Page 40

TEATRO

40

el pasado llegó hace rato A modo de farsa Ignacio Bartolone se manda una de indios que buscan una síntesis totalizadora con la civilización. Teatro y revisionismo histórico. Revista Llegás cumple 10 años. En fechas como estas, uno cree que puede ser interesante revisar la tradición de nuestro teatro, en este caso y sobre todo, alrededor de la idea de un examen histórico, parados justo en pleno debate revisionista. En estas épocas, más vale estar preparado para las relecturas históricas e histéricas de las circunstancias, de los hechos que han constituido nuestra identidad. Por eso, Piedra sentada. Pata corrida, la obra de Ignacio Bartolone, aparece en el momento justo. En clave de farsa, apelando a todos los elementos imaginables dentro del género, denunciando aquel discurso hegemónico, deja claro que no siempre la historia nos la cuentan sólo los que ganan, que la idea acerca de lo que somos no es tan ingenua ni tan absoluta, que no hay víctimas y victimarios en este derrotero de imposiciones y torpes choques civilizatorios, y somos la compleja consecuencia del movimiento constante de las campañas brutales, ejércitos y tribus, de un lado y otro de la zanja de Alsina. Ante el dialecto híbrido con el que pone a decir a nuestros indios, entre la coloquialidad urbana y los giros gauchezcos, una dualidad de significados, un juego divertido y malicioso con las palabras, sus sentidos, y las segundas intenciones, evidencian esta cuestión natural. La tribu Lechiguanga, una

familia de rebeldes que se ha separado de su grupo, afectos al canibalismo, comienzan a verse contaminados por la lengua de los españoles colonialistas y sus modismos, al comerse, contra el mandato de su madre, las cabezas de los blancos. “Soy aquello que como” recitan. Evacuan en la zanja pensamientos que ridiculizan el discurso evangelizante de los conquistadores. Esta figura se potencia aun más, cuando aparece en escena la imagen de un romántico viajero español, con inquietudes queer, que llega esperando contemplar las bellezas naturales y relacionarse con los graciosos “indiecitos” débiles e ignorantes, y termina convertida (el femenino, no es error de tipeo) en “Cautiva” de nuestra tribu/familia, donde la madre Lachigi-vieja declara que “A Partir de hoy cambia la historia, cautiva-varón, caciquemujer”, permitiéndole a la historia una pequeña revolución prematura. El vestuario, la escenografía, los guiños actorales, dignos de los más portentosos actos escolares, refuerzan la idea de artificialidad, donde la metáfora se vuelve caricatura infantil, plena de color y movimiento. Porque el cuento acerca de nuestra constitución como estado nacional, ha sido atravesada de maneras tan ridículas por discursos tan variados, que poco queda de aquella primera acción.

Nacido hace dos años, en el festival El Porvenir, participó también del Festival Novísima Dramaturgia en el CCC, ambos poniendo a jóvenes creadores en un marco de promesa: Artistas emergentes, teatro del futuro. Pero la buena noticia es que hoy día, ya no se trata de prometer, porque está sucediendo, porque es aquí y ahora que aparecen, conmueven, se comprometen, realizan sin parar, toman las riendas y mueven esquemas cristalizados acerca de lo que se espera de la juventud teatrera. Los 10 años de Llegás, ya no auguran grandes nombres, ya no, porque se vive la escena momento a momento, mes a mes asistiendo sin cesar a lo que está pasando en la escena. Mara Teit

i

Piedra sentada, pata corrida. La Casona Iluminada, Av. Corrientes 1979 Viernes a las 23. $80 Dirección y Dramaturgia: Ignacio Bartolone Actúan: Julián Cabrera, Gustavo Detta, Luciano Ricio, Ariel Perez de Maria, Cristina Lamothe , Eugenio Schcolnicov.

Revista llegás 10 años  

Edición 187 de la revista Llegás a Buenos Aires, edición especial décimo aniversario. www.revistallegas.com.ar

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you