Page 4

EDITORIAL : POLÍTICA

CASH CUENTAS MILLONARIAS E www.revistacash.com ES UN PRODUCTO EDITORIAL DE ACTIVOS INTANGIBLES

STAFF :

DIRECTORA EDITORIAL Gina Quiroga Castro gquiroga@revistacash.com EDITOR DE NEGOCIOS Efraín Varela Mendoza evarela@revistacash.com PERIODISTA Rafael Véliz rveliz@revistacash.com CORRESPONSAL LA PAZ Helen Alvarez halvarez@revistacash.com

COLABORARON EN ESTE NÚMERO Manuel Mora y Araujo Marco Antonio Del Río Alvaro Hurtado EDITOR GRÁFICO Julio Cuéllar Aranda jcuellar@revistacash.com DIAGRAMACIÓN Y ARTES Erwin Terrazas Durán eterrazas@revistacash.com HUMOR Trond FOTOS Fernando Sandóval fsandoval@revistacash.com Rodrigo Urzagasti ABI y corresponsales GERENTE Javier Urenda jurenda@revistacash.com GERENTE COMERCIAL Eliane Coscío ecoscio@revistacash.com DPTO. COMERCIAL Claudia Araúz carauz@revistacash.com Mariana Ribera mribera@revistacash.com ADMINISTRACIÓN Beatriz Terrazas bterrazas@revistacash.com LOGÍSTICA Y DISTRIBUCIÓN Oscar Urenda ourenda@revistacash.com Las expresiones e ideas de los columnistas no reflejan necesariamente la opinión de la revista.

SANTA CRUZ: Av. Cañoto, casi esq. Monseñor Rivero Tel. 591-3-333-7094 | 591-3-334-2897 LA PAZ: Contacto: Luis Argandoña Av. 20 de Octubre Nº 2332 Edificio Guadalquivir, Oficina Nº 109 Teléfonos 24224071 – 71514617 COCHABAMBA Contacto: Samuel Meneses Eufronio Viscarra Nº 1191 Teléfonos 4533225 – 72737597

4 : CASH

l negocio político del quinquenio 2010 -2015 en Bolivia asciende a 17,000 millones de dólares y 450 mil items laborales, lo que ha puesto en una frenética carrera a 11 mil candidatos de 15 partidos y agrupaciones ciudadanas para copar, el próximo 4 de abril, alguno de los puestos en 337 municipios y 9 Prefecturas departamentales. Las extraordinarias cifras exponen con claridad que las arcas públicas están rellenas de dinero contante y sonante , ante lo cual la pregunta de rigor es, ¿sabrán administrarlas? y aunque esa respuesta no la conocemos, sin embargo, a partir de los resultados obtenidos en estos últimos años sobre la gestión y la administración de los recursos públicos del país, es deducible que mientras no haya un control efectivo sobre los mismos, los bolivianos seguiremos machacando sobre la corrupción, nepotismo e ineficiencia y lo que es peor seguiremos siendo los últimos en la listas de todos los estudios que se realizan sobre desarrollo humano, competitividad, transparencia y equidad de género. Para evitar la crónica deficiencia en el manejo de la cosa pública vale la pena recordar que una de las principales competencias de las Prefecturas y Municipalidades es la inversión pública, que requiere de gran capacidad técnica y de tiempo para su ejecución. Los gobiernos subnacionales - Prefecturas y Alcaldíasde las últimas gestiones no estaban preparados para invertir a unísono el incremento de sus ingresos y en cua-

tro años sólo han perdido oportunidades, según demostró en su informe la Fundación Jubileo, institución que por eso promueve una auditoría a la deuda pública nacional. La falta de gestión en el gasto, provocada por la contratación de recursos humanos deficientes y la mala planificación han determinado que durante la gestión 2009, los saldos en caja y bancos de los gobiernos subnacionales disminuyan sin dar muestras de haberse realizado obras para el desarrollo nacional o inversiones en sectores productivos que el país requiere para su progreso acelerado y sostenible. Las cifras del Presupuesto General del Estado (PGE) detallan que las nueve prefecturas acumularon un saldo de 1.400 millones de bolivianos y en similares condiciones también se encuentran los gobiernos municipales que registran, incluso, un monto sobrante mayor al de las Prefecturas. A noviembre de 2009, los 327 municipios del país no pudieron ejecutar 2.971,6 millones de bolivianos inscritos en su presupuesto. Según un estudio realizado por Cedla, las Prefecturas han priorizado dos tipos de gasto clásico: el de infraestructura y el de gasto social y a pesar que desde el 2005 estas instancia tienen más recursos por el IDH, no dan muestras de cambio en nuevas formas de gasto que además impulsen el aparato productivo, pero no con ayudas monetarias sino con planes de desarrollo efectivo y sustentable. ¿Seguiremos por el mismo camino?

Los comicios del 4 de abril son un negocio político de inversión mínima y réditos inmensos.

EL HUMOR :

Cash 87  
Cash 87  

Revista Cash

Advertisement