Page 1

Noli me tangere (Fra AngĂŠlico, 1425-30)

48 VI


¡ESTUVO AQUÍ! ¡Estad alegres!

Javierada 2010 Los catequistas comparten su misión en Alcalá Encuentro Diocesano de Jóvenes La Cruz visita nuestros arciprestazgos

Caerse del caballo con San Pablo

Intenciones del Apostolado de la Oración

Una aldea que se muda a Internet

ADAL Comunicación ya tiene blog

Durante la última Javierada, un grupo de jóvenes de la Diócesis de Madrid llevó al castillo de Javier una cruz de madera. Esta cruz es aquella que el Papa Juan Pablo II entregó a los jóvenes para que peregrinara por el mundo antes de presidir las Jornadas Mundiales de la Juventud. Durante el mes de abril, este símbolo de amor y de universalidad llegó a Alcalá junto al icono de María y visitó nuestros arciprestazgos. La misma presencia de la cruz es un hecho que nos debe ilusionar y despertar el interés por hacernos voluntarios de la próxima JMJ Madrid 2011. Pero lo más importante de todo es que el mismo Cristo resucitado llene de alegría nuestros corazones y nos dé la fuerza para transmitir esa alegría a otros jóvenes que todavía no le conocen. Descubramos en esta Pascua que seguir a Cristo, a pesar de las dificultades, merece la pena. EL EQUIPO DE LA REVISTA ADAL

¡Al cielo con Ella!

OS DESEA UNA FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN José Manuel Lara Revista ADAL

Coordinación: José Manuel Lara Corrección: Inmaculada Bordas—Inmaculada Nieto-Sandoval Encargados de sección: EDITA Duc in Altum: María del Val García Secretariado de Infancia y Juventud de Alcalá de Henares Iglesia Diocesana: Marta Galán www.paramilavidaescristo.es Cultura y Ocio: José Manuel Lara revistaadal@gmail.com Conecta2 @ Cristo: José Manuel Del Puerto Maquetación: María del Val García—José Manuel Lara Asesor espiritual: Pedro Luis Jiménez, pbro.


¡Rema mar adentro! María del Val García

Desde la cruz enciendes la VIDA. Patxi Velasco.

Web oficial de la JMJ Madrid 2011

¡No te lo puedes perder! Encuentro Diocesano de Jóvenes 2010 Acogida de la Cruz y el Icono de las JMJ

Si la Cuaresma no es un tiempo de tristeza, ¡mucho menos lo es la Pascua! Y aunque, en teoría, lo tenemos claro, a veces nos falta caer más en la cuenta de lo que significa que Cristo ha resucitado. ¿De verdad estamos alegres? Decía José Luis Martín Descalzo en Razones para la alegría: «Me pregunto por qué a los cristianos no se les distingue por las calles a través del brillo de sus ojos. Por qué nuestras eucaristías no consiguen que salgan de las iglesias oleadas de alegría. […] Me pregunto, sobre todo, qué le diremos a Cristo el día del juicio, cuando nos haga la más importante de todas sus preguntas: ‘Cristianos, ¿qué habéis hecho de vuestro gozo?’» ¿Vivimos realmente alegres por la Resurrección del Señor? ¡Él nos dijo que nuestra alegría nadie nos la podrá arrebatar! Y nosotros, en cambio, nos solemos empeñar en hundirnos en muchos agobios, preocupaciones y tristezas, olvidándonos de que tras la cruz está la gloria. Recordemos las palabras de San Pablo: «Ni muerte, ni vida, ni ángeles, ni principados, ni presente, ni futuro, ni potencias, ni altura, ni profundidad, ni criatura alguna podrá apartarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro.» (Rm 8, 3839). Somos amados desde siempre y nos ha salvado para siempre, ¿cómo no vamos a estar alegres?


Quizás pueda decir que por el viaje… A veces nuestras pretensiones iniciales distan mucho de ser lo que recogemos finalmente en los caminos. Y, al menos para mí, acaba convirtiéndose en habitual encontrar lo que no se buscaba y lo que no se esperaba en viajes como éstos, como el que hemos hecho a Javier (Navarra), movimientos que parecen guiados de forma sutil e inteligente por la Providencia. Queríamos caminar y pensábamos que lo hacíamos voluntariamente pero, sin embargo, estábamos siendo arrastrados con dulzura hacia un destino magnífico: ¿acaso no es toda peregrinación una forma de particular atracción? Quizás pueda decir: por el lugar… Cualquiera se siente impresionado por los paisajes preciosos que encontramos en Navarra. La Foz de Lumbier, junto un río que también peregrina durante toda su vida con naturalidad y paciencia, sabiendo que forma parte de una lógica; río que con su esfuerzo y su particular fe ha ido horadando la roca igual que Dios, en estos viajes, va limando los corazones más duros con la habilidad del orfebre. Una foz, paraje estrecho, por desfiladeros, pues el camino del hombre, del héroe cristiano, debe tener pruebas de este tipo (¡Estrecha es la vida!), y por cuevas oscuras, pues rara vez es fácil encontrar luz en nuestros universos vitales… Tras sobrepasar esta primera parte del camino, uno siente que ha dejado atrás lo más áspero sabiendo que, al mismo tiempo, ha sido hermoso el trayecto. No es fácil, pero sí exigible, encontrar lo maravilloso en nuestras inesperadas y duras pruebas, esas que nacen cada día sin permiso. Y Sangüesa con sus bellas iglesias, y los horizontes navarros infinitos que nos íbamos encontrando mientras realizábamos el Vía Crucis, mares de un verde puro tan poco acostumbrado en nuestras tierras, contenidos entre hermosas elevaciones que crecían conforme nos acercábamos a Javier…¡Javier! ¡El castillo!


La piedra siempre habla de lo que fue el pasado y palpar las murallas significaba saborear el tiempo en que vivía el Santo. Y finalmente, Leire, monasterio recostado en las laderas de unas montañas que elevándose hacia el cielo parecen también ansiar a Dios; sin olvidar, por supuesto, la experiencia ascética que supone entrar en el silencio de su iglesia románica, corazón de lo que significa la vida retirada de los monjes. Lugares que sirvieron para intuir lo divino, pero… Quizás pueda decir que fue el silencio… Pues la Iglesia es uno de los últimos reductos del silencio en este mundo ruidoso de la posmodernidad. Así, la Foz, y las construcciones pétreas y Leire son espacios de silencio, fundamentales para una vida espiritual, como bien nos explicó uno de los monjes: si lanzamos un coche al mar nada se notará, porque el oleaje es demasiado poderoso; pero si en una piscina tranquila, vacía, tocamos levemente con el perfil de nuestros dedos el agua tranquila, podemos ver sorprendidos cómo unas diminutas ondas van agrandándose hasta llegar al centro mismo… Es el poder de la sencillez con el que Dios quiere entrar en nuestras vidas sólo si nosotros sabemos abandonar el particular oleaje ruidoso de nuestra rutina. Pero al final… siempre digo que por la gente. El viaje, los paisajes, las iglesias, el silencio… son sólo complementarios, pero donde se encuentra a Dios es en la gente. No serían nada estas peregrinaciones si no fueran a ellas personas amables, sensibles, inteligentes y, sobre todo, buenas, con las que compartir una experiencia que se degusta (y se recuerda) mejor en buena compañía, agradeciendo, sobre todo, la orientación y las revelaciones que nos aportaron los sacerdotes David y César y nuestro querido diácono Juan Jesús (eso sin contar aquella famosa guitarra cuyo alegre canto no cesa…). Pero no olvidemos que nuestra peregrinación ha comenzado justo al volver a casa. Silencio. Javier Estel Santos Pedro y Pablo Coslada


Mi experiencia de la Javierada 2010 ha sido muy provechosa, primero por visitar el hogar y la casa del patrono de las misiones: cada uno de los sitios en los que hemos estado rememora su presencia. Sirve este encuentro para acercarse al Señor, gracias también a los momentos de oración y sobre todo al Vía Crucis de camino a Javier. Fue muy grato encontrarnos allí (en la Misa del sábado) con la Cruz y el Icono de María de las JMJ; nos dieron mucho ánimo de cara a los acontecimientos que están por venir. El domingo hicimos una visita al Monasterio de Leyre y sus alrededores. Además de encontrarnos en un lugar muy proclive al recogimiento y a la meditación (que por todos los rincones aparece), tuvimos la oportunidad de recibir las impresiones de la vida de unas personas que acaban encontrando allí a Jesús y a su vocación. Sean Michael Connolly Jiménez San Francisco de Asís Alcalá de Henares


Este año, en el Encuentro Anual de Catequistas de la Diócesis de Alcalá, hemos querido dar importancia a la espiritualidad del catequista, de modo que en esta Cuaresma tuviéramos la ocasión de profundizar en la esencia de nuestra misión como apóstoles. Celebramos, así, nuestro encuentro en el Palacio Arzobispal de Alcalá bajo el lema «Te llevaré al Desierto». Además, a lo largo de la mañana, tuvimos ocasión de compartir iniciativas que se están llevando a cabo en algunas de nuestras parroquias, así como poder compartir también dudas y dificultades, de modo que entre todos vayamos haciendo cada día de la actividad catequética de nuestra Diócesis un instrumento eficaz de nueva evangelización. Hicimos llegar a los catequistas unas sencillas preguntas a modo de encuesta con el objeto de conocer mejor la realidad concreta en que viven nuestras parroquias y el servicio que desde el Secretariado de Catequesis podemos ofreceros. Os pedimos, de nuevo, que las entreguéis contestadas al Secretariado por correo electrónico o postal (Secretariado Diocesano de Catequesis / Plaza de Palacio, 1 bis / 28801 Alcalá de Henares). Si no han llegado a vuestra parroquia, por favor, pedidnos aquí el cuestionario y enviádnoslo tan pronto como os sea posible. Confiamos en que un año más el Encuentro de Catequistas dé frutos abundantes para todos y que la Virgen María, Madre y Maestra de los catequistas, nos acompañe en la misión recibida.

WEB DEL SECRETARIADO DE CATEQUESIS

Francisco Javier Martínez Fernández, pbro. Secretario Diocesano de Catequesis (Adaptado por ADAL)


Cada año tenemos la suerte de disfrutar un sábado de abril del Encuentro Diocesano de Jóvenes. Y cada año buscamos una manera nueva de contaros que el EDJ es mucho más que sólo un día en compañía de jóvenes como nosotros, que viven nuestra fe. Este año conseguirlo debería ser más fácil. Para empezar ha sido todo un fin de semana y no un único día. Pero sobre todo ha sido diferente porque teníamos con nosotros la Cruz de los Jóvenes, acompañándonos. Y esto no sucede todos los días. Durante las dos semanas anteriores al Encuentro hemos vivido mirando la Cruz. La Cruz que llegó a Puerta de Madrid de manos de jóvenes de la Diócesis de Getafe. La Cruz que ha recorrido nuestros arciprestazgos, nuestras parroquias. La Cruz que nos regaló hace veintiséis años Juan Pablo II. Y como hemos tenido la Cruz… todo ha sido distinto. Distinto porque este año hemos sido más que nunca. A pesar de la gente que ha faltado, de los que nos acompañaron sólo unas horas, unos momentos concretos, nunca fuimos tantos. Porque con nosotros han estado todos los jóvenes del mundo que han visto, tocado, adorado esa Cruz. Este año estábamos todos allí. Y todos lo hemos celebrado. Así, nos unimos a toda la Iglesia en la misa en Algete, presididos por nuestro Obispo. ¡Qué alegría encontrarnos con nuestro Pastor y con tantos otros jóvenes como nosotros! ¡Y qué importante testimoniar con nuestra alegría, con nuestros cantos y nuestra presencia que Cristo ha resucitado! Y también, con esta misma alegría nos pusimos en camino hacia Alalpardo, cargando con la Cruz de los Jóvenes y el Icono de Nuestra Madre. Y aunque pesaban (y el


camino tenía barro, y nos cansábamos de andar, y los baches, y el calor…) las llevábamos sonrientes. Porque son un regalo que Cristo nos ofrecía y donde aprendemos a amar, aunque nos cueste. Al llegar a Alalpardo recibimos la sorpresa de ver a todo el pueblo esperándonos. No sólo los jóvenes que se unirían a nosotros, sino también los mayores y los niños vivieron este encuentro acompañándonos hasta la parroquia donde se quedaron la Cruz y el Icono todo el día y toda la noche. Al mismo tiempo, en una capilla, había turnos de adoración frente al Santísimo para que nuestro encuentro fuera todo un éxito. Y sin duda, gracias a su oración, lo fue. Dedicamos la tarde a la catequesis y las confesiones pero también a pasear por el pueblo y hablar y encontrarnos con nuestros amigos (sin olvidarnos del más importante, que estaba en la custodia para nosotros y se hacía presente también en la Cruz, que podíamos adorar) y, por la noche cantamos y bailamos con el concierto de La Voz del Desierto. Finalmente recibimos la visita del Señor en la Eucaristía a quien adoramos y con Él marchamos en procesión de vuelta a la iglesia para comenzar los turnos de adoración. Durante toda la noche, los jóvenes de la diócesis permanecimos en vela adorando al Señor, la Cruz y acompañando el Icono de María. Hubo quienes leyeron pasajes del evangelio, otros cantaron, otros dejaron tiempo para el silencio y la oración personal… pero todos nos unimos aquella noche en adoración. Al día siguiente acompañamos a Cristo Resucitado a lo largo de las catorce estaciones del Via Lucis por las calles del pueblo. Con nosotros llevábamos la Cruz y el Icono que también presidieron nuestra Eucaristía. Finalmente, acabamos nuestro encuentro comiendo todos juntos antes de entregar la Cruz a los jóvenes de la Parroquia de Santo Domingo y despedirnos (la mayoría de nosotros) de ella, hasta el año que viene cuando regrese para la Jornada Mundial de la Juventud. Fue un fin de semana intenso y agotador, pero profundamente hermoso. Gracias a la Cruz muchos jóvenes se han acercado más a Cristo y han aprendido a reconocerse amados en ella. Y a su lado, como siempre, la Virgen ha estado para acogernos. Yo he sido uno de ellos… ¡Hasta el año que viene!

Marta Galán


La cruz por las calles de Alcalá de Henares.

Soy un feligrés del Arciprestazgo Sur de Alcalá. El recibimiento de la Cruz de la JMJ e Icono fue muy emocionante y alegre. Dentro de la Catedral, hubo una oración con el Obispo que nos inculcó el gozo del momento. Al día siguiente, rezamos laudes aún en la Catedral de los Santos Niños y nos unimos en oración con el resto de cristianos. Seguidamente, traslado en procesión desde la Magistral hasta la Capilla del Cristo de los Doctrinos, de la Cruz por las calles del centro. Allí se recitaron los mejores poemas relacionados con ella y la Pasión de nuestro Señor. Finalmente, Misa con el Obispo y concierto (Cristianos sin Complejos) en el Jardín Botánico del Campus Universitario. Su paso por nuestro Arciprestazgo concluyó, con la Misa, vísperas y vigilia en la Parroquia de Santa María. Sean Michael Connoly San Francisco de Asís Alcalá de Henares

La cruz por las calles de Arganda del Rey.

Fue un acto muy sencillo, donde se hizo un Vía Lucis en el que participaron personas de todos los pueblos del arciprestazgo: Valdaracete, Fuentidueña, Estremera... para finalmente acabar adorando la cruz a las puertas del Convento de la Virgen de la Victoria de Villarejo. Al día siguiente, los alumnos del colegio Santa Elena pudieron disfrutar de ella antes de que partiera hacia el arciprestazgo de Coslada-San Fernando. Fue precioso ver a gente de diferentes generaciones portando la cruz y el icono en un día que difícilmente se podrá repetir. Ha sido un regalo poder tenerla por nuestra zona. Ahora nos toca esperar y seguir rezando por los frutos de la JMJ en Madrid. Vanesa González de Mendoza San Andrés Fuentidueña de Tajo


Las nubes y la lluvia que, por la mañana, nos habían hecho temer por el desarrollo de la procesión con la Cruz de los Jóvenes que iba a recorrer el arciprestazgo de Coslada - San Fernando desaparecieron en cuanto esa cruz salió a la calle y los primeros cantos llenaron la plaza de San Pedro y San Pablo. Así como, hace 2000 años, la Cruz desterró a la muerte de nuestras vidas, la Cruz de los Jóvenes despejó de nubes el cielo para dejar paso a un radiante sol de primavera que inundó de luz y esperanza los corazones de los jóvenes que, reunidos en torno a ella, salimos a la calle a proclamar que la Cruz no es signo de muerte y humillación, sino de vida y salvación. Movidos (y conmovidos) por esta certeza, los jóvenes de Coslada y San Fernando de Henares vivimos con gran alegría y devoción la vigilia junto a esta Cruz que nuestro amado Juan Pablo II nos encargó llevar a todos nuestros hermanos. Javier Pérez Martínez Santos Juan y Pablo San Fernando de Henares

El pasado día 20 de abril, la Cruz de los Jóvenes y el Icono de la Virgen visitaron el Centro de Menores «Teresa de Calcuta» en Brea de Tajo. Algunos jóvenes residentes en el Centro recibieron la cruz a la entrada del recinto y la llevaron hasta el salón de actos donde celebramos un sencillo gesto de oración y adoración. Un profundo silencio era la única respuesta posible, la cruz después de viajar por todo el mundo venía a visitarnos a cada uno de nosotros para afirmar que Cristo es nuestra única esperanza, que nada (ni el pecado, ni el dolor, ni la muerte) puede separarnos del amor de Dios y que nadie nos ama como Él que ha entregado su vida por nosotros. Agradecidos por tanto amor y convencidos, como decía el papa en Sydney, de que «sólo Cristo cumple todas las promesas de salvación verdadera»; pedimos a la Virgen aprender a decir sí porque sólo así nuestra vida tendrá sentido y alcanzará la plenitud que deseamos. María Jesús Castells Ranz Voluntaria de Pastoral del Centro

El día en que llegó la Cruz de los Jóvenes y el Icono de la Virgen a nuestro querido arciprestazgo de Daganzo fue sin duda uno de los más importantes en nuestra vida diocesana, que aunque es un territorio de reciente creación como arciprestazgo, tiene en sus gentes una extensa tradición cristiana en la fe. La respuesta ciudadana a la llegada de la cruz fue impresionante desde la mañana en Daganzo. Allí acudió mucha gente priorizando este gran evento a sus trabajos y estudios, pasando por Meco que tuvo una grandísima respuesta congregando a cientos de personas y terminando en Ajalvir que organizó una procesión a altas horas de la noche ampliamente secundada. La cruz simboliza el amor infinito de Dios hacia nosotros y en nuestro arciprestazgo estamos orgullosos de haberla acogido con tantísimo cariño y esperanza por parte de sus fieles. Que Dios nos bendiga a todos. Jorge Hualde Tojo

AGRADECEMOS LOS TESTIMONIOS Y LAS MUCHAS FOTOS QUE DESDE CADA UNO DE LOS ARCIPRESTAZGOS HEMOS RECIBIDO


Hace tres meses, en las Navidades pasadas, varios jóvenes de toda España –dos de la Diócesis de Alcalá– tuvimos la oportunidad de visitar los lugares en los que vivieron muchos de los primeros cristianos, las tierras por donde primeramente se extendió la Buena Noticia del Evangelio llenando los corazones de los que hasta entonces habían llamado ‘gentiles’. Visitamos la tierra de Siria y Jordania. Cuando recibí el mail en que se me invitaba a participar en la peregrinación a estas tierras en el corazón del mundo árabe, no sabía ni tan siquiera a ciencia cierta dónde se situaba en el mapa Siria. Mientras me planteaba si participar me asaltaron Encuentro con el Arzobispo Butros Marayati. mil dudas: ¿cómo será la gente que nos acogerá allí?, ¿cómo vivirán los cristianos su fe?, ¿no habrá allí problemas de terrorismo?, ¿sabré convivir día a día con gente tan distinta a mí y con los demás peregrinos a los que no conozco de casi nada –con alguna excepción? Sin embargo, Dios ya había dado respuesta a todas mis preguntas, incluso antes de que viniesen a mi mente. Todos los peregrinos confiamos en la Divina Providencia y así, sólo así, pudimos descubrir el gran tesoro que el Señor nos tenía preparado en nuestros hermanos sirios en la fe. Tal como se dice que san Pablo cayó de su caballo al encontrarse con el rostro glorioso del Señor, así nuestras ideas preconcebidas y nuestros miedos de incrédulos se fueron derrumbando, como le ocurrió al apóstol Tomás. El comentario general era que nos sentíamos como en casa. Las continuas muestras de caridad, de cuidado, las atenciones de todos los cristianos que nos acogieron en sus familias y casas en esa lejana tierra nos mostraban día a día el rostro vivo de Cristo. El Padre Josef Bezouzou, quien tiene encomendada la comunidad de jóvenes que nos acogió, diseñó con ellos un itinerario de fe por toda Siria para mostrarnos la grandeza Visita a las ruinas de la basílica de San Simeón el Estilita. y antigüedad de sus tradiciones,


de sus ritos litúrgicos y la fe profunda de un pueblo cristiano que espera en el Señor en medio de una mayoría musulmana, aunque siempre respetuosa. Convencidos siempre los sirios de que somos hijos de un mismo Padre Celestial que nos da la dignidad de ser amados. Lugar de la conversión de San Pablo.

Quizá hubiese podido escribir una crónica sobre esta peregrinación a una de las primeras tierras evangelizadas nada más haber vuelto del Oriente, pero aún hoy descubro nuevos gestos, palabras de mis compañeros peregrinos y nuestras familias en Siria que me hacen reconocer el gran don que el Señor nos dio. En definitiva, cada vez que me detengo en los 17 días vividos allí me doy cuenta de que en cada uno de mis hermanos y sus gestos debo reconocer siempre el rostro de Dios y tratarlos en consecuencia, como hicieron ellos con nosotros. Al partir de Siria, nuestros ojos cubiertos de un brillo especial guardaban en la retina las celebraciones de Navidad, la devoción de los sirios al visitar los santuarios marianos que pueblan toda su geografía, la gracia de haber visitado el lugar donde se conmemora la conversión de san Pablo en Damasco… y sobre todo, la dedicación que nuestros hermanos pusieron en nosotros como hicieran Marta y María al recibir a Jesucristo en su hogar. Sin embargo, otro regalo nos estaba aguardando en Jordania, donde pasamos el último día de peregrinación. Tras haber descubierto una nueva dimensión de nuestra fe católica, el Señor nos concedió la gracia de poder renovar nuestras promesas bautismales en el mismo lugar donde Él recibió las aguas de su primo san Juan Bautista. Cuántos cristianos habrán peregrinado a estas tierras buscando un encuentro con el Dios Vivo y, sin embargo, no lo habrán reconocido en las gentes de estas tierras. Terminamos nuestra peregrinación con un baño al atardecer en el Mar Muerto, desde el sol que se escondía tras las montañas de la vecina Israel el Señor parecía decir: «Mira, todo lo hago para ti, acoge cada día la gracia que te regalo gratuitamente». Señor, te pido al recordar esos días, que me concedas reconocerte siempre en cada circunstancia y abrirme a ti y a mis hermanos sin reticencias. «Te concedo la JMJ de Madrid para que puedas practicar la acogida que te he mostrado en Siria», me dices. Espero no fallarte y tener siempre en mi oración a los cristianos de Siria. José Manuel Del Puerto

**Mira más sobre esta peregrinación en el sitio de la JMJ 2011.


General: Para que se ponga fin al vergonzoso e inicuo comercio de seres humanos, que tristemente involucra a millones de mujeres y niños.

Misional: Para que los ministros ordenados, las religiosas, religiosos y los laicos comprometidos en el apostolado, sepan infundir entusiasmo misionero a las comunidades confiadas a su cuidado.

De la CEE: Que los niños, los jóvenes y las familias respondan con generoidad, a ejemplo de María, a la llamada del Señor, y aumenten las vocaciones a la vida sacerdotal, consagrada y matrimonial.

Intención Diocesana: Para que los próximamente ordenados Juan Jesús, Álvaro y Miguel Ángel acojan con alegría y entusiasmo la gracia y deberes de su ministerio sacerdotal.

Intención especial del Santo Padre (mira aquí): Que la Iglesia de Irlanda, tanto fieles como ministros, redescubran la grandeza del ministerio sacerdotal, lo valoren y sean fieles a él para alcanzar un nuevo renacer de la Iglesia en esta nación.


Betania también está en la aldea global «Si no vas a Misa, estas lecturas te acercarán a una sintonía más clarificadora, solidaria y hermosa. Si vas, te servirán de recuerdo y preparación. Y si no vas, pero quieres ir, te ayudarán a acercarte a la puerta.» Es así como nos recibe una Web peculiar que esta Semana Santa y Pascua ha recibido el máximo de visitas de su historia. Y van unos años desde 1998 en que sus autores empezaron el camino de Betania. En recuerdo de la aldea de Betania, cercana a Jerusalén, donde Jesús siempre estuvo con sus amigos y por los que obró grandes milagros, se ha querido llamar así a este espacio para la nueva evangelización a través de Internet. En Betania, Jesús derrochó su amor con su amigo Lázaro y las hermanas de éste, Marta y María. Hoy, desde la Red, a través de las personas que la gestionan, Jesús quiere que experimentes ese amor y esa cercanía de la casa de Betania.

Pincha aquí para conocer la Web.

Es un sitio muy completo, donde puedes acceder a multitud de contenidos a través de los menús de la izquierda. Aquí podrás encontrar oraciones, esquemas de celebraciones especiales… Además, muchos contenidos se actualizan cada semana: editorial, carta del editor, opinión, libros de espiritualidad… La Web de Betania guarda gran cantidad de material al que se puede acceder desde la última opción: «Consultar ediciones anteriores». Sin duda, unos buenos recursos para preparar catequesis, grupos de liturgia y oración y multitud de actividades con los grupos de tu parroquia.


Junto con todo este contenido se da una importancia clave a la Palabra y su meditación. Podemos encontrar en Betania las lecturas que se proclaman cada domingo en la Eucaristía y ¡en varios idiomas! Sin embargo, no se trata de un simple ‘copia y pega’ del Leccionario; sino que podemos consultar e imprimir meditaciones sobre las mismas, con especial atención a la titulada «La Homilía más joven». Pero, como ser cristiano no es cosa de sólo domingos, otra de las secciones más visitadas es la del Diurnal. Es una gozada poder disfrutar de la Palabra de Dios a lo largo de todo el día, pero muchas veces por pereza o desconocimiento no lo hacemos. Y es que el Diurnal es un libro muy gordo y complicado de seguir, pero Betania nos lo pone fácil. Esta sección nos proporciona toda la Palabra de cada día –la Liturgia de las Horas– en un pdf que se puede imprimir fácilmente y hasta guardar en el móvil y la PDA. Así no pesa nada y se puede rezar en cualquier lugar y momento. Dedica unos minutos de tu día al Señor con el rezo de laudes, vísperas y completas, medita el Evangelio de cada domingo sin quedarte sólo en la primera capa del mensaje que Dios te da. Cuenta con Betania para ello, Jesús ya te está esperando en la Red. José Manuel Del Puerto

Tan fácil como pinchar en el calendario para tener la Liturgia de las Horas completa de cada día.


ADAL Comunicación ya tiene En ADAL Comunicación queremos llevar a Cristo a los jóvenes de nuestra Diócesis y de todo el mundo y crear comunidad con ellos, gracias a Internet. Por eso, animados por nuestro Obispo D. Juan Antonio Reig Pla y por las palabras de Benedicto XVI con su Mensaje para la 44ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales os animamos a ser parte de BLOG_ADAL Sé tú también parte del Blog_ADAL comentando, dando ideas, pasándonos info... ¡anímate y navega la Web en la barca de ADAL!

Visita 'El Muro de la Revista ADAL' en Un espacio de diálogo entre los miembros de ADAL y los lectores para aportar ideas, sugerencias y donde pasarnos información de las actividades que realicéis en vuestra parroquia y grupos. No lo pienses más, entra en Facebook y después pincha aquí para ser fan y parte de ADAL.


Gracias a las aportaciones de varios jóvenes de nuestra Diócesis hemos podido recoger un variopinto recorrido por distintas manifestaciones populares de la Pasión del Señor. A través de fotos de pasos de Semana Santa y de los monumentos puestos el Jueves Santo hemos hecho esta pequeña sección de fotos. Ojalá podamos seguir viendo por nuestras calles estas pinceladas de religiosidad que aunque popular nos remontan a nuestras raices plenamente cristianas, plenamente católicas.

Morata de Tajuña: Pasión Viviente, Monumento y procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno

Torremocha de Jarama: Monumento y Viacrucis


Alcalá de Henares: Monumento de la Parroquia del Santo Ángel

Alcalá de Henares: Stmo. Cristo de los Doctrinos y Ntra. Señora de la Esperanza

También vivimos la Semana Santa fuera de la diócesis. Almadén (Ciudad Real) Ntro. Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores Agradecemos la colaboración de: Aitor Del Saz Martín Almudena Serrano Montalvo y Sara Orgaz Rivera Inmaculada Nieto-Sandoval Fernando Villalaín


Catequesis para preparar la JMJ Madrid 2011 Descárgalas en paramilavidaescristo.es

JUEVES DE ORACIÓN EN TORNO A FIGURAS SACERDOTALES

3 de junio: San Juan María Vianney por S.E.R. Mons. Juan Antonio Reig Pla

15 de mayo Concierto y nuevo disco de LA VOZ DEL DESIERTO

ORACIÓN DE SAN FELIPE Viernes 3 de junio 21:00 h

¿Sabes la última? En Radio María Jueves 3 de junio 20 horas


Coro Joven Diocesano

Aula Cultural

CIVITAS DEI

escribe a: corojovendiocesanoalcala@gmail.com

Voluntarios Radio María Alcalá

Mesa redonda: El desafío de educar Intervienen: Juan Ramón de la Serna Carlos Cremades Carceller Jueves 20 de mayo 20 h Palacio Arzobispal

Rosario: 26 de mayo, 19 h Vísperas: 2 de junio, 19.30 h

Evangelios 2009 ¡No los tires! En la oración de San Felipe Se recogen para repartirlos entre los que no tienen.

RETIRO DIOCESANO 15 de mayo 16.30 - 20.30 Palacio Arzobispal

Contacto: Almudena López San Juan Evangelista (Torrejón)

Descarga todos los calendarios diocesanos aquí

¡Hazte voluntario para la JMJ en tu Diócesis! Escribe a:

alcalavoluntariosjmj@gmail.com Pon tu NOMBRE, APELLIDOS, TELÉFONO Y MAIL DE CONTACTO, FECHA DE NACIMIENTO, PARROQUIA Y ARCIPRESTAZGO

Revista ADAL abril/mayo 2010  

Revista ADAL abril/mayo 2010