Revista SFM

Page 1

revista

sfm 00

Sociedad Fotográfica de Málaga

1



Sumario

4 Presentación

Editorial 6 8 Fotografía analógica Porfolios 10 30 Concurso Social 34 Ventana jóvenes fotógraf@s 58 Formación Cineforum 94 100 Retos fotográficos 108 Hecho en Málaga Exposiciones 126

Entrevistas 40 Manuel Viola Figueras Premio Nacional de Fotografia CEF

68 Gonzalo Sáenz de Santamaría

Nº 0 Ene-Jun. 2021

Coordinación Francisco Javier Núñez Zamora Edición José Torres Tabanera Maquetación Salvador López Caminata Francisco Javier Núñez Secciones Amelia de los Rios Corpas Chipi Loring Moreno Anabel Pacheco Bermúdez Rocío Jurado Vigo Lluis Dubreuil Torruella M. José Cantero Angulo Colaboraciones Juan A. Fernández Rivero Teresa García Ballesteros Alfredo Oliva Delgado Foto de portada Guerrero Mursi. Etiopía Gonzalo Sáenz de Santamaría.

82 Pío Cabanillas

Firmas 26 Juan A. Fernández Rivero Teresa García Ballesteros Colección Fernández Rivero

28 Alfredo Oliva Delgado Doctor en Psicología

Sociedad Fotográfica de Málaga SFM ® Copyright © SFM Copyright © de las fotografías: Sus autores Página anterior: Rio Tinto: Torres Tabanera Arcoluna: Rocío Jurado

3


PRESENTACIÓN de la Revista Al iniciar un proyecto, siempre, afloran las emociones más intensas, comparables incluso, a los “cosquilleos abdominales” al descubrir el primer amor. Pero, no es menos cierto que, también, salen a la luz esos “miedos escénicos”, con dudas sobre el resultado final y si se llegará a estar a la altura de lo esperado o cubrir las expectativas con las que nace y se configura. En la SOCIEDAD FOTOGRÁFICA DE MÁLAGA (SFM) la idea de crear una revista que recogiese las vivencias de la asociación ha estado presente, como objetivo a desarrollar, desde sus inicios, pero, por unas circunstancias u otras, hasta ahora no había encontrado su momento. Y es que los proyectos, como todo en la vida, no siempre se llevan adelante cuando se quiere, sino cuando se puede, y éste ha sido también el caso de la revista de la SFM: se ha desarrollado cuando se ha podido. Y en el 2021 la SFM ha conseguido que un grupo de socios haya dado un paso al frente y, con toda su ilusión, aunar el esfuerzo de todos para materializar el nacimiento de la Revista SFM, haciendo familiares vocablos como edición, maquetación, contenidos, secciones, colaboraciones, etc,… La SFM, en sus nueve años de vida y con más de doscientos socios que la apoyan, contando entre sus socios de honor con fotógrafos de tan reconocido prestigio como Josep María Ribas Prous, Cristina García Rodero, Isabel Muñoz, Gervasio Sánchez, Chema Madoz, Concha Casajus, Juan Manuel Castro Prieto o Pierre Gonnord, ha sido capaz de hacer historia y ser un referente en la fotografía malagueña, andaluza y española, y esa historia la queremos seguir haciendo y contando en nuestra Revista SFM. En esta puesta de largo, no podían faltar temas tan relevantes como las entrevistas a nuestro primer presidente y uno de los socios fundadores, MANUEL VIOLA, Premio al Mejor Fotógrafo CEF 2019 o al fotógrafo documentalista, PÍO CABANILLAS, reconociendo el esfuerzo por traer a Málaga su exposición de tintes históricos como es “Siria Eterna”, sin olvidarnos de GONZALO SÁENZ DE SANTAMARÍA, profesor y fotógrafo profesional, especializado en fotografía de viajes. En este mismo sentido, las aportaciones de los malagueños, TERESA GARCÍA BALLESTEROS y JUAN A. FERNÁNDEZ RIVERO, como unos de los coleccionistas e historiadores de fotografía más relevantes a nivel nacional e internacional, así como

4


la de ALFREDO OLIVA DELGADO, doctor en Psicología en la Universidad de Sevilla, como persona que, quizás, mejor entiende la motivación y creatividad en fotografía. Y, por supuesto, en esa idea de plasmar las vivencias de la Sociedad Fotográfica de Málaga y sus socios, no han podido faltar las ilustraciones que recogen las innumerables actividades realizadas en un año de restricciones, como ha sido el 2020, y que, a pesar de todo, la SFM ha sido capaz de reinventarse y ser la asociación fotográfica que más actividades ha desarrollado en este restrictivo y complicado año. Me gustaría finalizar esta presentación trasladando, a todo el equipo de la revista, mi más sincera felicitación, animándolos a mantener esa ilusión del primer número y que en todos los sucesivos, que esperamos sean muchos, sigan sintiendo ese mismo “cosquilleo” del comienzo de proyecto, porque lo difícil no es llegar, sino mantenerse con la misma ilusión del primer día. Igualmente quisiera aprovechar este momento tan especial para transmitir mi reconocimiento y gratitud a todos los socios que, con su abnegado trabajo y apoyo, hacen posible que la SFM sea cada día más grande e importante como referente de la fotografía malagueña, andaluza y española. Antonio G. Redondo Presidente de la Sociedad Fotográfica de Málaga

5


EDITORIAL Cada persona tiene su ventana favorita para asomarse, los medios de comunicación nos ofrecen muchas por las que mirar: períódicos, programas de televisión, libros, internet, revistas... la lista es muy larga. Todas las ventanas nos permiten adentrarnos en otras realidades, mirar a través de los ojos de otras personas y ver lo que ellas ven. A veces es tan grande la oferta de contenidos que las miradas son leves, tanto en la hondura como en el tiempo, nuestra capacidad de atención se adapta a la enormidad de estímulos que se nos ofrecen. Tal profusión conlleva, de manera irremediable, una disminución en la profundidad o trascendencia de todo aquello que se muestra; la intensidad de los estímulos condiciona el tiempo que dedicamos a cada uno de ellos, la inanidad y la banalidad amenazan desde la sombra. Esta revista requiere una mirada sosegada, sus contenidos exigen atención y reflexión. Las personas que nos han ayudado con sus colaboraciones o que han respondido a nuestras preguntas nos permiten acceder a sus realidades, las actividades reseñadas permiten una mirada a los interiores de la Sociedad Fotográfica de Málaga, muestran sus “órganos “ y su funcionamiento. ¿Conseguiremos ser el vehículo de las miradas propias y ajenas a la SFM? Esa es nuestra pretensión, mostrar, a todas las personas interesadas en la fotografía, nuestras inquietudes colectivas e individuales, las que nos llevan a pertenecer a la SFM y a dedicar parte de nuestro tiempo a las imágenes. Os damos la bienvenida, estáis entrando por primera vez en la revista SFM, os pedimos que nos deis también la bienvenida, que nos dejéis entrar en vuestras pantallas y durante unos minutos vuestra atención sea nuestra. Para llegar a ser la revista de todas las personas que formamos la SFM, necesitamos vuestra colaboración; nos vamos a alimentar de los contenidos (informativos, expositivos, formativos, divulgativos...), artículos y opiniones que aportéis. Nos ayudaréis a crecer si contestais a la encuesta que enlazamos en la última página, así podremos decir de verdad que esta es nuestra revista y que expresa nuestras maneras de vivir la fotografía. Francisco Javier Núñez Coordinador

6


7


FOTOGRAFÍA Analógica La denominación de fotografía analógica empezó a usarse para distinguir la fotografía tradicional, química o argéntica, de la fotografía digital. Antes de 1990, la “resolución” tenía que ver con las maneras de resolver problemas y conflictos y el “ruido” con el alboroto. La llegada de la fotografía digital trajo consigo nuevos significados que relegaron al olvido otros términos relacionados con la fotografía tradicional como “revelador”, “fijador” o “baño de paro”. Poco a poco el mundo digital fue ocupando el lugar de la fotografía tradicional (ya analógica) y desplazando el laboratorio tradicional a la habitación del ordenador y la impresora, aunque destacadas escuelas de fotografía, como la de Nueva York o la EFTI siguen apostando por su supervivencia, cada vez más presente entre muchas de las personas que se dedican al mundo de la imagen. La SFM dispone, en su sede, de un laboratorio completo a disposición de sus soci@s en el que el grupo de fotografía analógica de la sociedad ha ido desarrollando sus actividades, que finalizaron con la exposición de los trabajos realizados durante el año 2019 y primeros meses de 2020. Las actividades de este grupo incluyen una formación básica para todas aquellas personas que nunca han revelado manualmente, desde la colocación y manipulación de los carretes, revisión de conceptos (sensibilidad, parámetros de las cámaras analógicas..) hasta el revelado de los negativos, contactos, ampliación y positivado en papel fotográfico.

8


FOTOGRAFÍA Analógica

9


PORFOLIOS SFM JOSÉ ANTONIO MARTINEZ DOÑA

10


11


12


Fragilidad 13


14


15


PORFOLIOS SFM JOSÉ RAMÓN SAN JOSÉ RUIGÓMEZ

16


PORFOLIOS SFM

Noctámbulos

17


18


Historias de una escalera 19


20


21


LLUIS DUBREUIL

22


Para apreciar el efecto de 3 dimensiones en las fotografías estereoscópicas de Lluis, es necesario el uso de gafas bicolor. Así se consigue que cada ojo perciba una información distinta, que el cerebro integra creando la sensación de visión en 3 dimensiones.

23


LLUIS DUBREUIL

24


25


COLECCIÓN Fernández Rivero Un retrato desconocido de Doña Trinidad Grund Contribuir a la iconografía de los personajes que para una sociedad encarnan sus valores más preciados es una aportación que, en ocasiones, nos satisface como coleccionistas. En este caso, se trata del hallazgo de una fotografía en la que aparece Doña Trinidad Grund, todo un personaje en la historia de Málaga. Hemos de ubicarnos en la segunda mitad del siglo XIX para situar la figura de Trinidad Grund y Cereno del Campo (Sevilla 1821 – Málaga 1896), hija de una sevillana y un exiliado prusiano, que instalaron su hogar en una casa de la Alameda malagueña. Hoy una calle del centro de la ciudad, paralela a aquella que vio su infancia, nos recuerda el nombre de esta mujer cuya notoriedad comienza por su matrimonio con Manuel Agustín Heredia Livermore, de quien enviudó apenas cuatro años después, y por su trágico destino, ya que perdió primero a su hijo mayor y después a sus hijas en un naufragio en el que ella misma estuvo a punto de perecer. Esta circunstancia marcó su vida en lo sucesivo, ya que sin renunciar a los privilegios de su fortuna sí dedicó una gran parte de su hacienda y energías a mejorar la vida de sus conciudadanos más desfavorecidos, en una Málaga industrial marcada por salarios de miseria, la ausencia de salubridad y de asistencia pública. Pero ¿qué tenemos de su imagen personal o la de su entorno? Hasta ahora solo conocíamos una fotografía, que aparece una y otra vez en todas las reseñas y biografías que se han hecho de su persona, es una instantánea de Trinidad realizada por el fotógrafo Ayola en Granada. Nuestro personaje aparece con una edad próxima a la cincuentena, sentada, con pluma y cuaderno en las manos y mirando con decisión a la cámara, junto a su hermana Felisa, ésta de perfil en una actitud recogida. Es una imagen que da fe de la descripción que hizo de ella, en su necrológica, Francisco Silvela, al describirla como “una mujer hermosísima, de cuerpo airoso y un tanto varonil, estatura crecida, facciones por extremo expresivas, y unos ojos claros cuya mirada se encendía al dirigirse, siempre recta y resuelta, sobre aquel que le hablaba, como si nunca temiera de los demás, no jamás hubieran entrado en su alma pensamientos ni flaquezas, de los que hacen involuntariamente inclinar la vista. […] con la majestad y elegancia de una gran señora.” La fotografía que presentamos aquí, fue realizada por el fotógrafo Pedro Fernández, que tuvo un efímero estudio en la calle Nueva nº 25 de Málaga, al menos durante el año de 1888. Tiene unas dimensiones de 12,5x17,2 cm y está pegada a la cartulina del estudio fotográfico con la inscripción al pié de: “Fotografía de P. Fernandez | PF | Ce. Nueva,Nº,25 | Malaga”, Sobre la imagen pueden descifrarse las palabras: Mama Tias Trini y ... pero el dorso nos da la pista más segura para esta atribución, además del parecido real del personaje de la señora mayor con la fotografía a la que hemos hecho alusión, en letras claras y a tinta se lee: Este retrato contiene tres personas muy bonitas que son, mamá, tía Trini Grund y Soledad Moreno. 26


Queda aquí una puerta abierta a los investigadores sobre la identidad de estas acompañantes, quizá alguien de su numerosa familia Grund o de sus cuñados, los Heredia. El bello jardín en que están situadas, además de los detalles decorativos, también ofrece la pista de la torre de una iglesia que se vislumbra en la lejanía. Pero sobre todo llaman la atención los juguetes, la muñeca que sostiene la niña y la preciosa carroza con caballos sobre la mesa de mimbre. ¿Sería un día de Reyes y Doña Trinidad llamó al fotógrafo para que inmortalizara aquel instante de la visita de la madre y la niña?. Aquí os lo dejamos.

Teresa García Ballesteros y Juan Antonio Fernández Rivero Coleccionistas e historiadores de fotografía

cfrivero.blog

27


ALFREDO OLIVA DELGADO Motivación y creatividad en fotografía No es difícil escuchar a algún fotógrafo o fotógrafa comentar que hace las fotos que le gustan sin importarle mucho la opinión de los demás. Aunque no me atrevería a negar por completo la sinceridad de esa afirmación, me surgen muchas dudas al respecto. Estoy convencido de que la mayoría de nosotros, cuando fotografiamos, lo hacemos teniendo en cuenta que esas imágenes van a tener unos destinatarios que tarde o temprano las contemplarán. Sin observadores muchos de nosotros no haríamos fotos. Observadores que pueden ser de distinto tipo: seguidores de redes sociales, amigos o amigas a quienes mostraremos las fotos, visitantes de exposiciones, jurados o comisarios, por citar los más usuales. Todas las personas tenemos tres necesidades psicológicas básicas: sentirnos autónomos, sentirnos competentes y sentirnos vinculados y queridos. Por lo tanto, es posible que cuando hacemos fotos y las subimos a la red, o las mostramos por cualquier otra vía, podamos hacerlo para satisfacer algunas de estas necesidades. Una posibilidad es que tratemos de sentirnos competentes porque por ahí flaqueamos. En ese caso es muy probable que actuemos moviéndonos en esa zona familiar en la que nos sentimos seguros y en la que sabemos que no fracasaremos. Asumiremos pocos riesgos yendo a lo seguro por lo que seremos demasiado previsibles y poco creativos. Eso no significa que debamos ser indiferentes a la opinión de los demás. En realidad, para mejorar es muy necesario escuchar comentarios críticos, y a ser posibles de expertos, que vayan más allá de la aprobación que representa un simple “like”. Un feedback que puede llevarnos a ampliar nuestros horizontes, a cambiar o refinar nuestra estrategia o estilo y a seguir profundizando en nuestro aprendizaje. Cabe también la posibilidad de nos movamos motivados por la búsqueda de aprobación por parte del grupo. Podremos hacer fotos buscando esa aceptación que tanto necesitamos, y renunciando a lo que podría ser una pura necesidad de auto-expresión. Así, cuando esa necesidad de aprobación es el faro que nos guía seremos demasiado vulnerables a la opinión de los demás. Y los “likes” que recibamos irán moldeando tanto nuestro estilo que se volverá cada vez más estereotipado y artificial. Pero también es posible que tengamos esas necesidades bien satisfechas, y seamos personas que se sientan relativamente competentes, vinculadas y autónomas. En ese caso es menos probable que actuemos impulsados por la necesidad de satisfacer esas necesidades. Es decir, tendremos una motivación intrínseca para hacer fotografías por el simple placer que nos produce implicarnos en esa actividad. Por el mero empeño de aprender y mejorar. Esa es la motivación que hace que fotografiemos y editemos sin sentir ningún tipo de presión externa. De que nos dejemos llevar por la intuición y la autoexpresión haciendo más fácil el surgimiento de la 28


creatividad. Y de que pongamos mucho empeño y esfuerzo en la actividad a la vez que disfrutamos con ello, sin sentir cansancio o hastío. Es evidente que el surgi miento de esa creatividad precisa de más ingredientes y que son necesarios los conocimientos y el dominio técnico, ya que es improbable que la creatividad surja de la nada. Pero el camino se hace andando, y la motivación es el mejor motor para recorrerlo. Sé tu mismo/a y abre la ventana a la creatividad. Alfredo Oliva Delgado Doctor en Psicología Universidad de Sevilla

29


CONCURSO Social Jurados 2020 Silvia J. Esteban Licenciada en Historia del Arte (Universidad de Málaga) y Bellas Artes (Universidad de Granada) especializada en fotografía Su labor profesional se centra en la docencia, la fotografía y el diseño. Ha sido profesora y directora académica en APERTURA. Centro de fotografía y artes visuales de Málaga y profesora de fotografía en EADE Estudios Universitarios. Compagina su labor docente con su labor profesional como fotógrafa y diseñadora editorial. www.sjesteban.com

30


Migue Fernández Licenciado en Comunicación Audiovisual (Universidad de Málags) ciudad actual de residencia. Fotoperiodista desde el año 2007, trabaja para el Diario Málaga Hoy y colabora en diferentes medios nacionales e internacionales como El Pais, La Vanguardia y Voetbol Internacional, entre otros. Actualmente trabaja como colaborador freelance para Diario Sur (Málaga) MigueFernández.blogspot.com

31


CONCURSO Social Jurados 2020 Manuel Santos

Doctor en Bellas Artes e Ingeniero Superior de Telecomunicaciones. Especializado en fotografía contemporánea, ha organizado numerosas exposiciones y talleres de artistas nacionales e internacionales para el Ministerio de Cultura, Museo Reina Sofía, Círculo de Bellas Artes de Madrid... Ha publicado numerosos artículos sobre crítica e historia de la fotografía, así como distintos libros sobre fotografía contemporánea. Ha trabajado como investigador privado durante dos años en el Museo Internacional de la Fotografía de New York, dedicado a la conservación y restauración de colecciones de fotografía.

32


Silvia J. Esteban

Manuel Santos

Migue Fernández

33


VENTANA Jóvenes fotógraf@s Ricardo Espiau Sánchez Sevilla 1984

Actualmente se encuentra en mitad del

recorrido formativo en fotografía de la Escuela de Arte de Sevilla. Sus comienzos en fotografía se enmarcan en el grupo “Aula de fotografía” de la Universidad de Sevilla, en la que estudió Ingeniería de Telecomunicación. Su formación en fotografía le ha permitido trabajar como fotógrafo desde 2012.

www.ricardoespiau.es IG: @ricardoespiau.es https://www.instagram.com/ricardoespiau/ FB: https://www.facebook.com/ RicardoEspiau

34


Proyectos: Istmos

Picture Element

No ID 35


VENTANA Jóvenes fotógraf@s Carmen Campos

Criada en la cultura visual de los

años 90 e interesada por el arte desde la infancia, es graduada superior en fotografía por la Escuela de Arte San Telmo, Málaga, donde desarrolla un estilo introspectivo en el que se expresa libremente. En sus obras, principalmente en blanco y negro, predominan los paisajes que define como autorretratos, partes de su propio ser. No usa el blanco y negro como un mero recurso estético, sino como un reflejo de lo que ocurre en su mente, en la que la mayoría de recuerdos no tienen color.

Proyectos:

Carretes 36


Memorias distorsionadas 55

37


VENTANA Jóvenes fotógraf@s Isabel Díaz

Graduada superior en fotografía y video

por la Escuela de Arte San Telmo, Málaga. El proyecto “Mutatio” es una inspiración de un trabajo anterior, “tercer mes”. En este proyecto el reflejo de la persona que se proyecta en el agua representa la pérdida personal que podemos llegar a experimentar por el peso de las telas, las distintas dificultades de la vida. El agua, una sustancia cambiante, refleja esas transformaciones personales.

Proyectos:

38


Mutatio

39


40


Manuel Viola Figueras ENTREVISTA Por Rocío Jurado

Manuel Viola nuestro primer entrevistado para el número 0 de la revista de la SFM, se adentró en el apasionante mundo de la fotografía cuando aún sólo tenía unos 12 años y con 17 ya ganó su primer concurso en Sevilla. A partir de entonces, y aunque se dedica profesionalmente a la medicina, la fotografía ha sido siempre su vocación artística y su modo de expresión, moviéndose en la fotografía documental, aunque siempre desde una visión artística. Es fundador y ha sido presidente de la Sociedad Fotográfica de Málaga desde su creación, en 2011, hasta hace casi un par de años, por lo que es un pilar fundamental de la Sociedad, muy querido y admirado por todos sus componentes. Vicepresidente de la Federación Andaluza de Fotografía (desde 2015 al 2017) y actual Vocal de Relaciones Institucionales de la misma. Manuel ha obtenido muchos éxitos y más de 50 premios nacionales e internacionales, destacando el conseguir en el 2019 el Premio Nacional de la Confederación Española de Fotografía (CEF). Más de 45 exposiciones individuales desde el 2009 hasta la actualidad a lo largo del territorio nacional conforman su extenso currículum.

41


Buenas, Manuel, lo primero es agradecerte el compartir parte de tu tiempo, experiencia y tus imágenes con nosotros. Ahora, en estos tiempos tan difíciles que estamos pasando, son como un soplo de aire fresco que nos hace reflexionar y viajar por diferentes culturas. Y ahora cuéntanos; SFM- ¿Cómo compatibilizas una actividad profesional que requiere tanta dedicación con la fotografía? Aprovecho el tiempo todo lo que puedo. Para tomar fotografías, salvo excepciones, lo suelo hacer en vacaciones. La edición, el procesado, las impresiones, la preparación de exposiciones y todo lo demás lo hago en los fines de semana. Mi día a día no me permite mucho más… SFM- En las instalaciones del hospital que diriges has convertido algunos espacios casi en una galería fotográfica ¿cómo eliges a los autores/as para estas exposiciones? Lo has visto perfecto, “casi” una galería fotográfica, que renovamos cada cierto tiempo. Suelen ser exposiciones que se corresponden con los premios del Certamen Internacional de fotografía de Asisa o de algunos autores que han ganado algún apartado. Y hay algunas que pertenecen a un fondo que tiene Asisa para sus Centros, entre las que hay algunas fotos mías. Es curioso ver como las fotografías hacen detenerse a pacientes y acompañantes en su tránsito por el hospital y oír sus comentarios. SFM- En 2019 recibiste el Premio Nacional al mejor fotógrafo de la C.E.F. ¿cambia esa distinción tu trayectoria como fotógrafo, implica una mayor responsabilidad? No, para nada. El Premio Nacional de la CEF fue una gran sorpresa y alegría para mi en ese momento, de agradecimiento a todos los que lo habíais hecho posible, como expresé al recogerlo. Seguí viajando y haciendo fotos hasta principios de marzo de 2.020, cuando, coincidiendo con mi vuelta de un viaje a Etiopía, empecé a intuir lo que se avecinaba viendo el ambiente en los aeropuertos. Lo único que ha cambiado mi vida como fotógrafo es la dichosa pandemia, que me impide viajar e ir completando mis proyectos y el tiempo pasa inexorablemente para todos. Conforme va pasando ese tiempo, perdido, sin que encontremos una salida clara a la situación, vamos impregnándonos de mayor inseguridad y hastío.

42


43


SFM-En las fotos que nos muestras (si no me equivoco) hay varias de la serie ganadora de este premio nacional, “Libertad enjaulada; camino a ninguna parte” Hablamos un poco sobre la historia que hay detrás de esta serie. Esta serie se ha construido a lo largo de varios viajes a la India que han dejado un poso de conocimiento sobre sus realidades y sus costumbres. De todos es conocido el sistema de castas que impera en su sociedad, donde desclasarse es prácticamente imposible, sobre todo en las escalas más inferiores. Pero el tren es otra cosa, salvo algunos vagones exclusivos para mujeres, el tren es el gran crisol que actualiza su cultura y civilización, que siguen en gran medida un movimiento pendular, es un ir y volver, como refiero en el texto de la serie, un viaje casi siempre a ninguna parte. En el tren se mezclan, comen, duermen, socializan, negocian…se olvidan de que al apearse serán de nuevo diferentes entre si. SFM-En muchos de tus retratos se puede apreciar que ya existe cierta complicidad entre fotógrafo y fotografiado por las miradas tan intensas que te regalan ¿qué se siente cuándo se consigue capturar una mirada así? La mayoría de las veces las estas esperando, sabes que va a ocurrir, es el momento de la gran empatía entre los dos polos, el fotografiado y el fotógrafo. Detrás de esa toma muchas veces hay una sonrisa cómplice que se produce y aparece automáticamente tras el disparo de la cámara. La clave está en el respeto; cuando eres aceptado por el otro las barreras caen y la atmósfera se hace mágica. SFM- En tu obra como fotógrafo muestras un gran interés por los aspectos humanos, por las historias que hay detrás de las imágenes, Talibés, Etiopía, los trenes de India ¿podrías hablarnos de este interés? Yo creo que es la suma de mi profesión, mi cultura en valores, la curiosidad… pero sobre todo se ha producido poco a poco un giro en mi punto de interés tras enfrentarme de forma muy clara a la desigualdad social. Ya ves que estamos refiriéndonos a lugares donde su gente vive con serios problemas. Mi interés en cualquier caso se inicia en la fotografía puramente estética y ha transitado progresivamente a una fotografía más comprometida, por eso hago reportaje documental, creo yo. SFM -Para hacer el proyecto “Talibés”, por ejemplo, imagino que tienes que tener una gran sensibilidad y a la vez mucha entereza como persona, ya que la historia que nos cuentas a través de tus imágenes es realmente desgarradora, pero a la vez imagino que tiene que ser muy satisfactorio ver, que gracias a tu trabajo, puedes darlas a conocer ¿has sentido alguna vez que te faltaban las fuerzas para seguir haciendo alguno de tus proyectos? y, si es así, ¿cómo lo has superado? 44


Hasta ahora casi siempre he logrado sobreponerme a la tristeza que genera contemplar la adversidad de estas personas, porque de forma natural me alineo de su lado y eso ayuda a superar muchas situaciones de conflicto personal, te motiva. En mis proyectos he encontrado dificultades claro, porque las imágenes tienen que ocurrir y como no soy partidario de la impostación, a veces siento impaciencia por terminar una historia. Soy muy exigente conmigo mismo y aunque creo que esto a veces me retrasa o me distrae en los proyectos, si empiezo algo, procuro terminarlo antes o después, aunque lógicamente hay proyectos que se han quedado en el camino, casi siempre por dificultades en la accesibilidad. SFM-Robert Capa decía “si una foto no es buena, es que no estás lo suficientemente cerca”, en tus imágenes se ve claramente que te gusta adentrarte en las escenas, cosa que hace que al verlas nosotros también lo sintamos así; ¿cómo consigues acceder a veces a un entorno tan íntimo y familiar, te lleva mucho tiempo hacerlo? En líneas generales se cumple siempre eso de que “todo el mundo es bueno”, que no es un dicho sino una realidad. Ribas Prous me hace mucho esta misma pregunta y la conversamos cada vez. He transitado por sitios complicados, de violencia, de enfermedades como el ébola o la malaria, de terrorismo, he vivido (mientras dormía) algún golpe de estado en África y he tomado fotos en lugares de extrema pobreza como los grandes Slums de la Indía en Delhi o Bombay, o las Daaras de Senegal y Gambia, pero la verdad es que nunca me he sentido amenazado seriamente. Yo creo que me deben ver como a alguien inofensivo. En estos ambientes la gente te da lo que tiene, o, mejor dicho, lo mejor que tiene. Siempre la curiosidad mutua hace a los humanos acercarse entre si. Y luego aparece la solidaridad. Recuerdo una anécdota en una conferencia durante los Encuentros de Albarracín de Gervasio Sánchez. En las preguntas, un triste personaje pidió la palabra para decirme que la historia de los Talibés ya era conocida. Le respondí en forma muy escueta: Allí siguen. SFM- ¿Te apoyas siempre de la luz natural o hay veces en la que usas algún tipo de iluminación externa? Al principio usaba indistintamente luz natural o un “magnífico estudio de pocos metros cuadrados” con un flexo de estudiante y una única lámpara de 100 watios luz de día; la modelo era la misma siempre. Creo que eso lo abandoné en los inicios de la carrera de medicina. Desde entonces única y exclusivamente luz natural, con un predominio claro del concepto luz-ventana. Al final independientemente de la iluminación, ocurre lo mismo, se mantiene tu concepto visual.

45


46


47


SFM- ¿Qué razones te llevan a usar el blanco y negro en algunos proyectos y el color en otros? Cuando empecé en la fotografía, analógica, tardé muchos años en hacer algo en color, concretamente diapositivas, pero al no procesarlas yo mismo no me atraía tanto como los miles de horas en el cuarto oscuro, donde te sientes artesano de tu obra de forma completa. Al empezar en digital, como somos animales de costumbres, repetí inconscientemente el mismo esquema. Procesar en blanco y negro era más espontáneo para mí que hacerlo en color, donde muchas veces me desorientaba. Un simple ejercicio, procesar una misma foto en color y en monocromo ayuda a tomar decisiones, porque raras veces pueden coexistir ambos y eso ayuda y decanta el procesado final. El monocromo hace más énfasis en la imagen, la dramatiza más, pero el color te sitúa más en la realidad. SFM-¿Piensas que blanco y negro y color son dos lenguajes diferentes? No, tu expresión es la misma y la concretas en el encuadre, en tu punto de vista, que trata de contar esa historia como la ves; a fin de cuentas eso es lo que hacemos fotografiando. Quizás el blanco y negro aporta más impacto per se, pero un tratamiento adecuado del color también puede realzar determinados aspectos. Elegir entre una forma u otra es a veces difícil y necesita tiempo, reposo y al final… ¿atrevimiento?. SFM-¿Puedes hablarnos de tu experiencia en el certamen fotográfico Asisa? ¿Es muy complicado organizar un evento de este tipo? Ya van 12 ediciones, empezamos recibiendo obras en papel que con dificultad llegaban a 1000 y el fallo lo hacían tres jurados. De ahí hemos pasado a 32500 fotos en plataforma digital, jurado de admisión y jurado final con selección de tres días, 162 premios entre FIAP, CEF y FAF y 32.000 € en premios. No hemos abandonado los premios a series entre 5 y 7 fotos, lo que hace el concurso más complejo, pero más completo, ya que muestra más la dimensión de los ganadores. La organización es ciertamente compleja, pero con los errores se adquiere una experiencia que los limita, porque ya prevés en cierta medida qué puede fallar. La elección de jurados también tiene su dificultad; siempre hemos optado por fotógrafos de máximo nivel como bien conoces. Es una gran experiencia la que aporta, pero también un gran esfuerzo. SFM-¿Nos puedes hablar de tu equipo fotográfico cuando viajas? Dos cuerpos de cámara que acepten las mismas ópticas, un 24-70, un 16-35 y a veces un 70-200 como objetivos. Un ordenador lo más pequeño posible y dos discos duros para replicar los archivos, varias tarjetas de alta capacidad, 48


y elementos de limpieza y cargador de baterías. No llevo trípode, ni flash, ni otros elementos. SFM-Sé de primera mano que en algunos de tus viajes vas acompañado de otros compañeros, pero...¿prefieres viajar sólo o en compañía? ¿por qué? He viajado absolutamente solo y he viajado con compañeros fotógrafos, pero amigos, nunca con más de dos, que además han sido solo dos veces. Por lo general viajo solo o con un amigo fotógrafo. Me han acompañado José María García, Manuel Espinosa, Antonio García Redondo, Horacio Muñoz y Luís Benzo. Grandes y buenos amigos. Desde el punto de vista creativo estás más cómodo solo, no compartes tomas ni espacios, pero el viaje fotográfico no son sólo las fotos, es el viaje en sí y compartir, lo que define con más nitidez la amistad y la fortalece. Te ayuda también a que tus encuadres sean diferentes a los del otro fotógrafo, a que te exijas más en cada toma. SFM-¿Cuáles han sido tus viajes preferidos? Quizás los más repetidos, Senegal, India y Etiopía que es donde se completan más mis trabajos. Algunos lugares como Vietnam, Myanmar, etc... me han defraudado, fundamentalmente por la luz con la que he coincidido. SFM¿Cómo es ese momento, en el que, tras llegar de algún viaje, toca ponerse a seleccionar fotos? ¿pides ayuda a alguien a la hora de editar tus trabajos? De forma inconsciente sabes cuando y donde has hecho una buena foto, porque son momentos que te han marcado especialmente y las tienes en tu retina, pero no son esas las únicas fotos de ese viaje y eso se debe tener en cuenta y esperar. Suelo editar yo solo y a ratos, pero lo habitual es que deje pasar un tiempo antes de empezar con ese trabajo que te ilusiona y te desmorona por momentos. Procuro alejarme un poco del viaje para hacer esa selección de forma más descontextualizada. Algunas veces, una foto trepidada me frustra tanto que me hace abandonar un tiempo la edición de ese viaje. Otras veces en esa trepidación encuentras la hoja de ruta de ese viaje. Así pasó con “Talibés”. SFM-Ahora que con la pandemia el tema de viajar es muy complicado ¿te plantearías hacer alguno de tus proyectos aquí, en nuestro país? Bueno, eso de no poder viajar y convivir día a día con el virus me tiene de mal humor, es como sentirse amenazado e impotente todo el día. Tampoco aquí se puede uno mover mucho, así que estoy montando un estudio y volviendo a mis inicios, a ver que ocurre. 49


50


51


SFM-¿Nos puedes hablar de tus próximos proyectos? En la actualidad estoy trabajando en un libro que transita por la espiritualidad a través de mis fotos con Chema Conesa como editor del mismo. Espero que termine pronto el “suplicio” que una aventura como esta supone y que os guste. También tengo pendiente exposiciones en Madrid en el que creo que volveré a Photoespaña, Asturias, Málaga, y alguna más. SFM-Para terminar me gustaría darte las gracias de nuevo ya que los compañeros estoy segura que van a disfrutar y a descubrir muchas cosas gracias a tu experiencia, imagina que alguno de los lectores tras ver tu trabajo se anima a hacer un proyecto documental ¿qué consejo le darías? Los proyectos documentales son muy de corazón hacia dentro y es difícil dar consejos en este sentido, ya que cada uno gestiona sus sentimientos como mejor puede. El mejor consejo es que sean auténticos, que se respeten a sí mismos. Quiero agradecer a la SFM y a ti, Rocío, esta entrevista y desde aquí animar a nuestros socios y compañeros a continuar este proyecto de la Sociedad Fotográfica de Málaga, único por su dimensión en socios y proyectos, pero sobre todo por sus valores basados en la no exclusión, la libertad, la independencia y la cultura. Gracias. ¡Un abrazo! Rocío Jurado.

52


53


54


55


56


57


El Sensor Fotográfico Texto e imágenes:

José Torres Tabanera

El sensor fotográfico, tal y como lo conocemos hoy en día, es un dispositivo sensible a la luz que se utiliza en la fotografía digital para registrar una imagen, siendo uno de los elementos más importantes (si no el más importante) de toda la ingeniería en la fotografía digital actual.

La estructura del sensor fotográfico A grandes rasgos es la siguiente:

- Una capa base de soporte de los componentes. - Una capa de circuitos de transmisión de señales (tanto de luminancia como de autoenfoque). - Una cuadrícula de fotositos sensibles a la luz, conectados a un circuito de transmisión de señales eléctricas (en los sensores más modernos existen unos detectores de fase colocados entre los fotositos, que se encargan de realizar el enfoque de la imagen en el plano focal con mucha rapidez y muy alta precisión). - Una retícula con los colores primarios RGB conocida como “Patrón Bayer” colocada sobre los fotositos. - Una serie de filtros (de Paso Bajo, de bloqueo infrarrojo...), colocados sobre la retícula RGB Bayer.

Referencia especial al filtro de Paso Bajo:

Debido a que el sensor tiene una estructura de reticula, al fotografiar objetos con patrones repetitivos (rejillas, tramas de tejidos, etc), pueden aparecer en la imagen interferencias en forma de bandas de color conocidas como “Efecto Moiré”. Para mitigar este efecto en lo posible, los sensores llevan instalado un filtro especial denominado filtro de “Paso Bajo”, que se encarga de bloquear los picos de alta frecuencia presentes en la imagen impidiendo que se produzca este efecto. Pero este filtro tiende también a reducir la nitidez general, por lo que casi todas las imágenes digitales deben ser enfocadas posteriormente mediante un programa de edición. Actualmente algunas cámaras utilizan sensores desprovistos del filtro de Paso Bajo, dejando que el propio procesador de la cámara corrija mediante software el posible efecto Moiré, y consiguiendo de este modo unas imágenes con mayor definición.

58


La capacidad de captación de luz por este dispositivo y su posterior conversión en una imagen, viene dada por varios factores: -El tipo de sensor: CCD, CMOS, Foveon X3… -El tamaño físico del sensor: Formato Medio, Full Frame (35 mm), Aps, Micro Cuatro Tercios… -El tamaño de los fotositos (nano-celdas donde los fotones excitan partículas de un material sensible a la luz, convirtiéndola en señales eléctricas).

-La tecnología de filtrado de color: Patrón Bayer RGB, Patrón RYB, Patrón TRANS de Fuji, Estructura Foveon… -La tecnología de transmisión de la información entre el sensor y la CPU de la cámara. -El procesado de dicha información por el firmware de la cámara y su conversión en una imagen real.

El primer sensor capaz de registrar una imagen fue creado entre 1969 y 1971. Era un sensor lineal muy similar al de los escáneres planos de la actualidad que, debido a la tecnología utilizada en su diseño y fabricación, se denominó Coupled Charge Device o CCD (en Español: Dispositivo de Acoplamiento de Carga) en el que la imagen se formaba haciendo barridos secuenciales acumulativos con el fotorreceptor.

TIPOS DE SENSORES FOTOGRÁFICOS ACTUALES CCD: Convierte en cargas eléctricas la luz que recibe la matriz de fotositos, y las entrega como señal analógica para que el procesador de la cámara genere con ellas una imagen digital. Las principales características de un sensor CCD son su amplio rango dinámico y su bajo nivel de ruido. Sin embargo, su costo de fabricación es mayor y consume más energía que un CMOS.

59


CMOS: A diferencia del CCD, en el CMOS el proceso de

digitalización se realiza de manera interna en el propio sensor. Por este motivo es más barato de fabricar y es mucho más sensible a la luz, siendo el proceso de digitalización mucho más veloz. Tiene un rango dinámico algo menor que el CCD y un mayor nivel de ruido, aunque el consumo de energía es menor.

FOVEON X3: Este sensor, a diferencia de los dos anteriores,

no utiliza una retícula de patrón de color tipo Bayer sino una estructura similar a la antigua película analógica de color, con tres capas apiladas sensibles respectivamente a los colores rojo, verde y azul. La ventaja de este sistema es que cada fotosito recibe la cantidad de luminancia y crominancia que le corresponde, sin necesidad de una posterior interpolación. Por ello la resolución y la fidelidad de color son mucho mayores. Además, al no depender de una estructura en rejilla tipo Bayer, es menos sensible a producir artefactos de color tipo Moiré. Sin embargo, presenta algunos inconvenientes que analizaremos más adelante.

TAMAÑOS Y DIMENSIONES Formato Medio: Utilizado en respaldos digitales para cámaras de formato medio (Phase One, Hasselbald, Mamiya) y en cámaras integrales de formato medio (Fujifilm, Pentax). Con unas dimensiones que oscilan entre los 44x33 y los 54x40 milímetros, unos tamaños de imagen que van desde los 50 mpx hasta los 100 mpx aproximadamente, y un mayor tamaño de los fotositos individuales, estos sensores presentan un amplio rango dinámico, una gran gama de reproducción cromática y un ruido prácticamente residual.En su contra presentan un mayor calentamiento debido a su gran superficie y tienen un elevado coste de fabricación.

60


Full Frame (35 mm):

Considerado el formato de referencia en la fotografía digital, y utilizado ampliamente por marcas como Sony, Canon y Nikon, entre otras, es heredero directo del antiguo formato de película de 35 mm. Con unas dimensiones aproximadas de 24x36 mm, (proporción 3:2) y unos tamaños de imagen que oscilan entre los 20 y los 100 mpx aproximadamente, se considera el formato estándar de la fotografía digital.

APS-C:

Evolución del antiguo formato APS analógico,con unas dimensiones de 24x16 mm aproximadamente (proporción 3:2) y unos tamaños de imagen que varían entre distintos los distintos modelos cada fabricante. Es el formato estándar de las cámaras Fujifilm.

Micro Cuatro Tercios: Formato nativo de las cámaras Olympus y Panasonic. Presenta una proporción 4:3 y unas dimensiones de 17,3x13,8 mm, con un tamaño de imagen que varía entre 16 y 20 mpx.

Sensores de 1”: Con unas dimensiones de aproximadamente 13x9 mm, se utilizan principalmente en cámaras compactas de gama media-alta avanzadas. Sensores de 2/3”: Con unas dimensiones de 9x7 mm aproximadamente, se utilizan en cámaras compactas de gama media. Sensores de 1/1,7”: Principalmente utilizados en cámaras compactas de gama baja y algunos teléfonos móviles de alta gama. Tiene unas dimensiones aproximadas de 8 x 6 mm. Sensores de 1/2”, 1/2,5” y 1/3,4”: Con unas dimensiones de 6,4x5, 6x4 y 4,5x3,5 mm, son utilizados en móviles de todas las gamas.

61


Dentro del tipo de patrón RGB estándar, se ha introducido en el mercado (a través de una conocida marca de móviles) un nuevo diseño original de Samsung: el RYB (Red,Yellow, Blue) donde se sustituye el filtraje verde por uno amarillo. Aunque se consigue una mayor luminosidad y una menor señal de ruido, el procesado de la imagen de un sensor RYB es más complejo que el de un sensor RGB, dando lugar, ocasionalmente, a extraños cambios de color en la imagen final.

De cara al futuro, se están desarrollando sensores hipersensíbles de Grafeno, que tendrán una capacidad de captación de hasta mil veces mayor que la de los sensores actuales.

También se están diseñando sensores con Inteligencia Artificial. Esta nueva función permitirá el procesamiento de la IA en el propio sensor,disminuyendo la latencia de extracción de datos y su envío a la Nube.

Y continúa la evolución de los sensores curvos y su optimización para distancias focales específicas, consiguiendo de este modo una eliminación casi total de las aberraciones esféricas, cromáticas, el viñeteado y la difracción (hablaremos también de ellos en el próximo capitulo dedicado a los objetivos fotográficos). Se prevé que los sensores curvados de de grafeno con IA incorporada sean el estándar de la telefonía móvil de alta gama en los próximos años. 62


Y terminamos con un tipo de sensor muy especial: El sensor monocromo. (Antes de continuar, vamos a hacer aquí una distinción entre los términos “monocromo” y “blanco y negro”: -Monocromo se entiende como una única tonalidad, sea esta blanco y negro puro, sepia, cianotipo, etc. Variaciones dentro de un mismo tono de color. -Blanco y negro debe entenderse, exclusivamente, como variaciones de tonos grises, sin ningún tipo de color. Así pues, cuando de aquí en adelante nos refiramos a “sensor monocromo”, deberá entenderse como “sensor en blanco y negro”). Este tipo de sensores están diseñados exclusivamente para conseguir imágenes en blanco y negro con una nitidez natural y una resolución incomparable en todas las condiciones de iluminación, consiguiendo un ruido muy escaso y fino a casi todos los niveles de sensibilidad ISO.

Funcionamiento de un sensor monocromo

Estos sensores, al estar diseñados para conseguir imágenes exclusivamente en blanco y negro, no necesitan un filtraje tipo Bayer. Esto redunda en que la imagen no necesita ser interpolada y presenta unas características únicas de limpieza y nitidez, casi totalmente libre de artefactos. Habitualmente, cuando necesitamos obtener una imagen en blanco y negro a partir de un sensor convencional, no solo sometemos al archivo original a un procesado interno de conversión RGB, con lo que ello implica, sino que, posteriormente mediante edición, debemos eliminar esa conversión previa RGB para conseguir una imagen monocromática. Un sobre-procesado que puede dañar sensiblemente la fotografía final.

Con un sensor monocromo, el proceso es directo y mucho más sencillo: -Los fotones llegan a los fotositos sin atravesar ningún tipo de filtro de color. En este caso, el fotosito registra únicamente la intensidad de la luminancia que incide sobre él y lo convierte en una señal eléctrica.

-El procesador de la cámara convierte estas señales en valores de gris.

Así, y sin ningún tipo de interpolación, convierte todo el conjunto en una imagen en blanco y negro.

Ventajas e inconvenientes de un sensor monocromático:

-Como hemos dicho, al no necesitar filtraje de color, se evitan la interpolación y la posterior conversión a blanco y negro mediante edición con software externo. -Pero esto obliga, aunque resulte obvio decirlo, a tomar imágenes exclusivamente en blanco y negro. Esto puede ser un contratiempo para la mayoría de los fotógrafos, a menos que trabajen sola y exclusivamente en monocromo. -La calidad de la imagen final es muy superior al blanco y negro editado desde RGB. -Pueden modificarse las tonalidades de la imagen utilizando filtros de color sobre el objetivo de la cámara tal y como se hacía anteriormente con las películas analógicas en blanco y negro, consiguiendo unos resultados espectaculares. 63


Esto se realiza mediante un filtrado previo, colocando justo encima de la capa de fotositos un patrón de color conocido como “Patrón Bayer”.

Este patrón está formado por micro-filtros de colores rojo, verde y azul (RGB), de tal manera que cada fotosito recibe únicamente la luz del color del filtro que tiene justo encima, bloqueando los demás. Así, el fotosito que está cubierto por un micro-filtro rojo que solo deja pasar la luz correspondiente al color rojo, bloqueando las frecuencias de luz verde y el azul.

Posteriormente será la cámara, mediante un complejo proceso de interpolación, la que asigne un valor cromático a los fotositos adyacentes; y con toda esa información creará la entidad que conocemos como “píxel”, que no es ni más ni menos que el resultado de asignar a cada fotosito unos valores de tono, saturación, brillo, etc.

El patrón de color Bayer está diseñado de tal modo que tiene el doble de “píxeles” verdes que rojos y azules, debido a que la visión humana es más sensible en este color. Dentro de los patrones RGB, algunas marcas han desarrollado estructuras propias adaptadas a sus sistemas de captación y procesamiento de imágenes. Tal es el caso de la empresa Fujifilm con sus sensores Trans, y la marca Foveon,

64


Los sensores Trans de Fujifilm, debido a su diseño basado principalmente en un aumento del número de píxeles verdes adyacentes, consiguen un mayor rendimiento con sensibilidades ISO altas y un mayor rango dinámico; aunque para conseguir los mejores resultados suele ser preferible editar los archivos RAF con el programa Capture One, tanto el Express como el Pro. Respecto a la tecnología X3 de Foveon, como ya dijimos anteriormente, no utiliza un único filtro Bayer con alternancia de colores RGB, sino tres filtros superpuestos, cada uno de ellos sensible a uno de los colores primarios al estilo de las emulsiones cromógenas de las películas analógicas. Como puede apreciarse en el esquema, cada color sensibiliza a su capa cromática correspondiente, siendo bloqueado por las demás. Si esto ocurriese al 100 %, solo un color, el de la capa superior, llegaría a los fotositos, haciendo la imagen inviable.

Para corregir esto, cada capa de color está diseñada para permitir el paso de una fracción de la luz del color correspondiente a cada capa en cuestión. Así, la capa sensible al rojo deja pasar un porcentaje a las capas verde y azul, la verde atraviesa la roja sensibilizando su capa correspondiente, y la luz azul atraviesa las dos capas anteriores llegando a la capa destinada a recibir la luz azul. En este proceso, solo una fracción de luz llega a las capas inferiores del sensor, por lo que la cámara debe realizar complejos cálculos de interpolación para conseguir una imagen cromáticamente aceptable. Este es uno de los motivos por los que la tecnología X3 no se ha popularizado entre el resto de los fabricantes. 65


En este momento, surge una cuestión que conviene aclarar: ¿Qué ocurre cuando vemos que, tanto un sensor Full Frame como un Micro Cuatro tercios o un móvil de gama media tienen, por ejemplo, un tamaño de imagen de 20 mpx? Recordemos que un mpx (megapíxel) equivale a un millón de píxeles. Imaginemos que una imagen de 20 mpx está formada por una cuadrícula de 5000x4000 píxeles. Es evidente que, tanto un Full Frame de 20 mpx como un móvil de 20 mpx tienen un sensor con el mismo número de píxeles. Y es evidente, en consecuencia, que al tener el mismo número de píxeles en formatos tan dispares, los fotositos de los distintos formatos han de ser, asimismo, muy diferentes.

Conclusión: A un mismo tamaño de imagen, los fotositos de los formatos mayores son mucho más grandes que los de formatos pequeños. Y esto implica grandes diferencias, tanto en el procesado de la señal de entrada como en la calidad de la imagen final. Tamaño de los captadores de luz (fotositos): Los fotositos (del inglés “photo” y “sites”) son los dispositivos encargados de recibir la luz que llega al sensor y convertirla en energía eléctrica. La intensidad de esta energía, una vez decodificada, es interpretada por el motor de procesado de la cámara y convertida, finalmente, en una imagen. De esto se deduce que el tamaño de los fotositos influye drásticamente en la calidad de la imagen ya que unos fotositos grandes, al tener una mayor superficie, ofrecen una mayor capacidad de captación de luz. Esto conlleva una menor señal de ruido y una mayor gama tonal. Por el contrario, unos fotositos de menor tamaño reciben menos cantidad de luz, obligando al procesador de la cámara a amplificar la señal eléctrica recibida, dando lugar a un aumento sustancial del ruido. 66


Por otra parte, este menor tamaño también influye en la gama tonal que es capaz de registrar el sensor en su conjunto, siendo más restringida en este caso.

De todo lo explicado anteriormente se deduce: -A un mismo número de píxeles: Un sensor de mayor tamaño generará menos ruido y una más amplia gama tonal que uno de menor tamaño (Por ejemplo: Full Frame de 20 Mpx frente a Micro Cuatro Tercios de 20 Mpx.).

-Un sensor de menor tamaño, frente a un sensor de mayor tamaño: Si los fotositos de ambos tienen las mismas dimensiones (por ejemplo, un sensor Micro Cuatro Tercios de 16 Mpx con fotositos de 20 micrómetros frente a un Full Frame de 30 Mpx con fotositos de 20 micrómetros igualmente), la calidad de imagen será muy parecida (independientemente del procesador interno de cada cámara) pero el tamaño físico de la imagen final será diferente en cada uno de ellos.

Tecnologías de filtraje de color: Actualmente, los fotositos no son capaces de registrar el color de la luz que llega hasta ellos; captan solamente su intensidad dando lugar a una difusa imagen en blanco y negro. El color y otras características han de ser “añadidas” durante el procesado de la imagen en la propia cámara.

67


FOTOGRAFÍA DE VIAJES Gonzalo Sáenz de Santamaría Poullet Gonzalo Sáenz de Santa María Poullet, fundador de PhotoTravel, es fotógrafo profesional - especializado en fotografía de viajes-, profesor de fotografía y artista. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, cursó estudios de Artes en la Norwich School Art and Design (Inglaterra); durante muchos años estuvo ligado al mundo del arte contemporáneo, donde consiguió varias becas y premios: Bienal de Jóvenes Artistas Europeos, Skopje, Macedonia, Universidad Internacional de Arte y Pensamiento, Becas Artifariti, Madrid Abierto… Desde siempre ha sido un viajero incansable, y ya antes de fundar PhotoTravel había viajado a más de 70 países. Desde hace casi 10 años organiza viajes fotográficos con la agencia que fundó en el año 2012, y en este tiempo se ha convertido en una referencia mundial en este campo. Sus fotografías, que pueden verse en su página personal www.gonpoullet.com se alejan de las que solemos encontrarnos en las páginas de viajes, acercándose mucho más a las fotografías de una persona interesada en descubrir los aspectos menos superficiales de los países y grupos humanos a los que visita.

SFM: ¿Qué música le pondrías a esta entrevista? De fondo pondría el sonido de los objetivos enfocando y los disparos de las cámaras, mientras a lo lejos se escucha un ritmo tribal africano, un mantra budista, las oraciones de un templo hinduista o el sonido de la algarabía del rio Ganges a su paso por Varanasi.

68


SFM: Gonzalo, has recorrido más de 70 países diferentes ¿te defines como un viajero que hace fotos o un fotógrafo que viaja? Mitad y mitad. Empecé a viajar desde muy joven, antes incluso de llegar al arte y a la fotografía, pero pronto la cámara se hizo un hueco en mi mochila. Desde entonces, viajar y hacer fotografías van de la mano. Son dos imprescindibles, me cuesta concebir la vida sin lo uno o sin lo otro. SFM: ¿Cómo empezó tu relación con la fotografía? ¿y con los viajes? Primero, como ya dije, fueron los viajes. Tuve la suerte de compartir mi infancia con mi tía, que hizo las veces de hermana mayor. Ella es la responsable de inocularme el virus del viajero. Recuerdo la emoción que sentía cuando regresaba de sus viajes y me los narraba con detalle y la sensación de aventura de las primeras veces que me llevó con ella. Lo de la fotografía fue un proceso casi natural. Procedo de una familia de artistas y estudié en la Universidad de Bellas Artes de Sevilla, de corte muy clásico, donde aprendí diversas técnicas para ver esas luces, saber componer, modelar o estudiar a los grandes artistas. Luego tras la facultad estuve muy ligado al arte contemporáneo. Así que la luz y sus matices es una de las formas en las que desde siempre aprendí a captar el mundo. Cuando descubrí las posibilidades de la fotografía ya no hubo marcha atrás. Para mi pasó a ser la herramienta perfecta de expresión. SFM: ¿Qué te lleva a viajar a un determinado país y no a otro distinto? A la hora de elegir nuestros destinos tenemos en cuenta muchos factores, desde las posibilidades fotográficas hasta nuestra seguridad. Queremos que los que viajan con nosotros se sientan satisfechos, que una vez terminen el viaje lleven consigo dos tesoros: los raw en la tarjeta y las experiencias vividas en la memoria. Con nosotros viaja mucha gente diferente, unos más aventureros que otros, unos más en forma que otros… y nuestros destinos se adaptan a esa diversidad. SFM: En cada uno de los países a los que viajas sueles tener un contacto local ¿es difícil conseguirlo? Es un trabajo muy minucioso, lleva mucho tiempo. No nos vale cualquier contacto, queremos los mejores. No somos una agencia de turismo al uso, somos una agencia de viajes fotográficos y eso implica unas necesidades específicas. Queremos visitar las mejores localizaciones, los lugares más remotos y ocultos a la par que fascinantes, aquellos donde se retuerza de emoción nuestra alma de fotógrafo, donde nada más mirar por el visor de nuestras cámaras comencemos a sudar de emoción. Varios de nuestros guías conocen muy bien nuestras necesidades y, en algunos casos, han trabajado en el terreno para fotógrafos tan reconocidos como Steve McCurry o Jimmy Nelson. Conseguir que trabajen para nosotros no es fácil, pero tenemos el aval de la seriedad y responsabilidad de nuestra empresa, que en estos círculos es reconocida a nivel mundial y esto motiva mucho a seguir trabajando en esta línea. 69


Cattle Camp. Mundari. Sudán del Sur SFM: A lo largo de tus viajes tus fotografías se han ido especializando, las últimas que has publicado en las redes, tanto en Instagram como en tu página personal, se centran mucho más en los retratos ¿puedes comentar este interés? No es un interés en esa modalidad de fotografía como tal, es más bien un interés relacionado con las disciplinas que exploran la naturaleza humana: la antropología, la etnografía, la etnología… Cuando me cuelgo la cámara al hombro no trato de hacer fotos bonitas, trato también de dar un sentido al mundo que me rodea, de explorar los rincones menos conocidos del sentido de la vida, de la búsqueda de la felicidad, de la manifestación de la espiritualidad… Entiendo la fotografía no como un espacio de ocio o estético, sino como un viaje interior en búsqueda de la propia identidad, como en cualquier otra manifestación artística. SFM: Tus retratos están llenos de miradas relajadas en las que se adivina una cierta complicidad con las personas a las que retratas ¿cómo es posible conseguirlo? ¿cómo salvas las dificultades de comunicación? No es difícil, si das respeto obtienes respeto, si das confianza obtienes confianza… Tú lo has dicho en la pregunta, antes de disparar la foto debes establecer algún vínculo de complicidad, de confianza, de respeto, esa es la clave para ver el alma de las personas a través de sus ojos. Más allá de los idiomas, de las palabras, hay un lenguaje universal, el lenguaje corporal, el de los gestos, las sonrisas, la amabilidad, el respeto… eso transciende todas las fronteras. 70


SFM: En tus retratos, siempre con luz natural, han ido apareciendo muchas etnias de diferentes grupos humanos, de distintos países, muy desconocidos para el público en general, Fulani, Apatani, Konyak, Nyangatom, Mundari, Tsemai... ¿hay algunos en peligro de extinción? Todos. Las sociedades actuales ejercen tal persuasión en estos pueblos que es fácil caer en su perversión. La opulencia externa de nuestras sociedades obceca muchas veces a estos grupos humanos, que dejan de lado su riqueza interior y su cultura ancestral. Es responsabilidad nuestra, de todos, que no se pierda este legado cultural. Debemos ser firmes e impedir que esto ocurra. Igual que conservamos los antiguos edificios, cuadros, esculturas… debemos dedicar todos nuestros esfuerzos a cuidar y conservar este legado de la humanidad que son esas culturas. Pienso que el darlas a conocer, el hacerlas visibles a través de las fotografías, contribuye a este propósito.

Mujer Turkana. Kenia

Mujer Nyangatom. Etiopía

71


72


Tamberma. Togo SFM: ¿Cómo llegas a localizar y contactar con estos grupos tan aislados? Antes de ir al destino nuestro equipo ya hemos estudiado las posibilidades que ofrece la zona. Allí trabajamos con guías expertos en el terreno, diría que con los mejores. Además, desde hace ya un tiempo, en los países que visitamos con asiduidad abrimos una sede de PhotoTravel, lo que nos da una ventaja a la hora de explorar los lugares que queremos visitar. Los guías conocen nuestras demandas, no somos turistas, somos fotógrafos que buscan algo más, y queremos un servicio acorde a nuestras necesidades. SFM: Después de visitar tantos países y conocer tantas culturas diferentes ¿piensas que la globalización puede llegar a contaminarlas? Sin duda, es algo que se observa a simple vista, por eso hay que ser muy escrupulosos a la hora de seguir las recomendaciones de las asociaciones que velan por el turismo responsable. Nosotros estamos adheridos desde hace años a este tipo de plataformas, es importante preservar la pureza del legado cultural de los pueblos. En este sentido hicimos una entrada muy interesante en el blog de PhotoTravel: https://phototravel.es/el-fotografo-responsable/

Kumbh Mela. Allahabad

73


SFM: ¿Y que aportáis vosotros a los lugares que visitáis? Nosotros también ponemos algo para equilibrar la balanza. El turismo responsable genera riqueza en los destinos. En PhotoTravel trabajamos con proveedores locales y consumimos en el comercio local. Eso genera riqueza. En lo personal, ayudo a la economía familiar de algunos de los que ya más que colaboradores son amigos, en India, Birmania, Etiopía, Sudán del Sur… Siempre procuro que una parte de los beneficios repercuta en sus entornos. En este sentido, quisiera comentaros el futuro proyecto que tenemos planteado, es casi un reto. Queremos construir un pozo en una de las zonas más áridas y escasas de agua en Sudán del Sur, en la zona donde habitan los Jie. SFM: Por favor, háblanos del equipo fotográfico que sueles usar en tus viajes. La verdad es que llevo un equipo bueno, pero con poco material. Son muchos días y condiciones climatológicas duras, así que minimizo el peso. Normalmente para el día a día llevo una Canon 5D Mark IV y un objetivo Canon 24/70 f2,8. Con este rango focal me apaño bastante bien para el tipo de fotografía que hago. En la maleta llevo otro cuerpo de reserva y algún objetivo fijo 35mm 1.4 para situaciones puntuales. SFM: ¿Proporcionas una lista a las personas que viajan contigo? Siempre estamos en contacto con aquellos que viajarán con nosotros. Les informamos del material recomendable según el destino, tanto del fotográfico como de la logística en general. Además, les resolvemos personalmente aquellas dudas que les surgen. SFM: ¿Qué medidas os habéis visto obligados a tomar en relación con las restricciones sanitarias? Evidentemente todo está siendo más difícil y hemos tomado medidas. La principal ha sido reducir el número de viajeros y establecer grupos tipo cápsula, donde, tras asegurarnos con una PCR negativa de que no tenemos virus Covid, únicamente nos relacionamos entre nosotros. El resto son las medidas generales que recomienda sanidad. SFM: ¿Qué lugares tienes pendientes? La fábrica de ideas de PhotoTravel no descansa. Siempre queremos innovar y sacar nuevos destinos para que nuestros amigos fotógrafos estén satisfechos. La pandemia ha dejado atrás unos cuantos proyectos que, sin duda, recuperaremos cuando pase toda esta incertidumbre; la Patagonia Argentina, el festival Gerewol en el Chad, Papúa Nueva Guinea y sus fascinantes tribus….pero muy pronto volveremos y ya tenemos en marcha nuevos destinos; en mayo nos vamos a Afganistán y Pakistán.

Banna. Etiopía 74


75


76


77


78


SFM: ¿A cuáles no te importa repetir viaje? A ninguno. Cada viaje es diferente, y las fotografías son distintas. El mundo es un lugar vivo en el que a cada rato cambia la luz, la gente, los decorados… Siempre encuentras motivos y nuevas historias que no se olvidaran. SFM: ¿Hay algún país que te haya impresionado especialmente? Una parte de mi corazón siempre está en India. Más allá de lo fotográfico, que es impresionante, me unen lazos afectivos enraizados a lo largo del tiempo, fue ese viaje que te marca en la vida, un antes y un después, donde decidí dedicarme a la fotografía. SFM: ¿Qué debe tener un lugar para que llame tu atención? Pues en principio un fuerte aliciente fotográfico, que al fin y al cabo es la primera motivación. Después su gente y la sensación de ser bien acogidos serán determinantes para repetir el destino. SFM: Sabemos que tienes un libro pendiente de publicación ¿cuándo lo podremos ver? Poco a poco, tengo mucho trabajo. Paso mucho tiempo fuera, y cuando estoy en casa el trabajo se acumula. Necesito tiempo para poder hacer realidad este proyecto. Quiero hacer algo que realmente sea atractivo y que este bien documentado, y eso lleva mucho trabajo: seleccionar y editar fotos, preparar textos, maquetarlo… Es un proyecto que tengo planteado a medio plazo.

Mujer Turkana. Kenia Mujer Suri. Etiopía Mursi. Etiopía 79


SFM: ¿Qué destacarías de los viajes de PhotoTravel? Destacaría muchas cosas, pero me voy a centrar en el equilibrio que hemos conseguido entre hacer fotografías y disfrutar de un viaje. Es una de las cosas que destacan los que viajan con nosotros, el buen ambiente que se crea en el grupo. Estamos allí para hacer fotos, pero también para aprender de una cultura que nos enriquece en lo personal. Al final somos como un grupo de amigos que viajan juntos, y eso es fantástico. También creo que hemos encontrado el equilibrio en cuanto al nivel fotográfico de nuestros viajes. En el mismo grupo puedes encontrar a fotógrafos con un conocimiento altísimo y a otros que nos acompañan sólo por el placer de contemplar las localizaciones a las que vamos. Hay gente con diferentes motivaciones y diferentes edades. Esa diversidad aporta dinamismo y hace que los viajes se disfruten como tal.

Familia Tamberma. Togo

80


Web personal: www.gonpoullet.com Web profesional: www.phototravel.es Instagram : https://www.instagram.com/phototravel_spain/ Facebook: https://www.facebook.com/phototravel.es Facebook personal: https://www.facebook.com/gonzalo.saenzdesantamariapoullet/

81


ENTREVISTA PÍO CABANILLAS Pío Cabanillas, nacido en Madrid, relacionado profesionalmente con distintos medios de comunicación tanto públicos como privados y fotógrafo, centra sus trabajos en la fotografía documental y artística, explorando la naturaleza en su multiplicidad de colores, texturas y formas , así como en el reportaje en blanco y negro. Ha viajado por Asia (India, Pakistán, China, Vietnam y Camboya), África (Marruecos, Egipto, República Centroafricana y Kenia), América (Bolivia, Guatemala, Canadá, U.S.A.) Groenlandia y Siria entre otros paises. En sus imágenes de la naturaleza se aprecia la piel de la Tierra, en sus múltiples formas, desde un punto de vista en el que lo primordial no es tanto el conocimiento como la emoción al contemplar la desnudez del planeta. “Se trata de acercarse al paisaje de una manera diferente, más abstracta, ajena en lo posible a la mano del hombre. De ahí el constante estudio y búsqueda de nuevas perspectivas y composiciones en los distintos escenarios visitados por el autor durante viajes y estancias por los cinco continentes” Interesado por el retrato, en sus reportajes de viaje traslada su mirada hasta las personas que habitan los diferentes países que visita, pasando del color al blanco y negro de una manera natural, provocando el encuentro directo con la gente a la que fotografía. Ha expuesto en Madrid, Lisboa, Córdoba, Marbella y Jerez así como en Photoespaña. Entre sus publicaciones “Antigua” Turner, 2021, “Madame Chi” La Cama Sol, 2020 “Siria” La Fábrica ,2019; “Surcos” La Fábrica ,2018; “La mirada cercana”, El Mundo, 2017; “Baroque, La Fábrica ,2017 y “Gea” La Fábrica ,2017. Su visita a Málaga para presentar la exposición Siria eterna, en la que nos muestra lugares que ya han sido destruidos por la guerra, nos ofrece la oportunidad de hacerle unas preguntas.

Foto: SFM 82


SFM: El estilo de sus fotografías en la exposición “Siria eterna” es muy distinto del de sus otros proyectos ¿cómo surgió la idea de viajar a Siria y fotografiar sus monumentos y su historia? - Siria era una vieja obsesión. Traía a mi memoria muchos mitos y lecturas juveniles. Las Cruzadas y el libro de Steven Runciman; la arqueología de “Dioses, Tumbas y Sabios” de W. Ceram; los viajes de Marco Polo; Alejandro Magno; el Imperio Romano; los Omeyas; la ruta de las caravanas y de la seda; las 1001 noches. Pocos lugares en el mundo reunían tantos elementos comunes a nuestra cultura, y a la de toda la civilización occidental. Tuve la fortuna de visitar esos lugares apenas un año antes de que empezara la guerra, y de disponer de tiempo para recorrerla con calma y con un magnífico guía. En un principio no pensaba publicar mis fotografías, pero al contemplar los horrores del conflicto, la barbarie del Daesh, y la devastación de un patrimonio que pertenece a toda la humanidad, decidí trabajar en este proyecto, como alegato por la paz, la belleza y la cultura, conservar lo que ya no existe para que fuera recordado en su plenitud, y no como un montón de escombros salpicado de cadáveres. SFM: En este proyecto todas las imágenes, a diferencia de sus fotos de naturaleza, son en blanco y negro ¿cree que en este caso el color habría perjudicado el interés del reportaje? - Siempre he evitado encasillarme en un estilo o en una temática. La fotografía es curiosidad, es exploración constante sin barreras. Creo que el reto de un fotógrafo es enfrentarse a todas ellas, con mayor o menor éxito evidentemente, pero poniendo su mirada al servicio de todo y de todos. Me importa hacer fotos que me salgan de dentro, utilizando cualquier formato o método. No es fácil prescindir del color en la fotografía de naturaleza, pero me siento más cómodo utilizando el blanco y negro en un retrato, o en una escena con seres humanos, para que nada nos distraiga de la profundidad emotiva de sus gestos. La realidad que rodea a las personas se difumina en los tonos negros, y nos acercamos más fácilmente a su vida interior, donde nuestros sentimientos se mezclan mejor con el retratado. En los monumentos ocurre algo similar. Las emociones surgen con más fuerza de los juegos de luz y contrastes, de las líneas y formas, ya sean clásicas o barrocas, no tanto del color, que puede desconcentrar. La armonía y la perfección de esas ruinas no necesita de una gama cromática para hacer volar nuestra imaginación, o expresar los sentimientos del fotógrafo.

83


84


85


SFM: Después de su viaje a Siria ¿tiene la impresión de que el fotógrafo se está convirtiendo en un notario de unas realidades que desaparecen? - Hay que ir más lejos. Acercarse a la grandeza con el único ánimo de levantar acta de lo que tenemos ante nosotros, acabaría convirtiéndose en algo mecánico y superficial, una rutina, el certificado burocrático de una experiencia. Se trata también de dar cauce a lo que el fotógrafo siente por dentro, a sus circunstancias, a la carga emocional y afectiva que le sugiere lo que está viendo. Documentar su sensibilidad. Tras su intervención personal la fotografía tiene que ser una caja de resonancia independiente de la realidad que la inspira y emprender una vida propia, provista de un mensaje que perdure. De ahí el nombre de Siria Eterna, la magnitud de lo que significan esas culturas supera incluso su pervivencia física. Alguien dijo que la fotografía es en gran medida un arte de supervivencia y no puedo estar más de acuerdo. SFM: ¿Cree que algunos de los lugares devastados por las últimas guerras se convertirán en destinos de turismo bélico? - Si recordamos esos lugares sólo como escenario del horror y no por su aportación a la civilización universal, esa sería la gran victoria de quienes han llevado a Siria al desastre. El respeto y apoyo al pueblo sirio, a los miles muertos y desplazados, se cimenta también en la admiración por su pasado.

Foto: SFM 86


SFM: En sus fotografías de paisaje da la impresión de que pinta con su cámara de la misma manera que un artista pinta con sus pinceles, poniendo una especial atención en los elementos primarios de la naturaleza ¿intenta captar una especie de desnudez del paisaje? - El fotógrafo siente la necesidad de compartir su particular visión del entorno que nos rodea y para plasmarla se sirve de una cámara, de la velocidad de obturación, la apertura del diafragma, o del encuadre. Mientras que un pintor lo hace del pincel, las pinturas o el lienzo. Detrás de ambos, está su pasión, instinto, su sensibilidad, sus circunstancias, el mensaje, la creatividad humana. Somos complementarios, pero distintos. Para empezar, y a diferencia de los pintores, los fotógrafos tenemos menos tiempo para alinear cabeza, ojo y corazón. Es verdad que me interesa el detalle, la esencia, o la desnudez en la naturaleza. Las tomas parciales no mutilan o trivializan la belleza natural, ni son una verdad a medias. Los detalles que llaman nuestra atención permiten a menudo transmitir más fácilmente las profundas sensaciones que sentimos. Se trata de representarla de otra forma, captando su propio instante decisivo en los detalles. Mediante encuadres cerrados se resaltan las señas de identidad mas sutiles, lo singular. Se descontextualizan los horizontes, los grandes escenarios naturales, se borran las referencias. La situación o lugar donde se encuentra el espacio fotografiado es irrelevante. De esta forma las fotos desafían nuestras ideas o imágenes preconcebidas sobre la supuesta apariencia objetiva de los elementos de la naturaleza; sobre el tamaño de las cosas, su peso y dureza. Y el espectador, en fin, tiene la oportunidad de dejar a un lado su obsesión por identificar lo que ve y concentrarse en lo que siente, en la vivencia que el fotógrafo busca compartir, sin depender de filtros racionales. SFM: Algunas de sus imágenes de paisajes tienen un gran componente orgánico, en Aigües Tortes algunas fotografías, muy sensuales, parecen una piel humana ¿cómo se desarrolla una mirada capaz de captar esos matices? - En primer lugar, ejercitando tu propia libertad creativa evitando los encuadres naturales “que son o deben ser”. Si te dejas llevar por conceptos pre-establecidos, río, montaña, árbol etc estás perdido. Somos creadores de metáforas, de percepciones. Intento plasmar lo que personalmente percibo ante un motivo. Percepción antes que conocimiento, emoción antes que razón. En segundo lugar, mediante la lectura. No sólo de libros de fotografía, sino en sentido amplio, educando la imaginación. Personalmente la poesía me ha ayudado mucho en ese sentido.

87


88


89


SFM: Sus fotografías de naturaleza están compuestas, de manera frecuente, como cuadros impresionistas o expresionistas ¿hasta qué punto influye la pintura en su forma de componer? - Cuando hablamos de intuición, de visión interior, de expresar los sentimientos del fotógrafo y de esquivar una supuesta descripción objetiva de la realidad, es lógico evocar, sobre todo, al movimiento expresionista, y no sólo en la pintura. Ser expresionista es en la práctica adoptar una actitud vital que no tiene época ni nacionalidad. Para mi, lo importante del expresionismo en relación con la fotografía de naturaleza es, una vez más, la primacía de lo subjetivo, de la mirada e imaginación del fotógrafo, de su intento de involucrar al espectador y no ser una mera prueba testifical del entorno. Se trata de excitar su capacidad de percepción con la multitud de variantes que ofrece de por sí la naturaleza, darle la oportunidad de dejar a un lado la rutina de identificar lo que ve, y de concentrarse en lo que siente, compartiendo lo que siente el fotógrafo. Es verdad que, en parte, se renuncia al objeto reconocible y a las perspectivas convencionales, asumiendo el riesgo de que la fotografía pueda perder su sentido físico y tender a lo pictórico. Pero la realidad no deja de estar representada porque no sea posible vincularla a su forma más reconocida. Y para ello no hace falta apartarse por completo de la misma, ni eliminar la figuración, ni deformar o descomponer sus elementos. Las líneas, formas, volúmenes y colores son suficientes para abrir mundos nuevos y expresar y compartir la identidad visual y las emociones del fotógrafo. SFM: Tiene usted relación con diferentes disciplinas artísticas, pintura, escultura, cine… ¿se considera un artista ecléctico? - Me considero un fotógrafo enfermizamente curioso, con ganas de expresar ideas, transmitir emociones, y compartir mi particular visión del mundo. En eso no difiero gran cosa de cualquier otro artista. Pero esa curiosidad e interés me lleva a acercarme a otras disciplinas de las que siempre se aprende algo nuevo. No sé si el término “ecléctico” es el adecuado para describir mi sensación de estar en proceso de formación permanente. SFM: ¿En qué sentido le beneficia, como fotógrafo, su relación con el mundo del arte? - Es fundamental. Todas las disciplinas artísticas aportan diferentes formas de acercarse a la realidad que nos rodea. La filosofía detrás de cada movimiento artístico ayuda a descubrir nuevas perspectivas o, incluso, a expresar mejor tu propia percepción del mundo. Hay que mantenerse no sólo al día de las nuevas tendencias, sino también instruirse y profundizar en la historia del arte. Es enormemente enriquecedor. Para mí ha sido esencial estudiar a fondo las vanguardias y, como dije, la poesía como medio para compartir los sentimientos propios.

90


SFM: ¿Es el fotolibro el libro de autor del fotógraf@ actual? - Depende del editor gráfico!!! Pero sí, probablemente. Lo que está claro es que se trata de un producto individualmente considerado, que trasciende a las fotografías que contiene. El formato, la edición, el papel, la ordenación de las fotos, la narrativa visual, conforman un todo mucho más complejo que lo que transmite cada foto. El libro es el medio, no la foto. Incluso el texto debe ceder ante esa visión o impresión de conjunto. Cuanta menos explicación escrita, mejor. No se trata de contar las fotos, ni siquiera la historia que subyace en el foto-libro, sino de transmitir emociones y hacer que sea el espectador quien interprete, quien descubra los mensajes desde su subjetividad. Por eso me gusta incluir poemas en mis libros. Se apartan de la descripción supuestamente objetiva de las fotos y provocan la imaginación, las sensaciones íntimas que es lo que realmente he querido compartir como fotógrafo.

Foto: SFM

SFM: ¿Nos puede hablar de su equipo fotográfico en los viajes? ¿Utiliza drones para obtener algunas de sus imágenes? - No he utilizado drones, reconozco sus ventajas pero me producen algo de rechazo. Me sentiría raro sin una cámara en las manos. Quizás soy un romántico. Utilizo cámaras Canon, en particular la 5D SR, e intento limitar al máximo el resto del equipo, un 24/70, un 70/200, ambos 2.8, y ocasionalmente un macro o un duplicador. Tampoco soy muy de trípode a pesar de las broncas de mis compañeros. Lo suelo llevar de todas formas. 91


SFM: ¿Qué países le han causado mayor impresión? - Hay que distinguir si hablamos de naturaleza o de culturas. En el primer caso, el mundo del hielo siempre me ha atraído. Alaska, la alta montaña, el Himalaya, Groenlandia, el Paine, los glaciares….. También los países de fuerte componente volcánico, Islandia, los Andes, por supuesto las Canarias. Hay tanto que es muy difícil elegir, depende también de tu circunstancia vital en ese momento. Tu sensibilidad varía y te hace ser especialmente influenciable según te encuentres. Y si hablamos de culturas, el pasado religioso de los pueblos tiene gran trascendencia. Ver como se mantienen creencias y tradiciones que contradicen lo que entendemos por mundo moderno me parece apasionante. Tibet, nuestro legado americano, la India, Oriente en general. Y, como no, el legado grecorromano. Al fin y al cabo, unir este legado a nuestro acervo judeo-cristiano es inevitable para mi. Oriente medio, Siria en particular, Italia, Israel o el Egeo son destinos habituales en mis viajes.

92


SFM: Próximos destinos… - La pandemia hace muy difícil viajar. Desde hace un par de años estoy preparando un libro sobre los grandes enclaves naturales de España. En la medida en que lo permitan las restricciones iré completando los lugares que me faltan. Es increíble lo mucho que tenemos en nuestro país, mucho que aprender y visitar, y sin embargo solemos dar prioridad a los viajes al extranjero. No hay tanto que envidiar. SFM: Antes de finalizar esta entrevista, ¿alguna cosa que se nos queda en el tintero y que le gustaría transmitirnos? - Quizás como colofón, recordar una frase de Ralph Gibson que resume bastante lo dicho: “Se trata de representar sentimientos y experiencias que eluden la habilidad de las palabras para describirlas. Los ojos la tienen, y la imaginación siempre se elevará más allá de lo esperado”.

Foto: SFM

93


CINEForum Proyecto Ida La idea surge con la intención de hacer una actividad de los soci@s para los soci@s, utilizando como elemento de conexión otra de las actividades de la Sociedad, como es el Cineforum. Esta actividad consiste en la proyección de una película, donde destaque la fotografía o su propia temática, con un debate posterior. El objetivo inicial era involucrar a los soci@s a través de las distintas vocalías (Retos, Analógico, Estudio, Cineforum, etc...) y que sea un proyecto colaborativo, con el fin último de realizar una colectiva de los participantes en el proyecto. De las distintas películas visionadas, se decide que la referencia sea la película titulada “Ida”del director Pavel Pavilkovskly, de la que se hace una lectura fotográfica de la misma, visualizando efectos de luz (luz ventana, lateral, contraluz, luz suave, tonos grises ...), escenarios (escaleras, puertas, cristaleras, reflejos, blanco y negro, 3x4, horizontal, caminos, arboleda, edificios, retratos ...), composición, encuadres (retratos esquinados, diagonales) situaciones... Una vez centrado el proyecto, se inicia la búsqueda de localizaciones, tanto exteriores como interiores, así como fotos de estudio, con el fin de captar y trasladar la atmósfera de la película y del ritmo de distintas escenas, no con la intención de copiar la película, sino de inspirarse en ella, transmitir su atemporalidad, la suavidad, la falta de tensión, el ritmo pausado, el concepto de aceptación del destino, etc. A continuación sólo queda su ejecución: cada interesado desarrollará su proyecto personal, entregando a los organizadores un máximo de 8 fotografías, de donde se hará la selección definitiva, en la que estarán presentes todos los autores participantes. Sólo queda decir que, como experiencia colectiva, ha resultado muy enriquecedora, con un alto número de socios involucrados, con distintas salidas y quedadas fotográficas, compartiendo dudas, ilusiones y aprendiendo unos de otros, lo que ha supuesto un crecimiento individual y colectivo

94


Tristán

Amelia de los Rios

95


96


Jose M. Doña

97


Chipi Loring

98

Luis Benzo


Cami

99 Alonso González


RETOS Fotográficos Los retos fotográficos surgen de la necesidad de continuar con nuestras actividades fotográficas (online en los últimos tiempos, debido a que las restricciones sanitarias impiden las actividades presenciales) Estos retos consisten en versionar a diferentes autores con temáticas diversas. Siempre desde nuestro punto de vista e intentando asemejarnos al autor/a. Cada fotógrafo o fotógrafa presenta tantas imágenes como crea necesarias para versionar las fotografías de los autores/as que correspondan en ese momento. Estos retos han tenido una duración mensual; una vez finalizado el plazo de presentación de las fotos se realiza un visionado de las mismas y la coordinadora de la actividad comenta con sus autores/as como se realizó cada fotografía, inconvenientes, iluminación, características propias del autor que ha encontrado y aprendizajes obtenidos durante el proceso. Hasta ahora ha habido 8 retos fotográficos.

100


Nuria Murillo

Carmen Gálvez

101


Leonie Stabauer

Chipi Loring

102


Amelia de los Rios

Emilio Lozano

103


104


Cami Renate Simburguer

105


Fátima Maireles

106


Joe Nebreda

107


HECHO en Málaga Entre las actividades que se desarrollan en la Sociedad no podríamos olvidarnos de dar cabida a todos aquellos fotógraf@s que apuestan por el desarrollo cultural de la ciudad y realizan su actividad en la misma. Por ello, tenemos el gusto de invitar a nuestra sección a quienes consideramos trabajan en ese sentido para, juntos, dar un mayor impulso a la cultura malagueña y su relación con la fotografía.

David Burbano Me considero un luchador incansable, desde que me levanto hasta que me vuelvo a levantar. No conozco el término STOP, sólo el de circulación. El video se cruzó en mi camino y lo acogí como a un niño abandonado y desde entonces lo mimo y lo quiero como quiero a su hermana la fotografía. Dicen que soy capaz de materializar una idea en una milésima de segundo, y ver el resultado antes que nadie. Me considero un emprendedor que busca ilusionar a su equipo. Metodista audiovisual. Algunos piensan que tengo una mirada cautivadora en cada propuesta artística que desarrollo, con una técnica depurada hacia la “modernidad”, un creador insaciable que siempre quiero más. Soy inconformista y busco estar a la vanguardia, aunque eso no guste a la mayoría. He sido instigador, colaborador y creador de distintos colectivos dedicados a la difusión cultural, fotográfica y audiovisual.. En la actualidad gestio- Dicen de mi que: no y dirijo el proyecto de La Casa Amarilla, una asociación con unos objetivos muy claros: Promover las Soy a la fotogra- creaciones de artistas locales, generar sinergias en- fía lo que la fotre espacios independientes de creación nacionales e tografía es a mi internacionales, la profesionalización de los artistas y la gestión cultural. Soy Licenciado en Geografía e Historia, con la especialidad de Historia del Arte, por la UMA. Durante los últimos años de carrera centré mis estudios sobre todo en Historia de la Fotografía, en su estética y la implantación de la imagen dirigida en el campo fotográfico. Al terminar la facultad obtuve una beca para estudiar en Florencia, donde realicé estudios de Crítica del Arte y Arte de Vanguardia. Mi inquietud hacia el área de la fotografía me hizo ingresar en la Academia de Bellas Artes de Florencia. A mi regreso y después de haber iniciado el Doctorado en el campo de la Imagen Infográfica, bajo la dirección de mi maestro y amigo Isidoro Coloma, termino por abandonar lo teórico por lo práctico e ingreso en la escuela 108


de arte de San Telmo en donde obtengo el título de Grado Superior en Fotografía Artística. Durante unos años, ejerzo como docente en secundaria impartiendo historia y dibujo y dejando a un lado la fotografía. La cual vuelvo a recuperar con más fuerza si cabe al entrar como colaborador y docente en la Escuela de Fotografía Apertura. En mi continua formación como fotógrafo, tomo una decisión importante, marcharme a Madrid para estudiar técnicas de grabación de video con cámaras HDSLR. Titulación que obtengo en la primera promoción de dicho Master de la Escuela EFTI de Madrid. Mi carrera como artista audiovisual me ha llevado a exponer en numerosas salas y galerías. Con especial trayectoria en Málaga, Alemania y Mexico. Actualmente comparto mi labor docente, con mi trabajo como director creativo en mi productora 7trescuatro y como gestor y director en La Casa Amarilla, sin dejar de ser siempre artista.

109


110


111


112


113


HECHO en Málaga José Luis Gutiérrez Desde 1992, José Luis Gutiérrez desarrolla su actividad profesional en el ámbito de la fotografía comercial y publicitaria, en el que ha llevado a cabo multitud de encargos de muy diferentes ámbitos, como reproducción de obras de arte y fotografía de museos, alimentación, moda, interiorismo, campañas publicitarias, fotografía editorial, etc. Igualmente, presta servicios de impresión digital de gran formato de alta calidad con tintas pigmentadas de larga duración, sobre soportes libres de ácido, utilizando perfiles ICC personalizados que garantizan la máxima aproximación en la reproducción de color para ediciones de arte y exposiciones. En 2004, obtuvo el Premio Imán de Plata con la campaña del club Málaga C.F. En 2005, la campaña para el mismo equipo logró el Premio Echo Gold Award. En 2011 y 2013 fue galardonado con los premios Agripina de Publicidad en la categoría de fotografía publicitaria.

114


115


116


117


HECHO en Málaga Claudia Frau Claudia Frau es una artista madrileña que actualmente reside en Andalucía. Se crió en un hogar marcado por el arte, ya que sus abuelos maternos y su madre se dedicaban a la pintura, lo cual influyó en su determinación artística. En ella han influido, además de su familia, sus años de experiencia en Scarpia. Frau ha participado en talleres impartidos por artistas tan importantes como Isidoro Valcárcel Medina o Wilfredo Prieto. Poco a poco su trabajo es reconocido y ha empezado a situarse en palestras de interés como las reuniones de Artistas Novos (2014), coordinadas por Rafael Doctor; presentó una gran instalación en la Fundación Rafael Botí titulada “Ni una más” (2016) en homenaje a todos los feminicidios de un año, participó en la segunda edición de ART & BREAKFAST Feria de arte emergente Málaga (2016) y recientemente ha realizado una muestra individual en el Colectivo imagen en Fuengirola (2019). Su capacidad poética y metafórica le ha permitido construir un discurso propio, enfocado tanto al arte de género como a la crítica social, que trasciende lo puramente superficial y se adentra en conceptos tan profundos como el paso del tiempo o la muerte. Web: http://www.claudiafrau.com/ Vimeo: https://vimeo.com/claudiafrau Facebook: https://www.facebook.com/claudfrau Instagram: https://instagram.com/claudia_frau/

118


Diosas

119


HECHO en Málaga Alfonso Alcalde -Nacido en Jaén en 1953, reside en Málaga desde 2017. -Aficionado desde 1980. -Individualmente ha realizado seis exposiciones. “Panorámicas” Año 1989 Posada del Potro, Córdoba. “New York Expresso” Año 1993 Afoco, Córdoba, Diafragma Foto, Córdoba y A.F. Santo Reino, Jaén. “Nuevas técnicas para viejos cliches” Año 2006 Sala Ignacio Barceló, Córdoba y AFA, Antequera. “Caminos” Año 2008 Galería Carlos Bermúdez – XI Bienal Internacional de Córdoba. “Escocia, Caminos” Año 2010 Sala Joaquín Collado Agfoval, Valencia 2011 La Torre del Agua Jerez de la Frontera y en 2012 Sala Aula 7, Liceo, Málaga. “Lugares” Año 2018 Sala Ignacio Barceló, Córdoba y 2019 Sala Aula 7 C Trinidad 61, Málaga. -Coordinador del proyecto “Fotógrafos de Fin de Milenio” de Diafragma Foto, años 1998, 1999, 2000 y 2001. -Especializado en fotografía de paisaje y urbano. http://www.ortocromias.com/

120


121


HECHO en Málaga Juanjo Martin Comencé en la Fotografía tarde, hacia pasado los treinta, aunque con la ilusión de un niño. Tras realizar un curso con Juan Miguel Alba en Aula7 Fotoescuela, ingresé en el Grupo Aula7. Mi gran ilusión era conseguir ser premiado en el Premio Mezquita de Córdoba y obtener la distinción AFIAP. En 1999 conseguí la distinción y he conseguido en tres ocasiones premios en el Mezquita. En la actualidad realizo las fotografías que realmente me llenan, no persigo ningún objetivo en concreto... ventajas de la edad. Resumen: Fotógrafo titulado AFIAP y AFAF Doce exposiciones individuales en Andalucía y Pais Vasco. Unas ciento cincuenta exposiciones colectivas. Cincuenta y ocho premios en certámenes fotográficos nacionales e internacionales. Fotos publicadas en numerosos medios. Una obra seleccionada en la I Bienal del Arte Andaluz Jurado en diversos certámenes nacionales e internacionalmente en Chaves (Portugal) y Circuito Ibérico.

122


123


HECHO en Málaga Alex Jaime Alejandro Jaime Núñez nace en Mijas (Málaga) en Mayo de 1993. Comienza su andadura fotográfica desde muy joven. Con tan solo 12 años se embarca en un viaje fotográfico con su padre, el reconocido fotógrafo Jesús Jaime Mota y desde entonces no ha dejado de fotografiar ni de viajar. Alejandro ha sabido aprovechar con creces el inmenso y valioso legado que dejó su padre para continuar con una obra* que parte de los hechos cotidianos más simples. Sus imágenes son expresiones y sentimientos del alma que dan una extensión casi surrealista de la vida cotidiana que nos rodea, una vida que a veces puede ser dura pero que a su vez está llena de belleza. Lo que capta Alejandro no son retratos ni paisajes, sus fotografías son como una ventana abierta a lo desconocido. En cada imagen puedes intuir un murmullo, oír la risa de un niño o el suspiro de un anciano. Es la expresividad en su estado más puro, sen saciones de otro mundo a través de las cuales puedes respirar el calor del desierto o sentir la brisa del mar. * Puedes ver su obra fotográfica y leer más sobre su trabajo en su página web: www.alexjaime.com

124


Amanecer en U Bein - Birmania

Loya

125


VIII EXPOSICIÓN COLECTIVA SFM La Sociedad Fotográfica de Málaga (SFM) clausura su exposición habiendo vendido 68 fotografías solidarias por Cudeca Benalmádena, a 29 de abril de 2021 El pasado 31 de enero, la Sociedad Fotográfica de Málaga (SFM) clausuró su VIII Exposición Colectiva en el Ateneo de Málaga. Se vendieron 12 fotografías de un total de 68 expuestas durante 5 semanas, en apoyo a la Campaña Efecto Girasol de micro-donaciones que la Fundación Cudeca mantuvo en activo desde noviembre de 2020 hasta final de enero de 2021 para seguir cuidando de muchas personas al final de su vida durante el período de Estado de Alarma a causa de la pandemia por Covid 19. L@s artistas de la Sociedad Fotográfica de Málaga (SFM) aunaron fuerzas en ayuda de la fundación donando 68 fotografías originales, con un precio de 75€ cada una de ellas, para ser adquiridas por aquellas personas que desearan apoyar la Campaña Efecto Girasol. Las personas interesadas pudieron visitar el Ateneo de Málaga en la Calle Compañía y disfrutar de la VIII Exposición Colectiva que, con tanta ilusión y generosidad, además de profesionalidad, l@s fotógraf@s pusieron a disposición del público malagueño. La SFM ha entregado a Cudeca una recaudación de 900€ íntegros provenientes de la venta de 12 fotografías donadas por artistas miembros de la Sociedad Fotográfica de Málaga. María Márquez es fotógrafa profesional, estudió un grado superior en la E. A. de San Telmo, es amiga de la Sociedad Fotográfica de Málaga (SFM). María adquirió 2 fotografías solidarias como regalos de Navidad, una del fotógrafo Luis Benzo y la otra del fotógrafo Paco Cruces. En palabras textuales de María: “mi interés por esta exposición viene de una sensación de empatía hacia lo que estamos viviendo en estos momentos tan duros de pandemia, diría que la exposición me parece como si naciese algo bueno de algo malo. La causa de Cudeca me llega y quería dar algo de vuelta a la sociedad a través de una aportación solidaria”. Y continúa: “la temática de las fotos me ha parecido de carácter distintivo, singular: unas por salirse de lo cotidiano, por capturar el instante, por ser fotografías en blanco y negro que siempre suscitan el interés más inesperado del ojo que mira; y otras por el aspecto del fotomatón, quieres imaginar lo que está pasando dentro del fotomatón en ese instante, colores llamativos y que recuerdan a un fotograma de una película”. María explica que conocía la labor de la Fundación Cudeca desde hacía años, pero que es necesario a veces que alguien nos anime a acercarnos al mundo solidario o que nos inviten a una exposición para que queramos participar y seguir ayudando a los que nos necesitan. Yolanda Ruiz es amiga de la Sociedad Fotográfica de Málaga (SFM) y ha sufrido la pérdida de su marido muy recientemente, a quien Cudeca cuidó en sus últimos momentos y ofreció apoyo a Yolanda en los momentos más difíciles de su duelo. Yolanda ha declarado con emoción a la Fundación Cudeca que: “la labor de la Fundación es fundamental y me ha parecido una ocasión perfecta para apoyar, además, a la SFM y a Cudeca a la vez, quien tanto ha hecho por mí y mi familia”. Yolanda ha querido remarcar que: “el paciente no enferma solo, el paciente enferma junto a los que quiere y todos padecemos su sufrimiento. En este aspecto, Cudeca hace un trabajo excelente y por el que estaré siempre agradecida”. El marido de Yolanda fotografiaba lunas. Ella se encontró en esta exposición con la oportunidad de adquirir una fotografía de una luna y rendir homenaje a su marido y, desde su punto de vista más altruista, darle visibilidad a su manera al concepto de la solidaridad en su familia, su entorno y la sociedad malagueña.

126


Desde el departamento de Comunicación y Captación de Fondos de Cudeca, Esther Ráez, quiere enviar un afectuoso abrazo a todos los componentes de la SFM por su iniciativa solidaria en tiempos de pandemia, por su coraje a la hora de mantener viva la ilusión de la solidaridad y por haber persistido en su idea original de ayudar a cuidar al final de la vida a pesar del Estado de Alarma y de todas las dificultades que el momento en aquel instante de finales de año del 2020 sugería. La SFM insistió en su manera de hacer llegar su exposición a toda la comunidad malagueña, trató de hacer entrevistas en diversos medios de comunicación y mantuvo el evento vivo en redes sociales, ayudado por la Fundación Cudeca. Los vecinos de Málaga se volcaron en la medida de sus posibilidades y se acercaron a modo de goteo prudente al Ateneo de Málaga a ver las obras de fotografía expuestas por estos artistas solidarios y, finalmente y siendo conscientes todos de las medidas sanitarias de seguridad, 12 fotos solidarias fueron adquiridas por el amable público. Esther Ráez, de Comunicación y captación de Fondos de Cudeca, cuenta con emoción: “conocer a los miembros organizadores de la Sociedad Fotográfica de Málaga que han organizado esta bonita y emocionante exposición los ha convertido no sólo en amigos de Cudeca, sino en personas a quienes les tengo un especial cariño y admiración por su valentía y capacidad creativa frente a la adversidad. Creo que uno de los momentos más especiales que podemos vivir junto a otras personas en estos tiempos tan duros para tantísimas familias es sentir la hermandad que proviene de compartir el amor por una misma causa y de apreciar el valor del arte en los momentos más difíciles para el ser humano. La creatividad salva vidas de maneras indecibles y está presente en momentos de penuria y dificultad, es la manera en la que expresamos nuestro deseo de continuar y ser resilientes. El hecho de que todas estas personas, vecinas de Málaga, fueran a la exposición, disfrutaran de ella y, algunas, adquirieran su obra fotográfica confirma mi pulsión de sacar lo mejor de la adversidad y de devolver algo bueno a nuestra sociedad a través de la solidaridad”. Desde la Fundación Cudeca se envía un sincero agradecimiento a la Sociedad Fotográfica de Málaga (SFM) y sus componentes, así como a sus amigos y allegados y compradores de las 12 fotografías para ayudar a la Fundación a que continúe su forma especial de cuidar. Una especial mención a María (apellidos) y Yolanda (apellidos) por prestar tan amablemente sus declaraciones y sentimientos durante esta experiencia solidaria que llegará en modo de cuidado paliativo a tantísimas personas y sus familiares. Este evento solidario cumplió con la normativa de seguridad y salud anti Covid19.

127


EXPOSICIONES

128


129


130


131


132


133


134


135


136


137


138


139


140


141


142


143


DISTINCIONES FAF

La Sociedad Fotográfica de Málaga ha obtenido la medalla de plata de la FAF, concedida gracias a la participación activa de sus soci@s. Un orgullo para la Sociedad y tod@s sus componentes.

144


Nuestra compañera María Jesús Villaseñor ha obtenido la medalla de oro de la FAF como ganadora de la categoría Calle/Reportaje en la III Liga Andaluza FAF. ¡Enhorabuena, María!

María Jesús Villaseñor

145


hecho en málaga Gonzalo Sáenz de Santamaría

jóvenes fotógraf@s

fotografía analógica Tabanera

Pío Cabanillas exposiciones Porfolios

Juan A. Fernández Rivero

Alfredo Oliva

Teresa García Ballesteros Manuel Viola retos fotográficos

Colección Fernández Rivero

https://www.sfm.org.es/

encuesta