Issuu on Google+

1

• 50 aniversario Vaticano II y Año de la Fe • Mes de María • 400 años del Padre Luis de Valdivia Revista de la Diócesis de San José de Temuco

Edición N°53 Septiembre - Octubre 2012

(Porta Fidei)


2

Año de la Fe

4-5

El Concilio y la San�sima Virgen

6-7

Entrevista

8-9

Misión Joven

comunicaciones obispado

14-15

87 años de historia

18

Los Cris�anos y la Polí�ca

21


3

EL AÑO DE LA FE Muy querido hermanos y hermanas en el Señor:

C

on inmensa alegría y la esperanza puesta en el Señor, les dirijo estas palabras introductorias de nuestra revista “Buen Pastor”. Hace tan sólo unos días tuvimos el gozo, de acompañar espiritualmente al Santo Padre, en la inauguración oficial del “Año de la Fe”, que quiere, como lo expresó en su homilía: “poner a Cristo como centro del cosmos y de la historia, y en el anhelo apostólico de anunciarlo al mundo. Jesús es el centro de la fe cristiana. El cristiano cree en Dios por medio de Jesucristo, que ha revelado su rostro. Él es el cumplimiento de las Escrituras y su intérprete definitivo. Jesucristo no es solamente el objeto de la fe, sino, como dice la carta a los Hebreos, «el que inició y completa nuestra fe» (12,2). El Papa Benedicto XVI, nos invitó a seguir haciendo el camino de la vida al encuentro con Cristo y evocó la figura del “viajero sabio”, que sabe compartir su vida y sus experiencias con los que encuentra en el camino. Completando esta idea dijo: “Así podemos representar este Año de la fe: como una peregrinación en los desiertos del mundo contemporáneo, llevando consigo solamente lo que es esencial: ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero,

ni dos túnicas, como dice el Señor a los apóstoles al enviarlos a la misión (cf. Lc 9,3), sino el evangelio y la fe de la Iglesia, de los que el Concilio Ecuménico Vaticano II son una luminosa expresión, como lo es también el Catecismo de la Iglesia Católica, publicado hace 20 años. Como diócesis de San José de Temuco, hemos dado inicio a este “Año de la Fe”, con especial solemnidad, abriendo nuestras mentes y corazones para que el Espíritu Santo nos acompañe e ilumine en este caminar en la certeza que este será un año de muchas bendiciones para nuestra Iglesia, en medio de todas las pruebas que estamos sufriendo y que son ocasión para confirmarnos en la fe. Al terminar sus palabras, el Santo Padre, recordó que el 11 de octubre de 1962, cuando se inició el Concilio Vaticano II°, se celebraba la fiesta de María Santísima, Madre de Dios, encomendándole a María Santísima el “Año de la Fe” para que “brille siempre como estrella en el camino de la nueva evangelización”. Nos unimos también a esta súplica, para que Nuestra Señora de Temuco nos acompañe e inspire en nuestro caminar, al encuentro de Jesús. Les bendice su +Padre obispo Manuel Camilo

“El cristiano cree en Dios por medio de Jesucristo, que ha revelado su rostro”...


4

Año de la Fe

“La fe es decidirse a estar con el Señor para vivir con él... es un acto de la libertad, exige también la responsabilidad social de lo que se cree”,1 .

1Benedicto XVI, Porta fidei. Carta Apostólica en forma Motu proprio.

La Fe es decidirse a estar con el Señor

Es

tamos iniciando el Año de la Fe, respondiendo a la invitación que nos hace el Papa Benedicto XVI al Celebrarse el Cincuenta Aniversario de la Apertura del Concilio Va�cano II y los veinte años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica. Lo comenzamos el 11 de octubre del presente año y culminará en la Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo el 24 de noviembre del 2013, es un evento eclesial que nos permi�rá a todos los creyentes reflexionar sobre nuestra vivencia

de la fe. En la carta con la cual el Papa convoca al año de la fe, llamada: Porta Fidei, nos dice que la “puerta de la fe, que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, está siempre abierta para nosotros”. Por el Bau�smo hemos cruzado el umbral de dicha puerta, por eso este año será una oportunidad para realizar una memoria agradecida de quienes nos han transmi�do la fe, nos tes�moniaron con su vida y palabras a un Dios Vivo, cercano, que nos ama. Ellos nos han precedido en el camino:


5

Año de la Fe

nuestros abuelos, abuelas, padres, madres, catequistas, animadores, sacerdotes, religiosos, y ¡cuántos más que desfilarán en nuestra memoria al recordar!.

“La Fe... Nos compromete a anunciar y a esforzarnos por buscar una vida digna y plena para todos, especialmente para quienes mas sufren”.

La imagen de la ‘puerta abierta’ nos sugiere acogida, libertad, confianza, luz, aire nuevo, nos invita a entrar en la in�midad o a salir al encuentro de otros y otras. Todas ellas caracterís�cas de la fe, vivida en el ámbito personal, comunitario y social. La fe es un don, un regalo de parte de Dios. La hemos recibido o descubierto a través de otros, pero requiere el compromiso personal y comunitario de ser cul�vada y cuidada constantemente, es un camino que dura toda la vida. Es una adhesión existencial al Dios Vivo que se encarnó, que se comprome�ó con nuestra historia humana haciéndose parte de ella, quien sigue animándonos con su Espíritu e invitándonos a descubrirlo presente, a estar atentos a los signos de los �empos. Dialogando con la cultura, con la realidad social, es decir, con todo lo referente a los varones y mujeres de hoy… Esta adhesión surge de un encuentro vital con Jesucristo, Señor de la historia, que nos invita a ser sus discípulos y a anunciarlo con palabras, gestos y ac�tudes en nuestra vida co�diana, como nos dice el Papa: “La fe es decidirse a estar con el Señor para vivir con él (…) La fe, precisamente porque es un acto de la libertad, exige también la responsabilidad social de lo que se cree”. Es decir, nos exige hacer opciones que nos asemejen cada vez más al Maestro, teniendo como criterio de elección el Evangelio. Crecer en la fe será aprender a mirar la realidad habitada por Dios comprome�éndonos con quienes más sufren, sumergirnos en las situaciones

humanas, desgarradas o felices, reconociendo esa presencia de Dios que actúa dando vida y libertad. Es allí donde nos invita a reconocerlo, a amarlo y a jugarnos por los valores evangélicos, y así ir haciendo visible el Reino ya desde ahora. El camino de la fe es una peregrinación, una búsqueda constante, a veces experimentaremos un gran gozo al descubrir las maravillas que Dios hace por nosotros; otras veces nuestra fe pasará por etapas o momentos de ‘oscuridad’, en los que flaqueamos, es cuando más debemos confiar en Dios y dejar que conduzca nuestra vida, ya que Él no nos abandona. La fe nos permite percibir los signos de los �empos en la historia actual convir�éndonos, desde nuestras fragilidades, en un signo vivo de la presencia de Cristo en el mundo. Nos compromete a anunciar y a esforzarnos por buscar una vida digna y plena para todos, especialmente para quienes más sufren. Vivirla nos llevará a cuidar la vida, respetar las diferencias, trabajar con dignidad y vocación de servicio, conver�r las ac�tudes, en defini�va: a llenar de ‘Evangelio’ nuestra realidad, para que se vaya pareciendo cada vez más, al sueño que Dios �ene para ella. El Concilio Va�cano II nos habló de María como `peregrina de la fe’, (LG 58), es a Ella a quien nos encomendamos en este año de gracia, pidiéndole que podamos purificar nuestra fe, intensificarla, renovarla y cul�varla constantemente. Ya que cuando se vive, se comparte y se comunica con gozo, ésta crece, se hace fecunda y se fortalece. Que Ella nos enseñe a hacer el camino, junto a nuestros hermanos y hermanas, creyendo con el corazón, proclamando con nuestros labios y tes�moniando con todo nuestro ser, lo que creemos. Que nos ayude, como Iglesia Diocesana, a confirmar la Misión de ser una Iglesia que vive, reza, trabaja en clave misionera y que busca ser signo del Reino para la humanidad. Aprovechemos esta hermosa invitación que se nos hace y vivamos este año de la fe contemplando nuestra vida, historia y realidad con una mirada nueva, dejándonos encontrar por nuestro Dios que es Amor y Vida. Para que al igual que María, llenos del Espíritu, adoremos al Señor y salgamos a anunciar sus maravillas.

Escribe: Hermana Cristina Silva Mémoli, Directora ITEPA


6

A 50 años...

El Concilio y la Santísima Virgen

La Iglesia debe aprender de nuevo de Maria a ser Iglesia

L

a Iglesia es un cuerpo vivo que avanza con la historia y que va enriqueciéndose con las distintas generaciones y con los variados pueblos que acoge, con los que comparte su riqueza. La Iglesia es un pueblo en marcha hacia la patria definitiva. El Papa del Concilio, Juan XXIII usó la expresión “ecclesia semper renovanda” la Iglesia siempre en un camino de renovación. Por eso no nos debe extrañar la frase “La Iglesia debe aprender de nuevo de Maria a ser Iglesia”. Frase ésta del Cardenal Ratzinger nuestro actual Pontífice. Situando una de las dimensiones principales del aporte mariano a nuestro tiempo. En el número anterior el Padre Tibaldo Zolezzi aporta la dimensión antropológica del Concilio. Este es un Concilio sobre el hombre y su relación con Dios. Es respuesta a una fuerte crisis de lo humano después de las grandes guerras, los desvaríos de algunos autores, de las ideologías masificadoras. Es también respuesta a un llamado muy sen�do de pueblos que luchan por una vida más armónica, más fraterna, con más felicidad. La respuesta de los documentos nacidos del Concilio pone su esperanza en una mirada confiada en Jesucristo el Salvador, en los dones que él nos da para levantarnos, sobretodo en su Palabra que nos guía y nos revela el camino. Es allí donde aparece la presencia de María como “Esperanza de la nueva Evangelización”, la mujer que en la Anunciación se revela persona libre para responder a la propuesta

del angel, valiente para estar junto a la cruz de Jesús y colocada en una función eminente en Pentecostés, la hora de fundación de la Iglesia. María entra en acción como la pequeña aldeana de Nazaret que Dios hizo su colaboradora y que entra a servir con lo propio de una madre, su cercanía, su ternura, su comprensión. Como nadie experimentó la misericordia, que nos abre a vivir esa generosidad del redentor. Por eso rezamos en la Salve “con esos ojos de misericordia míranos ahora”. Así lo declara el Concilio: “La Virgen en su vida fue ejemplo de aquel afecto maternal con el que es necesario que estén animados todos los que, en la misión apostólica de la Iglesia, cooperen para regenerar a los hombres”. Lumen Gen�um # 65. Efec�vamente, el Concilio reserva un capítulo a la San�sima Virgen en la Cons�tución la Luz de los Pueblos (Lumen gen�um). Allí la Iglesia se autodefine como pueblo de Dios. Un pueblo que �ene madre y que necesita de ella para construir su consistencia de amorosa adhesión a su Hijo Jesucristo y de fraterna pertenencia a la casa común que es la Iglesia. El Papa del Concilio, Pablo VI escribe: “la figura de María no defrauda esperanza alguna de los hombres de nuestro �empo y les ofrece el modelo perfecto del discípulo del Señor, ar�fice de la ciudad terrena y temporal… María puede ser tomada como espejo de las esperanzas de nuestro �empo” Marialis Cultus # 37 La Iglesia vive fuertes crisis actualmente. Sería erróneo centrarlas en los abusos sexuales, en los matrimonios que se disuelven y en el abandono de la creencia por muchas personas. Estos son más bien efectos de una crisis en la raíz. Esta toca la médula de la adhesión a la fe, la que nos es suficientemente personalizada y cordial. Dios no quiere ser aceptado en la mente sin que antes sea acogido en el corazón. “Dicha falta de fervor se manifiesta en la fa�ga y la desilusión, en la acomodación al ambiente y en el desinterés, y sobretodo en la falta de alegría y esperanza”. (EN.80) En la Conferencia de Puebla (DP 303) se nos dice: “Esta es la hora de María, �empo de un nuevo Pentecostés que ella preside con su oración, cuando,


7

A 50 años...

bajo el influjo del Espíritu Santo, inicia la Iglesia un nuevo tramo den su peregrinar. Que María sea en este camino “estrella de la evangelización siempre renovada de la Iglesia”. “El Evangelio se ha anunciado presentando a María como su realización más alta... Ella cons�tuyó el gran signo, de rostro maternal y misericordioso, de la cercanía del Padre y de Cristo“. (Puebla #282). Cuando en el Concilio se discu�ó que es la Iglesia, unos pensaron asignarle un capítulo sobre la Madre de Jesús al documento que preparaban. Otros creyeron que ella era tan importante que merecía un documento especial. Los primeros insis�eron en que lo hacían con mucho afecto a María Virgen. De hecho de Chile la discusión se llevaba a Roma, y trascendió a los periódicos pues había obispos nacionales enfrenados por este tema. La discusión se zanjó dedicándole a Maria madre el octavo capítulo de la Cons�tución Lumen Gen�um (La Virgen Maria en el misterio de Cristo y la Iglesia). Esto destacaba la función especial que ella �ene en el pueblo de Dios. Fue estrella en el debate el Cardenal Raúl Silva Henríquez. El gran cambio del Va�cano IIº es el tránsito de una Iglesia más jerárquica y piramidal, a una que es más comunidad y más fraterna. Destacar el acento comunitario, que se ha definido como una espiritualidad de comunión, y en la que la Virgen María �ene una par�cipación muy especial, como el brazo maternal de la redención, es esencial. Pero, vale destacar también su amor a la Palabra (“la que guardaba todo en su corazón”), su presencia animadora de la Eucaris�a (Mujer eucarís�ca la llamo Juan Pablo IIº), su llamado a la jus�cia (como lo proclama en el Magnificat), la inspiración para la libertad, tan esencial en un �empo que tantos se arrastran por las modas y por los llamados de los medios de comunicación, ayudar a valorar la consagración a Dios, influencia esencial para las vocaciones al sacerdocio y la vida religiosa. El Papa que ha buscado implementar el Concilio por más de la mitad de estos 50 años, que recordamos, grabó en su escudo y como un programa las palabras “Totus tuus” (Todo tuyo, referidas a María). En el mismo día de los 500 años de la llegada del Evangelio a nuestra �erra, exclamó con fuerza llena de esperanza, mientras entregaba este con�enen a la Virgen de Altagracia en Santo Domingo: ¡”Porque decir América es decir María”! Aunque haya crisis y oscuridad sabemos que la alianza con María Madre y Reina nos trae la Luz de Cristo. Por eso podemos tomar las palabras del papa Ratzinger (Benedicto XVI) como una luz en el camino que nos guía y fortalece: La Iglesia debe aprender de nuevo de Maria a ser Iglesia. Escribe: Padre Francisco García Huidobro, Comunidad de Schoenstatt

• Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Semana Franciscana El jueves 4, se celebró la Santa Misa presidida por el Padre Obispo y concelebrada por los hermanos de la fraternidad. Una vez finalizada la Eucaris�a se invitó a toda la comunidad a par�cipar de un compar�r fraterno. Todo fue dentro de un marco de mucha alegría y distensión, inclusive jóvenes universitarios mexicanos que se encuentran estudiando en la UC, realizaron una presentación con bailes �picos de su país. Finalizó la celebración de la semana Franciscana con la bendición de las mascotas.

• Hogar de Anciano “Nuestra Señora del Carmen” Hace un llamado a la comunidad para que se apoye la campaña de pañales de adultos, son 200 unidades diarias que se requieren.


8

Entrevista

José Manuel Díaz Blanco, historiador español

Padre Luis de Valdivia, un Misionero, un Luchador, después de 400 años En el contexto de las Semanas Sociales que recientemente efectuó el Departamento de Acción Social del Obispado de Temuco, se realizó en Temuco y Angol, un foro taller que analizó la estado actual en la relación entre el Estado y la sociedad chilena con el Pueblo Mapuche, con el obje�vo de propiciar la búsqueda de reales espacios de diálogo social, para lo cual se contó con la Conferencia del historiador español José Manuel Díaz Blanco, quien relató sobre la figura del Jesuita Luis de Valdivia. Una mirada actualizada, y una postura veraz de un modelo de persona que supo poner en prác�ca sus valores e ideas, hoy tras 400 años de los primeros parlamentos, vuelve a resonar su lucha y convicción y bajo la mirada del historiador español se pone en la palestra su planteamiento.

Rememorando su legado y convicción ¿en qué contexto se desenvolvió el Padre Luis de Valdivia? El Padre Luis de Valdivia fue un jesuita español que vivió entre los siglos XVI y XVII, llegó a Chile con la idea de predicar el Evangelio entre los pueblos originarios y terminó comprendiendo que eso no sería posible sin modificar profundamente el contexto polí�co y socio-económico del país. Se involucró en la vida polí�ca chilena para conseguir ese obje�vo, y su logro fundamental fue la puesta en marcha de un plan de pacificación conocido como la Guerra Defensiva, que se desarrolló entre 1612 y 1626 y caracterizó una de las épocas más trascendentes de la historia del Chile colonial. Y hoy en día ¿Cuál es la importancia de su obra ? Digamos que la importancia de su obra puede


9

Entrevista

“A comienzos del siglo XVII, los españoles, que llevaban ya casi medio siglo en guerra contra los mapuches, con no pocos contratiempos incluyendo la rebelión masiva de 1598 que costó la vida del gobernador Oñez de Loyola en Curalaba y que ocasionó el despoblamiento y la captura de los asentamientos españoles al sur del Bio Bio, y la Corona española se planteó nuevos métodos de enfrentar esta onerosa e improductiva Guerra de Arauco. Y surgió, entonces, la propuesta del sacerdote jesuita Luis de Valdivia, que contó con el apoyo del antiguo virrey de Nueva España (México), del Virrey del Perú y del propio rey de España, Felipe III: la llamada Guerra Defensiva…” Diego Barros Arana, Historia General de Chile, volumen 4

analizarse desde una doble perspec�va: la puramente histórica y la é�co-polí�ca. La perspec�va histórica, que es de la que yo puedo hablar con más propiedad, nos dice que Valdivia es uno de los nombres importantes del pasado chileno. Sugirió al gobierno español una polí�ca adecuada para adaptarse a la nueva realidad nacida de la rebelión general de La Araucanía de 1599 y de sus esfuerzos surgió la Guerra Defensiva, un hito fundamental en la consolidación de la frontera del Biobío en el siglo XVII. La perspec�va é�co-polí�ca es mucho más subje�va, lógicamente, y desde luego yo no soy la persona más adecuada para referirse a ella. Pero, en general, me parece que Valdivia se guió toda su vida por unos valores morales que hoy son todavía dignos de conocimiento y reflexión. Entonces eso fue uno de los mo�vos por los cuáles usted se interesó en su figura Inicialmente, Valdivia no me interesaba nada, me interesaban las grandes polí�cas de paz que se habían desarrollado durante el reinado de Felipe III (1598-1621), que recibieron una gran atención por parte de la inves�gación en los años en los que yo estudiaba en la Universidad de Sevilla. Leí con gran atención y admiración los libros que se publicaron entonces sobre el tema y cuando me llegó el momento de hacer el doctorado, quise dedicar mi tesis al único escenario de pacificación que hasta entonces había quedado al margen de aquel movimiento de renovación histórica: el Chile de la Guerra Defensiva. De entrada yo no sabía siquiera quién había sido el Padre Valdivia y, de hecho, inicialmente no me importaba demasiado, porque entonces y todavía hoy la perspec�va biográfica era rela�vamente poco valorada en el marco de la inves�gación universitaria española. Sin embargo, cuando empecé a leer sus cartas y sus memoriales, no tardé en darme cuenta de que me encontraba ante un hombre excepcional que merecía un estudio pormenorizado e intenté dedicárselo en la modesta medida de mis posibilidades. ¿Qué aportaría conocer su obra en la Región de La Araucanía y en la relación con el Pueblo Mapuche? Bueno, es muy di�cil imaginarse qué pensaría el Padre Valdivia respecto a los graves problemas que actualmente se observan en la región. Él conoció un contexto histórico que era diferente del actual. Lo que sí sabemos es que se guió por unos valores

que debemos buscar en su formación cris�ana y que, pese a su rasgos específicos e históricos, �enen también un cierto grado de universalidad que los man�ene vivos y actuales. Valdivia intentó siempre buscar a Dios y predicar el Evangelio y en ese largo camino se conmovió por la situación de los necesitados, por lo que entendía que eran las injus�cias de su �empo, por la miseria y por el sufrimiento ajeno. Llegó a la conclusión de que no era ú�l condenar sin más la guerra y la violencia, aunque él por supuesto no las compar�ese; creyó comprender que la guerra y la violencia nacían de la injus�cia y afirmó que, para atajarlas, el camino adecuado no era responder con más violencia, militarizando más y más el conflicto de la región, sino erradicando las pésimas condiciones sociales que entonces estaban vigentes en Chile, a las que veía como la verdadera raíz del problema. Postuló que el camino correcto era buscar la jus�cia y el diálogo social y exigió a las ins�tuciones polí�cas que se solidarizasen de verdad con aquellas ideas. A consecuencia de los sucesos ¿Qué nos diría en este �empo el Padre Luis de Valdivia? Yo no soy quién para decir lo que se debe hacer o no hoy en La Araucanía, pero me atrevería a decir que quienes �enen que tomar decisiones en ella no perderían el �empo si dedicasen algunas horas a leer sobre el Padre Valdivia. Escribe: Marcela Urrutia Moscoso, periodista


10

No�cias

• 40

años de la Renovación Católica Carismá�ca

La celebración se inició con la Eucaris�a del sábado 29 de sep�embre, en el Templo Catedral y que fue presidida por el Padre Jaime Valenzuela, asesor diocesano de renovación, instancia donde se bendijo la antorcha misionera, la que recorrió gran parte de la región. Esta “llamarada” es un signo de unión de los católicos carismá�cos, con que celebran cuatro décadas viviendo el Pentecostés, luz que ha recorrido toda la zona sur del país. Toda esta fes�vidad culminará los días 2 y 3 de noviembre, en San�ago en el Encuentro Nacional Ampliado en el Teatro Caupolicán. Ver más fotogra�as en www.obispadodetemuco.cl

“Humanizar y compar�r con equidad el desarrollo de Chile”

Una profunda reflexión sobre los actuales problemas de la Iglesia y la sociedad, y sobre la misión de anunciar a Jesucristo en este momento de la historia del país, efectuó el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile en la Carta Pastoral. Descargar Carta Pastoral en www.obispadodetemuco.cl


11

Lec�o Divina

Escribe: Padre Marcos Uribe Gutiérrez

Cristo Rey

Lectio Divina de Mt. 25; 31-46 En la predicación de Jesús la palabra más repe�da es “el Reino de Dios”, “El Reino de Dios está cerca” ( Mc 1,14) , “Venga a nosotros tu Reino” (Mt 6,10), “Ha llegado el Reino de Dios”. La ley fundamental de este Reino será la ley del amor que lleva consigo la jus�cia y la fraternidad.

LECTIO (Lectura)

Recojámonos un momento en oración, para crear un clima sobrenatural para escuchar la Palabra de Dios que leeremos personal y/o comunitariamente con toda calma y con mucha atención. Comentaremos el Evangelio que la Liturgia propone para la Fiesta de Cristo Rey. Se destaca la figura de Cristo en nombre de su Padre, es el Rey que administra jus�cia. Leer con calma las dis�ntas clases de personas que se enmarcan en el relato y reconocer las mismas realidades que vemos a nuestro alrededor, para meditar cual es (o ha sido) la ac�tud nuestra frente a cada caso que nos hemos encontrado. Detengámonos a reflexionar sobre la pregunta ¿cuándo te vimos así? y meditemos en la expresión: “conmigo lo hicisteis”

MEDITATIO (Meditación)

El cuadro que se nos pinta es para bondad y misericordia, pero al mismo �empo expresa jus�cia. En el texto y contexto de la descripción vemos la vida de cada día, lo que vemos en nosotros y lo que vemos en los demás. ¿Cómo procedemos con el enfermo, el hambriento, el desnudo? ¿Cómo proceden los demás cuando el enfermo soy yo, cuando yo soy el desvalido? La frase más importante para nuestra meditación es: “conmigo lo hiciste”, “conmigo no lo hiciste”. ¿Qué mensaje me entrega el Señor?

CONTEMPLATIO (Contemplación)

¿Quién es Cristo? ¿Dónde y cómo lo podemos conocer? Contemplemos la escena del Evangelio y tendremos la respuesta donde lo podemos encontrar.

Hemos sen�do a un Dios lejano, allá por las nubes, muy ajeno a nuestra realidad. Ahora lo contemplamos cercano, muy sencillo, en el pobre, en el desvalido, en la mujer que sufre. Cristo ha asumido nuestra naturaleza. Se ha hecho uno de nosotros. Ha cargado su cruz (no sólo en el Calvario sino también la cruz de cada día). Danos ojos nuevos para verte personalmente en los que sufren y danos gran sensibilidad para descubrir tu presencia en el hermano que se acerca a consolar mi dolor.

ORATIO (Oración)

El Señor nos ha hablado ¿Qué le podemos decir desde nuestra pobreza y necesidad? Señor Jesús, gracias porque te has revelado tan humano y tan cercano para con nosotros. Yo te adoro y te alabo en la sencillez del pobre a quien he aprendido a amar cuando tú me dijiste que todo lo hecho a un necesitado “conmigo lo hiciste”. Te doy gracias cuando alguien me ha tendido una mano cuando yo estaba caído; gracias Señor cuando alguien me dio algo sin esperar recompensa, gracias cuando me buscaron entre los enfermos y necesitados. Te pido perdón por las veces que pasé de largo frente a una mano tendida o cuando no supe preocuparme del necesitado. Gracias Señor, porque siempre me perdonan cuando a veces a mí me cuesta tanto perdonar. Deseo que mi oración en el futuro sea más filial (como la conversación de un hijo con su padre), ya que te siento más cercano al reconocerte en el pobre y en el necesitado.

ACTIO (Acción)

Conociendo nuestra realidad e iluminados por esta Palabra de Dios hagamos un propósito adecuado para ser más solidarios con nuestros hermanos y aprender a hacer el bien a todos porque el Señor nos dice que cuanto hagamos a los más pobres y necesitados “conmigo lo hiciste”.


12

Escatología

 Creo que en la comunión de… ¿cuáles santos? Escribe: Pbro. Fernando Torres


13

Escatología

E

stamos iniciando el Año de la Fe, con ocasión de la celebración del 50 aniversario del Concilio Va�cano II, y el vigésimo de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica. En su carta de convocatoria Porta Fidei (la Puerta de la Fe), el Papa Benedicto ha expresado que: “el Año de la Fe deberá expresar un compromiso unánime para redescubrir y estudiar los contenidos fundamentales de la fe…” (14)

Es por esta razón y en la cercanía de la fiesta de Todos Los Santos y la conmemoración de los difuntos, que he querido referirme a uno de los ar�culos del Credo -síntesis de la fe que profesamos- y que llama mucho la atención, se trata del: “creo en la comunión de los santos”, el cual no siempre ha sido muy bien comprendido, aun cuando cada domingo lo rezamos en nuestra celebración eucarís�ca. Alguna vez le escuche decir a alguien que se trataba de la comunión que los santos recibían, refiriéndose a la comunión sacramental, o a la amistad que exis�a entre los santos canonizados. Pero ¿qué quiere decir esta repe�da expresión? El catecismo de la Iglesia Católica en el n° 946 afirma que “después de haber confesado creo en “la Santa Iglesia Católica”… “la comunión de los santos”…, es en cierto modo, una explicitación del anterior: “¿Qué es la Iglesia, sino la asamblea de todos los santos? La comunión de los santos es precisamente la Iglesia”. Por tanto decir “Comunión de los Santos” es precisamente hablar de la Iglesia, pero un sen�do más amplio, se trata de la relación que existe entre la iglesia peregrina (la nuestra o terrena), con la Iglesia triunfante (del cielo) y con la llamada iglesia purgante (el purgatorio). Sigue afirmando el Catecismo (948) la expresión “comunión de los santos” �ene entonces dos significados estrechamente relacionados: “comunión en las cosas santas” y “comunión entre las personas santas”. Podríamos decir: comunión en las cosas santas, que sos�enen la san�dad de las personas. Es por eso que el Concilio Va�cano II, en su cons�tución sobre la Iglesia Lumen Gen�um, en el capítulo VII sobre la índole escatológica de la Iglesia, que nutrirá la enseñanza del Catecismo, habla acerca de esto, afirmando bellamente que tenemos una comunicación de bienes espirituales. La que profundiza nuestra simple mirada sobre la vida espiritual, ya que por ejemplo el reconocimiento de la san�dad en nuestros hermanos mayores, se transforma en una fuente de intercesión, y también en un aliciente a la vivencia y al tes�monio, debido a que ellos son verdaderos modelos que nos hacen ver que es posible seguir al Señor. Pero, al mismo �empo descubrimos que somos nosotros, como Iglesia peregrina, quienes piadosamente frecemos sufragios y oraciones por aquellos que han par�do y que deseamos con anhelo fraternal gocen de la presencia de Dios en el cielo (Lumen Gen�um 49-50). Por tanto, podemos decir que existe una fuerte “trabazón”, donde reconocemos

“…el reconocimiento de la santidad en nuestros hermanos mayores, se transforma en una Creo en la comunión de los santos, es una bella expresión que en torno a la Fiesta de Todos los fuente de Santos y en la conmemoración de nuestros difuntos, nos ayuda a asombrarnos por esta vinculación que desde Cristo todos tenemos, y que no cesa con la intercesión, y experiencia de la muerte, entendida desde Él como Pascua. Por eso dejémonos maravillar por esta también en un afirmación de la Fe, en este año, y en comunión con todos los santos, y con todos los que nos han precedido en el signo de la fe, e invoquemos al Dios aliciente a la Trino, que nos llama a una vida de san�dad, para que no nos dejemos embaucar por otras fiestas foráneas, vivencia y al que poco y nada �enen que ver con nuestra rica tradición cris�ana. Sólo así podremos cantarle junto a los santos de todos los �empos: Tus mandatos son testimonio”. fieles y seguros; la san�dad es el adorno de tu casa, que la vitalidad de la Iglesia, no es tan solo fruto de su acción pastoral y evangelizadora, sino que brota en primer lugar de la acción maravillosa de Dios que nos comparte su San�dad, haciéndonos semejantes a Él, para que compartamos su vida divina. Y en ese plan, la comunión de los santos indica esa hermosa relación de comunicación y amistad entre todos los que hemos sido llamados a esa única vocación, de la cual todos gozamos, y en la cual muchos ya nos llevan la delantera, y nos animan a recorrer el sendero de la fe que nos llevará a la plenitud de Cristo.

Señor, por días sin término (sal 92, 5)

CUMPLEAÑOS SACERDOTES Mes de Noviembre P. Dario Fuentes: Lunes 5 P. Jaime Villalobos: Lunes 19 P. Waldo Ignes: Martes 27 P. Jose Luis Morales: Miércoles 28

ANIVERSARIOS ORDENACIÓN SACERDOTAL Mes de Noviembre P. San�ago Alvarado: Miércoles 7 P. René Riquelme: Viernes 16 P. Francisco O´Koren: Jueves 29

AGENDA SR. OBISPO – NOVIEMBRE 2012 Noviembre: Sábado 03: Lunes 05: Sábado 10: Domingo 11: Del 12 al 16: Sábado 17: Viernes 23: Sábado 24:

Eucaris�a - Gruta Sta. Teresa de Los Andes / Parroq. Lonquimay. Reunión del Clero. Eucaris�a - Encuentro Interdioc. Coros /Parroq. Jesús Obrero. Eucaris�a: “Día Dioc. de la Mujer”. - Iglesia Catedral. Asamblea Plenaria de Obispos. Confirmaciones – Parroquia Huequén – Angol. Consejo de Presbiterio. - Paseo c/ Personal del Obispado. Jornada Diocesana de Pastoral Juvenil ��� Parroquia de Carahue.


14

Misión Joven

Acción Misionera en el Decanato de Victoria

Campamento Juvenil de la PJ, Parroquia Santísima Trinidad de Temuco

Jóvenes participaron en Encuentro de las Hermanas Clarisas en Los Angeles

Misiones del Decanato de Victoria en la Parroquia San Francisco de Asís de Selva Oscura Misión Joven: Reflejo de Solidaridad en Imperial

Tarde Regreativa, PJ Parroquia Santo Tomás de Villanueva

Cantata en Honor a la Madre de Chile

Cruz misionera en la Parroquia San Juan Bau�sta de Temuco Cruz Misionera en parroquia Santo Tomás


15

Misión Joven

Segundo encuentro decanal en la parroquia San Juan Bau�sta de Huequén, Angol Peregrinación de la Cruz Misionera de Santo Tomás a la Comunidad de Shoensta� Cruz Misionera llega al Decanato de Imperial, 30 de sep�embre.

Cruz Misionera en Comunidad de Schoensta�

Reunión extraordinaria de los jóvenes en Imperial

En este �empo de Misión Joven, son cientos y cientos de jóvenes que han vivido en todos los rincones de la Diócesis este encuentro con el Señor, por eso queremos compar�r con ustedes estos tes�monios de amor y fe:

“Por medio de la ac�vidad misionera, me he dado cuenta que la can�dad de jóvenes en el camino del Señor es abundante, lo que me anima a con�nuar este hermoso caminar junto a Jesús entregando su mensaje de amor”. Javiera Cecilia Sepúlveda Reyes, Parroquia Nuestra Señora de los Dolores, Perquenco.

“Cuando me di cuenta que tenía a Cristo en mi corazón, sen� la necesidad de transmi�r mi experiencia a otros jóvenes, y así comencé la alegría de caminar con Jesús, a través de mi grupo juvenil y la Pastoral Juvenil de mi Parroquia.” Juan José Montoya Sanmar�n, Parroquia Santo Tomás de Villanueva, Temuco.

“Esta experiencia de encontrarse con Cristo es realmente reconfortante y bella, quienes la hemos vivido hemos sen�do con mucha más fuerza su presencia en cada una de las cosas que ocurren en nuestra vida, su gloria nos enciende el alma y su amor nos hace cada día más felices”. Stephanie Danae López Aguilera, Parroquia Santo Tomás de Villanueva Temuco.

“En este �empo de misión joven, he sido tes�go de muchos jóvenes alejados de las cosas de Dios, que han llegado a la parroquia por las mesas de esperanza y es una alegría inmensa saber que una vez que experimentan la misericordia y ternura de Dios realmente ya no se quieren ir”. Juwer Fritz, Parroquia Nueva Imperial


16

No�cias

• Cuaresma de Fraternidad Ceremonia de entrega de fondos para proyectos adjudicados. Más información en www.obispadodetemuco.cl

• Misa del Migrante

• Tercer Encuentro Sábado 6 de octubre fue el Encuentro Diocesano Coordinadores Parroquiales Catequesis en el decanato de Imperial

“Saludamos a esos hermanos que emigran por dis�ntos países por dis�ntas necesidades o por un espíritu generoso de ir a servir a otras partes…también hay quienes son perseguidos por algunos gobiernos, por situaciones religiosas, por temas económicos. Hoy queremos tener muy presentes esas necesidades de tantos hermanos nuestros y esa necesidad de tener un espíritu para poder acogerlos y poderles dar un espacio para realizarse dignamente como familia en un ambiente diferente…”, palabras del Padre Obispo, Templo Catedral, 2 de sep�embre

• Templo San Buenaventura en Angol El pasado domingo 09 de sep�embre se celebró una Eucaris�a de acción de gracias por la reinauguración del Templo San Buenaventura en Angol, afectado el 27 de febrero del año 2010 por el Terremoto.

• Parroquia Del Perpetuo Socorro • En Junio de 2012 la Parroquia comenzó el proceso de recaudación de fondos para realizar trabajos de reemplazo del piso del templo Parroquial el cual se encuentra con deterioros considerables ya que no ha sido reemplazado desde la construcción del Templo el cual fue fundado el año 1924. Dentro de las ac�vidades realizadas está la Cena Bailable Parroquial que se realizó en Agosto donde además se elige la reina Parroquial. • El próximo mes de noviembre de 2012 los días sábado 24 y domingo 25 se llevará a cabo el curso de formación de “Monitores para infancia Misionera” el cual será dictado por las Obras Misionales Pon�ficias de San�ago (OMP).Consultas y confirmación asistencia hacerlas con la Sra. Bernardita Avila al celular 83844156 o a su correo electrónico bernardita60@hotmail.com

• Comisión de la ONU visita la región y se reúne con organizaciones civiles Con la intención de conocer e interiorizarse acerca del estado de la situación del Pueblo Mapuche en La Araucanía, una comisión especial del Sistema de Naciones Unidas en Chile se reunió en Temuco con representantes de organizaciones civiles como la Fundación Ins�tuto Indígena y el Observatorio Ciudadano.

• Peregrinación por el Año de la Fe en Lonquimay La parroquia San Sebas�án, invita el 3 de noviembre a celebrar el Año de la Fe con una peregrinación en la Cordillera las Raíces en Lonquimay, la salida es a las 8 de la mañana desde el sector la paloma, el recorrido es de 14 km, hasta la Gruta de Santa Teresa (6km antes de llegar a Lonquimay), donde se celebra la Eucaris�a a las 15 horas la que preside el Padre Obispo. Ver video en www.obispadodetemuco.cl


17

Derecho Canónico

Primera Parte

Santoral

Las Nulidades Matrimoniales Escribe: Pbro. Carlos Hernández Cordero, Vicario Judicial

El

comité editorial de la revista Buen Pastor me pide abordar el tema de las nulidades matrimoniales en el ordenamiento canónico. Es un tema cada vez más recurrente entre nosotros, dada la mayor formación teológica e incluso canónica con que hoy cuentan muchos de nuestros fieles laicos. Antes de abordar el tema propiamente tal es preciso contextualizarlo señalando algunas consideraciones que, a mi juicio, son necesarias. En primer lugar, es necesario reconocer que la Iglesia siempre, desde sus orígenes, ha intentado destacar y proteger la grandeza y dignidad del matrimonio, como ins�tución natural y sacramental, sobre todo en aquellos �empos en que los vaivenes culturales han sido más contrarios al mismo. Hoy vivimos �empos di�ciles para la ins�tución matrimonial. La realidad de las crisis conyugales no es uno más de los muchos problemas que asaltan al ser humano, se trata de una autén�ca patología social, una nueva enfermedad epidémica de di�cil tratamiento a corto plazo, y cuyas consecuencias han hecho cambiar buena parte de los estamentos sociales, afectando la vida diaria de manera decisiva. En segundo lugar, es importante considerar que el matrimonio no es algo privado, sino que �ene una dimensión natural (no manipulable ni cancelable por los privados) y pública. Necesita para su nacimiento el concurso de dos voluntades heterosexuadas. En tercer lugar, conviene, además, hacer una dis�nción para evitar equívocos entre tres nociones esencialmente dis�ntas: a) separación conyugal, b) disolución del matrimonio y c) nulidad del matrimonio. a. La separación conyugal supone que existe el vínculo conyugal, aunque se produce una suspensión de los derechos y deberes conyugales, sin ruptura del vínculo, es decir, permaneciendo el vínculo conyugal. b. En el supuesto de la disolución del matrimonio hay un vínculo conyugal; ese vínculo, sin embargo, queda disuelto -hay una ruptura del vínculo- o bien por la muerte de uno de los cónyuges, o bien por alguno de los supuestos excepcionales que contempla el ordenamiento canónico. c. La nulidad del matrimonio indica que el vínculo conyugal no ha surgido, no existe. Y no han surgido, por lo tanto, los derechos y deberes propiamente conyugales. La pastoral familiar y los tribunales eclesiás�cos se encuentran a diario con esta patología de los matrimonios, intentando buscar soluciones cuando ello sea posible.

N

Santa Clara de Asís

ace en 1193 o 1194, su padre pertenecía a una de las familias de mejor linaje de la ciudad, y su madre era una dama de profundo sen�do cris�ano. Cuando tenía 18 años, subyugada por el ardor evangélico de su compatriota Francisco, que acababa de poner en marcha la nueva fraternidad, se confió a su dirección. Abandonó su casa y en la capilla de la Porciúncula, donde vivía San Francisco, tomó el hábito de manos del santo, prome�éndole obediencia. Inmediatamente fue confiada por Francisco al monasterio benedic�no de San Pablo de las Abadesas. Allí tuvo que vencer la enconada oposición de sus parientes. Quince días después, Francisco le procuró un asilo más seguro en el convento de Sant´Angelo in Panzo, en las estribaciones del monte Subasio, donde fue a unírsele, fugada asimismo clandes�namente, su hermana Inés. Posteriormente, Francisco dispuso para Clara y sus imitadoras una vivienda, adaptada al ideal de pobreza y sencillez que ella misma anhelaba, junto a la pequeña iglesia de San Damián, por él restaurada. Y en ella se instaló el pequeño grupo de Damas Pobres, llamadas luego Clarisas, integrado ya con otras tres compañeras. La comunidad femenina imitaba en lo posible la de los hermanos franciscanos. Durante cuarenta años, Clara fue la superiora del convento de monjas de San Damián. Su vida era de gran austeridad y muy rica en obras de caridad y piedad. Se cuenta que alejó con sus oraciones a los sarracenos que asediaban Asís. Redactó una Forma de vida en la que insis�a en la pobreza como base para la regla que ella misma redactó con posterioridad (12471252), adaptación para las religiosas de la regla franciscana. En 1253, una bula pon�ficia aprobaba solemnemente la regla que había compuesto. Murió en 1253 y fue canonizada en 1255. Sus restos descansan en la cripta de la iglesia a ella dedicada en Asís. Su fiesta se celebra el 12 de agosto. Es, la patrona de la Televisión.

• IX Encuentro de Coros al Servicio de la Liturgia Fecha: 10 noviembre Lugar: parroquia Jesús obrero Informaciones: coordinaciondecoros.jesusobrero@gmail.com

• En la fes�vidad de San Francisco La comunidad de Nahuelván de la parroquia Sagrado Corazón de Traiguén como todos los años, celebró la bendición del trigo.


Una Revista con Memoria

18

Lectura Recomendada

Antecedentes de la Fundación de la Diócesis San José de Temuco

87 años de historia

Jesucristo en el pluralismo religioso. ¿Un único salvador universal?

Autor: Antonio Bentué Venta en Ins�tuto Teológico de Pastoral, UCT. La pretensión de un único salvador del mundo, Cristo, es para los cris�anos tan irrenunciable como problemá�ca. Los cris�anos creen que Jesucristo es el Hijo de Dios encarnado para su salvación y la salvación del mundo. Esta convicción les obliga a salir de sí mismos y anunciar el Evan¬gelio hasta los confines de la Tierra. La misión cris�ana, en principio, comprueba a los mismos cris�anos que cumplen con su iden�dad de hijos e hijas de Dios en la medida que proclaman que todos los seres humanos somos hermanos y her¬manas, llamados a vivir en jus�cia y paz en virtud del amor del Padre.

El Arte de Sanar, Sanación interior

Autor: Pietro Magliozzi, M.I. Librería San Pablo Sanar nuestras heridas, rebobinar nuestros errores y reconciliarnos con el pasado, son ideales comunes que muchas veces escondemos tras el olvido perpetuo, el resen�miento o la simple negación de algún episodio doloroso o del pecado mismo que ha afectado nuestra vida.

Roma dulce Hogar, nuestro camino al catolicismo

Autores: Sco� y Kimberly Hahn Librería Antár�ca “Sus autores ofrecen el tes�monio cálido, alegre y realista de su conversión al catolicismo. Es una peregrinación espiritual que transforma toda su vida; un camino de integridad, de búsqueda de la verdad y adhesión a la voluntad divina, que culminó en la inmensa alegría de la vuelta al hogar: a la Iglesia católica”.

La Barca de Pedro

Autor: Cris�án Urzúa “La experiencia dice que nadie puede amar a alguien, sin conocerlo primero. Lo mismo ocurre con la Iglesia católica. Para amarla y, más aún defenderla, es necesario conocerla y seguir sus pasos a través de la historia.”

Escribe: Pbro. Fernando Torres Molina

E

l 18 de octubre nuestra diócesis cumplió 87 años de vida e historia, ya que es en 1925 cuando SS. Pío XI, mediante la Bula Notabilicter Aucto, eleva la Gobernación Eclesiás�ca de Temuco a la calidad de Diócesis.

En una Carta Pastoral de monseñor Sergio Contreras, fechada en mayo de 1986, para convocar al Cincuentenario de la Diócesis, describió las condiciones que presentaba la jurisdicción eclesiás�ca hoy Iglesia de San José de Temuco, que fueron indispensables a la hora de la erección canónica de esta porción del Pueblo de Dios por parte de la Santa Sede. En mayo de 1926 se ejecutó el rescripto de la Santa Sede que dio origen a la Diócesis de Temuco. Con ese acto se quiso expresar, por una parte, que la Diócesis de Concepción de la que formaba parte nuestra región era demasiado extensa y poblada, de modo que el Pastor no podía desempeñar convenientemente las funciones pon�ficales ni hacer las visitas pastorales, dirigir y coordinar directamente todas las obras de apostolado. Y por otra parte, que las comunidades eclesiales que integraban las parroquias comprendidas entre el río Renaico y el Cau�n habían alcanzado tal madurez bajo la conducción del gobernador eclesiás�co, que permi�an pensar que Temuco podía ser y madurar como una Iglesia par�cular con un Pastor propio y con un clero suficiente para cons�tuir un presbiterio capaz de servir a la creciente porción del Pueblo de Dios que peregrinaba en esta zona del país. El fruto del trabajo de abnegados misioneros, de celosos párrocos de Angol, Temuco, Victoria, Galvarino, etc. Había dado frutos importantes como para pensar que la nueva Diócesis podía responder a los exigentes requerimientos de una Iglesia par�cular. Gracias a los elementos descritos por monseñor Sergio Contreras, y al hermoso don de la Divina Providencia es que hoy podemos celebrar ya más de 80 años desde su fundación. Agradecemos la presencia de tantos laicos, religiosos y religiosas, sacerdotes y obispos que han dado vida a ésta historia de amor y entrega en la evangelización de nuestra región.


19

Liturgia

El culto a los santos en la Iglesia

Música

Tocando el manto de Jesús (Cf Mc 5,27)

Escribe: Pbro. Patricio Trujillo Valdebenito, Encargado Diocesano de Liturgia

L

a Iglesia, celebra el misterio del Señor Jesucristo, a lo largo del año litúrgico, haciendo memoria de los santos que, siguiendo a Cristo, incorporados a él por el bautismo, vivieron bajo la acción del Espíritu Santo, son ellos y ellas los que reflejan la multiforme gracia de Cristo. En realidad, la santidad de todos aquellos que la Iglesia conmemora en el año litúrgico es la santidad misma de Cristo y de la Esposa de Cristo, la Iglesia. Pero, ¿cuál es el origen del culto a los santos, por el cual somos, muchas veces, criticados? La raíz de una celebración de los santos, en la Iglesia, se puede muy bien encontrar en el memorial de los patriarcas y padres en la fe que los israelitas hacían en sus oraciones ante el Señor. Este recuerdo de los padres no era sólo el de las obras grandes realizadas por Dios en sus siervos; era la firme convicción de que ellos intercedían por el pueblo ante el Señor. Recordarlos era hacer memorial, invocar su protección y proponerlos ante Dios como intercesores. Podemos recordar, en este sentido, la oración de Azarías en el horno, cuando se dirige a Dios y le dice: “No repudies tu alianza, no nos retires tu misericordia, por Abraham, tu amado, por Isaac tu siervo, por Israel tu santo” (Dn 3,34-35). En el Nuevo Testamento la presencia de los santos se justifica por la denominación que es común a todos los bautizados, que son llamados “santos” (Rm 1,7) y son propuestos como ejemplo aquellos que, a imitación de Jesús, dan la vida por la fe, como es el caso del diácono Esteban. El mismo libro del Apocalipsis nos presenta el “espectáculo” de la Jerusalén Celestial, poblada de testigos de Cristo, de sacerdotes de Dios, que elevan el cántico de la alabanza (Ap 5,9-10). Esta conciencia de la comunión de todos los santos, de la realidad de la liturgia cristiana, en la que nos acercamos al único Mediador de la nueva alianza, que preside la asamblea de los primogénitos, (Hb 12,22-24), es el fundamento de una comunión con los santos en la liturgia que más tarde pasa a concretizarse, por diversas razones, en la veneración explícita y en el culto litúrgico de los santos cristianos.

Natalia Cáceres, �ene 23 años, es Enfermera, casada hace unos pocos meses, par�cipante ac�va en la Parroquia Del Espíritu Santo como catequista y cantante, también es miembro del equipo de jóvenes de la Renovación Carismá�ca. Hace más de 6 años desarrolla su música para Dios y trabaja en formación de jóvenes. Su música y su canto, le han permi�do acompañar a muchos cantantes y músicos católicos de Chile y La�noamérica en conciertos, encuentros y re�ros. Marco López (Chile-México), Flavinho (Brasil), José Luis Melgar (Bolivia), Daniel Muñoz (Chile) y “Flaco” Pablo Cifuentes (Chile) entre otros. Junto a Felipe, su hermano y cantautor católico ha trabajado en la composición, arreglos y grabación de sus dos discos de estudio y su disco en vivo, y también es parte de su banda “Piedra Angular”. Actualmente, desarrolla su proyecto personal de arreglar, grabar y poner a disposición de forma gratuita en su si�o web, los Salmos Dominicales; recibiendo más de 1000 visitas semanales. Idea que ha tenido una gran acogida por parte de coros y comunidades eclesiales de La�no America y países de habla Hispana. Conoce más en nataliacaceres.wordpress.com y www. nataliacaceres.cl


20

Educación

Educación contextualizada

La

Escribe: Departamento de Educación, Obispado de Temuco

educación escolar debe ser contextualizada, es decir, sus contenidos curriculares pertenecer a la cultura del entorno así como al currículum prescrito y formulado por el Ministerio de Educación. Lo anterior es claro y simple de entender pero ¿cómo se hace concretamente?. Una educación y currículo contextualizado debe nutrirse desde dos ver�entes: el currículo prescrito y desde el currículo emergente. Respecto del primero, se en�ende, que emana desde los contenidos programá�cos del Ministerio de Educación, aquellos que están explícitos en los decretos respec�vos para los dis�ntos niveles del sistema. Por su parte, el currículum emergente emana de los contextos socioculturales –comunidades escolares- concretos donde está la escuela, colegio o el liceo. El currículum emergente suele estar invisibilizado por el prescrito o legal, pero es real y sus variables asociadas son las siguientes: • Experiencias previas: �enen que ver con las vivencias que el estudiante ha experimentado antes de la intervención escolar y que esta u�liza apara aprovecharla pedagógicamente • Conocimientos previos: los aprendizajes apropiados por los ciclos escolares anteriores • Universo simbólico: sen�do y significado que el estudiante asigna a fenómenos y situaciones diversas. • Condiciones de educabilidad: contexto, grado de alfabe�zación de los padres, nutrición infan�l, expecta�vas, horizontes y posibilidades de desarrollo. • Capital cultural: densidad o riqueza para ar�cular y expandir las capacidades. Ante lo expuesto, cuanto más valor se releva en nuestra región, con los ma�ces de la diversidad cultural, social, geográfica y económica. Desde aquí hacemos un llamado a los profesores a situar su enseñanza para que los aprendizajes sean per�nentes y contextualizados al modo de la Pedagogía de Jesús. La enseñanza en general y la enseñanza católica, en par�cular �ene una gran oportunidad para comunicar ámbitos de posibilidades desde la dimensión religiosa

• 1%

en campaña

Con el fin de promover y crear conciencia en los hermanos al llamado que tenemos cada cris�ano de comprometernos con nuestra Iglesia y ser corresponsables, estos úl�mos meses, el Departamento del 1%, ha visitado las parroquias de las comunas de Carahue, Purén y Curacau�n. Además, próximamente en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Traiguén.

• Campaña Misión Noche Buena de la CGE Misión Noche Buena es una campaña solidaria que apunta a recaudar fondos para entregar cajas con alimentos no perecibles a familias de escasos recursos. El obje�vo principal es que dichas familias puedan disfrutar de un ambiente cálido y acogedor en torno a una cena, en Navidad. “Por lo menos tuvimos una mejor Navidad gracias a esta ayuda, quizás para los adultos que tenían un poqui�to de tristeza en su corazón este día fue muy especial, porque gracias a esta ayuda sus hijos pudieron sonreír, por eso para nosotros es muy importante la campaña Misión Noche Buena”. Alicia Pacheco, beneficiada campamento de Padre Las Casas- Temuco

• MISIONEROS del 1% festejaron su día en Temuco Más de 240 visitadores llegaron de toda la Diócesis de San José, a las dependencias del colegio Green House, para compar�r y celebrar como todos los años el “Día del Visitador del 1%”, labor misionera que fue agradecida y muy valorada en las palabras que les entregó el Vicario de Pastoral, padre Rogelio Henríquez quien les señaló en la Eucaris�a que “Una tarea permanente en la vida de la Iglesia es de hacer el camino, de sen�rnos parte de la vida de la Iglesia, parte de la Comunidad Eclesial donde todos somos responsables, donde nadie es superior a otro, donde hay servicios y ministerios diversos para el bien de la Iglesia”.

• Tercer Encuentro Decanal de Catequesis El gimnasio del Ins�tuto Claret congregó a cientos de catequistas para celebrar dicha ac�vidad, que se inició con el saludo inicial del coordinador decanal de la catequesis y con el asesor decanal el Padre David Quilodrán. Se contó con una masiva presencia de padres y niños de la catequesis del decanato de Temuco. Fue una jornada muy hermosa en la cual cada parroquia presentó un grupo de coro con los niños, canción con la cual se alababa al Señor, los que fueron finalmente aplaudidos por los presentes, y también se les entregó un obsequio a cada niño y un diploma de reconocimiento a cada coordinador por su par�cipación como parroquia. Posterior a eso, los asistentes se dirigieron a la Catedral en procesión, cantando y alabando al Señor con vítores y música.

• Monasterio de las Hermanas Carmelitas Descalzas, Labranza Todos los domingos se celebra la Eucaris�a a las 12 y media. “Esto ha sido un proceso muy enriquecedor que ha ido permi�endo que la comunidad que celebraba junto a las hermanas los días domingo, siga asis�endo en la forma en que lo hacía, regularmente algunos y otros en forma irregular y encuentran en la Eucaris�a dominical la acogida y el cariño y el momento y espacio de oración que encontraban cuando las hermanas estaban” Olga Pellizari Ver más en www.obispadodetemuco.cl


21

• Padre Tibaldo Zolezzi, fue nombrado director del Ins�tuto de Estudios Teológicos de la UCT El hasta ahora académico del IET expresó, “quisiera decirles que nos importa como IET ser exigidos como cualquier unidad académica más, aportando a la UC Temuco lo propio nuestro en el ámbito de las discusiones académicas, las clases y en las decisiones administra�vas, aportando en el permanente recuerdo en el es�lo y sello iden�tario que estamos llamados a encarnar como universidad católica, teniendo una mayor presencia dentro de nuestra casa de estudios

Doctrina Social de la Iglesia

Los Cristianos y la Política Escribe: Fredy Villanueva, Comité Asesor Departamento de Comunicaciones, Obispado de Temuco

D

Desde hace mucho �empo, entre los cris�anos viene la discusión si es necesario o conveniente inmiscuirse en la polí�ca con�ngente. Tema que muchas veces más bien divide que lo que une a las personas.

¿Cuál debe ser la contribución de la Iglesia a la polí�ca? Una buena respuesta la dio Juan Pablo II, en la visita ad limina de Obispos de Brasil, donde el pon�fice les indica que “la Iglesia no pretende usurpar tareas y perroga�vas del poder polí�co; pero sabe que debe ofrecer también a la polí�ca su contribución específica de inspiración y de orientación sobre los grandes valores morales. La imperiosa dis�nción entre Iglesia y poderes públicos no debe hacer olvidar que tanto la una como las otras se dirigen al hombre y por ello, la Iglesia no puede renunciar a inspirar las ac�vidades polí�cas para orientarlas al bien común de la sociedad”. El cris�anismo no es una religión de un individualismo insular, sino que es una religión de comunidad. Los dones y las virtudes cris�ana conllevan implicaciones sociales.

• Con diversas ac�vidades, la comunidad de Victoria celebró la fiesta de Nuestra Señora de la Merced En el marco de la celebración Eucarís�ca de la Fiesta Patronal en la Solemnidad de la Virgen María de La Merced, el Obispo de la Diócesis San José de Temuco, monseñor Manuel Camilo Vial Risopatrón pidió por el Pueblo Mapuche, en un ambiente de confianza de los unos con los otros.

• Campaña Virgen Peregrina Se invita a las familias que han recibido la imagen de la Virgen a una peregrinación el 17 de noviembre en el encuentro anual en Ayinrrehue, Temuco

En esta idea de “ser responsables por el bienestar de otros”, Su San�dad Benedicto XVI en su carta encíclica “Caritas in Veritate”, señala que “muchos pretender pensar que no deben nada a nadie, si no es a sí mismos. Piensan que son �tulares de derechos y con frecuencia les cuesta madurar en su responsabilidad respecto al desarrollo integral propio y ajeno. Por ello, es importante urgir una nueva reflexión sobre los deberes que los derechos presuponen, y sin los cuales éstos se convierten en algo arbitrario”. Pueden dudar algunos sobre la necesidad de que la Iglesia tenga una doctrina polí�ca, puesto que la misión que Cristo le confió es de orden religioso. Pero, precisamente, de esa misión se desprenden luces que sirven para ayudar al mejor funcionamiento de la comunidad humana, de una forma coherente con la fe. Como afirma el Concilio Va�cano II: “Se equivocan los cris�anos que, pretextando que no tenemos aquí ciudad permanente, pues buscamos la futura, consideran que pueden descuidar las tareas temporales, sin darse cuenta que la propia fe es un mo�vo que les obliga al más perfecto cumplimiento de todas ellas según la vocación personal de cada uno” (Gaudium et Spes, 43). Por su parte, el entonces cardenal Ratzinger en su texto “Cris�anismo y Polí�ca” escribió: “El Estado no cons�tuye la totalidad de la existencia humana ni abarca toda la esperanza humana. El hombre y su esperanza van más allá de la realidad del Estado y más allá de la esfera de la acción polí�ca. No puede exis�r una buena polí�ca sin el bien que se concreta en el ser y el actuar. Lo que la Iglesia perseguida prescribió a los cris�anos como núcleo central de su ethos polí�co debe cons�tuir también la esencia de una ac�vidad polí�ca cris�ana: sólo donde el bien se realiza y se reconoce como bien puede prosperar igualmente una buena convivencia entre los hombres…” Por ello, por los días que hoy vivimos, conviene recordar que “los derechos polí�cos y sociales se ejercen como cris�anas y cris�anos, pues el cris�anismo no es para dejarlo en casa, es para vivirlo en todo momento y circunstancia” (1 Co 10, 31)


22

ITEPA

• Parroquia Cristo Rey de Angol - Lleno de emo�vidad y con mucho entusiasmo se vivió la Santa Misa, donde se recordó que un día 27 de sep�embre la comunidad recibió al padre Sandro Leonelli Regla, como párroco, destacando su trabajo en la parroquia y sus comunidades. - Con un ameno desayuno se acogió a los representantes de todas las parroquia del decanato de Angol, para la reunión decanal de acción social, se contó con la presencia del decano el padre Sandro Leonelli y el encargado de acción social, el diácono José Saravia.

Po r u n a I g le s i a Católica Inclusiva... C a t e q ue s i s I n c l us i v a

S

Son un grupo que comenzó durante el año 2010, cuando la Coordinadora de Catequesis, María Eugenia Contreras, presentó a la Comisión Diocesana de Catequesis el proyecto de formación para la Catequesis Especial. El proyecto, quedo a cargo de Sonia Sagredo, y pronto se conformó un equipo en ésta área pastoral, integrado por Sonia Sagredo, Leonila Ambiado, Joan Jara, Viviana Quiñenao, y apoyadas por el Padre Edgardo Betancur, Vicario de Pastoral de la época. Actualmente, el equipo de Catequesis Inclusiva, está al alero del ITEPA, apoyadas por Hermana Cristina Silva y conformado por Leonila Ambiado, Viviana Quinenao, Joan Jara, Ingrid Coronado, Claudia Salamanca y Carola Lara, siendo nuestro objetivo principal la formación y sensibilización sobre la discapacidad y su inclusión a la Iglesia Católica en sus diferentes grupos pastorales. Queremos lograr que los catequistas se dediquen a trabajar ésta área de la Catequesis, y sean capaces de discernir, acompañar y comunicar el Mensaje Evangélico, de una forma pertinente, dinámica, creativa y adaptada a las necesidades de los niños y jóvenes, y logren integrar paulatinamente a los catequizandos junto a sus familias, a la Comunidad, y a su vez sensibilizar a la comunidad Parroquial. ¿Por qué Catequesis Inclusiva? Porque queremos apelar a la conciencia y responsabilidad social de incluir a TODOS/AS los/ as niños/as y jóvenes sin discriminación alguna, tal como nos llama y ama el Señor. Esto significa reconocer que todos poseemos características individuales, todos estamos llamados a recibir los sacramentos. Por ello es importante recordar que: “Todo hombre… ha de ser tratado con sumo respeto y cariño, sobre todo cuando se encuentra en necesidad”, el papa les dijo a niños y jóvenes con discapacidad: “Ocupaís un lugar muy importante en el corazón del Papa, Vosotros contribuís decididamente a edificar la civilización del amor” (Benedicto XVI, 2010-2011).


23

AGENDA PASTORAL

• En la Parroquia San Enrique de Purén El Área de Educación del Obispado tuvo un encuentro con los Profesores de Religión, el propósito de ésta fue animar el trabajo de los docentes desde la realidad que ellos a�enden y proporcionarles recursos didác�cos como apoyo a su labor.

• Con mo�vo del Día de la Solidaridad El Colegio San Francisco de Asís, celebró la memoria de San Alberto Hurtado con una Eucaris�a, además, realizó un almuerzo solidario en conjunto con la Parroquia San Buenaventura, para personas en situación de calle y/o quienes �enen más necesidades.

NOVIEMBRE – Mes de María 01 02 05 06 07

Todos los Santos Conmemoración de todos los fieles difuntos REUNION DE CLERO ITEPA – Reunión Asesores Catequesis – 9º Reunión Mensual Comisión Diocesana. Temuco 08 Inicio del Mes de María 09 al 11 Escuela de Diáconos – Re�ro Matrimonios - Pitrufquén 09 al 11 Pastoral Juvenil - Asamblea Diocesana de Pastoral Juvenil- Victoria 09 Colecta Caritas Chile 10 ITEPA – Formación Inicial Decanato Angol 10 Pastoral de Coros – IX Encuentro de Coros al Servicio de la Liturgia en Temuco 11 Pastoral Mapuche – Bea�ficación de Ceferino Namuncurá 11 Pastoral de la Mujer – Día Diocesano 13 Pastoral Mapuche – Reunión Comisión Diocesana 16 Schoensta� – Aniversario del Santuario (44 años) 17 ITEPA – Formación Inicial Decanato Victoria 17 Pastoral Mapuche – Curso de Catequesis CEB Mapuche 18 Diáconos y sus esposas – Reunión mensual. 23 Consejo de Presbiterio 24 1% Contribución a la Iglesia – Jornada de Evaluación Final con Coordinadores Parroquiales 24 ITEPA – Formación Inicial Decanato Imperial 24 Encuentro Diocesano de Pastoral Juvenil – Carahue 24 Celebración de Cristo Rey 25 CRISTO REY / Día de Oración por la Iglesia perseguida 30 Pastoral Adulto Mayor – Re�ro de Adviento 30… Escuela de Diáconos - Paseo DICIEMBRE

• Celebración del Sacramento de la Confirmación en la Parroquia “Inmaculada Concepción” de Angol La Comunidad Parroquial, está feliz por el paso que dieron estos 72 hermanos, confirmando su fe y ruega para que el Sacramento recibido produzca los frutos esperados, para mayor gloria de Dios y bien de todos los hermanos. Dios que comenzó en ellos esta obra buena, Él mismo la lleve a término.

01 al 02 01 05 07 08

Escuela de Diáconos - Paseo CONFERRE - Paseo Catequesis – Evaluación Consejo de Gobierno Inmaculada Concepción de la San�sima Virgen María - Finaliza Mes de María

• Día del hospital El capellán del Hospital , Padre Jaime Valenzuela, junto al pastor de la Iglesia Evangélica y miembros de la Pastoral de la Salud.

• 136 alumnos culminaron Curso de Escatología En su proceso de formación permanente, el Ins�tuto Teológico Pastoral impar�ó en agosto el Curso de Escatología, a cargo del párroco Del Espíritu Santo, el padre Luis Acuña.


24

• Reconstrucción

en Los Sauces

• Ceb Jesús Glorioso,

Parroquia Santo Tomás

Gracias a la ayuda de la comunidad y de la Comisión Nacional de Apoyo a la Reconstrucción de Iglesias (CONARI), se celebró la Eucaris�a de Acción de Gracias por la reparación de este Templo, además la fes�vidad coincidió con la fiesta patronal de “Los Santos Ángeles Custodios”.

La catequesis familiar 1º año, celebró el día de oración por los pueblos originarios con la entrega de su nuevo testamento.

• Vínculo “Familia – Escuela” analizó reunión provincial de planteles educacionales Una Mesa Par�cipa�va de Padres, Apoderados, educandos y directores de establecimientos educacionales de la Provincia de Malleco, se realizó en el Colegio Ins�tuto Victoria, con el fin de analizar el tema “Reunión de Apoderados, una Instancia Clave para la Construcción del Vínculo Familia – Escuela”.

• 50 años conmemoró la FII del Obispado de Temuco A modo de concluir la celebración del aniversario N° 50 de la Fundación Ins�tuto Indígena, se desarrolló un coloquio denominado “Arte Mapuche e Incidencia Social”. El espacio de encuentro y diálogo, contó con la par�cipación de representantes de oficios tradicionales del pueblo mapuche. En la oportunidad, los expositores, hablaron acerca de cómo ha sido la historia del arte mapuche, como este ha ido cambiando, avanzando en diversos territorios y comunidades indígenas a través de los años. Y se realizó un llamado a recobrar la importancia del carácter social que posee el arte mapuche, como por ejemplo en la platería y accesorios. Cinco décadas de trabajo incansable con el Pueblo Mapuche El lunes 24de sep�embre, Monseñor Manuel Camilo Vial celebró en la Catedral de Temuco, la Eucaris�a por este aniversario, oportunidad en que realizó un fuerte llamado al reconocimiento cons�tucional del pueblo mapuche, manifestando su apoyo y compromiso con estos. Además destacó los dis�ntos problemas que presenta de manera histórica el pueblo mapuche en diversas materias como educación, vivienda, derechos y la cultura del pueblo originario, desde allí la importancia que ha tenido el rol de la Iglesia y la Fundación Ins�tuto

Los dias 16 y 17 de octubre se realizó la Jornada Diocesana de Pastoral

Indígena de Temuco, ins�tución que fue fundada el 24 de sep�embre de 1962 al alero del Obispado de Temuco y del Vicariato Apostólico de La Araucanía. Premian a niños y jóvenes en concurso de cuentos mapuche Con�nuando en el marco de la celebración, también se efectuó la premiación del 1er concurso de cuentos mapuche. El Epew (Cuentos Mapuche), convocó a estudiantes de enseñanza básica y media, inicia�va que tenía como finalidad el rescatar historias, tradiciones y cultura mapuche, a par�r de relatos recopilados en base a fuentes orales provenientes de abuelos, abuelas, kimche, loncos, machis, entre otros.


25

• Obispado

firma convenio con CONAF Araucanía

La Corporación Nacional Forestal de La Araucanía, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, junto a este Obispado, firmaron un convenio de Cooperación que �ene por obje�vo el inicio de plantación de árboles, en el marco del Programa Bicentenario de Arborización, ejecutado por esta Corporación. CONAF entregará plantas na�vas y exó�cas que darán vida y belleza a todas las parroquias de la Diócesis. La inicia�va busca mejorar la calidad de vida de los chilenos y chilenas, por medio de los beneficios que entregan los árboles.

• A la Vida Consagrada En la capilla de la Casa de Ejercicios de Nuestra Señora de Fá�ma en Temuco, alrededor de 70 religiosas celebraron la fes�vidad de la Asunción de la Virgen, en un Eucaris�a presidida por el padre Obispo Manuel Camilo Vial y concelebrada por el Vicario General, padre Giglio Linfa�.

El 13 de octubre, la comunidad Nuestra Señora de Fá�ma de la parroquia San Lorenzo de Renaico cumplió 50 años.

• 50

años Nombramiento Parroquial Corazón de María en Temuco

Monseñor Vial dio gracias a Dios por este júbilo parroquial y por la misión evangelizadora encomendada, además por la presencia de los 111 años de los Misioneros Clare�anos evangelizando en La Araucanía, donde su legado tanto en la vida pastoral como en el ámbito educacional, es digno de una gran bendición. Muy emo�vo fue cuando feligreses de las comunidades llevaron ante el Altar diversos signos, como el acta del Decreto de Nombramiento Parroquial, junto a un cuadro con la imagen del Corazón de María. La Ceb San Antonio de Padua, llevó una imagen de San Antonio del año 1940, la CEB Santa Gemita de Galgari, entregó una reliquia de Santa Gemita y la Ceb Santa Teresita de Los Andes, presentó un lienzo representa�vo a su comunidad. Además, un gran aplauso recibió la lectura de la carta que envió el ex párroco, Padre Mario Gu�érrez Medina, actual Superior Provincial de San José del Sur.


26

Pastoral Mapuche

Reflexión crítica hacia un reconocimiento constitucional de los Pueblos Originarios Escribe: Comisión Pastoral Mapuche, Diócesis San José de Temuco

El

proceso de reconocimiento cons�tucional de los pueblos originarios en Chile, se ha presentado como un fenómeno de carácter polí�co y social no exento de dificultades que han obstaculizado una adecuada acogida de esta demanda. La visible imposibilidad de construir un proceso que genere la real par�cipación de los actores involucrados, puede ser explicada desde una reflexión individual como colec�va y se encuentran profundamente vinculados; en primer lugar, encontramos la carencia de voluntad polí�ca frente a esta temá�ca que se ha establecido dentro de la con�ngencia nacional y requiere espacios de discusión que permitan la mediación y consensos entre las partes implicadas, es decir, entre y con las autoridades polí�cas de nuestro país. Cabe destacar que la inexistencia de éste factor se ha transformado en la principal causa insubstancial del proceso de reconocimiento. Como Iglesia Católica, es preciso esclarecer nuestra postura frente a esta demanda que se viene extendiendo y desvalorizando por parte de los dis�ntos sectores y en general por la clase polí�ca nacional. Hemos llegado a la conclusión que es necesario ocuparse con mucho más fuerza por el tema, ya que hay aspectos que aún no están suficientemente dialogados, o más bien de han desvirtuado, como los son, los derechos territoriales, la Ley An�terrorista, la discriminación, entre otros, a los cuales la Iglesia responde promoviendo un mejor ambiente respecto de los pueblos originarios. Como hijos de Dios nos sen�mos comprome�dos con la tarea de lograr un cambio de ac�tud, en la sociedad civil, que en ocasiones �ende a confundirse o man�enen una errada visión de nuestros hermanos que pertenecen a los Pueblos originarios. Como Iglesia Católica del sur, en el documento al servicio de un nuevo trato con el Pueblo Mapuche (2002), somos claros al plantearnos la idea de un reconocimiento de nuestra condición pluricultural. Como pastoral mapuche pretendemos con�nuar y seguir acompañando de manera ac�va y consiente en esta nueva dinámica que nace del reconocimiento de la pluralidad étnica y cultural de nuestro país. Como Iglesia del sur y par�cularmente como Pastoral Mapuche de Temuco, nos duele profundamente la incapacidad del Estado, a través de sus sucesivos gobiernos, polí�cos y legisladores, considerando como una falta de voluntad el que no se logre avanzar en materia de un reconocimiento cons�tucional, y planteamos situar sus esfuerzos hacia un real dialogo y consulta intercultural de carácter inculturada, que es el fundamento principal del trabajo evangelizador de la Iglesia, el cual plantea y reconoce que cada cultura man�ene una propia iden�dad y fomenta en tanto un dialogo a tono con la nueva conciencia de la función epistemológica y axiológica de la cultura.

Equipo de la Unidad de Acompañamiento Espiritual del Hospital Intercultural de Nueva Imperial.

• Vice-Gran Canciller El Gran Canciller de la Universidad, Monseñor Manuel Camilo Vial nombró como Vice-Gran Canciller de la Universidad Católica de Temuco, al sacerdote Juan Esteban Leonelli Leonelli.

• Parroquia San�ago Apóstol • Con una misa a la chilena y un pie de cueca la parroquia celebró la llegada de la cruz Misionera, donde jóvenes y adultos se hicieron parte. • Los jóvenes de la pastoral Juvenil se reunieron a vivir una jornada, el 22 de sep�embre, que trató del sen�do de la cruz en sus vidas, posteriormente, se dirigieron al Templo Parroquial para adorar al San�simo y vivir la Eucaris�a. • El domingo 23, en caravana la comunidad recorrió todo el sector parroquial para dar tes�monio de cruz misionera y luego se dirigió a la Parroquia Jesús de la Misericordia en Labranza, donde los jóvenes y acompañados de gente de la parroquia dejaron la cruz, felices y agradecidos de Dios por los frutos que dejó la visita.


27


28


Revista BP 53