyes sobre la alimentación del cuerpo y del alma. Posiblemente nos preocupamos de darles a nuestra familia lo mejor en la mesa, cuidamos que sean alimentos sanos, aunque no sean kosher, porque

la mayoría de nosotros desconocemos este tipo de alimentación. Pero como decíamos al principio, en estos días no sabemos lo que comemos, ignoramos cómo son procesados los alimentos, qué les agregan para su conservación, sabor y color. Realmente no podemos confiar plenamente en que lo que comemos sea totalmente saludable, a menos que cultivemos nosotros mismos nuestras frutas y verduras y ¡criemos nuestras propias gallinas! En el mundo, el amor al dinero ha arrasado con todo y la industria alimenticia no se ha escapado. La codicia es capaz de obrar cosas impensables en las personas. Les aplican hormonas a los animales y aves para que crezcan rápido y puedan servir para comerciarlos, a costa de la salud de las personas y las frutas y verduras vienen con vestigios de insecticidas. Definitivamente Dios hubiera prohibido todas estas cosas al dictar sus leyes sobre la alimentación. No podemos saber a ciencia cierta si lo que compramos en el super estará o no en la lista negra de los alimentos kosher o adecuados para nuestra familia, pero lo que sí sabemos es que si todo lo que comemos, lo hacemos dando gracias a Dios y pedimos su protección, El tendrá cuidado de nosotros. Su poder y misericordia son más grandes que el peligro de ingerir alimentos impuros.


12

¡Bendito Jehová, el Dios de Israel, El único que hace maravillas. Bendito Su nombre glorioso para siempre, y toda la tierra sea llena de su gloria. Amén y Amén (Salmo 72:18) Los últimos cinco meses de mi vida han sido realmente intensos. Dios permitió que sucediera lo que siempre había temido. Surgió inesperadamente un huésped cuanto más odioso. Un pequeño tumor furioso cambió mi tranquila vida. Tuve que ir al Distrito Federal para ser operada. La recuperación fue muy buena gracias a los amorosos cuidados de mi hermana Josefina y de mis animosos sobrinos. El pronóstico era sombrío: quimioterapia y radiaciones. No estaba preparada para enfrentar esta prueba. Le preguntaba al Señor insistentemente: ¿Cuándo voy a ver mi milagro?, ¿Cuándo vas a glorificar tu bendito Nombre?. Desde la primera quimioterapia sentí que me moría. Solo Dios, Su Palabra y todo el cariño que recibí de los miembros de mi congregación, pudieron sacarme a flote. Sin embargo, el Señor ya me había dado palabra profética de sanidad y yo la creí. Lo que me alentaba era saber que esta difícil prueba venía de Dios, nunca dudé de su procedencia. Dios tenía sus propósitos. Mis hijas me daban palabras de consuelo y Dios me repetía que creyera en Su Palabra. Llegué a perder el pelo, lo cual parece sencillo, pero en realidad es muy traumatizante.


13

Pero debo decirles que mi familia en Cristo se encargó de regalarme pañoletas, gorritos primorosamente tejidos a mano, en fin, todos se dispusieron a ayudarme. Esto me fortalecía. También sus palabras, abrazos y apretones de manos. ¡Cuánto amor derramó el Señor en sus corazones! Tenía tiempo de no sentirme tan apreciada.

doctor primero. Esperamos largamente nuestro turno y por fin me recibió y sin más me dijo, después de ver los resultados de mis análisis: "Usted no le tiene fe a estos tratamientos”. Yo veo que no les tiene confianza y a "pistola" pues no. Por su edad y sus condiciones puede decidir no seguir con el tratamiento. A usted las quimios le pueden afectar demasiado y luego me va a echar la culpa…" Yo le dije que estaba dispuesta a la radioterapia y dijo que a mi edad tenía cierto porcentaje de que no me repitiera la enfermedad. Los tratamientos aumentaban muy poquito ese porcentaje a mi favor. Yo le dije que no hablaba de porcentajes, sino que yo creía en Dios. Para mi sorpresa exclamó: "Eso es lo que cuenta". Así de pronto, el tormento que me esperaba fue cambiado por una medicina que casi se equipara en resultados a los otros tratamientos. ¡Gloria a Dios! Por esta maravilla habíamos estado orando y el Señor manifestó Su gloria sin igual.

Para no hacerles larga la historia, llegó un momento en que decidí renunciar al tratamiento. El Señor me había dicho que estaba sana, además no tenía ya fuerzas para soportar la rudeza de las terapias. Algunos hermanos se alarmaron por mi decisión. Otros estaban de acuerdo. Otros más pedían a Dios que me diera sabiduría divina. Algunos doctores me exhortaron fríamente y hasta llegaron a insinuar que me faltaba carácter, pues no tenía la actitud adecuada frente a una enfermedad tan terrible. Mi hija y yo conciliábamos el sueño oyendo predicaciones de Fermín IV. Déjame decirte que la Palabra de Dios siempre será nuestro consuelo. Aférrate a ella. Cree lo que Dios dice. Ilse y el grupo de intercesores guerrearon sin cesar. Dios les siga ayudando. Mi yerno Jorge citó en una predicación, que por cierto parecía dirigida a mí, que los cobardes e incrédulos, junto con otras personas de impío proceder, tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre (Apocalipsis 21:8) ¡Ya estuvo! Le dije al Señor que no quería ser más una cobarde y que iría a Monterrey y me abandonaría en Sus brazos, porque sabía que solo El me podía fortalecer.

Si sabes de medicina y estás leyendo este testimonio, te ruego que no le pongas “peros” a este milagro. Como dice el canto: "El obra de maneras que no podemos entender". Si tú estás en tratamiento médico, ten confianza, sigue adelante, el Señor no te dejará avergonzado(a) Si tienes fe, aunque sea una fe chiquita en un Dios grande. Jesús dijo: "Y bienaventurado es el que no halle tropiezo en mí", por lo tanto creo firmemente que por la llaga de Jesucristo sí fui curada (Mateo 11:6, Isaías 53:5)

Allá fuimos Tere Cobos, mi dulce compañera y yo. Íbamos resueltas a consultar con el

A través de este hermoso medio, quiero darle las gracias al Dios Altísimo, a Su glorioso Hijo Jesucristo y al poderoso Espíritu

Santo, quienes vieron que yo no tenía fuerzas y nos regalaron un sorprendente milagro de amor. También quisiera agradecer a mi familia terrenal y a la espiritual (gracias pastor Jonás) por toda la ternura y ayuda que me demostraron. Gracias a los niñitos que oraban por mí. Gracias a tantas otras congregaciones que pedían por mí, pues hasta del CERESO salió un clamor. Gracias por sus llamadas telefónicas y palabras de afecto que tanto me reconfortaban. Espero que Dios les retribuya a todos ustedes al ciento por uno en bendiciones. Para la familia de San Pablo, este milagro es nuestro. ¡Lo compartimos! Creo que como leemos en el libro de Rut: "Jehová ha visitado a su pueblo para darles pan” (Rut 1:6). Espero que este testimonio les sirva para darle gloria a Dios y para alentar su fe en el único Dios Trino, Todopoderoso y por consiguiente, experto en lo imposible. Con inmensa gratitud: Hna. Judith


14

Una tarde cualquiera, estaba el diablo viendo con gran regocijo cómo los hombres, a lo largo y ancho de toda la tierra, cometían toda clase de pecados y perversiones. Sus engaños surtían efecto inmediato en ellos, terminaban cayendo en su trampa con gran facilidad. Eran títeres en sus manos y él tiraba de los hilos con gran maestría. Aquellos hombres y mujeres no tenían defensa alguna en contra de Satán, peor aún: había algunos que no creían en su existencia, por lo que ni siquiera se daban cuenta de que estaban siendo engañados y manipulados por él. Pensaban que lo que hacían era de lo más normal, "porque todo el mundo hacía lo mismo", así es que les parecía que no tenía nada de malo. Pero Dios también observaba a aquellos hombres y mujeres, El no lo hacía con regocijo, sino con infinita tristeza. Ellos estaban siendo engañados por el diablo, quien terminaría destruyéndolos. Aquellos seres humanos estaban a merced de Satanás y Dios muchas veces había enviado mensajes a sus vidas para rescatarlos de sus garras, pero ellos no quisieron oírlos. Dios observaba al mismo tiempo a sus hijos, quienes estaban muy ocupados en sus iglesias en sus diferentes ministerios, lo cual le agradaba, aunque había algo en lo que ellos no estaban poniendo mucho empeño, a pesar de que sabían que era algo muy importante y esto era: ganar almas para El. En cambio los hijos de Satanás ¡sí que trabajaban duro para ganar almas para su amo! Ellos le servían para llevar a más y más seres humanos por el camino de perdición. Dios llamó al arcángel Gabriel y le dijo:

-"Mira a mis hijos, están trabajando poco en la obra, trabajan más para los eventos sociales de sus iglesias… Recuerdo a mis discípulos en aquellos tiempos en que estuve en la tierra. Ellos iban y venían llevando el evangelio a quienes no lo conocían. Caminaban mucho en esos caminos de tierra seca y áspera, en cambio ahora mis discípulos tienen automóviles que los lleven rápido a cualquier parte, sin embargo los usan para cualquier cosa, menos para ir a dar a conocer mi Palabra a quienes lo necesitan. Se han olvidado de cuál es su primera misión como cristianos: ir por todo el mundo a predicar el evangelio, como lo dije a mis primeros discípulos, pero esa orden también era para todos los que vinieran después… ¡Cómo quisiera ver muchos Pedros, muchos Pablos, muchos Charles Spurgeon, muchos Juan Wesley, muchos Billy Graham… y tantos más que tomaron en serio mis palabras! ¡Cuántas almas rescatadas gracias a su obediencia y amor al prójimo!…


15

-¿Recuerdas a Noé? Noé vivió en fidelidad hacia Mí, en medio de un pueblo pecador e incrédulo y por esto recibió mi protección cuando decidí mandar el diluvio. Noé fue tildado de loco por estar construyendo un arca en terreno seco, se burlaron de él, lo insultaron y sin embargo no cejó en su intento de hacerles entender que se acercaba una catástrofe que les significaría la muerte. Nadie creyó a su llamado y el agua se los llevó a todos, excepto a Noé y a su familia, porque creyeron en Mí y cumplieron mi mandato. Noé fue un siervo fiel y tuvo su recompensa. En estos tiempos, algunos de mis hijos se esconden dentro de sus iglesias todo el tiempo, prefieren la comodidad de sus bancas al riesgo de ser tildados de locos o fanáticos si hablan de Mí a desconocidos. Con Jonás tuve problemas, se rebeló ante la misión que le encomendé y me ví obligado a disciplinarle, condenándole a estar tres días en el vientre de un gran pez. Finalmente le levanté el castigo y Jonás salió a la luz exterior para por fin cumplir con su misión. Yo tengo mucha paciencia con mis hijos, pero "no me hago de la vista gorda" con nadie. Jonás se rebeló contra mí, porque pensó con su propio criterio, Nínive era un lugar lleno de pecadores y creyó que iba a ser inútil ir allí a hablar con ellos, ¡desconfió de mi poder! Hoy en día hay hijos míos que hacen lo mismo, se dan por vencidos antes de intentar una misión, esto me causa una gran tristeza… El Señor siguió observando a sus hijos en sus quehaceres cotidianos y de la iglesia. El diablo a su vez observaba a los suyos, que en número eran muchos más y se burlaba, haciendo alarde de la facilidad con que conseguía que hicieran lo que él quería. Grandes cantidades de mortales estaban bajo su gobierno, en cambio aquellos que estaban bajo el gobierno de Dios, eran minoría. "Mis caminos son anchos- se mofaba el diablo- millones van por él, viviendo la vida a su antojo, disfrutando de los placeres de este mundo, ¡eso es lo que les gusta a los humanos! Y es fácil llevarlos por allí" Dios observó con tristeza a aquellos millones de seres humanos que iban despreocupadamente por esos caminos. Ellos no sabían lo que les esperaba al final, su propia condenación. Dios miró con agrado hacia lugares recónditos, en donde fieles misioneros estaban haciendo su labor. Eran perseguidos, asesinados, obstaculizados, pero no cejaban en trabajar para El. Sin embargo, en las grandes ciudades la gente se perdía más y más porque a pesar de no sufrir de esa manera y tener todas las facilidades para evangelizar, sus hijos olvidaban cuántas almas se estaban perdiendo a causa del silencio y la indiferencia de ellos. El Señor veía hacia el futuro, veía el mundo en medio de la gran tribulación y se preguntaba cómo era que habiendo revelado estas cosas a sus hijos, estos podían permanecer pasivos sabiendo que millones de almas sufrirían lo indecible porque no hubo un hijo de Dios que les hablara de El. ¿Cómo invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán si no hay quien les predique?... Desean que yo vaya por ellos, Gabriel- dijo Dios- su más grande anhelo es habitar la morada que les tengo en los cielos, pero esto será hasta que el evangelio sea predicado en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones. Seguiré esperando… En esta era de las comunicaciones, nuestra principal responsabilidad es comunicar a los demás las buenas nuevas de salvación. Angélica García Sch.

SACRIFICIO DE ALABANZA El rey David nos compar ó el secreto del verdadero adorador en el Salmo 34: 1 “Todo el empo te bendeciré, mis labios siempre te alabarán. El verdadero adorador, no puede dejar de alabar a Dios, en las buenas y en las malas, él alaba al Señor. La alabanza brota de un corazón agradecido, pero también de la contemplación de nuestro Dios. Cuando las cosas están bien la alabanza fluye fácilmente, nos sen mos contentos y estamos agradecidos. Cuando las cosas se complican, a muchos se les van las ganas de cantar, pero recordamos quien es Dios y nos aferramos a Sus promesas (Salmo 22:3, 106:12). Porque hemos aprendido a alabarlo no por lo que estamos pasando, sino a pesar de lo que estamos viviendo. El enemigo intenta engañarnos en cuanto a la existencia de Dios, de Su amor, de Su provisión, de su Protección y de toda la cobertura que Él nos da. Nos pinta un panorama malísimo de las situaciones que vivimos, que pensamos que siempre será así, aunque la realidad no sea tan grave. Cuando eso suceda, debemos esperar en El, en Su empo y que obrará en nuestro favor. Esto no es fácil, y si creerlo cuesta, cantarlo es más di cil, pero los resultados son fabulosos. Algunos llaman a este po de canto: sacrificio de alabanza, porque cuesta y surge no de las circunstancias o de la mente, sino del corazón, de nuestra fe en Jesucristo, que nos lleva a declarar con nuestra boca que Él es el Señor (Hebreos 13:15). Cuando algo nos cuesta se vuelve valioso, así que las canciones son cán cos llenos de fe y esperanza, que llegan al corazón de Dios como olor fragante. Quizás no vivimos lo que cantamos en ese momento, pero lo creemos y el corazón se llena de emoción ante el amor de Dios y cambia nuestro interior, nuestra ac tud y no importa si las cosas siguen igual por fuera, por dentro hay seguridad, hay contentamiento, hay paz y hay gozo, porque la alabanza a Dios lo produce y nos sen mos con fortaleza y vigor para enfrentar todo. Te invito hermano a que pruebes alabar a Dios a pesar de… no importa que te aflija, te duela o que necesites; que te sientas desanimado o cargado, que creas que no hay razón para alabarlo, porque si la hay, Él es Dios y es digno y si crees en El, las cosas cambiarán. Declara con tu canto que Él es tu Señor, que lo escuche Dios, que lo escuche el mundo y el enemigo de nuestras almas, pero sobre todo escúchalo tú mismo y verás que bien te sientes.


16

A Dios, como a todo padre, le gusta que hablemos con Él. En este salmo el rey David empieza hablando de la oración, de lo hermoso que es hablar con Dios. Escucha, oh Jehová, mis palabras; considera mi gemir. (v.1) David habla de “gemir”; sin duda que David hablaba con Dios cuando sentía dolor, angustia, ansiedad o aflicción. Hablar con Dios es el único camino para dejar nuestros dolores en manos de Dios pues Él los puede sanar. David sabía que en Dios hay consuelo, Él nos da ayuda y esperanza, Él convierte nuestro llanto en gozo si hablamos con Él y confiamos en lo que Él hará a nuestro favor. Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, porque a ti oraré. (v.2) David clamaba, es decir, oraba con todo su corazón, esperando fuertemente en la respuesta de nuestro Dios. Le pide, le suplica que lo atienda. Nosotros debemos llegar a Dios con súplica y con humildad pues Él es el Creador del universo y nos va a escuchar. Dios nos ama y se inclina a nosotros para atendernos. Después de suplicar humildemente, lo alaba y le llama Rey y Dios. Cuando oramos es bueno alabar a nuestro Dios y así recordamos lo grande que es Él y lo pequeños que son nuestros problemas ante su poder. El versículo 3 es hermoso porque nos enseña que lo mejor es orar de mañana. David dice: Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré delante de ti, y esperaré. (v.3) Hay verdadera bendición en buscar a Dios por la mañana. Le damos lo primero de nuestro día, lo primero de nuestras fuerzas, el primer lugar, le reconocemos como lo más importante y le

confesamos como el eje de nuestra vida. Además podemos dejarle nuestras cargas y problemas del día, nuestros temores, deseos y anhelos, y Él nos librará de toda carga. Iremos al trabajo, a la escuela o a los diarios quehaceres libres de toda cadena, libres para alabar a Jesús, para sentir su amor y disfrutar sus bendiciones. Por eso dice “esperaré”. Oramos al Señor y podemos esperar grandes maravillas de su mano. Respuestas de un Padre amoroso a nuestras necesidades. Porque tú no eres un Dios que se complace en la maldad; el malo no habitará junto a ti. (v.4) A Dios no le agrada el hombre malo; Él no habita con la maldad. Si andamos en caminos de maldad no podremos gozar los grandes beneficios de habitar bajo la poderosa mano del único Dios vivo que guarda y protege a sus hijos. Los insensatos no estarán delante de tus ojos; aborreces a todos los que hacen iniquidad. (v.5) Los insensatos, los imprudentes, los que se alejan de Dios no alcanzarán su mirada tierna y dulce, llena de amor. Él nos ve a todos y espera nuestro llamado para tomarnos en sus manos, salvarnos y cuidarnos. Dios no ayuda al que hace iniquidad ni al que hace el mal, pero siempre está esperando que vuelvas a Él para rescatarte y darte el bien. Ana María Ruiz Cárdenas

16


17

REJUVENECIMIENTO FACIAL Y BIOESTIMULACIÓN CUTÁNEA

El paso del tiempo, las agresiones del medio ambiente (sol, aire, calor, frío), malos hábitos (falta de ejercicio, mala alimentación, alcohol, tabaco, stress, etc.) generan muchos cambios en la piel haciéndola lucir envejecida y poco atractiva. La aplicación de Factores de Crecimiento tiene como consecuencia la regeneración de los tejidos, esto hace que sea posible que el cambio comience desde las capas profundas de la piel y que tenga lugar el rejuvenecimiento de adentro hacia afuera de manera natural. El rejuvenecimiento facial mediante la utilización de factores de crecimiento plaquetario constituye un importante avance en la medicina estética. Se basa en la regeneración, reparación y bioestimulación de los tejidos, mediante la estimulación de los fibroblastos con Factores de Crecimiento Plaquetario. Los Factores del Crecimiento Plaquetario, son fragmentos de proteínas biológicamente activas que actúan a diferentes niveles celulares. En el caso del rejuvenecimiento cutáneo, su acción es sobre los fibroblastos de la dermis. Estas proteínas activan a la célula generando regeneración y reparación de los tejidos. Los fibroblastos son células presentes en el tejido conjuntivo, las cuales son las responsables de la producción del colágeno y del ácido hialurónico, entre otros. Además son capaces de estimular a determinadas enzimas que intervienen en la antioxidación celular, teniendo efecto antioxidante. Las plaquetas liberan los factores de crecimiento que se encargan fundamentalmente, de estimular la regeneración celular, aumentar la formación de nuevos vasos sanguíneos y producir nuevo tejido de sostén. Es decir, activan el organismo en la zona donde se liberan ayudando a reconstruir el tejido dañado. Ozono y factores de crecimiento La razón por la que a veces se utiliza ozono con los factores de crecimiento, es porque es un potente desinfectante y además posee

una extraordinaria capacidad antioxidante y por lo tanto, al tiempo que estimula la desintoxicación ayuda a oxigenar el tejido. Se obtiene una pequeña muestra de sangre, (aproximadamente 20cc) del paciente, se ozoniza y se procesa mediante centrifugación y así separar la fracción de plasma donde se encuentran las plaquetas, que contienen en su interior los factores de crecimiento plaquetario, de manera que podamos extraerlos e infiltrarlos en la piel del paciente para estimular la regeneración y reparación cutánea (bioestimulación de la piel). En el campo de la medicina estética, es un tratamiento que puede ser positivo desde pacientes muy jóvenes hasta personas de mayor edad, consiguiendo así resultados muy evidentes y satisfactorios en cara, cuello, escote, manos. Además también da excelentes resultados en Acné, Úlceras, Cicatrices, Queloides y antes de cualquier Cirugía estética mejorará los resultados de la misma. Es fácil de aplicar y no tiene efecto secundario alguno ya que es una especie de implante autólogo, por lo que no hay riesgo de reacciones alérgicas, lo que sí podría ocurrir con el implante de productos extraños a su organismo. Y por último, los resultados son extraordinarios. El único posible “inconveniente” es que puede notarse tras el tratamiento algún pequeñísimo punto morado dejado por la aguja en la zona tratada pero desaparece rápidamente y además siempre se puede disimular con facilidad. El protocolo de aplicación y frecuencia de este tratamiento, es variable en cada paciente y dependerá del grado de envejecimiento cutáneo. También se necesitará mayor número de sesiones en pieles muy castigadas, mal nutridas, en personas fumadoras, con exceso de sol y pocas horas de descanso. La regeneración mediante Plasma Rico en Factores de Crecimiento, puede mejorar con un alto grado de satisfacción el rostro y cuello de nuestros pacientes, devolviéndoles la lozanía y luminosidad perdida con el paso del tiempo.


18

Cuando Dios encomendó a Moisés la misión de sacar a su pueblo de Egipto, Moisés sintió que no iba a ser capaz de cumplirla, debido a su poca facilidad de palabra para convencer al faraón. El veía esa debilidad como una barrera infranqueable y se lo manifestó al Señor: “SEÑOR, yo nunca me he distinguido por mi facilidad de palabra —objetó Moisés—. Y esto no es algo que haya comenzado ayer ni anteayer, ni hoy que te diriges a este servidor tuyo. Francamente, me cuesta mucho trabajo hablar. ¿Y quién le puso la boca al hombre? —le respondió el SEÑOR—. ¿Acaso no soy yo, el SEÑOR, quien lo hace sordo o mudo, quien le da la vista o se la quita? Anda, ponte en marcha, que yo te ayudaré a hablar y te diré lo que debas decir.” (Éxodo 4:1012) Si tomamos en cuenta que Dios es quien tiene el control sobre el universo entero, ¿por qué dudamos cuando se trata de servirle, pensando que no sabremos cómo hacerlo? ¿Por qué las iglesias están llenas de cristianos sentados en las bancas, que no se deciden a iniciar o participar en un ministerio? Existen dos verdades sólidas que nos deberían animar a ser obreros de Cristo. Una de ellas se basa en lo que Dios dijo a Moisés: “¿Y quién puso la boca al hombre?...” ¿Qué impedimento puede haber si Dios mismo ha puesto en nosotros todo lo que tenemos para servirle? El puede hacer de lo imposible, posible. Otro punto es que el Señor no envía a nadie a hacer nada en lo que no le haya capacitado primero. No nos manda con las manos vacías ni la mente falta de adiestramiento y mucho menos sin un corazón dispuesto y amante de Su Nombre. En el Nuevo Testamento, a causa de un impedimento que molestaba a Pablo en su cuerpo, Dios le dice: “…«Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad…” (2 Corintios 12:9a) Entonces Pablo expresa lo siguiente: “…gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo. 10 Por eso me regocijo en debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.” (2 Corintios 12:9b-10). Un impedimento físico tampoco es una razón para no servir, El lo sabe y nos ayudará


19

a salvar ese impedimento y mostrar al mundo que el poder de Dios actúa sobre nosotros. Igualmente, no corresponde a un cristiano de verdad el evadir la responsabilidad de servir al Señor por miedo a la crítica de la familia o compañeros de trabajo, etc. es algo inaceptable para Dios, no hay obstáculo que no podamos salvar si vamos de la mano de Dios, si El es quien guía nuestros pasos. El ha puesto talentos y habilidades en nosotros, los cuales no debemos dejar inertes. La mejor manera de usar nuestros talentos y habilidades es en Su servicio, esto redituará ganancias eternas, mientras que si solo los usamos para ganancias terrenales, serán de poca duración, para luego esfumarse. No temas servir a Dios, tú lo puedes hacer, porque El te dará la facultad para hacerlo, El pondrá en ti el querer como el hacer y te capacitará y estarás preparado para comenzar. No busques pretextos, porque no existe ninguno. Un día El te adoptó como hijo, ¿realmente te das cuenta de lo maravilloso del significado de este hecho? ¡Tienes el padre más bueno y perfecto! Si cuando éramos niños o jóvenes vivimos con nuestros padres terrenales y les servimos en lo que nos pidieran, ¡cuanto más debemos hacerlo para nuestro Padre Celestial! ¡Anímate, siembra en los campos del Señor!

Angélica García Sch.


20

Tú eres el que me sacó del vientre y me hiciste estar confiado desde que estaba a los pechos de mi madre. Desde que fui echado de la matriz y el vientre de mi madre, tú eres mi Dios. Anunciaré tu nombre a mis hermanos y de ti será mi alabanza. ¡Alábenle! ¡Glorifíquenle! Porque de Dios es el reino; y Él señorea sobre las naciones (Salmos 22). Dado que no hay ninguna otra evidencia pasada o presente, de transición o transformación por evolución, de una planta o animal en otra especie; se argumenta que la presencia de órganos vestigiales (estructuras ahora supuestamente inútiles e innecesarias, pasadas a usted como residuos, por sus ancestros que sí las usaban), son prueba inequívoca de la evolución.

La evolución enseña que todos los órganos aparecieron por casualidad, y que eventualmente, solo persistieron los que llegaron a tener una razón de ser; pero que fueron muchos los órganos que a pesar de que llegaron a ser inútiles, se perpetuaron como vestigios, cuando una especie evolucionó en otra. Pero esto, contrario a la evolución, es degradación. "De acuerdo con *R. Wiedersheim (1895) hay no menos de 180 estructuras vestigiales en el cuerpo humano, que son más que suficientes para considerar al humano, un verdadero museo ambulante de antigüedades." *Horatio Hackett Newman, Juicio de Scopes, 1925. Pero el tiempo comprobó que sus falsas apreciaciones fueron producto de la ignorancia.

Hasta la década de 1960, los libros de texto enlistaban unas 200 estructuras vestigiales en el cuerpo humano, e incluían en la lista a las Amígdalas, el Timo, la Tiroides, la Pineal, y la Pituitaria (La glándula maestra, Hipófisis); pero ninguno de los evolucionistas de entonces y hoy, se extirparía por rutina, algún órgano considerado por ellos como vestigial. "La existencia de órganos vestigiales o inútiles, fue presentada por *Darwin, y frecuentemente citada en los libros de texto de Biología, como parte de las evidencias de la evolución. (Pero hoy) los órganos vestigiales no proporcionan evidencia alguna a favor de la teoría de la evolución." *S.R. Scadding, Evolutionary Theory, Vol. 5 (1981), p. 394. La realidad es que en los últimos 50 años, a partir del descubrimiento de todas las funciones de los supuestos órganos vestigiales; y la identificación de sólo ADN, cromosomas, y genes propios de su especie (sin vestigios de ADN de algún ancestro), en cada una de las células de sus tejidos, la lista de órganos vestigiales se fue reduciendo hasta llegar a cero. Considerados antes como vestigiales, ahora se sabe que las Amígdalas, el Timo, y el Apéndice, son importantes órganos glandulares del sistema inmunológico (de defensa en contra de las infecciones). "Ya no existe justificación alguna para considerar al apéndice vermiforme


21

como un órgano vestigial." *William Straus, Quaterly Review of Biology, p. 149. "Durante los últimos dos mil años, los médicos permanecieron desconcertados en cuanto a la función del Timo, y llegaron a considerarlo, como el Apéndice, un órgano superfluo y vestigial; pero en los últimos años se ha comprobado que lejos de ser inútil, el Timo es en realidad el órgano regulador (glándula maestra) del intrincado sistema inmune.” "Experimentos recientes, han llevado a los investigadores a considerar que también el apéndice, las amígdalas, y las adenoides, participan en la respuesta inmune." Selecciones del Reader´s Digest, Noviembre, 1966. El coxis, enlistado antes como órgano vestigial, ahora se sabe que es una estructura indispensable para dos músculos del piso pélvico y ano. *Charles Darwin y otros creían que el pliegue semilunar del ojo, era un vestigio dejado por un ave, ancestro del humano; hoy es de conocimiento universal, que limpia y lubrica el globo ocular. "Ahora se sabe que muchos de los llamados órganos vestigiales, cumplen importantes funciones." *Enciclopedia Británica Vol 8 (1946), p. 926. Otra supuesta evidencia de evolución, parecida a la anterior, es la llamada Recapitulación: Aparición de estructuras durante el desarrollo embrionario, que supuestamente, recapitulan, recuerdan, o repiten, el proceso evolutivo de un organismo, pasando durante su etapa de embrión o feto, por los pasos evolutivos de pez, reptil, ave, mamífero, y humano. Pero aunque a partir del huevo (del tamaño de un punto), todos los embriones, sean de cerdos, ranas, murciélagos, personas, palomas, vacas, etc., se parecen en sus primeras semanas, ahora se sabe que a nivel genético, la información contenida en cada uno de sus ADN, es completamente diferente, específica, no emparentada, y no intercambiable. "El huevo fertilizado contiene en su pequeño núcleo, todas las instrucciones genéticas para formar un cuerpo humano, y un manual completo sobre cómo formar todos sus complejos aditamentos y estructuras protectoras: Líquido amniótico, cordón umbilical, placenta, y todo lo que permite su supervivencia en la matriz." *Life, Abril 30 de 1965, pp. 70,72. Aún así, y aunque suene ridículo a la luz de los conocimientos que sobre genética, genómica, y embriología (desarrollo prenatal) se han acumulado en los últimos 50 años, los libros de texto y Biología,

siguen mencionando a la recapitulación (supuesta aparición en los embriones, de vestigios de sus antepasados), como evidencia de evolución. La recapitulación dice que el que aparezcan en el cuello del embrión, arcos branquiales, es un vestigio de su evolución a partir de un ancestro que era pez; pero ahora se sabe que no son arcos branquiales sino zonas germinales a partir de las cuales se desarrollarán importantes órganos como el oído medio, la Paratiroides, y el Timo. "A los arcos faríngeos y sus hendiduras, frecuentemente se les llama arcos branquiales, y hendiduras branquiales, como analogía o referencia a vertebrados inferiores; pero dado que el embrión humano nunca tiene branquias, en este libro, se han adoptado los términos arcos y hendiduras faríngeas." *Jan Langman, Medical Embryology, 3ª Ed. (1975). De la misma manera, por ignorancia y miope comparación, se dice que el saco vitelino donde se lleva inicialmente la producción de sangre del embrión (antes de formarse la médula ósea), son vestigios de nuestra etapa de ave o pollo; y la cola formada por el brote temprano y temporal de la columna y espina dorsal, son vestigios de nuestra etapa de reptil. "Rara vez, una afirmación como la de la teoría de la recapitulación de *Ernest Haeckel (1866), tan simplista en su presentación (con dibujos embrionarios fraudulentos); considerada plausible entonces; y tan ampliamente aceptada sin haber sido sometida a un examen crítico, ha sido tan nociva para la ciencia." *Gavin De Beer, A Century of Darwin, 1958. "Si no hubieran imperfecciones (como los órganos vestigiales), no habrían evidencias que favorecieran la evolución por selección natural, sobre la creación." *Jeremy Cherfas, New Scientist, Vol. 102, mayo 1984, p. 29. "La teoría de la recapitulación, ya debería estar actualmente, muerta." *Stephen J. Gould Natural History, Abril de 1980, p. 144. ¡Alabaré a Dios con todo el corazón, en la compañía y congregación de los rectos! Grandes son las obras de Dios buscadas de todos los que se deleitan en ellas. ¡Gloria y hermosura es su obra! Ha mostrado a su pueblo el poder de sus obras, e hizo memorables sus maravillas.. Buen entendimiento tienen todos los que ponen por obra sus mandamientos. (Salmo 111). Dr. Contreras


22

La construcción del templo fue el gran sueño de David; no pudo realizarlo por haber estado siempre en pie de guerra. David fue un rey guerrero; nunca hubo paz durante su reinado. Este gran honor según la profecía correspondería a su hijo, a Salomón “Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino. El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino.” (2 S. 7:12-13). Ahora Salomón ha subido al Trono y Dios le ha concedido paz con todos sus vecinos, y riqueza en abundancia. La Construcción del que sería conocido como El Templo de Salomón le toma siete años, y de esta historia quiero resaltar algunos detalles sumamente interesantes que nos da un reflejo de lo que vendría a ser el gran templo de Dios en la dispensación del nuevo Pacto. Un templo a Dios, construido por extranjeros. En la planeación de la construcción Salomón recurre a un viejo amigo de su padre, al Rey Hiram y le dice: “Manda, pues, ahora, que me corten cedros del Líbano; y mis siervos estarán con los tuyos, y yo te daré por tus siervos el salario que tú dijeres; porque tú sabes bien que ninguno hay entre nosotros que sepa labrar madera como los sidonios”. (1 R. 5:6) , en este pasaje se da una de las operaciones de comercio internacional más célebres de la historia y un ejemplo de logística que aún perdura en nuestros tiempos. Un firme Cimiento. “Y mandó el rey que trajesen piedras grandes, piedras costosas, para los cimientos de la casa, y piedras labradas Y los albañiles de Salomón y los de Hiram, y los hombres de Gebal, cortaron y prepararon la madera y la cantería para labrar la casa”. (1 R. 5:17-18) Una de las características

principales de la construcción en la antigüedad, era la de edificar la casa sobre las rocas, en función de la envergadura de la edificación la roca debería ser del tamaño y calidad apropiada, en este caso, se mandaron tallar en la cantera piedras inmensas y de altísima calidad. Un Trabajo bien coordinado. “Y cuando se edificó la casa, la fabricaron de piedras que traían ya acabadas, de tal manera que cuando la edificaban, ni martillos ni hachas se oyeron en la casa, ni ningún otro instrumento de hierro”. (1Re 6:7). La Construcción con elementos prefabricados, suena a un método moderno, pero no lo es, pero aun en nuestros días con los adelantos de la técnica es sumamente difícil ensamblar los elementos sin realizar ajustes de último momento; no obstante en la construcción del Templo no fue así, y esto solo se logra con un trabajo perfectamente planeado y coordinado en su ejecución. Dios corona el trabajo de Salomón habitando el templo y llenándolo con Su Gloria “Y los sacerdotes no pudieron permanecer para ministrar por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Jehová.” (1 R. 8:11) En la dispensación de la Gracia que es en Cristo Jesús, la Iglesia ha venido a ser la casa de Dios, El apóstol Pablo escribió: “¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.” (2Co 6:16), la primer similitud con el Templo de Salomón es que esta casa vino a ser constituida no solo por el pueblo de Israel, para que se cumpliese la promesa que fue dada al padre Abraham “en ti serán benditas todas las naciones” (Gal 3:8), y al igual que el templo de Salomón esta casa ha sido edificada sobre una piedra de gran precio como los escribe el apóstol: “Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo” y agrega con relación al trabajo coordinado, “en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu. (Efe 2:19-22). Por tanto es mi oración, queridos hermanos, que juntamente seamos edificados en la unidad del Espíritu a fin de que nos constituyamos en la habitación de Dios cumpliendo la palabra que fue escrita: “… y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo. (Efe 1:22-23). Pablo Raphael Covarrubias

3


23

- Hubieras visto su cara – agregó Andy- Veía la jarra y veía su falda muy sorprendida, pero después se empezó a reír. Hasta abuelita soltó la carcajada.

- ¡Adivina lo que pasó!- dijo Cony, entre risas. Ella y su hermano Andy habían pasado el día con sus abuelitos y ahora estaban platicando con sus papás en la sala. - Mi abuelita tenía jugo de naranja en una jarra y cuando le pedí que me la pasara… ¡la jarra se despegó y abuelita se quedó con el asa en la mano! Imagínate que lo demás se cayó y se desperdició sobre el mantel. - Pero qué caray- dijo mamá- ¡qué sorpresa se llevaron! - Sí mamá - dijo Cony riéndose. Abuelita se llenó la falda de jugo y hasta el piso llegó.

- Mamá, creí que se iban a enojar por el tiradero, pero se reían sin cesar. ¡Ya nos dolía el estómago de tanta risa! Papá dijo que los abuelitos siempre le encontraban el lado bueno a las cosas. Abuelito siempre repite que un corazón alegre es como una buena medicina, como un buen remedio. Andy nos dijo que él quería ser como mis abuelitos, de buen humor, animosos. Mamá le dijo que empezara a practicarlo porque su camiseta se había manchado de rosa en la lavadora. ¿Y ustedes amiguitos? ¿Tratan de tomar las cosas por el lado amable? A veces las circunstancias son difíciles, pero Dios nos da paz, pues El desea que disfrutemos la vida que El nos da. Saluditos de Ita.


24

GRANIZO

PRIMOGENITOS

LANGOSTAS

RANAS

MOSCAS

SANGRE

MUERTE

TINIEBLAS

PIOJOS

ULCERAS

HORIZONTALES 2. Ciudad de donde era David (1S.17:12) 5. Cantidad de años que reinó David sobre Israel (1 R. 2:11) 6. Rey de Israel antes de David (1 S.16:1) 7. Animales que apacentaba David (1S.16:11) 8. Profeta que ungió a David como rey de Israel (1 S.16:13) 11. Arma que utilizó David para matar al gigante (1 S.17:49)

13. Instrumento que tocaba David ante el rey Saúl (1 S.16:23)

15. Hijo de David que conspiró en su contra (2 S.15:12) 16. Gigante muerto por David (1 S.17:4) 17. Padre de David (1 S.17:12)

VERTICALES 1. Cantidad de años que reinó David sobre Judá en Hebrón (2 S. 5:5) 2. Mujer de David, madre de Salomón (2 S.12:24) 3. Objeto que David le quitó al gigante cuando lo derrotó (1 S.17:51) 4. Hijo de David, quien heredó el trono (1 R.1:43) 9. Primera mujer de David (1 S.18:27) 10. Profeta enviado por Jehová a David para amonestarlo (2 S.12:1) 12. Amigo de David quien lo amaba como a sí mismo (1 S.18:1)

14. Mujer de David, de Carmel (1 S.25:40)



Comunión - Ya llegó nuestro milagro