Page 29

Dejamos abierta la primera ruta de escalada en la norte del Masala Peak y abrimos una variante de 520 metros a la ruta italiana de la Neverseen Tower. Tardamos tres días hasta lo que se denomina como campo base a unos 4.000 metros aproximadamente. De ahí, porteamos equipo hasta cerca de los 4.700 metros. Regresamos al campo base y al otro día salimos para arriba con todo el equipo que quedaba. Llegamos al porteo, juntamos todo y seguimos por una morena eterna. Otra vez el mal clima nos obligó a armar un campamento improvisado. A la mañana

siguiente, de nuevo en marcha por ese valle tapizado de hielo, piedra y cerros vírgenes. Llegamos al Campo Morena, para nosotros, nuestro campo base a 5.000 metros. Siempre tomando mucha agua. A: Uno de mis motivaciones era escalar en altura, a más de 5.000 metros, nunca lo había hecho y quería saber cómo respondería mi cuerpo ante tal exposición. L: No tuvimos más que cuatro

días buenos en el valle, así que la aclimatación fue un poco escasa, cuando tuvimos buen clima fuimos para arriba. Nos faltaba un poco el aire pero nada que nos complicara. ¿El contacto con la realidad les cambio la visión del proyecto? L: Estando ahí nos dimos cuenta de que si teníamos buen clima podíamos escalar mucho más de lo que imagiwww.kooch.com.ar / 23

KÓOCH 37 / ABRIL 2014  

Revista de escalada, montañismo, andinismo, boulder, travesías y cultura de montaña en argentina.

KÓOCH 37 / ABRIL 2014  

Revista de escalada, montañismo, andinismo, boulder, travesías y cultura de montaña en argentina.

Advertisement