Page 34

Sobremesa

LOS ERPIANOS

—¿En qué momento el Oso se convirtió en el topo? ¿Cuándo cambió de especie? —Yo estuve buscando algunos datos sobre Jesús Ranier. Y me enteré, por ejemplo, que an[LZKLPUÄS[YHYZLLULS,97LS6ZVTPSP[HIHLUSHZ «Fuerzas Armadas Peronistas», hasta que lo detuvo la policía. Lo apretaron, lo amenazaron con matar a su familia, el Oso se quebró y a partir de ahí empezó a trabajar para los servicios de Inteligencia. Lo cuenta Gustavo Plis-Sterenberg en un libro sobre los erpianos, Monte Chingolo. —Me perdí. ¿Quiénes son «los erpianos»? Suenan a alienígenas de Star Trek. Los vulcanos, los andorianos, los erpianos… ·3VZX\LTPSP[HIHULULS,97NVYKP[VWmUÄSV El Oso, después de Monte Chingolo, fue juzgado por un tribunal revolucionario y lo condenaron a muerte. Le dieron a elegir cómo quería morir, si con una inyección letal o con un disparo. —¿Qué eligió? —Balazo. Lo más rápido, supongo. Lo mataron y después dejaron su cuerpo tirado en el barrio de Flores, con un cartel que decía que era un traidor y que había entregado a sus compañeros. Tenía veintinueve años. —Yo pensaba que era más grande. —¿Viste? A mí me pasó lo mismo. Me pasa también con los jugadores de fútbol y con los participantes de Feliz domingo. Sigo pensando que son más grandes que yo. —Es una gran historia la del Oso. Y además está contada por una leyenda del periodismo policial. ¿Sabe Patán Ragendorfer que el año pasado hablamos de él en una sobremesa de la N8? —No le pregunté, pero seguro que sí. Fue la noche del recital de los Redondos en La Plata, ¿no? Una noche que pasó de todo. —Y de la que yo no me acuerdo nada. —¿Vos leíste la crónica que hizo Patán para la Cerdos & Peces sobre la necroscopia de los restos del cantante Rodrigo? —Maravillosa. Si me acuerdo bien, la exhumación se había hecho para extraer muestras de ADN. Había un juicio de paternidad en el medio… —Claro. Te voy a refrescar cómo termina esa crónica, que la tengo acá mismo. —Dale. —Cuenta Ragendorfer: «El trabajo de los fo-

34

renses se prolongó durante más de una hora. El resto de los presentes intercambiaba opiniones y observaba desde una distancia prudencial cómo iban cortando partes del cuerpo (un pedazo de fémur, huesos de los dos brazos y seis piezas dentales), que fueron siendo colocadas y catalogadas en frascos de vidrio. Finalmente se vio cómo volvían a acomodar las extremidades dentro del ataúd. Al ver eso, la abuela del presunto hijo del ídolo, musitó: “El nene tiene las manitas como las del padre”. Y rompió en llanto». —¿Está hablando de Rodrigo Bueno, no? El ídolo cuartetero, el que canta La mano de Dios… —¿Increíble, no? —Hay que tener huevos para escribir algo así. —Después de escribir libros como La Bonaerense y La secta del gatillo está claro que a Patán le sobran huevos. Es una leyenda. —Fogwill decía que su apellido, en austríaco, se traducía así: ragenZPNUPÄJH­HSKLHUV®"`dorfer, «que se eleva». Pero también, según Fogwill, Ragendorfer podía traducirse como «el vengador del pueblo». Se lo cuenta el mismísimo Patán a Saccomano en un reportaje buenísimo. —«El vengador del pueblo», me gusta eso. —Este año tendríamos que hacer más crónicas policiales, una por número. —Totalmente. Y tendríamos que llamar al autor de «Conchita» para que escriba una. Y a Claudia Piñeiro. Anotálo. ·¦=PZ[LX\LOHISHTVZKL[VWVZLPUÄS[YHKVZ y en ningún momento hablamos de Homeland? —Qué raro, ¿estaremos madurando? Una cosa loca que me enteré el otro día es que la actriz que hace de la rubia bipolar en Homeland, y la que hace de Jessica Brody, son amigas desde chiquitas. Fueron juntas a la escuela. —¿Como nosotros? No te lo puedo creer… —¿A vos cuál te gusta más? ¿La rubia que revolea los ojos o la morocha con labios de pato? —Ninguna de las dos. A mí y a Diego Papic nos gusta Dana, la hija de los Brody. —También te gustaba Claire Fisher, Gordo Catastra... Dana es menor de edad. Estas declaraciones te pueden dejar six feet under. —¿Sabés qué quiere decir Casciari en italiano? «Un gordito que se eleva». Así que no te preocupes por mí. Me desentierro solo. [

Orsai Número 11  

Textos de literatura y cronica narrativa en español.

Orsai Número 11  

Textos de literatura y cronica narrativa en español.

Advertisement