Page 1

22

23

Estudios internacionales dicen que la demanda de energía crecerá en las próximas décadas, así como el agua se cree que será el producto más cotizado en el futuro, la energía posara en un puesto similar. Una central eléctrica en la Patagonia Chilena atemoriza todos los amantes de la naturaleza, que tiene conciencia. Una Campaña televisiva sobre la importancia de la energía renovable y sustentable se clava en la retina de la comunidad nacional.

La construcción de un número todavía indeterminado de grandes proyectos hidroeléctricos de embalse en la Patagonia chilena se cierne hoy como una grave amenaza a la integridad ambiental de este valioso territorio y, por lo tanto, es motivo de preocupación a nivel nacional y mundial. El aporte de las centrales de Aysén no se produciría antes del año 2015, lo que no soluciona la supuesta crisis energética proyectada para finales de esta década, con la que se pretende justificar su construcción. Existen numerosas opciones tecnológicas para enfrentar la mayor demanda eléctrica de Chile, sin tener que destruir la Patagonia chilena. El uso eficiente y las energías renovables, por sí solo podrían satisfacer dicha demanda. Los proyectos existen, únicamente se requiere la visión de futuro y la voluntad política para crear los mecanismos de financiamiento adecuados. Las grandes represas destruyen los ríos; eliminan las aves, los peces, las plantas acuáticas y muchas otras especies asociadas. Las grandes represas arruinan hermosos valles, inundan enormes superficies de humedales, bosques y tierras agrícolas; han desplazado a decenas de millones de personas; incluso han matado a cientos de miles al colapsar, al liberar aguas sin previo aviso, o diseminando enfermedades tales como la malaria y la leishmaniasis. La mayoría de las represas hidroeléctricas no son renovables porque atrapan los sedimentos, los que gradualmente colmatan los embalses. Aguas abajo,

Fotografía: Internet

por lo tanto, estas estructuras despojan de sedimentos las orillas de los ríos, los ecosistemas ribereños, e incluso los deltas, aumentando la erosión, las inundaciones y disminuyendo a la vez la productividad de los bordes costeros.

Impactos Ambientales El informe de la comisión mundial de represas (ONU, 2000) indica entre numerosos impactos ambientales (www.dams.org): • Pérdida de la biodiversidad acuática, de las pesquerías río arriba y abajo, y de los servicios brindados por las planicies de inundación río abajo, por los humedales, y por los ecosistemas de las riberas, y estuarios adyacentes. • Pérdida de bosques y de hábitats naturales, de poblaciones de especies, y la degradación de las cuencas río arriba debido a la inundación de la zona de los embalses. • Impactos acumulativos en la calidad del agua, en las inundaciones naturales y en la composición de las especies, cuando en el mismo río se construyen varias represas. Las centrales hidroeléctricas en el Baker y el Pascua tendrían numerosos efectos sobre los ecosistemas y animales asociados a estos ríos. El primero y el más obvio es la pérdida de hábitat que se produce por el área de inundación directa de bosques, de matorrales y áreas rocosas, además de la muerte y el ahogo de

especies que no son capaces de escapar o de ser rescatadas a tiempo del agua. Esto afecta desde los grandes mamíferos como el huemul, ciervo símbolo de Chile y que se encuentra en grave peligro de extinción que se verá severamente afectado, hasta pequeñas y desconocidas especies de insectos y anfibios. También sufren los efectos negativos quienes utilizan el río como rutas de desplazamiento dentro de su ciclo de vida como algunos peces nativos, mamíferos acuáticos como el escaso huillín o nutria de río, y aves tan singulares en su modo de vida como el pato correntino. Entre algunas de las especies de la fauna nativa más susceptibles, es posible destacar también al cóndor, la vizcacha austral, el carpintero negro, el peludo, el quique, y numerosas aves de ribera asociadas a los humedales que perderán sus sitios regulares de alimentación, anidación y refugio.

• Grupos más pobres y vulnerables, además que las generaciones futuras deberán soportar costos sociales y ambientales sin obtener proporcionalmente beneficios económicos. • El área donde se pretende construir las represas se encuentra en las comunas de Cochrane, O’Higgins y Tortel, en la Provincia Capitán Prat en la Región de Aysén. La población provincial es de 3.837 habitantes (Censo 2002) y las principales actividades actuales en esa zona son servicios públicos y emprendimientos turísticos, de ganadería y forestal. • El sector que sería inundado comprende 70% de los suelos productivos de la provincia. • Son comunidades pequeñas, bastante vulnerable y frágiles. La llegada de más de 4000 trabajadores, principalmente hombres generaría impactos sociales importantes.

Impactos Socioculturales

Cuando se estudia las carencias energéticas del País, cuando se conoce la proyección de esta necesidad en las próximas décadas, o simplemente se reflexiona al ver el comercial de hidroaysen en televisión, tal vez, se pueda llegar a pensar que si se necesita una central hidroeléctrica. La verdad de las cosas es que el precio es demasiado alto, para dejar que pase, afectar el ecosistema de una manera incorregible, aportar al calentamiento global en magnitudes gigantescas, y encarar a las futuras generaciones porque nuestra Patagonia esta cableada, el precio es demasiado alto.

El informe de la comisión mundial de represas (ONU, 2000) indica entre numerosos impactos sociales (www.dams.org): • Desintegración de comunidades y aumento de problemas mentales y físicos. • Inadecuados programas de mitigación, reasentamiento y desarrollo para desplazados. • Permanente desconsideración de comunidades aguas abajo de represas ha conducido al empobrecimiento y sufrimiento de millones.

Es necesario o no es necesario, es el planteamiento que hoy todos nos hacemos, pero en este siglo que trajo consigo catástrofes y atrocidades como la veracidad del calentamiento global, las preguntas no son las correctas, lo que como ser humano debiéramos preguntarnos después de haber usado, dañado e insultado a nuestro planeta es; si realmente vale la pena seguir dañando el planeta de esta manera y recordar lo que a pocos se nos ha entregado como legado “Deja el mundo mejor de cómo lo encontraste”…

La presencia de líneas de alta tensión además representan un grave peligro de colisión y muerte de aves rapaces, patos, gansos, bandurrias y cisnes, constituyendo así una barrera adicional que impone el hombre para la sobrevivencia de estas y otras especies.

Fotografía: Internet

¿Patagonia Cableada?  

Estudios internacionales dicen que la demanda de energía crecerá en las próximas décadas, así como el agua se cree que será el product...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you