Page 1

APRENDIZAJES SIGNIFICATIVOS VINCULADOS A LA TRANSICIÓN DE LA ESCUELA AL TRABAJO HABILIDADES PARA LA VIDA 1 AUTOCONOCIMIENTO


MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y CIENCIAS REPÚBLICA DEL PARAGUAY Queda hecho el depósito que establece la Ley 1328/98 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. 2014 Dirección General de Educación Técnica y Profesional APRENDIZAJES SIGNIFICATIVOS VINCULADOS A LA TRANSICIÓN DE LA ESCUELA AL MUNDO LABORAL MATERIAL DE APOYO PARA DOCENTE Queda prohibida cualquier forma de reproducción, transmisión o archivo en sistemas recuperables del presente manual, ya sea para uso privado o público, por medios mecánicos, electrónicos, electroestáticos, magnéticos o cualquier otro o parcialmente, con o sin finalidad de lucro, salvo expresa autorización del Ministerio de Educación y Ciencias. Asunción, Paraguay, 2017


Presidente de la República Horacio Manuel Cartes Jara Ministro de Educación y Ciencias Raul Aguilera Mendez Viceministra de Educación para la gestión educativa María del Carmen Giménez Sivulec Directora General de Educación Técnico Profesional María Raquel Rabito de Franco Directora General de Curriculum, Evaluación y Orientación Digna Concepción Gauto Director General de Relaciones Internacionales y enlaces Interinstitucionales

Aníbal Zapattini


FICHA TÉCNICA Dirección General de Educación Técnico Profesional Departamento de procesos administrativos Edgar Reyes Cuellar

Departamento de Información de los Procesos Educativos Emilia Rotela Consultoría para elaboración del contenido Norma Edith López Rolandi


INTRODUCCIÓN

Cuando jóvenes surgen muchas preguntas acerca de cómo nos irá en la vida. Con la práctica de las habilidades para la vida desde la escuela se puede ayudar a disminuir las brechas - en términos de relacionamiento interpersonal - que de no abordarlas, podrían ampliarse en un futuro en el campo laboral. Por tanto, su práctica dota al estudiante de unas herramientas básicas para la resolución de conflictos, control de estrés, manejo de situaciones peligrosas, etc. La capacidad de autorregularse influye en todo: en la capacidad de lograr objetivos, de razonar de perseverar. Una buena autorregulación, está asociada a un mejor pensamiento crítico, a un mejor rendimiento académico y; en un futuro, a un mejor rendimiento laboral. La adolescencia es una etapa difícil de la vida. Los jóvenes se enfrentan a múltiples dificultades a esta edad, y los desafíos de política pública abarcan desde evitar la deserción, asegurar el desarrollo de habilidades académicas y promover las habilidades socioemocionales. Las habilidades socioemocionales son clave para evitar conductas de riesgo, conductas que aseguran consecuencias perjudiciales a largo plazo. La formación en habilidades para la vida va más allá de comprensión cognitiva, busca por sobre todo la aplicación vivencial de situaciones que son especiales y particulares a cada persona de acuerdo a su contexto, condición y edad. Según (BID, 2017) las habilidades pueden ayudar a las personas a identificar y manejar sus propias emociones y las de los demás para mejorar la productividad, lo que incluye la capacidad de perseverar en ciertas tareas y el trabajo en equipo, por tanto son innumerables los beneficios de adquirir las habilidades para la vida en forma perdurable. .

5


Las experiencias que presentamos a continuación nos propone, el camino corto, en el cual desarrollaremos actividades que puedan ser desarrolladas en sesiones que podrían durar una o más jornadas, según el caso y comprenden al menos los siguientes momentos:

Tabla 1 - Esquema de presentación de las actividades prácticas Nombre de la Sesión Momento 1 – Bienvenida, motivación, presentación de la sesión del día, acuerdos de convivencia (2 minutos) La formación en habilidades para la vida pasa por la atención sobre los sentimientos y pensamientos que al compartirlos permite descubrir lo propio a cada persona y lo común entre ellos. Momento 2 – Contextualización Intencionalidad (3 minutos)

Es importante que el docente explique a todo el grupo los distintos elementos de la actividad y cómo estos elementos interactúan.

Momento 3 - Ejercicio lúdico Personal (5 minutos)

Brinda a cada estudiante la posibilidad de confrontarse personalmente y poner en claro sus ideas, aprendizajes y juicios que sirvan de base para su actuación posterior en situaciones semejantes.

Grupal (20 minutos)

Se recrean escenarios de vida cotidiana para encontrar posibles salidas, saber cómo manejar las diversas situaciones y sopesar los aprendizajes mediante un trabajo cooperativo.

En plenaria (20 minutos)

Permite a todos y cada uno de los estudiantes argumentar sus puntos de vista y encontrar oportunidades de construcción colectiva de opiniones.

Momento 4 – Retroalimentación Conclusión (5 minutos)

Permite a los participantes graficar y concluir sobre los logros de aprendizaje y las futuras acciones.

6


MARCO EMPÍRICO El marco empírico se desarrolla en las siguientes secciones: Sección 1 – Las 10 habilidades para la vida Sección 2 – Aprendizaje en servicio Sección 3 – Las habilidades aplicadas al mundo laboral

Sección I - Las diez habilidades para la vida La Organización Mundial de la Salud, estableció en el año 1993, un conjunto de habilidades sociales, cognitivas y emocionales a las cuales denominó como habilidades para la vida (Mangrulkar, Whitman & Posner, 2001; Instituto Valenciano de Juventud, 2004), siendo éstas definidas como “aquellas destrezas que permiten que los adolescentes adquieran las aptitudes necesarias para su desarrollo personal y para enfrentar en forma efectiva los retos de la vida diaria”. A continuación describimos brevemente las diez habilidades para la vida (Mantilla Castellanos, Chahín Pinzon, & Herrera Patiño, 2013) que son indispensables para que los jóvenes adquieran la capacidad de elegir estilos de vida saludables.

-

Autoconocimiento Empatía Comunicación asertiva Relaciones interpersonales Toma de decisiones Solución de problemas y conflictos. Pensamiento creativo Pensamiento crítico Manejo de emociones y sentimientos Manejo de tensiones y estrés

7


Módulo 1.

Autoconocimiento

Conocerse es el soporte y el motor de la identidad y de la autonomía. Captar mejor nuestro ser, personalidad, fortalezas, debilidades, actitudes, valores, aficiones… Construir sentido acerca de nosotros mismos, de las demás personas y del mundo que compartimos. Conocerse no es solo mirar hacia dentro, sino que también es saber de qué redes sociales somos parte, con qué recursos personales y sociales contamos para celebrar la vida y para afrontar los momentos de adversidad. En definitiva, saber qué queremos en la vida e identificar los recursos personales con los que contamos para lograrlo. El autoconocimiento es la habilidad de conocer nuestros propios pensamientos, reacciones, sentimientos, cuáles son nuestros límites, y nuestros puntos fuertes o débiles. Autoconocernos también ayuda a construir significado de lo que somos para nosotros mismos, para nuestros seres queridos e incluso para aquellos a quienes no conocemos. Es un camino largo que se recorre para identificar los recursos personales con los que cada uno de nosotros cuenta. Cuando una persona se responde a las siguientes preguntas ¿Quién soy? ¿Qué vida quiero? ¿Cómo puedo lograrlo? inicia el recorrido hacia lo que quiere en la vida, fortalece su autoestima e identifica los recursos personales con los que cuenta para desarrollar su autonomía. El autoconocimiento se relaciona de manera directa con la imagen que desarrollamos acerca de nosotros mismos desde etapas tempranas de nuestras vidas. La autoimagen se ve influida por los ideales que nos plantean en la infancia cerca de lo que se espera de nosotros. Desarrollamos una imagen objetiva y realista de nosotros mismos, es decir, fortalecemos nuestra autoestima cuando descubrimos nuestras destrezas físicas, mentales o de relacionamiento, ello contribuye a nuestra confianza y seguridad, lo que a su vez nos permite explorar otras habilidades y aprovechar las oportunidades que están a nuestro alcance y dar una valoración objetiva a las cosas que están fuera de nuestro control.

8


La percepción propia implica conocerse, hacerse responsable de la salud física y mental, cuidar el cuerpo, y hacerse cargo de las emociones, valores, creencias, decisiones, derechos y oportunidades. La adecuada autoestima supone una evaluación objetiva, real, optimista, creativa y propositiva de las características propias, y plantea el cumplimiento de los siguientes puntos: Libertad para expresarse, ser escuchado y tomado en cuenta. Respetar su propia vida y la de los demás. Tener buena opinión de sí mismo. Sentir confianza en nuestro valor como persona. Mantener una actitud positiva. Estar satisfecho consigo mismo la mayor parte del tiempo. Plantearse objetivos superadores y realistas.

Recursos didácticos: Fáciles actividades para un autoconocimiento revelador: https://www.youtube.com/watch?v=CQBbfQ-NWSs ¿Quién soy?: ¿Qué significa hacernos esta pregunta? | Gabriel Pereyra https://www.youtube.com/watch?v=9l0lJ_7N_Vc Ratón en venta - https://www.youtube.com/watch?v=XxvLDL8Smck

9


SESIÓN 1 CONOCIÉNDOME Momento 1 – Bienvenida, motivación, presentación de la sesión del día, acuerdos de convivencia (5 minutos) Autoconocernos implica conocer mejor nuestro carácter. Conocernos implica reconocer lo que nos gusta y nos disgusta en igual medida. Identificar nuestro estado de ánimo actual. Diferenciar estados de ánimo que generan bienestar y malestar. Relacionar diferentes actitudes y reacciones saludables en respuesta a lo que nos genera bienestar o malestar. Momento 2 – Contextualización Intencionalidad (10 minutos)

Explicitar que son las habilidades para la vida según la OMS. Profundizar en lo que es autoconocimiento. Autoconocernos implica conocer mejor nuestro carácter. Conocernos implica reconocer lo que nos gusta y nos disgusta en igual medida. Solicitar la retroalimentación de los estudiantes. Promover la participación de parte de los estudiantes para que cada uno responda a la pregunta “¿Quién soy?” quién quiero ser y cómo actúo para llegar a ser lo que quiero ser. Esta dinámica puede complementarse con una cuarta pregunta, ¿cómo me ven los demás?

Momento 3 – Lúdico Personal (15 minutos)

Pedir a cada estudiante que realice la siguiente actividad: Tomar papel y lápiz y trazar dos columnas, en la primera anotar todo aquello que te hace sentir bien y todo aquello que te hace sentir mal. Gustos: revisar los momentos más felices y anotar todo aquello que te hace reír, lo que te emociona, todo lo que despierta tus sentidos: colores, sabores, aromas, texturas e incluso sentimientos. Disgustos: examina aquellas circunstancias que te entristecen o te enojan. Luego pedir a cada estudiante que guarde para si sus apuntes, aclarando que no es necesario que comparta sus reflexiones.

10


Grupal Estrategias: Mapa conceptual (40 minutos)

Pedir a los estudiantes que conformen grupos pequeños de 3-4 integrantes para reflexionar sobre las diferentes formas en las cuales las personas reaccionamos cuando estamos muy contentos o muy enojados y en consecuencia, determinar en forma conjunta cuáles de esas reacciones son saludables y cuales no saludables. Para realizar la actividad, se procederá a realizar la siguiente dinámica: Pedir a un integrante del grupo, que anote todo lo observado para exponerlo en la plenaria. Pedir a los participantes que formen un círculo cerrado y que una persona (P1) se pare en el centro del círculo y cierre los ojos, dé un par de vueltas sobre su propio eje y luego de parar extienda uno de sus brazos apuntando hacia cualquier punto del círculo, manteniendo aún los ojos cerrados para seleccionar a otro participante (P2) quien luego lo va a suplir en sus funciones. Todos los miembros del grupo que conforman el círculo que fueron señalados deben suplir – cada uno en su turno - al P1 que está parado en el centro con los ojos cerrados. Cuando el P2 es seleccionado debe pasar al centro y empezando con su tarea de mencionar una emoción que le hace sentir bien (ej. orgullo, alegría, etc.) y otra que le hace sentir mal (ej. culpa, vergüenza, tristeza, etc.) para luego proceder de nuevo a cerrar los ojos, dar una vuelta y seleccionar al siguiente participante, hasta cubrir el número total de miembros del grupo. Con cada recambio de participante, el que reemplaza (P2) al que lo seleccionó (P1) debe responder cómo suele reaccionar (con pensamientos, palabras y acciones) a las emociones – positivas y negativas – que compartió la persona seleccionada.

En plenaria (15 minutos)

Pasado el tiempo acordado, cada grupo expone sus conclusiones. Solicitar a los estudiantes que a su turno, cada uno resalte aquellas oportunidades de crecimiento personal que los participantes han identificado al compartir sus vivencias con sus pares. Analizar qué oportunidades los participantes encuentran para realizar campañas de prevención de adicciones que estén vinculadas a reacciones negativas propias de las personas cuando están muy felices o tristes.

Momento 4 – Retroalimentación Conclusión (5 minutos)

Una vez que cada uno de los estudiantes ha compartido su experiencia, se puede proceder a realizar una reflexión acerca de los desafíos personales que cada uno debe superar para autoconocerse. Una persona puede afrontar los problemas, las dificultades y los conflictos como oportunidades valiosas para conocerse mejor y para fortalecer los aspectos de su personalidad o para emprender cambios importantes en su vida.

11


SESIÓN 2 VALORANDO LO QUE TENGO Momento 1 – Bienvenida, motivación, presentación de la sesión del día, acuerdos de convivencia (5 minutos) Desarrollar el autoconocimiento, practicar habilidades para la vida. Fortalecer sentimientos positivos en los participantes a través del reforzamiento grupal. Momento 2 – Contextualización Intencionalidad (5 minutos)

Fortalecer la autoestima de cada participante a través de sentimientos positivos Mostrar emociones y sentimientos de manera asertiva. Reforzar positivamente a otras personas de manera verbal y física. Mejorar la autoestima colectiva.

Momento 3 – Lúdico Personal (10 minutos)

Pedir a cada estudiante: Hacer un inventario de sus recursos personales y sociales, particularmente con los que cuenta en los momentos de adversidad. Ejemplos: “Yo tengo personas en quienes confío” “Yo soy una persona feliz cuando ayudó a los demás” “Yo puedo hablar sobre las cosas que me inquietan o me asustan” etc. Estas categorías permiten describir diversos elementos claves en la construcción del autoconocimiento, como la autoestima, la confianza en uno mismo y la autonomía. Yo soy…. Yo tengo… Yo estoy… Yo puedo….

12


En Grupo Estrategia: Juego de roles (30 minutos)

Realizar la dinámica “Presenta tu compañero”, en la cual los participantes se ubican en un círculo y se forman parejas según este sentados, se dan 5 minutos para que las parejas conversen y se cuenten aquello que consideran más importante para definirse como persona. A continuación cada participante será el encargado de presentar al grupo a su compañero de acuerdo a la conversación obtenida.

13


Bibliografía BID. (2017). Aprender mejor: políticas públicas para el desarrollo de habilidades. Washington: BID. Mantilla Castellanos, L., Chahín Pinzon, I., & Herrera Patiño, G. (2013). Habilidades para la Vida. Bilbao: EDEX. Organización Panamericana de la Salud . (2001). Enfoque de habilidades para la vida para un desarrollo saludable de niños y adolescentes. Washington: OPS.

14


APRENDIZAJES SIGNIFICATIVOS VINCULADOS A LA TRANSICIÓN DE LA ESCUELA AL TRABAJO MATERIAL DE APOYO DOCENTE

1 autoconocimiento (2)  
1 autoconocimiento (2)  
Advertisement