Page 52

50

caso práctico

Oficinas de GNOSS

conversaciones de sus usuarios y clientes, como recogía ‘The Cluetrain Manifesto’. Convendría gestionar esto y hacer más sociales todos los procesos de relación con todos los grupos de interés (y no sólo con los clientes). A muchas empresas e instituciones, les da miedo que su imagen se vea expuesta de manera negativa en las redes sociales, ¿qué opina? Parece claro que se acabaron los tiempos en el que los mensajes se definían desde

la empresa, se lanzaban y, cuando existía, se controlaba el disenso y la discrepancia a través del proceso de quejas y reclamaciones (que en el peor de los casos podía concretarse en una denuncia en la oficina del consumidor). Internet permite publicar conversaciones que, hasta ahora, sólo existían entre las personas que participaban y, por ello, posibilita ampliarlas casi sin límite. O sea, que existe la posibilidad que hablen mal de uno y que eso se propague muy rápido. Además y de momento, Internet no olvida, así que las conversaciones ‘negativas’

pueden permanecer por mucho tiempo. Esta es la mala noticia, la buena es que las empresas que incorporen esta nueva lógica social que está en la base tanto del trabajo como del negocio pueden salir muy beneficiadas. Estas empresas pueden sumarse a la conversación y aprovechar el potencial de las redes sociales tanto para optimizar sus procesos internos y maximizar la conversación y productividad de sus trabajadores, como para relacionarse con el resto de los grupos de interés, especialmente los clientes. Diferentes estudios - Burson Marsteller, Aberdeen Group, Gartner y Forrester - indican la potencia de los Social Media para incrementar algunas funciones sociales críticas para las empresas, como el aprendizaje, la colaboración, la gestión del conocimiento, la puesta en producción de nuevos servicios o la satisfacción de los clientes. Para poder soportar todo esto hace falta que Internet se convierta no sólo en un espacio de oportunidades, sino en nuestro aliado. ¿Cómo? Entendiéndonos mejor, siendo más inteligente, razonando como lo hacemos nosotros, conociéndonos mejor. Es lo que se llama Knowledge Internet, un internet que funciona con datos estructurados que hacen posible enlazar la información y el conocimiento de manera significativa para

las personas. Este es el escenario tecnológico en el que se va a desarrollar la web social en las empresas y los mercados en los próximos años. Un mensaje para navegantes… Las páginas web tradicionales han muerto, para vender más es necesario que todos y cada uno de los recursos de la web se posicionen de forma significativa en los buscadores, que la web sea social, y que sea posible buscar entre todo el catálogo de productos que una web muestra de forma inteligente, para que el cliente final pueda acceder a aquello que le interesa y lo compre. Cómo aplicar la lógica de redes a una mejor gestión del conocimiento en la organización es una de las claves de este futuro presente.

{+info}

www.gnoss.com

Revista Cedir num. 32  

Revista editada por la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), a través del Centro de Diseño Integral de La Rioja (CEdiR), con e...

Revista Cedir num. 32  

Revista editada por la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), a través del Centro de Diseño Integral de La Rioja (CEdiR), con e...

Advertisement