Page 1

aproximando al never seen tower. foto carloncho guerra

37

HIMALAYA ROCK

Entrevista a: Carloncho Guerra, Lucas Alzamora y Aztlan Medio Salgado. MONTE SARMIENTO

NUEVA VIA Y SEGUNDO ASCENSO DESTINO

CERRO PACHACO Por Anibal Maturano

Año 8 / Nº37 abril. 2014 ISSN #1851-166X Distribución gratuita

Por Natalia Martínez


ANDINISMO

“LA MADRE DE TODAS LAS TRAVESÍAS” Tommy Caldwell y Alex Honnold completaron la travesía del Fitz Roy, escalando los 5 kilómetros de arista, unos 4.000 m de desnivel, en 5 días.

Tommy Caldwell y Alex Honnold Foto Rolando Garibotti

T

ommy Caldwell y Alex Honnold se formaron en Yosemite aunque cabe aclarar que pertenecen a generaciones diferentes. Caldwell se inicia en Yosemite a comienzos de la década del 2000 junto a escaladores de la talla de Chris Sharma y Dave Graham. Alex Honnold, por su parte, se inicia en Yosemite casi diez años después destacándose por sus escaladas en solitario. Caldwell realizó las primeras a vías como Kryptonite (8c+/9ª) y Flex Luthor, posible 9a+, como también en las grandes paredes de Yosemite, en donde la variedad y calidad de las rutas por las que ha ascendido lo sitúan como uno de los escaladores más prolíficos del célebre valle. La búsqueda de nuevas paredes lo trajo, por primera vez, hasta la Patagonia Argentina para entrar en contacto con las grandes rutas del Fitz Roy en estilo alpino puro. Linea Di Eleganza se convirtió en la opción para subir al Fitz Roy por la cara

6 \ www.kooch.com.ar

este terminando la línea en catorce horas, con la ruta completamente libre en el primer intento y con dificultades máximas de 7b+/7c. Ya en el 2007, en una entrevista dada a KÓOCH, Caldwell afirmaba: “Pienso que va a haber mucha escalada de velocidad en Patagonia, solamente porque es de sentido común con brechas de buen tiempo tan cortas; aunque también es una forma lógica de empujar los límites hoy en día (…) A medida que la habilidad física aumenta y que la gente entrena y escala de manera más inteligente, el nivel de la actividad también va creciendo”. Por otro lado, Alex Honnold sacudió el mundo de la escalada sin uso de cuerda en las altísimas rutas de Zion y Yosemite, aunque de vez en cuando sí se ata a una cuerda, especialmente en ascensos de velocidad en su roca favorita, El Capitán. En el Half Dome, clavó la Ruta Regular (7b+), Moonlight Buttress (7c) en Zion y varias 8a+, todas a vista.

Tommy Caldwell y Alex Honnold se unieron en una cordada en Yosemite (año 2012) para escalar en libre la cara sur del Mt. Watkins, Free rider en El Capitán y la Regular a la cara noroeste del Half Dome en 21 horas y 15 minutos y el año pasado para hacer las cuatro clásicas de Zion que escalaron en 16 horas en marzo de 2013. Honnold declaró, en diciembre de 2011, en una entrevista con KÓOCH “Pienso que eventualmente pasaré por la transición a escalada alpina y así podré escalar montañas más grandes”. Su transición fue tan rápida como sus escaladas, a comienzo de temporada se ensambla a Tommy Caldwell rumbo a la Patagonia y el resultado ha sido impresionante, consiguiendo uno de los mayores desafíos al completar la travesía del Fitz Roy. Desde su sitio Patacimb.com, Rolando Garibotti relata “la madre de todas las travesías: La ascensión comenzó a las 9:45 del 12 de febrero en la base de la arista norte de la Aguja Guillaumet (2.580 m), donde Caldwell y Honnold empezaron por escalar la vía BrennerMoschioni (300 m, 30º, 6b) en dos largos en los que invirtieron dos horas y media de esfuerzos. Después, siguieron a lo largo de la Cresta Sur para llegar hasta la Aguja Mermoz (2.730 m), que escalaron a través de la vía Argentina (600 m, 6a+) de la cara noroeste. Llegaron a la cumbre a las cinco de la tarde y a eso de las nueve de la noche decidieron detenerse a vivaquear plantando su tienda en la arista que va a la Aguja Val Biois. Al día siguiente, se pusieron en marcha a las 8:30 para, tras dejar atrás la Aguja Val Biois, enfrentarse al Cerro Fitz Roy (3.405 m) por el Pilar Goretta. A las 11:30 se metían en la vía Casarotto (1.250 m, 65º, 6c) con su variante Kearney-Knight. Antes de las ocho de la tarde, alcanzaban la cumbre del pilar y seguían escalando Continúa en pág. 8


ANDINISMO hacia la cima principal. Las condiciones de hielo y verglás en las fisuras los obligaron a ralentizar el ritmo en esta fase y no llegaron a la cima del Fitz Roy sino hasta las 2:30 de la madrugada. Buscaron refugio justo bajo la misma cima y esperaron a la mañana siguiente (viernes 14 de febrero) para rapelar por la vía Franco-Argentina. Desde allí, el siguiente objetivo era la Aguja Poincenot, aunque antes tuvieron que recorrer la zona de La Silla (aguja situada fuera de la arista) y de la Aguja Kakito con sus varias cumbres. Hacia las seis de la tarde se encontraban a los pies de la vía Potter-Davis (400 m, 75º, 7a, C1) de la Aguja Poincenot (3.002 m), que escalaron en poco más de tres horas hasta la cumbre. La mañana del sábado 15, rapelaron por la Judgement day hasta el collado para iniciar a mediodía la ascensión de la Aguja Rafael Juárez (2.450 m) a través de la Piola-Anker (350 m, 6b+, C1) de su arista norte. Lo hicieron en dos largos y a las 16:30 ya habían cruzado la arista hasta la Aguja Saint-Exupery (2.550 m), a cuya cima llegaban a las 18:20 tras escalar otro par de largos. Para entonces, su cuerda se había re-

Travesía del Fitz Roy vista desde el este. Foto Rolando Garibotti

ducido a 38 metros de longitud, lo que les obligó a realizar innumerables rápeles a través de la vía Austríaca y llegar al collado de los Austríacos, donde pasaron la última noche. El domingo 16 antes de las nueve de la mañana ya habían alcanzado la última cumbre de la travesía, la de la Aguja de la S (2.330 m), en un solo largo de escalada. A las diez de la mañana, ponían punto y final a la aventura”. Finalmente Rolando Garibotti apunta, “realizaron en ensamble buena parte de la escalada, reduciendo secciones de 20 largos, como el Pilar Goretta de Fitz Roy,

en tan solo 3 largos”. Calwell y Honold al ser consultados por el sitio Planetmountain.com sobre la cordada, Alex respondió “No creo que hubiera podido hacer esta travesía con nadie más que con Tommy. Es muy importante confiar en tu compañero y saber que él es súper sólido en este tipo de terreno” a lo que Tommy agrego “Escalar con Alex es increíble. Realmente no puedo imaginar haberlo hecho con otra persona. Estar encordado con un escalador de roca tan talentoso como él me dio la confianza para actuar con rapidez.

disfrutá el glaciar Viedma > donde vive la aventura El Calafate: 491-293 | El Chalten: (2962) 493-110

patagonia-aventura.com / reservas@patagonia-aventura.com


a

a.com


MONTAÑA

VIVI LOTFI

Un nuevo pico en el corazón de los Andes.

Cerro Vivi Lofti y su primer ruta. Foto Pablo González

Epigrafe. Epigrafe. Epigrafe.

L

a provincia de Mendoza posee extensas regiones de montaña donde aún permanece sin ascenso un buen número de cumbres de más de 5.000 metros. El cordón de Santa Clara, al suroeste del macizo de La Jaula es un buen ejemplo. Allí había detectado algunos cerros y picos de los cuales no tenía antecedentes de ascensiones y que parecían interesantes objetivos. Con Mijel Lotfi teníamos un motivo más que importante para hacer una expedición a la zona. Queríamos subir una cumbre virgen en honor a Vivi, su hermana y mi amiga, que falleció en 2012, luego de luchar contra una larga y dolorosa enfermedad. Sabíamos que una cumbre en esta remota e intacta región de los Andes sería una especial forma de homenajear a Viviana, una amante de la naturaleza y viajera incansable que gozaba conociendo nuevas culturas y gentes. La expedición comenzó el sábado 9 de noviembre, cuando dejamos el auto en

10 \ www.kooch.com.ar

Subiendo por quebrada Del Salto. Foto Pablo González

Punta de Vacas. Cargando mochilas de 28 kilos enfilamos por el valle del río Tupungato. El plan trazado en Google Earth se veía sencillo, aunque después la realidad se encargaría de mostrar todos los detalles redondeados de ese mundo virtual. Había que recorrer el valle del río Tupungato hasta enfrentarse a la quebrada Del Salto, a unos 22 kilómetros al sur de Punta de Vacas. Allí cruzaríamos el río, aprovechando que se abre en muchos brazos y después nos internaríamos por el citado afluente, recorriéndolo hasta las nacientes. Nuestro objetivo era una hermosa cumbre de más de 5.200 metros, la más alta del cordón que divide la quebrada Santa Clara de la quebrada Del Salto y que posee un importante glaciar. Así esbozado, el plan se veía sencillo y lo único que generaba un poco de incertidumbre era el cruce del río. En dos horas pasamos de largo por el refugio Río Blanco y sin detenernos seguimos hacia el crux del primer día: un pa-


Pala de nieve antes del filo Foto Pablo González

saje escarpado antes de llegar al Refugio Chorrillos. A las cinco de la tarde llegamos al escarpe rocoso. A primera vista parecía sencillo, aunque los movimientos de escalada con semejante peso en la espalda son una tortura. Así sorteamos esta “vía ferrata”, apurando los últimos tramos que nos dejan sin fuerza por la mochila que nos tira hacia atrás. Luego de superar este obstáculo retomamos el ritmo de marcha. A las siete de la tarde, estamos cobijándonos del viento en el refugio Chorrillos. La temperatura va bajando, las ráfagas traen algunos copos de la nevisca que parece instalarse en las altas cumbres. Avanzamos rápidamente hasta la entrada de nuestra quebrada. Ésta se presenta angosta y con pendientes empinadas. Al principio intentamos bordear el arroyo pero debemos ganar altura para evitar un encajonamiento. Más arriba el terreno cambia y presenta un aspecto más “amigable”, permitiendo un cómodo ascenso. Acampamos a 3.600 metros. El tercer día, bajo un sol radiante, encaramos el ascenso por morenas de grandes bloques. En una hora y media alcanzamos un playón surcado por un arroyo de agua cristalina a 3.800 metros. Vamos trasponiendo morenas hasta comenzar a ver el impresionante glaciar de la cara sur de nuestro pico. A 4.350 metros fabricamos

un buen lugar de campamento al reparo del viento a poco pasos del comienzo de la vía que habíamos imaginado. Desde aquí el glaciar se ve intimidante, dando la apariencia de un pico mucho más alto. Al cuarto día de actividad encaramos unas pendientes de nieve al lado del glaciar que nos llevan al vallecito superior, donde vemos bien la ruta a seguir. Y la ruta imaginada en Google Earth a través del glaciar aquí no se ve tan factible, dadas las condiciones de hielo cristal que presenta en varios sectores. Sólo contamos con un piolet de travesía y un par de grampones, insuficiente material para encarar esas condiciones del hielo. A regañadientes enfilamos hacia una pala de nieve que nos conduce hacia el filo suroeste de la montaña. Encontramos nieve dura en algunos sectores y nieve blanda sobre hielo en otros y con mucho cuidado vamos sorteando los diferentes pasos, poniendo especial atención en caso de algún desprendimiento. Salimos al filo a 4.900 metros y comenzamos a recorrerlo rodeando algunas cornisas de nieve, riscos y lomos. Ya es casi mediodía cuando nos vamos acercando a la cumbre y podemos ver el camino de descenso: unas suaves laderas de acarreo que bajan al valle norte del cerro. De esta manera evitaremos las inestables pendientes de nieve que hemos

subido. Momentos más tarde estamos en el punto más alto 5.264 metros: en una hermosa cumbre rodeada de un impresionante paisaje de montañas. Desde ahora esta cumbre llevará el nombre de la querida Vivi, en el corazón de los Andes Centrales, en una de las regiones más intactas de nuestra cordillera. Armamos una pequeña pirca acarreando algunas piedras, unos metros al oeste del punto más alto, ocupado por una cornisa de nieve. Dejamos un mapa con el itinerario realizado y en el reverso la dedicatoria y los datos de la ascensión. Luego de disfrutar un rato de ese increíble paisaje desde ese punto privilegiado, abandonamos el lugar con los pensamientos puestos en ella. Tomamos los pedreros de la cara norte y un par de horas más tarde nos cobijamos en la carpa mientras el pico Vivi nos cuida desde lo alto. Al día siguiente vamos desandando el largo camino, calculando horarios para saber en cuantos días saldremos de aquí. En principio pensábamos subir también otra cumbre situada al oeste, pero un problema estomacal a Mijel lo ha dejado con las reservas al mínimo y preferimos descender. Muchas de las decisiones que uno debe tomar en estas expediciones se sopesan en el momento, sabiendo que nos separan tres días de marcha al lugar poblado más cercano y que no tenemos ningún tipo de comunicación con el exterior. Por lo que muchas veces optamos por la decisión más conservadora, buscando evitar problemas. Pablo David González Más info en: mijellotfi.blogspot.com.ar www.pablodavidgonzalez.blogspot.com.ar

En el campamento alto. Foto Pablo González

www.kooch.com.ar / 11


REPORTE BARICLIMB

FIESTA ROCKERA

Con mal tiempo en Chaltén muchos escaladores pegaron la vuelta antes de tiempo. Pero no para darse por vencidos sino para darlo todo en las paredes y boulders Barilocos.

C

omo siempre ocurre en la temporada estival, muchos son los escaladores que migran a Chaltén en búsqueda de nuevas y vibrantes escaladas en aquellos inmensos macizos de roca llenos de aventuras. Sin embargo, la temporada estuvo llena de incertidumbre, malas y cortas rachas de buen clima, mucho frío y pocas aperturas o repeticiones. Luquita Velázquez, contó en pocas palabras el pegue que le dieron junto a Fran y Fede a la Poincenot: “Condiciones invernales letales, el sol nunca calentaba, aproximaciones con nieve a la rodi, escaladas con campera de pluma y guantes, protecciones con tornillos adentro de las fisuras y encima mucha gente entusiasmada que atacaba al mismo tiempo y por todos lados (…)”. Con dichas condiciones, muchos escaladores emprendieron el regreso antes de tiempo pero no para darse por vencidos sino para darlo todo en las paredes y boulders Barilocos. ROCK MASTER FREY Es así como algunos se establecieron por largas semanas en la zona del Refugio Frey y valle del Campanille, donde ade-

José Bonacalza y Alejandro Micocci entregando premios del Rock Master Frey 2014 Foto Fernando Veliz

12 \ www.kooch.com.ar

Jose Boncalza y Gatito Durá volando por debajo Foto Ale Micocci

más de escalar a muerte en cada una de las agujas y paredes, pudieron disfrutar del Festival Rock Master Frey 2014 que se realizó el sábado 22 y domingo 23 de febrero y donde participaron más de 180 escaladores de locales y de tierras distantes. El histórico evento tuvo una perspectiva más comunitaria y menos competitiva que en otras ediciones. La propuesta para este año fue abrir un nuevo sector de vías de escalada equipadas con seguros fijos y móviles, manteniendo la ética de apertura del lugar. CHAPOTEOS Con la llegada de las altas temperaturas, la roca se pone como una sartén y empieza a cocinarse la escalada en “sólo sobre aguas profundas”.

La pared sigue siendo la misma pero las líneas se van sumando y va quedando un verdadero plafón de escalada continua, donde podés trepar tanto para arriba, como conectar con travesías e inventar nuevas entradas y salidas de vías. Hay algunas líneas definidas, pero como no existen las chapas que nos limitan movimientos, cada uno es LIBRE. Sí, LIBRE de explorar y moverse… ¡Qué loco! Además de las ya conocidas vías, Chanchalagua, 6c+ (clásico), Trampolín (7a), Remando Romos (7b), se suman líneas como Topa-Topa Experience (6c) abierto por Luisito Molina, que llega hasta una terrazaita en el medio de la pared, donde no queda otra opción que tirarse desde 15 metros. También, se sumó una nueva vía con salida por arriba a unos 22 o 23 metros de altura a la izquierda de


REPORTE BARICLIMB Instinto Suicida (7a+) y su nombre es No Debo Bardear (7a) encadenada en primer término por el incansable José Bonacalza. La Fiesta Psicobloquera reúne a mucha gente y es algo que nos gusta siempre y cuando los códigos de convivencia y conservación se mantengan como se están manteniendo. Nos alegra mucho cuando amigos de otras provincias, como San Luis con Mauri Ho a la cabeza, Córdoba, Buenos Aires y muchos lugares del mundo, vienen y escalan fascinados y con mucho entusiasmo las rutas del psico como los sectores de escalada deportiva de Bari. ENCADENES Si de depo hablamos tenemos que empezar contando sobre algunos de los más duros y fuertes encadenes de esta temporada. Empezaremos con Agustín “Gardener” Alvarez, quien con su estilo meticuloso de escalada se llevó Cucu Town (8a+) de Pared Blanca. Los que no se han quedado atrás y se han puesto al día son los del “Platense Climbing Team”, de entre los cuales Nahuel Spinelli también se hizo con Cucu town en pocos pegues, Ram “Solution” Berguer se clavó rápidamente Malacara (8a) en Carmelitas y el gran

Público, climbers y slackers. Fiesta en el Psico. Foto Ale Micocci

David Saikin se apoderó de la cadena de After Hour (8b) en Pared Blanca. Entre los locales, no podemos dejar de nombrar a Lucas “Leyenda” Kopcke, quién realizó allá por enero el primer ascenso del proyecto de Manu Viravent en Morenito, una línea que según Luquitas no baja del 8b?. ALGUNAS MALAS Algunas malas noticias han empañado la escalada Boulderera en el nuevo sector de “Valle de los Loros”. Ya han sido dos las denuncias de amigos que han recibido algún tipo de agresión a sus automóviles quedando manifiesto que no es un sector “seguro” para dejar los autos a merced de los maleantes. Recomendamos avisar a los policías de

la comisaría caminera de la ruta 258, evitar ir en vehículos particulares y dejarlos estacionados y, si se va a escalar, ir con varios compañeros más. Creemos que la época más segura para escalar en este lugar podría ser fuera de la temporada estival, es decir otoño y primavera, ya que es menor la cantidad de gente transitando en el Valle y circulando en las rutas. Les mandamos saludos y agradecimientos a todos los que nos leen y siguen y a los que desean acercarse a Bariloche y escalar o trekkear, que acerquen sus inquietudes, conocimientos y vivencias al Facebook de Bariclimb: facebook.com/ bari.climb. BARICLIMB


INSTITUCIONES

RESCATE EN EL FITZ ROY

Las escaladoras suecas Hanna Restorp y Hanna Fernstrom quienes habían caído mientras escalaban la Súper Canaleta del Fitz Roy fueron rescatadas por la Comisión de Auxilio Fabio Stedile de El Chaltén, personal de Parques Nacionales y Gendarmería Nacional.

E

l accidente se produjo en la madrugada del 18 de diciembre mientras escalaban la cara oeste del Fitz Roy por la Súper Canaleta. No está claro cuál fue el motivo de la caída pero se sospecha que algo golpeó a una de las escaladoras provocándole la caída que arrastró a ambas 250 metros. El primer grupo de rescate arribó al lugar cerca de las 14 horas, y a la vez, los otros grupos iban llegando a diferentes puntos pautados para organizar el relevo para transportar las camillas en el caso de que no viniera el helicóptero. Finalmente, y ante la ausencia del helicóptero, los equipos de trabajo conformados por la coordinación del operativo, a cargo de la Dra. Carolina Codó, se establecieron en postas a lo largo del trayecto de descenso. El traslado de las escaladoras fue complicado y lento debido a las características del terreno. Todo el día y la noche más de 45 rescatistas colaboraron con la atención y transporte de las camillas, llegaron cerca de las 4 AM del día de hoy al camping Piedra de Fraile y desde allí, una de ellas fue trasladada en cuatriciclo y la otra en camilla hasta la ruta donde esperaban las ambulancias para trasladarlas al Puesto Sanitario donde fueron atendidas y derivadas al Hospital de El Calafate. Es de destacar que parte del grupo se trata de rescatistas voluntarios que una vez más salen a la montaña con la esperanza de contar con el apoyo aéreo que debe llegar por gestión de las autoridades y finalmente esto no sucede, haciendo más complejo y extenuante el trabajo, que no por ello deja de realizarse de la manera más profesional y comprometida posible por todos los involucrados en el operativo.

El gran despliegue del rescate. La CAX tuvo más de 45 voluntarios trabajando en el rescate de las suecas. Foto Leo Viamonte

Trabajo en equipo en el rescate de las escaladoras suecas. Foto Leo Viamonte Fuente: La Cachaña

16 \ www.kooch.com.ar


INSTITUCIONES Trabajo en equipo en el trancurso del rescate. Foto Leonardo Viamonte

Trabajo en equipo en el trancurso del rescate. Foto Leo Viamonte

Una vez finalizado el rescate y ante la falta de apoyo estatal, la Comisión de Auxilio Fabio Stedile del Centro Andino El Chaltén emitió un comunicado expresando sus opiniones al respecto, el cual reproducimos a continuación. El Estado Nacional y Provincial considera que NO es importante la asistencia a las personas que se encuentran accidentadas en las montañas. Por eso, no dieron la orden para que saliera un helicóptero que facilitara el rescate de dos turistas, deportistas que se encontraban accidentadas al pie de cerro Fitz Roy el pasado 18 de diciembre del 2013. El Estado Nacional y Provincial promueve el turismo en todas sus facetas, el turismo de aventura es una de ellas y son actividades que desde hace años están incorporadas en la vida cotidiana de las personas de todo el mundo, estas actividades que están englobadas en turismo de aventura o deportes outdoor pueden ser kayak, esquí, escalada, pesca, trekking, etc. Si es una política de Estado la promoción de estas actividades en el país para que sean realizadas de forma amateur o profesional, para que muchos lugares y pueblos desarrollen su economía a tra-

18 \ www.kooch.com.ar

vés de estas actividades y del turismo, también debería ser política de Estado la asistencia a los turistas o habitantes que se encuentran accidentados. El Estado debe gestionar y facilitar los recursos para poder realizar los rescates en montaña (senderos, glaciares, alta montaña) y así no arriesgar a más personas del mínimo necesario. Las personas que hoy realizan los rescates en montaña arriesgan sus vidas, dejan sus obligaciones laborales y sociales para emprender con gran actitud solidaria el rescate de los turistas de forma gratuita. Como anfitriones, todos los habitantes de El Chaltén se movilizan y hacen todo lo que pueden para colaborar y ayudar. Es decepcionante ver y escuchar cómo los políticos se llenan la boca hablando de lo bien que se desarrollan y promocionan los servicios turísticos y al momento de contar con la mano del Estado para solucionar estos problemas NOS DEJAN SOLOS, sin un helicóptero sanitario, sin seguro de accidentes para los rescatistas y sin recursos de ningún tipo. Es sumamente necesario implementar en forma urgente una política de respuesta a estos problemas, no se puede gestar

un desarrollo turístico tan importante en esta región sin prever las consecuencias y sin ofrecer una solución en casos de emergencia. Agradecimientos La comisión de auxilio del Centro Andino El Chaltén agradece a todos los voluntarios que participaron en el rescate de las dos escaladoras suecas ocurrido el pasado 18 de diciembre. El agradecimiento es extensivo a las instituciones locales, como Parques Nacionales, Gendarmería Nacional, la Comisión de Fomento de El Chaltén, la Policía de Santa Cruz, el Puesto Sanitario, la estancia Ricanor y el Supermercado El Chaltén de Luis Betoldi. Sin la colaboración de la comunidad en general sería imposible llevar a cabo rescates tan complicados como este último. Centro Andino El Chaltén


Año 8 / Numero 37 / abril 2014

kooch digital

8 años comunicando libremente espíritu de montaña

20 q HIMALAYA INDIO: ESCALADAS EN ROCA. Entrevista a: Carloncho Guerra, Lucas Alzamora y Aztlan Medio Salgado. 30 q MONTE SARMIENTO: NUEVA VIA Y SEGUNDO ASCENSO Por Natalia Martínez 38 q SAN JUAN: CERRO PACHACO Por Anibal Maturano

También escriben, opinan y colaboran: Rolando Garibotti, Pablo González, Camilo Rada, Alejandro Micocci. Leonardo Viamonte, Marcelo Arevalo, Ines Dussaillant, Alfredo Soto, Gabriel Fava y Max Odell. A todos, muchas gracias por trasmitir a través de este medio. Gracias a Mónica A. Cutullé por la corrección de los textos. CONSEGUILA LIBRE Y GRATUITAMENTE EN: La Rioja: Inti Huaco / Salta: Janajman / Vértigo / Tucuman: Punto Rojo / San Martín de los Andes: Al Borde / Río Cuarto: Quimsa Cruz / Calafate: HLS / Neuquén: Agreste Sur / Merlo: Montaraz / Rosario: Western / San Juan: C.A.M. / Ansilta Outdoor / Mendoza: C.A.Mendoza / El Muro / Catamarca: San Pedro Outdoor Córdoba: C.A.C. / Núnatak / 9a / Bariloche: C.A.B. / Maquinódromo / Raid / Garmont / Esquel: Paralelo 42 / Trelew: Desplome Sur / Puerto Madryn: Madryn Extremo / El Chaltén: HLS / Viento Oeste / San Luis capital: El Desplome. / Ushuaia: C.A.U Ciudad Buenos Aires: Makalu: Esmeralda 983 / Punto Cumbre: Riobamba 165 / Patagonia: Suipacha 1178 / Rupal: 11 de Septiembre 4555 / Libo: Triunvirato 5112 / Fugate: Gascón 238 / Euroski: Paraná 905 / Camping Center: Esmeralda 945 / CABA: Rivadavia 1255, Of. 2 / Filo Sur: Rivadavia 1255, Of. 6 / Realization: Araoz 129 / Rustik: Rufino 3086 /

IMPORTANTE: LAS ACTIVIDADES DE MONTAÑA IMPLICAN DAÑOS Y RIESGO DE MUERTE • Respetá la montaña y las fuerzas naturales. • Practicá aquello que puedas superar sus riesgos. • Capacitate en instituciones calificadas. • Es tu responsabilidad moverte con seguridad. BUEN VIVIR • Vivir en armonía con la Naturaleza. • Respetar a los animales, las plantas y el medioambiente. • Dejar los desperdicios donde no alteren el ecosistema.

FORMATO KOOCH: CONSUME

40% Menos DE RECURSOS NATURALES


VIDRIERA MAKALU / ALPAMAYO VEST

Rotpunkt / buzo micropolar

Es un concepto nuevo en abrigo, combinando piel sintética y un altísimo nivel de transpirabilidad, asegura una inmejorable relacion de aislación y peso. Junto a su corte entallado, costuras flat simmer y tapa cierre interior con cubre pera, la hacen una prenda versátil para todo tipo de actividades outdoors. Disponible en colores negro, rock y gris topo.

Abrigo super liviano y muy compacto. Para usar como única prenda en climas templadosfrescos, o como complemento de otro abrigo en días muy fríos. Un balance excelente en peso-volumen-abrigo. Diseñado con una amplia apertura al frente para regular facilmente la temperatura corporal. Posee un compacto bolsillo en el frente para aquello que quieras tener a mano. Disponible desde XS a XXL en la versión unisex. Precio unitario $ 409

MAKALU.COM rotpunkt.com.car

Escuelita de Escalada Manual de escalada para los más chicos. Autores: David Leandro Saikin y Martín Antuel Nigra Ilustrador: Martín Antuel Nigra Nació como una iniciativa para contribuir al desarrollo de la escalada deportiva en Argentina dándole a los escaladores más chicos una herramienta más de aprendizaje, generadora de interés y motivación. Y que a su vez brinda una herramienta más a los profesores que cada día trabajan en las escuelas de escalada infantil de los distintos muros del país. Pretende ampliar y reforzar los conocimientos que aprenden con los profes en el muro, transmitiendo de forma divertida y lúdica los contenidos más importantes. La escuelita está compuesta por el profe y 11 alumnos, que van aprendiendo a lo largo del libro desde las características y usos del equipo de escalada hasta las técnicas de seguridad y técnicas de movimiento básicas. Escuelita de Escalada tiene 4 partes principales actividades o juego síntesis para que realicen los chicos. Y finalmente un anexo donde los personajes proponen distintos juegos para jugar en el muro. Pueden encontrar más información al respecto en el Facebook: Escuelita de Escalada, donde se pretende también generar un espacio de difusión de todo lo relacionado a la escalada infantil en Argentina.

42 \ www.kooch.com.ar


ANSILTA / CAMISETA NEYÜN POLARTEC® Power Dry® Heavy/Midweight Prenda interior de abrigo muy versátil, con un diseño que optimiza las cualidades de sus materiales. Se combinan dos tipos de tejidos: Uno de mayor capacidad calórica para todas las zonas más vulnerables al choque de frío, otro más fino y elástico, para zonas que necesitan mayor ventilación, movilidad y menos volumen de tela. Peso: 250 gr.

LIBO / CUBRE MITONES HIMALAYA

ANSILTA / NOVA Campera aislante para utilizarse como segunda capa. Prenda ultra liviana gracias a su tejido doble Ripstop de 30 deniers y 40 gr/ m2. Sumamente compactable gracias al abrigo interior de PRIMALOFT® SPORT. Calce ajustado sin excedentes de material y altamente confortable para realizar cualquier tipo de actividad Outdoor. Peso: 450gr (talle M)

ANSILTA.COM

LEPAU / SERIE 4000

AQUACLEVER® es una membrana adherida a una tela y, al igual que la piel humana, posee propiedades hidrofóbicas únicas. Creada para las actividades outdoor, AQUACLEVER® repele el agua que llega del exterior, como la lluvia y la nieve, mientras que permite la salida de las moléculas del vapor de transpiración del cuerpo. Esto significa que AQUACLEVER® regula el balance de la humedad, manteniendo tu temperatura corporal. Aquaclever tricapa. Impermeabilidad (mm H2O): Más de 10.000 (método ASTM D-751) Respirabilidad (gr/m2/24hs): Más de 8.000 (método ASTM E-96 WATER METHOD) LIBO.COM.AR

Remera polivalente diseñada para actividades outdoor y entrenamiento. Desarrollada con O2phile un tejido bi elástico, que permite una excelente libertad de movimientos, un rápido secado y es muy suave al contacto con la piel. Confeccionada con costuras planas para evitar irritación de la piel por rozamiento. LEPAU.COM

www.kooch.com.ar / 43


clasificados GUIAS DE MONTAÑA Don Mercedario Expediciones. Guiadas y Servicios logísticos en San Juan. Excursiones al Valle del Colorado. Cerros Mercedario, Pico Polaco, La Mesa, Alma Negra y La Ramada. Web: www.donmercedario.com.ar - info@donmercedario.com.ar o bien al 0264 4233380 Pablo Pontoriero Guia de Alta Montaña AAGM UIAGM. Escalada en roca y hielo, Ascenciones, Esqui de travesia. Mail: info@barilochevertical. com.ar / www.barilochevertical.com.ar/ Gabriel Fava, Guía de Alta Montaña: Expediciones privadas, escalada en roca (San Juan y Mendoza), cursos. www.andeslimite.net info@andeslimite.com

Santiago Scavolini & Expeclimb: Expediciones - Trekking - Escalada en roca y hielo - Logística Cursos – Talleres // www.santiagoscavolini.com. ar / expeclimb@gmail.com / 011-1554868893 Luis Olea, guía de montaña. Patagonia sur, El Chaltén. Travesías en el Hielo Continental y cursos de montañismo. Tel: 02944 15 321021 / Mail: luisenpatagonia@gmail.com EnLoAlto Expediciones: Empresa de turismo aventura, salidas guiadas Andes Norte, Central y Patagonia. Cursos de escalada y montañismo. Roberto Treu: Guía de Montaña AAGM Mail: enloaltoexpediciones@ gmail.com - Cel: 0264 - 154449633 - Facebook: facebook.com/EnloaltoExpediciones

Guías del Monte – Mendoza: Escalada en roca, deportiva, clásica y cascadas de hielo. Ascensión a montañas y trekking de montaña. Organizador y contacto de viajes/eco-turismo. Guiadas y talleres en toda la Cordillera de los Andes.Sebastián Ruiz: Guía de Montaña E.P.G.A.M.T.e-mail: sebastian.ruiz.mdz@gmail.com / tel celular: 0261 - 156119886

ENTRENAMIENTO Juan Pablo Bosch, entrenador de escalada y preparación física para montañismo, cursos, exposiciones, asesoramiento. Mail: patagoniaclimbing@gmail.com www.entrenamiento-escalada.com

Visitá el calendario de eventos y servicios en www.kooch.com.ar


HIMALAYA INDIO

AVENTURA Y exploración Tres amigos en uno de los valles mas remotos del Himalaya y en el mejor estilo Changa abrieron 2 nuevas rutas de escalada con características similares a las de Patagonia pero siempre por encima de los 5.000msnm. La primer ascensión la realizaron en el Masala Peak, un cerro que cuenta con un solo ascenso y la otra en la Neverseen Tower, la torre mas representativa de todo el valle y comparable por su belleza e imponencia a nuestro Fitz Roy. ‹ Entrevista a Aztlan Medio Salgado, Lucas Alzamora y Carloncho Guerra ›


Aztlan escalando el Masala peak con una panorรกmica impecable. Foto Carloncho Guerra


P

or qué tres escaladores de bajo presupuesto elijen viajar al otro lado del mundo, cuál fue el disparador para ir al Miyar Valley en India? Lucas Alzamora: Creo que a los pocos años de escalar ya soñaba con escalar en las grandes montañas del Himalaya. Era un sueño y, después de analizarlo mucho, nos dimos cuenta de que a pesar de no contar con mucho presupuesto podíamos ir igual. Podíamos escalar en otro tipo de montañas sin costosos permisos y logísticas adaptadas para que tengas que gastar contratando porteadores, cocineros, etc. Podíamos ir en un estilo más argentino, como vamos acá a las montañas, cargando todo en nuestras espaldas y sin ayuda de empresas para la logística. En un primer momento, el plan era ir a Pakistán pero un encuentro con la escaladora

Descansando en un templo en el transcurso de la aproximación. Foto Carloncho Guerra

22 \ www.kooch.com.ar

catalana Silvia Vidal, en Frey, nos hizo cambiar de planes. Ella había estado en Pakistán y en el Miyar Valley en varias oportunidades y nos hizo ver que para el estilo de escalada que queríamos realizar y para el escaso presupuesto que teníamos lo mejor era India. La calidad de la roca era similar, pero había mucho más terreno virgen para explorar. Muchas torres nunca escaladas o apenas con una ruta en sus paredes, todas por encima de los 5.000 msnm. Era el lugar que buscábamos. Carloncho Guerra: El presupuesto es poco pero el corazón está lleno de motivación, sumado a una buena familia, novia y amigos. Todo se alineo para realizar el viaje. Como dice el dicho que ya pude comprobar en unas cuantas oportunidades, “el que realmente quiere, puede”. Personalmente, lo que más me inspiró del valle fue su lado salvaje. Sabíamos que íbamos a un lugar donde, seguro, estábamos solos y con muchas cosas por descubrir. Tratando de buscar lo más puro de la aventura y la exploración y con muchísimas líneas para abrir, desde las más técnicas y duras hasta lo más sencillo. Gracias a eso pudimos estudiar las paredes y decidir cuál se acomodaba más a nuestro nivel y gusto. Aztlan Medio Salgado: A mí me gusta escalar, sea donde sea, viajar y todo lo que implica. En este caso la propuesta era redonda: intentaríamos escalar en un sitio remoto, con mucho potencial para la escalada y muy poco explorado. ¡Aventura por donde se mire! Y encima en el Himalaya y en India, un país que siempre deseé conocer.

Lucas en el último día de aproximación al campo base. Con el cordón de la Never de fondo. Foto Carloncho Guerra

¿Tenían experiencia en roca a más de 5.000 metros? ¿Cómo se aclimataron a la altura y las nuevas experiencias? C: Por mi parte, sólo tenía experiencia con Diego Molina de escalar La Esfinge, en Perú, una torre de granito con una vía de unos 750 metros, cuya cumbre esta a los 5.300 metros. Lo que nos ayudó a aclimatar en el Miyar Valley fue que gracias a que íbamos muy pesados y nos agarró lluvia y nevadas en todo el camino, fuimos lento hasta el Campo Morena y bebiendo mucha agua, por lo que logramos una aclimatación óptima.


Dejamos abierta la primera ruta de escalada en la norte del Masala Peak y abrimos una variante de 520 metros a la ruta italiana de la Neverseen Tower. Tardamos tres días hasta lo que se denomina como campo base a unos 4.000 metros aproximadamente. De ahí, porteamos equipo hasta cerca de los 4.700 metros. Regresamos al campo base y al otro día salimos para arriba con todo el equipo que quedaba. Llegamos al porteo, juntamos todo y seguimos por una morena eterna. Otra vez el mal clima nos obligó a armar un campamento improvisado. A la mañana

siguiente, de nuevo en marcha por ese valle tapizado de hielo, piedra y cerros vírgenes. Llegamos al Campo Morena, para nosotros, nuestro campo base a 5.000 metros. Siempre tomando mucha agua. A: Uno de mis motivaciones era escalar en altura, a más de 5.000 metros, nunca lo había hecho y quería saber cómo respondería mi cuerpo ante tal exposición. L: No tuvimos más que cuatro

días buenos en el valle, así que la aclimatación fue un poco escasa, cuando tuvimos buen clima fuimos para arriba. Nos faltaba un poco el aire pero nada que nos complicara. ¿El contacto con la realidad les cambio la visión del proyecto? L: Estando ahí nos dimos cuenta de que si teníamos buen clima podíamos escalar mucho más de lo que imagiwww.kooch.com.ar / 23


9

Reconociendo los pies de vías de la Neverseen Tower. Foto Carloncho Guerra

nábamos. Estando aclimatados y con buen clima es un lugar increíble para realizar decenas de nuevas aperturas. Las paredes están muy cerca de donde montamos las carpas en el glaciar y es un circo repleto de torres de granito y hielo con infinidad de posibilidades. Pero la meteorología en esas latitudes es bastante compleja y terminó por condicionar nuestras escaladas. ¿Podrían relatar las dos aperturas?

24 \ www.kooch.com.ar

L: El mal tiempo fue constante durante los primeros diez días. Neverseen Tower, que era el objetivo principal, cada día que pasaba se cargaba más y más de nieve así que apenas apareció el buen clima tuvimos que buscar un objetivo que estuviera en mejores condiciones. Fue así que pusimos los ojos en la norte del Masala Peak, una pared increíble por su tamaño y verticalidad. C: Llegó un mediodía en que el clima se puso “bueno” y decidimos salir a fijar unos lar-

gos a un murallón gigante del Masala y ver qué tal sería la escalada y la dimensión de la pared. Fijamos dos largos con muy buena roca pero el clima empezó a desmejorar. Me lancé a primerear el tercer largo (unas lajas gigantes que estaban en un diedro con sombra) y el frío bajó demasiado y lo que tendrían que ser unas manijas se convirtieron en algo inexistente paras mis manos, ya que parte de los dedos no tenía sensibilidad. En ese momento dije: “¡Se me están congelando las manos!”, mandé dos camalots y me lancé para abajo, llegué al relevo y nos fuimos de la pared. Por suerte sólo fue un susto, mis manos volvieron en sí. Al día siguiente, amaneció impecable y salimos con la intención de seguir descubriendo la pared. De nuevo en el largo 3, esta vez con las manos no tan frías, podía sentir cómo mi cuerpo colgaba de las manijas y logré terminar ese largo de una calidad increíble. Sale Lucas por otro largo más, un largo raro y de rebusques para proteger. Los otros largos que siguieron fueron de una escalada por placas muy buenas pero con muy poca protección. Después de una travesía llegamos al pie de una chimenea que encaró Aztlan. Lo resolvió con facilidad y sacó un largo de mucha calidad y disfrute. Un poco engorroso para el segundo y tercero de cordada por las mochilas pero muy divertido. En este punto, llegamos a una línea que desde el campamento era muy evidente y pensábamos que sería una fisura de puño con partes más anchas, pero al estar ahí nos dimos cuenta de que era una chimenea en diagonal con una placa al costado todo con


Habernos expuesto a tantos desafíos y a condiciones tan extremas, como la altura, el frío, la mala alimentación, estar apartados de lo cotidiano, de las comodidades y de los afectos sin duda para mí fue a lo que más valor le di.

verglás y de rebusque para los seguros. Con cuidado, salió y seguimos para arriba con otros largos más que Aztlan resolvió con buena visión para encontrar la mejor parte de la línea. Unos larguitos más y salimos a la parte alta de este murallón gigante con un paisaje plagado de cerros que se extendían hasta lo más lejos de nuestra vista. Lucas se encargó de los rapeles y dejamos los dos últimos largos con las cuerdas fijas porque no dábamos más y la noche estaba sobre nosotros

Aztlan asegurando a Lucas en el largo 8 del Masala Peak. Atrás la cascada glaciar característica de este cerro. Foto Carloncho Guerra.

hacía unas horas ya. Otra vez en el campamento devoramos la comida y nos echamos a dormir más contentos que perro con dos colas. L: Estábamos felices, habíamos escalado muy fluido a pesar de la altura: habíamos escalado una pared de 700 metros en el día en el Himalaya y con dificultades bastante sostenidas entre 6a y 6b+ a la que bautizamos “Los Crotos”, en relación a nuestra forma de viaje. Después de esa experiencia estábamos súper motivados

para encarar la Never pero no se terminaba de limpiar la parte alta de la pared. Igualmente ante la duda de que el clima empeorase, dos días después de escalar el Masala nos metimos a la Never. A: Nos decidimos por entrar a la torre por la parte central, a la izquierda del diedro principal. Aproximamos hasta la roca recorriendo una pendiente de glaciar de unos 200 metros con algún que otro pasaje técnico. Una vez en la pared, empezó el baile. El día era perfecto, no ha-


Desayuno de Chapatis después del vivac. Foto Lucas Alzamora

La motivación va de la mano con las emociones que te da el ver lo que te gusta. En nuestro caso serán las paredes, montañas, paisajes naturales, etc.

bía nubes y el sol calentaba. Ya era casi medio día. Habíamos salido tarde porque teníamos la intención de hacer la vía en dos días. Comenzamos la escalada a buen ritmo, la dificultad con la que nos fuimos encontrando era la deseada, se mantenía casi siempre en el sexto grado y pudimos progresar sin problemas. Con las últimas luces del día llegamos a lo que esperábamos fuese una cómoda repisa para pasar la noche. Para nuestra sorpresa, lo que suponíamos una repisa no era más que una parte con bloques sueltos y en equilibrio; sólo un pequeño espacio triangular que nos permitió dormitar y tiritar algunas horas durante la

26 \ www.kooch.com.ar

noche. A la mañana siguiente, después de un ligero desayuno retomamos la escalada, nos pasamos a la cara de la izquierda y nos encontramos con mucha nieve acumulada y algunas fisuras con verglas. Esto comenzó a dificultar la escalada y la progresión comenzó a lentificarse. Con cada largo que progresábamos nos encontrábamos con más nieve y más verglas, la cosa se empezó a poner expuesta, estábamos escalando lento, estábamos cansados por la mala noche que habíamos pasado, se nos estaba haciendo tarde y además el clima empezaba a cambiar. Comenzamos a escalar el décimo largo con demasiadas dudas.

El tiempo ya casi lo teníamos en contra y no queríamos pasar otra fría noche en la pared. Cada vez estaba más frío y la línea que habíamos visto como posible desde abajo no era más que una placa con escasas posibilidades de protección. Así fue que escalamos nuestro último largo en el nevero, un diedro de unos 40 metros con dificultad de 6c. Con esta última hazaña logramos unir nuestra nueva vía, “Changa Style”, de 520 metros con la primera línea abierta por escaladores italianos en el año 1992. A ellos les llevó tres días de escalada. Nosotros unimos nuestra vía con el segundo vivac que ellos habían hecho.


¿Qué significa para ustedes la concreción del proyecto? L: Yo me siento feliz y orgulloso de lo que hicimos. Si bien uno viaja con la idea de escalar y abrir algo, el haberlo hecho te da una sensación indescriptible. Lo pienso ahora y se me pone la piel de gallina. Dejamos abierta la primera ruta de escalada en la norte del Masala Peak y abrimos una variante de 520 metros a la ruta italiana de la Neverseen Tower. Creo que es algo increíble para el estilo con el que encaramos el viaje, llevando la comida súper justa, con poca aclimatación, sin teléfono satelital para chequear el clima, sin campo base de apoyo, sin nada. A: Haber concretado el proyecto y haberlo hecho de forma exitosa, sin dudas, fue una experiencia inolvidable y quedará marcada para siempre en nuestras vidas. Habernos expuesto a tantos desafíos y a condiciones tan extremas, como la altura, el frío, la mala alimentación, estar apartados de lo cotidiano, de las comodidades y de los afectos sin duda para mí fue a lo que más valor le di. Exponerse a todo eso, encontrarnos en nuevas situaciones, nos hace descubrirnos a nosotros mismos de nuevas maneras, crecer con eso, aprender y enriquecernos con algo perdurable.

viajar, conocer nuevos lugares y nuevas personas. En fin, aventurarse y vivir la vida. C: La motivación pienso que siempre es la misma que te lleva a ir recorriendo, conociendo y escalando lugares. La culturas, los paisajes, el superarse, reírse, cansarse, conocer gente, las sorpresas, etc. Pero el Miyar Valley tenía otros condimen-

tos que no habíamos saboreado antes: estaba en el otro lado del mundo, era una cordillera no muy explorada, íbamos a estar solos por más de veinte días e íbamos a ver cómo nos acomodábamos para abrir vías arriba de los 5.000 metros. Y, sumado a la exploración, intrigas e incertidumbre, creo que la motivación empujó para

Carloncho desmontando el primer largo después del duro vivac en la Neverseen Tower. Mucha nieve y verglas en las fisuras. Foto Aztlan Medio Salgado

e

¿Cuál fue el principal motivador de esta historia? A: La principal fuente de motivación fue la escalda y, además de escalar, hacerlo en un lugar tan remoto, con tanta diversidad de factores, como la altura, el frío, lo apartado de cualquier otro tipo de civilización, estar en la montaña, acampar, caminar y dormir sobre los glaciares del Himalaya, www.kooch.com.ar / 27


que todo saliera bien. L: Creo que la principal motivación fue vivir nuevas aventuras, en un lugar totalmente inhóspito y diferente al terreno donde nos movemos habitualmente. Viajar y conocer otras culturas, otras costumbres. ¿Qué es el “Changa Style”? ¿Es sólo cuestión de dinero? C: (Risas) El “Changa Style” creo que es la forma en que vivimos todos los días de nuestras vidas.

28 \ www.kooch.com.ar

L: Creo que somos changas por naturaleza. Si bien nos gustaría viajar con más presupuesto no soy de la idea de ir a las montañas con ese estilo típico del Himalaya moderno, con cientos de porteadores, cocinero, carpa comedor, etc. Me gusta sentir que me muevo en la montaña lo más independientemente posible, si ayuda externa de ningún tipo. Aunque el satelital puede ser de gran ayuda para chequear el clima, ir sin él también aporta

mucho a la hora de tomar decisiones. A: El “Changa Style” además de ser una cuestión de dinero, también tiene que ver con nosotros, en todas las expediciones y viajes de escalada elegimos la opción más económica, reducir la mayor cantidad de gastos innecesarios. Nos gusta vivir la aventura sin tantas comodidades y pretensiones que consideramos innecesarias y también evitar el consumo excesivo de lo que


Lucas y largos de disfrute en Masala Peak. Foto Carloncho Guerra

sea. No se trata de un estilo al que sigamos por capricho, simplemente es lo que somos. ¿Qué cosas fueron importantes para cumplir con el proyecto? L: Lo importante fue mantener la motivación alta de principio a fin. Fuimos con nuestra idea en mente y no le aflojamos nunca y hasta cuando veíamos que el clima no nos iba a acompañar y empezamos a desesperar, la motivación es-

Lucas y Carloncho en el final de la vía Los Crotos del Masala Peak. Foto Aztlan Medio Salgado

e

taba a full. Contar con el apoyo de importantes empresas nos ayudó también a darnos cuenta de que había gente que creía en nosotros, en nuestro proyecto y eso te carga más de energías todavía. A: Lo importante para cumplir el proyecto podría ser una larga lista, pero básicamente fue la perseverancia ante las dificultades y las trabas que se nos fueron dando en el camino, el apoyo de los amigos, la colaboración de marcas que nos brindaron equipo, como Petzl, Altus, Lepau, Beal, y cuerdas Mendy Hermanos. Saber actuar ante las dificultades en el valle, aguantar el clima y poder con compañeros, amigos de confianza, apoyarnos entre nosotros. Después de un proyecto tan ansiado, tan grande, ¿qué los vuelve a motivar? C: Creo que este proyecto, aparte de cumplir un sueño, abre las puertas a muchos otros. Sólo es cuestión de changuear

un poco más para poder cumplirlos. La motivación va de la mano con las emociones que te da el ver lo que te gusta. En nuestro caso serán las paredes, montañas, paisajes naturales, etc. y a otros los motivará pintar un cuadro, cocinar el mejor plato u otra cosa. En mi caso, tiene el agregado de que me gusta y me motiva sacar fotos en estos entornos. Y los proyectos están ahí, sólo tenemos que hacer lo posible por lograrlos y no quedarse en lo cómodo de la casa.  L: Sin duda esto nos motiva para continuar con escaladas de este tipo, en lugares aislados, en altura, roca… Proyectos quedan un montón así que será cuestión de ver por dónde empezamos primero. A: Después de un proyecto tan ansiado y tan grande, lo que nos volverá a motivar seguramente será otro proyecto. Creemos que todo lo que a uno le guste y desee está a nuestro alcance, al alcance de todos. www.kooch.com.ar / 29


Neverseen Tower Foto Carloncho Guerra


Aztlan asegurando a Lucas. Foto Carloncho Guerra


Personaje de la India. Foto Carloncho Guerra


Lucas y Aztlan de festejos. Foto Carloncho Guerra


Aproximando entre cerros y templos. Foto Carloncho Guerra


MONTE SARMIENTO SEGUNDA ASCENSIÓN Y PRIMERA INVERNAL Por Natalia Martínez


La imponente cara Norte de la “Esfinge de Hielo�. Foto Marcelo Arevalo/ Cordarwin.13


El Monte Sarmiento, un iceberg de 2.200 metros, ha sido llamado “el Rey de Tierra del fuego” o “la Esfinge de hielo”.El primer ascenso data de 1956 cuando el padre De Agostini junto a los mejores al pinistas italianos, lo coronan. Luego, siguieron más de 20 expediciones que vieron frustrados sus anhelos de alcanzar la esquiva cumbre hasta que en noviembre de 2014 Natalia Martínez y Camilo Rada logran realizar el segundo ascenso a la cumbre siguiendo una nueva ruta directa por la cara norte bautizada Suerte de Sarmiento (400m, D+).

Le dedico este artículo a un Amigo y verdadero amante de las montañas, Jordi Tenas, quien no dejó de reflejar entusiasmo y valor a cada proyecto iniciado.

E

ntre el 17 de Agosto y el 8 de Septiembre de 2013, Natalia Martinez (Argentina) y Camilo Rada (Chile) realizamos la segunda ascensión y primera invernal al Monte Sarmiento, 2207 m Pared N, 400m, D+.

9

La primera fue realizada por el padre Alberto M. De Agostini en su tercera expedición al monte, al cual asedió durante 60 días y, ya cuando los hombres curtidos por el viento creyeron que todo estaba perdido, Carlo Mauri y Clemente Maffei iniciaron el ascenso. Vieron la oportunidad de conquistar la montaña y se lanzaron, con un estilo de escalada, osadía y actitud que se complementaron para transformar sus deseos en realidad. Tras ese primer éxito, esta montaña ha sido el objetivo de vein-

Natalia Martínez y Camilo Rada disfrutando de una picadita. Foto Ines Dussaillant/ Cordarwin.13 32 \ www.kooch.com.ar

titrés singulares expediciones que merecen un lugar destacado en la historia de la aventura humana. A pesar de que ninguna de ellas alcanzó la cumbre, fueron auténticas hazañas en las cuales durante 57 años se puso de manifiesto lo mejor y lo peor del andinista, lo mejor y lo peor de la montaña. Desde aquel primer intento han pasado más de 130 años durante los cuales la soledad de la montaña y la aventura que el hombre buscaba en ella se han entrelazado sin descanso. la montaña Esta montaña es un templo para el encuentro del hombre consigo mismo y con la naturaleza más soberbia. Tiene una historia propia que mantiene vivo el recuerdo de sus exploradores. Está dominada por el hielo hasta su base y se alza en una mole donde el frío impone su ley. En sus perfiles verticales sólo hay lugar para líneas huidizas y el vacío de abismos embriagadores. Es un monumental acto de creación que suma sus poderes de intimidación y fascinación. Caminando sobre ella se sienten rumores continuos, se admira su extraña arquitectura. Este coloso es la obra maestra de las podero-


El Monte Sarmiento se alza imponente sobre las aguas del canal Magdalena. Foto Alfredo Soto/Cordarwin.13

sas fuerzas del frío, el agua y el viento. Si hay un rasgo que acompaña a su belleza y a la dificultad del desafío que ofrece, no es otro que el clima patagónico, el que por sí mismo habla de la magnitud de la aventura que ofrece esta montaña de sólo 2.207 metros. UN GRUPO DE ELEGIDOS Gonzalo Campos, gestor, líder y capitán de la expedición multidisciplinaria CORDARWIN.13, junto a Gino Casassa, nos invitan a sumarnos a un copado equipo de científicos, estudiantes, fotógrafos, kayakeros, documentalistas y un excelente cocinero. El team UNCHARTED conformado por Camilo Rada y quien escribe se integraba como grupo de montaña, al que se sumó una integrante fundamental: la gran montañista y fotógrafa en revelación Inés Dussaillant. Esta aventura comienza así rumbo al ícono de Tierra del Fuego: veníamos de una semana esperando en tierra para zarpar, ya a sabiendas de que el pronóstico para los días venideros era impecable. Salimos de Punta Arenas la noche del 18 de agosto en el velero Arco Iris y creo que no pasaron ni quince minutos de navegación antes de que el team de monta-

9

El velero Arco Iris surcando las frías aguas del estrecho de Magallanes. Foto Natalia Martínez/ Cordarwin.13

q

El sol se esconde tras las aguas del canal Magdalena. Foto Ines Dussaillant/ Cordarwin.13

ña se encontrara en sus literas sacando lo peor que teníamos dentro en pequeñas bolsas de plástico. Crecía nuestro malestar de segundo en segundo. El viento era cada vez más fuerte. Poco a poco aparecían en la oscuridad movedizas rayas blancas, el mar se agitaba y el Arco Iris, balanceándose, nos hacía estremecer. Navegamos por el centro del Estrecho. El lugar es inmenso y el panorama, realmente abrumador. Un tupido bosque delinea los canales rodeados de altos picos cubiertos de nieve y, en el medio, una inmensa extensión de mar azul profundo. Si desde los canales resultan imponentes aquellas montañas, ¿cuánto más lo serán si se

lleva la imaginación a la escalada de esas cuestas azotadas constantemente por la furia de los vientos y las lluvias? Sólo llegar a los pies del Sarmiento es una expedición en sí misma. La playa Bardonecchia, aparte de hermosa y singular, ha recibido a varias expediciones, entre ellas las comandadas por Giuseppe Agnolotti en el ‘71 y el ‘72, y gracias a ellas hemos podido montar un campamento base de lujo. Hay unas estructuras de palos que permiten hacer un toldo para cocinar y estar alrededor del fueguito. A la mañana siguiente empezamos a ganar altura con nuestro primer porteo y, ya fuera del bosque siempre verwww.kooch.com.ar / 33


de, entramos a un mundo atrapado por el frío y nos encontramos con parajes solitarios pero de una belleza conmovedora. El eco de las grandes aventuras del pasado nos ha traído hasta aquí y nos arrastra hacia adelante. Así llegamos al Col Vittore entre un viento que toma cada vez más fuerza y un manto de nubes bajas que nos obligan a dejar las cargas. DE VIENTOS IMPLACABLES El viento domina y nosotros

34 \ www.kooch.com.ar

seguimos poco a poco ganándole metros a la montaña, consientes de que la tenacidad e incluso la tozudez es una de las claves para ganar la partida. Cada vez que escuchamos las ráfagas venir, nuestros cuerpos se preparan para soportar el cimbronazo pero a veces (o la mayoría de ellas) el viento gana y nosotros terminamos en el suelo. Tras una de esas embestidas, me hallo en el suelo y por ir tan pesados tengo que sacarme la mochila para poder levantarme. Una

vez en pie, veo rodar mi valioso equipaje cuesta abajo donde todo es blanco. Pero mi deseo de pelearla resultó en una larga búsqueda en el campo de batalla, donde a unos doscientos metros de distancia yacía la mochila, aún intacta, pero con la cámara de fotos casi destruida. La gracia acá es ser lo suficientemente resistentes como para soportar el invierno brutal y lo bastante astutos como para explotar los breves periodos de oportunidad. Debemos luchar contra el viento, ese que congela. Una tarea muy comprometida cuando avanzamos junto a profundos abismos. El clima ha sido detestable durante toda la jornada y el viento implacable hace imposible el avance. El trabajo de abastecer el campamento de altura es sacrificado pero imprescindible. A medida que ascendemos, las condiciones empeoran; la brusca baja de temperatura y las continuas ráfagas dificultan notablemente nuestro avance. Hay que esperar una tregua, una brecha menos brutal que nos permita progresar y preparar con garantías un campamento alto. Por ahora, el Sarmiento se presenta intratable y parece que no quiere concedernos la más mínima oportunidad. En medio de ese tiempo implacable y de brutales ráfagas de viento, decidimos cavar un refugio en la nieve. Los tres haciendo un hoyo diferente para mantenernos en calor, como lo exigían circunstancias. Los las escaladores son solo Sin embargo, a pesarmanchas de todo, a dos pequeñas pesar delcontrastando frío y a pesar sobredel el peligro que aumentó inmaculado por mantomomenblanco tos, finalmente de la parednos Nortesentimos del dichosos Sarmiento. de hallarnos ahí, gozando deFoto una comida caInesrica Dussaillant/ liente, dejando el frío y el riesCordarwin.13


go tras las paredes de aquella diminuta cavidad. Hay que saber aguantar a pesar del mal tiempo, hay que saber esperar. El tiempo es el dios inescrutable e implacable que impone sus reglas en esta montaña. Aprovechamos los primeros rayos de sol matutino, para consolidar nuestro avance. Bien cargados y en terreno traicionero, avanzamos sobre el hielo. Es una sensación extraña: tres amigos atados a una cuerda y persiguiendo un sueño en este desierto congelado. Desde este lugar, donde instalamos nuestro campamento alto, se levanta una línea maestra. Desde acá, la escalada parece interminable y la cima inaccesible, muy misteriosa y desafiante, pero ahora nos preocupa que entre los porteos de comida y la espera por el mal tiempo hemos tardado más de lo planeado en alcanzar este punto. La ventana de buen tiempo se anunciaba para el día siguiente y necesitábamos aún un día más para portear el material que faltaba. No es usual que el sol brille y, reflexionando, yo misma no sabía a qué atribuir la extraña sensación de frustración y de alegría que me embargaba. Y es que el monte Sarmiento tiene voluntad propia y, como se había pronosticado, el día amaneció perfecto. Pero a nuestro pesar hay que continuar con los porteos. En estos momentos no queda otro remedio que la paciencia. PERSEVERANCIA Y ESFUERZO Cuando la temblorosa luz de la Cruz del Sur rasga sobre la par-

9

Nuestro crux, un desplome de 110° en la rimaya. Foto Natalia Martínez/ Cordarwin.13

t

Trazado de la ruta “Suerte de Sarmiento” abierta por Natalia Martínez y Camilo Rada entre el 17 de Agosto y el 8 de Septiembre de 2013. 400m, D+. Foto Marcelo Arevalo/ Cordarwin.13

da sombra de la pared y la luna solitaria brilla en el firmamento, somos atraídos poco a poco por la calma silenciosa de una noche de ensueño. Caminamos sobre esta pampa blanca

y agrietada bajo un embrujo de esplendorosa serenidad. Durante las primeras horas de la mañana la diafanidad del ambiente se acentuaba con pureza incomparable, presen-

En sus perfiles verticales sólo hay lugar para líneas huidizas y el vacío de abismos embriagadores. Es un monumental acto de creación que suma sus poderes de intimidación y fascinación.

www.kooch.com.ar / 35


tándose la pirámide del Sarmiento despejada y brillando con las entonaciones rosadas y violáceas del sol naciente. A medida que nos acercamos, el paisaje es más sorprendente, es uno de los paisajes más rigurosos y al mismo tiempo más hermosos que se pueda imaginar. Pero ahora no nos preocupa la incertidumbre que nos espera, estamos aquí, frente a nuestro sueño: la cara norte del Sarmiento; y lo demás no importa. Ya en la rimaya, se desbordaron todas mis emociones al observar aquella extensa masa de nieve perpetua. Los 400 metros de pared de hielo son tan blancos que deslumbran y parecen tan inmensos que difícilmente me podía imaginar que pronto estaríamos dibujando la primera línea en medio de ese lienzo inmaculado. En medio de un invierno austral que está en todo su esplendor, comenzamos lentamente el primer largo que nos parece interminable. Sólo escasos 5 metros nos divi-

9

La gracia acá es ser lo suficientemente resistentes como para soportar el invierno brutal y lo bastante astutos como para explotar los breves periodos de oportunidad.

den del camino vertical con un extraplomo de 110º y una caprichosa capa de hielo que no permite más que colgarse de los tornillos y comenzar a “palear” para limpiar el acceso y empezar a subir con mucho nerviosismo y ansiedad y preguntándote si vas a ser capaz, si vas a estar a la altura del reto. Sólo escucho mi respiración y mis latidos. Como obedeciendo a una secreta ecuación, la dificultad de la ruta se corresponde con su belleza. La pendiente es sostenida de 65° a 85°, con algunos tramos comprometidos de hasta 4 metros de pendientes casi verticales. Hay malos reposos; de hecho, no pudimos nunca apoyar la planta del pie. El sol brilla y su calor sube

Natalia hidratando en medio de la pared y con el calor tropical de Tierra del Fuego. Foto Camilo Rada/CORDARWIN.13 36 \ www.kooch.com.ar

Uno de los ocho maravillosos largos en un hielo exquisito. Foto Natalia Martínez/ CORDARWIN.13

progresivamente como lo hacemos nosotros, largo tras largo, llevando a cuestas nuestras religiosas cuatro capitas de ropa y no paramos de sudar. Pero el tiempo pasa demasiado rápido, es tarde y apenas queda un poco de luz, no podemos darnos el lujo de parar con estas condiciones idílicas. Como dice la canción: “nada es para siempre”, y no se puede evitar la brutal garra del invierno. El sol se esconde bajo un horizonte infinito y la temperatura cae como los pequeños trozos de hielo que


constantemente golpean sobre nuestro cuerpo y siguen luego su marcha hacia el vacío y lo que eran gotas de sudor se transforman en frecuentes tiritones. Estamos a la espera de encontrar un canal que sólo habíamos visto en fotos aéreas o más bien creíamos haber visto, pues la única evidencia de su existencia era una sombra cortada finamente por un halo de luz que escapaba de un gigantesco coliflor de hielo, sugiriendo que estaba dividido en dos. Una esperanza posible.

Esta suposición sólo será considerada real una vez que lleguemos ahí. Las linternas frontales no hacen más que buscar ese pasadizo y su tímida luz nos hace sobredimensionar esos hongos de hielo que no hacen más que preocuparnos. De repente, en el octavo y último largo se presenta dicho canal, finito y con mucho viento, que nos lleva a una noble senda directo al objetivo, entre una nieve que nos llega, al menos a mí, hasta la cintura. Pero ya nada ni nadie podía

arrebatarnos este instante, eso que se experimenta al compartir entre dos la grandiosidad de una montaña como ésta: inmensa, mágica y sólo para nosotros, compartir el gran tesoro que es la cima del Sarmiento. Las maniobras de descenso son más delicadas que las de ascensión. Llevamos muchas horas en la pared, eran las 3:30 de la mañana cuando salimos del campamento alto e iniciamos el descenso pasacontinua en la página 46 >

www.kooch.com.ar / 37


Trazado de la ruta “Suerte de Sarmiento” abierta por Natalia Martínez y Camilo Rada entre el 17 de Agosto y el 8 de Septiembre de 2013. 400m, D+. Foto Marcelo Arevalo / Cordarwin.13


< viene de la página 37

Hay que saber aguantar a pesar del mal tiempo, hay que saber esperar. El tiempo es el dios inescrutable e implacable que impone sus reglas en esta montaña.

9

Cordillera de Darwin, mostrando la zona del monte Sarmiento y sus rutas.

das las 11:00 de la noche. La fatiga acumulada de muchas horas de escalada en condiciones frías, pesa sobre nuestros pies y nuestros brazos. La torpeza e inutilidad de nuestros esfuerzos hace que se nos escurra entre las manos un nudo hacia arriba y debemos realizar un largo de escalada completo para recuperar la cuerda, también perdemos la herramienta para realizar los abalakovs (puente de hielo) y mi placa. Pero todo era eclipsado por la alegría de lo realizado, aunque aún nos queda mucho por andar. Tras interminables horas llegamos nuevamente a la rimaya y el amanecer se vistió otra vez de rosa, pero en escasos minutos la montaña se transformó otra vez en una gran polvera blanca rodeada de nubes tormentosas. No podemos quejarnos, jugamos nuestra apuesta, una apuesta muy au-

46 \ www.kooch.com.ar

daz, y hemos ganado. En menos de una semana logramos la segunda ascensión al Sarmiento después de 57 años. La gracia de este juego consiste en que nunca hay nada seguro, nada decidido. Dejamos atrás este paraíso de hielo, vamos camino a casa, para contar esta historia a nuestra gente en torno a un buen Malbec y un asado

o simplemente compartiendo un mate. Agradecimientos: Queremos manifestar nuestro agradecimiento a Outdoor Research, cuya vestimenta técnica nos permitió seguir adelante en condiciones hostiles. A G3 por los excelentes esquís, que sin ellos hubiera sido imposible llegar a la base de la pared. A ExpeNews por facilitarnos su práctica plataforma de comunicación para expediciones, gracias a la que mantuvimos el contacto con nuestros amigos desde esa remota región. A Carlos Comesaña y Vertical por su apoyo al proyecto UNCHARTED. A Ana María Rada por hacernos sentir el calor de la hospitalidad magallánica. Y a Jack Miller y Cristian Donoso, por su valioso aporte en esta segunda etapa del proyecto UNCHARTED.

PROYECTO UNCHARTED E

s un proyecto que combina montañismo de exploración en los lugares más remotos de la Patagonia, con un trabajo cartográfico y de investigación histórica que permite rescatar el patrimonio dejado por los primeros exploradores a través de la confección, impresión y distribución gratuita de mapas de zonas donde la cartografía es nula o deficiente. Hasta el momento Uncharted ha producido mapas de las Cordilleras de Sarmiento y Darwin, si te interesa obtener una copia de estos mapas, contáctanos a “facebook.com/patagonia.uncharted” o natalia@unchart.org


Un Paisaje de Leyenda E

l hecho de que cada rincón del Sarmiento sea protagonista de algún pasaje de la historia, lo hace muy especial y engrandece esa sensación de maravilla que te inspira. Cuando llegás a esta montaña conociendo las épicas escenas que tuvieron lugar allí, te provoca cierta ansiedad y nerviosismo. Hay que pasar por esos lugares y trepar por la historia. Distintas razas indígenas habitaron la Tierra del Fuego, miles de años antes de que se inventara el alpinismo.

Aquellos que ya no están ni volverán, eran dueños absolutos de estas tierras, tan antiguas como su pueblo. Durante siglos, el viento los acompañó en una historia llena de voces y leyendas dormidas, de una libertad vivida desde tiempos inmemoriales hasta la llegada de los colonizadores. El afán de conquista y el espíritu de aventura, trajeron hasta aquí a los primeros exploradores. La lejana historia del Estrecho de Magallanes con Pedro Sarmiento de

Mauri, Rafaldi y Saavedra suben las paredes de acceso al Campo 1 Imagen del libro Esfinges de Hielo

Gamboa, allá por el siglo XVI, contiene penosos hechos para tan atrevida expedición. Desde el bravío mar, descubre el “Volcán Nevado” pero al cabo de dos siglos es rebautizado como “Monte Sarmiento” por el capitán y explorador Parker King, quien junto a Fitz Roy descubriría muchos de los canales interiores de la Tierra del Fuego. Nadie había intentado escalar esta montaña, no había experiencia alguna de lo peligrosa y difícil que es, por aquel entonces sólo se sabía que era una montaña tremenda. La historia del alpinismo conocida de este “Blanco Emperador” comenzó cuando el Gobierno Argentino, organizó un viaje de exploración, estudios y conocimientos el año 1881, confiando la dirección al Teniente de Fragata de la Armada Italiana Giacomo Bove, que llevaba entre otros al geólogo Doménico Lovisato, quien sería el primero en tentar el ascenso. Intentándolo por el Suroeste desde el fiordo Negri, sin obtener resultado alguno. Bove diría: “He asistido a muchos espectáculos alpinos, he leído cien descripciones de entusiastas alpinistas, pero a mi pesar, debo confesar que en una sola ocasión he experimentado este sentimiento mezclado de gozo, de admiración, de espanto y... qué sé yo, del que fui presa ante el Monte Sarmiento.” Luego llegaría el célebre alpinista Sir Martin Conway, quien tras quedar a 50 metros de realizar la segunda


ascensión al Monte Aconcagua (tan sólo un año después de la primera) se dirigiría en diciembre de 1898, hacia el confín del mundo. Él ha expresado con interesantes descripciones la mágica y terrorífica impresión que le causaron los picos encadenados, sus glaciares colgantes y las profundidades heladas que le rodean. Dijo que, al cruzar los primeros contrafuertes de la serranía experimentó una alegre sensación por las maravillas que encontró, la que se transformó en espanto al llegar a lugares aterradores, donde los abismos se abren hacia profundidades incalculables y las pirámides blancas se elevan amenazantes, defendidas por sus caprichosas formaciones de hielo. Más tarde, aparecería el padre salesiano Alberto M. de Agostini, que en su tercera expedición al Monte Sarmiento nos cuenta: Y el sueño se hizo realidad en enero de 1956, después de 43 años. Volví pues a la base del Sarmiento, el monte que ya antes me había fascinado con el candor inmaculado de sus eternos hielos y con la terrible majestad de sus cumbres, pertrechado esta vez más que nunca para vencer las dificultades y conquistar la cima. Sesenta días asediarían la montaña y, ya cuando los hombres curtidos por el viento creyeron que todo estaba perdido, Carlo Mauri y Clemente Maffei iniciaron el ascenso. Vieron la oportunidad de conquistar la montaña y se lanzaron, con un

estilo de escalada, osadía y actitud que se complementaron para transformar sus deseos en realidad. La epopeya de estos andinistas de conquistar la cima resume a la perfección la magnitud del empeño que es necesario poner en juego para develar ese misterio que se encuentra más allá de las nubes. La ascensión resultó muy penosa, ya que hundidos en nieve recién caída, cada paso exigía una enorme fuerza de voluntad. Ascendieron durante horas paso a paso. Por fin, el 7 de marzo de 1956, mientras el viento azotaba sus caras apareció ante ellos la cumbre. Habían llegado a la cúspide máxima del Sarmiento. Con el omnipresente mal tiempo envolviéndoles, el legendario dúo triunfaba sobre la naturaleza brava y salvaje de la Esfinge de Hielo. El montañismo se convertía en actor y el escenario estaba listo, la reputación del Sarmiento atraía a los escaladores del mundo deseosos de ser los primeros en repetir la osadía de los italianos. Tras ese primer éxito, esta montaña ha sido el objetivo de veintitrés singulares expediciones que merecen un lugar destacado en la historia de la aventura humana. A pesar de que ninguna de ellas alcanzó la cumbre, fueron auténticas hazañas en la que durante 57 años se puso de manifiesto lo mejor y lo peor del andinista, lo mejor y lo peor de la montaña. Desde aquel primer inten-

Carlo Mauri y Clemente Maffei. Imagenes del libro Esfinges de Hielo

to han pasado más de 130 años donde la soledad de la montaña y la aventura que el hombre buscaba en ella se han entrelazado sin descanso, orbitando en torno a colosales masas de hielo y nieve, afiladas aristas y profundos abismos. Dimensiones formidables capaces de desbordar la imaginación más febril. Sin duda, la escalada de esta cumbre es una empresa sacrificada, compleja y peligrosa.


Luchando contra el invisible pero omnipresente viento Patag贸nico. Foto Ines Dussaillant/CORDARWIN.13


La imponente cara norte de la “Esfinge de Hielo” Foto Marcelo Arevalo/CORDARWIN.13


Monte Sarmiento Foto Alfredo Soto/CORDARWIN.13


La imponente “Esfinge de Hielo” Foto Marcelo Arevalo/CORDARWIN.13


Fragmento del mapa UNCHARTED Cordillera de Darwin, mostrando la zona del monte Sarmiento y sus rutas.


Cerro Pachaco. Foto Anibal Maturano


Destino San Juan

Pared deL Pachaco Una imponente pared en el corazón de la Precordillera Sanjuanina con 800 metros de desnivel en roca caliza y excelentes posibilidades para la apertura de itinerarios mixtos de depo y clásica en un ambiente único y aislado. Por Aníbal Maturano

F

ue en la década del ‘50 cuando socios del Club Andino Mercedario de San Juan habrían comenzado con la forestación y desarrollo del Parque de Pachaco, actual camping de la Municipalidad de Zonda, con higueras frondosas y agua de vertiente, está situado en uno de los lugares más inhóspitos de la Precordillera Sanjuanina y cuenta con innumerables opciones tanto desde el punto de vista turístico como deportivo. Allí, durante décadas, doña Eva Pastén, tam-


bién conocida como la ¨Guasa Eva¨, fue custodia y anfitriona del arbolado oasis que vio pasar generaciones de montañistas y escaladores, sea para intentar el ascenso del cerro Tontal Norte de 4.080m, del Mogote de los Potreritos, del Cóndores, Linde, Mollecito/ Molle, o bien para adentrarse en las pintorescas quebradas que conllevan al cerro Pachaco de 3.500m de altura, con su pared homónima dominando gran parte del paisaje. En esta imponente pared se abrieron itinerarios de escalada en los años 50, lo que demuestra un gran entusiasmo por la exploración y la aventura por parte de los escaladores de aquella época, quienes con cuerdas de cáñamo y equipo muy precario como cuñas y clavos caseros abrieron varios itinerarios. Hoy la pared cuenta con varias líneas interesantes y otras por abrir en estilo aventura. El itinerario conocido como Ruta Normal de la Pared discurre entre trepaderos parcialmente expuestos de 3 y 4 grado y alcanza un estético espolón final de poca dificultad (5to) y mu-

El Largo crux de la vía Pijchu. Foto Gabriel Fava

cho patio. Entre los nuevos recorridos cabe mencionar la apertura de los diez largos de accesos al canal de La Guasa (R. Piriz y A. Maturano, 2012) en estilo

mixto (depo/clásica) y en el mes de junio de 2013 de la vía Pijchu por parte de G. Fava y W. Luhmann, ruta que ingresa en primera instancia por el canal de La Guasa y se desarrolla por

DOÑA EVA PASTÉN, LA “GUASA”

M

ucho se ha escrito sobre la historia de esta increíble mujer, sobre sus costumbres campestres, sus mates dulces, su pava rebosante de yuyos, esa naturalidad para convivir con su pasado, con su arroyo, con la leña que buscaba por las mañanas para el lado de Canal de Palo. Escuchar sus historias era una enorme satisfacción, un reflujo de sabiduría que desde años lejanos nos inspiraban aventuras. Ella vio crecer las higueras del Parque, descifró por años el mensaje de la cascada del alto, se enamoró del encanto de ese oasis que representa un verdadero hogar para los montañistas sanjuaninos. Hoy también es el refugio de sus restos, del recuerdo y la permanente inspiración para los que de alguna manera y malamente pretendemos aplicar día a día y en la sociedad que generamos, su invalorable mensaje de simpleza y lógica de supervivencia.

t 40 \ www.kooch.com.ar

La "Guasa". Foto Anuario del Club Andino Mercedario


9

Pared del Pachaco desde la base. Foto Gabriel Fava

9

Pijchu comienza por 3 largos de variantes al canal de la guasa y luego sigue por las placas principales de la pared este, por una línea de 4 grandes diedros hasta conectar a la normal por unas placas a la derecha del espolón final. el frente más estético y llamativo de esta increíble pared. En total tiene unos 1.100 metros de desnivel, de los cuales 600 mts son escalables en 18 largos (500 mts nuevos, 12 largos, 6b+, todo con móviles y solo dejaron 2 clavos. DETALLES DE LA PARED Distancia desde San Juan: 130 kilómetros, de los cuales 125 son por pavimento en excelente estado y los 7 restantes por una huella semi deteriorada por las crecidas. Acceso: Actualmente la construcción de una batería de diques sobre el Río San Juan dejó a la localidad de Pachaco apenas tres kilómetros desfasada del actual camino conocido como de ¨Las Burras¨, y conse-

cuentemente, tanto la escuela albergue que existía en la zona, como el mantenimiento de la huella de acceso al camping del Parque, sufrieron las consecuencias. No obstante, aún es posible llegar al Parque muy fácilmente con una camioneta o muy cerca del mismo con un vehículo más bajo. Primero es necesario dirigirse al Norte por la RN 40 y luego, a 55km de la ciudad de San Juan tomar a la izquierda en la intersección con la RP 436. Luego de 20km más se debe volver a torcer a la izquierda en un derivador para tomar la RP 414 (o camino de ¨Las Burras¨) por 50km más. Al llegar al puente de Pachaco, donde hay un puesto policial móvil, se debe doblar a la izquierda (a la derecha se con-

tinua hacia Barreal) y seguir 3km. Luego de pasar el caserío de Pachaco se debe ingresar por una huella a través de un río seco, seguirla por 7km hasta llegar al camping del Parque. Desde allí el acceso a la Pared es bastante sencillo si se alcanza el antiguo rancho de Doña Eva arriba de la cascada. Seguir por la quebrada principal unos 200 metros y trepar al filo de la derecha con muy buena visión de la pared y de la mejor forma de llegar al pie de la misma. Mejor época: Fines del otoño y principios de la primavera, aunque dependiendo de la temperatura reinante en invierno también es muy agradable. Opciones deportivas/recreativas: la zona cuenta también con ascensos y trekkings muy interesantes. Algunos de estos últimos son la visita a la cascada del alto y antiguo rancho de Doña Eva, la visita a la vega del Canal de Palo, a la Quebrada de la Pampa, a la Gotera de Las Vallas o al Rancho La Finada, entre otras. Más info en: www.andinomercedario.org.ar Croquis del Pachaco y otros sectores de San Juan en: www.sites.google.com/site/escaladaensanjuan www.kooch.com.ar / 41


Último largo de la vía Picjchu antes de unir el espolón de la vía normal. Fotocon Carloncho Guerra


La vía Pijchu sigue la línea de diedros del medio. Foto Gabriel Fava


KÓOCH 37 / ABRIL 2014  

Revista de escalada, montañismo, andinismo, boulder, travesías y cultura de montaña en argentina.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you