Page 43

del propio cuerpo y la certeza de que, ante un profilo a la derecha (camino que descartamos por desembocar en la entrada más agrietada del glaciar blema, solo uno mismo podría ayudarse a salir de Sharpu), el centro tenía una escalada de 5to grado ahí. Tuvimos que medir las dificultades una y otra y se veía accesible pero no veíamos qué íbamos a vez. Lidiar con improvistos como el abandono del encontrar una vez arriba y finalmente decidimos campo alto con carpas y todo lo de los porteaabordarlo por el margen izquierdo (decisión codores a los que además les tuvimos que cargar rrecta), que constaba de una ladera de pronuncianosotros el equipo en varios tramos del recorrido. da pendiente y terreno de acarreo de grandes pieTuvimos que apostar a la imaginación una y otra dras. Subirlo no fue problema porque la nevada de vez para saber salir en cada tramo, para empezar los últimos días había dejado el terreno compacto. y terminar cada día. Sin nadie que nos dijera qué, cómo o por dónde. Una vez arriba, a 5.300 msnm vimos la inmensidad del glaciar que no esperábamos fuera de esa mag¿Qué es la exploración para vos? ¿Cómo la vivís? nitud, tal vez un error de novatos. La exploración es descubrimiento, es creación, Comenzó siendo una lengua casi sin grietas y es incertidumbre, es dominar aun sintiéndose vulnieve hasta la rodilla pero al llegar a los 5.700 msnm y a poco del final del glaciar, el camino hanerable. Condicionadamente libre. Es para mí el cia la cumbre se volvió un laberinto de difícil incomienzo de una nueva etapa. Una etapa que releterpretación. El cansancio comenzó a apretar y la gué por muchos años en pos de aprender y lograr tarde a cerrarse, fue por eso que decidimos parar seguridad y conocimiento. Es demostrarme que allí. El desánimo nos embargó. Sabíamos de antepuedo. Que he logrado autonomía, dominio de mí mano que contábamos con una excelente ventana mismo, es poner en juego las herramientas con cumbrera al día siguiente pero también que era las que un montañista cuenta. Es poner en juego toda la preparación previa. La física, la mental el único día para intentarlo. Imposibilitados de pero también la que tiene que ver con el estudio trabajar la última parte del glaciar con las horas de luz que nos quedaban tuvimos que desistir del del terreno, de la evaluación de las aptitudes para intento porque nos era imposible salir de madruir en busca de aquello que buscás. Es volverse gada hacia arriba por semejante laberinto. A mi animal, olfatear el peligro, intuir los pasos, es escriterio, dos cosas hubiésemos tenido que hacer tado puro. Comunión con uno mismo. para llegar a cumbre: o bien ese mismo lunes tra¿Por qué el Kanchenjunga es tu meta soñada? tar de llegar a toda costa al final del glaciar y el comienzo de un camino de roca de 4/5 grado o El Kanchenjunga es un proyecto nacional, no lo siento mío, lo siento argentino. Lo estoy trabajando esperar un día más para trabajar el glaciar. Ningusin egoísmo. Siento que cada vez que hablo de él le na de las dos alternativas nos fue posible. estoy susurrando al oído a más de un montañista En síntesis, abrimos una nueva vía hacia la cumpara que vaya y lo intente. El día que se suba, sea o bre del Sharpu más alto, relevado el terreno hasta no sea yo el que lo consiga, voy a sentir que aporté casi los 6.000 metros, sabemos que por ese lado el para ello. Es uno de los tres ochomiles sin subir por camino hacia la arista final de unos 400 m es posiun argentino. Es el único ochomil ble. No sabemos a ciencia cierta que no tiene intentos argentinos. con qué uno se puede encontrar Recorrimos Es una epopeya, para mí tiene en esa cara pues desde nuesuna zona poco mística, es como la Davis del tetra posición no fue posible ver explorada y visitada. nis. Que aún ni siquiera se lo haya la arista final sino de refilón. Sí Con artistas locales intentado habla mucho de la idiotuvimos oportunidad de intentar una cara cercana de un cincomil sincrasia del montañismo argentique aún conservan virgen y las condiciones del hielo no. Al paso que vamos, va a ser el la inocencia de y la roca no eran buenas. único ochomil que nos quede, la tiempos pasados Recorrimos una zona poco exúltima gran frontera a conquistar. que ya no volverán. plorada y visitada. Con artistas El Kanchenjunga es una monlocales que aún conservan la taña muy dura, una montaña que Anduvimos por no perdona errores. Una montainocencia de tiempos pasados caminos nuevos, que ya no volverán. Anduvimos ña muy técnica y desafiante. Con caminos en los que por caminos nuevos, caminos en un clima muy particular, hace había que medir los que había que medir cada cuatro temporadas que nadie lo cada paso paso conscientes de la fragilidad puede subir. Hay dos clases de

43

38-45 juan pablo.indd 43

2/8/17 10:48 AM

Revista KÓOCH #54  

Revista de escalada y montanismo. Escriben en esta edición: Natalia Martínez; Roberto Piriz; Gustavo Suarez Munne; Santiago Christensen; Vic...

Revista KÓOCH #54  

Revista de escalada y montanismo. Escriben en esta edición: Natalia Martínez; Roberto Piriz; Gustavo Suarez Munne; Santiago Christensen; Vic...

Advertisement