Issuu on Google+

cantera revista literaria - número 2 - abril 2014

POESÍA JOVEN LATINOAMERICANA


poesía ¿Qué lugar puede ocupar la poesía en una región que se ha caracterizado, principalmente, por la calidad de su prosa y su narrativa? ¿Tiene algún sentido seguir haciendo poesía en América Latina? Ser escuchado en el mundo literario siempre es una tarea complicada. No sólo basta el talento y el trabajo constante (requisitos con los que pocos pueden cumplir), también es necesario implementar las buenas relaciones y unirse a los distintos grupos y talleres literarios para poder, al menos, aspirar a algo. Entonces, ¿qué influencia puede ejercer una voz que tiene la triple faceta del marginado: latinoamericano, joven y poeta? Cantera se ofrece como primer espacio para que esas voces que claman por ser escuchadas desde el margen, consigan un primer lugar y tengan la posibilidad de la proyección. En este número presentamos una selección de setenta y siete poemas pertenecientes a veintiocho poetas jóvenes provenientes de diecisiete países de América Latina.

2


cantera Revista Literaria Número 2 - Abril 2014 www.revistacantera.com @revistacantera

Editor principal Alejandro Arturo Martínez Editor adjunto Rennyer González Martínez Portada AJ Nafziger www.ajnafziger.com Correcciones María Betania Caldera Gabriela La Rosa Miguel Ortiz Diagramación Alejandro Arturo Martínez

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 3

3


POETAS

sumario

ARGENTINA

LUCIO MADARIAGA

ARGENTINA

LUCIANA REIF

10

BELICE

OSMER BALAM

14

BOLIVIA

JUAN PABLO SALINAS

20

BOLIVIA

MILENKA TORRICO

24

BRASIL

ALICE SANT’ANNA

29

BRASIL

THIAGO PONCE DE MORAES

33

CHILE

ÁNGELA BARRAZA

36

CHILE

CRISTIAN FOERSTER

43

COLOMBIA

YENNY LEÓN

46

COLOMBIA

ROBERT MAX STEENKIST

49

COSTA RICA

PAOLA VALVERDE

54

CUBA

SERGIO GARCÍA ZAMORA

58

ECUADOR

TYRONE MARIDUEÑA

62

4

6


EL SALVADOR

MIROSLAVA ROSALES

66

HONDURAS

ARMANDO MALDONADO

71

MÉXICO

XEL-HA LÓPEZ

74

MÉXICO

ALEJANDRO MASSA

80

MÉXICO

ALÍ CALDERÓN

86

PARAGUAY

EDUARDO QUINTANA

90

PERÚ

NILTON SANTIAGO

94

PUERTO RICO

KADIRI VAQUER

100

URUGUAY

LEONARDO DE LEÓN

103

VENEZUELA

MARÍA RUIZ

109

VENEZUELA

ADALBER SALAS

112

VENEZUELA

ALEJANDRO CASTRO

115

VENEZUELA

MIGUEL ORTIZ

118

VENEZUELA

MAYI ELOISA MARTÍNEZ

120

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 5

5


Lucio

Madariaga

ARGENTINA 6


I

LUCIO MADARIAGA

Ganbaru Agujas de sal alilan el muelle blanco donde dieron el salto, las hermosas suicidas.

en otro tiempo,

Soplo de alelí en las venas abiertas de dios: tejiendo la humedad, almanaciente del mar.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 7

7


II

LUCIO MADARIAGA

A la sombra del tilo Viene del monte un aroma a casuarina y lujuria recién lavada que me envuelve Arrojo los dados minerales: números tallados por la constancia del viento astillan mi suerte Ella gotea hacia arriba y cae desnuda pero dispuesta No hay dádivas para este corazón señor de la mañana Altagracia en derredor, no tengo más verdad que un salvaje palmar y el éxtasis en puntas de pie de saber que este amor se come con las manos.

8


III

LUCIO MADARIAGA

Atardecer durazno Siempre más sonriente al desastre más bello Mallarmé

Zócalos sin lijar

maderos imperfectos Tierra blanda suelo baldío Caen sobre mi cabeza los durmientes de tacuara Se desmorona el espacio junto a la humedad de los juncos de cielo y el tiempo atardece Por el extremo izquierdo de los escombros -en perfecta diagonalentra un haz finito y concentrado de luz durazno Se posa en la parte superior de mi mano como una mariposa que cobija una perspectiva un mensaje Logro asir con dulzura lo luminoso hasta en los peores atardeceres

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 9

9


Luciana

Reif

ARGENTINA 10


IV

LUCIANA REIF

Amén En Cali conocí a una mujer que tenía la habilidad de rezar con una sola mano. Para sentirse más cerca de dios le bastaba con hundir sus dedos bien profundo debajo de su falda Rezaba de día rezaba de noche en el nombre del padre del hijo y del espíritu santo. Amén

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 11

11


V

LUCIANA REIF

La zafra La vida durante la zafra es una dulce y triste refracción del mundo. Todo comienza en los cañaverales donde hombres de lugares lejanos desnudan el campo en un lento y precioso juguetear con sus dedos, adultos y ásperos por el paso del tiempo saben más que nadie cómo tratar a la caña, hábiles para sacarle todos sus secretos, quedan exhaustos después de cosecharla; el calor tucumano se entrevera en forma de gotas que brotan de las manos ajadas y dolidas de un peón que no ignora que ese fruto vital concebido con sus fuerzas, será después de todo azúcar que se derretirá en otra boca. Peón golondrina conoce más que cualquiera el sabor agridulce de la tierra, después de despojarla terminada la zafra partirá a otros suelos a cosechar amargos sabores. ¿Acaso no es esta la verdadera tristeza, la de un hombre que llega a abrazar la dulzura toda y se desprende de ella sin apenas saborearla?

12


VI

LUCIANA REIF

Romance Conversamos solo una vez hace diez años pero esa charla todavía perdura como quien hace el amor, siendo todos los encuentros una continúa prolongación del primero así son nuestras charlas, nos encontramos a tomar un café, a beber dos copas de vino, y de un momento a otro nuestras lenguas se desentienden de los dos se agotan en el juego del parloteo y cada tanto hacen pausa, cuando están a punto de despedirse, de cerrar el diálogo, de coser el círculo que explica y previene la próxima conversación, se arrepienten, retroceden espantadas, se refugian en el caparazón de la garganta y se someten al invierno de las lenguas aguardan cautelosas, deshilvanan las palabras las lamen como si fueran, carne de la otra lengua amada se preparan para la siguiente charla que para ellas no es otra sino la misma, la gran charla de las lenguas, cuando nos volvemos a encontrar y te intento agarrar la mano mi paladar no logra contener a la prisionera, vislumbra la punta de la otra y retoman el juego, se desbordan en un baile continuo, transpiran la danza nunca se tocan ni siquiera se raspan como si los fonemas que escaparan por sus puntas corrieran presurosos al encuentro para abrazarse y amarse en el aire y eso bastara para dejarnos satisfechos

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 13

13


Osmer

Balam

BELICE 14


VII

OSMER BALAM

Retratos Aquella primera vez, tomabas aquel mapa, y estabas como en otro planeta Viendo qué vía tomar, dónde ir. Yo testigo allí, al otro lado de la calle, perdí cuenta de cuánto tiempo pasaba, de cómo te observaba por siglos, cayendo en ese dulce vértigo, mirándote, como se contempla una estatua, como si de repente cobrara vida con el toque de mi mirada. Ardiendo en llamas, mis pupilas adormecidas se levantaron, para mirarte, para sentir la aurora desprenderse de tus labios. Mis dedos, como aves en una jaula, soñaron con tu piel, Con tus nubes y tu carita solemne. ¿Qué hacer ahora mi amor con la espina de tu ausencia? Cuando siento que este cuerpo desnudo son rasgos de ti, Cuando mis venas te gritan, a lo lejos tu sombra siempre me acaricia. Las horas se enredan en mis pestañas tristes, sin saber qué rumbo tomar… En este cajoncito donde vivo, la luz se derriba en lo gris de tu recuerdo. Ya no brilla el esmalte de tu piel de porcelana encantada. Aun así, tus ojos trazan cada laberinto oscuro en que camino, cada pétalo que arranco, cada verso, cada rima que beso, no hay flor más tierna que tu boca en la mía. Y me muero dormido en estas hojas en blanco

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 15

15


VII

OSMER BALAM

que dejaste tiradas en los rincones de mi habitación. ilusiones idílicas que tejió tu voz de primavera en mi sangre, y en mis pobres labios ya muertos, helados. Como siempre, la tarde llega y se sienta a mi lado, mirándome como si fuese su amo. Estiro los brazos. Las calles son cintas que enrollo y desenrollo, pensando…pensando en ti, en tu voz, el perfil de tu cara, bebiendo de esta copa llena, de nostalgias y ensueños, y la ausencia incontenible de tus besos invernales. Créeme que le he tirado piedritas a la luna una y otra vez para ver si te devuelve a mi lado. Pero ámbar tras ámbar, me ha devuelto, solamente retratos de los dos.

16


VIII

OSMER BALAM

Los extraños Hoy los miré. Brillaban en ambos esos amaneceres de susurros tiernos en el cuello. Ella era como esas calles solitarias que caminas sin saber por qué. Tenía una cara impecable, una huella de belleza inmune al tiempo. Ya lo esperaba cerca de la puerta. Pacientemente, le pedía la orden. Con sus miradillas la cuidaba protegiéndola del mundo entero. Estábamos los tres atrapados en ese triángulo que no tenía cierre, ni inicio o fin tampoco. “Con permiso” - dijo y pasó, la vista al suelo. La miré a los ojos. Esos ojos, espejos inmortales, de esos que te hieren, de esos que sin mirarte te hacen pedazos. Él le abrió la puerta. Ella le susurró algo, en portugués. Un susurro que como bala en fuego traspasó cada una de mis venas. Me miró. Y por dentro, lloré como jamás lo había hecho.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 17

17


IX

OSMER BALAM

Expiration Date Suddenly I speak in the climax of your act, your mime. Your gravitational silence of steel repels my acrid soliloquy, the bleeding urgency of my corroding words, my despair, my desperation to see you see me here, with questions and questions, flooding my misery, my isolation, my adulation for you, the shards of you I treasured to death. Your ears are locked doors, lost keys, your attention, a broken compass. You press your favorite button. I am mute like a morning dew drop, immovable, uncertain on the edge of a fidgeting leaf, a leaf hanging in the grasp of your fingers. I look at this dew drop while your pride fizzles and breaks your forehead in two, maybe in four, ten or a hundred pieces. Just silence, resentments, remnants of us stream out of the original puzzle’s complementary cuts and bruises, insults, shapeless misery, a sudden change in the stage directions going berserk.

18


IX

OSMER BALAM

Then, your kiss, a dagger, an electric shock to the most sensitive nerve on my neck, dazes me into a mirroring contorted image in the screen of a soap bubble on the verge of imploding, exploding into the pieces of me you loved to cut and kiss the sky you loved to watch, pull down and mold into hats of straw, sugar cane fields and fire. But today I leave my wounds on this envelope that is now sent to my conscience and yours, yours, not the world’s, the stupid world watching us… This is the end of the love I created, that I wanted to see, the chronicle I wrote, read and reread only to leave me hurt, abandoned and distressed. I look at the tiny arteries in the map of your eyes. I stare at the shape of your home country. I wish we had been born in the same place. But then I don’t. I kiss you goodbye on your forehead And your lease for silence finally expires.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 19

19


Juan Pablo

Salinas

BOLIVIA 20


X

JUAN PABLO SALINAS

Ni pistas ni memorándum No me preocupé tanto por los cráneos y esqueletos del cementerio local; el sol hizo de las suyas, igual que las rapaces y las de paso. El frío no atacó a todos a la vez, fue tan amable como siempre. Así la espuma y la fiebre de los tachones, tan lindos en las correcciones, no dejaron pistas ni memorándum. La cuchara, removió por horas a la mosca en la sopa.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 21

21


XI

JUAN PABLO SALINAS

Para detectar la impostura Reconoces a una persona cortés, a sus relaciones con el mundo como correctísimas. Asomas por la ventana y anotas: el desesperado silencio en el que vivimos. Emites algunas señales e interrumpes: frecuentar el horror le quita su espanto. No te mueves hasta que alguien dice: volveríamos la cabeza si te sentaras tranquilo y pensaras. Hay lugares donde la gente hace cosas extrañas. La ridiculez, a veces te permite tejer la urdimbre con mayor destreza.

22


XII

JUAN PABLO SALINAS

No salgas del sobre Los paseos por el parque nunca son distintos, los sueños tampoco. Hoy las sábanas parecen recién lavadas, aún hay lugares fríos a los que no has llegado y lamentablemente ya no hay tele que suene. En la calle, barren el polvo y todo lo que nos hace el tiempo. Hablar de cosas ininteligibles se te ha hecho una costumbre, pero de a poco caen las hadas y termina el “soberano” bostezo del dragón. Te levantas, a lo mejor hay algo. Será mejor que me duerma.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 23

23


Milenka

Torrico

BOLIVIA 12 24


XIII

MILENKA TORRICO

Outside En la casa de mis padres hay gritos (de mi madre) hay platos rotos y niños muertos. En la casa de mis padres hay una adolescente reprimida, una compulsiva y otra anoréxica. En la casa de mi padres hay yogurt natural hay tv cable y se asilan huérfanos. En la casa de mis padres hay una neurótica hay una bailarina, una modelo y también un desertor. En la casa de mis padres hay pájaros mutilados hay divorcios, hay amantes y asesinatos con pastillas y con gas. En mi casa hay barbies pelonas y una muñeca con queloides en el rostro.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 25

25


XIII

MILENKA TORRICO

En mi casa hay una niña con nombre de puta, complejos de puta y comportamiento suicida. En mi casa hay una colección de ex-amigas de sus test de embarazo y de sus hijos en formol. En mi casa hay un álbum de auto-fotos hay anfetaminas, diarios escritos al revés y un muñequito roto. En mi casa hay seis perros locos y hay una hora entre las doce y las tres en la que salen a perturbar la ciudad.

26


XIV

MILENKA TORRICO

Filadiz A Marisella Berg “yo tenía una niña/ yo tenía un pez muerto” F. García Lorca

Le puse nombre de cantante de bar argentino y se puso el apellido de mi abuelo porque ella como toda muñeca fatal de útero de hierro no tenía padre digna ante el rechazo se fue hacia el agua con el agua en el agua. Yo no la quería y ella no pudo haberme querido … Abrí la llave de la ducha para lavar los restos de alga encendida que su carne dejó entre mis piernas.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 27

27


XV

MILENKA TORRICO

Oscilaciรณn Mi mamรก no me ama se sienta frente al televisor para llorar por otros para dolerse de otros si la culpa la alcanza me da dinero si la furia la alcanza me abofetea si la ansiedad la alcanza se enamora de mi padre si la lucidez la alcanza se arrastra por la casa buscando un lugar para colgarse. Mi mamรก no me ama yo amo la lucidez de mi mamรก.

28


Alice

Sant’Anna

BRASIL 12

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 29

29


XVI

ALICE SANT’ANNA

a água transbordava da pia para lavar bem lavadas as cerejas fora de época (caras demais) com os fones ouvia a respiração alta na cozinha de uma estranha nota que os anéis mais parecem engrenagens que anéis as engrenagens nos dedos uma máquina fecha os olhos por alguns minutos sente a água molhando o aço a fruta enferrujar as cerejas (tão caras) a boca um risco que quase sorri a distração do metal gelado na casca não sabe se o que ouve é eco ou sua própria voz distante a dona da casa pergunta se está cantando por que está cantando tão cedo? achava que estivesse muda a respiração alta

30


XVII

ALICE SANT’ANNA

benjamin tenho um medo terrível de cegar ela me disse, e desligou o telefone se abraçando debaixo das cobertas. fazia frio demais para levantar agora, lavar as mãos esfregá-las com álcool e voltar para a cama. fica na dúvida se ao acordar será capaz de abrir os olhos e enxergar o relógio por saber secretamente que coçou os olhos com os dedos depois de ontem, depois de ter passado a tarde com aquelas crianças na dúvida se a viam pouco ou nada, com uma roupa escolhida especialmente para a ocasião, percebeu que afinal ninguém poderia ver a tal roupa até que um menino apontou olha só a loura a menina bem novinha usa unhas roxas metalizadas e quer ser atriz quando crescer ela é a que mais vê de todos, poderia estudar em uma escola qualquer mas tem uma doença degenerative aos poucos vai enxergar cada vez menos e todos sabem disso, saberá ela também? decide que não vai sentir pena ninguém aqui está pedindo pena amanhã ao acordar vai ser como eles Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 31

31


XVIII

deitado com o dedo na boca o sorriso invertido curvado como uma montanha a pele da perna uma cédula gasta e seca todos os dias rigorosamente iguais banheiro, visitas, ampolas de sangue às vezes tem mordomias como um pedaço de pão ou uma fruta doces nem pensar da janela passa uma nuvem de carros um táxi amarelo convida a ir a qualquer lugar sem previsão de alta o táxi é mais miragem um filme na televisão aquele programa da tv5 sobre casas em paris sem saneamento pessoas que moram hoje, você acredita?, em quartos sem janelas, apartamentos no sexto andar sem elevador, como será que fazem para subir com a água? não tomam banho, naturalmente depois se cansa da conversa a nuvem se torna mais espessa na hora do rush o táxi não tem serventia se não puder tomar o caminho que leva ao ponto mais alto de onde se vê a curvatura da terra

32

ALICE SANT’ANNA


Thiago

Ponce de Moraes

BRASIL 12

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 33

33


XIX-XX

THIAGO PONCE

SEBASTIÃO UCHOA LEITE, Para o seu deleite, aqui jaz, Thiago Ponce de Moraes.

A BELEZA QUE TENS, não a que dás, Roça a eternidade nos meus olhos. Sob as árvores, da sombra que a Natureza concede, Sinto os teus dedos leves repousarem em minha nuca. Teus lábios breves – a tua pele – A minha voz dispersam: instantes da tarde. Sobre meu peito deitada lanças tuas sombras, teus cabelos, A beleza que tens: é efêmera e me basta.

34


XXI

THIAGO PONCE

QUANDO DORMES precária como o dia, Assinalada por tão densa luz, Carregas um peso somente teu. Quando, à margem de qualquer figura (como esta em que remota finges) Segues despreocupada em teu sono, Em lugar algum perguntam por ti. Quando pendes ebúrnea, silenciosa, Ébria – num momento antes do gesto Límpido de um pássaro que não sofras –, Tornas-te calmamente este dia. E nenhum alísio sopra em teu peito, Nenhum sonho ou cinzel ousa talhar O mínimo detalhe em que acordas.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 35

35


テ]gela

Barraza

CHILE 12 36


XXII

ÁNGELA BARRAZA

Lecciones de anatomía para modernizar el incesto No es violación porque ella con mi pareja tuvieron una relación con consentimiento. Además ella ya había tenido pololo. (Argumento de la mamá de una niña de 11 años embarazada por su padrastro)

Cuando pasa la pendeja de quince meneando el culo por el medio del patio los amigos miran a Gerardo, su papá, que se pone nervioso y no sabe si mandarla a vestirse más tapada o definitivamente ir a darle un combo a su compadre Ramiro que siempre cuenta que en los días de paga sale a culearse cabras chicas. Está cada día más grande la niña, dice siempre la abuela en el almuerzo de domingo, y a Gerardo no se le puede pasar por la cabeza otra cosa que la imagen de la cabra meneando el culo y hasta se la imagina chupando pico en una plaza a todos sus compañeros de curso. Y por supuesto que le tiene un miedo parido a que un día se le vaya la cabeza pa otra parte y la piense completamente en pelotas y se le pare (no le voy a decir por qué pero tápese cuando pase de camino al baño). Cuando su compadre Ramiro contó por primera vez la historia de las pendejas que salía a culearse

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 37

37


XXII

ÁNGELA BARRAZA

cada vez que andaba con el bolsillo lleno de plata a Gerardo no le pasó nada. Hasta le celebró las peripecias a su compadre. En ese tiempo la niña tenía seis o siete años. Pero ahora cada vez que se acuerda se imagina que perfectamente puede ser su hija a la que el compadre se engrupa con piscolas y cigarritos mentolados en un bar de los que están en Bellavista al fondo. Tanto que se arregla esta güeóna pa salir, pensaba Gerardo. Un día va a quedar embarazada y me voy a tener que hacer cargo yo de la criatura. Seguro que ese güeón que tiene por pololo a lo más y se desaparece una vez que hayan comprado la cuna y la primera ropita. Ni en pintura se va a aparecer por la casa el muy conchesumadre. Dicen que una cosa lleva a la otra y así fue. De tanto verla caminando y de tanto reprobar la conducta de su pololo un día la tomó por sorpresa y la empezó a besar. No hay peor consejero que el convencimiento masculino que asegura que todas las mujeres al final son putas, y en eso estaba cuando se le fueron las manos y no supo con certeza que era virgen hasta que la penetró por primera vez y la sintió apretadita y entonces a él

38


XXII

ÁNGELA BARRAZA

el corazón se le puso blandito. Prefiero ser yo antes que cualquier güeón que no te respete, le dijo y la pendeja sin saber cómo llorar sentía el peso de su padre encima mientras se movía fuerte y a veces le chupaba las tetas. No le dio besos en la boca porque ni a las putas ni a las hijas se las besa con lengua, sin embargo la acarició amante hasta que eyaculó. Le limpió el coño con la que él consideraba la misma ternura con que un día se lo lavó y secó con talco al cambiarle los pañales. A partir de ese momento sabían los dos lo que se siente el tacto rugoso de la carne y de la misma carne. Los tiempos están tan malos, decía la abuela en el almuerzo de domingo y la niña mordía la mechada mientras pensaba en que ya aprendía de a poco a darle naturalidad y riesgo a esos días de semana en que el papá llegaba caliente y se lo metía. Cualquier cosa en la vida puede terminar por volverse costumbre, incluso el error, incluso el vértigo. Y así lo supo la niña que en los brazos de su padre gimió por primera vez por una cosquilla que le recorrió la guata. (pensó en la sensación arriba de un columpio

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 39

39


XXII

ÁNGELA BARRAZA

porque si te empujan muy fuerte pasa eso del vientre) Fue por él por quien empezó a tomar pastillas y como una lección de vida le faltó el respeto más seguido en la calle. Lo puso celoso. Se la hizo difícil. Una vez el compadre Ramiro se desubicó hablando del poto de una mina rica y Gerardo atinó a decirle No seay enfermo poh compadre, no veís que yo tengo una hija de la misma edad. Si claro, pero ella es tu hija y esta mina no es na mi hija pos güeón, es diferente la cosa. A Gerardo le gusta el fútbol y piensa que tuvo mala cueva por no tener mejor un hijo hombre. Hubiera sido más fácil la crianza porque los hombres son de fierro, no como las minas. Al final de cuentas, no es tan malo el asunto, es normal, se decía el padre de la niña. Total todo pasa por una cosa de principios y de no dejar que nadie le pase por encima a la cabra así aprende tal cual como es la vida y en unos años más me va a agradecer que ningún pololo venga y la haga güeona.

40


XXIII

ÁNGELA BARRAZA

Gabriela Mistral, Zombie #7 Saliste guacha de una noche y te pusiste a caminar por la Alameda. Lesbiana y religiosa como un turbante prohibido, completamente renovada y adicta al plush subiste ardiendo en la comisura de todas las jefas de UTP que no conciben a la maestra vuelta y vuelta con las cabritas lindas del liceo de monjas. Piececitos de niña arriba tuyo matriarca. Potos de niña azulosos de frío y caldo de choro escurriendo entre los dedos. Píndaro con flor de tafetán en la sonrisa, galla te veo haciendo causa común con todas las causas posibles, te pienso bailando Dead Can Dance en una esquina de la Blondie. Gaby la tarántula pegando el ojo en la muchacha mexicana que nació vestida con la metralleta lésbica de la revolución, te imagino ahí gueóna haciéndote la loca

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 41

41


XXIII

para permanecer a medianoche aún vestida con la sonrisa medio sádica de una abuelita dark. Estarías tan de moda hoy día con esa pelusa blanca que tenías por pelo. Hasta la peluca ronca de Jaime Quezada y de todos los guardianes de tu culo parecerían un ejercicio vintage al lado de esas mechitas canuchentas que te vuelan bonitas hasta en el billete de cinco lucas. Gabriela la vieja loca de traje de dos piezas y esas patas de gallo anarko. Por eso es que te digo así, pensando en un cóctel de demerol y una corbata enrollada en la lámpara del velador que estarías tan de moda hoy día, tan avantgarde tan elegantemente queer en lo dinámico del beso.

42

ÁNGELA BARRAZA


Cristian

Foerster

CHILE Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 43

43


XXIV

ensayo una acuarela de mí mismo primero sus formas sudor o rocío las comparaciones obvias después el clima la brisa que surge del ombligo siempre caminará con uno la vida del otro pasillos y baños dividen la escuela de escarcha curte un semblante de arbusto contra el páramo el patio techado esa lengua roja otro rostro contra el paredón las burlas en apodos constriñen mi carne blanda la hoja tirita derramo tinta mi paisaje una nueva respiración

44

CRISTIAN FOERSTER


XXV

CRISTIAN FOERSTER

lo que queda fuera lo que queda dentro del poema arma otro porvenir en penumbras sueño esa cordillera de sábanas su memoria limita con la ausencia o ansia de tu cuerpo ¿qué harías de este lado?

diferidos al unísono palabras o instantes del poema que no duran no resisten el amor este lienzo curvo te fijas

amar fantasmas lo cubre todo de un perpetuo amanecer condena del poema atado al fulgor de tu semblante aún la chispa contra el mío dilema es la pantalla la piel en blanco de tu parte se mece al fin pero se adelanta su sueño desnudo calma manchas la familia despedida por los ojos -remolino blanco no forcejees con mis huellasse deslizan en picada el ahogo visto de espaldas nuestros cauces

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 45

45


Yenny

Le贸n

COLOMBIA 46


XXVI

YENNY LEÓN

“Y empeñados en proteger los bosques/ olvidamos/ que mientras quede siquiera un árbol/ sobre la superficie de la tierra la gente morirá asesinada con palos de madera”. Ryszard Kapuscinski

sus raíces maestras de la vida subterránea su tronco doble cuerpo, canal de otros mundos revoltijo de ombligos que conducen al diálogo de sus hojas materia oscura puerta entreabierta al círculo — la punta de la geometría— esporas animales estructura alterada sangre seca. 

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 47

47


XXVII-XXVIII

cuando el intruso atraviesa la piedra el vacío se desdobla la noche no revienta un espasmo de sentidos anudados blanquea sobre el árbol hasta que la luz con su penumbra deja caer gota a gota su plumaje antiguo.

cada latido es un autoataque: el corazón golpea contra el corazón con el árbol ocurre algo distinto su corazón por encima del agua corrompida es fuego meditativo hambre congelada.

48

YENNY LEÓN


Robert Max

Steenkist

COLOMBIA 12

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 49

49


XXIX

ROBERT STEENKIST

Exilio del agua Para Hellman Pardo

Somos todos el río. Creemos que vamos pasando por el borde de la tierra: bandada de ciegos aguados comparsa en blanco y negro de serpentinas arrojadas a balcones cerrados La creemos seca e inmóvil a la tierra. Aseguramos lamer sus bordes de arena y arrastrarla con nosotros en la memoria hacia planicies que sí pueden albergar el amor entre todos nosotros. Pero no entendemos que la tierra también marcha hacia el eco de las sombras. Sus orillas nos invaden con sigilo de araña tratando de olvidar que sus ondulaciones y núcleos sus flexiones y hambres y blancuras y roces tampoco lograron servir de calma a la sed de los pájaros.

50


XXX

ROBERT STEENKIST

Canción de las tablas Los peones son campesinos de manos duras, reclutados a la fuerza por dos ejércitos contrarios. Sin conocer lo que los vuelve enemigos de unos de análoga condición son dispuestos en la primera línea de fuerza, carne de cañón o débil escudo contra las lanzas adversarias. Al otro lado de la planicie sobre la cual se jugarán su suerte de autómatas sin gracia, aguarda la sombra de un grupo exacto de combatientes. Sobresalen las crestas desafiantes de los alfiles, que cruzarán el tablero con certeza de flecha para derribar un jinete o impactar en su carrera la columna madre de una torre. Los tocados de la reinas aventajan todas las otras figuras del ejército. Dueñas de todas las tácticas de sus regimiento, sólo evitan atacar como los picadores, pues montan, según los protocolos de la corte, sentadas con ambos pies hacia un lado. Desde su altura privilegiada ellas contemplan a sus peones. Sus pies descalzos, o las botas de madera, en el mejor de los casos, abrirán la planicie, activarán las bombas enterradas y darán una vía segura a combatientes más sofisticados: garitas, corceles acorazados o tanques, esbirros de pies alados…todos buscando la cabeza del soberano oponente. Dos peones se encontrarán frente a frente en un punto sin nombre de la

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 51

51


XXX

ROBERT STEENKIST

matanza. Tranzarán sablazos torpes, golpes de martillos despicados, balas ya usadas, gritos inofensivos mientras en otro frente fichas más vigorosas precisan el destino del combate. Tarde o temprano nuestra pareja de anónimos entenderá que ambos serán excluidos de las listas de los héroes. Bajarán las armas cuando reparen que son el vivo reflejo del que combaten. Cansados, acordarán no avanzar más: por sus manos no se resolverá ninguna gran batalla, por su sacrificio no se le dará gloria a ninguna estatua futura. En un pacto de miradas idénticas ambos encontrarán cabida en la victoria insignificante para la guerra que tantos llaman cobardía.

52


XXXI

ROBERT STEENKIST

Voy a ti Yo comienzo hacia ti por entre la sombra de árboles dormidos o corredores de gotas suspendidas sobre el vuelo. Voy hacia ti conteniendo el trueno que inventamos en esta mutua emboscada. Busco tus besos inclinados sobre mi oreja, ser tu espejo en marcas de cuello y de fatiga. Parto hacia ti habiendo dado la mano a la vida intrusa de antiguos afanes y mares en picada, semillas secas y vaho de pasajero con tiquetes a cualquier lugar. Cargo hasta ti los pasillos que se abren para mirarte y las postales de fuego con el mismo afán de tus pestañas. Me deshago en ti en una noche que no despierta con mis dedos queriendo atrapar tus estaciones y sus ritos. Llego hacia ti con las palabras limpias y mis ganas de tormenta renovadas sobre la orilla opuesta de tu figura.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 53

53


Paola

Valverde

COSTA RICA 12 54


XXXII

PAOLA VALVERDE

Gancho Cuélgame a la par del saco y lanza un gancho que reviente los dientes de la hora en que te conocí. Quítame el abrigo la capucha/ los anteojos las manos de encima los orgasmos y las risas. Mi buena memoria para retener poemas. Quítame las piernas cuando hurguemos otros cuerpos arráncame lo cursi la grasa de los platos. Quítame el deseo de escuchar a Sabina, que no se note que no digan que aún sigo enamorada que se engañen que me piensen santa que no pregunten más por ti. Y si derribas la carga evades impuestos y extingues los malos pensamientos, regrésame de vez en cuando a las películas con un “stop” para alguna batalla y acabemos a medias sin tenernos que acabar que de no ser por tu cuarto hoy serías un fantasma.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 55

55


XXXIII

PAOLA VALVERDE

Juego de piernas Danzo como la Mariposa y pico como la Avispa. Muhammad Ali

Recuerdo haber mordido la flor de las avispas: Zaire encima de los cordeles donde sólo la sangre y la poesía. Mobutu sacude al pueblo; mis pies rugen la audición del Bolshoi. África reclama el tapiz de esta lona, resbala el elefante contra las cuerdas. En mis pesadillas corro, Foreman persigue mi boca, quiere arrancarme los pétalos.

56


XXXIV

PAOLA VALVERDE

Hibernación Aquí se derrumba el límite de una ciudad porque el amor no es otra cosa que un templo columnas de cielo sosteniendo al barco. Soy la ruta del descenso mis manos caen como anclas sobre ti. Levantarnos despertar el silencio acantilado rasgar la tormenta con el sol al hombro decir yo te buscaba te buscaba en el encuentro de tus mitades en la atómica composición del aire donde un cuerpo balancea al otro sin hundirlo a pesar del peso.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 57

57


Sergio

GarcĂ­a Zamora

CUBA 12 58


XXXV

SERGIO GARCÍA

Cierto espíritu ciudadano Todo el mundo creía que yo era muy rico. JAMES J. O’KELLY

Hay dos Cuba, O’Kelly: hoteles magníficos / hoteles en franca ruina moneda nacional / moneda convertible. Anverso y reverso, si prefieres.

Pudieras ir ahora mismo detrás de Céspedes, inquirir sus señales con poetas que no alcanzan a mostrarte un billete de a cien: muchachos que riman mal, que viven mal. Imágenes, metáforas asociadas al dinero, a los hombres que salieron del dinero y han quedado en el dinero: monedas, por ejemplo, con la efigie de Camilo, desaparecidas como Camilo. Si un irlandés en Santa Clara o en Santiago preguntara por Céspedes, por la calle o el parque Céspedes, todos probablemente lo atenderían con romántico interés.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 59

59


XXXVI

Pollo por pescado Según el noticiero, en la última semana de crisis los griegos solo han comido arenques. Hasta el presente, creí que nuestros indios habían colmado la inocencia al asir las espadas de sus conquistadores por el filo. Pero esta mañana en el mercado mientras esperaba mi pollo transgénico, escuche a las vecinas lamentarse en nombre de Grecia, país que al parecer ha tocado fondo.

60

SERGIO GARCÍA


XXXVII

SERGIO GARCÍA

Los reclutas El verde militar está en los ojos: muchachos que piden autorización para ir al carnaval y abordan los camiones, las máquinas de alquiler en Jagüey o Santa Clara con el dinero último, con el único dinero. Regresan las cabezas podadas por el verde militar, los rostros que lastima la cuchilla: el hermano mayor, el novio, el hijo de vecino. En la noche de provincia son príncipes, reyes que han vuelto de Troya o las Cruzadas. Bajo el fuego artificial, bajo la vida artificial respiran el aire último, el único aire y entran al verde militar con sus amores. Como los reclutas anhelas un pase, un gesto dispensador de tu perenne servicio; un pase, una tregua, un salvoconducto para tu vida siempre. Como los reclutas. Solo que ellos no saben disimular.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 61

61


Tyrone

Maridue単a

ECUADOR 12 62


XXXVIII

TYRONE MARIDUEÑA

No sonríe cuando desata al lobo de sus senos Recuerda la quinta vez que no amo a alguien; no confía en su esqueleto emocional de rasgos infantiles recuerda cuando se quedó sola en el cuarto y esperó por 23 minutos gritar de placer. De su espalda salieron los vicios que nos mantuvieron iendo a la oficina de mi jefe a tener sexo y dejar escondida una grulla de papel [bajo cualquier silla. No comete errores cuando se levanta en la mañana y las luces [traspasan mi boca herida de historias y nombres equivocados. Ella duerme a lado de ella y nadie más puede hacerlo observan como una mano trata de sujetarlas y decirles que el mundo [aún está observando al mundo. Maltratan la mano y lo sanan y cortan en pedazos lo que sobra de las [pausas. No sonríe cuando duerme porque sus pesadillas son amantes sagrados; De sus grietas se originaron los desdoblamientos del intelecto. Sus senos tienen la redención a priori de un asesinato concebido con [ternura y sombras.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 63

63


XXXVIII-XXXIX

TYRONE MARIDUEÑA

Alguien más entró al cuarto Ella y ella Él Un cuervo dijo: Nevermore.

El espantapájaros ha muerto Sobre ese grito cabalga el mar

Observó la caída del mar sobre la piel gris de su no hijo lloró/no lloró hizo una mueca incomprendida con el pasado y decidió convertir la [esperanza en una atajo para el caos. Murió. Solo sucedió eso. El espantapájaros levantó sus siete ojos hacia el infierno que nunca fue [suyo y sonrió/no sonrió. No hubo ningún ave a lado de su crucificada memoria; voló poco. Si van a mentir que sea con venenos extraídos de la fe. Si van a terminar con el dolor que sea con las migas de un orgasmo de [siglos decadentes. Observó la caída de un lágrima revolviéndose con el libro que una [prostituta del pueblo le había dado a su hijo antes de ir a la escuela, sonriendo.

64


XL

TYRONE MARIDUEÑA

Sombreros rotos para un pagano Persecución del no elegido o la caída del protegido Rompió la ventana gastada de los cementerios en el cuerpo ajeno; volvió a los desiertos infantiles de la memoria y en el cabello de ella

- descendió -

A la causalidad de una calle revuelta en su sexo y el hambre de mayo a los ocasionales maltratos de su hijo/dios/mago. Todo hizo que se enfermara a los 2 años y no revivieran la sed o la piedad en [su boca. Anochece Captura Interpreta La sencillez del ave convulsionando en su ombligo e invitándola a orgías - nuevamente El libro es el verdugo feliz de los recuerdos maltratados; más sencillo Sin paracaídas de arena Sin lágrimas formando el futuro y un lamento ideológico Interpreta la captura de su cuarto hijo mientras anochece en los ojos huecos de las máscaras que nunca lograron salvarla de las cenizas. Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 65

65


Miroslava

Rosales

EL SALVADOR 66


XLI

MIROSLAVA ROSALES

variaciones de la ciudad muchacho

esta ciudad mi úlcera la raíz más amarga entre mis dientes puñal entre mis piernas la venerada virgen en los altares de la política la digerimos lentamente en la mañana con el tráfico y el smog y la bachata [y el chillido de los noticieros la vomitamos luego de cada borrachera cerca de la lotería o por el parque [san josé o la zona real el jolgorio con pílsener y mujeres con lentejuelas y pirotecnia en los [corazones la sorbemos en el añejo bella nápoles es un cuerpo canceroso cuyas vértebras se van fracturando la pega para los hambrientos la cárcel para los que buscan la detonación de las palabras más [inconformes (estoy sola y soy un cedro en este infierno) un cocodrilo me podría degollar en la esquina más inesperada en la estación de autobuses inservibles a la salida de un centro comercial así mi nombre pararía en un cementerio clandestino

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 67

67


XLI

MIROSLAVA ROSALES

junto a miles de desaparecidos los que una vez cantaron el himno con orgullo en las escuelas parecidas a [las ratoneras y que elevaron plegarias en las iglesias hoy clausuradas por los terremotos [de la lujuria la ciudad no es piadosa con el cascajo con el recién nacido abandonado en la neblina ni con la joven atropellada frente a las harpías de las cámaras de televisión ni con los vagabundos y las prostitutas que colman su pequeño vientre [como fetos enfermos ni con los jardineros que cuidan del espíritu ni con los drogadictos de las aceras que se acumulan como promontorios [de basura las manos a cualquiera podrían cortarles en esta ciudad si se entregan a los girasoles y a la contemplación de las cordilleras acariciadas por [el atardecer para luego venderlas en las carnicerías o servirlas en los banquetes de los pobres (bien en un orfanato) en

esta

ciudad le disparan al corazón más necesitado de brisa y armonía al más necesitado de bailes y frutos al más necesitado de caricias de violines y delfines es normal encontrar cabezas colgando de las lámparas o de los árboles

68


XLI

MIROSLAVA ROSALES

o rodando en los parques como pelotas de fútbol (un deporte muy divertido) en esos parques los columpios ya no albergan las risas ni la vivacidad de [árboles amarillos ni el encanto acaricia su grama que una vez sirvió a los enamorados sabes muchacho los habitantes de esta ciudad bajo el techo del excremento devoran las mujeres con fiebre y alcohol y entregan su sangre a [las alcantarillas no hay aurora capaz de darnos esperanza muchacho la pequeña ciudad el cadáver que todos los días cargamos en silencio

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 69

69


XLII

MIROSLAVA ROSALES

Erika ¿Dónde quedó tu Nicaragua tu risa juguetona parecida a una discoteca a un verano de abundantes mangos y sin plaga a mañana de alondras en la ventana a una ráfaga de espléndidos pericos? ¿Dónde el cielo sin cerco eléctrico sin vigilantes a su entrada? ¿Dónde el mar y sus olas de caricias? ¿Dónde las margaritas para la ciudad (homicida con el pequeño con el que busca un pan con el que se consume como un cirio)? Es este país el boleto a la muerte la cárcel en deterioro progresivo para tu sexo devorado diariamente para tu corazón con 28 disparos para tu sinfonía nunca escuchada Nadie sabe tu verdadero nombre virgen vos en el carnaval de los lobos en este fétido hacinamiento en esta colmena de cocaína Serás un día

70

«cadáver no identificado»


Armando

Maldonado

HONDURAS 12

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 71

71


XLIII-XLIV

Despertar Amo tu despertar, tu cuerpo tibio como un mercado a primera mañana. Tu primer pestañeo de girasol. Tu despertar, siempre de espaldas a mí, como implorando una flagelación de mi asombro.

Carne con carne Tiembla el horizonte de la cama, todo tiene un sabor a semilla madura. Es tan turbio el amor cuando la luz se enciende. Carne con carne. Luego los sexos quedan guardados en su vaina.

72

ARMANDO MALDONADO


XLV

ARMANDO MALDONADO

El tiempo de las acacias Venías con la lluvia, como un bullicio, cardumen de gestos para meter en los bolsillos. Entrabas en rojo, tu voz era de follaje, de vino y escarlata. En las contadas tardes de granizo mordías una canción, yo seguía a tientas la partitura de tus piernas, para en ellas volverme añicos. Era cualquier mayo, sólo que tu cuerpo temblaba por mí, como las acacias tiemblan al primer tronar de la lluvia.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 73

73


Xel-Ha

López

MÉXICO 74 12


XLVI

XEL-HA LÓPEZ

Acariciando a charly miau después del trabajo. Mi gato y yo odiamos la riqueza escribimos una nota para que se mueran los ricos para que se les reviente la mano bajo la máquina textil de unos chinos bajo la máquina infernal de una marca bonita odiamos a los ricos porque viven en los bosques como los lobos como las princesas y se comen los frutos buenos y el aire bueno no queremos defender a nadie nosotros también odiamos a los pobres que se comen la sombra del fruto malo y el aire malo y siempre enseñan una mano sucia y nadie los entiende mi gato y yo velamos por nuestro tazón lleno he dicho lleno para que quede claro ni desbordado ni vacío he dicho velamos porque los pobres se roban la tranquilidad del gato y los ricos nos roban por las noches algo más que el sueño odiamos la miseria pedimos que a los ricos se los coman los gusanos desde las tripas vivas pedimos a los ricos que se acerquen y que les duela algo que jamás se les quite pedimos que a los ricos les duela algo alguna cosa distinta en el cuerpo alguna vez. Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 75

75


XLVII

Credo a Bob Dylan Yo creo en ti bob dylan porque mi madre creyó en ti y en los preservativos yo creo, creo, creo yo creo en ti bob dylan sé que existes aunque no te he buscado en las redes sociales no hablo de ti no quiero traducir lo que dices y no me gusta escucharte en la radio porque no te busco porque lo dice mi madre “bob dylan” cuando sonríe con sus ojos de medio siglo y recuerda los desnudos la pasarela sin retorno que es su amor porque te escucha y vuelve a sonreír y si fuera posible me hablaría del amor que se hace con un hombre desnudo y un disco tuyo dando vueltas Yo creo en ti bob dylan aunque no compre tu disco apague la radio sobre el compás de una canción tuya y no sepa tu nombre y no lo investigue aunque en internet estés colgado

76

XEL-HA LÓPEZ


XLVIII

XEL-HA LÓPEZ

como de un árbol de ramas infinitas y no coma tu fruto pero mi madre la wikipedia de los secretos es feliz cuando escucha tu nombre aunque no seas el único pero sí el que recuerda justo ahora mi madre que platica de espaldas a mí frente a un momento cualquiera de la casa y se sonríe por todas partes sin saber que escribo de ella y que creo en bob dylan porque su nombre guarda los detalles de una piel joven que alguna vez fue la que no es mi madre.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 77

77


XLIX

XEL-HA LÓPEZ

Ana, parece que va a llover A mí no me dieron sentido común yo lo compré y por eso me quejo porque me costó caro me quejo, porque no sirve. Ana está cansada de saber ser pobre, comer cuando hay, cuando hay abrir las piernas, Ana es un nombre genérico mi vida, ana es ana y no va a la escuela porque para todas es más fácil abrir las piernas, amarrar al hombre aunque sea una bestia y la cuerda sea infinitamente larga, y el perro ladre, el perro muerda. En la azotea se secan las cosas y las plantas, en la azotea a la vista de todos los soles en la azotea lloran los perros y las mujeres anas tienden la ropa pequeña de unos bebés que nacen medio muertos que crecen porque es natural que las plantas crezcan también y luego aparezcan en el martes de tianguis y luego se pudran adentro o afuera de las gentes que algunos árboles den frutos y que algunos frutos se estrellen en el suelo y se los coman los gusanos de la calle en la azotea se ve un poco de cielo un poco de aviones o pájaros o superhéroes gringos un poco de cielo mientras se tienden unas sábanas nada blanquísimas mientras se estampan en las colchas caricaturas viejas con la risa de

78


L

XEL-HA LÓPEZ

piedra deslavada mientras se estampan en la cama las caras percudidas de los héroes hay que deshacerse del sentido común hay que regarlo por las azoteas miniatura y embarrarlo en las colchas para que la gente no duerma cubierta por el lodo de los héroes y afuera no haya un pedazo de cielo sino campo abierto y vacío y azul para pensar en cosas.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 79

79


Alejandro

Massa

MÉXICO 80 12


LI

ALEJANDRO MASSA

Meditación poética El alma ciegamente siente que la forma posible de estar juntos es una despedida larga y clara, lo más seguro es el adiós. Pedro Salinas

A Irasema Ezcurdia (Se recomienda descender a la experiencia de estas palabras bajo la atmósfera del solo para piano de 1948 In a landscape del maestro John Cage, de preferencia la versión interpretada por Stephen Drury, la poesía se extravía a través del silencio escondido en el equilibrio luminoso de la pieza) Puedes llamar a Dios ciar este discurso delante

placer. Es necesario pronunde la persona que llames Amor

Hay que decir estas palabras una vez que se ascienda al sueño, todo lo que aparezca frente a ti lo debes llamar hallazgo, mundo. Al despertar, recuerda lo que nos hemos dicho, piensa que por un instante fuimos una sola dimensión, una onda en el tiempo Dios bucea en su soledad y salen a la superficie las ondas de mis deseos, sin embargo en la creación no existe nada más allá del agua cósmica, la marea flota en el espacio como si hubieran sido borradas las estrellas La luz que estalla en el abrazo de las olas es ilusoria, la atmósfera fue desde el principio la oscuridad submarina donde el silbido de las burbujas se parece a una tormenta en el desierto, la calma sin confines donde viaja el ruido Las estrellas nunca existieron, pero recuerdo que en un sueño podía capturarlas entre mis dedos como si los deshiciera por tus labios, cálidos, casi abiertos a mitad del agua como

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 81

81


LI

ALEJANDRO MASSA

si fueran el núcleo del sol que apenas brilla en el centro del mar En ese silencio desaparecimos juntos, dejamos la luz atrás como si el sol hubiera caído sobre la tierra absorbiendo sus voces, volvimos a empezar en el olvido para buscar un sueño, imaginamos al día en la noche y encontramos la dicha El olvido se borró con la luz como si estallara en nosotros la claridad, el amor es esa resonancia interior que crea los sentidos del cuerpo: el cuerpo es alma y el alma es universo “Y será como el que tiene hambre y sueña, y parece que se alimenta, sin embargo al despertar lleva el alma está vacía” (Libro de Isaías). El amor es invocar la distancia, Dios como los amantes vive anticipando la realidad, como la marea que se retira, el universo desaparece en sus ojos. Si buceo en el interior de tus ojos, puedo soñar con la oscuridad donde se disuelven las estrellas, el deseo es deseo infinito, no hay nada más allá del agua cósmica Todo está en mi corazón

82

ese es el sueño…


LII

ALEJANDRO MASSA

Beso en el tacto A Irasema Ezcurdia I En tus ojos duermen las estrellas como en el agua, gimen arrebatándote las palabras de la boca, quiero ser la luz hecha trizas en esa mirada en celo, este mundo se hunde cuando te quedas muda, voy a hacerte lo mismo que tus ojos me gritan. II Eres una gata que disfruta de lamer otro cuerpo, saltas a la cama llevando todo el aroma de la tierra, tu coño es ese calor en el aire, la oscuridad donde los gemidos se propagan. III Somos un río cuando nuestras manos se besan, el deseo es la superficie donde la luz se adelgaza, si llegas a tocarme, quiero recibir tus dedos como a otros labios vamos a desatar entre nosotros toda la energía del agua, acariciarte es temblar como un pez eternamente sumergido. IV El sexo de una mujer dormida es el descanso de los labios, rendido, amoroso en la cima del aroma, el tacto del olfato en pedazos, casi una selva diminuta. Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 83

83


LII

ALEJANDRO MASSA

V Sobre tu piel sopló el infinito, tu aliento me pide desaparecer suavemente, sólo me queda ese aroma encendido que hizo mis labios, déjame respirar por tu pecho, recoger dos gotas de sombra, marcas de sol, tu seno oscuro. VI Quiero que seas un animal en celo. La noche anterior a las golondrinas les dolía el aire, llama de sentidos, el olor de la herida de tu sexo me recordó cómo arde una quemadura. VII Cortada en el coral tu piel, el mar despierta oliendo a ti

84


LIII

ALEJANDRO MASSA

En el arca Bajo una lámpara para las polillas, gira el carnaval de la carne. La liebre y la paloma tienen lumbre en las entrañas. Mientras grita un corazón de cristal, estallan pequeños claveles blancos. Una nube negra, las cenizas de un crisantemo.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 85

85


Alí

Calderón

MÉXICO 86 12


LIV

ALÍ CALDERÓN

Ahora que la noche es una flor carnívora de sombra y que todo destello en la negrura invoca antiguas llagas que humillaron la carne ahora que silencio y día son la ceniza que me habita estarás collar de flores y rasguño atemperada ignota en otras manos Deslazado por el viento y esparcido un escándalo descenderá por tu cabello Se agitarán tus pendientes al terso ritmo de tu risa y ahora será un punto en el tiempo plegado para siempre entre nosotros Ahora tus tacones de alta aguja inundarán la casa con su eco ensayarás el gloss de escarlata tono el escote sport las fragancias de discreto dulce La distancia será el ahora que se extienda hasta más allá de lo tocado por la vista y ahora mientras me consumo en el aire enrarecido y desmaquillas en lento espiral tu rostro arde tu desnudez bajo mis párpados Ahora que tu nombre está rodeado de polvo y de mutismo que no mudarán en carne mis palabras nominándote que presagio serás inacabado y no habrás de aparecer de pronto si te pienso ahora justo ahora ahora me quiebro

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 87

87


LV

ALÍ CALDERÓN

Cuando cieno bruma y nada uno son y ayuso arriba y todo ha fragmentado cuando aquel que fuiste un día parece otro un extraño pérfido a los ojos y brama bruñe la penumbra en rostros incognoscibles acres uno mismo o si el terror la imagen trastoca y envilece y aún malogra corrompe por dentro o si llegar a ser ha sido desasirse de aquello que se fue y no se recuerda si un accidente y no lo perentorio somos un dato inocuo sarcoma carcinoma la derrota que soy que contamina Si desierto de mí depauperado soy muchos a la vez y todos miserables si dios que da la llaga oculta niega tarda medicina si sangre leucocitos y carne apoptosada soy apenas los despojos de un miedo que me lacra y trisca y lepra al viento frágil flama que oscurece o consume el susurro en luz ceniza andadura y camino hacia la x troverme so far y ostro en a punto mutis hambre gozo gozne de la destrucción Porque en sentido estricto nunca nada fue tan todo jamás sino en mi ausencia nunca ocupé el espacio

88


LV

ALÍ CALDERÓN

estuve siempre fuera de lugar necrosado a la vista de la gente en mí no hay nada mío sólo descort y sombra y un crujido que en oscur me perfuma de aspereza un quebrar de cristales tras el pecho que degrada mi condición de nadie Y entonces desespero: me olvida la memoria de las cosas soy lentas negras lágrimas y sangre soy mácula y desprecio encabronamiento oprobio y la ceguera soy la rabia contenida inoculada Nada fui sino muerte entre las manos Nunca podré colmar este silencio.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 89

89


Eduardo

Quintana

PARAGUAY 90 12

13


LVI

EDUARDO QUINTANA

¿Cambiar al mundo? En su plenitud más distante la sombra le golpea, quizás, como el río al Sol, pero no le envenena. Lo envía a conocer la penumbra, a disfrutar de la auténtica solapa cuando las estrellas duermen y se embriaga la calma. Observa, desde la cima, sin Luna quieta; va preguntándose nuevamente a dónde ir. Conquista tras conquista se agotan las hierbas y tras un sueño muy estirado se abrevian sus días. Como el espejo ha cambiado, resuena la pregunta mal hecha, ¿quiero salvar el mundo? Pero solo otra pregunta le contesta: ¿con qué derecho?

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 91

91


LVII

EDUARDO QUINTANA

La receta Hay una receta que olvidan los ancestros, que los maestros no la enseñan. Una guía para perder las guías, esa que putea y no aconseja. Unas doscientas páginas, negras, verdes y rojas. El blanco quedó afuera. En sus canales de locura, invita al poeta, al santo y al esclavo que no cumplan la profecía que no se dejen engañar pues la mejor receta es que aquella que no se escribe ni se da. Hay una receta, que la esconden los miedosos, que la condenan los estafermos. Una guía para perder las guías, una guía que aún no se conoce.

92


LVIII

EDUARDO QUINTANA

Antes del tiempo Su temor afloraba el camino, la duda lo inquietaba. Sabía que la hoguera del peor infierno desolado, no era peor que conocer la verdad. La verdad desnuda, esa que mata el alma y revive al hombre. Pensó que donde no había milagros abundaban los profetas; pero donde hubo pensamiento no se embriaga a la mente. Caminó en cuclillas, de la mano, con el invierno inconcluso, y se arropó nuevamente con el miedo. Olvidó el sendero alfombrado, de rosas sin espinas y de aromas benevolentes. Casi terminó el tiempo. Primero, se preparó para combatir la modorra, sin conocer de batallas reales o de mitos inconfundibles. Antes de concluir el abismo se escapó del pánico y, con una sonrisa maldita, se despidió con desprecio.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 93

93


Nilton

Santiago

PERĂš 94 12


LIX

NILTON SANTIAGO

Tejemanejes Acabo de leerte un poema que ha centrifugado el pensamiento de un [par de osos hormigueros y los ha dejado muy mal parados, ya sabes, que sólo aspiran a ser conserjes en los zoológicos o simples banqueros de caracoles [marinos y que no son trigo limpio. Como siempre tú te das por aludida y, además de mandarme a dormir entre los escombros del sofá cama, te has puesto a llorar, para ser exactos, 100 mil gotas de lavavajillas como si quisieses sacarle la raíz cuadrada a tus aterciopeladas [lágrimas. Este no es un poema matemático ni tus pechos son dos terrones de [uranio empobrecido claro, hablo sin conocimiento de causa pero sí que sé que tus muslos comulgan con mis labios cada año [bisiesto y que, cuando te duchas, todo el planeta se queda –por momentos- sin [agua de mar. Un cartero me acaba de traer una camionada de letras ilegibles y me ha dado tu recado: que me vaya a tomar por saco y que te [devuelva todas las risas que me has dado y que, según tú, retengo de mala [manera bajo un pisapapeles.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 95

95


LIX

NILTON SANTIAGO

Nuestro amor ha durado lo que dura la ingestión de 100 mililitros de [jarabe lunar o, lo que es lo mismo, ha sido más corto que el latido de un colibrí en [aprietos. Es cierto, tampoco soy yo trigo limpio y también soy culpable de utilizar nuestras lágrimas como monedas de curso legal en los [zoológicos así que nada de quejas ni cucharadas de besos para las anginas de [la soledad. Todo esto que digo aquí lo acabo de leer en la portada de un [periódico gratuito que me ha salido más caro que reparar mi corazón en un restaurante [para obispos, esto pasa cuando se está más solo que el número en un reloj de [arena y ya no hay ninguna minotaura que te pueda aplaudir las gracias. [C’est la vie, a veces, cuando está a solas con la Luna, también el pobre perro [duda que es un perro.

96


LX

NILTON SANTAIGO

Los gatos de Tiresias Pongámonos serios que hoy ha atracado otro barco ebrio dentro de la brújula de las ciudades. Ahora el corazón es una vitrina, un escaparate para los ángeles que ya no quieren serlo, ya no estamos nosotros pero hay policías, hay antidisturbios arrestando la melancolía de los vendedores de [décimos de lotería y poniendo a disposición judicial una columna de árboles que se resisten a ponerse de rodillas. Sin embargo, no faltan los que forjan monedas con la cara de un elefante soñoliento ni los afiladores de cuchillos de palo no falta la yerba creciendo en el calcio de los huesos da igual la sangre o, mejor dicho, la humedad de la luna doblando los [paraguas da exactamente lo mismo que se carguen a treinta civiles de un [plumazo, por error, o que el “hombre del año” en 1938, según la revista Time, haya sido [Adolf Hitler. Hoy, el esqueleto de Rimbaud bien podría ser un souvenir un jarrón en una casa de subastas. Yo tenía ese jarrón detrás de la [mirada. Tenía el nombre que les dieron a las primeras aves y mis herramientas y utensilios caseros eran los del electricista de René [Char.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 97

97


LX

NILTON SANTIAGO

Creo en los que creen que los ángeles han presentado su dimisión los que al tocar un acordeón provocan una migración de estorninos sobre la sonrisa de las amas de casa. Ahora no importa nada de esto, las estrellas están en bancarrota y brillan tan poco que ya no le pueden “sacar los colores” a los [gatos de Tiresias, ese viejo adivino ciego que puede ver lo invisible (hasta a las [diosas cuando hacen topless) Son las 6 de la mañana -otra noche sin dormirla melancolía es otro ajuste de cuentas con los pájaros y China acaba de prohibir, por decreto, que Buda se reencarne [de nuevo en el Dalai Lama.

98


LXI

NILTON SANTIAGO

Love Story Anochece, (o eso parece por la forma en que la luz empaca tu sonrisa) la luna es una libélula más alrededor de tu corazón y la melancolía, como el corazón de una fulana, crece desmesurada [y bellamente hasta exiliarse entre tus labios y mis labios, o entre lo que queda de nosotros y la tristeza de los árboles, [mejor dicho. Hay movimientos obreros bajo el campo lunar de tu cama hay plazas rojas, hay Tian’anmen, hay Place de la Bastille y a ti lo único que te preocupa es que tus pecas cambian de sitio cada vez que te duchas. Quién diría que a estas alturas del partido estaría tan colado por ti ahora me lo explico; haces conmigo lo que los pájaros con el aire: lo seducen para poder volar y no caer a plomo. Sé que nunca un alquimista tuvo un diente de oro sé que Gioacometti almuerza cada día en la terraza de tu mirada y se juega tres gramos de talento por ver de cerca tus lunares, sé que ahora pasas de mis huesos porque no me gustan los lentos besos de cinco estrellas o porque creo que el sindicalismo es una pecera en una casa de [citas. Te echo tanto de menos que no me acuerdo ya ni de tu nombre y no princesa, no quiero besos de despedida, soy una rana [republicana.  

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 99

99


Kadiri

Vaquer

PUERTO RICO 100 12


LXII

KADIRI VAQUER

Está sola en la cima de una torre confía en la arquitectura arbitraria de los sueños lleva prendas doradas como quien colecciona soldaditos de plomo o gacelas de juguete No sabe la profundidad del espacio pero intuye el riesgo de un desliz

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 101

101


LXIII-LXIV

Sigue ocupada con sus recuerdos vitrinas llenas de hombres y figuras endebles que merodean de noche. En el jard铆n un inventario de luces alumbra la apariencia deforme de los d铆as perseguido por el fuego.

Madre tuya es la oscura habitaci贸n en que reposo la fragilidad que vuelve es herencia gris de tu vientre tallada a la medida de tu ausencia observo la trayectoria lenta del adi贸s.

102

KADIRI VAQUER


Leonardo

de León

URUGUAY 12

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 103

103


LXV

Dilema Soy hombre, he creado las razones nunca estuve a la altura de mi miedo aunque hambriento de abismos, retrocedo y me aplico a la paz de mis rincones. ¿Para qué descubrir dónde la sombra siamesa de la luz hizo su corte si le temo a la voz del picaporte y al nombre que repito y no me nombra? Frenético en la duda y su derrumbe sepulto muchedumbres en la frente no sé si soy cobarde o soy valiente ni si aguanto o elijo mi costumbre. ¿Qué respuesta murmura tras la puerta que cerrada con llave sigue abierta?

104

LEONARDO DE LEÓN


LXVI

LEONARDO DE LEÓN

Tiempo I El tiempo absorto en su fluir se ampara abre surcos secretos en la roca de los labios sin labios de su boca manan lenguas y sílabas sin cara. Cómplice de la vida tan avara y el borrado horizonte que disloca en el alba deforme desemboca su torrente impalpable que no para. Aguja sincopada y remolino de arena en la cintura del presente borracho por la cíclica corriente el hombre va arrastrando su camino. A su espalda fantasmas de otra hora confunden los colores de la aurora. II El tiempo que desprende su migaja trabaja y acomoda las prolijas ofrendas del silencio en las valijas y cesa de continuo mientras viaja.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 105

105


LXVII

Envuelve con su nítida mortaja las caras de la historia y las hendijas por donde mira el viento las sortijas del polvo que levanta y se baraja. Por siglos de los siglos sin respuestas inmóvil en su fuga permanente disipa las raíces del presente y sufre con el hombre sus apuestas. Bien adentro del cuerpo que envejece el tiempo siempre joven se enloquece.

106

LEONARDO DE LEÓN


LXVIII

LEONARDO DE LEÓN

Desapariciones I Salir a la calle, desencontrarme eludir mi reflejo en las vidrieras ir borrando los gestos, las maneras sin nadie que pregunte ni se alarme. Con la lengua curiosa pero ciega con el oído atento pero mudo y un cuerpo que devora su desnudo contorno que en los pasos se reniega voy cortando las hebras de mi nudo. La mano en un saludo desmadeja y el viento llora huérfano en su viudo regazo. La tiniebla y la perpleja ciudad se desvanecen sin motivo. El tiempo no trascurre y sigue vivo. II La rama trepa el aire majestuoso se cuelga del peldaño de una hoja y con la garra abierta se despoja del árbol sujetado a su reposo.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 107

107


LXVIII

Las cosas de las cosas se desprenden y niegan el conatus de Spinoza quieren irse borrando en la furiosa corriente donde olvidan lo que aprenden. La rama ya es del viento revoltoso que tuerce en remolinos la congoja liberado, el ĂĄrbol se remoja los pies en el espacio prodigioso donde el ser y el no-ser son amalgama y el odio recupera lo que ama.

108

LEONARDO DE LEĂ“N


María

Ruiz

VENEZUELA 12

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 109

109 13


LXIX

MARÍA RUIZ

Desnudarte porque no quiero verte deshilacharte fibra a fibra con la fe de tu desaparición Colocarte en posiciones imposibles doblarte como una servilleta ir fracturando el espacio que ocupas hasta que no quede nada

Tomar los abrazos pegados en mi pecho y en mi cuello y meterlos en una bolsa plástica llena de asfixia y labios azules Traspapelar en la basura nuestras sonrisas fútiles dejarlas podrir con la piel del pollo del sábado Enterrar tu recuerdo en la caja de arena del gato verlo hundirse desesperado de amoníaco ahogado de piedritas

110

(como a la esposa en el cuento de Mc Ewain)


LXX

MARÍA RUIZ

Ducha En estos hilos de sangre que me bajan por las piernas se van todos nuestros hijos los de carne y hueso y los que no fueron escritos Por estos hilos de sangre resbalan los muebles las paredes el techo los sonidos las ventanas el viento de esa casa azul donde pusimos la cama Tengo la parte interna de los muslos (los torsos internos) llena de astillas de madera morados-negros cáscaras de pintura vidrios pelos

Y no sé qué duele más si la herida o lo que arrastra la sangre

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 111

111


Adalber

Salas

VENEZUELA 12 112


LXXI

Tus pies no recuerdan todavía ningún paso.

ADALBER SALAS

Solamente la dura gracia de haber nacido.

Los espejos no tienen derecho sobre ti. Y esa voz que será tu condena no ha soplado aún ceniza en tu garganta. Hasta ahora sólo has escuchado un aleluya comido en sus bordes por el óxido, raído como una madera vieja: la lengua de lo que está más allá o más acá de la piel. En ti solamente hay la arcilla pura del tiempo, la tierra heredada para ser perdida.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 113

113


LXXII

Al recién nacido hay que darle de inmediato un nombre. Al que ha salido de la negra violencia del parto, todavía húmedo de no existir, hay que nombrarlo, para borrar de sus manos y de su respiración el susurro de otro océano, para contener el barro incierto de su carne, hay que conjurar ese lugar del que ha venido, la marea brutal que lo ha abandonado entre nosotros, sobre esta tierra que deberá caminar, cuyo vientre espeso está repleto de palabras que nadie recuerda.

114

ADALBER SALAS


Alejandro

Castro

VENEZUELA 12

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 115

115 13


LXXIII

ALEJANDRO CASTRO

VI Voy a meterle mano a este poema. Voy a lamerlo, voy a mentirle, voy a perder la cabeza por este poema como si fuese un hombre. Voy a mirarle los pies largamente, voy a mirarle el paquete a este poema como si fuese de carne. Ignoraré las señales de alerta, no podré decidir si es amor o deseo o hastío lo que me arrodilla frente a este poema. Y no alzaré la mirada hasta su corazón: me gusta el poema de la cintura para abajo. Este poema no tiene corazón y el mío a esta hora es del muchacho que exprime las naranjas.

116


LXXIV

ALEJANDRO CASTRO

Función de la poesía las palabras mágicas no estaban en latín ni en alguna muerta lengua prehistórica las palabras mágicas las que podían hacer que mi mejor amigo amarrara las trenzas de mis zapatos o me dejara columpiar en su cuerpo eran las mismas que dirigía a la maestra enfurecida para explicar que la del siete no sería tabla de salvación. por eso a mi poesía le falta poesía porque la gracia verbal aparece tan sólo frente a la duda de un potencial columpio porque irrumpí en el templo profanándolo y la belleza para mí es un medio y la poesía un cebo a veces un escudo como cuando jugaba con mi nombre porque no salía el poema y decía alejo yo alejo y castro.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 117

117


Miguel

Ortiz

VENEZUELA 12 118


LXXV-LXXVI

MIGUEL ORTIZ

Lejana y antiguamente se creía que la espuma del mar era escalera-caracola saliva babeante / salvia burbujeante de energía pura ((hermanita nuestra)) Y la arena creíase ser hueso y diente molido de canguro sideral

Cañaveral Frente al mar qué valor tiene la vida sin una guitarra ((¡sin una chicharra!)) Extranjero de extranjeros que espera solemne la hora / la entrada de las muchachitas La infinitud negra y las estrellas muertas se burlan i n m ó v i l e s // f a l s a s

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 119

119


Mayi Eloisa

Martínez

VENEZUELA 12 120


LXXVII

MAYI ELOISA MARTÍNEZ

Tarde La tarde Y el corazón malditamente pesado El gato que está aquí Ya no ronronea Tú Tú debes estar en alguna parte Con la cabeza apoyada en la ventana y cubierto de luz Reuniendo en la tarde todo tu dolor Con el corazón malditamente pesado Como el mío.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 121

121


AJ NAFZIGER

AJ NAFZIGER Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 123


POETAS

Lucio Madariaga (Buenos Aires, 1985) es periodista y

productor. Ha participado en diversos ciclos y festivales. Su poesía se encuentra inédita.

Luciana Reif (Buenos Aires, 1990) estudia Sociología en la Universidad de Buenos Aires. Su poesía se encuentra inédita.

Osmer Balam (Belice, 1981) es candidadto a doctor en Lingüística Hispánica por la Universidad de Florida.

Juan Pablo Salinas (Cochabamba, 1986) estudió

Derecho. Ha publicado el poemario Moscardón Bistrot (2010). Sus poemas se encuentran en antologías y revistas literarias.

Milenka Torrico (Cochabamba, 1987) estudia Literatura

en la Universidad Mayor de San Andrés. Ha publicado el poemario Preview (2009).

Alice Sant’Anna (Rio de Janeiro, 1988) ha publicado

los poemarios Dobradura (2008) y Rabo de Baleia, este último recibió el premio APCA al mejor libro de poesía del 2013.

Thiago Ponce de Moraes (Rio de Janeiro, 1986) ha publicado los poemarios Imp. (Caetés, 2006) y De gestos lassos ou nenhuns (Lumme Editor, 2010), y el libro de ensayos Remos e Versões (Multifoco, 2012). Actualmente cursa el doctorado en Literatura Comparada en la UFF.

Cristian Foerster (Santiago, 1988) es licenciado en Letras Hispánicas por la Pontificia Universidad Católica

de Chile. Actualmente termina el magister en Teoría e

124


Historia del Arte de la Universidad de Chile. Es un inte-

grante activo de las Juventudes Cuneteras (J.J.C.C.). Ha publicado el libro Ruido Blanco (2013).

Ángela Barraza (Santiago, 1984) estudió Educación

en Filosofía en la Universidad Santiago de Chile y en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Ha sido incluída en diversas antologías y poemas suyos han

sido traducidos al polaco y al alemán. Ha publicado seis plaquetas tituladas: Cotidiana; Moradas; 6 poemas para leer en el parque; Tres poemas y un beso; Dos poemas

para leer un lunes cualquiera e Inventario Colectivo; y el libro CHILE. Dirige la Editorial Fuga.

Yenny León (Medellín, 1987) es licenciada en Filología

Hispánica por la Universidad de Antioquía. Obtuvo el I

Premio de Poesía Joven Ciudad de Medellín, convocado por la revista Prometeo y el Festival Internacional de

Poesía de Medellín en 2011, con su poemario Tríptico. También ocupó el primer puesto en el I Premio Nacional

de Poesía Joven Andrés Barbosa Vivas (2011) con su poema Mujer de agua. En 2013, la Editorial Planeta publicó su libro titulado Entre árboles y piedras.

Robert Max Steenkist (Bogotá, 1982) es licenciado en

Literatura de la Universidad de Los Andes. Actualmente continúa su formación académica en la Universidad de Leiden, Holanda. Ha hecho parte del programa

Confabulario de la Cadena Básica de RCN Radio y es

cofundador del proyecto Seiquivia. Ha publicado los

libros Caja de piedras (2000) y Las excusas del desterrado (2006).

Paola Valverde (Costa Rica, 1984) es gestora cultural. Durante 4 años dictó el taller literario del C.A.I. La

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 125

125


Reforma. Asimismo, llevó eventos artísticos a distintos centros penitenciarios, educativos y hospitalarios del país. Durante 5 años (2006-2010) fue Coordinadora

General del Festival Internacional de Poesía de Costa

Rica. A finales del 2010 la Editorial La Cartonera publicó La quinta esquina del cuadrilátero, reeditado por ARLEKIN en junio de 2013.

Sergio García Zamora (Esperanza, 1986) es licenciado en Letras por la Universidad Central de Las Villas. Ha publicado Autorretrato sin abejas (2003), Tiempo de

siega (2010), El afilador de tijeras (2010), Poda (2011), Día mambí (2012) y El Valle de Acor (2012). Ha obtenido diversos premios literarios.

Tyrone Maridueña (Guayaquil, 1986) Ha publicado el

libro Los versos de un Quijote (1996). En el 2008, obtuvo una mención de honor en el X Concurso Nacional de

Literatura, género Poesía. Sus poemas han aparecido en antologías y han sido publicados en ediciones de

la revista El Quirófano. Forma parte del grupo cultural Buseta de Papel.

Miroslava Rosales (San Salvador, 1985) es profesora de la Universidad de El Salvador. Forma parte de

la Dirección Nacional de Investigaciones en Cultura y

Arte y del comité editorial de la revista ARS. Perteneció al extinto Taller Literario El Perro Muerto. Su trabajo

aparece en la antología Nuevas voces femeninas de El Salvador (2009); en Una madrugada del siglo XXI

(2010), en Las perlas de la mañana siguiente (2012), en Ventanas de libertad (2014); en The Theatre under my Skin, A Bilingual of Salvadoran Poetry (2014); y en diversas revistas literarias.

126


Armando Maldonado (Tegucigalpa, 1983) Maestro de Educación Primaria y Gestor Cultural. Pasante de la

Carrera de Letras y Lenguas (Español), en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM),

Tegucigalpa. Fue fundador del Grupo Literario “Máscara

Suelta” y miembro del Taller de poesía “Edilberto Cardona Bulnes” impartido por el poeta Fausto Maradiaga en la

UNAH. Fue miembro de Colectivo de Poetas Paíspoesible.

Así tu Cuerpo, Proyecto Editorial La Chifurnia, San Salvador 2013

Xel-Ha López (Guadalajara, 1991) estudia Letras Hispánicas en la Universidad de Guadalajara. Ganadora del Premio Nacional de Literatura para Jóvenes muy

Jóvenes, del certamen Creadores Literarios FIL Joven 2006 y Creadores Literarios FIL Joven 2007, primer lugar

en el Box Poético (Festival de San Juan, 2009). Ha sido incluída en la antología La mujer rota (2009) y en diversas revistas literarias.

Alejandro Massa (Ciudad de México, 1989) estudia

Historia en la UNAM. Ha publicado en diversas revistas literarias. Actualmente está en puerta la publicación de su

primer libro, El Ser creado, ejercicios sobre mística, prologado por el filósofo y fraile dominico Mauricio Beuchot.

Alí Calderón (Ciudad de México, 1982) es doctor en Letras Mexicanas por la UNAM. Premio Latinoamericano

de Poesía Benemérito de América 2007. Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde 2004. Becario de la primera generación de la Fundación para las Letras

Mexicanas en el área de poesía. Ha publicado los poe-

marios Imago prima, Ser en el mundo, De naufragios y rescates y En agua rápida. Es editor responsable de la revista Círculo de poesía.

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 127

127


Eduardo Quintana (Asunción, 1988) Periodista de ABC

Color. Ha ganado diversos premios literarios. Ha publi-

cado los libros Sol Nocturno (2006), iPeligro, en nombre

de Dios y del Estado! (2011) y Preguntas mal hechas (2013).

Nilton Santiago (Lima, 1979) es licenciado en Derecho

y Ciencias Políticas. Ha publicado El libro de los espejos, segundo Premio de Poesía Premio Copé 2003 y La

oscuridad de los gatos era nuestra oscuridad, II Premio Internacional de Poesía Joven de la Fundación Centro

de Poesía José Hierro 2012. Mereció el Premio TIFLOS

de poesía con su libro El equipaje del ángel, de próxima aparición en la editorial VISOR.

Kadiri Vaquer (Juncos, 1987) estudió Escritura Creativa de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Río

Piedras. Ganó primer lugar en el género de poesía en el Certamen Literario auspiciado por el Departamento de

Estudios Generales de la misma universidad en el 2006. Ha sido publicada en la editorial en línea Pastiche, en la página web En la orilla y en la revista del Departamento

de Humanidades (de la UPR) Tonguas., y teine un MFA en escritura creativa por la Universidad de Nueva York.

Leonardo de León (Minas, Uruguay, 1983) es profesor

de literatura. Fue colaborador de diversas revistas literarias. Estudió cine y fue guionista y director del corto Pero la puta madre. Ha publicado: No vi la luna, Confirmación

del aliento, El Nirvana de Apolo y La selva en la semi-

lla. En 2013 obtuvo por segunda vez el Premio Neruda y el Premio Casa de los Escritores por los poemarios

Desapariciones y Detrás del murallón de los rituales, respectivamente.

128


María Ruiz (Caracas, 1984) es licenciada en Artes por

la Universidad Central de Venezuela. Cursó estudios de Maestría en Escritura de Guión para Televisión y Cine en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha publicado

Putas Metamórficas (2011). Su próximo libro, Alivio, se publicará este año.

Adalber Salas (Caracas, 1987) es licenciado en Letras por la Universidad Católica Andrés Bello. Ha ganado diversos premios literarios. Ha publicado los poemarios

La arena, el vidrio: ascenso en tres movimientos (2008),

Extranjero (2010), Suturas (2011) y Heredar la tierra (2013). Asimismo, ha publicado el volumen Insomnios. Ensayos sobre poesía venezolana (2013). Actualmente

se desempeña como director de la colección Voces Iniciales en bid&co. editor, y cursa como becario el

MFA en Escritura Creativa en Español de la New York University.

Alejandro Castro es licenciado en Artes por la Universidad Central de Venezuela, donde se desempeña como

docente. Actualmente, cursa la Maestría en Literatura Latinoamericana de la Universidad Simón Bolívar. En

2010, su poemario No es por vicio ni por fornicio: Uranismo y otras parafilias resultó ganador del Concurso para autores inéditos de Monte Ávila. Su segundo libro de poesía se titula El lejano oeste.

Miguel Ortiz (Caracas, 1993) es estudiante de Letras de la Universidad Católica Andrés Bello. Su poesía se encuentra inédita.

Mayi Eloisa Martínez (Caracas, 1993) es estudiante de Psicología en la Universidad Central de Venezuela. Ganó

el 1er premio del XI Concurso Nacional de Poesía para Liceístas (2006).

Designfreebies Magazine • www.designfreebies.org • 129

129


CANTERA RE VISTA LITERARIA 1. f. Sitio de donde se saca piedra, greda u otra sustancia an谩loga para obras varias. 2. f. Talento, ingenio y capacidad que muestra alguna persona. 3. f. Lugar, instituci贸n, etc., de procedencia de individuos especialmente dotados para una determinada actividad.

4. Revista literaria

w w w. r e v i s t a c a n t e r a . c o m @revistacantera


Revista Cantera - Número 2