Page 46

RECICLAJE

RECICLAJE DE TELAS UNA OPORTUNIDAD PARA EL MUNDO DEL DISEÑO Y LA MODA Por: Miguel Espinoza F.

C

ada día la innovación en los conceptos del diseño genera un desafío para quienes están dedicados a esta área. Basta con revisar la gran cantidad de elementos conceptuales que están insertos en la moda y el avance social de las tendencias que giran en torno a la construcción de productos. ¿Te imaginas que a partir de retazos de telas puedas tener una alfombra en tu casa, o un lindo accesorio en tu cabello,

o una billetera que tiene un estilo único? Sí, tal como lo lees, el mercado chileno del diseño cada vez más se abre a la opción de la confección de artículos que no tienen nada que envidiar a los que provienen de producción en serie, y además tienen el valor agregado de ser construidos a partir del reciclaje. En esta nota, te daremos a conocer dos experiencias de diseñadores jóvenes que han apostado por esta tendencia y que suma adeptos día a día.

RECICLAJE Y EXPERIENCIA DE INSERCIÓN SOCIAL Felipe Lara es Diseñador de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Su primer acercamiento al mundo del reciclaje lo desarrolló en su práctica de servicio que era parte del programa académico de su universidad. Le fue asignado trabajar en un campamento perteneciente a Fundación TECHO-Chile que tenía una microfábrica de reciclaje, donde trabajaba un grupo de mujeres del lugar. “Este grupo de señoras tejían una tela reciclada que generaban a partir de retazos que las fábricas desechaban. Confeccionaban gorros, bufandas, entre otros productos, pero sin conocimientos en diseño. Y es por eso que como practicante de esta área, mi misión era intervenir su trabajo a través del diseño y que ellas pudieran mejorar sus productos y comercializarlos”, explica Felipe. El trabajo que realizaban comenzaba con la recolección del material que era botado por las fábricas de textil. Gracias a la intervención de TECHO-Chile ellos conseguían suscribir acuerdos con estas fábricas para recibir la materia prima en óptimas condiciones. El proceso de reciclaje y montaje requiere de varios pasos. “Llega la tela que es desecho. Esta tela se selecciona por

44

color y se arman las paletas de colores. Esta tela se corta en tiras y se hace un ovillo que se usa para tejer en un telar. Puede usarse un telar de puntillas (módulos) y o un telar de mesa. El primero puedes armar módulos y formas más pequeñas mientras el segundo te permite poder hacer cosas como alfombras u otros”, enfatiza Felipe que tras esta experiencia decidió perfeccionarla y presentarla como su proyecto de título, adjudicándose el Premio al Mejor Proyecto de Título Diseño UC, 2012. Tras esto, el joven diseñador explica que no ha cesado el trabajo en esta área y que hoy elabora la estrategia para dar continuidad a la iniciativa. “No he parado con el proyecto. En este momento me encuentro buscando inversionistas para poder extender el ámbito de trabajo. La idea del proyecto ahora es apuntar a productos de decoración de hogar y en un futuro sean líderes dentro del mercado del reciclaje, añade. Actualmente, Felipe ajusta detalles y espera junto a la Fundación TECHOChile, quienes colaboran con un nuevo grupo de mujeres a intervenir, el lugar físico para realizar el proyecto, voluntarios y difusión en sus redes.

CIUDAD VERDE MAGAZINE  
CIUDAD VERDE MAGAZINE  
Advertisement