Page 1

Qué enseñar, para qué y con quiénes


02 Editorial Dr. Ricardo Ronco: Qué enseñar, para qué y con quiénes

30 Entrevista Carla Benaglio: “Trabajamos en la formación docente para mejorar la salud de Chile”

04 Crónica Voluntariado del Hospital de Peumo: profesores y estudiantes, juntos en el servicio social

34 Opinión Proceso de Acreditación de nuestras carreras

08 Reportaje Simulación en las carreras de la Salud: la docencia se toma los escenarios

40 Red de Ex Alumnos ¿En qué están nuestros egresados?

14 Testimonios Ayudantes: descubriendo la docencia y la investigación en el pregrado

44 Opinión Confidencialidad y secreto médico: un deber en el marco de la excelencia profesional

18 PMI Postgrado: formar investigadores con enfoque traslacional

48 Noticias

22 Opinión Exclusividad universitaria de las carreras de la Salud

64 Lado B Pieles, una obra inédita en las tablas de la Facultad de Medicina

24 Tema Central Desafíos de la Educación Superior en Chile: una mirada hacia el mundo

66 Lado B 4to Concurso Artístico y Literario

60 Publicaciones


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

“Necesitamos profesores que dejen huella, que sepan que no todo es el aula, pero que cuando se necesite se transmita experiencia, formas de pensar y priorización de la información. Sobre todo creemos que la exposición habitual de nuestros alumnos a escenarios desafiantes es indispensable para lograr un experto con desempeño flexible y que responda a contextos cambiantes y exigentes.”

Qué enseñar, para qué y con quiénes Doctor Ricardo Ronco Vicedecano de Desarrollo Facultad de Medicina CAS-UDD

La formación de profesionales de la salud competentes, que sirvan a nuestro país de manera integral y que realmente hagan una diferencia en la vida de las personas, es un objetivo universal. Por otro lado, el creciente acceso a la educación superior y el desarrollo tecnológico permiten que gran cantidad de información se encuentre rápidamente disponible para todos. Estos elementos nos obligan a reflexionar de manera más definida qué nos hace diferentes, qué tipo de profesional queremos formar, por qué necesitamos que sean así y qué camino se necesita recorrer para lograrlo. La respuesta está señalada en el diseño e implementación de nuestro programa educativo: un profesional egresado de nuestra Facultad es diferente al resto. Elaboramos de manera intencionada el perfil profesional de nuestros alumnos y explicitamos los valores transversales que consideramos prioritarios para su formación. Es la ruta, con punto de partida, camino y llegada claros, sin casualidades. Es de gran importancia asegurar que el currículo se refleje en acciones deliberadas a lo largo de la carrera para el logro de los objetivos y competencias planificadas. En esta publicación se muestra implícitamente, a través de una serie de experiencias y crónicas, nuestra ruta de navegación que plantea qué enseñar, para qué y con quiénes. ¿Cómo lo logramos? Se hace absolutamente necesario para el cumplimiento de este propósito, contar con académicos que no sólo compartan este plan, sino que lo hagan suyo. Que con pasión piensen cómo entregar de manera creativa y modeladora sus experiencias como profesionales expertos. Cada día tenemos más docentes motivados en aprender a enseñar. La implementación de un plan de formación docente agresivo -que incluye cursos anuales, talleres a demanda de los profesores


EDITORIAL

3

que se realizan en sus lugares de trabajo y el diplomado en Educación en Docencia Clínica- ha permitido que un gran número de profesores haya participado en estos programas, más de 140 en el diplomado y más de treinta hayan asistido al curso de Excelencia en Docencia Clínica en la Universidad Harvard. Estas son señales y acciones que enfatizan la importancia de la docencia como prioridad en el desarrollo de nuestra Facultad. ¿En qué creemos? Necesitamos profesores que dejen huella, que sepan que no todo es el aula, pero que cuando se necesite se transmita experiencia, formas de pensar y priorización de la información. Sobre todo creemos que la exposición habitual de nuestros alumnos a escenarios desafiantes es indispensable para lograr un experto con desempeño flexible y que responda a contextos cambiantes y exigentes. Requerimos instalar un pensamiento crítico que permita al futuro profesional tomar decisiones en un ambiente clínico, que por naturaleza tiene un marco de incertidumbre. Necesitamos docentes que entiendan qué los mueve a formar profesionales para nuestro país. En este número de la Revista Academia se muestra una serie de artículos donde se destacan, de diferentes maneras, a través de alumnos y docentes, actividades educativas que permiten de manera deliberada lograr nuestro objetivo final. La exposición clínica precoz, la participación activa de los alumnos en actividades propias de la profesión en etapas iniciales de sus carreras, la creciente actividad social en diferentes comunidades del país, representan hitos importantes de nuestro plan formativo. Observamos cómo la bioética, uno de nuestras líneas curriculares, está presente en diferentes niveles formativos con participación activa y sobresaliente de nuestros alumnos. Nuestra convicción de que la cultura, las artes y las humanidades deben

formar parte sistemática de las actividades de nuestra Facultad estimularon la creación del Centro de Humanidades de la Facultad de Medicina. Su funcionamiento, cada vez más activo, ha permitido que se congreguen docentes, alumnos y miembros de la comunidad en torno a actividades desarrolladas en nuestros campos clínicos. Esto se hace evidente con el próximo montaje de la obra teatral “Pieles”. El dramaturgo -destacado profesor y médico-, el elenco y la dirección de la obra lo integran docentes y alumnos de nuestra Facultad. Sin duda, el efecto que produce este verdadero “emprendimiento” de las artes en el entorno formativo de nuestros alumnos y en el vínculo con nuestros profesores, es enorme y constituye un gran aporte a nuestra identidad. El escenario actual nacional y global impone desafíos mayúsculos en la educación superior. La creatividad, la innovación y la cooperación entre diferentes instituciones serán imprescindibles para mantener una formación acorde a las necesidades de la población y a las demandas laborales futuras. Estamos convencidos que la formación de profesionales, especialmente de la salud, exige no sólo un plan sino el acompañamiento de éste, con sentido y con un propósito claro. Estamos recorriendo este camino. Invito a la comunidad académica a dar un nuevo impulso para lograr, a través de nuestros alumnos y la ruta de navegación que nos hemos propuesto, mayor impacto en la vida de la comunidad y a renovar el entusiasmo con que iniciamos este enorme desafío.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Voluntariado del Hospital de Peumo: profesores y estudiantes, juntos en el servicio social Por tres años consecutivos, miembros de la Facultad de Medicina CAS-UDD han viajado a la VI Región para ser parte del voluntariado más masivo organizado por estudiantes de las carreras de la Salud. Un trabajo con sello UDD que creció de manera exponencial fuera de las aulas de la Universidad. ¿Ustedes conocen un hospital rural? ¿Les gustaría ir y ayudar en un hospital rural? Esas preguntas fueron las que iniciaron esta historia. Las formuló el profesor Pietro Raggio a estudiantes de primer año de Tecnología Médica en 2011. La propuesta era viajar a Peumo, una comuna al interior de la Región de O’Higgins, para visitar su hospital y evaluar la infraestructura del recinto. La invitación era perfecta para satisfacer los deseos que tenía un grupo de estudiantes de estar en un campo clínico y brindar ayuda a una comunidad, antes de comenzar las prácticas. “El área de salud es servicio y trabajo en equipo. La idea era salir y abrir los ojos para ver otra realidad, generar otra visión de país en el tema de la salud, saber que el compromiso con la salud pública se vive y que no sólo está en la sala de clases”, explica el profesor de Física. “Pero todo salió mal”, comenta entre risas Daniela Camacho, una de las primeras voluntarias de este proyecto que luego recibió el nombre Voluntariado del Hospital de Peumo (VOHPE). Y explica: “Con cinco compañeros viajamos a Peumo la misma semana que el profesor nos hizo la propuesta. Sin saber nada fuimos con nuestros delantales, que tienen los logos de la UDD y de Clínica Alemana, y nos encontramos con muchas deficiencias de infraestructura. Volvimos y la dirección de la carrera nos mandó a llamar para retarnos, que cómo podíamos ir en representación de la Universidad sin pedir permiso, y también para aconsejarnos que las cosas teníamos que hacerlas bien y que en eso ellos nos darían su apoyo”.


CRÓNICA

5

Ayudantes del profesor Raggio

El trabajo no se detuvo. Los estudiantes, guiados por el profesor Raggio, visitaron consecutivamente el centro asistencial para encuestar a los pacientes sobre las necesidades que tenían y así decidieron reacondicionar la sala de Maternidad, de Pediatría y arreglar parte del mobiliario.

recreativas para ancianos y niños de la Escuela Luis García de la Huerta. Fue la primera vez que estudiantes de las siete carreras de la Facultad participaron en conjunto en este voluntariado, contando cien alumnos y egresados, acompañados por más de quince profesores.

La motivación y las necesidades sobraban, pero faltaba el financiamiento. “Ese año, en 2011, organizamos una choripanada en la Universidad, para difundir el proyecto más que reunir fondos. Hicimos una rifa con la que juntamos harta plata, ganamos el fondo concursable de la Dirección de Asuntos Estudiantiles y en Peumo organizamos una tallarinata con los funcionarios del hospital y los habitantes de la comuna”, cuenta Daniela. “Un empresario de la zona nos financió la actividad, las personas nos ayudaron a cocinar, invitamos a los colegios a presentar sus shows artísticos, el alcalde nos prestó el lugar y la amplificación. Todos ayudaron, fue algo muy bonito lo que se generó”, comenta Pietro.

Se repitió el chequeo y la entrega de lentes, Kinesiología realizó un control de enfermedades respiratorias y las estudiantes de quinto año de la Mención Ambulatoria de Enfermería encabezaron los controles de salud escolar y adulto mayor, con la capacitación a alumnos de otras carreras en la evaluación física de pacientes y el montaje de las estaciones. “Estudiantes de primer año de Odontología aprendieron a ver columnas, pie plano, cosas que no van a ver el resto de su carrera pero que es algo que podían aprender para ayudar a la comunidad. La riqueza es aprender sirviendo, brindando atención necesaria y aprendiendo de distintas carreras”, explica Macarena Chepo, docente de Enfermería que participó en el voluntariado.

El dinero les sirvió para ir en mayo del año siguiente a reparar y mejorar los problemas detectados, con 60 estudiantes voluntarios de las carreras de la salud: pintaron y adornaron la sala de Pediatría como una pecera, arreglaron mesas que estaban oxidadas, Odontología donó cubrecamas, llevaron lámparas individuales para los pacientes hospitalizados y compraron un mudador.

Docencia, Responsabilidad Pública y Liderazgo

Las ganas de ayudar fueron explosivas en poco tiempo. En 2013 el número de voluntarios aumentó a ochenta para pintar el sector de Medicina Interna y acondicionar un espacio desocupado en una sala de espera para los familiares de los hospitalizados. También se realizó la primera intervención en salud, a cargo del área de Oftalmología de la carrera de Tecnología Médica, cuyos docentes evaluaron a cien pacientes del hospital y les entregaron lentes. El éxito del operativo oftalmológico replanteó los objetivos del VOHPE y en 2014 la ayuda la enfocaron en los habitantes de Codao -localidad que forma parte de la comuna de Peumoal brindar atención en salud multidisciplinaria y actividades

VOHPE es el voluntariado de acción social coordinada por estudiantes más masiva de la Facultad de Medicina CAS-UDD. Cuenta con una estructurada comisión liderada por alumnos de Tecnología Médica, Odontología y Kinesiología que designa los trabajos que realizarán durante el año para reunir fondos y adherir más voluntarios, además de coordinar las actividades que realizarán el día de la intervención. La mayoría de los miembros de la comisión son también ayudantes de cátedra del profesor Raggio. Aunque el proyecto comenzó en primer año de su carrera, los estudiantes reconocen que las asignaturas que contienen los sellos de Responsabilidad Pública, Liderazgo y Emprendimiento han sido claves en el proceso de consolidación: “Nos enseñan a redactar proyectos, nos impulsan a intervenir lugares, a salir de la universidad”, comenta Daniela. “Estos trabajos son fundamentales para los chicos, porque les permite dar un sentido a lo que están estudiando, les ayuda en


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO


CRÓNICA

7

Prácticas de verano Chiloé 2014

Equipo Directivo preUDD

el desarrollo de la responsabilidad social como futuros profesionales de la salud al ayudar a una comunidad”, afirma Catherine Castro, coordinadora académica de Tecnología Médica que participa en VOHPE. Labor que también inspira a los profesores, según Pietro: “Es bueno que nosotros participemos de ellas para que nuestros alumnos sepan que la responsabilidad pública no es un discurso, es una acción. Y también permite que la relación con ellos sea distinta: te conocen y te quieren como persona, te ganas el respeto con un grado de amistad”. Macarena Chepo agrega: “A veces uno no imagina los alcances que puede tener lo que uno enseña. Ver cómo los alumnos demuestran ese profesionalismo y liderazgo habla de que nosotros como docentes estamos haciendo las cosas por buen camino”.

Si bien no nació de la Facultad, desde hace siete años que la organización y atención en las estaciones de salud de la Caminata de Los Andes está a cargo de Enfermería CAS-UDD. En 2013, ochenta alumnos de Enfermería, Medicina, Kinesiología y Nutrición atendieron a más de 900 peregrinos que presentaron problemas de hidratación, dolores de cabeza y esguinces, en un trabajo voluntario que duró más de doce horas. “Esto es el resultado del trabajo de un año con la Vicaría para planificar la distribución de las estaciones, solicitar la donación de insumos a Clínica Alemana, buscar fondos e incentivar la inscripción voluntaria de los estudiantes”, afirma Macarena Chepo, una de las docentes coordinadoras de la actividad.

Facultad de Medicina y Acción Social En los trece años de vida que tiene la Facultad de Medicina, son variados los proyectos voluntarios de ayuda social que han nacido de los estudiantes y profesores. Uno de ellos son las Prácticas de Verano de las Carreras de la Salud que se realiza desde hace tres años en Chiloé, en los Centro de Salud Familiar de Quemchi, Puqueldón, Quellón y el Hospital Comunitario de Queilen. Los estudiantes de tercer y quinto año de distintas carreras de la Facultad se integran a un grupo multidisciplinario durante diez días para ayudar en el quehacer diario de los equipos de salud locales, realizando actividades asistenciales y comunitarias tales como atención en box a lo largo del ciclo vital, rondas médicas, charlas educativas a la población, visitas a hogares de ancianos y jardines infantiles y apoyo en labores administrativas. Todas las localidades donde colaboraron los alumnos presentan una distribución de la población predominantemente rural. “Esta experiencia me ayudó a entender cómo funciona un centro de salud y las dificultades de llegar a atender en zonas que son muy alejadas y facilitar la atención a las personas”, comentó Constanza Calatroni, estudiante de 4to año de Nutrición y Dietética.

Otro de los proyectos que nació de los estudiantes y que tiene un fuerte apoyo de los docentes de la Facultad es preUDD, un preuniversitario creado para personas que no tienen los medios para costear uno durante su preparación para la PSU. Este 2014, preUDD tiene treinta alumnos del Complejo Educacional Eduardo Cuevas Valdés y Liceo Santa María de Las Condes, además de funcionarios de la Universidad y sus familiares. Se realizan clases tres veces a la semana de Lenguaje, Matemáticas y Ciencias dictadas por 26 estudiantes de la carrera de Medicina. “Este proyecto es lejos uno de los más enriquecedores en nuestra formación, no sólo porque nos enseña a ser mejores docentes, sino que también ayuda a la comunidad. Si bien el trabajo es difícil, por la deserción, los que llegan al final mejoran y logran sus metas”, comenta Valentina Castelblanco, directora del proyecto y estudiante de 5to año de Medicina y de la carrera de Pedagogía en Enseñanza Media con mención en Biología. Estos son algunos ejemplos de los trabajos sociales nacidos en la Facultad, que hablan de una conciencia arraigada en el alma de la comunidad y que está declarada en su misión. “Cuando terminó la última actividad de VOHPE me despedí de los chiquillos muy, muy emocionado del tipo de alumnos que tenemos. Me impacta mucho la buena materia prima que tenemos para formar”, concluye Pietro Raggio.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Simulación en las Carreras de la Salud: la docencia se toma los escenarios “Enfrentar y coordinar al equipo de salud frente a una emergencia médica es muy complejo, pero no nos costó tanto la intubación porque lo habíamos preparado en un taller de simulación”Estudiantes de Medicina

“Sólo pensar en la primera vez que tenía que colocar una vía venosa en un paciente me aterraba, por lo que fue ideal poder practicarlo cien veces en el fantoma y llegar más seguro a esa primera vez”- Alumno de Enfermería

“La entrevista con la paciente era muy complicada, es muy difícil no ponerse en su lugar y sentirse afectado por su relato. El realismo que logramos con los pacientes entrenados nos prepara para hacerlo perfecto cuando sea un caso real”-Alumno Medicina, curso Psiquiatría

“Para realizar una laparoscopía con facilidad es indispensable entrenar ciertas habilidades psicomotoras que en nuestra sala de simulación quirúrgica estamos practicando siempre”- Becado de Cirugía CAS-UDD


REPORTAJE

9

Capacitación en Simulación para profesores de Enfermería. Simulación de un parto.

En el área de la Salud se ha estudiado por más de cincuenta años las ventajas de incorporar la simulación clínica como metodología de enseñanza y evaluación. Al decir “simulación” se incluye toda práctica: desde intentar puncionar una naranja hasta ser parte de un escenario de gran complejidad con muñecos (fantomas) de alta fidelidad, como la recreación de un parto vaginal. La Facultad de Medicina CAS-UDD está incorporando progresivamente esta metodología de enseñanza en todas sus carreras. Hoy cuenta con un Programa de Pacientes Entrenados consolidado, un Laboratorio de Simulación y una Unidad de Simulación Quirúrgica para los médicos que cursan su especialidad en Clínica Alemana. Pero, por sobretodo, cuenta con un grupo de docentes capacitados y dispuestos a liderar este cambio en la educación médica. En la década de los sesenta el doctor Howard Barrows de la Universidad del Sur de California, Estados Unidos, fue el

primero en entrenar a un actor con fines pedagógicos, para representar la historia y el diagnóstico de un paciente con esclerosis múltiple. En ese mismo periodo, se introdujeron los primeros fantomas de reanimación y entrenamiento cardiológico en la educación médica, tecnologías que se inspiraron en el adiestramiento militar y aeronáutico que se estaba realizando desde antes de la Segunda Guerra Mundial en el país norteamericano. Todo este desarrollo fue creciendo en paralelo con la discusión en torno a la magnitud del error en el quehacer médico y de cómo se podían idear estrategias para minimizarlo, junto a la discusión ética de “no practicar” en pacientes vulnerables. Por ello, la Organización Mundial de la Salud puso en marcha en el año 2004 la Alianza para la Seguridad del Paciente, con el objetivo de difundir y acelerar mejoras en esta materia y que considera la simulación como una correcta metodología docente. Mientras que en Chile, la nueva ley de Derechos y Deberes del Paciente recalca la obligación que tienen los


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Paciente Simulado en Taller de Simulación Clínica Alemana

Sala de Simulación

centros asistenciales de entregar una atención de salud segura y de calidad, y contar con la autorización de las personas para fines docentes y de investigación científica. Esta protección legal supone una disminución de las oportunidades de los alumnos de las carreras de la Salud de tener contacto con pacientes adecuados en número y diversidad.

Esta herramienta está en desarrollo contínuo en todas las facultades de medicina del país. En los últimos diez años, las principales universidades y centros de formación técnica han incorporado centros y laboratorios de simulación e incluso, en 2013, se fundó la Sociedad de Simulación Clínica y Seguridad del Paciente (SOCHISIM).

Es así como la simulación fue ganando espacios como metodología de enseñanza eficaz y en un corto plazo demostró su beneficio en el entrenamiento de habilidades “blandas” como el trabajo en equipo y la comunicación efectiva entre los compañeros del equipo de salud y con los pacientes. Otra gran ventaja es que permite repetir muchos ensayos en los procedimientos clínicos, lo que genera mayor confianza en los estudiantes y mejor manejo de habilidades psicomotoras. Permite también generalizar los aprendizajes en los diferentes ramos y entregar un acabado entendimiento del curso, al traspasar desde la teoría a la práctica los contenidos que se quieren enseñar. Es, además, una óptima herramienta de evaluación y certificación de competencias y habilidades, como ocurre al utilizarla en los OSCEs (Examen Clínico Objetivo Estructurado) tanto para estudiantes de pregrado como profesionales. En su implementación, esta metodología tiene un momento para la reflexión, al promover el análisis posterior del escenario realizado y en la evaluación del desempeño en la escena por parte de los mismos estudiantes, conocido como debriefing. Y, por sobretodo, la simulación permite minimizar los errores en una atención de salud y remediar la situación en la cual ya nunca más algún recién egresado podrá decir “no puedo hacer una punción lumbar, no me tocó nunca hacer una en mi formación de pregrado”.

“Esta revolución en la enseñanza de la Salud se está incorporando con mucha fuerza en nuestra Facultad, en los distintos niveles de sus programas de pregrado y postgrado y en el Diplomado en Educación en Docencia Clínica. Y va mucho más allá de contar con nuevos muñecos, es hacer un cambio en la forma de enseñar buscando entrenar a nuestros alumnos y docentes, hacerlos reflexionar sobre sus propios errores y así brindar una atención de salud de calidad para los pacientes”, comenta la doctora Marcela Castillo, coordinadora del proyecto Simulación de la Oficina de Desarrollo Educacional. Laboratorio de Simulación Aunque el proyecto nació desde la carrera de Enfermería, el Laboratorio de Simulación está disponible para todas las carreras que lo necesiten. Esa es la misión de Viviana Acevedo, encargada de la construcción y habilitación de este centro y docente del curso Enfermería de la Mujer y el Recién Nacido. Además de enfermera matrona, es instructora de simulación con formación en la Universidad de Sao Paulo y realizó una pasantía en España para adquirir más experiencia en la creación de escenarios, herramienta básica para situar a los estudiantes en un ambiente lo más real posible y darle contexto a la utilización de los fantomas.


REPORTAJE

11

Paciente Entrenado

Encargada de la Sala de Simulación Viviana Acevedo.

Su interés por la simulación como instrumento pedagógico se explica por su forma de ver la enseñanza: “La docencia no es la que recibimos nosotros, hace más de 20 años, en que era sólo concentrada en el aula con el profesor y posteriormente en los campos clínicos. Los alumnos no sólo necesitan el ‘saber cómo’, sino que también deben ser capaces de ‘hacer’. La simulación ha permitido que el estudiante pueda desarrollar la experiencia sin exponer al paciente a un riesgo”.

Con el equipo y el material completo, el siguiente paso fue mostrar a los docentes las ventajas de incorporar esta herramienta en sus cursos. Para esto se ha realizado un proceso de capacitación de profesores con el apoyo de los especialistas de la Oficina de Desarrollo Educacional y determinar en qué cursos de la malla curricular es indispensable esta metodología.

Para lograrlo, la Facultad ha capacitado a sus docentes y creó este laboratorio -que hoy se encuentra en el Módulo Docente III del Hospital Padre Hurtado y una sala de habilidades en el campus Rector Ernesto Silva Bafalluy- que ha tenido un cuidado proceso de instalación desde 2012.

“Al principio costó encantar a los docentes, porque muchos venimos de la escuela antigua y hablarle a un muñeco, cuesta. Pero se han ido soltando y han logrado la interacción y el realismo que esta metodología requiere. Y por otro lado, contamos con profesores jóvenes que se han motivado rápidamente con este sistema”, cuenta Viviana.

La primera etapa fue optimizar el trabajo con los fantomas de baja fidelidad -que están destinados a entrenar técnicas y habilidades psicomotoras como punción, instalación de vías venosas y control de signos vitales- para posteriormente invertir en fantomas capaces de reproducir sonidos normales y patológicos. Hoy, el Laboratorio cuenta con la implementación necesaria para representar un escenario clínico de la forma más real posible, con camas, camillas, salidas de aire, oxígeno y aspiración, y cunas de procedimientos. El equipo a cargo da mayor realismo con las técnicas de Moulage, que incluyen sangre artificial, úlceras o quemaduras.

Programa de Pacientes Entrenados

“En las unidades de Urgencia, ¿qué posibilidades tiene de aprender un estudiante? Las primeras veces, ninguna. El aprendizaje es lento porque todo pasa muy rápido y el equipo de profesionales no tiene el tiempo de detenerse a enseñar. Aquí les damos a los alumnos la oportunidad de que sean ellos los que actúen”, explica Viviana.

Pacientes que advierten su fobia a las agujas, pacientes que tienen miedo o que están ansiosos, pacientes con enfermedades mentales o que simplemente tienen vergüenza de mostrarse desnudos. Situaciones reales que les tocará vivir en su carrera profesional pero que los estudiantes tienen la

El aprendizaje y el ensayo de la técnica no pueden estar separados de la humanización y la comunicación que se necesitan para el adecuado trabajo con los pacientes. Mientras que los fantomas y la creación de escenarios enseñan a los estudiantes a maniobrar habilidades y competencias clínicas, la utilización de actores que representan a pacientes es fundamental para que los alumnos aprendan a realizar su trabajo como agentes de salud sin descuidar la condición humana -en toda su complejidad- de quienes están atendiendo.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

posibilidad de ensayarlas mientras cursan el pregrado, en un ambiente protegido y de confianza para ellos. Ese es el objetivo del Programa de Pacientes Entrenados (PROPAE) de la Oficina de Desarrollo Educacional. Fue fundado en 2010 por Alejandra Rubio, actriz, psicodramatista e impulsora de la Unidad de Pacientes Entrenados de la Pontificia Universidad Católica de Chile, la primera institución de educación superior en implementar esta herramienta en el país, en los años noventa. Esta herramienta metodológica ha tenido una rápida expansión en la mayoría de las carreras, lo que se entiende, según Alejandra Rubio, por el reconocimiento dado en los feedback de docentes y de estudiantes, quienes han presenciado el impacto del aprendizaje vivencial, así como por los positivos resultados que ha tenido el programa en los profesores que han cursado el Diplomado en Educación en Docencia Clínica.

Dra. Marcela Castillo, directora Programa de Simulación.

Son más de ochenta los actores que conforman el equipo de PROPAE, todos profesionales que además de utilizar las ventajas del teatro como herramienta educativa tienen vocación de servicio, según describe la directora del programa: “El trabajo que realizan los actores es un acto de humildad porque ellos no reciben aplausos como en el teatro de espectáculo, actúan como instrumento de docencia, dialogando uno a uno con los estudiantes. Ponen su cuerpo y su alma para enriquecer a los estudiantes, para despertar en ellos reflexiones y conductas que los encaucen a ser mejores profesionales de la salud”. “El teatro es una herramienta comunicacional y de desarrollo de competencias y habilidades muy necesarias para todas las personas. Siempre he entendido el teatro desde ese lugar”, explica Fabiola Matte, actriz y miembro del PROPAE, que trabaja hace más de doce años con Alejandra Rubio. Un trabajo que, al igual que el Laboratorio de Simulación, tiene que lidiar con la resistencia de entrar en el juego de hacer “como si fuera real”, pero que tiene ventajas probadas para el aprendizaje: “Primero, no pone en riesgo la vida de nadie, si los estudiantes se equivocan en la primera entrevista o examen físico con el paciente, no importa, porque ese paciente será un actor. Segundo, se puede estandarizar una evaluación y medir con la misma vara a todos los alumnos. Y tercero, los pacientes entrenados realizan una retroalimentación a los estudiantes desde un punto de vista pedagógico sobre su desempeño, para que ellos puedan mejorar o fortalecer su actuar”, explica Fabiola. Además de prestar ayuda a la docencia, el Programa de Pacientes Entrenados también realiza el Taller “Educar la mirada al cuerpo desnudo del paciente” en tercer año de Medicina. Comenzó a impartirse en 2011 luego que se evidenciara


REPORTAJE

13

el impacto que genera en los alumnos el encuentro con la desnudez de las personas a las que deben examinar. A partir de la pregunta “¿se han sentido alguna vez incómodos o vulnerables frente a una instancia médica en que están con poca ropa?”, Alejandra los guía a reflexionar en cómo el hombre, a través de la historia y el arte, ha percibido el cuerpo femenino y masculino. Luego los ayuda a ser conscientes de su propio cuerpo y expresarlo con trabajos manuales, para terminar con la presentación de dos pacientes entrenados. “Esta instancia busca abrir la mirada, que aprendan a mirar a los ojos al paciente y puedan saber qué hay detrás de esa persona que llega a ellos en estado de vulnerabilidad. Saber que son ellos los que tienen máscaras, guantes y delantal, y el otro es el que tiene que sacarse la ropa frente a ellos. Este taller es para que aprendan a cuidar y a cuidarse en esa instancia de privacidad”, explica Alejandra. Además de tener una amplia aceptación por parte del estudiantado (más del 95% según las evaluaciones posteriores), el taller obtuvo el 2do lugar en la categoría de Temas Libres del IV Congreso en Educación en Ciencias de la Salud, en 2013. Pero el Programa de Pacientes Entrenados también explota su esencia artística. En organización conjunta con el Centro de Humanidades y el Instituto de Humanidades de la UDD, realiza visitas teatrales al Hospital Padre Hurtado con el objetivo de entretener y aliviar a los pacientes internados y sus familias.

Alejandra Rubio

“La educación médica tiene que estar conectada con la emoción, porque o si no corre el riesgo de transformarse en un conocimiento ingrávido, que no tiene sustento en el ser humano. Hablar de medicina, de salud, es hablar del ser humano íntegro, y cómo no hacerlo ensayando y creando un vínculo con otro ser humano. El actor es por excelencia quien empatiza cabalmente con un otro, lo que lo convierte en la mejor herramienta dispuesto a donarse para el encuentro entre el profesional de la salud y su paciente”, concluye Alejandra Rubio.

Cuentos en el Hospital Padre Hurtado


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Ayudantes: descubriendo la docencia y la investigación en pregrado Para los estudiantes, ser parte de una ayudantía es una experiencia única y enriquecedora. Sentirse cercanos a sus profesores y tener un espacio donde se les da la oportunidad de hacer lo que día a día aprenden desde la teoría, los motiva a colaborar con las distintas carreras y centros de investigación de la Facultad de Medicina CASUDD. Aquí, algunas historias. Reforzar el desarrollo académico de los alumnos es el propósito más evidente de contar con ayudantes en las distintas áreas de la Facultad de Medicina CAS-UDD. Sin embargo, es una oportunidad que va más lejos en sus objetivos. Según cuentan los mismos estudiantes y docentes involucrados, se trata principalmente de un espacio de integración, en el que el alumno genera una vinculación más estrecha con sus profesores y puede sentirse parte de algo más grande. Y es que trabajar en un laboratorio, realizar investigaciones, participar de congresos internacionales, organizar seminarios o, incluso, ser el encargado de dictar una clase completa a sus propios compañeros, se convierte en un proceso de enorme crecimiento, tanto en lo profesional como en lo personal. A pesar del tiempo empleado y los esfuerzos por sacar adelante sus carreras, ser parte de una ayudantía es, para los estudiantes, una experiencia única y enriquecedora. Nunca tuvo más sentido para ellos la frase “aprender haciendo”. Sentirse cercanos a sus profesores, ver que existe un espacio en el que se les valora y donde se les da la oportunidad de hacer lo que día a día aprenden desde la teoría, los motiva a tomar la decisión de ser ayudantes y colaboradores. Es más, ha significado para muchos de ellos abrirse a una nueva posibilidad una vez que inicien su vida como profesionales de la salud: ser docentes. Bioética: reflexionando sobre medicina y contribuyendo a la sociedad Matías Harmat está en tercer año de Medicina y colabora con el Centro de Bioética y el Observatorio de Bioética y Derecho de la UDD.

Dr. Juan Pablo Beca, Alberto Lecaros y Matías Harmat

Si bien sólo una vez que llegó a la Facultad comenzó a realizar trabajos más concretos en el área de la Bioética, su cercanía con esta disciplina nació antes de ingresar a estudiar. Según él mismo cuenta, un día compró el libro Conversaciones con Hipócrates de Alejandro Goic -profesor emérito de la Universidad de Chile y miembro de la Sociedad Chilena de Bioética- el cual, en sus propias palabras, “me lo comí”. De este modo, entró a la universidad con la expectativa de profundizar en el área y con la inquietud de abordarla de alguna forma. Fue así como en el segundo semestre de su primer año se encontró con el ramo de Bioética, ya decidido a generar un cambio. “Un día estuve revisando la prensa y me encontré con un caso súper interesante. Se lo comenté a mi profesor en clases y me pidió que le mandara un mail”.


TESTIMONIOS

15

Valentina Jarur

Fernando Chagra

El doctor Juan Pablo Beca, luego de analizar el documento que Matías le había enviado, le ofreció que escribieran juntos. Se trataba de un artículo sobre el caso de un inglés que pedía la eutanasia en un país donde no es legal, que finalmente se publicó en el sitio web del Centro de Bioética de la Facultad. “Es muy motivante ver que tienes profesores que siempre están ahí cuando tienes una inquietud. Cada idea tuya es valorada y ellos tienen la disposición de escucharte”, comenta el alumno.

Una oportunidad para aprender y enseñar

Matías es enfático en señalar lo fundamental que es la Bioética en la formación de profesionales de la salud. Desde su experiencia, ha podido identificar el rol educativo de esta disciplina al abordar temas que los estudiantes deben hacer suyos para después desempeñarse de la mejor manera en sus respectivos trabajos. Esto, pues obliga a reflexionar sobre los fines de la medicina: “Te ayuda en tu quehacer diario a darle sentido a todo lo que uno hace en la práctica”. A su vez, considera que estudiar Bioética es una tremenda oportunidad para aquellos alumnos que quieren potenciar su lado humanista, “pues permite que te relaciones con el exterior, con lo que está sucediendo afuera, por lo que logras contribuir a la sociedad mediante la discusión de una serie de temas de gran relevancia”. A pesar de la gran cantidad de actividades en las que Matías ha estado presente desde que comenzó su ayudantía, este año vivió un momento clave: participó en el XVIII International Intensive Course of Bioethics en Udine, Italia, al cual asistieron alumnos de Medicina de 16 universidades de doce países. Matías, junto a sus compañeras Nicole Grossman y Catalina Fernández, fueron participantes activos en grupos de trabajo, presentaciones en debates, sesiones plenarias y en role playing. Según ellos, fue una experiencia muy enriquecedora para su formación, particularmente por la oportunidad de conocer cómo se vive la Bioética, por profesores y estudiantes, en lugares con realidades distintas a la chilena. Matías espera seguir ahondando en esta disciplina que tanto le apasiona. Es más, se visualiza en un futuro escribiendo sobre Bioética y, por qué no, siendo docente del área.

Valentina Jarur es alumna de quinto año de Tecnología Médica. Desde hace un tiempo colabora con sus docentes en algunos de los ramos de la carrera. ¿Su motivación? Acercarse lo más posible al trabajo de laboratorio, tanto por gusto personal como porque está en la esencia de la labor de un tecnólogo médico. De este modo, Valentina llegó a ser ayudante. Esta oportunidad le ha permitido mostrar lo relevante de la carrera a su compañeros, ya que, según cuenta “Tecnología Médica es súper contundente en cuanto a contenido, por lo que al hacer una ayudantía reforzamos toda esa información y la orientamos a otros aspectos, como el trato con el paciente”. Tener la oportunidad de profundizar en su profesión también la ha llevado a participar en otro tipo de proyectos. Actualmente, trabaja en la confección de una guía digital, una herramienta online que recopilará imágenes sobre distintos trabajos que se realizan en el laboratorio y que busca ser un instrumento de apoyo al aprendizaje de los estudiantes. “La idea es hacer un registro de procedimientos que, al verlos en imágenes, quedan mucho más claros que al expresarlos en una pizarra. Por ejemplo, poder ver el crecimiento de bacterias en determinado medio que se da en 24 horas de incubación, en tan sólo 30 segundos”, explica Valentina. Al mismo tiempo, Valentina trabaja con el coordinador de Investigación de Tecnología Médica Rodrigo Sepúlveda. Uno de los estudios consistió en cuantificar, en la Región Metropolitana, los pacientes que padecían urticaria crónica o aguda. A su vez, trabaja en un proyecto en el Hospital San José, en el Departamento de Enfermedades de Transmisión Sexual, cuyo objetivo es ver la presencia de gonorrea en trabajadoras sexuales, específicamente en la cavidad bucal y faringe. La iniciativa busca la participación de estudiantes de tercer y cuarto año con el fin de acercarlos desde ya a los campos clínicos y a lo que será su labor en el futuro.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Aprender cosas nuevas es algo que a Valentina le llama la atención. No obstante, también le interesaría traspasar esos conocimientos adquiridos en el tiempo. Aunque reconoce su intención de dedicarse en un futuro a la docencia, considera que aún le queda mucho camino por recorrer: “Yo quiero ser docente, pero primero debo hacer clínica, integrar teoría con práctica, manejarme perfecto en mi área, y luego me sentiría capaz de enseñar algo a alguien”, concluye. “La ayudantía es un punto de inflexión en tu formación personal y profesional” Fernando Chagra es alumno de tercer año de Medicina y es ayudante de laboratorio del Centro de Genética y Genómica. Esta oportunidad se ha transformado en una excelente forma de integrarlo en la labor de su cuerpo académico, convirtiendo su trabajo en un aporte al desarrollo de la unidad. Actualmente, trabaja con el investigador Felipe Benavides en un proyecto junto a la Facultad de Gobierno de la UDD, que busca evaluar cómo una variante específica de un gen determinado puede asociarse al comportamiento estratégico en juegos por parte de un individuo. Fernando nunca pensó que a su edad y en el quinto semestre de carrera se encontraría realizando una investigación de estas características. Por esta razón, ser ayudante de laboratorio se convierte en algo que va más allá de los beneficios académicos inmediatos: “Permite que aprendas a organizarte, a trabajar en equipo, a compatibilizar estudios e investigación. Es realmente una ayuda para nuestra profesión en el futuro”, cuenta y agrega que esta colaboración se convierte en “un punto de inflexión en tu formación personal y profesional”. A su vez, destaca que lo interesante es que ellos no llegan a sumarse a algo que ya se estaba haciendo, sino que desde un principio los hacen parte de algo más grande. “No somos la mano de obra de alguien, sino que la investigación es tuya. Te haces responsable de lo que resulta, de la ética y de todos los procedimientos que esto conlleva. Uno se siente un investigador”, enfatiza. Felipe Benavides es el tutor de Fernando. Cuenta que uno de los aspectos más gratificantes de esta experiencia es ver cómo los estudiantes retoman la motivación cuando empiezan a ver resultados. Así lo confirma el ayudante. “Todo cambia cuando se ven avances. Cuando ves resultados, lo único que quieres es mostrar tu investigación, porque llegaste a algo interesante. Es un fruto que puede generar un cambio”, cuenta con entusiasmo. Consciente del tiempo dedicado a esta actividad y del esfuerzo mayor que implica no descuidar su carrera, para Fernando nunca tuvo más sentido la frase “aprender haciendo”.

La docencia como futuro profesional Patricio Ross y Thomas Akel son estudiantes de tercer año de Medicina. Han sido ayudantes los últimos dos años de la docente e investigadora de la Facultad, doctora Paulette Conget. A pesar del tiempo ocupado en sus estudios y en otras actividades académicas, decidieron participar en una ayudantía. La razón es bien clara: el gusto por la docencia. Para ambos, realizar labores docentes se ha transformado en algo que quieren para el transcurso de su carrera y su futuro profesional, tanto por un tema personal como por lo que ha sabido transmitirles la doctora Conget. Cuentan que su profesora, más allá de las exigencias propias de la asignatura, fue capaz de traspasar ciertos elementos que para ellos son fundamentales a la hora de hacer docentes. “Ella nos motiva mucho en ese sentido. Nos orienta en los pasos a seguir para llegar a ser profesionales críticos, basados en la evidencia, con un pensamiento lógico. Esto lo hace a través de distintas actividades que, sin duda, fueron súper enriquecedoras”, cuenta Thomas. Si bien son diversas las tareas que realizan como ayudantes, el desafío llegó cuando su profesora les informó que debían hacer una clase completa a sus compañeros. Fue un trabajo arduo, no sólo por la preparación de la materia que se iba abordar, sino también porque debieron centrarse en habilidades propias de un docente. Patricio destaca que fue una oportunidad para desarrollar habilidades que, de otra forma, no hubiesen podido: “Nos enseñaron a llegar a los alumnos, enfocarnos en ellos más que en sólo recitar la materia. Tuvimos que aprender a pensar cómo explicar algo a alguien que no sabe y que además lo entienda”. Para ambos la experiencia “ha sido súper gratificante, ya que estamos aprendiendo mientras enseñamos”. Pero no todo se centra en la docencia. La cercanía que sentían con la investigación, les permitió sumarse a la Academia Científica de Estudiantes de Medicina (ACEM CAS-UDD), cuyo objetivo es acercar el conocimiento a los alumnos y promover el desarrollo científico entre ellos. Realizan charlas, seminarios y otras actividades de extensión como la Jornada Científica que se realiza todos los años en el Hospital Padre Hurtado. “Fui considerada por mi profesor como un igual” Mila Razmilic es alumna de sexto año de Medicina. No ha sido ayudante, pero la excelente relación que generó con uno de sus docentes ya dio grandes frutos. En mayo de 2014, el doctor Juan Pablo Beca presentó el libro “Bioética Clínica Narrativa”, una publicación estructurada como herramienta para el análisis bioético y para la toma de


TESTIMONIOS

17

Thomas Akel y Patricio Ross

Dr. Juan Pablo Beca y Mila Razmilic

decisiones, introduciendo el contexto global de esta disciplina, la contingencia y las emociones de todos los involucrados en el proceso deliberativo. Más allá de su contenido, el aspecto más novedoso es que la coautora es Mila.

Para Mila, fue una experiencia extraordinaria, tanto a nivel personal como académico, que le permitió “explorar mi faceta de escritora frustrada, algo que siempre recordaré con emoción”. Además, destaca que “pude trabajar con una persona muy potente y ser considerada por él como un igual. Su apoyo incondicional a mis ideas y a mi ‘locura’ es algo que no dejo de agradecer”.

Todo comenzó cuando en su primer año, la alumna debía entregar para su ramo de Bioética un portafolio con diversas impresiones personales sobre sus vivencias. Eso que tenía que ser un ensayo, Mila lo presentó como un cuento. En esa época el doctor Beca tenía un proyecto en mente y al leer el relato de Mila no dudó en llamarla. “Es que su talento para escribir era muy llamativo”, recuerda. Así, iniciaron juntos el camino para armar un libro que recopilara experiencias de médicos que hubiesen vivido casos que los estremecieron, ya sea por su conflicto moral, por la dificultad que presentaban o porque algo sobre ellos les quedó dando vueltas. Esta información fue recogida a través de entrevistas, se transformaron en cuentos y se les agregó un análisis bioético. El doctor Beca explica que este libro nace de la forma en cómo se analizan los conflictos éticos de los casos clínicos. Actualmente, tienden a realizarse con una mirada muy biológica, olvidando que la vida de las personas no es una enfermedad. “Nadie es un cáncer, nadie es una insuficiencia cardíaca, nadie es una neumonía. Somos personas que ven afectada su historia con esas enfermedades. Todos somos una persona con biología y con biografía”, enfatiza.

El libro “Bioética Clínica Narrativa” fue presentado en la Facultad de Medicina en mayo de este año, en conjunto con el texto “Bioética Narrativa” de los autores españoles Lydia Feito y Tomás Domingo Moratalla, que se constituye como una propuesta en el contexto de las discutidas teorías de la fundamentación de la bioética y sus métodos de deliberación.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Postgrado: formar investigadores con enfoque traslacional Lograr que la investigación se mida por el impacto que produce en las personas y en su bienestar, es el objetivo del doctorado y diplomado que lanzó en el primer semestre la Facultad de Medicina CAS-UDD, con el apoyo del Plan de Mejoramiento Institucional (PMI), y que tienen como enfoque la transferencia del conocimiento.

2013 fue el año de la investigación para la Facultad de Medicina. Además de consolidarse como el “gran año” en la adjudicación de fondos nacionales e internacionales por parte de nuestros investigadores, también se inauguró el Instituto de Ciencias e Innovación en Medicina (ICIM) gracias al apoyo de la Corporación Chileno Alemana de Beneficencia y al Plan de Mejoramiento Institucional (PMI) Innovación en Salud, que entregó el Ministerio de Educación a la Universidad. ICIM es una plataforma científica y de innovación que desarrolla investigaciones de clase mundial en medicina, que se traducen en innovaciones de alto potencial para responder a las necesidades médicas y de salud de Chile. Opera a través de los centros y núcleos de investigación con los que cuenta la Facultad, que tienen variadas líneas de interés como genética y genómica, epidemiología y salud pública, hantavirus, medicina regenerativa y bioética, entre otros. Teniendo como enfoque la Medicina Traslacional y la Investigación Traslacional -para que el conocimiento que se genere se desarrolle rápidamente en productos y servicios que mejoren la salud de las personas-, es que el PMI también consideró la formación de capital humano avanzado con dos innovadores programas: el Doctorado en Ciencias Médicas y el Diplomado en Investigación Aplicada en Salud con Enfoque Traslacional. “La formación de personas para el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación son claves en un país que avanza hacia la sociedad del conocimiento. Los programas que el PMI está impulsando en la Facultad contribuyen justamente a la formación de capital humano en estos ámbitos, con tópicos que van desde la ciencia, pasando por la gestión tecnológica y gestión del conocimiento, hasta desarrollar en nuestros alumnos y


PMI

19

profesionales la capacidad de innovar y desafiar la forma en la que se atienden las necesidades de salud y bienestar de nuestra población”, explica Nancy Pérez, directora ejecutiva del PMI. DoctoRaDo en ciencias MéDicas El Doctorado en Ciencias Médicas es el primer doctorado de la Facultad de Medicina CAS-UDD y el primer programa de esta área que lanza una universidad privada en el país. El objetivo es formar investigadores autónomos, es decir, que sean capaces de desarrollar proyectos tanto en equipos científicos como de manera independiente, y que tengan las herramientas para responder a las necesidades de la sociedad. El Doctorado en Ciencias Médicas tiene una duración de cuatro años -en el que se requiere dedicación exclusiva- y es de carácter flexible, con un 30% de contenidos teóricos que se adaptan a los alumnos según sus conocimientos previos y sus necesidades. También tiene un sello de internacionalización, siguiendo las líneas de la UDD, invitando a expertos de países desarrollados a la Facultad y buscando redes de contacto para los estudiantes del programa. Con este doctorado se cumple otro de los objetivos por los cuales se creó el Instituto de Ciencias e Innovación en Medicina, que es aumentar la capacidad investigativa de la Facultad. “La relación entre el ICIM y el doctorado permite a sus alumnos formarse como científicos y al mismo tiempo generar conocimiento con un visión que les permite diagnosticar los problemas que afectan a las personas y al sistema de salud, problemas que tiene un país en desarrollo con recursos limitados”, afirma el doctor Jorge Urzúa, vicedecano de Investigación y director del doctorado.

DiploMaDo en investigación aplicaDa en saluD con enFoque tRaslacional Lograr que el conocimiento que se genera en las investigaciones no sólo se quede en los papers, sino que tenga un impacto real en las personas, es el objetivo que busca el Diplomado en Investigación Aplicada en Salud con enfoque Traslacional, un programa que cuenta con un equipo de investigadores de diversas áreas –kinesiólogos, enfermeras, médicos, psicólogos, ingenieros, antropólogos, entre otros- que acompañan a los estudiantes en sus proyectos de investigación y que tiene un fuerte apoyo tutorial fuera de la sala de clases. La interdisciplinaridad que dio vida al equipo del diplomado también es un enfoque primordial en los trabajos que se realizan, apostando a que este requisito es un potenciador para la traslación del conocimiento, la principal característica de este diplomado y que define la esencia del Programa de Mejoramiento Institucional y el ICIM. ¿De qué se trata, entonces, este programa? “Nuestra metodología busca que el investigador pueda ser capaz de darle distintas miradas a su investigación, que mire desde el punto de vista del usuario, para así optimizar el propósito de la investigación y generar un impacto más rápido”, explica Jaime Leppe, epidemiólogo y director del diplomado. Y agrega: “el programa tiene una formación formal de metodología de la investigación, pero les pedimos a los estudiantes que piensen fuera de la caja, que trabajen interdisciplinariamente para hacer un cambio de paradigma desde lo tradicional a lo traslacional”. “La gran gracia que tiene la interdisciplina es que siempre hay fricción, entre más distinta sea la manera de ver el mundo,


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Docentes del diplomado y autoridades UDD.

probablemente, los resultados van a ser más impensados que lo cotidiano”, comenta Níckolas Laport, tutor del programa y subdirector académico de iCubo, el Instituto de Innovación Interdisciplinaria de la UDD que nació de las facultades de Economía y Negocios, Diseño e Ingeniería. Laport también es facilitador en metodología Lego Serius Play en Chile, herramienta que fue creada bajo el alero de la compañía danesa Lego en la década de los ’90 para mejorar la innovación y rendimiento en los negocios. iCubo la utiliza en algunas clases de pregrado y en este diplomado. “Los legos ayudan a llevar ideas abstractas a figuras concretas. Cuando tú puedes ver tus ideas se las puedes mostrar a otras personas, de esa manera dialogas con el otro y puedes mejorar la idea en el mismo momento. La metodología de Lego Serious Play busca generar ese diálogo, ese vínculo entre lo abstracto y lo concreto”, explica el tutor. Médicos subespecialistas, kinesiólogos, una enfermera y un tecnólogo médico son las áreas de donde provienen los doce alumnos que conformaron la primera generación de este diplomado.

Un programa que además de contar con el respaldo de la Vicerrectoría de Innovación y Desarrollo, también tiene el apoyo académico del Centro de Medicina Basada en Evidencia de la Universidad de Oxford, Inglaterra. En abril, la UDD recibió durante tres días a la Doctora Sharon Mickan, investigador senior de la institución inglesa, quien realizó un workshop y conferencias a investigadores de la Facultad. “El Doctorado y el Diplomado están diseñados para que los alumnos y profesionales se integren a equipos de investigación e innovación basada en ciencia, que no sólo contribuyan al desarrollo del conocimiento sino que tengan la capacidad de traducirlo en bienestar y desarrollo para la sociedad, algo que parece simple, pero que es el gran desafío que enfrentan las universidades hoy en día”, puntualiza Nancy Pérez.


PMI

21

“La formación es un motor, tenemos una enorme responsabilidad de formar recursos humanos para Chile”. Con esa frase, el decano de la Facultad de Medicina CAS-UDD, doctor Pablo Vial, selló su discurso de bienvenida a los nuevos becados que comenzaron su especialización médica este año, en la tradicional cena que organiza para ellos la Asociación de Médicos de Clínica Alemana. Una frase que describe el espíritu de la Facultad de entregar al país profesionales de excelencia desde el pregrado, pero también especialistas capaces de reconocer y manejar integralmente los problemas de la comunidad. Para lograr ese objetivo, la Facultad cuenta con 67 programas de postgrados, entre los que se cuenta el doctorado, especializaciones, subespecializaciones, postítulos, magíster y diplomados en la mayoría de nuestras siete carreras de la Salud. A esto se suma el trabajo que realiza Clínica Alemana, para capacitar a su staff médico a través del Departamento Científico Docente. “La docencia de Postgrado existe desde que se construyó Clínica Alemana con la misión de perfeccionar a nuestros médicos, objetivo que es sinérgico con las funciones de la Facultad de Medicina, con su quehacer diario y con la formación de nuevos profesionales”, explica el doctor Iván Caviedes, médico jefe del departamento. Es por ello que tienen a cargo todos los cursos clínicos que realiza Clínica Alemana durante el año que, en promedio, son cinco cursos mensuales de distintos temas, destinados a médicos de todo Chile y algunos para especialistas de países vecinos. Hoy, tienen a 15 profesionales realizando estadías de perfeccionamiento en el extranjero gracias a la red de convenios internacionales, mientras que el Centro de Información Médica acaba de integrarse como colaborador adjunto del Centro Cochrane Iberoamericano.

DOCTORADO EN CIENCIAS MÉDICAS


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Exclusividad universitaria de las carreras de la Salud Si las tareas requeridas son complejas, pluridimensionales y de prescripción abierta, estamos frente a una ocupación de carácter profesional

En las últimas semanas los ámbitos de la salud en materia educacional, gremial y político han confluido para discutir un proyecto de ley que desde el año 2005 pretende restituir la exclusividad universitaria en la formación de profesionales de las carreras de Kinesiología, Fonoaudiología, Enfermería, Obstetricia y Puericultura, Nutrición y Dietética, Tecnología Médica y Terapia Ocupacional. Estas carreras fueron excluidas de la obligatoriedad de la obtención del grado académico de Licenciatura en la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza de 1990, situación que permitió la apertura de estas carreras en institutos técnicoprofesionales, realidad vigente al día de hoy y que ha generado conflictos con las normativas derivadas del Código Sanitario, el que establece en su Artículo 112 que “sólo podrán desempeñar actividades propias de la medicina, odontología, química y farmacia u otras relacionadas con la conservación y restablecimiento de la salud quienes poseen el título respectivo otorgado por la Universidad de Chile u otra Universidad reconocida por el Estado y estén habilitados legalmente para el ejercicio de sus profesiones”. De esta forma, la ley permite la formación de los profesionales de la Salud en cuestión en Institutos Profesionales, pero les prohíbe trabajar en el campo de la salud pública chilena. Este proyecto de ley de exclusividad universitaria, que en primer trámite fue aprobado con indicaciones por el Senado, detuvo su proceso legislativo por varios años hasta que fue reactivado por los colegios profesionales de la Salud a inicios de 2014. Su tramitación ha experimentado una sucesión de traspiés generando a su vez una serie de movimientos estudiantiles, académicos y de profesionales que han estado en la agenda pública durante todo el primer semestre de este año. Independiente de la aprobación o rechazo de este proyecto de ley, la mirada reflexiva sobre los argumentos esgrimidos a favor de la exclusividad universitaria de las carreras de la Salud –filosóficos, epidemiológicos, técnicos, jurídicos, económicos y políticos, entre muchos otros, que se han presentado en el Congreso- y que tienen relación con un mayor nivel de formación propio de las instituciones universitarias, tienen implicancias sobre el diseño e implementación del currículo y establecen desafíos a los formadores.

Raúl Ahumada Coordinador Académico de Kinesiología Facultad de Medicina CAS-UDD y vicepresidente del Colegio de Kinesiólogos de Chile

Desde la perspectiva del diseño curricular, para Guy Le Boterf –experto en gestión por competencias reconocido a nivel mundial- los factores claves que determinan si una ocupación tiene un carácter técnico o profesional son la complejidad de tareas, actividades y funciones de la ocupación misma. Es así como las ocupaciones que ejecutan tareas simples, unidimensionales, repetitivas y de prescripción estricta son de carácter técnico; mientras que las ocupaciones que resuelven


OPINIÓN

23

tareas complejas, pluridimensionales que necesitan iniciativa, enfrentar eventos y cooperar, en suma, abordar tareas de prescripción abierta, son de carácter profesional. Bajo este enfoque epistemológico, al analizar las actividades que realizan a diario los profesionales de la salud en cuestión, podremos observar que existe un aumento en la complejidad de los problemas sanitarios que enfrentan, pues, además de abordar una nueva realidad epidemiológica y demográfica propia del crecimiento del país -que se traduce en deterioros más crónicos del estado de la salud del país, con el aumento de personas con diabetes, obesidad, hipertensión y una población más envejecida- se suma un escenario de disparidad en salud con un nuevo marco legal derivado del AUGE, que otorga garantías de acceso, oportunidad, protección financiera y calidad de la atención a las personas que progresivamente se han empoderado de sus derechos fundamentados en la Ley de Derechos y Deberes del Paciente. Por otra parte, el desarrollo científico-tecnológico y la masificación de los medios de comunicación facilitan y exigen el uso de la mejor evidencia científica para el cuidado de las personas y, de forma paralela, exponen las brechas de conocimientos y la necesidad de investigarlas con las debidas consideraciones éticas, legales, económicas, administrativas, políticas y culturales, generando conocimiento útil para los pacientes y comunidades. En este exigente y cambiante escenario, caracterizado por el predominio de problemas de salud asociados a estilos de vida y multicausalidad -que son responsables de gran parte de la morbimortalidad y de los déficits en calidad de vida, cuyas estrategias de solución enfatizan en la promoción- los ámbitos de actuación de los profesionales de la salud deben reflejarse

en perfiles de egreso pertinentes que aborden la complejidad de los desafíos sanitarios con una formación tanto de habilidades técnico profesionales del área clínica, como de habilidades y capacidades de investigación, promoción y gestión en salud. Muchas de estas habilidades se desarrollan en el Pregrado y sólo son posibles de alcanzar con una amplia competencia por medio de la especialización y la formación continua propia de la educación de Postgrado y Postítulo, las que requieren de la obtención previa del grado académico de Licenciado, el que por ley exclusivamente entregan las instituciones de educación superior universitarias. Sin duda que en este espacio de formación universitaria, debido a la riqueza y variedad de áreas del conocimiento que conglomera, es más posible el desarrollo de competencias comunes a todas las profesiones como la capacidad de comunicación, trabajo en equipo, interpretación de la realidad e investigación y el desarrollo de capacidades propias que le confieren identidad a las distintas profesiones por medio del dominio amplio de las disciplinas que las fundamentan, propio de una Licenciatura. Esto permite el trabajo interdisciplinario e intersectorial tan necesario para enfrentar los problemas de nuestro país y generar soluciones que mejoren la calidad y expectativa de vida de la ciudadanía, así como para incrementar el bienestar general y económico.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO


TEMA CENTRAL

25

Desafíos de la Educación Superior en Chile: una mirada hacia el mundo En la última década, los cuestionamientos a la educación superior han estado presentes en todos los gobiernos y discusiones públicas en Chile. Más allá de la contingencia y de las reformas que se le proponen al Ejecutivo, quisimos plantear una mirada global de los desafíos que tienen que asumir las instituciones de educación terciaria, con la opinión de tres expertos en el área.

Más de tres mil millones de personas, es decir el 40% de la población mundial, tendrán acceso a internet para fines de este año y podrán visitar los casi cuatro mil millones de sitios web que hoy existen en la red. La penetración de los smartphones en países como los Emiratos Árabes y Corea del Sur superan el 70% de la población y desde hace tres años que las empresas tecnológicas destronaron a las poderosas compañías petroleras como las más grandes en capitalización bursátil. Estas son sólo algunas cifras que demuestran la supremacía de la tecnología y la información en nuestra sociedad. Escenario que se ha asentado como base y desafío para todas las áreas productivas y cotidianas de las personas, inclusive en el mundo de la educación. Para María Jesús Honorato, asesora curricular de la Oficina de Desarrollo Educacional de la Facultad de Medicina CASUDD y ex coordinadora Nacional de Currículum del Ministerio de Educación, uno de los grandes desafíos de la Educación Superior es tener una perspectiva hacia la globalización e in-

troducir los cambios generados en la sociedad de la información: “Hoy en día las universidades y los sistemas de educación superior se encuentran integrados en una red de escala mundial. Nunca antes las personas y las instituciones habían estado tan vinculadas. Es por esto que las universidades necesitan reorganizar los mallas curriculares, cambios que requerirán una relación más estrecha con el mundo de la producción y de los servicios, con un establecimiento y expansión de los programas de educación científica especializada o diferenciada”. Según la experta, la crisis económica que se desató a nivel mundial en 2008 produjo cambios curriculares importantes en Europa y Estados Unidos. El nivel de desempleo marcó cifras récord en el mundo desarrollado, lo que obligó a las universidades a repensar qué necesitaba realmente la sociedad. A esto se sumó el desafío de mantener la calidad de su oferta académica con la menor cantidad de recursos posibles. Esta brecha entre lo que el mercado laboral y la sociedad en su conjunto requieren, con lo que efectivamente ofrecen las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica, es mirada por los académicos como uno de los


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

defectos de la autonomía de las instituciones de educación superior, pero que en Chile podría corregirse, en parte, con la Acreditación. “La interface entre el mercado del trabajo y la educación superior no es algo que las universidades sean muy buenas de monitorear, no hay una relación muy fuerte con los egresados o con los empleadores, como sí lo requiere hoy el Consejo Nacional de Acreditación. Y la razón para eso es que los profesores sienten que son ellos los que tienen que determinar los contenidos de una carrera y no necesariamente el mercado”, explica Andrés Bernasconi, investigador del Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Flexibilidad en la formación El marco de cualificaciones, según define el Consejo Nacional de Educación (CNED), es un instrumento que se utiliza para desarrollar, clasificar y reconocer los conocimientos, destrezas y habilidades de las personas a lo largo de un continuo de niveles definidos, ya sea que hayan sido adquiridos en una sala de clases, en el lugar de trabajo o, incluso, de manera menos formal. En junio de este año, el CNED presentó un documento que ayudaría a concretar una estrategia en esta área. En la ocasión, el presidente del organismo, Ignacio Irarrázaval afirmó: “Tenemos la certeza de que este tipo de iniciativas y su puesta en marcha pueden colaborar a ampliar las oportunidades de desarrollo individual y social, avanzar en el ordenamiento de

nuestro sistema educativo, y el vínculo y coherencia que éste debe tener con las necesidades del sector productivo”. En el debate de este marco de cualificaciones, existe como base el Sistema de Créditos Transferibles. Como describe el Consejo de Rectores de Universidades Chilenas, este sistema “es una moneda común en términos de carga de trabajo de los estudiantes para el logro de los aprendizajes esperados en los distintos módulos y asignaturas del currículo, asociada a la identificación de las competencias y resultados de aprendizaje”. Ambos proyectos son un gran desafío para la Educación Superior: “El marco de cualificaciones permitirá que las universidades hablen un lenguaje común, permitirá construir un itinerario de formación continua para que los estudiantes pasen de un grado académico a otro sin perder fuerza y le dará credibilidad al sistema”, afirma Honorato, y agrega que el sistema de créditos transferibles “genera una autonomía en los estudiantes respecto a sus necesidades de estudio y genera motivación, porque todo lo que haga tendrá un valor reconocido de manera universal”. Esa autonomía y flexibilidad, según Honorato, crearán en el largo plazo otro tipo de estudiante, le permitirá decidir la construcción de su propio camino formativo, en el que influirán las necesidades del mercado, los cambios de la sociedad y sus intereses. “El marco de cualificaciones también te permite adquirir competencias fuera de la educación formal. Eso es flexibilidad, aunque desacomoda mucho a las instituciones porque las uni-


TEMA CENTRAL

27

De izquierda a derecha: José Joaquín Brunner, director del Centro de Políticas Comparadas de Educación de la Universidad Diego Portales. Andrés Bernasconi, investigador del Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación de la Pontificia Universidad Católica de Chile. María Jesús Honorato, asesora curricular de la Oficina de Desarrollo Educacional de la Facultad de Medicina CAS-UDD.

versidades ejercen un poder social, no sólo el de enseñar, sino que también el de certificar”, opina Bernasconi.

opina José Joaquín Brunner, director del Centro de Políticas Comparadas de Educación de la Universidad Diego Portales.

Para el investigador de la PUC, el desafío en este ámbito es tener un itinerario de formación coherente desde la enseñanza media, hacia la educación técnica y la universidad: “En general, tienes que empezar de nuevo cada vez que inicias una formación dentro de esa cadena. Por ejemplo, la enseñanza media técnico profesional no está alineada con los centros de formación técnica. Hay un problema de coordinación, no hay un plan de vinculación porque cada institución hace lo cree que es mejor para ellas”. Aunque se declara a favor de la autonomía de las instituciones de educación superior, Bernasconi apunta a que estas decisiones deberían tomarlas los organismos de gobierno, para acelerar este debate que lleva más de diez años en el país.

En Europa, el sistema de créditos transferibles no es sólo una realidad nacional. A fines de la década de los noventa, el viejo continente lanzó el Plan Bolonia que busca unificar criterios educativos en todos los centros de formación de Europa para permitir la movilidad de los estudiantes, tal como ocurrió con la creación de la moneda común, el euro.

Esta coherencia y vinculación entre la cadena educacional, también lograría darle una mirada social de alta calidad a la educación técnica, según Honorato: “Cuando hablamos de lo que requiere la sociedad, tiene mucho que ver con las áreas técnicas, pero como en Chile no le damos el valor que se necesita, implica que a las universidades están llegando alumnos que estarían mucho mejor ubicados en esos nichos”. “Si adoptamos sistemas de créditos de aprendizaje y certificación de competencias, como ocurre en Europa y EE.UU., vamos a tener mucha mayor movilidad entre estas distintas dimensiones del conocimiento. Hoy día esa distinción clasista entre lo técnico y lo profesional va en contra de lo que creemos de construir sociedades mejores para todos, más igualitarias”,

Desde esta implementación, no han sido poco los deseos de replicar algo similar en Latinoamérica. Uno de ellos es el Proyecto Alfa Tuning América Latina, impulsado en 2004 por universidades europeas y del continente americano, que tiene por objetivo “identificar e intercambiar información y mejorar la colaboración entre las instituciones de educación superior para el desarrollo de la calidad, efectividad y transparencia”. Un gran escéptico de esta pretensión es Brunner. Para el académico, es muy difícil replicar un Plan Bolonia, aunque sí reconoce la necesidad de tener más movilidad académica dentro del continente: “Las identidades bien locales hacen sentido respecto a los grandes bloques y la identidad latinoamericana es muy fuerte. Si hoy en día el Asia nos parece tan atractiva es porque está creciendo sobre su propia base económica e histórica, pero expandiéndose a nivel mundial. Hoy en día crecer significa expandirse globalmente”. En cuanto a la discusión nacional sobre el marco de cualificaciones y la flexibilidad, Brunner afirma que “las universidades están perdiendo el protagonismo de tener el monopolio total en


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

investigación y desarrollo, en certificación y formación avanzada, por lo que tienen que acostumbrase a trabajar en red”. Y agrega: “Para mí, todo lo que ofrezca más diversidad, es mejor. Es necesario que las carreras cuenten con módulos que tengan un valor y que el estudiante pueda combinarlos de la manera que quiera, a su ritmo. Eso nos cuesta entender porque estamos acostumbrados a una cosa súper rígida y centralizada, donde hay que aprender ciertas cosas para pasar al siguiente nivel. Somos un paradigma en América Latina de la súper rigidez, de todo formalizado, todo burocratizado”. Dentro de la flexibilidad de estudios, también está el cuestionamiento del acortamiento de las carreras universitarias, más aun pensando que los programas de pregrado en Chile duran dos años más que el promedio de los países OCDE y que una persona volverá a estudiar hasta cinco veces después de titularse, buscando una especialización (entre cursos, diplomados y postítulos). Brunner es categórico en afirmar que ese debate se debe centrar en cómo será la universidad del futuro y la flexibilidad que le dará a los estudiantes en su continuidad de estudios: “El aula será un lugar a donde se va un par de veces a la semana a conversar con equipos de trabajo y el estudio de la clase será en la casa porque estará disponible en la web de manera cada vez más sofisticada. Lo que va a cambiar serán las modalidades de estudios, porque está demostrado que estar sentado en una silla expuesto tantas horas escuchando a un señor no asegura el éxito del aprendizaje”. Para los expertos, este tema se torna complejo dada la calidad de los estudios secundarios en Chile. Según Bernasconi, acortar los años de estudios en el pregrado impedirá la nive-

lación correcta que debe tener la gran diversidad de alumnos que llega a la universidad para adquirir los conocimientos básicos que requiere el estudio de una profesión: “Si esperamos a que la Enseñanza Media llegue al nivel de calidad y equidad necesaria para que la mayoría de los estudiantes salga sabiendo álgebra, por ejemplo, vamos a esperar un largo rato. La universidad tiene que ser la responsable de entregar el conocimiento y las competencias necesarias. Esa es una promesa que le haces al estudiante cuando entra a la universidad, y si permites sus condiciones de ingreso, es responsabilidad tuya su formación completa”. Mejorar la docencia El desafío de asumir las diversas condiciones y el aumento de personas que ingresan a la Educación Superior en Chile -en diez años se duplicó el número de matriculados- desemboca en un desafío mayor para las instituciones: cuidar la calidad de la formación profesional a través de la profesionalización de la docencia. El flujo de información, la generación de conocimiento y la especialización profesional han provocado un cambio en el perfil de los profesores universitarios, pasando de uno que era experto en su área y que dictaba cátedras respecto a su disciplina, a un docente de tiempo completo que también se dedica a la investigación y que más que transmitir conocimientos, transmite habilidades. Un cambio que, según Honorato, obliga a los profesionales que hacen clases a especializarse para ser un buen profesor. Este desafío se ve entorpecido por la sobrevaloración que se le da a la investigación y pone en cuestionamiento la calidad


TEMA CENTRAL

29

de los docentes, según Bernasconi: “Las universidades creen que una buena docencia es una buena investigación, entonces orientan los pocos recursos que tienen a esa área, cuando en la realidad se puede ser una universidad de renombre si se ofrece sólo una buena docencia. Más si se considera que en Chile, cerca de los 80 mil docentes que tiene la educación superior, sólo seis mil realizan investigación” y detalla que en los ’90 en Estados Unidos aparecieron datos que sugerían que la preocupación por la investigación estaba provocando daños en la calidad de la docencia, por el poco tiempo de dedicación a esta actividad. Para Brunner, lo primero que tienen que hacer las universidades para lograr este cambio en la calidad docente es apostar por profesores jóvenes: “Se debería invertir en personas jóvenes y muy talentosas, atraer hacia la universidades gente con buenos estudios, que ya a los 30 años hayan recorrido diversas partes del mundo, que hayan hecho estudios en Chile y en el extranjero. Mientras más gente así tengamos trabajando de jornada completa, teniendo tiempo para pensar e imaginar y no sólo producir como máquinas artículos para publicarlos, cambiaría mucho nuestro sistema”. Estas características van en línea con las destrezas que debería tener el estudiante que sale de la universidad, para que lo definan como un profesional integral independiente de la carrera a la que pertenezca, según la mirada del académico de la UDP. Ellas son: saber usar la gran cantidad de información y conocimiento que está disponible en la sociedad, saber seleccionarla y usarla en favor de la resolución de problemas; tener la capacidad de actuar de manera autónoma, aportar y cooperar con los equipos de trabajo de manera creativa; te-

ner una mirada cosmopolita que les permita a las personas salir de su marco local y entender el mundo con su riqueza cultural e histórica, que le enseñe a convivir de manera más tolerante y respetuosa con las diferencias; tener una mirada holística de las disciplinas, que les permita entender el mundo y la sociedad en su complejidad. “Esta idea de que mientras más nos especializamos, más servimos a la sociedad, yo creo que es equivocada. Tenemos que tener una alta especialización pero a la vez una capacidad básica de entender el mundo en el que vivimos de acuerdo a cómo ha avanzado el mundo científico y tener una capacidad de razonamiento que nos permita asumir como ciudadanos una compresión cabal de nuestra sociedad”, concluye Brunner.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

“Trabajamos en la formación docente para mejorar la salud de Chile” Carla Benaglio es Directora del Diplomado en Educación en Docencia Clínica de la Oficina de Desarrollo Educación y del Centro de Humanidades. Es docente desde que egresó de la universidad, en su natal Italia, y hoy colabora en la formación de tutores del área de la salud desde las humanidades. Describe la labor de los profesores como algo “mágico” y apuesta para que el impacto de este trabajo traspase las salas de clases.

Carla Benaglio llegó a la UDD en 2007, año en que la Facultad de Medicina vivía un proceso de expansión con la apertura de cuatro carreras: Fonoaudiología, Kinesiología, Nutrición y Dietética y Tecnología Médica. El año anterior, Odontología había abierto sus puertas y un año más tarde egresaría la primera generación de médicos. El fuerte aumento en el número de estudiantes ingresando a las aulas y campos clínicos de la Facultad, hacía imperiosa la necesidad de contar con profesionales de la salud formados para realizar docencia de calidad. Un desafío que asumió la Oficina de Desarrollo Educacional (ODE) y cuyo proyecto lideró Carla Benaglio a partir de 2008: “Organizamos en un diplomado los cursos individuales que habían de formación docente, pensando en poder entregar un certificado a los profesores que

invertían tanto tiempo en su formación. Miramos las facultades de medicina de otras partes del mundo para saber qué cursos teníamos que agregar y lo que logramos fue crear un diplomado que tiene como duración un año, cuyo enfoque es la docencia al lado del paciente”. El Diplomado en Educación en Docencia Clínica ya tiene siete generaciones de egresados con más de 140 alumnos que sólo son de la Facultad de Medicina CAS-UDD. ¿Cuál es la principal característica de este programa y quiénes lo conforman? Nuestro diplomado es uno de los más largos en su tipo, tiene muchas horas presenciales y sólo aceptamos profesores de nuestra Facultad, porque el gran propósito del diploma es consolidar la comunidad académica y facilitar la integración entre los


ENTREVISTA

31

profesores. Nos interesa saber cuáles son los problemas de los profesores, sobretodo de los que están en los campos clínicos, porque están más lejos. La idea es que puedan tener un día para ellos como estudiantes y no como clínicos, que puedan volver a sentirse como un estudiante que aprende. Según la evaluación cualitativa que hicimos, este diplomado tiene un impacto muy potente a nivel docente, a nivel profesional y a nivel personal. Reportan logros como el aprender a hacer un feedback eficaz, que les ha servido mucho con sus estudiantes, con sus pacientes y también con sus familias. ¿Por qué es importante formar esta comunidad y que ellos como profesores puedan integrarla? Nosotros como facultad tenemos que fomentar la gestación de una comunidad que sea coherente con la misión y la visión de nuestra universidad y facultad, que colabore activamente a la formación del perfil del estudiante que queremos. En ese sentido, el diplomado tiene un rol clave en diseminar los valores de la facultad y en apoyar a los docentes en encarnarlos en la sala de clase o al lado del paciente. Nuestros académicos son los modelos inspiradores de nuestros estudiantes, por lo tanto, es importante facilitar espacios de conversación en el diplomado, donde se debate sobre la filosofía que nos guía, sobre los fundamentos y el modelo educativo que traza el camino. ¿Qué características debe tener un tutor clínico de la Facultad y cómo el diplomado ayuda a formarlos? Primero tiene que ser un buen clínico, una persona enamorada de su profesión y que lo haga bien. Esto determina que sea un buen profesor, porque está modelando al estudiante en lo más importante, que es la vocación. Cuando nosotros llevamos a los estudiantes hacia el paciente, les estamos mostrando algo que no está en los libros, les estamos enseñando el profesionalismo, que tiene que ver con los valores, y eso inspira a los estudiantes a verse como futuros profesionales. Y también es fundamental la metodología y la evaluación, por eso es importante el diplomado porque proporciona un tiempo largo para aprender las herramientas necesarias. Los alumnos dicen que se nota cuando un tutor o profesor ha hecho el diplomado, dicen que son más capaces, que hacen mejor docencia, mejores evaluaciones y que tienen más habilidades pedagógicas. ¿Cuál es el taller o módulo de este diplomado que tiene más impacto en los profesores? Según la opinión de los profesores, el que tiene mayor impacto es el Módulo de Evaluación, en donde aprenden que la evaluación es parte del aprendizaje. Aprenden a hacer mejores evaluaciones, con variados instrumentos como pruebas de selección múltiple, exámenes orales, exámenes con pacientes entrenados (OSCE), etc. Es un punto neurálgico para ellos porque toman

conciencia de la necesidad de hacer una evaluación coherente con la metodología y con los objetivos. Sólo así, tú sabes lo que estás certificando. Por lo tanto, es importante garantizar una evaluación que sea válida, confiable y justa, y que los estudiantes así la perciban. ¿Cuál es la evaluación que hace la Oficina de Desarrollo Educacional de la calidad de la docencia de la Facultad luego de siete años de diplomado? Si nosotros nos basamos en lo que observamos en la sala de clases y en la voz de los estudiantes, la calidad está mejorando constantemente. Es asombroso observar cómo cada generación de profesores que llega al diplomado tiene más conocimientos, son más críticos, se cuestionan más. Tienen claro que sin preparación en la docencia no es posible crecer, están conscientes que con la docencia se están abriendo a una nueva profesión. Y lo hacen con tenacidad y alegría. Otro de los objetivos de este diplomado es crear una masa crítica más potente y poder reclutar colaboradores ODE. Este diplomado es también un semillero donde formas docentes claves para el futuro de la Facultad. ¿Cuál es el desafío hoy de este diplomado? El gran desafío de nuestro programa es entregar año a año docencia de calidad y ser capaces de evolucionar con los cambios en la educación, aplicando nuevas tecnologías para la docencia universitaria en salud y acompañando a las nuevas generaciones de educadores desde la comprensión de sus necesidades y motivaciones hacia la docencia. El gran desafío es ser capaces, como grupo a cargo de este programa, de interrogarnos constantemente sobre el tipo de docente clínico que necesitan nuestros estudiantes, nuestros pacientes, nuestros campos clínicos y el país. El desafío al cual no podemos renunciar, es formar nuevas generaciones de buenos modelos para nuestros futuros profesionales. El desafío grande para nosotros es que cada año el programa sea mejor. Cada año revisamos los módulos y le hacemos las modificaciones necesarias. Desde la primera generación hasta ahora, ya no es el mismo programa, cambiaron muchas cosas. ¿También han visto esos cambios en ustedes como profesores? Nosotros también ganamos mucha experiencia como profesores. Aprendí que la docencia en los adultos es maravillosa. Los estudiantes de pregrado, por su edad, son menos conscientes de las oportunidades, en cambio un adulto aprovecha al máximo su tiempo y está súper comprometido. Lo más lindo que yo veo es que el aprendizaje nunca termina y que la docencia es mágica porque te permite transformar a las personas y trascender. En el diplomado trabajamos por tener a los mejores profesores para nuestros estudiantes, y nuestro fin último es mejorar la salud de


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Titulación Diplomado en Educación en Docencia Clínica 2014

Chile. Si tenemos mejores docentes tendremos estudiantes más preparados para ser buenos profesionales. Además de su formación como enfermera y tutor clínico, Carla Benaglio también estudió Literatura y Arte, una pasión que la ha ayudado a entender la complejidad del ser humano más allá de la enfermedad y que complementa con su labor docente. Esto fue el eje central de su participación en la creación del Centro de Humanidades de la Facultad, en 2010. En el diplomado, así como en otros programas de postgrado y en las carreras de pregrado de la Facultad, las humanidades juegan un rol preponderante. ¿Por qué es importante incluir las humanidades en la formación de nuestros alumnos? Hoy no debemos preguntarnos “por qué es importante”, sino que debemos afirmar que en una facultad de medicina debe existir un centro de humanidades. Hoy es indiscutible la necesidad de una formación integral, científica y humanística. No es suficiente enseñar la estadística y la fisiopatología, es importante también conocer el ser humano desde el estado de ánimo más difícil y complejo que puede derivar de una enfermedad, de un sufrimiento, que puede proceder de un cuerpo que no se reconoce, o de un cuerpo que no se entiende porque tiene Alzheimer, por ejemplo. Es importante que el estudiante se interrogue constantemente, a través de las humanidades, qué le pasa al ser humano en estas distintas condiciones. Tenemos que formarlos con todo lo relativo al ser humano, como el arte, la literatura, la oratoria, la antropología, la sociología, la música, etc. En ese sentido, ¿qué hace el Centro de Humanidades con los estudiantes? Tenemos dos focos. Uno, es integrar las humanidades al curriculum de las carreras, haciendo actividades dentro de algunas asignaturas y apoyando a los docentes en la utilización de las humanidades en la sala de clase. Y el otro es crear un ambiente donde, a través de actividades, podamos crear una comunidad académica que sea sensible al arte y la cultura. Por eso tenemos la Cofradía de Lectores, la Sonata en Do, las charlas, los Coloquios Humanísticos en el Hospital Padre Hurtado, etc., porque

pensamos que encontrarse y conversar en otro contexto que no sea sólo el científico, también crea comunidad, porque nos conocemos desde otra perspectiva. El Concurso Artístico Literario, por ejemplo, nace con la idea de acercar a todas las personas que conforman la Facultad en un escenario diferente, donde se pueda descubrir que un médico es un buen narrador, que un tecnólogo médico es un excelente fotógrafo, que una estudiante de Enfermería es una promesa de la poesía. Esta experiencia es muy potente para los estudiantes desde el punto de vista del modelaje y genera “apego” con la Universidad para toda la vida. Desde el año pasado que el Centro de Humanidades está realizando el proyecto “Buscando Sentido”, que incluye a toda la Facultad para conocer quiénes son nuestros estudiantes, qué los motiva. ¿Por qué sintieron la necesidad de “buscar sentido” en la comunidad? Buscando Sentido es una óptima sinergia entre la Oficina de Desarrollo Educacional y el Centro de Humanidades. Nace de la exigencia de comprender mejor a nuestros estudiantes, qué motivación tienen por ir a clases o estudiar para las pruebas. Y a través de la pregunta “¿qué llevarías en tu mochila para un viaje sin retorno?”, recogimos que para ellos son muy importantes sus afectos, su familia, su mascota, su pololo(a). Eduardo Valenzuela, decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la PUC y sociólogo que participó en el proyecto, nos ayudó a entender que a ellos les gusta estar mucho en lo conocido y rechazan lo desconocido. Entonces, el gran desafío que vemos para la Facultad y para la Universidad es que como profesores tenemos que darnos a conocer intencionalmente frente a nuestros estudiantes desde el primer día de clases. Así permitiremos que ellos vengan a clases porque se sienten comprometidos conmigo como profesor, y que tengan la confianza de decirme “sabe profesor, no entiendo para qué tengo que aprender este contenido”. Tenemos que lograr que ellos se sientan en su casa, porque pasarán muchos años en esta universidad. Hacernos conocidos como profesores es nuestro desafío y no tener miedo de que en ese intento podamos perder el control del curso, porque el control no viene por la distancia que yo pongo, sino proviene de mi competencia y de mi compromiso emocional con la docencia.


ENTREVISTA

33

¿Por qué un “Manual de evaluación”? La razón de ser de nuestro rol docente en la Facultad de Medicina es contribuir directamente en la formación de profesionales de la Salud competentes y confiables; nuestra misión es guiar, acompañar y catalizar el proceso de aprendizaje de nuestros alumnos en el camino hacia esa meta. Para que esto se logre, se requiere una retroalimentación constante y eso se obtiene con una evaluación permanente y continua, que va durante el camino detectando aciertos y desaciertos, tanto en el logro de los estudiantes como en la metodología de enseñanza y en el diseño de curriculum. Esto permite el reconocimiento oportuno de las debilidades que se deben corregir y de las fortalezas que se deben reafirmar en todos los actores involucrados en esta gran tarea. El concepto clave, por tanto, es el de “evaluación para el aprendizaje”, en que ambos procesos están integrados, son interdependientes e inseparables. La evaluación, entonces, al ser un aspecto gravitante, requiere una planificación cuidadosa, simultánea al diseño de los objetivos de aprendizaje y coherente con estos, de modo que el sistema de evaluación que se utilice asegure que los resultados obtenidos en los estudiantes sean válidos y confiables. Se necesita, entonces, contar con instrumentos que provean a los docentes de indicadores claros y precisos de lo que va ocurriendo con el aprendizaje de sus alumnos, y es justamente en este punto en el que se inserta la ayuda que puede ofrecer el manual. El Manual de Instrumentos de Evaluación surgió como respuesta a la necesidad expresada por los docentes de contar con una guía para la selección y confección de los instrumentos más adecuados para evaluar las distintas etapas del proceso en sus alumnos y poder así contribuir de la mejor manera a su formación. ¿Qué contiene el manual? En esta herramienta los docentes pueden encontrar: • Una descripción sucinta de los instrumentos de evaluación de uso más frecuente en la Facultad e indicaciones para su confección como ejemplos de preguntas de selección múltiple,

Dra. Janet Bloomfield Editora del Manual Instrumentos de Evaluación, Oficina de Desarrollo Educacional

elaboración de pautas y rúbricas, y preguntas de desarrollo • Sugerencias sobre cuándo utilizarlos y cuándo no es recomendable su uso • Información sobre sus puntos débiles • Algunos ejemplos de cada uno • Generalidades sobre la evaluación y cómo optimizarla • Algunos lineamientos sobre el tema, compartidos por todas las carreras de la Salud de nuestra Facultad • En sus anexos, algunas guías que pueden ser útiles al momento de planificar el sistema de evaluación de su curso o programa. Al manual se puede descargar desde el sitio web de la ODE http://medicina.udd.cl/ode y está disponible fácilmente para todos los docentes de la Facultad Como equipo, creemos que este aporte entregado a la comunidad académica podrá contribuir a la gran tarea que cada docente realiza en su área, para dotar al país de los mejores profesionales que los pacientes puedan tener.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Proceso de Acreditación de nuestras carreras Trabajando por la calidad, ¿Qué debemos asegurar? Katherine Marín Directora de la Unidad de Calidad Facultad de Medicina CAS-UDD

El aseguramiento de calidad de la educación superior ha sido un tema de moda en los últimos años, que ha terminado generando cierta resistencia al tratar de introducir en esta área un vocabulario y elementos de gestión que provienen principalmente del mundo de las empresas productivas. La tensión que se ha producido en el acercamiento de este nuevo concepto con la vida académica lleva a preguntarnos si realmente es necesario tratar de ajustar la realidad universitaria a un sistema que le es ajeno o, si más bien, deberíamos partir reflexionando sobre qué deseamos cuidar y así proponer un sistema de aseguramiento pertinente a nuestro contexto. Cada año, en la Facultad de Medicina CAS-UDD recibimos un grupo de jóvenes a los cuales ofreceremos durante su vida universitaria un conjunto de experiencias relevantes para facilitar su transformación en profesionales con habilidades clínicas de excelencia y sellos como responsabilidad pública, emprendimiento y liderazgo.

Como comunidad académica, contribuiremos a esta transformación velando por el cumplimiento de cinco tareas centrales en el diseño e implementación de un currículum que impacte de manera profunda en nuestros estudiantes para obtener los cambios esperados. Estas tareas son: • Construcción de metas de formación definidas en un perfil de egreso para cada carrera, que responda a las necesidades de salud de nuestro país, construido en base a la opinión de profesionales expertos en sus disciplinas, a una revisión sobre lo que está pasando en Chile y el mundo en relación a la formación de los profesionales de la salud y, principalmente, en base al diálogo de los académicos al interior de las carreras, quienes son los encargados de incluir la identidad y sello de la Facultad en los perfiles de egreso. También es importante incluir la opinión de los egresados en revisiones periódicas de los perfiles de egreso. • Elaboración de programas de asignatura poniendo el foco en la selección de contenidos de base y relevantes que los estudiantes deben aprender, y en las estrategias que se utilizarán para que estos contenidos sean incorporados a través de experiencias transformadoras. En este punto es importante establecer la coherencia al interior de la asignatura entre la selección de metas de aprendizaje, contenidos, metodología y evaluación. • Definición de puntos de integración al interior de las mallas curriculares, buscando puntos de encuentro entre asignaturas. Esto se logra a través de la comunicación entre profesores que trabajan en distintos niveles y que conversan sobre cómo dar a los estudiantes una visión amplia sobre los problemas de salud que deberán enfrentar en su vida profesional. • Evaluación del proceso, definiendo para cada ciclo de formación (básico, preclínico, clínico) los conocimientos, habilidades y actitudes que el estudiante debe alcanzar y diseñando instancias de evaluación específicas para cada uno de ellos. • Evaluación del resultado a través del diseño de una instancia de evaluación que permita al estudiante demostrar que logró las metas de aprendizaje establecidas en su perfil de egreso. Si para cada una de estas cinco tareas planificadas e implementadas nos preguntamos “qué podemos mejorar” e introducimos las mejoras propuestas, y posteriormente evaluamos su impacto, tendremos un mecanismo de aseguramiento de calidad de base, pertinente al mundo universitario y que tenga la flexibilidad suficiente para permitir que cada


ACREDITACIÓN

35

una de las siete carreras de nuestra Facultad lo pueda adaptar a su realidad.

ba que nos pone el entorno: la Acreditación de Medicina y de Odontología.

Actualmente, de manera concreta y con diferentes niveles de avance, estas tareas se están realizando al interior de las carreras.

La Acreditación es un proceso al que se someten las carreras para obtener una certificación de calidad otorgada por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA). Esta certificación se expresa en años de acreditación con una plazo máximo de siete, los cuales se otorgan en conformidad con el nivel de cumplimiento de Criterios de Evaluación agrupados en tres Dimensiones: Perfil del Egreso y Resultados, Condiciones de Operación y Capacidad de Autorregulación (ver infografía).

Para llevar a cabo este sistema de aseguramiento, es importante promover una cultura de calidad, que ponga énfasis en la reflexión sobre nuestro desempeño profesional -tanto personal como colectivo al interior de los equipos de trabajo- dejando de lado la falsa noción de que en Educación la “calidad” es “perfección o cero error”. Esta noción paraliza a la hora de buscar qué podemos hacer aun mejor, por el temor de encontrar o poner en evidencia nuestras debilidades. Siempre hay espacio para la identificación de oportunidades de mejora y la generación de propuestas para seguir avanzando en calidad. Por lo tanto, dando respuesta a la pregunta original de esta columna “¿qué debemos asegurar?”, lo central es asegurar un ambiente de Facultad que promueva la reflexión, la confianza y el trabajo colaborativo, que nos facilite el camino para convertirnos como comunidad académica en un equipo de alto rendimiento a nivel de educación superior. Hoy tenemos la oportunidad de demostrar que vamos en el camino correcto al enfrentar y superar como equipo la prue-

Para demostrar el nivel de cumplimiento de cada criterio, la carrera debe completar tres formularios con información cualitativa, cuantitativa y de opinión de los directivos, profesores, estudiantes, egresados y administrativos, además de elaborar un informe de autoevaluación que incluye un plan de mejoras para abordar las debilidades encontradas. En una segunda acreditación, además de evaluar los nueve criterios, se debe demostrar el cumplimiento de este plan de mejora. La única carrera de nuestra Facultad que ha pasado por este proceso ha sido Medicina, en el año 2009, obteniendo una certificación por cinco años, que vence en marzo del 2015, por lo cual la carrera se encuentra en una etapa de intenso trabajo para volver a superar la prueba y obtener nuevamente la acreditación.

¿Cuáles son las dimensiones y criterios de evaluación de la CNA?


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Proceso de Acreditación de nuestras carreras Medicina: la calidad va por dentro Paulette Conget, PhD Co-Coordinadora del Proceso de Acreditación de Medicina y directora del Centro de Medicina Regenerativa Facultad de Medicina CAS-UDD Si no el primero, uno de los primeros “cartonet” (vino en caja de cartón) que se comercializó en nuestro país tenía por eslogan: “la calidad va por dentro”. Para todos era claro lo que querían transmitir. La publicidad de muchos otros productos o servicios ha usado el atributo de calidad para persuadir a los consumidores. Por mucho tiempo no fue necesario consultar Wikipedia o el diccionario de la RAE* para saber qué significaba calidad. En la experiencia cotidiana quedaba claro. Hoy el escenario se ha complejizado, existen Oficinas de Calidad, Agencias de Calidad, Asociaciones para la Calidad, ChileCalidad, Gestión de la Calidad, Certificados de Calidad, Sellos de Calidad, Premios a la Calidad, etc. Además, pareciera que tenemos que discutir hasta lo más básico respecto de la calidad. Me resisto a que nosotros nos empantanemos en eso. En consecuencia, propongo que como comunidad académica de la carrera de Medicina de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo adhiramos a dos definiciones básicas de calidad en nuestro quehacer. Respecto del producto, o sea del Médico que formamos, entendamos que es de calidad si todos los que interactúan con nuestros egresados se dan cuenta que son competentes en el mundo laboral y, que adecuándose a la realidad en la que se insertan pero también proponiendo mejoras, trabajan al servicio de las personas que les confían su salud. En relación al servicio, o sea el proceso formativo, entendamos que es de calidad porque cada uno de nosotros diariamente realiza sus tareas como docente, investigador, profe-

sional de la Salud y/o colaborador con dedicación, reflexión y creatividad, asumiendo nuestro rol como facilitadores de aprendizajes y modelos de nuestros estudiantes. Acordado lo anterior, ahora podemos preguntar por la calidad de nuestra carrera de Medicina. La respuesta breve: muy buena. Nuestros egresados pueden elegir en qué, dónde y cómo continuar su vida laboral: algunos trabajan en el sector público, otros en el privado; muchos continúan su formación académica (educación continua, especialidades o post-grados). Se les reconoce por su actitud crítica y pro-actividad pero sobretodo por su profesionalismo. Por su parte, el proceso formativo que viven nuestros estudiantes está bien estructurado, los objetivos de aprendizaje están definidos y quienes los acompañamos tenemos en claro que el centro de la actividad son ellos. Además, nos mantenemos activos en nuestras áreas de experticia y nos capacitamos, formal o informalmente, para ser mejores docentes. Lo que hemos conseguido nos llena de orgullo y es la causa de nuestros actuales desafíos: sostener en el tiempo la calidad lograda y hacerla evidente para todos. Esto puede ser tanto o más difícil que haber llegado a donde estamos. El entorno es cambiante, tenemos muchos intereses, el día laboral se nos hace corto y nuestros doce años de historia pesan. Contribuir a la formación de profesionales es un proceso gradual, demandante y de recompensa desfasada en el tiempo. Mantener la calidad es un proceso con las mismas características.


ACREDITACIÓN

37

Para que la calidad se asiente en nuestra carrera de Medicina tenemos que valorarla y privilegiarla porque facilita nuestro trabajo, nos permite priorizar lo importante por sobre lo urgente, nos invita al diálogo continuo, y no porque es algo que se nos impone por ley (para que nos acrediten/certifiquen/ autoricen) o reglas de mercado (para que nos den el máximo de años de acreditación). Para que la calidad fluya tenemos que sistematizar la forma en que trabajamos. Es indispensable que conozcamos la estructura, entendamos las tareas de cada quien, solicitemos con anticipación lo que necesitamos, y demos respuesta precisa, validada y oportuna a los requerimientos que se nos hacen, cuidando el preciado tiempo de todos. Para que la calidad trascienda a nuestras individualidades es necesario que dejemos registradas nuestras convicciones y lo que hacemos, por eso tenemos que documentar sencilla, acuciosa y lúcidamente nuestro Modelo Educativo, los Programas de Estudio, los Calendarios de los cursos, el

material que le entregamos a los estudiantes, los procesos que realizamos, etc. Pero no basta con que estén escritos, además tenemos que darles vida, por ejemplo si declaramos que buscamos desarrollar el pensamiento crítico, tenemos que dejar de sobrevalorar las respuestas únicas, y abrirnos a las preguntas y los matices. Así, al igual que en la canción que acompañaba al vino, los invito a “apreciar y entender un poco más el valor de lo que llevamos dentro. Saber mirar al interior” y a seguir cultivando en el día a día la calidad de nuestra carrera de Medicina.

*Definiciones de calidad: capacidad de un producto o servicio para satisfacer las necesidades implícitas o explícitas del consumidor (Wikipedia); propiedad o conjunto de propiedades inherentes a algo, que permiten juzgar su valor (RAE).


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Proceso de Acreditación de nuestras carreras

Una mirada al corazón de Odontología Dra. Joyce Huberman Directora de Odontología Facultad de Medicina CAS-UDD

El año 2005 fuimos invitados a participar de un ambicioso proyecto, el cual demandaba un enorme compromiso, un giro, para muchos, en nuestra vida profesional y por ende una tremenda aventura: la formación de Odontólogos de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo. Comenzamos nuestro trabajo como un conjunto de “individuos”, personas que teníamos nuestras propias ideas, intereses, sueños y desafíos. Pero al poco andar nos fuimos convirtiendo en un “equipo” en el cual logramos complementarnos y articularnos para construir una aspiración colectiva, un proyecto educativo, un sueño de comunidad universitaria, en la que todos y cada uno juegan un rol y son parte fundamental del proyecto. Luego de cuatro años, comenzamos a pensar en la futura acreditación de la carrera de Odontología, ya que la Asociación Chilena de Enseñanza de la Odontología -a la cual pertenecíamos- se propuso como parte de sus desafíos el que todas las carreras afiliadas se acreditaran en un plazo definido.

que comenzamos con lo que denominamos como Proceso de Homologación del Plan de Estudios y de la Malla Curricular con Odontología UDD de Concepción, de modo de complementarnos y de permitir mayor flexibilidad en el intercambio de estudiantes entre las sedes. Finalmente, la intención de acreditarnos se formalizó a fines del 2013, encontrándonos actualmente en el Proceso de Autoevaluación. ¿Cómo se vive el Proceso de Acreditación? Primero genera mucha ansiedad e incertidumbre, especialmente debido a nuestra propia inexperiencia en el tema. Luego vas aprendiendo y comienza a convertirse en parte de tu rutina de trabajo. De pronto, sin darte cuenta, comprendes que este proceso funciona como la meditación: te detienes, respiras profundo y comienzas a mirarte y a ser consciente de tu interior. Se convierte en una tremenda oportunidad de reflexión y de análisis y nos ha permitido visualizar la evolución y los resultados de lo que se inició como un ambicioso proyecto educativo hace nueve años.

En esos momentos, el Proceso de Acreditación en Chile se encontraba sometido a duras críticas, y así como se establece en la actualidad, me parece que es un proceso más bien rígido y dependiente de la experiencia de aquellos pares evaluadores encargados.

Hemos reflexionado y analizado desde nuestra misión y visión hasta nuestro modelo educativo, desde nuestros programas de cursos hasta los resultados de aprendizaje de nuestros estudiantes, desde nuestra agenda estratégica hasta el cumplimiento de los objetivos propuestos, desde la infraestructura hasta cómo nos vinculamos con el medio.

Sin embargo, consideramos que nuestro proyecto educativo es un modelo digno de mostrar y de ser evaluado, por lo

Aún estamos a mitad de camino y queda mucho por hacer. Sin embargo, esta mirada al corazón de nuestra carrera ya nos ha


ACREDITACIÓN

39

permitido constatar el maravilloso trabajo realizado por este equipo, siendo el mejor reflejo el desempeño de excelencia de nuestros internos y egresados en el medio laboral. Hemos tenido la oportunidad de invitar e integrar a toda la comunidad académica en este desafío y de esta manera enriquecer nuestro trabajo con sus aportes. Por supuesto, que también hemos detectado oportunidades valiosas de mejora, lo cual da cuenta de una propuesta de procesos de autoregulación y aseguramiento de la calidad, fundamentales para nuestra Facultad. Hemos mirado al interior de nuestra carrera y les puedo asegurar que hoy tenemos un corazón fuerte y sano, que late acompasado al ritmo de sus circunstancias y que como fue y ha sido desde el principio, se encuentra motivado por el sueño que le dio origen, por el equipo de trabajo que lo acompaña y especialmente por la pasión de transformar a los jóvenes que recibimos, en profesionales de la salud íntegros que sirvan a las necesidades de nuestro país. No puedo predecir el resultado de nuestra acreditación, pero sí puedo asegurar con orgullo que como carrera hemos cumplido con nuestra misión y continuaremos en el camino de la evaluación permanente y avanzando en asegurar la calidad.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

¿En qué están nuestros egresados? El mejor reflejo de los éxitos y desafíos que asumen las carreras a la hora de escoger qué enseñar, son los egresados. Según la última encuesta realizada por la Red de Egresados de la Universidad del Desarrollo, casi el 90% de los titulados de la Facultad de Medicina CAS-UDD está trabajando y la mayoría de ellos logró encontrar un empleo a los tres meses de haber terminado la carrera. En cuanto a los sectores en los que trabajan, la mayor parte se divide entre clínicas privadas y hospitales públicos. Sin embargo, un 70% de los egresados mantiene algún tipo de actividad ligada al sector público, ya sea en jornadas completas, turnos o asesorías. A estos datos se suma que tres cuartos de los egresados realiza actividades de emprendimiento –como negocios propios, charlas e inversiones- y el 82% ha seguido estudios de Postgrado. Aquí les presentamos siete historias, una de cada carrera de la Facultad de Medicina CAS-UDD, que encarnan aspectos centrales de lo que como universidad y como carreras de la Salud se quiere transmitir a nuestros estudiantes.

Carla Monari Parra. Primera generación de egresados de Medicina 2008 Cursando la especialidad Medicina Familiar, Universidad de Chile “Me di cuenta que me gustaban todas las áreas de la medicina y el enfoque integral que esta especialidad le daba a la atención de los pacientes, después de trabajar en distintos centros de medicina familiar en Peñalolén y cursar algunos diplomados. Descubrí que tenía habilidades de comunicación, empatía, facilidades para conversar con la gente y por sobre todo ganas y entusiasmo de poder educar al otro. En mi proceso de formación como especialista he podido mantener el contacto como docente –que comenzó en el curso de Semiología de la UDD- con alumnos e internos de Medicina de la Universidad de Chile. Tanto en ellos como con mis pacientes, intento transmitir la impronta que me llevé de la Facultad de Medicina CAS-UDD. Trato de ser una profesional dedicada y comprometida con el otro. Busco la calidad, empatía y asertividad en la atención y en el contacto diario con mi población de salud a cargo. Para mí, el sello que caracteriza a la UDD es su compromiso docente en la formación de sus alumnos. Es una docencia que potencia las habilidades de los alumnos y en donde existe un vínculo directo y acogedor entre profesores y alumnos”.


RED DE EX ALUMNOS

41

Guislaine Aldana Egresada de Tecnología Médica 2013 Coordinadora de Gestión del Laboratorio de Tecnología Médica, Facultad de Medicina CAS-UDD

Luz María González. Egresada de Nutrición y Dietética 2013 Fundadora de la empresa de repostería Sabores Sin Culpa

“Gracias a la importante base teórica y práctica que me entregó la UDD, he podido desarrollarme en diversos espacios, muchas veces pocos usuales para un profesional de la salud. Yo hice mi internado electivo en una empresa dedicada a la medicina, ciencia y tecnología, en donde aprendí a instalar softwares, además de realizar calibración y mantención de equipos médicos, funciones importantísimas para un tecnólogo médico, ya que somos nosotros los que día a día usamos los equipos para prestar servicios de calidad a los pacientes. Aunque siempre me gustó estar en una clínica o en un hospital, también siempre me ha gustado aprender áreas nuevas y realizar cosas innovadoras. En mi trabajo actual, tengo que ver presupuestos de equipos, comprar insumos y gestionar todas las actividades del laboratorio. También estoy cursando el diplomado en Control de Gestión que imparte la Universidad de Chile”.

“Elegí entrar a la UDD porque entrega una formación profesional amplia, la cual me ha ayudado a sentar las bases de mi empresa y me ha entregado las herramientas necesarias para emprender todos los trabajos que he tenido que realizar. Durante la carrera tuve excelentes experiencias laborales. En el último año realicé mi internado en una de las empresas alimentarias más grande de Chile, en donde pude conocer el manejo de las áreas de producción, recursos humanos, estándares de calidad y financiera. Gracias al alto nivel de exigencia de mi tutora, hoy puedo mantener mi empresa. Todo lo que me enseñaron en la universidad lo aplico día a día en Sabores Sin Culpa, para poder posicionarla en el mercado nacional como una empresa seria que se preocupa por entregar productos saludables y de calidad”.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

María Belén Acevedo Egresada de Fonoaudiología 2011 Fonoaudióloga y tutor clínico, Hospital Padre Hurtado “Soy la única fonoaudióloga que se dedica a la rehabilitación de deglución en pacientes pediátricos en este centro asistencial, cargo que creó la carrera de Fonoaudiología de la UDD este año para aportar al HPH profesionales dedicados al área de la deglución, tanto para la rehabilitación de los niños que llegan al hospital como para la formación de sus propios fonoaudiólogos. Este proyecto es uno más de los sellos que tiene la carrera de enseñar un área que es prácticamente nueva en Chile, que se practica en muy pocos hospitales y clínicas del país y que se imparte de manera muy acotada en el pregrado de otras universidades. En la caso de la Fonoaudiología de la Facultad de Medicina CAS-UDD, la deglución es un área que se enseña en profundidad durante todo un semestre y que tiene de profesores a los mejores especialistas. Gracias a este sello descubrí mis habilidades para esta área y desde este año estoy cursando el diplomado en Trastorno de la Deglución y la Alimentación Oral de la Universidad de Chile”.

Pedro Vásquez Egresado de Kinesiología 2012 Miembro del cuerpo médico de Universidad de Chile “Aquí estoy cumpliendo un sueño. Soy parte de un gran equipo de profesionales que, además de trabajar con ellos en este equipo de primera división, me ha abierto nuevas posibilidades en torno al deporte, al invitarme a participar en megaeventos deportivos como los World Games de Colombia, los Juego Bolivarianos y los ODESUR. Si bien siempre me interesó el área deportiva, la carrera de Kinesiología de la Facultad entrega un enfoque integral que te permite ver a la persona con su funcionalidad completa y no sólo una lesión. Eso es algo que lograron transmitir los profesores de excelencia que tuve, quienes están comprometidos con nuestro aprendizaje. Eso no sólo lo vi en la carrera, también lo veo en el diplomado que estoy cursando sobre Ejercicio Terapeútico y Estabilidad Dinámica en Patologías Músculo-Esqueléticas que imparte la UDD, en donde nos entregan las bases para crear nuevos ejercicios basados en la evidencia y las necesidades de cada paciente”.


RED DE EX ALUMNOS

43

María José Seguel Egresada de Enfermería 2007 Enfermera de UCI Pediátrica y tutora de Clínica Alemana “Tuve la enorme oportunidad de integrarme a este cálido equipo, luego de cursar un largo internado en la mención de UCI Pediátrica que ofrece la carrera. Una unidad crítica, con pacientes graves y con tecnología de punta que te permite tener un proceso de aprendizaje constante. En estos cincos años, pude especializarme en traslado aéreo de pacientes pediátricos, realizando operaciones a todo Chile, y formar parte del primer grupo de enfermeras de la unidad en capacitarnos en la terapia ECMO, un tratamiento que suple la función del corazón y del pulmón del paciente con problemas cardiacos o respiratorios, para que sus órganos se puedan recuperar de la patología que los afecta. La Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica y la Enfermería en general, constantemente te están poniendo a prueba con nuevas tecnologías y con nuevas enfermedades por conocer. La ganas de aprender, de saber trabajar en equipo, ser un profesional humano y ser mejor agente de salud para las personas que lo necesitan, es un sello que imprime la Facultad de Medicina”.

Camila del Puerto egresadA de Odontología 2012 Odontóloga y tutor clínico de Clínica UDD “Mi vínculo con la UDD aún no termina y espero que continúe por mucho tiempo más. Soy parte del staff de odontólogos de Clínica UDD que trabaja en la admisión de pacientes, urgencia y personas que vienen a controles de tratamientos. Además, estoy cursando dos diplomados para pavimentar el camino hacía la especialidad de Ortodoncia, que es a lo que me quiero dedicar. Es el ambiente cálido, la preocupación y la excelencia de los profesores los que me motivan por estar aquí. Características que nos imprimen a lo largo de toda la carrera, al inculcarnos que se necesita de sencillez y confianza para establecer un vínculo entre profesionales de la salud y pacientes. Eso es algo que las personas valoran. Mi labor como dentista de admisión también me ha permitido conocer el otro lado de la profesión, que es la docencia y que me encanta, al ser tutor clínico de los estudiantes que cursan el internado de sexto año”.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Confidencialidad y secreto médico: un deber en el marco de la excelencia profesional Los profesionales de la Salud están llamados a cumplir una ética de máximos y así evitar la tendencia de una medicina judicializada.

Juan Alberto Lecaros Director Observatorio de Bioética y Derecho UDD Rodrigo del Canto Colaborador Observatorio de Bioética y Derecho UDD

Una mirada ética Hace décadas que la relación médico-paciente se da en un contexto de una medicina cada vez más especializada e institucionalizada. Este hecho nos invita a preguntarnos en qué medida el ancestral deber de confidencialidad y secreto profesional se ha visto afectado. Frente a esta medicina mucho más compleja, creemos que la excelencia profesional del médico sólo se logra con una mayor conciencia de sus deberes éticos dentro de una cultura organizacional que los promueva. La institucionalización de la medicina, junto con los avances tecnológicos, ha transformado la clásica relación personal entre un médico y un paciente en una relación clínica, la cual se da entre equipos médicos, formados por distintos profesionales de la salud, y el paciente y su familia. Por otra parte, los usuarios de la salud están cada vez más informados y empoderados, y la legislación les reconoce derechos específicos como pacientes. Esta juridificación de la relación médico-paciente ha llevado, en ocasiones, a las instituciones a asumir erróneamente una posición defensiva de la medicina.


OPINIÓN

45

El deber de confidencialidad y secreto sigue siendo una condición de posibilidad de la existencia y continuidad de la relación entre médico y paciente, porque éste necesita narrar de un modo veraz su enfermedad y aquél debe escuchar este relato, manteniendo en reserva lo escuchado, para alcanzar la finalidad del curar y cuidar. En nuestras sociedades modernas, el fundamento ético de este deber está en el respeto que merece la autonomía e integridad (física, psíquica y moral) de la persona, lo que implica un respeto a su vida íntima (creencias, valores, temores, angustias, etc.) y a la confidencialidad de la información que entrega directamente a los médicos, a la institución y a otros profesionales, o de la que se obtiene con motivo de su atención. Un escenario de por sí más complejo ha tenido efectos en la aplicación de este deber, pues se encuentra sometido a un mayor escrutinio ético y a mayores exigencias jurídicas. El hecho de que en la medicina actual intervengan muchos profesionales en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, ha obligado a las instituciones a fijar normas o protocolos internos para el acceso a la ficha, especialmente las contenidas en ficheros electrónicos, establecer deberes y responsabilidades diferenciadas dentro del equipo médico respecto del secreto

compartido y la entrega de la información al paciente o su representante en caso de incompetencia. No hay que perder de vista, por último, que el deber de secreto médico no es absoluto, porque puede entrar en conflicto con el bien del propio paciente o el bien de terceros. Así sucede con el paciente competente que por propia decisión pide no saber su estado o condición de salud, delegando su derecho en un familiar por él designado, o bien, cuando el tratamiento de un paciente parcialmente dependiente (adicciones, enfermedades psiquiátricas, etc.) exige la colaboración de los familiares cercanos. Estas situaciones demandan una especial prudencia del profesional médico, ya que siempre es el paciente quien tiene en primer lugar la titularidad del derecho a la confidencialidad. Sin embargo, hay casos en que este derecho queda supeditado a los intereses de terceros, como en el caso de riesgo de la salud pública, riesgo de vida de un tercero o del interés público de la justicia. Todas ellas son situaciones excepcionales que deben estar contempladas en una norma legal. Por eso es importante que pasemos a revisar las condiciones jurídicas del derecho y deber de la confidencialidad.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Una mirada jurídica El reconocimiento jurídico de los deberes de confidencialidad y secreto, tanto a nivel constitucional como legal, viene a dar respuesta a principios éticos consagrados en la deontología médica desde muy antiguo y a principios básicos de la bioética clínica. Estos deberes se transformaron en derecho positivo para resguardar el derecho a la intimidad y privacidad de las personas en el ámbito de la salud. En general, los ordenamientos jurídicos sancionan o prohíben tanto la intromisión, es decir, la transgresión del derecho a excluir a otros de nuestra vida privada, como la indiscreción, es decir, la transgresión del deber de confidencialidad y secreto. En el ámbito de la salud, el secreto profesional es el derechodeber que asiste a los médicos en la relación clínico asistencial, que les permite cimentar las bases de la confianza necesaria para que los pacientes develen incluso aquellos aspectos de su vida que los avergüencen (por ejemplo, relativos a sus conductas sexuales o abuso de drogas) y que incidan en su salud, para elaborar un mejor diagnóstico. La violación de este derecho-deber, configurado como un delito de indiscreción, se encuentra sancionado por el Código Penal en su artículo 247 inciso 2º, pero admite excepciones. Tal es el caso de la contenida en el artículo 175 del Código Procesal Penal, que estipula que los profesionales de la salud, en el evento que notaren en una persona señales de haber sido víctimas de un delito, tienen el deber de denunciarlo a la justicia, aún en contra de la voluntad del paciente-víctima. Más allá de lo penal, podemos señalar que existen otras regulaciones específicas para el ámbito de la salud. En efecto, en la reciente Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes (Ley N° 20.584), el legislador tuvo especial preocupación por el resguardo de la vida privada de las personas durante su atención de salud, explicitando deberes de confidencialidad para los prestadores de salud, institucionales e individuales, adaptando a este particular ámbito algunas disposiciones de la Ley de Protección de Datos Personales (Ley N° 19.628), que requiere ser modernizada. La ley del paciente dispone que los médicos y los prestadores institucionales de salud deberán “respetar y proteger la vida privada y la honra de la persona durante su atención de salud”; deberán “adoptar las medidas necesarias para asegurar la adecuada confidencialidad” durante la entrega de información al paciente relativa a su estado de salud, posible diagnóstico, alternativas de tratamiento y sus riesgos y pronóstico esperado, sea que se la entregue para que tome conocimiento de ella o para que decida sobre los tratamientos;

y, asimismo, deberán adoptar las medidas necesarias para impedir el acceso a la ficha clínica de terceros no autorizados (aquellos que nos están directamente relacionados con la atención de salud de la persona), aun después de cumplido el plazo legal de custodia. La legislación, en especial la ley de derechos y deberes del paciente, establece algunas hipótesis que autorizan el acceso a la información confidencial o su divulgación controlada, transformándose en excepciones legales al deber de confidencialidad en el ámbito de la atención de salud: las vinculadas al proceso de consentimiento informado; cuando colisiona con derechos supraindividuales, como en el caso en que se vea comprometida la salud pública (notificación obligatoria de algunas enfermedades transmisibles); o cuando se requiera para la concreción de otros fines jurídicamente válidos (fines judiciales, prestación de beneficios de salud, auditorías, acreditación de los prestadores de salud, etc.); sin perjuicio de la proyección del deber de confidencialidad a aquellas personas o instituciones que reciben la información válidamente divulgada. Quisiéramos concluir, una vez revisada la óptica ética y jurídica de la confidencialidad y el secreto médico, que los profesionales de la salud están llamados ante todo a cumplir estos deberes en el marco de la excelencia profesional, por lo tanto, exigidos por una ética de máximos, la que va más allá del cumplimiento de las normas jurídicas, que sólo responden a una ética de mínimos. Creemos que el respeto de estos deberes, en el marco de una práctica médica y cultura organizacional centrada en las virtudes de la excelencia profesional, evitarán la tendencia a una medicina judicializada que supedita el bien del paciente a la gestión defensiva por parte de los prestadores institucionales de salud.


OPINIÓN

47


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

NOTICIAS 2014

FONOAUDIOLOGÍA CELEBRA DÍA MUNDIAL DE LA VOZ

CARRERAS-FACULTAD

Con una intervención artística en el Patio de Aulas del campus Rector Ernesto Silva Bafalluy, la carrera de Fonoaudiología se sumó a las celebraciones del “Día Mundial de la Voz”, que se conmemora en abril, con la presentación de dos dúos de cantantes.

DESTACADAS

En la ocasión, la carrera dio a conocer a la comunidad la oferta de evaluaciones de voz gratuitas, que está realizando la docente Gabriela Pulgar en el laboratorio ubicado en el edificio Q del mismo campus. Además, invitaron a todos los cantantes aficionados de la UDD a que también los contacten para sumarse a un proyecto de investigación de alumnos de cuarto año de la carrera.

CLÍNICA UDD ENTREGA TRATAMIENTO DENTAL SIN COSTO A NIÑOS DE LA FLORIDA Durante marzo, más de 500 niños de los colegios Las Lilas y María Elena de La Florida fueron evaluados por estudiantes y docentes de la carrera Odontología UDD. Un primer paso que culminará con la entrega de un tratamiento dental integral para cada escolar, sin costo para las familias y por una razón: “Como clínica y como Facultad estamos preocupados por la salud de la comunidad y ésta es una manera de hacernos parte del bienestar de los niños”, explica la directora de la carrera, doctora Joyce Huberman. La iniciativa –que se realiza en conjunto con la Corporación Chileno Alemana de Beneficencia y el Centro Dental Escolar La Granja- se enmarca en el sello de responsabilidad social que promueve la Universidad del Desarrollo, con el fin de incentivar a los estudiantes a involucrarse con la comunidad.

CEREMONIAS DE POSTGRADO DE ODONTOLOGÍA Y KINESIOLOGÍA Durante el primer semestre de 2014, casi 150 personas que cursaron los programas de Postgrado de las carreras de Odontología y Kinesiología, recibieron su certificado. Son doce postítulos y diplomados que concluyeron con ceremonias que se realizaron tanto en la sede Las Condes de la Facultad de Medicina como en Clínica Alemana. “Varias de estas formaciones de postítulos de Odontología cuentan desde este año con financiamiento del Ministerio de Salud. Esto permite contribuir significativamente a la formación de especialistas en el cumplimiento cabal de los propósitos de responsabilidad social que nos mueven”, afirmó el director de Postgrado, doctor Ricardo Lillo. Mientras que Sonia Roa, coordinadora de Postgrado y Relaciones Internacionales de Kinesiología, explicó: “Hoy, cinco de los 7 programas que impartimos tienen profesores provenientes de Brasil, Estados Unidos, Inglaterra y distintas organizaciones internacionales. Deseamos que este sello no se quede sólo en la sala de clases, sino que se amplíe en la implementación de proyectos de investigación”.


INAUGURAN TERCER MÓDULO DOCENTE EN EL HOSPITAL PADRE HURTADO Su objetivo es acercarse a las intervenciones directas a la comunidad y establecer programas que den continuidad al cuidado de pacientes crónicos y post operados, además de reforzar la formación de los futuros profesionales de la salud en contacto directo con la comunidad a la que prestarán servicio. La construcción, de 1.500 mts2, fue financiada por la Facultad de Medicina CAS-UDD en el marco del convenio docente-asistencial suscrito el año 2001 por la Universidad del Desarrollo, Clínica Alemana de Santiago y el Hospital Padre Hurtado, y consta de salas de clases y estudio para los estudiantes de la Facultad, 4 box de atención para pacientes, un gimnasio de rehabilitación y tratamiento kinésico, un laboratorio de simulación y una sala abierta a la comunidad. “Para un profesional de la salud las únicas formas de adquirir conocimiento y experiencia son: estudiar mucho, conocer a la comunidad en que trabajan y sus problemas, y ver enfermos, muchos enfermos. Los mejores maestros son los pacientes”, enfatizó el decano de la Facultad de Medicina CAS-UDD, doctor Pablo Vial, al explicar la relevancia de contar con un tercer edificio que combina la docencia y la asistencia emplazado a un costado del hospital.

En el mismo módulo se encuentra también la Fundación Debra, que atiende a más de 167 pacientes que padecen la enfermedad de origen genético conocida como “piel de cristal”, brindándoles atención médica completa, manejo de curaciones complejas y terapias de atenuación del dolor. También recibe al programa “Aprendiendo con nuestros hijos con Síndrome de Down”, impulsado por el Centro de Genética y Genómica de la Facultad y profesionales del Hospital Padre Hurtado, con el objetivo de generar redes de apoyo para la escolarización más temprana y la incorporación a la comunidad. Este trabajo se realiza bajo la supervisión de terapeutas en las áreas de educación diferencial, fonoaudiología, kinesiología, sicología y enfermería. Durante la ceremonia, el doctor Ernesto Behnke, director del Hospital Padre Hurtado, agradeció a las autoridades de la Facultad de Medicina, la Universidad del Desarrollo y la Corporación Chileno Alemana “por su apoyo y permitir el desarrollo de este programa docente asistencial que permite formar médicos y profesionales de la salud para Chile, transformándolo en un país más grande y mejor”.

NOTICIAS

49


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

TITULACIONES EN LAS CARRERAS DE LA SALUD La tercera generación de titulados tuvieron este año las carreras de Fonoaudiología, Kinesiología, Nutrición y Dietética y Tecnología Médica. En total, fueron 138 estudiantes que recibieron su título profesional de manos de las autoridades de la universidad y de la Facultad de Medicina CAS-UDD. Enfermería también despidió a 33 egresados en el Aula Magna de la sede Las Condes. Esta es la octava generación de titulados que realiza la tradicional ceremonia de encender las lámparas, legado que dejó Florence Nightingale, madre de la enfermería moderna, para marcar el inicio de la carrera profesional. Kinesiología

Fonoaudiología

Nutrición y Dietética

Enfermería

Juramento Tecnología Médica

CICLO DE DEBATES “¿CUÁL ES EL CHILE QUE SOÑAMOS?” Aborto terapéutico, matrimonio igualitario, marihuana como alternativa medicinal, reforma educacional y demanda histórica de los pueblos originarios, son algunos de los temas que se discuten en el ciclo de debate “¿Cuál es el Chile que soñamos”, organizado por el Centro de Estudiantes de Medicina (CEM) de la Facultad de Medicina CAS-UDD.

La actividad -que tiene de invitados a importantes personalidades del mundo político, académico y científico - se extenderá durante todo 2014. “La idea es abarcar y ahondar en temas que son contingentes a nivel país y que están fuera del ámbito académico, pero que podamos darle una perspectiva del área salud”, explicó Vicente Hernández, presidente del CEM.


PRIMERA FERIA CIENTÍFICA CONGREGA A DOCENTES, INVESTIGADORES Y ALUMNOS Conocer a los investigadores de la Facultad y saber cuáles son sus líneas de trabajo, fue el objetivo de la primera “Feria Científica: Ciencia, Tecnología e Innovación”, organizada por la Academia Científica de Estudiantes de Medicina (ACEM), con el apoyo del Vicedecanato de Investigación y del Plan de Mejoramiento Institucional (PMI) “Innovación en Salud”. Según el presidente de la ACEM, Patricio Ross, esta actividad nace de la necesidad de los estudiantes de “adquirir nuevos conocimientos y conocer en profundidad qué hacen nuestros docentes”. La feria partió con el simposio “Hantavirus: de la naturaleza al pulmón” a cargo del decano de la Facultad de Medicina, doctor Pablo Vial, la investigadora y docente del Centro de Genética y Genómica, Cecilia Vial, y el profesor del Instituto de Biología la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Fernando Torres. Medicina Regenerativa, Genética y Genómica, Química Médica, Hantavirus, Epidemiología y Políticas de Salud, Fisiología, Bioética, Neurociencias, Enfermería, Kinesiología y Tecnología Médica fueron sólo algunas de las áreas abordadas en el desarrollo de la Feria.

NOTICIAS

51

PRESENTAN PROYECTO “FORTALECIMIENTO EN EL APOYO AL AUTOMANEJO DE ENFERMEDADES CRÓNICAS” Desde marzo, la carrera de Enfermería trabaja en el proyecto “Fortalecimiento en el Apoyo al Automanejo en Personas con Enfermedades Crónicas”, iniciativa que busca contribuir con los Objetivos Sanitarios que presentó el Ministerio de Salud para el periodo 20112020, que tiene entre sus fines cambiar el modelo tradicional de salud por uno en donde los pacientes se conviertan en protagonista de sus cuidados. Este proyecto fue presentado a las autoridades de la Facultad y del Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente, quienes se comprometieron a ser partícipes de este trabajo y que se impusieron como desafío partir con su ejecución a nivel primario de salud en las tres comunas que forman parte de la red del Hospital Padre Hurtado (La Pintana, La Granja y San Ramón). “Sabemos que las enfermedades crónicas son preocupantes y que no han sido suficientes los diversos esfuerzos que el sistema de salud ha impulsado en el país. Considerando que uno de los sellos de la UDD es la Responsabilidad Pública, creemos necesario implementar un proyecto a mediano plazo que aporte a la calidad desde el trabajo interdisciplinario y docente asistencial”, explicó Claudia Pérez, directora de la carrera de Enfermería.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

DOCENTES PARTICIPAN EN CONGRESOS INTERNACIONALES Compartir técnicas quirúrgicas, planificación de cirugías y otras experiencias académicas y profesionales fueron algunos de los temas que el doctor Julio Cifuentes, docente de Odontología y jefe del Servicio de Cirugía Maxilofacial de Clínica Alemana, presentó en el Congreso Internacional de Cirugía Ortognática –organizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Verona, Italia- y en el Servicio de Cirugía Maxilofacial del Hospital Universitario de Vilnius, Lituania. También profesora de Odontología, la doctora Alejandra Castro presentó el caso clínico Metástasis de un Adenocarcinoma de Colón en Mucosa Oral en el 17° Congreso Internacional de Patología y Medicina Oral, el evento más importante de esta área a nivel mundial que, en esta oportunidad, se realizó en Turquía. Las integrantes del Centro de Bioética, doctoras María Inés Gómez y Lorna Luco, participaron en el 12° Congreso Mundial de Bioética que se realizó en Ciudad de México. Las profesoras de Medicina presentaron su trabajo “Review of instruments for assessing decision making capacity in senior adults: a legitimate need”, realizado en conjunto con el Doctor Sebastián Solar y la estudiante de quinto año de Medicina, Nicole Grossmann.

Estudiante de Tecnología Médica en Campeonato Sudamericano de Esgrima Una destacada participación tuvo el estudiante Manuel Bahamonde Jara en el Campeonato Sudamericano de Esgrima que se realizó en Buenos Aires, Argentina, entre el 14 y 21 de junio. El alumno de primer año de Tecnología Médica y seleccionado nacional obtuvo el 5to lugar en la especialidad de Sable y el 2do lugar por equipos en la misma categoría, lo que le permitió al conjunto chileno coronarse como vicecampeones sudamericanos. “Nada de esto hubiese sido posible sin la flexibilidad académica que me brindó la UDD y mi carrera, para poder asistir a este evento y representar de la mejor manera a mí país”, comentó el deportista oriundo de Coyhaique, que practica esgrima desde los 11 años y que ha competido en diversos países latinoamericanos como Bolivia, Brasil y Guatemala.

DOCENTES Y ESTUDIANTES DE LA FACULTAD RECIBEN PREMIO A LA EXCELENCIA Siete docentes y 27 alumnos de la Facultad de Medicina CAS-UDD recibieron el Premio a la Excelencia Universidad del Desarrollo, reconocimiento que se entrega una vez por año y que busca reforzar de manera positiva a aquellos que destacan por su calidad como profesores y por las buenas notas. También se entregó el “Premio Espíritu Universidad del Desarrollo” -cuyo propósito es estimular la participación de los jóvenes en las diversas actividades estudiantiles- a la alumna Constanza Jiménez, de Nutrición y Dietética, María José Guzmán, de Medicina, y Tomás Barros, de Kinesiología.

“Cómetelas Todas” firma alianza con Fundación Chile Vive Sano Desde junio, el emprendimiento creado por alumnas de Nutrición y Dietética CAS-UDD participa en los eventos que realiza la organización fundada por la ex primera dama, Cecilia Morel, entregando packs de fruta y promoviendo hábitos de alimentación saludable. Esta iniciativa se suma al convenio de cooperación que firmó la UDD con la fundación en mayo, con el objetivo de intercambiar conocimientos que contribuyan a la realización de programas para disminuir los factores y conductas de riesgos que producen las Enfermedades Crónicas No Transmisibles. “Esta alianza nos permite un alcance que aspirábamos en mucho tiempo más y nos facilita la tan difícil tarea de solicitar fondos para participar en las actividades que queremos apoyar. También nos permite aprender a trabajar como fundación, precisamente con la persona que implementó uno de los proyectos en salud más efectivos e importantes del país”, comentaron las integrantes de Cómetelas Todas.


PROFESORAS DE NUTRICIÓN Y DIETÉTICA PARTICIPAN EN EXPO FÚTBOL 2014 Un grupo de docentes de la carrera de Nutrición y Dietética trabaja desde el mes de abril asesorando nutricionalmente al Club de Fútbol Incas del Sur, equipo de tercera división que es conformado por inmigrantes de nacionalidad peruana. A raíz de este trabajo, fueron invitadas por el cónsul general de Perú, Alejandro Riveros, a participar en la Expo Fútbol 2014 y promocionar allí el aporte que realizan en la preparación de los jugadores. Según explicó la profesora Isabel Morales, coordinadora de la Unidad de Nutrición y Ejercicio de la carrera, “la nutrición deportiva -que incluye alimentación, hidratación y suplementación- permite optimizar el rendimiento de deportistas a nivel individual y grupal, teniendo como resultado un mejor desempeño en entrenamiento y competencia”. En forma paralela este equipo de docentes está asesorando a las selecciones de hockey femenino del Sport Francés capitalino.

NOTICIAS

53

PRESIDENTE DEL COLEGIO MÉDICO COMPARTIÓ CON ESTUDIANTES DE LA FACULTAD “Nuestro deber como Colegio Médico, además de despolitizarnos, es recuperar la dignidad, la unidad y el respeto de la profesión en la opinión pública”, aseguró el presidente del Colegio Médico de Chile, doctor Enrique Paris, en el ciclo de charlas “Desayunando con…” que organiza la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la UDD. En la conversación que sostuvo con alumnos y docentes de la Facultad de Medicina CAS-UDD, el médico cirujano también se refirió a la constante discusión que existe sobre el sistema de salud público y privado. En ese sentido afirmó que, pese a que durante el gobierno anterior se formaron 4 mil nuevos especialistas, la distribución de ellos está mal organizada: “Principalmente se encuentran en las regiones Metropolitana, de Valparaíso y del Biobío. Además, en el sistema público sólo hay un 43%, mientras que en el ámbito privado, hay un 57%”. En cuanto al EUNACOM, el doctor Paris reafirmó su postura de que los médicos chilenos que viven en el extranjero sí deben rendir esta prueba y que este examen debe actuar con igualdad, tanto para quienes se encuentren en nuestro país como para quienes están en el exterior.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

MÁS DE MIL SECUNDARIOS ASISTEN A JORNADA VOCACIONAL EN CLÍNICA UDD

EXPERTOS ANALIZAN VÍNCULO ENTRE ACTIVIDAD FÍSICA Y ESPACIO PÚBLICO

“Hoy queremos darles a conocer lo que nosotros como universidad les podemos ofrecer. Tenemos los mejores profesores y tenemos los mejores campos clínicos”. De esta forma el rector de la UDD, Federico Valdés, dio la bienvenida a los estudiantes secundarios que asistieron al Encuentro de las Carreras de la Salud de la Facultad de Medicina que se realizó en la Clínica UDD de La Florida.

Un tercio de la población mundial sufre de sedentarismo. Con este problema de salud pública global como hilo conductor se desarrolló el Seminario Internacional “Actividad Física, Salud y Espacio Público”, organizado por las carreras de Kinesiología y Arquitectura UDD.

Fueron más de mil jóvenes los que participaron en charlas y talleres prácticos organizados por las siete carreras en el marco del proceso de Admisión 2015. “Nuestros campos clínicos están en el Chile de hoy. Bienvenidos, esperamos verlos el próximo año en nuestra universidad”, afirmó el director de Kinesiología, Jorge Molina.

Las exposiciones estuvieron a cargo de la directora del Centro para Construir Medioambiente y Salud de la Universidad de Western Australia, Fiona Bull; Wendy Brown, profesora de la Universidad de Queensland; y Olga Lucía Sarmiento, directora del grupo de Epidemiología Epiandes, Universidad de Los Andes, Colombia. De acuerdo a los expositores, es una situación que debe enfrentarse con estrategias que combinen la educación de la población, implementación de programas comunitarios, masificar el concepto de actividad física y la habilitación de espacios públicos, entre otros. El encuentro fue organizado por Jaime Leppe, coordinador de Investigación de Kinesiología, Julio Nazar, coordinador académico de Arquitectura, y Sergio Ortega, profesor de las carreras de Arquitectura, Diseño y de la Facultad de Gobierno UDD. Ellos están trabajando de manera conjunta en el proyecto de investigación “Actividad física y medio ambiente físico construido: un modelo de estudio del espacio público en la salud de las personas”. Este seminario se realizó tras el V Congreso Internacional de Actividad Física y Salud Pública que se llevó a cabo en Río de Janeiro en abril y en el que la Facultad de Medicina CAS-UDD presentó tres posters de distintas investigaciones que ha impulsado la carrera de Kinesiología. Jaime Leppe -quien fue nombrado miembro de la Sociedad Internacional de Actividad Física y Salud en este encuentro- expuso su estudio “Modelo de corrección en las prevalencias de actividad física en la Encuesta Nacional de Salud”.


NOTICIAS

55

INVESTIGADORAS EN COMISIONES MINISTERIALES DE GOBIERNO

ACTIVIDADES ACADÉMICAS INTERNACIONALES DE BIOÉTICA

La doctora Ximena Aguilera, directora del Centro de Epidemiología y Políticas de Salud (CEPS), fue invitada a formar parte de la “Comisión Asesora Presidencial para el Estudio y Propuesta de un Nuevo Modelo y Marco Jurídico para el Sistema Privado de Salud”. Su tarea es identificar los principales problemas que enfrenta la salud privada y elaborar una propuesta con una mirada global del financiamiento para las aseguradoras y de los prestadores.

“Actualizaciones en Bioética” fue el nombre del X Curso Intensivo de Bioética que convocó a 65 alumnos, entre ellos médicos, abogados, psicólogos, asistentes sociales, odontólogos y profesionales del área de la pedagogía.

En tanto, Jessica Martínez, investigadora del Centro de Medicina Regenerativa y especialista en la salud de abejas y control de sus enfermedades, fue invitada por el Ministerio de Agricultura a participar en la Comisión Nacional de Apicultura que, en su rol de asesora, tiene por objetivo proponer al Ejecutivo la formulación, elaboración e implementación de políticas para el desarrollo sustentable de esta disciplina en Chile. Por otra parte, la vicedecana de Carreras de la Salud, doctora Liliana Jadue, fue invitada a sumarse al Consejo Consultivo del Programa de Formación de Capital Humano (PFCHA) de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt). Ésta es la principal agencia gubernamental dedicada a la administración de becas de Postgrado y el Consejo asesora al presidente de Conicyt en la resolución de situaciones que presenten los becarios durante el desarrollo de su beca.

Al igual que en versiones anteriores, el curso contó con la participación de estudiantes extranjeros que vinieron a Chile especialmente para realizar esta capacitación que duró seis días y que tuvo como eje central el análisis de casos clínicos, además de la realización de talleres electivos y videoforos. Durante el primer semestre también se realizó el VIII Seminario Internacional de Bioética, que es organizado en conjunto por el Centro de Bioética de la Facultad y el Departamento Científico Docente de Clínica Alemana. “La responsabilidad del cuidado en el tratamiento médico” fue el título de este encuentro, que tuvo la participación de destacados expositores nacionales e internacionales, como las profesoras Nuria Terribas -directora del Instituto Borja de Bioética de la Universidad Ramón Llull- y Begoña Román -doctora en Filosofía y profesora titular de la Universidad de Barcelona.

ADJUDICACIÓN DE PROYECTOS DE I+D APLICADA Y FONDOS DEL PMI Cinco proyectos de investigación científica de la Facultad se adjudicaron el subsidio de Innova Chile Corfo Perfil I+D Aplicada, que apoya la resolución de problemas o desafíos de un sector para que culmine en una solución tecnológica expresada como prototipo, pruebas experimentales (de laboratorio) y/o pruebas de concepto. Los ganadores pertenecen al Centro de Medicina Regenerativa de la Facultad de Medicina CAS-UDD: Sebastián Calligaris, Carolina Urrutia, Martha Arango, Francisca Bahamondes y Daniel Rojo, quienes desarrollarán proyectos orientados a evaluar el uso terapéutico de las células madre mesenquimáticas en distintos problemas de salud y enfermedades. A nivel de Facultad, el Plan de Mejoramiento Institucional (PMI) “Innovación en Salud” concretó su primer concurso interno de investigación llamado “Catalizador de la Innovación”. Cada uno de los diez proyectos seleccionados recibió 10 millones de pesos para su ejecución. Entre estos proyectos de investigación se cuenta la “Propuesta regulatoria para obtención, almacenamiento y uso de muestras biológicas con fines de investigación, diagnóstico y tratamiento, y creación de biobancos”, que lidera Alberto Lecaros, director del Observatorio de Bioética & Derecho de la UDD. La propuesta –en la que trabajan también profesionales de Clínica Alemana, Universidad Católica y Universidad de Chilese presentará el 27 de noviembre en el Aula Magna de la Facultad de Medicina.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

ESPECIALISTAS EN TRAUMATOLOGÚA DEPORTIVA VISITAN LA UDD

VICEDECANA UDD PRESENTA PROYECTO FONIS

Un grupo de especialistas en traumatología deportiva visitó la Facultad de Medicina CAS-UDD, en el marco de la actividad organizada por la Sociedad Latinoamericana de Artroscopía, Rodilla y Traumatología Deportiva que, junto a la American Orthopaedic Society for Sports Medicine y la European Society of Sports Traumatology, Knee Surgery and Arthroscopy, que entrega la oportunidad a médicos jóvenes, con futuro promisorio y especialistas en el área de visitar Sudamérica para conocer otras realidades.

“Los determinantes de la Duración de Licencias Médicas en Chile: Evidencia desde Fonasa”, es el nombre de la investigación que desarrollan los docentes de la Facultad de Economía y Negocios UDD Rodrigo Castro y Jean Sepúlveda, en conjunto con la doctora Liliana Jadue, vicedecana de las Carreras de la Salud de la Facultad de Medicina CAS-UDD.

La coordinación de la actividad – que contempló una excursión al cerro Pochoco en Santiago y un recorrido por los centros médicos y laboratorios de la UDD y la PUCestuvo a cargo del docente de nuestra Facultad, doctor Alex Vaisman. En este contexto, se realizó una sesión científica el martes 3 de junio en la Facultad de Medicina CAS-UDD, instancia en la que se intercambiaron experiencias y se mostraron los proyectos de investigación que se están realizando. Participaron residentes y médicos traumatólogos de Clínica Alemana y la UDD, además de representantes de la Universidad Católica.

El proyecto, financiado por FONIS, tuvo como objetivo explicar la duración de las licencias médicas en función de atributos distintos a la enfermedad: sector productivo, región, desempleo, crecimiento y edad, entre otros. A su vez, tiene como propósito la eventual modificación del marco regulatorio actual (deducibles), de manera de desincentivar el uso de licencias extensas. El análisis se llevó a cabo con una base de datos de Fonasa que incluía las licencias otorgadas entre 2010 y 2012, llegando a 10,1 millones. A su vez, se centró sólo en enfermedades o accidentes no asociados al trabajo, excluyendo las asociadas a maternidad. Algunos de los resultados muestran que las mujeres tienen una menor probabilidad de extender licencias (no asociadas a maternidad), que a mayor edad, más altas son las posibilidades de que éstas se alarguen y que ante una mayor tasa de desempleo, hay una mayor probabilidad de tener licencias largas. A su vez, mostró que los trabajadores del sector público presentan menores probabilidades de extender sus licencias. Según explicó el profesor Rodrigo Castro, esto puede deberse a que no están afectos a deducibles y que cuentan con cinco días de permiso administrativo.

INVESTIGADORAS UDD ELEGIDAS VICEPRESIDENTAS DE SOCIEDAD CIENTÍFICAS La directora del Centro de Genética y Genómica de la Facultad de Medicina CAS-UDD, doctora Gabriela Repetto, fue elegida vicepresidenta de la Sociedad de Genética de Chile (SOCHIGEN) para 2014-2015, luego de encabezar la organización en el periodo anterior. A su vez, la doctora Báltica Cabieses, coordinadora de Investigación de la carrera de Enfermería, fue elegida como la nueva vicepresidenta de la Sociedad Chilena de Epidemiología (Sochepi), tras la reactivación legal de esta organización en 2012. Además de este nombramiento, Cabieses fue invitada a formar parte del Comité Asesor Interno del Fondo Nacional de Investigación en Salud (FONIS). Conformado por seis investigadores de relevante trayectoria, el Comité tiene como objetivo apoyar la selección, desarrollo y finalización de proyectos.


Docentes y estudiantes de Cirugía de Postgrado se entrenan en Estados Unidos Por segundo año consecutivo, docentes y estudiantes de la Especialidad en Cirugía realizaron el curso de Cirugía Mínimamente Invasiva en modelos animales y tecnológicos en el Centro de Entrenamiento de Ethicon Endosrugery, Cincinnati. Entre las actividades que realizaron los becados de la especialidad médica –entre el 14 y 20 de junio-, se cuenta el desarrollo de competencias en taller de nudos y suturas, utilización de fantomas para endoscopías altas y colonoscopías con la posibilidad de hacer procedimientos diagnósticos como toma de biopsias, colocación de los trocares de laparoscopia, además de intervenciones de anastomosis intestinales, esplenectomías y cirugía anti reflujo.

CEPS ESTUDIA ENFERMEDAD MENINGOCÓCICA En 2012, hubo en Chile un importante brote de enfermedad meningocócica por serogrupo W (una de las cepas más agresivas de esta infección bacteriana). Éste tuvo una alta letalidad, con características clínicas inespecíficas, sospecha de diagnóstico baja y un elevado número de casos con mala evolución (amputaciones, daño neurológico, entre otros.) Esta situación motivó al Ministerio de Salud a realizar un estudio con el objetivo de caracterizar clínica y sociodemográficamente los casos de meningitis confirmados durante el año 2012 y el primer trimestre del 2013 en Chile, además de determinar los factores de riesgo, y que fue adjudicado al Centro de Epidemiología y Políticas de Salud (CEPS).

El equipo también tuvo la oportunidad de visitar la sección de Diseño e Ingeniería del centro, donde los profesionales les mostraron la forma de diseñar los instrumentos y test.

La investigación, que se presentó el 22 de abril, consideró dos estudios. El primero buscó determinar los factores de riesgo de enfermar, mediante un análisis observacional y analítico de casos (pacientes notificados de meningitis) y controles (personas no notificadas).

“Agradecemos a Ethicon que como sponsor ha sabido ofrecernos sus instalaciones de primer nivel y a sus profesionales y técnicos para que este curso cumpliera con todos sus objetivos de la mejor forma posible. En este viaje vimos crecer a nuestros becados, lo que nos permite abrigar esperanzas acerca del desarrollo futuro de la cirugía formativa en nuestra universidad”, afirmó el doctor Cristian Jensen, director docente de la especialidad médica.

El segundo fue un estudio de los casos, con el objetivo de caracterizar la evolución y desenlace de la EM, identificando los elementos del proceso de atención médica que pudieron influir en el curso clínico de la enfermedad. La investigación, finalmente, permitió comprobar que las características de los individuos, el ambiente social y físico en el que se desenvuelven, y las características del agente, son elementos fundamentales que determinan la probabilidad de enfermar. De este modo, las personas con enfermedades de base, menor escolaridad e ingresos económicos, con viviendas más precarias y con algún nivel de hacinamiento, tienen un mayor riesgo de adquirir la infección. En Chile no existía un estudio previo de casos y controles de enfermedad meningocócica.

NOTICIAS

57


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

ENTREGAN RESULTADOS DE INVESTIGACIÓN SOBRE TUBERCULOSIS EN CÁRCELES “Determinantes de la transmisión de Tuberculosis (TB) en la población privada de libertad y su impacto como reservorio para la población general de Chile” es el nombre del estudio realizado por el Centro de Epidemiología y Políticas de Salud (CEPS) de la Facultad de Medicina CAS-UDD. La entrega de sus resultados y recomendaciones se realizó el lunes 24 de marzo en la penitenciaría de Valparaíso, en el marco del Día Mundial de la Tuberculosis. Con una amplia cobertura por parte de los medios de comunicación nacional, asistieron a la actividad el decano de la Facultad de Medicina, doctor Pablo Vial, la seremi de Justicia de la Región de Valparaíso, Paz Anastasiadis, el director Regional de Gendarmería, coronel Carlos Muñoz, miembros del equipo del CEPS, representantes del Ministerio de Salud y de las instituciones involucradas en el estudio, además de personas privadas de libertad. Según señaló la doctora Ximena Aguilera, directora del CEPS, “si bien hemos sido muy exitosos, aún no logramos eliminar la tuberculosis como problema de salud pública en Chile. Por eso, nos acercamos con la idea del proyecto a las autoridades de salud, quienes aceptaron, lo que es una muestra de valentía, ya que se decide enfrentar un problema”.

También se evidenció una alta prevalencia de infección por TB entre los contactos privados de libertad, es decir, de otros presos (34%). Estas personas están infectadas pero no enfermas y no son capaces de transmitir la enfermedad, pero constituyen el reservorio o la fuente de donde surgen los nuevos casos. El mayor riesgo de TB en prisiones puede atribuirse a la combinación de tres factores: los determinantes sociales de las personas privadas de libertad, las características del ambiente carcelario, producto del hacinamiento, y el deficiente acceso a una atención de salud de calidad. La infección con TB o TB latente fue mayor entre los internos en contacto con los casos, donde alcanza a 34,4%, seguida por los mozos de enfermería (31,3%), las visitas (25%), el equipo de salud (14,6%) y llegando a un mínimo en los gendarmes (10,3%). Es decir, se muestra que la transmisión carcelaria impacta en la comunidad en general, a través de la llamada “población puente” (visitas, gendarmes y personal de salud), pero también por el continuo recambio de la población penal. Finalmente, se determinó que la prevención y el control de la TB dentro de los centros penitenciarios, así como en otros grupos vulnerables, son clave para avanzar en la eliminación de la tuberculosis en Chile.

El coronel Carlos Muñoz se mostró satisfecho con la realización del estudio. “Es un honor tenerlos donde nadie quiere ir y frente a aquello que se quiere esconder. Sólo me queda agradecerles y decir que estamos dispuestos a seguir abriendo las puertas para mejorar la dignidad de las personas”.

Resultados Elegido por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt) como uno de los hitos científicos del 2013, esta investigación contó con el financiamiento del Fondo Nacional de Investigación en Salud (FONIS) y se realizó con el respaldo y participación de Gendarmería de Chile, el Ministerio de Salud, el Instituto de Salud Pública y la Clínica Alemana de Santiago, además de la asesoría de la Organización Panamericana de la Salud. Dentro de los resultados arrojados por el estudio, se muestra que Chile enfrenta desafíos similares a la comunidad internacional para el control de la tuberculosis (TB) en prisiones. A su vez, se vio que la población privada de libertad tiene un riesgo de contagio 18 veces mayor al de la población general.

Seremi de Justicia de la Región de Valparaíso, Paz Anastasiadis, Dra. Ximena Aguilera, Dr. Pablo Vial y coronel Carlos Muñoz, director Regional de Gendarmería.


NOTICIAS

59

GENDARMES

INTERNOS

10,3%

EQUIPO DE SALUD 14,6%

34,4%

25%

31,3% VISITA

MOZOS DE ENFERMERÍA

Determinantes sociales que aumentan riesgo de infección: menor escolaridad historia de consumo de droga ser portador de VIH antecedente de desnutrición consumo prolongado de corticoides

97% de los infectados dispone de menos de 1,5m

2

en los dormitorios

18 veces mayor es la incidencia de tuberculosis en los centros penitenciarios


PUBLICACIONES Altinbas K, Ozerdem A, Prieto ML, Fuentes ME, Yalin N, Ersoy Z, et al. A multinational study to pilot the modified Hypomania Checklist (mHCL) in the assessment of mixed depression. Journal of Affective Disorders. 2014; 152:478-82.

Ceballos O ML, Rojo L A, Azócar P M, Ibacache M MJ, Delucchi B A, Delgado I, et al. Metabolismo mineral en niños en diálisis peritoneal crónica. Revista Chilena de Pediatría. 2014; 85(1):31-9.

Amarenco Pierre, Abboud Halim, Labreuche Julien, Lavados P, et al. Impact of living and socioeconomic characteristics on cardiovascular risk in ischemic stroke patients. International Journal of Stroke. 2014. DOI: 10.1111/ijs.12290

Corzo-Leon DE, Alvarado-Matute T, Colombo AL, CornejoJuarez P, Cortes J, Thompson-Moya L, et al. Surveillance of Candida spp Bloodstream Infections: Epidemiological Trends and Risk Factors of Death in Two Mexican Tertiary Care Hospitals. Plos One. 2014; 9(5).

Araneda OF, Urbina-Stagno R, Tuesta M, Haichelis D, Alvear M, Salazar MP, et al. Increase of pro-oxidants with no evidence of lipid peroxidation in exhaled breath condensate after a 10-km race in non-athletes. Journal of Physiology and Biochemistry. 2014; 70(1):107-15. Burrows J, Echeverria C, Goic A, Herrera C, Quintana C, Rojas A, et al. Respecting patient intimacy. Revista Médica de Chile. 2014; 142(4):506-11. Cabieses B, Waiblinger D, Santorelli G, McEachan RR. What factors explain pregnant women’s feeding intentions in Bradford, England: A multi-methods, multi-ethnic study. BMC Pregnancy and Childbirth. 2014; 14. Cabieses B, Uphoff E, Pinart M, et al. PRS15: Is Migration Status a Risk Factor for Asma and Allergies? Preliminary Findimgs from a Systematic Review. Value in Health. 2014; 17(2014):A1-A295. Cabieses B, Willeke A, Chepo M, et al. PDB139: Under-Diagnosis of Type II Diabetes Among Chilean Adult Men: An Urgent Equity Issue. Value in Health. 2014. 17(2014):A1-A295. Calvo Rafael, Figueroa David, Anastasiadis Zoy, Lavados P, et al. Septic arthritis in ACL reconstruction surgery with hamstring autografts. Eleven years of experience. Knee. 2014. http://dx.doi.org/10.1016/j.knee.2014.01.007 Campeau PM, Kasperaviciute D, Lu JT, Burrage LC, Kim C, Repetto GM, et al. The genetic basis of DOORS syndrome: an exome-sequencing study. Lancet Neurology. 2014; 13(1):44-58. Castillo-Rodriguez RA, Arango-Rodriguez ML, Escobedo L, Hernandez-Baltazar D, Gompel A, Forgez P, et al. Suicide HSVtk Gene Delivery by Neurotensin-Polyplex Nanoparticles via the Bloodstream and GCV Treatment Specifically Inhibit the Growth of Human MDA-MB-231 Triple Negative Breast Cancer Tumors Xenografted in Athymic Mice. Plos One. 2014; 9(5). Cavagnaro S.M F, Pereira R T, Pérez P C, Vargas Del V F, Sandoval C C. Sífilis congénita precoz: A propósito de 2 casos clínicos. Revista Chilena de Pediatría. 2014; 85(1):86-93.

Danilla E S, Ríos V MA, Cuevas T P, Calderón G ME, Domínguez C C, Thompson-Moya L, et al. Medición de los resultados estéticos y funcionales desde la perspectiva del paciente en rinoplastia: Creación del instrumento NOSE-QoL. Revista Chilena de Cirugía. 2014; 66(1):38-44. Elematore I, Gonzalez-Hormazabal P, Reyes JM, Blanco R, Bravo T, Magrit S, et al. Association of genetic variants at TOX3, 2q35 and 8q24 with the risk of familial and early-onset breast cancer in a South-American population. Molecular Biology Reports. 2014; 41(6):3715-22. Espinoza MA, Cabieses B. Equity in Health and Health Technology Assessment in Chile. Revista Médica de Chile. 2014; 142(1):S45-S9. Espinoza MA, Cabieses B. Solidarity fund for medicaments: does it represent a good use of health resources? Revista Médica de Chile. 2014; 142(3):398-9. Espinoza MA, Cabieses B, Paraje G. Health research and Health Technology Assessment in Chile. Revista Médica de Chile. 2014; 142(1):S39-S44. Ezquer F, Ezquer M, Arango-Rodriguez M, Conget P. Could donor multipotent mesenchymal stromal cells prevent or delay the onset of diabetic retinopathy? Acta Ophthalmologica. 2014; 92(2):E86-E95. Fernandez-Bussy S, Labarca G, Zagolin M, Oyonarte M, Isamit D, Jalilie A, et al. Immediate complications following flexible bronchoscopy. Retrospective analysis of 1079 procedures. Revista Médica de Chile. 2014; 142(3):299-304. Figueroa D, Espinosa M, Calvo R, Scheu M, Vaisman A, Gallegos M, et al. Anterior cruciate ligament regeneration using mesenchymal stem cells and collagen type I scaffold in a rabbit model. Knee Surgery Sports Traumatology Arthroscopy. 2014; 22(5):1196-202. Figueroa D, Espinosa M, Calvo R, et al. Tratamiento de lesiones condrales agudas de espesorcompleto con ácido hialurónico de alto pesomolecular; un modelo experimental. Re-


61

vista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología. 2014. http://dx.doi.org/10.1016/j.recot.2014.03.001

Idiopathic Pleuroparenchymal Fibroelastosis. Archivos de Bronconeumologia. 2014; 50(1):48-9.

Figueroa VA, Retamal MA. Linolenic and Linoleic Acid Induce the Opening of Connexin 43, 46 and 50 Hemichannel in Human Hela Cells. Biophysical Journal. 2014; 106(2):751A-A.

Lavallée Philippa, Labreuche Julien , Fox Kim, Lavados Pablo, et al. Influenza vaccination and cardiovascular risk in patients with recent TIA and stroke. Neurology. 2014; 82:1905-1913.

Figueroa Vania, Retamal Mauricio, Cea Luis, et al. Extracellular gentamicin reduces the activity of connexin hemichannels and interferes with purinergic Ca2+ signaling in HeLa cells. Frontiers in Cellular Neuroscience. 2014. DOI=10.3389/ fncel.2014.00176 Fiori M, Cortes MD, Retamal MA, Krishnan S, Reuss L, Altenberg GA, et al. Purified Functional Human Connexin 26 Hemichannels Expressed in E. Coli. Biophysical Journal. 2014; 106(2):761A-A. Fuentes ME, Montt D, Montane I, Koppmann A, Feeder S, Castro A, et al. Influence of Obesogenic Behaviors in the Outcome of Bariatric Surgery. Biological Psychiatry. 2014; 75(9):66S-7S. Gazitua M, Tapia RA, Contreras R, Campodonico PR. Mechanistic pathways of aromatic nucleophilic substitution in conventional solvents and ionic liquids. New Journal of Chemistry. 2014; 38(6):2611-8.

Linares M, Klgo MR, Contreras I, Delgado I, et al. Utility of bronchodilator response for asthma diagnosis in Latino preschoolers. Allergologia et Immunopathologia. 2014. http://dx.doi.org/10.1016/j.aller.2014.02.004 Manigold T, Vial P. Human hantavirus infections: epidemiology, clinical features, pathogenesis and immunology. Swiss Medical Weekly. 2014; 144. Manning Lisa, Hirakawa Yoichiro, Arima Hisatomi, Lavados P, et al. Blood pressure variability and outcome after acute intracerebral haemorrhage: a post-hoc analysis of INTERACT2, a randomised controlled trial. Lancet Neurology. 2014; 13: 364–73. http://dx.doi.org/10.1016/S14744422(14)70018-3

Heerlein A. The relationship between medicine and medical suppliers. Revista Médica de Chile. 2014; 142(3):361-7.

Martinez-Valdebenito Constanza, Calvo Mario, Vial Cecilia, Marco Claudia, Vial Pablo, Valdivieso Francisca, et al. Person-to-Person and Nosocomial Transmission of Andes Hantavirus, Southern Chile, 2011. Emerging Infectious Disease. 2014. DOI: http://dx.doi.org/10.3201/eid2010.140353

Hernandez ME, Rembao JD, Hernandez-Baltazar D, CastilloRodriguez RA, Tellez-Lopez VM, Arango-Rodríguez ML, et al. Safety of the intravenous administration of neurotensin-polyplex nanoparticles in BALB/c mice. Nanomedicine-Nanotechnology Biology and Medicine. 2014; 10(4):745-54.

Muñoz-Venturelli P, Sacks C, Madrid E, Lavados PM. Longterm Adherence to National Guidelines for Secondary Prevention of Ischemic Stroke: A Prospective Cohort Study in a Public Hospital in Chile. Journal of Stroke & Cerebrovascular Diseases. 2014; 23(3):490-5.

Huneeus A, Deardorff J, Lahiff M, Guendelman S. Type of Primary Education Is Associated With Condom Use at Sexual Debut Among Chilean Adolescents. Sexually Transmitted Diseases. 2014; 41(5):306-11.

Oppliger B F, Arbulo L D, Romagnoli R M, Rojas P H, Troncoso R F. Embarazo ectópico tardío post histerectomía. Revista Chilena de Cirugía. 2014; 66(2):116-7.

Iturriaga V, Bornhardt T, Casassus R, Alveal et al. Fenómenos fisiopatológicos sistémicos asociados al bruxismo de sueño. Avances en Odontoestomatología. 2014; 30(6) Kyrou D, Kosmas IP, Popovic-Todorovic B, Donoso P, Devroey P, Fatemi HM. Ejaculatory sperm production in non-obstructive azoospermic patients with a history of negative testicular biopsy after the administration of an aromatase inhibitor: report of two cases. European Journal of Obstetrics & Gynecology and Reproductive Biology. 2014; 173:120-1. Labarca G, Cabello H, Bussy SF, Cabello F, Diaz TC. A Case of Interstitial Lung Disease With Apical Pleural Thickening:

Parodi D, Valderrama J, Tobar C, Besomi J, Lopez J, Lara J, et al. Effect of Warmed Irrigation Solution on Core Body Temperature During Hip Arthroscopy for Femoroacetabular Impingement. Arthroscopy-the Journal of Arthroscopic and Related Surgery. 2014; 30(1):36-41. Peña M C, Césped G M, Wolff R M, Álvarez V F, Garay B C, Césped A, et al. Diagnóstico bacteriológico de tuberculosis pulmonar mediante fibrobroncoscopía en pacientes con VIH. Revista Chilena de Enfermedades Respiratorias. 2014; 30(1):46-53. Perret C, Weitzel T, Comite Infecciones Emergentes S. Recommendations for Chilean travelers to the FIFA World


PUBLICACIONES Cup 2014 in Brazil. Revista Chilena de Infectología. 2014; 31(2):207-8.

Improving Disease Outcome. Pediatric Infectious Disease Journal. 2014; 33(2):E40-E4.

Pesce Ortega MC, Barbano Maturana M, Saldivia Berríos J, Casassus Farran R. Condylar position comparison between two centric relation recording methods, by means of a spiral tomography technique. Revista Clínica de Periodoncia Implantolología y Rehabilitación Oral. 2014; 71(1).

Santorelli G, Fairley L, Petherick ES, Cabieses B, Sahota P. Ethnic differences in infant feeding practices and their relationship with BMI at 3 years of age - results from the Born in Bradford birth cohort study. British Journal of Nutrition. 2014; 111(10):1891-7.

Retamal Mauricio. Connexinand Pannexinhemi channels are regulated by redoxpotential. Frontiers in Physiology. 2014. doi: 10.3389/fphys.2014.00080

Schalkwijk Stein, Undurraga Juan, Tondo Leonardo, Baldessarini Ross. Declining efficacy in controlled trials of antidepressants: effects of placebo dropout International. Journal of Neuropsychopharmacology. 2014. doi:10.1017/ S1461145714000224

Retamal Mauricio, Alcayaga Julio, Verdugo Christian, et al. Opening of pannexin- and connexin-based channels increases the excitability of nodose ganglion sensory neurons. Frontiers in Cellular Neuroscience. 2014. doi: 10.3389/fncel.2014.00158 Reyes EP, Cerpa V, Corvalan L, Retamal MA. Cxs and Panxhemichannels in peripheral and central chemosensing in mammals. Frontiers in Cellular Neuroscience. 2014; 8. Rincón S, Panesso D, Díaz L, Carvajal LP, Reyes J, Munita JM, et al. Resistencia a antibióticos de última línea en cocos Gram positivos: la era posterior a la vancomicina. Biomédica. 2014; 34:191-208. Roa I, Game A, Bizama C, Schalper K. BRAT gene mutation in wild-type KRAS patients with colorectal cancers. Revista Médica de Chile. 2014; 142(1):55-60. Rojas RG, Wong V, Shek KL, Dietz HP. Impact of levator trauma on pelvic floor muscle function. International Urogynecology Journal. 2014; 25(3):375-80. Rosas R, Weitzel T. Microbiological Portrait - Diphyllobothrium latum. Revista Chilena de Infectología. 2014; 31(2):211-2. Rose J, Vassar R, Cahill-Rowley K, Guzman XS, Stevenson DK, Barnea-Goraly N. Brain microstructural development at near-term age in very-low-birth-weight preterm infants: An atlas-based diffusion imaging study. Neuroimage. 2014; 86:244-56. Rossi F, Diaz L, Wollam A, Panesso D, Zhou YJ, Munita JM, et al. Transferable Vancomycin Resistance in a CommunityAssociated MRSA Lineage. New England Journal of Medicine. 2014; 370(16):1524-31. Santolaya ME, Alvarado T, Queiroz-Telles F, Colombo AL, Zurita J, Thompson L, et al. Active Surveillance of Candidemia in Children from Latin America A Key Requirement for

Schiappacasse F G, Gana G E, Ríos P MI, Soffia S P. Infección del tracto genital superior femenino: Revisión pictográfica por tomografía computada según clasificación clínica. Revista chilena de radiología. 2014; 20(1):31-7. Schonhaut B L. Desarrollo neuropsíquico del lactante. Revista chilena de pediatría. 2014; 85(1):106-111. Schonhaut B L, Armijo R I. Aplicabilidad del Ages & Stages Questionnaires para el tamizaje del desarrollo psicomotor. Revista Chilena de Pediatría. 2014; 85(1):12-21. Schonhaut Luisa, Guiloff Stefan. Experiencia de 100 intubaciones y 100 traqueotomías en asfixia por Crup diftérico. Revista Chilena de Pediatría. 2014,84(3): 326-331. Silva Fuente-Alba C. Recomendaciones para el uso adecuado de las referencias en un artículo científico. Revista Chilena de Radiología. 2014; 20(1):38-9. Silva CF, Soffia PS, Pruzzo E. Acute prevertebral calcific tendinitis: a source of non-surgical acute cervical pain. Acta Radiológica. 2014; 55(1):91-4. Silva Claudio, Soffia Pablo, Pérez Daniel, et al. Análisis del rol de la venografía de extremidades inferiores por tomografía computada en pacientes con sospecha clínica de tromboembolismo pulmonar. Revista Chilena de Radiología. 2014; 20(2):51-55. Uchida S M, Pizzolon F F, Pinochet T MA, Durán C M, Galleguillos P C, Wenzel K H, et al. Biopsias mamarias bajo resonancia magnética, experiencia preliminar. Revista Chilena de Radiología. 2014; 20(1):13-8. Vaisman A, Montenegro IEV, De Diego MJT, Ronco JV. A Novel Radiographic Index for the Diagnosis of Posterior Acromioclavicular Joint Dislocations. American Journal of Sports Medicine. 2014; 42(1):112-6.


63

Valenzuela J, Araneda P, Cruces P. Weaning From Mechanical Ventilation in Paediatrics. State of the Art. Archivos de Bronconeumología. 2014; 50(3):105-12. Vázquez Gustavo, Tondo Leonardo, Undurraga Juan, Zaratiegui Rodolfo, et al. Pharmacological treatment of bipolar depression. Advances in Psychiatric Treatment. 2014; 20:193–201. doi: 10.1192/apt.bp.113.011460 Veldic M, McElroy SL, Biernacka JM, Chauhan M, Ayers-Ringler JR, Salgado MEF, et al. Clinical Phenotypes of Bipolar Disorder with Differential Addiction: Potential Role of Epigenetic Regulation. Biological Psychiatry. 2014; 75(9):43S-S. Verdugo L P, Calvanese T M, Rodríguez V D, Cárcamo C. Deficiencia de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa en niños: Caso clínico. Revista Chilena de Pediatría. 2014; 85(1):74-9. Villegas N, Santisteban D, Cianelli R, Ferrer L, Ambrosia T, Lara L, et al. The development, feasibility and acceptability of an Internet-based STI-HIV prevention intervention for young Chilean women. International Nursing Review. 2014; 61(1):55-63. Vukusich A, Catoni MI, Salas SP, Valdivieso A, Roessler E. Recommendations of the Ethics Committee of the Chilean Society of Nephrology for the management of ethical problems in adult end stage renal disease patients. Revista Médica De Chile. 2014; 142(3):368-74. Wagner Emilio, Ortiz Cristian, Wagner Pablo, Ahumada Ximena, et al. Biomechanical Evaluation of Various Suture Configurations in Side-to-Side Tenorrhaphy. Journal of Bone Joint Surgery American. 2014; 96:232-236. http:// dx.doi.org/10.2106/JBJS.L.01552 Weitz Carolina, Vallette Vannina, Castro Marcelo, Schiappacasse Giancarlo. Diverticulitis vesical: Reporte de un caso y revisión de la literatura. Revista Chilena de Urología. 2014; 79(1).


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

Pieles, una obra inédita en las tablas de la Facultad de Medicina Es la primera obra de teatro escrita por el autor, es la primera experiencia teatral de los médicos que conforman el elenco y es la primera vez que la directora está a la cabeza de un grupo de doctores en la actuación. Este es el backstage de un montaje que marca un hito en el impulso cultural de la Universidad del Desarrollo y de Clínica Alemana. Un médico nuclear, una microbióloga y un urólogo hablan concentrados bajo potentes focos que alumbran sus cabezas. A su lado hay cuatro jóvenes que en silencio escuchan su diálogo. De lejos los observa un gastroenterólogo, que examina cada movimiento y cada palabra que pronuncia el peculiar grupo de profesionales. No se trata de la operación de un paciente con una extraña enfermedad, ni una tutoría clínica, ni una clase de Patología. Se trata de una obra de teatro y más preciso aún, del primer ensayo de la obra “Pieles”, ópera prima del doctor Juan Carlos Glasinovic en la dramaturgia y que está patrocinada por el Centro de Humanidades de la Facultad de Medicina CAS-UDD y auspiciada por la Asociación de Médicos de Clínica Alemana. Es una obra original –“¡y vaya que es original!”, recalca Alejandra Rubio, directora del montaje- que trabaja desde hace cinco años el doctor Glasinovic y que tomó impulso en el último tiempo luego de ganar por dos años consecutivos en la categoría de Cuentos del Concurso Artístico Literario que organiza la misma Facultad. Una obra con textura “Pieles” es la historia de una antigua peletería ubicada en el centro de Santiago y de sus dueños, los Ovlianikoff, una familia de inmigrantes rusos. La obra retrata, en lo concreto, la decadencia del negocio y los secretos que esconde. En lo abstracto, la obra habla de la liberación, de la muerte y del conflicto de identidad. En ese sentido, las pieles son una metáfora de lo que cubre al ser humano, lo que nos protege y nos esclaviza en ese rol que jugamos todos frente a otros. El doctor Glasinovic es el gastroenterólogo que desde las butacas del Aula Magna de la Facultad aprecia la encarnación de sus personajes ficticios en sus colegas de consulta y salas de clases. Porque todos los médicos que participan en este

proyecto, además de ser reconocidos especialistas en sus áreas, son también profesores de la Facultad. El médico nuclear es el doctor Ricardo Lillo, director de Postgrado que da vida a Sergei, el protagonista de la obra. La microbióloga es la doctora Francisca Valdivieso, investigadora principal del programa Hantavirus que representa a Vera, la esposa del dueño de la peletería. Y el doctor Juan Pablo Barroso es el urólogo, que encarna a Fidel Cortés, socio y amigo de la familia Ovlianikoff. “La actuación y actuar en una obra de teatro siempre había sido para mí una especie de deseo no cumplido. Siempre me gustó el teatro y siempre me había preguntado cómo lo hacían los actores para entrar en un personaje y sacárselo después”, comenta el doctor Lillo, quien afirma que la lectura y el estudio de otras culturas le han ayudado a personificar mejor su papel, que tiene como principal característica estar fuera del mundo terrenal. Sin embargo, pese a ser una experiencia nueva, el director de Postgrado explica que las técnicas actorales también son parte del desempeño diario de la docencia, herramientas que le han servido para enfrentar este nuevo desafío junto a sus colegas: “Ha sido una experiencia muy especial, tener la oportunidad de compartir algo tan especial con personas con las que compartes a diario y conocer facetas interesantes”. El resto del reparto está constituido por Juan Ignacio Molina, estudiante de tercer año de Medicina que interpreta a Iván, el hijo de Sergei y Vera. Sus otros tres compañeros de carrera – Fernanda Gainza, Catalina Montané y Maximiliano López- son los encargados de subir el telón y desempolvar la historia de la peletería. La selección del elenco estuvo a cargo de la actriz y docente Alejandra Rubio, inspirada en la idea de Carla Benaglio –directora del Centro de Humanidades- de convocar a personas


LADO B

65

de la misma Facultad. “Yo encontré la idea muy entretenida, pero era un gran desafío montar una obra con personas que nunca habían hecho teatro y más encima armar un obra que era completamente inédita. Entonces convoqué a actores amigos, pero por alguna razón mágica no funcionó. Entonces pensé en docentes que podían encajar con los personajes y que alguna vez me dijeron entre broma y en serio ‘oye, ¿cuándo vamos a actuar?’ Y todo fluyó de maravillas”, explica la directora que trabaja con la actriz Josefina Dagorret en el guión y el montaje. La elección de los estudiantes estaba, sin darse cuenta, decidida desde el año pasado, cuando montó la obra “El Feo” para el curso electivo de teatro que dicta a los estudiantes de Medicina: “Ellos fueron los pilares de esa obra. La hicimos en muy poco tiempo y resultó increíble”, comenta. En los zapatos de Chejóv Médico ruso de fines del siglo XIX, Anton Chejóv dedicó su vida a la literatura y dramaturgia, tanto que hoy es considerado como uno de los grandes escritores de todos los tiempos. En una de sus cartas, el autor de La Dama del Perrito y La Gaviota sentenció que “la medicina es mi esposa legal, pero la literatura es mi amante”. “Yo parece que estoy cambiando de esposa”, afirma con una sonrisa el doctor Glasinovic. Y define: “Desde chico que tenía intenciones de escribir y nunca se dio el tiempo o nunca tomé las medidas suficientes para hacerlo. En este momento no es sólo un deseo de niño chico. Escribir es una actividad para ocupar el tiempo que deja necesariamente mi actividad profesional, es una actividad que va en aumento”. Chejóv también aparece en “Pieles”, así como una serie de guiños que retratan la vida personal y profesional del médico de Clínica Alemana. En la obra se habla de Calama, su ciudad natal; de una familia de inmigrantes, como la suya que es oriunda de Croacia; de una peletería, negocio que pertenecía a un paciente que atendió hace unos años; y otras sorpresas que se descubren a medida que avanza el relato. “Elegí un escenario en el cual era menos probable que la gente tuviera una idea preconcebida. Yo no estoy pasando ideas, sino que estoy sacando cosas de mí y de los que están a mi alrededor. Está la metáfora de la piel, esa piel ajena y propia que nos individualiza y nos aísla, que al mismo tiempo se transforma en contacto de una piel con otra piel, que tiene la suavidad de

los pelos, pieles que nos encierran y nos comunican”, explica el autor de la obra. Así como volcó sus emociones, su historia y su imaginación en el papel, el doctor también descubrió todo un proceso colaborativo en el montaje de la obra -a diferencia de lo que ocurre en un cuento o una novela- con el trabajo conjunto que hay entre la escritura, la dirección y los actores, y que no hace sino sorprenderlo. Sentimiento que se repite en la interacción con sus colegas y sus estudiantes en las tablas: “Creo que es una experiencia extraordinaria. Porque estamos formando estudiantes con una sensibilidad que signifique una mejor conducta profesional. Es importante que la medicina no sólo se transforme en una constelación de expertos mecánicos, que saben muy bien la técnica y el funcionamiento del cuerpo. El arte fortalece la impregnación de lo humano en el acto médico”. “Pieles” se estrenará el 20 de noviembre en el Aula Magna de la Facultad de Medicina CAS-UDD, sede Las Condes, y contempla una temporada abierta al público.

Dirección y elenco de la obra Pieles.


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

4

to

El miércoles 11 de junio, el foyer del Aula Magna de la Facultad de Medicina CAS-UDD cambió su estilo habitual. Las paredes y techos de este espacio de encuentro se llenaron de las obras de docentes, funcionarios y estudiantes que participaron en la cuarta versión del Concurso Artístico y Literario. Familiares, amigos y miembros de la comunidad universitaria asistieron a la premiación de los cerca de 50 artistas que participaron en el certamen, que fue definido por los jurados como “impresionante”, dada la calidad de las fotos, cuentos, poemas, pinturas y dibujos presentados. La premiación contó con la presencia del rector de la Universidad del Desarrollo, Federico Valdés, y de autoridades de la Facultad de Medicina, entre ellas el decano, doctor Pablo Vial, la vicedecana de las Carreras de la Salud, doctora Liliana Jadue, el vicedecano de Investigación, doctor Jorge Urzúa, y Carla Benaglio, directora del Centro de Humanidades. Este año, el jurado encargado de definir a los ganadores estuvo compuesto por un sólido grupo de destacados artistas y especialistas en las distintas categorías:

Fotografía: • Cristián Labarca, fotógrafo, periodista y profesor de la Universidad Diego Portales • Oscar Mackenney, vicedecano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Desarrollo Poesía: • Teresa Calderón, poetisa y narradora, ganadora de los Premios Pablo Neruda y Altazor de Poesía • Armando Roa, director del Instituto de Humanidades de la Universidad del Desarrollo y ganador del Premio Pablo Neruda Pintura y Dibujo: • Renate Neumann y Arturo Duclós, ambos artistas plásticos Cuento: • María Eugenia Lorenzini, escritora y directora de la Editorial Forja • Cristian Barros, escritor


LADO B

67

Im谩genes de la Ceremonia de Premiaci贸n


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

1º LUGAR - FOTOGRAFÍA EXTRAÑARÉ CHILE-BY ENGLISH GIRL

Carlos Muñoz Estudiante de Medicina

1º LUGAR - CUENTO NOVIEMBRE 1963 El calor lo tenía aletargado, la temperatura del día era altísima, la pesadumbre de sus miembros la sentía como nunca ese mediodía de noviembre, pero el impacto sobre su ánimo sí que fue mayor, cuando las radios acallaron las trasmisiones llenas de canciones livianas y simples de la “nueva ola”, que años más tarde las recordaría con nostalgia, para dar paso a una música que le era totalmente desconocida: “Selecta”, había dicho un locutor de voz grave, circunstancial y severa… “acogiéndose al duelo nacional, decretado por el gobierno de la nación”. Su madre lloraba en silencio en un rincón de la terraza; la gente enmudeció, todo se hacía en sordina, la gente salía de sus casas a comentar con los vecinos y luego volvían a entrar a escuchar los últimos reportes

en la radio, para retornar a la calle a comentar lo escuchado. Decidió tenderse en las baldosas de la terraza sombría, que siempre parecían estar frescas y así buscar algún conforto para sus ardientes mejillas. Aquella mañana su cuerpo de huesos largos y elegantes había comenzado a colgarle sin fuerzas apenas se había alzado de la cama, no acontecía a menudo, pero sí de hacía ya algún tiempo. Su madre decía que no se alimentaba lo suficiente; él debía reconocer que era así, ya que de buenas a primeras no recibía lo que había por almuerzo o cena. Aquel día ni los juegos con los soldaditos de plomo ni el colorear sus libros de pintura con acuarelas y témperas lograban sacarlo de esa modorra pesante. Lo único cierto para él era que “el sol se había detenido justo


LADO B

69

sobre su casa”, como relataría años más tarde en distintos círculos. Y es que a Joaquín le gustaba investigar sobre hechos reales en los cuales percibía la concurrencia de poderes ocultos, en los que sospechaba grandes nombres, que manejaban el hilado del teatro de la vida. Estaba seguro que aquella tarde de noviembre del sesenta y tres, escondería por mucho tiempo el trasfondo de uno de los hechos más controversiales del siglo y él siendo un niño aun, lo intuyó y esa sospecha iba agigantándose a medida que él crecía. “Nunca creí en la teoría de un “único tirador” ni en el tortuoso devenir de una sola bala”, dijo con fervor aquella tarde de copas en el bar de la plaza, donde solía reunirse con los cofrades de “Investigadores de lo no-creíble”. Este grupo, que se había creado accidentalmente una noche de conversación y vino, derivó en una suerte de club donde, una vez al mes era permitido al cofrade de turno, exponer los nuevos hallazgos o revisar la información obtenida, permitiendo a los participantes oponer alguna teoría o la duda respecto a la información entregada. Y cuando se retiraba a casa, caminando por calles vacías bajo un cielo encapotado de junio o aquel claro de diciembre en madrugada, repasaba cuadro a cuadro la secuencia registrada en diarios y reportajes de todas las latitudes, que de tiempo en tiempo, retomaban el caso y los confrontaba con lo dicho por los medios escritos y visuales de la época del crimen. Un único tirador no podía ser… ¡era imposible! Mientras sonaba la sinfonía del Nuevo Mundo, el pequeño Joaquín se refocilaba sobre las baldosas, tratando de sobrellevar la fiebre que le envolvía. En eso estaba cuando entró su padre, quien volvía a casa más temprano de lo normal pues, “nos enviaron a casa por el duelo; cerraron la tienda”. Se acercó a su madre y secó sus lágrimas con su pañuelo, luego entro en la casa caminando con lentitud, casi en punta de pies, tratando de no hacer crujir las maderas del piso, contagiado de la sensación de dolor ante una muerte “tan incomprensible como irracional.” A eso de las cinco, apareció su amigo Alfredo. “¿vamos a jugar?” le propuso. Joaquín yacía aun tirado sobre las baldosas, y no entendía cómo su amiguito pretendía jugar, cuando se estaba “de duelo nacional”. Incorporándose a medias, se negó explicándole el por qué y reprochándole su actitud a la vez. Alfredo permaneció en silencio, como si meditase la falta en que estaba incurriendo, mas él no entendía de las cosas de los mayores ni menos la actitud de Joaquín. En la radio se interrumpía esa música extrañamente entristecida y lenta, para dar paso a los últimos boletines. Parece que habían capturado al hechor y Joaquín lo repudiaba desde sus ocho años. Cómo se le ocurría interrumpir un día de calma y soleado, para convertirlo en un día abochornado que parecía recargar las espaldas de todos incluidas las de él. “Crecí creyendo en que se trataba de una conspiración”, dijo Joaquín ante sus amigos, terminando de empinarse una copa

de Cabernet, pero lo que siempre giraba en su mente era el por qué del impacto de ese día en su mente, recordaba como al año del trágico suceso, recreaba en la misma terraza que le sirvió de alivio, aquel fatídico día, la escena aprendida después de repasar y repasar los diarios y revistas que hablaban del tema. Así junto a Alfredo y a Chico, con un par de autitos de colección, dirigía la escena. Después con un triciclo y un auto a pedales, repetían la acción y esta vez Chico encaramado en un damasco del jardín de la vieja casona de sus abuelos, con una cerbatana, lanzaba tres dardos de papel, sobre el auto que portaba al “presidente Joaquín o Alfredo”, sin tocar el triciclo parte de la “comitiva”, según fuese el caso. La “inquietud” le llevaría a pasar los años de liceo y hasta hoy, en que yacía postrado con un cáncer terminal, investigando sobre un hecho que no lo tocaba ni por un centímetro, a tantos kilómetros de distancia. Con el tiempo y con los acontecimientos que siguieron desarrollándose, terminó por convencerse de que si había afectado su vida y la de muchos más. Al fin, sus eternas jornadas en bibliotecas, en la época en que aun no había internet, y los contactos y relaciones que hizo con la llegada de la era virtual, habían tenido su fruto. Ahora le preocupaba lo que pasaría con las decenas de cuadernos llenos de recortes y los tantos más con sus notas y apuntes. ¿Y qué de su libro final donde acotaba la investigación? Nadie de su familia había manifestado el deseo de continuar con la investigación, sus hijos habían tomado otros caminos y si bien los cofrades seguían con interés sus informes y teorías, tampoco mantendrían su bandera en alto, máxime si de los ocho o diez, el grupo se redujo a cinco con posibilidades de cuatro, dada su condición actual. ¿Y si les hubiese revelado su conclusión? Porque, después de tanta investigación, él dedujo con precisión quiénes habían sido los autores intelectuales y los ejecutores. Fue una tarea titánica de revisar, quitar, poner, volver a revisar, poner, quitar, hasta llegar a la conclusión final. Estaba todo tan claro: nombres, cargos, grados de participación. Todo claro, admisible e incontrarrestable. Y él, Joaquín Villalba, habitante de un país tan lejano, lo sabía ya. Los testigos claves que fueron desapareciendo, Mr.Garrison y sus investigadores, Mr. Zapruder y miles más, que creyeron en la conspiración, podrían descansar tranquilos, Joaquín Villalba, él, que había dedicado su vida a la investigación, dio con la clave final. Pero yacía en la cama de una clínica esperando su propio desenlace. Mientras Alfredo le hablaba, giró la cabeza para poner la otra mejilla a reparo del calor y la pesadez ambiental, la “bala mágica” nunca existió. Hugo González Funcionario Operaciones y Servicios


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

1º LUGAR-PINTURA

98 YEARS OLD MAN STOP THE TIME

Emily Holger Estudiante de Medicina

1º LUGAR - POESÍA DYSFUNCTIONAL Once upon a time Trying to reconfigure the dysfunctional The soul and heart of a silent man It just took a while for the beautiful smile To dig deep inside his mind A well-known disease afflicting the innocent heart Lying at the bottom of a black hole No-one could foretell a destiny so unclear Experience slipping from his hands Complexity that wisdom couldn’t understand A soul that looks symmetric in design A perfect body for him to deconstruct Remove the sickness that blinds her eyes Save the wild flower Bring it back to life Time, sacrificed with kindness An empty answer, ethereal love Corrupting and burning the core of this man She fades away and crush the iron heart Collapsed with the unrelenting force

Couldn’t establish a functional connection Just perpetuated the dysfunctional affection Now he fades away with tired eyes and mind And says good-bye To Wonderland Felipe Vásquez Estudiante de Kinesiología


SIN TITULO

Diego Bustos Estudiante de Medicina

2º LUGAR-FOTOGRAFÍA

CANELA

Francisca Jara Estudiante de Nutrición y Dietética

LADO B

1º LUGAR-DIBUJO

71


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

2º LUGAR - CUENTO NADA Nuevamente puso su pulgar sobre el sensor al costado de la puerta de metal. Esperó unos segundos mientras una luz pasaba bajo su huella. “Denegado” apareció en la pantalla superior. Miró hacia los costados. Nadie estaba alrededor, solo una cámara en la esquina junto a una ampolleta roja que tintineaba. Volvió a la sala anterior del edificio. La recepcionista y el guardia no le dirigieron la mirada, al igual que esta mañana al llegar. Le comentó al guardia que el lector de huella no funcionaba, tenía una reunión a primera hora y no podía llegar tarde. El guardia lo miró. Acercó su reloj al sujeto, lo revisó y luego continuó mirando al frente, vigilando la entrada principal. ¿Acaso no me escuchó? Llevo veinte años en este lugar, acaso no me reconoce. Hablaré con sus superiores de la división de seguridad y no me volverá a olvidar. La recepcionista miraba desde su puesto mientras escondía una mueca de risa. Salió del edificio a la calle principal. A esa hora la ciudad volvía al movimiento habitual. Los pajes ocupaban su sitio pululando con su marcha pretensiosa, ocupando el asfalto lleno de ambiciones que se ahogarían en pensiones impagas y depresiones. Detuvo a uno de los que caminaban por su vereda. ¿Qué hora es? Le preguntó. Este lo miró, acercó su reloj al sujeto, lo revisó y siguió su marcha. Mientras se alejaba el paje, lo seguía con la vista. Perplejo. Vio su propio reloj. Tres letras “E” aparecían en la pequeña pantalla. No funcionaba. Quizás era el emisor de señal averiado luego de olvidar sacárselo al entrar a la ducha, quizás era la batería que se agotaba después de tantos años. No funcionaba, y por lo mismo no lo reconocía la máquina, su pulgar había sido rechazado al no recibir la señal del reloj identificador, el guardia no encontraba la señal del sujeto y pensó que era un intruso, el paje asustado pensó que era algún mendigo o emigrante fuera del sistema de red. Era sencillo, volver a casa, tomar una nueva batería y volver al edificio para llegar tarde a la reunión entre disculpas y explicando lo sucedido. Caminó entre los grandes rascacielos que reflejaban el sol a esta hora aumentando la temperatura del cemento hasta llegar al paradero de taxis. Vio pasar algunos vacíos, indiferentes al dedo alzado del transeúnte, como trenes sin estación en una carrera fútil. Murmuró unos insultos al aire y continúo su marcha hasta el hogar. Ya en casa le fue imposible entrar, el mismo sensor, el mismo problema. “Denegado” salía en la pantalla superior, junto con

una pequeña luz roja. No era reconocido en su propio hogar. Revisó alguna ventana abierta sin resultados. Saltó la reja que daba al patio trasero. No encontró ningún espacio donde poder introducirse. Tomó una piedra cercana y rompió el vidrio trasero en acción desesperada. Llegó a la sala de estar con sus sillones y sus muebles de siempre. Se encontró de pronto como un allegado en su propio hogar. Miró los cuadros regalados por sus amigos y su familia. Encontró los marcos de foto virtual, que ciclaban las imágenes cada minuto con un recuerdo diferente de alguna etapa de su vida. Estas imágenes se repetían a cada instante, para recordarle quién era y de dónde venía, pero al mirar las fotos esta vez, no logró encontrar el recuerdo del momento, solo se veía mirando la foto, recordaba la foto, recordaba la pantalla con sus colores líquidos y brillantes, como si de pronto se hubiera vaciado de todo su pasado y solo le quedara ese conjunto de colores y formas. Una de las fotos llamó su atención. Salía él a los 6 años con su padre. Eso creía. Pero el niño de la foto era rubio, él moreno. Ojos azules, los de él castaños. Miró el rostro de su padre. Estaba borrado. Una mancha blanca lo cubría. Cuando intentó tomar el marco para ver la figura de su madre en el fondo, la foto ya había cambiado. Las que continuaron le eran extrañas, se encontraba con un extraño en cada nueva imagen. La desesperación recorrió su cuerpo, un hálito frío detenía sus movimientos. Una disociación entre lo que quería y lo que su cuerpo respondía. De pronto un impulso lo liberó. Subió corriendo a su habitación. Aún estaba su cama, sus cuadros y la mesa de noche con el libro del día anterior. Abrió el cajón, buscando algún objeto de su infancia, alguna figura que le hiciera recordar algo más que una imagen muerta o un color vacío. El crucifijo que guardaba estaba podrido, la madera estaba húmeda y el cuerpo que de él pendía, estaba ausente. El relicario con la foto de su madre y su padre estaba empolvado. Sacó el vidrio para recuperarlas pero las encontró con el rostro manchado de blanco. Se tocaba el abdomen con las manos, se apretaba mientras la náusea penetraba en la garganta. La espalda se torcía en un dolor invisible cuando recordó la mancha de nacimiento entre las escápulas. Camino al baño, donde se encontraba el único espejo de su


LADO B

73

2º LUGAR - DIBUJO BLACK NATURE casa, se sacaba la ropa, la chaqueta, la corbata y la camisa, también el cinturón, los zapatos, pantalones y calcetines. Ya en el baño terminó por desnudarse. Miró al frente. Se sacó los lentes. El espejo estaba empañado. La silueta borrosa de su rostro estaba sudorosa, pálida y el pelo estaba enmarañado. Tomó la toalla y limpió el vapor que aún quedaba de la ducha de la mañana. Finalmente vio el detalle de su rostro. No tenía detalle. El rostro estaba desfigurado. Era una mancha amorfa, cera derretida. Tembló. Sólo le quedaba su mancha de nacimiento, sólo le quedaba la idea de su mancha de nacimiento. Aún no decidía voltear para descubrir el pedazo de piel oscura que resaltaba sobre la pálida dermis. Si volteaba y no estaba, ¿qué sería de él? Qué sería de su nombre y su nacimiento. Que valdrían sus recuerdos sin cara ni distinción. Todo este tiempo pensó que aquellos signos eran su persona, esa identidad de radiofrecuencia, la huella digital, las fotos, los cuadros incluso el nombre, el rostro, el cuerpo y el hogar. Los símbolos que eran sagrados, se volvieron de golpe tábula rasa, se encontró frente al espejo con un desconocido sin forma, desnudo, sin necesidad de mentirse ni siquiera a sí mismo, ni siquiera al instinto, era una marco sin puerta a una pieza vacía, sin luz ni sombras. De pronto las palabras no eran más que gruñidos sin música, toda explicación no era más que una excusa pretensiosa para evitar este momento, en que se encuentra sin pulso ni forma. Se hinca en la esquina. Se escuchan a lo lejos las sirenas que se acercan a la casa. Francisco Villalón Estudiante de Medicina

Isabella Gorrini Estudiante de Nutrición y Dietética


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

2º LUGAR-PINTURA

TORMENTOSO

Dr. Sergio Majlis Docente Clínica Alemana

2º LUGAR - POESÍA PRÓXIMO ABRIL El tiempo se hace lento, Casi eterno, Nada de lo que busco encuentro, Ni el más mínimo sentimiento. No hay nada que pueda hacer, Hoy simplemente no lo sé.

Me enseñaste a cuidarme sola, A ser fuerte frente a ti, Para cuando no dijeras nada, Ni si quiera me miraras, Y te fueras como si nada, Yo decidiera alejarme de ti.

Vaciaste todo lo que había en mí Es por eso que ya no confío en ti. Dicen que tú y yo nos odiamos, Sabemos que fue todo lo contrario, Es difícil de recordarlo Pero muy tarde para intentarlo.

Espero que me recuerdes, No te olvides de mí, Cada vez que me necesitaste, Ahí estuve yo para ti Si algún día vuelves Te diré que yo no mentí.

No esperes a que vuelva Esta vez no lo haré, Iría en una dirección equivocada, Eso si lo sé. En cualquier momento daré media vuelta Y no regresaré.

Han sido tantas las despedidas Que no sé cómo ésta será, Te pido un minuto de silencio Para mirarte a los ojos antes de partir, Decir adiós Y hasta el próximo Abril.

Fue la primera vez Que seguí a mi corazón Pero el problema es Que tú nunca seguiste al tuyo, Jugabas un juego Con dados cargados a tu favor.

Javiera Canas Estudiante de Enfermería


75 LADO B

3º LUGAR - FOTOGRAFÍA SIN TÍTULO

Francisco Villalón Estudiante de Medicina

3º LUGAR - CUENTO EL LUCHÍN No… no era un buen día… era uno de esos días en que tal vez lo mejor era no haberse levantado… uno de esos días que todos hemos tenido alguna vez… esos días en que pasan muchas cosas, la mayoría poco gratas, sin explicación y agobiantes. Era, de partida, un día gris, de esos que no sabes si llevar el paraguas o no, el abrigo o no… en fin, un día de esos de junio en que el invierno amenaza y te plantea desafíos desde el momento en que te estás levantando. Además, ese día estaba firmado que sería duro. Ese día iba al cementerio a despedir a mi hijo, el Luchín; después de un año de una maldita enfermedad que trastocó toda mi vida haciéndome dudar del sentido de ella. Se me fue mi negrito de 8 años con su pelo negro como el carbón, rizado como viruta y con sus ojitos almendrados color de miel.

En el cementerio pasó todo lo que tenía que pasar, fueron los compañeros de curso, hubo lágrimas, discursos, flores, pasos lentos y se cumplió con el ritual que ya había imaginado tantas veces desde que supe el pronóstico de su enfermedad por lo que creo que llamó la atención lo poco conmovido que se me veía, además que no di la impresión de una familia muy unida ya que me mantuve algo distante de mi mujer. Estábamos tan distanciados que no me llamó la atención cuando en un momento del regreso ella se acercó y me dijo: “Por favor, hoy regresa tarde a casa y dame tiempo para sacar mis cosas, pues ahora sí que no tiene sentido que sigamos juntos”. Asentí, aceptando con un leve movimiento de cabeza, lo que ya veía venir hace un tiempo y sólo faltaba que uno de los dos lo dijera. ¡Qué día!


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

El año de la enfermedad del Luchín me escudé en el trabajo con la cínica disculpa que tendría que solventar los gastos médicos en que incurriríamos. La verdad, es que me evadí sintiéndome incapaz tanto de consolar como de apoyar a mi familia en esa situación. Tomé más horas de clases en el colegio en que trabajaba, hice clases particulares y, en fin, hice consciente - inconscientemente todo lo posible para no afrontar lo que pasaba en mi casa… la idea era llegar lo más cansado posible y apenas con las fuerzas para preguntarle a ella cómo había pasado el día y si faltaba algo. Seguramente ella encontró a alguien que le hiciera más llevaderos esos momentos, que le prestara atención, diera consuelo, o sea, todo lo que yo evadía. Ya eran las 4 de la tarde y salí solo del cementerio cargando una mochila de soledad, dolor y rabia sólo con la meta de llegar tarde a la casa para evitar, una vez más, algún enfrentamiento o intentar dar o pedir explicaciones… Caminé como un robot hasta Av. Independencia y me subí a la primera micro que pasó, me sentía huyendo. Después vería dónde me bajaría, a lo mejor en la Plaza de Armas, y me serviría una cerveza con un completo. Hacer tiempo hasta la noche… Parado en el pasillo de la micro, observaba a mis compañeros de viaje… unos dormían recuperando el sueño perdido en la madrugada… y la mayoría miraba sin ver con los ojos abiertos pero los sentidos anulados por el traquetear de la micro… de pronto… De pronto fijé la mirada en un muchacho de unos 15 años, sentado cerca de mí, con uniforme, y me llamó la atención que su mano, esa con que se afirmaba del fierro del asiento delantero casi no tenía uñas (evidentemente se la comía) y no pude sino recordar a mi madre y todo lo que luchaba para que yo no me las comiera con secretos de naturaleza: tocaciones con leche de higuera, una pasta de ají bajo las uñas, etc. Mientras hacía estos recuerdos, sacó un lápiz del bolsillo y anotó algo en una agenda. Era zurdo, igual que yo, y tomaba el lápiz de una manera tan particular como solo yo y otro compañero lo hacíamos así. Mi admiración llegó al clímax cuando con la mano se arregló un mechón que le caía rebelde sobre el ojo derecho en un gesto característico mío. Me entró cierta obsesión por encontrar más similitudes y así encontré ese lunar en el lóbulo izquierdo de la oreja y una especie de tic nervioso, como que se arreglaba la corbata, gesto que repitió varias veces. Una certeza se apoderó de mí: ese muchacho era un clon mío, un doble… 15 años más joven.

Pasó por mi mente lo de la reencarnación, pero estaba casi seguro que para que hubiera reencarnación era necesario que uno se muriera para que el alma fuera a otro cuerpo y yo estaba vivo ¿o no?…Tal vez estaba en esa etapa que dicen que dicen que uno después de muerto recorre lugares y lo ve todo y nadie lo ve a uno. Pero ese niño tenía unos 15 años y yo estaba vivo en el cementerio… La desesperación, la angustia y la curiosidad que me embargaba era tan intensa que no veía otro camino que seguir en búsqueda de una explicación. Tracé un plan: me bajaría detrás de él para saber dónde vivía. A las pocas cuadras hizo el ademán de pararse, se acercó a mi (olí el mismo perfume que yo usaba) y me pidió permiso respetuosamente (así como mamá me había enseñado que debía ser con los mayores) y avanzó hacia la salida. Me bajé tras él. Lo seguí por unas cuatro cuadras. Torpemente me refugiaba detrás de un poste o me detenía en un kiosko o abría el paraguas en un burdo intento de imitar los gestos aprendidos en algunas películas de espías. Al mismo tiempo divagaba (con la adrenalina a tope) sobre lo que le diría si se me presentaba la ocasión. Si él estaba viviendo mi vida 15 años después yo podría , o mejor dicho , tenía la obligación de advertirle de mis errores cometidos o malos momentos que así él podría evitar, tristezas que eludir y recomendarle actitudes u oportunidades que fueron positivas en mi vida. Le advertiría que cuando tuviera un hijo lo mantuviera en control médico permanente para así evitarle el día que el doctor me dijo: “es demasiado tarde para el Luchín, si lo hubiéramos sabido antes tendría mejor pronóstico “. Le diría que a amara sin vergüenza, con valentía a la mujer que escogiera. Le diría que disfrutara de las cosas simples todos los días. Le diría que aprendiera a perder más que a ganar, pues esto último sólo ocurre pocas veces en la vida. Le diría, en fin tantas cosas. ¡Tal vez debería hacer una lista primero! Pero… ¿y si cree que soy un loco? o ¿un pedófilo acosador?, ¿y si arranca?, ¿qué pruebas tengo para decirle que él soy yo y que vivirá lo mismo que yo y que sólo yo puedo ayudarlo? A estas alturas mi convencimiento era pleno: él era yo 15 años después y mi deber era que él lo entendiera así y aprovechara esta magnífica oportunidad de hacer una vida feliz. Yo, a esa edad lo entendería y, como él era yo, haría lo mismo. Las cuadras se hicieron eternas y vi cómo caminaba a la orilla de la vereda con un pie arriba y otro en la calle, jugando al cojo. Quise decirle que se disfrutaba más en invierno cuando las pozas de agua se cubrían de una escarcha y reventaban bajo los pies.


LADO B

77

3º LUGAR - PINTURA ELLA, PERFECTA DULZURA Enfrié mi mente y tracé mi primer y único objetivo para ese día: saber dónde vivía, después con calma urdiría un plan de acercamiento, tal vez arrendar una casa cerca, o conseguir un puesto de profesor en su colegio… Ya lo veríamos, por ahora lo importante era que no sospechase de mi seguimiento. De pronto se detuvo frente a una puerta y golpeó con propiedad. Tardaron en abrirle y yo trataba de acortar mis pasos para no toparme con él. Cuando casi llegaba a su lado insistió en sus golpes y una voz femenina contestó desde el interior. - ¿Quién es? - ¡Juan de Dios! - contestó resuelto. Escuchar ese nombre, Juan de Dios, fue como un rayo de luz que entró a iluminar mi ya avanzado desvarío. Seguí caminando lentamente mientras los recuerdos se me agolpaban en la mente, llegué a una plaza, me senté y ordené los recuerdos. Hace tiempo mi madre me contó de mi hermano gemelo, muerto a los 3 meses y bautizado Juan de Dios en agradecimiento a los doctores del hospital que hicieron todo lo posible por salvarnos y que finalmente me salvaron a mi . Ahora, más que nunca, creo en la reencarnación. Cada vez que voy al estadio o a alguna concentración o viajo en micro espero ver a un muchacho de pelo negro como el carbón, rizado como viruta, mirándome con unos ojitos almendrados color de miel.

Oscar Fertilio Docente Clínica Alemana

Eduardo Sitja Estudiante de Enfermería


FACULTAD DE MEDICINA CLINICA ALEMANA UNIVERSIDAD DEL DESARROLLO

1º LUGAR - FOTOGRAFÍA VARIACIÓN ANATÓMICA

Loreley Bermúdez Estudiante de Medicina

3º LUGAR - POEMA EL CANTO DEL PADRECITO El buscar a qué cantar es signo claro de inflación, Devaluación de la voz y del verso, Dada la contingencia y las malas lenguas, Las malas vibras y la querencia,

El no sé qué del suelo, Con su frío cemento de paralluvias Ofrece descanso al amordazado, Al golpeado y al molido Regalándole un frío mortecino Y un mirar al cielo.


79 LADO B

Entonces de tanto en tanto Un poeta en deuda y bancarrota Termina embetunado Entre papelería burolitica Y barro existenciatico. Se pregunta entre estiércol y chatarra Si habrán versos estos días, Que rescaten al tío Juan o a la ‘ñora Julia. Como manchas de llanto y alegría en la inlavable y bien danzada camisa de la historia Aquí el poeta se bifurca, Entre glorificar o maldecir, Entre dorar o dejar como estropajo, O cualquier antinomia para con su tiempo, Pero dado el temple de ciencia Y los pasos de gaya caminaré entre viva descripción De figura y fondo de palabra y cosa Y sobre todo entre monte y seno. ¡Ay! ´ñora Julia, que le cuento, La angustia se alimenta de la calle esperanza, En la esquina con santa rosa, Que de santa no tiene nada, Y rosa es lo que queda, Después de lavar con agua la balacera. ¡Ay! Que no lo puedo ver, La martita ha quedado desahuciada Por el pellejo que le cae Y las botas tan añejas Que vestía el otro día. Santa Rosa maculada, Más tocada que Constanza Que Martina o que Marcela, De solo cinco años De solo diez o solo ocho Y es que aquí la edad no es barrera Ni pal Víctor ni pa la fría Muerte alborotada Que visita tan seguido esta cañada ¿Será tan chicata con su máscara de perfil retorcido De plástico agujereado sobre el manto del feriante Que se habrá perdido en estas calles? ¡Ay! La pobrecita que no entiende Que sus años ya pasaron Y esos vestiditos no dan más que pena Se acerca noche de brujas y los niños se pelean, ¡La máscara es mía!, gritan, La máscara es mía, Hasta que el más grande de ellos El gordo Cifuentes

Reparte sonrisas entre llantos y griterío, Con su cuchilla hechiza Y la iglesia a sus espaldas que acobija, ¡Pucha que acobija! ¡Ay! Que le digan a esa pobre Con su leve barriguita Que se compre una faja O que tome pura agüita

Tomasito, Tomason, Conectado a un tubo y una pensión, Del útero al sueño, Un letargo finito, fenobarbital díganme el valor de la vida, cuando pende de la usura.

Con usura dice, con usura no hay hombre que viva en casa de buena piedra, con usura no hay buen morir, por usura vive mientras la madre tenga pensión que cobrar. ¡Ay! Esa chiquilla A quedado desahuciada A los treinta tres La moda la tiene abandonada ¿Qué dirá el panadero entre hallulla y hallulla Sobre la aburrida muerte y sus enseres de ultratumba? Dice que no hay pan sin agua Ni harina sin trigo, Que no hay dulce sin salado, Ni menos calore’ sin frío. Que no habría amor si no fuera por el odio, Ni habría cuerpos si no fuera por los cuervos, Entonces, Propone mientras amasa, si olvidamos la vida, Se nos acaba la muerte. El niño escucha. Y así es como, Le explica al niño, Se echan a morir antes tantas gentes, Perdiéndose En la eternidad del olvido. Francisco Villalón Estudiante de Medicina


Libro Buscando Sentido 2013 Busca el tuyo en la Direcci贸n de Comunicaciones de la Facultad de Medicina CAS-UDD


Revista academia N°16  

Número dedicado a Docencia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you