Page 31

llegan como excusa para dar respuesta a nuestras acciones: estoy cansado, hace mucho que no escalo, el otro día me doblé el tobillo. Cuando hablamos de factores internos somos nosotros mismos contra nosotros. Se entra en un círculo vicioso de autoevaluación: siento un apoyo un poco pequeño o que resbalo más de lo normal y pienso que hoy no lo puedo hacer. Percibo una sensación y focalizo mi atención en las dudas sobre mi mismo. El factor externo son las influencias ambientales que recibimos y que no estamos procesando correctamente, limitándonos al momento de la acción. Como por ejemplo, hace mucho calor o hace demasiado frío; hay demasiado público hoy en la escuela y esto me inhibe; no me siento seguro con mi compañero que me da seguro, no tiene mucha experiencia o quizás no está muy atento de lo que hace, se pone hablar con otras personas; siento las voces de la gente, me dicen qué tengo qué hacer, esto me agita, demasiada información y otras veces, poca información. El yoga ayuda a sensibilizar nuestro modo de entrar en conexión con nuestros músculos, nuestras capacidades, nuestros miedos y angustias mentales. LA ANSIEDAD La ansiedad es otro factor que va a condicionar nuestro estado mental y físico. En esta nota solo nombraremos algunas de sus características, no analizaremos en detalle cómo influencia a nuestro cuerpo y mente. Es un sentimento muy cercano al miedo y la tristeza. La diferencia es que la ansiedad se genera también en momentos de ausencia del peligro real. Tiene dos componentes: el mental, que crea pensamientos de fracaso, pensamientos obsesivos, nos sentimos menos y devaluamos quién somos. Y el componente físico: nuestro cuerpo se activa, empieza a sudar, la frecuencia cardiaca aumenta, los músculos se contraen y empiezo a respirar mal. Se manifiesta de dos modos. Por un lado existe la ansiedad a ratos, que sería un estado emocional transitorio. Una experiencia que todos hemos vivido en algún momento de nuestras vidas. No es una condición o una característica de nuestra personalidad. Este tipo de ansiedad seguramente, alguna vez la hemos sentido mientras probábamos un pegue, en un pasaje difícil, o en ese momento en que estamos a punto de caer cuando no alcanzamos la presa o el pie se resbala. Y por otro lado está la ansiedad de estado, que es una característica de la personalidad. Algo que se hace presente a menudo y que es un problema grave porque es intrinseco a nuestro carácter y donde tenemos que trabajar más profundamente.

Yoga en refugio Citta di Fiume, Dolomitas.

EL YOGA Ahora vamos a profundizar de qué se trata este estado al que nos invita la experiencia del yoga. En este caso, el Hatha Yoga propone la vía del cuerpo porque “todo está en el cuerpo”. Es fundamental pasar a través de la conciencia del cuerpo para poder acceder a la experiencia del ser. Esta vía del cuerpo comprende: 1. Asanas: la conciencia del cuerpo, su regulación y su equilibrio. 2. Pranayama: a traves de la respiración logramos la integración de la mente al ritmo del cuerpo. 3. Dhyana: la experiencia del estado de meditación. A traves de las asanas, pranayamas y dhyana podemos despertar y afinar la conciencia. El yoga nos ayuda a profundizar el conocimiento sobre nosotros mismos. Reconocer cuáles son los efectos del estado mental y físico que genera sobre nosotros una reacción determinada. Nos ayuda a escuchar las respuestas a preguntas como: ¿Necesito relajarme para dar el máximo? ¿Necesito que me motiven un poco para poder dar el máximo? ¿Qué tipo de vía es la justa para mí según mi estado emocional, físico y mental? ¿Cuál es el punto justo de carga? La primera cosa para poder regular los factores psicofísicos (que normalmente no se regulan voluntariamente) es aprender a escucharlos, detectarlos, dejar nuestros sentidos bien abiertos para crear una sensibilidad hacia nuestro interior. El atleta debe aprender primero a reconocer: A. El efecto mental o cognitivo. B. Mis capacidades de atención/distracción, pensamiento interferito, duda, dificultad alta o baja para la resolución técnica del movimento o para memorizar los movimientos, voluntad de anticipar o no la prestación. C. Mis capacidades fisiológicas para sentir la tensión muscular, la temperatura del cuerpo, ritmo cardíaco y la respiración. Tengo que lograr, sin esfuerzo, dominar lo que normalmente es controlado por el

31

26-33 yoga 2.indd 31

17/11/16 2:42 PM

KÓOCH #51  

Revista de escalada, montañismo y cultura de montaña en Argentina. Escriben, opinan y colaboran en esta edición: Horacio Gratton, María Paul...