Page 1

COLEGIO de ARQUITECTOS de VENEZUELA

Bs.F. 50,00

59


4

Editorial

Agradezco al Comité Editorial de la REVISTA CAV la deferencia de permitirme redactar el Editorial de la Edición 59. (Debe haber sido por la coincidencia del N° de la Revista con mis años de existencia). Como Presidente del CAV debo expresar mi satisfacción con el éxito editorial que ha significado esta revista al convertirse en la más esperada en el sector pese a las muchas publicaciones que tratan el tema de la arquitectura. Sin duda, la diversidad temática y la seriedad de sus contenidos, la posicionan en el ambiente de manera muy favorable. Evidencia de esto lo podemos comprobar en este nuevo número con tres particulares entrevistas: el Lic. Yimmi Castillo, muy acertadamente, mantiene una fluida conversación con el Arq. Ignacio Cardona para adentrarse en el espacio urbano y reflexionar sobre lo que pasa o debiera ocurrir en él, para que los ciudadanos obtengan una mayor calidad de vida. Por su parte el Arq. Víctor Sánchez Taffur logra un interesante intercambio con un ARQUITECTO DE SIEMPRE, el polémico y controversial Oscar Tenreiro. En otro contexto Mitchele Vidal, Vocal de la Directiva del CAV, conversa afablemente con una irreverente creadora: la artista Dalia Ferreira. En ese natural y deseado acercamiento que debiese tener la Academia con el gremio, el Decano de la FAUUCV, Arq. Guillermo Barrios, nos abre las puertas de nuestra facultad para que conozcamos las diferentes tendencias que sobre arquitectura manejan las distintas Unidades Docentes para la formación de los futuros arquitectos. Esperamos que los grupos de docentes que laboran en las Unidades entiendan y puedan hacer entender a sus pupilos la trascendencia del gremio para un efectivo y respetado ejercicio profesional. En una sección de máxima actualidad, ECO-ARQUITECTURA, tenemos la posibilidad de conocer en detalle el proyecto de la Compactadora de Basura para el Municipio Baruta elaborado por el Arq. Odoardo Rodríguez. Y en nuestra sección ARQUITECTURA VERDE hablaremos de la Certificación LEED y la nueva visión de la arquitectura sustentable, comentado por la Arq. Inés Casanova. Nos acompaña también nuestra empresa aliada Masisa, que recientemente obtuvo el Aval de Calidad del Colegio de Arquitectos de Venezuela, certificación que la distingue como una empresa preocupada por garantizar la calidad de sus productos y servicios para el gremio de arquitectos. El Arq. Tomás Pérez Calderón, Gerente General del CAV, nos comenta acerca de las características de esta certificación, de la que esperamos más empresas la obtengan. Conjuntamente con nuestros aliados en PRODUCTOS Y SERVICIOS, Fernando Quevedo nos presenta la especialidad en Maquetas de su empresa. Daremos un singular paseo de encuentros con personalidades para vislumbrar en nuestro REPORTAJE ESPECIAL vislumbrar el perfil del nuevo arquitecto que ha de requerir Venezuela en su reconstrucción. Ligado a esto, muy pertinente, la periodista Roxanys Paredes aborda el tema de la RESPONSABILIDAD SOCIAL en Arquitectura. Y la Arq.Mari Carmen Sánchez nos abre las páginas de una guía para recorrer a Caracas en 100 pasos. Presentamos en nuestro No 59, nuevas secciones; HISTORIA, un recorrido fotográfico de Caracas en distintas épocas, el cual se presentará en cuatro entregas de la Arq. Carola Bravo. VIDA UNIVERSITARIA: La periodista Dalia Gutiérrez nos aporta un especial artículo sobre la celebración de los 40 años de existencia de la carrera de Arquitectura en la Universidad Simón Bolívar. OBJETOS Y MUEBLES, como complemento de los espacios, la periodista Elina Pérez Urbaneja nos refleja el posicionamiento del diseño industrial y del mobiliario en Venezuela. Debemos sentirnos como gremio muy orgullosos de esta nueva presencia de la Revista CAV en su número 59, crecida en calidad, en número de secciones y por supuesto en número de lectores. REVISTA CAV: UN MEDIO DE COMUNICACIÓN QUE REITERA QUE EL CAV AHORA SÍ OCUPA SU ESPACIO. Un cordial saludo Arq. Octavio De Lamo (CAV #1440)


COLEGIO de ARQUITECTOS de VENEZUELA

59

Bs.F. 50,00

Revista CAV 59 JUNTA DIRECTIVA DEL COLEGIO DE ARQUITECTOS DE VENEZUELA 2010 – 2012

Nota de agradecimiento

La Junta Directiva del CAV agradece la colaboración prestada a todas las personas, instituciones y empresas que permitieron la realización de esta edición.

Directora

Arq. María Gabriela Bermúdez Correctora de Estilo

Pilar Mengod Diseñador Gráfico

Presidente

Guillermo Salas

Arq. Octavio De Lamo Chacón

Gerente de Comercialización

1º Vice-Presidente

María Eugenia Bermúdez

Arq. Omar Enrique Seijas Arteaga

Ejecutivos de Comercialización

2º Vice-Presidente

Arq. Odoardo Rodríguez Carías Secretario General

Arq. Ramón Alberto Ecarri Llobet Tesorera

Arq. Miguelina Falotico 1º Vocal

Arq. Mitchele Vidal 2º Vocal

Arq. Eduardo Agelvis 3º Vocal

Arq. Alejandro Borges 4º Vocal

Arq. Luz María Charlita de Sanz 5º Vocal

Periodistas y Colaboradores en orden alfabético

Arq. Alvaro Rodríguez Arq. Carola Bravo Arq. Guillermo Barrios Arq. Gustavo Balbi Arq. Henry Vicente Arq. Inés Casanova Arq. Luis E. Marín Arq. Mari Carmen Sánchez Arq. Mitchele Vidal

Coordinación Biblioteca

Comercialización Página Web CAV

Arq. Dilia Silva Alicia Peña

Arq. Luis Fornéz ventas@cav.org.ve Telf: 0212 7617941

Web Master y Redes Sociales

www.cav.org.ve

Secretaria

Arq. Odoardo Rodríguez Arq. Tomás Pérez Calderón Arq. Víctor Sánchez Taffur Lic. Antonella Fonseca Lic. Dalia Gutiérrez Lic. Elina Pérez Urbaneja Lic. Roxanys Paredes Lic. Yimmi Castillo

Gerente de Comercialización

Arq. Tomás Pérez Calderón

Gerente General

El contenido de los artículos es de exclusiva responsabilidad de los autores que lo firman.

María Eugenia Quintero Arq. Tomás Pérez Calderón Arq. Antonio Maione

María Eugenia Bermúdez ventasrevistacav@gmail.com Tlf. 0212 991 8456 Móvil: 0424 2258429

Arq. Carlos Sierra

Nota

Arq. Luis Fornéz @revistacav @cavorgve

COMITÉ EDITORIAL Arq. Omar Seijas Arteaga Arq. Mari Carmen Sánchez Arq. Tomás Pérez Calderón Arq. Mitchele Vidal

colegio de arquitectos de venezuela

Colegio de Arquitectos de Venezuela C.C. Casa Mall en Los Naranjos, El Cafetal, Caracas, Venezuela Teléfonos: +58 212 988 1331 - 988 1361 Revista CAV Av. Orinoco, Edif. Elkano, piso 1, oficina 3, Las Mercedes Caracas, Venezuela Telefono: 0212 9918456 E-mail: revistacav@gmail.com Depósito Legal: pp.198502DC3639

Prohibida la reproducción total o parcial de esta revista o alguno de sus contenidos sin previa autorización por escrito por parte del Colegio de Arquitectos de Venezuela. Todos los Derechos Reservados.

Fé de Erratas de la edición 58: En los artículos: Parque Central 30 años después y Entrevista al Arq. Daniel Shaw ambos escritos por el Arq. Henrique Vera las imágenes tienen los siguientes créditos: Fuente de las imágenes tomadas de las revistas CAV 33, CAV 34, CAV 35, CAV 37 y Revista Espacio, fotos tomadas por Richard Torres. Foto portada: Richard Torres. Intervención gráfica: Guillermo Salas. Artes Integradas a la Arquitectura por la Arq. Blanca Rivero. Fotografía Alejandro Solé. Avenida Victoria por Arq. Henry Vicente. Fotografías cortesía de la Fundación para la Memoria Urbana y Jean Herrera. Barrio El Carmen por Benjamín Gafaro. Fotografía y dibujos cortesía de Carola Bravo. Premio Pritzker Arq. Eduardo Souto de Moura. Fotografías cortesía de Organización Premio Pritzker Petare llegó a París por la Lic. María Fernanda González. Fotos cortesía de los Arq. César Silva y Hugo Chauwi


SISTEMAS FREZZA C.A Avenida Francisco de Miranda, Centro Seguros La Paz, Piso 3, OďŹ cina E-31-E, La California Norte, Caracas 1070. VENEZUELA Tel +58 212 234 6077 Fax +58 212 237 9153 info@sistemasfrezza.com www.frezza.com


CON TE NI DO

Arquitectos de siempre Oscar Tenreiro Degwitz (1939) ARQ. VÍCTOR SÁNCHEZ TAFFUR

Arquitectos de ahora Arquitecto Ignacio Cardona. Militante del espacio público LIC. YIMMY CASTILLO

Arte y Arquitectura Dalia Ferreira, distopía en píxeles ARQ. MITCHELE VIDAL

Desde la Academia Salida de emergencia. Ejercicios en la FAU sobre el tema del refugio ARQ. GUILLERMO BARRIOS

Productos y servicios para arquitectos “Un render jamás sustituirá una maqueta” Eco-Arquitectura Proyecto: Compactadora de basura ARQ. ODOARDO RODRÍGUEZ

Eventos ¡Dibuja Caracas! ARQ. MITCHELE VIDAL

Responsabilidad Social Construcción sostenible implica retos y desafíos LIC. ROXANYS PAREDES RIVAS

Desde la Academia Todos a favor de reforzar la carrera de arquitectura en la USB LIC. DALIA GUTIÉRREZ

Memorial Memoria de Arthur Kahn ARQ. HENRY VICENTE

Qué dicen nuestros aliados Masisa apuesta por los nogales

CAV avala productos Masisa Green ¿...Y qué pasó con las certificaciones verdes para edificaciones en Venezuela? ARQ. INÉS CASANOVA

Crónica especial El CAV y el WTC ARQ. EUGENIO MIKOLJI

Eventualmente TEDX Una familia que crece en Venezuela ARQ. LUIS E. MARÍN

Opinión Una mirada al “Nuevo Arquitecto” LIC. ANTONELLA FONSECA

Qué dice el CAV Qué significa el aval del Colegio de Arquitectos de Venezuela ARQ. TOMÁS PÉREZ CALDERÓN

Síguele la pista Caracas en 100 pasos. Guía de Arquitectura ARQ. MARI CARMEN SÁNCHEZ ARQ. MARÍA PAULA RAMÍREZ

Humor ARQ. ODOARDO RODRÍGUEZ

10 24 34 38 42 48 54 58 60 64 70 72 74 80 82 86 88 89 92


Arquitectos de siempre

Entrevista a

OSCAR

Tenreiro Degwi g tz Premio Nacional de Arquitectura

2002 - 2003

( 1939 )


11 Oscar Tenreiro Degwitz nace en Caracas en el año 1939. Fue un

reconocido docente y es un profesional de larga trayectoria en el país, aspectos que seguramente fueron claves al momento de otorgarle el Premio Nacional de Arquitectura (2002-2003). Tenreiro es un hombre crítico e inconformista, de reflexiones y de ideas firmes, compartidas por unos y adversadas por otros. Su postura y su visión del entorno nacional, desde y hacia la arquitectura, han sido determinantes en su manera de entender, enseñar y proyectar en nuestra geografía. No deja de ser significativo que cuente con una serie de proyectos, muchos de ellos de carácter público, que no han logrado construirse dignamente o al menos terminarse. Tal es el caso de la Plaza Bicentenario (1981-86), el Teatro del Oeste (1981), el Teatro de Ciudad Bolívar (1991) o, por ejemplo, el Gimnasio Cubierto y el Centro Integral de Atención al Atleta (2002-03) en Cojedes, entre algunos otros. En el ámbito privado son conocidas sus exploraciones sobre una primera serie de casas para la venta a mediados de los años ochenta o, incluso, en su casa particular en el Alto Hatillo (1965). En esta última, destacan los sucesivos ajustes y recientemente la culminación de una nueva vivienda aledaña (2010). La construcción del Ambulatorio del Barrio Las Minas en Baruta (2007) y, en la actualidad, de las Escuelas Públicas de la Gobernación de Miranda, podrían considerarse de las obras más significativas y completas de su reciente trabajo. Hoy, Oscar Tenreiro se mantiene activo investigando, participando como invitado en conversatorios y charlas, escribiendo en prensa, para publicaciones internacionales y ejerciendo la arquitectura, pero sobre todo realizando proyectos en los que siente que ha alcanzado un mayor grado de madurez y control. Nos atendió en su casa y allí, frente al jardín, conversamos

sobre diferentes aspectos relacionados con su origen, su formación, su docencia, el gremio y por supuesto la profesión. Sin embargo, y ante la cantidad de temas que se asoman en cada respuesta, con toda seguridad, se necesitarían unas cuantas páginas más para desarrollar y profundizar sobre su vida y obra. Hay una frase muy interesante del escritor francés Pascual Quignard que habla de lo que uno es pero también de dónde viene: “Nadie salta por encima de su sombra. Nadie salta por encima del origen” ¿Nos podrías comentar cuál es tu ascendencia? Mi padre, Jesús Tenreiro, era hijo de Lorenzo Tenreiro, un abogado cubano de origen gallego que, luego de las crisis que hubo a raíz de la guerra de España y Estados Unidos en Cuba, se vino a Venezuela a fines del siglo pasado. El apellido Tenreiro es de origen gallego, existe también en Cuba y en Brasil, donde incluso se le da gran valor y recuerda a un gran artesano y diseñador de muebles en Sao Paulo que se llamaba Joaquín Tenreiro. El viejo Lorenzo se vino a Venezuela y se casó con una mujer venezolana muy joven que se llamaba Julia Francia y tuvieron siete hijos. Mi madre se llamaba Cecilia Degwitz y provenía de una familia de origen alemán, radicada en Valencia (Venezuela), con una buena situación económica. Mi padre y mi madre eran muy venezolanos los dos. Eran de ese tipo de personas que asimilan una cierta sicología y un modo de ser de este país de manera muy natural. Yo soy el cuarto de cinco hijos, el mayor era mi hermano Jesús, arquitecto también. Vivimos un tiempo largo en Maracay porque mi padre trabajó mucho en La Victoria. Cuando tenía trece años nos vinimos para Caracas.

Ampliacion nueva vivienda. Anexo Casa del Arquitecto

Entrevista realizada por: Arq. Víctor Sánchez Taffur Caracas, 12 de noviembre de 2011 Sábado 9:00 am Casa Oscar Tenreiro


12

Vista aérea de tres implantaciones de Escuelas Públicas de la Gobernación de Miranda 2010-2011 Vistas interior y exterior de Escuela Pública de la Gobernación de Miranda


13

¿De no ser arquitecto que otra profesión u oficio piensas que te hubiera interesado? Como soy muy argumentativo no aceptaba lo que se me trataba de imponer desde que era niño. Prefería discutir para defenderme, y me decían que debía ser abogado, pero yo creo que hubiera sido un pésimo abogado. En algún momento de mi vida adolescente pensé en hacerme sacerdote, impulsado por motivos de carácter personal o místico, aunque quizá sea un poco exagerado usar ese término. En un momento dado, apareció la arquitectura en la familia por mi hermano Jesús. Me conecté con eso de una manera muy particular, con muchas dudas. Pero puedo decir que nunca tuve una inclinación hacia otra profesión, salvo mi amor intenso al mar y a la observación submarina que fue mi gran pasión adolescente. ¿Cómo era el ambiente y el perfil del estudiante de la FAU cuando estudiabas arquitectura? En un porcentaje altísimo se trataba de gente que había caído allí por diversas razones, como pasa ahora. En mi caso, fue instrumental la presencia de mi hermano Jesús en la Facultad. En el caso de otros compañeros hubo situaciones similares, otros venían de ingeniería, etc. Creo que el ambiente que pudiéramos llamar “intelectual” de esos sectores jóvenes de entonces era bastante superficial, no era de mucha profundidad. Se trataba de un grupo de adolescentes sin muchas orientaciones, que se conectaban o no con lo que se pretendía enseñarnos y que en algunos casos pasaron tangencialmente mientras que otros se engancharon con el mundo de la arquitectura. Había una cosa que tal vez sí es distinta en relación a la generación actual, y es que la arquitectura en aquella época se veía muy ligada al mundo del arte, por lo que las preocupaciones en torno a él en ese momento eran importantes, eran fuertes. La revista Arquitectura Viva una vez publicó un texto de Souto de Moura que hacía referencia a Távora y Cendrars y

decía lo siguiente: “El gran maestro es aquel que comparte sus problemas con sus discípulos. Es humilde en su ignorancia y por eso, tal vez por eso, se disponía a ayudar a quienes también le queríamos ayudar, los alumnos. A Távora le gustaba ser profesor. En las aulas, entre nosotros, el poder de la palabra era él mismo y lo que nos separaba era “el tiempo”, el lastre adquirido, el “oficio”. Como Cendrars, Távora decía que el único maestro, el único modelo, era la propia vida” ¿Crees en la relación maestro-discípulo durante la formación académica? Sí creo en ella. Por cierto, y en un tono más anecdótico: conocí a Távora. Tuve contacto con él dos veces en ocasiones distintas en España, y era una persona muy sencilla y muy humana. Siempre recuerdo una vez que me dijo con mucha gracia, que su hijo arquitecto que trabajaba con él, le decía: “Ay papá tú no sabes nada de eso” y él se reía de esa actitud juvenil que cuestionaba al más viejo. Por otra parte recuerdo, también su referencia conmovedora, en una charla sobre algunos momentos de su vida, como por ejemplo: cuando visitó la tumba de Frank Lloyd Wright. Era del tipo de personas que tienen una relación muy fuerte con la vida y a la vez con la profesión, personas que marcan mucho a un estudiante. Yo me considero deudor de Charles Ventrillón, que no era profesor de arquitectura sino de dibujo. Él me conectó con el mundo de mi expresión personal, porque yo me sentía muy cohibido en cuanto a las posibilidades que tenía. No dibujaba como mi hermano Jesús, que era un extraordinario dibujante, yo no lo hacía tan bien. Este hombre me liberó. Pero también nos hablaba de la vida y sobre todo del arte, de ese mundo un poco indefinido y para el que no se sabe bien si necesita una preparación o no. No siempre el maestro está en tu profesión. Un caso muy interesante es el de L’Eplattenier y Le Corbusier. Por otro lado, Villanueva llamado por muchos “el maestro Villanueva”, pese a su cordialidad, era un hombre sumamente distante. No era una persona como la que describe Souto de Moura allí, él estaba muy lejos de eso.


14 Eres actualmente profesor jubilado de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela ¿Cuánto tiempo ejerciste la docencia? Treinta y tantos años, como treinta y tres o treinta y cuatro años. Parte de tu vida como docente la dedicaste a buscar una manera de enseñar muy particular. Sería interesante conocer sobre esa experiencia: ¿Con qué idea y quiénes fundaron el Taller Firminy? Lo fundé a raíz de mi empeño en establecer una relación instrumental para la enseñanza con la obra de los maestros, con el Olimpo del mundo de la arquitectura de entonces. En algunos textos he hablado de una especie de “cuaternidad” integrada por Aalto, Mies, Corbu y Frank Lloyd Wright, personajes de generaciones diferentes y con características distintas. Frank Lloyd Wright fue el gran arquitecto americano, insisto en eso, porque más allá de su visión norteamericana, fue el arquitecto de América, del Norte, del Sur y del Centro, en virtud de su modo de afrontar la disciplina. Y el legado de Mies parecía estar dirigido específicamente a los Estados Unidos. Aalto, ahora lo veo mucho más claro, era una persona de más o menos la edad de Villanueva, que tuvo un desarrollo ligado a una libertad que venía de su formación cultural, de su origen finlandés, con una visión del diseño y del tema espacial muy libre de dogmas, análoga a la de Villanueva. Pero eran personajes culturalmente un tanto lejanos. Sin embargo, el aporte que en mí tuvo la resonancia más profunda fue el de Le Corbusier, una figura con una importancia central. Aparte de su aproximación a la arquitectura, que abrió muchas puertas a un desarrollo libre, fue un artista, un humanista de pensamiento denso y profundo y un gran intelectual. Es interesante darse cuenta cómo, ahora, tantos años después de su muerte, se empieza a redescubrirlo luego de haber pasado por un período posmodernista, que en los años setenta, pretendió desconocer su valor. En un momento dado quise traer a Venezuela la exposición sobre la iglesia de Firminy, hoy felizmente terminada, en tiempos en los que se buscaban fondos para ello. Me enteré y me conecté con José Oubrerie, trajimos la exposición, e hicimos todo un trabajo de preparación que fue el origen del Taller Firminy. ¿Cuánto duró ese proyecto académico y por qué piensas que no ha sido heredado? Funcionó en la FAU durante casi veinte años. Creo que no ha sido heredado por razones de carácter ético. Si tú asocias lo que haces a una cierta visión y un proceder marcado por una moral y ésta se archiva, estás desechando lo fundamental. Una de las cosas más interesantes de la herencia de Le Corbusier fue precisamente ese trasfondo ético, esa idea de que la arquitectura es un instrumento y no una mercancía. Hoy en día la arquitectura es una mercancía, lo evidencian los Calatrava, los Gehry o las Hadid, por más que se les valore o se les den premios. Como yo creo que el esfuerzo del Taller Firminy estuvo conectado con una ética, en el momento en que se le quita eso ya no tiene sentido. En ciertas oportunidades me encuentro con alum-

nos que me dicen que recuerdan mucho el taller, y pienso que está muy bien pero lo que quisiera ver es gente luchando por la arquitectura. No me interesa ver gente recordando sino luchando por hacer arquitectura. No hay mucha gente así hoy en día en Venezuela. ¿Te parece que el planteamiento de unidades docentes tiene vigencia en la actualidad? La vigencia que le veo todavía, y que defiendo, es la de la autonomía. Me comentabas hace un rato que te llamaba la atención que cuando tú proponías cambios sobre algún hábito docente, en ciertos casos, se te decía que había que esperar, que no era tan sencillo o que no era lo correcto o que, por ejemplo, cuando se planteó el curso de Jesús Tenreiro se te advirtió que existía el peligro de que se convirtiera en un curso monográfico. Tú me decías: “¿y qué pasa con eso?”. Precisamente “¿y qué?” ¿Acaso un curso monográfico sobre Jesús Tenreiro no es enseñanza porque lo decide un coordinador o una autoridad académica? En el fondo, un curso monográfico sobre un arquitecto bueno, o incluso sobre uno menos bueno, puede ser un medio fantástico para estimular a un estudiante. Tú tienes que tener esa libertad como profesor y eso me parece que lo dan las unidades docentes. Hasta cierto punto, por supuesto. ¿No te parece que, desde ciertos espacios académicos, se ha transmitido al estudiante una falsa idea de que la arquitectura es producida por “seres inalcanzables” y quizá hasta arrogantes? Esa es la visión actual de los arquitectos. Y las grandes personas de la historia no son personas intocables. Yo llamé una vez a Kahn por teléfono en Filadelfia, me atendió su mujer y le pasó el teléfono a él. Le dije que quería verlo y contestó que pasara al día siguiente por su oficina, de la manera más natural y sencilla. Tuve una conversación fantástica con él o, más bien, lo escuché atentamente. Hoy los arquitectos viajan en jet privado, como Foster que debe tener hasta guardaespaldas, aparte de sus tres mil empleados distribuidos en todas partes del mundo. Esa “inflazón” está ligada a la crisis de la economía mundial. Acabo de leer hoy un artículo sobre la Ciudad de la Cultura de Galicia de Eisenman, una arquitectura megalomaníaca y absurda, que dice que no hallan qué hacer con este edificio. Algo harán porque es un país serio, no van a actuar como lo ha hecho Venezuela donde el Palacio de Justicia de Carlos Gómez De Llarena ha estado abandonado desde hace treinta años. Los gallegos tendrán que cargar con su Ciudad de la Cultura. Pero lo que nos debería interesar de estas experiencias es su insensatez, alimentada por una visión equivocada de la arquitectura. Hoy en día, Arquitectura es una de las carreras con más demandas en el país. Tanto en la institución pública como privada, se mantienen los programas de formación de hace décadas. La calle afuera se mueve muy distinto ¿Cómo enseñarías hoy arquitectura?


15 Siempre pensé que la enseñanza de la arquitectura debe tener una relación muy estrecha con el mundo real, en el sentido de ampliar el marco de lo posible. Eso implica conocer el sitio, conocer el lugar y lo que se hace, sus posibilidades. Las limitaciones tecnológicas que hay actualmente en la industria de la construcción en Venezuela son fenomenales. Se superan a duras penas en el mundo privado y muy poco en el mundo de lo público, gracias a situaciones coyunturales, pero estamos atrasadísimos. Los métodos de construcción aquí son primitivos, vas a una obra y eso parece un campo de batalla: sucia, llena de basura y escombros. Se trabaja en condiciones peores a lo que se hacía cuando se realizó la Ciudad Universitaria, hace cincuenta años. Venezuela es un país enormemente atrasado y nosotros los venezolanos tenemos que terminar de entenderlo para recuperarnos. Por supuesto que hay muchas razones para que esto sea así pero no nos va a ayudar ver revistas de arquitectura llenas de propaganda que muestran viviendas de lujo. Tampoco estar enterados de la última moda en Venecia que se vende aquí. Por eso creo que hay que conectarse con la realidad, con lo que existe, para mejorarlo y para ampliarlo. Mi visión en el Taller Firminy siempre fue esa. No creo en la imitación de una cierta arquitectura de éxito obsesionada por una “vestidura” adaptada a los tiempos. Lo peor es que buena parte de lo que se hace en la FAU, que es la facultad que conozco más, está en esa línea. Se escucha con frecuencia que mucha gente joven que emigra, luego de haberse formado en el país, tiene éxito profesional afuera ¿Nuestro problema de fondo es necesariamente la Academia o es el entorno nacional que recibe a esos egresados? Creo que es el entorno nacional y no la academia, porque allí siempre hay nichos y la clave es encontrar el tuyo. Hay estudiantes que se las ingenian por encontrarlo y consiguen estímulo. Tu experiencia en la Universidad José María Vargas fue así, tú creaste un nicho y ese nicho tiene vigencia y tuvo sentido y así se pueden lograr niveles buenos de eficiencia y madurez. Es curioso pero las soluciones de todos nuestros problemas no están fuera, están entre nosotros porque tenemos las condiciones. Nuestro entorno, lo repito, es atrasado, el medio está muy limitado por las condiciones en que se da el ejercicio, hay muy escasa producción. Así se hace muy difícil sistematizar y sacar conclusiones para ir sumando experiencia. Por un lado, la arquitectura privada está dirigida a un sector de alto costo manejado a base de amistades, influencias y afinidades. Por el otro lado, existe un sector público excluyente y lleno de inconvenientes. Hoy, hay muy poco espacio para hacer. Jesús Tenreiro una vez en un foro comentaba que “La Ciudad Universitaria carece de habitantes, tiene usuarios y esa horrenda palabra significa usar algo y desecharlo”. Si te tocara proponer un plan de rescate para la Ciudad Universi-

taria de Caracas (Patrimonio de la Humidad) ¿Cuáles serían los aspectos a considerar? Jesús era muy amigo de frases tajantes sobre las cosas, que no necesariamente encerraban toda la verdad. También podríamos verlo de una manera diferente: las universidades tienen el problema de que la gran mayoría de sus habitantes son estudiantes que pasan por ella. Una universidad que es hoy de una cierta manera, dentro de cinco años es muy distinta. Es como El Río de Heráclito, uno nunca va a la misma facultad de arquitectura porque ese río está siempre moviéndose. Los que permanecen son los funcionarios, que son los más permanentes, junto a los profesores que sin embargo tampoco lo son. En realidad una institución educativa siempre carece, en cierta medida, de habitantes. Es decir, ese no es un problema único de la Ciudad Universitaria de Caracas. Ahora, si yo tuviera que rescatarla ¿qué haría con ella?: Restaurarla, por supuesto, hacerle lo que se tiene que hacer para mantenerla y mejorarla. Porque aparte de que no ha habido dinero, ha prevalecido un temor religioso a tocarla, como que si la arquitectura de Villanueva fuera intocable. Pero hay que hacer cosas, muchas cosas, para hacerla más utilizable, más viva. Creo, por otra parte, que está en un estado lamentable.


16 Hay gente que utiliza la Ciudad Universitaria los domingos, van al Aula Magna, pasean, etc. ¿No te parece que, por tratarse de un recinto claramente urbano, son posibles nuevos usos como cafés, alguna galería o un parque, ferias itinerantes, etc. que la activen y la hagan más segura los fines de semana? Sí podría ser y creo que eso estaba, en cierto modo, en la visión de Villanueva. La zona de la Plaza Cubierta es un lugar de acceso libre donde podría ir uno perfectamente los domingos, como dices, con los niños y pudieran disfrutar de esos patios y de los jardines. Lo que sucede es que cualquier cosa que quisiera hacerse en la Ciudad Universitaria, en el actual contexto, es imposible porque en los tiempos actuales estamos marcados por la parálisis. Se intenta siempre frenar todas las intenciones de hacer. Y por otro lado, se pretende hacer cosas a la fuerza evitando todo debate y todo examen, como está pasando ahora con el Museo de la Arquitectura. Quizá se echa de menos que, en el grueso de tus textos, no se hable de los valores de la arquitectura nacional más joven ¿consideras que no los hay? ¿No hay generación de relevo? No, sí pienso que la hay. Lo que sucede es que no he querido convertirme en un cronista. Tampoco me ha gustado la idea de ejercer como crítico. Lo hago en relación a figuras muy establecidas, sobre todo del exterior, buscando encauzar las preferencias de la gente más joven, que vean con un sentido más crítico la arquitectura del espectáculo. Eso me interesa mucho. Ahora, valorar, hacer notar lo que hace la gente más joven de aquí, no Vista interior. Ambulatorio del Barrio Las Minas. Baruta 2007 Vista exterior. Ambulatorio del Barrio Las Minas. Baruta 2007 Página siguiente

Vista nocturna. Ambulatorio del Barrio Las Minas. Baruta 2007 Página anterior

Vista interior. Ambulatorio del Barrio Las Minas. Baruta 2007 Páginas 18 y 19

Escuela de Tapipa Página 21

Vista de los jardines Casa del Arquitecto 1965


17 me atrae como ejercicio intelectual ni creo que soy el indicado para hacerlo. Pero creo que sí hay generación de relevo y muy buenos arquitectos jóvenes y menos jóvenes que tienen muy pocas oportunidades de trabajo. Ahora bien, no creo que la generación de relevo se exprese en los resultados del concurso de Abreu para las orquestas en Quebrada Honda. Tanto el primer premio como todas las menciones son trabajos muy flojos, con alguna excepción. Esa no es la generación de relevo, sin duda. Desde tiempos de la Sociedad Venezolana de Arquitectos las cosas no han cuajado. Pareciera que ninguna generación ha sido capaz de sentar las bases para un cambio trascendental. Ustedes no recogieron de su pasado y, hoy, nosotros tampoco heredamos nada concreto ¿Qué ha pasado con el aporte al gremio por parte de los arquitectos? Ese es un tema muy difícil porque los arquitectos tendemos siempre a ser muy negativos con respecto al gremio. Cuando se habla de “los otros” arquitectos somos muy destructivos, creemos que vamos mejor solos que acompañados. Es muy importante que exista un Colegio de Arquitectos, un grupo gremial fuerte, especialmente para darle a la profesión solidez jurídica. El problema es que gran parte de la labor que han hecho los colegios no ha estado vinculada con ese objetivo. Durante la llamada “cuarta república”, el colegio estaba partidizado. Las Directivas buscaban sobre todo ser políticamente útiles, aún sin que se tuviera claro lo que eso implicaba. Creo mucho en el trabajo gremial y pienso que debería estar orientado, junto al tema de fundamento jurídico, a potenciar los valores culturales de la profesión, claro, sin dejar de atender la esfera comercial. Ha sido más bien lo contrario, ha prevalecido

en la nueva etapa del Colegio la atención hacia la arquitectura comercial mientras que los contenidos culturales se han puesto en segundo término. Creo que lo cultural y lo jurídico debería ser lo primordial. Chile y Colombia han mostrado avances significativos en materia de arquitectura contemporánea. Tal vez, los chilenos con un acento mayor en lo privado y los colombianos en lo público. También lo han hecho Argentina, Brasil, Uruguay, Ecuador, Perú y México ¿Cuáles son las posibilidades reales de revertir la situación de la arquitectura en Venezuela? La economía venezolana está estrangulada, depende del Estado como en todo país petrolero. Si en un Petroestado no se favorece la arquitectura, a través de una política pública, en la calidad va a haber un estancamiento. Ningún país latinoamericano se parece, en ese preciso sentido, a Venezuela. Y en todos ellos, con sectores privados que se han ido haciendo fuertes, se han hecho cosas muy buenas. Mientras nosotros vemos logros muy limitados, tenemos pocas cosas que señalar. Se impone salir del hueco político en el que estamos, eso es fundamental. En Lectura sobre la Ética, Wittgenstein dice: “En lugar de decir que la ética es la investigación sobre lo bueno, podría haber dicho que la ética es la investigación sobre lo valioso o lo que realmente importa, o podría haber dicho que la ética es la investigación acerca del significado de la vida, o de aquello que hace que la vida merezca vivirse, o de la manera correcta de vivir” Mirando lo que tenemos construido alrededor ¿qué se entiende por arquitectura local?


18


19 Me gusta mucho que menciones a Wittgenstein porque su legado para mí ha sido fundamental en la reafirmación de ciertas cosas que intuitivamente habían ido tomando forma en mi conciencia. Esa visión de la ética que acabas de mencionar me interesa mucho porque es la vida, lo que él llama “la manera correcta de vivir”. En relación a la arquitectura local, la entiendo como aquella que dialogue con el ambiente de la mejor manera, en el sentido del clima y de esas particularidades que tiene el vivir en el trópico. Ese fue el gran aporte de Villanueva, sobre todo en la Plaza Cubierta y el conjunto del Aula Magna, su obra más importante. Entre los arquitectos posteriores, Fruto Vivas en muchas de sus obras también logró eso. Trabajó con gran acierto la idea del plan libre, siguiendo la tradición de una segunda modernidad. Propone la casa como un sólo espacio que fluye en planta baja entre los distintos ambientes. En su obra, en su uso de los materiales, está Frank Lloyd Wright aunque tal vez no de modo consciente. Una condición mucho menos presente en la arquitectura de Tomás Sanabria, que fue un arquitecto muy profesional y a la vez muy respetuoso de la cuestión climática pero que, me parece, no logró expresar en sus edificios esa suerte de “alegría de vivir”. Algo muy difícil de precisar, pero que lo sientes en algunos lugares como la Plaza Cubierta o, por ejemplo, en Sotavento la casa de Villanueva de la playa o la de Caracas. Caoma es una casa con detalles que a uno quizá no le interesan, pero cuando entras y ves el estar que se mira hacia el jardín, te engancha, te habla del goce de un medio ambiente. Entender lo que implica vivir en este lugar del mundo y sus consecuencias en la arquitectura es muy importante, hay edificios que no son obras totales pero que hablan de eso. Yo me sentiría feliz si de alguno de los edificios que he podido construir tuviese fragmentos que pudieran reflejar esa idea. Este lugar donde estamos (mi casa) es uno de ellos, tengo que decirlo. En el trópico, estamos acosados por un clima y a la vez favorecidos por él. Esto hace que la percepción de las cosas sea muy particular. La percepción de la arquitectura aquí no es la misma que se experimenta por ejemplo en Finlandia. El invierno y el pasar seis meses del año en oscuridad hacen que te fijes mucho en el detalle; su perfeccionamiento, se hace fundamental. En nuestro medio hay más libertad. Es una enseñanza presente en el legado de Villanueva. Una arquitectura hecha de gestos rápidos, a veces muy mal hechos, pero que sin embargo logran, en su informalidad, darle valor al espacio, al conjunto. Y quisiera recalcarte esto: los más jóvenes tienen la obligación de entender esa especificidad del vivir y el estar aquí. El refinamiento en la hechura y el grano fino, es una cualidad o un objetivo, más bien, ajeno al modo de vivir y estar en el medio tropical. No se nos da de modo natural. El modo de vivir tropical es libre, informal, abierto, vinculado al gesto, a lo que se improvisa, al goce inmediato, rasgos que están en nuestra arquitectura histórica. El fotógrafo francés Cartier-Bresson definió como el “momento decisivo” aquel instante en que se alinea el ojo, la


20 cabeza y el corazón para producir de manera óptima. Esa alineación posiblemente no tenga que ver con el azar o la casualidad ¿Siente Oscar Tenreiro que a sus 72 años está en su “momento decisivo”? Yo he sido una persona, y lo he dicho en muchas oportunidades: de desarrollo lento. No fui un tipo brillante a los veinte años, he buscado mucho a base de prueba y error. En ese sentido, me identifico bastante con algunos arquitectos contemporáneos conmigo, no los voy a mencionar, no tanto del mundo venezolano pero sí del mundo internacional. Cada trabajo define para ellos una oportunidad de expresión propia de ese momento. Soy una persona que desde los treinta años tengo una visión de la arquitectura precisa que se fue desarrollando y se fue amplificando. Siempre fue un encuentro con el tema, una producción de respuestas y un esfuerzo por lograr que esto fuera expresado en el edificio terminado. Esto hace de cada trabajo algo especial, un avance en una dirección de búsqueda. Creo que hoy en día (podría decir cualquiera que un poco tarde en la vida), tengo un impulso muy fuerte para construir una arquitectura. Esa ha sido una de las razones por las que no quiero que mi actividad de escribir se transforme para mí en algo fundamental. Más bien, quiero que sea lo que ha sido: un esfuerzo de comunicación. No sé si lo podré hacer, pero yo desearía poder construir más porque siento que he logrado madurar un lenguaje. No me ha sido fácil, he caminado por distintos mundos. Tuve una época en que me dejé influenciar mucho y me sumergí en una visión del momento. Con el tiempo he ido depurando, viendo las cosas desde un ángulo más reflexivo, más maduro. En un contexto como el nuestro, donde ha habido tanta resistencia para aceptar la arquitectura como un hecho cultural, producto de unas políticas claramente desenfocadas ¿se pueden lograr realmente proyectos que tengan nivel y cierta vocación para ser construidos? Ya rozamos este tema en otra de las preguntas y vale la pena ampliar lo que te sugerí. Vivimos en un Petroestado. Eso quiere decir un Estado dueño de la riqueza y un sector privado débil, a ratos mendicante. Y nuestra democracia ha sido y lo es hoy más que nunca, una caricatura. Ese contexto marca lo que se ha hecho y se ha querido hacer aquí en las últimas tres décadas. Y la arquitectura nace marcada por el contexto, lo sabemos. Los pocos casos de obras de cierta importancia construidas por el Estado, controladas por el arquitecto, cualquiera sea su valor final, se iniciaron en tiempos menos deteriorados que los actuales, en las décadas de los sesenta, setenta o primeros ochenta. De allí en adelante la situación es lamentable: obras semi-terminadas, incompletas, mal equipadas, mal manejadas, o, lo peor, abandonadas. Los intentos de hacer planes de vivienda con presencia de arquitectos, fueron escaseando desde los sesenta, con contadas excepciones, hasta interrumpirse y quedar en manos de funcionarios y proyectos-tipo. Se hizo cargo un populismo político que le quitó autoridad al arquitecto e implantó una visión “de Estado” mediocre e incompetente.

Agrega a eso que entre nosotros aún no se acepta que el arquitecto tenga la Dirección Técnica de su obra. La tradición ha sido entregársela a otros profesionales, generalmente ingenieros. La consecuencia es que el proyecto se modifica, se altera, se irrespeta a voluntad del funcionario. Esto que describo se ha empeorado significativamente en el ámbito de la acción pública en los últimos trece años de “gobierno revolucionario” y si se quisiera refutar esto, citando algunas excepciones, ellas han sido producto de manejos de una mafia arquitectónica favorecida del Alto Poder y por eso no merecen ser nombradas. Se creó en esos casos un nicho protegido de la presión que he descrito, pero de origen ilegítimo. Y debo decir que en una situación como la nuestra los “nichos”, espacios para actuar de modo más independiente, son la solución para ir hacia un cambio. Eso sí, nichos legítimos, no de clientelismo sino impulsados por niveles de Poder democrático. Como los de las alcaldías o gobernaciones de oposición, que han entendido lo que significa la modernización y el papel de la arquitectura. Eso ha permitido ciertos logros, modestos y limitados. Allí se le ha dado autoridad al arquitecto, se lo ha apoyado. La mala noticia es que eso ha ocurrido en muy pocos casos: Chacao, Baruta y Miranda; lo que prueba que no es “la oposición democrática” la que tiene conciencia, sino personas concretas. Porque el populismo es una enfermedad grave, y en Venezuela endémica, tomará tiempo curarse. Concluyo diciéndote que mientras ese impulso de modernización democrática, renovadora, no se haya establecido, será muy difícil que la arquitectura venezolana evolucione con vigor, que madure, que pueda expresarse. Ese impulso de cambio deberá venir desde la política, que tendrá que ser democrática. Es necesario entenderlo y afirmarlo. ¿Podríamos conversar sobre cuál ha sido tu experiencia profesional durante los últimos años? He estado el grueso de mi vida profesional buscando construir arquitectura institucional pública. Nunca se me dio la opción privada de modo sostenido. Fue esporádica. Hubo un tiempo a mediados de los ochenta en el que construí una serie de casas privadas que me abrieron un campo de experimentación. También tuve proyectos que los vaivenes económicos hicieron naufragar. En esa época tuve encargos públicos de interés, de los que se construyó la Plaza Bicentenario, una experiencia muy incompleta sujeta a toda clase de interferencias. También se construyó parcialmente el Teatro del Oeste, que estuvo abandonado veinte años y hace poco rehabilitaron de modo mezquino, sin mi presencia. Poco después hice proyectos públicos que no se construyeron (La plaza Candelaria, el Liceo Oviedo y Baños), encargados por la Alcaldía de Caracas. El Liceo es un proyecto que valoro mucho, un espacio educacional importante en un medio urbano denso como San Agustín del Sur. Y en esos mismos años logré construir unos proyectos muy modestos, realizados a medias con la Alcaldía de Puerto Ordaz: La Concha Acústica, la Biblioteca Pública de Vista al Sol y el


21

Comedor Popular de la Zona Industrial. De toda esa etapa rescato fragmentos. A partir de allí pasé muchos años, más de diez, sin construir nada hasta que, cuando el actual régimen político no había tomado el cariz actual, excluyente y abiertamente autoritario, Orlando Martínez, colega y antiguo estudiante, me llamó en 2002 para participar en los proyectos deportivos para los Juegos Nacionales. Allí pude construir el Centro de Asistencia al Atleta, un edificio que casi se llevó hasta su realización completa. Un “casi” que me produce inquietud porque me lleva de nuevo a la dificultad de ser arquitecto aquí. También fue muy interesante la experiencia de la estructura del Gimnasio Cubierto. La estructura solamente, porque todo lo demás se hizo a medias y el edificio quedó incompleto. Ya en 2001, gracias a la intervención del fallecido William Niño, la Alcaldía de Baruta en tiempos de Henrique Capriles me había encargado el Ambulatorio del Barrio Las Minas. Y en el 2005 se comenzó a construir gracias a la tenacidad del Arq. Octavio Salinas, y el interés personal de Capriles. Conté con un respeto que ha sido el mayor regalo de mi vida profesional y se pudo hacer una obra que, si bien es modesta, me enorgullece mucho. Y abrió la puerta para la actual experiencia de las escuelas de la Gobernación de Miranda. Una experiencia amplia y muy interesante, difícil como casi todo lo que aquí busca romper la rutina establecida, pero con resultados. Su calidad constructiva es mediana pero sienta sin embargo un precedente de mucho valor futuro. Se han construido hasta ahora cinco y están construyéndose otras dos.

Podría hablar mucho sobre esto de las escuelas. Creo que la clave de haber logrado su concreción estuvo en que para las primeras cuatro se nos dio la Dirección Técnica y eso ayudó a superar muchos inconvenientes en la interacción con las empresas constructoras. Además de la dificultad de construir en zonas semi-rurales, sujetas a presiones sindicales absurdas, por más cercanas que estén a Caracas. Y lo que más me entusiasma es que a partir de ellas se rescata la idea de la presencia del arquitecto en la construcción institucional de nivel popular. En eso fue instrumental de nuevo Octavio Salinas, lo que me parece un verdadero triunfo que reabre puertas a nuestra disciplina. Y concluyo con esto: a lo largo de esta entrevista casi no hemos hablado de arquitectura a propósito de mis edificios. Conversamos sobre las circunstancias en las que se da la arquitectura, de las dificultades, de la enseñanza, de los problemas gremiales, pero muy poco, casi nada de mis edificios. ¿No es eso característico de esta situación venezolana? Es verdad que el grueso de lo que he construido es incompleto, y por eso hablo de fragmentos. Pero aun así, debería ser posible hablar de las intenciones arquitectónicas en cada caso, o de los valores rescatables. Ocurre que se conocen mis proyectos por, precisamente, fragmentos. Ninguno de ellos ha logrado ser difundido y publicado “in extenso”. Sólo lo fue un proyecto, el de la Galería de Arte Nacional, en 1985 ¿No es eso propio de este medio tan hostil a la arquitectura?


Arquitectos de ahora

ARQ.

Por: Lic. Yimmi Castillo

IGNACIO CARDONA:


25

militante del espacio público

“El espacio público es un ámbito de nuestra vida social, en el que se puede construir algo así como opinión pública. La entrada está abierta a todos los ciudadanos. En cada conversación en la que los individuos privados se reúnen como público, se constituye una porción de espacio público”. Jürgen Habermas


26

Muy pocas veces se puede conseguir un arquitecto con tanta

afinidad a lo público, en el sentido amplio de la palabra. Desde su vida profesional hasta su vida personal, Ignacio Cardona se retroalimenta de la exposición. Es un tuitero activo, desde su cuenta @iacardona ha impulsado discusiones que van desde la política hasta la arquitectura, todas esas discusiones mantienen un mismo norte: el espacio público. La entrevista no podía suceder de otra forma, con las herramientas digitales como mediadores, Twitter y Gmail de por medio, establecimos contacto e hicimos la entrevista. Ignacio Cardona, un arquitecto que “milita” en la causa pública: “El espacio público está compuesto de plazas, parques, corredores urbanos y algunos etcéteras dependientes de las combinaciones posibles; pero si tomamos en cuenta que el espacio público es además las relaciones humanas que allí se dan, nos damos cuenta que hay infinitos tipos, tantos como personas puedan habitarlo”. ¿Qué significa el Espacio Público para un arquitecto? Nosotros creemos en la arquitectura como un sistema de relaciones, la sumatoria de esos vínculos puede llegar a ser infinita: la relación entre una persona y la luz natural que penetra en un edificio, la relación de un espacio con otro dentro de él (dentro de la persona y del edificio, claro está), la relación entre ese edificio y su contexto inmediato, incluso la relación del edificio con su geografía. De allí que el espacio público forma parte de la arquitectura. Con frecuencia nos gusta llamar “edificio” también a una plaza,

por ejemplo, porque para que haya edificio no tiene que haber necesariamente techo o paredes, eso es solo una de tantas maneras de hacer un edificio; pero se puede experimentar cobijo, emoción, dinamismo, placidez, en un espacio público tanto como en una casa bien proyectada. ¿Cuáles elementos toma en cuenta la arquitectura para diseñar proyectos dirigidos a lo público? Pensamos a la arquitectura como un espacio para el diálogo. Ella ayuda a dialogar entre “formas” urbanas. De manera que el elemento principal que tratamos de mirar cuando trabajamos en proyectos dirigidos a lo público, es “cómo se mueven las cosas a través del edificio”. Que la persona se mueva de manera fluida, y que tenga lugares de estancia para estimular ese recorrido. Que los vientos se muevan fluidamente a través del edificio, con suficiente turbulencia para que refresque el lugar, pero evitando su “embolsamiento”. Que haya espacio para el surgimiento fluido, pero controlado, de diversas actividades que animen el lugar. Y, evidentemente, detenerse es inherente a moverse, son caras de la misma moneda. Cardona es director de AREPA (Arquitectura, Ecología y Paisaje), una firma de arquitectos que adoptó ese nombre por “la necesidad de hacer más público nuestro ejercicio”. Su interés por el espacio público comenzó desde que era estudiante: “La carrera de arquitectura de la Universidad Simón Bolívar siempre ha tenido al espacio público como una de sus prioridades, al menos desde que la conozco. Quizá por eso nos interesa tanto hablar


27

de “cómo nos movemos” en arquitectura, porque allí lo que tenemos es una “carrera” de arquitectura (risas)”. ¿Qué ejemplos de buen uso arquitectónico de un Espacio Público son destacables en Venezuela? Hay muchos espacios públicos destacables en Venezuela. La Plaza Fundacional (hoy Plaza Bolívar), aunque era mejor antes cuando allí funcionaba un mercado itinerante, desde que Guzmán Blanco le incrustó esa estatua en todo el medio perdió un poco su connotación de espacio público. El malecón de Choroní, la mezcla entre el golpeteo de las olas del mar, el pueblo, los tambores, la gente y la guarapita me han enamorado más de una vez. El Parque Fernando Peñalver o Negra Hipólita (no se muy bien cuál es su nombre ahora) en Valencia, su diseño ambientalista del Ingeniero Eduardo Santaella es exquisito. Me encantan los viejos sentados en el Bulevar de La Carlota de Caracas; y recordar que esa traza estaba allí desde que ese lugar era una hacienda, me emociona. La Plaza de Los Palos Grandes, muy bien diseñada a nivel físico por el Arquitecto Edwin Otero, a nivel de gestión por la Alcaldía de Chacao y a nivel humano por los vecinos, es mi lugar favorito para ir con los chamos. Por hablar de Villanueva: La Plaza O´Leary puede tener de las escalas más gratas de Caracas, con una magnífica relación entre espacio abierto y borde construido, y la Plaza Cubierta de la UCV me sigue quitando el aliento.

Plaza El Playón de Petare. Alcaldía de Sucre, Fundación Portal. Petare, Caracas. 2009 Planta general e imagen del objetivo Plan General Proyecto Grapa Turística, junto a grupo oi-taller de arquitectura. Ministerio de Turismo. El Morro de Puerto Santo, estado Sucre. 2006.


28

Planta Metropolitana, Concurso Integración Urbana Centro Simón Díaz. IMU-Alcaldía Metropolitana. Petare, Caracas. 2010 Abajo

Análisis de movilidad Derecha

Planta local


29

29

Planta, Concurso Integraci贸n Urbana Centro Sim贸n D铆az. IMU-Alcald铆a Metropolitana. Petare, Caracas. 2010


30 Y podría seguir, hay muchas: Plaza Altamira y los jardines de La Estancia, El Ávila visto desde José Félix Ribas, La Plaza La Pastora… hay muchos ejemplos aunque no los suficientes, y están muy desconectados entre sí. ¿Qué espacios de Caracas pudiesen estar mejor utilizados, y cómo? Esta pregunta merecería una enciclopedia entera. Caracas es una de las ciudades con mayor cantidad de espacios subutilizados de América Latina, eso que llaman “terrain vague” es en Caracas parte de nuestra cotidianidad. Por nombrar algunos emblemáticos: La Calle: En general es un desperdicio que el vehículo privado tenga tanta prioridad. Un 75% de las vías es utilizado apenas por el 25% de las personas que van blindadas en su carro es un incentivo al desencuentro, la inseguridad y el aburrimiento. Quitar carros, poniendo aceras y transporte público sería la manera. La Autopista Francisco Fajardo: Es la representación del infierno venezolano, diseñado como autopista pero corre a velocidad de callejón. Y mientras mantiene ese diseño nadie quiere tener un apartamento o un comercio que mire hacia ella. Habría que eliminarla, convertirla en avenida, colocarle árboles, aceras, kioscos, bancos; los más inteligentes allí han sido los buhoneros, que han sabido usarla como se merece. La Carlota: Es muy obvio, hay que convertirla en parque urbano, y permitir que desde ella se pueda ir de un lugar de la ciudad a otro. Fuerte Tiuna: Ese espacio privatizado por una minoría profesional


31

Vista secuencia de acceso y vista acceso de Concurso Integración Urbana Centro Simón Díaz. IMU-Alcaldía Metropolitana. Petare, Caracas. 2010 Página anterior

Vista interna de rampas y fachada de Obra Integración Urbana Centro Simón Díaz. IMU-Alcaldía Metropolitana. Petare, Caracas. 2011


32 es un absurdo. ¿Imagínate que otro grupo, los psicólogos por ejemplo, decidieran que un sector de la ciudad es solo para ellos y pusieran una alcabala donde te aplicaran un Rorschach para entrar? Me resulta incomprensible cómo se ha sobrevaluado la profesión militar que permite este tipo de locuras. Los Barrios: Basta recordar la penuria que pasa una persona que habita en un barrio para ir a su trabajo, pudiendo estar a pocos metros de distancia gasta un tiempo superlativo en hacer ese recorrido. Ellos serían mejor utilizados si pudiésemos movernos mejor entre ellos, haría que sus ciudadanos pudiesen sacar lo mejor de sí, con menos limitaciones. Las Quebradas: Siendo Caracas una ciudad donde lo geográfico tiene tanta presencia, ha sido un error de la planificación urbana convertir a las quebradas en divisiones ocultas que nadie recuerda. Ellas deberían ser corredores verdes que permitan conectar sectores y personas. El cerebro de los caraqueños: Hacerlo más público, si no ponemos una cuota mayor de nosotros en él, todas las posibilidades de transformación están limitadas. ¿Cómo se hace eso?, supongo que educando. ¿En qué influye el Espacio Público Digital en la concepción de ideas para el Espacio Público Real? En un Espacio Público Real se reducen las diferencias, la opinión de cualquiera tiene un peso similar al del otro, allí la democracia asume su condición más notable. En la plaza el intercambio es libre, cada quien tiene un peso similar, y cada quien puede decidir libremente si se vincula con el otro o decide hacerle “unfollow”. Espacios como el twitter los considero un triunfo en el intercambio humano, puedes tener más o menos seguidores y eso no influye en el peso que tenga tu opinión, sin mayor mediación que la decisión del otro por escucharte (o leerte). También podríamos hablar del espacio digital como una herramienta para la simulación del Espacio Público Real, al servicio de la ciudad. Recientemente, en conjunto con la Profesora Yacira Blanco, trabajamos simulando los sistemas de movilidad en Petare, con los estudiantes de Diseño Arquitectónico 7 de la Universidad Simón Bolívar. Gracias al apoyo financiero de la Alcaldía de Sucre logramos traer al Profesor Pablo Cabrera de la Universidad Mayor de San Andrés (Bolivia) con quien, a través del uso de herramientas digitales (específicamente grasshopper), simulamos varias condiciones de movilidad peatonal, de transporte público, carga y vehicular de la ciudad para experimentar sobre cambios en el comportamiento de los flujos y cómo ello puede ser un motor para mejorar el espacio público. Esta experiencia puede ser revisada en http://ciudad-de-losviajeros.blogspot.com/ ¿Cuándo nació AREPA? ¿Por qué ese nombre? La Arepa es un plato típico venezolano que consiste en una bola de masa de harina de maíz aplanada y asada, rellena con prácticamente lo que uno se quiera imaginar. AREPA es también el acrónimo de Arte, Ecología y Paisaje y es el nombre que es-

cogió Cardona para bautizar su firma de arquitectura: “Podríamos conversarte sobre la relación entre la ciudad y las areperas, sobre cómo consigues en ella a una diversidad humana que es difícil ver en otros espacios ¿privados? de la ciudad; podríamos hablarte también de la relación íntima entre nuestra oficina y nuestro país. Pero prefiero decirte que AR-EPA es ARQUITECTURA, ECOLOGÍA Y PAISAJE; además, no hay nada como una reina pepeada, ¿o sí?” Ganar espacios para el uso de la gente es su motivo principal: “se trata de una militancia, más que de un ejercicio profesional, donde llegar a acuerdos entre partes es tanto, o más importante, que las labores de diseño”. Recientemente ganaron tres premios nacionales vinculados con la aparición del espacio público: El rescate de la carretera Panamericana (Gobernación de Miranda, 2009), la integración urbana del Centro Simón Díaz (IMU-Alcaldía Metropolitana, 2010) y el parque deportivo Mesuca en Petare (Alcaldía de Sucre, 2011).


Arte y Arquitectura

DALIA FERREIRA, “La realidad no existe. Sólo son medias verdades que los sabios de la India llaman ¨maya¨ o ilusión. He decidido atreverme a aliviar un poco la carga de este mundo reiterativo e incierto a través de ejercicios visuales...”

Por: Arq. Mitchele Vidal CAV N° 7.088 www.imagenes-urbanas.blogspot.com mitchvidal18@gmail.com @mitchvidal

La lluvia cae terca sobre Caracas. Se vuelve humo sobre el asfalto caliente. Salpica, moja todo. Pero la cita con Dalia Ferreira, pospuesta varias veces por culpa del tráfico no admitía más retrasos. Su franela multicolor y fragmentada es la antesala de nuestra conversación sobre su obra visual –no plástica–. Neo etiqueta para nombrar lo que no es acrílico, ni óleo, ni pastel, aunque esté volcado sobre un entamborado de madera y canvas. El arte es así. Cuando se reinventa creando nuevas técnicas viene con su nombre bajo el brazo. Dalia Ferreira es comunicadora social egresada de la UCAB; más tarde obtuvo el título de gerente de proyectos en el IESA. Fotógrafa, locutora y docente de ondas hertzianas. Socia de la Boutique Creativa Vago Gamer. Tiene una vida paralela: la ciudad y sus íconos. Edificios, vallas, avisos publicitarios, señalización, héroes y personajes le quitan el sueño; le dictan obras que va mostrando en numerosas exposiciones individuales y colectivas que suman una veintena desde 2005. Su relación con la ciudad y sus íconos la trae a este medio que es arte y parte de arquitectos, urbanistas, ciudadanos y artistas. La ciudad compleja que crea y recrea entre clicks fotográficos y programas de des-composición digital renace airosa en un rompecabezas onírico tan cierto como imaginado. Sus años como reportera gráfica del Diario de Caracas –referencia obligada


35

distopía en píxeles

de la vanguardia del periodismo caraqueño de los años ´80– le tatuaron la ciudad en la retina. Ciudad caótica, fragmentada, armada y desarmada que construye realidades en la medida que se relaciona con quienes la habitamos. La ciudad como experiencia individual y colectiva, que nos contiene y que está sujeta a esas fuerzas de cambio de las que hablaba Foucault. La propuesta de Dalia Ferreira se inició con la mirada puesta en edificios residenciales a gran escala por el que trepan personajes que a veces huyen y otras aspiran a alcanzar lo anhelado. Muestra de esta etapa creativa es la obra “Cuarentena”, seleccionada en el VII Salón de Artes Visuales Dycvensa. Dalia parte de la escala individual, de la fachada o del edificio como “pieza” y poco a poco va adentrándose en lo urbano, cambia de escala y ese salto enriquece su propuesta. Ferreira ama y padece nuestra ciudad por eso, sumergida en la dicotomía su obra avecina caos y sueños. En una misma imagen convergen el tráfico –estático, paralizado y paralizante– y el Metrocable que circula libre por las verdes colinas del valle caraqueño asomándose a balcones para burlarse de suicidas que ven en él una vía de escape. Dalia sostiene que Caracas no tiene “sky line” por eso lo construye yuxtaponiendo las agujas creadas por Magdalena Arria en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes; el reloj de La Previsora

y el minarete de la Mezquita, por nombrar sólo algunos de nuestros múltiples hitos urbanos. Al tráfico visual que plena sus obras no lo dirigen fiscales uniformados sino arlequines, estatuas vivientes, jugadores de la Vinotinto o del Magallanes. Sus composiciones juegan con nuestros ojos al convertir autopistas y calles en imposibilias urbanas. Esta distopía en píxeles no es casual sino producto de su propia relación de amor-odio con Caracas y el caos en que está inmersa. EXPOSICIONES INDIVIDUALES Y COLECTIVAS Diseño Cajas-Arte de Kakao Chocolates Venezolanos, Noviembre 2010, Trasnocho Cultural, Caracas ( En proceso de producción editorial). Exposición Colectiva Salón Dycvensa 2010 CELARG, Caracas. Obra seleccionada: Caracas Skyline. Exposición Video Arte, Julio 2010, Por el Medio de la Calle V Edición: Proyecto Claustro. Exposición Colectiva PROYECTO PÍXELES GBG ARTS, desde Abril 2010.


36 Exposición Colectiva TR3S VISIONES: LA CIUDAD , Julio 2009 Consulado de Venezuela en Frankfurt, Alemania. Exposición Colectiva Salón Dycvensa 2009 CELARG, Caracas. Obra galardonada: Cuarentena.

Tercer Premio Concurso Nacional de Fotografía de General Mills de Venezuela con el tema Diablitos en la Mesa del Venezolano, 2006 Obra: Engranaje Endiablado.

Exposición Colectiva Salón Michelena 2009: Salón Arturo Michelena, Valencia. Obra: La Estupidez.

Participación II Certamen Mayor de las Artes, 2006 en el Centro Nacional de Fotografía del Instituto de las Artes , de la Imagen y del Espacio (IAIME). Obra: Chow Bisnes: Zurcido Visible.

Exposición Individual COSMOGONÍAS DEL DEPORTE EN VENEZUELA, Alianza Francesa de Venezuela, Marzo-Junio 2008. Caracas.

Exposición Colectiva 1era Bienal Internacional de la Fotografía de Venezuela 2006. Museo Alejandro Otero de Caracas. Obra: Transecto Orinoquia.

Exposición Individual ARTRASH Alianza Francesa de Venezuela, Julio-Octubre 2007. Caracas.

Reconocimiento Especial del Salón Nacional de la Fotografía 2005 Universidad Central de Venezuela. Obra: Homero en Carraca / Matt Groenning featuring Michelena.

Exposición Colectiva IV BIENAL DE FOTOGRAFÍA DEL HATILLO, Centro Cultural El Hatillo, Julio 2007. Caracas. Obra Categoría Profesional : Deconstrucción Femenina. Exposición Individual FUERA DE ÓRBITA Galeria OKYO, Noviembre-Dic 2006. Caracas. Mitad de la muestra adquirida por coleccionistas de Arte Contemporáneo.

Participación IX Salón Alejandro Otero 2005, Municipalidad Los Salias. Obra: Quién quiere ser Harry Potter. Premio Exhibición Asociación Venezolana de la Comunidad Fotográfica (AVECOFA) 2005. www.daliaferreira.wordpress.com


Desde la Academia

Salida de

emergencia: ejercicios en

la FAU sobre el tema del refugio


39 Por: Arq. Guillermo Barrios Decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo Universidad Central de Venezuela, UCV. Fotografías: Suministradas por el arquitecto

Una de las criticas más injustas que se le hace comúnmente a la Universidad y a la Facultad es que nuestra institución “está de espaldas al país”. Quienes incurren en esta ligereza que daña la imagen y no hace justicia a cuanto hacen los universitarios en su labor cotidiana en todos los campos, desconocen los fines esenciales de las instituciones académicas y, en particular, sus programas de trabajo. En este sentido, la FAU ha estado históricamente clara en cuanto a su misión, comprometida en la creación del conocimiento en los campos disciplinarios de su competencia. Sus actividades de docencia, investigación y extensión se mueven en un amplio espectro, de la teoría a la praxis, con un claro compromiso con la realidad venezolana y una potente sensibilidad frente a las coyunturas. Este movimiento

se verifica no sólo en las diferentes líneas de investigación y posgrado que los académicos individualmente y en grupo desarrollan en su seno, sino también de manera privilegiada en las actividades de docencia de pregrado que han sido tradicionalmente el eje de su misión institucional. En la Escuela de Arquitectura Carlos Raúl Villanueva, el desafío a la creación del conocimiento y de vínculo con las diferentes dimensiones de la realidad, tiene su expresión eje en los talleres de diseño, en las llamadas Unidades Docentes, UD. Estas asociaciones libres de estudiantes y docentes que contempla la estructura académica de la carrera para desarrollar los contenidos programáticos en el área de diseño arquitectónico, suelen definirse, a grandes rasgos según tendencias divergentes de aproximación teórico-metodológica al problema de la proyectación. Cada semestre de la carrera es para la Escuela escenario de visiones múltiples sobre determinados problemas del campo arquitectónico que, en su desarrollo y resultados, hacen plena justicia al concepto de universidad y convocan a un ejercicio libre de las potencialidades creativas de sus integrantes. Precisamente, en ejercicio de este crisol de aproximaciones posibles, a raíz de la emergencia nacional que produjo la temporada de lluvias de 2010, un grupo de profesores y estudiantes de diferentes UD se planteó experiencias de diseño y producción de unidades de refugio que pudieran aportar una respuesta


40 efectiva a situaciones de contingencia como la que el país ha venido sufriendo y las cuales, hasta el momento, han sido manejadas con un alto grado de improvisación por parte de los organismos competentes, particularmente aquellos asociados a la gestión en vivienda e infraestructura. De forma simultánea y sin previo acuerdo, por lo menos tres grupos de diferentes unidades docentes se plantearon realizar ejercicios sobre esta temática. Con un propósito compartido y a partir del rico cuadro de variables y requerimientos propio de estas arquitecturas – en cuanto a dimensiones, resistencia, ergonomía, materiales, peso, apilabilidad, entre otros- para su adecuada construcción y sostenibilidad ambiental, depósito, transporte, ensamblaje, agrupación y reutilización, los ejercicios en cada UD se orientaron hacia énfasis particulares. En la Unidad 00, en su orientación actual hacia la exposición de los estudiantes a la ideación y formulación de modelos de diseño con asistencia de tecnologías digitales, el novel profesor Camilo Cáceres llevó a cabo la experiencia con estudiantes de niveles medios de la carrera, con la idea de establecer una exposición muy franca a un ambiente de producción y mercado, con las posibilidades y limitaciones que éste impone al acto de

diseño. Con énfasis en la sistematización de piezas y su elaboración para el ensamblaje final de prototipos, el grupo tuvo a su disposición el espacio y maquinarias de un taller metalmecánico durante un lapso de tiempo para establecer contacto con factores concretos de producción en diferentes fases, desde la exploración de oferta y procura de insumos, hasta el corte y su confección. Los resultados de estas fases fueron parte de entregas parciales y, al final del semestre, los alumnos lograron culminar prototipos de albergue para grupos de dos a cuatro personas y exponerlos en los jardines de la Facultad. En ese espacio del jardín, fuera del ámbito del aula propiamente dicha, estos resultados de semestres medios pudieron confrontarse con los de estudiantes del último semestre de la carrera, convocados por los profesores Alessandro Famiglietti y Joel Sanz, de la UD9, para una experiencia similar, con desarrollo integral de sus propuestas también en escala 1:1. Aquí fue notable la dirección del proceso hacia la indagación de materiales no convencionales, como el PVC y la fibra de vidrio, en sus posibilidades para la resolución de “kits” de refugio que, por su peso y características de ensamblaje, resistencia, peso y materiales, pudieran ser utilizables una y otra vez, como parte de operativos de emergencia. La experiencia planteada por estos profesores, en un ámbito de convergencia disciplinar con el diseño industrial, fue igualmente compartida por estudiantes de semestres inferiores de la UD, para cuyas propuestas llegaron a definir y realizar en escala real, partes y componentes constructivos. Como expresión de las tendencias que se mueven en el ámbito de la llamada Comunidad Docente del Piso 2, la profesora María Teresa Novoa, para el desarrollo de un ejercicio titulado Arquitectura en contingencia, propuso la resolución de conjuntos de unidades de refugio. El grupo de estudiantes se orientó así al diseño de una unidad base para familia pequeña (pareja con niño), que previera el crecimiento mediante la adición de módulos, para unidades mayores, de familias de cinco o más miembros. Los resultados del ejercicio atendieron tanto a la resolución de las cualidades espaciales y técnicas de las unidades, como a sus posibilidades de agrupación para el diseño de campamentos, con espacios comunitarios y servicios compartidos por varias familias, de acuerdo a las recomendaciones y normativas vigentes establecidas por organizaciones internacionales, para una estadía máxima de un año y bajo la determinante de reutilización de sus componentes básicos. Durante esta coyuntura de profundo impacto de las lluvias y puesta en evidencia de una crisis de desatención a las comunidades de vivienda autoproducida en la ciudad venezolana, estos ejercicios han motivado una vez más acercamientos libres y nutritivos a la realidad nacional y el ejercicio de la pluralidad —la concurrencia de diferentes miradas y concepciones— como fuente irrenunciable para auspiciar una transformación creativa del entorno.


Productos y servicios para arquitectos Fotografías: Fernando Quevedo

“Un render jamás sustituirá una

“ MAQUETA


43

El arquitecto y maquetista Fernando Quevedo asegura que la maqueta es la mejor y más fiel manera de representar un proyecto

Desde hace un poco más de una década y gracias al progreso de las tecnologías, se han popularizado programas computarizados para la creación de una imagen bidimensional como es el caso del llamado “render”. Muchos profesionales de la arquitectura y el diseño han dejado de lado los modelos a escalas mejor conocidos como maquetas, aun sabiendo que la maqueta expresa condiciones y atributos de un proyecto que nunca podrán ser vistos en una representación bidimensional. Hemos buscado a un gran hacedor de maquetas -Fernando Quevedo- para que nos comente las diferencias entre una representación gráfica tridimensional de un proyecto y un modelo a escala. Actualmente, los render son utilizados para un sinfín de objetivos que van desde ser una herramienta para el diseño de un edificio hasta convertirse en una gráfica de promoción y venta. Sin embargo, la maqueta permite visualizar otras propiedades que no están a la vista tan notoriamente y tan verdaderamente en una representación gráfica aunque ésta sea tridimensional. En una maqueta se observan las escalas, proporciones, relaciones con el contexto, materiales, llenos y vacíos, alturas, etc. que difícilmente pueden ser apreciadas juntas en una representación gráfica. Fernando Quevedo es un destacado maquetista, quien se caracteriza por su creatividad y destreza a la hora de hacer copia fiel del proyecto a representar, es inventivo y atrevido al crear sus propias técnicas y usar materiales no convencionales para construir en miniatura lo que será el proyecto de un espacio para el ser humano, es apasionado de lo que hace, al hablar de su oficio deja en claro la gran pasión que siente por esta minuciosa labor, en la cual se ha desempeñado por más de 35 años realizando a lo largo de su carrera, más de 1.500 modelos a escala, sus maquetas son solicitadas por arquitectos y promotores de todas partes del mundo por lo realistas y bien acabadas. Más allá de

nuestras fronteras ha realizado maquetas para República Dominicana, Colombia, Estados Unidos, Polonia y Japón; Quevedo, asegura que “la maqueta va a seguir siendo la herramienta más fiel para la representación de un proyecto en tres dimensiones” El render se convierte entonces en un aporte para un proyecto, pero nunca un sustituto. “Incluso cuando las personas van a una oficina de ventas para ver el proyecto, se enfocan más en las maquetas que en los render, hay quienes no tienen la visión gráfica y solo al ver el modelo o maqueta es que logran una comprensión del todo” ¿Cuáles ventajas ofrece la maqueta sobre el render? Una maqueta es un edificio o construcción cualquiera en miniatura, a escala perfecta del proyecto a construir. Es la mejor herramienta, porque la maqueta a diferencia del render, sí da el contexto real, pues tiene el largo, ancho y profundidad verdaderos, se puede medir a escala y ofrecer gran parte de la información que está contenida en los planos de una manera exacta. En ellas se pueden verificar algunos aspectos de orden formal que tendrá el proyecto a ejecutarse, muchas veces en una maqueta se estudian las relaciones del edificio con el entorno, los flujos peatonales y vehiculares, las relaciones de alturas entre el proyecto y su entorno, una maqueta es mucho más que una herramienta de ventas, es un método de comprobación de aquello que está representado en dos dimensiones en los planos, muchos arquitectos hacen maquetas de estudio cuando están en el proceso de diseño, diseñan en maqueta, proyectan en tres dimensiones. PIONERO DE LA TECNOLOGÍA LÁSER Quevedo explica que actualmente las maquetas se construyen


44 de manera muy distinta a años atrás, cuando prevalecían materiales como el corcho para las topografías y cartones y madera balsa para la construcción del modelo. Ahora se utilizan máquinas láser que son cortadoras muy potentes y permiten cuidar la escala y además son perfectas para trabajar con nuevos materiales más resistentes y más variados que los que se utilizaban antes. “El corte en láser ayuda a minimizar tiempo e incluso costos. Hoy una maqueta compleja se puede hacer en mes y medio, como la que hice en República Dominicana, que mide siete metros de largo y solo tardamos un par de meses en hacerla”. ¿Cuáles son las maquetas más solicitadas? Maquetas didácticas o desarmables: Encontramos, entre las obras de Quevedo, maquetas de estudio, que además de desarmables muestran los interiores de los espacios, y muchas veces permiten enseñar las fases de construcción o demolición de un espacio a remodelar, estas maquetas de estudio no llevan un alto nivel de detalle de acabado pero sí permite visualizar cambios paulatinos que sucederán en el espacio. Maquetas hechas a mano: Sus obras son de fabricación propia, compra la materia prima para posteriormente procesarla, “mis creaciones son hechas a mano, yo no compro nada hecho, todo lo creo para cada maqueta”, señala Quevedo Las maquetas son representación a escala de una obra, generalmente se requiere de múltiples materiales como el MDF, pinturas sintéticas, láminas de plástico, acrílicos y madera, entre otros insumos, para lograr los distintos acabados y la representación más fiel de lo que proyectó el arquitecto. Cada maqueta es particular, porque son a la final la representación de lo

que diseña gente muy distinta, con estilos propios, con estéticas diferentes y con usos muy variados. Una maqueta para una promotora seguramente será muy distinta a un modelo a escala de un detalle estructural. Cada maqueta tiene su propio lenguaje y éste es marcado y definido por quien la encarga. Maquetas para Promoción de Proyectos: Estas maquetas son las que llevan más nivel de detalles porque serán puestas a disposición de un público no profesional y que muy probablemente no sabe leer o imaginar lo que no está representado. Son maquetas con mucho paisajismo, con personas, vehículos, vitrinas de tiendas elaboradas, con muchos detalles que en maquetas arquitectónicas no son necesarios ni siquiera se requiere que aparezcan. ¿Cuál es su próxima maqueta? Realizaré las maquetas para el Sambil de Barquisimeto y en el 2012 trabajaré en la creación de varias maquetas para el Centro Comercial Sambil que se construye en República Dominicana. Otros aspectos importantes de una maqueta: Las maquetas pueden ser además una excelente herramienta didáctica, ya que con ellas se pueden representar obras que ya no existen pero que siguen guardando interés patrimonial o artístico, son muchos los museos del mundo que exhiben la trayectoria de la vida de un arquitecto representada en sus maquetas, o en modelos a escala de sus edificios más representativos. A quienes piensan que las maquetas dejarán de existir, a ellos los invitamos a que reflexionen sobre la importancia de poder ir levantando los modelos a escala de unos cuantos edificios que son parte del patrimonio arquitectónico antes de que terminen de demolerlos, remodelarlos o incluso olvidarlos.


45


Belleza, elegancia y funcionalidad En Supply iluminación sabemos que la iluminación de un hogar es fundamental para proporcionar una atmósfera personal, cálida y confortable. Por ello ponemos todo nuestro conocimiento y experiencia para crear ambientes atractivos, únicos y acogedores. Contamos con un equipo de profesionales especializados y los mejores proveedores que nos proporcionan los materiales más adecuados a cada producto, con el fin de respetar el medio ambiente.

Calle Cali con Calle Orinoco (final calle París) Las Mercedes - Caracas Teléfonos: (0212) 9917090 / 2624 / 3973 / 3651 Fax: (0212) 9936586 E-mail: ventas@supplyiluminacion.com

BARCE LONA - E S PAÑA


Proyecto: Compactadora de Basura

Eco-Arquitectura

Por: Arq. Odoardo Rodríguez y Arq. Alvaro Rodríguez


49


50


52


53


Eventos El personaje Quien ha estado en España conoce el peso de la siesta. Horas muertas donde hasta las hojas de los árboles parecen roncar. Mientras reinaba ese silencio absoluto un adolescente espantaba el fastidio con sus lápices. Parques y árboles poblaban libretas hasta que su afición se hizo costumbre, compañera inseparable de viajes y estancias. Años después, Gabriel Campanario, aquel joven que dibujaba para no aburrirse se convirtió en comunicador social. De hablar pausado y mirada atenta consume imágenes y las estampa –a punta afilada de grafito y de noble acuarela– sobre pequeñas libretas de papel. Tras años de ejercer como director de arte en varios medios norteamericanos, Gabriel Campanario partió a Seattle, ciudad de eternos grises, a trabajar como ilustrador en un diario local. Fue allí que decidió dedicarle varias horas a la pasión que lo invadía desde niño y había dejado de practicar. El dibujo. La mejor forma de compartir con otros ese arte ancestral fue la Web 2.0. Desde Seattle, salieron a recorrer el mundo las crónicas ilustradas de Campanario y encontraron eco en cientos de seres que como él, se expresaban a través del dibujo. Así nació, Urban scketchers, un movimiento espontáneo, global que reúne a quienes ven en el dibujo la más genuina forma de ex-

Por: Mitchele Vidal CAV N° 7.088 www.imagenes-urbanas.blogspot.com mitchvidal18@gmail.com @mitchvidal

“Nos movimos libremente entre cómplices, todos nos miramos y con pasión dibujamos…” Víctor Sánchez Taffur

¡Dibuja Caracas!


55 presar la realidad. Porque quien dibuja, reflexiona, mira con atención, repara en los detalles y en los movimientos más sutiles. Especialmente, aquellos detalles que se hacen invisibles a la velocidad de un click. Una tradición que se ha ido perdiendo entre el uso de las cámaras fotográficas y las computadoras. Fue tal el éxito de su blog que le propuso al Seattle Time una columna con sus crónicas ilustradas, porque Campanario recrea situaciones, expone criterios, reseña eventos y se adentra en personajes cotidianos contando sus historias en clave de dibujo. Sobre este oficio y sus ventajas vino a hablarnos con la convicción del que está inmerso en una actividad enriquecedora, en un arte ancestral que no debe perderse.

Antecedentes Desde hace algunos años el arquitecto y profesor de diseño de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV, Miguel Acosta, desarrolla programas de dibujo de ciudad en varios países. Barcelona (España), Amsterdam y recientemente Nueva York han sido retratadas por Acosta y sus estudiantes en lápiz y papel. Esta experiencia tuvo su primer capítulo venezolano en Las Mercedes gracias a la entusiasta participación de Docomomo Venezuela, allí quedaron plasmados algunos detalles de lo mejor de nuestra arquitectura neo vasca. En octubre pasado el arquitecto Martín Vegas nos abrió las puertas de un tesoro personal. La sala TAC del Trasnocho cultural mostró la colección de libretas de viaje que lo ha acompañado durante más de medio siglo. Allí, este nómada incansable ha registrado lo que han visto sus ojos en ciudades, parajes lejanos y propios. Un deleite visual en el que lápices, creyones, acuarelas y bolígrafos han servido para trazar contornos definidos; detenerse en detalles minuciosos; esbozar una silueta o recrear una atmósfera. Sus dibujos de ciudad dan cuenta de cómo “muchas veces las cámaras de fotografía nos hacen creer que miramos y anotamos, cuando más bien nos marginan de una observación más profunda. La misma idea de viajar ha perdido su reto de aventura espiritual.”

La idea La empresa Faber Castell de Venezuela, a través de su programa de Responsabilidad Social Empresarial, trajo a Venezuela a Gabriel Campanario con el fin de incentivar en los venezolanos –en primera instancia los caraqueños– el arte de dibujar… sin computadora. A través de la periodista Graciela Beltrán Carías y la empresa de comunicación Sinergia Global, se logró una entusiasta acogida. No fue menos cálido el apoyo de cinco de nuestros más reconocidos artistas plásticos. Los caricaturistas Rayma y Edo; el pintor y escultor Ricardo Benaím; la ilustradora Rosana Faría y el maestro del diseño gráfico Santiago Pol, fueron los guías que acompañaron a los participantes en cada recorrido.

La convocatoria El llamado a dibujar Caracas en cuatro de sus cinco municipios

superó todas las expectativas. Llegada la fecha convenida más de 100 personas acudieron a la plaza Los Palos Grandes desde donde salieron tres autobuses a las rutas de Baruta, Libertador y Sucre. Los llamados a dibujar Chacao salieron a pie. Desde temprano una de esas lloviznitas –que no moja pero empapa– caía sin pausa sobre Caracas. Sin embargo, la lluvia y su insistencia no mitigaron el entusiasmo por regalarle a Caracas esta jornada de trazos sosegados que plasmaron en libretas, elaboradas con materiales reciclados, las imágenes que cada uno escogió para reflejar su visión de nuestra ciudad. Por cierto que la primera ruta en agotar sus cupos fue la del municipio Libertador; lo cual denota el interés de muchos caraqueños sobre este pedazo de ciudad vedado para algunos por diversas causas entre ellas, la inseguridad. Esta mini cronista y la directora del Instituto de Urbanismo de la UCV, arquitecta María Isabel Peña, colaboramos junto a Edo, en la ruta que partió hacia el sureste caraqueño. La nueva sede de la alcaldía de Baruta y las márgenes del río Guaire, en Las Mercedes, fueron los puntos seleccionados en ese municipio para apostarnos a dibujar. La nutrida participación de jóvenes arquitectos, ilustradores y algunos estudiantes de arquitectura y diseño nos revela el interés por este tipo de actividades que fomentan la convivencia ciudadana y el disfrute del espacio público. Finalizada la jornada, los dibujantes regresaron al punto de partida para exponer los bosquejos realizados en la plaza Bolívar y el bulevar de la avenida Río de Janeiro en Baruta; la rambla de la urbanización La Carlota y el casco histórico de Petare en el municipio Sucre; la biblioteca Los Palos Grandes en la plaza del mismo nombre y el casco del municipio Chacao y, el 23 de enero, La Pastora y Propatria en el mencionado municipio Libertador.

Dibuja Caracas sigue trazando rutas Al cierre de esta edición ya se había concretado la segunda convocatoria, en este caso liderada por el artista plástico Ricardo Benaím, en el parque El Calvario. Sembrada la semilla compartimos con ustedes algunos testimonios de participantes y las coordenadas en la web para seguir de cerca y participar de este movimiento universal cuyo capítulo caraqueño apenas comienza a trazar sus primeras líneas…y espera por las tuyas.

Víctor Sánchez Taffur, Arquitecto UJMV y profesor USB En mi caso, existe una gran contradicción: dibujar es libertad, es disfrutar, pero también es hacer análisis crítico, consciente o inconsciente. A muchos nos gusta dibujar para entender. El trazo nunca es neutral, quizá dibujando con mi mano izquierda lograría un poco de imparcialidad. Al dibujar, el papel se convierte en lugar, en superficie para recolectar experiencia vivida. Dibujar Caracas fue un acto más de ciudadanía, es rendir homenaje a la atmósfera que nos da el sentido. Haciéndolo, se omiten tantas cosas como las que se incluyen. La Carlota me reencontró con el agua exterior, con los pasos


56 cuidadosos de la gente y sus guaridas y disfraces impermeables. Luego, la plaza del casco de Petare nos cobijó obligatoriamente a todos con su techo verde que filtraba el sol. Eso es el trópico.

Miguel Peraza, Arquitecto, tesista de Maestría en Diseño urbano UCV Para mí fue increíble. Siempre me ha gustado dibujar, desde muy pequeño. Sin llegar a querer que ello suene a conversación en el diván de las consultas, creo que es una de mis más gratificantes adicciones. Siempre vuelvo a ella. Lo raro de todo esto, es que comencé a dibujar lugares por exigencias del pensum de la carrera (Arquitectura y Diseño Urbano), pero poco a poco me fui sensibilizando con lo que para mí es ahora uno de los espacios más importantes para el desarrollo y el intercambio en sociedad: el Espacio Público: el lugar democrático por excelencia, un espacio para fomentar la pluralidad de ámbito, de expresiones, intercambios diversos y de diversas formas de habitar. Con el dibujo capturas y te das cuenta que lo que ve tu ojo no siempre es lo que siente tu corazón y por ende no es necesariamente la consecuencia de lo que crea tu mano; sin embargo, se establece un vínculo indisoluble entre el acto en sí de dibujar y el afecto del objeto o sujeto a retratar. En este caso, digamos que el afecto no es más que la reacción que provoca en ti el hecho de percibir estas realidades. Este estímulo constante ha sido recurrente en cada uno de los lugares que he visitado a lo largo del mundo, no obstante, es ahora que me doy cuenta que siempre dibujaba lugares foráneos, sin darme cuenta de lo increíble que tenemos acá. Llevo varios sketch de Caracas previo a esta experiencia, sin embargo es incalculable lo bien que se siente dibujar en compañía de más de 100 personas, la experiencia pasa a otro nivel; es decir, ya no es el individuo sino el colectivo tratando de captar sucesos, eventos, rostros; diferencias, similitudes; en definitiva conviviendo y haciendo ciudad. Caracas es mágica y cada rincón no deja nunca de sorprender, porque con lápiz y papel, en cada diapositiva queda marcado un momento, una escena, un recuerdo. Quien diga que acá no hay nada que hacer no ha tenido la oportunidad de cambiar de escala de ver más allá de lo que nos está de frente, ya que basta abrir los ojos para darse cuenta que es imposible aburrirse. Igualmente basta con sumarse y compartir con personas que también aman lo que hacen. Es gratificante encontrarse a tanta gente que comparte contigo la misma sensación de que siempre hay cosas por hacer y que aquí hay mucho por descubrir, por mover conciencias y por dar alternativas. Creo que el caraqueño se está dando cuenta de ello, ya que se está haciendo patente con cada actividad cultural y recreativa a cielo abierto. Antonio Maione, Arquitecto UCV La experiencia de “Dibujando Caracas” fue realmente sensacional y completamente sensorial.

Siendo habitante de esta ciudad, que cada día vivo, sufro y padezco, no me había percatado que también hay que amarla y observarla, tocarla de vez en cuando así sea con la punta de un lápiz sobre un papel ya que tiene mucho que expresarnos. A pesar de haber sido un día lluvioso que prometía arruinar la experiencia, se convirtió en un hecho doblemente grato, muy pocas veces salimos a dibujar y a dejarnos mojar por la lluvia. Pasó de ser una jornada de expresión gráfica a una experiencia lúdica en todo sentido. Estar parado en un momento especialmente creado para dejarse llevar por el entorno con el único fin de plasmarlo en el papel, viendo el reflejo del agua, percibiendo momento a momento el cambio de colores desde una perspectiva distinta a la del carro, el día a día y su corre-corre, hizo de esta iniciativa algo gratamente diferente. Ver aquel grupo de personas, en un mismo lugar, cada uno plasmando una mirada diferente del mismo entorno, me puso a pensar en lo importante del punto de vista y la perspectiva de cada persona. Podemos estar en un mismo espacio y vivirlo de forma distinta, las ciudades se convierten en escenarios móviles y dinámicos donde cada actor desarrolla su propia trama. Deseo que esta experiencia continúe, no solo como hecho personal de rendir tributo a la ciudad que me ha dado proscenio, tramoya y telón de fondo para dibujar mi historia, sino como hecho colectivo de compartir las distintas visiones del espacio urbano que nos rodea. Escribir la ciudad con matices y trazos me ha hecho sensible a ella y me reconectó con una Caracas que había sido extraviada en el conflicto de vivirla a diario. La ciudad no es como está hecha, sino como cada quien la experimenta. “20 puntos a la iniciativa, que continúe” http://www.dibujavenezuela.blogspot.com/ http://gabicampanario.blogspot.com/ http://www.facebook.com/seattlesketcher http://seattletimes.nwsource.com/html/seattlesketcher/


Responsabilidad Social

CONSTRUCCIÓN

SOSTENIBLE IMPLICA Por: Lic. Roxanys Paredes Rivas

RPR Comunicación Responsable y RSE al Día

La toma de conciencia global de proteger y cuidar el medio am-

biente por parte de la comunidad que habitamos, el planeta, ha ido revolucionando la conciencia de las personas, empresas, gobiernos y sociedad en general, en especial en la industria de la construcción civil y arquitectura, donde consideramos, juega un especial papel ya que la construcción sostenible también involucra al medio ambiente como un todo. He aquí otra tendencia en este sector que está rompiendo esquemas tanto mentales como físicos. Desde ese punto de vista, arquitectos, constructores y urbanistas tienen un rol fundamental en el proceso de evolución que experimenta el planeta hacia su sostenibilidad, ya que ellos pueden marcar pautas y desechar viejos parámetros que ya no responden a las nuevas metas ecológicas y sustentables en cuanto a los conceptos de diseños, así como en el uso de materiales de construcción y su impacto en el medio ambiente. En su rutina diaria están constantemente tomando decisiones que influyen en la construcción de una vivienda, edificio, oficina, etc. Todas las partes interesadas tienen que respetar el concepto de una construcción sostenible y ecológica, más aún en pro del crecimiento de esta industria. Recientemente en noviembre de 2011, la Alcaldía de Chacao se anotó en este tema al organizar el evento internacional “Ciudad Sustentable: la gestión ambiental y de riesgos como promotora de desarrollo”. El desarrollo sostenible contempla tres dimensiones: la económica, la ambiental y la social y en el contexto de la Responsabilidad Social Empresarial, se le conoce como “Triple Cuenta de Resultados”, precisamente, porque deben estar equilibradas, ser coherentes y consistentes. El desafío que conlleva el desarrollo sostenible es clave para el futuro del planeta, según lo planteó José Enrique Sánchez, socio

de Espiñeira, Sheldon y Asociados durante la presentación de los resultados de la III Encuesta de Soluciones de Sostenibilidad Social y Ambiental que realiza desde hace tres años esta empresa filial de PricewaterhouseCoopers (PwC). “Este desafío implica un cambio cultural, una manera nueva de pensar y de actuar, tomando decisiones correctas en el presente que no afecten la capacidad de acción de las generaciones futuras”, indicó Sánchez. Adicionalmente, las tres dimensiones del desarrollo sostenible, “conlleva al cumplimiento de indicadores cuantitativos y cualitativos, para rendir cuentas de manera efectiva y con transparencia hacia sus grupos de interés, y en general hacia la sociedad”, dijo. En este III estudio expuesto en el XI Simposio de Responsabilidad Social Empresarial “Hacia una Ciudadanía Responsable”, organizado por Alianza Social de VenAmCham, el pasado 19 de octubre de 2011 en Caracas, se conocieron las prácticas y tendencias actuales de la RSE y Gestión Ambiental en Venezuela de la respuesta de 142 empresas de una muestra de 202 de los sectores más importantes de la economía, entre los cuales, destacamos que sólo un 6% de esa muestra pertenecían al de construcción. Al respecto señaló Sánchez, que lo más importante para la RSE es “generar una mejora en la calidad de vida de los grupos de interés o relacionados”, y señaló como punto neurálgico al tema de la gestión ambiental, advirtiendo que es una “prioridad para el planeta”. Vale destacar que Sánchez también mostró resultados que indican la importancia del elemento humano y la necesidad de reforzar el tema de la ética y valores para ayudar a formar personas responsables. Y esto aplica para el sector de la construcción y arquitectura igualmente.


USACE Europe District / Flickr.com

59

Industria de la construcción y arquitectura impactan el medio ambiente

RETOS Y DESAFÍOS Aunque el tema ha ido teniendo más receptividad en la gestión de negocios de las empresas (43% ), también se observó que aún se presentan algunas que no cuentan con una forma idónea de medición de los índices de sostenibilidad (19%), y en esto, el factor que sigue saliendo con menos rango es el ambiental aunque hubo un aumento del 11 al 14% del año pasado a este año, “aún observamos que un 55% de empresas no cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental, lo cual implica un mayor reconocimiento de parte de los accionistas y líderes empresariales de los beneficios que tiene para las empresas, sus empleados, la comunidad y el planeta”, sostuvo. Y aunque las cifras indican que 47% de las empresas evalúa el impacto ambiental de sus productos o servicios versus 57% que no lo hace, sólo 17% ha desarrollado mecanismos para medir el impacto de su huella de carbono.

Ambiente y Ciudad La Guía del PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) para el Desarrollo Sostenible y la erradicación de la pobreza explica en su capítulo dedicado a las Edificaciones, que promover las ciudades verdes aumenta la eficiencia y la productividad. También refiere que “la Economía Verde facilita una vida urbana más sostenible y una movilidad baja en carbono. La economía verde sustituye los combustibles fósiles por energías renovables y tecnologías con bajas emisiones de carbono. Bajo los escenarios de inversión verde, los sectores agrícola, de la construcción, forestal y del transporte experimentarían un incremento del empleo a corto, mediano y largo plazo superando el número de empleos en comparación del modelo actual”. Del mismo modo, según el mencionado documento, las Eco-

Ciudades o Ciudades Verdes, se caracterizan normalmente por una mayor densidad de población, vivienda, empleo, comercio e instalaciones de recreación, sujeta a ciertos límites para evitar la congestión. Los vecindarios bien comunicados y diseñados permiten ofrecer un servicio de transporte público eficaz y se consideran el punto de partida para las ciudades verdes.

Sitios recomendados: Puede acceder al III Encuesta de Soluciones de Sostenibilidad Social y Ambiental a través de la página web http://www.pwc.com/ve La Oficina Regional de la ONU por un mejor futuro urbano en América Latina y el Caribe ofrece orientaciones y tendencias. Visite http://www.onuhabitat.org


Desde la Academia

Por: Lic. Dalia Gutiérrez

Todos a favor de reforzar la carrera de arquitectura en la

USB

Profesores, estudiantes y egresados de la carrera de arquitectura de la Universidad Simón Bolívar realizaron un evento sin precedentes que dejó a todos con el entusiasmo de querer más. Una semana completa resultó poco para lo mucho que dieron todos


61 Fue una semana muy intensa, tanto para los profesionales como para los estudiantes de la carrera de arquitectura de la Universidad Simón Bolívar (USB). Una semana donde, a pesar de toda la actividad realizada, dejó en los participantes deseos de más. Desde el lunes 14 hasta el sábado 19 de noviembre celebraron en la Universidad Simón Bolívar, más que una primera promoción de arquitectos, se festejó una semana de reflexión en torno a la carrera. En un ambiente de camaradería, un tanto aislados del resto de la universidad, se llevó a cabo el encuentro. En nueve foros, cuatro conferencias magistrales, actividades exploratorias, entre otras, se evaluó el pasado, el presente y el futuro de la carrera de arquitectura en esa casa de estudios. Pero ese futuro fue el que resultó con mayor fuerza, entusiasmo y compromiso por parte de la Academia, egresados y estudiantes. Justo en ese futuro es en el que se está trabajando, en especial a través de la Asociación de Egresados (AEUSB), con lo que denominan Capítulo Sectorial, precisa el arquitecto Tomás Pérez Calderón, miembro de los egresados de la USB, quien asegura que serán pioneros pues este Capítulo Sectorial no está activado en ninguna otra carrera de la universidad. “Es muy importante para los egresados organizarnos para poder revisar qué necesita la carrera de arquitectura tanto en el ámbito profesional como de formación; qué se requiere en cuanto a intercambio académico, mejoramiento de los egresados, y el aporte de éstos, por su experiencia, hacia los estudiantes. Debemos agregar en estos objetivos la obtención de recursos económicos, intercambios y pasantías para la Escuela de Arquitectura”.

En apoyo a la USB De manera que a futuro, pero muy cercano, tendrán el Capítulo Sectorial sobre el cual están afinando detalles, para activar esa figura cuya finalidad es generar acciones a favor de los estudios de arquitectura, aseguró Pérez Calderón. La idea es, estar en contacto con sus egresados pues muchos de ellos se nutrieron de la universidad y ésta a su vez refleja lo que son los profesionales en la calle, por lo que “la Asociación de Egresados quiere mantener esa sinergia entre las dos partes y, dentro de esos objetivos, el Capítulo se orienta en específico al área de arquitectura, ya que la Asociación de Egresados se maneja a nivel de toda la universidad y en todas las carreras; pero los egresados de la carrera de arquitectura USB estaremos particularmente interesados en el mejoramiento de las condiciones de la carrera, de los arquitectos egresados y la integración de ambas partes hacia la profesión de la arquitectura”. Ahora, desde el Colegio de Arquitectos de Venezuela (CAV), “estamos felices por estas iniciativas, pues son un detonante para que en el futuro los arquitectos nos organicemos en beneficio de la carrera de arquitectura, si lo vemos como una asociación gremial profesional que está surgiendo desde la USB. Interactuar entre organizaciones gremiales, académicas e institucionales -con el Colegio de Arquitectos de Venezuela que es la casa de todos los arquitectos- nos fortalecerá como profesio-

nales en ejercicio cabal de nuestra profesión”, afirmó Pérez Calderón, Gerente General del CAV.

Retribuir a la Universidad El arquitecto Enrique Larrañaga, también egresado de la USB, coincide con su colega en la tarea que dejó el evento en sus egresados, como es “la necesidad de devolverle a la universidad parte de lo que nos dio. Siendo pública, hay distintas ideas en proceso de cómo constituirse en un grupo que pueda ayudar a la universidad y a la carrera en distintos aspectos como la tecnología, que van a influir en los programas docentes, porque aquí estamos juntos los que formamos parte de esta familia: los que estudiamos, los que estudian y quienes dan clases, esa es la comunidad de arquitectura de la USB”. Otra de las tareas que les queda a los egresados, afirma el arquitecto, es ver cómo reforzar el sentido de pertenencia de toda la comunidad universitaria. Para Larrañaga a partir del evento se generaron compromisos y “el reto es convertir la emoción que se generó en acción, y soy muy optimista; creo que el papel protagónico que tuvieron los estudiantes, fue una parte fundamental, por eso confío en que ellos no nos permitirán regresar a la rutina diaria, olvidarnos de lo que prometimos y cumplir con lo que nos comprometimos.”

Un plan para el TSU En el aspecto académico el profesor Franco Micucci, Coordinador de la carrera de arquitectura, estima que parte de la importancia del encuentro estuvo en “que permitió a los egresados presentar su experiencia al estudiar en la USB, pero también ver cuál es la realidad actual y cómo el plan de estudio puede ser revisado a partir de lo que están haciendo nuestros egresados o lo que demanda la situación actual del país.” De acuerdo con Micucci, así los estudiantes podrán armar su propia estructura de plan de formación, pero a la vez “nos interesa mucho fortalecer los programas de Técnico Superior Universitario (TSU), donde no tenemos ninguna oferta, mejorar los cursos que tenemos que aportar al grueso de la demanda que hay en el sector arquitectura en el ámbito nacional, no sólo con la licenciatura sino con TSU y así estudiar para ser técnicos en diseño en obras civiles, diseño arquitectónico. Cursos de cuatro años, lo que permitiría abrir el espectro de aspirantes que entran en la carrera e incluso para aquellos estudiantes que no logren el examen de admisión puedan inscribirse en un TSU”. Por su parte el estudiante de arquitectura Daniel Martínez, expresó su satisfacción por el evento y celebró la consolidación del intercambio entre egresados, profesores y estudiantes. Igual celebró la reflexión en la escuela y el impacto de la arquitectura en distintos ámbitos.


Memorial


65

Memoria de

Arthur Kahn Por: Arq. Henry Vicente

Profesor de Teoría, Historia y Crítica de la Arquitectura de la Universidad Simón Bolívar Fotografía: Arq. Gabriela García Dalta


66

En contadas ocasiones las obras de un arquitecto anteceden a

Detalles Edificio Altamira, Caracas Páginas anteriores

Fachada Edificio Altamira, Caracas Página siguiente

Edificio Zingg, Caracas Pasaje Zingg, Caracas

su nombre. El arquitecto, como agente social, necesita de “otros” para proyectar y construir, por lo que muchas veces debe constituirse en “promotor” de su propia figura, desarrollando una continua interacción con los ámbitos “sociales” de los que pueden emerger sus potenciales “clientes”. Ello implica que el oficio de la arquitectura frecuentemente conlleva la “propagación” de un “nombre” sin que necesariamente se asocie con una “obra” sólida. No fue éste el caso de Arthur Kahn. Su arquitectura estuvo signada por la generación de diversos iconos que los habitantes de Caracas reconocen y han consagrado como parte de una memoria colectiva, sin necesariamente saber el nombre del autor de dichas obras, y sin que este desconocimiento haya actuado, hasta el momento, en detrimento de las mismas. Arthur Kahn falleció el 19 de noviembre de 2011 en Caracas, ciudad que lo acogió en plena Segunda Guerra Mundial, y a la que legó no sólo un conjunto emblemático de obras arquitectónicas sino una trayectoria vital singular e inimitable. Su muerte nos obliga a continuar un camino, emprendido hace ya un tiempo, tratando de “alterar”, en la medida de nuestras posibilidades, el “silencio” que ha cubierto a la persona tras la obra. Igualmente, nos deja la encomienda de vigilar y tomar nota de un patrimonio que se identifica con los diversos proyectos de modernidad que irrumpieron en Caracas hace más de medio siglo. Kahn, quien nació en Estambul, Turquía, el 10 de octubre de 1910, creció en el seno de una familia judía que en 1915 se


67

trasladó a Viena. Allí estudió la primaria e inició sus estudios musicales. La secundaria la hizo en el Lycée Jaccard, en Lausanne, Suiza. Comenzó a estudiar arquitectura en la Escuela Politécnica de Zurich, pero regresó a Viena. En 1930 formó una orquesta de 28 músicos: Midnight Colibries. Llegó a tocar trombón en la banda de la diva Josephine Baker, persona crucial en su vida pues una década más tarde salvaría la vida de sus padres en medio de la ocupación alemana de Francia. En 1932 se trasladó a París e ingresó en la Escuela de Bellas Artes, en el taller de Georges Gromort. Ya egresado, realizó sus primeros trabajos con su mentor Albert Fossard, pero enseguida entró como voluntario en el ejército francés. En 1942 llegó a Venezuela, y empezó a trabajar como guitarrista y cantante en la Orquesta de Luis Alfonzo Larrain. Abandonó la misma al recibir una invitación de Carlos Raúl Villanueva, a quien había conocido en la Exposición Universal de París en 1937, para formar parte del equipo de la Ciudad Universitaria. Trabajó sobre todo en el proyecto del Instituto Anatomopatológico. Permaneció poco tiempo con Villanueva puesto que inició su primera obra en el país, la casa Klemprer en San Bernardino. En 1945 creó Arquidec C. A., siendo la primera obra de la empresa el Hotel Nacional (1945-47), primer edificio en Venezuela con brise-soleil movible, demolido en la década de los 60. El edificio Altamira, uno de los principales iconos creados por Kahn, fue un encargo de Luis Roche (1946-47). La solvencia académica del arquitecto se manifestó en ese memorable conjunto, imbricado urbanamente como ningún otro en Caracas. Un comer-

ciante marabino, Alonzo Pérez, propició la construcción del Edificio Caribe (1948-49), en la plaza La Estrella, de San Bernardino, sitio en el que residió Kahn prácticamente durante toda su vida en Venezuela. Otro de sus iconos “memorables” fue el Pasaje Zingg (1951-53). El edificio Zingg original (1939-1940), construido por Oskar Herz y la Oficina Técnica Blaschitz, era, según la firma Gustavo Zingg S. A., el primer edificio de estructura de acero contra temblores levantado en Caracas. En 1951, Kahn construyó en él un pasaje comercial para conectar el centro citadino con el futuro “desarrollo” de la avenida Bolívar. En Maracaibo realizó la Farmacia Tropical (1949-1950), galería comercial de una geometría precisa y sobria, germen del centro comercial que necesariamente tuvo en


68 Maracaibo su ámbito de influencia inicial. También proyectó la sede principal del Banco de Maracaibo (1954), edificación que con sus siete pisos era, para la época, la más alta de la ciudad. Su estructura metálica y el estacionamiento elevado automático, incorporado al volumen del edificio sin ningún tipo de diferenciación, marcaban una singular presencia en una parcela ubicada en el centro histórico. La Unidad Piloto Experimental del Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales (actual IVIC) en Altos de Pipe (1954-55), fue una encomienda muy especial de Humberto Fernández Morán. En el centro científico se levantó un reactor nuclear, lo que implicó un cuidadoso trabajo de proyección y de ubicación en relación con el conjunto de laboratorios. El edificio Aco en Las Mercedes (1970) puede considerarse la última gran obra de Kahn. También es importante señalar la Casa Beracasa, en Los Chorros (1958), que fue una de sus principales obras. La entrada, con una marquesina de enorme ligereza, conducía a la escalera, punto de pivote, que presentaba una compleja forma espiral. La casa, fiel a las concepciones de Mies y de Neutra, generaba una clara noción de espacio universal. Lamentablemente, hace tres años fue demolida, perdiéndose así una obra que debe ser considerada parte fundamental de la arquitectura moderna en Venezuela. Gracias a la arquitecta Vilma Obadía pudimos visitarla en 1999 junto a Kahn y un grupo de estudiantes, como parte del curso que le invitamos a dictar ese año en la USB. Por increíble que parezca, fue su primera experiencia docente. Los

alumnos pudieron comprobar sus premisas singulares: eran ellos quienes debían evaluarlo a él y no al contrario, y si no salían con una sonrisa después de cada clase, significaba que él había fracasado. Y, créanme, todos se iban con una sonrisa. Las clases consistían en una conversación llena de referencias sobre su trayectoria profesional, y terminaban siempre con una sesión de magia o de chistes, una exhibición de tap, o una interpretación musical de Kahn transmutado en el gran Peter Anders, su seudónimo musical. Iniciamos también en ese momento el contacto con su vasto material de trabajo, clasificando y catalogando una obra que sobrepasaba 60 años de labor. Descubrimos su condición polifacética, lo que abría aristas de reflexión en una disciplina tan delimitada como la arquitectura. Tras el Arthur Kahn arquitecto, no sólo se ocultaba su alter ego, Peter Anders, sino también el mago, el bailarín de tap, el atleta ganador de medallas en jabalina, disco y hockey sobre hielo; el acuarelista de naturalezas idílicas. El polifacético Arthur Kahn perseguía el deseo perdido, y a veces recuperable, de una armonía plena del ser humano consigo mismo y con su entorno. Tras sus múltiples caras aparecía un ser en esencia abierto al mundo, un devoto de la actividad física y mental. Ojalá este texto, aparte de rendirle tributo, pueda continuar la apertura de espacios para la consideración de su figura y obra como parte sustancial del patrimonio moderno de Venezuela.


Qué dicen nuestros aliados En el marco de su Décimo Aniversario

Masisa apuesta por los NOGALES Tres nuevos diseños se unen a la línea Melamina Masisa. Los nogales Noche, Champagne y Terra; integran la nueva propuesta de colores de la empresa. Para su lanzamiento, por primera vez cuatro reconocidos arquitectos reinterpretaron los tableros melamínicos y mostraron las bondades del producto a través de piezas caracterizadas por su diseño y vanguardia. Masisa Venezuela, empresa dedicada a la producción de tableros de madera para muebles y arquitectura de interiores, lanzó al mercado tres nuevos diseños de su línea Melamina Masisa, los nogales: Noche, Champagne y Terra. Durante un evento denominado “Melamina Masisa by C4”, los reconocidos arquitectos: Carolina Tinoco, Carlos Anzola, Carola Bravo y Complemento Diseño, colectivo de jóvenes diseñadores de Mérida; mostraron la versatilidad y las múltiples bondades de la Melamina, a través de piezas caracterizadas por su diseño y vanguardia. “Melamina Masisa by C4 es el primer proyecto que emprendemos junto al gremio de arquitectos y diseñadores como parte de nuestro esfuerzo por combinar estratégicamente la fuerza de la industria, del producto y de los creadores. A través de este evento, quisimos demostrar las innumerables aplicaciones de la Melamina y hacer un ejercicio creativo para repensarla –más allá de sus principales usos–, a fin de materializarla en piezas para el disfrute”, señaló Ana Arias, gerente de Mercadeo de Masisa Venezuela. Para la selección de los nogales que integran este lanzamiento, Masisa Venezuela contó con la experticia de arquitectos, industriales del mueble y marcadores de tendencia en Venezuela, quienes compartieron su experiencia y conocimiento sobre los diseños que están de moda en el mercado europeo y que marcarán tendencia en el país. “Tras 10 años de trabajo ininterrumpido en Venezuela, nos llena de orgullo continuar ofreciéndole al mercado local un producto como Melamina Masisa, el cual ofrece una solución ideal para la elaboración de muebles y arquitectura de interiores. Su superficie totalmente sellada, libre de poros, dura, resistente a las altas temperaturas y al desgaste; son atributos que hemos fortalecido hoy, al incorporar a su amplia gama de colores y diseños, tres atractivos y modernos nogales”, puntualizó Arias. Al igual que el resto de los productos Masisa, los nuevos ngales contarán con el aval del Colegio de Arquitectos de oVenezuela (CAV), el cual le fue otorgado a la empresa como garantía de la calidad de los productos ofrecidos por Masisa para la ejecución de proyectos arquitectónicos de construcción y decoración.

MELAMINA MASISA BY C4 C1.- Carlos Anzola “Chupón arriba, chupón abajo” “...explotar su cualidad de funcionar como telón de fondo neutro. La Melamina es una superficie que se amalgama fácilmente con diversos lenguajes estéticos. Tiene una capacidad brutal de agrupación...” Sobre el artista En 1995, Carlos Anzola egresa de la Universidad Central de Venezuela como arquitecto. Desde entonces demostró un gran interés en el arte y la experimentación, camino que le ha valido de varios reconocimientos y participaciones nacionales e internacionales tanto en exposiciones individuales como colectivas. Entre las más recientes participaciones destacan: “Frammenti di utopie possibili”, Primo Piano Living Gallery (Lecce, Italia, 2009) “Mea Ferro”, Galería 39 (Caracas, Venezuela, 2009), LATINAMENTE”, Primo Piano Living Gallery (Lecce, Italia, 2001) “Colectiva 2011”, Galería 39 (Caracas, Venezuela, 2011) Además ha representado en colecciones privadas de Caracas, Miami, New York, Bogotá, Boston, California, Barcelona, Dublín y Paris. En dos oportunidades obtiene mención honorífica en el Salón de Artes Plásticas “Alejandro Otero” (1998 y 1999) En 2001 y 2003 respectivamente, recibe mención honorífica en los salones de Arte Exxon Mobil de Venezuela y Dycvensa. También en este último año recibe el Premio Unión Latina a la creación joven en artes plásticas. En 2005 obtiene un reconocimiento especial en el II Salón Universitario de Fotografía en la UCV. Actualmente, se desempeña como profesor de Diseño en la Facultad de Arquitectura de la Universidad José María Vargas.

C2.- Carolina Tinoco “La Percha” Inspirada en la naturaleza, la palma vegetal, así como la palma de la mano que tienen en común la diversidad y unión. Es un diseño orgánico que emula un ser viviente adaptable a muchos requerimientos y necesidades. En consecuencia es un diseño utilitario- multi uso y a la vez profundamente ecológico, tanto por los materiales que utiliza como por el concepto que representa. ¨La percha¨ es compañero de nuestra vida cotidiana y cómplice de nuestras fantasías. Sobre la artista Carolina es arquitecta egresada de la Universidad Central de Venezuela, reconocida con el Premio AXIS “Mejor Tesis de


71 Grado”, con el diseño de un centro cultural urbano de vivienda integral en Valladolid, España. Ese mismo año, inicia un proyecto de construcción con las comunidades en Punta de Mata en Venezuela, sobre modelos de «vivienda de auto-construcción progresiva», con técnicas de reciclaje y uso de materiales locales que incluyen los desechos petroleros de la zona. Se inicia en AMHABITAT con proyectos interdisciplinarios que se desarrollan por todo el país para la «Habilitación Física de Zonas de Barrios». En 1997, funda el espacio LOCAL para la difusión del arte contemporáneo venezolano y latinoamericano. En el año 2000, es curadora de las exposiciones: Ciudad Experimental, VII Bienal de Arte de La Habana y Futuros Urbanos, Museo de Arte Contemporáneo de Caracas. Funda las empresas CRITERIA EDITORIAL (2002) y BARBARELLA (2005), para el desarrollo de diseño de mobiliario lúdico e industrial y ambientación de eventos y espacios efímeros. Se introduce como la Dj LA TINO X, con un concepto ecléctico que proyecta fusiones de géneros X, creados por latinos. Participante en la Bienal Iberoamericana de Madrid, con el proyecto ¨Cono es un cuñete¨, 2010. Entre mobiliario reconocido como Ni-tangram Centro Cultural Chacao, Tripa, Lámpara Tubo entre otros. Crea la Asociación Civil ECODAR 3, encargada de diseminar soluciones de eco-diseño a partir del re-uso de materiales cotidianos, industriales y de desecho. Diseña el programa Eco diseño Chacao y funda la sede Ecolab que promueve la conciencia ecológica mediante la formación, diálogo y la acción, 2011. Su carismático estilo personal le ha impreso a su trabajo una concepción lúdica y eco-chic de la vida, en el que ha sabido reinterpretar con sofisticación su sentido de humor para crear espacios y objetos que sean atractivos, divertidos, interactivos y reusables. Procuradora de soluciones innovadoras tan simples que resultan obvias, su diseño honesto inspirado en la naturaleza y en la realidad venezolana, responsable de materializar ideas creativas y estéticas para todos sin distinción, la ha llevado a ser una empresaria reconocida por su talento versátil que imprime energía positiva en cada uno de sus proyectos.

C3.- Carola Bravo “Estrías Laminadas” Un juego de franjas de diferentes dimensiones y tonos crean una textura visual. Un mapa geométrico que tiene que ver con el espíritu y con la materia. En este mural se evidencian las cualidades abstractas del espacio al proponer volumen y peso al dibujo lineal. Poética del espacio sensible y físico. Sobre la artista Carola Bravo nace en Caracas, Venezuela. Es arquitecta, Magíster en Historia y Teoría del Arte y Candidata a Doctor en Arquitectura de la UCV. Se desempeña como profesora Asociada y jefe de la Sección de Artes Plásticas de la Universidad Simón Bolívar. Sus trabajos han sido expuestos en exhibiciones y salones nacionales e internacionales. Su temática aborda el estudio del territorio a través de las cartografías conjugando la

racionalidad del arquitecto con la pasión del artista. Su obra ha estado muy relacionada con el espacio público y con el dibujo como medio de expresión fundamental. Ha sido merecedora de varios reconocimientos: en el año 1999 el Gran Premio del Salón Nacional de Arte Aragua; el premio Andrés Pérez Mujica en el Salón Nacional de Artes Visuales Arturo Michelena y el cuarto lugar en La Bienal de Arte Contemporáneo de Florencia, Italia. En el año 2002 recibe el Premio Iván Petrovsky en el Salón Nacional de Artes Visuales Arturo Michelena. En el año 2003, una Mención Honorífica en el Salón Exxon de Venezuela, en la Galería de Arte Nacional de Caracas, Venezuela y en el año 2007, el Segundo Lugar-Premio Iacene, en la IX Bienal Nacional de Escultura Francisco Narváez en Porlamar, Venezuela.

C4.- Complemento Diseño Mueble de lectura Mobiliario para el hogar fabricado a partir de tableros de Melamina Masisa como acabado y estructura. Elemento diseñado para la promoción de la lectura, mostrando líneas rectas y simples, evocando al minimalismo y dando especial protagonismo al volumen, lo que se traduce en confianza y comodidad. Con medidas generales de 120x56x60 cm, cuenta con dos elementos complementarios que denotan la funcionalidad del mobiliario: lámpara halógena integrada con base de acero inoxidable y revistero termoformado, cortado por control numérico en una sola pieza de acrílico transparente de 5 mm. Sobre los artistas Complemento Diseño está conformado por los diseñadores industriales Andrés Echandia, Carlos Luis Villarroel y María José Partipilo. También forma parte del equipo el historiador de arte Juan Barboza y el diseñador gráfico Juan Ernesto Vásquez, todos egresados de la Universidad de Los Andes. Complemento Diseño se funda en 2009, cuando todavía sus integrantes cursaban estudios de pregrado, con el pretexto de participar en el primer mercado de diseño de Mérida. La principal finalidad de esta iniciativa era explorar las posibilidades de mercado en la ciudad y mostrar el producto de un proceso creativo nacido poco antes. Para entonces Complemento Diseño presentó el Cubox (una pieza de mobiliario fabricado en espuma y tapizado) y la Torcha, un aplique producido a partir de un vaso de aluminio y malla comercial de construcción. Desde su fundación, esta empresa se ha enfocado en el diseño y manufactura de mobiliario a nivel semi-industrial. Complemento Diseño tiene como premisa fabricar elementos muy prácticos, con altos estándares de calidad, tanto en su proceso de fabricación como en la selección y aplicación de los materiales y líneas de diseño.


72 Luego de un exhaustivo proceso de inspección y auditoría

CAV

AVALA PRODUCTOS

Masisa

Fotografía: Jean Herrera

Caracas, 2011. Recientemente, Masisa Venezuela obtuvo el aval del Colegio de Arquitectos de Venezuela (CAV) con el cual, este prestigioso gremio, garantiza la calidad de los productos ofrecidos por la empresa y respalda sus excelentes resultados para la ejecución de proyectos de construcción y decoración. “Para Masisa Venezuela el gremio de arquitectos siempre ha merecido especial atención, por lo que hemos venido trabajando en desarrollar actividades diseñadas especialmente para ellos, así como en diversificar nuestro portafolio de productos a fin de adaptarlo a sus necesidades. Nuestro interés primordial es convertirnos en su aliado estratégico para la ejecución de los proyectos y trabajos más exigentes”, señaló Ana Arias, gerente de Mercadeo de Masisa Venezuela. Para el otorgamiento de esta certificación, el CAV designó a la arquitecta María Sol Roncajiolo -perito especializado-, quien re-

La certificación otorgada por el Colegio de Arquitectos de Venezuela garantiza la calidad de los productos Masisa, empresa dedicada a la producción de tableros de madera para muebles y arquitectura de interiores

alizó la visita al Complejo Industrial de Masisa, a fin de conocer el proceso productivo de sus tableros y hacer una inspección minuciosa de la metodología de trabajo. Este aval le permite a la empresa el uso del logo y nombre del Colegio como ente certificador de la excelencia de los productos Masisa, en todas y cada una de las especificaciones técnicas o campañas publicitarias, así como en la difusión en medios de comunicación. “Recibir esta certificación es motivo de orgullo y satisfacción para todo el equipo que labora en Masisa y es un reconocimiento a nuestra dedicación y esfuerzo por hacerlo cada día mejor, por ello queremos agradecer al Colegio de Arquitectos de Venezuela el brindarnos la oportunidad de optar por este aval, así como la confianza que han depositado en nosotros”, concluyó Arias.


Green ¿...Y QUÉ PASÓ CON LAS CERTIFICACIONES VERDES PARA EDIFICACIONES EN VENEZUELA? Entrevistas a expertos en certificaciones ecológicas y construcción sostenible Por: Arq. Inés Casanova

Para entrar en materia de certificaciones ecológicas para edificaciones, primero, hay que conocer qué son y qué beneficios representan para la industria de la construcción en Venezuela. Para esto he entrevistado a dos expertos en el tema, el Ing. Johann Gathmann y el Arq. Domingo Acosta, quienes perciben un gran “desconocimiento” sobre el tema de la arquitectura sostenible y las certificaciones ecológicas por parte de los arquitectos e ingenieros. Antes de realizar las entrevistas es preciso aclarar algunos conceptos: arquitectura sostenible, certificaciones ecológicas y código LEED.

Arquitectura Sostenible, Certificaciones Ecológicas y el LEED La arquitectura sostenible es aquella que no genera impacto en el ambiente y a la comunidad que la rodea, además de proporcionar un óptimo ambiente interior para el beneficio de sus ocupantes. Arquitectura “sostenible”, “verde” o “ecológica”, son denominaciones de un mismo tipo de arquitectura innovadora, que favorece la calidad del ambiente y vela por la gestión eficiente de la energía, el agua, los residuos y materiales y provee calidad ambiental interior. De esta forma, ofrece espacios saludables, viables económicamente y sensibles a las necesidades sociales. Desde hace aproximadamente 30 años, en países desarrollados como EEUU, Francia, Inglaterra, entre otros, se han creado códigos para el diseño de edificaciones sostenibles que han servido de base para certificar las edificaciones sostenibles y diferenciarlas de las “regulares”, que no cumplen con los requisitos establecidos por estas certificaciones ecológicas. Las certificaciones ecológicas son códigos o directrices de diseño de edificaciones sostenibles, que establecen un gran número de requisitos en cuanto al diseño, gestión y construcción de la edificación, para demostrar su eficiencia en la gestión de sus recursos (energía, agua, materiales) y residuos. Existen diferentes certificaciones ecológicas en el mundo, que establecen criterios de arquitectura sustentable, entre ellas se pueden nombrar: BREEAM, Building Research Establishment’s Environmental Assessment Method, (creada en Gran Bretaña en 1990); HQE, Haute Qualité Environnementale, (creada en Francia en 1992), Australia Green Star (creada en Australia en 2002), Green Building Programme (GBP), European Commission (2004) y entre otras, la más conocida internacionalmente, la certificación o código LEED, Leadership in Energy and Environmental Design (creada en EEUU en 1998). El LEED, conocido en español como “Líder en Eficiencia Energética y Diseño Sostenible“, o “Directivas en Energía y Diseño Ambiental”, es un Programa de Clasificación de Edificios Sostenibles desarrollado por el U.S. Green Building Council (USGBC), el Consejo de la Construcción Verde de los EEUU. El LEED es una sistema estándar internacional voluntario, basado en el consenso y en criterios de mercado para desarrollar edificios sostenibles de alta eficiencia. Entre los objetivos del LEED, se pueden citar: definir un están-


75 dar de medición común, reconocer el liderazgo ambiental en la industria, estimular la competencia en sostenibilidad, elevar la apreciación del consumidor sobre los beneficios de los edificios sostenibles y sobre todo, transformar el mercado de la construcción. En los últimos años, países latinoamericanos, como Colombia, han creado sus Consejos de la Construcción Verde, que son los entes reguladores necesarios para llevar a cabo los procesos de certificación de edificación verde; funcionan como entidades sin ánimo de lucro, autorizadas y nombradas por un consejo mundial (World Green Building Council), con el cual trabajan para fijar normas de calidad y compartir conocimiento. Por ejemplo, el Consejo Colombiano de Construcción Sostenible fue fundado en el 2008 por las siguientes compañías, con el apoyo de Universidad Javeriana: Colliers International, Holcim Colombia, Johnson Controls, Nalco de Colombia, Arquitectura e Interiores, Foster Ingeniería, CIG Geomática, Ciara Consultores y Constructores, Cecodes, Cotelco, Blau Ltda., Raíz, Insigma Asociados y el Grupo Contempo, entre otras. Según el Consejo Mundial de la Construcción Verde, los países de América Latina que lideran la construcción verde son: Brasil, México, Argentina, Perú y Colombia, los cuales, cada uno ha creado su propio consejo de construcción verde. Otros países, cuyos consejos de construcción están emergiendo, son Chile y Guatemala y en proceso “prospective“, Panamá, Costa Rica y Uruguay. ¿Existen iniciativas de un Consejo Verde de la Construcción en Venezuela? El Consejo Venezolano de la Construcción Verde aparece en la página web del WorldGBC como un “grupo interesado que ha comenzado a comunicarse con WorldGBC y que ha realizado las primeras labores para el desarrollo de un GBC en el país, han recibido una orientación inicial y están trabajando en reunir a todas las partes interesadas a través de la industria de la construcción a la cabeza de esta iniciativa“. Entre estos países interesados están Bolivia, Ecuador, El Salvador, Paraguay, Trinidad y Tobago, etc. Entonces, ahora parece ser que andamos a la par de otros países que estaban más atrasados que nosotros. ¿Acaso hemos centrado nuestros esfuerzos para resolver problemas más importantes?

Opiniones sobre la actualidad de la construcción sostenible, las certificaciones ecológicas de edificaciones y el LEED en Venezuela Entrevista a Johann Gathmann y Domingo Acosta Para aclarar un poco la actualidad en tema de construcción

sostenible en Venezuela y en materia de certificaciones ecológicas, hemos entrevistado a dos expertos: Arq. Domingo Acosta, Doctor Arquitecto y Profesor Investigador del Instituto de Desarrollo Experimental de la Construcción IDEC, de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV, quien ha realizado investigaciones en arquitectura y construcción ecológica y ejerce la práctica profesional como socio en la firma VAV Proyectos y Construcciones.

Ing. Johann Gathmann, Ingeniero Mecánico, especializado en eficiencia energética y sostenibilidad. Profesional Acreditado LEED y Coordinador de proyectos LEED en Venezuela. Actualmente coordina varios proyectos en Venezuela para obtener la certificación LEED y es director de GGK Energy.

Casanova: Ing. Gathmann ¿por qué cree que no se ha desarrollado la construcción ecológica en nuestros país, como en otros países de Latinoamérica? ¿Qué ha pasado con el certificado LEED en Venezuela? Gathmann: En Venezuela no hay incentivo para competir en materia de construcción. La industria de la construcción está en modo de supervivencia y está muy atrasada. Esto se debe en gran medida al desconocimiento de lo que la construcción sostenible significa y sus beneficios. En otros países como en Colombia, empresas extranjeras han sido la clave para la implementación de las certificaciones ecológicas. Estas empresas requieren que sus edificios sean certificados con el sistema LEED, por políticas de sostenibilidad de las mismas. Eso explica el adelanto de los últimos años en certificación de edificaciones ecológicas en Colombia. Las empresas cada vez más desean diferenciarse de las otras y el código LEED ha funcionado como un “benchmark“ de buenas prácticas y procesos que revaloriza la empresa, genera competencia y los diferencia. Estas empresas han querido innovar, ser diferentes y utilizar como estrategia el tener edificaciones certificadas ecológicamente con el LEED. Casanova: Entonces, parece que la clave para implementación del LEED está en la empresa privada. Gathmann: Sí. En América Latina, han sido las empresas privadas las que han fomentado la construcción de edificios verdes. El Gobierno de los países latinoamericanos no ha apoyado la implementación del LEED, como la empresa privada. En EEUU fue lo contrario, el Gobierno fue el gran promotor de la industria de la construcción verde, estimulando la certificación LEED en las instituciones públicas. Actualmente en los EEUU no se concibe la construcción de una edificación que no sea verde. Durante el gobierno de Obama se decretó que todas las edificaciones debían ser construidas bajo los parámetros del certificado LEED. Casanova: ¿Por qué nuestros gobiernos no han implementado políticas ni códigos de sostenibilidad en la construcción de edificaciones? Gathmann: La realidad de nuestro país es otra. Nosotros tenemos energía y agua. Nuestro gran problema es el de la vivienda. El Gobierno debería implementar políticas de sostenibilidad relacionadas a la construcción de viviendas, en sistemas constructivos que permitan más y mejores viviendas y rápidas de construir.


76 De haber certificaciones ecológicas en Venezuela, deberían centrarse en resolver los problemas de eficiencia, rapidez y habitabilidad de las viviendas.

dor y positivo. El proceso de diseño arquitectónico de la edificación ha sido diferente. El equipo de trabajo ha impulsado el proyecto de certificación.

Casanova: Problemas mayores han dificultado la implementación de certificaciones ecológicas. ¿Cómo ve el panorama a futuro de la construcción sostenible y las certificaciones ecológicas?

Casanova: En cuanto a la parte económica, ¿Cuánto le cuesta a una empresa que su edificación sea certificado LEED?

Gathmann: No existe todavía ningún edificio certificado, pero actualmente soy coordinador de certificación LEED de algunas edificaciones que están en fase de proyecto.

Gathmann: Es muy costoso certificar un edificio nuevo. Las únicas empresas que podrían cubrir los gastos de certificación podrían ser las grandes empresas, sobre todo las trasnacionales, que seguramente serían la clave para fomentar la construcción de edificios diseñados con el código LEED. El proceso de certificación de un edificio de 15.000 m2 de construcción cuesta aprox. 150.000 dólares americanos. No sólo representa costo, sino tiempo. Este proceso requiere de tres años aproximadamente para realizar los trámites y obtener la certificación. El costo elevado se debe a la falta de personal capacitado y especializado en nuestros país. En el proceso de certificación se necesita que personal extranjero especializado y “certificado”, realice labores obligatorias iniciales que no las puede resolver el personal local. Mientras no se desarrolle en el país un experticia local, certificada LEED, los costos seguirán elevados.

Casanova: Podrías nombrar algunos de estos edificios. ¿Conoces otros edificios en Venezuela que estén solicitando la certificación LEED?

Casanova: Arq. Acosta ¿por qué cree que no se ha desarrollado la construcción ecológica en nuestros país, como en otros países de Latinoamérica?

Gathmann: El edificio Vector Verde es un proyecto de edificio eco-eficiente de oficinas y locales comerciales a ser desarrollado en Porlamar, en la Isla de Margarita, diseñado por ODA Oficina de Arquitectura y el paisajismo por Andrés Tábora. El edificio ya ha sido “preevaluado” por el sistema LEED y ha obtenido lo que se denomina una “Pre-certificación“, ya que no se ha construido. Soy el coordinador de certificación y ya hemos introducido los primeros documentos para que el edificio sea certificado. Éste será el primer edificio con certificación LEED en Venezuela. Actualmente también soy gerente de proyecto LEED para un Centro de Distribución de Colgate Palmolive. Por mandato corporativo la edificación debe ser certificada LEED y estamos apostando por la certificación LEED Oro (LEED Gold). Otros edificios que posiblemente se certificarán LEED en Venezuela, aparte del Vector Verde y del Centro de Distribución de Colgate Palmolive, son la Torre CAF (al sur de la Plaza Altamira, en fase de proyecto), diseñada y certificada por arquitectos mexicanos y el edificio de Vepica (en los Samanes, Caracas; diseñada también por ODA Oficina de Arquitectura). Todos están en proceso.

Acosta: Opino que la dificultad de la implementación de la construcción ecológica en Venezuela radica en la falta de personal capacitado en la materia y la carencia de instituciones universitarias que fomenten y ofrezcan los estudios relacionados al tema de la construcción sostenible, de una forma masiva. Por otra parte, los gobiernos locales no han propuesto códigos de construcción ecológica para resolver los problemas de las ciudades. Dudo de la implementación del Código LEED en Venezuela por su característica de ser creado fuera de la realidad local. Debemos crear códigos de construcción verde pero adaptados a las realidades locales, sin perder la relación con certificaciones internacionales y realidades globales, para que no sean esfuerzos aislados. Si los esfuerzos son aislados, no vamos a poder tener una aplicación masiva de la construcción sostenible. Por ejemplo, en Bogotá, actualmente el Gobierno Municipal de Bogotá está desarrollando un código de construcción sostenible local. Creo que esa es la solución. Nuestras ciudades, cada una, debería crear su propio código local de construcción ecológica. Por supuesto, si se lograra decretar un código, la estrategia estaría en el seguimiento del mismo. Casanova: ¿Por qué nuestros gobiernos no han implementado políticas ni códigos de sostenibilidad en la construcción de edificaciones? ¿Por qué el Gobierno no ha introducido el sistema LEED en la construcción de sus edificaciones?

Gathmann: Pienso que seguro a futuro las tendencias de construir de forma sostenible se harán más tangibles en el país. Creo que el LEED es una herramienta de mercadeo para vender y revalorizar las edificaciones, y ya algunos edificios están incorporando este código en sus diseños. Casanova: ¿Existe algún edificio con certificado LEED en Venezuela?¿ Se podría certificar algún edificio sin contar con un Consejo Verde de la Construcción en el país?

Casanova: ¿Cómo ha sido su experiencia como coordinador de certificación LEED en el país? Gathmann: Muy satisfactoria. Es un proceso multidisciplinario. Por ejemplo el proyecto de Vector Verde ha sido muy enriquece-

Acosta: La preocupación de nuestros gobiernos es otra. ¿Cómo


78 vamos a pensar en introducir certificaciones LEED, si antes tenemos que producir miles de viviendas? La importancia de introducir una certificación ecológica pasa a segundo plano ante las necesidades y realidades de nuestro país: vivienda y espacio público. ¿Cómo implementar un certificado que no se adapta a nuestras condiciones socioeconómicas y culturales? En otras palabras, ¿No es acaso más importante resolver el problema de la industria de la construcción de viviendas, que la industria de una construcción verde? Conclusiones Construcción Ecológica = Trabajo en Conjunto: Gobierno Local + Empresa Privada +Universidad Aún no existe ninguna edificación con certificación de construcción verde LEED en el país. Actualmente se está creando un Consejo Verde de la Construcción, que está en la fase inicial de organización, que funcionará como el ente sin fines de lucro que impulsará este nuevo mercado de edificios verdes. El Consejo en Venezuela está liderizado por el Ing. Fernando Suárez González, socio de la empresa Kimera Consulting, especialistas en eficiencia energética. Actualmente, Venezuela se encuentra en un momento de atraso en lo que respecta a la Construcción Sostenible, si bien han habido algunas iniciativas, todavía no se ha impulsado el motor de la industria de la construcción verde como en otros países subdesarrollados y de Latinoamérica, cuya economía es parecida a la nuestra. Si bien, para el arquitecto Acosta, la ausencia de la construcción sostenible se debe a un problema de capacitación especializada, lo que deriva de un tema educativo, para el ingeniero Gathmann, la causa más importante es la crisis económica de la industria venezolana de la construcción y la carencias de incentivos de competencia, que no promueven la inversión en sistemas constructivos y eficientes que innoven la construcción. Ambos, Gathmann y Acosta coinciden que el país sufre problemas mayores, como la falta de viviendas para la población. Proponen que esto podría ser una oportunidad para que la construcción verde se aplicará a la construcción de viviendas. Estoy de acuerdo que la arquitectura sostenible debería aplicarse al diseño de viviendas de interés social, para ofrecer una edificación habitable (que cuente con los servicios básicos), económica y factible. En cuanto a la implementación de una construcción ecológica tangible y masiva, Acosta propone como líderes, el gobierno local y la creación de códigos locales de sostenibilidad y la presencia activa de la universidad como generador de nuevos conocimientos y capacitación. Gathmann, por otra parte, es optimista de que en el país, las empresas privadas serán las únicas que podrán impulsar la construcción verde y generar competencia y transformación del mercado, sobre todo empresas extranjeras cuyas políticas de sostenibilidad sean mandatarias. Creo que la respuesta está en la unión de las ideas de ambos

expertos. Pienso que el trabajo en conjunto de la empresa privada en su rol de inversionista e innovador, no debe ser aislado del trabajo de los gobiernos locales y las universidades. Inversión, política y capacitación deben ser las acciones para desarrollar la construcción sostenible. Así que si comenzamos por la capacitación, les recomiendo que asistan al Congreso y Exposición Greenbuild (Construcción Verde) 2012. El próximo se realizará en San Francisco (EEUU) durante el mes de noviembre. Es una verdadera oportunidad para hacer contactos, actualizarse y adquirir conocimientos en el campo de construcción sostenible y el código LEED. Bibliografía U.S. Green Building Council http://www.usgbc.org World Green Building Council http://www.worldgbc.org Edificio Vector Verde http://www.vectorverde.com


Crónica especial

EL

CAV Y EL

WTC

Plano original fachada WTC

Plano detalle WTC

Por Arq. Eugenio Mikolji Fotografías: Odoardo Rodríguez, Alejandro D. De Santis, Eugenio Mikolji

No cabía la menor duda de que en el año 2011, las “Torres Gemelas” iban a tener una gran promoción en todos los medios a nivel mundial. Era el momento preciso para dar a conocer una historia muy particular. Siendo aún estudiante de bachillerato, y decidido a estudiar arquitectura más adelante, frecuentaba bibliotecas indagando sobre todo lo relacionado al tema. En algún momento se me ocurrió escribirle a diferentes firmas de arquitectos y constructoras cuyos proyectos aparecían promocionados en las revistas especializadas solicitando folletos y fotografías. En Nueva York se estaban levantando las torres más altas del mundo, diseñadas por el arquitecto Minoru Yamasaki. Me llamaron tanto la atención que envié una carta dirigida a quién pudiera interesar a la Autoridad de Puertos de Nueva York y Nueva Jersey, ente encargado de la construcción. En ella, haciéndome pasar por estudiante de la FAU de la UCV, les pregunté qué material podían darme para una supuesta investigación sobre rascacielos que se estaba haciendo. La respuesta no se hizo esperar. En un primer sobre con folletos y fotos venía incluida una carta en la que me decían que me enviarían copias de algunos planos. Al tiempo me llegó una tarjeta con la notificación para retirar un paquete en la aduana que en aquel entonces quedaba en Caño Amarillo. Para mi sorpresa era enorme, muy pesado y a decir verdad no recuerdo con detalle cómo logré llegar a casa cruzando toda la ciudad con él a cuestas.


81

Cuarenta años después y como miembro del Colegio de Arquitectos de Venezuela, participante en algunos de sus eventos y testigo de su renovación, acudí a la sede a presentarle a la Junta Directiva este tesoro personal celosamente guardado por tanto tiempo y ponerlo a su disposición. Se decidió hacer una exposición bajo el tema “WTC, revisión de un proyecto arquitectónico” y durante el mes de octubre el espacio del CAV se convirtió en la vitrina de esta exhibición sin precedentes en la que por vez primera se mostraron al público treinta de estos planos. Desde las fachadas hasta detalles como el botón de los ascensores. Viajé a Nueva York para asegurarme que hacer públicos estos planos no iba a traer consecuencias. Allí la actual Autoridad de Puertos me atendió muy bien. Incluso me entregó un cortometraje sobre la construcción para enriquecer la muestra. Contacté al Ing. Leslie E. Robertson, el ingeniero jefe del World Trade Center y lo puse al tanto de lo que estábamos haciendo en Caracas. Con mucho entusiasmo aceptó la solicitud formal del CAV, y nos dio una magistral videoconferencia de hora y media que tuvo lugar el jueves 25 de octubre en la noche. Si queremos calificar de alguna manera esta muestra, podríamos decir que fue un acierto y los arquitectos Marianella Genatios, Tomás Pérez Calderón, Alejandro De Santis, entre otros, con su esfuerzo y dedicación, lo hicieron posible.


Eventualmente

Hace mucho tiempo que TED existe, muchas han oído hablar

de él, muchos comentan sus conferencias, pero ¿Qué es TED?: TED es una organización sin fines de lucro, dedicada a difundir ideas valiosas, que se inició a principio de los años 80 con una conferencia que reunió a personas expertas en tres temas: Tecnología, Entretenimiento y Diseño, y de allí su nombre TED (Technology Entertainment Design). El TED que conocimos en sus inicios hoy ya es otro que se ha ampliado a una gama de temáticas de interés general y ha crecido para apoyar a aquellos que a través de sus ideas intentan cambiar el mundo por medio de distintas iniciativas. Si se preguntan cuál es la misión de TED y por qué han incrementado sus seguidores de cientos a millones en todo el mundo, es simple, su misión es divulgar y diseminar ideas o como dice su slogan en inglés “Ideas worth spreading” . Las conferencias anuales en Long Beach, California, y Edimburgo, reúnen a los pensadores y hacedores más fascinantes del mundo, que son desafiados a dar la mejor disertación de sus vidas en tan solo 18 minutos o menos. TED ha contado con la presencia de personajes tan influyentes como Sir Norman Foster, Thom Mayne, Rachel Amstrong, Nandan Nilekani, Jane Goodall, Sir Richard Branson, Elizabeth Gilbert e incluso personajes tan mediáticos como Steve Jobs, Bill Gates, Al Gore, Ngozi Okonjo-Iweala, Isabel Allende, Gordon Brown. Éstos son solo algunos de los que han pasado a ser oradores en TED. ¿Pero cómo ha crecido la familia TED en Venezuela? Gracias a un programa maravilloso llamado TEDx que fuera diseñado

para que comunidades, organizaciones e individuos tengan la oportunidad de estimular diálogos a través de una experiencia similar a la de TED. Los eventos TEDx son planeados y organizados en forma independiente, en cada lugar y son una combinación de charlas cortas, demostraciones y representaciones que cubre una amplia gama de temas, para impulsar el aprendizaje, inspirar, fascinar y provocar conversaciones sustanciosas. Es así como el 5 de octubre de 2011 en Ciudad Banesco, tuve la oportunidad de traerles Ideas para la Ciudad enmarcado en el TEDxElAvilaNationalPark una idea que para muchos fue loca en un principio, ¿Por qué dar ideas y no soluciones a la ciudad? Simple, porque sin las ideas no pueden materializarse las soluciones. Y así con la ayuda de un par de amigos Patricia Acosta y Roger Santodomingo y un equipo multidisciplinario grandiosos nace TEDxElAvilaNationalPark bajo una licencia independiente otorgada por TED. TEDxElAvilaNationalPark era algo que le debía a la ciudad que me vio nacer, fue una forma de devolverle a la ciudad en hechos, ideas para una ciudad mejor, más vivible, más humana. ¿El resultado? TEDxElAvilaNationalPark fue un éxito de inscripción y se convirtió en el evento TEDx más seguido en Venezuela desde el inicio de TEDx en Venezuela, con más de 2700 registros, el evento contó además con más de 7800 seguidores de la transmisión en vivo en todo el mundo y un total de 300 privilegiados que pudieron disfrutar de la conferencia en las instalaciones de Ciudad Banesco. Entre los oradores se encontraron Sumito Estévez, Eli Bravo, Arq. Guillermo Amador Bograd, Charles Brewer Carias, Marcel


83

E ELA QUZU IA E IL EN V AMN DX F E TE A CE UN E CR

xx x

rk Pa

l ín iona ar t a M aN E. il is Av u El L x . q ED Ar :T

r: fía ra Po og t Fo

Rasquin, Goyo Reyna, Eglantina Zingg, Arq. Alejandro Haiek Coll, Octavio Rodríguez Vergara, Aquiles Báez entre otros. Durante esta conferencia tuvimos el placer de escuchar las charlas de Alejandro Haiek Coll y de Octavio Rodríguez Vergara quienes expusieron temas muy interesantes desde la óptica de la Arquitectura Social Al inicio de la conferencia conocimos el proyecto que se encuentra desarrollando el Ing. Octavio Rodríguez Vergara llamado Proyecto Acrópolis que es un software libre para el diseño habitacional dirigido principalmente a las comunidades más necesitadas y que se enfoca principalmente en un sistema asistido para el diseño de vivienda CAD, con módulos de aprendizaje por Internet para el desarrollo habitacional y un módulo dedicado a la gestión de los proyectos de la comunidad. Todo esto desarrollado bajo una licencia Creative Commons de distribución gratuita. Así mismo, ese día el Arquitecto Alejandro Haiek nos habló de cómo, mediante el reciclaje y la organización social comunal, se pueden completar proyectos tan importantes como Tiuna el


84

Fuerte que con un alcance inicial no calculado al final terminó siendo un proyecto social inimaginable, que logró hacer que toda una comunidad participara en la construcción y materialización de un espacio para la inclusión de todo un sector de la ciudad; es importante destacar que estos experimentos que lleva el Arq. Alejandro Haiek también han tenido repercusión internacional ya que esta experiencia también ha tenido aceptación en otros países. Es importante destacar que durante el evento también tuvimos la oportunidad de ver la exposición de Guillermo Amador Bogar quien durante 18 min pudo recrearnos desde la óptica de un arquitecto, cómo las redes sociales influyen directamente en la personas y en su comportamiento, como nos explicaba ese día Guillermo Amador “…porque lo social de las redes sociales no son los medios sino las personas” y es así como quienes compartiendo su contenido y participando en la construcción de la información personalmente hacen que una red se convierta en social. Cada una de las conferencias de ese día dejó al público notablemente motivado y es por esto la importancia de la participación de los arquitectos en las conferencias de TEDx. Los eventos TEDx en el mundo son solo una muestra de cuan maravilloso es el conocimiento cuando se transmite a todos y la buena noticia es que TEDxElAvilaNationalPark ha cumplido con todos los requisitos para renovar su licencia para una nueva conferencia en el año 2012. Lo más importante de TEDx son ustedes los que creen en la difusión de las ideas y por eso seguir trabajando en este proyecto es tan importante para los venezolanos. En Venezuela ya somos una familia, una gran familia con millones en el mundo, somos la familia TEDx. Si quieres saber un poco más de TED pueden visitar su sitio en Internet TED.com La información del evento está disponible en: http://www.ted.com/tedx/events/4133


Opinión Por: Lic. Antonella Fonseca Fotografías: www.corbis.com

Una mirada diferente al

“Nuevo Arquitecto” Todos los días arquitectos y expertos en el área se plantean cuáles deben ser las cualidades de los nuevos profesionales, de esa próxima generación que lleva sobre sus hombros la responsabilidad de brindar soluciones más inteligentes y seguir construyendo un país. Esta vez, para dibujar el perfil del nuevo arquitecto, escuchamos a profesionales de otras áreas, quienes desde su campo de acción aportaron una voz diferente a la de especialistas. Opiniones que coinciden en que los nuevos talentos deben afrontar el gran reto de demostrar su capacidad y competencia en un país con dificultades.

Eli Bravo Periodista/Locutor/Presentador de TV/Escritor 1. ¿Cómo debe ser el perfil del nuevo arquitecto? Adaptado a su realidad. Como en muchas otras artes y disciplinas, se ha hecho evidente la necesidad de entender, aceptar y manejar la realidad y el tiempo en que se vive y trabaja. Ya desde hace años se ha hablado del uso de materiales y un concepto arraigado en el país. Ahora creo que es ineludible. Eso habla de un arquitecto que sueñe con los pies en la tierra. ¿Contradictorio? No, porque eso permite crear con mayor claridad en tiempos difíciles, y mantener la visión para los tiempos por venir, que todos esperamos sean mejores. 2. ¿Cuáles son los aportes más urgentes o soluciones innovadoras que deben ofrecer los nuevos arquitectos al país? Yo pienso en lo verde, en el uso de materiales y diseños que optimicen el uso de energía y generen espacios más humanos. No soy amante de las construcciones masivas y que aíslan a la persona del entorno. Con el clima de muchas ciudades de Venezuela, junto a la luz y la geografía, me encanta cuando la edificación convive con el exterior. Además está la urgencia de los espacios públicos. No quiero imaginarme a las ciudades sitiadas por la inseguridad para siempre y cuando la gente recupere las calles harán falta esos espacios sociales. Toca pensarlos y construirlos ahora.

3. ¿Cuál es el mayor reto para la nueva generación de arquitectos en Venezuela? Conseguir trabajo, creo. Ya la supervivencia para el arquitecto en una economía menguada y dependiente del Estado es un reto. Y además está llevar el diseño a un nivel de calidad que quizás los presupuestos no permitan, pero allí es donde entra la inventiva. Pedro León Zapata Pintor/Escritor/Caricaturista/Humorista 1. ¿Cómo debe ser el perfil del nuevo arquitecto? Todos estamos de acuerdo con que la luz norte es la mejor. En Caracas, el norte es El Ávila. Al sur todo es rancho, entonces es necesario acabar con estos, que actualmente abundan más que los edificios. Por ello, el perfil del nuevo arquitecto debe ser un perfil democrático, que acabe con los ranchos y conserve El Ávila. 2. ¿Cuáles son los aportes más urgentes o soluciones innovadoras que deben ofrecer los nuevos arquitectos al país? El país, tal como está, rechaza todo lo innovador. Para crear algo hay que ir al extranjero. Pero hay que quedarse aquí para ayudar a cambiar esta situación. 3. ¿Cuál es el mayor reto para la nueva generación de arquitectos en Venezuela? La propiedad y sus peligros. Nadie va a encargarle una construcción a un arquitecto que no sea amigo del Gobierno.

Omar Hernández Sociólogo/Urbanista / ex Director del Instituto de Urbanismo FAU- UCV 1. ¿Cómo debe ser el perfil del nuevo arquitecto? Debe ejercer una profesión y actividad de carácter social. Seguir resolviendo los problemas de la gente, como viviendas y oficinas. Es necesario que desarrollen el factor social, tomando en cuenta la sociología y economía, que son materias poco trajinadas en las escuelas convencionales de arquitectura. Además, las tesis deben estar selladas con un verdadero compromiso, es


87 decir, que estén ligadas a proyectos en las comunidades o con los consejos comunales, donde haya un contacto con el cliente. Nuestro futuro en la arquitectura está en el pasado. Ojalá se repitiera algo como la Universidad Central de Venezuela, Patrimonio de la Humanidad, en un esfuerzo creador de país. 2. ¿Cuáles son los aportes más urgentes o soluciones innovadoras que deben ofrecer los nuevos arquitectos al país? Las soluciones son las mismas que han ofrecido y seguirán ofreciendo. En principio, ordenar el territorio nacional. No es posible pasar entre tres y cuatro horas en tráfico para llegar a trabajar durante ocho horas más, como resultado de la inconsistencia en la distribución de la población. También es necesario ofrecer ciudades sustentables, trabajar en los espacios que las circundan e incluso cumplir con funciones planetarias, utilizando los recursos de la mejor manera posible. Cerca de 90% de la población en Venezuela está ubicada en ciudades, por ello, hay que elevar el índice de área recreacional por persona. Por ejemplo, La Carlota sería un parque que aumentaría ese índice, además de la inclusión. Finalmente, debe generarse un gran esfuerzo por parte del gremio de arquitectos para manejarse desde la racionalización de la construcción. 3. ¿Cuál es el mayor reto para la nueva generación de arquitectos en Venezuela? Es hacerle saber al mundo que la gente joven, los nuevos arquitectos, están trabajando en soluciones más inteligentes de las que se pueden estar planteando. Es demostrar que merecen estar en posiciones donde su talento y competencia sean útiles. En este momento, de poca construcción, en el cual se nos caen vías y hay una pérdida de la calidad de vida, el mayor reto es poder desarrollar y demostrar sus competencias y capacidades.

espacios y generar un vínculo que los identifique, haciéndolos propensos a participar en las actividades colectivas. Faltan sitios de encuentro para la gente, pues la violencia que existe, nos lleva a refugiarnos en casa. 3. ¿Cuál es el mayor reto para la nueva generación de arquitectos en Venezuela? Conseguir empleo.

Rafael Osío Cabrices Periodista/Editor de la revista El Librero de Venezuela 1. ¿Cómo debe ser el perfil del nuevo arquitecto? Muy flexible y con la mayor sensibilidad social que le permitan sus circunstancias personales, como la naturaleza del proyecto que consiga y la necesidad de ingresos que tenemos todos. Es una obviedad, pero como pasa en tantos otros ámbitos de esta sociedad que ha olvidado lo básico, una obviedad que hay que recordar: el arquitecto venezolano del presente debe tener una ética tan sólida como los cimientos de sus edificios, una fuerte conciencia de que lo que diseña y lo que construye, así sea una vivienda privada, tiene un impacto en el contexto urbano. 2. ¿Cuáles son los aportes más urgentes o soluciones innovadoras que deben ofrecer los nuevos arquitectos al país? Hay varios proyectos de rehabilitación de barrios que se están haciendo, y cosas parecidas. No creo que el problema sea que los arquitectos no propongan, sino que el dinero (público o privado) no apoye lo que proponen. 3. ¿Cuál es el mayor reto para la nueva generación de arquitectos en Venezuela? Aparte de la actualización técnica y la creciente demanda de sustentabilidad ambiental, entender que lo que hagan forma parte de la reconstrucción de un país entero.

Patricia Van Dalen Artista Visual 1. ¿Cómo debe ser el perfil del nuevo arquitecto? Creo que la función del arquitecto en Venezuela se está desdibujando. Como decía un amigo, vocación es hacer lo que quieres y que luego te paguen. Pero la situación en Venezuela por cuestión de costos, materiales, entre otras variables, hace complicado que los arquitectos puedan desarrollarse a sus anchas. Todos somos seres individuales, pero la arquitectura no lo es, es una profesión al servicio de los demás. Todos tenemos una función social y el arquitecto está en la capacidad de realizar mejoras que beneficiarán a mucha gente, demostrando la responsabilidad inmensa que tiene en sus manos. Creo que mientras los egresados deben ser sacrificados y pacientes, hay que preguntarse cómo debe ser el perfil del Estado para proporcionarle trabajo al arquitecto. 2. ¿Cuáles son los aportes más urgentes o soluciones innovadoras que deben ofrecer los nuevos arquitectos al país? Ir tomando espacios residuales y transformarlos en espacios públicos. Hay que tener voluntad y vocación de servicio para hacer obras públicas, como responsabilidad social y con el entorno. Tratando de involucrar a quienes se desarrollan en estos

Roberto Weil Caricaturista/Ingeniero Industrial 1. ¿Cómo debe ser el perfil del nuevo arquitecto? Tomando en cuenta la situación del país, esa fuga de talento venezolano y los avances a escala mundial. El nuevo arquitecto debe tener el perfil que todos los profesionales debemos tener: pasión por el oficio, buen espíritu, profesionalismo, conocimiento de optimización de recursos y energía, creatividad, hambre de investigación, conciencia de dónde vive y conciencia del panorama mundial 2. ¿Cuáles son los aportes más urgentes o soluciones innovadoras que deben ofrecer los nuevos arquitectos al país? Creo que el mayor aporte que puede hacer el nuevo arquitecto es construir su propia casa. 3. ¿Cuál es el mayor reto para la nueva generación de arquitectos en Venezuela? El gran reto de los recién graduados es lograr trabajar como arquitectos.


Qué dice el CAV El Colegio de Arquitectos de Venezuela ofrece una figura de-

nominada Aval de Calidad CAV, que tiene como objeto ofrecer una certificación de calidad a productos, marcas o servicios; que le permita a los arquitectos - cuando contraten y/o utilicen estas marcas - contar con la tranquilidad de que emplearán los mejores recursos en sus proyectos. Buscar las mejores alternativas en productos o servicios es una de las metas propuestas para esta gestión en el CAV; es por ello que desde hace cinco años se otorga la figura del Aval de Calidad CAV a aquellas empresas que, habiéndolo solicitado, satisfagan los requisitos previamente establecidos. La calidad del producto o servicio ofertado por cada empresa es el principal factor a considerar para el otorgamiento del Aval. El prestigio de la marca se considera como un factor para ser incluido en los posibles candidatos, pero lo más importante es el compromiso con el continuo mejoramiento de la calidad del producto o servicio, lo que representa mayor peso al momento de entrar al proceso de evaluación. Otro factor muy importante considerado para el Aval de Calidad CAV son las certificaciones de calidad, nacionales e internacionales, que dicho producto o marca pueda tener. Para los arquitectos es muy importante contar con el máximo apoyo posible al momento de integrar algún recurso o material a un proyecto. La satisfacción del cliente final y garantía de dura-

bilidad del producto son otros importantes parámetros considerados para el otorgamiento del Aval de Calidad CAV; con el fin de conferir una garantía adicional para la satisfacción del acabado final de un proyecto. La promoción de la industria nacional es también un importante factor evaluado para el otorgamiento del Aval de Calidad CAV, así como la atención al usuario y la disponibilidad en mercado del producto avalado. Al certificar a una empresa y permitirle ostentar nuestro logo y aprobación, el CAV le garantiza la alta calidad del producto o servicio para los proyectos de los agremiados. Como arquitectos necesitamos garantizarle a nuestros clientes la mejor calidad de los insumos o servicios incluidos en el proyecto; por lo que los colegas pueden estar seguros de que todo aquel producto que cuente con el Aval de Calidad CAV, les permitirá obtener los mejores resultados y está respaldado con las mejores calificaciones y certificaciones. Es por todo esto que desde el Colegio de Arquitectos de Venezuela nos enorgullece expresar que el Aval de Calidad CAV representa una garantía adicional dentro del mercado nacional para el éxito de los proyectos arquitectónicos y que nuestros avalados seguirán apoyando al gremio al otorgar la mejor calidad y servicio en su portafolio de productos.

?

QUÉ SIGNIFICA

EL AVAL DEL

COLEGIO DE

ARQUITECTOS DE VENEZUELA Por: Arq. Tomás Pérez Calderón CAV Nº 6.331 Gerente General CAV CAV N. 6.331 @arqtomas


Síguele la pista Por: Arq. Maricarmen Sánchez Arq. María Paula Ramírez

CARACASen

100 Pasos Pasos Pasos Pasos Guía de Arquitectura

En el año 2007 y a raíz de una serie de reflexiones sobre las ciu-

dades latinoamericanas, nos preguntamos por qué Caracas no cuenta con una guía de arquitectura, de la ciudad, de sus recorridos, de su historia. A partir de allí y a lo largo de estos años esta simple idea se ha convertido en un ambicioso proyecto, el cual se ha ido materializando a través de muchas horas de dedicación, contratiempos, esfuerzo, angustias y grandes colaboradores, en una realidad próxima a formar parte de la vida de los caraqueños. La idea de elaborar una GUÍA de ARQUITECTURA surge a partir de la inquietud que despierta el conocimiento del lugar y la necesidad de un referente para comprender la ciudad. Esta guía busca promover e incentivar la cultura patrimonial arquitectónica y urbana de la ciudad de Caracas, con el fin de interesar a los ciudadanos sobre el cuidado y preservación de los espacios emblemáticos y generar conciencia sobre el legado arquitectónico que aún se conserva. Nuestra ciudad merece su propia guía y “CARACAS EN 100 PASOS” propone ayudar a la comprensión de la ciudad a través de cinco recorridos enmarcados en sus plazas, parques y edificaciones. Está dirigida tanto al visitante de otros rumbos que aterriza en el complejo caleidoscopio caraqueño, como a las viejas y nuevas generaciones de arquitectos y estudiantes, así como también al público de a pie, interesado en su contexto, referencia inmediata de su vivir y que a causa de tanta “fragmentación urbana” lo desconoce. Su formato es tal que permite su consulta como un “manual” de esta compleja urbe. Esta Guía de Arquitectura no tiene intención totalizadora, es un corte en el tiempo, un trabajo que no termina, que será retomado, completado y reescrito permanentemente.

Resulta importante entender este registro como una “foto de familia” que será revisada tanto por nosotros mismos, como por nuestros visitantes y por futuras generaciones a fin de ayudarnos a entender quiénes somos y de dónde venimos, cuáles son nuestras raíces, nuestros aciertos y nuestros pecados. Caracas, tan mal querida y tan bien amada, merece el esfuerzo arduo que representa este quehacer en tiempos tan complejos, si con esto se colabora al aumento de la autoestima, del respeto, del orgullo y del sentido de pertenencia de la ciudadanía que formamos todos, la tarea estará cumplida. No se ama lo que no se conoce. “CARACAS EN 100 PASOS, plantea el reconocimiento y la difusión de los muchos valores que poseemos y quizás ignoramos, entendiendo la “crisis” como cambio y esperando que el momento actual pueda ser la transición hacia la producción de los nuevos espacios que ahora extrañamos y que nuestra ciudad demandará de todos sus arquitectos.


COLEGIO de ARQUITECTOS de VENEZUELA OCUPANDO NUESTRO ESPACIO INSCRÍBETE O PAGA TU SOLVENCIA, ES MUCHO LO QUE PODEMOS HACER JUNTOS: • Discute la Ley de ejercicio profesional • Participa de las charlas profesionales • Colabora en la Revista CAV • Usa la Biblioteca • Recibe el boletín semanal • Interactúa con proveedores, contratistas y colegas en la Red del CAV www.cav.org.ve • Lee las revistas CAV en: http://issuu.com/revistacav • Adquiere la versión impresa de la Revista CAV

Síguenos en Twitter: @cavorgve

@revistacav

Intégrate con nosotros en Facebook: https://www.facebook.com/COLEGIOdeARQUITECTOSdeVENEZUELA https://www.facebook.com/RevistaCAV

Forma parte de tu gremio Utiliza la sede nacional para presentar tus productos o servicios Participa en los concursos de arquitectura Sé nuestro invitado especial durante el "MES DE LA ARQUITECTURA"


92

Humor


Revista CAV No. 59  

Revista oficial del Colegio de Arquitectos de Venezuela, Número 58. El Colegio de Arquitectos de Venezuela y sus filiales en todo el país, t...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you