Page 1

Número 3, año 2012


ALAPÁS: LA REVISTA Alianza Laura Aponte por la Paz Social (ALAPÁS), Inc. Edición: 3 Año: 2012

Directora Editorial Anuchka Ramos Ruiz

Diagramación César Cáceres Rojas

Coproductora de Contenido Rosimar Fraticelli Colaboradores Sharon Miranda-Méndez María S. Muñoz Berríos Alexis Rodríguez Ramos Sandra M. Rodríguez Planell

Junta de Directores Myra Rivera Torres Presidenta

Lcdo. Kevin Rivera Medina Vicepresidente Margarita Aponte Rivera Tesorera Carmen Rodríguez Secretaria Miguel Ayala Vocal

Madeline Morales Supervisora de psicología

ÍNDICE

Myra Rivera Torres Presidenta de ALAPÁS PÁG. 1

Niña(o), cuéntame de ti Por Sharon Miranda-Méndez PÁG. 2

Manejo del duelo en la Navidad Por María S. Muñoz Berríos Psicóloga Clínica PÁG. 3 Di no a los juguetes bélicos PÁG. 4

Los videojuegos no incrementan comportamientos violentos Por Alexis Rodríguez Ramos, J.D.; M.A. PÁG. 5 Navidad Por Madeline Morales PÁG. 6

Un regalo para la vida Por Sandra M. Rodríguez Planell PÁG. 7

Recuento de nuestras actividades PÁG. 8

Reseña del libro Registros Criminológicos Contemporáneos PÁG. 9

SOBRE ALAPÁS

Desde 1998 la Alianza Laura Aponte por la Paz Social (ALAPÁS), Inc. ha trabajado arduamente para promover la paz, defender los derechos de las víctimas y brindarles servicios. Esta organización sin fines de lucro se creó en memoria de la poeta Laura Isabel Aponte Rivera, quien murió a consecuencia de una bala perdida a sus 19 años de edad.

Desde entonces, nuestra misión ha sido: promover la justicia social aportando a la solución del grave problema de la criminalidad en la sociedad puertorriqueña mediante la creación de proyectos específicos que fomenten el análisis, la reflexión, la sanación de personas afectadas por el problema de la criminalidad y la educación transformadora, especialmente en, pero sin limitarse a grupos juveniles y comunitarios.

Alianza Laura Aponte por la Paz Social, Inc. Calle Robles # 54, Of. 14 Río Piedras, PR 00925 1-888-631-5528


Editorial

E

Myra Rivera Torres

Presidenta de ALAPÁS

l tiempo no se detiene. Los días transcurren uno tras otro con diferentes cargas, emociones, dolores, proyectos, ilusiones y esperanzas para cada uno de nosotros y nosotras. Cuando termina un año, es beneficioso dar una mirada reflexiva a los meses pasados. Si revisamos el año 2012 y su significado para ALAPÁS podemos decir que fue intenso y de mucho aprendizaje.

futuro con esperanza porque las herramientas adquiridas le permiten dar pasos hacia la sanación, porque saben que no están solos(as) y porque descubrieron el ideal de construir un país mejor. El año entrante vamos a continuar, con más ahínco todavía, el camino hacia esa utopía.

Con Agenda Ciudadana y con el junte de organizaciones como Pero hoy no es el día, COPREVI, AARP, Nuestra Escuela y expertos como el Dr. Salvador Santiago, habremos adelantado en el desarrollo de un plan nacional integral de seguridad para Puerto Rico basado en seis ejes: institucionalidad, información, prevención, control y sanción, rehabilitación y reinserción social y asistencia a víctimas. Con los acuerdos con Universidad del Turabo y la Universidad de Sagrado Corazón aumentaremos los servicios.

Pasamos experiencias críticas y otras que nos llenaron de conmovida satisfacción. El golpe más duro fue económico. Aunque esto no es nuevo en las organizaciones sin fines de lucro acostumbradas a vivir en el filo de la línea roja, maravillosa y milagrosamente multiplicando los recursos. Somos expertos en rendir la tinta de un cartucho, en reusar papel y hacer multitasking. Aún así, cuando el Departamento de Justicia no nos renovó propuesta este año, el golpe fue duro. Atrás, confiamos hayan quedado los sinsabores, En la adversidad optamos por resistir y crecer. la insensibilidad, las posturas divisionistas y auLo logramos. El mayor estímulo lo provocaron las toritarias para movernos hacia el diálogo abierto, organizaciones hermanas con sus muestras de la participación ciudadana y la concertación nasolidaridad, entre estas, Nuestra Escuela, Jóve- cional. La voluntad y el compromiso de trabajo nes en Riesgo, Matria y Aministía Internacional. existe y ha existido siempre; contamos con que Asimismo, personas como la Dra. Silma Quiño- sean reciprocados. nes, con un espacio en su programa de radio “Entre Dos” y el Dr. Nelson Colón, de Fundación Comunitaria, quien nos ayuda a reconceptualizarnos, y muchos otros que dan, de corazón, de lo mucho o poco que tienen.

Con el ánimo encendido recibiremos el 2013, y no se sorprendan si nos escuchan cantar o tararear los versos de la canción de Silvio Rodríguez: Venga la esperanza, venga sola a mí

Lo más valioso de ALAPÁS es su gente. El lárguese la escarcha, vuele el colibrí cuerpo de voluntarios que se faja trabajando, que hínchese la vela, ruja el motor no se queja, que aporta humor, ideas y compromiso en los momentos más difíciles. Son el alma que sin esperanza ¿dónde va el amor? y corazón de la organización. Venga la easperanza, pase por aquí Los participantes a quienes servimos son nuestra venga de cuarenta, venga de dos mil razón de ser. Sabemos que en su mirada al año transcurrido revivirán el dolor que los trajo a venga la esperanza, de cualquier color nuestro Centro: la muerte violenta de un ser querido. Pero sabemos también que pueden mirar al verde, roja o negra, pero con amor.

1


S

Niña(o), cuéntame de ti

Por Sharon Miranda-Méndez

e va la vida y cómo crecen las(os) niñas(os). Crecen, en ocasiones, como personas faltas de atención, faltas de amor, faltas de educación, faltas de tanto que la sociedad les niega. Son tantas las situaciones que afectan la niñez que es preciso preguntarnos el avance o retroceso de sus derechos humanos.

Cada día la prensa informa la noticia de algún asesinato en que la víctima es una persona menor de edad. Un ser que empezaba a respirar, a descubrir el mundo y a quien le arrebataron la vida, usualmente quienes le procrean. Aquí yace la más evidente respuesta del detrimento social que vivimos donde la vida de un(a) recién nacida(o) carece de respeto, de un trato digno. Si bien existen múltiples factores a considerar, nada justifica tal inhumano acontecimiento.

A nivel internacional, se han reconocido una gama de derechos que conceden a la niñez ciertos instrumentos para que se les respete, se les escuche, se les brinde una educación de calidad, para que se les proteja durante procesos bélicos, para que gocen de su infancia sin carecer de los servicios indispensables para un pleno desarrollo. Pero los derechos no deben vivir sobre el papel, sino en la conciencia colectiva que debe exigir la observancia de todos los derechos humanos que han sido reconocidos.

Los derechos de las(os) niñas(os) llegan desde el momento en que ven la luz en la Tierra, por lo que toda madre debe ser orientada y tener la oportunidad de decidir en relación a su parto para que el momento de bienvenida sea uno en el que se encarne el principio esencial de la dignidad humana.

Como parte del desarrollo, llega la educación, que parece resistir la incorporación de una perspectiva de derechos humanos. Un ambiente escolar donde se le eduque el amor hacia la diversidad, donde se vaya reconstruyendo una cultura de paz. A la vez, que en pleno siglo XXI, la niñez desconoce su sexualidad, como desconocen que deben vivir libres de roles sexuales que les sean impuestos.

Del mismo modo, todos los centros educativos, desde el nivel preescolar deben atender con urgencia las relaciones de violencia donde se atenta directamente contra la dignidad de un(a) niña(o), el llamado ‘bullying’. Aceptar la violencia como una acción normal, como un juego, implica la creación de una sociedad amenazadora, insensible e intolerante.

2

Ante la alta demanda de tiempo por parte de los patronos, la familia acaba separada, sin espacio para

poder compartir. Por eso, urge la creación de espacios para que la niñez pueda disfrutar de su infancia mientras sus padres y madres laboran o estudian. Ningún(a) niño(a) debe ser sometido a trabajos forzosos.

El Estado debe adecuar sus políticas públicas a los derechos de la niñez, siendo esta población una de las más afectadas por todos los cambios sociales, económicos y políticos. Según datos de Amnistía Internacional se estima que hay entre 100 y 150 millones de niños de la calle en el mundo, y este número está creciendo. De ellos un 5-10% han huido de o han sido abandonados por sus familias.1 Toda(o) menor tiene derecho a una familia, a ser cuidado y protegido.

Al presente, los medios informativos desenmascaran la visión actual sobre los derechos de la niñez, allí donde la persona cuidadora piensa que la(el) niña(o) es su propiedad, allí donde el Estado por influencias religiosas detiene una enseñanza donde se celebre la diversidad, allí donde se eduque en ambientes de violencia y se den armas a menores cual si fuesen juguetes, allí donde se silencia a un(a) menor, allí donde se siguen creando falsos imaginarios y estrechando las dicotomías, allí donde yace la injusticia debemos empoderar a la niñez, debemos exigir con vehemencia que se atiendan los derechos humanos, debemos movernos impulsadas(os) por la vida misma que ilumina en el interior de cada niña(o). Mientras la vida continua tan de prisa, es nuestro deber detener el tiempo y atender a la niñez que aun sonríe con inocencia, que aun sueña con un mundo mejor, que aun dibuja figuras entre las nubes, quienes están en espera de nuestra atención, de un poco de amor que valide la importancia de su existencia. “If we don't stand up for children, then we don't stand for much.” -- Marian Wright Edelman


Manejo del duelo en la Navidad

Por María S. Muñoz Berríos Psicóloga Clínica

C

onversar sobre la Navidad en Puerto Rico es hablar de una época mística la cual es sinónimo de fiesta y celebración. Es época de compartir y festejar; época en que se parecen olvidar momentáneamente las dificultades económicas, los problemas sociales e incluso hasta las divisiones religiosas; uniéndonos en un abrazo cultural donde compartimos la alegría y los buenos deseos para un nuevo año.

Otros/as que pueden estar viviendo lo que ellos/as perciben como una situación difícil la reciben con lo que se ha denominado como depresión y trastorno afectivo de temporada (S.A.D.)

Para otros/as es momento de crisis y llega la desorganización y la incapacidad para poder manejar de manera efectiva el duelo. Ese ser querido no está físicamente, lo que conlleva la experimentación un NO TENER que les trae como consecuencia dolor o sufrimiento (González, 2008). Para los que así lo experimentan es necesario reconocer que “la pérdida no se olvida pero se pone en un lugar especial la energía emocional se reorienta” (Bowlby,1980, Worden, 1982).

Es momento de reconstrucción de significados (Niemeyer,2000), a través de la transformación y oportunidad para replantearnos la vida, para ello podemos usar algunos símbolos navideños. Uno de los más usados durante el periodo navideño es el montaje del arbolito. El árbol, que con su color nos llena de esperanza y nos incita a la acción física como psíquica, logra estimular la parte emocional del ser humano. Su efecto sobre el cuerpo tiene una explicación científica; pues cada color corresponde a una frecuencia (vibración) de onda distinta que estimula diferentes

puntos del organismo. El verde afecta la sensibilidad e influye en el comportamiento, lo que quedó probado desde Sent.-György, quien descubrió la vitamina C observando que muchas enzimas y hormonas tienen color y pueden sufrir cambios moleculares que alteran sus funciones originales. El color verde promueve el amor, la armonía, el balance y el bienestar físico y emocional. El árbol es portador de su peculiar perfume, el cual tiene el poder de ser portador de propiedades sedantes o estimulantes; puede ofrecer alivio, sedante en situaciones de tensión nerviosa, en caso de depresión y avivar una mente cansada. Le agregamos luces para evidenciar el triunfo de la nueva luz, una nueva esperanza. Le añadimos objetos que manifiestan nuestros valores y en ocasiones hasta recuerdos. Cada árbol que montamos lleva fantasías, ilusiones y expectativas. Nos lleva a trabajar en apoyo, manejando el recuerdo, los valores y restableciendo un nuevo sistema de roles que nos permite reinvertir nuestra energía.

Te invito a que aceptes el desafío, detrás de cada logro, está la satisfacción por el trabajo realizado… y cada duelo hay que trabajarlo.

Referencias:

Bowlby, J. La pérdida afectiva. Paidos (1980) Buenos Aires. González Dublán, Eveline. Boletín Liber. Wwwcentroliber.com Szent-Gyorgyi, Albert en.wilkipidia.org/wiki/Albert_SzentGyorgyi Neimeyer, Robert A. Meaning reconstructive and the experience of Loss. Edited by Robert A. Niemeyer. (2000) Worden, William. Grief counseling and grief therapy: A handbook for the mental health practitioner. Fourth edition.

3


E

Di no a los juguetes bélicos

vita los juguetes bélicos, que son aquellos juguetes que representan la guerra y el militarismo. En los juguetes bélicos y la diversión violenta, el objetivo del juego es destruir y controlar. Este tipo de juguete, despierta la agresividad, estimula la violencia y presentan la guerra como algo normal, natural y estimulante. Este tipo de información no contribuye en nada, a que los niños y las niñas aprendan a relacionarse con los demás, a cooperar y a negociar soluciones no violentas a las diferencias. La guerra no es un juego. La guerra es muerte y destrucción. Tomado del Programa de Educación para la Paz del Proyecto Caribeño de Justicia y Paz

4


A

Los videojuegos no incrementan comportamientos violentos Por Alexis Rodríguez Ramos, J.D.; M.A.

l acercarse la época navideña surgen nuevamente las discusiones sobre qué tipos de juguetes son más apropiados para los niños y jóvenes. Uno de los medios de entretenimiento que más debate genera en esta discusión son los videojuegos. La percepción generalizada es que los juegos violentos contribuyen en la promoción de comportamientos violentos.

Según el autor James Paul Gee, el debate sobre la violencia en los videojuegos es una forma en la que buscamos hablar sobre los efectos que tiene la tecnología en las personas en lugar de discutir sobre las implicaciones que tienen en la vida de las personas sus contextos económicos y sociales. Demonizar la violencia en los juegos se presenta como una fórmula mágica para atender el incremento de la violencia social. Pretender prohibir los videojuegos porque estos supuestamente contribuyen a volver más agresivos e indiferentes a los jóvenes es un intento de atender un problema social complejo con una solución simplista y sin fundamentos. Si este argumento fuera cierto, no hubiera existido violencia en los niños y jóvenes antes del surgimiento de los videojuegos en la década de los años 60.

la mente para procesar información visual desde múltiples perspectivas. Otros beneficios son el desarrollo de la memoria visual, la estimulación a usar procesos inductivos al proveer medios inmediatos para corroborar hipótesis e introduce a los niños al mundo de las computadora.

Finalmente, la responsabilidad sobre qué tipo de juegos juegan los niños y jóvenes no debe recaer sobre el Estado ni sobre los científicos expertos, sino en los padres, quienes son los que deben determinar lo que es más apropiado para sus hijos.

En un estudio de Harvard Medical School Center for Mental Health and Media, adscrito al Departamento de Psiquiatría del Massachusetts General Hospital, realizado por los psiquiatras Lawrence Kutner y Cheryl Olson, estos concluyeron que los miedos sobre los efectos de los videojuegos en los niños (incremento de la violencia e imitación de actos ilegales, inmorales o sexistas observados en los juegos) no son apoyados por ninguna investigación realizada hasta el momento. No se ha evidenciado científicamente un vínculo significativo entre realizar comportamientos agresivos y la exposición a los videojuegos.

Sin embargo, no debemos pasar por alto que el jugar videojuegos provee una serie de beneficios para los más jóvenes. Los videojuegos contribuyen a desarrollar aspectos cognitivos como la atención, percepción, la memoria a corto y largo plazo, el desarrollo motor y la solución de problemas, así como también contribuyen a desarrollar la coordinación ojo-mano y permiten desarrollar

5


H

Navidad

Por Madeline Morales

ace mucho tiempo, tres hombres sabios siguieron una estrella que los llevó a un lugar en Belén. Allí encontraron al Niño Jesús y se llenaron de gozo. Con reverencia, le ofrecieron sus regalos de oro, incienso y mirra. El niño nacido en Belén fue un regalo para todo el mundo.

yendo, disfrutando en la naturaleza, tomando un descanso.

Otra manera de cultivar el gozo es celebrar el bien ya presente en tu vida. Uno de los dones espirituales que todos tenemos es la habilidad de vivir agradecidamente. A veces muchas cosas maravillosas ocurren a nuestro alredeNosotros en nuestra tan apreciada isla, Puerto dor y se nos hace fácil sentir agradecimiento. Rico, entonamos esos villancicos bañados de Mas hay momentos cuando ver y celebrar lo misticismo: “Noche de Paz”, “Es Día de Para- bueno requiere cierto esfuerzo. Por ejemplo, bien”, “A Belén Pastores”, “A Mi Niño Tierno”, tal vez estemos separados de nuestros seres “”Canción del Tamborilero”, “Villancico Yau- queridos o hayan ciertos desafíos en nuestras cano” y sentimos como real la estrofa, vidas que hacen difícil el que sintamos grati“cuando Dios me vio tocando ante Él, me son- tud. Sin importar las circunstancias, rió…”. siempre hay algo por lo cual honestamente poTodas las tribus y naciones de la Tierra tienen demos dar gracias. leyendas acerca de una temporada de Navidad. ¿No sería bueno que nosotros conside- Cuando estamos dispuestos a apreciar las siráramos individual y colectivamente cómo tuaciones familiares con ojos agradecidos llepodemos celebrar la Navidad en el espíritu de gamos a sentir gratitud por lo que catalogamos su verdadera idea? Nos hemos esclavizado como común, como el tener un hogar donde con la carga de dar en Navidad. Hemos per- vivir o sentir el aroma del café, de un té cada dido de vista el verdadero espíritu de dar, “la mañana. Estamos presentes y acogemos todas las bendiciones a nuestro alrededor. dación sin el dador es desnuda”. La Navidad es la celebración del desprendi- Que esta temporada festiva les brinde gozo, miento y dar expresa ausencia de egoísmo, y mucho más del que hayan experimentado desde esta ausencia es que nace la Paz. Es antes. Disfruten sus vidas, cuídense más y ceentonces que nuestro Belén está listo para ce- lebren la Navidad. lebrar el “Dios en y con Nosotros”, siendo esta temporada llena de gozo.

¡Navidad! La palabra incluye en su significado todas las alegrías y posibilidades del hombre. Te invito a cultivar una Navidad alegre. En esta temporada festiva, sin importar las circunstancias, cada uno de nosotros puede hacer el compromiso de crear una época navideña alegre y llena de paz.

Un modo de hacerlo es crear momentos felices cada día. Irónicamente, a veces, durante la temporada navideña nos sentimos presionados y fácilmente perdemos nuestro sentido de gozo. Entonces, cuando tomamos tiempo para expresar y sentir gozo, mejoramos nuestro ambiente. El gozo no es algo que ocurre; es parte de nuestra naturaleza espiritual.

6

También debemos de tener presente el cuidar de nosotros, así sea con pasos pequeños: le-


Un regalo para la vida

Por Sandra M. Rodríguez Planell

...dijo el zorro-... Lo esencial es invisible a los ojos.

N

-Lo esencial es invisible a los ojos -repitió el principito, a fin de acordarse”. El principito, Antoine De Saint-Exupéry

o la busques en mi lista de regalos, no está. Aún no estoy segura de su nombre, pero sé cuando me falta porque me aprieta fuerte el pecho y se desborda el temor entre mis ojos cerrados. Entonces, siento que estoy sola en una esquina del mundo sin saber cómo hacer ni a quién pedir ayuda.

Tampoco la encontrarás en ofertas trasnochadas de preventas ni en los empujones y las embestidas mañaneras del viernes negro. La genuina no se vende. Se regala y cuando se regala, aumenta, crece y se multiplica. Mira que cosa. Ya no me podrás decir “ahora no”, “suelta que no tengo chavos”. Se te acabaron las excusas y ¡me alegro!

Sé que me amas. Me lo dices cada día. Amar también es aceptar. Además de tus besos y caricias, quiero sentir que puedo tener ideas diferentes a las tuyas y que puedo decirlas sin sentirme culpable, sin sentirme acusada de pensar una locura; sin recibir miradas fulminantes de censura ni sentir que soy una tonta; que puedo hablar con libertad y que escuchas lo que digo y, si no me entiendes, preguntas sobre lo que digo, pienso y siento.

Quiero sentir alegría de ser quien soy yo, así como soy. Diferente a ti. Quiero sentirme fuerte, valiosa, celebrada en mi grandeza de ser única. No hay nadie como yo. No existe nadie como tú. Deseo sentirme feliz cuando juego al igual que cuando hablo, bailo, cuando no quiero estudiar, cuando deseo ver la tele, cuando estoy siendo. Soy yo y así me quieres.

Hazme sentir que siempre soy importante para ti, haga lo que haga; que puedo caminar en la dirección que quiera y allí en mi camino, celebras mi experien-

cia, sea igual o diferente a la tuya; que podemos estar en desacuerdo en algo y me tratas con respeto, hablamos y llegamos a un trato. Suena un poco loco, pero podemos estar de acuerdo en no estar de acuerdo y acordar cómo vamos a hacer, sin peleas, sin gritos, sin maltratos, sin imposiciones y sin que abuses del “porque yo lo digo y punto.”

Enséñame no solo de letras y números. Quiero aprender contigo a respetar a los demás. Me siento mal cuando tratan mal a los otros y si son niños o jóvenes es como si me lo hicieran a mí. Los adultos tienen tantos motivos para maltratarse. No quiero ninguno de ellos. Libérame de eso. “Todos somos iguales”, dicen en la escuela y entonces en la calle solo escucho de mujeres asesinadas, niños muertos o maltratados, de que los dominicanos esto y los negros, no sé qué; de tiroteos, de que se robaron los chavos, de los corruptos. “Todos somos iguales”, dicen. Pero todos buscan ser ricos sea como sea. No entiendo.

Quiero aprender del respeto y de la ayuda a los demás. A no pasar por el lado de alguien sufriendo y hacer como si no fuera persona mientras caminas más rápido o peor, me dices que ni lo mire. No quiero ser así. Quiero ayudarle, aunque sea mirándolo para que sepa que para mí existe, si es que no puedo hacer más. Quiero vivir en la realidad de que todos somos iguales sin importar si somos hombres o mujeres, si actuamos masculina o femeninamente o nos expresamos diferentes, sin importar el color de piel, el tipo de pelo, el país donde nacimos ni del partido del que son nuestras familias.

Creo que todas estas cosas que quiero son lo que ustedes llaman Paz. Debe ser importante pues casi siempre la escriben con mayúscula. Quiero que en grandes letras me la regales cada día; que así, en letras grandes, me la regales cada día. Y por favor, ¡esta vez no te olvides!

7


Recuento de nuestras actividades

Taller de GPS y Geocaching Fue entretenido observar cómo tanto jóvenes y adultos se divirtieron en la búsqueda de tesoros llevada a cabo el 14 de julio de 2012 en los predios del parque Luis Muñoz Rivera. Mediante el juego del geocaching se enseñó a los que allí se dieron cita la correcta utilización del GPS. Contamos con tesoros de Auroritas, Caribbean Cinemas, Seguros Múltiples, MSC, Universidad Interamericana y Coca Cola.Con este tipo de actividades ALAPÁS apela a la sana convivencia familiar y con ello promueve la paz.

ALAPÁS en la radio Como parte de la faceta educativa de ALAPÁS, hemos estado participando del programa Nuevos Rumbos en 940 am, con la Dra. Silma Quiñones y Alejandro I. Participamos dos martes al mes, estos alternados, con temas de interés relacionados a los servicios que ofrece ALAPÁS, proceso de duelo, criminalidad y política pública de Puerto Rico en cuanto a la criminalidad. Además se incorporan temas de conciencia social sobre el voluntariado y la importancia de las organizaciones sin fines de lucro.

ALAPAS en Río Piedras Pese a que nuestros servicios están enfocados en una población específica, no perdemos la oportunidad de hacernos sentir dentro de nuestra comunidad Río Piedras.

Recuerdos de Dolor Es una iniciativa del Taller Social Comunitario de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, que se encuentra realizando un proyecto de historia oral. El joven Alberto Báez, entrevistó a Myra Rivera en búsqueda de la historia de ALAPÁS, su fundación, comienzo y las familias que has pasado por el centro y han logrado alcanzar la paz.

2do 5K Unidos por la PAZ Celebramos la vida y la paz en el 2do 5k Unidos por la Paz llevado a cabo el 22 de abril de 2012. Partiendo desde los alrededores de la Plaza Pública de Rio Piedras, 130 personas corrieron y caminaron por la paz. Además, conmemoramos un año más de la Carta de Derechos de la Víctimas (Ley 22 del 22 de abril de 1988).

Talleres en Rincón y Vieques Nuestros psicólogos y estudiantes en práctica ofrecieron talleres sobre el manejo de duelo a los familiares de las víctimas del crimen en Rincón y Vieques. Se ha estado trabajando arduamente con ambos equipos y esperamos formar grupos de apoyo para familiares de víctimas del crimen prontamente. 8

Reunión con CAUCE Sin lugar a duda un paso importante para ALAPÁS en Río Piedras, lo fue la reunión con CAUCE. En gran medida esta reunión facilitó el desarrollar medidas para incorporar la organización en la comunidad. El tema del duelo es de por si uno difícil el cual se agrava cuando le añadimos el componente de violencia y criminalidad. Por tal razón esperamos este sea el primer paso de una participación activa en el desarrollo de Rio Piedras.

Reunión con líderes de Organizaciones Sin fines de Lucro (Para poner en marcha el plan Nacional de Seguridad) ALAPÁS ha dicho presente en la iniciativa de Agenda Ciudadana y ha presentado la propuesta de crear un plan nacional integral de seguridad, compuesto de 6 ejes, basado en un plan de seguridad de Chile para mejorar la seguridad en Puerto Rico. Esta propuesta fue de gran aceptación entre los seguidores de Agenda Ciudadana y es por este motivo que en octubre 2012 ALAPÁS, junto a Forjando un Nuevo Camino, convocaron a otras organizaciones sin fines de lucro para poner en marcha la adaptación del modelo del Plan Nacional de Seguridad de Chile y crear uno aplicable a la situación actual en Puerto Rico. Esto es el comienzo de toda una propuesta para la lucha contra la violencia en el país.


Reseña del libro

Registros Criminológicos Contemporáneos

Puerto Rico, propone analizar el fenómeno criminal desde un examen a las estructuras sociopolíticas en que se expresa y manifiesta. Plantea lo criminal como un síntoma que tragamos y vomitamos en este contexto neoliberal.

Sheilla Rodríguez, en Trans/acciones de la carne: la criminalización de mujeres trans/ puertorriqueñas que ejercen el trabajo sexual, discute políticas públicas que promuevan los derechos humanos de las personas transexuales que ejercen el intercambio sexual como trabajo.

En esta línea, Juan Bonilla, en Algunos acercamientos sobre la epidemia del VIH/SIDA y su impacto en la sexualidad en los 90, plantea, que el Estado y la comunidad médica, elaboraron discursos en torno al fenómeno de la epidemia VIH/SIDA que tuvieron como efecto, no solo el control de la egistros Criminológicos Contemporáneos sexualidad de amplias poblaciones sociales, sino analiza desde varios abordajes las formas también su criminalización. en que se da cuenta del fenómeno criminal en Puerto Rico. Asumiendo con ello que la dificultad Mientras que Nelson Varas Díaz, en El sujeto crimide su análisis y su comprensión tiene relación con nal sónico: heavy metal y el reto a la normativa dola complejidad del mismo. Aborda discusiones minante, planteó que los grupos de música heavy sobre las formas en que se manifiesta contemporá- metal representan una contracultura que eleva neamente lo criminal y la criminalidad. Diversos au- cuestionamientos sociales y políticos. Escapan del control social del Estado y los sectores religiosos y tores componen la publicación. de poder social en el país. Madeline Román, en Criminalidad, criminalización, criminología, propone distanciarnos de aná- Alexis Rodríguez, en La criminalización del entretelisis simples en torno al fenómeno criminal, para nimiento violento: los videos juegos como espacio de la trasgresión de lo cotidiano, cuestiona la repreasumir la complejidad del mismo. sentación violenta de los videos juegos y examina Sonia Serrano, en Devenir del positivismo crimino- la criminalización de los jóvenes. Propone mirar lógico, analiza que lo que se ha representado como más allá de la simplicidad de asumir que los videos lo criminal y la criminalidad, ha creado una política juegos son violentos y que generan conductas viode inmunidad, que nos distancia de lo social, de ma- lentas en los jóvenes. nera que comenzamos a vivir próximos, pero sin tocarnos. Inmunes a lo que entendemos como Finalmente, Manuel Valdés Pizzini, en Vidas despeligroso, anormal, criminal, aberrante, el afuera. perdiciadas humaniza a los sujetos que transitan Mientras que en A propósito de la ley: inflexión penal las calles de este país, que para muchos han en el contexto de las transformaciones del Estado perdido su condición humana. Problematiza la social y de derecho, plantea que la ley–el código violencia estructural y sus efectos en amplias popenal- es un simulacro de poder. El Estado usa la blaciones, planteando que actualmente se maniley, como una manifestación de un poder que no fiestan políticas sociales y criminológicas que detenta en contextos de crisis política, social y eco- violentan derechos humanos de las poblaciones sociales más vulnerables, como son los inminómica. grantes, los marginados, los pobres. Por su parte, Gary Gutiérrez, en Del coloniaje a la sociedad de ley y orden: violencia sistemática en

R

9


Profile for Revista Alapás

ALAPÁS (ed. III)  

ALAPÁS (ed. III)