Issuu on Google+

RaĂşl MartĂ­nez Navarro pqpi elec 1


indice · · · · · · · ·

aprilia sr aprilia sonic aprilia rs aprilia sx la historia de aprilia historia desarrollo bajo un nuevo dueño

2


APRILIA SR

Sr 50: un mito que crece y se renueva. Cuando nació no existía una categoría en la que situarlo y así fue acuñada la definición de ‘scooter deportivo’. En esta que es su última versión, el diseño agresivo se inspira en el de la RSV1000 R Factory: no sólo una cuestión de estilo, sino muchos beneficios técnicos que derivan directamente de la maximoto, ofreciendo la máxima tecnología y seguridad disponibles en un scooter deportivo. Con tantas novedades, con todo el atractivo del nombre SR y todas las garantías de la marca Aprilia, no será ninguna sorpresa si se convierte en un nuevo éxito. Especialmente ahora que también para ti ha llegado el momento de echarle un ojo. Desde que nació, es el scooter que todos los pilotos del equipo de carreras de Aprilia usan entre una prueba y una carrera, para desplazarse entre el box y el paddock. Y no es raro descubrirlos mientras circulan con ellos también en ciudad, para moverse con la máxima libertad, precisamente como haces tú.

3


APRILIA SONIC

Sigue el asfalto, vence el aburrimiento, deja los atascos y el caos detrás con tu Sonic 50 GP. Compacto y ligero para navegar en el tráfico y aparcar en cualquier sitio, el Sonic 50 GP te fascinará a primera vista por su agresivo frontal, su tubo de escape con silencioso invertido y su spoiler deportivo. Y sobretodo, te sorprenderá en cuanto toques el acelerador por la respuesta del motor refrigerado por agua, que te permitirá alcanzar tus metas y emociones. La fuerza absoluta del Sonic se expresa en sus nuevos colores que derivan de las carreras: azul dream, amarillo, Spain’s Nº 1.

4


APRILIA RS

Desde siempre, Aprilia es líder absoluta en el segmento de las 50 superdeportivas, una categoría donde la casa de Noale ha introducido conceptos y soluciones audaces y ha marcado el camino tecnológico seguido por todos los competidores. Como sucede para toda la producción Aprilia, las tecnologías más sofisticadas derivadas de la experiencia adquirida en circuito en los GP son introducidas en la producción en serie. Esto ha sucedido también para la RS 50, una moto capaz de convertirse a lo largo de los años en un auténtico hito entre las deportivas del octavo de litro. El mercado sigue premiándola con cifras de ventas que la sitúan en la cúspide de los más importantes países europeos: es todavía hoy la moto más deseada por los pilotos que se aventuran en las competiciones de Sport Production. La Aprilia RS 50 ofrece a su joven público lo mejor de los componentes y del equipamiento técnico, un concentrado de refinados elementos tecnológicos dignos de motos de cilindrada superior.

5


APRILIA

Todo este enorme bagaje de experiencia no podía quedarse como un fin en sí mismo; las competiciones para Aprilia representan el banco de pruebas para experimentar soluciones ideas que se transfieren a toda la gama, desde el modelo más prestigioso al pequeño 50 cc Y precisamente en las bellísimas bicilíndricas off road, las dos joyas de la gama Aprilia, están inspiradas las nuevas RX y SX. Dos motos 50 cc dedicadas a los más jóvenes, que desean tener el máximo de la tecnología vestido con un look que sea como mínimo atractivo. Así son la RX y la SX 50, una enduro y una motard superdeportivas, dotadas de motores de última generación y con soluciones ciclísticas que hacen palidecer incluso a las motos de cilindrada superior. El pequeño motor de 50 cc no debe llamar a engaño: RX y SX son motos auténticas, tanto en comodidad en el trayecto casa/colegio como en el más duro de los circuitos. El diseño habla por sí solo, las líneas angulosas y los cortes limpios son los que han convertido ya a las RXV/SXV en auténticos iconos del mundo

6


off road. Tal como ha sucedido con sus hermanas mayores, también la RX y la SX están destinadas a crear tendencia entre las pequeñas off road de 50 cc.

La Historia Aprilia

Cuando se habla de Noale, municipio de 15.341 habitantes de la provincia de Venecia, la gente siempre piensa en Aprilia. Desde finales de 2004, Aprilia forma parte del Grupo Piaggio (con Roberto Colaninno como presidente y administrador delegado), que se ha propuesto como objetivo que la empresa de Noale refuerce su posición de líder, en los sectores del mercado de la motocicleta y del scooter, y único fabricante europeo full liner de vehículos de dos ruedas de 50 a 1.000 cc, con una visión que fortalece el desarrollo de la identidad de la marca y siempre a través de políticas que respetan las estrategias de I + D y de producción de Noale y Scorzè. La relación entre la industria y el territorio se produjo inmediatamente en la posguerra cuando, en el mismo Noale, el Cavaliere Alberto Beggio instaló una fábrica de bicicletas que desde 1968 ha estado dirigida por su hijo, Ivano Beggio. Aprilia se introdujo en el sector de la motorización de dos ruedas y presentó la primera «moto», un cinquantino dorado y azul. Los primeros ciclomotores de Aprilia se llamaron Colibrí y Daniela, aunque el vehículo que más destacó fue el ciclomotor de cross Scarabeo de 1970. La moto, y la cross en particular, se convirtieron en una auténtica pasión para quienes acariciaban el sueño de poder participar en las competiciones nacionales. En 1974 se creó la primera moto de cross auténtica, que se confió a Maurizio Sgarzani, un piloto de la categoría cadetes. En 1975 se efectuó la presentación de la primera Aprilia de competición con aspiraciones de victoria. Los primeros títulos llegaron en 1977 en el campeonato de Italia de las categorías 125 y 250 mientras que, al año siguiente, Alborghetti finalizó la temporada con dos terceros puestos en competiciones y un sexto puesto absoluto en el campeonato mundial: el mejor puesto que ha obtenido jamás un piloto italiano. Mientras tanto, el renombre de la Casa de Noale traspasó los confines de Italia y los mercados exteriores demostraron una gran predilección por las motos Aprilia. El inicio de la década de los Ochenta fue un período de una gran crisis. No obstante, Aprilia se convirtió en un laboratorio de ideas y proyectos que propiciaron su gran reconocimiento internacional durante los años siguientes. En 1985 se inició su aventura en el Mundial de Motos y Aprilia Racing demostró ser, desde los mismos comienzos, una fragua de talentos. Muchos de los campeones más reconocidos de las últimas temporadas han recorrido los caminos del éxito sobre el sillín de una Aprilia, que ha erigido en campeones del mundo a pilotos como Biaggi, Capirossi, Gramigni, Locatelli, Sakata, Rossi, Poggiali, Lorenzo. Durante los años Noventa, Aprilia se introdujo con decisión en el sector de los vehículos destinados a la movilidad urbana. También en este caso, la creatividad y el anticonvencionalismo demostraron ser las claves del éxito. Se comenzó con el primer scooter enteramente de plástico, el Amigo de 1990, para proceder a continuación a la creación de un auténtico mito como el Scarabeo. En la actualidad, la pertenencia al Grupo Piaggio permite que Aprilia pueda enfrentarse a la fase decisiva de su propio desarrollo en los sectores de las motos de media y gran cilindrada, gracias a importantes inversiones destinadas a la presentación de nuevas gamas de vehículos y de motorizaciones que han sido enteramente proyectadas por Aprilia y fabricadas por el propio Grupo.

7


La expansión en el sector scooter, con la ampliación y la renovación de la gama Scarabeo (disponible ahora en las cilindradas de 50 a 500 cc y reforzada por modelos de éxito como Sportcity) viene acompañada por la producción de motos con fuertes conceptos técnicos, estilísticos y de innovación, como la Aprilia Shiver 750, la primera moto de serie del mundo equipada con control electrónico de aceleración ride by wire, o la Mana 850, la primera moto que se lanzó al mercado dotada con un revolucionario cambio automático totalmente gestionado electrónicamente. En el sector off road, la principal vocación de la marca en el campo de la competición, han causado sensación las nuevas motos Aprilia 450 y 550 cc bicilíndricas de altísimas prestaciones. El 22 de febrero de 2008 Aprilia presentó por primera vez la línea RSV4 Race Machine: 4 cilindros, una cilindrada de 1.000 cc y una potencia de 200 CV en la versión de competición. La nueva moto –sobre la carretera en 2008 – es el vehículo que señala el regreso de Aprilia al Campeonato del Mundo Superbike a partir de la temporada 2009. La creación de RSV4 constituye la confirmación de las estrategias de Aprilia dirigidas a su participación en el motociclismo deportivo de elite, gracias al departamento de Competición de Noale, que ha permitido que la marca del Véneto pudiera recoger los mejores premios en el Motomundial de 2007 elevando a los pilotos y a las motos Aprilia a las cumbres de las categorías 125 y 250 y ganando cuatro títulos de cuatro, como también sucedió en 2006. Hasta la fecha, Aprilia ha ganado en 45 Campeonatos Mundiales, de los cuales 38 corresponden al Motomundial.

Historia Fundada por Rinaldo Piaggio en 1884, Piaggio inicialmente fabricaba locomotoras y vagones de tren. Durante la Primera Guerra Mundial la compañía se centró en la fabricación de aviones. Durante la Segunda Guerra Mundial, la compañía fabricó aviones de combate, pero Piaggio emergió del conflicto bélico con su planta de Pontedera completamente demolida por los bombardeos. La afectada economía italiana y el penoso estado de las carreteras no ayudaron al renacimiento del mercado del automóvil. Enrico Piaggio, el hijo del fundador de Piaggio, decidió abandonar el sector aeronáutico con el fin de afrontar la urgente necesidad italiana de un medio de transporte moderno y a la vez económico. La idea era la de diseñar un vehículo barato para las masas. El ingeniero aeronáutico Corradino D’Ascanio, responsable del diseño y la construcción del primer helicóptero moderno de Agusta, fue el elegido por Enrico Piaggio para diseñar un vehículo simple, robusto y económico. El vehículo tenía que ser fácil de conducir tanto para los hombres como para las mujeres, tenía que tener capacidad para llevar un pasajero (además del conductor), y no permitir la suciedad en la ropa del conductor. En consecuencia, en 1946 Piaggio lanzó la Vespa scooter (Vespa = término italiano para “avispa”), y en 10 años ya se fabricaron más de un millón de unidades.

Desarrollo Piaggio comenzó a tener un sólido flujo de efectivo a partir del éxito de la Vespa, y decidió desarrollar otros productos. En 1957, fabricaron la Vespa 400, un coche de pasajero diminuto. En 1959, Piaggio pasó a ser controlada por la familia Agnelli, propietaria a su vez del fabricante de coches Fiat. Como resultado, las dos divisiones (aeronáutica y motocicletas) se separaron para constituir dos compañías independientes en 1964; la división aeronáutica fue denominada IAM

8


Rinaldo Piaggio. Hoy en día la compañía aéronautica Piaggio Aero está controlada por la familia de Piero Ferrari, que también es propietaria del 10% del famoso fabricante de coches Ferrari. En 1969, la compañía de motocicletas compró Gilera.

Bajo un nuevo dueño En 1959, Piaggio pasó a ser controlada por la familia Agnelli , los dueños del fabricante de coches Fiat. La Vespa experimentó un enorme crecimiento hasta 1992, cuando Giovanni Alberto Agnelli se convirtió en el CEO de la firma (aunque Agnelli por aquella época ya sufría de cáncer, y de hecho moriría en 1997). En 1999, la firma de Capital Privado Morgan Grenfell adquirió Piaggio, pero un consorcio en estado de quiebra lanzó una opción pública de venta en China. En Italia, Piaggio invirtió 15 millones de euros (19.4 millones de dólares) en la fabricación de una nueva motocicleta pero tiró la toalla después de diseñar un prototipo. Para finales de 2002, la compañía había acumulado una deuda de 577 millones de euros y 945 millones de euros en concepto de ingresos, y contabilizó unas pérdidas en torno a los 129 millones de euros.

El presidente Rocco Sabelli rediseñó la fábrica bajo principios empresariales japoneses de forma que todas las scooters de Piaggio pudiesen ser fabricadas en una cadena de montaje. A diferencia de la fórmula aplicada por los fabricantes de automóviles americanos, Colaninno no despidió a ni un solo trabajador (un movimiento que ayudó a seducir a los sindicatos escépticos de la compañía). “Todo el mundo en una compañía forma parte de la cadena de valor”, decía Colaninno. Todas las gratificaciones para los trabajadores manuales y la dirección estaban basadas en el mismo criterio: los márgenes de beneficio y la satisfacción del cliente; y el aire acondicionado fue instalado en la fábrica. Colaninno también otorgó a los ingenieros de la compañía fechas límite para sus proyectos después de un tiempo de paralización de su trabajo a raíz de la crisis financiera por la que había atravesado la compañía (lograron lanzar al mercado dos nuevos éxitos en 2004: una scooter de gas-eléctrico híbrido; y una scooter con dos ruedas en la parte delantera y una en la parte trasera con una mejor adherencia al asfalto).

Después vino Roberto Colaninno,: “Mucha gente me dijo que estaba loco, Piaggio no se estaba muriendo, simplemente necesitaba que le tratasen mejor”. La situación financiera de Piaggio estaba en una situación crítica, pero su marca aún era bien conocida y sus productos seguían apareciendo en películas de Hollywood gracias a la Vespa ET4. En 1995, Colaninno había logrado la toma de poder de mayores dimensiones jamás ejercida antes en Europa con el control de Telecom Italia SpA. En octubre de 2003, Colaninno hizo una inversión inicial de 100 millones de euros a través de su holding Immsi SpA a cambio de menos de un tercio de Piaggio y la obligación de gestionarla.

Uno de los problemas de Piaggio que Colaninno no pudo solucionar desde el interior de la compañía fue su tamaño. Aunque Piaggio era el líder europeo en su mercado, rivales de la competencia como Honda o Yamaha le habían empequeñecido. Un año después de rescatar a Piaggio, Colaninno decidió salvar otra marca italiana: la fabricante de scooters y motocicletas Aprilia.

9


aprilia