__MAIN_TEXT__

Page 1

56

EDICION MULTIMEDIA INTERACTIVA

KÓOCH

ESPÍRITU DE MONTAÑA

EXPEDICIÓN:

ALASKA

Por Anina Friedrich APERTURAS:

C° PANTOJO Por Mati Korten

CAMPO DE HIELO NORTE:

GRANITO Y VERTICALIDAD

Anina Friedrich escalando el Shot Tower, Alasaka. Foto Alan Goldbetter

Por Natalia Martínez y Camilo Rada

Año 12 / Nº56 DICIEMBRE. 2017 ISSN #1851-166X Distribución gratuita

EDICIÓN DIGITAL


BOULDER

V14: CALENTAMIENTO GLOBAL Calentamiento Global es el nuevo boulder en la sierra La Barrosa, graduado como V14 por lo duro, técnico, fino de pies y explosivo. Por Guido Pienovi

A

somando la primavera y pronto a ser padre, logré encadenar Calentamiento Global proponiéndole el grado de V14 por lo duro, técnico, fino de pies, explosivo, referencias, tiempo y dedicación. Esperemos a ver qué dicen los próximos repetidores. Calentamiento Global es el resultado de varios años de búsqueda y caminatas por la sierra, tratando de encontrar un boulder que fuera un desafío de esos que te enroscan la cabeza. Hace unos tres años cuando empezamos a descubrir y a visualizar las líneas en la zona de la Curva, vi un día este techo, de más o menos 1,5 metros de altura y unos 6 metros de largo, se dejaban ver claramente algunos agarres al principio y al final,

paso, con unos pies muy delicados para ir a una pinza muy fina. Cada vez que pasábamos por ese nivel de la Curva donde estaba el proyecto, tanteaba una que otra posibilidad para tratar de resolver la unión entre estas dos partes, pero sin muchos resultados. Al tiempo y luego de haber logrado encadenar Jardín Primitivo (V13), que me dio muchísima lucha, y, posteriormente, en marzo de este año lograr meter Muerde la Yugular (V14), decidí dedicarme a retomar este proyecto de la Curva. Comenzamos a probar el paso clave que era estando en las regletas y yendo con mano derecha a la pinza e intentar mover ambos pies 180° desde esas ínfimas tomas para continuar con lo siguiente. Y un día salió el paso que hasta ese momento parecía ser impo-

el paso clave es, estando en las regletas y yendo con mano derecha a la pinza e intentar mover ambos pies 180° desde esas ínfimas tomas pero no definidamente la conexión entre estas dos partes. Quizás parecía insuficiente de tomas para ser un boulder, lo que me motivó a encontrarle un sentido y darle la posibilidad de que fuera un posible proyecto. Para ese entonces, lo único que se pudo probar era su primer parte hasta las dos regletas e inclusive hacer un intento de avanzar con el siguiente 4

sible. A partir de ahí, toda dedicación y frustración se transformaron en motivación total para enlazarlo todo. El boulder comienza con ambas manos en un romo sentado con las dos puntas pisando para ir a un plano invertido en el techo, sacar la mano izquierda a una regleta, luego mover izquierda a un plano invertido en el techo en oposición para subir los pies (punta-empeine)

al techo y poder llevar, sin que se venga el cuerpo, la mano derecha a otra regletita, luego un talón simbólico izquierdo y con muchísimo equilibrio y tensión ir a la pinza, una vez en la pinza, hay que traer talón izquierdo hacia el cuerpo. Luego viene el Crux: movimiento de pie derecho 180° de mucha fuerza y equilibrio, para rápidamente llevar el otro pie junto al derecho a una punta muy estrecha para hacer un cambio entre éstos y volver a sacar el derecho a un empeine. Con punta izquierda y empeine, ya con los pies mirando hacia afuera del techo, va la mano derecha a una micro regleta y dándole muy duro al hombro izquierdo para mover los pies y sacar empeine derecho afuera. En esa posición, hay que mover la mano derecha a una aleta de tiburón que relaja pero no regala. En ese plano con forma de aleta se hace cambio de pies para juntar mano izquierda que viene sosteniendo el cuerpo con la regleta hace 5 movimientos. Ahí con las dos manos juntas queda sacar mano derecha a una regleta bien pequeña para aguantar a morir, mover talón derecho a un escalón y sacar finalmente la mano izquierda del techo y respirar. Luego, vienen dos o tres agarres más, para ya montar de unas regletas que hay en la parte superior. La Barrosa es hoy en día una de las mejores zonas de boulder de Argentina y está entre las 10 mejores de Sudamérica. Se ubica en la provincia de Buenos Aires a 400 km al sur de la Capital. Lo que más predomina en la sierra son los techos, aunque también hay desplomes, aplomes, placas y panzas. Ya hay más de 600 boulders acotados entre V0 y V14, distribuidos en 3km de sierra y dispersos en más de 20 zonas distintas.


TRAIL

SKYRUNNING Y CARRERAS DE AUTOSUFICIENCIA Por Mónica Cutullé

P

ara cerrar el primer año de trail en la revista Kóoch, queríamos introducir un poco dos disciplinas dentro de las carreras de montaña poco conocidas en la Argentina, pero que, resultan de lo más interesante para ver las relaciones entre las carreras de montaña y el montañismo tradicional: el skyrunning y las carreras de autosuficiencia. El skyrunning, consiste obviamente en correr por la montaña, pero, a diferencia de las carreras de trail “convencionales” se arranca desde una altura de por lo menos 2.000 msnm. De ahí para arriba todo vale. A esto, además, sumale una inclinación de más del 30%, con una dificultad de escalada que no supere el II grado. Transita paisajes como glaciares, filos, cumbres y vías ferratas. Tranqui. De ahí el nombre “skyrunning”, que significa algo así como “correr en el cielo”. Esta variante nace en los Alpes italianos, a raíz del creciente interés por la escalada ligera (ligera de peso y ligera en velocidad) y la constante búsqueda de récords, de la mano de Marino Giacometti, quien había roto los registros de ascenso al MontBlanc, al Cervino y al Monte Rosa. Dentro del skyrunning hay diferentes modalidades que tienen sus propias especificaciones, como: SkyMarathon (entre 30 y 50 km, debe subir por lo menos 2.000 m), Ultra SkyMarathon (más de 50 km, sube por lo menos 2.500 m) y el famoso Kilómetro Vertical, en el cual se corren solo 5km de distancia, pero con un desnivel de por lo menos 1000 m positivos. Lo que diferencia a las carreras

6

de autosuficiencia de las demás variantes es que se afrontan largas distancias sin ayuda externa, cargando con todo lo necesario para completar la travesía: agua, comida, abrigo, bolsa de dormir, en algunos casos bolsa de vivac o carpa. Además, se proporciona un mapa con el recorrido a cumplir. No hay asistencia, puestos de abastecimiento, marcación del recorrido, ni banderilleros. En algunas carreras hay lugares designados para dormir y es obligatorio y en otras

“Skyrunning, Transita paisajes como glaciares, filos, cumbres y vías ferratas. Tranqui” “la autosuficiencia afronta largas distancias sin ayuda externa, cargando con todo lo necesario para completar la travesía…” cada uno decide si quiere dormir, cuánto y dónde o, si te alcanzan las pilas, podés seguir de largo cual zombie. Generalmente, se debe completar una planilla con ciertos datos que se recogen en el recorrido para demostrar que se haya cumplido. Desde sus comienzos, ambas modalidades tuvieron, por razones obvias de dificultad, muy pocos participantes y hoy en día, con el auge de las carreras multitudinarias de trail que invaden las montañas, se mantiene el espíritu de exclusividad en carreras que siguen contando con

muy pocos competidores en relación con las carreras más tradicionales. Aunque el skyrunning se encuentra en la actualidad en constante crecimiento a nivel mundial, con representantes como Kilian Jornet y Emily Forsberg y carreras como Zegama Aizkorri y Transvulcania, lo que le proporciona una gran publicidad. En nuestro país, a pesar de que en 2014 se creó la Federación Argentina de Skyrunning (FAS), todavía no hay carreras reguladas por ella, aunque tengamos paisaje de sobra para poder realizarlas. Dentro de lo que es el kilómetro vertical, este año se realizó en julio una primera experiencia en Turmalina Ultra Trail en el cerro Uritorco (5 km, 920 m de desnivel positivo y de noche) y hay varias carreras que podrían calificar dentro de las otras modalidades, ya sea por altura o por desnivel acumulado. En cuanto a las carreras de autosuficiencia, hay en Argentina algunas (muy pocas) disponibles donde se transitan entre 150 y 200km y se suben varios cerros a lo largo del recorrido. Son, quizás, las modalidades de carreras de montaña que más intentan acercarse al montañismo tradicional. Buscan imitar sus dificultades y también mantener un ambiente más cerrado, con cantidad de gente reducida para que uno no tenga que subir en fila india un cerro. El montañismo clásico influye en el trail y, a pesar de tratarse de una disciplina deportiva donde prima la competencia (algo que también sucede en la escalada y pareciera que cada vez más en el ascensionismo), lo más importante sigue siendo la Montaña y el desafío que presenta la Naturaleza.


ENTREVISTA

TRAIL trail SANTI SCHMIDT

MOTIVADO Y ENFOCADO Viene de la página 10

y eso ya es un plus para nosotros los corredores. Porque no tenemos más que preocuparnos por correr lo mejor posible y punto. A su vez, cada país tiene la posibilidad de llevar asistentes como parte de la delegación y eso es de gran ayuda. Poder conocer otros países, otros circuitos montañasoñado? y sobre todo s undemomento competirLaa verdad la par de de todo el es atletas que sí. Pero mundono(varios profesionales solo pordelaellos competencia. del deporte) es unaviviendo experiencia increíActualmente estoy en España, ble que motiva entrenando todoalomejorar. que pueda, mientras Las montañas acáloco en Argentina escalo en roca como y estudio para no nada envidiarles a sertienen guía. Así queque sí, vivir donde quiero, las montañas por caso. haciendo lo queeuropeas, quiero y encimar Muchos corredores de(haber afueraganado se cumplir mis objetivos la quedan cuando conocen la compe)...encantados ¡Un sueño cumplido! Patagonia. Sin embargo, carreras bien Vengo esperando este momento organizadas, nivel, queel desde que mecon subíelalmejor mismo podio no unaDesde fortuna de 1inscripción añocobran pasado. el día me puse yeste queobjetivo premianencomo corresponde a los mente y hace un mes ganadores, de encontrar cambiamos es el difícil entrenamiento paraacá. Sí o sí hay que viajar y esocompetencia. lamenhacerlo específico a esta tablemente se nos hacetemuy difícil ¿Qué motivaciones mueven porque no contamos con ayuda oficial para persistir? para losamigos, gastos. los buenos La cubrir roca, los

Valentina: Correr por montaña se convirtió en mi estilo y filosofía de vida, participar en cualquier carrera de montaña me entusiasma, er me apasiona y me da vida. La tensión y la incertidumbre desde que fui seleccionada fue grande, como así también fue inmensa la emoción que tuve gracias a tanto apoyo recibido de tanta gente desinteresada desde mi grupo, mi familia, mi provincia y todo mi país. Participar en el mundial fue una experiencia increíble y muy enriquecedora, compartí momentos inolvidables con la Squadra Argentina y estoy agradecida a la vida por haber tenido la oportunidad de ser parte de este gran sueño. No es Son lo mismo leerlo, verlo momentos... muchas cosas. Ao escucharlo, en un mundial su vez, desdeque quevivirlo; comencé a escalar el ambienteuna es obsesión estremecedor y muy y desarrollé por mejorar emocionante, gente vive elmuy deporte darlo todo quelame mantiene mo- y anima nunca.Solo Correr y escuchar tivado ycomo enfocado. quiero escalar el aliento ydeescalar. la genteY cuando y sentir no queestoy todo y escalar tu país te está animando y apoyando escalando, ¡entrenando! es ¿Cómo impagable, hay que vivirlo. percibís el nivel de la Sergio Trecaman.: No cambió en escalada? nada queestamos el trazado dellejos circuito Creoyaque muy de no

Schmidt obtiene por segunda vez el 1 lugar en el campeonato nacional de escalada deportiva

E

desarrolle una obsesión por mejorar y darlo todo, que me mantiene muy motivado y enfocado.

un buen nivel internacional. Nos era diferente a otros a losA que ya faltamuy mucho. Mucho, mucho. su vez hubiera Paraentrenamiento mí la dificultad creo quecorrido. con garra, y se plantó desde lo climático, ya que experiencia podemos alcanzarlo. Mirael calor es un factor me favore-Y a Valentina... ¡¡la que estáno partiendo!! ce... No estoy acostumbrado. Además su fórmula secreta es garra, entrenar del poco tiempo de adaptación, camy competir en todas las que puede. Lo bio de horario del viaje. seguro es que ynoestrés debemos mentirnos. Participar en no el Mundial SerBelén: campeón nacional te asegura de no en cambió mi punto de un Ultra buen Trail puesto una competencia vista sobre la relación tengo con internacional, ni muchoque menos. este deporte, máscomo diría escalador? que lo afianzó. ¿Cómo te ves Cada montaña es distinta y eso la esroca lo ¡Holístico a full! Me encanta que más mey boulder), atrapa delesTrail. Jamás (deportiva lo que más se trata de bajar tiempo porque nunca disfruto. Soy ununenfermito del muro será mismalaaltimetría. Seen trata y me la fascina alpina, pero esede saber rápidamenteCreo a lo que terrenoadaptarse me falta muuuuucho. la montañaque propone. Aun siendo si tuviera elegir algo, elegiríauna ser montaña que ya he recorrido, cada lo más completo posible. vezK:que la grados… transito la vuelvo a vivir Y en como la primera vez no soy Rockeramente me porque aboquéyamucho la misma. La montaña te va mas al boulder llegandosiempre a encadenar aV13, invitar a hacerboulders un viajedehacia tu y muchos V12 para interior y es por ello uno podría abajo. En depo, hiceque un 8b+ y varios subir un montón de lo veces misma 8b, y por último, en que la a la clásica montaña sentirla comodesi compartir fuese la respecta, ytuve la suerte primera que se la recorre.pegues un par devezcumbres y muchos con amigos y mi novia. Mónica Cutulle


abierto de

trail Cordoba

"PENSANDO EN EL FUTURO DE LA ESCALADA" La Federación Cordobesa de Escalada y Montañismo elevó la vara al entender lo que está en juego en el futuro de la escalada nacional.

E

ntre la primera quincena de agosto y septiembre se llevaron a cabo en la capital de Córdoba las dos fechas provinciales del Abierto de Escalada Deportiva 2017. Este año, la Federación Cordobesa de Escalada Deportiva (FeCME) puso la vara alta y apostó a salir del indoor para hacer un torneo al aire libre, pensado en el público general y en dos de los principales parques de la ciudad. Afortunadamente para esta tarea contó con un buen apoyo de sponsors y la llegada de competidores de distintos puntos del país. Para ellos, los aperturistas prepararon una serie de boulders técnicos, enfocados en la dinámica de los movimientos y en la búsqueda de una competencia que no implicara tanto el uso de la fuerza, sino la destreza y acrobacia. Todo indica que la FeCME entendió lo que está en juego para el futuro de la escalada argentina al ser deporte olímpico a partir de Tokio 2020 y qué rol quieren jugar ellos en el entramado nacional. Es por eso que se propuso armar dos fechas de nivel internacional como nunca antes se habían realizado en el país. En ese marco, se montó un colorido muro de 20 metros de largo por 5 de alto, con apliques pensados para estas fechas y una zona de aislación donde que los escaladores pudieran sentirse cómodos y dejar todo en los boulders. Nada de esto pasó desapercibido, ya que no solo se pensó en un abierto sino también en un show, al que afortunadamente la gente respondió. Y es que, según la organización, hubo una concurrencia de 1.200 espectadores en la primera fecha, realizada en el Parque de las Naciones

10

y 2.000 para la segunda del Parque de las Tejas, principal espacio verde de la ciudad. Este entusiasmo también se trasladó a los participantes: 150 escaladores por fecha llegados desde los cuatro puntos cardinales. Ya en el primer día de los dos abiertos la organización marcó la diferencia, apostando prácticamente toda la jornada a la categoría

EN BOULDER, MICA CAVIGLIA DE PIE MANO ALTA GRACIA FUE QUIEN SE LLEVÓ EL PRIMER PUESTO Y DEL LADO MASCULINO QUIEN GANÓ EL PRIMER PUESTO FUE LAUTARO IGLESIAS. EN DIFICULTAD ROCÍO BECERRA SE QUEDÓ CON LA FINAL FEMENINA Y ENTRE LOS HOMBRES EL MARPLATENSE FRAN SANCHEZ TRAPEZ. infantiles. Buscaron ser inclusivos en lo que es una competencia generalmente enfocada hacia categorías mayores, brindándoles un espacio en el armado de bloques y haciendo hincapié en la motivación por el deporte, premiando la participación por sobre las jerarquías que dan los podios y motivándolos a seguir en el mundo de la escalada. Definitivamente, este fue uno de los grandes aciertos en las competencias de este año. Más allá de la gran capacidad mostrada por los juveniles y

promocionales, el plato fuerte lo dio la categoría de mayores, quienes pusieron toda su habilidad en los muros. Así fue que al segundo día de cada fecha se dieron las finales. En la primera competencia, Rocío Becerra de El Desplome (San Luis) se quedó con la final femenina, mostrando una destreza y equilibrio de nivel internacional. Lo mismo sucedió con el marplatense Fran Sánchez Trapez, que en una final muy reñida con los puntanos logró subirse a la cima del podio. No desentonaron las finales de la segunda fecha. Mica Caviglia de Pie Mano, Alta Gracia fue quien se llevó el primer puesto de una final con boulders muy complicados, que proponían una lectura fina y mucho equilibrio para su resolución. Del lado masculino, quien ganó el primer puesto fue Lautaro Iglesias, otro crack puntano de El Desplome que mostró una destreza inusitada haciendo parecer tarea fácil a boulders de alta complejidad. Las fechas de este año en Córdoba desbordaron de talento. Los escaladores mostraron que Argentina está para grandes cosas en lo local y en breve podrán demostrarlo aún más en lo internacional, a medida que el amateurismo vaya dando paso a lo profesional. En este sentido, la organización mostró que también puede armar fechas de gran nivel y, que a pesar de los detalles a mejorar, ya está marcado el camino para transitar el sueño de llevar la escalada local a un estado superior en el que más gente se sume a practicar este hermoso deporte y poder brindar atletas de mayor nivel y jerarquía. Carlos Spedale


ENTREVISTA

trail BECERRA ROCIO

ENTRE LAS CINCO MEJORES DE AMERICA Tras su participación en el PanAmerican Youth Championship Rocío Becerra se posición entre las cinco mejores del continente, además, en 2017 obtuvo el primer puesto en el Abierto de Córdoba y el Master de Boulder de Perú.

C

ontanos de tu participación en el Master de Boulder de Perú, y el panamericano. El Master fue una experiencia muy linda, había mucho nivel, los bloques estaban muy divertidos y duros, me sentí muy cómoda escalando durante toda la compe. En el panamericano aprendí un montón de cosas nuevas. Fue una experiencia única y creo que tengo que seguir trabajando en bastantes cosas. Me ayudó a darme cuenta que en cuanto a nivel no estamos lejos del resto, solo queda seguir entrenando. En una oportunidad, dijiste que tu objetivo era estar entre las cinco primeras en una Copa del Mundo… Sigo con ese objetivo en mente.

12

Me motiva para seguir el saber que no estamos tan lejos del resto como pensamos y que cada vez me acerco un poco más, ya que ahora pude posicionarme dentro de las cinco mejores del continente. ¿Cómo afectó iniciarte en la escalada en la infancia? Me afectó muy positivamente. Me ayudó a confiar en mí y a centrarme en lo que realmente quiero. Los mejores recuerdos que tengo son de los viajes que hice gracias a la escalada como al Mundial de Arco, los viajes a Chile y a Perú y mi primer Panamericano en México. ¿Cómo ves la modalidad combinada y como vivís cada especialidad? Es una modalidad muy compleja y

dura. Me interesa bastante entrenar para esto. La que más disfruto y me siento cómoda y tranquila escalando es el boulder me divierte mucho, la velocidad me genera mucha adrenalina, estar ahí dándolo todo en cada pasada y las vías es una disciplina en que me concentro mucho y también me divierte bastante pero de las tres la que más me gusta es el boulder ¿Qué expectativas te genera el futuro complejo de escalada de San Luis? Me motiva muchísimo saber que vamos a tener un muro con las tres modalidades en San Luis, es un gran logro y, sobre todo, saber que me voy a poder preparar para los Juegos Olímpicos es mi mayor expectativa.


OPINION

EL CLAVO, LA CHAPA Por Glauco Muratti

ENCUENTRA UN VIEJO CLAVO DE ACERO. LO CONOCE; ÉL MISMO LO PUSO. PERO AHORA, ADEMÁS, HAY DOS RELUCIENTES PARABOLTS. MIRA CON DESDÉN Y SE VINCULA SOLO AL CLAVO... EL QUE QUIERA SEGURIDAD QUE VAYA A LA PLAYA

ve que el otro, desafiante, se asegura a las chapas. – El joven relajado por el seguro, se afloja las zapatillas, no puede más con el dolor de pies. El viejo insiste: – No tengo nada contra la escalada deportiva, pero invaden nuestro terreno. – Ese es el problema, se creen dueños de la verdad y de la montaña. – ¡Subimos esta ruta sin taladrar, los parabolts no eran necesarios! ¡Debieron respetar eso! – Puede ser, pero ¿qué mal hay en dejar que cada uno disfrute las montañas como quiera? – Cuanta más facilidades, más inútiles llegarán, habrá más accidentes. Y sabés bien que detrás de cada problema hay un burócrata con una prohibición… – Nosotros no somos responsables de eso. – Pusieron estas chapas descolgándose desde arriba con un taladro a batería, ¿qué clase de escalada es esa? – La escalada es libertad, las montañas son de todos.

empotrador sobresale de la fisura. – Riesgo corren los que están donde no deben -contesta el viejo-. Si no están a la altura de la ruta no la llenen de agujeros. – ¿Así que una cuestión de hombría? – “Carácter” es la palabra. ¡Algo que no nace en la técnica!- escupe el viejo cuando

El aire se inquieta, se nubla y comienza a neviscar. La discusión termina rápido, la naturaleza ha igualado. Los dos están tiritando, hay que salir de ahí. El joven se ajusta el calzado y fácilmente toma altura asegurándose a cada una de las chapas de la discordia. Las que lo protegen en regla, las que lo privan de aquel goce romántico que tuvo su compañero al abrir la ruta…

E

l hombre contempla los siguientes pasos. Un sitio repelente; tan grande el abismo como pequeñas las presas. Hace años abrió el trayecto y recuerda que asegurar fue más difícil que escalar, sintieron verdadero miedo… No había que caerse... Debe ahora detenerse y asegurar a su compañero. Encuentra un viejo clavo de acero. Lo conoce; él mismo lo puso. Pero ahora, además, hay dos relucientes parabolts. Mira con desdén y se vincula solo al clavo. Sabe que algo tiene que agregar. Un empotrador dudoso. No le importa, “El que quiera seguridades que vaya a la playa”. Da un tirón a la cuerda y cincuenta metros abajo su compañero entiende que puede reunirse con él. El muchacho llega pronto, es maravilloso verlo, no hay esfuerzo visible en sus movimientos. Para él la esencia de la escalada pasa por la dificultad. Sabe con exactitud de su capacidad en la roca, una sucesión de números, letras y signos, casi la matrícula de un automóvil… Disfruta de la naturaleza, está acostumbrado a ver la montaña con gente. Nunca tuvo que fabricar su equipo ni coser su ropa, su generación no ha necesitado improvisar. Tampoco tiene ideas heroicas ni se le ha prohibido caerse. Asegurar no es cosa de herreros ni de testículos. – ¿Por qué no usaste los parabolts?-. Le dice el joven pasando de la curiosidad al enojo. – ¡La ruta se abrió sin esto, toda esta basura no era necesaria! – Nos estás poniendo en riesgo…- Contesta el joven cuando ve que la mitad del 14


FUNDACIÓN trail LIBRE PIEDRA

HACIENDO LO QUE HAY QUE HACER “Al principio empezamos a soñar. El Indio Iribas hizo un refugio. La gente venía en cantidad. La guía del Mauricio abría el lugar a muchos usuarios y seguían viniendo los aventureros. Y nos vinieron los miedos… ʽ¿Y si cierran el acceso? ¿Y si viene un gringo, compra y regula a su manera? Lo vamos a hacer nosotrosʼ. Empiezan las aventuras (Arenales lo impone). Compramos los derechos de uso. Hicimos la Fundación y ahora lo mejor: contarle a todos que usando Arenales nos reafirma el rumbo. Si no te sentís dueño, pierde el sentido. ¿Lo que sigue? Los que se sumaron y se sumarán”. Yagua Rodríguez Presidente de la Fundación Piedra Libre.

E

n la actualidad, desde la Fundación Piedra Libre se está trabajando por la consecución definitiva del derecho sobre las tierras del Cajón de los Arenales. La jueza encargada del caso realizará una inspección ocular

LA IDEA PRINCIPAL DE LA FUNDACIÓN ES CONSERVAR ARENALES COMO UN LUGAR LIBRE Y GRATUITO PARA ACTIVIDADES DE MONTAÑA Y PROMOVER LA PARTICIPACIÓN el día 8 de diciembre y la idea es mostrarle que a Arenales lo cuidamos entre todos los usuarios y que el lugar es para todos aquellos que quieran disfrutar de lo que tiene para ofrecer. Desde la sede Buenos Aires de la Fundación, el objetivo mayor a corto plazo es la compra de una radio para colocar en el refugio y que esté a disposición en caso de necesidad o accidente. Para esto, se están

NUMERO 56 diciembre 2017

12 años comunicando espíritu de montaña

22 A THE ARRIGETCH PEAKS

Por Mati Korten

38 CAMPO DE HIELO NORTE: UN MUNDO

DE GRANITO Y VERTICALIDAD

www.fundacionpiedralibre.org Fb: Fundación Piedra Libre – Arenales

Mónica Cutullé

CONSEGUILA LIBRE Y GRATUITAMENTE EN: La Rioja: Inti Huaico / Salta: Janajman / Tucuman: Punto Rojo / Neuquén: Agreste Sur / Rosario: Western / San Juan: C.A. Mercedario / Mendoza: El Muro / Córdoba: C.A.C. / Nunatak / Capilla del Monte: GECU / Bariloche: Entropía Escalada / La Luna / Esquel: Paralelo 42 / Trelew: Desplome Sur / Chaltén: Viento Oeste / San Luis: El Desplome. / Ushuaia: Makalu Store / Rio Gallegos: Club Andino R.G. / Buenos Aires: Ansilta: Callao 1138 / Punto Cumbre / Libo: Triunvirato 5112 / / Naka Outdoors: Ramallo 2307 / Camping Center / CABA: Rivadavia 1255, Of. 2 / Filo Sur: Rivadavia 1255, Of. 6 / Realization / Dosuna: Malabia 183 / Aero Runners: Av. Cordoba 1360 / Prov. Buenos Aires: Eurosky / Escalando / Tandil: C.M.T. / Mar del Plata.

Por Anina Friedrich

30 APERTURAS EN EL C° PANTOJO

realizando diferentes actividades para recaudar fondos como venta de remeras y merchandising y una rifa. Además, en el mes de noviembre de realizó, con la colaboración de Realization, el Primer Taller Introductorio de Aperturismo Dirigido a Mujeres a cargo de Marvin y Fernando Cicconi, a completo beneficio de la Fundación. Otros objetivos son: el armado de un botiquín, el reacondicionamiento del refugio, el armado de nuevos baños. La idea principal de la Fundación es conservar Arenales como un lugar libre y gratuito para realizar actividades de montaña y promover la participación de todos aquellos que quieran y puedan aportar o proponer algo al lugar. Arenales es de todos y se construye entre todos. fundacionpiedralibre@gmail.com

Por Natalia Martínez y Camilo Rada

También escriben, opinan y colaboran: Guido Pienovi, Santiago Schmidt, Rocio Becera, Arkaitz Ibarra, Glauco Muratti, Mónica Cutullé, Carlos Spedale y Mónica Cutulle en la correción de textos.

16

IMPORTANTE: LAS ACTIVIDADES DE MONTAÑA IMPLICAN DAÑOS Y RIESGO DE MUERTE • Respetá la montaña y las fuerzas naturales. • Practicá aquello cuyos riesgos puedas superar. • Capacitate en instituciones calificadas. • Es tu responsabilidad moverte con seguridad. BUEN VIVIR: Viví en armonía en la naturaleza, respetando a los animales, las plantas el agua, el aire y la roca. Recogé tus desperdicios, dejá el ambiente como marca la Naturaleza y corregí el error de otros. Revista KOOCH / Director: Juan M. Laguna / revistakooch@gmail.com / Registro de propiedad intelectual 545800. Prohibida la reproducción parcial o total de los contenidos sin previa autorización. ISSN 1851-166x / Imprimió: Pinter S.A. / Diseñó: Lado B Comunicación


VIDRIERA ANSILTA / ANTÁRTIDA

ANSILTA / ACONCAGUA

ALLIED® FP 800 GOOSE DOWN 90/10 Bolsa de dormir para climas extremadamente fríos. El diseño optimiza el poder expansivo del plumón y por lo tanto, su capacidad aislante. Soporta temperaturas extremas (-40ºC Confort -28ºC). Goose Down 90/10 Cantidad: 1000 gr. El relleno de la bolsa de dormir Antártida es un plumón que ofrece más abrigo en relación a su peso que cualquier otro material. Cada onza (28,34 gramos) de plumón de calidad tiene cerca de dos millones de filamentos mullidos que se entrelazan y superponen para formar una capa protectora de aire no conductivo que mantiene el calor adentro y el frío afuera. Este plumón tiene la capacidad de moldearse al cuerpo, además, es respirable y evacua la transpiración. Peso: 1600 kg.

GORE-TEX® 3C PRO SHELL Campera técnica de alta montaña para expediciones y largas travesías. 100 % impermeable y cortaviento, alta respirabilidad y bajo peso. La campera Aconcagua es la prenda más técnica de la colección Ansilta, cuenta con una trayectoria de más de 10 años. Actualmente -la edición 3- es más larga, tiene un calce más al cuerpo. Cuenta con dos tejidos externos, ambos de GORE-TEX® 3C, la diferencia es que uno tiene una composición más resistente por ende se encuentra en las zonas de mayor roce: hombros, codos y cintura. Su tejido GORE-TEX® 3C PRO SHELL con tecnología MICRO GRID mejora la resistencia a la abrasión interna y enganches. Peso: 530 gr.

WWW.ANSILTA.COM

PETZL / ACTIK ® 300 Lumenes Linterna frontal compacta de haz luminoso múltiple con iluminación roja, destinada a las actividades outdoor. La linterna frontal ACTIK ofrece una potencia de 300 lúmenes. Provista de un haz luminoso mixto, es idónea para las actividades outdoor como el alpinismo, el running, el excursionismo y el vivac. La iluminación roja permite conservar la visión nocturna y no deslumbrar durante los desplazamientos en grupo. Su cinta reflectante permite que te vean bien cuando te iluminan con un haz luminoso y está equipada con un silbato de seguridad para las situaciones de emergencia. La ACTIK es una linterna HYBRID compatible con la batería CORE. Peso: 92 g Alimentación: 3 pilas AAA/LR03 o batería CORE (disponible como accesorio). Compatibilidad de las pilas: recargables de Ni-MH o pilas de litio Estanqueidad: IP X4 (resistente a las proyecciones de agua) Made in France Garantía 5 Años Distribuye en Argentina Ecrin S.A. www.ecrin.com.ar


Nueva KÓOCH Digital, Ahora Multimedia e Interactiva Con la aplicación ISSUU o desde cualquier Pc vas a poder acceder a videos y fotografías, contactarte con los autores, las marcas y comprar online en las tiendas especializadas.


VIDRIERA MERRELL / ZAPATILLA HOMBRE ALL OUT TERRA TURF

Calzado hiking multifunción, de cuero Pigskin, con forro de mesh respirable con función antibacterial. Es un calzado sumamente funcional y apropiado para actividades al aire libre. Plantilla de eva removible y lavable. Cuenta con tecnología M SELECT FRESH en plantillas con tratamiento antimicrobial que evita los malos olores. M SELECT GRIP en suela ofrece estabilidad duradera, son altamente antideslizantes en el suelo húmedo, seco y mixto.

MERRELL / ZAPATILLA KNIT SALMON

Zapatilla sport de material tejido y con talón gofrado que la hacen versátil y joven. Cuenta con una plantilla de EVA removible y lavable. Su suela es de EVA ultra liviana que absorbe el impacto del andar y la hace confortable. MERRELL STORES, locales GRIMOLDI y en las mejores zapaterías. 0800 122 6400

TRAIL

MOUNTAIN HARDWEAR / EXPONENT JACKET

ENTRENA PARA TRAIL MOUNTAIN

Prenda especial para la lluvia. Permanece seco y confortable con sus tejidos VaporDry, que brindan una sensación de comodidad superior y alto rendimiento impermeable, además de ser ultra liviano y muy fácil de embalar.

En este número de Kóoch te vamos a dar unos consejos y nociones básicas de entrenamiento que te sirvan para correr en la montaña. SCANDINAVIAN.COM.AR


KELTY / SALIDA 2

Carpa ultraliviana de 3 estaciones, para dos personas, ideal para trekking y montañismo. Las varillas de la estructura son de aluminio, lo que garantiza resistencia y bajo peso, gracias a lo que pesa solo 2kg. Es muy compacta con un formato rectangular de guardado de 33x38cm Una vez armada es muy amplia con

ROTPUNKT / LOST FINGERS NUEVO Pantalón Antidesgarro de secado rápido. Nuevo calce y diseño. Ideal para Escalada, Trekking y aproximaciones en la Montaña. Comodidad y libertad de movimientos. 2 Bolsillos delanteros y 2 Traseros, todos con cierre. Talles Hombre S a XXL ROTPUNKT.COM.AR

2.83m2 de superficie más 0.93m2 de ábside para dejar cómodamente la mochila y equipo afuera. Su armado es muy veloz gracias al uso de clips de montaje rápido. Buena respiración con tejido mesh en la parte superior. Costuras completamente termoselladas en piso y cubretecho. NAKAOUTDOORS.COM.AR


Anina Friedrich participó de una expedición a The Arrigetch Peaks, un grupo de escarpadas agujas de granito al norte de la línea del círculo polar ártico de Alaska con la idea de dibujar nuevas líneas en sus paredes. En el transcurso de la expedición fue comprendiendo que “las expediciones de escalada son el tipo de escalada más dura, en el cual muchas veces lo que uno menos hace es escalar”, y que la diversidad en las dificultades le otorga otra belleza..

ESCALADA MÁS ALLÁ DEL CíRCULO POLAR ÁRTICO Por Anina Friedrich

E

legimos The Arrigetch Peaks, un grupo de escarpadas agujas de granito de 1.800 metros al norte de la línea del círculo polar ártico de Alaska, básicamente por su posición remota y aislada. El hecho de que existe un estudio que dice que a estas montañas las visita un promedio de dos escaladores por año, fue un punto determinante cuando elegimos el lugar. Estas montañas místicas atraparon nuestra atención en el minuto en que Alan compartió algunas fotos por mail y la palabra que usamos siempre para describirlas fue “majestuosas”. Íbamos con la idea de abrir vías nuevas, siempre en estilo alpino, por lo que no llevábamos el equipo pesado de bigwall, pero sí bastante preparación mental para pasar noches incómodas y frías en la pared. Cuando repartimos las tareas y me tocó planear el campo base, no supe ni por dónde empezar, ya que era mi primer expedición. Todo nuevo para mí. Por suerte, una vez arrancada, por más difícil que fuera la tarea, fluyó. Planear qué equipo llevar para un lugar tan desconocido y remoto como The Arrigetch, del cual no hay información de ningún tipo,

Aproximando Shot Tower a punto de entrar en el pedrero infame. Foto Alan Goldbetter


O

facebook.com/revista.kooch / 23


significó pasar muchas horas perdida en los labeme tranquilizaba y mantenía mi cabeza vacía de rintos de páginas de Internet, blogs, artículos y mapensamientos incómodos. pas para resolver enigmas tales como: ¿Habrá agua El mal clima demoró nuestro vuelo desde Colpotable? ¿Tendremos que derretir nieve? ¿Se justidfoot hasta el valle por un día. Impacientes, organizamos y reorganizamos el equipo y la comida, fica cargar una carpa de cuatro estaciones? O, ¿con intentamos meter los comestibles en los 9 conbolsas de dormir de rango medio estamos bien? Para orientarme, hablé con participantes de extenedores a prueba de osos pero no hubo caso. pediciones previas cuya información no fue muy De hecho los guardaparques nos declararon locos específica pero sirvió al menos para tener una idea. cuando les pedimos nueve, pero con mucha diplomacia, paciencia y truquitos logramos conseguir Uno dijo en inglés algo que se podría traducir como lo que necesitábamos. “Reevalúen su opción de “hay agua, pero nos dio mucha diarrea, así que quizás les convenga purificarla”. Cuando le pregunté comida”, nos dijo una señora que si hubiera sabide temperaturas dijo: “de mucho calor a mucho do cuán limitada era nuestra ración diaria seguramente nos hubiera regalado una barrita de cereal frío”. Como verán, nada muy concreto. Y sobre la en vez de negarnos los contenedores pero como aproximación dijo algo como “un pastel, siempre hacia adelante río arriba con las patas en el agua”. ella no tenía idea y nosotros finalmente logramos Costó, pero finalmente, con un poco de ayuda lo que queríamos, se lo perdonamos. de Alan, logré terminar la planilla con qué había Aterrizamos en la orilla del río Alatna, y cuando que llevar, qué de eso llevaba cada uno y qué quedigo orilla no me refiero a que había una pista al daba por comprar. lado del río, sino que el avión aterrizó en la baDespués de casi un año rra que deja el río después de un ping pong de correos los deshielos de primaa partir de ahora nada de electrónicos cargados con vera. Sin embargo, no deja iba a ser cómodo; que documentos e información, algo liso y limpio sino una preguntas y respuestas, núplaya pseudo plana de pieiba a tener frío, dolor meros que daban vértigo y dras de diferentes tamaños y quizás miedo. Pero fotos para motivarnos, finaly formas, troncos y plantas. la paz de la tundra mente nos encontramos en Ésa era nuestra pista, yo duFairbanks. A Alan lo había daba que la barra alcanzase; pintada por el otoño tenía 50 metros con toda la conocido en Frey mientras me tranquilizaba y escalaba con Victoriano la furia. Dirk, nuestro piloto no vía Clemenso y luego volviestaba nada preocupado y mantenía mi cabeza mos a encontrarnos en Chalsobrevolar el área un par de vacía de pensamientos tén donde conocí a Tess, veces alcanzó para convenincómodos. pero solo por unas pocas cerlo de que era posible. A los cuatro nos sorprendió lo horas mientras hacíamos boulder en La Vaca con temporal chalteniense. De suave y rápido que había sido el aterrizaje. ¡Desde Jessica no sabía más que el nombre. que las ruedas tocaron las piedras hasta que el Ahora sí, llegó el momento de poner a prueba lo avión estuvo completamente detenido, recorrimos planeado. Esperamos con miedo el momento donmenos de treinta metros! y con la misma elegande nos dábamos cuenta de lo que nos habíamos cia con la que aterrizó el avión, también despegó olvidado, o en qué habíamos fallado. Pero fuimos dejándonos solos en pleno ártico de Alaska. muy prolijos porque lo único que faltó fue un paNos cargamos las mochilas y arrancamos. Como quete de cuscús y la cuerda de emergencia. para orientarnos solo teníamos un punto de GPS y el consejo del muchacho que recomendó subir UN COMPLEJO ACERCAMIENTO por el río, encontrar el “camino” correcto le agregaba un gustito extra al caminar. El hecho de que A duras penas logramos meter todos los bolsos el avión nos bajara en el valle de al lado tampoco en la combi que nos llevó 12 horas de Fairbanks a Coldfoot. No fue un viaje cómodo, sentada enhacía las cosas más fáciles. Buscamos un paso al tre bolsos y abrazada a un bearcontainer miranotro lado y subimos luchando contra los mosquido para afuera mientras subíamos por la Dalton tos, hundiéndonos en pantanos hasta arriba de las Highway supe que a partir de ahora nada iba a ser rodillas y tratando de protegernos las caras de los cómodo; que iba a tener frío, dolor y quizás mielatigazos que nos daban las plantas. Cada vez que do. Pero la paz de la tundra pintada por el otoño nos agachábamos, el peso de las inmensas mo-

24


Escalando shot tower con mt Arthur Edmonds en el fondo. Foto Alan Goldbetter.

25


Chimenea del terror en battleship. Foto Tess Ferguson


las secciones más fáciles y primerear en bloques de tres largos cada uno. El primero fue de casi 100m, el segundo de 70. Técnicamente la escalada no era tan dura pero si sostenida y variada y, si bien estábamos corriendo una carrera contra el tiempo, disfruté de cada largo y escalaba contenta. Fue una noche soleada pero soplaba un viento fresco que hacía que la espera en los relevos fuera igual de sufrida que sin sol. Escalar durante la noche sin linternas fue un concepto nuevo para mí. Escalamos en un eterno atardecer/amanecer que hacía aún más mágico el paisaje que nos rodeaba. En las horas de mayor oscuridad paramos en la base del largo 14, a esperar que el sol volviera a asomarse y a descansar temblando de frio. Al cabo de unas horas, cuando aclaró y ya podíamos ver nubes algo preocupantes en el horizonte, Alan empezó a equipar el largo de artificial C2+ y, mientras Tess le daba seguro, las tres nos acurrucábamos unas contra las otras para calentarnos. El viento helado Ya no sonreíamos, A ESCALAR! ahora estaba más fuerte y no hacíamos chistes La mañana siguiente ya nos anticipaba lo que se esmás frescos reemprendimos taba por venir. Hicimos cumni cantábamos; nos la caminata y llegamos al lubre a las 7 de la mañana más concentramos porque que felices de haber tomado gar donde queríamos instacualquier paso en esa desesperada decisión larnos alrededor del mediode escalar de noche, pero al día. Fue ahí que tomamos falso podría terminar cabo de unos minutos todos esa decisión que parecía ser en una catástrofe. estábamos listos para bajar. solamente mala; consistía en Rapelamos la vía haciendo arrancar a escalar ese mismuchos rapeles cortos y logramos llegar al campamo día para aprovechar las 24 horas de luz que mento antes de que empezara a llover. teníamos gracias a estar en el ártico y tratar de Cuando se largó, se largó con todo. La única trevolver a las carpas lo antes posible para zafar de la lluvia. Esto significaba actividad intensa durangua que nos dio el cielo fue a las 3 de la mañana y te más de 30 horas de corrido. Estaba cansada y la aprovechamos para buscar el resto de las cosas. me dolía todo pero solo pensar que quizás esa era Los demás días, el clima nos castigó y no nos dejó salir de la carpa. Quince días después, cuando ya nuestra única oportunidad para escalar hizo que estaba todo mojado o por lo menos muy húmedo apretara los dientes. No estábamos convencidos, y nosotros con las caras largas por la ansiedad y pero el clima nos desafió y aceptamos el desafío. ganas de escalar, los dolores de espalda por la falta A las 6 estaba todo listo para dejar el plano hode movimiento, ya curtidos por el frío y hartos del rizontal e irnos para arriba. Al cabo de unas hohambre y del aburrimiento, cuando comenzaban ras, después de una interesante aproximación por a aparecer las primeras ideas de abandono, justo un pedrero empinado con bloques gigantes todos ahí, salió el sol. A esa altura, ya habíamos empeen perfecto equilibrio esperando a ser tocados y caer o resbalar, llegamos a la base de Shot Tower zado a dudar de su existencia. Cuando se despejó y arrancamos a escalar la vía West Ridge. La esvimos nieve en todos los picos, los cuales, cuando calada con Alan fue sorprendentemente fluida y los habíamos visto por última vez, estaban secos. funcionamos bien como equipo. Hicimos piedra, Esperamos al otro día con la esperanza de encontrar roca y no neveros o cataratas en las líneas que papel o tijera para ver quién iba primero y gané. queríamos probar por primera vez. Teníamos que mover rápido si queríamos escaparle a la lluvia pronosticada para las 10 de la maCon Tess habíamos visto un diedro inmenso en ñana siguiente. Nuestra estrategia fue ensamblar el pico Battleship. Una línea perfectamente vertichilas nos desequilibraba y hacía que cayéramos con la cara primero al musgo que cubría el piso del denso bosque. Nuestro progreso fue lentísimo y doloroso. Frustrados, probamos meternos en el río para no tener tantas ramas en la cara pero no cambió mucho porque en vez de combatir plantas combatíamos la corriente del agua y avanzábamos a la misma velocidad pero muertos de frío. Volvimos al bosque a seguir luchando contra los árboles. Cuando empezó a hacerse tarde buscamos un lugar para dejar las cosas. No teníamos idea de dónde estábamos. “Ojalá más de la mitad”, rogábamos, pero no lo creíamos realmente. El segundo día fue más duro que el primero por el peso, los dolorcitos que cada uno tenía y el cansancio del día anterior. Nuestros cuerpos colapsaron antes de llegar adonde habíamos dejado el primer porteo. Nuestra meta para ese día había sido llegar hasta el campo base y escalar al otro día pero no fue el caso y armamos campamento en el bosque mismo.

27


De izquierda a derecha Alan, Tess, Jess y Yo bajo la lona de cocina cocinando contentos nuestra comida en polvo y deshidratada. Foto Dulkara Martig.

28


poca esperanza de mejora. Algunos días más tarde, cal partiendo la pared lisa de la cara este de esa con temor de que el piloto no pudiera buscarnos, imponente aguja. emprendimos la vuelta. Escuchar el motor de la Nuestra motivación, combinada con lo que teavioneta acercándose significaba todo lo que algunía para ofrecer Battleship, hizo de esta escalada una de las más inolvidables de mi vida. De nuevo, na vez había soñado: una gran aventura y la vuelta me tocó empezar a mí. Subí por una placa pulida de la misma. por el glaciar y mojada por la lluvia cuya única falla era la pequeña fisura y el sistema de escamas REFLEXIONES que usaba para subir y proteger. Los primeros dos En el ártico encontré más límites de los que había buscado; tanto físicos como emociolargos fueron de lo más bello. Después, la calidad nales y mentales. Reconocí la fina línea entre el de roca fue degradándose lentamente. El largo 4 valor y la estupidez después pasarla por alto en el fue una chimenea; ninguna de las dos nos destacábamos por nuestra habilidad en fisuras anchas, momento en que debí haberla visto. Cada día, las pero en mi experiencia previa en Brasil les había montañas me daban una lección de vida. Entendí que las expediciones de escalada son el tipo de encontrado el gustito y eso determinó quién iba. escalada más duro, en el cual muchas veces lo Fue una chimenea del terror podrida de 40m de que uno menos hace es escalar. También entendí largo con menos protecciones de lo que hubiese que las escaladas más dificultosas son las más querido. Más arriba, nos encontramos con más fibellas, las que más nos hasuras anchas. Ya no sonreíamos, no hacíamos chistes ni cen sentir realizados como Reconocí la fina línea cantábamos; nos concentraescaladores y las que al fientre el valor y la mos porque cualquier paso nal del día nos forman como en falso podría terminar personas. estupidez después en una catástrofe. Fue ahí pasarla por alto en el cuando, exhausta, casi sin AGRADECIMIENTOS momento en que debí fierros en mi arnés y medio A mis padres por apoyarempotrada en un offwith, me haberla visto. Cada día, me en todas y cada una de asome para ver y hablar con locuras y por confiar las montañas me daban mis Tess y se me movió el piso tanto en mí: “yo sé lo que una lección de vida. y volé. Cuando sentí el tiron hago”, agradezco su calma y que me dio la cuerda mire a su paciencia para bancarse Tess que con el miedo escrito en la cara señalo la 30 días sin notica alguna sabiendo que en mi día cuerda. Había rozado contra un canto dejándole a día existía un riesgo importante. una herida bastante impresionante en la cual de En segundo lugar, quiero agradecer a los que la camisa quedaba poco y varias cuerdas del alma contribuyeron con el financiamiento de semejanestaban cortadas. te emprendimiento. Trabajar los fines de semana (durante la semana iba al colegio) no alcanzaba La retirada estaba clara. por lo que busqué una alternativa y me puse en Grabados a fuego en mi memoria quedaron los campaña; no fue fácil, pero la recompensa fue largos en los que escalaba con una sonrisa en la grande. Después de bastante trabajo y espera, cara y cantando despacito; los momentos de suma conseguí el monto mínimo que necesitaba para concentración en los cuales solo existía la roca y dejar de soñar y empezar a concretar ideas. Conté yo, y los desesperados intentos de calmar mi rescon la ayuda de Kivoy, quienes se entusiasmaron con el proyecto y quisieron poner su parte para piración, las lágrimas de alegría cuando abracé a hacerlo realidad. También me ayudaron mis amimi compañera después de caer y el sentimiento de infinita seguridad que me brindó el piso. gos que me regalaron la ropa y el equipo técnico Mentiría si dijera que no tuve miedo, pero el mienecesario que me faltaba y me motivaban y emdo vino mucho después: vino cuando me percaté pujaban hacia adelante cada vez que dudaba. Y de que si la piedra que pisé hubiera decidido caer por último, pero no como último, agradezco a mi arriba de Tess en vez de errarle por pocos metros club, el CABA, no solo por la enorme ayuda finany que si el canto que lastimó mi cuerda hubiera ciera que hizo toda la diferencia entre ir y no ir a decidido cortarla, todo hubiera sido muy diferente. esta expedición, sino también por criarme como Volvió la lluvia más fuerte que antes. También escaladora y por siempre apoyarme y ayudarme la nieve se incrementó y el pronóstico nos daba en donde pudieron.

29


Cara sur del Pantojo


PA N TOJ O

RELOADED


En la primavera pasada salieron dos aperturas en estilo totalmente limpio en la hermosa cara sur del cerro Pantojo.

Por Mati Korten

E

El Pantojo es un pitón volcánico ubicado en la zona del paso Cardenal Samoré, camino a Chile. Su origen es el mismo que el de la famosa Piedra Parada de Chubut. El primer ascenso es muy viejo, data de la década del ‘30 por el canalón oeste. En la Kóoch n°8 hay un hermoso artículo de Pablo Pontoriero bien introductorio a esta montaña, de cuando hizo la primera invernal hace unos años por el mismo canalón. LOS PEGUES Pasaron dos años de nuestro primer intento por la ruta normal (canalón O), de donde nos tuvimos que bajar antes de la mejor parte. En este 2017, un invierno nevador cargó la cordillera de fría emoción y el tridente del éxito estaba afilado; hablo del combo motivación-compañero-condiciones. Así, en la primavera salieron dos aperturas en la hermosa cara sur de este cerro. Quizás lo que más me pone contento, es que salieron en estilo totalmente limpio: no tuvimos que dejar ni un clavo ni una estaca ni nada. El que venga atrás nuestro tendrá el terreno limpio para su propia aventura.

red tapizada nos permitió elegir un itinerario más juguetón. Canales escalamos varias veces, pero ¿espolones escarchados cuándo? Los pasos duros de estas vías están donde hay poco hielo, en este caso el primer largo. Con motivación y la esperanza de que una caída al piso nevado no dolería tanto, dudo un poco pero me termino animando. Tres metros y empieza el nevero seguro. El resto de la vía va como por un tubo, el segundo largo muy lindo le toca a Ian por el espolón y para el tercero voy al frente otra vez. Un poco descoordinado el ensamble de a tres, pero bueh. Salimos a terreno fácil. Cuarenta metros desencordados sobre nieve bien durita pero bastante parada nos depositan en la cumbre.

estilo totalmente limpio: no tuvimos que dejar ni un clavo ni una estaca ni nada. El que venga atrás nuestro tendrá el terreno limpio para su propia aventura.

POR HONGOS Y POR HONGUITOS La primer buena brecha de la temporada nos vio ahí, foqueando hasta el pie de la cara sur, armando vivac a 20 metros del pie de vía. Tiempo perfecto, lujo total. Nos encontramos con el chileno Jorge que también leyó el Gurú y sintió el llamado. Gentilmente, le ofrecemos atarse a una de nuestras cuerdas; para solo integral no daba. Todo vuelve y así, él nos ofrece un postre que no sé cómo hizo para cruzar por la aduana. Nos levantamos temprano, aunque no demasiado. La cara sur es muchísimo más estable que la oeste; no le pega el sol en todo el día. La pa-

32

SUPERCANALETA DEL PANTOJO Nueve días más tarde, para la segunda brecha teníamos, como dice un amigo, un “proyect” ambicioso en “somewhere”, en el que hicimos agua literalmente, pero el Pantojo quedaba a la pasada camino a casa. Dormimos enfrente de la aduana chilena y a primera hora cruzamos. Nos pusimos las tablas e iniciamos el pegue ultraliviano con la esperanza de subir, bajar y dormir en casa esa misma noche. La nieve estaba durita a la mañana y en un toque llegamos a la pared. Joya. Ataquemos el canalón. El primer largo esta vez le tocaba a Ian. Más o menos duro pero sobre todo porque el crux se tuvo que escalar en modo “no debes caer amigo”; improtegible por lo delgado del hielo. Cambiamos las puntas y arranco el segundo largo bien en travesía, con hielo delgado de a ratos, pero fácil, llego al medio de la canaleta y ahí el hielo está perfecto, para tornillo y todo así que sale simultáneo unos metros más, como 100 en total. Ya estamos bien alto y hay bastante patio. El tercer largo es de Ian, 40 metros que van bien y la sección final expuesta de unos 40 más para salir de la canaleta también los tiene que hacer


Traveseando hacia la supercanaleta de la cara sur

33


él porque se pasó de largo cualquier posibilidad de armar reunión. Cuando se quiso dar cuenta ya estaba en el baile, ¡asique a bailar nomás! Desde la cumbre me pasa la cuerda por la variante directa, una chimenea helada que escalo en top rope, sabiendo que jamás la hubiera primereado y un poco al horno porque sé que no le quedaron estacas para armar una buena reunión en la cumbre. Empotrando la hoja de la piqueta en una fisurita y con la técnica del gusanito apneico salgo a la cumbre. Ahí me espera sentadito, ¡¡¡dando seguro de cuerpo!!! Bueno, para este caso era una maniobra válida… ¡ponele! POSIBILIDADES En la parte derecha de la cara sur quedan líneas de hielo delgado por abrir, éstas se encararían desde abajo, posiblemente dándole la vuelta a la montaña por el lado este. Nosotros aproximamos por el lado oeste que tiene la ventaja de que quedás bien arriba y podés ver la parte alta de la montaña desde una perspectiva copada. La ventaja del lado este sería que la trepada hasta el pie de vía es más suave. Sea como sea, se puede conectar por atrás así que es lo mismo.

Empotrando la hoja de la piqueta en una fisurita y con la técnica del gusanito apneico salgo a la cumbre. Ahí me espera sentadito, ¡¡¡dando seguro de cuerpo!!!

REFLEXIÓNES, ÉTICA Y DEMASES Lamentablemente, cuando bajamos de la montaña por el canal O nos encontramos con que las antiguas reuniones de clavos ya no estaban, fueron cambiadas por rapeles de parabolts recientemente y en los pasos duros de los largos habían puesto chapas, como cinco en total. La esencia de la ruta, estaremos todos de acuerdo, ya no es la misma. Hay argumentos muy lógicos para haber colocado esas chapas: está empezando a ir mucha gente y las posibilidades de protección con seguros móviles son escasas. También hay argumentos que están en contra, como respetar la creación de los aperturistas o valorar el desafío más allá de lo deportivo que presenta una montaña. Me limitaré a decir que si cada uno pone una chapa don-

34

de él cree que es conveniente, pronto va a estar todo lleno de chapas. Por eso es que internacionalmente se acepta que las vías preexistentes no se tocan. Además me gusta creer que la escalada evoluciona hacia adaptarse a las dificultades del medio y no hacia adaptar las dificultades que presenta el medio a las posibilidades de uno. Tarde o temprano, si nos proyectamos en la montaña vamos a encontrarnos con situaciones peligrosas en las que una caída nos puede romper algo o matarnos. Por eso es que creo que tiene que haber lugares donde podamos aprender a trabajar nuestra confianza y nuestra seguridad interior, que es mayor seguridad de la que podríamos llegar a tener al escalar y es la que impulsa hacia arriba a todos esos locos que vemos en los videitos. ¿Qué te prepara para escalar la ruta Argentina a la Mermoz, donde hay tramos de hasta 30 metros que no vas a poder proteger? Escaladas clásicas, de aventura, como hay en el López, en Frey, o como lo era el canalón oeste del Pantojo. Creo que ponerle chapas a esta vía la empobrece más de lo que la enriquece.

LA RESPONSABILIDAD DEL APERTURISTA Hoy en día, comprarse un taladro y empezar a abrir vías es cada vez más fácil. Lo hacés tan rápido que por ahí no llegás a dimensionar el verdadero significado de lo que estás haciendo. Vivimos en un mundo que parecería girar cada vez más rápido, todo se soluciona ya y ahora, es imposible planear a largo plazo, es imposible arreglar para juntarse a comer mañana, porque eso lo decidimos mañana y en el momento. Mi vieja me pregunta si me quedo a almorzar siendo las 10 de la mañana y yo no tengo certeza de saberlo porque mis decisiones son instantáneas y si de repente pintó irse a escalar nos fuimos y mi vieja se quedó plantada. Esto entonces es un llamado a bajar un cambio, a informarse, a preguntarle a la gente que sabe y que hace mucho que anda en el ambiente, a los escaladores de toda la vida.


Ian en plena faena de unos honguitos durante la apretura de Por hongos Momento de disfrute en la cumbre

35


La cara sur del Pantojo. Aun queda lugar para nuevas lineas

Rapelando por el canalรณn NO. Nuestro enemigo, el sol, asoma

36


También quiero hacer otro llamado: a la tolerancia, a la apertura, a la comunicación, a la enseñanza. El deporte y la comunidad crecen a pasos agigantados y me parece que hay que trabajar en la continuidad entre los viejos ideales y los nuevos, las viejas generaciones y las nuevas. Los viejos escaladores también tienen que asumir su responsabilidad como difusores de la cultura de la escalada. Todos nos mandamos cagadas cuando empezamos a abrir vías. Pecamos por ignorantes, pero me parece que la culpa es compartida, no solo del que no sabe, sino también del que no enseña. Creo que por una cuestión de ego que no termino de entender, nos resulta muy fácil ponernos en un escalón más alto, mirar y juzgar desde arriba, como si valiéramos más o como si fuéramos dueños de la verdad. ¿Quizás tiene que ver con a cantidad de pasitos que tiramos al loro, chivando sangre, apretando a muerte, sabiendo que la única oportunidad que tenías era subir los pies y darle para arriba y rápido porque te estás empezando a inflar? No es excusa para no ser constructivos. Por último, quiero mencionar a los medios comunicación de montaña. A veces se le da más importancia a quién escaló qué en qué tiempo en vez de a la transmisión de estos valores de montaña y de la vida que son lo único que a lo mejor puede llegar a ser trascendente en esta bella conquista de lo inútil.

me gusta creer que la escalada evoluciona hacia adaptarse a las dificultades del medio y no hacia adaptar las dificultades que presenta el medio a las posibilidades de uno.

PRINCIPIOS Y ÉTICA DE MONTAÑA Por Rolando Garibotti En relación al reciente reequipamiento de la vía normal del Cerro Pantojo, es desafortunado que se haya considerado inaceptable el nivel de seguridad de una vía histórica y que por ende se haya creído necesario re-equiparla.  Respetar el carácter de vías existentes es una norma aceptada en todo el mundo y es la mejor manera de preservar la riqueza y diversidad que los diferentes estilos aportan.

La “Declaración de principios y ética de montaña” de la Federación Argentina de Ski y Andinismo especifica que “Para asegurar diversidad de experiencias en la roca y montañas se debe respetar el derecho de autor de los aperturistas, preservando el carácter original de las vías. No se deben agregar seguros fijos de cualquier tipo a vías preexistentes. El equipamiento es una forma de dificultad. Si una ruta no tiene suficientes seguros para el gusto de un escalador se debe a que es sencillamente demasiado

difícil para él”. Acerca de lo mismo hace eco la Unión Internacional de Asociaciones de Montaña, la UIAA, a través de sus propias declaraciones de ética, el documento “To bolt or not to be” y la Declaración de Tirol. Posturas similares han sido adoptadas por la Federación Brasileña de Montaña. No se pretende que todos practiquemos la actividad de la misma manera, pero sí, como comunidad, debemos respetar el legado histórico que nos ha sido encomendado.

37


CAMPO DE HIELO NORTE: Un mundo de granito y verticalidad El lugar de los sueĂąos en el mundo real

38 \ facebook.com/revista.kooch


Paredes SE del cerro Gargantua y la punta Pantagruel. Foto Camilo Rada facebook.com/revista.kooch / 39


Por Natalia Martínez y Camilo Rada

E

l Campo de Hielo Norte se extiende casi 40 km de Oeste a Este y más de 100 km de Norte a Sur, albergando más de 150 cumbres de entre 2000 y 4000 metros de altitud. Se ubica en la fracción Chilena de Patagonia, a la altura de lago Buenos Aires. Es una región salvaje, de cumbres heladas defendidas por cientos de fiordos, lagos y tormentas que no dan tregua. Remota y ajena a la civilización. En este artículo, Natalia Martínez y Camilo Rada, nos ofrecen su investigación sobre exploradores, ascensos y cumbres vírgenes de esta fascinante región, entremezclada con su reciente aventura a uno de sus rincones más remotos y prístinos: El Cordón Aysén. Apiñados sobre fardos de pasto y tratando de acomodar los pies entre los sacos de provisiones que llenaban el bote de Don Ramón Sierra, remontábamos lentamente las aguas del lago Bertrand, con amplias sonrisas y la emoción de estar comenzando una nueva aventura. A medida que los últimos indicios de civilización quedaban atrás, las montañas y bosques se nos mostraban tal cual los vieron los primeros exploradores que surcaron estas aguas, pero tenemos que reconocer cierta envidia por no poder verlos a través de sus ojos. Ojos que no sabían qué habría tras la siguiente puntilla ni de dónde venían estas aguas. Ojos que se criaron en los tiempos donde el conocimiento geográfico se ganaba tras largas jornadas a la boga e interminables marchas de a pie o a caballo. Tiempos en que las fotografías aéreas e imágenes satelitales no existían ni siquiera en las novelas de ciencia ficción. Era la primavera de 1898 cuando se puso en efecto el acuerdo entre Argentina y Chile de aceptar la autoridad de un árbitro británico para la delimitación de la frontera entre ambos países. Los que se encontraron entonces en el aprieto de tener menos de tres años para defender su postura respecto del trazado de una frontera a través de una geografía totalmente desconocida. Los mapas estaban en blanco entre los fiordos del Golfo de Penas y la costa Este del lago Buenos Aires, del cuál nadie sabía hacia donde desaguaba. Fue así

como los esfuerzos de dos gobiernos se lanzaron a develar la geografía de una región remota y agreste, desprovista de población nativa y envuelta en nubes de tormenta y misterio. Al mando de Francisco Moreno, los argentinos se lanzaron al estudio de las altas cumbres, pues su propuesta de límite obedecía a ese criterio, y así los mapas se poblaron con nombres como río Engaño, río Soler, cerro Hyades, Largo, Cachet, Nora, Arenales, Pared Norte, Pared Sur y muchos otros. Por su parte, los chilenos al mando de Hans Steffen, buscaban delimitar las cuencas hidrográficas y pusieron en los mapas los lagos Cochrane, Bertrand, los ríos Baker, Pascua, Ventisquero y muchos más. Y ahí estábamos nosotros, remontando el lago Bertrand rumbo al río Soler. Pero además de los 120 años que nos separaban de Moreno y Steffen, había una diferencia fundamental; para nosotros la naturaleza era el objetivo y para ellos un medio. Tras dos días de marcha por el magnífico valle del río Soler, los coigües comenzaron a encogerse y a desaparecer para mostrar la roca desnuda y rasguñada como si una bestia gigantesca hubiera sido arrastrada por ahí de regreso al inframundo. Y de pronto, como transportados a otro planeta, la majestuosa “Pampa de hielo” llena nuestro horizonte... Es fácil imaginar el pavor que despertaba esta región en aquellos primeros exploradores, quienes la tachaban de impenetrable. Pero es difícil dimensionar el coraje de aquellos otros que se atrevieron a desafiar ese miedo y entrar al hielo. Nada más ni nada menos que en busca de su más alta cumbre: el monte San Valentín. Corría el año 1921 y Federico Reichert junto al chilote Antonio Llan-Llan se transformaban en los primeros hombres en contemplar la verdadera extensión del “desierto de hielo” y, en sus palabras, “resolver el rompecabezas de aquel mundo montañoso”. Desde el punto alcanzado describió “maravillosos picachos aislados que se dirigen como tirados a cordel de norte a sur y que se alzan como catedrales góticas desde la coraza de hielo”. Sin embargo, por décadas solo hubo espacio para el Monte San Valentín en los sueños de los montañistas.

El Campo de Hielo Norte se extiende casi 40 km de Oeste a Este y más de 100 km de Norte a Sur, albergando más de 150 cumbres de entre 2000 y 4000 metros de altitud.

40


Pared norte del Cerro Nora. Foto Camilo Rada

41


La búsqueda de su cumbre dejó como legado la exploración de los accesos al San Valentín desde laguna San Rafael y el lago Leones y, en pos de su cumbre, grandes nombres dieron marcha atrás doblegados por la fuerza de las tormentas y la dificultad de los accesos. Hasta que, en 1952, una formidable expedición argentina del Club Andino Bariloche, transformó un jueves del mes de noviembre en un día épico, en el que habiendo hecho un uso impecable de tres décadas de experiencia y conocimiento geográfico acumulado, lograron poner cuatro cordadas en la cumbre, siguiendo cada una, una ruta diferente. Tal vez es parte del espíritu humano, pero en Campo de Hielo Norte, desde esa fecha hasta hoy, la tendencia general ha sido la búsqueda de las grandes cumbres, subyugando aquella de la estética o la dificultad. De ese modo, fue el Monte Arenales el siguiente en atraer nuevos exploradores. Y en 1958 una expedición chileno-japonesa alcanzó su cumbre. Hazaña que sería repetida seis años más tarde como parte de la formidable travesía liderada por el mítico Eric Shipton junto a los chilenos Cedomir Marangunic, Miguel Gómez y Eduardo García, quien siendo parte de la expedición del ‘58 no tuvo la suerte de ir a la cumbre, pero que ahora se retiraba con la cumbre y la primera exploración integral de Campo de Hielo Norte. Esa sed de altura tubo una notable excepción, la expedición neozelandesa del Tararua Tramping Club de 1969. Con un estilo impecable y tenacidad imparable, siete jóvenes neozelandeses y el chileno Claudio Lucero se abrieron paso al desierto de hielo y escalaron cuanto cerro hubo a su paso, con un auténtico afán de explorar cada rincón. Se fueron con 12 cumbres en la mochila, incluyendo el San Valentín y las primeras ascensiones del Cuerno de Plata, el Fiero, la Torre Tobler y el Hyades entre otros. Hasta el día de hoy, el campo de hielo está salpicado por todos lados de cumbres vírgenes, excepto en esta zona sobre el lago Leones, producto de esa épica hazaña neozelandesa. Ya comenzábamos a tirar de nuestros trineos sobre el glaciar Nef, disfrutando el crujir de los

crampones y el paisaje que nos regalaban las moles de granito que se alzan como esfinges resguardando la pampa de hielo. Poco a poco, nos fuimos internando en un laberinto de grietas que defendía el portezuelo entre los cerros Largo y Cachet, uno que no veía presencia humana desde 1971, cuando los mismos neozelandeses de 1969 volvieron para conquistar las cumbres que dos años antes los sedujeron desde el sur. En esta ocasión, regresaron al otro lado del charco con un sentimiento amargo, tal vez porque aquella épica expedición del ‘69 dejó las expectativas demasiado altas. Pues a pesar de todo habían logrado las primeras ascensiones de los cerros Cachet y Gargantua, además de meritorios intentos a la punta Pantagruel y el imponente cerro Largo. Nuestros pensamientos nos aíslan como si hubiese kilómetros de distancia entre nosotros. Las grietas nos devuelven al presente llenos de inquietud y duda, en silencio vamos ganando los metros del paso Cachet como si estuviéramos en esa atmósfera solemne de las catedrales. Nos rodean paredes verticales de roca perfecta, cada uno de los nunataks innominados que salpican la zona sería la pieza central de cualquiera de las populares zonas de escalada del Norte. Aún no ha llegado a estas tierras ese espíritu de los andinistas más audaces que ven en las paredes su campo de juego, habiendo aquí un mundo infinito de granito y verticalidad. El imponente cerro Largo fue escalado recién el año 2007 y sus estribaciones australes tienen paredes de granito que se alzan casi mil metros sobre el hielo. Rodeamos las paredes vírgenes del cerro Cachet y más allá aparece el imponente cerro Nora, un desafío de clase mundial que cuesta creer que siga inescalado 120 años después de que el argentino Juan Waag lo bautizara. Más allá aparece otro gigante el Monte Arenales, un coloso de 3.365 m que cuenta solo con una ruta y dos ascensiones (la última, aquella de Shipton hace más de medio siglo) y en su falda un pequeño gigante, el cerro García, que el año 2012 era (tal vez) el último tres mil inescalado del Campo de Hielo Norte.

Aún no ha llegado a estas tierras ese espíritu de los andinistas más audaces que ven en las paredes su campo de juego, habiendo aquí un mundo infinito de granito y verticalidad.

42


Cerro Cachet. Foto Camilo Rada Sector sur del cordón Aysén. Cerro Águila. Foto Camilo Rada

43


Sin duda una de las cumbres más atractivas del cordón Aysén. En nuestra nomenclatura son las cumbres A3, A4 y A5, pero la expedición que a comienzos de este año trabajó en el glaciar Benito, del lado Oeste del cordón, lo llamaba m El cerro al que llamábamos “Alfil” por su audaz silueta,sin duda una de las cumbres más atractivas del cordón Aysén. Foto Camilo Rada

44


cuando las nubes se comenzaron a rasgar y deLa suave curva del portezuelo era interminable, el horizonte parecía estar siempre un paso más velar un cielo tan azul que parecía irreal. Tal vez allá y las horas pasaban y esa maldita curvatuasí como el paladar privado de comida encuentra ra nos impedía ver lo que veníamos a buscar: las todo más sabroso, también los ojos tras días en cumbres vírgenes del cordón Aysén. De pronto, un un mundo monocromático muestran los colores con una intensidad desconocida. paso igual que tantos anteriores y en nieve tan Primero se mostró la mole del San Valentín y, plana como la que habíamos dejado atrás, fue el si se tapa con un dedo su que de algún modo hizo la brillo enceguecedor, se diferencia y las cumbres puede apreciar su séquito comenzaron a alzarse sode hermosas cumbres, ninbre el horizonte. Agudas y desafiantes, no enormes guna con más de dos aspero hermosas, discretas censiones y alineadas hacia y elegantemente adornael Oeste entre los glaciares das de roca y hielo. FueReichert y Gualas, una serie ron apareciendo de sur a de imponentes cumbres vírnorte, para rematar en la genes... Una tras otra. A los pocos minutos se cumbre del cerro De Geer, al parecer la más alta del despejaron algunas cumcordón. Ésta, es tal vez la bres del cordón Aysén. Y última cadena montañosa si hay algo que no sobra de la cordillera de los Anen Patagonia son las opordes que permanecía virtunidades, así que salimos tualmente inescalada. rápidamente en busca de una que nos seducía des Es difícil decir de el sur... Subidas, grietas, por qué esas montañas escaladas, errores, bajadas, estaban en el olvido, no nos referimos a por qué más subidas, una cumbre y estaban inescaladas, sino el tenernos el uno al otro, a que estaban en el olvido transformaron esa mañana en el sentido amplio de la gris y sombría, en una tarde palabra. La lejanía no es que quedará fuera del tiemsuficiente explicación. Tal po, un momento eterno en vez, nos quedamos con las el que, desde aquella cumimpresiones de otra era. bre virgen, contemplamos Cuando Otto Nordenskjöld el sol morir en el golfo de bautizó el cerro De Geer Penas, entre glaciares y en 1920, buscaba tierras fiordos, y una roja luna lledonde criar animales, o un na alzarse tras las paredes paso hacia el interior, sin del cerro Nora, no fue soencontrarlos estas tierras brenatural, pero sin lugar a quedaron como inútiles y dudas, fue mágico. estériles. Y no hubo ojos Cuando estás en una podespués que las vieran sición en que pareciera que Cumbre sin nombre en los alrededores con una mirada moderna, dominás todo, uno esperadel cerro Largo. Foto Camilo Rada ojos que se fascinaran con ría escuchar el llamado a la imponencia de sus glasubir las otras cumbres que se mostraban francas y cautivadoras. Pero no, el ciares y la belleza de sus cumbres y así, ahí quellamado venía de esas montañas que no veíamos, daron, como en una cápsula del tiempo, vírgenes, las que se escondían atrás, en valles que aún no puras y prístinas. hemos pisado. Y tal vez la exploración es simpleLa mañana del 7 de agosto no pintaba para mente eso, una debilidad incontrolable por lo desnada buena. El pronóstico iba de gris a negro, así conocido, que al final, es el lugar que tienen los que para que el día no pasara en vano, salimos sueños en el mundo real. a reforzar el muro de nieve y en eso estábamos

tal vez la exploración es simplemente eso, una debilidad incontrolable por lo desconocido, que al final, es el lugar que tienen los sueños en el mundo real.

45


KÓOCH #56  

KÓOCH #56 Revista de Montaña y Escalada en argentina. TEMARIO: * Anina Friedrich participó de una expedición a The Arrigetch Peaks, Alaska...

KÓOCH #56  

KÓOCH #56 Revista de Montaña y Escalada en argentina. TEMARIO: * Anina Friedrich participó de una expedición a The Arrigetch Peaks, Alaska...

Advertisement