Page 1

68 IX


Su Santidad el Papa emérito Benedicto XVI hacía tiempo había convocado para los días 4 a 7 de Julio un encuentro en Roma titulado «Jornada de los seminaristas, novicios, novicias y de cuantos están en camino vocacional», en el marco del Año de la Fe. Los actos centrales estarían presididos por el Santo Padre Francisco, y consistirían en una Audiencia en el Aula Pablo VI el día 6, sábado, y una Eucaristía la mañana siguiente en la Basílica de San Pedro. El Seminario Mayor de Alcalá, haciéndose eco de ese llamamiento, pudo organizar todo lo necesario para acudir a dicho acontecimiento. Alojándonos en una parroquia de Roma, llegamos unos días antes del inicio de la Jornada, y recorrimos algunos de los lugares más señalados de la «Ciudad Eterna». Durante aquellos días visitamos iglesias, basílicas, catacumbas y otros enclaves significativos de la capital italiana. Además, nuestros formadores nos condujeron hasta la prestigiosa Universidad Gregoriana de Roma, donde muchos de nuestros sacerdotes de la diócesis se han formado, incluido el equipo de formación del Seminario. Además, uno de los días algunos de nosotros viajaron hasta el pueblo de Asís, recorriendo los lugares de San Francisco y de Santa Clara, mientras otros nos acercamos a Villa Tevere, donde descansan los restos del Santo fundador del Opus Dei, José María Escrivá de Balaguer y su sucesor, el Venerable Álvaro del Portillo.


El primer acto de la Jornada tuvo lugar el jueves 4 por la tarde. Más de 6.000 personas entre seminaristas, novicios y novicias, nos habíamos congregado a los pies del Castillo del Santo Ángel, y nos dirigimos hasta la Plaza de San Pedro rezando el Rosario. Una vez allí, rezamos todos juntos, cada uno en su idioma, pero unidos por una misma fe: el Padre Nuestro, el Ave María y el Gloria; e hicimos Profesión de Fe. A continuación entramos por la puerta central a la Basílica, caminando, mientras un coro cantaba las Letanías de los Santos, hasta la tumba de Pedro, para venerarla pidiéndole que la Piedra de la Iglesia nos confirme en la fe; más tarde volvimos a la Plaza de San Pedro donde, Monseñor Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, nos dirigió unas palabras, junto con Mons. Angelo Comastri, arcipreste de la Basílica de San Pedro. El viernes por la noche acudimos a un Festival Vocacional en la Plaza del Campidoglio, donde se sucedieron numerosos testimonios y canciones sobre el gran tema de la llamada de Cristo para seguirlo y dedicar su vida a Él y a su Iglesia. Al día siguiente nos reunimos en torno al Vaticano, expectantes ante la Audiencia que tendría lugar en el Aula Pablo VI. Una vez dentro, escuchamos la música de cantantes como los irlandeses «The Priests» o la chilena Hermana Glenda, y los testimonios de un sacerdote estadounidense involucrado en las comunicaciones, una religiosa agustina italiana y nuestro conocido Juan Manuel Cotelo, director de «La última cima». La Audiencia con el Papa fue increíble. Como suele hacer, a la vez que consigue que su auditorio se sienta cómodo y sereno escuchándolo, no deja escapar una oportunidad para avisar severamente sobre peligros y actitudes desviadas que pueden acecharnos en nuestro camino. La cultura de lo provisional y la necesidad de hacer una elección definitiva; la austeridad en el sacerdote; la verdadera fuente de la alegría (distinta de la euforia del momento); el celibato y la paternidad pastoral, la formación de los seminaristas en sus cuatro dimensiones (espiritual, intelectual, humana y apostólica); y la fraternidad sacerdotal fueron los principales temas que tocó durante su intervención, durante la cual, con su espontaneidad y gracia habitual, hubo momentos en los que consiguió arrancarnos una buena carcajada a todo el auditorio. A continuación nos dirigimos a los Jardines Vaticanos, donde rezamos el Santo Rosario recorriendo sus coloridos paseos y avenidas.


El domingo celebramos la Santa Misa con el Papa en la Basílica, y allí también nos dirigió palabras muy especiales para nosotros, con una claridad y una sencillez que calan rápido y profundo en quien lo escucha. Respecto al pasaje del Evangelio de aquel día, cuyo gran tema era la misión, su homilía se centró, como viene siendo habitual en él, en tres puntos bien concretos: la alegría de la consolación, cuya fuente es la ternura y la misericordia de Dios, que estamos llamados a compartir; la cruz de Cristo, fundamental en la misión cristiana y que no tiene que ver con la visión mundana y triunfalista del mundo; y por último la oración, que es imprescindible en todo cristiano (y más aún en los consagrados a Él), como punto de partida de la misión y súplica al Señor por las vocaciones. Al finalizar la Eucaristía, salimos a la Plaza de San Pedro, para rezar con Su Santidad el Ángelus. Al finalizar, volvimos a la parroquia donde nos alojábamos, desde donde partimos al día siguiente hacia el aeropuerto para volver a nuestros hogares. Fueron momentos muy especiales para nosotros, tanto por las palabras que nos dirigió directamente el Papa Francisco, sucesor del pescador de Galilea y guardián de la Tradición Apostólica, como por la oportunidad de visitar tantos enclaves fundamentales en la tradición de la Iglesia como son los sepulcros de la pléyade de santos cuyos restos descansan en Roma, entre los que están, con una especial relevancia, los de San Pedro y San Pablo. Visitar sus tumbas fue una ocasión de gracia en la que pedimos su intercesión muy especialmente por nuestra Diócesis y seres queridos, y para que el Señor nos regale la fidelidad a Cristo y el ardor apostólico de los elegidos del Señor.

Fernando Caballero Ferrari Seminario Mayor Alcalá de Henares


Cerca de 45 niños y niñas de la parroquia de Santa María la Mayor, de la Diócesis de Alcalá, nos hemos instalado una temporada en un pequeño pueblo de la provincia de Guadalajara, muy cerquita de Sigüenza. Es un pueblo conocido sobre todo por su ermita dedicada a la Virgen de la Salud, y se llama Barbatona. Del 6 al 14 de julio hemos tenido la oportunidad de conocer un poco más la vida de los santos y saber que todos podemos serlo; además de ir al cielo como ellos, y más importante, «al cielo con ellos», nuestro lema. Hemos convivido, nos hemos divertido juntos, hemos limpiado juntos, nos hemos reído juntos y hemos orado juntos. Para ello nos han ayudado los monitores, colaboradores y organizadores del campamento, la Virgen María, y este año de manera especial, los santos. Para hacer algunas actividades estábamos divididos en 4 grupos con gente de todas las edades. Nos llamábamos así: Cristonautas, Aureolas, Estrellaos y Santosmón. Un día hicimos una marcha al pueblo de al lado y preparamos una guerra de agua. Otro día nos montamos en un autobús y fuimos a visitar Medinaceli y conocimos a las monjas clarisas que viven allí. También pasamos un día entero en la piscina, ¡qué cansados estábamos! En algún momento del día siempre dábamos un poco de catequesis y hablábamos de la vida de algún santo en particular. Para eso hacíamos grupos diferentes según la edad de cada niño: Little, Hobbit o Plus. Las veladas también eran muy divertidas; casi siempre las preparaban los monitores, pero un día prepararon una los Plus. ¡Nos lo pasamos genial! En la última velada representamos la verbena de San Isidro y cada grupo tenía una actuación. Otro día hicimos un teatro representando al pueblo judío. Nos aprendimos nuestro papel, nos vestimos, nos pintamos la cara y luego cenamos como lo hizo Jesús en la Última Cena. También asistíamos a la celebración diaria de la Eucaristía y cada día la preparaba un grupo. Después de estos nueve días de campamento, nos hemos dado cuenta de que podemos ser santos y podemos ir «al cielo con ellos».

Mª Teresa Rodríguez-Monteverde Jiménez Santa María la Mayor Alcalá de Henares


Este verano he sido, por segunda vez, voluntaria en un proyecto Nártex. Mi destino fue la Catedral de San Bavón en Gante, Bélgica, donde mi misión era acoger y guiar a los visitantes de lengua española. Después de llegar allí, caí en la cuenta de que la Providencia había querido que la asociación me eligiese para enseñar el mismo templo que, 8 años antes, fue la primera catedral que visité fuera de España, cuando los jóvenes de la Diócesis de Alcalá nos pusimos en camino hacia la Jornada Mundial de la Juventud de Colonia, que fue mi primera JMJ y también la del papa Benedicto XVI. Precisamente, mientras yo estaba en Gante el pasado mes de julio, se estaba celebrando en Río de Janeiro la JMJ. Allí, el papa Francisco nos pidió a los jóvenes que hagamos lío, que la Iglesia salga afueraJ Pero en la Catedral de San Bavón pensé que la Iglesia no sólo tiene que salir afuera, sino que tiene que saber acoger. Porque, por diversos motivos, mucha gente de fuera entra a la iglesia con minúscula, al templo, donde la Iglesia con mayúscula celebra su fe. Uno de esos motivos es el interés cultural, el atractivo turístico del valioso patrimonio artístico que tiene la Iglesia. Por eso, yo no era una guía turística, sino un medio para que los diferentes elementos del templo hablasen de Dios y de esa fe que allí celebramos, para que la Catedral no fuese un museo, sino un edificio vivo.


Fue una tarea preciosa acoger a todos esos visitantes, pero como Dios no se deja ganar en generosidad, yo recibí mucho más de lo que di. Para explicar porqué, es necesario que mencione la obra maestra que se custodia en la Catedral de San Bavón: la Adoración del Cordero Místico. Recuerdo que los últimos días del proyecto, yo le pedía al Señor que, al final de los tiempos, me concediese estar entre esos santos que adoran al Cordero, como pintaron los hermanos Van Eyck en aquel políptico, que yo disfrutaba tanto explicando a los visitantes españoles. Pero, al día siguiente de volver a España, cuando fui a la misa de mi parroquia (la primera misa en español después de algo más de dos semanas), durante la consagración me di cuenta de que yo ya estaba adorando al Cordero, y de que lo hago cada vez que celebro la Eucaristía. Para mí fue todo un re-descubrimiento de la misa, y desde entonces, cuando digo «Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundoJ» lo digo de una manera distinta, y miro el altar y pienso en esa pintura maravillosa que ya admiraba, pero que después de este proyecto llevaré siempre en el corazón. Esa obra de arte me ha ayudado a vivir la Eucaristía de otra manera, y a tener más presente esas palabras de Juan Pablo II en la Encíclica Ecclesia de Eucharistia: «La Eucaristía es verdaderamente un resquicio del cielo que se abre sobre la tierra. Es un rayo de gloria de la Jerusalén celestial, que penetra en las nubes de nuestra historia y proyecta luz sobre nuestro camino».

María del Val García Sánchez Santa María la Mayor Alcalá de Henares


¿Conoces nuestro

?

En ADAL Comunicación queremos llevar a Cristo a los jóvenes de nuestra Diócesis y de todo el mundo y crear comunidad entre nosotros, gracias a Internet. Entra ya en Blog_ADAL para estar conectado con toda la actualidad diocesana y conocer cada mes las intenciones de oración de nuestro obispo D. Juan Antonio y del Santo Padre. Entra y suscríbete introduciendo tu mail en la barra de la izquierda, fácil y rápido para estar siempre conectado. ¡Sé ADAL, sé Iglesia en Alcalá!

Visítanos en La página de ADAL Comunicación es un lugar de encuentro para que nos des ideas, sugerencias y nos hagas llegar información de las actividades que realices en tu parroquia y grupos.


Recuerda: el primer viernes de cada mes nos reunimos los jóvenes en la Capilla del Palacio Arzobispal delante del Señor para tener un rato de oración. ¡¡No faltes el próximo 6 de diciembre a las 21:00 horas!!

EJERCICIOS ESPIRITUALES 29, 30 de noviembre y 1 de diciembre. Director: D. Jesús Javier Mora (Curry). 14, 15 y 16 de febrero. Director: D. Álvaro Fernández 21, 22 y 23 de febrero. Director: D. Luis Eduardo Morona Lugar: Colegio San Ignacio de Loyola, C/ Concepción Arenal 3, 28.806, Alcalá de Henares. Precio: 60 euros. Tanda de cuatro días (desde el miércoles a las 20,00 hasta el domingo después de comer): 30 de abril, 1, 2, 3 y 4 de mayo. Director: D. Manuel Aroztegui. (Lugar y precio aún por determinar)

I JORNADA DE ARTE Y ORACIÓN ORACI N Sábado 23 de noviembre 18:30 Monasterio Benedictino de San Plácido

Apúntate y solicita más información enviando un correo a: infanciajuventud@obispadoalcala.org

C/ San Roque 9 (Madrid) ¿Aún no conoces Nártex? Pincha para ver qué hacemos: http://nartexblog.wordpress.com/ https://www.facebook.com/nartexasociacion?fref=ts https://twitter.com/NartexNoticias

¡No te lo puedes perder! Dale al ‘play’ a la actualidad diocesana


¿Lo has notado?

Algo está cambiando…

Comienza una nueva era…

¿Te lo vas a perder?

Revista ADAL Especial Verano 2013  

Revista publicada por la Delegación de Infancia y Juventud de la Diócesis de Alcalá.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you